• Televisión
  • La 2
  • Oficiorama
  • Oficiorama - Programa 2 - Ingeniero genético de bebés, agricultor urbano y creador de realidad virtual

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
3494483
Para todos los públicos Oficiorama - Programa 2 - Ingeniero genético de bebés, agricultor urbano y creador de realidad virtual
Transcripción completa

(Música cabecera)

Vengo a abriros una puerta para que entréis al futuro.

Porque quiero que sepáis de antemano

lo que os vais a encontrar dentro de algunos años.

Las nuevas profesiones y oficios que se necesitarán.

Salud, ocio, robots, agricultura,

están a punto de vivir una revolución.

Y quienes la liderarán serán esos nuevos expertos.

Y he venido hasta aquí

para mostraros el fascinante mundo que está por llegar.

Bienvenidos a "Oficiorama".

Campos de cultivo en rascacielos.

Esa es la nueva arquitectura.

La producción de alimentos en medio de las ciudades.

De eso se encargarán los nuevos agricultores verticales.

Para tener lo mejor y lo más fresco al alcance de la mano.

Los límites de la percepción se están borrando.

Los creadores de realidad virtual

son los artífices de mundos imaginarios

que rivalizan con el mundo real

y entrarán a formar parte de todos los ámbitos de nuestras vidas.

Se utilizarán en la comunicación, en la ciencia, la docencia

y, por supuesto, en las nuevas formas de entretenimiento.

La genética ha abierto un mundo de posibilidades.

Una de ellas es la de poder elegir las características de un bebé,

que hasta ahora eran fruto del azar.

En el futuro, serán los ingenieros de bebés

los que podrán evitar enfermedades congénitas

y permitirán a los padres elegir cómo va a ser su hijo o hija.

El debate está servido.

No, no vengo del campo. El campo ha llegado a mí.

Los agricultores verticales han conseguido algo

que parecía imposible, tener huerto en las grandes ciudades.

Productos ecológicos y frescos que crecen a la vista

de nuestros ojos y al alcance de la mano.

Basta con estirarla para cosecharlos.

El agricultor del futuro trabaja a varios metros de altura

y ha conseguido cambiar nuestra forma de alimentarnos

y el paisaje de las ciudades.

Imagínense una parte de España

donde no existiesen los campos de cultivo,

y que en su lugar creciesen frondosos bosques.

Pues bien, ese será el panorama en el año 2050.

¿Saben ustedes por qué?

El aumento considerable de la población

y la concentración de esta en las ciudades

será determinante para el nacimiento de la agricultura vertical.

Nacerán así grandes edificios dedicados a la agricultura

para suministrar de alimentos a la urbe.

La especialista en arquitectura nos lo explica mejor.

La agricultura vertical, dentro del campo de la arquitectura,

tendrá que innovarse tecnológicamente

para que los sistemas actuales no consuman tanto,

pero podrían llegar a ser factibles de aquí a unos cuantos años.

Pero ¿quiénes serán las personas

encargadas de cultivar esta producción?

La figura del agricultor vertical nace como la profesión

que en el futuro cuidará de estos granjacielos

o rascacielos granja.

El profesor madrileño nos habla de esta cuestión.

Tendremos un agricultor que necesariamente,

dentro de lo que son las ciudades,

pueda aprovechar mucho más el espacio haciendo un cultivo en altura.

Pero no será solamente eso.

El agricultor vertical será un asesor

que asesore al ciudadano para que tenga su propia agricultura

y su propio autoconsumo

de lo que en el futuro será una agricultura urbana.

La agricultura vertical nace como una necesidad

a medida que va desapareciendo el espacio para cultivar

en el método tradicional.

Podemos construir en vertical,

con lo cual, podríamos plantar en vertical.

Y tenemos más espacio,

igual que los monos y los simios iban primero a cuatro patas,

nosotros fuimos evolucionando en vertical.

La agricultura y la jardinería podría acabar siendo lo mismo.

Cultivar en vertical es una forma inteligente de ahorrar espacio

y optimizar los resultados.

Veamos cómo se organiza un cultivo en vertical.

Aquí tenemos un cultivo realmente vertical en altura,

en sacos de sustrato de perlita, sustrato inerte también.

Hay determinados cultivos que permiten mucho mejor

este tipo de cultivo,

donde la maduración se produce directamente en la propia mata.

¿Y el suministro de agua?

Cada sistema lleva su gotero, su aporte de agua y de fertilizante.

Y va creciendo.

Las plantas de arriba tienen quizá un poco más de iluminación,

pero aprovechamos totalmente lo que es el cultivo en altura.

Conseguimos así muchos más kilos por metro cuadrado.

La agricultura del futuro será de precisión.

Marcará mucho más los controles y respetará el medio ambiente.

El agricultor vertical podrá controlar totalmente

su cosecha mediante sensores.

La introducción de sensores hoy en la agricultura es un hecho,

y seguramente en el futuro tendremos unos sensores

mucho más precisos que nos permitan un mayor control

del aporte de fertilizantes

y de los controles ambientales en la producción agrícola.

Las ventajas de la agricultura vertical son notables.

Los cultivos ya no serán estacionales,

y algo muy importante,

no serán susceptibles a los caprichos de tiempo

ni a pestes.

Las plagas dejarán de ser un problema.

Con la evolución de la tecnología, seguramente será posible

la introducción de determinados sensores

que permitan detectar precozmente la aparición de plagas.

El cuidado al medio ambiente se convierte en una prioridad

para el agricultor vertical.

Hacer de estos huertos verticales

estructuras energéticamente eficientes será todo un reto.

Para poder disponer de granjacielos, habría que ir inventando,

igual que los paneles fotovoltaicos, que van girando con el sol,

habría que hacer algún sistema que puedan ir rotando

a medida que la luz y el sol va girando

para que los alimentos se puedan ir haciendo.

Como si fuesen unos cinturones en el espacio que van girando.

Habría que inventar algo así.

Las bondades de la arquitectura y la ingeniería

se confabularon para dar las soluciones energéticas

que necesitarán estos huertos verticales.

Nuestro experto nos habla de este tema.

Hay un mix de tecnologías que se pueden incorporar

para que eso sea sostenible en el tiempo.

El bombeo con energías renovables. El propio sol en el tejado

genera la energía necesaria para activar el sistema de bombeo

y que riegue el cultivo vertical.

-El futuro está en la utilización de la energía solar

y la utilización de la tecnología LED

para la iluminación de los cultivos.

Así, en un futuro podremos ir a recoger nuestras hortalizas

a la décima planta de nuestro rascacielos granja más cercano.

Y, cómo no, disfrutaremos de un producto más ecológico

y, por lo tanto, más sano.

La agricultura tiene una tendencia hacia una sostenibilidad

en cuanto a sus rendimientos

y a ser cada vez más respetuosa con el medio natural

con la mejor dosificación de los abonos

y utilizando materias activas

mucho más respetuosas con el medio natural.

De momento, ya existe la agricultura vertical a pequeña escala

y en la mente de muchos arquitectos y diseñadores.

Pero algunos de estos proyectos mayores

ya está comenzando a aparecer.

Como el huerto vertical del Sky Greens Farms

que ya existe en Singapur desde el año 2011,

produciendo 450 kilos de verduras diarias.

Si pensamos en el 2050, los granjacielos verticales,

si se consigue tecnología suficiente para hacerlos eficaces,

yo creo que puede ser la tendencia más que el autoconsumo.

El autoconsumo, al final,

la cantidad que puedes generar y consumir es pequeña.

Más que para consumir, como para una terapia,

hacer trabajos sociales,

más que para el consumo propiamente dicho.

Los granjacielos, si se consiguen sistemas eficaces,

serían para la alimentación.

-El agricultor vertical fundamentalmente será un asesor

para mejorar el manejo y la dosificación

de los fertilizantes y el agua en una agricultura vertical urbana.

La imaginación domina el mundo del futuro.

Y somos insaciables a la hora de exigir más

y mejores experiencias de realidad virtual.

Los creadores de estas experiencias virtuales

son las nuevas estrellas del mundo del entretenimiento.

Cada vez más sofisticada,

la realidad virtual ha conseguido crear mundos paralelos

en los que es posible usar todos los sentidos

e incluso actuar con cualquier avatar con el que nos crucemos.

Prepárense para vivir las intensas emociones

que han inventado e inventarán

los creadores de la realidad virtual.

La huella del creador de realidad virtual

estará en todos los ámbitos de nuestras vidas.

Nos proporcionará sensaciones.

Va a ser un concepto similar al teletransporte.

Realmente, en la vida virtual y en la vida real

habrá conflictos para entender cuál es cuál.

A la hora de trabajar, usaremos sus productos.

La realidad virtual nos dará herramientas

para ser más productivos,

para llegar a esa gente que está más lejos,

para llegar a entender esas cosas que con un papel y un lápiz,

con una fórmula matemática, puede llegar a costar entender.

En cambio, cuando ves en tres dimensiones

esa forma geométrica, entiendes cómo funciona.

Y se meterá en nuestras casas.

Estaremos viendo, por ejemplo, en lugar del pósit en la nevera,

igual tenemos unas pantallas transparentes en casa

que podemos ir colocando.

Podemos tener una encimera interactiva.

Podemos ver desde una receta proyectada en la encimera de casa,

mientras estamos cocinando, que nos ayuda.

Todo eso llegará con la evolución de los dispositivos,

que proporcionarán a los creadores de realidad virtual

más herramientas.

Han salido prototipos de gafas con dispensadores de olor

para que puedas oler.

-Los cascos que hoy en día nos ponemos

son cosas muy aparatosas,

es algo que tienes que tener en los ojos,

te lo tienes que poner en la cara, pesa.

Es algo que es difícil integrar en un día a día.

Pero va a evolucionar

para ser algo más parecido a una lentilla,

a un chip integrado directamente en tu cerebro,

y puedas vivir una realidad paralela

en tu día a día sin que sea una molestia.

Muchas de las comodidades que disfrutaremos en el 2050

estarán ahí gracias a la realidad virtual,

que también dará solución a problemas

que tenemos hoy en la vida analógica.

Por ejemplo, un hospital holandés proyecta usar esta tecnología

para que pacientes aislados o de larga estancia

puedan recibir visitas de sus seres queridos.

La empresa española que lo desarrolla

ya está en las primeras pruebas.

En la vida virtual no habrá distancias.

En lugar de usar el Skype, que es una pantalla,

una webcam puesta, y un texto o una voz,

lo que hará será ver la persona o el avatar de esa persona en 3D,

en un espacio de 360, en el entorno que quieran.

Podéis quedar en las Bahamas, en un comedor,

en un bar para ver un partido.

Podéis quedar en el entorno que queráis.

-Estas tecnologías lo que hacen es que esos dispositivos

como el televisor nuestro, que era un dispositivo más familiar,

que veían varias personas frente a una pantalla,

hacen que la sociedad tienda a ser más unipersonal.

Porque son experiencias unipersonales más que de uno solo.

Seguramente, se hagan aplicaciones

que pueden interconectar personas en ese mundo virtual.

Como para esa relación.

Pasar de la relación persona a persona

a la relación de personaje virtual a personaje virtual.

El extraordinario potencial de la realidad virtual

obligará a sus creadores a hacer cambios en su forma de trabajar.

Empezando por la manera de contar las cosas.

El storytelling del 360, la realidad virtual,

es muy distinto que el convencional

del audiovisual que conocemos hoy en día.

Y no solo será audiovisual, será táctil, será olfativo.

Incluso podrás deslizarte, podrás andar por entornos virtuales.

De tal forma que las personas que piensen

en experiencias inmersivas

tendrán que pensar mucho más allá de: "Quiero enseñar esto".

El concepto es: "Quiero que la persona viva esto

y cómo lo hago para que lo viva".

El panorama de las prestaciones de la realidad virtual

se dibuja infinito.

Pero ¿cómo encajará la sociedad todo esto?

Habrá un momento en el que en el día a día

será una acción bastante habitual.

Creo que no tendremos headsets tan pesados

ni tendremos pantallas delante de los ojos.

La realidad virtual se puede convertir en algo diferente,

en un conjunto de sensaciones que llegan a tu cerebro

y las vives y ya está.

Pero no todo es entretenimiento.

La clonación virtual de la realidad permite analizar un objeto

o ensayar delicadas operaciones sin alterar el original.

Hay quien piensa que la realidad virtual

está a punto de superar a la realidad real.

Los primeros en probar la realidad virtual

fueron los pilotos a bordo de los simuladores.

De ello se ha extendido a muchos otros ámbitos de docencia,

y, sobre todo, a los videojuegos y el entretenimiento en general.

Estamos acostumbrados a montarnos en una montaña rusa,

y te montas en un asiento, te mueves por un determinado lugar.

De esta manera vas a poder realizar de una forma virtual

estar inmerso en este nuevo mundo.

-Para poder trabajar el mundo de riesgos laborales.

No hace falta que vayas a la fábrica, que te expliquen cómo es todo.

Podrás ponerte esas gafas y hacer un training virtual

en una reproducción perfecta de la fábrica

donde podrás interactuar.

La calidad de la imagen es crucial.

No solo para que la experiencia sea más completa,

sino también más asumible.

Los expertos dicen que esto no ha hecho más que empezar.

Actualmente, los que desarrollamos contenidos estamos atados

a los hardware que hay disponibles en el mercado.

Tu contenido está limitado a eso.

Los dispositivos irán mejorando su capacidad de procesamiento,

y nuestros contenidos podrán ser cada vez mejores en diseño.

El gran salto de la realidad virtual

será cuando llegue a todos y cada uno de nosotros.

Una señora en su casa se pondrá unas gafas de realidad virtual

que su hijo le regalará por Navidades,

y esa señora podrá viajar a Dubái, Londres, París

o cualquier ciudad que esté grabada en 360.

-Estos cascos de realidad virtual

están más presentes en empresas de desarrollo,

pero se piensa que en un futuro sean más asequibles

para que lo mismo que ahora tenemos una, dos, tres televisiones en casa,

que vayamos a tener un casco de estos.

Lo mismo que hace unos años empezamos a tener móviles,

dentro de unos años se espera que los cascos de realidad virtual

estén presentes en todas las casas.

Lo siguiente será no uno por casa, sino por persona.

Los cascos de realidad virtual los vamos a tener

desde que nacemos, por así decirlo.

Las nuevas generaciones nacen con esta tecnología

y van a estar acostumbrados a ver sus dibujos animados

o sus series animadas que sean contenidos 360.

Y ante un reportaje, en lugar de verlo como ahora,

ahí sentado en el sofá,

posiblemente, de una u otra forma,

se sentirá parte de él.

¿Es posible elegir el color de ojos de un bebé?

¿El color de la piel, el sexo?

¿Decidir de antemano si debe tener complexión atlética

o ser superdotado?

Ahora no, pero en el futuro es posible.

No solo se solucionarán problemas congénitos o hereditarios,

sino que los padres podrán decidir cómo debe ser

y qué cualidades resaltar del hijo deseado.

Los científicos dedicados a la genética

han creado una nueva especialidad, la de ingeniería genética de bebés.

Es la gran vanguardia científica aplicada a los seres humanos.

Nacerá dentro de cinco meses,

pero sus padres ya saben que será niño, sano,

cromosómicamente fuerte, rubio, de piel clara y ojos verdes,

con labios anchos, nariz recta, complexión atlética

y con grandes habilidades para el deporte.

La posibilidad de tener niños a la carta,

donde se elija el color de ojos, la altura, la complexión,

eso va a ser difícil conseguirlo si no partimos,

si las leyes lo permiten, de un cambio de gametos.

Es decir, si quiero hijos rubios o muy altos,

tendré que ir a fenotipos de donantes que tengan esas características.

Porque hay una serie de rasgos que son multigénicos.

No dependen de un gen, dependen de muchos,

que además interactúan entre sí.

De manera que esto, al menos en un futuro relativamente cercano,

no está a la vista. Sería muy difícil hoy por hoy.

En la determinación de nuestro físico,

de algunas cualidades, e incluso rasgos de nuestra personalidad,

entran en juego unos 30 000 genes agrupados en 46 cromosomas.

Esas combinaciones genéticas son infinitas.

Y nos hacen únicos.

Señas personales que dejarían de responder al azar

si la ingeniería genética da con las claves.

¿Llegará? Sin duda.

Lo que estamos haciendo la comunidad científica ahora

es intentar integrar en el debate ético adónde debemos ir.

Lo que la naturaleza no da la ciencia lo presta.

Y parece que no pocos estarían dispuestos a servirse de ella.

Yo intento que la gente que no puede tener niños tenga niños.

Usando estos embriones y las técnicas genéticas acopladas,

que ahora las usamos para quitar enfermedades,

se puedan conseguir otras cosas. Se va a hacer seguramente.

Según la última encuesta sobre fertilidad,

más del 30 % de los norteamericanos

se pondrían en manos de un ingeniero genético

para tener hijos preferentemente de piel blanca y pulcra,

ojos azules y cabello rubio.

El estudio está fuera de la reproducción asistida.

Está en la genética básica del desarrollo.

Cuando alguien descubra que este gen da esta complexión,

después ese mismo estudio se puede hacer en un embrión,

en un ser humano, en un adulto, en un niño.

Tiene que haber dinero e investigación en la base,

en el estudio genético de base.

No hay día sin investigación y descubrimiento

por pequeño que sea.

Los expertos están seguros de que técnicamente

será posible definir características y rasgos en embriones.

La genética de consumo genera debate.

Y ellos ya lo han puesto encima de la mesa.

A la velocidad a la que discurren los avances,

creen que ese futuro está más cerca de lo que pensaban.

Y para cuando ese día llegue, quieren saber exactamente

hasta dónde debe llegar la ciencia.

La eugenesia es un concepto éticamente reprobable.

Estamos muy cerca.

El debate es: ¿podré elegir un niño con ojos azules?

Ahora, técnicamente, no es posible. Dentro de 10 años, quizá sí.

Pero la pregunta es si hay que hacerlo o no.

Actualmente no se pueden seleccionar características del bebé,

pero sí, con la donación de semen, elegir algunos rasgos del padre.

Sí se puede tener datos como la edad, la actividad...

El color del fenotipo, el color del pelo, la talla...

Son datos. Todo lo que no se identifique se puede conocer.

Eso aquí, en España.

En Dinamarca, el banco de semen Cryos International

ofrece incluso la posibilidad de ver alguna fotografía actual

del candidato a padre o escuchar su voz digitalizada.

¿Quiere un bebe de un padre mulato, con ojos claros, cum laude?

Lo tiene.

Y las mujeres que decidan tenerlo

en 2050 no sentirán tanto la presión del reloj.

Porque la edad de la maternidad

contará como aliada con la nueva tecnología.

Todo el proceso de fecundación y desarrollo embrionario

será más seguro.

Ya se ha superado la barrera de la edad para ser madre

gracias a la congelación de óvulos y embriones.

En mi tiempo, se puede tener un hijo a cualquier edad.

Incluso la ciencia ya tiene los medios

para que la gestación no suponga ningún problema.

Podrá elegir el momento en el que se quiere quedar.

¿Qué tendrá que hacer?

Preservar fertilidad, extraer los óvulos cuando es joven.

Tenemos ovocitos de muy buena calidad,

de mucho potencial, y aseguraremos que la mujer

se va a quedar embarazada cuando decida.

-Es una incubadora, pero un poco especial.

Aparte de la incubación, tiene una tecnología de time-lapse.

Hace una fotografía del ovocito hasta el embrión día 3 o día 5.

Con esto, ¿qué conseguimos? Tener mucha información.

Poder ver el embrión, cuando antes no imaginábamos poder verlo.

Y esta información la tenemos sin desestabilizar

los parámetros de temperatura y de humedad y de pH

que necesitan los embriones para desarrollarse bien.

El feto que se implante será más sano y más maduro.

¿Estaremos ante el principio de un vientre artificial?

Los descubrimientos en ingeniería genética van a tal ritmo

que hacen vislumbrar un futuro con bebés a la carta.

Pero ¿qué eslabones faltan?

Un gen es fácilmente manipulable.

Las consecuencias de esa modificación no las conocemos.

Y modificar varios genes aumenta la complejidad de la manipulación.

Y es que se conoce el genoma, pero no los mecanismos

que ordenan cuándo y qué genes se activan.

Recordad la oveja Dolly. Se clonó.

Y murió muy joven.

Porque se tenía el contenido genético de la oveja clonado,

pero durante el desarrollo embrionario

no se pudo controlar lo que pasaba. Se generó una oveja nacida vieja.

Por eso, por ejemplo, aún no hay cura para las enfermedades raras.

Conforme avanza la tecnología, sobre todo la genética,

se pueden identificar más genes implicados

en el desarrollo, en la viabilidad, en la implantación

o en el desarrollo de enfermedades.

Es la razón de ser de las investigaciones

de ingeniería genética como la de Juan Cruz,

que intenta dar respuesta a la leucemia.

Nuestra capacidad técnica es manipular genes

en un estado ex vivo,

es decir, en una línea celular o en un cultivo celular

en el que manipulas un gen y luego lo puedes reinsertar en una paciente.

Por ejemplo, puedo sacar la médula ósea de una persona,

unas cuantas células, crecerlas, manipularlas genéticamente

para corregir un defecto, y luego volver a ponerlas.

El gran salto será cuando además de curar

puedan evitar las enfermedades.

El diagnóstico preimplantacional sirve para seleccionar embriones

que están libres de patologías, de enfermedades hereditarias.

Por el momento, se recopila información,

y este será otro efecto de la ingeniería genética.

Los genetistas cada vez pisan menos el laboratorio,

manejan menos pipetas y más ordenadores.

El trabajo va a ser datos y análisis de datos.

El hospital del futuro... Imagina que la secuencia genética

de cada persona se obtendrá en el nacimiento.

Y ese dato de tu genoma completo será utilizado clínicamente.

Para que después de que el bebé nazca, y a lo largo de su vida,

le afecten factores medioambientales y estilos de vida.

Saber qué teclas tocar.

Esto es todo por hoy. Tengo que volver al futuro

para buscar la información que necesitáis

para que estéis preparados para lo que está por venir.

Volvemos con más, mucho más.

Y es que hay tanto por descubrir...

Aquí, en "Oficiorama".

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ingeniero genético de bebés, agricultor urbano y Realidad V.

Oficiorama - Programa 2 - Ingeniero genético de bebés, agricultor urbano y creador de realidad virtual

24 ene 2017

Analizamos cómo será la producción de alimentos en medio de las ciudades a cargo de los nuevos agricultores verticales. Además los creadores de la realidad virtual nos cuentan cómo entrará a formar parte de todos los ámbitos de nuestras vidas y científicos genetistas qué avances llevarán a los "ingenieros de bebés" a evitar enfermedades congénitas o elegir cómo va a ser su hijo o hija.

Histórico de emisiones:
20/02/2016

ver más sobre "Oficiorama - Programa 2 - Ingeniero genético de bebés, agricultor urbano y creador de realidad virtual" ver menos sobre "Oficiorama - Programa 2 - Ingeniero genético de bebés, agricultor urbano y creador de realidad virtual"

Los últimos 15 programas de Oficiorama

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios