Ochéntame otra vez La 1

Ochéntame otra vez

Jueves a las 00:00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3865938
No recomendado para menores de 7 años Ochéntame otra vez - Llegan los Rock Stars - ver ahora
Transcripción completa

"One, two, three, four...".

¡Tina Turner!

-¡Hola, Madrid!

-¡Hola, Madrid!

-¡Hola, Barcelona!

-¡Uh!

(Música)

España era una España dividida, era una España de varios colores.

Muchas veces, se diría que en blanco y negro.

Faltaba el tecnicolor.

Yo creo que la música le puso el color.

Unió y armonizó muchas diferencias.

Se vivió un momento realmente mágico. Sin la música,

yo creo que no se hubiera conseguido tan fácilmente.

(Música)

Aquí los referentes musicales en la radio,

pues estaban sonando Fórmula V, los Diablos...

Mientras que en el extranjero, para un chaval de 10-12 años,

pues lo que oía en casa, en la radio de los padres,

eran Bob Dylan, los Stones, David Bowie, Lou Reed...

Pienso que la música siempre ha sido el mejor lenguaje de comunicación

que ha habido nivel mundial. No me cabe la menor duda

de que la música armonizó muchísimas cosas.

-Soy roquero. Si veo los Stones, se mueve el pie, se mueve la cabeza.

(Vítores)

(Música)

Gran concierto, quizá fue el de Rolling, ¿no?

Explicar un poco las sensaciones en aquel momento

de tener delante, digamos, a estas bestias

fue espectacular. Y más en el momento en que estamos viviendo del año 76,

que salíamos de una dictadura y que era como una expresión

de libertad. -Para mí, cuando empezaron

a llegar grupos como Rolling Stones, nos dio esa sensación de normalidad.

(Música)

Fue una noche... noche intensa.

Había mucha policía fuera.

En aquella época, los conciertos eran una cosa muy atípica.

Había miedo.

Rolling Stones...

Yo no sé qué se pensaba la Policía que iba a ocurrir,

pero fuera había coches y coches y coches...

En aquella época, eran los grises, ¿no?

En un momento dado, no sé qué debió ocurrir fuera

que hubo alguien, alguien de la Policía, evidentemente,

que lanzó un bote de estos de humo dentro de la plaza.

Entonces, todo el tendido se vacío, mientras todo el humo caía.

La gente no sabía qué pasaba. No sé cómo no ocurrió nada allí

porque, claro, era para crear un pánico importante.

El humo se dispersó, la cosa sigue adelante.

Luego, vi uno de los mejores conciertos que he visto en mi vida.

-Fue un concierto a trancas y barrancas.

Fue muy importante porque con aquello abrimos España

a Europa y al mundo. Yo quería hacer un auditorio

y lo quería hacer en Cambrils. Entonces, como me llaman Gay,

ahí empezaron unos bulos interesados, politiqueo interno de la ciudad,

del pueblo, mejor dicho. Que decían de que los Stones,

que venían unos camiones que se abrían y salían tíos

que violaban a las mujeres. Y la gente se lo tragaba.

De ahí, nos tumbaron. Nos tuvimos que ir de Cambrils.

Y fuimos a la Roca del Vallés.

Alquilé unos terrenos, mandé excavadoras,

empezamos a hacer la forma de anfiteatro

que yo deseaba... Entonces, un día voy a la plaza del pueblo.

Y veo que es una plaza pequeña y veo gente con pancartas

que ponía: "Gay 76, no". Alguien había hecho correr

el bulo que yo quería montar un campamento homosexual nudista...

Que hay que estar trabajado... para pensar esas barbaridades.

Total, que de la Roca del Vallés me tuve que ir otra vez.

Los señores Stones contratados y no tenía dónde meterlos.

Me acuerdo que Peter, que era el mánager del momento,

me decía: "¿Todo bien?". Y yo decía: "Estupendo".

Y yo pensaba: "¿Dónde los meto ahora?".

(Música)

Finalmente, la familia Balañá, que a lo largo de los años

siempre se ha portado muy bien con nosotros nos prestó Las Arenas.

Imprimí las entradas con los Stones en Plaza de Toros de Las Arenas,

pero acabaron actuando en la Monumental.

Entonces, de un día para otro, les cambiamos a la otra plaza.

Todo esto sin saberlo los Stones.

(CANTAN EN INGLÉS)

Pienso que Gay fue un valiente en su época, en el 76,

al traer esos artistas porque no había ningún pulso

y era muy arriesgado. -El concierto de los Rolling,

yo pienso que es el concierto, el básico, ¿no?

Más que un concierto es vamos a celebrar...

Vamos a intentar divertirnos.

Vamos a intentar abrir un poco la puerta, a coger aire, ¿no?

(Música)

Una de las fotos es la entrada de Jagger

en el aeropuerto de Barcelona. Solamente con dos personas,

un gris y una persona de servicios. Vestido impecable de blanco

y un poco es una foto que nos da la situación de aquel momento,

de lo que podría ser la posdictadura

de España, ¿no?

Yo pienso que sí, que nos abrieron un poco la puerta.

Estábamos en Europa, eso es importante, ¿no?

-Pero ya cuando yo fui a ver a Chuck Berry con 14 años,

fui a ver a B. B. King con 16, vi a Johnny "Guitar" Watson...

Y empezó a venir una serie de gente en directo...

Y dices, ostras, somos europeos.

Esto ya... Franco ha muerto de verdad.

(Música)

Springsteen es alguien que nos toca a los chavales

que teníamos 15 años en el año 75, nos toca de lleno.

Nos da en todo. Cuando saca "Born to run", en el 76,

nos rompe los esquemas. "Born to run" es un álbum,

ahora se cumplen 40 años de ese álbum...

Eso nos marca muchísimo.

Esperamos a que vuelva a sacar un álbum

y va y saca "The river" por doble partida, doble álbum.

(Música)

El mejor concierto de mi vida.

Que entusiasme, de vivencia...

Creo que debimos ser 550 o más madrileños

los que copamos las primeras filas del Palacio de Deportes de Barcelona.

Estábamos ahí desde las 3-4, según llegaban los autobuses.

Nos poníamos en la cola hasta que nos abrieron la puerta.

Mientras nos abrían la puerta, entre bocadillo y bocadillo...,

nos pusimos hasta el culo del todo.

Recuerdo cuando salió Bruce, que todos los iluminados

que estábamos allí, llevábamos horas iluminados

por nosotros mismos... Que eran de Madrid preferentemente,

debía de flipar. Porque empezamos a saltar

y estuvimos dos horas y media sin parar.

Dos horas y tres cuartos. Sin parar.

Era un salvaje. Yo no había visto nada parecido.

(CANTA EN INGLÉS)

Yo me acuerdo que estaba de pie, abajo, con todo el público.

Entonces, era mucho menos, entre comillas, civilizado que ahora.

Recuerdo que con la cuarta canción me mareé un poco.

Tuve que salir a los pasillos. Luego, seguí hasta el final.

Fue un concierto que duró mucho rato, muy intenso.

Con unas experiencias muy potentes.

(CANTA EN INGLÉS)

El palacio estaba lleno. Los barceloneses también bramaron.

A veces mirábamos y decíamos: "Os falta un poco de gancho".

Yo entiendo que soy un poco chovinista,

pero es verdad lo que pasó. Pero Springsteen alucinó

con Barcelona, alucinó con ese concierto.

De hecho, luego, hizo un álbum en el Palau.

Hizo un álbum en directo en Barcelona.

Y, siempre, su ciudad europea favorita

es Barcelona, sin lugar a dudas. Pero quiero decir aquí

que tiene mucho que ver con los madrileños

que estábamos allí, los 500 y pico...

Que estábamos desaforados y estábamos ante uno

de los más grandes roqueros que ha habido en la historia,

después de Elvis, sin lugar a dudas.

(Música)

Me apunté en el programa para recibir a Bob Marley

en el aeropuerto de Ibiza. Tenía un concierto al día siguiente.

Y la verdad es que Bob Marley fue algo increíble.

Un recibimiento de estos de pueblo, con perdón.

Con todo respeto.

Con la salida de Marley, nosotros en la pista...

Persiguiéndole con la cámara de televisión,

yo con la cámara de fotos...

Y ahí tengo una foto que, para mí, es la foto,

la foto del Marley, o sea, no es la foto...

típica y tópica, que también la tengo,

digamos, actuando.

(CANTA EN INGLÉS)

-¿Cuál es tu opinión, querido Bob,

sobre el reggae que actualmente se está haciendo?

-Creo que es bueno.

Es bueno que otros músicos hagan reggae.

-Ya estaban llegando artistas

que estábamos deseosos hacía tiempo de que llegaran.

Llegó Bob Marley, no vino a Madrid, se quedó tocando en Ibiza.

Había llegado Supertramp para tocar un par de veces.

Recuerdo en el Campo del Gas, en Supertramp,

que nunca he tragado más polvo en mi vida,

porque era un campo de arena increíble y todos botábamos...

Todo lleno...

Recuerdo respirar arena por un tubo oyendo a Supertramp

en un momento clave de Supertramp, arriba del todo.

Llegaron cuando "Breakfast in America",

o sea, cuando más fuertes estaban, llegaron a España.

O sea, llegaban en el momento.

-El haber empezado en el 71 a hacer conciertos

me permitió conocer a músicos que, hoy en día, son leyendas

"inacercables" o inalcanzables, no por ellos, en general,

sino por todo lo que les rodea, a un nivel de tú a tú.

Es conocida mi amistad con Keith Richards que, además,

aunque no lo dirías nunca, son los tíos más graciosos,

son los tíos que me han hecho reír más.

Como músicos son Keith Richards y Phil Collins.

-La entrevista con Keith Richards, para mí, rompió,

cuando tenía 28 años, todos mis esquemas.

Un tipo muy llano, muy cercano, con el que me reí mucho

que, prácticamente,

me obligó a emborracharme con el Southern Comfort,

con el whisky de turno, el Bourbon.

¿Se consideran ustedes responsables, de alguna manera,

de estos cambios de manera de pensar de los jóvenes?

(HABLAN EN INGLÉS)

(Música)

Con Iggy, la última vez, hicimos,

nos vimos y decidimos hacernos una foto

para celebrar que habían pasado, en aquel momento, 30 años,

y seguíamos vivos,

que nos parecía a los dos una cosa excepcional,

sobre todo, en su caso.

Entonces, me mira Iggy y me hice: "¿Con o sin?",

y digo: "Con o sin, ¿qué", y dice: "Gafas".

(CANTA EN INGLÉS)

Lou Reed también era un tipo

que era más, por así decirlo, más desgastado, había vivido más,

más a fondo, más al limite, "Walk on the Wild Side", ¿no?

Era un tipo...

Son gente que tiene una energía que es difícil de explicar.

(HABLA EN INGLÉS)

(Música)

"Bona nit", Cataluña.

Buenas noches, España.

Tampoco me habría gustado traerlo. Yo era fan de Zappa.

Yo estuve en el último concierto del Palacio de los Deportes,

el del guante, el famoso concierto del guante,

yo estuve.

Zappa, sí, Zappa era... Zappa era Dios también.

(Música)

Me acuerdo que la gente se subió, estaba todo vendido,

se subían al tejado

y se colaban saltando por el tejado del Palacio de Deportes,

me acuerdo perfectamente. Encima, los de dentro, los aplaudían.

Había una solidaridad dentro-fuera, como que los que estaban dentro

querían que los de fuera pudiesen entrar.

Lo cual está muy bien, pero, claro, es la inconsciencia máxima,

porque en el local caben los que cabe y, al final, claro,

si no dejas de meter gente, puede pasar algo.

(Música)

Frank Zappa era un gran amigo mío personal,

una persona muy querida por mí,

una persona de la cual tengo grandísimo recuerdo.

Frank Zappa se venía de vacaciones a mi casa con toda la familia,

con Gail, con Dweezil, Ahmet, Moon...

Vivía en mi casa como un... (HABLA EN INGLÉS)

Tenía una casa que tenía un apartamento abajo

y vivía él con toda su familia ahí abajo.

(CANTA EN INGLÉS)

Era una persona completamente muy muy muy familiar, muy comedida,

pero que tenía, naturalmente,

una necesidad de explorar nuevas cosas

y, al mismo tiempo, de decir lo que sentía

y odiaba todo lo que era el sistema...

No era un antisistema por actitud, era un antisistema por creencia,

porque creía que había que tener mucho más compromiso

y había que hablar mucho más claramente

de las injusticias, de las cosas que no funcionaban.

(CANTA EN INGLÉS)

-The Police es la banda... "punkera", "new wave".

Con los Clash, los Pistols y demás,

pero, The Police, para mí, fue el impacto,

de la mezcla de lo negro, reggae, con el rock british.

(CANTA EN INGLÉS)

-Con un cantante excepcional que era Sting.

(CANTA EN INGLÉS)

-"El País" me envía a París a entrevistar a Sting

y digo: "Me toca entrevistar al tío más importante del mundo

en este momento", que era Sting.

En ese momento, era el artista número 1.

Esta camiseta es de aquella época, o sea, que tiene 31 años.

No sé, era por la tarde,

tenía la entrevista, creo, de 16 a 16:30

y, como entonces no había FNAC en España,

me entretuve en exceso en una FNAC de París

y se me fue el santo al cielo y, cuando me di cuenta,

entre discos, vinilos que me había comprado,

"Que son las 15:55",

y llegué al hotel a las 16:10, con lo cual...

Me saludó y, a los 15 minutos, había terminado la entrevista.

(Música)

Dire Straits fue increíble. Era la época del boom del CD.

Dire Straits tenía la fama de sonar como nadie,

el sonido era muy puro, ideal para un mundo CD.

En España hubo una abstracción, yo diría, de tormenta perfecta,

en positivo.

Iba a ser una gira de cinco conciertos

y acabamos haciendo, en dos fases, 21 fechas en España.

Para un grupo extranjero, esto nunca se había visto.

Vendimos más de medio millón de entradas,

un récord que ningún artista internacional

había vuelto a hacer en nuestro país.

(Música)

El concierto máximo fue los Rolling Stones, ¿no?

Cuando la gran tormenta.

(Continúa la música)

Los Rolling Stones tocaron en el 82,

estaban llegando con el "Start Me Up",

y tanto "Start Me Up", lo que se montó en el Calderón

en aquel día de junio del 82, cuando cayó aquel tormentón

y Keith Richards dijo aquello de:

"¿Cómo? ¿Los efectos especiales los pone Dios? Vamos a salir ahora"

y salieron justo en el momento en que estaba cayendo la de Dios,

estaba cayendo, increíble, la tormenta,

se cayeron todo lo que eran los decorados de atrás,

todo cayó para abajo

y aprovecharon todo el desastre que estaba ocurriendo

para salir en ese mismo momento, en el medio del caos.

Lo que se armó en el Vicente Calderón fue verdaderamente increíble.

-En el concierto de los Rolling en el 82 recuerdo a Bill Graham,

el promotor, más que a los Rolling.

Porque a lo Rolling, que fue la hostia,

lo de los globos volando, lo de todo eso que fue...

Pero yo recuerdo que hubo una lluvia torrencial

y recuerdo que antes de empezar a tocar, Bill Graham,

el tipo que se inventó el "flower power",

el tipo que se inventó la psicodelia,

el tío de San Francisco que había inventado el rock,

lo veo con una mopa gigantesca sacando agua del escenario.

Eso me pareció una humildad, una cosa tan cojonuda...

(Música)

Yo viajé con un grupo de amigos de Barcelona.

Llegamos esa misma tarde directos al Calderón.

Al llegar, nos contaron que la noche anterior fue increíble.

Además, íbamos con una persona de Madrid

que había estado el día anterior y nos dijo: "Poneos por aquí,

porque Jagger se pasea por esta zona",

porque claro, seguíamos en una época en que las entradas no son numeradas,

con lo cual, te metes en el estadio

y te acercas todo lo que puedes al escenario.

Y, bueno, muy buenos, muy muy muy... Tremendo.

(Música)

Lo curioso es que el primero,

el de los truenos y la lluvia y todo este rollo,

fue un éxito masivo.

Pero había este concierto, día libre y otro concierto.

En el día libre que había antes del otro,

yo estaba, literalmente, arruinado,

porque del siguiente concierto, si cabían 55 000 tíos,

tenía vendidas, quizá, 27 000 o 26 000,

con lo cual, yo estaba muerto.

Entonces, di orden de que pusiesen cuñas

cada cuarto de hora o cada media hora,

porque la cosa iba así, o sea, una brutalidad,

y exigí que las cuñas no mencionasen

si el concierto era bueno, si era malo, nada,

solo que dijesen: "Quedan entradas, quedan entradas, quedan entradas",

hasta machacar.

En este día y medio que quedaba, vendí todo el resto.

Es decir, que me salvé... por los pelos.

(Música)

En el 83-84 traje a Bob Dylan por primera vez a España.

Llevaba años persiguiendo a Dylan,

pero no había manera de ponernos de acuerdo,

porque me exigía precios norteamericanos

y España era lo que era y es lo que es,

y no podía pedirle a la gente que pagasen los tiques excesivos.

Finalmente, nos pusimos de acuerdo y vino Dylan.

Entonces, mi gran sorpresa,

que esto todavía lo recuerdo hoy como...

Me recuerdo atónito, ¿no?

Es que tenía a cuatro ministros en el público

y, para mí, era un cambio...

Decía: "A ver, hemos pasado

de ser unos desechos humanos, unos parias, unos que nadie quiere,

a, de golpe, somos fantásticos".

Entonces, sí que empecé a notar el cambio.

(Música)

Dylan, una época. -Un cantautor muy bueno.

-Para mí, un recuerdo.

-Algo que durará siempre, para siempre.

-Es, para una generación, un cambio total, ¿no?

-Posiblemente, un mito,

pero que fue bastante trascendental en su momento, ahora, más que nada,

es a nivel simbólico, lo considero yo.

-Es un artista que tiene mucho peso, que ha dicho mucho,

que todavía sigue innovando hoy en día,

que renuncia a hacer los conciertos,

porque a él le sería muy fácil hacer un concierto,

un popurrí de hits, no lo hace, hace un concierto difícil.

Yo conozco amigos míos, que son fans, y, a veces, salen, un poco,

con un sabor agridulce, porque, realmente...

O sea, es un señor digno de admiración.

Ocurrirme cómo buscar a Tina Turner no era nada difícil,

porque, en aquel momento, Tina Turner

estaba pegando muy fuerte con los discos,

estaba sonando en todas las radios.

Había como un retorno, un resurgimiento de Tina Turner,

y todos los promotores de España estaban superinteresados.

Todo el mundo quería tener a Tina Turner.

Recuerdo que, en aquella época, todavía venían con aviones regulares

y todavía íbamos al aeropuerto a buscarlos y a esperarlos y tal.

Me acuerdo que llegó a Barcelona y el vuelo se retrasó.

Nosotros, en el aeropuerto esperando que baje,

"¿Llegará? ¿No llegará?", "Claro que va a llegar", ¿no?,

pero entonces no lo sabías. Era mucho más próximo que ahora.

Ahora, van todos en avión privado y con sus agendas

y todo el mundo es muy autónomo y al artista casi ni le ves.

Entonces, los veías, te saludaban, podías hacerte una foto con ellos.

Era mucho más próximo que ahora.

-¡Tina Turner!

(Música)

Te quedabas, de una mujer,

su fuerza, yo pienso que no ha habido un artista

o una mujer con la fuerza, que yo haya visto, digamos,

con la fuerza de Tina Turner.

(CANTA ROCK)

La foto expresa, un poco, esta energía,

este movimiento. Sobre todo está muy enérgica.

(CANTA ROCK)

El más grande y teatral espectáculo del rock se ha iniciado

hace unas horas en Madrid. David Bowie, el rey del glam,

actúa ante 40 000 personas en el Estadio Calderón.

(HABLA EN INGLÉS)

Bowie era mágico. Era un caballero perfeccionista a más no poder,

muy presumido. Era brutal. Es una pena que se haya marchado.

Me hubiera gustado trabajar con él otra vez. No podrá ser.

Bowie era alguien que, con mirarte...

Yo estuve con él un rato, lo justo para saludarle y hablar,

y te dabas cuenta de que estabas delante de alguien

que tenía esto, un magnetismo que no tiene cualquiera.

(CANTA ROCK)

¿Es la primera vez que usted actúa en España?

-Sí, aparte de la conferencia de prensa de hace dos meses.

-¿Qué sensación tiene al presentarse ante el público español?

-Estoy entusiasmado de actuar aquí. -¿Por qué llama a esta gira

La gira de la Araña de Cristal? (AMBOS) (RÍEN)

-Porque es el nombre de una canción de mi nuevo LP

y el escenario tiene forma de araña.

-David Bowie fue mi primera salida al extranjero.

Fue una experiencia espectacular. Bowie yo pienso que es,

era uno de los músicos...

más fotogénicos. Todo su glamur importante.

(Música rock)

David Bowie vino con "Sound and Vision".

Estuvo en el momento más creativo, en aquel momento, cuando empezó

a buscar cosas muy distintas.

En "Sound and Vision" él trabajó con Brian Eno y una serie de gente.

En "Sound and Vision" yo encontré un personaje antiestrella.

(CANTA ROCK)

¿En qué nos fijábamos? Quizás... Lo que teníamos más cerca

era Francia, y Francia tenía el "rock and folk".

Ángel aquí cogió la onda. Una revista, "Vibraciones",

que ya recogía los grandes acontecimientos

tanto de fuera como los de aquí; y que mezclaba el rock, el pop,

el flamenco, el jazz, el cantautor. Esta era la filosofía.

-Me acuerdo que fueron unos conciertos inolvidables

y maravillosos. Hubo un momento donde España empezó a cambiar

a Technicolor, empezabas a ver a los chicos medio punki vestidos,

o de "new romantic", muy extravagantes.

Supongo que en momentos anteriores no se atreverían.

Supongo que aquello fue realmente un momento más mágico

en cuanto a contemporáneo.

España se puso al día.

Después, en 1986, dio el salto a las grandes ligas

y todo ocurrió con Queen.

("We will rock you")

Ese sí fue un concierto parroquiano, eso sí que es gente yendo a misa

con un tipo sacerdotal a lo bestia controlando al público

como no ha habido nadie. Freddie Mercury.

Con una planta de escenario...

Pero no vulgar. Él era un tipo que sabía, y todos lo sabemos,

que la ópera era fundamental en la música de Queen.

(PÚBLICO) (CANTA)

Freddie era una maravilla, un monstruo en escena.

Es curioso que un personaje hindú,

(BALBUCEA) exiliado en una colonia inglesa como Zanzíbar...

He estado en Black Stone, donde nació; Han hecho casa museo

pero cuando la vi la primera vez era una casa deteriorada.

(CANTA "WE WILL ROCK YOU")

Salir de ahí era un superprivilegiado.

Tenía cuatro octavas en la voz, tocaba el piano

y, sobre todo, te decía "voy a ser una estrella del rock

y os vais a enterar. Todos vais a saber que soy el gran Freddie".

Por eso se ponía lo de Queen. Como era homosexual,

en vez de una corona de rey, que la llevaba en los escenarios,

sobre todo en el famoso concierto de Wembley, él se decía reinona.

(Música rock)

Le convencí para venir. Me acuerdo que fue en el verano del 86:

1 de agosto, Barcelona; 3 de agosto, Madrid; 5 de agosto, Marbella.

El 1 de agosto fue un éxito total en el Miniestadi.

Por la noche estábamos en el Lotus Lux con Freddie.

Estaba yo, Freddie y Roger Taylor. Estábamos allí

y yo estaba un poquillo nervioso. Freddie me dice "¿qué te pasa?

Te veo toda la noche nervioso". Digo "¿me podrías hacer un favor?

No sé qué va a pasar en Madrid mañana.

¿Me podrías dar un "Informe Semanal"?"

Freddie nunca dio entrevistas, jamás había dado entrevistas.

Tuve la suerte, momento, la magia, no sé qué le pasó

pero Roger le dijo "come on, let's do it, it's fun.

This is Spain". Le dijo que tenía repercusión en Latinoamérica.

Como por arte de magia me dijo que sí.

Llamé a Ramón Colón, que llevaba "Informe Semanal" y dije

"Ramón, prepárate que Freddie te da una entrevista".

-Odio todo este tinglado, y lo sé, pero ellos me lo pidieron.

Solamente odio tener que hablar con los periodistas. Eso es todo.

Me gusta mucho hablar pero es muy difícil.

En resumen, te gusta o lo odias. Yo odio que me entrevisten.

-Esto era el jueves, el concierto en Barcelona.

El viernes nos vamos a Madrid. El concierto era el domingo

en el Rayo Vallecano. Cuando llegamos a Madrid

hicimos la entrevista en el hotel Palace.

Al día siguiente la sacó "Informe Semanal".

El domingo parecían gremlins. Ibas por Madrid y salían por todos lados.

Reventamos el Rayo Vallecano hasta la bandera.

(CANTAN ROCK)

Una gran explosión de vida. Una gran explosión de vida

por lo que representaba el concierto.

No se habían hecho conciertos aquí, en Barcelona, en España,

para una causa importante; y la alegría... Yo tengo fotos

de público. Siempre hablamos de los artistas y tengo...

tengo unas fotos de esto,

(BALBUCEA) las caras de expresión de la gente

viendo el concierto, las caras de felicidad de este concierto.

Cuando hacen el trío Bruce con Manolo y Quimi,

de "El Último de la Fila", para mí es una de las fotos,

que fue también portada de la revista "Vibraciones",

digamos que fue una icona de juntar

a estas dos personalidades importantes.

(CANTAN)

Aquello fue muy curioso. Estuvo muy bien que Barcelona estuviese;

el atractivo de Barcelona, que luego trajo los JJ. OO.

Ya empezaba a notarse el extranjero. Aquello de Amnistía

fueron unas ciudades puntuales. Que Amnistía escogiese Barcelona

indicaba que en España estaba pasando algo.

(CANTAN)

En los años 80, en el año 85-86, está el PSOE en ebullición,

sabe que sus mayores votantes son jóvenes.

A los jóvenes hay que satisfacerlos y favorecerlos,

algo que culmina en el 92 con las Olimpiadas y la Expo,

y el Madrid Cultural Europeo, que también fue del 92.

Esos conciertos van creciendo, se van convirtiendo en luces,

en efectos especiales, en Hollywood.

(Música rock)

(CANTANTE) Hola, Madrid.

-Aquella es una gira que marcó un antes y un después

porque traía un montaje muy teatral con muchas pantallas.

Recuerdo que fue un récord en cuanto a número de camiones

y necesidades de producción de la época.

Fue un montaje muy avanzado para lo que era su tiempo.

-Creo que la música llega a un escalón por encima.

Aparte de que cada uno de ellos pueda hacer su concierto

ha llegado el momento del "show business",

llega el espectáculo.

-Cuando veo por primera vez a Michael Jackson en Londres

en el 88, en Wembley...

Eso, desde el punto de vista del espectáculo, el show,

lo que llaman el "show entertainment",

lo que han inventado los americanos para la civilización humana,

lo más grande que hay.

Es reunir todo lo aprendido en Hollywood durante el siglo XX:

la puesta en escena; los grandes directores, Denzel Minnelia;

los grandes bailarines, Gene Kelly, Fred Astaire, etc.;

pasado por James Brown, por Ray Charles,

Aretha Franklin, Diana Ross;

y llevado a la enésima potencia por el productor Quincy Jones,

y convertido en un escenario era un animal difícilmente reproducible.

Es irrepetible; Michael Jackson es...

el mayor animal en escena en la historia del "entertainment".

-Michael Jackson es el que empieza a introducir el concepto de "show".

No solo vas, como Bruce Springsteen o Stones

en el 75 y en el 81 respectivamente, no solo vas a escuchar la música

sino que vas a ver lo que hace, cómo baila la gente,

los efectos especiales, tienes pantallas que ves al artista más.

Es el que empieza a introducir que esto es un "show".

(Música pop)

Era un perfeccionista, gran bailarín,

con una metodología increíble y una gran humildad

y sacrificio por la escena. Antes de los cuatro años actuaba.

Eso te procura una disciplina increíble.

-La primera "tournée" que hice con él conectamos...

como digo yo, un flechazo. Me invitó a ir a EE. UU.

Estuve con él en Neverland. Me pidió si podía ayudarle en el proyecto

"Heal the World" que estaba haciendo.

Uno de sus mayores compromisos era instigar,

obligar e inculcar a los grandes líderes del mundo

a que se comprometieran a hacer un mundo mejor para los niños

porque eran quienes podían cambiar el mundo.

-Me acuerdo de estar en Málaga cuando el concierto de Jackson.

Quise subir al hotel, a la suite de él.

Les pregunté a los del hotel "¿con quién está?"

Dicen "jugando con niños". -Conseguimos, con Unicef,

hacer el libro, que fue la declaración; unos 50 artículos.

De estos 50 artículos se le ocurrió decir... Le dije cómo podíamos...

Le hablé de Lladró, que era porcelana.

Podíamos hacer con Lladró una escultura.

Se montaría una escultura donde estaba Michael Jackson.

Después esta escultura se regalaba con el libro a los Jefes de Estado

para que lo tuvieran en sus despachos. Muy naif todo,

muy romántico, muy idealista.

(CANTA POP)

Michael Jackson es la persona que más me ha hecho soñar,

la persona que más me he creído, que podíamos cambiar el mundo,

y la injusticia más cerca que he vivido probablemente

y que más me ha roto el corazón.

(CANTANTE) -Hola, Barcelona.

Hola, España.

(CANTA POP)

Cuando la vi por primera vez me di cuenta de que era como Jackson

y que ella quería hacer lo que había hecho Michael Jackson:

ser la mejor mujer "entertainment". Pillar de Hollywood el look Marilyn

y convertirlo en el "entertainment" del espectáculo rock contemporáneo.

Eso fue Madonna. Eso es Madonna.

(CANTA POP)

Ese fue el momento donde Madonna en este país creó un impacto brutal.

-Madonna es un personaje más que un músico o una cantante.

(CANTA POP)

Prince fue otra cosa mágica. En el año 1993, en Barcelona,

fue el concierto más histórico de Sant Jordi

y que más récord ha batido. Me acuerdo que hizo poner

el escenario en la pared para tener un lleno abarrotado.

(CANTA ROCK)

23 900 personas. Hoy en día es impensable esto

porque tiene un aforo de 16 000. Entonces era como una sardina,

poníamos todo hasta el final del todo.

Me acuerdo de que fue increíble porque en medio del concierto

me mandó llamar. "Pino, Prince wants see you.

Put a show together. I wanna play up towards with the band.

Find a place. We got a show". Y yo digo "me está tomando el pelo".

Le digo a Stevie "me está diciendo que quiere un show después del show.

Está actuando, ¿cómo va a hacer un show después del show?"

(CANTA ROCK)

Al final conseguí el dueño de Standard. Estaba de vacaciones.

Dice "tengo escenarios y sonido. ¿Te sirve el Standard de Barcelona?"

Digo "vale". Fue un concierto impresionante

que acabó a las cinco de la mañana

haciendo versión de los Rolling, de todo, con Prince aquí,

tocándolo con la mano. Éramos 150 personas.

(Música suave)

Lo que valorabas en aquella época, si eras músico,

era que, el que te llevaba, le gustase lo que hacía, lo viviese.

Podías viajar con ellos. No era como ahora. Ahora es distinto.

Yo recuerdo haber ido en 4L con los Genesis.

Éramos, todos, gente que luchábamos por lo mismo.

Ellos más famosos, pero no abismalmente legendarios como ahora.

-Me da la sensación que ahora es mucho comida rápida

y de poca profundización.

Me jode decir que cualquier tiempo pasado fue mejor,

no estoy queriendo decir eso, pero con respecto a la música

y al periodismo musical no te quiero ni contar y la música en televisión,

hemos dado un paso atrás enorme. Se ha perdido mucha verdad.

(CANTA BRUCE SPRINGSTEEN)

Echo en falta la espontaneidad de la emoción que había antes.

A finales de los 80 y principios de los 90 había margen

para que pasasen cosas no previstas en el guión.

Ahora está todo muy medido. Los shows son tan show,

tan cinematográficos, tan teatrales, que son pocos los artistas

que dejan lugar a la improvisación. Está todo muy medido:

cada canción, cómo tiene que ser, dónde poner el pie, dónde saltar.

Esto se echa en falta: el factor emoción.

-Mi vida es la música y la imagen.

Sin música y sin imagen, la fotografía...

(SUSPIRA) no sé, no sé qué hubiese sido de mí.

(CANTA BRUCE SPRINGSTEEN)

La libertad, la libertad de expresión,

la libertad en la forma de vestir, la libertad...

"Freedom of choice", como decía la canción de Devo.

La libertad de elección es importante para el ser humano.

(CANTA BRUCE SPRINGSTEEN)

He aprendido que no quiero ser como ellos

y que sé quién soy yo y sé quiénes son ellos.

Desde luego he decidido no confundir tu papel.

Mantener los pies en el suelo y estar cerca de las raíces,

estar muy cerca de tu familia y no hacer que todo esto

te puede ni obnubilar ni cambiar ni hacerte creer que eres especial.

-El rock vivió sus mejores momentos en los 70, 80 y parte de los 90.

Los tiempos de la limusina y de la alfombra roja se terminaron.

(CANTA BRUCE SPRINGSTEEN)

"Ahora damos paso a la información meteorológica.

¿Qué mierda de tiempo se prevé para mañana?

-De puta pena, señores,

porque el anticiclón va alejándose de nosotros,

con lo cual van de culo las líneas de baja presión.

-No había formatos. Era televisión de los autodidactas.

-Dice Jaime Peris que en el terreno de lo cultural

España cuenta con un índice que no llega ni a meñique".

-Yo no era consciente de que estaba haciendo algo importante.

-"Buenas tardes. Nos proponemos abordar un tema

al que llevamos semanas dándole vueltas".

A mí me satisface que se diga que "Más vale prevenir"

es un programa irrepetible. -Yo siempre he dicho que sí.

"Un mucho de música y unas gotas de pintura".

Pasa el tren y tú lo coges. -"Nena, tú vales mucho.

-¿No tienes un fin en sí mismo?

¿Uno hace footing y, con eso, ya tiene todo resuelto?

-Y que es una gran cosa estar aquí con ustedes".

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Llegan los Rock Stars

Ochéntame otra vez - Llegan los Rock Stars

12 ene 2017

Los Stones, Bob Marley, Lou Reed, The Police, Springsteen, Michael Jackson, Queen, Madonna o Prince fueron algunos de los artistas de renombre internacional que abrieron una puerta a la libertad en nuestro país para llenar la década con su música y con grandes y multitudinarios conciertos que nos ayudaron a salir del aislamiento.

ver más sobre "Ochéntame otra vez - Llegan los Rock Stars" ver menos sobre "Ochéntame otra vez - Llegan los Rock Stars"
Clips

Los últimos 176 programas de Ochéntame otra vez

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Loli

    Espero ver a los Red Hot Chili Peppers. Pues se olvidaron d ellos.

    15 ene 2017
  2. HLMSTB

    Así como ayer volvió "Cuéntame...", aquí estoy sin querer perderme otra temporada de "Ochéntame otra vez". Llama la atención que muchos no hayan vuelto o estuvieran tan pocas veces visitando España. Varios de los que aparecen en ésta capítulo, ya no están. De mi parte, puedo agregar que, siendo de Argentina, aquí hubo mucha tardanza con varios de ellos en venir por el lugar del mundo donde estamos ubicados, más que nada. Mencionaré quiénes estuvieron por aquí: The Police (años 1980 y 2007), Queen (1981), Tina Turner, Amnesty International 40 years (ambos en 1988), David Bowie (1990 y 1997), Prince (1991), The Rolling Stones (1995, 1998, 2006 y 2016), Madonna (1993, 2008 y 2012; en 1996 vino a filmar "Evita", de Alan Parker), U2 (1998, 2006 y 2011), Michael Jackson (1993) y Lou Reed (1996, 2000 y 2008), Bob Dylan (1991, 1998, 2008 y 2012), Iggy Pop (1988, 1992, 1993, 1996 y 2016; en 2006 vino con The Stooges). Nada más. Saludos desde Buenos Aires, Argentina.

    13 ene 2017