'Ochéntame otra vez' prolonga la experiencia de los espectadores de la serie. Con una fórmula basada en la cuidada selección del archivo de RTVE y la aportación de testimonios directos de los protagonistas o testigos de los acontecimientos narrados, 'Ochéntame otra vez¿ ha obtenido en 2015 del premio de la Crítica a Mejor Programa de Entretenimiento del Festival de Vitoria y el premio Iris a Mejor Programa Documental de la Academia de Televisión.

3612971 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
No recomendado para menores de 7 años Ochéntame otra vez - Pasión por la fiesta - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Ves la cabeza que viene, que viene, que viene,

y cogió al que estaba a mi lado. No me cogió a mí.

-Y cuando llega El Rocío,

¡viva la Blanca Paloma y viva la Virgen del Rocío!

Carnaval, carnaval.

Carnaval, febrero.

La-la-la-la-la-la-la. Suena alegre el carnaval...

El de Cádiz es la libertad de expresión.

Y aunque nunca he dudado de la palabra del presidente...

La noche de San Juan. Bellísima.

Me arrebata.

("Paquito chocolatero")

-¡Ahora mismo está cayendo!

-Yo escucho "Paquito chocolatero" y me vuelvo loca ya.

(Música)

Ay, un grito de dolor.

(CANTA SAETA)

-La Semana Santa me huele a incienso, me huele a silencios,

me sabe a respeto, me saben a cera.

(CANTA) "Semana Santa en la tarde".

La saeta para mí está muy presente

porque mi bisabuelo la interpretaba de una manera escalofriante.

Parte desde el flamenco,

pero es verdad que es un rezo, ¿no?

Cantado.

-Es emoción, el silencio...

Cuando le dedican a la Virgen el canto.

-Escuchar una saeta,

ver a la gente con esa devoción, me emociona, porque me gusta...

Me gusta la gente que cree en algo.

(Saeta)

-La Semana Santa en España es muy bonita,

pero en Granada se da esa circunstancia de esas calles,

de ese barrio árabe.

Que tú veas una imagen de una Virgen y un crucificado

salir por un arco árabe...

Esas calles tan estrechas...

Dices: "Pero estoy en otro mundo. Esto no es lo normal".

(Saeta)

Para nosotros, el día del Cristo de los Gitanos

es el día más grande del barrio.

La primera imagen que tengo de mi vida

es de la Semana Santa de Granada, el Cristo de los Gitanos.

Iba mi madre cantando y llorando a la vez.

Y yo: "¿Por qué lloras?".

"Calla, hijo mío, que es para pedirle a Dios

que nos dé mucha salud y que tengamos para comer".

Y después llegábamos a la abadía donde se encerraba,

y el cura le daba un paquete de arroz, un paquete de fideos.

Porque sale del centro de una iglesia del Sagrado Corazón de la Gran Vía

y luego lo llevan de noche al barrio.

Lo estamos esperando todos los vecinos

tres o cuatro horas antes cantando y bailando

y bebiendo.

-Aquí, en Granada, para nosotros es muy...

significativo.

Va muy ligado a nosotros, a los flamencos también.

-Se vestían todas con sus galas, con sus pulseras, los brazos de oros.

Como los romanos, de pulseras.

Y era como un desfile de modelos del barrio

mientras esperábamos la subida del Cristo.

Todas con su traje a cual mejor.

Muy bien arregladas, muy bien pintadas.

Aparatosas de bien vestidas.

(Saeta)

(Aclamaciones)

No se puede expresar con palabras. Es superior a nosotras.

-Lo mismo que puede sentir un costalero.

Un orgullo muy grande. -No se puede expresar con palabras.

-Cuando viene el Cristo, estamos esperándole.

Los cerros se encienden de hogueras.

Y de bengalas.

Y el fuego te da una calor...

Esas hogueras que las encendemos nosotros.

Y los niños chicos ya saben desde chicos

cómo tienen que coger las hogueras, cómo tienen que subir la leña.

-Encendemos la hoguera para que tenga luz,

para que vea por dónde va.

Por todos los cerros, por todos lados.

Que él vea dónde va.

-Le cantábamos, como toda la Semana Santa, la saeta,

pero nosotros, allá en los años sesenta y pico,

todos los jóvenes pensábamos

que por qué no le cantábamos, en vez de ese tono tan triste,

los tangos nuestros del Sacromonte, que son únicos.

Ay, al llegar a la abadía

los gitanos le cantaban soleá por bulería.

Los gitanos le cantaban soleá por bulería.

Ay, qué bonita va. Qué bonita va.

Qué bonita va. Qué bonita va.

La Virgen de los Gitanos...

¡Aquí todos los gitanos! (TODOS) ¡Viva!

(CANTA) -"Ay, no llores, Cristo divino,

que están llorando por ti

los gitanos del camino.

Ay, que están llorando por ti los gitanos del camino.

Ay, no llores, Cristo divino".

(RECITA) "Por la cuesta de Gomérez baja el viento hasta Granada.

Y después de acariciarla,

hasta la Alhambra se sube solo por la madrugada.

No me extraña que llorara el rey moro por perderte.

No me extraña que llorara.

¿Quién de ti no se enamora

escuchando el rumor del agua

en la Alhambra a todas horas?".

-Viernes Santo de España,

entre la palma dorada y el ramo verde,

y la esperanza jubilosa de la Resurrección.

-Hay muchas diferencias de una Semana Santa en Andalucía

de una Semana Santa castellana.

Siempre se ha dicho que la castellana es...

Pues eso, más sobria.

Más estricta.

Y, si quieres, más triste.

-Semana Santa en los pueblos castellanos.

Procesión en Turégano, en Segovia, con un Cristo desnudo y alto

que casi pega en los tejados de las viejas casas.

-Hay muchas maneras de sentir y de vivir la Semana Santa.

Todo no es ir a la iglesia.

(Marcha)

-Tienen un denominador común tanto la Semana Santa andaluza

como la castellana,

que es fervor por lo morboso.

Las personas que van descalzas, los que van con cadenas...

Arrastrándolas, ¿no?

Los picaos de San Vicente de la Sonsierra.

Es muy significativo cómo aún se siguen fustigando.

Donde se siguen dando latigazos en el fondo es una reminiscencia

de esas viejas procesiones penitenciales de los reos

que habían sido acusados por la Inquisición de algún delito.

-Es una cosa que hay que pasarlo, hay que estar dentro de ello

para saber y justificar lo que es esto.

No solo decir por ahí, como se oyen, muchas barbaridades.

Hay que verlo, presenciarlo y tener lo que hay que tener.

-O, en Valverde de la Vera, lo que son esos empalaos,

esas personas que salen crucificadas con esa especie de viga, atados.

En fin, mortificándose.

-Valverde de la Vera, en la provincia cacereña,

conserva celosamente una interesante tradición de Semana Santa.

Los hombres desmontan sus arados y llevan al pueblo los timones

para la práctica de un antiquísimo rito de pasión.

-En general, el pueblo participa de esa catarsis de la Semana Santa.

También es muy representativa esa Semana Santa extremeña.

-La buena vida que otras veces paso,

con esto mortifico un poco.

(Cántico)

-Las Semanas Santas relacionadas con tambores son muy curiosas,

son muy espectaculares. Son muy sonoras, evidentemente.

Genera como una especie de tensión en el momento que Jesús muere,

y, por lo tanto, es como que la tierra

tiene que notar la muerte del hijo de Dios,

y ese ruido es lo que intenta representar y simbolizar

con la tamborrada.

Ya no es una persona, dos o cinco los que se mortifican,

sino que todo el pueblo entra en una especie de éxtasis,

de catarsis, para vivir en la esencia

lo que ellos entienden que tiene que ser la Semana Santa.

Y sin un tambor, sin ese redoble, no sería la Semana Santa para ellos.

-La "Dansa de la Mort" es una danza,

es una celebración de Semana Santa que evoca la muerte,

que evoca que todo es perecedero.

-El sentido español de la muerte tiene su expresión plástica

en esta original danza macabra.

A golpe de tambor, las figuras se iluminan

entre las tinieblas de la noche del Ampurdán,

igual que en la Edad Media.

-La "Danza de la muerte" se vivía

y se representaba desde un aspecto lúdico-festivo.

Pero siempre con esa connotación del "morir habemus",

de "ten cuidado con lo que haces en esta vida,

porque cuando mueras tendrás que dar cuenta al Supremo

de tus pecados", ¿no?

(Música)

Para entender la Semana Santa

hay que entender que hubo una época en España,

pero también en el resto de Europa,

donde la Inquisición y donde los poderes religiosos

tenían un poder tan omnímodo que cualquier cosa que hicieras

fuera de esos parámetros estaba castigado.

Muchas de esas procesiones de Semana Santa

tienen que ver con aquellas procesiones

donde se intentaba expiar los pecados de un pueblo.

-Yo, ponerme en una callecita a ver un paso,

a ver salir a la Virgen de la Macarena,

me pone la piel de gallina.

-Es que la Semana Santa en Andalucía, en general, es muy ferviente.

La gente sale a la calle con...

Con una fe muy grande.

-Esto se lleva nada más con el corazón.

-¡Ahí, ahí, ahí! ¡Sobre los pies, sobre los pies!

-Esa es una parte de la Semana Santa,

pero después también está la otra parte,

que es que la gente sale a la calle porque...

sienten que esos días hay que salir a la calle y tapear.

La gastronomía también parece que en esos días cambia

con el tema de la vigilia.

Se hacen platos que a lo mejor a lo largo del año no se hacen.

-En la intimidad de las casas se preparan los dulces

que cada familia y sus invitados consumirán estos días.

Pestiños y torrijas donde se mezclan el vino y la miel,

el azúcar y la canela, el aceite de oliva.

-En Málaga hay un Cristo que libera todos los años un preso.

-Jesús el Rico es, según todas las pruebas,

la primera cofradía malagueña reconocida.

Pero él no necesita esas pruebas para liberar a un preso

o a una presa, como este año.

-Para esa persona y su familia es algo...

Como si le hubiera tocado la lotería, ¿no?

-María Dolores Torres acompañará a Jesús el Rico

todos los años que le quedan de vida.

Esta mujer nunca agradecerá bastante a la tradición malagueña

el haber recuperado su libertad tras cuatro años de cárcel.

Tiene 69 años.

Cumplía condena por el homicidio de su marido,

algo que ella negó siempre.

-Nunca me lo pensaba.

Esto ha sido de pronto y...

Muy contenta, con mucha alegría.

Y cuando...

Dios quiera, voy a ir a mi casa. Y nada más.

(Música festiva)

Carnaval, carnaval.

Carnaval, te quiero.

El carnaval es como la poesía. El carnaval eres tú.

Si el carnaval no va dentro de uno,

todo lo demás se desmonta.

Carnaval, carnaval.

Carnaval, febrero.

La-la-la-la-la-la-la. Suena alegre el carnaval...

Una de las características que tiene el carnaval

es que es una válvula de escape para el pueblo.

Son unos momentos en que te puedes desfogar,

en que está permitido por la ley, prácticamente, cualquier exceso,

mientras no cometas un delito.

Cuando alguien utilizaba un disfraz para manifestarse en las calles,

para divertirse de la mejor manera que ellos sabían,

de una forma implícita estaba ahí tu personalidad.

De alguna forma ya estaba en los carnavales antiguos,

donde los hombres se disfrazaban de mujeres

y las mujeres se disfrazaban de hombres.

Lo que pasa que, evidentemente, sin esa connotación sexual.

De ahí que se permitiera durante esos días,

mientras luego no hicieras gala de esos instintos

que tenías reprimidos el resto del año.

-¿Qué espectáculo folclórico,

qué manifestación de la creatividad popular

puede compararse al carnaval gaditano?

Siglos de tradición avalan estas celebraciones,

que alcanzan en nuestros días su mayor esplendor.

Y como protagonistas de una expresión musical singularísima,

que no encuentra parecido alguno en todo el panorama de nuestra canción,

sus conjuntos instrumentales y vocales:

los coros, las chirigotas o murgas, y las comparsas.

-Es una fiesta poliédrica porque ahí entra todo.

Entra la denuncia social, entra la ironía,

entra la gracia... Entra todo.

(CANTAN)

Pero en Cádiz hay una frontera muy fina

entre lo que es permisible y lo que no.

El pasar entre "don usted" y "tus muertos"

es cosa de un segundo.

-¿Por qué? Porque los carnavales lo que intentan hacer

siempre es subvertir un poco los valores

y revestir un poco la personalidad de cada uno.

Por lo tanto son momentos del caos para que luego impere el orden.

Eso normalmente suele molestar.

De hecho, estuvieron prohibidos los carnavales en épocas pasadas.

No solo en la época franquista.

Aunque luego, en otros lados, por ejemplo en Cádiz,

se utilizaba el elemento carnavalesco pero no se llamaban carnavales,

sino fiestas de la primavera.

-Uno de los méritos de Cádiz es que nadie, ni el franquismo,

ha podido con estas ganas de diversión

que tiene este gran pueblo.

Porque la gente de la calle es la máscara, es el disfraz.

El que va con ganas de pasarlo bien.

-La máscara tiene todo un carácter simbólico en los carnavales,

porque en el fondo intentas ser lo que el resto del año no eres.

Al menos durante esos tres días eres aquello que te gustaría ser.

(Flamenco)

-¿Por qué me he dedicado a la sátira?

No lo sé. Igual me viene del carnaval gaditano.

Siempre nos hemos dedicado a reírnos un poco de los demás,

a hacer un buen uso de la libertad de expresión,

a denunciar la injusticia, etc., etc.

Lo considera una fiesta muy divertida.

Porque disfrazarse nos da mucha posibilidad de expresar cosas

que no sabemos decir a cara lavada.

(CANTAN)

-Las murgas, las chirigotas,

cómo se pueden estar riendo de políticos,

de todas las personalidades del mundo, y no pasa nada.

Eso en Cuba es imposible.

Yo, de modo imparcial,

mi opinión quiero darle sobre este asunto si me dejáis.

Y aunque nunca he dudado de la palabra del presidente...

"Se están riendo del presidente, se están riendo del otro...

Uy, uy, uy. Aquí va a venir la policía".

Qué va. A todo el mundo le daba la risa.

-El Carnaval de Cádiz ofrece una mirada política muy interesante.

Van a saco.

Si has metido mano, te vamos a llamar ladrón.

O sea, es un altavoz del pueblo muy grande.

La deuda del ayuntamiento

se nos antoja exagerá.

Será por eso que en los plenos

el descontento es ambiental.

(CANTA) "Aquí no pasa na', esto es un cachondeo,

porque todos los cargos y nombramientos han sido a dedo".

-De todos modos, una letra repleta de intención crítica

no supone intención de censurar o de elogiar.

En muchas ocasiones solo busca el hacer reír.

Esto es un cachondeo

porque todos los cargos y nombramientos

han sido a dedo.

El de Cádiz es la libertad de expresión.

Y me parece un placer, un honor para mí,

ser de Cádiz.

-Llega un momento, sobre todo en los años 80,

donde la gente vuelve otra vez a los pueblos.

Al volver a los pueblos, lo que hacen es que vuelven a rescatar

esas costumbres, esas tradiciones festivas.

Por otra parte, en algunos lugares se han inventado nuevas tradiciones.

Es decir, no tenían algo que fuera como muy suyo,

como algo propio, algo distinto que les caracterizara como pueblo.

Entonces, inventaban fiestas.

-La culpa, al menos en esta ocasión, de esta batalla entuerta,

de esta batalla de paz la tiene el tomate,

el espléndido tomate valenciano.

(Música)

La fiesta, relativamente reciente, es del año 45,

pero que se ha ido poco a poco reinventando a sí misma.

Llega un momento en el que se crea.

-El tomate pierde su carácter

de agresión intempestiva y de intención pecatoria

para convertirse en pintura de risa en bomba de cachondeo

que propicia la promiscuidad y la permisibilidad reglamentaria,

o sea, dentro de un orden que apostilla la confusión.

-La Tomatina es un fenómeno de marketing.

Yo creo que no habría dinero en el mundo

que pagara una campaña para posicionar

el nombre de una fiesta en el universo,

que hasta Google la sacó esta última vez.

Lo que ponen cada día, ¿no?

A la misma altura que el aniversario de Beethoven

o de yo que sé.

-¿Qué piensa usted de La Tomatina? -Es una cosa salvaje.

-¿Por qué?

-Porque sí, les dan a unos unos sustos.

-¿Qué piensa usted de los tomates que se desperdician ahí?

-Podrían haberse conservado para el invierno comer.

-Por lo mismo, podemos hablar del Jarramplas del Piornal,

donde se tiran nabos.

(Música)

Hace mucho daño, por cierto.

(Música)

Las fiestas son un reflejo de la vida.

La vida está condicionada

por el clima y la geografía, clarísimamente, y por la gastronomía,

y otras muchas cosas.

-Ustedes, qué pelillo tan raro tienen, ¿no?

-Sí, un poco raro, pero es muy bonito.

-Directamente, todas las fiestas, por su origen, son sagradas.

Cuando llega el cristianismo,

todas esas celebraciones paganas que seguía haciendo el pueblo,

había que cristianizarlas de alguna manera

o suprimirlas, suprimirlas.

Era muy complicado porque el sustrato siempre estaba ahí.

-Este acto se ha convertido en un desfile de trajes regionales,

que recorre las calles de la capital de Aragón

desde las 8 de la mañana hasta bien entrada la tarde.

(Música)

Estas fiestas, como tienen que ver con los ciclos solares

y con los ciclos agrícolas,

es importante tener en cuenta esos ciclos.

Se celebran de la mejor manera que un pueblo puede celebrarlo.

(Música)

Toda la baja Andalucía avanza en la primavera

por caminos carretiles cuando llega la Romería del Rocío.

La caravana enjaezada invierte tres días y dos noches en el itinerario,

que terminará en el Santuario de Almonte,

en la provincia de Huelva.

Toda una región sedentaria se hace nómada,

con nostalgia de peregrinaje y romería.

(Música)

En el caso de El Rocío, sí tiene que ver mucho

con todo lo que tiene que ver con las marismas del Guadalquivir

y todos esos rocieros, todas esas personas,

que van con sus carromatos simplemente para ir

a un lugar para ellos sagrado, para un lugar mágico.

(Música)

Rocío huele a marismas.

Es que es una aldea, una aldea que durante todo el año

está prácticamente vacía y en esos días coge vida.

-Una de las cosas más interesantes de El Rocío es el camino.

-(CANTAN)

-Es donde la gente, realmente, vive una experiencia

en contacto con la naturaleza, durante varios días.

La ruta es larga, pero los descansos sirven

para degustar los caldos de la tierra

y rendir tributo a la danza, como norma inevitable y antigua.

La primera vez que hice el Camino lo hice corriendo

desde Sanlúcar a El Rocío.

Nosotros vivíamos en Sanlúcar de Barrameda

muchos toreros.

Entonces, todos los años, antes de empezar,

nos íbamos desde Sanlúcar hasta El Rocío

para pedirle a la Virgen del Rocío que nos ayudara en la temporada.

-Yo creo que El Rocío hay dos maneras de sentirla, ¿vale?

Está la persona que va con la fe

de estar con la Virgen del Rocío esos días, andando,

haciendo el Camino, hasta llegar a la aldea de El Rocío.

-¿Todo El Rocío se hace por fe y por qué?

-Hombre, una fe, porque el que tiene fe es porque es muy rociero.

Si no tienes fe, lo que tienes que hacer es quedarte en tu casa.

-Después está también el rociero,

que aparte de ir con fe hacia la virgen

también van a buscar también a buscar ese momento de diversión,

de comer buen jamón, buenas gambas, buenos solomillos.

-Si a El Rocío le quitáramos el vino, ¿sería igual?

-Hombre, pues el que tiene fe, sin vino y sin nada,

vendría a El Rocío porque tiene mucha fe en la Virgen del Rocío

y vive todo el año por ella.

Cuando llega El Rocío, ¡viva la blanca paloma!

¡y viva la Virgen del Rocío!

Dios te salve María,

todo el pueblo te adora,

y repite a porfía

como tu no hay otra igual.

Olé, olé, olé.

Cuando llegas a la aldea y llegas a la puerta de la ermita

y tienes a la Virgen del Rocío delante,

es increíble.

En la mañana de Pentecostés, se produce el gran estallido.

El Rocío es una convivencia sana entre personas

que realmente quieren vivir una experiencia

de estar al lado de la virgen y en armonía,

teniendo, buscando la paz y la tranquilidad en la aldea.

Con un olé.

Dios te salve María.

Cuando saltan las rejas, se forma un pequeño murmullo,

por llamarlo de alguna manera,

que aquello es exagerado lo que se arma,

porque son los propios almonteños lo que quieren saltar la verja,

pero imagínate que la ermita

está llena de todos los presentes que hay allí,

que hay gente de todos lados.

Entonces, el almonteño es muy de lo suyo,

una persona con mucha raíz y la virgen es sagrada para ellos.

(Música)

En la aldea se produce esa explosión y ese paroxismo

en torno a la blanca paloma, que va más allá de lo racional.

Olé, olé, olé, olé, olé,

olé, olé.

Cuando sacan a la Virgen del Rocío, cuando los almonteños saltan la verja

y sacan la Virgen del Rocío,

yo no he visto una cosa más increíble en mi vida.

Ver cómo se cae, ver cómo se balancea,

llegar a tocarla, ver cómo se les cae, cómo se levantan

y cómo tienen a la Virgen hasta el día siguiente por la mañana

eso es una maravilla.

La Virgen del Rocío sonríe a la multitud.

¿Golpe de calor o éxtasis religioso?

El fervor incondicional de los romeros

reviste a sus formas extremas de apasionamiento

en este singular acta de fe de la baja Andalucía.

¡Viva la Virgen del Rocío! -¡Viva!

(Música)

En el caso de la Feria de Abril, estamos hablando de lo mismo.

Ciclos de primavera, que tienen que ver con ese equinoccio

que marca un antes y un después

y, por lo tanto, cada lugar lo entiende de su forma.

Sevilla, tan sonriente, yo me lleno de alegría.

Son, creo que diez días.

Comienza un fin de semana y termina el siguiente.

Allí ocurre de todo, allí la gente se viste de flamenca,

pasean por el Real de la Feria, tanto de día como de noche.

Sevilla tiene un color especial,

Sevilla sigue teniendo su duende.

Me sigue oliendo a azahar, me gusta estar con su gente.

Después, dentro de las casetas, hay de todo.

Está la caseta que a lo mejor tiene una convivencia

y no va más allá de estar hablando

y compartiendo opiniones.

Después hay casetas donde se hacen actuaciones flamencas

y está muy presente el sentir y la cultura nuestra.

Sevilla enamora al río y hasta San Lucas se va,

y a la mujer de mantilla le gusta verla pasar.

Me emociona y me apasiona ver cómo se visten las mujeres,

con sus mejores trajes de gitana, cómo los preparan,

cómo van a los toros la gente de guapa.

(Música)

Cuando estás toreando, Sevilla te envuelve,

Sevilla es una de las plazas más bonitas del mundo,

un marco increíble.

(Música)

Cuando estás de aficionado, cuando estás en el tendido,

te emocionan los silencios, los silencios de Sevilla,

y eres capaz de escuchar las golondrinas

cómo bajan casi hasta el albero.

Suena la música en Sevilla, que es mágico.

Cuando estás toreando, yo tengo la suerte

de que cada tarde me ha sonado la música en Sevilla.

Que suene la música en Sevilla es un regalo

y ser capaz de torear en Sevilla y de escuchar esos olés de Sevilla

te sientes el tío más importante del mundo.

(Música)

Y escuchar tu propia voz cuando tú citas a un toro,

cómo se escucha, cómo hacerse eco es increíble, es emocionante,

se te ponen los pelos de punta, es espectacular.

(Música)

El fuego siempre significa purificación.

El fuego se asocia a dos fechas muy importantes

dentro del calendario religioso.

San Juan Bautista, ese 24 de junio,

y por otra parte, San Juan Evangelista,

que estaríamos hablando del solsticio de invierno,

que son como dos puertas, como decían los antiguos romanos,

la Puerta de los Dioses y la Puerta de los Hombres.

-La noche de San Juan, bellísima.

(Canción en catalán)

Lo que yo he encontrado en España no tiene nada que ver con Cuba.

El saltar el fuego, el quemar el papel

con las cosas que no quieres que se queden del año pasado,

el momento de despertar por la mañana y coger el rocío para estar bella.

Eso a mí me quedó en el corazón.

Lo he vivido en Menorca, en Barcelona muchísimas veces,

en Madrid también lo he vivido.

Los rituales que se hacen con el fuego,

lo de saltar las hogueras, además siempre hay que saltarlas

con un número impar, tres veces, cinco, siete,

tiene mucha superstición, con quemar lo viejo

para generar lo bueno y lo satisfactorio.

-Yo creo que es una noche en la que se libera un poco el espíritu.

El hecho de saltar por el fuego,

quedan las riendas de lo antiguo atrás.

Eso es lo que pasa con la noche de San Juan.

Se queda esa chaqueta vieja allí

y damos un pasito más, es mágico.

(Música)

El fuego, las hogueras y el calor de los vecinos

hace que esa noche hace que esa noche sea la más mágica.

Cuando hablamos del fuego tiene muchas variantes.

Si nos vamos a toda la zona levantina,

el fuego lo asocian también con la pólvora,

en fin, los petardos, la mascletá.

Comienza casi tímidamente, pero pronto va aumentando

el ruido y el humo hasta que apenas se ve al fondo

a los pirotécnicos, que metidos entre el fuego,

van encendiendo las mechas.

Me encanta, me encantan los fuegos artificiales.

Y los petardos y todo, me encantan.

Es más, el año pasado, hicieron una falla conmigo.

Bueno, cuando lo vi, me quedé fascinada.

Creo que había ganado, además.

(Música)

Los fuegos artificiales, en el fondo,

estamos un poco hablando de lo mismo, es decir,

el fuego siempre como elemento purificador,

como elemento que de alguna forma

termine una etapa y empiece una nueva.

-Ahí está.

(Música)

Ahí tiene ese momento en el que va a empezar rápidamente a tomar fuego

en la plaza del Ayuntamiento.

-Lo característico de las Fallas, con independencia de su origen,

es esa quema de ninot, que en el fondo

es lo que en los Carnavales y algunas fiestas locales

se utiliza con un muñeco, una botarga, con un pelele,

que luego es quemado.

(Música)

Está representando algo que, por una parte,

tú quieres que esté ahí para que lo vea todo el pueblo

y luego tiene que ser quemado,

tiene que ser purificado por las llamas

para que eso que se está representando

no vuelva a pasar.

La gran virtud de las Fallas es que al principio

lo que se representaban cosas al principio dañinas

y luego, por extensión, se está representando

por cosas de la actualidad, cosas políticas,

cosas que tienen que ver con el mundo del cotilleo, del corazón.

(Música)

Ha caído muy bien, perfectamente, creo que no se puede pedir más.

-Una de las fiestas más interesantes y más apasionantes de este país

es precisamente el Paso del Fuego San Pedro Manrique, ¿no?

(Música)

Pedro Manrique es una localidad de Soria

y la noche de San Juan tienen una celebración muy curiosa

que es pasar andando las llamas del fuego.

(Música)

Quien consigue pasar por encima de las brasas

deja ya de ser un niño.

(Música)

Por una parte, el paso del fuego y que no te quemes,

porque si te quemas es que algo has hecho mal.

Luego hay todo un principio científico

el porqué pasando descalzo no te quemas, si lo haces bien,

hay que pisar bien para que no haya esa combustión.

Así, el rito de purificación es también en estos casos

un ritual de transición entre la adolescencia y la juventud plena.

A San Fermín pedimos por ser nuestro patrón,

nos guíe en el encierro dándonos su bendición.

¡Viva San Fermín! -¡Viva!

-Gora San Fermín! -Gora!

(Música)

En la época medieval, los toros tenían que trasladarse

desde el campo hasta el centro de la ciudad

para ser toreados o jugar con ellos,

y esa última parte de su trayecto lo hacían por las calles.

Un escritor americano, Ernest Hemingway,

a quien vemos en estas imágenes

durante una de sus últimas visitas a Pamplona,

antes de suicidarse en 1961, halló una fiesta,

la filosofía más cercana a su ánimo vital.

Lo absurdo de la vida, la muerte cercana

y la embriaguez del riesgo están unidas a Pamplona

durante los sanfermines, según el que fuera Premio Nobel.

Cuando tú dices Pamplona en Singapur, la gente piensa una calle estrecha,

unos toros y rodeados. Eso es lo que piensa.

Entonces, al final es la seña de identidad de nuestra ciudad,

para bien o para mal, porque hay mucha gente que esto lo odia.

-Se disfruta más a lo gamberro.

Entonces, se disfrutaba haciendo chistes y bailando mucho,

pero ahora todos tumbados en la Plaza del Castillo,

todos medio borrachos, otros borrachos enteros.

-Las fiestas de Pamplona, aún hoy en pleno siglo XXI,

siguen siendo las fiestas de un pueblo.

Básicamente, se siguen rigiendo por lo que se regían

en el siglo XX y en el siglo XIX, y es absolutamente impensable

que en el siglo XIX las señoras,

con pamela y con vestido hasta los tobillos,

estuvieran bailando por la calle.

Con aquellos parámetros sociales, la fiesta también era machista,

con el mismo machismo que existía el resto del año en esa sociedad.

Ahí el chupinazo que puso en pie de jarana a todo el pueblo sabio.

Peculiar en la forma, único en expresión.

¿Qué no se ha escrito de los sanfermines?

¿Quién no ha contado una y mil veces su historia?

¿Qué son realmente los sanfermines?

Yo creo que las fiestas de Pamplona, los sanfermines en general,

se definen por la permanente presencia de la música.

No te puedes imaginar la cantidad de músicas de todo tipo,

porque lógicamente antes eran las músicas más regionales,

de chistu o de gaita, canciones más tradicionales de Pamplona.

Hoy en día se juntan con el rock, el bacalao,

da igual, hay música permanente en todos los lados.

(Música)

El hecho de que la fiesta se hace en la calle, como decía,

que más o menos es gratuita, se come y se bebe muchísimo.

-Yo la primera vez que fui a Pamplona no fui a torear.

Fui para verlo un día y me quedé siete.

Yo dije: "¿Esto qué es? Esto es una auténtica locura".

Yo no entendía nada.

Toda la gente en la calle de día, de noche, de madrugada,

a todas horas gente, comiendo, bebiendo, disfrutando.

(Música)

-Hay una frase que es muy curiosa, dice que las fiestas de San Fermín

son las fiestas más castas del mundo,

castas en el sentido de pura castidad, hay muy poco sexo,

grandes comedores, grandes bebedores, parcos en sexo.

Eso era así hace 50 años, y sigue siendo ahora.

-Una fiesta impresionante, que se vive con una intensidad tan grande,

desde el comienzo de los encierros,

bueno, desde que empiezan a desayunar,

hasta que se acaban los toros, y se vive la fiesta por la noche,

eso es espectacular.

Torear en Pamplona es una auténtica locura,

era como dos mundos diferentes, estaba la parte de la sombra,

era la gente que iba a disfrutar de los toros,

y estaba la parte del sol, la gente que iba a disfrutar

de su espectáculo y su fiesta.

No les importaba mucho lo que hubiera dentro de la plaza,

pero sí participaban de ello. Y no te están faltando al respeto,

sino que es su forma de vivir esa fiesta.

Por lo tanto, cuando tú les das lo que les gusta,

y te tiras de rodillas, y le pegas tres molinetes, y haces lo que sea,

aquellos reaccionan de una forma diferente.

Entonces, sabes lo que les tienes que dar.

Te da una de papas con choco,

y otra de filete empanado, y ya está.

A la una, a las dos y a las tres.

El bullicio pamplonés.

-Tiene un poco carnavalesco,

ese de vamos a trastocar las clases sociales, las formas,

el disfraz, en este caso no es un disfraz, sino un uniforme general,

los papeles sociales, cómo estás corriendo el encierro,

y le haces un quite, hacerle un quite es quitarle un toro a alguien

que está a punto de cogerle.

Personas que en su vida han dado medio euro de limosna

a un pobre en la puerta de una iglesia,

ese día arriesgan su vida por un desconocido que está ahí caído.

(Música)

Cambia completamente el comportamiento

de la gente, de la ciudad,

y entonces pasan de un comportamiento bastante cerrado el resto del año,

a ser una ciudad completamente abierta,

en la que tienes relación con personas que jamás tendrías relación.

Tres cosas tiene Pamplona, y bien castizas las tres,

el encierro, las chavalas y el bullicio pamplonés.

-Yo no tendría relación nunca con un noruego de Oslo.

Bueno, pues en San Fermín puedo tenerla,

porque estoy en un bar, me tomo una cerveza, estoy con el de Oslo,

hablamos, chapurreamos en inglés como podemos...

Eso son situaciones absolutamente imposibles el resto del año.

(Cohete)

(Música festiva)

Cuando yo empecé correr el encierro, con 15, que está prohibido,

porque había que ser, y hay que ser todavía,

mayor de edad para correrlo. Pero sí era muy habitual

empezar a correr el encierro cuando eres preadolescente, o adolescente.

Porque para nuestra sociedad, el encierro de alguna manera,

es como una prueba de virilidad, un examen que hay que pasar.

Y a partir del momento en que lo has pasado,

ya se te puede considerar un adulto pamplonés.

(TV) -"Ahora, que San Fermín les proteja".

-La verdad es que mi primer examen fue horrible, yo tenía 15 años.

Tenía un hermano un año más pequeño yo, por lo tanto, 14,

y corrimos con mi padre.

Mi padre aquel día fue su último encierro,

y para ambos hijos fue nuestro primer encierro,

aquel día hubo una especie de relevo generacional.

Se siente miedo, pero no debes dejar que se descontrole

y se convierta en pánico, el encierro es lo contrario,

no es una loca carrera de huida, es tratar de acercarse

lo más posible a los toros,

y mantenerte el mayor tiempo posible delante de ellos.

Pero en aquellos momentos el pánico era lo que primaba claramente,

pero algo me debió gustar, porque al año siguiente volví,

y al año siguiente, y al año siguiente, todas.

Más o menos, unos 250 encierros he corrido en mi vida.

(Música festiva)

Hay que pasar miedo.

Para que te hagas una idea, por ejemplo,

suelo contar la anécdota de que yo muchas veces cuando iba al encierro,

te levantas en casa, a las 7 de la mañana estás vistiéndote,

y me temblaban tanto las manos a la hora de ponerme la camisa,

que no podía atarme los botones en los ojales de la camisa.

Entonces, lo que piensas es: "Estoy tonto".

(Música tensión)

Son ocho, en el mejor de los casos, ocho, diez, doce segundos,

de una enorme intensidad, 40-50 metros,

pero cuando sale bien te dejan tan buen sabor de boca,

que todo el día estás recordando esos ocho segundos junto al toro,

con toda esa serie de dificultades que tiene el encierro.

(TV) -"Es un encierro realmente peligroso por la situación

en que se encuentra el pavimento. Van resbalándose las reses,

ahí vemos un primer grupo que va a alcanzar Mercaderes,

pero quedan detrás otros que no pueden llevar esa velocidad,

atención al doblar la esquina Mercaderes-Estafeta,

pueden producirse caídas. Un mozo ha sido pisoteado por la manada".

-En un encierro del año 78, miré a los toros por mi derecha,

pegué el bote, salí hacia el otro lado para salir de su trayectoria,

y caí sobre un montoncito de tres, cuatro personas,

que estaban caídas previamente junto a la pared, y sobre la acera.

Además, pensé: "Qué bien, he caído en blando, sobre estas personas".

Pero entonces hice lo que hay que hacer siempre un corredor,

en el momento que ya has caído, los toros que estaban a tu lado

ya no son un problema, esos van a continuar.

Vuélvete siempre, y mira a ver si viene alguno.

Efectivamente, volví la cabeza, y vi uno a 2 o 3 metros,

que venía al trotecito lento, a por nosotros.

Ves la cabeza que viene, que viene, que viene,

y le cogió al que estaba a mi lado, no me cogió a mí.

35 años después veo a veces en sueños esa cabeza que se acerca,

y que le cogió al de al lado.

(TV) "Aquí sí que se han caído, en la calle Mercaderes,

vean, uno, dos, otro, vuelve a caer el que tropieza,

y a partir de ahí ha sido un desastre el encierro.

Han entrado separados, estos han entrado primeros en Estafeta.

Han resbalado, por supuesto,

ese toro se ha quedado ahí, ¿ven ese que se ha caído?

Otro vuelve a caer, y ese no se ha levantado ya".

Se nota un cambio muy grande, desde el momento

en que dejas de ser protagonista en la calle,

para dedicarte a una labor profesional, en este caso mía,

de divulgar el encierro a través de TVE y en directo.

No tiene nada que ver. Lo paso muy mal ahora todavía,

Por los nervios propios de que estoy viendo en el monitor

a mi hermano, a mi hijo, a un sobrino, a amigos íntimos,

lo mal que lo están pasando, pero tú ya no estás

sobre los adoquines de la calle, es un cambio radical.

(TV) "En la calle Estafeta se han formado dos grupos, de toros y mozos.

Ven el primero, aquí son todo cabestros, menos un toro.

Un toro, ese mozo se mete muy bien en el hueco, una carrera preciosa".

También hace tres años me pilló como narrador

un montón que tapaba por completo el acceso a la plaza de toros,

llegaron los toros de Fuente Ymbro, fueron momentos muy difíciles,

parecía que podía haber habido, hubo dos personas gravísimas,

no por los toros, sino por el peso, asfixiados prácticamente

en la parte de abajo de aquel montón.

(Música tensión)

(TV) "Hasta aquí la situación era tan dramática, pasaba tanto tiempo,

no se sabía lo que iba a suceder,

que han tenido la idea de abrir el callejón por la parte derecha,

y toda la manada, toros y cabestros,

creo que un cabestro o dos han saltado por encima,

se han metido por el callejón, y una puerta

les ha dado acceso de nuevo al ruedo,

ha hecho que la manada llegara al ruedo.

Fíjense las imágenes tan dramáticas, intentando sacar a estos mozos,

repito, los de la parte de abajo están soportando toneladas de peso".

Eso son cosas que la verdad es que te marcan,

pero que no te hacen perder esa serenidad, como si dijéramos,

en la narración del propio encierro.

(TV) "El 'Pobre de mí', el final de los sanfermines.

El término de una fiesta que ha durado ocho días".

Hombre, el "Pobre de mí" es una gran tristeza,

porque como dice la canción, "Pobre de mí, se han acabado las fiestas".

Cuando era muy pequeño, veía por la plaza del Castillo,

a las cuadrillas, a las peñas cuando salían de la plaza de toros,

con las velas, y se tiraban al suelo, y "Pobre de mí".

Se tiraban al suelo como si tuvieran un ataque de apendicitis,

y yo decía: "Esta gente, ¿qué está haciendo?".

(Música triste)

("Paquito el Chocolatero")

(TV) -"Los moros y cristianos desfilan con su garbo

y su singular esplendor.

El público se compenetra con el "fester",

de esta identidad surge la chispa del entusiasmo".

-Yo vivo mi pueblo, y mis recuerdos de Alcoy, a través de las fiestas.

Yo escucho "Paquito el Chocolatero", y me vuelvo loca ya.

Sí, es que me retumba todo, me hace vivir, me hace vibrar, sí.

Es algo para mí tan importante, es que ha marcado mi vida,

ha marcado mi infancia, porque mi padre era alcoyano, era festero.

(SUSPIRA) Ay...

("Paquito el Chocolatero")

Entro llorando, y después de tres días, salgo llorando,

con la cara así, te puedes imaginar,

porque todo el mundo me recuerda a mi padre,

porque todo el mundo me recuerda a mi familia, porque...

("Paquito el Chocolatero")

En tres días se rememora todo lo que fue la conquista por los árabes,

en Alcoy concretamente por el caudillo Al-Azraq,

en tres días lo que hacemos es rememorar la Reconquista también.

Porque desfilan los moros, desfilan los cristianos,

una mañana y una tarde.

(CANTAN)

-Luego hay el Día de los Trabucos, se gasta un montón de pólvora.

El pueblo no se ve, es todo una nube de pólvora.

(Disparos)

(Música triunfal)

(TV) -"La batalla está llegando a su fin.

Los cristianos conquistan definitivamente la villa.

Pero no hay perdedores, el triunfo cristiano se interpreta

como el de toda la comunidad contra cualquier mal que la pueda amenazar".

-Es acojonante, vaya, para que te enteres.

(RÍE)

Muy chulo, muy chulo.

("Purple rain")

-A un pueblo le puedes quitar sus libertades,

pero como le quites sus festividades, se puede sublevar.

-Un país se rige por sus tradiciones, y por sus raíces,

y eso tiene que conservarse siempre.

-Tiene un color Granada, una luz...

("Purple rain")

Ochéntame otra vez - Pasión por la fiesta

51:23 19 may 2016

El último capítulo de "Ochéntame", Pasión por la Fiesta revive algunas de las fiestas populares más significativas de España a través del testimonio de personas que la viven de una manera muy especial: su fiesta es su pasión.
"Cuando oigo Paquito el chocolatero me vuelvo loca" reconoce la presentadora de TVE, Marisa Abad, cuando recuerda las fiestas de Alcoi, su ciudad natal. Pablo Carbonell, un corredor de los Sanfermines, un gitano del Sacromonte de Granada, y un chirigotero del Carnaval de Cádiz, son algunos de los personajes que nos introducen en su pasión: las fiestas de su ciudad. La semana Santa, los sanfermines, la fiesta de moros y cristianos, el Rocío, los Carnavales, la noche de San Juan o la Feria de Abril son algunas de estas fiestas que viven con devoción nuestros protagonistas.

El último capítulo de "Ochéntame", Pasión por la Fiesta revive algunas de las fiestas populares más significativas de España a través del testimonio de personas que la viven de una manera muy especial: su fiesta es su pasión.
"Cuando oigo Paquito el chocolatero me vuelvo loca" reconoce la presentadora de TVE, Marisa Abad, cuando recuerda las fiestas de Alcoi, su ciudad natal. Pablo Carbonell, un corredor de los Sanfermines, un gitano del Sacromonte de Granada, y un chirigotero del Carnaval de Cádiz, son algunos de los personajes que nos introducen en su pasión: las fiestas de su ciudad. La semana Santa, los sanfermines, la fiesta de moros y cristianos, el Rocío, los Carnavales, la noche de San Juan o la Feria de Abril son algunas de estas fiestas que viven con devoción nuestros protagonistas.

ver más sobre "Ochéntame otra vez - Pasión por la fiesta" ver menos sobre "Ochéntame otra vez - Pasión por la fiesta"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Javier

    Efectivamente es Escamilla en Guadalajara. Como se podría localizar esa filmación?

    26 may 2017
  2. HLMSTB

    Hola. En éste episodio, me ha servido y de mucho para conocer las fiestas tradicionales de buena parte del país. En Argentina, país desde donde les escribo, hay fiestas que tienen alguna similitud con las de España pero en otras provincias, la capital queda afuera de todo ésto. Felicitaciones por el informe, que puso punto final a la 3º temporada de éste programa. Ojalá que vuelvan en 2017. Saludos desde Buenos Aires. Hasta entonces.

    24 may 2016
  3. Maria

    En este vídeo en el minuto 6:50 el pueblo q sale en procesión de Semana Santa NO ES TERUEGANO ES ESCAMILLA EN CASTILLA LA MANCHA!! Me parece increíble!

    21 may 2016
  4. Escamilla

    Solo indicar (Minuto 7 del video) que la procesión de Turegano.....no es Turegano es ESCAMILLA Una Villa en la provincia de GUADALAJARA.

    20 may 2016

Los últimos 162 documentales de Ochéntame otra vez

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • El sueño olímpico

    El sueño olímpico

    55:35 25 may 2017

    55:35 25 may 2017 El 17 de octubre de 1986, Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional, pronunció en Lausanne unas palabras que desataron la locura en toda España: "A la ville de Barcelona". Barcelona acababa de ser nominada para organizar los JJOO del año 1992. La euforia y la alegría sacó a muchos españoles a la calle y en Barcelona se desató una locura que no finalizó hasta bien entrada la madrugada. El atleta Fermín Cacho lo recuerda así: al salir de clase, en mi colegio de Soria, me dieron la noticia y me dije: yo quiero estar allí. 

  • Bolero eterno

    Bolero eterno

    53:58 19 may 2017

    53:58 19 may 2017 El bolero es una música eterna, tanto como los sentimientos que recoge y describe en sus canciones: el amor, el desamor, los celos… siempre cantados con la pasión que tal género exige y merece. En ‘Bolero eterno’, ‘Ochéntame otra vez’ recordará los grandes éxitos del bolero como ‘Toda una vida’, ‘Piensa en mí’, ‘Solamente una vez’, o ‘Dos gardenias’, y a los artistas que las hicieron inolvidables como Antonio Machín, Lucho Gatica, Olga Guillot, Los Panchos,o Chavela.

  • Actrices del cambio

    Actrices del cambio

    50:49 11 may 2017

    50:49 11 may 2017 Programa dedicado a las actrices que destacaron en los 80. Repasamos las trayectorias de Verónica Forqué, Julieta Serrano, Ana Belén, Asumpta Serna, Cristina Marcos e Iciar Bollaín, actrices que llevaron a la pantalla personajes que describían a la sociedad española en los años de la apertura. También fue la década de la libertad de expresión cultural y ellas representaron los nuevos aires que se respiraban. También intervienen Ángel Harguindey y Joaquin Oristrell, periodista y director de cine. Este último además ha escrito algunos de los guiones que narran este cambio socio-cultural. Como bien apunta, los 80's significan el final de un rol femenino para empezar a describir otro papel de la mujer en la sociedad.

  • Sangre de aventureros

    Sangre de aventureros

    51:00 04 may 2017

    51:00 04 may 2017 En los años 80, TVE fue una ventana abierta al mundo en un momento en que viajar todavía era un privilegio que no estaba al alcance de todos.

  • Vidas rotas

    Vidas rotas

    51:38 27 abr 2017

    51:38 27 abr 2017 Recordamos la trayectoria, el triunfo y la decadencia o la muerte de aquéllos que dejaron inconclusa una carrera y una vida que se prometía exitosa. Antonio Flores, Tino Casal, Amparo Muñoz… artistas que fueron muy populares en los 80 y que murieron demasiado pronto o sufrieron las consecuencias de vivir deprisa y sin límites. Como les ocurrió a los boxeadores Urtain, Perico Fernández y Poli Díaz; deportistas que después de conocer la gloria se toparon con el fracaso estrepitosamente. O la presentadora Sonia Martínez, el músico Poch y el poeta Eduardo Haro Ibars.

  • El arte de la publicidad

    El arte de la publicidad

    56:06 27 abr 2017

    56:06 27 abr 2017 La década de los 80 fue la década prodigiosa de la publicidad española. En aquellos años de anuncios inolvidables, España se situó en el tercer puesto de la creatividad publicitaria mundial. ‘Ochéntame otra vez’ dedica un programa al repaso a los anuncios más icónicos de los 80 de la mano de sus propios creadores, que compitieron a un alto nivel entre ellos con resultados extraordinarios para sus marcas y para la imagen de la creatividad española a nivel mundial. Revisados treinta años después, muestran todo su poder evocador y su pervivencia en el lenguaje y en la memoria de la gente y, culturalmente, son una muestra de los valores sociales que irrumpían en la sociedad española, además de mostrar un altísimo nivel creativo que los hizo merecedores de los más altos reconocimientos internacionales.

  • Corazón verde

    Corazón verde

    49:56 20 abr 2017

    49:56 20 abr 2017 Los ensayos nucleares propiciaron el nacimiento de una conciencia a favor de la paz y la defensa del medio ambiente, así nació el ecologismo moderno.

  • Ibiza era una fiesta

    Ibiza era una fiesta

    50:56 06 abr 2017

    50:56 06 abr 2017 En la década de los 80, la cultura pastoril y hortícola de la isla, la moda Adlib, los mercadillos y las guitarras acústicas empezaron a compartir terreno con el turismo, las grandes discotecas, la música electrónica y la fiesta interminable. En ‘Ibiza era una fiesta’, recordamos esta época a través de los testimonios de varios protagonistas directos de aquella evolución: ibicencos de cuna y larga tradición familiar -como el empresario y exministro Abel Matutes- y aventureros que sintieron la llamada del sueño ibicenco y se instalaron en la isla para vivirlo en primera persona, como el fotógrafo Toni Riera, el relaciones públicas Carlos Martorell, el filósofo Antonio Escohotado, el promotor musical Pino Sagliocco y Merel y Alok, un matrimonio que se conoció en Ibiza y que allí rehizo sus vidas fundando la empresa de moda de inspiración hippy World Family.

  • 52:12 30 mar 2017 El camino de la libertad de expresión en España fue largo y tortuoso y se consolidó en los años ochenta.

  • 56:09 17 mar 2017 Ochéntame revisita la copla, ya tratada en el capítulo "Vidas de copla" de su segunda temporada. Pero esta vez el programa documental de la noche de los jueves centra la atención en los intérpretes masculinos. Como dice el cantaor catalán Miguel Poveda, "el papel del hombre en el mundo de la copla es fundamental": Manuel Quiroga, Rafael de León, Ochaíta, Valerio, Solano, Valverde son los pilares fundamentales, en lo literario y en lo musical, para que luego el intérprete, mujer u hombre, le de vida.

  • Benidorm, Benidorm

    Benidorm, Benidorm

    51:57 09 mar 2017

    51:57 09 mar 2017 A finales de los años 50, Benidorm era un pequeño pueblo pescador de la costa de Alicante de poco más de 2.500 habitantes. Díez años después, triplicó su población y se convirtió en un centro internacional de turismo con un modelo urbanístico pionero en la época. Era la ciudad de los vuelos chárter.

  • 53:19 02 mar 2017 Joan Manuel Serrat, Luis Eduardo Aute, Joaquín Sabina y Víctor Manuel son quizá los más conocidos. Pero hubo muchos más nombres: Rosa León, Pablo Guerrero, Hilario Camacho, Ana Belén, Lluís Llach, Carlos Cano, Javier Krahe, Labordeta¿ Cantando temas propios o musicando poemas ajenos, hubo un tiempo en que los cantautores consiguieron que la poesía estuviera presente en las listas de éxitos musicales. ¿Quiénes eran? ¿Qué cantaban? ¿Cómo contribuyeron al desarrollo de la democracia en España? ¿Por qué se diluyó la presencia de muchos de ellos a lo largo de los ochenta?

  • Arden las gradas

    Arden las gradas

    51:34 23 feb 2017

    51:34 23 feb 2017 El fútbol siempre se ha vivido con pasión pero en la década de los 80 esa pasión se desbordó con el nacimiento de los llamados ‘grupos ultra’, un fenómeno preocupante que trajo la violencia a las gradas y a los aledaños de los estadios españoles. ‘Ochéntame otra vez’ recordará estos hechos con los testimonios de varios protagonistas y testigos como el futbolista y entrenador Jorge Valdano, el árbitro Ildefonso Urízar Azpitarte y los periodistas Mari Carmen Izquierdo, Manolo Lama, Paco González y Emilio Pérez de Rozas.

  • El sueño europeo

    El sueño europeo

    52:27 16 feb 2017

    52:27 16 feb 2017 El 12 de junio de 1985 España firmó el tratado de Adhesión a la CEE, la actual Unión Europea, un hito en nuestra historia.

  • Captados por las sectas

    Captados por las sectas

    51:30 09 feb 2017

    51:30 09 feb 2017 En un contexto social de recién estrenada libertad religiosa en España, y mientras en el mundo entero persistía aún el interés por el orientalismo y subsistía el sueño del hippismo, se instalaron en España toda una serie de sectas importadas de otros países o de matriz nacional

  • Rumberos para siempre

    Rumberos para siempre

    51:37 02 feb 2017

    51:37 02 feb 2017 La rumba es un género musical inagotable, con artistas como Los del Río, Azúcar Moreno, Manzanita, Los Marismeños, Bordón 4, Junco, Rosa Morena, Maruja Garrido y Dolores Vargas “La Terremoto”. Artistas de largo recorrido que -con sus canciones- alegraron varias décadas, incluida la de los ochenta.

  • El amigo americano

    El amigo americano

    54:22 27 ene 2017

    54:22 27 ene 2017 Aunque las bases se instalan en el año 53, con la llegada de la democracia el estilo de vida americano se extiende por varios frentes. Hay un hecho político que es el detonante del relato, la polémica visita de Reagan a España, con el gobierno socialista. La calle hierve con el conflicto de la OTAN, con la renegociación de las bases, a la vez que la cultura americana arrasa en las nuevas generaciones y nos mete en la sociedad del consumo: cine (Grease), las series (Mac Gyver, El héroe americano, Dallas, Dinastía), las marcas (Levis), las cadenas de comida rápida de las grandes corporaciones (Burger King), los adosados...

  • Irrepetibles TV

    Irrepetibles TV

    51:01 19 ene 2017

    51:01 19 ene 2017 En la década de los 80 la programación de TVE estaba llena de espacios que hoy podríamos calificar de Irrepetibles por distintas razones. Especialmente por la personalidad de sus conductores: profesionales como Mercedes Milá, Fernando García Tola, Jesús Hermida, Pedro Ruiz...

  • Llegan los Rock Stars

    Llegan los Rock Stars

    49:24 12 ene 2017

    49:24 12 ene 2017 Los Stones, Bob Marley, Lou Reed, The Police, Springsteen, Michael Jackson, Queen, Madonna o Prince fueron algunos de los artistas de renombre internacional que abrieron una puerta a la libertad en nuestro país para llenar la década con su música y con grandes y multitudinarios conciertos que nos ayudaron a salir del aislamiento.

  • Pasión por la fiesta

    Pasión por la fiesta

    51:23 19 may 2016

    51:23 19 may 2016 El último capítulo de "Ochéntame", Pasión por la Fiesta revive algunas de las fiestas populares más significativas de España a través del testimonio de personas que la viven de una manera muy especial: su fiesta es su pasión. "Cuando oigo Paquito el chocolatero me vuelvo loca" reconoce la presentadora de TVE, Marisa Abad, cuando recuerda las fiestas de Alcoi, su ciudad natal. Pablo Carbonell, un corredor de los Sanfermines, un gitano del Sacromonte de Granada, y un chirigotero del Carnaval de Cádiz, son algunos de los personajes que nos introducen en su pasión: las fiestas de su ciudad. La semana Santa, los sanfermines, la fiesta de moros y cristianos, el Rocío, los Carnavales, la noche de San Juan o la Feria de Abril son algunas de estas fiestas que viven con devoción nuestros protagonistas.

Mostrando 1 de 9 Ver más