Ochéntame otra vez La 1

Ochéntame otra vez

Jueves a las 00:00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5120158
No recomendado para menores de 7 años Ochéntame otra vez - Las Autononuestras - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Cuando yo viajo y me encuentro con personas y con paisajes

y paisanaje que me enamora.

-Hagamos una bandera donde ondeemos ahí el gazpacho, la tortilla

y la paella, joder ya de una vez.

Yo creo que no habría sido un error en absoluto

si durante la transición la bandera se hubiera cambiado

de alguna manera.

-Los nacionalismos, el que sea, cuando se lleva

a las últimas consecuencias, no solo hace daño sino que hace el ridículo.

-El estado de las autonomías funciona para ese momento,

pero creo que nadie pensó que iba a durar 40 años.

-Cuando pasa el tiempo, los edificios se revisan,

se refuerzan, se renuevan y yo creo que el edificio

de la convivencia es el que más necesita ese ejercicio

de renovación, de adaptación y de refuerzo.

(Música)

El estado de las autonomías es una solución coyuntural.

De orden del señor alcalde, se pone en conocimiento,

de todos los vecinos de este pueblo

que ya tenemos gente.

Y esa solución provisional se ha convertido en definitiva

y vivimos en ella, vivimos en algo que se había diseñado

para ese momento, el año 78.

Buenas tardes, Alcázar de San Juan se despertó ayer en fiesta,

naturalmente se celebraba el día de la región de Castilla La Mancha.

La bandera no es algo que ondea, la llevo en el corazón,

y siento Castilla La Mancha cada vez que andorreo por ella,

este hombre viejo que hace un pisto de esos que te caes al suelo

y con un tomate sofrito y un pimiento,

digo: "Me cago en la mar salada, qué cabrito este viejo,

yo quiero hacer este pisto". Esta es es mi bandera de Castilla La Mancha.

Más que si es blanca y azul con un castillo.

-Verde, blanca y verde es la bandera de Andalucía,

eso lo descubrimos muchos andaluces, yo también,

en medio de las emociones de esos años maravillosos.

A mí no me parece mal de que sea blanca, como símbolo de la nieve,

o sea, de la sierra.

-Pero cada vez que la icemos dirán que nos estamos rindiendo.

A lo mejor nos gusta más las que son más abstractas, como por ejemplo

el caso de la de Euskadi.

La ikurriña es una réplica de la bandera británica,

que se le cambiaron los colores, más acordes con los nuestros,

el verde, supongo de los bosques, nuestra tierra es verde,

el blanco pues será del yogur y el rojo pues del jamón,

que también nos gusta el jamón.

Yo de banderas, la verdad es que no soy muy partidario,

las banderas siempre tienen un palo y sirve para atizarse en la cabeza.

La bandera de Aragón es la cuatribarrada, es la misma

que la de Cataluña, Valencia, Baleares,

es la enseña de la antigua corona de Aragón.

El tema del consenso de la bandera saltó por los aires hace

ya bastante tiempo, porque se ha convertido la estelada,

que es otra bandera legítima que defiende el independentismo,

se ha intentado que sustituyera la señera

y la señera está hoy desaparecida.

-Otro símbolo de nuestro territorio puede ser, por ejemplo,

-una vaca, un choto. -O unos cuernos.

-Ya está, unos esquís cruzados, así.

Si los logotipos de identidad de mi autonomía, país, región,

vamos a dejar todo claro para que nadie se moleste,

es una oveja, la oveja simboliza un poco ir en rebaño, la cobardía,

la sumisión, a mí esto no me parece bien,

yo soy mucho más del toro, con esos cuernos, con esa presencia,

y fíjate que el símbolo de Cataluña es un burro.

-Lo del burro catalán nació también hace bastantes años,

fue una campaña también de protesta, creo recordad inicialmente

que por algo relacionado con las matrículas.

Que en un combate, poniendo en un ring a un toro, una oveja

y un burro, no gana la oveja y no gana el burro, vamos.

Funcionó como una pegatina en la parte posterior de los coches,

para identificarse como un catalán reivindicativo.

Entonces, podríamos haber elegido las autonomías que queremos ser

un país, pues yo que sé, un dragón, un perro, un tigre,

el tigre catalán, el tiranosauro rex vasco, yo que sé,

algo que le pueda al toro, pero no una oveja y un burro.

-Bien, creo que solo nos falta lo del himno.

El himno andaluz es maravilloso porque llama a los andaluces

a levantarse, a pedir tierra y libertad.

# En la Mancha manchega # hay mucho pan, mucho vino. #

Canto fatal y no me la sé, la he escuchado muchas veces

pero como no es de los Rolling Stones, me cuesta quedarme con ella.

-La jota es un baile antiguo del pueblo.

-¿Qué antigüedad tiene esto? -Antigüedad de muchos años.

La jota, pero hay muchos otros bailes y muchas otras jotas

y en el Pirineo hay muchas otras expresiones mucho menos conocidas

pero que se sienten en Aragón muy propias.

-Cada jota es distinta, pero solamente en los adjetivos.

En sustantivo, la jota es español,

la jota es un perfecto ejemplo de la España diversa

y una a la vez.

-¿Cuáles son sus señas de identidad?

(CANTA EN VASCO)

-Me refiero a los símbolos, la bandera,

el escudo, el idioma.

-O sea, nosotros euskera y vosotros o tú, ¿por qué no?

Eran canciones que eran como banderas, como gritos de guerra,

eran himnos de expresión.

El himno de Extremadura, yo no me sé la letra entera,

pero sí que es Extremadura verde, blanca y negra,

y es, yo creo que es el color de..., pero no,

¿para qué te voy a decir si me lo voy a inventar?

No, no me sé el himno, no, no me lo sé,

me sé trozos, pero no..., ni me interesa especialmente.

La tortilla de patatas quizá sea la que rompa todas las fronteras,

esas pequeñas fronteras que hemos hecho con tanta autonomía

y nos haga a todos ahí meternos, en ese guiso.

-Pues claro que sí, en la comida y en la música

y en otras manifestaciones culturales

y cuando hay una desgracia, si al final las fronteras

y las banderas lo que hacen es emborronar el ambiente.

-Ya puede ser el País Vasco, ya puede ser Andalucía,

ya puede ser en el este, en el centro o en Extremadura.

La tortilla de patatas es un caso único,

que la hace todo el mundo suya y propia.

# Mi querida España, # esta España mía,

# esta España nuestra. #

España ha pasado por tantos avatares desde que el mundo es mundo,

yo, la que me enseñaron en el colegio, me hacían dibujar

ese mapita y ese mapita de España que yo siempre he dibujado,

es el que yo he entendido y ese me ha parecido único,

con sus verdades, con sus mentiras, con su manera diferente de ser,

pero yo creo que esa es la grandeza de este país,

que no tenga nada que ver un andaluz con un vasco,

y es verdad que muchas veces no tienen nada que ver,

pero tiene más en común un vasco con un andaluz

que con un tío de Luxemburgo.

-El propio nombre de España viene de Hispania

y son los romanos los que empiezan a dar forma a la conciencia

de España, los distintos territorios romanos son los gérmenes

de las regiones actuales y de sus características,

la Bética se asocia mucho con Andalucía,

la Tarraconense con lo que después sería la corona de Aragón,

Lusitania con Portugal, Extremadura,

son los romanos los que consideran que Hispania

tiene una identidad propia y crean una frontera,

la primera frontera que separa Hispania de La Galia

a través del Pirineo.

Las autonomías cuando se diseñan intentan recuperar

o redibujar el mapa histórico de los antiguos reinos peninsulares.

-Y aunque no sea nada más que por amor a España,

en este momento, hay que ser partidario

de la transformación estructural del estado

y partidario de las nacionalidades porque es la única manera

de conseguir que España en el futuro viva en paz.

De repente sí hay tres autonomías históricas,

esas tres lo que tienen son un hecho diferencial lingüístico

muy fuerte, muy poderoso.

El gallego y el catalán tienen similitudes con el castellano,

algunas, algunas más.

El euskera no tiene nada que ver

con el castellano, con el latín, nada que ver.

-Es, no la es, no la es, no la es. -No entiendo.

-¿Qué clase de traductor es usted?

El que habla euskera tiene que saber como va a acabar la frase

antes de empezarla, con lo cual el proceso mental del vasco

es diferente.

-Perdón, ¿usted habla español? -Sí, por supuesto.

Mi madre era de Madrigal de las Santas Torres.

Puede ser un argumento para la separación,

también es un argumento para enriquecer y decir:

"Bueno, tenemos también el español que es un idioma maravilloso

con el que podemos comunicarnos con 500 millones de personas

y luego tenemos un idioma que es mágico que lo hablamos un millón.

# Un canto a mi patria,

# tierra de mi madre.

# Tengo morriña. #

En Galicia también desde el siglo XIX hay un movimiento cultural

nacionalista muy potente.

"Hemos de ser los gallegos desde aquí los que defendamos

con nuestro estatuto los intereses de Galicia,

esta vez sí va con nosotros."

Pero realmente la fundamental y la histórica y la que arranca

todo el proceso y lo vertebra es Cataluña.

La Segunda República trata de integrarlas

dotándoles de autogobierno, pero solo llega a desarrollarse

el de Cataluña, por eso esas tres se consideran históricas.

Durante la Guerra Civil se intenta también aprobar varios estatutos

de autonomía, por ejemplo, en Andalucía, en Aragón,

en otros sitios, que no se llegan a aprobar, se llegan a debatir,

pero la guerra no lo permite, por lo cual, realmente la espita,

la espita autonomista ya estaba abierta.

"Los deseos de los diferentes pueblos de España por recobrar

o conseguir posibilidades de autogobierno

se hacen patentes cada día."

El año 1978 espero que será un año importante

para el fenómeno de las autonomías

y de las preautonomías.

El estado de las autonomías se hace pensando que va a reparar

los desagravios que el centralismo dictatorial español ha tenido

sobre las culturas que no son castellanas.

Para tantas y tantas cosas tenemos que recurrir a Madrid,

que están a 600 kilómetros y es muy triste,

y también por una vez que se sepa, ya que ustedes me dan oportunidad,

decirles que el dinero de los gallegos se invierte en Galicia,

que sería muy interesante para nuestra tierra.

Nadie quiere ser franquista, entonces, vamos a ser otra cosa

y vamos a construir nuestra identidad a partir de otras

referencias mucho más locales y mucho menos manchadas.

(Música)

Fue una época extraordinaria, o sea, de muchísimo entusiasmo,

muchísima ilusión, muchísimas ganas por hacer las cosas

y por hacerlas bien

y yo creo que fue una época irrepetible.

-Yo viví la incipiente política democrática de aquellos años

en un territorio más pequeño y eso me dio una mirada

seguramente un poco más privilegiada de las grandezas y las miserias

de ese mapa que se empezaba a perfilar.

-O sea, este país pasa del blanco y negro al color

y ahí todo el mundo tiene acceso al conocimiento y a saber,

y la gente quiere viajar, quiere saber y quiere comer y beber

y quiere conocerlo mejor.

-Cuando llegamos a Madrid decían que no nos entendían

y nos llamaban los japoneses, los japoneses porque decían

que hablábamos en japonés.

Fue también pues un descubrimiento, conocer a los gallegos

o a los andaluces o a los asturianos.

-Y tenemos que estar orgullosos de eso, porque es un país

para ponerlo de ejemplo, que lo hemos puesto de esa transición

que todavía estamos a vueltas que si fue mala o buena,

en lo gastronómico fue extraordinariamente buena,

porque hizo que la sociedad pudiera acceder

al conocimiento de comer ibérico.

Fue cuando empezamos a conocernos,

hasta entonces yo creo que había mucha ignorancia, quizá también

porque se viajaba menos, nos movíamos menos.

-Nos une más la comida que una bandera.

Aunque luego cojamos la bandera y la llevemos por ahí.

Fue muy enriquecedor, creo yo, todo eso unido a ese entusiasmo

y a esas ganas de participar en un proyecto común,

de acercarnos a Europa desde el punto de vista cultural

fue tremendo.

Tengo el orgullo de tener buenos amigos en cada uno de esos sitios

que cada uno se siente muy gallego, muy vasco, muy catalán.

Entonces, me parece que eso enriquece el conjunto

que llamamos España.

Pues mire, de la autonomía que dicen, pues no sabemos nada,

porque oyes decir de la autonomía, de la autonomía,

pero no nos han explicado nada.

Estoy conforme con la autonomía porque es una cosa buena para todos,

creo que será y cuánto más adelante habrá más y mejor.

Habrá gente que lo sepa, pero la mayoría está mal informada.

Hay comunidades autónomas que asumen más autogobierno del que quisieran,

las competencias que deja a las comunidades autónomas

son muy elásticas.

-Libertad, amnistía y estatut de autonomía, ¿no?

se repetía en las distintas lenguas.

-El diseño inicial que se hizo del Estado de las autonomías,

puso el acento en que había una serie de territorios:

País vasco, Cataluña, Galicia con algún tipo de singularidad,

yo creo que se debía haber reconocido con mayor vehemencia,

pero bueno, ya estaba bien.

-A los padres de la Constitución les preocupaba mucho

el valor simbólico de esa reconciliación,

de que se escenificara también en la esfera territorial

esa sensación de que España, el estado español

no es insensible a todo lo que ha pasado en estos 40 años,

con lo cual era muy importante los símbolos, de ahí la importancia

de Tarradellas llegando al aeropuerto del Prat.

(Música)

"Ciutadans de Catalunya, ja sóc aquí",

no dijo: "Catalanes, ya estoy aquí".

Todos los ciudadanos de Cataluña existía esa definición

de que catalán es el que vive y trabaja en Cataluña.

El retorno de Tarradellas, al que hoy se recuerda y se invoca

con bastante frecuencia, que generó con lo del estatuto una ola

de ilusión por reconocimiento, por propia identidad,

pues muy grande, muy potente.

Él tenía un planteamiento integrador dentro de una incuestionable

defensa de Cataluña como entidad propia

y seguramente en una perspectiva, quien sabe, si independentista.

Llegó aquí como el mesías, como el salvador,

como el recuperador, y cuando le tenía cerca y hablabas con él,

lo entrevistabas o le veías, transmitía una potencia

y una autoridad que yo también echo en falta hoy en otros dirigentes.

"Con la toma de posesión como presidente de la Generalitat,

se hacía realidad la nueva situación preautonómica."

La globalización lingüística ha sido uno de los grandes éxitos

de la Cataluña contemporánea.

"En el haber de la Generalitat, cabe notar algunos logros

en forma de transferencias o decretos, como por ejemplo,

el que declara obligatoria la enseñanza del catalán

junto al castellano en las escuelas."

-Dicho esto, no creo que deba convertirse en un tabú

sentarse a revisar el modelo que tenemos en Cataluña,

porque la propia estructura demográfica de la población

ha cambiado, porque la concentración de personas que hablan una lengua

u otra en determinados barrios o comarcas o ciudades, es distinta,

y por lo tanto, enseñar más en castellano no debería ser

ningún problema en los lugares donde sea necesario.

"El pueblo de Cataluña es convocado de nuevo a las urnas.

En esta ocasión más de cuatro millones de ciudadanos

que viven en Cataluña, elegirán a los 135 diputados

que compondrán a partir del próximo día 21 de marzo,

el Parlamento de Cataluña.

Y lo que yo viví, por ejemplo, en la relación entre Andalucía

y Cataluña fue muy singular porque hubo una representación

del partido andalucista en esas primeras elecciones.

Sí, en las elecciones del año 80

el partido andalucista sacó dos diputados.

Se vivía con una cierta normalidad, pero ya demostraba que había

una parte de Cataluña que buscaba su representación

y no acababa de encontrarla ni en Convergencia y Unión,

ni en el PSC, ni en Esquerra republicana, ni en UCD.

Eso tenía que ver con una presencia andaluza que venía de lejos,

casi un millón de emigrantes andaluces en Cataluña,

y que por primera vez tomaba forma política de representación.

Yo no recuerdo que se viviera eso con ningún drama,

aunque sí que había una parte, la parte más irredenta

del catalanismo, pero vamos,

era un partido que buscaba representar a un sector de gente.

Eso reflejaba una integración de hecho,

de los andaluces en Cataluña.

(Música)

No tengo nada, que todos los pueblos tengan el mismo grado de autonomía,

al revés, he dicho muchas veces

que la autonomía de los demás es garantía de la mía.

Y en Euskadi el impulso nacionalista es quizá el más visceral

a través de la conciencia del hecho diferencial radical

que es la presencia del euskera.

Pero triste método el de igualar por la pobreza,

el de pasar el rasero por el nivel más bajo.

Yo busco una Constitución que tenga cabida

a mis planteamientos, a mis derechos históricos.

"El estatuto vasco valorado por las fuerzas políticas

como una gran conquista y una de las mejores soluciones posibles,

posibilita el instrumento necesario para el autogobierno de Euskadi

y además revitaliza el régimen por el que el pueblo vasco

o Euskal Herria se administró durante muchos siglos.

Los Reyes Juan Carlos y Sofía

visitan la casa de Juntas de Guernica y allí los recibe

el Lendakari y en mitad del acto irrumpen unos miembros

de Herri Batasuna cantando el Gudariak.

Es un momento de altísima tensión,

la televisión lo retransmite,

yo creo que hay que dar valor a ese hecho, ¿eh?

eso no fue..., no se llevó a negro la señal, no se ocultó.

Tenía un poder simbólico enorme, al final, lo que pretendía ser

la escenificación de una reconciliación fue

la escenificación de un nuevo conflicto o el recrudecimiento

de un conflicto que estaba ahí muy poderoso, es el comienzo además

de una historia de desencuentros, en fin, que todos conocemos

muy violenta y muy desagradable.

¡Independencia, independencia, independencia!

Yo quiero afirmar aquí la necesidad absoluta de distinguir

entre los legítimos deseos de autonomía,

que admiten una solución política y administrativa

y los claros intentos de separatismo revolucionario y terrorista

que no admiten más solución

que el sereno pero severo

uso de todas las fuerzas del estado para suprimirlos.

Es que la situación de Cataluña y el País Vasco,

se puede comparar en muchas cosas, pero en una es incomparable,

es que en un lugar mataban gente y en la otra no.

En Cataluña estuvimos a punto, ¿eh? pero eso fue un momento donde

la pelota, como en la peli de Woody Allen, podía haber caído

por aquí o por este lado de la red.

(Música)

En 1977, el 4 de diciembre,

yo era un periodista a pie de tajo,

retransmitiendo la manifestación que hubo en Sevilla,

hubo otra en Málaga.

"En la primera manifestación en pro de la autonomía andaluza,

un joven malagueño, José Manuel García Caparrós,

moría por disparo de bala tras una dura carga policial."

Y ese día marcó de una forma definitivamente

la lucha de Andalucía por sus derechos como comunidad.

-Porque aquí hay unos autogobiernos muy bien dotados y muy fuertes

en unos lugares y porque en Andalucía no,

si Andalucía tiene una historia muy distinta también,

un hecho diferencial muy poderoso y cualquiera lo sabe.

Creo que esos agravios han marcado mucho la política

y las tensiones territoriales de los 40 años de democracia

y creo que eso fue un error de principio,

un error de estrategia en el diseño del estado autonómico.

"28 de febrero de 1980,

esta fecha, inscrita para siempre en los registros de la historia

constituye la partida de nacimiento de la autonomía andaluza.

Su protagonista principal no fue otro que el pueblo andaluz."

# La flor del pueblo, # la flor de mayo,

# verde, blanca y verde. #

Andalucía reclamó, yo creo que justamente,

su derecho a tener una autonomía, un autogobierno pleno

y empieza a reclamar algo que es una gran deuda histórica,

yo creo que tomó toda la fuerza de aquella gran emoción

que supuso conquistar el sí en el referéndum

y a partir de ahí empezar a tener transferencias

y oportunidades de progreso.

# Verde, blanca y verde,

# verde, blanca y verde. #

Tú sabes que está documentado que los legionarios

del Emperador Adriano, que por otro lado era español,

pues ya parece que tomaban gazpacho.

No existe la cocina española,

existen las cocinas de España,

porque no fue el gazpacho ni la paella,

había mucha más cocina.

El gazpacho es un plato de la España antigua,

ni es árabe como algunos creen,

ni es cristiano ni es judío,

participa de todo.

El estado de las autonomías lo que hizo es poner en valor

cada pequeño reflejo de las cocinas, porque las cocinas no son

políticamente cerradas, es lo que se cocinaba a un lado del río

o al otro lado del río, ahora nos han puesto una frontera,

vale, pero las cocinas fueron mucho más abiertas.

El gobierno ha decidido conceder la preautonomía a cuatro nuevas

regiones españolas.

Ha habido una competencia absurda por marcar esas identidades

cuando no tenían la menor importancia

y dentro de las comunidades autónomas se han esforzado mucho

por diferenciarse y por crear símbolos de identidad muy fuertes

que en el fondo son una carga absurda que me recuerdan a veces

a los anuncios de Villarriba y Villabajo.

# Como yo soy castiza

# y madrileña de corazón,

# siento gran repugnancia

# por los "twisteses" y los "foxtrots". #

No sabían si Madrid vincularla a una de las dos Castillas.

El territorio de la comunidad autónoma es los municipios

comprendidos dentro de los límites

administrativos de la provincia de Madrid.

Si dividir las dos Castillas, si hacer de León una autonomía

distinta, como reivindicaban en León.

¿La autonomía? pues no sé.

-Con lo cual, de ahí viene esa carrera desesperada por crear

nuevas identidades, nuevos mitos, incluso en lugares donde nunca

lo han tenido, como por ejemplo, Madrid.

Creo que en el escudo había cinco estrellas.

-Es una constelación, la osa menor,

que tiene, como es bien sabido, siete estrellas, una de ellas

es la estrella polar.

Fue al final una definición de Santiago Amón,

que Pepe Cruz Novillo llevó a diseño gráfico.

-Me encargaron el sistema de identidad

visual de la comunidad misma.

Como por ejemplo, nuevos lugares que no sabían donde ubicarse

como La Rioja, al final se creó una comunidad

y en estos 40 años La Rioja ha creado una identidad

que antes no tenía.

-La Rioja merece este estatuto porque tiene personalidad propia.

Con lugares tan castellanos como Soria, tampoco se sabía que hacer,

si vincularlos dentro de Castilla.

"La lluvia y el frío no han conseguido disuadir a los miles

de visitantes que han acudido a Villalar de los Comuneros,

donde se ha celebrado el día de Castilla León."

Hubo un debate en su momento de qué hacer, pero una vez

diseñado el mapa han pasado 40 años,

hay una inmensa cantidad de la población

que ha crecido con ese mapa y han desarrollado sus identidades.

"El pueblo valenciano ha manifestado reiteradamente su voluntad

de recuperar las propias instituciones de autogobierno

arrebatadas por derecho de conquista en 1707."

En el 84 la Generalitat encargó un informe

sobre como los valencianos veían las instituciones,

las nuevas instituciones, este informe salió bastante negativo.

Fue un encargo de la Consejería de Industria

de la Dirección General de Turismo.

Se discutió mucho si tendría que ser el Reino de Valencia,

país valenciano, y al final se llegó al acuerdo de comunidad valenciana,

y a nosotros nos pareció que el símbolo de la Generalitat,

que era una institución que tenía ya 600 años casi,

pues valía la pena recuperarlo y mantenerlo.

El primer consejero de cultura de Ibarra,

me dijo: "Una de las cosas que nos pedían cuando íbamos a los pueblos,

era bibliotecas". Y en todos los pueblos de Extremadura

hay una biblioteca.

-Quisiéramos, en este primer día de Extremadura

abrir un ancho camino al diálogo y a la esperanza,

y elaborar juntos un proyecto que siente las bases

de un futuro mejor para todos los extremeños.

-Nos interesa más el día del santo,

porque ese día se hacen gachas o se hacen migas y todo el pueblo

participa y sale y come y bebe, y luego llevamos al santo

en procesión y llevamos la bandera blanca, negra o la que haya tocado

en este momento, que a lo mejor no fue la de mis orígenes,

la llevo gustoso, pero mi bandera estará siempre con olor a gachas,

a migas, a morteruelo.

-Por supuesto la caldereta de cordero,

las migas, el gazpacho,

los embutidos por supuesto, el jamón,

jamón de pata negra.

-Por eso no nos independizamos los vascos, porque nos gusta

demasiado el jamón ibérico y allí no se cura, se pudre,

entonces nos vamos a independizar cuando Guijuelo o Jabugo,

se vengan con nosotros, hacemos ahí un túnel subterráneo

a Guijuelo y entonces nos vamos y os dejamos ahí a los españoles.

Antes de cerrar el mundo geográfica o políticamente,

la gente comía y cenaba,

o lo intentaba, vamos a duelos y quebrantos, plato quijotesco,

fíjate que nombre más rudo, ¿no? de La Mancha,

y era de sesos y tocino, un revuelto,

y hacer un ajopringue con el hígado guisado

simplemente con agua, a mí hay un plato que me emociona,

que siguen siendo las gachas.

En Valencia lo que hay es arroz,

secos, caldosos, melosos,

con verduras, con pescado,

con carne, es decir, hay un montón de arroces que cuando la gente

viene de fuera pues oye vamos a tomar una paella,

y a veces le dices: "En vez de una paella vamos a tomar

otro tipo de arroz, que los hay magníficos,

pero el símbolo es la paella.

¡La paella, no puede llevar otra cosa y tal!

Bueno, la paella de aquí, del centro de Valencia

a lo mejor llevaba pollo, conejo, pero 80 kilómetros más allá,

donde no había pollo y había pato, le echaban pato y lo llamaba paella

y aquí no había garrafón y le echaban judías verdes,

porque esa ha sido la cocina y no es lo mismo la de Valencia

que pega al mar, que la cocina de interior de Valencia.

(Música)

Todos los bailes regionales tienen esta cosa solemne,

que solo se disfruta o se entiende si eres del país.

Yo es que lo del folklore así en general tampoco me llama mucho.

Hay uno que da mucho miedo que es el aurresku.

Es un baile que es el del saludo, cuando viene una autoridad

o cuando hay que hacer algo solemne, se le baila el aurresku,

que se te pone delante un señor vestido de blanco o una señora

y te hacen un baile que parece una patada de kárate,

porque levantan mucho la pierna, entonces ves a mandatarios del mundo

están ahí aguantando el tipo porque tienen al lado al lendakari

y tienen un pie subiendo y bajando por la cara

que dicen: "Aquí me vuelan la cabeza".

(Música)

La sardana que la he visto y que durante mucho tiempo

además en pleno franquismo, eso sí lo viví, funcionaba

como una demostración y una afirmación de identidad

y de reivindicación, pues se baila en círculos, cogidos con las manos

en alto, se va haciendo un jueguecito con los pies,

que no te sé reproducir, pero es un baile regional como tantos otros.

Mis bailes regionales que no me los toque nadie,

a mí se me pone la carne de gallina, ahora, veo un baile regional

de otro sitio y me puede parecer un poco...

A mi juicio un poco soso, pero bueno, esa es mi opinión

y a lo mejor me lapidan por ello.

El folklore es algo que se quiere y se ama

si se ha mamado desde la cuna.

Tenemos una lucha de identidades muy fuerte que se da

hasta con las tradiciones más tontas.

61.

62.

Es que el campeonato de cabezones de Euskadi, sí son esas burradas

que hacemos, que a veces tampoco las entendemos nosotros, ¿eh?

o sea, las cosas nuestras yo sé que llaman la atención fuera,

pero es que dentro también.

-El campeón de la vez anterior.

-66 y medio.

-66 y medio horizontal.

Yo no entiendo por ejemplo el porte que tenemos de la sokatira

que ocho tíos tiran de una cuerda hacia un lado y ocho hacia otro.

(Música)

Escupir una aceituna a 35 metros,

y ser el ganador de eso, pues mira te pongo la medalla,

qué bien escupes y tal.

Me interesa bien poco, me interesa hacer un gran aceite de oliva

virgen extra con la mejor aceituna y probarlo y mojarlo en pan,

me interesa la cultura que tiene todo lo gastronómico.

(Música)

A mí me interesa lo peculiar bien hecho,

cuando se asan en la fiesta y va todo el mundo a comer

chuletitas al sarmiento, esto me parece maravilloso

y dan vino para beber, esto sí, y hemos recolectado azafrán

porque había un clima que lo daba y hemos hecho uno de los mejores

azafranes del mundo, como en La Vera se hace pimentón

y es muy extremeño, como el pimiento de padrón en Galicia,

como los caparrones o como las judías de Tolosa

que solo están allí o los langostinos de Ibarra,

que se dan en esa zona, que son una piparra, se llaman langostinos.

Hay tradiciones en Cataluña como los castells,

las torres esas humanas que se elevan

y que yo durante mucho tiempo en la radio retransmití,

porque es emocionante ver suben, suben, suben,

a ver si se dan la hostia o no se la dan, que es el punto

de interés, y es algo, además de trabajo en equipo también,

de esfuerzo, de reto, que también ha sido

y ahora todavía más es utilizado como símbolo de fuerza,

de fortaleza y de resistencia.

Todos nuestros deportes son trabajo, tenemos el ocio para trabajar,

a ver si puedo cortar más troncos que tú, a ver si puedo cortar

la hierba antes que tú, cortar troncos, cortar la hierba,

levantar las piedras, coger panochas de maíz, yo creo que tiene que ver

con la rivalidad, en nuestra tierra

a diferencia de Castilla, que son núcleos urbanos

rodeado de campo donde todos se tienen que unir para trabajar

y protegerse en un campo muy extenso,

nosotros tenemos el caserío, que es una pequeña unidad

familiar y laboral que se autoabastece.

La Mancha es una zona rural,

una zona precaria, siempre lo ha sido,

una zona pastoril,

de un pan, quien sería el cabrito que inventó una sopa de ajo,

o hizo unas migas, era el pan del día anterior y dijo:

3"Esto no lo puedo tirar porque lo necesito para comer

y cogió un chorizo, una panceta, lo rehogó con pimentón,

le echó un poco de agua e iba removiendo

e hizo unas migas maravillosas.

Y forja la identidad lo que comes, está claro.

Los calçots son unas supercebollas

así grandes alargadas que se comen a lo guarro,

es decir, hay un tarro de una salsa que es el romesco, acojonante,

se hacen al fuego, se sacan,

entonces sacas así, vas a tener una servilleta supergrande

porque quedas como un cerdito,

y lo sacas y te los comes entero.

Y la calçotada es una tradición que va más allá de la gastronomía

y de la familia y de los amigos,

eso es un símbolo de los que a mí me gustan,

la calçotada, eso es de puta madre.

Los catalanes son muy amantes del matiz,

pero son muy verdaderos en sus afectos.

A veces somos un poco "sosainas",

en comparación con otros territorios a veces tenemos un exceso

de vida interior.

Los vascos son muy leales en sus afectos.

Nos gusta pasar inadvertidos, pero ojo, inadvertidos un rato,

cuando ya es mucho rato nos ponemos nerviosos, ¿no?

¿qué pasa, no vas a hacer nada? hago el silencioso,

me hago el que no estoy, entonces yo no estoy,

pero si no estoy y realmente siento que no estoy,

¡hostias! a ver si voy a estar solo.

# Saca la red, # hermano saca la red. #

O sea, en el sur es el durante, es el mientras tanto,

y la vida es un mientras tanto, entonces en el sur, la vida

es como que es más evidente y echamos de menos esta cosa

de dejarte ir que nosotros no lo sabemos hacer.

Sí, es cierto que hay una capacidad de afecto grande,

que yo creo que tiene que ver, porque el corazón y la cabeza

se comunican inevitablemente y afortunadamente,

y tiene que ver con ese planteamiento de mente abierta,

de una concepción muy universal de la vida y del mundo.

En cada pueblo, en cada barrio hay una virgen,

y yo entiendo que es la Virgen María, la madre de Jesús,

pero es que la Virgen del pueblo de mi padre es la que le voy a rezar

y el otro tendrá la del pueblo de su madre,

y gente que incluso no es creyente, lleva la medallita de esa Virgen

por si acaso. Podemos tener hasta diferentes Vírgenes,

diferentes paisajes, diferentes maneras de entender la cultura,

pero todo eso es compatible con pertenecer a un país,

o no, o a tres países, da igual,

la cosa es que en la variedad

y en lo pequeño está lo universal, somos muy diferentes,

pero lo común es suficiente como para estar unidos,

más o menos, en resumen.

Desde que en el libro del Quijote aparece ya la olla podrida

hasta el cocido que conocemos que a lo mejor el más importante

es el cocido madrileño, el que más suena,

partía de lo elemental, de la sabiduría, de lo popular,

de coger una olla con agua y saber que tienes que meter ingredientes,

y esas carnes tenían que cocerlas lentamente.

la Expo 92 es como la puesta de largo de las autonomías,

es como el punto de inflexión en el cual España entera se muestra

como escapar del mundo, junto con las Olimpiadas de Barcelona,

demostrando que es un país moderno, que hemos superado los conflictos,

también el conflicto territorial, y mostrándose ahí

con todas las autonomías en armonía, en paz, exultantes y demás.

Tenía la expresión, digamos visible,

en los pabellones que las comunidades pusieron ahí,

y además alguno recuerdo, el de Cádiz tenía la Ikurriña,

santo y seña de todo el edificio entero, ¿eh?

-Hemos salido de la noche más oscura del franquismo

y fíjate en lo que nos hemos convertido y encima en Sevilla,

una ciudad muy simbólica para España y muy representativa

de lo que ha sido España.

-Pero fíjate, desde la escudella catalana a un cocido de pelotas

en la zona del Mediterráneo hasta Murcia, cocido montañés,

cocido lebaniego, los cocidos que se hacen en Galicia,

todos son variantes, el cocido maragato.

Todo el país se integra y además es un momento bonito,

un momento exultante que duró poco,

duró muy poco y enseguida volvimos otra vez a la greña.

Vistas hoy las imágenes dan casi ternura,

ese optimismo desmedido del país.

Pero, sobre todo, lo que yo quiero decir es que el año 1978

será el año de la Constitución Española,

que regula ampliamente las autonomías regionales.

# España, camisa blanca # de mi esperanza. #

La expresión "café para todos" que quería decir

que todas las autonomías potencialmente

tenían el mismo derecho, yo creo que no era muy afortunada.

Tiene en las últimas décadas en España una traducción muy clara,

que es, se ha hecho política bajo el lema

ni un metro menos que los catalanes.

Creo que España ha vivido así y sigue viviendo así.

El nacionalismo catalán lo percibió como una forma

de desactivar su discurso, es decir, esto es una estrategia

del estado español para desactivar nuestras reivindicaciones

y para desactivar nuestro poder diluyéndolo por todo el país.

Esto de la preautonomía quiere decir que estas regiones podrán

administrarse por su cuenta y elegir incluso una especie de gobierno

sometido naturalmente a las leyes de todo el país.

Que otras comunidades tuvieran esa misma aspiración,

pues era de justicia, ¿no?

El pueblo extremeño, como yo digo, es un pueblo que a base

de haber sido tan español, se le olvidó ser extremeño.

Creo que tanto Cataluña como Euskadi tienen una posición nacionalista

muy fuerte y muy segregadora del resto de España,

porque son comunidades ricas, porque son el motor de un país

que nunca se industrializó bien del todo.

Yo recuerdo una frase muy bonita cuando estuve trabajando hace 25

o 30 años en el País Vasco, en casa de una amiga, en Oyarzun,

que ella me decía: Cuando vosotros en La Mancha coméis un plato

al centro, nosotros ya comíamos un primero y un segundo.

Ellos son la locomotora que tira del país

y por otro lado son los primeros que sufren una emigración masiva

del resto de comunidades y del resto de territorios de España,

con lo cual se crean unas tensiones racistas y xenófobas

muy potentes que no se dan en otros lugares del país.

Hay gente idiota en todas partes pero eso no puede servir

como categoría general, yo creo que el problema de convivencia,

de aceptación de la gente que ha venido de fuera a Cataluña,

no lo hemos tenido nunca, yo creo que se integraron

con las dificultades propias de un movimiento de aluvión,

pero al final se adaptaron y se englobaron de una forma

bastante sensata.

en casi todas las ciudades de adopción, como decía antes,

Madrid, Bilbao, Barcelona, fundamentalmente,

hay casas regionales de Extremadura,

y los extremeños se reúnen en esas casas y conservan

las costumbres, las tradiciones, el folklore.

La burguesía catalana sobre todo,

percibían la política como una dialéctica entre Cataluña

y España y en ese sentido el resto de España era

una masa indiferenciada.

-Prometéis por vuestra conciencia y honor cumplir con fidelidad

las obligaciones del cargo de presidente de la Generalitat

con lealtad al Rey y observancia de la Constitución

y del estatuto de autonomía de Cataluña.

Jordi Pujol contestó: "Sí, lo prometo".

-Jordi Pujol gana las elecciones en el año 80 por sorpresa,

y el Pujolismo era y es un proyecto

que ponía el acento en la identidad, era una forma concreta

de entender Cataluña, pero no todo el mundo en Cataluña,

ni entonces ni ahora compartía esa premisa.

Yo la crítica más profunda y severa que le hago,

yo personalmente, es que construyó un país

a la medida de, más o menos, la mitad de la población,

sin molestar mucho a la otra, pero sin ilusionarla en exceso,

pero había ahí un equilibrio, que hace cinco años, o seis ya,

se rompió, porque era un equilibrio en realidad bastante frágil.

-Perdone, ¿es que no piensan colocar también la bandera de España?

-El presidente dice que son 13 y eso trae mala pata.

Yo nunca he visto un consenso sobre lo que es España,

ni lo he visto ni lo veo ahora, siempre hay tensión,

siempre hay conflicto, nadie quiere sacar la bandera

de España como una cuestión de unidad y el que la saca incluso,

por los propios españoles está mal visto,

es como hay que ser español pero no subrayado,

entonces el término medio ese es muy complicado.

La bandera de España ha sido la bandera de 40 años de franquismo,

de 40 años de dictadura, independientemente

de que le hayamos quitado el aguila, pero la realidad es que esa bandera

roja, amarilla y roja, pues ha sido el símbolo

del franquismo también.

-De repente la España democrática,

todo lo que suene a identidad española está manchado,

pero manchado terriblemente de franquismo, por lo cual,

hay un gran consenso social para adherirse a nuevos símbolos,

que no solo no estén manchados de franquismo,

si no que tienen el prestigio de haber sido antifranquistas

en muchos aspectos. España además es todo lo casposo, lo militar,

todo lo horroroso, todo lo que tiene que ver con ese pasado

que España quiere dejar rápidamente lejos y fuera.

Que la catalanofobia existe no es un mito,

en Cataluña también existe la hispanofobia,

hay que decir igual una cosa que otra,

yo cuando trabajaba en TV3 tenía broncas con algún compañero

y compañera, alguna bronca notable, porque estaba como prohibido decir

la palabra España.

Yo creo que no hubiera sido un error en absoluto,

si durante la transición, la bandera se hubiera cambiado

de alguna manera, a lo mejor pues en vez de tres bandas

pues dos bandas y ya está, no lo sé.

(Música)

Todos los países, todos, absolutamente todos son ficciones,

son construcciones.

El hecho diferencial catalán es que una parte notable

de catalanes, o no se sienten españoles,

o se sienten poco españoles o que no se lo recuerden mucho,

pero ya está, eso son sentimientos.

Existen muchas españolidades y todas son válidas

y todas nos enriquecen y de todas aprendemos y mamamos.

Tenemos doble identidad en muchos casos, y ya está,

y eso lo que hay que hacer, las realidades complejas

se han de gestionar, no se tienen que arreglar a golpe de simpleza

o de porrazo, eso no sirve para nada.

Intento hacer ver a mis amigos nacionalistas,

tanto de Cataluña, de Euskadi o de otros sitios,

que no es un problema de España contra ellos,

que es un problema de España contra todos, no hay un solo lugar

que se sienta bien tratado, no lo hay.

Soy partidario de las selecciones deportivas catalanas,

a mí me encantaría que mañana tuviéramos una selección,

y sin embargo, el gol de Hiniesta en el mundial lo grité

como un animal y cuando juega España, animo a España,

¿lo entiendes? no, no lo entiendes, acéptalo simplemente.

No creo que haya una voluntad depredadora, hostil de España

por machacarse a si misma, no lo creo.

Bueno, a mí me gusta sentirme,

como se dice, un ciudadano del mundo,

es decir, yo creo que las nacionalidades y demás,

son cuestiones circunstanciales.

Yo creo que un estado en el contexto de Europa,

tiene que entenderse con la cuestión de que llevamos

el patriotismo constitucional, es el hecho de que el estado

es una administración y todos los que vivimos dentro de él,

tenemos que sentirnos parte.

Habría que reclamar a nuestros representantes

que tuvieran la doble capacidad de mirar con serenidad

al camino recorrido

y de hacer una proyección también serena al futuro.

el estado de las autonomías intenta responder a ese momento,

a ese aquí y ahora y funciona para ese momento,

pero creo que nadie pensó que el estado de las autonomías

iba a durar 40 años.

Ahora estamos poniendo muy en sol fa todo el problema de la transición

y sí, es verdad que hubo cosas que se podían haber hecho

de otra manera, quizá, o se deberían haber hecho de otra manera,

que quizá no se pudo, pero de cualquier forma,

fue una época extraordinaria, fantástica.

No nos hemos sentado en conjunto para decir: "Y como solucionamos

esto de manera permanente, como vivimos juntos de manera permanente

sin necesidad de tirarnos los trastos a la cabeza

ni escupirnos banderas", nos falta, nos falta todavía esa reflexión

nacional y esa reconciliación

con nuestro propio pasado.

Lo que pasa que los nacionalismos, los que sean, el que sea,

cuando se lleva a las últimas consecuencias, no solo hace daño,

si no que hace el ridículo.

Cuando pasa el tiempo los edificios se revisan,

se refuerzan, se renuevan,

y yo creo que el edificio de la convivencia

es el que más necesita ese ejercicio de renovación,

de adaptación y de refuerzo.

Hay un déficit ahí de construcción nacional

y de relación con los propios mitos nacionales

que no hemos resuelto en absoluto.

España es un país de los privilegiados del mundo, punto,

o sea, es objetivable.

Yo también lo considero, tenemos una cantidad de activos

por desarrollar que no entiendo como no le sacamos más provecho.

Pocas cocinas en tan poco espacio son tan variadas, tan ricas

y tan sabrosas. Pocos pescados hay más sabrosos

que los que se bañan en España.

De hecho hay mucha gente del norte que de vacaciones va al sur

y tú los ves y son otras personas, incluso visten diferente

y los ves y dices: "¿Pero tú no eres de Eibar?"

"¿Y qué haces vestido de rosa?" "A callar".

(Música)

-Lo que quiero es disfrutar en San Sebastián, en Cádiz

y disfrutar en Almería o donde toque, donde esté el mejor vino

y la mejor pitanza.

Yo entiendo también que en el sur necesitarán algo nuestro,

porque si no, no nos dejarían entrar,

y nos dejan entrar, es más, no quieren que nos vayamos.

Hagamos una bandera donde ondeemos ahí el gazpacho,

la tortilla y la paella, joder, ya de una vez.

-Es que incluso están apareciendo encuestas

y estudios internacionales sobre la calidad de vida

en países y tal y estamos situados de puta madre.

Cuando yo viajo, el primer impacto que yo tengo

es que me encuentro con personas y con paisajes

y paisanaje, paisaje y paisanaje que me enamora,

entonces yo digo: "Ya está, yo no necesito más".

Todo lo que esté por encima o por debajo, ideologías, patrias,

ya me sobra, me sobran las banderas, me sobran las patrias

y me falta la gente.

Y yo tengo la misma experiencia que Óscar Terol, naturalmente,

y por suerte gracias a mi profesión, joder, he viajado por España

un montón, o sea, conozco prácticamente todos los rincones.

-Al viajar por el país nos reconocemos entre nosotros

y hay un sustrato común, hay una educación común,

hay una historia común, hay algo que compartimos

íntimamente todos que nos hace que sea fácil el diálogo de tú a tú.

Hablar de lo que sea en cualquier lugar, en la distancia corta,

en pequeñas concentraciones de gente,

nunca me ha dado un disgusto.

Quizá no lo sea en las instituciones y quizá no lo sea en los gobiernos,

pero nos entendemos todos muy bien.

En cambio, nos empeñamos en flagelarnos constantemente

en los problemas, en tal, que va, si somos un país cojonudo.

(Música)

En un momento hay que parar y mirarse a la cara y decir:

"Vivimos de puta madre y que siga".

Lo que nos tiene que enseñar el estado

es que hay un principio de igualdad que prevalece.

-Que no quede ninguna duda de que la gente en España,

las que yo me he encontrado y las que me encuentro

y las que me encontraré es gente generalmente maravillosa

con la que disfruto de la vida.

Luego ya, que esto se convierta en un estado multifederal

de cantones, de religiones,

es que ya me da igual.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Las Autononuestras

Ochéntame otra vez - Las Autononuestras

04 abr 2019

La aprobación de la Constitución en 1978 abrió la puerta a una nueva organización territorial del Estado tras 40 años de férreo centralismo.

ver más sobre "Ochéntame otra vez - Las Autononuestras" ver menos sobre "Ochéntame otra vez - Las Autononuestras"
Clips

Los últimos 193 programas de Ochéntame otra vez

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios