'Ochéntame otra vez' prolonga la experiencia de los espectadores de la serie. Con una fórmula basada en la cuidada selección del archivo de RTVE y la aportación de testimonios directos de los protagonistas o testigos de los acontecimientos narrados, 'Ochéntame otra vez¿ ha obtenido en 2015 del premio de la Crítica a Mejor Programa de Entretenimiento del Festival de Vitoria y el premio Iris a Mejor Programa Documental de la Academia de Televisión.

3093748 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años Ochéntame otra vez - Aquellas ligas inolvidables - Ver ahora
Transcripción completa

Aquellas ligas de los 80 fueron preciosas

porque, pensar que en una década ganaron cuatro equipos La Liga,

te habla de la igualdad que tenía que el fútbol español

en aquellas temporadas.

-Es lo mejor que nos ha pasado en el sentido deportivo, futbolístico.

-Era muy querido, yo para ellos era Dios.

-Me encuentro que gano dos Ligas, una Copa del Rey, una Supercopa,

para mí fue muy importante, muy importante.

-Estamos en el corazón de la gente y eso para nosotros

es uno de los mejores halagos que podemos recibir.

La Quinta del Buitre fueron héroes,

acapararon la información, ganaban mucho, eran jóvenes.

-Antes uno se recreaba más en el juego.

-Era un fútbol feo, era un fútbol tosco, duro,

un fútbol de músculos.

(Gritos)

Las 15:19 minutos hay un gran escándalo,

hay un gran griterío aquí en Zorrilla.

-Los 80 fue la última década del fútbol pegado a la tierra.

La época de la radio y los periódicos

en donde el hincha era hincha todavía,

no era un consumidor.

Donde la aproximación a los jugadores

era corriente, era común.

Donde el futbolista era ídolo y héroe en algunos casos

pero era uno de los nuestros que podías ver en el bar de al lado,

le podías ver con su mujer o sus hijos yendo al cine.

Los 80 en ese sentido, son agradables porque son humanos,

es una década humana para el aficionado.

-Desde Arconada, López Ufarte, muchas de las figuras

del joven cuadro donostiarra han nacido del fútbol playero.

Una perfecta organización de la Federación Guipuzcoana

permite que, domingo tras domingo si las mareas lo permiten,

la playa de La Concha sea escenario

del nacimiento de nuevos futbolistas.

En ellos está el futuro.

-No te creas que nosotros pensábamos que podíamos ser campeones,

ni mucho menos, pero sí estaba ahí la pelea de la UEFA

pero claro, nunca se había hecho eso.

-No sé, yo tengo muy claro como soy,

¿pero qué puedo decir de cómo jugaba yo?

Yo creo que un jugador completo.

Un jugador de mucho trabajo y yo creo que un jugador equilibrado.

-Señoras y señores, imposible narrar lo que aquí sucede.

El campo lleno desde hace más de dos o tres horas.

Un campo con muchos aficionados donostiarras,

con muchos aficionados del Sporting de Gijón

y sobre todo esa emoción que tiene el fútbol,

que muchas veces no hay palabras para calificarla

y que efectivamente es la esperanza de que esto sea un gran espectáculo.

-Te llama la atención pero la atención buena y empezamos ganando.

(Gritos de gol)

-Un handicap grande fue el tiempo, llovió muchísimo,

el campo se puso muy pesado, se empezó a poner de barro

al final del primer tiempo llegamos al empate.

-Ahí te viene todo, te viene todo lo habido y por haber.

A los cinco o seis minutos, no me acuerdo muy bien

del segundo tiempo, nos meten ellos...

No puede ser, ¿no? Tú dices, esto no puede ser.

(Gritan Gol)

Entonces se jugaban a la misma hora los partidos

para que no hubieran suspicacias.

Me acuerdo que yo estaba en Valladolid siguiendo el encuentro

y terminó antes el partido del Valladolid,

que ganó el Real Madrid 3 a 1.

-Ahí ven ustedes imágenes, señoras y señores,

del supuesto triunfo del Real Madrid.

En ese instante se abrazaban los jugadores.

-Recuerdo perfectamente el alborozo que había

en el madridismo porque se veía campeón y de repente...

-Yo estaba ahí con mis auriculares que ponía Radio Nacional de España,

todos se me vinieron, se me echaron encima,

preguntaban, ¿cómo van, cómo van?...

-Falta un minuto para que termine el partido

Sporting 2, Real Sociedad, 1.

-Los minutos finales se hacían eternos,

el acoso de La Real era realmente terrible.

-Y seguimos, seguimos y al final ya estábamos todos metidos dentro.

(Radio ) Va a sacar Castro, lo hace con lentitud,

toda La Real, incluso Arconada se acerca

al centro del campo propio.

Recoge Olaizola, el ataque de la Real Sociedad,

faltan 40 segundos. Ahí Arriaga. Olaizola a Alonso.

Entra el remate y despeja Castro. Viene Zamora. Zamora ... ¡Gol!

(Gritan Gol)

-Ese momento, en que sabes que eres campeón

pero tampoco sabes nada más.

Yo cuando metí el gol sólo se me ocurrió ir corriendo

donde estaba nuestra gente, bueno, había gente todo los sitios

pero en la puertilla donde metimos el gol.

No piensas nada.

-15 : 19, hay un gran escándalo,

hay un gran griterío aquí en Zorrilla porque la Real Sociedad

acaba de marcar en el Molinón.

-Yo lo oí por los auriculares, a esa hora estaba en Gijón.

Yo no sabía qué hacer, me di la vuelta,

miré a otro lado y todos detrás de mí:

¿Qué pasa? ¿Qué pasa? ¿Ha terminado ya? Y digo:

sí, ha marcado la Real Sociedad y es campeona.

Me acuerdo que se vinieron abajo los jugadores del Madrid.

- Pasas de estar así, ¡somos campeones!

a de repente quedarte con cara de gilipollas,

como diciendo, ¿qué ha pasado?

-José Antonio Camacho, del júbilo a la tristeza,

¿no es así?

-Sí, porque nosotros estábamos con el partido resuelto

y la gente nos decía que ya había terminado y, luego,

en el último minuto hemos perdido el campeonato.

-La Real Sociedad ha empatado con el Sporting de Gijón

y que ha conseguido el triunfo más importante de su historia.

-De alguna manera era la reivindicación del fútbol pequeño,

del fútbol de base, del fútbol construido

sin muchos medios pero con mucha convicción.

-¿Cómo se ha sufrido este tiempo del partido?

-Mucho, mucho, mucho, porque el partido estaba perdido

y al final se ha empatado.

Ya era hora porque se ha hecho justicia.

-¿Qué quiere decir con esto?

Que al juego de la temporada pasada, este año se le ha hecho justicia

a un gran equipo.

-Es el gol de todos. Siempre digo, el gol de todos nosotros,

por supuesto, pero sobre todo, el gol de la afición.

Hay que preguntarle a Zamora por este gol,

¿es el más importante de tu vida Zamora?

-Yo creo que sí, creo que he metido un gol importante,

pero un título para mí es importante y sobre todo

para la historia de la Real, pero que es el más importante

por muchas cosas. -Increíble, impresionante.

Yo pagaría por volver a vivirlo.

Y luego el recibimiento de San Sebastián.

-Se había culminado la obra inconclusa un año antes,

la justicia llegó en el último minuto

y el gol de Zamora será el hito que marcará

por siempre jamás el antes y después de esta historia.

-Se hacía un pasillo e íbamos hasta el lanzamiento unos 100 m.

Alguien todo el rato estaba agarrándome.

¡Qué pelma! ¿Quién será este?

Y otra vez y venga, venga, ¡déjame en paz! y me vuelvo...

y era mi padre.

Ostras, perdona no te he dicho nada.

-Si este día no se acabara mejor, que existiera siempre,

pero se acabó.

-La historia fue así.

1 de marzo, Quini sale de su domicilio

a las 20:30 de la noche, para ir a recoger

a su esposa Mari Nieves y a sus hijos

al aeropuerto de Barcelona, su familia había pasado

el fin de semana en Asturias.

-Quini no llegó al aeropuerto ya que antes

tres individuos le abordaron junto a su automóvil,

un Ford Granada matrícula Barcelona 3817EL.

-Fue un golpazo, en ningún momento yo pensaba que podía pasar algo así.

Sobre todo a Quini.

Quini, fue una de las mejores personas que he conocido en mi vida.

(Habla alemán)

-Que si Quini no aparece no está dispuesto

a jugar el domingo, no tiene moral ni ganas de jugar.

-Yo me negaba a jugar.

Yo estaba en mi casa, yo no voy, no juego.

Recuerdo que el Barcelona llevaba una marcha imparable

hasta ese puesto y de repente cayó en picado.

-Es un respeto, listo y soñador muy grande

me parece que sí y que posiblemente no pudo ganar la liga por eso,

seguramente también.

-Atención, Quini se ha llevado la pelota,

Agustín muy adelantado y gol de Quini.

Segundo gol del Barcelona, conseguido por Quini

a los 41 minutos y medio.

-Fue un impacto, pero no deportivo, fue un impacto social.

Salvando las distancias es como si ahora secuestran

a Cristian Ronaldo.

Que la gente piense que Quini era un ídolo,

Quini era el delantero centro de la selección española.

-Junto a la escalera está el cajón

que sirvió para trasladar a Enrique Castro desde Barcelona.

Con el tiempo poco a poco nos contaba

cómo estaba la cosa, lo mal que lo pasó.

Cada vez que entraban en su cuarto se tapaba con el colchón

porque creía que le iban a matar.

La verdad es que es una pesadilla.

-Vean el emocionado abrazo de Enrique Castro, Quini,

que seguidamente pasará al despacho

del Jefe Superior de Policía el señor Mosquera,

donde como decimos lo esperaba sus familiares, Mari Nieves.

-En el juicio, decían los secuestradores

que iban a por mí, que la idea era yo.

Eso ya fue algo, que digo, ostras.

Decían que se echaron atrás gracias a Dios

que no me conocieron tan bien, que creían que podían

tener problemas con el idioma, de hablar

cuando yo ya hablaba como un libro.

Yo creo que le ha quedado marcado para toda la vida.

-¿Cómo se podrían resumir estos 25 días y esas 602 horas?

-Pues no sé cómo podría explicar esta situación,

lo único que quiero dejar bien claro es que no quiero hablar más

de este tema porque no le conviene ni al club, ni a mí, ni a mi familia

por lo tanto perdona pero no quiero hablar de este tema.

-Un año después, el 25 abril de 1982,

el programa deportivo abría su edición

con el partido de la Real Sociedad frente al Athletic de Bilbao,

el día en el que podía obtener

su segundo título de liga consecutivo.

El último partido de la temporada siguiente,

si la Real ganaba, ganaba el título.

-La pelota para Gorriz, el balón que le cae a Zamora

y consigue el uno a cero.

Minuto nueve y medio.

-A nosotros el partido lo afrontamos contra el Athletic de Bilbao,

estos lo van a pelear pero no es lo mismo que venga no sé quién,

también es verdad, pero no se van a dejar ganar.

-Todo mundo empieza a especular que había una convivencia

entre los dos equipos para que la Real ganara el título.

-Habré podido dar patadas o hacer cosas,

pero yo negociar un partido con nadie para que lo gane,

en mi vida.

-Ahí está Dani, que le llega de nuevo la pelota

y observen su mangnífico centro a la cabeza de Sarabia.

-En aquel momento se produjo una especie de estupor,

la gente decía, pero si el Athletic puede marcar

en este partido y fastidiarle la liga a la Real.

Teníamos una motivación y un convencimiento

por la experiencia recorrida, nada que ver,

nosotros el partido, juegue el que juegue con

nosotros el partido no se nos escapa.

Otro título más, esto qué es.

Tenemos con nosotros a la leyenda vida de la Real Sociedad,

Jesús Zamora.

¿Hasta cuando Jesús?

(Risas)

-Hasta donde queráis.

-¿Cómo? -Siempre, siempre.

-Hacerdme un favor, disfrutad de la vida,

y si te ofrecen drogas, simplemente di no.

-Era el mejor futbolista aquí, en España,

de repente encontrarse en campos periodistas extranjeros.

Hay periodistas extranjeros porque venían a ver

a Diego Armando Maradona.

-Lo que sí llamó la atención por su puesto fue

que costase 1000 millones de pesetas

algo insólito que nunca se había pagado por ningún jugador

en la historia, aportó una calidad, una técnica y un desparpajo

en el terreno de juego hasta entonces

que no había más visto en ningún jugador.

-Yo creo que no hay nadie que no se acuerda de ese Maradona

en el Bernabeu con aquella famosa jugada cuando a Juan José

le pisa la pelota en la línea y el pobre Juan José

se choca contra el poste.

Maradona era la leche.

-Realmente creímos que teníamos un equipo para hacer historia.

Decían, entre Diego y el alemán vamos a ganar todo.

Se van a jugar el balón entre ellos y vamos a ganar todo.

Lo que sí fue chocante fue la forma de vida de cada uno,

encima nos pusieron juntos en las habitaciones.

La verdad es que yo era una persona que me gustaba dormir pronto

y la contracción pero Diego llegaba a altas horas,

tenía otras formas de vida.

La sombra de Diego era muy grande para todos nosotros

y lo sufrimos en los partidos.

No llegamos a acompañarle a él a su calidad.

(Aplausos)

-Hacía 27 años que no se ganaba La Liga.

Pero ganar en el Athletic una liga supone mucho más

que el que gane otro equipo, el que tengamos

los propios jugadores de allí, eso hace que la gente

y los aficionados estén más orgulloso de su equipo.

Resulta difícil calcular cuántos miles de personas han rendido

tributo hoy al Athletic Club de Bilbao.

Desde luego supera el medio millón, a partir de esta cifra echen ustedes

los números que quiera, lo importante es que medía Vizcaya o

al menos la Vizcaya que podía disponer de tiempo

se ha apostado a ambos márgenes del Nervión.

Los obreros en lo alto de las grúas quitándose los cascos

y saludando al equipo.

Unas imágenes que si las ves ahora te causan miedo,

los puentes estaban atestados y la gente casi se caía

por las barandillas.

El recibimiento duro horas, había mucho paro,

mucha droga, conflictos con ETA y los grupos paramilitares

o como pudiéramos llamarles, la guerra sucia

empezaban a convertir todo aquello en un infierno.

El fútbol tiene esa virtud, la virtud de conexionar

a toda una sociedad que estaba muy fragmentada, muy dividida,

muy deprimida, creo que en ese aspecto

el Athletic tuvo un valor extraordinario, importantísimo

como último lugar casi de esperanza para un pueblo,

una provincia, una ciudad.

-Fue muy emocionante, hubo momentos muy bonitos y de mucho cariño.

Era muy peligroso porque todos se estaban acercando al camión

de forma que decías, en cualquier momento pueden pillar una pierna

y ocurre una desgracia.

Me llegó una señora de unos 90 años tengo la imagen clavada,

estaba abajo y no llegaba a medio camión y lo que quería era tocarme.

Yo me agaché para tocarla, se me quedó muy clavado eso.

(OFF TV) Cada uno tiene su misión y poco a poco

los frutos del trabajo colectivo se van encontrando,

y aunque el proceso sea lento los resultados de por sí

harto de elocuentes.

-Fue un grupo que tenía calidad, más como equipo

que como individualidades, como una familia.

Para darte datos, nos convocaban los sábados para jugar el domingo

y había mucha gente que íbamos los viernes a dormir

por el hecho de estar juntos.

-Aquel equipo se basó en una fortaleza defensiva brutal.

Un centro del campo muy consistente, tenía a Gallego, Andrés y a Urtubi,

y luego las genialidades de Sarabia, en el "killer" era Dani y poco más.

-Todos lo del pequeño de estatura pero con una gran afición,

un gran derroche físico, con una pasión he jugado

en unas condiciones en las que no se puede jugar al fútbol,

lesionado, con una fisura de costillas

he jugado un partido internacional, con muchísimas cosas

pero creo que siempre lo he superado por esas ganas de jugar.

En el campo, todo el mundo reconoce que he dado siempre el 100%.

-Son buenos jugadores y empieza a crecer la autoestima

en torno al equipo, pero la autoestima pasa de ser razonable

a ser extraordinariamente irrazonable,

cuando el Athletic designa como entrenador a Javier Clemente.

(OFF TV) Con 33 años, apasionado, ambicioso, guerrero,

que en algunas ocasiones psicologo del balón, líder para sus pupilos.

-Como todos estos personajes que tienen un ego muy desarrollado,

convenció al equipo de que él era un líder

que les iba a llevar a lugares insospechados,

siempre y cuando estuvieran absolutamente dedicados

y convencidos de que no había otro líder que Clemente.

-Cada partido te lavaba el cerebro de tal forma que decía,

"hemos ganado el otro día al Atlético de Madrid

pero hoy viene el Granada y es igual".

Estábamos muy preparados en ese sentido.

-¿Qué es esa historia Javier, de que Clementina es la mejor medicina?

-Eso fue un aficionado que fue a las Palmas en el último partido,

y en lugar de pensar en la aspirina,

pensó en que yo tuviera un día muy lúcido

para que aconsejase a los jugadores a hacerlo bien.

Tuve un día lúcido pero los jugadores tuvieron un día

mucho mejor porque ganaron muy bien.

-La liga nos fue dando pasos y nos fuimos acercando arriba

hasta que en el último partido

tuvimos la posibilidad de ganar la liga.

-¿Con qué espíritu empieza el Athletic este partido?

-Con mucha ilusión, es el final de una trayectoria

de esta temporada y estamos muy ilusionados,

a ver si tenemos suerte.

-El Athletic acudió a las Palmas, casi liberado de tensiones

porque se daba por supuesto que el Madrid ganaría la liga,

le bastaba con empatar en Valencia,

pero sin embargo perdió en los últimos minutos

con un gol de Tendillo.

De repente aquel partido se convirtió en mítico, en una fiesta,

comenzó perdiendo el Athletic 1-0, con un gol de Andrés

en propia puerta, de repente un estallido, cinco goles, 1-5.

-¿Acaso este es el sueño deportivo de toda tu vida?

-Bueno, es un sueño que he tenido hasta hoy,

pero como lo hemos conseguido ahora tengo otros sueños,

que es otro partido, otra temporada y otras ilusiones.

-Yo creo que lo hicimos con la misma ilusión,

con la misma forma de hacerlo y hasta fue muy parecido el final

con esa pequeña diferencia de puntos.

-El que se juega algo, tiene la tensión y la ilusión

de quedar campeón contra alguien que no se juega nada,

realmente es muy difícil competir bien así,

normalmente gana el que se juega algo.

-El equipo jugó con unos nervios enormes, marcó pronto.

Parecía que el partido estaba controlado

pero ocurrió un hecho absolutamente imprevisto

y es que la Real marcó un gol.

-Les metimos el gol además, bueno.

(OFF TV) Un gol acogido con cierta sorpresa

tanto por parte de los espectadores como del árbitro, observen.

Ese es el gol.

Empate a uno.

Parece como si tampoco en los "Realistas" hubiera excesiva alegría

quizás a consecuencia de la sorpresa que aludimos.

-Fue tal la conmoción que creo que Zubizarreta

en lugar de sacar del centro del campo,

sacó del área pequeña y el árbitro que era Soriano Aledren, le dijo,

si le han marcado un gol, hay que sacar desde el centro del campo.

Todo esto en medio de una conmoción

que estuvo a punto de darle la victoria al Madrid en la liga.

(OFF TV) Este sería el gol de la victoria lograda por Liceranzu,

en tanto que vale una liga.

(Himno del Athletic de Bilbao)

Vi a todo un pueblo entero desde la balconada del ayuntamiento,

ver a miles, no se veía la calle, eran como hormigas,

estaba todo tapado alrededor de un millón o más de personas.

(OFF TV) Miles de hombres y mujeres del País Vasco, sin embargo,

no han podido esperar tanto tiempo para festejar

este segundo título liguero consecutivo,

han invadido las calles con cánticos y bailes en honor al Athletic

que aún perduran a estas horas de la noche.

Javier Clemente, ha preferido celebrar el triunfo

después del próximo sábado, cuando el Athletic

dispute la final de la Copa del Rey en Madrid al Barcelona.

-Con Schuster no he tenido absolutamente nada,

excepto cuando dijo que Bilbao era Corea,

creo que era un menosprecio a mi tierra.

-Había bastante rivalidad,

entre los dos saltaron chispas siempre en esa época.

Tuve una lesión en el 81, en Bilbao,

una entrada muy fea de Andoni que me apartó seis meses.

Fue mi única lesión grave, entre Goicoechea y Maradona

hubo muchos líos ahí, provocaciones de un lado y otro, y pasó esto.

Esa entrada la vi de cerca, fue tremendo.

Fue increíble.

-Estoy seguro de que Goiko no fue con intención de lesionarle,

sí fue con la intención de darle la patada, está claro,

porque la patada se la da y es clara.

Y que posiblemente Goiko hasta sabía que no le iba a dar al balón,

seguramente, casi seguro porque llegó tarde.

-Se tenía que jugar la final de la Copa del Rey,

se dijo que tenía muy pocas posibilidades el Athletic.

Un partido muy feo, muy desagradable,

la sensación de que el fútbol se estaba perdiendo por todas partes,

aquella derivación violenta era lo peor y el peor mensaje

que podía enviar el fútbol español.

(OFF PARTIDO) Sarabia, que sigue con esa pelota, y final del partido.

Final del partido con el triunfo del Atlético de Bilbao,

por un gol a cero.

Cuando ha habido una agresión con Maradona

y jugadores del Athletic de Bilbao.

Atención, se están golpeando sobre Maradona,

y hay un enzarzamiento general, ahí lo ven ustedes,

Maradona contra varios jugadores del Athletic del Bilbao,

ha llegado ahora Miguel y le ha golpeado,

también Clos sobre Patxi Salinas y atención, ha terminado esto

entre reparto de golpes de los jugadores. Qué final.

-Aquellas imágenes de los jugadores tirándose de los pelos,

aquellas imágenes de las patadas sin balón,

el trío arbitral no sabía ni dónde estaba.

-Se ve una patada del jugador del Barcelona estilo kung fu,

le pega una patada aquí,

Pachi Salinas tiene abierto el labio,

es un incidente feo.

-Es cuando veo de repente saltando a los jugadores como en el karate,

no me lo podía creer.

(RADIO)-Ahí está Dani, el capitán del Athletic de Bilbao

con la copa que les proclaman vencedores del campeonato de España

Copa de su Majestad el Rey.

(LOCUTOR) -Era el fichaje del siglo, seis años unían al argentino

con el Fútbol Club Barcelona de José Núñez,

que en plena euforia económica de la entidad barcelonista,

le dio una rápida amortización al fichaje.

Dos años después, Maradona marchaba de Barcelona

y del Fútbol Club Barcelona.

-Se marchó Diego, se marchó César Luis Menotti

y ficharon a Terry Venables como nuevo entrenador

y Steve Archival por Diego Armando Maradona.

-El Barcelona con eso consigue quitarse a Maradona

y cuando digo quitarse a Maradona es quitarse a Maradona

y las noches de Maradona porque las juergas de Maradona

contribuían a que muchos futbolistas de la plantilla del Barca,

también salgan de juerga.

-No tenía pensado irme pero como dudaron de Maradona

algunos dirigentes, entonces me voy.

No, perdedor.

Me voy feliz porque el Nápoles se fijó en Maradona

y feliz porque yo también lo quería,

porque me obligaron a que yo quiera esto.

-Yo volví a tomar esa responsabilidad

a las que estaba acostumbrado, era lo que me gustaba

todos los jugadores también,

y formamos de repente un grupo espectacular.

La gente me acogió muy bien desde el primer día,

hombre, la verdad que con la pinta que tenía,

esos pelos largos, rubios, alto, ojos azules, fíjate tú,

eso me ayudaba un poquito también.

Quizás era un jugador bastante pelotero,

me gustaba mucho pegarle al balón de todas las distancias.

(ACENTO ALEMÁN)-Cuando trabajo mucho más, juego bien

y triunfar aquí en Barcelona y creo que es posible.

-El fútbol da muchas vueltas, ¿cómo definiría el fútbol actual?

-Ahora el fútbol actual no me gusta mucho

porque yo veo un futuro malo para el fútbol de Europa.

Me gusta mucho el fútbol de aquí en España y de América

porque este es un fútbol que quiere ver la gente.

-El Barça tenía buenos jugadores

pero le faltaba consistencia al equipo.

Shuster se da cuenta que él es la figura,

se da cuenta que todo pasa por él,

y se convierte en director de orquesta

entonces el Barça gana aquella liga

de la mano de Terry Venables que construye un equipo sólido,

y sobre todo un equipo regular.

(Gritan gol)

(RADIO) -Alegría a raudales,

victoria del Barcelona y el título de Liga

para el Club azulgrana.

-Fue mi primer título de Liga desde que fui profesional

pero ya me prepararon, "ya verás

lo que nos espera mañana en Barcelona".

(RADIO) 11 años se había hecho esperar el título de Liga.

Había que celebrarlo como lo estaban celebrando

todos los azulgranas en Valladolid y también en casa.

(Himno del Futbol Club Barcelona)

-Fue algo inolvidable.

Ese título de Liga fue espectacular.

-Pero era la manera en que la gente del Barcelona

se refiere muy poco porque esa liga está conectada

a un momento absolutamente dramático

de la historia del Barcelona que es la derrota

en la final de la Copa de Europa de Sevilla en 1986.

-Nos decían, no pasa nada,

van a ganar la Champions que es lo más importante,

pero en el interior no lo teníamos claro.

Fuimos el gran favorito porque Steaua Bucarest

era un desconocido, ellos no tenían nada que perder,

con el público en contra, nosotros casi jugando en casa

y no supimos superar a este equipo.

(RADIO) Gran ovación y va a entrar Moratalla.

En su lugar...

puede ser la última imagen de Shuster vestido de azulgrana.

-Ese cambio me hizo mucho daño, mucho daño a mí personalmente

y entonces, como no te podías quedar en el banquillo,

me fui al vestuario y una decepción muy grande.

El utilero me abrió el vestuario y ahí me quedé completamente solo,

claro, el partido siguió jugando y salí del estadio,

pedí un taxi y me fui al hotel.

Yo en chandal, mochila, me senté atrás,

me miró en el espejo y me dijo, hostias, alemán, ¿qué haces aquí?

¿No estás jugando? Ya no, llévame al hotel.

Vi los penalties en el hotel.

(RADIO) Ah no, campeones de España.

Ha parado los cuatro penaltis el portero.

-Ahí es donde hubo un corte, el primer gran corte

de mi época en el Barcelona.

La afición cambió, me echaron la culpa

de que habíamos perdido por irme del estadio.

Luego llegó una época muy difícil, muy dura.

Julio, ¿por qué les bautizas como "la quinta de El Buitre"

a esos muchachos, a esos cinco jóvenes?

-Lo de quinta viene porque se cruzan varias ideas,

primero son cinco, son un grupo, osea una promoción, una quinta

y además el que yo elegí en principio

como paladín del grupo, era Emilio Butragueño,

quizás el más distinto, el más diferente

de los componentes de "la quinta de El Buitre".

Lo tituló Amancio "la quinta de El buitre",

y se refería a chicos de 17, 18 años

que empezaron a causar fervor entre la hinchada del Madrid

y había que ir a verles.

-Llegó a tal extremo que jugaban tan bien al fútbol

que los periodistas, de repente,

van a ver más al Castilla que al Madrid,

¿pero cómo es esto?

Que jugara el Castilla era una fiesta en casa.

-El Madrid estaba pasando por una fase baja.

Había perdido la final de la Copa de Europa

con el Liverpool, del 81.

Buena parte de sus mejores jugadores estaban empezando el declive

o estaban al final de su carrera.

-Era una forma de la afición del Madrid de protestar

contra esos tiempos en que el equipo no estaba funcionando

y protestaban pacíficamente yéndonos a ver a nosotros.

-Estos cinco enamoran al madridismo y le enamoran de tal manera

que Alfredo di Stéfano tira de ellos.

-Eran cinco jugadores y había un defensa

que tenía voluntad de delantero centro era Sanchís.

Era un tío que tenía vigor, tenía fuerza,

y tenía calidad en los pies.

Iba muy bien al remate de cabeza,

era listísimo jugando al fútbol, anticipaba.

-Centrocampista puro como diestro como Michel,

que terminó jugando por la banda derecha.

-Un tío que tenía buen desborde, no era muy rápido

pero tenía una calidad con las dos piernas exquisita,

luego tenía un talento y una cabeza brutal.

-Yo creo que era un jugador eficaz, regular y de mucho rendimiento.

He dado muchos pases de gol y he metido muchos goles.

-Un diez de toda la vida era Martín Vázquez,

quizá el que tenía más condiciones de todos.

-No sabía si era zurdo o diestro.

No sabía si le pegaba mejor con la derecha o la izquierda,

no sabía si jugaba mejor en largo o en corto.

-Un delantero potentísimo, como una bala era Pardeza.

-Más punta.

-Y un chaval muy original era Butragueño,

que prácticamente no tenía escuela, había jugado en el colegio,

no tenía físico pero tenía duende.

(GRADAS) ¡Buitre, Buitre, Buitre!

-Y de repente llega un tío endeble, poquita cosa,

que de repente llegaba al área y pum, y separaba.

Entonces el defensa no entendía aquello,

porque el defensa iba con todo a llevarse por delante al delantero

y de repente, esa pausa, cambia el fútbol.

-Tenía esa cosa tan cortés. Nunca dio una patada.

Siempre estaba dando la mano al que le había dado una patada.

Pero era brillante, brillantísimo en el área.

(OFF TV) Si Santillana ha marcado una época en el Real Madrid,

a buen seguro que también la marcará uno de sus actuales componentes

más carismáticos, Emilio Butragueño, doble balón de bronce,

Butragueño es quien da nombre a este Real Madrid

de la quinta del buitre.

-Me alegra mucho, de todas formas

yo no soy representante y director del equipo.

Yo creo que tenemos gente muy valiosa dentro del mismo.

-Luego el Madrid fichó muy bien, fichó a Gordillo, a Maceda,

a Hugo Sánchez. Fue una combinación perfecta.

Hugo Sánchez, creo que el 85% de los goles que ha metido en su vida

los ha metido al primer toque.

Ver a Hugo Sánchez tocar el balón tres veces seguidas era muy difícil.

Hugo era rematador, rematador.

-Yo no he visto una cosa igual en mi vida.

No solo era jugar, era entrenar,

era ver cómo se preparaba para el partido.

Yo creo que era pichichi hasta cuando iba en su coche,

cuando estaba en cualquier centro comercial comprando algo.

Estaba siempre pensando en el gol.

-Estaba cantado desde hace algunas semanas y hoy se ha consumado.

Por fin el Real Madrid es campeón del título liguero 1985-86.

El presidente Mendoza abrazándose a uno de los veteranos, Juanito.

# De las glorias deportivas que campean por España. #

-Hoy es su 23 cumpleaños

y habíamos previsto celebrar esta noche su cumpleaños.

Pero mira por donde, esta noche, al mismo tiempo,

el Real Madrid ha sido campeón de liga.

Recuerdo que estábamos en un restaurante

al que yo nunca había ido porque era supercaro.

Me acuerdo incluso cómo iba vestido. Esa cara de pardillo.

Y de mi mujer, que también cumple los años el mismo día que yo.

Son imágenes que cuando te vienen otra vez

te das cuenta por lo que has pasado y lo que has disfrutado,

pero en ese momento no te das cuenta de donde estás.

-Aquellos eran unos tíos sencillos, normales. Eran chavales.

Sorprendían cosas como que Butragueño

siempre iba acompañado de su padre,

no era su representante, era su padre.

Venía como el padre que lleva al niño al museo,

al zoológico o al cine. El padre venía con el niño.

-Está todo el mundo encantado con él.

-Es que ha caído muy bien a todos. Yo sigo al equipo en todas partes.

En provincias y en el extranjero y, de verdad,

aparte de como futbolista, francamente es un ídolo.

Yo estoy muy orgulloso de que sea así.

En todos los sentidos, más que nada en lo bueno.

-En aquella época, Butragueño, su padre tenía perfumerías,

eran las perfumerías Butragueño, una estaba cerca de Gran Vía,

otra en Narváez, y Butragueño empieza a abastecer al vestuario

de productos cosméticos, champús, geles...

-Emilio iba con sus bolsas y para nosotros

era como el equipo de siempre porque eran chicos

con los que habíamos jugado siempre desde que éramos chavales.

-Chavales a los que tú veías cuando acababan los partidos

y fuera les estaban esperando sus colegas.

Terminaban el partido y se iban para casa, no como ahora,

que terminan los partidos y la gente se va a un restaurante.

No, estos se iban para su casa.

(OFF TV) Butragueño es hoy un héroe carismático

para una sociedad necesitada de contar con mitos para sobrevivir.

Le admiran los aficionados al fútbol, las señoras de edad,

los parados envidian su porvenir resuelto

y hasta los intelectuales sueñan con él.

-A quien más se acercaban era al buitre, que era soltero.

A los que teníamos novias ya no nos consideraban solteros.

Buitre empezó a salir, incluso, en las revistas del corazón.

Nosotros nos hacíamos eco de eso.

Le cortábamos la foto, se las poníamos ahí.

Él decía "no, todo mentira".

"¿Cómo que no, si estás ahí en la foto?"

-La historia también le marca

una de las fotografías más importantes de esta década,

una de las fotografías que sin duda tuvo más...

Yo creo que es una de las fotografías

que va a pasar a la historia de esta década. ¿No, Emilio?

-Yo que sé.

-Éramos colegas de verdad. Éramos...

Emilio utiliza mucho la palabra socio.

¿Qué pasa, socio? Éramos socios de verdad.

(OFF TV) Ramón Mendoza ha vuelto a conseguirlo,

en sus tres años al frente del Real Madrid,

ha logrado contratar a los mejores jugadores de sus máximos rivales.

Primero le quitó a Hugo Sánchez la camiseta rojiblanca,

después repitió la acción con Llorente y hoy,

es un intento más audaz,

ha presentado en Madrid el más difícil todavía,

cambiarle a Schuster los colores blaugrana por el blanco.

-Me he dado cuenta que mi época del Barcelona había terminado.

Vino la oferta del Real Madrid, me gustaba España,

me quería quedar en España.

(OFF TV) Este fichaje no es una afrenta o una provocación,

ha dicho Mendoza, que después, respondiendo a preguntas,

ha acusado al Barcelona sin nombrarlo

de haber tentado a jugadores del Madrid con contrato en vigor

como Martín Vázquez, Chendo, Butragueño o Sanchís,

algo que ya hizo el Madrid

en los casos citados de Hugo y Llorente.

Ahora Mendoza ha asegurado actuar con principios éticos

esperando a que Schuster acabara su contrato con el Barcelona.

-Tampoco he pensado mucho en la rivalidad.

Lógicamente hay que decir

que me he ido al rival más importante para ellos.

Pero yo soy del fútbol y para mí lo más importante es el fútbol

y tengo que buscarme la vida

en los sitios donde creo que es conveniente.

Aunque costó el primer año, pero futbolísticamente

fueron los dos años en los que más disfruté jugando al fútbol.

Sin ninguna duda.

Michel devolvía balones, Martín Vázquez,

éramos una máquina de jugar al fútbol.

(Himno Real Madrid)

# Campeones, campeones oé, oé, oé... #

-El Madrid era noticia los lunes porque ganaban los domingos.

Ramón Mendoza hace que el Madrid sea noticia diariamente.

-Tenía un punto de granuja, un punto de romántico,

un punto de visionario.

Hoy sería una estrella como presidente.

-Yo recuerdo que me dijo textualmente una vez,

"ser presidente del Real Madrid es la leche",

me lo dijo con estas palabras.

Me dijo, "yo llamo ahora mismo a la Zarzuela y se pone el rey,

pero no porque sea amigo mío, que también lo es,

sino porque soy el presidente del Real Madrid".

-Mendoza se daba baños de masas.

Viajaba con las aficiones del Madrid en el avión

y se iba a hablar con los aficionados atrás.

Abre una nueva manera de ejercer presidencia

que creo que a la larga hace que el madridismo se tire a la calle

y que el madridismo empiece a celebrarlo en Cibeles.

(Claxon)

Lo de Cibeles la gente se piensa que viene de hace muchos años,

no, viene del año 1986.

-Yo le tengo mucho afecto al Cádiz

porque mi padre jugó en el Cádiz antes de la guerra.

Siempre estaba al borde del descenso e irremediablemente se salvaba.

Siempre en las últimas jornadas con mucho sufrimiento.

-No sé qué extraño duende pasaba por el Carranza que, además,

no solamente se salvaban sino que el resto de España

se sentía bien con ese equipo.

-Sentarte en el Ramón de Carranza

y escuchar a la afición en un partido,

ya te hacía hacerte del Cádiz. Era arte, gracia, eran simpáticos...

Eran los carnavales del Cádiz cada vez que jugaba un partido el Cádiz.

La chirigota en cada comentario que cualquier seguidor del Cádiz.

(CANTAN)

-Nadie era rival del Cádiz,

era ganarle y te daba un poco de ...

-Es un equipo que siempre le he tenido mucho cariño,

siempre, siempre.

-Pido a los protagonistas, que son los futbolistas,

máxima entrega, seriedad, disciplina, profesionalidad.

Y a la afición le pido que esté como el Cádiz Club de Fútbol.

Gracias.

-Mágico González venía de El Salvador

pero era más gaditano que los propios gaditanos.

Era un bohemio, era un jugador verdaderamente sensacional.

Hacía cosas que sólo estaban al alcance de Maradona.

#Recién acabamos de empezar a correr, no se puede parar.

#La segunda parte es mejor, hay que seguir hasta el final.#

-Vivía el fútbol sin más presión que la pasión por jugar y nada más.

-Era un genio, pero claro, era un genio dentro y fuera.

Era un genio que llega a Cádiz, se le ofreció fichar por el Madrid,

por el Barça y él decía que no, que quería vivir en Cádiz.

-Una vez el Atlanta le hizo una prueba

y usted jugó especialmente mal para que no le ficharan,

¿o eso también es mentira? -No, bueno, sí, es cierto.

Es cierto porque me acuerdo que en ese entonces

estaba muy a gusto, como lo estoy ahora, en Cádiz.

-Era un genio que se podía pasar dos días sin comer,

era un genio que se iba a ver el cante jondo, a Camaron cantar.

-Le iban a buscar a casa para que viniera al entrenamiento,

se había comprado un perro de esos policías,

lo ataba en la puerta ... (Ríe)

...¡Y ahora entra a avisarle, a levantarle de la cama!

Me lo contó un compañero suyo. Estuvimos nosotros, con la Real,

jugando en Cádiz y me dijo: "¿Este? Este era un artista de cuidado".

-Mágico, a usted se le ha atacado mucho porque vive bien,

beber refrescos, se lo pasa bien en las noches de Cádiz,

en las noches andaluzas pero, al final, ¿qué le van a decir?

Ha jugado muy bien también.

-No, en verdad, pueden decirme algo y con mucha razón,

ya que me costó mucho aclimatarme y acostumbrarme al horario,

ya que son 10 horas casi de diferencia con mi país.

A veces salía a las 10 o a las 11 de la noche,

me veía la gente, a veces me he pasado un poquito,

normal, normal, yo sabía lo que estaba haciendo

pero en la cancha rendía y no me preocupaba eso.

Lo único que sí me preocupaba era que, de vez en cuando,

llegaba un minuto o dos minutos tarde a los entrenos pero ya,

al final de temporada, eso lo mejoré, gracias a Dios.

-Mágico González era como las corridas de Curro Romero.

-En el Carranza sonaron los gritos de "torero", "torero",

ante la desesperación de Serni.

(Gritos: "torero", "torero")

-Jorge, qué gran partido ha hecho usted hoy.

-Pues si tú lo dices ...

-La última Liga la ganamos en Valladolid,

vinimos a Madrid y nos fuimos cada uno a nuestra casa.

Ruggeri, que ese año estaba con nosotros,

un jugador argentino, decía:

-¿Pero de verdad nos vamos a ir a casa?

-Sí, sí.

-¿Pero no se celebra? -No, no.

Al final, la gente ya había normalizado el disfrutar,

el pasártelo bien.

Algún año dejaremos de ganar dos ligas consecutivas

y dirán que estamos acabados. Efectivamente, fue así.

Perdimos dos ligas en Tenerife y ya estaban preparándonos el asilo.

Sin ser un equipo que ha ganado la Copa de Europa,

estamos en el corazón de la gente y eso, para nosotros,

es uno de los mejores halagos que podemos recibir.

-Parece que el fútbol se va adaptando a cada época,

tiene esa capacidad camaleónica para ajustarse a los nuevos tiempos

económicos, tecnológicos, a los nuevos tiempos políticos,

ahora es el fútbol global. No soy un nostálgico.

-Siempre me dicen: "jo, si hubieras jugado hoy,

¡cuánto dinero hubieras ganado!" Ya, ¿pero dónde?

En la Real Sociedad no hubiera ganado títulos.

Y como la vida me ha ido más menos bien, pues yo no cambio.

-Me siento bien por haber sido jugador de los 80 y de los 90.

No lo cambio. No lo cambio por si acaso.

-No me considero una leyenda, me considero un jugador

que he estado muchos años en el Athletic

y que he aportado una pequeña parte de la historia del Athletic.

-Yo no era una persona que pensara que yo era un crack,

que yo era la estrella.

Sabía que la gente me quería mucho por el fútbol que hacía,

no por quien era como persona, más por el fútbol que hacía,

que le gustaba mucho a la gente.

-Yo me siento muy orgulloso.

-Los 80 quedaron muy bien reflejados.

La tolerancia, la ilusión y las ganas de cambio.

-Nueva música, nuevo color, nueva moda,

nueva vida y todo eso se quiere contar.

-La fotografía es el testigo mejor que nos habla de nosotros,

que nos habla de nuestros padres, que nos habla de nuestros abuelos.

-Hay fotos que se te meten en la cabeza y en los ojos

y no le puedes quitar la vista.

-La gente estaba ansiosa por contarnos cosas, por salir,

por decir.

-La fotografía es un poco como la música.

Las imágenes fotográficas me crean inquietud.

Es la inquietud de la quietud.

-El ojo de los fotógrafos hace cosas, imágenes,

que son diferentes a las que habían antes.

Este es el oficio, no es mirar, es ver.

Ochéntame otra vez - Aquellas ligas inolvidables

55:24 16 abr 2015

En los años 80, el futbol se vivía en la calle, en los estadios, todos imantados al transistor. Las victorias de la Real Sociedad, del Athletic de Bilbao, del Barça y del Madrid marcaron una década apasionante en la que hubo grandes sobresaltos como el secuestro del jugador del Barça Quini, grandes novedades como la llegada de un "pibe" llamado Maradona, la personalidad de jugadores como Mágico González o la formación de la famosa "Quinta del Buitre" en el Real Madrid.

 

En los años 80, el futbol se vivía en la calle, en los estadios, todos imantados al transistor. Las victorias de la Real Sociedad, del Athletic de Bilbao, del Barça y del Madrid marcaron una década apasionante en la que hubo grandes sobresaltos como el secuestro del jugador del Barça Quini, grandes novedades como la llegada de un "pibe" llamado Maradona, la personalidad de jugadores como Mágico González o la formación de la famosa "Quinta del Buitre" en el Real Madrid.

 

ver más sobre "Ochéntame otra vez - Aquellas ligas inolvidables" ver menos sobre "Ochéntame otra vez - Aquellas ligas inolvidables"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Luis

    El fútbol no es mi fuerte, pero no podía dejar de comentar sobre mis compatriotas argentinos que durante esa década jugaron en España, como ser: Mario Kempes, tanto en el Valencia como en el Hércules de Alicante, Diego Maradona en el Barcelona (soy del mismo barrio del primer equipo profesional donde jugó, Argentinos Juniors), Jorge Valdano en el Real Zaragoza y el Real Madrid y Oscar Ruggeri tanto en el CD Logroñés como en el Real Madrid. Y no puedo dejar pasar por alto a alguien que ya no está entre nosotros pero en esa época era DT: Alfredo Di Stefano. Felicitaciones por los informes otra vez, saludos y hasta la próxima.

    21 abr 2015

Los últimos 182 documentales de Ochéntame otra vez

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Viaje con nosotros

    Viaje con nosotros

    49:01 30 nov 2018

    49:01 30 nov 2018 Es una fiesta ochentera de música, recuerdos y muchas sorpresas. Un homenaje a la década en la que todo estaba por hacer y en la que la ilusión desbordaba las calles y plazas de todo el país. Antonio Banderas, Loquillo, Felipe González, Ana Torroja, Javier Gurruchaga, Ana Belén, Emilio Aragón, Judith Mascó, Alberto García-Alix, Almudena Grandes, el Langui, Julia Otero y Joaquín Sabina son algunos de los testimonios de primera línea que harán viajar por la década de los ochenta: por sus músicas, sus peinados, los juegos infantiles, la EGB, los programas de televisión, los veranos en la playa, la moda, la publicidad o el nuevo cine encarnado por la figura de Pedro Almodóvar.

  • 55:32 23 nov 2018 MECANO es, con mayúsculas, la banda sonora en la vida de varias generaciones de este país. Sus canciones, que están en la memoria de miles de personas, son el hilo conductor de esta historia.

  • Hoy como ayer

    Hoy como ayer

    52:17 15 nov 2018

    52:17 15 nov 2018 En ‘Hoy como ayer’ se hace un recorrido cargado de nostalgia y humor por un año en la vida de los españoles de los 80 a través de los principales hitos estacionales, usos y costumbres, rutinas familiares y sociales que, aunque permanezcan, han sufrido una importante modificación estética y, en algunos casos, han perdido el peso que hasta ese momento la sociedad le otorgaba.

  • Galicia, sitio distinto

    Galicia, sitio distinto

    49:41 08 nov 2018

    49:41 08 nov 2018 Los años 80 entraron con fuerza en Galicia para romper los viejos tópicos que hablaban de gente desconfiada y una tierra atrasada y aislada: por sus costas aparecieron las lanzaderas de los narcotraficantes, resurgió renovado el Camino de Santiago, que trajo turistas, dinero y proyección internacional, y los vientos de la modernización trajeron la reconversión industrial con todos sus conflictos y dramas humanos. En esos años, floreció una nueva generación que rompió moldes y cambió la imagen de la Galicia tradicional dominada por la resignación y la emigración. Fue el boom de nuevas expresiones culturales, de la moda, la pintura, la literatura, el cine o la música. 'Ochéntame…' toma prestado el título de una de las canciones de Os Resentidos para acercarse a los cambios que sacudieron Galicia en esta década.

  • La huella de la Expo

    La huella de la Expo

    52:03 25 oct 2018

    52:03 25 oct 2018 El año 1992 fue clave para Sevilla. La Exposición Universal sirvió para modernizar y dinamizar la ciudad. Y fue en la década de los 80 cuando se fraguó aquel cambio que se concretó coincidiendo con el V Centenario del Descubrimiento de América. El AVE, las autovías, los puentes, el aeropuerto, la mascota Curro, la cabalgata, el Teatro de la Maestranza, Azabache, el espectáculo del lago, los pabellones, los conciertos, la innovación tecnológica, Cartuja 93...

  • Rompan filas

    Rompan filas

    50:52 18 oct 2018

    50:52 18 oct 2018 En los años 80, un chico de 20 años se convertía en hombre después de hacer el servicio militar obligatorio, popularmente conocido como "la mili". ‘¡Rompan filas!’ recorre los cuarteles para descubrir historias de la mili de personajes como Antonio Muñoz Molina, Pedro Almodóvar, Fernando Colomo o Andrés Pajares. Historias divertidas, sorprendentes, a veces crueles, que dejaron una fuerte impronta en quienes las vivieron. Esta tradición secular de la mili se fue rompiendo a lo largo de la década de los 80 con la aparición de la objeción de conciencia. Y se realizó, posteriormente, una reforma que instaló el debate en la calle. Juan Antonio Herrero, objetor de conciencia en los años 80, publicó el ‘Informe crítico sobre el servicio militar’, en el que abogaba por la profesionalización del Ejército.

  • La sombra de Dalí

    La sombra de Dalí

    53:22 11 oct 2018

    53:22 11 oct 2018 El año 1982 marca un antes y un después en la vida del pintor Salvador Dalí. El verano de ese año muere en su casa de Port-Lligat, su mujer Gala.

  • 50:28 04 oct 2018 Con la llegada de la familia real al palacio de Marivent en verano, la isla se convirtió en un epicentro mundial. Situó a Mallorca en el mapa.

  • Mamá, soy gay

    Mamá, soy gay

    50:47 27 sep 2018

    50:47 27 sep 2018 ‘Ochéntame otra vez’ recorre el dolor y la marginación que sufrieron miles de personas por su condición sexual y las luchas que protagonizaron para lograr ser ciudadanos de pleno derecho. Un viaje que se inicia con las penalidades sufridas durante la dictadura y la transición democrática hasta las manifestaciones del Orgullo Gay o LGTB de finales del siglo XX. Un viaje que se inicia en el Sitges de los años 60 y que termina en el barrio de Chueca de Madrid de los años 90. Años de discriminación, penas de cárcel por escándalo público, campos de internamiento, tratamientos médicos, manifestaciones, luchas… hasta llegar a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en el año 2005. ‘Mamá, soy Gay’ cuenta con el testimonio de Fernando Grande-Marlaska, Nazario, Jordi Petit, Isabel Franc, María Giralt, Luisgé Martín y Carla Antonelli, sobre sus experiencias personales y su lucha contra unas leyes y unos prejuicios sociales y familiares que les marcaron la vida.

  • Más que bakalao

    Más que bakalao

    51:50 20 sep 2018

    51:50 20 sep 2018 Músicos, periodistas, expertos en ocio, DJs y el alcalde de Valencia en esa década recuerdan un fenómeno cultural que se expresó a través del diseño, la moda, el cómic, las artes escénicas

  • 54:51 22 mar 2018 Recordamos las canciones más memorables, de la mitad de la década al final, como Escuela de calor, Thriller, Lobo hombre en París, Embrujada, Purple rain, Born in the USA, Amante bandido, Like a virgin, Devuélveme a mi chica, Agradecido, Bailaré sobre tu tumba, A quién le importa, Insurrección, La puerta de Alcalá, Mi agüita amarilla, Cien gaviotas, Cruz de navajas, The final countdown, Camino Soria, Voyage voyage, Devórame otra vez, Por las noches, El chiringuito, No me importa nada, Ojalá que llueva café, Aquí no hay playa y El límite… Canciones comentadas por algunos de los artistas que las compusieron o interpretaron como David Summers (Hombres G), Víctor Manuel, Jaime Urrutia (Gabinete Caligari), Pablo Carbonell (Los Toreros Muertos), Georgie Dann y Javier Andreu y Toni Marmota (La Frontera). Además, locutores radiofónicos y disc-jockeys como Fernandisco, El Pirata, Jesús Ordovás, Tony Aguilar y Pepo Perandones, productores musicales como Paco Trinidad y Manuel Malou, la representante Rosa Lagarrigue y el exdirectivo discográfico José María Cámara aportan sus recuerdos y experiencias.

  • Himnos de los 80

    Himnos de los 80

    50:57 15 mar 2018

    50:57 15 mar 2018 Si hay una década que se puede contar a través de las canciones es la de los 80. Muchos de los temas que aparecieron entonces se han convertido en himnos que aún siguen sonando y que todavía bailan y cantan españoles de varias generaciones. Tanto en los locales de moda como en los karaokes o en las playlist de las bodas, las canciones ochenteras son una apuesta segura: por transversales y por estar en la memoria de la gente.

  • Generación Vaquilla

    Generación Vaquilla

    52:56 09 mar 2018

    52:56 09 mar 2018 Los ochenta fueron el tiempo del color, la fiesta, la provocación, el optimismo, pero también la década de los atracos, los tirones, los navajeros, la heroína, el hacinamiento en las cárceles, los motines. Un mundo marginal cuya banda sonora fue compuesta por Los Chichos, Los Chunguitos y Los Calis, y que fue retratado para el cine por directores como Eloy de la Iglesia, José Antonio de la Loma o Carlos Saura. De entre todos los nombres propios que surgieron de este mundo marginal sobresale el de Juan José Moreno Cuenca, El Vaquilla (1961-2003). Convertido en carne de presidio, pasó 30 de sus 42 años en prisión. Su corta e intensa biografía fue casi televisada. Robos, fugas, juicios, motines. Allí donde estaba El Vaquilla había noticia.  

  • 51:44 01 mar 2018 Almudena Grandes, Rosa Montero, Antonio Muñoz Molina, Arturo Pérez Reverte, Javier Marías y Julio Llamazares fueron algunos de los jóvenes escritores que despuntaron en la década de los 80 y a quienes está dedicado este capítulo de Ochéntame otra vez, ‘República de las letras’. Junto a ellos, entrevista también a autores como Manuel Vicent, y recuerda nombres como el de Manuel Vázquez Montalbán, que absorbía la vida desde la calle y la llevaba literariamente a los periódicos, o los que, como Terenci Moix, se convirtieron en figuras mediáticas de la televisión.

  • 23 F: Yo lo viví

    23 F: Yo lo viví

    51:35 22 feb 2018

    51:35 22 feb 2018 El 23 de febrero de 1981 se produjo en España un golpe de Estado que sumió al país en una de sus noches más oscuras e inciertas. Y pocas veces se ha reconstruido esa noche a partir del relato de los "antihéroes" que la sufrieron en carne propia. Éste nuevo capítulo de Ochéntame, se adentra en la noche del golpe a través de personas que sintieron el miedo, el desconcierto y la confusión de esas horas, atrapados en distintos lugares de la geografía española. Recuerdos vividos de una noche oscura que el escritor Javier Cercas intenta iluminar con una obsesión que le atravesó durante años: ¿Por qué tres personas (el presidente Suárez, el militar Gutiérrez Mellado y el líder comunista Santiago Carrillo) no se tiraron al suelo cuando los guardias civiles irrumpieron a tiro limpio en el hemiciclo del Congreso?

  • 50:12 15 feb 2018 En los años ochenta se produjo un cambio de tendencia en los flujos migratorios que habían marcado la vida social y económica de los españoles desde principios del siglo XX: Por primera vez en su historia contemporánea España dejaba de enviar emigrantes al extranjero y se convertía en país de acogida. Este fenómeno, pocas veces tratado en profundidad, es el núcleo de esta nueva entrega de 'Ochéntame otra vez', que cuenta con los testimonios del director de cine y actor Carlos Iglesias, la médico dominicana Bernarda Jiménez, el actor y educador Mulie Jarju, el escritor y periodista Sergio del Molino, el presidente del Movimiento contra la Intolerancia Esteban Ibarra, y Kenia Pérez, hija de Lucrecia Pérez, empleada doméstica dominicana asesinada en Aravaca en 1992.

  • Typical Spanish

    Typical Spanish

    52:00 08 feb 2018

    52:00 08 feb 2018 El capítulo trata de construir el tópico para desvelar qué es real y qué es falso cuando utilizamos la expresión typical spanish

  • 1:22 26 ene 2018 Raúl y Javi Cantero, los hijos del Fary, recuerdan la figura de su padre y cómo su música marcó un antes y un después en España. ¿Era moderno, o cañí?

  • 00:36 26 ene 2018 En el programa 'modermo... pero cañí', Manuel Malou ha recordado sus inicios en el mundo de la música y no podía faltar su etapa en Los Golfos y su mítica canción '¿Qué pasa contigo, tío?'.

  • Modernos... pero cañí

    Modernos... pero cañí

    52:58 25 ene 2018

    52:58 25 ene 2018 En la década de los 80, en España, había sitio para todo. Sobre los escenarios, en la televisión y en las verbenas convivían felizmente "clásicos" y "modernos": junto a la explosión de la Movida permanecían los artistas de siempre como Manolo Escobar o Lola Flores a quienes, en los 80, se sumó El Fary. El Fary fue el último representante genuino del género cañí que cosechó un enorme éxito popular en una década marcada por la modernidad. Al mismo tiempo, surgieron artistas como Paco Clavel o Martirio que reciclaron y actualizaron el universo cañí con una mirada transgresora: lo reivindicaban y desmitificaban a la vez, tanto en la temática de sus canciones como con su vestuario y atrevida puesta en escena

Mostrando 1 de 10 Ver más