Ochéntame otra vez La 1

Ochéntame otra vez

Jueves a las 00:00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5236338
No recomendado para menores de 7 años Ochéntame otra vez - Perdona, sólo era una broma - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Los 70 y los 80 fueron dos décadas de profunda libertad,

expresiva, cultural...

(Música)

-Ellos eran pues televisivos... eran el mainstream de la época.

-Ese atrezzo, ese taburete, esa mesa, ese pie de micro

o ese vaso de tubo, ese cenicero...

-Cuando algo es tan surrealista.

-"Callarse, callarse..."

Y sí que es más fácil creo que perdure en el tiempo.

-El que creo que mejor ha sobrevivido

desde mi punto de vista es Gila.

-"¿Es el enemigo?"

-Y eso que no es políticamente correcto en muchas cosas,

porque se mete con las mujeres, con las gordas...

-Pero es que la libertad de expresión era decir

lo que te daba la gana con tu libre pensamiento, un país libre es así.

Un país libre no es un país cómodo, ¿habremos ido hacia atrás

en la tolerancia de una sociedad con su humor?

(Música)

El humor en la televisión, a juicio de algunos expertos,

ha de ser extremadamente simple reflejando los aspectos desconocidos

de la vida diaria.

-El humor es sorpresa. Para mí lo más importante

después de tantos años creo que es la sorpresa.

-¿Qué es el prepucio? -¡Ala!

-Yo que sé tío.

-El espectador se identifica entonces con este lenguaje

o con esa acción que contempla en la pantalla y se sonríe ante algo

que de alguna manera le afecta.

-Prepucio.

(ACENTO PIJO) -Lo tengo en la punta de la lengua.

-El romper lo establecido. En eso dicen que se basa el chiste.

Es una narración corta, que más o menos es lógica

hasta que se produce un quiebro en esa narración

que te coge por sorpresa.

-¿Y sabes lo que tenía en el pelo? -Pues no.

-10.000 millones de pesetas.

(Risas)

En el peine macho.

-Te sitúa en un plano, absolutamente inesperado

y por inesperado gracioso.

-Y lo último que han inventado que es la locura,

es un ojo de cristal que ve.

-El humor es un proceso reflexivo, no es un acto reflejo.

-Fíjense la ventaja de tener un ojo de cristal que ve:

por ejemplo en el fútbol, te toca un cabezón delante,

haces así...

-Hace una asociación de ideas,

y espera unos resultados y se encuentra con otros.

-O no tienes ganas de ir y le dices a un amigo:

"Llévame el ojo al fútbol".

-Lo defino como una especie de salida de emergencia.

Estás en una "scape room" muy complicada, te angustia mucho,

y el humor te ofrece una salida de emergencia que tomas si dudar.

(DISPARA)-¡Sus muertos!

-Me ha dejado sordo.

-Yo creo que ahí hay como dos mecanismos que son opuestos

que son los clásicos:

uno es la sorpresa,

en una situación pasa algo inesperado y te hace gracia.

Y otro es todo lo contrario, sabes que va a pasar eso...

y te hace gracia ya el verlo venir, ¿no?

-Esto de la tarta es un sistema que siempre ha funcionado.

(Explosión)

Y yo personalmente no he sido nunca partidario de lo de la tarta.

-Cuando entra el payaso con la tarta, ya te estás riendo

porque sabes que va a acabar en la cara del otro.

-El humor es caótico, el humor es instantáneo sobre todo.

(MURMULLAN)

Y encontrar las reglas del humor es la cosa más compleja que...

muy poca gente... existen, ¿eh? Hay reglas de humor.

-¿Cuántas tortas le habrás dado tú a Codeso

a lo largo de tu vida artística con él?

-No he calculado, pero unas 70.000 o una cosa así.

-Es como algo automático que ¡boom!

Llega directamente a las terminales neuronales

y te ríes.

-Bueno pero quién es el Cristóbal Colón que dices.

-Cristóbal Colón fue el del huevo, el que descubrió un huevo.

-¿Pero delante de todo el mundo?

-Generalmente nosotros vivimos controlando todo.

Entonces el humor nos produce una sensación

de que algo se ha descontrolado.

(RADIA)-Va a comenzar la operación, saca el médico el bisturí,

avanza con el bisturí, sigue avanzando, vacía al enfermo,

¡y corta muy bien la tripita al enfermo!

-Incluso puede tener un efecto muy potente

si lo que libera es algo que nos está haciendo daño.

-Menéndez ha cortado muy bien la tripita del enfermo,

va a sacer el riñón, lo hace Menéndez con la izquierda.

Alto y fuerte sobre la enfermera, lo para la enfermera con el pecho.

-Creo que la risa más bonita nos pasa a todos,

cuando no te puedes reír.

-Estás en un velatorio, y te fijas en una cosa

que es sorprendente y tal y sin darte cuenta te ríes.

-Y es los ataques de risa

más maravillosos que hemos tenido todos.

-La base de la risa que es la sonrisa,

surge por nervios, por tensión.

-El humor es como un flechazo, ¿no? Es muy primitivo, muy básico.

Sí, me gusta que sea así, sí.

-De las grandes frases populares que conocemos todos los españoles

están lo de: "Que nos quiten lo bailao"

o "Comer no comeremos, pero y lo que nos reímos".

-Hasta su padre dijo: "Me habéis dejado sin hijo pero me he reído..."

-Quizá por eso me gusta tanto, porque es tan ingobernable,

tan ancestral, ¿no?

"Pero después de todo esto,

¿qué opina el español sobre el humor?

¿Le reír, contar o que le cuenten chistes?

¡Vamos a verlo!"

-El humor es una cosa que hay que llevarla dentro de uno.

-Para mí el humor pues es una faceta de la vida en la cual

se pasan unos momentos muy agradables.

-Bueno, eso depende también del momento en que se encuentre uno.

Hay veces que requiere que el humor sea expansivo, digámoslo así,

y otras veces pues que sea moderado, ¿no?

Depende del momento social en que se encuentre uno.

-Yo creo que en los 80, tenían esa ventaja,

la gente no se tomaba tan en serio a sí mismo, ¿no?

-Yo recuerdo un humor que a mí me gustaba,

entre incorrecto y candoroso, incluso muy básico.

Pero el humor no debe revisarse tanto,

siempre se hace a medida de cada época.

Y en aquella época era buena comedia.

-Como ahora, había humores muy diferentes.

En los 80 estaba Arévalo

pero también estaban Faemino y Cansado.

-Pajares, Esteso, es decir, gente que también forma parte

del panorama del humor de los años 80.

-Damas, Caballeros, niños, adolescentes...

Voy a presentarles a una paloma que canta.

-Hay cosas de los 80 que ya empezaban a ser viejas en los 80.

-Que yo tengo un pronto muy malo. -Mátate en diez minutos.

-No me amenaces tú. -¡Cállate!

(CANTAN EN INGLÉS)

-En el caso de Martes y Trece

evidentemente eran un soplo de aire fresco en el panorama televisivo.

-Nuestro modo de hacer humor, vamos yo lo definiría "humor por humor".

(CANTAN EN INGLÉS)

Te ríes o no te ríes.

Pero no tiene ninguna connotación ni ninguna historia,

ninguna pista despistada.

-Como tú has dicho antes es un vodevil mental.

-Ellos eran pues televisivos, eran el mainstream de la época.

-Yo me reía a carcajada limpia con Martes y Trece.

Esos fin de año, ¿no? esperando ese especial de una hora

y yo los pondría por delante.

Era un humor moderno, que ahora lo ves y dices:

"pues les ha pasado el tiempo evidentemente".

Pero en aquel momento me parecía lo más contundente,

lo más brillante, lo más hilarante.

-Yo me acuerdo un sketch que me molaba mucho que era

o sea, no trascendió nada, pero lo recuerdo, que era como...

estaban dos jugadores de billar,

y uno de ellos iba a abrir la partida

y al apoyarse en el billar era como un charco verde,

pero no se notaba, y entonces de repente se caía.

Y a mí eso me parecía brillante, era como...

bueno y me lo sigue pareciendo. ¡Jo, esto es la ostia!

-Bienvenidos a Hablemos de Eso.

Hoy vamos a tratar un tema delicado, sensible,

algo muy intrínseco para el varón, muy personal.

Me estoy refiriendo naturalmente al capullo.

(Risas)

-Los reyes de los 80...

a ver si te han influido más de lo que tú crees.

# La culpa fue de la chacha.

# Sí, fue de la chacha. #

-Nosotros cuando hacemos una parodia, captamos el aire

del programa o del personaje que sea,

y luego ya "buitreamos".

(CANTA EN INGLÉS)

Hacemos humor pero no basados en los personajes

o en la persona determinada, sino en la situación cómica

que se está produciendo muchas veces espontáneamente.

(CANTA INGLÉS)

-A esa parodia que ya pierde hasta el referente.

Podrías ver un "celebrity" y al personaje real y decir:

"No se parecen en nada de alguna manera ves al "celebrity"

y está ahí el personaje.

-Sí recuerdo ver como una religión los fines de año de Martes y Trece.

Especiales de fin de año, que para mí eran el sumun, ¿no?

La catedral de la comedia televisiva.

-¿Encarna?

-Encarna de noche para todos los amigos del mundo, dígame.

Y no hay un sólo día en que alguién te llame ¡Encarna!

¡Empanadilla!

-¡Encarna!

-Encarna de noche para todos los amigos de España, dígame.

-Aquella Nochevieja en televisión no lo íbamos a hacer,

teníamos previsto otro sketch, y entonces a última hora,

a ultimísima hora, ¿eh?

"No, mejor hacemos este porque y si no... tal, bueno sí, no".

-¿Encarna?

-Vamos a ver amiga sorda de la noche, vamos a ver.

Directamente al pueblo,

Encarna de Noche, pregúntaselo a Encarna.

-Creo que sirvieron las mejores páginas del humor en España, sí, sí.

# Es maricón, maricón,

# de España. #

-Muy incorrecto y alguno de ellos difíciles a lo mejor de emitir

en la época tan sobrexpuesta actual.

# Maricón. #

-En los años 80 conviven los humoristas que venían de antes,

que eran los que les gustaban a tus padres ¿no?

en el caso de mis padres, por ejemplo Tip y Coll.

-Yo me llamo Luis Sánchez Polac, y también me llamo Tip,

tengo varios años, he nacido en Valencia,

y aquí estoy, para hablar con ustedes.

-Me llamo Jose Luis Coll, algunas veces soy Jose Luis Coll por entero,

otras veces soy un 50% quiere decir la mitad del Tip y Coll,

que es Coll.

-Que yo los veía y te decían: "Son geniales y tal".

Pero yo decía: "Serán, pero no me agarran de las tripas".

Puedo ponerme en: "Pues sí, esto tiene mérito".

-¡Zas! Y dice uno: "¡Coño!"

Y digo: "¡Premio!".

-A mi padre les siguen haciendo gracia.

-Luis, sabrá usted cientos y cientos de chistes.

-Y puede que miles.

-Bueno cuente alguno para la gente que le está mirando,

tenga la bondad.

-Antes te venía la gente y te dice:

"Te voy a contar un chiste", y ahora ya pasa muy poco eso, por suerte.

-Hay uno muy bueno de un borracho. -Cuente ese.

-Todos nos sabemos todos los chistes.

-Y dice: "Yo soy de Bagdag". Digo: "Yo de mentira".

-Estábamos haciendo el cásting para el Rey de la Comedia

hace 11 años aquí en Televisión Española.

Tú no podías ver las pruebas hasta que ya hacías la tuya

y sí te podías sentar en el público para un poco ver

lo que hacían los demás.

-Mi mamá me mima, yo mimo a mi mamá. ¿Qué pinta mi padre en todo esto?

-Y pasaba con lo de los chistes,

que llegaban ahí de: "Vais a flipar".

-Digo: "¡Niño, que te se caen los mocos!"

-Dice: "Es igual, si tengo más".

-Pero es que tres pruebas antes, alguien había hecho el mismo chiste

porque también... y la gente ahí como público...

-Nosotros no contamos chistes, nunca en el show,

en el espectáculo, nunca jamás, porque no sabemos contar chistes.

-De todos modos los chistes tienen una vida bastante corta,

efímera totalmente porque los escuchas una vez y luego ya...

¡qué vas a contar!

-Los chistes de alguna manera es una cosa social.

Cuando estás tal, nosotras contamos chistes,

bueno yo por lo menos los cuento fatal.

Pero es una cosa que si vas a una cena,

¡qué raro es que alguien no se arranque con un chiste!

-Ves tuits que tienen miles de retuits

y son graciosos y es como un diálogo...

-Va y se muere, moraleja: "No vayas".

-No deja de ser una historia pequeña contada en cuatro frases o cinco,

y es un chiste.

-"Os habla Chiquito de la Calzá, condemor,

que nació después de los dolores. Cuando nací no había niños ni ná,

jugaba solo, una mala tarde la tiene cualquiera".

-Yo creo que el problema también del chiste muchas veces

es que es muy largo, porque se adornaba mucho y era como:

"Me estás cascando aquí..."

Menos con Chiquito que lo largo era, lo gracioso era el viaje

y no el desenlace...

(Risas)

-¿Eres Jarl 9.000? ¿El ordenador de emergencia fabricado en Somostri?

"¡Por qué me has despertao que estaba durmiendo la siesta!"

Dormía el ocho por medio, el eco era de Plácido Domingo.

-Yo creo que el buen cuenta chistes es alguién muy divertido,

y digamos que la diferencia es que el cuenta chistes es un actor

que trabaja con guiones ajenos, guiones generales.

Pero realmente tiene que ser un buen actor.

Necesito que contactes con La Tierra, es urgente,

¡estamos en peligro!

-"¡No quiero saber nada de ná!".

-No te lo estoy pidiendo, ¡es una orden!

Soy el comandante de la nave.

¡De mí no se ríe nadie! -"Me cago en sus muelas".

-Paco Gandía, por ejemplo.

-Claro que me ha engañado.

Como que me dijo que me podía duchar con él

y estoy harto de darle a los botones y aquí no sale el agua caliente

por ningún sitio.

-O Pepe Da Rosa, perdóname.

# Perdonarme que cante al final,

# Pero el arte me empuja... #

-Yo me acuerdo que en casa tenía discos de Pepe Da Rosa,

que además acababa con su: "Ya me voy, ya me voy, ya me voy".

Que en el fondo también era un monologuista porque realmente,

cogía chistes populares, no sé qué...

# Ya me voy, ya me voy, ya me voy,

# ya me voy, ya me voy, # ya me he io. #

-¿Qué es un chiste? un cuento, una historieta...

¿Cómo definirías el chiste?

-Bueno para mí el chiste es una caricatura

de cosas que pasan en la vida real.

-¿Cree usted que hay suficiente humor ahora mismo en televisión?

-Bueno, pues pienso que no.

Ni suficiente, ni bastante bueno tampoco.

Porque meten a señores muy, muy malos como por ejemplo,

¿cómo se llama el catalán este nuevo que ha salido ahora de los chistes?

-Eugenio. -Eugenio.

Creo que es bastante soso,

hay señores con bastante mejor humor que tiene este.

-Buenas noches, señoras, señores.

Con la alegría que me caracteriza

y aprovechando hoy que estoy muy contento,

voy a dar comienzo de un momento a otro.

-Ese atrezzo, ese taburete, esa mesa, ese pie de micro,

ese vaso de tubo y ese cenicero, está lleno el escenario,

es que no hace falta nada más. La gente ya sabe lo que va a venir.

Y eso es un sello característico Eugenio.

-Digo: "¿Cuánto son dos y dos? -Digo: "Si no me das más datos, tú".

-Todo tiene pausa, lo esencial.

Con Eugenio se reían hasta de los silencios.

Esto es realmente de las cosas más difíciles...

Si es difícil hacer reír hablando, imagínate con los silencios.

-Saben aquel que dice que es un tío que iba de viaje,

y el tío comienza, digo: "vale ya se me ha dormido el pie".

Y en un momento dado se quita el zapato

y un tío que estaba enfrente va, digo:

"dormido, este pie está muerto".

-Es difícil hablar de las influencias de uno mismo,

y la medida exacta en la que va conformando tu personaje.

Mi opinión es que uno acaba siendo una mezcla de lo que le ha influido,

o sea, le ha gustado,

y de lo que más o menos ha reinterpretado.

Eugenio me influye quizá en ver que puedes hacer comedia serio.

-Digo: "Hago los 100 metros lisos en ocho segundos".

-Digo: "¡Qué dices en ocho segundos!

Si el récord mundial está en 9,9.

-Digo: "Es que he encontrao un atajo, tú".

-Eugenio era un orfebre, era un joyero, tiene la gran suerte

de conocer a mi madre que es la artista.

Es la que encuentra un día en un bar cuando va a comprar tabaco,

un grupo de gente y una morena pues tocando la guitarra y cantando, ¿no?

# Canto a la vida,

# por eso canto al amor. #

En el 67 contraen matrimonio y lo que hacen es yendo a cantar

por los pups de Barcelona.

Entonces, y como bien decís, son preseleccionados

para el festival de Eurovisión, dónde quedan cuartos,

el año que Julio Iglesias gana con Gwendolyne.

Mi madre se aparta, da un paso al lado,

para dejarle un poco debido a una enfermedad

que se le diagnostica.

Y Eugenio pues tiene que empezar a intentar sobresalir solo.

-Él proviene del mundo de la canción pero últimamente ha editado un disco

de humor con el cuál está teniendo mucho éxito.

A raíz de sus chistes creo que es cuando más has triunfado,

¿no Eugenio? -Sí.

-Ahí es dónde viene un poco el boom del primer cassete que graban.

-¿Y por qué crees que es ese enorme éxito tuyo?

Por tu forma de contar el chiste, por tu seriedad,

por ese acento catalán del que hablaba antes...

-Yo creo que es un conjunto de cosas, es un lenguaje del pueblo,

la seriedad, la mezcla de catalán-castellano.

Saben aquel, que llegan varios amigos que iba de noche paseando,

y uno de digo a la otra: -Digo: "Mira nano, que luna llena".

Digo: "De qué".

-Yo cuando veo que sacan un archivo de Eugenio y tal,

muchas veces me sigue haciendo mucha gracia, porque también hay ahí

como un tío muy gracioso con su pose y tal.

Que a veces es más eso que el propio chiste.

-Saben aquel que diu...

-El final de Eugenio es seis años antes de su muerte.

Él sufre un infarto, precisamente aquí en Madrid,

ese infarto pues le lleva a una debilidad interior,

le lleva a una retirada de los escenarios.

Cuando uno no está en sus plenas condiciones,

pues igual se deja llevar, ¿no?

Hasta que es difícil poder salir.

-Creo que la vida exige de cada uno de nosotros

una atención especial a todo lo que nos rodea.

Y yo no doy abasto.

-Es como si ese yo se hubiese perdido.

Entonces, llegué a no reconocerlo.

-Adaptarme a la sociedad que me ha tocado vivir

pues para mí siempre ha tenido una cierta dificultad

y digo esto porque realmente la sociedad en la que vivo,

me importa y me interesa mucho.

-Eugenio hizo del chiste una herramienta de disección

del público maravillosa.

Se impuso él a los chistes, los chistes eran una excusa

para ver a ese señor beber y fumar en el escenario.

-Yo creo que el humor de Eugenio es atemporal.

Hablamos de casi 18 años después de su ausencia, que no está,

pero sus chistes siguen estando de moda,

su imagen sigue estando de moda.

-¿Tú eres autodidacta o has tenido algún maestro?

-Para mí un maestro del humor de ahora y de siempre

es Miguel Gila.

-Buenas noches, me llamo Miguel Gila, nací en Madrid,

el 12 de marzo del siglo XX.

Mi padre era carpintero, mi madre no.

-Hay una delgadísima línea, que es la ironía trágica.

Que hay un momento en el que, quiero decir, cuando te pasa una tragedia,

pues es terrible, pero cuando te pasan tres,

es risible, es decir, hay un momento en el que te pasan tantas cosas

que ya dices: "Me tengo que reír".

-Me puse a trabajar en una fábrica de chocolate,

después pintor de autos, luego de mecánico de aviación,

y luego de soldado. Y después de humorista.

-Detrás de cualquier cómico, detrás del humor, se enmascara un drama.

-De chico he estado a punto de ser pobre, ¿no?

No he llegado a ser pobre pero sí he estado a punto de serlo.

-Nací en verano pero sorpresivamente.

O sea, en casa ya ni me esperaban ni nada,

mi madre había salido a pedir perejil a una vecina.

Así que nací sólo.

Y entonces tengo una gran ternura hacia la gente que no tiene,

hacia gente que tiene la necesidad de vivir de los demás.

Bajé a decírselo a la portera, dije: "Señora Julia, soy un niño".

Y dice la portera: "¿Y qué?". Digo: "No, como que qué.

Que he nacido, no está mi madre en mi casa

y a ver quién me da el alimento".

Pasando muchas veces por la humillación...

tengo una verdadera fobia por todo lo que es mando militar

humillación...

Y me dio la portera poco,

porque estaba la pobre ya "gripao en cortao",

porque de joven había sido nodriza, y había alimentado a 11 niños.

y a un sargento de caballería...

-¿Es el enemigo? ¿Ustedes podrían parar la guerra un momento?

¡Que si pueden parar la guerra un momento!

-El que creo que mejor ha sobrevivido

desde mi punto de vista, es Gila.

Gila que también estaba antes pero siempre a mí me ha enganchado.

Gila es de los que venían de antes

que a mí sí me seguían haciendo reír.

-¿Usted se siente en algo un poquito padre del humorismo

que se hace actualmente en España?

La mayoría de la pléyade de humoristas actuales

se requiere como hijo putativo suyo, ¿no?

-Gila es un género en sí mismo, es casi imposible pensar:

"Me influyó Gila".

Pues también te da alas para decir:

"Hombre, el surrealismo es transitable, ¿no?

El surrealismo desde la tragedia es transitable.

-Ahora sí le escucho. Este, le quería preguntar una cosa:

¿Ustedes van a avanzar mañana?

Fue una época en que el humor que yo hacía por absurdo y por disparatado,

era bastante chocante, y a la gente le divertía mucho.

-Gila era una isla dentro del humor que se hacía en el país.

Entonces claro, evidentemente es un referente para todos, ¿no?

Es un referente en cuanto a las maneras, la forma de hacer.

-¿Van a venir muchos? ¡Ala qué bestias!

Yo no sé si habrá balas para tantos.

Bueno nosotros las disparamos y ustedes se las reparten.

-Yo creo que Gila no va a pasar nunca.

Porque eso que no es correctamente político en muchas cosas,

porque se mete con las mujeres, con las gordas, pero...

-A mí lo que más me cabrea de la guerra,

las broncas que tengo con mi mujer por la noche cuando vuelvo.

Empieza: "Mira cómo vienes de guarro,

que te has ido hecho un pincel y cómo vuelves".

Digo: "Porque nos tenemos que arrastrar por el barro".

Y dice: "Pues pon periódicos".

(Risas)

Periódicos...

-Sin embargo yo sigo oyendo cosas de Gila, sigo viéndolas

y me sigue encantando.

-Me gustaría verla a ella

arrastrándose por debajo de las alambradas.

A ver qué hacía con el culo que tiene detrás,

que cuando vamos de excursión dice la gente:

"Que se le cae a su mujer la mochila".

(Risas)

Y nunca falta el galante que dice: "Yo se la levanto".

-Gila está hablándonos de la guerra,

está hablándonos de la relación con una pareja que en el fondo,

vuelvo a repetir, quitando los modismos de la época,

son los mismos, porque el conflicto es el mismo.

-Y a parte del paleto, ¿qué otros personajes son sus favoritos?

-Yo creo que el soldado.

Lo sigo haciendo y pasarán 30.000 años y lo seguiré haciendo.

-Quería preguntarle: ¿a cómo están las ametralladoras?

Joder...¿y si compramos dos?

No, no tenemos ametralladoras,

estamos disparando con un fusil normal y lo dispara un tartamudo.

-¿Pero es una estupidez el tópico este de que detrás de la careta

de todo cómico hay o se esconde siempre un personaje triste?

-Nosotros también somos partícipes de la vida y de la muerte

y de las enfermedades y del dolor.

-Me hace llorar enterarme que un niño de seis años

muere en un pozo...

Y me hace llorar...

que tres jóvenes desaparezcan sin saber por qué.

Y me hace llorar enterarme que un guardia

ha matado a un etarra.

Y me hace llorar pensar que un etarra

ha matado a un guardia.

No sé, me hacen llorar muchas cosas y quizá por eso sea humorista.

-¿Qué te hace reír?

-No sé, en este momento nada.

-Nos hemos quedado paralizados. (RIE)

-Bueno, lo del payaso. -Gracias.

(Aplausos)

-El primer ejercicio de mi compañero.

-Esto es como la vida, va subiendo.

-¡Eh, ahí está!

-¡En pie todos! ¡Todos en pie!

¡En pie! ¡En pie todos!

A casa ya, venga que ya va siendo hora, venga.

-Me gusta pensar que la inspiración está en la vida misma.

-La vida está llena de circunstancias humorísticas.

-Detalles mucho más divertidos de lo que nos creemos,

si te fijas un poco.

-Vas por la calle, te vas acordando, se te ocurre ir a cobrar un cheque,

y te acuerdas: "Carmaba, esto tiene un lado cómico", lo escribes...

-En donde estamos haciendo humor ahora es como muy fácil encontrar

material porque te invade,

vas por la calle y ves a gente en patinete,

o ves cosas de las que dices: "De esto se puede hacer un sketch".

-A mí me gusta pescar ideas en el comportamiento de la gente.

En un pequeño detalle que veo en un bar, en una tienda,

o en la calle, o veo en alguien.

Luego tengo que trabajar en la mina para a esa sensación,

aportarle la técnica y las estrategias profesionales

para que ocurra el sketch, ¿no?

¡Primo Francisco!

Que no sabía yo que fueras bombero.

Pero lo que hay que estar siempre es observando, observando...

-Ertzaña, soy Ertzaña, eh, antidisturbios, ¡pá!

-Joder con los hombres de Harrison.

Tú tienes que dar más hostias que un cura, ¿a que sí?

Pero cuando veo que algo me ha producido una sensación cómica

o aunque no sea cómica, pero que me ha descuadrado, digo:

"Aquí hay un principio de surrealismo, ¿no?"

-Yo soy una persona muy triste

y lo que hago es defenderme riéndome.

Os tomáis muy a la ligera el asunto de la muerte.

Habéis salido de casa hoy y no os habéis:

"Lo mismo me muero hoy". ¿A que no?

No os lo planteéis.

Parece que la muerte nos la tomamos a cachondeo decimos:

"Estoy muerto de hambre", "Estoy muerto de sueño",

"Muero de amor", esa tontería que tenéis los adolescentes.

(CANTA) "Muero de amor, amor y la quiero", a ver...

Entonces más que hacerme gracia lo que me produce es una reflexión

como un poco de: "¡Qué cabrón!". Soy muy existencial.

Y tú, el de casa, te vas a morir. ¡Ay perdón! ¿he hecho un spoiler?

(Risas)

Es que hay veces que se nos olvida en qué acaba esto.

Cuando algo es terrible,

la mejor forma muchas veces de resaltarlo es el humor.

-El humor cruel a nosotros nos mola.

-Sí, a mí me mola la crueldad y... -Nos mola la crueldad mucho.

Cuando empezamos a hacerlo, como que teníamos muy claro

que no fuera una parodia, en plan de: "Vamos a hacer a un pijo",

y yo me disfrazo de pijo y...¿sabes? algo como muy exagerado.

-Es como ponerte un espejo delante, hace gracia ya, y a lo mejor,

si exageras la gente dice: "Ah, está exagerando,

esta gente no es así".

Según se mire es imitación también, lo que pasa es que, el cambio

es que en vez de imitar a un famoso imitas a un anónimo.

-Todas las cosas que odian, nos las envían a nosotros

para que hagamos un vídeo.

-Sí, somos como sicarios.

-La mecánica del humor es mirarte a ti mismo,

y ver lo ridículo que resultas

cuando te cortas las uñas de los pies,

cuando conduces y gritas, cuando tienes una bronca con alguien.

-¿Quiere casarse conmigo? ¿Le dejó mucho dinero?

Conteste a la segunda pregunta.

-Me dejó toda su fortuna.

-¿Ah sí? ¿No ve que estoy intentado decirle la amo?

-Uno lleva ya muchos años y digo: "Ostras, otra vez...

Mañana hay programa y pasado..."

Estas un poquito... no perdido pero difuminado,

me voy a los clásicos,

que a veces los clásicos no tienen por qué ser Chaplin, que también,

sino que están en casa, ¿no?

-La tortilla de patata, afinaba y ponía a punto una guitarra,

ayudada por el palmeo rítmico de la aceituna sin hueso:

"Mira, dale, gira que gira, mira la tortilla, redonda y de cebolla,

¡cómo! redonda y de cebolla".

-Me influyó mucho Pepe Rubianes, un cómico ya desaparecido

quizás el que me influyó más porque tuve relación personal con él.

De hecho, le echamos mucho de menos todos sus compañeros coetáneos.

-Mis espectáculos son un poco un divertimento,

donde procuro que la imaginación

y la alegría prive por encima de todo.

-Era un hombre muy libre, aquel sí que era libre, muy libre.

Ahora estaría poniéndonos a todos así de firmes.

O la justicia puteándolo a él.

-Volando va, volando viene, viene.

-Y también quisiera destacar si es posible a un cómico catalán

que era Joan Capri.

(HABLA CATALÁN)

Era una celebridad absoluta en Cataluña.

De hecho, todo el mundo tenía un disco de Capri.

Antes de Eugeni estuvo Capri.

Discos con monólogos, era un ídolo teatral,

estaban siempre los teatros llenos, en las fiestas, en todos lados,

pero también se inventó un personaje, que era...

lo llamaban "el catalán preñá", el catalán cabreado.

Y a mí me influyó mucho Capri.

Que hizo una serie en Televisión Española en su final de carrera,

que se llamaba Doctor Caparrós.

(HABLA CATALÁN)

Era lo más seguido en Cataluña.

Mi padre también me lo... yo creo que me lo inculcó.

Me dijo una vez, mira ese hombre, ese hombre es muy buen cómico.

Y yo, que estaba modo esponja, pues me entró Capri también sí.

-Le estoy haciendo a mi mujer un salto de armario.

-Cómo un salto de armario, ¡será un salto de cama, digo yo!

-Que salte de donde quiera que ya le agarraré yo en el aire,

a ti qué te importa, no te metas en mi vida.

-Me vinculo a ellos emocionalmente, ¿no?

Digo: "Joer, estaban allí, estaban luchando, cómo divirtieron,

qué bien lo pasaron, qué bien nos lo hicieron pasar...

y ahora estoy yo". A mí me pone mucho las pilas.

-Es el colo chirimbolo. -Y además si es un color muy bonito.

-Y tan bonito, color salmón.

-Sí pero es un poquillo apagado, ¿no?

-Porque es "salmón congelao chalao".

-En Lussón y Codeso, siempre ha habido "te quiero y te odio".

Y eso es lo que nos hace gracia.

(GANGOSO)-¿Qué le llevo? -

-El paquete este. (GANGOSO)-Ah, el paquete, claro,

al comisario le llevo el paquete.

-El humor rancio y tal, creo que también pasará

con los humoristas de ahora dentro de 20 años.

Que habrá cosas que envejezcan muy mal y se dirá:

"Pues mira, en el 2018 se hacía humor de esto y parece increíble.

-Yo no voy a poner énfasis ahí, porque soy del gremio

y tengo mucho respeto, de verdad, a todos los que han trabajado.

Yo no conozco la situación en la que trabajaban,

las condiciones, el entorno...

Me gusta pensar que hicieron lo que pudieron, lo que supieron,

y que oye, si envejecieron mal, con no verlo, se acaba.

-El humor es como la moda, que solamente tiene presente,

Enseguida se pasa.

-De repente un mismo sketch lo haces, aunque ya te lo sepas,

si de repente estás enrollado en ese momento puede ser distinto.

-Por qué está cantando el tío ese ahí:

# Veintidó, veintidó,

# veintidó, veintidó, veintidó. #

-Hay cosas que, claro con el paso del tiempo, no es que estén mal,

pero las has visto tanto que te sorprenden menos, ¿no?

-Nosotros cogemos el vaso así. (HABLA OTRO IDIOMA)

-Perdón, perdón.

-Pido humildemente perdón, he dicho unabarbaridad.

-He dicho así, y se dice: "Y si, o com sa". (OTRO IDIOMA)

-¿Por qué envejece el humor? ¿Por qué envejece en general todo?

¿Por qué envejece mal la música?

¿Por qué hay obras inmortales y otras que no lo son?

-Claro el humor como expresión artística que es,

tiene todos los colores y todas las calidades,

y por lo tanto, envejecimientos diferentes.

Pero también lo tiene la canción.

De repente te pones canciones que te emocionaban en los 80

y dices: "¡Madre mía!

pero por dónde me emocionó a mí esto, no?".

-"Soy Lauren Castigo. Me da mucha alegría, valga las rebundancian,

estar aquí esta noche anste ustede porque quiero presentarle..."

-Cuando tú te atas mucho a la temporalidad,

a la circustancia del momento de...

como decía, de la moda, del ...

Claro, luego las ves con el paso del tiempo

y es que no las entiendes.

-"También quiero saludar muy efusivamente

a todos los espestadores que nos estén sintocinando en este instante

a través astenan paraboquila vía salétile."

-Y veremos qué pasa, insisto conmigo y con otros humoristas.

Espero sobrevivir a... pero yo evidentemente sé

que muchas de las cosas que he hecho, son muy temporales.

-Yo mismo soy el Profesor Moscoso.

Nací con esta silla soldada a mis vértebras.

Pero tampoco me preocupa, ¿eh? Porque como al final te mueres,

pues dices: "Yo, a mí llegando a cobrar la pensión, ya..."

Este es Torrezno. -Sí señor, también soy un mutante.

-Enséñales tu uñate.

No son uñas normales, no.

-¡Eh! Yo tuve una novia cigala.

Era muy fresca, no como esta.

Era muy fresca, tenía unas patas...

-Cuando algo es tan surrealista sí que es como que...

al final está mucho menos sujeto a contextos de actualidad y tal.

Y sí que es más fácil, creo, que perdure en el tiempo.

-¿Por qué no envejece tanto Faemino y Cansado?

Pues porque están riéndose de la propia lógica,

y la lógica es esta cosa tan tonta que nos hace creer a los humanos

que es que somos algo importante.

-Luis José, qué estás haciendo ahí.

-Aquí, viendo la tele. -¿Qué?

-¡Viendo la tele! -¿Qué tienes en la boca?

-¡Manzana! -¿Manzana?

-¡Callarse, que no oigo!

-Vamos que un hijo mío aquí viendo la televisión, ¿qué estás viendo?

-Faemino y Cansado los conocimos todos a través de la televisión,

primero por las apariciones en creo que eraCajón Desastre,

si no recuerdo mal, y después El Orgullo del Tercer Mundo

los especiales en la 2.

Claro era una...era todo un mundo porque era absolutamente diferente

a todo lo que se había visto en televisión.

Un estilo personalísimo, creaban sus propias reglas,

-Artistas como nosotros que todo lo hacemos por la pasta, ¡gracias!

-"¡Bien jugao!" Gracias amigos.

-Como en El Orgullo del Tercer Mundo, ¿no? que o sea,

era todo negro, anti televisivo total, una puerta roja y una azul,

y ellos para hacer el personaje como mucho se ponían una bata

si era médico, o una gorra de policía si era policía.

-Una vez que el filete pasa a manos de un cliente,

este se responsabiliza.

-Ya, bueno, pues entonces me lo vas a pasar más.

Yo lo quiero "socarrat". Lo quiero torrezno.

-Pues no, además me está usted inflando las pelotas.

-Y venía más de una cultura, como te decía, de humor literario.

Podían hablarte de kierkegaard de repente.

-No por favor. -Vamos al calabozo.

-¡Qué va, qué va!

-Ah bueno, en ese caso, traiga, se lo paso ahora mismo hombre.

-En sus espectáculos te salían por las peteneras

de Alfred Hitchcock. De repente un scketch que era...

-¿Y de qué película estamos hablando?

-Esta de Psicosis. -Ah sí, Psicosis.

-Psi-co-sis. -¿Cuál es? Es que no...

No caigo ahora cual es Psicosis. -Psicosis, esa que es un "chalao",

que vive en una casa de "chalaos". Y vive una mujer "chalá".

Y al final lo que resulta es que el asesino es la madre

que está chalada por el hijo. Bueno los dos están "chalaos".

Que, ¡ay, se la he "destripao"!

-El compositor de la banda sonora de Psicosis,

hablando con el productor para meter una canción de la tuna

en el momento de la ducha, entonces...

-¿Sabe usted esta música? -Eso dicen.

-Si es preciosa; la, la, la...

Bueno yo es que no llego pero...

La, la, lalarilo...

-Estaban en la ducha, o sea, eso le falta fuerza, falta miedo.

-Bueno ya, no, es que no había terminado, esto es el tema de amor,

pero es que, al final, yo compongo y digo "chim-pón".

-Para mí uno de los tipos más gracios del mundo

es Carlos Faemino,

que desgraciadamente nunca quiere ir a televisión.

Desde aquí le digo, por favor Faemino, antes de que me retire,

ven un día.

(CANTANDO)-Vamos a apagar la ducha que hay poca agua.

-Un momentito, que, ¡hombre! gana mucho con la orquesta.

(CANTAN)-Saca la daga en la ducha que hay mucha agua

y tenemos que ahorrar. -Tía guarra.

-Creo que era, "Guarra, apaga la ducha", algo así.

Entonces, claro, era ese absoluto disparate, esa libertad.

-Son otro género en sí mismo, son unos tipos que realmente

nadie los esperaba y todo el mundo quedó sorprendidísimo,

especie de... Yo lo veía como algo así de una especie de clown,

punk, tiene algo de rock and roll también, ¿no? De repente...

-Un monaguillo, que están así encalando,

todo lo que es la Capilla Sixtina, ¿no?

Pero: "Muchacho, ¿qué hacéis ahí? -Diablillo.

(Risas)

-"¿Qué hacéis ahí?"

-"Nada, que estamos quitando estas pinturajas de aquí y tal.

Pero hombre, si son de un tal Miguel Ángel.

No será tan importante cuando no sabemos el apellido, ¿no?"

-Empiezan a hacer cosas rarísimas y triunfan.

Yo creo que siguen siendo un referente.

-Son los que más han perdurado. De hecho, siguen petándolo.

Yo he ido a verlos en directo y claro,

la gente mucho más joven que ellos, no es que su público sea antiguo,

sino que va la gente de ahora y le sigue molando.

-Usted me podía demostrar que es un golfo, un indeseable,

pues yo con mucho gusto lo admitiría, pero como no puede ser

pues lo siento mucho. -Yo que sé, no sé...

-Yo lo siento mucho pero no le voy a admitir.

No le voy a admitir. -Mire, mire.

-Cuidadito con lo que hacemos. (DISPARO)

-Pero al final es un humor que consigue,

ya no que gente que le guste, sino consigue fanáticos.

-¡Sus muertos!

(Risas)

Me ha dejado sordo.

-Es muy complicado conseguir que la gente sea tan fan.

-Ay, qué arte ha metido.

(MURMULLAN RIENDO)

-Aunque sea, pero ¡por Dios!

-Bonsoir.

-¡Tráeme un otorrino por Dios!

-Hay estilos de humor, o estilos de manejar el humor,

que funcionan en una época y en otras no, ¿no?

Ahora podemos estar contentos porque no funciona nada.

Es decir, todo molesta.

-Decía Miura que el español es un señor bajito

que siempre está irritado.

-Y como todo molesta, pues nada molesta, entonces...

No sé si conviene seguir haciéndolo.

-Me acuerdo yo hace años cuando pusieron los hilos de la luz

de "alta traición", que le dijimos al Indalecio

que eran "pa" tender la ropa.

-Los 70 y los 80 fueron dos décadas de profunda libertad,

expresiva, cultural...

-Subió "parriba", se agachó, "me cagoen"...

-Cuando cayó al suelo parecía la ceniza de un puro.

-Por ejemplo Gila, que tenía el gag este del pueblo

que se gastaban bromas y para gastar una broma a un vecino

mataba al hijo del personaje y tal...

-Y lo que nos reímos. Hasta su padre dijo:

"Me habéis dejado sin hijo pero me he reído..."

-Eso ahora pues serían como miles de titulares,

y ya estaba mal matar niños en la época de Gila,

o sea, creo que fue una cosa que por suerte

siempre ha estado mal.

-Quizá éramos mucho más ingenuos en muchos aspectos,

no sabíamos tanto de todo ni estábamos enterados

de los últimos complots, gracias a Twitter.

Pero sabíamos distinguir lo que era de verdad "fake" de lo que era real.

-No sé, la gente era capaz de diferenciar

que ese niño no existía, era una creación ficticia

para un chiste, y ahora es apología.

-Gila a tomar por culo. -Gila era un infanticida y...

-Si critican, que critiquen, porque de Algeciras a Pontevedra...

-En realidad, el humor no es más que el pensamiento,

es una manera de pensar.

Es un método de conocimiento incluso, o sea, es una manera

de enfrentarte a las cosas y de comunicarte con los demás.

Entonces ponerle trabas o ponerle límites al humor,

es ponerle límites al lenguaje y al pensamiento, o sea,

es como decir, hay una serie de cositas

de las que no podemos hablar.

Eso es, desde mi punto de vista, entre ridículo y peligroso.

# Maricón. #

-Es muy paradójico, porque supuestamente estamos en un momento

como de mucha libertad y como mucho avance social

pero luego hay como muchas cosas de lo políticamente correcto de tal.

Pero vamos a ver, usted me parece que es una señorita, ¿no?

-Sí, soy chica yo.

-Claro, es que las señoritas no nos llaman.

-Nosotras estábamos hablando pues cosas; intentábamos que se cambiaran

mucho muchas cosas muy machistas que había en la sociedad.

-Pero es que yo no sé como usted no sabe a estas alturas

de que es una cosa de hombres.

-Incluso venidas de las mujeres, pues que los chicos no tuvieran

que poner la mesa, o etcétera. Cosas que ahora nos parecen absurdas

pero muchos siguen haciendo. Claro, hacíamos un poco humor de eso.

-Y llego, y me dicen: "Toma", y me dan tres plumeros.

-"Amos..."

-Y qué he hecho, me he puesto dos aquí, y uno en la mano.

-Lo mismo que he hecho yo, mira.

-Muchas de las cosas que decía entonces igual ahora

no hubieran sido políticamente correctas.

Pero nosotras no hemos querido hacer un tipo de humor...

que molestara mucho a la gente, no sé.

-Oye tú el de Jaca, déjate de mariconadas

y dame un beso en la boca.

-A los gays que les ofendía ya en los 80 los chistes de mariquitas.

-Y había allí uno que le llamaban "Cañamona",

y tenía un tic nervioso así:

(ACENTO ANDALUZ) "Te pongo una servesa".

-Para quejarse tenían que enviar una carta

a los estudios de Televisión Española,

y ahora es simplemente, buscas a la persona en Twitter...

-Como mucha más gente con la navaja deseando que alguien meta la pata

entre comillas, que a lo mejor no es una metedura de pata, o sí,

para ir a por él. No deja de ser una tontería.

-¿Qué es para usted el feto?

-Qué gracioso.

-O sea, yo puedo hacer un chiste para que se ría media España,

entonces, la otra media me va a odiar.

Eso para mí es humorismo y puede ser muy ingenioso, muy oportuno,

pero yo diferencio del sentido del humor

que tiene que ser bueno para todos.

-No lo entiendo Mari, no me entra en la cabeza.

Como siendo nosotros como somos, dos salmantinos de pura cepa

nos hayan podido salir esos dos hijos tan impresentables.

El uno es charraina y el otro de la ETA.

-Pepe por favor, que son tus hijos.

-Era complicado reírse del terrorismo.

Y de repente nos hemos podido reír después.

-Yo creo que si el humor es honesto, es valiente y de verdad está hecho

con buena intención, tendría que poder hablar de casi todo.

-El problema es cuando categorizamos.

Decimos: "Es que el humor antes podía...", no.

O sea, el humor bueno ha podido hacer siempre

en un entorno de libertad, será siempre bien entendido.

-Yo creo que sí se puede hacer chiste de todo, lo que pasa es que,

también hay que hacerlos con ingenio, con gracia,

y en un contexto determinado.

-El problema es cuando de repente,

no estamos hablando de lo que se puede decir

o de lo que no se puede decir, sino de cómo se puede decir o no.

Contra la censura se puede hacer,

contra tu propia censura el muy complicado.

-Me permite desplazarme a voluntad donde yo quiera.

La gracia de este oficio por el que empecé a hacerlo,

era porque, de repente, te apetecía soltar una cosa a un profesor,

que era el poder, y lo hacías en un tono de broma

de una manera que el tío tuviese que decir: "Qué cabrón".

Y callarse.

-La libertad es inabarcable, por lo tanto es un clima,

la libertad es un clima... pues que es un clima un poco lluvioso,

chico, porque es que la vida que hemos creado es muy imperfecta,

está llena de injusticias, de contrastes...

-Y tampoco tenemos tanques, usamos un Seiscientos con un enano dentro.

-¿Habremos ido hacia atrás

en la tolerancia de una sociedad con su humor?

-Y en lugar de disparar insulta.

Bueno no mata pero desmoraliza.

-Pienso que, aunque no lo parezca, porque lo pone muy difícil,

esta sociedad es un poco mejor que los 70 y los 80.

No lo parece, ¿eh? a simple vista.

Pero si te detienes un poco a analizarla

ves que hay avances sociales, que la hace una sociedad no ideal

pero más madura.

-Sobre todo hay un personaje que utilizo muchísimo

que es el gangoso.

-Por lo tanto, todo aquel humor que apelaba

a colectivos desfavorecidos, a personas con taras...

(GANGOSO)-¿A quién?

-A las mujeres que eran el objeto de comedia más socorrido:

mi suegra, mi mujer...

-Te juro por los niños míos,

que la próxima vez que vengas así borracho

vas a dormir en el gallinero.

-Pues hombre, no está mal que hayamos superado aquella etapa.

-El humor que es crítica, que es defensa,

que es denuncia, pues yo no entiendo cómo las mujeres

que lo necesitamos mucho no lo utilizamos más.

-Es curioso, que años después, tengamos más problemas

para decir según qué cosas, que años antes,

cuando parecía que caminábamos hacia...

Que el humor precisamente es la bandera con la que se ha peleado

por poder decir cualquier cosa.

De repente el humor parece que pasa a convertirse

con una especie de ingeniería en un enemigo

de no sé que supuesta libertad.

-Igual en casa alguien dice: "Joder, es que a mí me molesta

lo de la bandera...".

Y sí, entiendo la libertad de expresión pero estoy incómodo.

Bueno, es que no pasa nada, es normal que usted esté incómodo,

pero es que la libertad de expresión era esto.

Era decir lo que te daba la gana con tu libre pensamiento.

Un país libre es así. Un país libre no es un país cómodo.

Lo digo porque, a mí también me pasa.

Yo también veo cosas que me ofenden.

Pero como alguien dijo... no sé, uno de estos clásicos, ¿no?

"No estoy nada de acuerdo contigo,

pero mataría por defender tu libertad de expresión.

-El equilibrio entre el humor y el código penal son el termómetro

que marca la libertad de una sociedad.

Y cuando el código penal se mete a calificar lo que es humor,

lo que no, lo que es injuria, lo que es tal, tenemos un problema.

-En ese aspecto está claro que no sabemos ponerle

leyes adecuadas del siglo XXI, por lo tanto las que tenemos,

nos han escorado hacia la intolerancia.

-Insisto que no nos tomemos tan en serio todo,

a nosotros, a nuestras necesidades, a nuestras pasiones, a la patria,

-Cuando no conoces algo, es muy difícil que lo puedas tolerar.

Y es muy fácil que apelen a lo más básico de ti,

y te diga: "¿Está usted viendo al de la bandera?

¿Ha visto usted lo del Rey?

¡Por favor, la Monarquía es intocable!"

¿Por qué es intocable la Monarquía? Pero si la inventamos nosotros.

No estaba aquí, no creció con las bacterias primeras

y los primeros seres unicelulares.

La queremos a medida, ¿sabes? Que no nos tire ninguna sisa.

Un trajecito perfecto, en el que somos una sociedad libre.

¡No!, claro una sociedad que no libera esas costuras,

sigue siendo una sociedad cabreada, tensa, enfrentada.

-Espero que llegue un tiempo en el que no se nos mire con lupa

a todos en todo momento.

Y que haya una sensación

de dar una presunción de inocencia

de que no estás atentando contra nada o contra nadie.

-Si tú crees que la Siscon es una cosa real te puedes ofender.

Pero es que entonces no vayamos a ver magia,

porque el problema de la magia, es que es una convención.

Creo que todos tenemos un sentido común que nos permite decir

esto sí y esto no.

-La gente va a decir: "No, tú te ríes de cosas muy serias".

En la ficción, muchachos.

Y es muy importante, es esencial que lo sepamos.

Una cosa es el mundo de la ficción,

y otra cosa es la realidad del día a día.

-En fin, creo que hace falta más pedagogía,

y los cómicos no aportamos pedagogía,

simplemente intentamos ejecutar esa teórica libertad.

-Por favor, dejadme la ficción.

Dejadme mi imaginación para poder hacer y decir lo que quiera.

Porque si yo no puedo ser libre ni dentro de mi cabeza...

-Lo mismo hasta "nos quitan lo bailao".

-El humor es un escudo, por un lado, te defiende de esa violencia

constante a la que te ves sometido todos los días.

-Se le da mucho hacer al humor pero es una época

en la que la gente joven está muy "on fire" también.

-Les querrán más si sonríen, si se ríen (RIE).

-Para mí, el humor consiste en ir en contra de todas las ideas.

-Si se le da mucha cera

es precisamente porque se le está dado importancia.

-Si se muestra serios nunca tendrán amigos.

-El bufón está para decirle al rey de la familia,

de la dinastía que sea, que es un don nadie

y que es un papanatas.

Es para lo que tiene que estar el bufón.

-Estamos aquí porque otros abrieron mentes y abrieron corrales sociales.

-El humor tiene esa capacidad disolvente, ¿no?

Es como un disolvente universal.

Tú hechas humor a una cosa, y se disuelve,

y entonces la puedes pensar.

-No sé si es curativo, porque eso son palabras mayores,

pero sí que es paliativo.

Entonces a base de paliar situaciones bastante adversas,

te va conformando una manera de estar en la vida

mucho más luminosa y bonita.

-Y nada más, hemos intentado con este resumen de urgencia,

puesto que el tema del humor es inagotable,

señalar los rasgos de nuestro peculiar sentido humorístico.

-Cuando ves que tus intentos por entender lo que pasa a tu alrededor

son vanos, son inútiles, pues te queda la risa.

-Y dicen que esto es fácil, ¡y una mierda!

-Te queda la risa como una estructura frágil,

pero sobre la que puedes fundamentar una vida.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Perdona, sólo era una broma

Ochéntame otra vez - Perdona, sólo era una broma

24 may 2019

Los cómicos de hoy nos cuentan cómo les influyeron los humoristas de los años ochenta. Pantomima Full, Goyo Jiménez, Óscar Terol, Andreu Buenafuente y Álex de la Iglesia, entre otros, analizan los tabúes, las técnicas y, en general, la herencia de aquella forma de hacer reír.

ver más sobre "Ochéntame otra vez - Perdona, sólo era una broma " ver menos sobre "Ochéntame otra vez - Perdona, sólo era una broma "
Clips

Los últimos 194 programas de Ochéntame otra vez

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos