www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.8.0/js
3613938
Para todos los públicos Mundo Hacker - Menores en la red (2) - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Mucha gente en la calle todavía desconoce los riesgos

a los que los menores se enfrentan en internet.

Los delitos de menores en redes sociales

han aumentado drásticamente a lo largo de este año.

La llegada de internet, de una manera global,

ha traído nuevas amenazas para nuestros menores.

Lo que se va a generar, por la parte del padre,

son alertas si el menor intenta visitar algún sitio

que no está permitido.

-Son huérfanos digitales

que ante los peligros, no saben cómo reaccionar

y tampoco saben que pueden contar con los adultos.

-Queremos que sea una herramienta de ayuda,

no de control y prohibición.

(Continúa la música)

Las nuevas tecnologías e internet acompañan a los menores

las 24 horas del día desde edades cada vez más tempranas,

por lo que los riesgos les siguen también allá donde estén,

en casa, en el colegio, en sus ordenadores,

en las redes sociales, en sus móviles.

Cada vez hay más mecanismos destinados a perseguir

a los autores de estos delitos digitales contra menores,

pero no es suficiente,

toda la sociedad debe conocer los riesgos

y las medidas para prevenirlos.

Cuanta más información se disponga,

más herramientas tendremos para luchar contra estas amenazas.

En el anterior episodio de "Mundo hacker",

vimos algunos de los peligros a los que pueden enfrentarse,

ahora, vamos a descubrir los mayores riesgos

derivados de las nuevas tecnologías y las redes sociales.

Y, sobre todo, aprender a prevenirlos, evitarlos

y saber cómo actuar si ha sucedido algún ataque a menores en la red.

Los menores tienen, cada vez,

más acceso a internet y a las redes sociales,

pero también están más expuestos a los riesgos.

¿Conocemos cuáles son las amenazas

a las que se enfrentan los menores en la red?

Vamos a salir a averiguarlo.

¿Conoces este tipo de riesgos? Bullying, por ejemplo.

-Ahora se está hablando mucho de pederastia y cosas de estas,

muy mal rollo.

-No me gusta que mi nieta navegue por internet,

porque la mandan cosas que no me gustan.

¿Crees que a los menores habría que, de alguna forma, controlar

su acceso a internet y a las redes sociales?

Sí, mi padre, antiguamente, ponía control paternal

en algunas páginas, eso viene bien.

-Controlaría las redes sociales que son para niños.

¿Sabes lo que es esto del "sexting" y del "grooming"?

Ni idea.

-"Sexting" creo que es algo de mensajes eróticos.

-No, no tengo ni idea.

Si te hablo de "ciberbullying", "ciberacoso", te suena un poco más.

Sí, además, está como muy de moda.

-Ciberbullying es acoso entre los niños,

igual que en la vida real, pero por las redes sociales.

¿Crees que hay suficiente protección para los menores en internet?

Desde luego que no.

-Sí, pero creo que falta mucho por hacer.

Con estas preguntas, acabamos de comprobar cómo, efectivamente,

mucha gente en la calle todavía desconoce

los riesgos a los que los menores se enfrentan en internet

y es una verdadera lástima, Antonio, porque es un tema

sobre el que toda la sociedad debería estar concienciada.

La llegada de internet, de una manera global,

ha traído nuevas amenazas para nuestros menores,

por eso hemos querido traer a nuestros espectros,

que trabajan en temas relacionados con menores e internet.

Son profesionales reconocidos nacional e internacionalmente

en temas de seguridad en internet, ellos son hackers.

(Música)

Para hablar de este tema tan sensible,

como son los menores en la red y sus riesgos,

hemos traído a los expertos,

ellos son Rubén y Carlos, gracias por estar con nosotros.

Hablamos de un tema muy delicado,

gente como tú que trabaja en casos de este tipo y los ha visto,

me gustaría saber

cómo comienzan nuestros menores el problema en internet.

Hace unos años, el control del acceso a internet

se podía cerrar a lo que es el ordenador en el salón,

en un sitio público de la casa.

Ahora, tenemos móviles, tablets, consolas...

Y es fundamental que se conozcan determinados conceptos

como, por ejemplo, el ciberbullying, el ciberacoso,

que es cierto que, últimamente, se está hablando más del tema,

pero Rubén, defínenos qué es esto.

El ciberbullying es cuando un menor acosa a otro menor

utilizando medios telemáticos como redes sociales, foros,

mensajería instantánea...

Hay páginas en internet que se dedican a recoger casos reales

para ayudar a las víctimas.

Cuéntanos un caso real que conozcas.

Uno que me pareció bastante interesante

por la solución que se adoptó lo cuenta a un padre

en el que dice que su hija fue víctima de ciberbullying

cuando se unió a un grupo de WhatsApp con otros compañeros de su clase.

En ese grupo, comenzaron a acosar a su hija, a insultarla.

Eran menores de 13 años y, por lo tanto, inimputables.

Pero el padre pensó "¿Qué alternativa y solución puede tomar?"

y dijo: "Igual que los acosadores son menores de 13 años,

tampoco tienen edad suficiente

para ser los titulares de una línea telefónica".

Entonces, decidió poner la denuncia

por acoso contra un número de teléfono.

La Guardia Civil tuvo que identificar al propietario de ese número...

Que, en este caso, sería al padre.

En este caso, sería el padre del acosador

y le puso ante la situación de, o cargar el padre con la culpa,

o identificar a su hijo como el acosador del otro menor.

A raíz de esta decisión,

la Guardia Civil empezó a llevar a declarar ante el juez

a los padres de los acosadores, y el problema se solucionó de raíz.

Hay dos términos que están muy de boga,

que igual muchos padres desconocen

y quisiera, Carlos, que nos explicases.

¿Qué es el "grooming" y el famoso "sexting"?

El "grooming" son estas técnicas que comentábamos,

utilizadas por adultos para conseguir acceder a un menor,

conseguir una primera información y una vez que la tengan,

esa fotografía, esa evidencia, empezar a presionarle

y llegar a los casos que hemos tenido, terribles.

Hay un caso muy interesante producido en la zona de Alicante

en el cual, ya no era un adulto solo el que presionaba a un menor

para obtener información, sino que utilizaba su propio hijo,

haciendo ciberbullying a la vez, para conseguir ese objetivo.

¿Y la parte del "sexting"?

Es ese término que tiene que ver, sobre todo,

con las fotografías de ámbito erótico, sexual.

Un menor le pide a otro menor: "Mándame una foto".

El problema es que una vez que una fotografía está en internet,

eso no lo borra nadie.

La mejor manera de evitarlo es no pedir estas fotografías,

no hacer estas fotografías,

y si has cometido el error de hacerla,

no se la envíes a nadie.

Lo mejor que podemos hacer es ver un reportaje

con algún tipo de soluciones o para comprender el problema

todos los padres o todos los tutores, profesores.

Vamos a ver el reportaje que tenemos preparado para vosotros.

(Música)

Vosotros sois los propulsores de la iniciativa "X1red+segura".

¿Creéis que el problema de todo eso de los menores en internet

está en los padres, en los propios menores,

en los profesores, en la sociedad, dónde está?

Imagino que todos tenemos que poner un granito de arena

para que esto mejore.

Tanto como adultos, usuarios de internet,

como adultos no usuarios de internet,

pero con menores y adolescentes que utilizan las nuevas tecnologías.

No tenemos que saber informática, no tenemos que saber su cibermundo,

pero sí tenemos que saber y concienciar a esos más pequeños

que si tienen un problema, tienen que venir a contárnoslo

y que nosotros, vamos a saber responderles.

Educación, pero también educación en digital.

Prohibir las nuevas tecnologías o prohibir el uso de internet

es una tontería, lo importante es dar soluciones y consejos.

Cuando entráis en el aula o habláis con los chavales,

¿cuáles son los consejos básicos, lo más importante?

El más básico es el sentido común.

Cuando era pequeño, mi padre, al principio,

me llevaba al parque a jugar al fútbol

y no me dejaba ir solo al parque, él me acompañaba, jugaba conmigo

y cuando ya crecía y consideraba que era lo suficientemente mayor

como para salir solo, me dejaba caminar

y me dejaba ir al parque a buscar otros amigos.

En internet, pasa lo mismo.

No podemos dejar a los niños que jueguen al juego de turno,

porque tengan 6, 7 años y sepan manejar un ordenador.

Hay que acompañarles, jugar con ellos durante el principio de su vida,

durante la primera etapa, y cuando tengan la madurez adecuada

como para comprender lo que hay en internet,

comenzar a dejarles a navegar solos.

-Hablan de nativos digitales, hablan de inmigrantes digitales,

hablan de una brecha digital

y sí, es cierto que existe una brecha digital,

pero no hay nativos digitales o inmigrantes digitales.

Estamos creando, con esta desidia a la hora de dejar a nuestros menores

apartados, para que no nos molesten, con los dispositivos móviles,

lo que estamos generando son huérfanos digitales

que ante los peligros, no saben cómo reaccionar

y tampoco saben que pueden contar con los adultos.

Están expuestos, al igual que cualquier adulto,

a estafas, robos de identidad,

pero también están expuestos a ciberdepredadores

que van a ir a buscarlos, precisamente, donde están los menores

y, ¿dónde están? En los juegos online.

Jugar al parchís, no tiene ningún peligro,

pero al lado del parchís online hay un chat

y ahí es donde está el peligro.

Tenemos que concienciarnos todos de que un menor en internet

nunca debe de estar solo hasta que no se tenga la certeza

de que va a ser autosuficiente y que, ante cualquier problema,

va a contar con nosotros.

Por último, la frase que siempre usas, Ángel, me encanta.

En internet, nosotros somos nuestra mayor vulnerabilidad,

pero también somos nuestro mejor antivirus.

Aunque, normalmente, terminamos con otra frase, ¿verdad?

-Nos vemos en la red.

(Música)

Seguimos avanzando en la temática y el problema

que intentamos informar a la gente.

Me interesan las consecuencias, en muchos casos, dramáticas,

que tienen todo este tipo de ataques a nuestros menores.

Las consecuencias son terribles, desde daños psicológicos

y de interacción con sus amigos a temas, por ejemplo,

de pornografía infantil, temas de prostitución

y, en el peor de los casos, suicidios.

Lo que veo que es muy importante, Rubén, es que, para los padres,

para los profesores, para la sociedad en general,

¿cómo pueden ellos detectar

que un menor está siendo acosado a través de internet,

que tiene uno de estos problemas? ¿Cómo lo detectan inicialmente?

Hay un conjunto de evidencias que, cuando las pones en común,

pueden avisar de que un menor está siendo víctima

de un caso de ciberbullying, de sexting, de grooming...

Una serie de indicios que los padres tienen que observar poco a poco

y una vez que lo detectan, ¿qué hacen? Denuncian.

Lo primero que tendrían que hacer los padres

es darle comprensión y, sobre todo, hacerle ver al niño

que cualquier medida que se tome va a ser de acuerdo con él,

pero, al final, lo que tienen que hacer,

es hacerle ver que el no hacer nada lo único que va a hacer

es volver la situación insostenible,

entonces, ahí es cuando hay que denunciar.

¿Dónde deberíamos dirigirnos, como padres?

O a la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional

o al Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil.

Existen una serie de protocolos, de procedimientos,

que, cuando esto se denuncia, ellos entran en acción.

Carlos y Rubén han trabajado en casos de este tipo,

ellos saben reconstruir todo este tipo de artimañas

que utilizan o adultos o adolescentes

para hacer daño a nuestros menores.

Salgamos a la calle, hagámoslo en real,

para prevenir a la gente. Vamos a verlo.

(Música)

Ya hemos puesto el código QR, la trampa para los menores,

ahora hay que esperar un rato a que puedan caer en la trampa

y me gustaría ir a la oficina

para que me cuentes exactamente cómo funciona esa trampa.

Ya hemos estado en la calle,

hemos colocado el cartel en la marquesina próxima al colegio

y me dices que este ataque tiene varias fases.

La primera, lo que hemos hecho ha sido coger un cartel

y le hemos aplicado un diseño que sea interesante.

En este caso, como el público objetivo son menores,

un diseño enfocado a ello.

La palabra mágica, "Regalos", y hemos puesto un código QR,

que nos redirigirá a una página web.

Estamos atacando a adolescentes de 15, 16, 17 años

que están en el instituto y esta gente, se supone que verá...

Ellos, los que van a ver es un cartel como este,

en el cual no hay información, y un código.

Ya sabes que el ser humano tiende a ser curioso por naturaleza

y, ¿qué es lo que va a hacer cuando vean el código?

Tomar el código en su smartphone.

Debemos de ser muy conscientes en esto,

no cualquier código QR que veamos en cualquier sitio,

debemos de leerlo con nuestro lector de código QR del teléfono.

En este momento, vamos a pasar a la fase 2.

Hemos creado un código QR y ese código va a una página web.

¿Qué hay en esa página web?

Hemos montado un servidor con tecnología Linux

que utilizamos nosotros en el trabajo para pruebas de hacking ético.

Para ello, hemos montado una herramienta que se llama BeEF,

que es una herramienta que nos permitirá

capturar la pestaña del navegador que se conecte a él,

de forma automática,

sin que el usuario tenga que hacer nada más que abrir el link,

y a partir de ahí, podremos realizar una serie de tareas

sin que el usuario sea consciente. Esto es muy importante,

en el momento que hemos leído el código QR,

el navegador que llevamos en nuestro teléfono

queda, se llama "hookeado",

y el dispositivo está bajo nuestro control.

Una de las capacidades de esta herramienta

una vez que visitas la página, es redirigirte a otros sitios.

Lo que hemos hecho es una emulación

como si redirigiéramos al usuario a Gmail, pero, en realidad,

estamos haciendo un "fishing" de sus credenciales,

es decir, él verá el teléfono o en su tablet la página de Gmail,

va a meter sus credenciales, pero, en realidad,

las está introduciendo en nuestra herramienta.

Como esto es cuestión de tiempo, voy a probarlo con el mío,

y vamos a ver...

Ya está, ¿y ahora?

Ahora vamos al ordenador y, si todo ha ido bien,

veremos que se ha conectado un nuevo dispositivo,

en este caso, tu teléfono móvil.

Podemos ver que tenemos un teléfono de la tecnología de ese fabricante,

tenemos todos los datos del dispositivo.

(Música)

Y mira, hay otra persona más que se acaba de conectar ahora.

(Continúa la música)

(Música)

Una de las opciones que tienen los padres,

precisamente, para controlar la navegación de los menores

es con herramientas de control parental,

¿no es así, Josep? Así es.

Una herramienta que puede ayudarles a vigilar, no solo la navegación,

sino también las aplicaciones que instalan o el uso que hacen.

Precisamente, vamos a ver una de estas herramientas.

Sería una aplicación móvil y también tiene su parte web.

Realmente, puede funcionar en el dispositivo del menor,

el padre o la madre puede instalar una especie de control

en su propio dispositivo donde pueda gestionarlo,

o puede hacerlo desde una página web preparada para tal efecto.

¿Cuál sería el objetivo? El padre instala al menor

en su dispositivo móvil esta aplicación,

también él tiene la opción

de instalárselo en su propio dispositivo

para controlarlo de forma remota. Exactamente.

Lo que te va a generar, por la parte del padre, son alertas

si el menor intenta visitar algún sitio que no está permitido

o si está, por ejemplo, intentando ejecutar alguna aplicación,

pero también puede recibir peticiones del menor, es decir,

hay, a veces, controles muy estrictos que, a lo mejor, el padre considera

que su hijo es lo suficientemente adulto como para visitar esa web,

entonces, puede, el menor, enviar una petición

y el padre o la madre decir: "Te permito que accedas".

El padre o la madre, desde su móvil, desde su smartphone...

Recibirá un correo y lo puede aceptar.

"Te dejo que accedas a esta página o te la rechazo".

Exactamente.

¿Hay una especie de base de datos con páginas web peligrosas,

en este caso, para los menores? Así es, y se van actualizando.

¿Aparte, los padres pueden añadir otras que ellos crean conveniente?

Hay un filtro web que tú puedes añadir o bloquear

lo que son las páginas que creas que no sean convenientes,

pero la mayoría están ya incluidas.

Esta sería la interfaz que el padre vería, ¿no?

Aquí, por ejemplo, cambian las reglas,

incluso añadir, aunque sea solamente por tema de contenido,

con unas reglas que ya vienen predefinidas,

categorías web, cuántas están permitidas, denegadas,

si son para un tema adulto, según tema de intereses.

Hay muchas categorías y muchas posibilidades de personalización.

Cada menor tiene, no solo, sus gustos y sus aficiones,

sino que un menor de 9 años puede ser muy diferente,

incluso, estar más maduro, que otro que puede ser más adulto.

Lo importante es personalizarlo en función de la edad del menor,

de sus gustos y de más.

El menor que tenga la aplicación instalada en su dispositivo,

¿qué es lo que notaría?

Cuando están intentando acceder a algún sitio

que esté no permitido, entonces, aparecería una pantalla

que nosotros ponemos, más o menos, simpática,

hemos creado una mascota que dice:

"Este contenido no es adecuado para ti

o esta aplicación no es adecuada

o ya has pasado el límite del tiempo para jugar,

si quieres más tiempo, pídeselo a tus padres".

¿También podemos hacer eso?

Si está jugando con una aplicación

y no queremos que siga más de 30 minutos al día...

Puedes establecer horarios.

Por ejemplo, durante la semana, de lunes a viernes,

quiero que juegues solamente entre las 7 y las 9 de la noche

y los fines de semana te doy más manga ancha.

Esto es fantástico para controlar que los menores

no estén las 24 horas del día pegados al móvil.

Incluso, podemos evitar ciertos comportamientos, ¿no?

Ya sean de ciberacoso y de más con este tipo de herramientas.

En este caso, el tema de limitación de los horarios

está más pensado para evitar controles de adicción,

que no estén pegados a la pantallita. Muy presente hoy en día.

En menores y en adultos, hay que tenerlo muy en cuenta.

El tema de ciberacoso es más delicado,

entonces, lo que puede hacerse es un filtrado

a ciertas redes sociales.

Lo puedes filtrar a las aplicaciones,

pero creemos que es mucho más importante

la comunicación entre padres y menores

y que haya una confianza que permita al menor

acudir a sus padres si se ven en esa situación.

(Música)

Mira, hay otra persona más que se acaba de conectar.

Me muestras que tienes una cuenta de Gmail con una password.

Sí, es correcto.

Esto es del otro teléfono que ha sido infectado.

Como comentábamos, alguien se ha debido de conectar

con un dispositivo móvil y, automáticamente,

el sistema le ha redirigido a una página de Gmail,

pero, en realidad, esa página no es la de Gmail,

sino una contenida en la herramienta,

entonces, el usuario ha intentado meter sus credenciales

y es lo que estás viendo aquí.

Por eso, tengo la password de Gmail de esta persona.

Esto ha sido todo automático, ¿no?

De alguna manera, la persona, que no soy yo,

ha sido redirigido a una falsa Gmail,

ha introducido sus credenciales

y tengo la cuenta de correo electrónico y la password.

Eso es, además, una vez que introduce el usuario y contraseña, no le logea,

pero le reenvía al Google original, por lo que, ¿tú qué pensarías?

Que ha habido un error al meter la contraseña,

me he equivocado y lo intento de nuevo, ¿no?

Eso es.

¿Qué otras cosas interesantes podría hacer un atacante

utilizando esta herramienta? Imagínate que publicáramos un juego.

Mientras el usuario esté jugando, en un determinado momento,

le sacamos un pop up pidiéndole su usuario de Facebook

para poder seguir jugando

y automáticamente, podemos capturar otro tipo de credenciales.

Pero no queda ahí solo, la herramienta nos va a permitir,

incluso, hacer otro tipo de ataques,

con una intención bastante más cuestionable.

Puedo buscar cualquier término en Google desde tu navegador,

desde tu móvil, sin que el usuario sea consciente de ello.

Imaginemos que, sin darnos cuenta, nuestro teléfono estuviese visitando

contenidos de pedofilia o contenidos terroristas.

Incluso, podríamos llegar a enviar un troyano, es decir,

ya no solo jugar con su navegador, sino mandarle una aplicación en forma

de una supuesta actualización dentro del propio navegador,

ese típico pop up: "Tu versión está desactualizada",

el usuario le pega y ya tendríamos acceso total y absoluto.

Solo quiero un consejo básico para intentar evitar, en la medida,

este tipo de aplicaciones maliciosas.

Tenemos que tener en cuenta que no abriríamos nunca una página

que sea hackeameahoramismo.com,

¿por qué vamos a escanear un código QR

del cual no sabemos absolutamente nada?

Mejor ser cautos y tener cuidado.

Intentar verificar la procedencia de la compañía que está detrás,

la autenticidad de ello,

no abrir estos "minienlaces" abreviados, etc.

Carlos, solo me queda una cosa, darte las gracias, como siempre,

y que nos vemos en la siguiente. Por supuesto.

-El objetivo de este programa

es conocer los riesgos para aprender a protegernos.

Ahora que sabemos lo que puede ocurrir,

es el momento de llevar los consejos de los profesionales a la práctica.

Aunque los códigos QR no son una tecnología peligrosa en sí misma,

no es recomendable escanear los códigos

de los que no conozcamos su procedencia.

Por regla general, siempre que te conectes a un sitio web

donde vayas a introducir credenciales o información sensible,

asegúrate, en la barra de direcciones de tu navegador,

de que aparece "HTTPS",

significa que estás navegando por un sitio seguro.

Equipa a tus dispositivos con soluciones de seguridad

que permitan advertirte cuando estás accediendo a sitios ilegítimos,

fraudulentos o se esté descargando algún tipo de software malicioso.

Recuerda, en la red puedes estar seguro,

solo tienes que saber cómo.

(Música)

El tema de ciberacoso es más delicado.

Esto es algo muy importante, porque vosotros participáis

en muchas charlas, en conferencias, intentando concienciar,

tanto a menores como a los padres, de todo este tipo de riesgos.

Así es, nosotros creemos que la aplicación en sí,

una aplicación de control parental,

ayuda a los padres a proteger o, incluso, por así decirlo,

a mejorar la educación digital de sus hijos,

pero es una herramienta,

la educación la tienen que recibir de ellos mismos, de sus padres

y como tales, creemos en la concienciación como base.

Segundo, en la comunicación entre menores y adultos,

que haya una confianza recíproca.

Que los adultos pueden aprender de lo que hacen los menores

y los menores tengan la confianza para comunicarse con sus padres

si hay algún problema.

Y tercero, que sepan dónde buscar o a quién acudir

si hay algún problema.

Muchos padres nos preguntan: "¿Qué hago con este caso?".

Lo primero, recopilar información, pruebas, presentarlo, no alarmarse,

entender que el menor, en este caso, es una víctima,

no culparle de lo que haya hecho si ha sufrido ciberacoso.

Una serie de pautas que hay que tener en cuenta

para tratar este tipo de casos,

no esconder la cabeza y negarlo todo, "Ya pasará, son juegos de niños", no.

Es un problema muy serio y que se debe de abordar.

No es un juego de niños y, realmente,

esto es algo que toda la sociedad tiene que concienciarse.

Es lo que decías, esto es una herramienta,

que es muy útil, porque lo es, pero lo que decías,

la base es la concienciación y el conocimiento

que, a muchos padres, vosotros que trabajáis en esto

y lo veis día a día, falta todavía mucho, ¿no?

Sí. Primero, los padres lo que nos dicen es:

"Yo no tengo tiempo de aprender todo el tema de internet,

estas cosas de las tecnologías", unos dicen: "Nuevas tecnologías",

no son nuevas, convivimos con ellas desde hace décadas,

pero las has dejado un poco de lado y, en muchas ocasiones, muchos padres

asumen que sus hijos saben muchísimo más que ellos.

Y en muchas ocasiones, esto es verdad.

En algunos casos.

Saben más, por ejemplo, de cómo instalar una aplicación,

pero de los consejos que se pueden aplicar

tanto a la vida real como la digital, ellos tienen mucha más experiencia.

"No hables con desconocidos",

eso, muchos menores, en el tema del chat, no lo aplican,

hablan con el primer amigo que encuentran.

Ni en las redes sociales, tampoco. Exactamente.

Les prometen regalos, objetos virtuales,

ya sea dentro de un juego o un chat como puede ser el de Facebook

y eso rompe esa barrera digital que antes había,

había una especie de etiqueta que tenías que, primero,

confiar en esa persona o no dar tus datos alegremente,

eso se ha roto bastante.

Ya se están proporcionando datos alegremente

a cualquier usuario que se gane, mínimamente, la confianza del menor.

Básicamente, es trasladar todos los consejos

que los padres daban a la hora de "No hables con desconocidos"

en la vida real, trasladarlo al mundo digital.

Exactamente, aplicando, incluso, herramientas o consejos

que se puedan utilizar para este nuevo, no tan nuevo, medio,

pero que, al final, si te paras a pensar, es lo que tú has dicho,

mundo digital, mundo real, están solapados,

lo que haces en uno, afecta al otro.

Con lo cual, primero, por una parte, concienciarse,

y segundo, educar a los menores, primero, en la confianza

y luego, en la comunicación, que no se guarden nada,

porque esta herramienta, si se usa de forma estricta,

o cualquier otra, al final, el menor buscará otras alternativas.

"No puedes usar mi móvil", pues usará el de algún compañero

y eso es lo que no queremos,

queremos que sea una herramienta de ayuda no de control y prohibición.

Muchísimas gracias, Josep, me quedo con eso,

concienciación y educación, para los padres y para los menores.

(Música)

Hemos visto algunos ejemplos

de lo que les puede ocurrir a nuestros menores

cuando desconocen los peligros de internet.

Pensemos que la realidad supera a la ficción.

Los riesgos que pueden correr los menores en internet,

son cada vez más comunes,

por eso, es importante la educación, en los colegios y en las casas.

Nosotros, como padres de menores,

debemos estar atentos a comportamientos extraños

o distintos en el uso de internet. La educación es fundamental.

Lo hemos repetido muchas veces, pero es importante,

en caso de sospecha, hay que acudir a los profesionales

o a los cuerpos de seguridad que pueden ayudarnos.

El acoso en internet es algo muy grave

y si no sabemos manejarlo, se puede convertir en una tragedia.

Hay montones de sitios en internet, donde podemos dirigirnos, de gente,

cómo ha tratado este problema o asociaciones que nos ayudan.

Si el problema no lo podemos manejar,

podemos dirigirnos a las unidades de delitos telemáticos,

tanto de la Guardia Civil como de la Policía Nacional.

Espero que os haya servido el programa de hoy.

La concienciación es muy importante y recordad todos los consejos dados.

Nos vemos en el siguiente programa y a todos, "happy hacking".

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Menores en la red (2)

Mundo Hacker - Menores en la red (2)

21 may 2016

Mundo Hacker muestra los peligros de la red, y cómo prevenirlos. En este episodio se aborda el tema de los menores en Internet y los riesgos a los que se exponen: cyberbullying, grooming, sexting… Los expertos de Mundo Hacker muestran en la práctica algunos de los ataques que se llevan a cabo contra los más pequeños a través de los dispositivos móviles y páginas web fraudulentas, y se dan las soluciones y consejos necesarios para prevenir este tipo de problemas.

Contenido disponible hasta el 16 de abril de 2017.

ver más sobre "Mundo Hacker - Menores en la red (2) " ver menos sobre "Mundo Hacker - Menores en la red (2) "

Los últimos 25 programas de Mundo Hacker

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Marcos

    La información que dan es excelente, espero que millones de personas lo estén viendo y pongan atención a cada capitulo

    25 may 2016
Recomendaciones de usuarios