Ochéntame otra vez La 1

Ochéntame otra vez

Jueves a las 00:00 h.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3886803
No recomendado para menores de 7 años Ochéntame otra vez - El amigo americano - ver ahora
Transcripción completa

Bueno, este es uno de los barrios donde viven los americanos,

que ahora mismo nos obsequian con un concierto de aviación.

(Música)

-Adoramos América, la cultura, la sociedad, todo es proamericano,

la música.

(Música)

-Imagínate lo que pudo significar la llegada de los americanos.

Cabaret, prostíbulos...

-Esos años, el peor insulto que te podían hacer, gente que estaba

en el mundo de la política, "ese es de la CIA".

-Es un sentimiento transversal, ha sido compartido por la derecha

y por la izquierda.

-Los españoles, muy antiamericanos, nunca se han manifestado en contra

de las modas americanas, eso sí, luego criticamos a su gobierno.

-La gente podría ir a una manifestación, con los Levis

y luego, cansados de correr delante de los grises,

pues uno, se tomaba una Coca-Cola.

-A grito de "OTAN no, bases fuera", yo decía: "Pero con lo que molan

los americanos, ¿por qué quieren que se vayan?".

(Música)

-Reagan era la quinta esencia de todo lo que se aborrecía

de los Estados Unidos, sobre todo para la izquierda española.

"Centenares de miles de madrileños

han convertido los bulevares más céntricos de la capital española

en un auténtico océano multicolor. Todos contra Reagan".

-Era un señor conservador, un tipo aparentemente poco cultivado

desde el punto de vista intelectual,

fue un actor de segundo nivel de Hollywood.

(HABLAN EN INGLÉS)

Político no sé qué sería, pero un artista,

se ganaba a todo el mundo, besaba a niños, viejas, era genial.

No sé si tenía alguna idea de política exterior,

pero era un tipo muy atractivo, el Reagan.

-¿Son los Estados Unidos? ¿Está el encargado? El Reagan.

Sí, que se ponga.

-No era solo un presidente norteamericano, era también

el presidente norteamericano del neoliberalismo radical.

"Los movimientos pacifistas anti-OTAN, ecologistas,

y todo tipo de marginales de izquierdas, orquestaron

una fuerte contestación, que se dejó sentir fundamentalmente,

en Madrid y Barcelona".

-Digamos que se oponen a todo ese despliegue conservador

de medidas que poco a poco, van laminando el estado de bienestar

incrementando las diferencias entre ricos y pobres.

-¿Qué viene usted a protestar aquí?

-Que no le queremos.

-Pero... -En España no le queremos.

-Usted sabe que es un jefe de Estado y entonces...

-Sí, sabemos que es un jefe de Estado, de los Estados Unidos.

-En el imaginario colectivo, veía Estados Unidos como el enemigo,

como decía Ana antes, el enemigo principal de España,

no era Rusia, era América.

"Pero la violencia de las manifestaciones,

terminaron por provocar enérgicas cargas de la policía

durante la tarde del martes, en la Castellana de Madrid,

cortada al tráfico por la manifestación".

-Para serte honrado, no me enteré.

Me enteré por la prensa.

En ningún momento creo que repercutió en la visita

ni afecto a la visita.

Madrid, aeropuerto de Barajas, 4:16 minutos de la tarde.

El presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, llega a España

a bordo del avión Number One.

-Empezamos a negociar cuando iba a ser la visita de Reagan a España.

Y me llama el embajador Enders, dice:

"Bueno, ha llegado el grupo de avanzada y queremos ir a verte".

Digo: "¿Cuántos sois?". Dice: "75".

Digo: "No, venid cuatro".

Los americanos, cuando hacen viajes de estos,

entran como elefantes en cacharrería.

Al pie de la escalerilla, les esperan los Reyes de España,

don Juan Carlos y doña Sofía, que saludan con un apretón de manos

al matrimonio Reagan.

"¿Quién le recibe al presidente?" "Su Majestad, el Rey don Juan Carlos,

está dispuesto a ir a Barajas a recibirlo".

"Sí, pero hay que volver en el coche del presidente Reagan".

"En España, su Majestad el Rey, solo viaja en su coche".

"No, pues en helicóptero".

"Muy bien, ponemos un helicóptero del Ejército español".

"No, en el helicóptero de los americanos"

No había manera de ponerse de acuerdo.

-El Gobierno socialista, no es que facilite

una recepción amable de Reagan,

tampoco es que haga una recepción desagradable,

pero no la facilita.

"Por parte del ejecutivo, solo estaban en el aeropuerto de Barajas,

el presidente González y el ministro de asuntos exteriores Morán".

Para los observadores internacionales, el gobierno español

se desmarcaba de una visita, que un cúmulo de circunstancias,

hacían impopular.

Había dos partes: señor Reagan y señora Reagan.

Por parte del presidente Reagan, viene y dice: "Queremos

que el presidente Reagan vaya a la universidad y dé una charla".

"Están ustedes locos, en la facultad le van a tirar tomates".

Segunda: "Queremos que vaya a Villaverde".

Creo recordar que era fábrica de Marcelino Camacho

y sitio de los más radicales España.

"Ahí no podemos ir ni borrachos".

Al final lo cambiamos por una charla en la Fundación March.

El presidente norteamericano habló de escasamente 20 minutos,

siempre leyendo en las habituales, en los Estados Unidos,

pantallas a ambos lados del atril, que reproducen el texto.

Solo apartó los ojos para dirigirse a don Juan Carlos,

a quien citó como ejemplo moral y verdadero representante

de las aspiraciones democráticas del pueblo español.

La visita de Reagan, fue un desastre en términos de opinión pública,

seguramente, pero sin embargo, se ganó a Reagan, y de hecho,

eso facilitó mucho las cosas después.

Aquí, en Casa Botín, las primeras damas han encontrado

algo más que un restaurante, está antigua posada,

citada por Galdós y Hemingway, era hoy el centro de una expectación

donde se entremezclaban aplausos y protestas.

Básicamente, quedó claro que son interesados,

en lo que los americanos llaman "photo opportunity";

una foto, para que esa foto tenga suficiente atractivo,

vosotros, los periodistas ya lo sabéis, para que salga

en primera en el New York Times. Nada más.

Primero, la señora Reagan quiere ir a una escuela de Flamenco:

"Mire usted, en Madrid, la escuela de Flamenco está en Lavapiés,

en el tercer piso sin ascensor". Total, que organizamos que las clases

de Flamenco de del Teatro Real se dieran en el escenario,

para que en un momento dado, la señora Reagan pudiera subir

al escenario y entonces, hacer así, y que le hiciera la foto.

"Nancy Reagan, la esposa del presidente de los Estados Unidos,

ha aceptado la invitación de una de las alumnas

de la Escuela de Arte Dramático y Danza de Madrid,

y ha pasado al escenario, para bailar unos tanguillos,

ante la sorpresa primero, y el aplauso después,

de todos los presentes".

Segunda: "Queremos ver el comedor del Palacio Real".

Digo: "¿Y eso?", y dice: "No, es que queremos ver

cómo es el color de la pared para que la señora Reagan

lleve el traje apropiado".

"Nancy Reagan utilizó lentejuelas para un vestido

cuidadosamente elegido, después de que el protocolo

de la Casa Blanca se interesara por los tonos

de los salones de palacio".

-Es verdad, que hay algunas acciones que restan importancia,

en términos de imagen pública, de la visita de Reagan,

como es las manifestaciones que varios dirigentes socialistas

importantes como el alcalde de Madrid, el vicepresidente

del Gobierno, de repente, se pierdan para no tener que estar

en los actos oficiales, etc.

-Es una tradición muy vieja, la de que los jefes de Estado

que llegan a Madrid, reciban las llaves de la ciudad.

Es además, una tradición bonita, a la que no veo razones para eludir,

pero claro, es una ciudad vieja, con experiencia, culta, refinada

y sabe tomar el desaire, según de quién viene,

con mayor o menor enfado. Y no hay enfado en la ciudad

de Madrid, hay despreocupación e indiferencia.

-Políticamente, la visita, fue bien, se estrecharon relaciones,

hubo cordialidad. Felipe estuvo un rato largo a solas

con Reagan paseando por los jardines de la Moncloa.

-Según informa María Antonia Iglesias,

Felipe González ha explicado al presidente norteamericano,

que la posición española es compleja, pero que en cualquier caso,

y en tendentales, hay que tener en cuenta a la opinión pública.

-La paradoja, es que inmediatamente se produce una corriente de empatía

mutua entre Felipe González y Reagan.

-Y para Felipe González fue muy importante, porque él

ya se estaba americanizando, él ya lo había dicho,

que era mejor morir en el metro de Nueva York en el de Moscú.

-Reagan representa la cultura económica que desmantela

el estado del bienestar, los derechos sociales, que impone

la ley del más fuerte.

-Reagan, yo creo, que es parte de una ola que cambió mundo,

con Thatcher y con Reagan, el neoliberalismo.

-Es verdad. -Hemos ido abajo desde entonces.

"Para los estrategas, el mundo es una especie de tablero de ajedrez,

las piezas maestras son las grandes potencias, los países

capaces de inclinar la balanza de la fuerza militar

y de ganar las guerras.

Esas naciones, tienen una potente industria de armamento".

-La sociedad española no es que sea antiamericana, sin más,

sino que hay, digamos, determinado tipo de elementos

que remueven la opinión pública y que enlazan con cosas

que están ahí y que afloran.

En sentido positivo o negativo, porque la imagen de Estados Unidos

nunca es una imagen única, hay varias imágenes, y una de ellas

es la de país imperialista, que de alguna manera pretende

colonizar al mundo, imponer a todos sus criterios, en fin, esta es una,

y es la que aflora en determinados momentos,

como afloró en la visita de Reagan.

Reagan, el peliculero, no ha colgado las pistolas

y quiere venderle aviones, y quiere venderle aviones

a las fuerzas españolas.

Reagan iba a dar la bendición a la nueva España socialdemócrata

suavizada. Mi padre me decía:

"Hijo mío, pero ¿estos no eran los nuestros?".

Para que gastar dinero en el proyecto del FACA,

si son inflación y paro, si son inflación y paro

los enemigos que atacan.

Mi padre era un fanático del sueño americano

y de los americanos, y sobre todo, evidentemente,

de los afroamericanos.

Suelo soñar y no me gusta y esto es cuando despierto

me doy cuenta, me gusta mas mi vida.

Suelo soñar con que soy niño y que siendo más mayor

aquella meta nunca será conseguida.

Cuando Mobutu Sese Seko, en el año 74, hizo que el Congo

fuese la sede para el campeonato de los pesos pesados de boxeo,

donde peleó Muhammad Ali con Foreman, necesitaba a gente que hablara

perfectamente inglés y todos los idiomas que se hablan

en el Congo. Mi padre se presentó y fue uno de los traductores

que estuvo ahí.

Suelo soñar. Suelo soñar, a veces bueno.

Suelo soñar. Suelo soñar, a veces malo.

Les gustó tanto cómo hizo aquello, que eso provocó que pudiera

ir a Estados Unidos, le denegaron el visado para poder

entrar en Estados Unidos y no sé cómo,

acabó en Torrejón de Ardoz, donde había una base americana.

Digamos que ese fue su sueño americano.

"Torrejón es un centro neurálgico.

Dentro de la base existen 67 viviendas

para uso del personal clave".

-Cuando entrabas en la base americana todo estaba en inglés.

Si no sabías inglés, no entendías absolutamente nada.

Era como estar en un mini Estados Unidos,

y ahí lo tenían todo, totalmente, era como una especie de maqueta

de cómo es Estados Unidos.

"Sus hijos disfrutan de complejos escolares, donde pueden cursar

la enseñanza primaria y secundaria.

Esta es la clase de música".

-Mucha gente, creía que éramos norteamericanos, porque mi padre

también chuleaba de que sabía inglés, de que trabajaba en la base.

"También cuenta con gimnasio dotado de los más diversos aparatos

para mantenerse en forma, de cines dónde, como en casi

todas las dependencias, se paga en dólares".

-La cultura americana, al menos los sitios donde había

bases americanas, llegó un poco antes

y todas las cosas que había, era todo como con muchísimos colores,

con muchísimas letras. A mí me encantaban los americanos.

Molaban mucho.

-La izquierda era, por ser prosoviética,

era antiamericana, intelectualmente, políticamente...

Y yo tenía el alma partida, mi corazón estaba partido,

porque a mí me encantaban los vaqueros. Mira, yo voy de...

Todo este es de América, ¿eh? Más barato que aquí.

El 8 de enero de 68, la vi por primera vez, fíjate.

Ella vino aquí en el Junior Gerald Brooke,

que llaman ellos, para estudiar español y tal,

y tenía que alquilar un apartamento

en la calle Vallehermoso, estaba fregando el suelo y dije:

"Uy, qué apañada, esta". Con los pantalones rotos, hippy,

con una cosa aquí, en la cabeza, guapísima, dije: "Esta es".

Y así empezó el ligue. Yo tenía barba, pero larga,

parecía el Che Guevara, ¿eh? -Lo de fregar el suelo, eso,

eran todos haciéndolo, porque venía un nuevo compañero

y la casa, el piso estaba hecho una mierda. Estaba fatal.

-Se dice una porquería, no digas una mierda.

-Perdón.

Viaje de novios a las Hurdes. -Eso sí que era National Geographic.

-Claro, aquello fue un golpe tremendo, porque de Boston

a las Hurdes. -500 años.

-Inmersión total en la España, de verdad medieval.

Cuando llegamos a Almería dijo: "¡Qué maravilla!".

-Hay agua corriente. -Agua corriente, la casa...

Desde entonces nos va muy bien.

Estados Unidos, los pobres han heredado

la animadversión de España contra Inglaterra, de Felipe II

y la leyenda negra, y la armada invencible y todo aquello.

Si a eso le unes, que cuando cae el imperio español entero,

es Estados Unidos quien nos quita Cuba y Filipinas,

Puerto Rico, y unes que en la Guerra Mundial

los fascistas españoles eran germanófilos, el enemigo,

¿quién era? Pues Estados Unidos, Inglaterra,

claro, los anglófilos, los aliadófilos.

-Recuerdo, y eso probablemente dice poco a mi favor,

y seguramente no debería contarlo, ¿no?

Pero han pasado tantos años casi que me da igual,

que junto con unos amigos, que entonces éramos muy radicales,

celebramos la toma de Saigón por las tropas del vietcong

y las tropas de Vietnam del Norte.

Cosa que, desde la perspectiva de hoy,

me parece un auténtico disparate.

-Cuando yo empecé a salir con ella, decían que yo era de la CIA;

eran todos comunistas allí, los jóvenes, eran todos...

Yo parecía el Che Guevara. -Con 20 años era de la CIA, ¿no?

-Era envidia cochina, que estaban todos enamorados de ella,

era una belleza, ¿eh? También ahora, pero entonces...

-Esos años, y después, el peor insulto que te podían hacer,

a la gente que estaba en el mundo de la política, o de la oposición,

o de el periodismo, es: "Ese es de la CIA".

"A los 17 meses de conversaciones amistosas, que dan la medida

del camino recorrido por España en el terreno diplomático,

la gran nación norteamericana, emprende una política realista

con un acto de acercamiento,

que que ha tener trascendencia mundial".

¿Qué ocurrió entre el año 45, que acaba la Segunda Guerra Mundial,

y el año 53, que se autoriza a los norteamericanos

a establecer bases?

Ocurrió, que lo que había sido el antifascismo

de la Segunda Guerra Mundial, se trocó en el anticomunismo

del bloque occidental por el enfrentamiento

entre Estados Unidos y la Unión Soviética,

por la guerra fría. España estaba en una posición

geográfica ideal, en términos estratégicos,

porque podía ser una especie de plataforma de ataque,

en caso de una confrontación con la Unión Soviética.

Y al régimen de Franco, pues evidentemente le interesaba

llegar a un compromiso con la primera potencia occidental,

porque el país no podía continuar como estaba.

"La amistad, así sellada, en el Palacio de Santa Cruz,

demuestra al mundo, que entre dos países que coinciden

en un camino común,

es fácil, llegar a un acuerdo favorable para ambos".

-A partir de ahí, se va gestando el pacto

hispano-norteamericano para establecer bases militares

americanas en España, a cambio de ayuda económica

y ayuda militar al régimen de Franco.

"Ante la pregunta sobre la significación política

de los acuerdos militares y económicos firmados entre España

y Estados Unidos".

Los considero trascendentes para la paz y la seguridad

del occidente. Para España, significa

la puesta a punto más rápida de su situación defensiva

y de su movilización económica, y para el pueblo americano,

debe representar una disminución en los sacrificios futuros.

-Para el régimen era un espaldarazo brutal,

que el General, que simbolizaba la victoria aliada

sobre los nazis y sobre los fascismos en Europa,

pues vinieran, nada menos que a Madrid

y se abrazaran con el General Franco.

"En la base hispano-norteamericana de Torrejón de Ardoz,

se espera la llegada del presidente de los Estados Unidos,

General Eisenhower. En el curso de su generosa misión

de paz, va a ser huésped ilustre de Madrid".

-Es el primer presidente norteamericano que visita

oficialmente España. El régimen franquista le monta

un recibimiento absolutamente espectacular, la gente en la calle,

banderitas norteamericanas, que obviamente, no se compraban

en las tiendas, sino que estaban convenientemente distribuidas.

-Es "Bienvenido, Mister Marshall". -Claro.

(CANTA) Americano, te recibimos con alegría.

Ese gran pueblo con poderío.

Olé Virginia, y Michigan, y viva "Tersas"

que no está mal.

Y luego, el alcalde, que dice:

"Pueblo americano, noble pero ingenuo".

Es que es genial. Esa película tenéis que ponerla.

Os recibimos, americanos con alegría.

Olé mi madre, olé mi suegra y olé mi tía.

Ahí está, claramente, el amor-odio, la envidia, el resentimiento,

todo con respecto a los americanos.

"Han cumplido seis años de la firma de los acuerdos

hispano norteamericanos, y las agencias de información

y la prensa mundial, mantienen en primer plano el progreso

de las relaciones entre nuestra patria

y los Estados Unidos".

Cuando se firmaron los acuerdos de las bases, se ponen en marcha

otros dos programas; uno que es de formación

y entrenamiento militares, y otro que es de formación de técnicos,

para que España vaya asimilando poco a poco, todas las nociones

y toda la forma de organizarse, que entonces, está empezando

a circular en la OTAN. La idea es que España este metida

en la OTAN, por la puerta trasera,

que son los pactos con Estados Unidos.

-Me acuerdo de la entrevista, terrible, estaba yo con el grupo

de El País, entonces, en la ONU, el General que acompañó a Eisenhower

al abrazo con Franco, el que hizo de intérprete.

Hay una foto muy famosa, el dictador, el General Eisenhower,

y en medio de estaba Vernon Walters.

"Es que Franco no era tan malo", me decía el embajador en la ONU.

Entonces, yo apagué el cacharro, y le dije:

"Mire usted, General, ¿qué no era tan malo Franco?

Si yo, por escribir un artículo, me secuestraron, me quemaron la cara,

me torturaron... La guardia civil, con metralletas,

pero ¿qué dice usted?" El hombre, me dio un abrazo,

me acompaño hasta la salida, bueno...

Pobre Vernon Walters.

(Música)

Con mi mujer, empezamos a veranear en Rota,

y allí nos compramos una casa, y por eso conocemos desde dentro

todas las cosas que se cuentan de lo que significó la llegada

de los americanos, en los años 50, al pueblo.

Me quieres matar,

no esperes a que me duerma.

Imagínate lo que pudo significar, en un pueblo andaluz, blanco,

marinero, de los años 50, la llegada de los americanos.

Que se callen

las guitarras.

La instalación de la base supone, que de la noche a la mañana,

cambia la forma de ser, la cultura, la vida, en lo más profundo

de los habitantes de Rota.

-Soldados negros, coches despampanantes,

la llegada de una emisora de radio, donde sonaba una música que no tenía

nada que ver con la música de Andalucía, cabaret, prostíbulos...

-Y Rota, si bien externamente, aparece con una prosperidad,

hay que decir de una forma muy clara, que esa prosperidad,

es una prosperidad ficticia, de ciudad colonia.

-En Almería, cuando venía la sexta flota de los yanquis,

yo llevaba los marineros a las casas de las putas, de Las Perchas.

Era un chaval; "chewing gum", "cigarrettes", "money, money".

Me daban dinero, y luego a veces,

poníamos: "yankis, go home", en el puerto.

-Llega el rock sinfónico a Sevilla a partir de la música

de las bases norteamericanas.

-La contradicción es que mucha gente, desde luego, es partidaria de la paz,

le gusta poco convivir con el ruido de los aviones militares,

pero la economía del pueblo, depende buena parte, de la base.

-Este es uno de los barrios donde viven los americanos,

que ahora mismo nos obsequian con un concierto de aviación.

Bueno, y en un momento cuando...

(ININTELIGIBLE)

Bueno, como iba diciendo, ahora que nos deja ya el ruidito

de los aviones, este es uno de los barrios

en el que viven casi exclusivamente los americanos.

-Había dos burbujas: estaba la burbuja de la base americana,

pero luego estaba la burbuja que era el pueblo, Torrejón.

-Aquí viven, aquí se encierran y no sabemos nada de ellos.

Bueno, pues aquí están.

No deja la cultura americana ningún poso en Torrejón, ni en España

y bueno, eso es su problema.

-Así mirándolo un poco, creo que sirvió más para que los españoles

nos modernizáramos un poco que no al revés.

Yo creo que a ellos no les gustaba tanto la cultura española.

"Como es evidente, estamos en España".

-Vivían en urbanizaciones que reproducían un poco

el modelo americano, donde tenían sus propios supermercados,

con productos que no existían en España.

-¿Quiere usted un jugo de "tomaito"? -Acabo de tomar un puré de "potaito".

-La famosa crema de cacahuetes, "peanut butter", ibas a casa de Fran,

y podías comer crema de cacahuetes. Mis amigos subían a casa

porque nosotros sí teníamos crema de cacahuetes.

El jabón líquido, eso todavía no se había comercializado,

ni había llegado a España.

-Correcto. Lechuga, OK.

Remolacha cortada. Zanahoria en lonchitas.

Acción, podalera concluida. Okey.

-Cambio. Paso a horno número tres.

Padres y madres de esta nación,

no critiques lo que no comprendéis.

Dad paso a esta situación,

acabaremos con vuestra institución.

Porque los tiempos están cambiando,

porque los tiempos están cambiando,

porque los tiempos están cambiando, sin previsión.

La sociedad española, es una sociedad cuya renta per cápita

se ha incrementado de forma muy notable, que empiezan acceder

a todo un conjunto de bienes de consumo, que 20 años antes

eran todo un lujo. Se empieza por la plancha,

se sigue con el televisor, con el frigorífico, la lavadora.

-Bueno, señores, compré una nevera. Y me salió el congelador oxidado.

"El consumidor debe andar con pies de plomo y las precauciones

han de comenzar incluso antes de comprar".

-¿Esas comodidades son un síntoma de la "american way of life"?

No, pero también.

-Yo creo que aquí había unas ansias de consumir importantísimas.

Yo trabajé ya en Rubicam, una agencia de publicidad,

era director de marketing, y hacía investigación

e investigamos todo, porque decía

que había sentimiento antiamericano,

pero que en el consumo éramos muy americanos.

Y tuve razón.

-Poseer un vídeo, se está convirtiendo en algo

muy usual entre nosotros.

"La mayoría, lo utiliza para grabar programas y películas de la tele,

y fundamentalmente...".

Vitalmente, nadie era aquí proruso,

eran proamericanos. La sociedad era proamericana

y la inteligencia, digamos, era antiamericana.

-Luis García Montero, esa generación nueva de poetas,

¿de qué manera Granada ha contribuido a ella?

-El español deja de ser referente del subdesarrollo,

para habitar ya en el horizonte homologado del consumismo,

y la cultura de esa homologación,

es una cultura de carácter norteamericano.

Es lo que impone el consumo norteamericano,

el cine norteamericano.

-El cine, si yo me he criado con el cine americano,

los western, en Almería, he trabajado en todos ellos.

"En 1968, se rodaron en España 116 películas.

Para las escenas de una gran batalla, en el norte de África,

equipos, figurantes y tanques como los empleados

en la Segunda Guerra Mundial, se hayan dispuestos para el rodaje

en los campos de Almería, de la superproducción Patton.

-La cultura, la sociedad, todo es proamericano, la música.

-Yo prácticamente crecí con la música asociada a la base.

Entonces, había una pequeña parte de los torrejoneros,

que sí que estaban un poco al día,

o que sí que estábamos un poco al día.

(Música)

Los discos de música negra, prácticamente no llegaban aquí,

en España, y de repente, gracias a la base americana,

eso era algo directo.

(Música)

Por eso, Stones fue una discoteca tan importante,

porque fue el primer sitio donde podías bailar música negra.

Y ahí, evidentemente, era la discoteca donde iban

todos los afroamericanos que estaban en la base americana.

Pero ahí iba muchísima gente española que se empezó a aficionar

a la música negra, que le encantaba.

(Música)

Además, tú piensa que cuando yo era pequeño,

pues viví toda la época disco, y he disfrutado de ello muchísimo,

porque al vivir en Torrejón.

El bowling es un juego muy sencillo, lleva muchos años, con gran éxito

en todo el mundo. En estos momentos, está empezando

a tener también un gran éxito en España.

-Lo que ocurre en los años 80, es que eso ya se extiende

de una manera generalizada, en un cambio antropológico,

porque la sociedad de consumo, lo que consume,

es una cultura americana.

-Tenemos, con el imperio al que pertenecemos,

una relación curiosa de amor odio.

Por una parte culpamos al imperio de todos nuestros males,

de nuestras deficiencias; por otro lado, sentimos una admiración

identificativa con el imperio, es decir, en el fondo sabemos

que lo que hay de grande o de fuerte, creemos, lo tenemos gracias a ellos.

-En España, parafraseando también el título de una novela,

"la sombra de las bases ha sido bastante alargada".

Las escuelas de negocios que se crean en España

en la segunda mitad de los años 50,

que buena parte de ellas todavía están ahora,

se crean entonces con ayuda norteamericana.

Lo que se trataba era de ir formando a élites de estos países,

buscando interlocutores o mediadores culturales.

Digamos que se llegó a un determinado sector de las élites

o de la clase media profesional un poco más liberal.

-Yo, la verdad, es que soy muy antiamericano,

y poco a poco me fueron lavando el cerebro.

Hicieron una inversión perfecta conmigo, fíjate, la beca me la dio

una organización: "The German Marshall Fund of the United States".

Era dinero de un fondo del plan Marshall,

de "Bienvenido míster Marshall".

Yo he sido el único que ha trincado algo.

Así que lo que le decía: "Americanos, os recibimos con alegría",

yo con alegría. -"La Ford, poderosamente tecnificada,

llegó a España, ya que confía en el futuro del país,

en su vitalidad económica, y en la profesionalidad

de sus trabajadores". -Las empresas extranjeras,

las multinacionales, empiezan a instalarse en España.

Las agencias de publicidad empiezan a crecer.

El país está cambiando radicalmente. -En los años 80 yo creo que es

cuando se empezaba la americanización masiva en España.

La vida fuera de las ciudades, centros culturales, los multicines...

-Yo creo que en La Vaguada van a tener los vecinos la enorme suerte

de que van a tener una obra llena de hermosura,

donde se puede venir al cine, comer en montón de restaurantes,

poder aparcar el coche y poder comprar lo que se quiera.

-Este centro comercial de Madrid está a la altura de los mejores de Europa.

-Los intelectuales, los periodistas,

hombres, decían que eso era una glorificación del consumo.

Pasar un fin de semana en los centros comerciales...

pero para la mujer que trabaja era una bonanza.

-Consumir proteínas a lo loco en un Burger King o en un MacDonald

tampoco es necesario evidentemente, pero es un síntoma de modernidad.

Si tú, o tú,

me quisieras escuchar. O tú, sí, tú.

En los 80 el ocio de su negocio.

Y claro, hay fenómenos como el de La Movida y otros,

que si los situamos en un contexto mucho más amplio

tienen mucho más sentido.

Y yo caí enamorado de la moda juvenil,

de los precios y rebajas que yo vi,

enamorado de ti.

Cuando se puso de moda el peinado de Carl Lewis,

todos los afroamericanos iban con el fly.

Entonces tú querías peinarte igual.

Entonces la gente se creía que eras americano.

Luego te ponías a hablar en inglés, y no.

(Música)

Buenas noches, pocas prendas de vestir han llegado a alcanzar

una aceptación tan sorprendente como los pantalones tejanos.

-Es, no solo el pantalón de los vencedores,

sino de los héroes, los rebeldes, de la juventud sin prejuicios.

-Su ropa molaba mucho. Los que eran pijos,

que estaban obsesionados con los Levi's 501 etiqueta roja,

pues de repente, se los podía conseguir un americano con un precio

mucho más barato. Y a los que nos gustaba el hip hop,

las zapatillas, las gorras, que te peinaran, la música...

-Los norteamericanos tienen la gran ventaja de ser

los principales productores de contenidos y de continentes

en muchas cosas del planeta, y sus mejores difusores.

Hay series que forman parte de una época, como Falcon Crest.

(Música)

Muchas series: "Dinastía", "Flamingo Road",

eran todas series que nos enseñaban, en esa incipiente democracia

que empezamos a saborear, cómo vivían allí los americanos.

Ese esplendor, esa maravilla. Y allí nos quedábamos

los españolitos de a pie pendientes de cómo vivían esos señores.

Y si era posible vivir como ellos.

-Tenéis la fama, pero la fama cuesta.

Pues aquí es donde vais a empezar a pagar.

(Música)

Luego, por otra parte había otro tipo de series,

donde enaltecían los valores patrios, la valentía, la generosidad:

"MacGyver".

(Música)

MacGyver era ese gran inventor que empezaba siempre diciendo:

"Mi misión es esta, en esta situación no voy a encontrar dinamita.

Claro, que si allí hay un poquito de cloruro de potasio..."

Es tan grande la industria estadounidense de la imagen,

del cine, de la televisión, que ha llevado por el mundo

un patrón de comportamiento, de conducta, de consumo.

Y eso es lo que han hecho. -Estaba totalmente familiarizado

con la estética, incluso con la idiosincrasia de vida

de los protagonistas de las series y las películas de ese momento

porque los tenía al lado. Eso te ayudaba a idolatrarlos aún más.

Porque se parecían a los que veías en la tele,

de hecho, había gente: "Ah, mira, este se parece a JR.".

-JR, por lo menos para mí, esto no es más que un decir,

me parece un infeliz que tiene mala fortuna.

Porque mira que se inventa jugarretas, para hacerte

la puñeta, o tomarse una rabieta que al final no da ni una.

Es la imagen del triunfador, si hay que pisar cadáveres y llenarse

de sangre hasta los codos, pues no le importa.

Esas diabluras con tal finura y diplomacia,

que aunque tenga mala uva este tío me hace gracia.

Es más, es el típico tío que cuando le afean la conducta,

dice : "¿Pero por qué?".

El Cabo de Gata, hasta Finisterre,

¡hay que ver la gente cómo está con JR!

La potencia económica que está detrás de la industria cultural

se acaba imponiendo, pero nos tenemos que ir acostumbrando a interpretar

correctamente lo que está sucediendo. A lo mejor no tanto para combatirlo,

sino para asumirlo y actuar en consecuencia.

(CANTAN EN INGLÉS)

Adoramos a América, a Doris Day, Rock Hudson, Hollywood,

Brad Pitt, Angelina, me igual,

pero hay un amor a América, y sin embargo hay una especie

de resentimiento histórico, que pelea dentro. No se ama

lo que no se conoce, que dicen los clásicos.

(CANTAN EN INGLÉS)

Cuando conoces América ves que tiene cosas buenísimas,

mejorando lo presente.

Y también tiene cosas malísimas, porque es un país muy duro

para los débiles. No es un país para débiles América.

Si sois débiles, no vayáis. -Los telefilmes americanos

nos lo mostraban hace ya algunos años.

En ellos los protagonistas a la hora de alimentarse utilizaban

una comida sencilla, rápida y según nos hacían creer, sabrosa.

-Creo que se llamaba el Cowboy, te comías unas hamburguesas

que no te las comías en ningún otro sitio.

De hecho no había otro sitio. Porque no había MacDonald todavía,

hasta que llegó al menos a Torrejón, pasó mucho tiempo.

-¿Tú cuando estuviste en Norteamérica, Gonzalo,

durante tu tiempo de profesor, qué tal se te daban las hamburguesas?

-En la vida he comido una hamburguesa, las detesto.

Son horribles. Son la abnegación de la cocina.

-La imagen de la hamburguesa puede verse en cualquier parte del globo.

Se ha convertido en el símbolo por excelencia, junto con los tejanos

y la Coca-Cola, de la American Way of Life, el estilo de vida americano.

-Yo no diría que es americanizar, es un problema de desarrollo.

Y el desarrollo lo traen de la mano

los americanos con las multinacionales.

(Música)

Buenas noches, señores, el Consejo Atlántico firmó esta tarde

el protocolo de adhesión de España a la OTAN.

(Música)

Y hay que dejar perfectamente claro que el ingreso de España en la OTAN,

no añade a mi juicio nada a la seguridad nacional.

-En los años 80, cuando la escena norteamericana

está triunfando un movimiento conservador muy fuerte,

porque Estados Unidos ha vuelto a ese programa de intervenciones

militares y de política exterior, digamos más agresiva.

Va a volver a aflorar ese antiamericanismo.

-Entre los actos de más relieve celebrados durante este fin de semana

figura el mitin anti OTAN, pronunciado ayer por Felipe González,

secretario general del PSOE, en torno a este tema.

Ojalá fuera España un país neutral.

Yo no entiendo nada de lo que pasa aquí.

El planeta está perdiendo la razón.

A ninguna parte ya me dejan ir.

Todo el mundo me dice: "Yankee, go home".

(JALEAN) ¡Bases fuera, OTAN no!

-El grito de "¡OTAN no, bases fuera!" y yo decía: "Con lo que molan

los americanos, ¿por qué quieren que se vayan?

¿Por qué no quieren que estén los americanos?

Dicen que me vuelva a donde yo nací.

Que me quede para siempre en Oregón.

Pero a mí me gusta mucho más Madrid.

Porque allí se quita hasta mi Torrejón.

Yankee, go home. Yankee, go home.

Era muy difícil ser joven,

haberse criado en barrios obreros, o donde tenía cierta incidencia

las izquierdas, y no participar en la marcha anual contra las bases.

Eso forma parte de mis recuerdos de adolescencia.

(JALEAN) ¡Yanquis fuera, bases no!

-La OTAN estaba vinculada a la guerra fría, al armamentismo,

estaba vinculada a la subordinación estratégica a estados unidos,

estaba vinculada al país que había establecido bases militares en España

durante el franquismo.

Les devuelvo el DNI porque yo no quiero ERES,

¿dónde me van a mandar con carné de identidad?

Pues aquí hay que empezar a decir ya la verdad,

que no nos gusta morir ni en Varsovia ni en la OTAN.

Es una demostración de opinión contra el imperialismo

ya sea Yankee o ruso, me da igual. Pues que se vayan.

-Había mucha gente que pensábamos que la guerra fría

había acabado casi. Que se iba a derrumbar el mundo del este.

Y que más que potenciar una organización militar

lo que había que potenciar era la ONU, los tratados internacionales.

Y bueno, poquito después llega el referéndum de la OTAN del 86.

Y ahora, obtuso presidente,

y oír decir que es alianza,

ser de toda confianza. Siendo capaces de rectificar

en el servicio de todos cuando hay que rectificar para seguir avanzando

y dando pasos adelante, teniendo el coraje político.

Teniendo el coraje político

de anteponer los intereses de todos,

a los intereses personales o a los intereses de grupo.

Hombre blanco hablar con lengua de serpiente.

Hombre blanco hablar con lengua de serpiente.

A lo que asistimos los españoles es que a través de la utilización

radical de los medios de comunicación, del miedo,

y a través de una información controlada y masiva

de los periódicos, en una semana se consiguió cambiar

la opinión pública. -Los resultados de las encuestas

las hice yo, o sea que me las sé muy bien.

Y cómo avanzaba primero el no.

Entonces fue la famosa frase de Felipe González:

"¿Quién gestionará el no?". Dejando a entender

que él no seguiría al frente del gobierno.

Y a partir del 23, 24 de febrero,

se empezaba a imponer el sí, muy poco a poco.

-Campaña de la OTAN a tope, como suele decirse.

En el penúltimo día de la campaña del referéndum arrecian los mítines

y las declaraciones en favor del sí, del no y de la abstención.

(Música)

Se vota sobre la absolución de los infinitos errores

y promesas incumplidas del socialismo, que pretende pasar

por un Jordán diciendo: "Pues sí ha cumplido una promesa,

la del referéndum". Por cierto, la única que era mejor

que se hubieran olvidado de ella

como se han olvidado de todas las demás.

Una muralla que vaya

desde la playa hasta el monte.

Desde mi propio corazón de intelectual,

yo os digo que llevemos el no

con todo el cuerpo, con toda el alma, con toda la alegría,

con toda la esperanza hasta el día 12, desde ahora: ¡No a la OTAN!.

(Música)

En la mayor parte de la opinión pública

había un antiamericanismo latente.

¿Qué significa eso en términos de la entrada en la OTAN?

Pues que las fuerzas de izquierda no estaban,

no querían hablar de la entrada en la OTAN.

(Música)

Cerca de 13 puntos de diferencia han separado finalmente

a los partidarios de permanecer en la alianza atlántica,

de los que deseaban abandonar esta organización.

-Estas copas de champán servidas a las 10:00 de la noche

del pasado día 12, en la calle Ferraz de Madrid,

serán recordadas quizás,

como las más amargas degustadas por los socialistas,

para celebrar una victoria. -Bueno, creo que nada volverá

a ser como antes. Creo que la victoria del gobierno,

conseguida tan por los pelos, y con tantísimo trabajo sucio

creo que de alguna manera no les va a sentar a ellos bien tampoco.

-Una nueva izquierda, hija del desencanto,

y alejada del oficialismo político parece haber nacido.

-IU nace al calor del referéndum sobre la OTAN de 1986.

Se genera un movimiento pacifista muy fuerte, se crea

una plataforma cívica contra la OTAN que preside Antonio Gala.

Y al calor de esa movilización surge una confluencia política

que supere las posibilidades electorales del Partido Comunista.

-Esta plataforma cívica me parece que debe ser

a partir de ahora la que aglutine, en estos momentos cualquier

movimiento, que yo diría fundamentalmente sociológico,

de respuesta a un bipartidismo que creo que es negativo

para el país. (JALEAN) ¡OTAN no, bases fuera!

-Los españoles muy antiamericanos nunca se han manifestado en contra

de las modas americanas, los españoles no.

Eso sí, luego criticamos a su gobierno.

Esto es una cosa muy peculiar de los españoles.

-La gente podría ir a una manifestación

en contra de Norteamérica, de las bases, de lo que fuera,

pero yo creo que en aquella época iban con zapatillas John Smith.

Con los Levi's... Pues uno se tomaba una Coca-Cola.

(Música)

Cuando entré en Coca-Cola tenía una fotografía que era

una Coca-Cola con un trapo, con un cóctel molotov,

y uno de los jefes me dijo que eso lo tenía que retirar.

La tuve como durante tres días. -Esa resistencia hacia la Coca-Cola

tiene aquí ese elemento de síntesis que debo reconocer que yo

no he probado jamás pero que sé que se lava el Calimocho.

-Halloween: asombroso.

Cómo una costumbre tan autóctona y tan disparatada haya prendido.

Niños, niñas y los demás, si venís os voy a enseñar

algo extraño que hay aquí: la ciudad de Halloween.

Esto es Halloween, esto es Halloween.

El Halloween empezaba a tener éxito por el cine.

Yo en Halloween llevaba a mis niños, teníamos que ir

a los barrios de la base de Torrejón para que conocieran las costumbres.

Y luego, bueno, donde vivimos ahora...

Halloween es grandísimo. Todos los niños disfrazados.

-Todo esto me resulta un poco extraño, ¿no?

Y a veces hasta podría decir, que me incomoda

pero probablemente es imparable. -Los americanos, yo creo,

que han tenido la gran virtud cultural

de crear la imaginería que se corresponde a la sensibilidad

de nuestro tiempo. Y han creado una poética en todos los niveles,

del literario hasta el grafismo, pasando por otra serie

de consideraciones. Yo a la transmisión de patrimonios

culturales no me opondría jamás. Que cada cultura los asimile

como pueda o como sepa. -Aquí se celebraba en el día

de Todos los Santos, que más o menos es un día triste.

Y es muy interesante porque al final es la sociedad quien decide

porqué vamos a tener una celebración triste

si podemos tener algo más festivo como es esto de Halloween.

Al mundo entero quiero dar un mensaje de paz.

(EN BUCLE) Los Reyes, los Reyes.

-¿Para qué quieres que vengan los Reyes?

-Porque... Para dar juguetes.

La alegre Navidad.

Los americanos con la Navidad era una pasada, o sea, hacían

un tuneado en la casa... El árbol de Navidad, los suyos eran inmensos,

llenos de luces y con un montón de cosas,

y luego la casa totalmente adornada. Y que no tenían portal de Belén.

(VILLANCICO EN INGLÉS)

Lo que sería San Nicolás, no tenía una representación.

Había gente que en los países escandinavos lo representaban

como un enanito, y además muy delgadito.

Y lo que hizo un pintor que preparaba publicidad para Coca-Cola,

en una campaña de Navidad trazó las líneas de este señor grande,

bonachón, y rechoncho, y lo vistió de rojo. Y este era Santa Claus.

(Música)

No hubiera pasado nada si no fuera porque Coca-Cola reiteradamente

siguió año tras año en Navidades utilizando esa imagen.

Y es la repetición quien al final

hace que eso se haya convertido en el símbolo de Papá Noel.

(VILLANCICO EN INGLÉS)

-A mí lo que me preocupa de la experimentación cultural

es cuando se ejerce en la modificación artificial

de la conciencia del país receptor.

Cuando a un país a través de la cultura

como creación de conciencia, se le cambian sus necesidades.

E incluso el conocimiento de sí mismo y de sus necesidades en la historia.

(RAPEA) A por ti yo voy también con mi papel,

reparto tantas hostias como trolas el Rappel.

-La música negra iba evolucionando, y de repente cuando el hip hop entra

aquí, los americanos de la base lo empiezan a escuchar en el año 84.

Fue fundamental para que una pequeña parte de la americanización

entrara también en España. -Bueno, pues vamos con la primera

final de este segundo trimestre de 1986,

en nuestro concurso "A todo break" aquí en "Tocata".

(Música hip hop)

Ser negro te ayudaba y te perjudicaba,

te veían negro y era: "Este tiene que bailar break sí o sí".

Y yo era bastante malo para bailar break.

-Dentro del movimiento hip hop está el "break dance",

el grafiti y la forma de música es el rap.

(RAPEA) -Madrid se podría decir que es

un poco como una de las cunas del rap en España.

Y Torrejón una de las cunas del rap en Madrid.

(RAPEA)

-Mucha gente muy antiamericanos

veían el hip hop como eso, como algo superamericano.

una cosa de yanquis. (RAPEA) Si el dinero que se invierte

en armamento o en la NASA se lo dieran a los pobres

todos tendrían una casa. Un paso atrás, es la humanidad.

-El hip hop es una cosa americana que critica la sociedad americana.

Esa injusticia o ese desnivel que hay entre unas clases y otras.

-El hip hop posee también una faceta política y social que se refleja

a través del movimiento pacifista y antirracista

llamado "La nación zulú".

Predicado por el Dj Afrika Bambaataa.

-Estados Unidos es capaz de generar su propio antídoto.

Esto es algo que muchas veces se nos olvida.

(Música)

Se fueron, Míster Marshall acaba de llevarse de la base de Torrejón

los últimos cazabombarderos. Es desde luego el fin de una época.

-Los pilotos de estos cuatro aviones de guerra

van a despegar de Torrejón.

Es una ocasión especial, ninguno volverá de nuevo aquí,

a la pista más larga de Europa.

(CANTAN EN INGLÉS)

-Yo tenía a los americanos tan idolatrados

que me parecía todo en ellos muy, muy, muy positivo.

Cuando se fueron en el 92, 93, sí les vi un poco endiosados,

un poco "somos lo mejor". Pero creo que no le pasaba

a los americanos con los españoles, les pasó a los norteamericanos

con el mundo entero. Sobre todo no porque se creyeran lo más,

sino porque se creían que tú eras menos.

-Pues ya se podían haber ido hace mucho tiempo.

Así que, lo que nos están haciendo aquí...

Bueno, que no se puede dormir ni hablar siquiera.

-Porque aquí han dejado muchos puestos de trabajo,

han dejado mucho dinero por aquí,

y la verdad es que mal no nos han hecho.

-Entre los militares y sus familias,

los que se han ido y los que se irán de Torrejón,

suman más de 10.000 personas.

-Cuando tú te vas enterando de qué va la cultura,

o tienes algún amigo norteamericano que te dice: "Nosotros también somos

unos muertos de hambre como vosotros pero con zapatillas que molan".

-Ahora en el momento de la despedida los sentimientos son dispares.

Para el numeroso contingente militar de origen hispano

la partida apenas deja entrever la pesadumbre de un nuevo destino.

-Cuando se empezaron a globalizar las cosas,

y de repente tú también, sin la necesidad de los americanos

y la base podías tener las mismas cosas que ellos,

dices: "Bueno, a lo mejor yo no soy tan pequeño

y aquí por nuestros propios méritos

podemos estar a la misma altura que vosotros.

-La función de un imperio es tratar de sobrevivir.

En esa situación está el imperio americano en esos momentos,

y cualquier método que encuentre para esta supervivencia lo emplea.

Entonces ante eso podemos ser simples espectadores,

espectadores irónicos, baratos, críticos en otros momentos,

pero sobre todo hemos de saber muy claramente

qué papel cumplimos nosotros desde esta provincia del imperio

y quizás no resignarnos al papel de víctimas.

-Las cinco empresas norteamericanas

con mayor capitalización bursátil

en Wall Street, las cinco primeras,

Apple, Google, Amazon, Microsoft y luego Facebook.

¿Significa eso que hay una especie de hegemonía norteamericana

sobre el mundo ligado a las nuevas tecnologías

y a la revolución digital? Probablemente sí que significa eso.

(Música en inglés)

Cualquier persona que no haya estado en Estados Unidos y de repente

aterriza en Nueva York, se encuentra como en casa

porque la sensación es "esto lo conozco".

Porque es que ha salido en tantas películas, que al final es

como un déjà vu, esto yo ya lo he vivido.

(Música)

Hay una América en el este y en el oeste,

California y Nueva York y Boston, y Chicago, que son modernos,

que son solidarios, son generosos.

-Un europeo liberal se puede sentir muy a gusto

en cualquiera de los lados. En el centro es

es el matiz de la raza americana. -Son fascistas.

-Bueno, y racistas. -Y esclavistas.

América es un continente enorme, hay que conocerlo para quererlo.

(Música)

Los Estados Unidos siempre ha sido el ejemplo

de la lucha del más fuerte, y la verdad es que los derechos

y los amparos sociales brillan por su ausencia.

Por ejemplo, un sistema sanitario como el que goza España

y como el que querríamos mantener, pues es impensable en Estados Unidos.

-Sin embargo no se habla de otros valores que son los valores

de formación, honestidad, civismo.

Que sin embargo sí forman parte de la sociedad americana

de una manera muy fuerte. Delibes dice que en España

se presta tanta atención al turismo como los norteamericanos prestan

a la educación y a la ciencia. Eso forma parte de la sociedad

americana. Una capacidad para reconocer el mérito.

Para incentivarlo y para formarlo. Ese tipo de valores, nos haría falta

dosis mayores de las que tenemos nosotros.

(Música)

Si no quieres aguantar y te quieres liberar

una frase te diré: solo se vive una vez.

(A LA VEZ) Si no quieres discutir y te quieres divertir

escúchame bien. (CANTAN) Solo se vive una vez.

-Hemos sido dos mujeres que venimos de una raza que es la gitana

y rompimos con muchas cosas. Y enciende tu transistor,

y siente unas cosquillitas por los pies. Ay, ay, ay.

Prepárate para bailar. A mí me encantaban los Beatles.

Hubo un periodista en Huelva que nos llamó

los Beatles de la sevillana. Si te quieres rumbear,

puedes bailar mi rumbita. Si te quieres rumbear,

puedes bailar mi rumbita. No te vayas a parar,

báilala muy seguidita.

¡Qué cara más bonita tiene esa niña!

¡Qué cara más bonita! A mí me va.

¡Qué cara más bonita! Yo quisiera enamorarla.

¡Qué cara más bonita! Y no se deja enamorar.

Nosotros lo que intentábamos era

darle la máxima categoría al mundo de la sevillana, de la rumba.

Y de que lo nuestro fuera lo mejor.

Eh, Macarena. ¡Ay! Macarena tiene un novio se llama,

que se llama de apellido Vitorino,

y en la jura de bandera del muchacho,

se la dio con dos amigos. ¡Ay!

Yo, yo, yo quiero besarte,

yo quiero siempre acariciarte,

yo quiero ser tu mar esta tarde.

(Música)

  • El amigo americano

Ochéntame otra vez - El amigo americano

27 ene 2017

Aunque las bases se instalan en el año 53, con la llegada de la democracia el estilo de vida americano se extiende por varios frentes. Hay un hecho político que es el detonante del relato, la polémica visita de Reagan a España, con el gobierno socialista. La calle hierve con el conflicto de la OTAN, con la renegociación de las bases, a la vez que la cultura americana arrasa en las nuevas generaciones y nos mete en la sociedad del consumo: cine (Grease), las series (Mac Gyver, El héroe americano, Dallas, Dinastía), las marcas (Levis), las cadenas de comida rápida de las grandes corporaciones (Burger King), los adosados...

ver más sobre "Ochéntame otra vez - El amigo americano" ver menos sobre "Ochéntame otra vez - El amigo americano"
Clips

Los últimos 162 programas de Ochéntame otra vez

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios