Ochéntame otra vez La 1

Ochéntame otra vez

Jueves a las 00:00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4523902
No recomendado para menores de 7 años Ochéntame otra vez - Himnos de los 80 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué tiene que tener una canción para convertirse en himno?

-Una canción es un himno cuando realmente trasciende en el tiempo.

-Si no, no es un himno. Si no, es un éxito.

(Inglés)

Los chavales han ido en coche con sus padres

y si sus padres tenían un gran espíritu de la movida,

pues lo han oído.

(Continúa la música)

Todas esas bandas, la mayoría, han seguido vivas

dando conciertos tan excitantes o mejores que los en 80.

(Continúa la música)

No creo que haya una clave ni una receta para hacer himnos.

Se hacen y uno muchas veces no sabes muy bien por qué.

(Continúa la música)

En música de los 80, oye, ¿quieres escuchar música de los 80?

(Continúa la música)

(Inglés)

La década de los 80 era una explosión donde todo valía.

(Continúa la música)

Tú decías, ¿quieres ser heavy metal? Heavy metal.

¿Nuevos románticos? Nuevos románticos.

¿Tecno? Tecno. ¿Punky? Punky.

A ver qué vas a traer a la mesa.

Litros de alcohol corren por mis venas, mujer.

No tengo problemas de amor.

Lo que me pasa es que estoy loco por privar.

Cosas muy diferentes en cuanto a letras, en cuanto melodías.

(Inglés)

Sobre todo en los primeros años 80,

se hicieron canciones muy buenas en España

y también otras muchas que nos llegaron de Inglaterra

o de Estados Unidos.

(Continúa la música)

Probablemente había grupos por todos los lados

y buenísimos, y con temazos.

Divina estás programada para el baile.

Es que cada año, en los 80, se renovaba la moda.

En España coincidió con nuestra época de libertad libérrima.

Bailaremos toda la vida en los bailes de Marte. ¡Rock!

No de libertad solo, de libertinaje, que es lo bueno, ¿sabes?

No como ahora.

-En ella tenemos hoy a un triunfador

acostumbrado a los éxitos internacionales, Miguel Ríos.

Un hombre que lleva 20 años en la brecha y para el que 1980

ha sido especialmente importante porque gracias a temas como,

por ejemplo, "Santa Lucía" ha conseguido un nuevo disco de oro.

A menudo me recuerdas a alguien.

Tu sonrisa la imagino sin miedo.

"Santa Lucía" fue uno de los más grandes éxitos

que ha tenido Medel Ríos en toda su carrera discográfica.

Invadido por la ausencia,

me devora la impaciencia.

Miguel Ríos tiene una gran voz para hacer baladas

y en esta ocasión, en "Santa Lucía", lo borda.

-Casualmente él estaba en PoliGram, la compañía con la que firmamos.

Y sin que Miguel lo hubiera sabido nunca,

influyó mucho en la carrera de Los Secretos

porque nosotros fuimos a PoliGram diciendo:

"Cuidado, que está Miguel Ríos".

De hecho, alguna vez lo veíamos por allí

y éramos como unos niños.

¡Ah! Está ahí, está Miguel.

Dame una cita, vamos al parque,

entra en mi vida sin anunciarte.

Abre las puertas, cierra los ojos,

vamos a vernos poquito a poco.

Lo curioso de esto es que la letra,

al principio cuando yo la oía y la cantaba,

era como que no entendía bien de qué iba.

Si era de unas personas que eran ciegas de verdad

o que estaban ciegas de amor o Santa Lucía los protegía

porque estaban ansiosos de amor, no sé.

(Música)

Bueno, en "Santa Lucía" era un coñazo.

En "Santa Lucía" era una cosa babosilla, pero que sirvió,

gracias a "Santa Lucía", aquel single

que se vendió por toneladas, Miguel pudo montar

la impresionante banda que montó para aquellos tiempos

y consiguió una fuerza realmente importante.

¡Bienvenidos!

¡Bienvenidos!

"Bienvenidos" era pura energía.

"Buenas noches. Bienvenidos, hijos del rock'n'roll".

Es una frase que forma parte de nuestra vida.

Ayúdanos a construir,

hoy el rock’n'Ríos se hace para ti.

¡Eh! A los hijos del rock'n'roll,

bienvenidos.

Pues nos gusta la música pop. -Me gustan todos los grupos.

-A mí, pues la música pop.

(Música)

"La chica de ayer" yo creo que está entre las tres mejores canciones

de la música española.

Un día cualquiera no sabes qué hora es.

Te acuestas a mi lado sin saber por qué.

Yo la ubico en mi cabeza

como una obra de arte muy temprana.

Lo que más me recuerda es la movida en sí, cómo empezó todo,

dónde nos juntábamos los grupos a escuchar música,

dónde ensayábamos casi todos juntos,

dónde tocábamos casi todos en la mismas salas.

-En esa época íbamos, aparte de Rock-Ola,

mucho a Pentagrama en el año 80-81 y nos reuníamos ahí.

Iban los periodistas, los músicos.

Luego por la noche al Penta a escuchar

canciones que consiguen que te pueda amar.

Entonces, en esta canción, Antonio Vega

añora esas noches del Penta bar. Dice que las canciones del Penta

conseguían que pudiera amar a esa chica.

Me asomo a la ventana, eres la chica de ayer.

Jugando con las flores en mi jardín.

La llevo en el corazón y en mi alma.

La pincho siempre que puedo, y tengo oportunidad.

Y me preguntó una vez Antonio por esta canción.

Me dijo: "¿Qué sientes cuando pones 'La chica de ayer'?".

Que me rompo.

Mi cabeza da vueltas persiguiéndote.

La imagen de... Antonio diciéndome eso

todavía la tengo clavada en el corazón.

Todas las secuencias han llegado a su conclusión.

El tiempo no puede esperar.

"Groenlandia" es una canción que escribió Bernardo Bonezzi,

que era un niño prodigio. A los 13-14 años,

ya componía canciones, tocaba la guitarra, cantaba...

Y esta canción la compuso con 14 años y es la obra maestra de los Zombies.

Y yo te buscaré en Groenlandia...

"Groenlandia" es una canción muy icónica de la época,

muy buena, muy en la línea de los B-52's americanos.

Estábamos en la modernidad. -Cuando la pincho yo, hoy en día,

en mis sesiones, pues todo el mundo la canta y la baila.

-Tenía una cantante que adornaba los sets cada vez que salía

en la televisión, que se llamaba Tesa,

de la que estábamos enamorados todos.

Y yo te buscaré en Groenlandia o en Perú, en el Tíbet...

Además, Bernardo Bonezzi fue el compositor de las bandas sonoras

de las primeras películas de Almodóvar.

También compuso la música de todas las canciones

que cantaron Almodóvar y McNamara. -Es una canción

que la odiaban los "heavies" profundamente.

Con lo cual, nosotros estábamos encantados.

-Heavy metal es el sonido de moda en el mundo.

Los mejores conciertos, las audiencias más numerosas

y los números 1 de las listas tienen mayoría de heavy metal.

(Música)

"Va a estallar el obús" era el grito de guerra de una banda,

de la típica banda que venía de los barrios de Madrid

y que tenía la oportunidad de explotar en un momento dado,

de salir... no de la miseria, pero sí de la vida dura y tener,

por decirlo de alguna manera, unos horizontes de rock star.

¡Prepárate!

Va a estallar el obús.

¡Prepárate!

Va a estallar el obús.

Fue una idea de Juan Luis, una canción que tenía el bajista,

y nos pareció una canción superadecuada

para el momento, ¿no? Hablaba un poco, digamos,

de... el prepárate, que va a salir una banda con mucha fuerza,

con muchas ganas... -Prepárate,

que ahí vamos, que nos vamos a comer el mundo,

que llevamos muchos años comiendo mierda y que este

es nuestro y lo vamos aprovechar como gente de barrio somos...

Y como gente del heavy que somos.

Yo sé bien...

que te quema la envidia.

¡Prepárate!

Va a estallar el obús.

Sí, era una tarjeta de presentación. "Aquí estamos, somos Obús,

y prepárate, que lo va venir es fuerte".

-Afortunadamente, estalló y no fue un petardito,

sino una explosión muy grande. -Al cabo del tiempo,

se necesita otro "prepárate", ¿no? -Después de estos 33 años,

tal como está la sociedad, tal como está ahora mismo el país,

yo creo que se necesita otro... otro... "prepárate", otro Obús, ¿no?

-Traen el heavy, traen el rock y nos preparábamos todos

para dejarnos el pelo largo o, por lo menos, que nos dejaran.

Algunos éramos muy pequeños y no nos dejaban llevar esas melenas,

pero nos las hubiéramos puesto aunque solo fuera en peluca.

(Música)

Cuando nosotros empezamos, el rock duro,

el rock con letras mayúsculas, era el colchón

e hicimos muchísimas giras de teloneros de bandas de rock.

Hicimos de teloneros de Obús, de Barón Rojo, de Leño...

Y ahí aprendimos un montón.

Se oye comentar a las gentes del lugar...

"Los roqueros no son buenos".

Eran unos tiempos en los que había un amplio sector de la prensa

de este país que, de pronto, le había dado por la modernidad

que surgía tanto en España como en cualquier otro punto.

Entonces, todo lo que oliera a rock de barrio...

Pues eso, a chupas, a melena, a cuero... a rock duro y combativo.

Todo eso estaba como muy mal visto. Precisamente, la reacción fue esa.

Los roqueros no son buenos y vamos a ir al infierno.

Mi rollo es el rock.

Los "heavies" son los mejores. O sea, una cosa es que me guste

la música y otra cosa es que no se porten de maravilla.

Son de las mejores personas, el público es puntual se porta bien.

Toda esa leyenda negra que hay es mentira, o sea, son una maravilla.

-Sí, lo que pasa es que han tenido que pasar 40 puntos años

para que este país se dé cuenta de eso.

Efectivamente, es así.

No pienses que estoy muy triste...

si no me ves sonreír.

A Leño, yo me acuerdo de haberlo visto en una fiesta del PCE,

al poco de ser legalizado, y que me quedé flipando

con Rosendo, cómo tocaba la guitarra...

-Rosendo es un tipo que se caracteriza,

entre otras cosas, porque hace unas letras siempre

con una ambigüedad que cada uno las interpreta como le dé la gana.

Pero esta es muy rotunda y es muy clara.

¡Maneras de vivir!

¡Maneras de vivir!

Y lo dice absolutamente todo. Vive a tu bola,

haz lo que te dé la gana, pero déjame a mí ir a mi bola

y vivir como yo quiera porque son, tronco,

mis maneras de vivir y que no me las quite a nadie.

-Sí, "Maneras de vivir" es una canción que ahora...,

a la que tengo un enorme respeto, a él, a Rosendo, y a sus autores.

En aquella época, jamás sonó en el Rock-Ola.

Es más, si llegamos a poner "Maneras de vivir",

nos cuelgan de la bola esa de las discotecas.

Si tú...

Oh, tú.

Me quisieras escuchar. Oh, tú.

Si tú...

"Enamorado de la moda juvenil" es una canción que compuso

Herminio Molero y fue fundador de Radio Futura.

Es una de las canciones que formaban parte del primer álbum del grupo,

"Música moderna".

Yo vi... Sí, vi.

A la gente joven andar. Oh, sí, yo vi...

Es un canto a la alegría de vivir en Madrid y de recorrer sus calles

y de ver los escaparates, de sentirse alegres y contentos

en el comienzo de una década como fue la década de los años 80.

Y yo caí... enamorado de la moda juvenil,

de los precios y rebajas que yo vi...

¡Enamorado de ti!

Esa canción me hizo mucha gracia porque habla como de las rebajas

de Madrid y a mí se me vino a la cabeza, cuando llego a España,

en el año 76, y entro por la Gran Vía

y llegué y dije: "Uy, Europa". Y las grandes rebajas...

Y me acuerdo que entré y dije qué increíble, ¿no?

-Es una canción que intentaba romper con la España negra,

con la España que decía que Madrid era horrible,

que Madrid era asqueroso, que Madrid era una ciudad gris...

Allá donde se cruzan los caminos,

donde el mar no se puede concebir,

donde regresa siempre el fugitivo,

pongamos que hablo de Madrid.

Me fijé que nadie hacía canciones sobre Madrid.

Madrid era una ciudad que no tenía lírica.

Donde el deseo viaja en ascensores,

un agujero queda para mí...

¿Qué tenía Madrid? ¿Qué sigue teniendo de cojonudo?

Perfectamente capaz de decirle a alguien "tú eres madrileño",

aunque vengas de Ecuador, del Sahara o de Úbeda.

Y perfectamente capaz de aceptar una canción,

como "Pongamos que hablo de Madrid", que solo cuenta barbari...

"Hay una jeringuilla en el lavabo, aquí no queda sitio para nadie".

Eso es el Madrid que yo amo.

El que no es nada nacionalista, el más hospitalario.

El mar dentro de un vaso de ginebra...

Pongamos que hablo de Madrid.

La primera vez que yo escuché este tema lo estaba tocando Sabina

en uno de esos agujeros de Madrid, agujeros negros de la ciudad

que le dieron leyenda y vida a la ciudad de Madrid.

Y él estaba con una guitarrita, tocándoselo a una pareja

que era amiga suya. Yo estaba en el mismo garito

y escuché la canción y, realmente, me impresionó.

Los pájaros visitan al psiquiatra...

Lo que jamás pensé, en ningún momento de mi vida,

es que los madrileños la iban a adoptar como suya.

Al contrario, yo creía que eso no lo iba a poder cantar en Madrid.

La muerte pasa en ambulancias blancas...

Esa fotografía que hizo Sabina de Madrid,

de la muerte rápida, de la desilusión,

de tantas cosas condensadas en una canción...

Creo que, aunque apestara a Madrid, cualquier otra ciudad del país

se podía identificar porque pasaban un poco las mismas cosas.

Si me das a elegir entre tú y la riqueza,

con esa grandeza,

que lleva consigo, ay, amor...

Me quedo contigo.

Si me das a elegir entre tú y mis ideas...

Es una canción espectacular, absolutamente maravillosa,

y es una canción de corazón...

Y es una canción dolorosa, realmente.

Pues me he enamorado

y te quiero y te quiero.

Solo deseo...

estar a tu lado.

Pusimos la canción esa, "Me quedo contigo", que fue

para la película "Deprisa, deprisa". -De Carlos Saura.

-Fue eso un pelotazo. -Madre mía.

-Eso nos dio a nosotros un subidón ya...

-En el mundo entero, ¿eh? -En el mundo entero.

-Para mí, "Me quedo contigo" es la mejor, para mí.

Pues me he enamorado...

Te quiero y te quiero. Y solo deseo...

Esta canción tiene algo. Tiene un nivel muy grande.

-Musicalmente, es la batería. -¿Sabéis de lo que va la letra

de "Me quedo contigo"? Si me das a elegir

entre la droga o tú, me quedo contigo.

No sé si hace falta decir mucho más.

-"Déjame", "Sobre un vidrio mojado", "Niño mimado", "Loca por mí"...

Esos son los temas que cantan Los Secretos,

un grupo de jóvenes que ya no es un secreto para nadie

a través de los muchos éxitos que han conseguido.

Un grupo pop por cualquier lado que se les escuche.

Con una media, además, de 21 años. Ellos son Álvaro,

Enrique, Javier y Pedro. -Bueno, hacemos un pop sencillo,

el de siempre. Beatles... El de siempre, vamos.

Creo que con un estilo propio y con fuerza.

(Música)

Déjame, no juegues más conmigo.

El himno por excelencia.

Y se arranca la gente a bailar, se arranca la gente a saltar,

pero es el karaoke mundial lo que interesa de esa canción.

La gente canta esa canción como suya.

Te di una oportunidad y la dejaste escapar.

Déjame...

Se convirtió en un éxito inmediatamente.

Nosotros tuvimos la suerte o la desgracia,

para mi padre, seguramente sí fuera una desgracia

porque nos arrastró al mundo de la música directamente.

Ahora todo eso pasó, no queda nada de ese amor.

De jugar a ser músicos los tres hermanitos y un amigo

del colegio, con 16 y 15 años, pasamos a ser profesionales

por esa canción.

(Música)

Mi hermano Enrique llegó con la canción.

Tenía que ensayarla. No teníamos donde grabarla

y se le iba a olvidar. Nos gustó tanto a todos y él dijo:

"¿Cómo? ¿Os gusta mucho? Eso es que es muy comercial

y ya no me gusta". Tenía ese problema,

que no quería que fueran comerciales de esas canciones,

que fueran como de calidad. Porque a tu lado yo... no volveré.

No volveré. Era una canción con un patrón

que encajaba en las cabezas de mucha gente.

El que encuentre la fórmula para encontrar esos patronajes

se haría de oro; pero, realmente, esa canción sí fue un hit

que todavía dura.

(Música)

¿Os acordáis de Rubi, la antigua cantante

del grupo argentino Los tíos queridos?

Bueno, pues Rubi ahora está triunfando con un grupo pop

que se llama Rubi y los Casinos. Y lo hace con esta canción,

"Yo tenía un novio que tocaba en un conjunto beat". Oh, yeah.

En la portada.

-"Yo tenía un novio que tocaba en un conjunto beat"

es muy de ese palo, es decir, es una canción de melodía preciosa;

de letra superenrollada.

Yo le acompañaba en aquellos días...

que él quería comprar

una batería... ¡Ajá!

Es un tema de Joe Borsani, mi primer marido.

Él me dijo: "Ay, ¿por qué no grabas esta canción?".

A lo mejor quedaría bien, porque era como un charlestón...

Era...

Yo tenía un novio que tocaba en un conjunto beat.

Ayer le llevaba las baquetas en un bolso gris.

Sí, sí, sí.

Sus amigos me querían...

El tema de "Yo tenía un novio...", el que escribió la canción,

era un chico gay. Entonces, el que cargaba las baquetas

no era una chica.

(RÍE) En su momento, en los años 80, no fue para nada un himno gay.

Luego, al enterarse de la historia, fue transformándose

y muchos, como conocen la historia real,

la han transformado, entre comillas, en un himno gay.

Bueno, que no esta nada mal. Le ayudaba a cargar en el furgón

la batería.

Sí es verdad que llego a los lugares y, de repente, suena la canción

o mis amigas me mandan por Instagram momentos donde me dicen:

"Maitecita, fíjate, estoy en el local tal de Pozuelo

y está sonando tu tema". Y hacen un vídeo con la cámara

del móvil y se ve a los chicos bailando la canción mía, ¿no?

Significa que uno ya es un clásico. -Bellezas aparte,

lo que sí es cierto es que Alaska y los Pegamoides

nos han tenido bailando y bailando durante todo el verano en playas,

en ciudades, en discotecas, en fiestas, en guateques...

En cualquier sitio, sonaba este "Bailando",

de Alaska y los Pegamoides.

(Aplausos)

(Música)

Bailando, me paso el día bailando.

"Bailando" fue el gran éxito de Alaska y los Pegamoides.

Es una canción para bailar, evidentemente;

pero, además, tiene mucha gracia, mucha sorna y mucha crítica

y tiene ese sentido del humor cáustico que tenían

tanto Carlos Berlanga como Nacho Canut.

Es decir, estamos bailando y los vecinos no paran de molestar.

En lugar de decir: "Que se fastidien los vecinos".

Le dan la vuelta a la historia.

¡Tengo los huesos desencajados!

¡El fémur tengo muy dislocado!

No solo tuvo éxito en España, sino que se editó también

una versión inglesa y que estuvo en los primeros puestos

de las listas británicas de canciones de baile.

(Música: "Dancing")

Es decir, que fue la primera canción de la Movida que tuvo un éxito

en Inglaterra, un éxito que logró también, además,

en todos los países latinoamericanos. -Pues a mí,

la que más nota me ha dado ha sido la de "Mari Pili,

la de los Ejecutivos Agresivos. Más que nada,

por lo original que es y por la diferencia...

con las demás canciones. -Nuestros amigos,

los Ejecutivos Agresivos, que antes cantaban "Stéreo",

generalmente no miran las revistas, generalmente miran a "Mari Pili"

en la playa y con radio.

En la playa estoy "tumbao".

Oh, oh, oh.

Yo empecé en un grupo tocando el bajo,

que se llamaba Ejecutivos Agresivos. Fue un grupo

que duró muy poco tiempo, pero fue el clásico grupo germinal

del cual, luego, a su vez, sale un montón de gente, ¿no?

Mari Pili, no, no.

"Mari Pili" es una canción compuesta por Poch.

El productor era el mismo productor de "Enamorado de la moda juvenil"

y consiguió, básicamente, el mismo sonido.

Y para que entendáis un poco, en ese momento,

el número 1 de Los 40 principales era Rocío Jurado.

-Pues... tengo muchos discos de oro. No sé,

ahora mismo no me acuerdo, pero tengo muchos discos de oro.

Y tengo también uno de platino, de "Señora".

Ya de "Señora" también. -¿Y el próximo cuál será?

¿De uranio ya o de qué? -Ay, no sé...

(RÍE)

Grabé tu nombre en mi barca,

me hice por ti marinero

para cruzar los mares,

surcando los deseos.

Bueno, esa es la parte también más folclórica que siempre ha habido

en casa, como hijo de andaluces y fan de Rocío Jurado absoluta

que es mi madre. También, por supuesto, nado "Como un ola".

Pero algunos se extrañarían de saber que esa canción sonaba en emisoras

como Los 40 principales, ¿eh? Rocío Jurado también tenía

sus números 1 en aquel entonces en la radio más popular de la música

en este país. Como una ola,

tu amor llegó a mi vida.

Como una ola de fuego y de caricias.

De espuma blanca y rumor de caracolas.

¡Como una ola!

"Como una ola" es una canción maravillosa.

Era apoteósica, épica... Que cuando la oyes,

te convertirías en Marcel Marceau, delante del espejo

y la cantarías tú también. Es maravillosa.

Como una ola...

Tu amor creció como una ola.

De aquello que me preocupa,

que no me deja dormir.

De lo que mi vida busca,

qué sabe nadie.

"Qué sabe nadie" es una canción que está diciendo:

"Nadie sabe quién soy yo". Nadie sabe qué hago yo.

-"Qué sabe nadie" es una canción de hoy, actual...

Porque, al final, por ejemplo, el colectivo gay

la ha hecho como un himno de ellos. Es una canción con una desfachatez

brutal y totalmente actual. Qué sabe nadie...

Qué sabe nadie...

Qué sabe nadie...

lo que me gusta o no me gusta de este mundo.

Es una de las 10 punteras de mi carrera.

O sea, es una canción indispensable, indispensable para entenderme a mí,

entender mi carrera y entender el éxito de todo.

Y no hago caso y yo me río y me pregunto...

Yo trabajé con Raphael en Hispavox. Me acuerdo.

Le tenía terror en aquella época. -Rafael, de repente,

ofreció para todos sus seguidores un concierto gratuito.

Yo fui con mis amigos. No era gran santo de nuestra devoción

Raphael; pero, de hecho, fue un gran efecto de promoción.

Porque nosotros ya nos hicimos adeptos de Raphael.

Al verle actuar en directo, nos pareció del otro mundo.

Luego, sí que ya íbamos pagando. Es verdad que los artistas

deben promocionarse. Qué sabe nadie...

Sin ni yo mismo, muchas veces, sé qué quiero.

Le amo directamente. -Sin amor,

esta vida sería muy triste. Y sin música sería un mundo sordo.

-Hemos llegado al póster, que hoy nos trae, de nuevo,

a la máxima figura del sonido disco de este verano.

Es italiano y se llama Pino D'Angiò. Y todos, el que más y el que menos,

hemos bailado, más de una vez, ese... pero "¿Qué idea?".

(Italiano)

Yo he tomado el pelo al playboy italiano.

Es eso. Además, "Ma quale idea" es la tomadura de pelo de un playboy,

que baila en la discoteca. Y al final, la canción dice:

"Pero ¿qué dices? Pero no". Mira que nadie se da cuenta,

que tú estás aquí, que no eres nadie.

Y la canción termina que sale de la discoteca sin una mujer.

(Italiano)

Cuando hablé con Pino D'Angiò sobre esta canción,

le dije esta canción, "Ma quale idea",

¿te sale a ti solo? O la referencias de algo, la copias...

Y me dice que cuando hace "Ma quale idea"

estaba escuchando mucho al grupo Chic, de Nile Rodgers,

a los de "Good times" y "Le freak", pero también a Sugarhill Gang

de "Rapper's delight".

(Italiano)

Y yo le pregunté...

¿por qué tienes esa voz tan, tan grave?

Porque yo tengo la voz grave, pero tú te sales, ¿no?

Me dijo: "¿Sabes cómo lo consigo, chico?

Fumando...".

(Música)

Salí de casa con la sonrisa puesta,

hoy me he levantado contento de verdad.

El sol de la mañana brilla en mi cara,

una brisa fresca me ayuda a despertar.

Yo digo...

Protagonizó en España el hecho de coger el grupo argentino,

extrapolar a los Rolling y traerlos aquí.

La ciudad parece mi amiga.

Hoy es mi día y nadie me lo va a arruinar.

Las chicas de la esquina...

Ellos nos regalaron los Rolling de verdad.

Porque cuando veías a Tequila, veías a los pequeños Rolling Stones.

Yo digo... ¡salta!

Salta conmigo. Digo... ¡salta!

Salta conmigo. ¡Salta!

Salta conmigo.

En los 80, tuvieron que venir Tequila para que todo el mundo saltara,

bailara el rocanrol en la plaza del pueblo

y que este país también se volviera loco con los argentinos.

-Es que Tequila solo estuvo del 78 al 82.

En cuatro años lo hicieron todo. Y yo le pregunté...

En cuatro años, ¿qué viviste?

Y Alejo Stivel dice: "En cuatro años, lo viví todo...

y lo salté todo". -¡Ya he encontrado la solución!

Tengo la Tocataterapia musical para su problema.

¿Se acuerda usted de Enola Gay?

-¿Enola Gay? ¿El avión que tiró la primera bomba atómica

o la Canción de Maniobras Orquestales en la Oscuridad?

-Yo estaba en un concierto presentando un gran musical

en las fuentes de Montjuic en Barcelona...

con Maniobras Orquestales tocando. Y empezaron el concierto con...

"Enola Gay".

Los primeros compases de la canción...

(TARAREA)

(Música)

De golpe y porrazo, yo veo por el aire que viene

una botella girando. La vi como a cámara lenta

y la botella venía y venía.

(Música)

Me lo quedé mirando y dije: "No es lo que yo estoy viendo".

Y le pegó a Andy McCluskey en el medio de la cabeza.

(Inglés)

Se desmayó y se acabó el concierto. Había durado el concierto un minuto.

(Inglés)

¿Qué tiene que tener una canción para convertirse en himno?

Pues tiene que golpear el corazón de la gente,

pero incluso de la gente que no es fan de esa canción.

-O sea, la gente tiene la decisión. Porque la industria puede

ponerlo ahí, puede ponerlo al alcance, te puede machacar...

Te lo puede repetir, pero si la gente no decide

que eso tenga trascendencia, no la va a tener nunca

por mucho que te machaque.

Perdóname.

Perdóname.

Perdóname.

Si hay algo que quiero, eres tú.

No creo que haya una clave ni una receta para hacer himnos,

se hacen y muchas veces no saben muy bien por qué.

¡Hey! No vayas presumiendo por ahí,

diciendo que no puedo estar sin ti.

¿Tú qué sabes de mí?

Generalmente, las canciones de tres minutos

son las que suelen convertirse en himno.

-Pero tienen que ser sencillas para que funcionen.

Hola, mi amor, yo soy el lobo,

quiero tenerte cerca para oírte mejor.

Hola, mi amor, soy yo, tu lobo,

quiero tenerte cerca para verte mejor.

Y al mismo tiempo que tiene que ser sencilla y previsible,

tiene que ser sorprendente.

Si con tus garras me quisieras abrazar,

si con tus dientes me quisieras tú besar.

Tiene que poder viajar en generaciones,

viajar en el tiempo, si no, no es un himno, es un éxito.

Limpiaba el agua del río,

como la estrella de la mañana,

limpiaba el cariño mío

el manantial de tu fuente clara.

En ese momento de "Como el agua", yo estoy viviendo en París,

que es la bomba atómica, porque salimos de un cabaret

con un amigo mío gitano que vendía telas,

y tenía un CX Pallas enorme,

con la bola de enganche de la caravana.

"Manuel, vamos a tomarnos una copa a no sé dónde.

Pues mira, ahora el sitio que está abierto es arriba, en Montmartre.

Y además, tío, tengo la cinta de Camarón, la última,

de "Como el agua", y tal. Hostia, pues lo escuchas, venga, vamos".

Como el agua clara, que baja del monte.

Pusimos Camarón a todo trapo, pasamos la Plaza de la República,

subimos por la avenida, y me dice que hay un tío siguiéndonos

sin las luces, que me voy a bajar y le voy a dar una curra.

Total, que baja del coche y no venía nadie,

lo que llevábamos era un Mini arrastrando.

Ay, como el agua,

como el agua,

como el agua.

Unas marcas de goma por toda la carretera,

nosotros con Camarón a todo trapo, no nos enteramos del ruido

que iba formando eso, y él veía que nos seguía un coche,

y viene sin luces, decía, viene sin luces.

Esto no es Hawaii, (qué wai),

Esto no es Hawaii, (qué wai)

da igual, procura soñar junto a mí.

"Esto no es Hawaii" fue una canción que escribieron Carlos Segarra,

que luego sería el líder de Los rebeldes, de Barcelona,

y Loquillo. Fue el primer single que lanzaron

como Loquillo y los intocables, antes de los trogloditas.

Escuchando a los Beach boys pronto muy ciego estaré.

Escuchando a los Beach boys pronto muy ciego estaré.

Yo, cuando escuché "Esto no es Hawaii",

que me mandó la canción a la radio Loquillo,

inmediatamente dijo que esta canción tiene que ser la sintonía

de un programa, sobre todo, por el ritmo que tenía,

por lo alegre que era, y por una frase que dice:

"Si no hay olas, yo soplaré". Aquello me pareció definitivo,

porque evidenciaba la actitud de la gente de entonces.

-Y ahora vamos a escuchar al grupo Mecano.

José María y Nacho Cano son dos hermanos que conocieron,

trabaron amistad en los estudios con Ana Torroja,

y formaron el grupo Mecano,

que tuvo éxito entre la juventud en un momento dado.

Una canción que probablemente les hizo muy famosos,

la primera canción que les hizo muy famosos

fue "Hoy no me puedo levantar".

Les van a ver ustedes en esta canción.

Toda la noche sin dormir,

bebiendo y fumando y sin parar de reír.

"Hoy no me puedo levantar" fue el primer single de Mecano,

me acuerdo mucho de ella porque salió del horno,

me la llevaron calentito a la cabina de Rock-Ola,

y lo pusimos. Ya había sonado en la radio, me parece que fue

Rafa quien lo puso por primera vez, pero en discoteca,

la primera vez que sonó con esa potencia

y esa producción que tenía, fue en Rock-Ola.

Hoy no me puedo levantar,

el fin de semana me dejó fatal.

Mecano utiliza la música tecno dentro de los sonidos

que hasta la época habíamos escuchado a Mecano,

hace que todo cambie, cambia la percepción nuestra,

al principio nos cuesta mucho, no entendíamos eso,

pero "Hoy no me puedo levantar" se acaba convirtiendo en un himno

que le acaba gustando todo el mundo.

-Con el texto de esa canción la juventud se identificó,

y yo creo que todavía se identifica con el texto de esa canción.

Hoy no me puedo levantar.

Hoy no me puedo levantar.

Mirándote a los ojos juraría

que tienes algo nuevo que contarme.

Empieza ya, mujer, no tengas miedo.

Quizá para mañana sea tarde.

Que no es tan fácil hacer una canción de infidelidad

cuando tú por lo menos has presumido siempre de ser fiel, ¿no?

¿Y cómo es él?

¿En qué lugar se enamoró de ti?

"¿Cómo es él?" Es un gran tema, es una gran canción melódica,

de un tipo como José Luis Perales,

que me parece un compositor como la copa de un pino.

-Esta canción me la encargó Ramón Arcusa para Julio Iglesias.

Yo hice esa canción y puse a hablar a los dos, ¿no?

En teoría, ¿no? Y así escenifiqué de alguna manera.

Él le pregunta a ella cómo es él, en qué lugar se enamoró de ti,

a qué dedica el tiempo libre, esa curiosidad, a veces malsana,

pero creo que lógica, inconfesable a veces,

del hombre que, de alguna manera, observa cómo su mujer

se va con otro, y casi se esconde para ver cómo es,

aunque nunca lo va a decir, ¿no?

Pregúntale

por qué ha robado un trozo de mi vida.

En muchos países de América era la canción del cornudo,

del cornudo consentido, y sin embargo,

cuando yo la cantaba en los conciertos,

los hombres, todos, al igual que las mujeres,

cantaban esa canción a gritos.

Es un ladrón

que me ha robado todo.

A mí me interesa, bueno, la música melódica.

-Se te quedan pegadas las canciones. -Para relajarme, clásica,

para cuando quiero moverme, bailar, rock.

Las ratas corren por la penumbra del callejón,

tu madre baja con el cesto y saluda.

Los comienzos de los años 80 sin esta canción

yo creo que no se pueden retratar. La gente de mi generación

quién no canta alguna vez cuando se está afeitando...

"Malos tiempos para la lírica".

Malos tiempos para la lírica.

Lo que más me gustaba de esa canción es el aire culto que tenía.

La expresión "Malos tiempos para la lírica",

era una expresión que no la utilizaba nadie.

Parecía de fin de siglo, de nuestros abuelos,

y era una canción que en realidad, eran buenos tiempos para la lírica,

porque estaba efervescente la movida.

Tu madre, con anteojos, volverá a tejer.

Germán Coppini fue el primer cantante de Siniestro Total,

y era un tío que daba miedo cuando salía a cantar,

porque era un tío tremendo, el tío más punk que ha habido

en la historia del punk en nuestro país.

-Germán era una persona muy culta,

y una persona con muchas ganas de descubrir cosas y hacer cosas.

-Y de pronto, un buen día, graba una maqueta

y cambia totalmente de registro, se hace poético,

se hace introvertido, y aparece con canciones

como "Malos tiempos para la lírica".

Malos tiempos para la lírica.

Esas maquetas llegaron a manos de Jesús Ordovás,

lo que ahí Germán decidió que nos lo tomáramos en serio

y que realmente viniéramos a grabar a Madrid.

(Aplausos)

Es un nuevo grupo, se llama Olé Olé,

y su cantante femenina, una niña de 20 años, se llama Vicky.

Quieren triunfar en toda Europa o en todo el mundo,

y por eso han elegido ese nombre tan fácil

y tan fácil de reconocer y de pronunciar en todo el mundo.

Olé Olé y la música, pues llega a todo el mundo,

gente joven y no tan joven, Olé Olé.

No controles mi forma de vestir porque es total,

y a todo el mundo gusta.

No controles mi forma de pensar porque es total,

y a todos les encanta.

"No controles", tiene una historia detrás muy interesante,

era una canción que hizo Nacho Cano para Mecano,

entonces, Jorge Álvarez, que era el productor de Olé Olé,

también era el productor de Mecano, entonces él llamó a Nacho Cano

y le dijo que quiero que veas a esta chica y estos chicos

que estoy uniendo.

Y Nacho vino, un poco a decir con qué me voy a encontrar,

y yo creo que Nacho oyó en mí una nueva versión,

como un giro muy distinto al que daba Ana Torroja.

No controles mi forma de bailar porque es total.

Yo creo que eso le sorprendió y le impulsó a apadrinar Olé Olé.

Y se ha vuelto un himno porque estábamos realmente

en una época, los 80, una época de explosión.

No controles mis vestidos,

no controles mis sentidos.

Yo soy quien soy, y no quiero que me controles,

no quiero que cuestiones quién soy.

-No me digas cómo tengo que bailar, o cómo tengo que vestir,

y si visto con minifalda, tú no tienes derecho

a decirme ni un piropo, ni nada, o sea, no controles nada.

¡No!

Yo la considero muy importante como himno

del primer grito feminista de la época.

-Yo tengo hijas de 15 y 13 años, y las veo cantando "No controles",

imagínate tú. ¿Por qué? Porque dicen qué gracia, sí,

yo no quiero que me controle nadie, entonces, lo llevan a su terreno,

lo llevan a su vida, lo llevan a su realidad,

y entonces por eso yo creo que "No controles",

a través del tiempo, se ha convertido en una canción

que ha sido una canción de himno, de soy quien soy,

y no voy a pedir permiso por ser quien soy.

Hay cuatro rosas en tu honor.

"Cuatro rosas" de Gabinete...

Es que yo, cada vez que la oigo,

me pone los pelos como escarpias.

Sí que me parecía un himno, y la gente se la aprendía de memoria,

se las había, es un himno estético,

que no reivindicaba nada, pero era una canción de amor preciosa.

-Saludo cariñosísimamente a Jaime Urrutia,

porque me dio envidia cuando oí la canción.

Dije: "Me cago en la mar, otra canción buena que no hago yo".

Otras cosas que te di.

Eso fue la sensación que tuve,

porque me gusta mucho, de hecho, me gusta todavía.

En el 2012, creo, fue elegido en Inglaterra

como uno de los 10 temas más importantes

de la década de los 80,

y además es uno de sus temas que ha llegado, que ha cruzado

fronteras, y en Estados Unidos, lo siguen poniendo a día de hoy.

(CANTA EN INGLÉS)

Era mucho coro... Lo que me gustaba mucho de esas canciones de los 80,

que aunque había mucha parte tecnológica y electrónica y tal,

volvías otra vez a los coros, yo soy muy de coros,

del arropamiento, ese clásico, ¿no?

(Canción en inglés)

"True" definitivamente es un himno.

-En ese momento, la música forma parte del paisaje,

en aquel tiempo, era el paisaje.

Y en las bodas y eso sí es verdad que ponen mucha música de los 80.

Yo estuve hace poco en la boda de un amigo, justamente,

y pusieron unas cuantas de los 80.

Por el Barrio de las Letras, hay toda una calle, la calle Huertas,

donde hay 10 o 12 pubs y 12 lugares

donde pinchan música, incluso karaokes,

y casi todas las canciones que se programan en esos pubs,

en esos lugares, son canciones de los 80.

-Quizá porque había muchas canciones buenas, ¿no?

-Y además, la gente por la calle,

cuando te va repartiendo invitaciones,

te dice: "Música de los 80".

Tremenda canción, con esa sí que se ligaba.

"Walking on sunshine" fue una canción magnífica, y sigue siéndolo,

se pincha y no se queda nadie quieto.

Yo, para ser feliz quiero un camión,

Yo, para ser feliz quiero un camión...

Los 80 viven en mí, yo no vivo en los 80,

los 80 viven en mí, entonces, yo simplemente lo expreso,

porque sigo sintiendo esa alegría,

esas faldas, esos brillos, de esa...

Me rehúso a perder eso.

Entonces, yo creo que esa nostalgia

no es simplemente hacia una melodía, sino hacia un mensaje.

-Muchas gracias también a vosotros,

a los que desde vuestra casa, habéis encendido la televisión

y habéis compartido este tiempo con nosotros. Gracias.

-Para mí, los 80 es Joan Manuel Serrat.

Hoy puede ser un gran día, plantéatelo así.

Esa música que, entonces, nos puso a pensar

que era mejor cantar juntos que cantar solos.

Y recíbelo como si fuera fiesta de guardar.

En ese momento,

yo estaba en plena época de punk y rock'n'roll,

y "Hoy puede ser un gran día", me parece una cosa...

Ahora, viéndolo, decir, bueno, qué gran canción,

"Hoy puede ser un gran día", pero en ese momento,

debo decir que los que estábamos allí,

estábamos pendientes de qué ocurría con los Clash,

o con los Sex Pistols, que ya se habían disuelto, por cierto.

-La misión de los disc-jockey de la radio de aquella época

era hacer felices a la gente y de descubrir cosas.

La gente nos demandaba que fuéramos gente que viajaba en el tiempo,

que cogía algo y se adelantaba al futuro.

Creo que fuimos capaces de ver que España ya estaba muy adelantada,

y que teníamos que escuchar, pues como escuchaban los americanos

y con los ingleses, por qué nosotros íbamos a ser diferentes,

y creo que fue un pequeño milagro, que ya está introducido

en la música española.

(Música)

Cuando una canción es realmente grande,

es cuando te llegan las dos cosas, la letra y la música.

-Si hay que decir cabrón o hay que decir mamón, pues se dice, ¿no?

-"Mi agüita amarilla" es una idea iconoclasta.

Pensé en hacer el viaje de mis aguas menores.

-¡Hostia, los Gabinete!

(Música)

Todo el mundo hablaba que si "El lobo hombre en París",

pero allí tenemos Soria, ¿no?

-Los himnos van más allá de un estilo de música.

-"La Puerta de Alcalá" fue un hito, de esas cosas inesperadas, ¿no?

-A primera vista, por su título, el "Born in the USA",

podría parecer un panfleto yanqui, en realidad, es todo lo contrario.

-No se hacen canciones tan bonitas, acaso ya no se puede,

ya no quedarán canciones bonitas por hacer.

-Son canciones que te trasladan a una época, ahí quedan,

en la mente y en la memoria de todos.

(Continúa la música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Himnos de los 80

Ochéntame otra vez - Himnos de los 80

15 mar 2018

Si hay una década que se puede contar a través de las canciones es la de los 80. Muchos de los temas que aparecieron entonces se han convertido en himnos que aún siguen sonando y que todavía bailan y cantan españoles de varias generaciones. Tanto en los locales de moda como en los karaokes o en las playlist de las bodas, las canciones ochenteras son una apuesta segura: por transversales y por estar en la memoria de la gente.

ver más sobre "Ochéntame otra vez - Himnos de los 80" ver menos sobre "Ochéntame otra vez - Himnos de los 80"
Clips

Los últimos 179 programas de Ochéntame otra vez

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Mario

    Luis la musica murio en el 2010 y se comvirtio en ruido en el 2000 an habia buena musica pr mi las mejores decadas 80,90 y 2000 los secretos con la clle del olvido entre otros temas ino,vidables aun estan activos por suerte la guardia y cando brille l sol tino casal con eloisssssssssssssssssssseeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee pero sobre todo el maestro Sabina

    20 abr 2018
  2. Concepcion

    Mecano,tino casal,pedro marin ,leif garrett,etc. Este ultimo junto con pedro marin ,me volvian y me siguen volviendo loca ,me a cuerdo de los sabados ,con aplauso ,si alguno de ellos salua daba planton a mis amigas ,para quedarme en casa para verlos y los domingos a El gran musical ,en la discotaca consulado . Los años mas bonitos de mi vida ,con mi habitacion llena de posters de todos ellos ,Europe ,dursn duran....... Pero a mi pedro marin ,mis pecos y mi leif garrett los sigo amando (sobre todo a pedro marin¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿

    23 mar 2018
  3. Luis Bernini

    Los años 80... ¿La última década de buena música quizá? Mucho color y muchas veces, mucho mirar a los años 60, pues desde los años 70 que siempre se mira dos décadas atrás en cuanto a ideas y conceptos. Al menos en España, una gran convivencia de estilos (melódico, copla, flamenco, pop, rock, tecno, heavy metal, new romantic, etc.) y entre gente con trayectoria (no había razón de dejarlos atrás) como nueva. Muy cosmopolita también por la nacionalidades: España, Inglaterra, Alemania, Italia, Estados Unidos, etc, sin olvidar a algunos compatriota míos (argentinos como Marité "Rubí" Campilongo, Ariel Rot, Alejo Stivel, Jorge Álvarez, Gustavo Montesano, Roque Narvaja). Aguardo la 2º parte de éste gran trabajo de documentación. Gracias y hasta la próxima.

    21 mar 2018