Sebastián Olmos es un campechano y peculiar cabo de la Guardia Civil que trabaja en el cuartel de su localidad natal, EZcaray. Agustín Robles, un teniente del grupo de acción rápida (GAR) que se ve obligado a quedarse en el mismo pueblo. Ambos forman 'Olmos y Robles', una extraña pareja condenada a entenderse

locales y un gran caso internacional que, por azares de la vida, les ha unido en ese pueblo riojano.

Pepe Viyuela y Rubén Cortada encabezan un reparto que se completa con Pilar Castro, Ana Morgade, Álex O’Doherthy, Enrique Villén, Andrea Duro, Santi Marín, Luis Miguel Seguí y Asunción Balaguer.

Comedia, emoción, suspense y acción policial para una serie que a lo largo de ocho capítulos propondrá a los espectadores todo tipo de casos: crímenes, robos, secuestros, chantajes... en los que nada es lo que parece y en los que el culpable solo se descubre al final.

Los secretos del rodaje, en "Olmos y Robles, documentos clasificados".

Este contenido no está disponible en la República de Chile por restricción de derechos. 

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/1.6.18/js
3336958
No recomendado para menores de 12 años Olmos y Robles - Capítulo 8: "Solos ante el peligro" reproducir video 01h 11 min
Transcripción completa

(Música de misterio)

(Música de intriga)

A ver, que existan llamadas entre Gérets y Mónica

es la prueba de que se conocían y mucho,

pero ahora en frío.

¿Y si nos estamos equivocando? ¿Y si Gérets no es Almanzor?

Ya hemos discutido eso, Olmos.

Ya, pero a lo mejor él puede explicarlo.

¿Quién? ¿Quién?

Gérets a lo mejor puede explicar su relación con Mónica.

¿Qué relación tendrá con una asesina?

Ya. A ver.

A los mercenarios los contrató el expresidente de Angola.

Esa es la conexión entre ellos.

Seis más uno, siete infantes. Exacto.

Clarísimo. Ocho misiones en África.

Arrasaron dos aldeas enteras.

Degollaron y cortaron la cabeza de mujeres y niños.

Algo que ignoramos ocurrió en una de esas misiones,

en una de esas aldeas y propició esta venganza, ¿no?

Una venganza largamente planeada y minuciosamente ejecutada.

Sin errores. Bueno, hasta hoy.

Porque después de todo, tenemos su móvil y su ordenador.

¿No te parece extraño?

Cuando empiezas a improvisar, te arriesgas a equivocarte.

De acuerdo. Admitamos que Gérets es Almanzor, bien.

¿Qué relación tenía Gérets con los mercenarios?

¿Dónde coincidieron? ¿Qué daño...?

¿Alguna pregunta más? ¡Sí! ¡Una más!

Si esto obedece a un ajuste de cuentas,

¿Qué pinta el pueblo? ¿Por qué nos atacaron?

No lo sé. Ah, no lo sabes.

Resulta que no siempre lo sé todo.

¡Que a mí hay algo que no me casa!

(GE) Todos se fueron. ¿Qué harás?

- Supongo que debería quedarme. - El caso está cerrado.

Olmos y Robles tienen razón.

Existe un segundo asesino y quizá sea policía.

Lo sé.

- ¿Lo sabe? - Desde hace tiempo.

(AL) ¿Y por qué no dijo nada?

(RESOPLA)

Porque puede que sea uno de los nuestros.

Tenía que ir con pies de plomo.

Investigué a aquellos de los que menos me fío.

- Robles incluido. - ¿Robles?

Instalé micros y cámaras en el cuartel

y en los despachos de la central.

- ¿Y ya sabe quién es? - Aún no.

Pero la investigación sobre Viti me está acercando.

Había algo más que un contacto con la policía.

Un familiar. Seguramente, un hermano es un agente.

Ah.

Y me juego el puesto de que ese agente

es el segundo asesino.

En menos de 48 horas sabré su nombre.

Las prisas nunca fueron buenas.

¿Puede cerrar la puerta, por favor?

(Disparo)

Esto me lo vas a agradecer, Robles.

¿Dónde estás? (AL) En el hostal. ¿Qué pasa?

Gérets podría ser Almanzor. ¿De dónde sacaste eso?

El móvil de Mónica tiene llamadas de él.

¿Estás con él? Ya se fue. No creo que sea él.

Por ahora no nos fiemos de nadie.

Nada de llamadas, ¿de acuerdo? Voy para allá.

¿Castro? Soy yo.

Cambio de planes.

Hoy mismo hay que acabar con Olmos y Robles.

(Música de cabecera)

¿Una venganza?

¿Se te ocurre otro motivo?

Si pudiésemos conectar a Gérets con los mercenarios...

Debieron coincidir alguna vez. En alguna misión.

Dentro de la Interpol Gérets tenía enemigos.

(AL) Alguien pudo tenderle una trampa.

¿Y si él nos tendió una trampa a nosotros?

Me vuelvo a la central. Allí le controlaré mejor.

¿Y mientras nosotros qué hacemos?

Si tenéis razón, debemos suponer que os atacarán de nuevo.

(SUSPIRA)

Os enviaré un equipo de mi confianza, ¿vale?

Gracias, Alcides.

Insisto. Nada de llamadas.

Las comunicaciones pueden estar intervenidas.

Esperad a que os llame. ¿De acuerdo?

No os preocupéis. Yo me encargo.

Es una suerte contar con alguien como Alcides, ¿eh?

Almanzor maneja mucha información.

No se le escapa ni un detalle.

No. Planos de las ciudades donde mató a los mercenarios.

Verona, Kravi, Tomar, Praga...

Cámaras de las calles, control de los semáforos...

Pero me extraña que del pueblo no haya nada.

Ninguna información. A mí también.

¿Avisamos a los vecinos? ¿Para qué?

Se merecen una explicación, ¿no?

Sí, sí.

Nuria, ¿hasta este punto hemos llegado?

¿A evitar a tu padre?

¿Desde cuándo sales con Lucky? (NU) Eso es asunto mío.

Tienes razón,

pero si me mientes es asunto de los dos.

Primero la carrera, luego lo de camarera

y ahora él.

¿Qué he hecho tan mal para que no confíes en mí?

(Puerta)

¿De verdad quieres saberlo?

Desde que murió mamá me has cuidado,

me has educado, pero nunca me has escuchado.

Quizá era porque estaba pendiente en cuidarte y en educarte.

Si te hubiese dicho que dejaba la carrera,

no me habrías dejado.

Si te hubiese dicho lo de Lucky, habría pasado lo mismo.

Así eres tú, papá, y no vas a cambiar.

Hija, después de lo que nos ha pasado,

nos necesitamos más que nunca.

Ya, claro,

pero sigo enfadada contigo.

¿Cómo te sientes?

De coger la vaquilla el año pasado a matar a una persona,

aunque sea una criminal,

la verdad es que va todo un mundo.

¿Y tú? ¿Cómo estás?

Yo tenía miedo de mirarme al espejo esta mañana.

Conocí a Lucky en Madrid.

El día que se incorporaba al cuartel

y ahora voy a verle.

Vale. Me parece bien.

Ve con él.

Mientras estés ahí quiero la puerta abierta y no más

de tres segundos de silencio entre que uno habla y el otro escucha.

Antes de empezar, queremos agradecer a Isa

que nos ceda su casa.

No pasa nada. Habría hecho unas magdalenas,

pero es que no he tenido tiempo.

Bueno, tampoco sé hacerlas.

La idea de reunirnos aquí es

porque ahora mismo, toda precaución es poca.

Es posible que estemos siendo vigilados.

De ser así, mejor no levantar sospechas.

Actuar con normalidad.

Esto va por vosotros, Claudio y Braulio.

No es conveniente que vayáis por el pueblo con las escopetas.

¿Quién sospechará de dos viejos chochos?

Eso lo dirás por ti, ¿no?

(CARRASPEA)

Queríamos agradecer el coraje que estáis demostrando y bueno...

Así es este pueblo, mi pueblo. Como dijo Churchill:

"Nunca tantos debieron tanto a tan pocos".

Como alcalde que soy os digo... Que aquí no pinto nada.

Perdón. Gracias, Damián.

Era una frase como introducción, para calentar.

Es justo que estéis al corriente de la nueva situación.

(SE) ¿Nueva? El caso se cerró, ¿no? No exactamente.

¿Y la mujer que mató al padre? Creemos que no actuó sola.

Alcides enviará una unidad de apoyo, por precaución.

Así que seguimos en alerta. Atentos a cualquier cosa extraña.

Hombre, a mí todo esto me da un poco de miedo.

Hice la mili en infantería y puedo asegurar

que en combate puedo ser letal.

- ¿Sí? - Very letal.

Gracias por la atención. Es todo.

Si necesitáis algo, sabéis dónde encontrarnos.

Lo mismo digo. Mi humilde despacho

abre para todos, aun a los que no me votaron.

Aprovecho y digo que en mi hostal

se reúne la cooperativa en media hora.

Llamad al resto. Espera.

Se me debe avisar primero y por escrito para que conste.

- (SE) ¿Nos dirás de qué se trata? - Claro.

Entre nosotros hay un topo

y hoy voy a averiguar quién es.

¿Qué ha pasado?

He tenido que matar a Gérets.

(AL) Debemos actuar ya.

- ¿Y Castro? - De camino, pero estamos listos.

Garay, cuidado con esa lona.

- (LU) Huy, cuidado. - Ay, lo siento.

- Lo siento. - No te preocupes.

- (NU) ¡Ay! La cara. - Perdona, perdona.

¿Estás bien?

(LU) (RESOPLA)

(NU) A ti te pasa algo.

(LU) Mira, Nuria, esto te puede sonar raro,

pero después de lo que ha pasado, me he dado cuenta de...

de lo que quiero ser en la vida.

- ¿Mi novio? - Nuria, estoy hablando en serio.

Me gustaría ser como... el teniente Robles.

Entregarme sin condiciones, sin esperar nada a cambio.

- ¿Así que quieres ser un héroe? - No, no es eso.

Pero, ¿si no hubiera entrado tu padre qué?

Joder, que ni pude protegerte.

Dije con la puerta abierta.

(LU) No te preocupes.

Aquí te dejo al mini teniente Robles. Todo tuyo.

Nuria...

A ver, chaval.

(RESOPLA) Joder.

¿No tienes hambre? No. Soy diestro y no puedo bien.

A ver, trae.

(TITUBEA) Atiza, esto me da un poco de vergüenza.

¿Y seducir a mi hija no?

Abre la boquita.

Lucky. Mi teniente.

Si estás bien, tienes trabajo. Lo que quiera.

Revisa los directorios. Hay algo que ni Preston encuentra.

Si ves algo raro, me llamas a mí, ¿vale?

Cuente con ello.

Así me gusta, con un par. Abre esa boquita o cojo un embudo.

No tengo todo el día. Es que está abrasando.

La madre que me parió.

A ver.

Ante todo quiero deciros como alcalde que soy, yo,

que me siento muy orgulloso del valor con el que todos

estáis defendiendo el pueblo.

Todos menos uno. Vengo porque me da la gana.

Yo nunca podría ser el topo. Por decir eso eres sospechoso.

Como en las novelas, que el asesino siempre es el mayordomo.

¡Basta ya! Quiero saber quién es el traidor. Ponte ahí.

Es una acusación grave. Espero que tengas pruebas.

¿Las tienes? No. Con mi olfato me basta.

¿Ahora hueles topos? Huelo el miedo de un traidor.

(SE) Yo no digo nada, pero últimamente

Claudio y Braulio hacen cosas muy raras.

- Es cierto. - De eso no se puede hablar ahora.

¿Por qué? ¿Qué ocultáis?

¿Me puedo ir ya? ¡Silencio!

Último aviso.

Si el topo no se entrega antes de que acabe el día,

voy a poner en marcha mi olfato

y todos sabéis que mi olfato es infalible.

De hecho, podría ponerlo en marcha ahora,

pero me siento generosa

y le daré una última oportunidad a ese sucio traidor.

¿Me estás oyendo, topo? (RÍE)

Si te queda algo de dignidad,

sería mejor que confesaras ahora mismo.

(SE) ¡Ah! Mira, ¡lo sabía! ¡Son ellos! ¡Los viejales!

¿Pero qué ha pasado, Claudio?

- ¿Puedo ir al baño? No aguanto. - Sí, claro, claro.

(LU) El nombre y la extensión son para nombrar

a sus ficheros de intercambio, pero al tratar de abrirlo vi

que no se trataba de eso.

Sino de un punto zip encriptado.

Exacto, pero encriptado doblemente

con dos algoritmos de criptografía simétrica.

Primero con tres des y después con aes.

A ver, ¿podríais utilizar un lenguaje más coloquial?

Como si no entendiese del tema o como si no entendiese nada.

Alguien ha colocado un archivo en un directorio incorrecto.

Se llama un archivo disfrazado. (EXCLAMA) ¡Ah! Claro.

¿Y para qué ha hecho eso? Para que no lo encontrásemos.

¿Y eso se puede abrir?

Crucemos los dedos.

No van a por el pueblo, Olmos.

Van a por nosotros.

(Música de suspense)

(Timbre)

¡Mensajero!

(IS) ¡No, no, no! ¡Sí, sí, sí!

Te pido que me escuches. ¡Que no!

Vengo a pedirte disculpas. ¡No quiero!

¡Escúchame! Si no fuera por el menisco, me arrodillaba.

Te doy un minuto. Hablé con los compradores.

Los que yo ahuyenté y les convencí para que firmen

el contrato de arras. Escoge el que quieras.

Compruébalo tú misma.

A ver, cuál es el truco. El truco eres tú.

Cuando te conocí solo veía en ti una oportunidad,

pero ahora que te conozco, solo veo una buena persona.

Y si me permites un consejo, yo no elegiría a ninguno.

¿Y a quién se la vendo? ¿A ti?

A ti. Quédatela tú.

¿Yo? Sí.

Durante años mi familia ha deseado estas tierras.

Tú viniste a venderlas y ahora...

el mismo alcalde codicioso que intentó engañarte,

te pide que te quedes con Los Perdigones.

Así es como muchas veces la gente descubre su sitio.

Encontrando lo que no ha venido a buscar.

Todo tiene sentido, ¿no? Sí.

Ah, por cierto. Se me olvidaba.

Te he traído este pequeño detalle.

Espero que te guste.

(IS) (GRITA)

Te emociona, ¿verdad? Lo sé.

Es un gran detalle por mi parte. Vete de mi casa y llévate a Brutus.

¡Vete! Era esto o un centro de flores.

Pensé que esto era más personal. No sabía si...

¡Damián! ¿Sí?

Los contratos. Ah, sí, claro.

¿Seguro que no...? ¡No!

Vale.

Ay, bueno, ¡acabaros la merienda!

(DO) Así que... ¿un ejercicio?

Sí, un simulacro.

Es una orden que viene de arriba, ¿verdad, Gus?

Sí, sí. De muy arriba.

Del Ministerio del Interior.

¿Del ministro?

Sí, sí.

(DUDA) Eh, Alcides vigilará el pueblo

y otros vecinos tomarán parte del simulacro.

(DO) Ah.

Y nos tocó situarnos en las afueras.

Para tener perspectiva. Exacto.

Claro, los dos juntos. Nada sucede por casualidad.

Abuela, este es el... ¡El antiguo cuartel de tu abuelo!

No se me ocurre otro lugar mejor para esconderos.

(FARFULLA) Abuela, no queremos escondernos.

Lo único queremos es...

Tener perspectiva. Eso.

Desde allí se ven todos los caminos.

¿Te acuerdas cómo llegar?

Claro que me acuerdo.

Abuela.

No tienes de qué preocuparte, mujer.

Si fuera algo grave te lo diría. Lo sé.

Bueno, voy a prepararos algo de comer.

No, no. No tenemos tiempo.

Bueno, abuela. Huy.

¿No me vas a dar uno, Robles?

(AMBOS RÍEN)

Ay.

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

Debe de ser algo muy gordo

para que tu nieto me mienta.

(LU) ¿Cepos? Se ha empeñado el teniente.

Será su arma secreta.

¿No se llevan nada más? Un despertador.

Vamos.

Atiza.

¿Sí, mi teniente? Quedas al mando.

¿Me nombra comandante de puesto? ¿Alguna duda?

Tras tantos años en la sombra,

es un verdadero honor aceptar esta responsabilidad.

A ver, que te quedas al mando porque no hay nadie más.

Eres un encanto, Olmos. Un encanto.

¿Dónde se van? Mejor que no lo sepáis.

¿Y si lo pregunta Alcides? Lo entenderá.

Nada de comunicarnos.

Los teléfonos pueden estar pinchados.

¿Qué hacéis? Esto no es una despedida.

Volveremos, ¿verdad, Gus? Digo... ¿mi teniente?

Vamos a volver, ¿eh?

Desde hoy me puedes llamar comandante de puesto si quieres.

Y si no quieres, también. Venga, vamos.

(RESOPLA)

Creo que recuperé el terreno perdido con Isa.

Se tragó que estoy arrepentido.

Convencerla de quedarse con la finca ha sido brillante.

Y ha sido una idea mía.

No te preocupes por Cata.

Se está tirando un farol.

Científicamente, nadie puede oler el miedo.

Lo siento mucho, pero yo dimito.

¿Perdona? Los topos no dimiten.

¡Pues este topo sí dimite!

Que al final sabemos cómo acaban los espías: ¡mal!

(RÍE) Eso es cuando trabajas para los malos.

Ahora trabajas para el bueno, que soy yo.

¡No me líes! ¡Que yo dimito! Ah, ¿sí? Muy bien.

Si dimites, tendré que airear asuntos de tu familia

que te pondrían los pelos de punta.

¿Qué tienes tú sobre mi familia?

¿Sabes que tu tío Rufo no era primo de tu madre

sino primo segundo de tu padre?

Pero si es cierto, mi tía Luchi la de Calahorra...

Abuela de tu sobrino, el de la Pichote.

¡Por Dios! ¡Eso mataría del disgusto a mi prima Menchu!

La hija del Sayones.

No, esa es de la rama de mi abuelo Severiano.

¿Lo ves? Tu árbol genealógico podría ser una falacia.

De hecho, es un milagro que hayas nacido.

(GRITA) ¡Me importa un huevo! ¡Yo dimito!

(GRITA) ¡Una estatua en la rotonda principal!

¿En? A lo Cristiano Ronaldo. Colosal.

Tú y el cerdo Raimundo.

Como Don Quijote y Sancho Panza.

¿Una estatua...

de bronce?

Repujado.

Con menos barriga y más pelo.

(Música de intriga)

Te tengo que dejar.

A sus órdenes.

Atiza, Lucky.

¿Dónde están Robles y Olmos? No lo sabemos.

¿Cómo que no lo sabéis? Dijo que usted lo entendería.

Ah, por supuesto. Claro.

- ¿Seguimos amenazados? - (AL) No lo sé.

Le dije que cuidaría al pueblo.

¿Cuántos hombres trae? Seis. Los mejores.

Y de mi confianza.

Además, ninguno aprecia a Gérets.

¿Qué necesitan?

(AGENTE 1-G1) Un plano, mapas y conocer los caminos, galerías

y túneles no registrados por los que entraría el enemigo.

En un minuto lo tienen.

- (LU) Último modelo, ¿no? - ¿Qué?

El walkie digo, que vaya pasada.

- ¿Tecnología TDMA? - Sí.

(AL) ¿Dónde puedo instalarme?

- Donde el teniente sería lo mejor. - Perfecto.

¡Lucky! Ven aquí, que no encuentro una mierda.

Ya sabes lo que tienes que hacer.

Quiero el pueblo incomunicado.

Desconéctalos del satélite.

(G1) ¿Qué pasa con Olmos y Robles?

Hay que averiguar dónde han ido, pero sin llamar la atención.

¿Qué le dijiste al psiquiatra?

Le dije la verdad, que nos atacaron unos mercenarios.

No se lo creyó. Me dijo que estoy peor y que vaya a verle.

(RESOPLA) Si dices que cantamos "La cucaracha" saltando en el bus.

- No se lo diré. - Nos encierra a todos.

Oye, te tengo que contar algo y sé que no me creerás,

pero me vino a ver Damián y esta vez...

- Le he visto sincero, de verdad. - ¿Sincero?

- Sí. - No ha sido sincero en su vida.

- Oye, me trajo esto. - ¿Qué es?

Unos contratos.

- ¿Cuatro contratos de arras? - Sí y están firmados.

- Yo no me fiaría. - ¡Sí, porque hablé con ellos!

- ¿Son de verdad? - Que sí.

- ¿Cuál vas a escoger? - He pensado una cosa.

- No venderla. - Vale.

- ¡Hola! - (AL) Cata.

- Isa. - Hola.

Tenías el cartel de "no molestar" y no quise entrar,

pero vamos, si quieres que entre yo entro.

(AL) Gracias, pero...

Toda la vida me he hecho la cama yo solito y...

- No hace falta. - Qué "apañao".

- (AMBOS RÍEN) - (AL) Luego nos vemos.

(CA) Y con el culo respingón, como tie' que ser.

- ¿Te gusta o es simple flirteo? - Anda, hombre. Qué me va a gustar.

¿La dueña de un hostal y un superagente especial?

A quien se lo cuente le dan arcadas.

- ¡Me encanta! ¡Me gusta mucho! - ¡Lo he visto!

- ¿Y tú? - ¿Yo?

¿La historia de una finca y un guardiacivil de pueblo?

- ¿Hablas de Olmos? - ¡Hombre!

(RÍE) Por favor, Cata.

- Puedo olerlo. - Tú olfato está muy sobrevalorado.

- Cuando digo Olmos, huele más. - Qué dices, por favor.

- ¡Olmos! ¡Bueno! - ¡Ay, por favor!

- ¡Olmos! - Ay, ¡calla!

- ¡Olmos! ¡Olmos! - Ay, por favor, Cata.

Teniente, mire. Allí arriba había un almacén pequeñito.

Me metía de niño con una escopeta de juguete, claro.

Imaginaba que los Sioux atacaban el fuerte.

(IMITA LOS DISPAROS)

Este era el fuerte y en esta explanada

hemos hecho de todo: campamentos...

Maravilloso.

Olmos, Olmos.

(GRITA) ¡Olmos!

¿Me ayudas o llamo a los sioux? Ah, sí. Perdón.

Por la tarde, en la merienda,

mi abuela me llamaba a voces siempre.

"¡Sebas! ¡Sebas! ¡Se...!"

"¡Sebas!" (DO) ¡Sebas!

¡Abuela!

¿Cómo has podido hacerme esto, Sebas?

¿Hacerte qué? ¡Mentirme!

¡Y a ti te digo lo mismo, Gus!

Perdona, pero te llevo al pueblo. Vamos.

¡Nada de eso! ¡Yo me quedo!

Siento haberte mentido,

pero Almanzor y los suyos van a por nosotros.

¿Crees que no lo sabía? ¡Yo me quedo!

¡Que es peligroso! ¡A mí nadie puede matarme!

En todo caso, acortarme un poco la vida.

Vamos. Os enseñaré todos los secretos de este sitio.

De acuerdo, Domi, pero mañana a primera hora...

(RESOPLA)

¿Qué? ¡Se nos ha colado a los dos!

(Golpes en la puerta)

Perdona el atrevimiento, pero...

quería agradecerte que nos cuidaras a todos.

No hay nada que perdonar. Ni nada que agradecer.

Tu atrevimiento me gusta mucho.

- Cuidar de la gente es mi trabajo. - Ya.

(CARRASPEA)

- ¿Quieres pasar? - Bueno.

Yo sé que es tu trabajo, pero es que lo haces muy bien.

- Gracias. - ¿Te gusta mi atrevimiento?

Bastante, sí.

- (CA) No he hecho más que empezar. - (AL) Ah.

- (AL) ¿Cómo acabará? - (CA) (RÍE)

(G1) (CARRASPEA)

Siento interrumpirle, pero debo hablarle.

En privado.

(AL) Perdona, Cata.

Tendremos otra ocasión... para saborear ese vino.

(CA) Claro, claro.

Muy buenas.

(IS) ¿No le ha gustado el vinito?

En ese cuarto huele a algo raro.

Si crees que traman algo, seguro. Son agentes especiales.

No, me refiero a que huele, de oler.

¿No olerá a topo?

(RÍE) No.

- (SUSURRA) Huele a muerto. - (IS) ¿Qué dices?

(CA) (CARRASPEA)

(AL) Oye, ¿tenéis idea de dónde han ido Olmos y Robles?

Por lo que dicen, no están en el pueblo.

- Ah, ¿no? - No.

Pues no tenía ni idea. Primera noticia.

- ¿Algún problema? - No, no. Ninguno.

Nos vemos en un rato.

Ah, Cata, eh...

No guardes el vino.

- No. - ¿Vale?

(IS) Cómo te miró, ¿eh?

(IS) (RÍE)

- Tenéis que venir conmigo. - ¿A dónde?

Un gran olfato conlleva una gran responsabilidad.

¡Oye! ¿Vas a entrar en su habitación?

¡No puedes! ¿Que no? Esto es un hostal.

Es mi hostal y si una habitación huele mal,

pues hay que entrar a limpiarla, ¿no?

Yo mejor me quedo, que me da aprensión.

Subamos, que será divertido. No me gusta eso.

Sí, sube. Venga. No. ¡Damián!

Veamos al muerto. ¡Lo paso mal!

(RÍE) Sube, sube.

(Música de misterio)

Cata. (GRITA)

Esto es allanamiento de morada. ¡Calla, que es mi hostal!

(IS) ¡Cállate!

Vigila que no venga nadie.

(IS) Vigila que no venga nadie.

No es por menospreciar tu olfato,

pero si hubiera un muerto, estaría debajo de la cama.

(INSPIRA)

(RÍE) No hay un muerto.

¿Hay un muerto? No hay un muerto.

¿Hay un muerto? No hay un muerto.

(INSPIRA)

(CA) ¿Qué? Hay un muerto.

¿Qué? ¡No, no, no!

(IS) ¡No hagas tonterías! ¡No hay nadie! ¿Verdad, Cata?

Hay un muerto. Hay un muerto.

(RÍE NERVIOSO)

Lo hay.

Es el jefazo de la Interpol, el... Gérets.

Pero no pasa nada. Está muerto. Ya está.

¿Cómo? ¿Dices que ahí hay un muerto? ¿Pero medio muerto?

¡Muerto del todo! ¡No se está medio muerto!

Ya está. Sí. Ante todo calma.

(IS) Me da algo. Calma, calma, calma, calma.

¡Cállate, cállate! Me va a dar algo.

(CA) ¡No, no! Por favor.

Respirad, respirad.

- ¡Me da miedo! - ¡Nos van a oír!

Hacemos una cosa. Id al pasillo.

Y decidme si viene alguien.

- Tengo miedo. - (CA) Yo llamo al cuartel.

No pasa nada.

(Teléfono comunicando)

No da señal.

Olmos.

(Teléfono comunicando)

¡No da señal!

No da señal.

(DO) La única entrada de la casa cuartel

es justo por donde entramos.

Por aquí, la puerta principal.

Las habitaciones tienen ventanas. Menos aquí, en el sótano.

Bien, teniendo en cuenta que somos dos...

Tres. Dos que pueden disparar.

Tres.

Eh, tenemos que diseñar un plan de defensa. ¿Vale?

Investigaré los alrededores.

Vosotros tapad las ventanas que veáis.

Con puertas, maderas, da igual.

Voy a ver dónde encuentro maderas.

Despejaremos estas ventanas.

Una para ti y otra para mí.

¿Cuánto estaremos aquí? Conozco a Gérets.

No tardará en encontrarnos.

Mis hombres controlan los accesos al pueblo.

¿Novedades de Olmos y Robles? Negativo.

Las comunicaciones están cortadas. ¿Ni fijos ni móviles?

- La wifi nunca fue bien. - Mucha casualidad.

- Han inhibido la señal. - (AL) Hay que recuperarla.

Ahora vuelvo.

Vaya, parece que no podemos estar el uno sin el otro.

Tenemos una copa pendiente.

- Pronto dejará de estarlo. - (RÍE)

- Hasta luego. - (IS) Hasta luego.

Vamos. Atiza.

Gérets está muerto en la habitación de Alcides.

Primero un topo y ahora un fiambre. Te aburres, ¿no?

¡Que no! ¡Que estaba así muerto en el armario!

(CA) Pregunta al alcalde. Sangre que iba...

(CA) ¡No, no, no!

Joder, joder, joder.

Gérets está muerto y era Almanzor.

Entonces no es Almanzor. No.

¿Y estaba en la habitación...?

¡Alcides es Almanzor! Menos mal que me resistí.

- Sí, sí, ya, ya. - ¡Oye!

¡Callaros! ¡Nos puede oír! ¡Silencio!

(LU) Informaríamos a Robles, pero no.

Las comunicaciones están inutilizadas.

En los accesos están los hombres de Alcides.

Lógicamente, son de los malos. Son seis hombres.

(AGENTE 2-G2) Dédalo, ¿me copias? Cambio.

¿Vamos al hostal? De camino me dejáis por casa.

Qué cagón eres. Digo que mejor...

No. El hostal tampoco es seguro.

- En mi casa, como la otra vez. - Sí.

Perfecto. Este pueblo lo defenderemos los vecinos.

Isa, ábrenos solo a nosotros.

¿Y cómo lo sabemos? ¡Con una contraseña!

Una contraseña dices.

(SUSURRA) Una contraseña.

Una...

Ya está.

Fuenteovejuna.

(Música de suspense)

¿No sería más rápido interrogar a un vecino?

O mejor aún.

¿Por qué no le sacamos la información al imbécil de Atiza?

Conozco a Robles. No le dijo a nadie dónde están.

- ¿Cómo lo sabes? - Para no ponerles en peligro.

Los héroes son así.

(Música de misterio)

Olmos.

Pondremos bombas lacrimógenas en este sector de aquí, ¿vale?

No es por ser tiquismiquis, pero

si vienen unos sicarios armados y contamos con bombas de humo,

cepos y un despertador, ¿el plan es matarles de risa?

El plan es impedir o dificultar las tres fases de una amenaza.

Intrusión, ejecución y fuga.

Ah, sí. Lo había pensado,

pero lo descarté.

Fuera eso. Descartado.

Tienen ventaja numérica,

pero nosotros tenemos la posición.

Hay que limitar los espacios para una intrusión.

Te sigo. ¿Seguro?

Hombre.

El coche estará aquí y deberán pasar por este lado.

Colocamos los cepos en el otro.

Las bombas lacrimógenas irán aquí, a la altura de las barricadas.

Así avanzarán solo por el espacio dentro de nuestro campo de visión.

¿Y qué les impediría quitar el coche del camino?

Estos cables y este despertador.

Ni MacGyver haría una bomba. No hace falta.

Con que lo parezca nos vale.

Vamos a darles un buen recibimiento. Venga.

(Golpes en la puerta)

Por favor, silencio. Que nadie se mueva.

¿Contraseña? Fuenteovejuna.

Confirmado. Alcides se fue y dejó a dos hombres en el pueblo.

(LU) Uno en el cuartel y el otro patrullando.

Pero calma. Tenemos un plan.

(Golpes en la puerta)

(SE) ¡Abridme, que soy yo!

¡Soy yo! Serafín, contraseña.

¡Que soy yo! ¡Fuenteovejuna!

Atendedme un momento. Tengo que deciros algo importante.

El topo soy yo.

(TODOS EXCLAMAN)

- (GRITA) ¡Lo mato! ¡Lo reviento! - (TODOS) ¡No!

¡Tranquila! No es el momento.

¿Que no es el momento? No lo es.

Centrémonos en el plan.

¿Qué dices? Con lo que me ha costado venir.

- ¿Me dejaréis a medias? - (BR) El alcalde tiene razón.

Vayamos al plan. ¡Eso es!

(IS) Vamos al plan. ¡Eso es!

Lo tuyo lo vemos luego.

El plan es el siguiente. Uno: no llamar su atención.

Dos: neutralizarlos a la vez. Tres: pedir ayuda.

Brillante e inspirador.

Para que funcione, es vital que nos comuniquemos.

Los walkies no funcionan. Están anulados.

Nos comunicaremos como lo hacían

nuestros antepasados durante la invasión francesa.

La hembra del sisón común en celo. ¿El canto de un pájaro?

(IMITA AL SISÓN)

¿Nos puedes explicar qué acabas de decir?

Se me ha escapado una oveja.

(IMITA AL SISÓN) Esto es oveja.

Vamos a morir todos.

(Música de acción)

Quién nos iba a decir hace unos meses

que íbamos a estar aquí los dos solos ante el peligro.

¿Quién es Gary Cooper? Por el físico yo no.

Vamos a ver, he oído por sus walkies

que el que patrulla le dijo al otro

que a las ocho va a comer al hostal.

Ese es el momento de neutralizarlos.

Matarlos. Neutralizarlos y los dos a la vez.

La idea: establecer un sistema de comunicación

entre el hostal y el cuartel para coordinar nuestras acciones.

De eso se encargarán Damián y Claudio.

Pero habrá alguien que imite la hembra del sisón mejor que yo.

Cata, le prepararás unos caparrones bien picantes.

Será un placer. Se quedará grogui un momento.

Cuando haya eliminado al mío, haré la señal

que Claudio repetirá y luego Damián para avisaros

de que podéis neutralizar al vuestro.

¿Cuál es la señal? Mochuelo eliminado.

A ver, Damián.

(IMITA AL SISÓN)

Ese es el sisón macho. Pues es el que me sé.

Bueno, vamos a ver. Este...

es el pueblo.

Ahora repasemos el plan.

(DO) Es hora de reponer fuerzas. Hola, abuela.

¿Sabes de qué me estoy acordando?

De cuando el abuelo se ponía en la mesa esa del rincón

y yo me sentaba en sus rodillas

(RÍE) y me contaba todo lo que hacían.

Y tú le pedías que te pusiera el tricornio.

Ah, sí. Ay.

¿Cuándo murieron tus padres?

Yo tenía cinco años.

Se habían ido a hacer un crucero por el Nilo,

pero hubo un incendio y...

hubo bastantes supervivientes, pero ellos no tuvieron suerte.

Sus cuerpos no aparecieron nunca.

Anda, llévale el bocadillo al teniente.

(DO) Ay.Mi nieto me dijo que tus padres murieron

en un accidente de tráfico.

Sí. Mi padre era fiscal.

Quería seguir su camino, pero acabé de guardiacivil.

Se puede decir que salí del orfanato

a la academia de Baeza.

Sois tan distintos y a la vez tan parecidos.

Se diría que sois hermanos.

Hermanos de hecho.

Toma. Como dijiste, somos un equipo de tres.

¿Sabes cómo funciona? Hombre.

He sido esposa de guardiacivil y abuela de guardiacivil.

Bien. Quiero que te quedes tranquila en el sótano.

¿De acuerdo? Sí.

Y mañana tempranito...

a casa, abuela.

Y vosotros cada uno a su ventana.

¡Ey! Muy bien. Al sótano, Domi.

Olmos.

¿Sabes que no llegaremos a mañana?

Lo sé, Gus. Lo sé.

Esto es el hostal y este el cuartel.

Las aceitunas somos Lucky y yo.

Estamos en el cuartel con uno de los sicarios.

- ¿Yo soy una croqueta? - (LU) No, Claudio.

Las croquetas son los sicarios.

Tú eres una nuez. ¿Y dónde me pongo?

Tú irás a casa de Domi.

La otra nuez, que es Damián,

irá a la esquina del estanco del Cara Huevo.

(BR) A mí me pones otra nuez, porque no me separaré de Claudio.

Es que no tengo más nueces. Mejor una nuez para los dos.

- ¿Los demás qué somos? - Sois las uvas.

(LU) Estáis en el hostal.

Cuando neutralice al mío, haré la señal

para que Claudio se la pase a Damián

y Damián os la pase a vosotros.

(LU) Y yo acompañaré al otro sicario al hostal.

¿Dónde está la croqueta?

(GRITA) ¡No os comáis nada hasta que no acabe!

(Música de acción)

¿Sabes una cosa? No dejo de pensar en Gérets.

Y en que si él es Almanzor... Deja de darle vueltas, Olmos.

¡Déjame decirlo! Así me lo saco de la cabeza.

Si cuando lo diga quieres que me calle,

no tienes más que pedírmelo.

Si aquel día en vez de ir... a la iglesia de San Millán

hubieseis ido al Puente de Piedra de Logroño,

¿habríais podido salvar a Smirnoff?

Eso nunca lo sabremos. No, responde a mi pregunta.

Puede que sí.

¿Sí o no? Sí.

Entonces si Gérets... es el segundo asesino,

¿por qué quería que fueras al puente?

No cambiarás de objetivo. Al Puente de Piedra.

No, señor. Soy tu superior.

Lo es, pero yo estoy al mando de esta investigación.

Continúa. No tiene ningún sentido.

Ahora bien, si eliminamos a Gérets como sospechoso,

¿Quiénes quedan? Teniendo en cuenta que debe ser un agente.

Desde la primera víctima en Milán,

el equipo lo formamos 23 personas.

¿Los que están al mando? Gérets y yo.

Y Alcides.

¿Me callo?

No había documentos del pueblo en el ordenador de Almanzor.

Puede ser que fuera porque no lo necesitaba, ¿no?

Porque conocía bien el pueblo.

Dudaba si venir. Mañana voy de vacaciones a Costa Rica.

Eran dos asesinos. Uno murió en el monasterio. Queda uno.

¿Estáis seguros? Sí.

Costa Rica tendrá que esperar.

Cuando descubrimos el arma de Mónica,

Alcides estaba con nosotros.

(AL) Hay que avisar a Gérets.

¿Recuerdas verle hacer la llamada?

Olmos, conozco a Alcides desde hace ocho años.

Nos jugamos la vida juntos más de una vez.

Igual nos estamos equivocando.

Si Alcides es Almanzor, lo sabremos pronto.

Mierda.

Lo siento mucho, Robles.

No lo sientas por mí, Olmos. Siéntelo por él.

(CA) Vigilemos que no entren por ningún lado...

(CANTO DEL SISÓN)

(CHISTA) Es Claudio. (CL) (IMITA AL SISÓN)

¡Dice que viene Lucky con el objetivo!

Calma, mucha calma. Calma. ¡Calla! ¡Me pones nerviosa!

- (TODOS RÍEN) - (LU) Hola.

Muy buenas. Bienvenido a mi casa.

- ¿Te apetece algo de picar? - Muy amable.

Gracias. Tenemos unos caparrones, ¿verdad? Quitan el hipo.

(SE) Sí, que son alubias con sacramentos.

Llevan costilla de cerdo adobada, su choricito riojano...

(NU) Pimiento choricero, panceta. Oreja de cerdo, morcilla.

Costilla. (IS) Son dos.

- La que dice él y la que digo yo. - Y guindilla.

(CA) No hay caparrones a la riojana sin guindilla, ¿verdad, Lucky?

- Caparrones con sacramentos. - (TODOS) ¡Bien!

(SE) ¡Ahí le has dado!

(CA) Ahí.

Yo la mía la limpio con aceite de oliva

y me va como la seda.

Pero aceite de oliva de aquí, ¿eh? Nada de ese... italiano ni...

(RÍE)

Me estoy acordando de un chiste.

Ese que va un hijo a su padre y le dice:

"papá, ¿qué está más lejos? ¿Huelva o la Luna?"

y le contesta el padre: "pero vamos a ver, hijo.

¿Tú ves Huelva desde aquí?"

(RÍE)

Es que...

Al principio cuando te lo cuentan no tiene ni pizca de gracia,

pero luego lo piensas y...

y te partes el pecho.

(IMITA AL SISÓN)

- ¿Qué dice? - Que me estoy meando.

¿Cómo?

Que avise a Atiza que el sicario está en el hostal, pero me meo.

(IMITA AL SISÓN)

(CL) (IMITA AL SISÓN)

¿Qué es eso? La hembra del sisón común en celo.

Un ave local que está en peligro de extinción.

"La" voy a contestar. Me da pena. Para que no se sienta sola.

(IMITA AL SISÓN)

(IMITA AL SISÓN)

- ¿Qué dice? - Que el mochuelo está en la saca.

(IMITA AL SISÓN)

(CL) (IMITA AL SISÓN)

(IMITA AL SISÓN)

(AL) (GRITA) ¡Robles! ¡Olmos!

¡Soy Alcides! ¡Ah!

¡Qué sorpresa! ¿Verdad?

(AL) ¡Podéis llamarme Almanzor!

¡Ninguno de los dos es mi verdadero nombre!

¡Elegid el que más os guste!

Hijo de puta te va mejor.

¡Debo de ser bueno para que ninguno de los dos

se haya dado cuenta en todo este tiempo

de que era yo el famoso segundo asesino!

Por poco, pero tiene razón, ¿no?

(AL) ¡O vosotros muy tontos!

Esa también es otra posibilidad. Lo es.

(AL) ¡Se acabó el juego! ¡Esto es lo que va a pasar!

Vais a morir. No tenéis opciones.

Así que si salís ahora mismo,

os prometo, de verdad,

que os mataré a cada uno de un tiro limpio.

(AL) Sin dolor. Sin sufrimiento. Por los viejos tiempos.

Por el cariño que nos une. De corazón

(AL) Si no lo hacéis,

juro que dentro de un rato os arrepentiréis.

(AL) ¿Me he expresado con claridad?

Aún no me lo creo. Vete haciendo a la idea.

Parece ser que no.

Vamos.

(G1) ¡No lo toques!

Puede ser una trampa.

(SE) Cómo está el perola.

Azor, aquí Dédalo.

Estoy en hostal. Cambio.

Azor, aquí Dédalo. Repito. Estoy en hostal.

Azor, aquí Dédalo. ¿Me copias?

- ¿Qué está pasando aquí? - (NU) Nada.

- (IS) Nada. - (LU) Aquí nada.

(SC) ¿Qué le hicisteis a mi compañero?

- ¡No, no! - (LU) ¡Haced lo que dice!

Ea, ya está.

¿No te gustaron los caparrones?

Todos "contra pared". ¡Rápido! Sí, sí.

(LU) No lo sé.

¿Qué le ha pasado a mi compañero?

(CL) Lo mismo que te pasará a ti.

(BR) Ni un movimiento o te levanto la tapa de los sesos.

(SC) (GRITA)

(IS) ¡Corre, corre, corre!

¡Dejadme! ¡Apartaos!

¡No te muevas, eh! ¡Date la vuelta!

¡A mí la Guardia Civil! ¡Estoy herido!

(CA) ¡Si estás bien!

(NU) No te preocupes. Son unos perdigones en el culo.

Morgan, por la derecha.

Esto va a empezar, Olmos.

(GRITA)

- (G1) Trampas por el perímetro. - (AL) ¡Id ya!

¡Pero qué mierda...!

(GRITA) ¡A cubierto!

(Disparos)

(GRITA) ¡Por Dios! ¡Vuelve al sótano!

(GRITA) ¡De eso nada! ¡Aquí hace falta personal!

(GRITA) ¡Domi!

¡Haz caso al teniente! ¡Sebas!

No es nada, abuela. Sebas, ¡estás herido!

Date la vuelta.

La bala ha salido por detrás.

Domi, aprieta fuerte ahí.

(GRITA)

¡Olmos! ¡Bajad al sótano!

¡Rápido! ¡Ahora! ¡No te dejaré solo!

(GRITA) ¡Es una orden, cabo!

(Disparos)

(Disparos)

(Disparos)

Vamos a ver, amigo.

Te voy a hacer unas preguntas y me las vas a contestar.

La primera es muy fácil.

¿Dónde ha ido Alcides?

Vaya, ¿conque esas tenemos?

Está bien. Claudio, Braulio.

No voy a decir nada.

Está claro que no contestará.

¿Y si lo torturamos un poco? Ya me gustaría.

Pero no somos como ellos.

No dejéis de apuntarle.

(IS) ¿Dónde están Olmos y Robles? Ni idea.

Piense, Atiza. Pienso, pienso.

- Venga, piensa. - Piense, piense.

Dejadme ya, ¡eh! Ya estoy pensando.

Vamos a ver. (IS) Sí.

Si estuviera en esa situación y tuviera la mente de Robles...

(CA) Piensa, pero no alucines.

¡Calla! ¿Dónde me escondería?

- ¿Dónde te esconderías? - ¿Dónde?

Eso me pregunto. ¿Pues dónde?

¿Dónde? Voy al cuarto de baño.

Allí pienso mejor. No hay tiempo.

¡Date prisa! No me agobiéis ni me presionéis.

Igual si te sientas en una silla

te imaginas que estás en el tigre y...

Coge una revista... Yo qué sé. Da igual. Es una idea.

(GRITA)

¡Ya sé dónde están! (AMBOS) ¿Dónde?

No pensaré como Robles, pero sí como Olmos.

Que nadie se mueva de aquí y menos ese pollo.

Lucky, quedas al mando. A la orden.

¿Dónde vas? Primero a por refuerzos.

Y luego al antiguo cuartel.

Muy bien. Al antiguo cuartel.

¿Hay un cuartel más viejo que el nuestro?

(AL) (CHISTA)

(AL) Qué lástima.

- ¿No querías verle muerto? - Sí, pero quería matarlo yo.

He esperado mucho tiempo este momento.

La vida, que a veces te priva de estos pequeños placeres.

¡Sigues sangrando mucho!

Quédate aquí. Voy a por el pequeño.

Robles, ¿eres tú?

Vaya, vaya, vaya, vaya.

(AL) Abuela y nieto juntos.

Abuela, te presento al gran hijo de perra.

(RÍE) Te has quedado corto.

(TOSE)

(AL) No hables, cabo. Estás perdiendo sangre.

Sería una pena que murieras.

Antes de que yo te mate.

(GRITA) ¡Eh! Quieto, Olmos. Baja el arma.

(AL) ¡Eh! Con cuidado.

Despacio.

No te hagas daño.

Sepárala.

(AL) (RÍE)

(DO) Es mejor que te rindas.

- Robles está a punto de llegar. - ¿Robles?

Me encantaría que se uniese a nosotros.

Lástima que ahora mismo está agonizando.

Eso no es verdad. Tienes razón.

Ya estará muerto.

(TOSE)

(G1) (GRITA)

(Música de acción)

Deja a mi abuela que se vaya.

Lo siento, pero... no.

Debes pagar por todo lo que me hicisteis.

Voy a matar delante de ti...

a la persona más importante de tu vida.

Y luego te mataré a ti. ¿Pero qué fue lo que hicimos?

Adiós, Domi.

¡Alcides! ¡Suelta el arma!

Vaya, vaya. ¡Robles! Suelta el arma.

Qué bien verte... ¡Bájala!

...vivo. Baja el arma, Alcides.

Qué guapo, eh.

¡Que sueltes el arma! Tranquilo, Robles.

Mira, el primero de su promoción.

Y pareja de tu nieto.

Alcides. No te disparo porque fuimos amigos.

Suelta el arma. Siempre tan soberbio.

Hasta cuando sabes que lo tienes todo perdido.

Por ejemplo, como ahora.

Baja el arma.

(GRITA) ¡Ya!

Está bien. Tranquilo.

Déjala en el suelo.

¡Aléjala!

Tengo que reconocer...

que en estos momentos siento pena. Lo digo en serio.

Llegamos a ser grandes amigos.

Y no negaré que vivimos grandes momentos juntos,

pero...

Ahora es cuando te pones intenso.

y dices que hay una razón para esto.

La conoces.

Fui un niño al que le faltaron grandes ejemplos

y caricias.

Como a ti, Robles.

¿O no?

(AL) Vivíamos en Luanda.

Mis padres eran cooperantes internacionales.

Él era abogado y ella profesora.

Resultaban demasiado molestos para las autoridades.

A mi padre le cortaron la cabeza.

A mi hermana mayor la colgaron de un árbol.

Y a mi madre la degollaron.

Yo escapé por muy poco.

Obviamente, ese grupo de mercenarios

estaba contratado por el antiguo presidente de Angola.

Fue un placer matarlos.

Uno a uno.

Pero...

¿nosotros por qué vamos a morir?

Ese día nos salvamos mi hermano y yo.

¿Viti? Sí, Viti.

Joaquín era su verdadero nombre.

(GRITA) ¡A quien tú mataste!

¿Y Los siete infantes de Lara? ¿Por qué elegiste...

esa leyenda para la venganza?

(AL) Mi hermano y yo nos ocultamos varios días en el baño.

El único libro que tenía era ese.

Él estaba muerto de miedo.

No paraba de llorar y de pensar en los asesinos de nuestra madre.

Así que yo, para distraerle, le leía una y otra vez ese cantar.

Una y otra vez.

Hasta que un día todo terminó.

Estás completamente loco.

Bueno.

Es un punto de vista... del que disiento.

Leí una vez que cuando te acostumbras a la maldad,

con el paso de los años,

el crimen se convierte en un arte.

Y es cierto, Robles.

Pero...

¿por qué matar al padre Juan?

Al padre Juan...

y a otros 17.

20 con vosotros.

Porque me estorbaban. ¿Solo porque te estorbaban?

Cuando te pasas más de 20 años

preparando una venganza,

no puedes dejar nada al azar.

¡Eh! Casi.

Tranquilo, Alcides.

Si supierais lo insignificantes que sois.

Si supierais todo lo que me espera.

Os adelantaré algo.

(AL) (GRITA)

(SUSURRA) Robles.

Tienes que saberlo.

¿Saber qué?

Corta una cabeza...

y aparecerán seis.

Tu padre lo sabía.

Tu padre lo sabía.

Y ahora también lo sabes tú.

¿Qué sabes de mi padre?

¿Qué sabes de mi padre?

Ya nadie puede pararlo.

Púdrete.

¿Estás bien?

He estado mejor otras veces, la verdad. Gracias.

Domi, ¿Domi? (DO) (GIME)

¿Qué pasa?

Abuela, ¡pero por qué no has dicho nada, mujer!

¡Hay que sacarla de aquí! ¡Vamos!

(DO) (GIME)

(Disparos)

(Helicóptero)

(Sirenas)

(GRITA) ¿Todo bien, Olmos?

(GUARDIACIVIL- R1) ¡Lo tenemos! ¡Uno, disparo!

Se las merece, ¿verdad?

Qué valiente ha sido.

Y pensar que no la dejaron ser guardiacivil.

Pues alguien se equivocó.

Al final se salió con la suya, ¿no?

Gus.

¿Tú crees...? Se pondrá bien, Olmos.

Es una chica dura.

(PRESTON-PR) Señor. Preston.

¿Me trajiste lo que te pedí? Sí, pero no hay prisa, Robles.

Atiza.

Gracias por todo.

A usted, mi teniente. Ha sido un honor servir a sus órdenes.

Unas veces más que otras. Lo mismo digo.

Lucky, lección 14.

Para ser el primero, trabaja más que el segundo.

Así lo haré, mi teniente.

Teniente.

Gracias.

Por salvarme la vida.

Bueno, te debía una.

Te deseo lo mejor.

Sebas.

Yo también, Gus.

Despídeme de la gente del pueblo.

Diles que les echaré de menos. No pienso hacerlo.

Hazlo tú mismo. Los tienes ahí.

Mañana reunión en la cooperativa. Hay cosas que cambiar.

No te imaginas cuántas, alcalde.

(IS) Adiós.

(CA) Chao.

Perdone que no me levante.

Joder, la que me espera. Me cago en...

¿Qué tal? Bien.

¿Tú también te vas?

Le prometí a mi madre que solo vendería la finca

a alguien que la mereciese.

Puede que ese alguien sea yo.

Puede que yo me alegre de eso, eh.

Bueno, yo y todos. Gracias.

¿Dónde están Claudio y Braulio? Claudio y Braulio...

(NU) ¡Chicos! ¡Mirad allí!

(IS) Eso... ¡eso es un globo!

- (IS) ¡Qué maravilla! - (NU) ¡Qué bien! ¡Qué divertido!

(IS) ¡Qué bueno! ¡Eh!

(IS) ¡Hola! ¿Qué tal?

(CL) Braulio, han sido meses duros, pero has logrado tu sueño.

- Viajar en globo. - No.

Mi sueño era viajar en globo con mi mejor amigo.

No me hagas llorar, que me emociono y me acuerdo de mi hijo

y de mis nietos, a los que no veo desde no sé cuándo.

¿Sabes que los sueños traen otros sueños?

Bah, paparruchas. Bullshit.

(Tono del móvil)

¡Mi hijo! ¿Dígame?

- ¡Papá! - Sí, soy yo.

- ¿Dónde estás? - Si te lo digo, no te lo crees.

- ¿Te paso con los niños? - Sí, claro.

Voy a buscarlos. Un momento.

Si te lo dije.

Los sueños llaman a otros sueños.

Tenga, teniente. ¿Qué es esto?

Dijo que le avisara si veía algo raro

entre las pertenencias de Alcides.

(Música de intriga)

(GRITA)

Joder, la madre que me parió.

Vaya movida, ¿eh?

(Música de acción)

Olmos y Robles - Capítulo 8: "Solos ante el peligro"

27 oct 2015

Los últimos 89 programas de Olmos y Robles

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios