Fueron libres, independientes y avanzadas para la época que les tocó vivir. La vida de estas mujeres tiene un denominador común, lucharon para conseguir lo que querían. Esta serie documental recupera sus hazañas, centrándose en una de estas heroínas en cada entrega.

821216 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Transcripción completa

Subtitulado por Teletexto-iRTVE.

Una cosa pido al Señor,...

...eso buscaré: habitar en la casa del Señor,...

...por los días de mi vida,...

...gozar de la dulzura del Señor,...

...contemplando su templo.

Él me protegerá en su tienda el día del peligro.

¿Por qué habiendo de ser la mujer sujeta al marido por voluntad...

...y sentencia del mismo Dios y habiéndola, en significación...

...de esto, criado de la costilla, y no de hueso derecho,...

...sino encorvado, para dar a entender...

...su perpetua sujeción al hombre...?

No, la mujer hacía de todo, y el hombre no.

Mandar, mucho. (RÍE)

Siendo el marido la cabeza de la mujer,...

...como Cristo de la Iglesia, como san Pablo dice,...

...es triste cosa para el marido que la mujer quiera ser cabeza...

...en su casa, y tiénelo por caso afrentoso y deshonrado,...

...y, por consiguiente, intolerable.

No hay silbos de serpientes ni ojos de basilisco...

...que tanto deban ser temidos como la vista y las palabras...

...de la mujer, porque la malicia de todas las fieras y la ponzoña...

...de todas las serpientes raras veces matan hombres,...

...pero las palabras y los ojos de la mujer, por momentos,...

...los destruyen y degüellan.

El que se pone de propósito escuchar palabras de mujeres,...

...no hace otra cosa sino inclinar la facultad del alma,...

...para que le echen una cadena y quede sujeto y cautivo.

Hermanas, cantad.

El Señor es mi luz y mi salvación.

De las mujeres sólo podemos alabar la vida de monjas y beatas,...

...por la obediencia que tienen a los confesores,...

...sin cuya voluntad y expreso mandamiento ni dan un paso,...

...ni beben un trago de agua, ni van a una fiesta,...

...por santa que sea, ni tienen un rato de oración con Dios,...

...porque, como buenas súbditas, cumplen lo que mandó...

...san Antonio, que cuantos pasos da el monje y cuantos tragos...

...de agua bebe y cuantas veces ore a Dios, todo sea...

...con la obediencia y dirección de su superior.

Así lo cumplen estas religiosas, tomando orden de la vida...

...de mano de sus confesores y rigiéndose por ellos...

...con tanta puntualidad, que no exceden un punto...

...de lo que se les ordena. Así, como se ve,...

...cantan o bordan, cuidadosamente, nuestros vestidos,...

...con entrega y obediencia.

¿Por qué, vanos legisladores del mundo, atáis nuestras manos...

...para las venganzas, imposibilitando nuestras fuerzas...

...con vuestras falsas opiniones, pues nos negáis letras y armas?

Yo aseguro que si entendierais que también había en nosotras...

...valor y fortaleza, no os burlarais como os burláis,...

...y así, por tenernos sujetas desde que nacemos,...

...vais enflaqueciendo nuestras fuerzas con temores de la honra,...

...y el entendimiento, con el recato de la vergüenza,...

...dándonos por espadas ruecas y por libros almohadillas.

Ellos, los hombres, estos hombres.

Amubu,...

...amubu.

Duérmete, mi niño chico,...

...que tu madre no está aquí,...

...está lavando pañales...

...y ella luego ha de venir.

Amubu,...

...amubu.

Lavando está tu ropita,...

...la tiene tendida en rosas.

El aire la está moviendo...

...y parecen mariposas.

Amubu,...

...amubu.

Este niño tiene sueño,...

...muy pronto se va a dormir.

Tiene un ojo cerrado...

...y el otro a medio abrir.

Amubu,...

...amubu.

Dándonos por espadas ruecas y por libros almohadillas,...

...luego el culparlas de fáciles y poco valor y menos provecho...

...es por que no se les alcen con la potestad.

Bueno fuera que si una mujer tuviera espada,...

...sufriera que la agraviara un hombre en ninguna ocasión.

Harta gracia fuera que si una mujer profesara las letras,...

...no se opusiera con los hombres tanto a las dudas...

...como a los puestos.

Temor es el abatirlas y obligarlas a que ejerzan las cosas caseras.

Lo decía María de Zayas, una mujer dispuesta,...

...en el siglo del miedo, a hacer la guerra a los hombres.

Era muy difícil actuar en un campo de batalla dominado...

...por el sexo opuesto. No se conocían las armas...

...que permitiesen ganar a unos enemigos pletóricos...

...de poder, superiores de nacimiento, y hasta de buena...

...y erguida figura, por expreso deseo de Dios para algunos.

María de Zayas, con novelas, novelas amorosas y desengaños,...

...luchó, en pleno Barroco, y casi en solitario,...

...por elevar el concepto de la mujer,...

...por igualarlo al del hombre. La historia no se olvidó de ella.

Como para olvidarse de ella.

María de Zayas y Sotomayor, la insigne escritora,...

...vino a demostrar, por si hubiera alguna duda,...

...que aquella advertencia formulada por docto varón...

...a los padres resultó algo más que cierta.

Decía así: "Los padres que quieran gozar de hijos sabios...

...y que tengan habilidad para las letras,...

...han de procurar que nazcan varones, porque las hembras,...

...por razón de la frialdad y humildad de su sexo,...

...no pueden alcanzar ingenio profundo".

De la pluma de esta mujer, de doña María de Zayas y Sotomayor,...

...salieron títulos como "El desengaño amando...

...y premio de la virtud", "El imposible vencido",...

..."El prevenido engañado", "La burlada Aminta...

...y venganza de honor", "El juez de su causa",...

..."La inocencia castigada", "Aventurarse perdiendo"...

En fin, una colección de avisos a mujeres, que, según ella,...

...siempre resultaban engañadas por varones.

Zayas estaba ciega y era incapaz de ver la hermosura,...

...la poesía de la vida.

Las mujeres desposeímos a Adán del paraíso y, claro,...

...desde entonces, nuestra dominación fue necesaria.

La mujer contemporánea de doña María de Zayas...

...se estrellaba siempre contra la misma piedra.

El cuerpo femenino inspiraba repugnancia a los cristianos.

En aquella España de la contrarreforma religiosa,...

...se la utilizó como ejemplo claro de pecado.

Ellas no eran más que bestias con un serón de estiércol...

...a cuestas, un piélago de inmundicias,...

...un manantial de cieno, los gusanos de la fruta prohibida.

Por su propia fisiología y probada incapacidad mental,...

...sólo escapaban de ser la encarnación del mal...

...si aceptaban el ideal de vida impuesto por el varón:...

...ser obedientes, recatadas, humildes,...

...y permanecer enclaustradas.

En el siglo XVII se temían más que nunca...

...los recursos sexuales femeninos, el único poder...

...reconocido a las mujeres. En una sociedad que luchaba...

...por el celibato, el sexo era el demonio.

El Barroco se encargó de exaltar el mal,...

...de recordar la debilidad humana e identificarla a ella, a Eva,...

...con el pecado. María de Zayas fue cruel con los hombres,...

...atrevida con el sexo.

Llegó a decir: "Los hombres empiezan amando...

...y acaban venciendo, y salen despreciando,...

...porque, en viendo que una mujer se les resiste,...

...ya no por amarla sino por vencerla,...

...trocando el amor en tema, perseveran, para vengarse...

...de los desprecios que le ha hecho.

Y en cuanto a la crueldad, no hay duda de que está asentada...

...en el corazón del hombre, y esto nace de la dureza de él,...

...y por eso, con los crueles y endurecidos corazones...

...de los hombres, no valen ni las buenas obras ni las malas".

Esta señorita, o señora, sin rostro, se expresaba así...

...en una de sus novelas.

No conforme con los ataques frontales hacia el hombre,...

...esta mujer no creía en el matrimonio, ni del todo...

...en el convento, y se atrevió a hablar de homosexuales...

...y de amor entre mujeres, cosas impropias de su sexo...

...y menos aún de su época.

1600, 1650. España, se comprobó después, era casi un convento.

La espiritualidad quería presidirlo todo, y ellas, las mujeres,...

...no se escapaban al látigo que los hombres...

...tomaban en nombre de Dios para vigilar la pureza,...

...y muchas, las más de las veces, imponer vocaciones.

Fuera de los muros en los que se cultivaba la fe,...

...las mujeres representaban el otro papel...

...que se les había asignado: ser esclavas de su señor, de su marido.

La sociedad aplaudía sin recato de ningún género...

...aquella condición de dependencia del sexo inferior;...

...tortuoso el camino para ellas, demasiado fácil para ellos.

La mujer era sospechosa de pecado. El hombre no.

El rey de la María de Zayas madura, Felipe IV, era un buen ejemplo.

Fue padre de más de 30 hijos bastardos...

...y amante de un elevado número de mujeres. Sin embargo,...

...se le consideraba esposo ejemplar, jefe de un país...

...que se desmoronaba por momentos. Poco importaba. El monarca...

...recibía las bendiciones de la Iglesia...

...como legítimo emisario de Dios en la Tierra.

También se consentía y ocultaba la más que probada laxitud moral...

...de algunos varones...

...pertenecientes a ciertos estamentos de la nobleza.

Las mujeres, albaceas de la honra masculina,...

...eran condenadas sistemáticamente.

La corriente, traidora, tiraba con fuerza.

La Iglesia ha contribuido activamente a la situación...

...de sometimiento en la que se encuentra la mujer.

Directores espirituales, confesores y, en general,...

...toda la literatura encaminada a explicar a la mujer...

...cómo debe comportarse, se empeñaban en imponerle...

...un programa de vida de enclaustramiento,...

...de sumisión, de obediencia. La razón de esto es porque,...

...de hecho, la mujer era alguien que había que controlar.

Realmente, que la mujer pudiera acceder...

...a alguna posición de poder implicaba cierto riesgo...

...de disgregación social. De ahí que la mujer debía estar...

...siempre sometida y bajo la tutela del varón,...

...bien el marido, bien el padre, bien el confesor.

En cualquier caso, siempre sometida.

Un buen ejemplo lo podemos tener en el libro...

...de "La perfecta casada", de Fray Luis de León.

¿De qué manera responde la mujer a esta situación,...

...a esta imposición de un programa de vida? Generalmente, la mujer...

...asumía el papel que se le imponía desde su niñez,...

...y, de hecho, incluso lo reproducía,...

...educando a sus hijas también para comportarse...

...de la misma manera. Ahora bien, hay excepciones...

...en las que algunas mujeres respondían y se rebelaban...

...contra ese papel que se les imponía.

Un ejemplo es María de Zayas.

María de Zayas echaba lava por la boca, creyéndose volcán.

No tuvo reparo en definir a los varones...

...como lobos carniceros. Identificó la imagen femenina...

...con palomillas o corderillos.

Por la mañana ya y sin levantarme de la cama en condiciones.

Cierto y muy cierto el caso de aquella pobre mujer...

...a quien sucedió. Después de que su marido...

...le dio un veneno para matarla, hinchose con tanta monstruosidad...

...que sus brazos y piernas parecían gordísimas columnas,...

...y el vientre se apartaba una gran vara de la cintura.

Sólo el rostro no tenía hinchado.

Este hígado tan guapo.

Estaba en la cama como un apóstol diciendo 1.000 ejemplos...

...y dando buenos consejos a sus criadas.

De esta suerte vivió seis meses, al cabo de los cuales,...

...estando sola en su cama, oyó una voz que decía:...

..."Camila, ya es llegada tu hora".

Dio gracias a Dios porque la quería sacar de tan penosa vida.

Recibió sus sacramentos y otro día en la noche murió...

...para vivir eternamente.

-¡Ay, compañera del alma! -De compañera nada.

-¡Estamos en crisis, compañera! -En crisis, sí.

Y Zayas no tuvo reparos a la hora de asegurar que...

...sus cuentos o novelas estaban basados en hechos reales,...

...que historias como ésta eran verdaderas.

Si acaso pareciere que los desengaños aquí referidos...

...los habéis oído en otras partes,...

...será por haberlo contado quien como yo,...

...y las demás desengañadoras, lo supo por mayor,...

...más no con las circunstancias que aquí van hermoseados;...

...y no sacados de una parte a otra como hubo algún lego...

...o envidioso que lo dijo de la primera parte de nuestro sarao.

¡Ay, Camila, Camila! Veneno, monstruos,...

...cuerpo hinchado, penosa vida, muerte durante la noche.

Legos envidiosos. ¡Por favor!

Esta mujer proponía sus congéneres aplicarse a jugar...

...las armas y estudiar las ciencias,...

...mientras ella luchaba por enmascarar la verdad,...

...por pintarla a su medida, que lógicamente no coincidía...

...con la de los demás.

No vio hogar sin drama, casa sin engaño,...

...mujer conocedora de amor.

María de Zayas, ¿desengañadora de quién? ¿De qué?

María de Zayas pretende desengañar a las mujeres...

...frente a los hombres.

Es bien clara la actitud pedagógica que mantiene.

Su obra defiende claramente a la guerra de los sexos.

La mujer debe defenderse de un hombre que no es su compañero,...

...sino un depredador; alguien que la ve como objeto de caza.

Lo que sucede es que este desengaño hay que verlo en el contexto...

...del barroco, de su momento histórico.

Forma parte de un desengaño general en un momento en el que...

...se han quebrado los grandes ideales...

...religiosos, sociopolíticos, etcétera.

Zayas siempre marca ese desengaño con ese color rosinegro...

...de su feminismo y de defensa clara de las mujeres.

María creía sobre todo que hombres y mujeres...

...eran iguales en ingenio, en capacidad intelectual.

Partía de una reflexión muy sencilla.

Si las almas no son de hombres ni mujeres,...

...¿qué razón hay para que ellos sean sabios y presuman que...

...nosotras no podemos serlo?

Había, desde luego, una respuesta a tan lógica pregunta.

Al hombre no le interesaba la igualdad con la mujer...

...y Zayas insistía:...

..."La fuerza no hace inteligentes a las bestias".

(Llanto)

-No llores, no llores.

-Papá. Papá.

(LLORA)

La fuerza no hace inteligentes a las bestias.

"Niña, no llores por ser mujer", le diría María de Zayas.

¡Qué cúmulo de sin razones y despropósitos los de esta mujer...

...sin rostro!

¿Quién duda que habrá muchos que atribuyan a la locura...

...la virtuosa osadía de sacar a la luz mis borrones siendo mujer,...

...que en opinión de algunos necios es lo mismo que una cosa incapaz?

Si la materia de que nos componemos los hombres y las mujeres,...

...ya sea una trabazón de fuego y barro o una masa de espíritus...

...y terrones, no tiene más nobleza en ellos que en nosotras.

Si es una misma sangre, los sentidos, las potencias...

...y los órganos por donde se obran sus efectos son los mismos.

¡Y las mismas almas! Porque las almas ni son hombres ni mujeres.

¿Qué razón hay para que ellos sean sabios y presuman que...

...nosotras no podamos serlo? Al que le hiere.

María de Zayas, sin embargo, sí reconocía la existencia...

...de una barrera fundamental que nos separaba de ellos: el estudio.

Con una maestría digna de todo elogio,...

...María consiguió ver en esa limitación de sus compañeras...

...de sexo algo positivo. Y llegó incluso a hacer apología...

...de la ignorancia involuntaria de la mujer.

Sí, yo veo que es verdad.

Siempre nos han tenido a las mujeres arrimadas a un rincón.

Ellos han sido los favoritos.

Los hombres tienen más posibilidades de estudiar...

...y salir adelante. Y la mujer en la casa.

Mis versos, que aunque son de mujer,...

...tanto que más grandeza porque a los hombres no es justo...

...perdonarles los yerros que hicieron en ello,...

...pues los están adornando y purificando con arte y estudios.

Más una mujer, que sólo se vale de su natural,...

...¿quién duda que merece disculpa en lo malo y alabanza en lo bueno?

No, no más compadecerse de sí misma.

No más exageraciones sin razón.

Siempre es lo mismo, su obsesión por los hombres.

Sabios y santos reconocieron la inferioridad de la mujer.

Fray Luis de León decía: "Así como a la mujer buena y honesta,...

...la naturaleza no la hizo para el estudio de las ciencias...

...ni para negocios de dificultades,...

...sino para un sólo oficio simple y doméstico,...

...así limitó su entender y por consiguiente les pasó...

...las palabras y las razones.

Las mujeres que como ésta tratan de equipararse a nosotros...

...parten de una base errónea, que es suponerse iguales.

María de Zayas, además, no tuvo en cuenta que ellas ya...

...habían disfrutado en los reinos hispánicos...

...de ciertas libertades que inspiradas por la reina Isabel,...

...la Católica, sólo consiguieron una relajación moral sin rebozo.

La situación no era recomendable para el bien de los cristianos.

Felizmente, aquellas confesiones fueron retiradas a tiempo.

El propio Miguel de Cervantes,...

...escritor de talla muy superior a la de Zayas,...

...supo advertir sobre las limitaciones de la mujer.

"Mira, amigo, que la mujer es animal imperfecto y que...

...no se le han de poner embarazos donde tropiece y caiga,...

...sino quitárselos y despejarle el camino...

...de cualquier inconveniente para que sin pesadumbre...

...corra ligera a alcanzar la perfección que le falta,...

...que consiste en ser virtuosa".

Una sola joya tengo que la estimo más que a nadie,...

...que es la de mi entereza y virginidad.

La de virginidad a ser posible aún con la imaginación...

...no había de dejar ofenderse.

Cortada la rosa del rosal,...

...con qué breve énfasis le hace marchita.

Éste la toca, aquél la huele, el otro la deshoja...

...y finalmente entre las manos rústicas se deshace.

Vos, Señor, no la habéis de llevar sino atada con la ligadura...

...y lazo del matrimonio,...

...que si la virginidad se inclina, ha de ser a este santo yugo.

¿Quién mejor que una heroína de Cervantes, "La gitanilla",...

...para definir su ideal de mujer? Nadie.

No nos sorprendería ver citado también a Lope de Vega...

...como detractor de las mujeres.

Para que nadie caiga en esa tentación me permito adelantar...

...una magistral y mordaz descripción del por cierto amigo...

...personal de María de Zayas.

Recordamos aquella mujer creada por Lope que se preguntaba:...

..."¿Puede ser que cualquier parte que traten de mujeres ellas son...

...las adúlteras, las fáciles, las locas, las insufribles,...

...las varias, las inconstantes,...

...las que tienen menos ser y siguen sus libertades?"

Pese a quien pese, nuestra escritora consiguió...

...situarse muy cerca de los grandes hombres,...

...de los grandes nombres de su época.

Con excepción de Cervantes, de Alemán y de Quevedo,...

...no hubo acaso ningún otro autor de libros de pasatiempos...

...cuyas obras lograsen tantas ediciones como las de ella.

Singularmente en el siglo XVIII, tan pobre en novelas,...

...gozaron las de doña María de un singular favor y...

...las prensas de las más populosas ciudades españolas...

...competían por imprimirlas.

Sobre esto no hay duda alguna, lo reconocen hoy los hombres.

El éxito de María cobra doble interés...

...cuando la situamos en su época, cuando recordamos las claves...

...de la moral religiosa de entonces, cuando la ofensiva...

...de la Contrarreforma era implacable.

El catolicismo de la Contrarreforma insistió en que el mundo,...

...el demonio y la carne eran los tres máximos enemigos del hombre.

Es más, encarnó en la mujer el pecado.

Se la hizo culpable y como objeto de deseo se convirtió también...

...en la causa del deseo y del pecado.

De esta manera, el hombre a su vez se sentía menos pecador.

Descargaba parte de su culpa.

Descargaba la causa y el origen de su culpa fuera de él mismo.

Un buen ejemplo de esto lo podemos observar en la solicitación.

La solicitación en confesión es de hecho una agresión a la mujer.

Consiste en la seducción o el intento de incitar a la mujer...

...por parte del confesor, bien con actos o bien con palabras,...

...sexualmente. A pesar ser una agresión directa a la mujer,...

...que incluía violencia física,...

...una de las excusas más habituales de los solicitantes,...

...que fueron procesados por el Tribunal Inquisitorial,...

...es que ellos fueron más bien las víctimas,...

...puesto que era la mujer quien los incitaba.

Por citar un ejemplo, Andrés de Campos,...

...un clérigo de finales del siglo XVI fue procesado como solicitante.

A pesar de que él mismo reconoció haber solicitado a 54 mujeres,...

...su defensa era que ellas habían iniciado la solicitación.

Es más, los inquisidores estaban dispuestos a creer tales excusas.

Pero si la mujer era un ser inferior que no valía la pena,...

...¿por qué tanta vigilancia y tanto control?

Hoy podemos contestar perfectamente a esta pregunta...

...y comprendemos que la orquestación antifemenina...

...en el siglo XVII no fue precisamente una moda social,...

...sino que respondía a un intento por preservar el honor masculino.

Estamos hablando de una sociedad en la que para muchos...

...el honor fue más preciado que la propia vida;...

...sencillamente porque aquella sociedad se vertebraba...

...sobre el honor y quien no lo tenía no era absolutamente nadie.

A las mujeres les cupo la desgracia de ser...

...las portadoras del honor masculino.

De lo que se trató en esta sociedad en crisis, fue de endurecer...

...los códigos para garantizar la honestidad en la mujer;...

...y escribir la función familiar que garantizara también ese honor.

En este intento de garantía, se llegó al extremo de justificar...

...la violencia y el homicidio.

Sí, había que respetar.

Todo el poder es verdad. Por eso, y sin engañar a las mujeres,...

...enseñarles la cara mala y oculta de los hombres,...

...su despiadada y astuta brutalidad,...

...fueron propósitos que guiaron a María de Zayas.

El mundo que describe la escritora está lleno de trampas, engaños...

...en los que se hayan atrapadas sus víctimas.

A ella, como a sus contemporáneos, le influirá aquel cuadro sombrío...

...de una humanidad cargada de miseria y crueldad.

En aquel siglo XVII perseguido por la sombra negra no había...

...un lugar para la esperanza, para el amor.

Sin embargo, el amor preside la obra de Zayas.

Sus novelas no son cuentos con final feliz...

...tan propio del género cortesano que ella supo practicar;...

...son otra cosa. Tienen el sello personal de María.

La noche oscura, tenebrosa, era vuelta de espantosos truenos...

...y temerosos relámpagos con furiosa lluvia...

...trocándose el viento apacible en rigurosa tormenta.

La oscuridad. Elegí este escenario para contaros la aventura...

...de dos náufragos a los que la mar quiso aquí perdonarles la vida.

Cuando llegaron nadie sabía nada de ellos.

Se encontraron en tierra con don Jaime,...

...un hombre de semblante severo, aunque alegre.

Pero detrás de aquel soberbio y arrogante caballero,...

...que mantenía amores con una mujer llamada Lucrecia,...

...se escondía un asesino que era capaz de decir sin ruborizarse:...

..."Elena era mi cielo, Elena era mi gloria.

Elena era mi jardín, Elena mis honduras y Elena mi recreo.

¡Ay de mí! Y cómo me tendréis por loco viéndome recrear...

...con el nombre de Elena y maltratarla como esta noche...

...habéis visto.

Ya es Elena mi asombro, mi horror, mi aborrecimiento.

Fue mujer Elena y como mujer ocasionó sus desdichas y las mías".

A Elena le había matado don Jaime. Lo mismo iba a hacer con Lucrecia.

Tenía el rostro cubierto de un mortal sudor.

Y tras esto, con un temblor que la cama estremecía,...

...de rato en rato se quedaba adormecida que parecía...

...que había dado el alma, y lo devolvía con los mismos dolores...

...y congojas, a temblar y sudar a un tiempo.

La defensa que hace María de Zayas de las mujeres es sólo parcial.

Sus discursos, lo que hablan es extraordinariamente agresivo.

Incluso agrede a los maridos, a los padres, a los hijos...

De todos ellos se debe defender la mujer.

Pero a la hora de actuar, sus personajes...

No sabemos mucho de su vida. Sus personajes se quedan cortos.

Después de esos discursos panfletarios, incluso,...

...de defensa de la mujer, actúan de una forma conservadora.

Los hombres castigan, las mujeres son castigadas.

Los finales tienen mucho que ver con las normas sociales,...

...ideológicas y religiosas de su momento.

Ninguno de los personajes de Zayas se sale fuera...

...de las palabras de las formas de actuación correctas de su tiempo.

(GRITA)

¡Borrega, borrega, borrega!

¿Quién pensara que mi amor, escarmentado en mis males,...

...cansado de mis desdichas, no hubiera muerto cobarde?

¿Quién le vio escapar huyendo de ingratitudes tan grandes...

...que vea que nuevas penas vuelva de nuevo a enlozarme?

Escuchó estos versos un hombre que paseaba por estos lugares.

El hombre buscó, hasta dar con la persona...

...de quien salía tan amarga queja. ¡Oh, sorpresa!

Tratábase de una mujer, Jacinta.

Jacinta... Pobre muchachita.

Joven, rica, sola y herida de amor.

Por su amor, vivió las más tremendas desventuras.

Por su amor, se despidió del mundo.

Estas descripciones tristes, de escenarios siniestros,...

...de ahorcados, de naufragios, son propias de las escritora.

Es una fórmula para dejar salida al mundo de lo inconsciente,...

...de los sueños, de los deseos frustrados que,...

...curiosamente, es lo que más gusta a nuestros contemporáneos...

...y es lo que menos gustó en el siglo XIX.

Emilia Pardo Bazán, por ejemplo,...

...le denosta esta afición suya por lo macabro y por lo sexual.

En todo caso, la escritora, en un mundo de contradicciones...

...no sólo sociales e ideológicas, sino también personales,...

...siempre trata de mostrar los afectos del amor y las...

...posibilidades de salida, aunque sean, como hemos comentado,...

...huyendo a un convento, escapándose de la vida,...

...pero intentando siempre educar a las mujeres.

Decir una palabra nueva en un universo de hombres,...

...hablar con una fórmula literaria un poco distinta...

...dentro de una narrativa de género.

Es quizá esta voz personal expresada en un narrador yo,...

...que es casi siempre el que nos cuenta las historias,...

...uno de los aspectos más nuevos de María de Zayas.

Es escritora costumbrista dentro de un género,...

...pero original también con una visión muy diferente,...

...muy nueva y que a las mujeres nos debe gustar.

Fue una gran defensora de las mujeres.

¿Me quieren decir de quién llevamos todo este tiempo hablando?

¿Sabían ustedes que de la tal María de Zayas y Sotomayor...

...no se conoce casi nada, ni tan siquiera su recato?

Créanme si les digo que no fue más que una fracasada en amores,...

...una resentida que, haciéndose pasar por inculta cuando no...

...lo era, arremetió por despecho contra todos los hombres y se...

...aprovecho de la buena voluntad de algunas mujeres.

Muchos, en su tiempo, conocieron a María.

Ella participó en academias, cenáculos y círculos literarios.

En Madrid, su lugar de nacimiento, mantuvo relación con escritores...

...que le admiraban por su talento y personalidad.

Sin ir más lejos, Lope de Vega dijo de doña María de Zayas...

"¡Oh, dulces hipocrénides hermosas!

Los espinos pangeos aprisa desnudad y de las rosas tejed...

...ricas guirnaldas y trofeos a la inmortal doña María de Zayas,...

que sin pasar a Lesbos ni a las playas del vasto mar Egeo que...

...hoy llora el negro velo de Teseo,...

...a safo gozará Mitilinea, quien ver milagros de mujer desea.

Porque su ingenio, vivamente claro, es tan único y raro...

...que ella sola pudiera no sólo pretender la verde rama para...

...sola ser sol de tu ribera y tú por ella conseguir más fama...

...que Nápoles por Claudia, por Cornelia la sacra Roma...

...y Tebas por Targelia.

Otros autores contemporáneos tampoco ahorraron elogios...

...a la hora de referirse a doña María.

Hija de don Fernando de Zayas y de doña María de Varasa,...

...nació en Madrid el 12 de septiembre de 1590.

Su padre fue capitán de Infantería y recibió en 1628...

...el nombramiento de caballero del Hábito de Santiago.

Los Zayas pertenecían a la nobleza media, condición ésta...

...última que influyó en la educación de la escritora.

Coincidiendo con los numerosos traslados de la corte,...

...la familia de María vivió en diferentes ciudades.

Entre ellas, Nápoles, en Italia. Si bien es cierto que de su...

...vida personal poco o nada es lo que nos ha llegado,...

...sí sabemos del cumplido ingenio de doña María por los escritos...

...de sus contemporáneos y por ella misma;...

...unas palabras que quiso poner en boca de sus personajes,...

...quizá para jugar mejor al silencio que la historia le impuso.

Yo fui en todo extremada, y más en hacer versos,...

...que era el espanto de aquel reino y la envidia de muchos...

...no tan peritos en esta facultad, lo confieso.

(Campanas)

Violencias.

Pero ¿esas violencias estaban moralmente justificadas?

La verdad es que muy entrado el siglo XVIII no encontramos...

...ningún teólogo que vaya en contra de esa opinión.

La teología en general no sólo justificó la violencia,...

...sino que exhortó a los varones a ejercer una tutela violenta,...

...puesto que han sido puestos por Dios para tutelar a esos...

...seres, según se pensaba, tan despreciables, tan espureos,...

...tan torcidos como eran las mujeres.

Y se exhortó a la violencia en todos los terrenos.

Es decir, no sólo se trataba ya de prever el adulterio,...

...se trataba incluso de controlar actitudes tan cotidianas como es...

...el salir, divertirse... Pero es más aún.

Incluso el ser porfiada, el discutirle al marido...

...era algo para lo cual también se justificaba la violencia.

Por lo tanto, hay aspectos muy curiosos de los teólogos donde...

...se recogen testimonios de mujeres que dicen:...

..."Padre, mi salvación ha estado en la tunda...

...que me dio mi marido anoche". Pero es curioso también que...

Evidentemente, si se justificó lo menos,...

...también se justificó lo más. Es decir, se justificó el homicidio.

Se justificó el homicidio cuando había que preservar la honestidad.

Es decir, contra el adulterio.

Por lo tanto, lo que nos encontramos en María de Zayas,...

...con peor o con mejor estilo, es algo que desde un punto...

...de vista historiográfico podemos corroborar absolutamente.

María de Zayas levantó acta de lo que fue una situación...

...de violencia contra la mujer a lo largo del siglo XVII.

El rastro de María está perdido con seguridad...

...en algún convento español. Ella así lo hubiera deseado.

El convento, la huida del mundo y de los hombres manipuladores...

...de la fortuna era la única salida digna...

...para las mujeres desengañadas.

Zayas quiso y defendió la igualdad,...

...el derecho a la elección de marido,...

...a la libertad de acción, el respeto.

Sus palabras sonaban a música celestial.

Con mujeres no hay competencias. Quien no las estima es necio,...

...porque las ha menester; y quien las ultraja, ingrato,...

...pues falta al reconocimiento del hospedaje que le hicieron...

...en la primera jornada. Y así pues no has de querer...

...ser descortés, necio, villano ni desagradecido.

Te ofrezco estas palabras muy segura de tu bizarría,...

...de la confianza de que si te desagradare,...

...podías disculparme con que nací mujer,...

...no con obligaciones de hacer buenas novelas,...

...sino con muchos deseos de acertar. Adiós.

Siguen sin contestar a las preguntas que hemos formulado.

¿Se casó? ¿Fue religiosa? ¿Hizo el amor con varón?

¿Amó platónicamente, como ella decía, a otras mujeres?

¿Por qué han ocultado los datos?

¿Qué importa? María de Zayas amó, conoció la felicidad.

También experimentó la amargura de las desilusiones.

Intentó alcanzar la libertad.

María dejó testimonio claro e imborrable de su vida.

En las novelas de amor está ella, en los desengaños también.

Hay personajes detrás de los que sabiamente supo esconderse;...

...nunca por temor, sino por ganar terreno al escaso territorio en...

...el que en su época los hombres habían encerrado a las mujeres.

María de Zayas y Sotomayor,...

...mujer, escritora y testigo de cargo del Siglo de Oro español.

Arrorró.

Arrorró.

Duérmete,...

...mi niño chico,...

...que tu madre no está aquí.

Está lavando pañales...

...y ella luego ha de venir.

Arrorró.

Arrorró.

Lavando está tu ropita,...

...la tiene tendida en rosas.

El aire la está moviendo...

...y parece mariposas.

Arrorró.

Arrorró.

Este niño tiene sueño,...

...muy pronto se va a dormir.

Tiene un ojito cerrado...

...y el otro a medio abrir.

Arrorró.

Arrorró.

Durmiendo...

...está ya mi niño...

...en su pequeña cunita.

No me canso de mirarle...

...a su preciosa carita.

Arrorró.

Arrorró.

Arrorró.

Mujeres en la historia - María de Zayas, una mujer sin rostro

49:58 29 ago 1995

Biografía de la escritora Maria de Zayas y Sotomayor, nacida en Madrid (cap) en 1590; su literatura contundente a favor de las mujeres la convierte en una de las figuras femeninas más importantes del siglo de oro español.

Biografía de la escritora Maria de Zayas y Sotomayor, nacida en Madrid (cap) en 1590; su literatura contundente a favor de las mujeres la convierte en una de las figuras femeninas más importantes del siglo de oro español.

ver más sobre "Mujeres en la historia - María de Zayas, una mujer sin rostro" ver menos sobre "Mujeres en la historia - María de Zayas, una mujer sin rostro"

Los últimos 34 documentales de Mujeres en la historia

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 42:21 15 dic 2009 Biografía de Maria Felicia García Malibran (Paris 1808, Manchester 1836), hija del gran tenor, famoso compositor y profesor español Manuel García y de la soprano española Joaquina Sitges. Ella al igual que su hermana Paulina Viardot García (Paris 1821 - Heidelberg 1918) y su hermano Manuel García, estudiaron música y fueron cantantes líricas. Maria se convirtió en la más famosa, admirada y amada diva del bel canto en el siglo XIX; su belleza, personalidad y su apasionada y desgraciada existencia influyeron para hacer de ella un mito viviente, igual que le sucedería un siglo más tarde a Maria Callas. Murió en el escenario cuando contaba 38 años. Su hermana Paulina, por el contrario, vivió casi 100 años y después de cantar unos años, se dedico a la composición y a escribir comedias teatrales. En su casa de Paris se reunían las figuras literarias y musicales más importantes de su tiempo. Fue intima amiga de Chopin, con el que actuó al piano en el Covent Garden de Londres. El documental incluye dramatización de la vida de las dos cantantes y declaraciones de expertos en la vida de ambas.

  • La Malibrán

    La Malibrán

    42:24 15 dic 2009

    42:24 15 dic 2009 Biografía de Maria Felicia García Malibrán (París 1808, Manchester 1836), hija del gran tenor, famoso compositor y profesor español Manuel García y de la soprano española Joaquina Sitges. Ella, al igual que su hermana Paulina Viardot García (París 1821 - Heidelberg 1918) y su hermano Manuel García, estudiaron música y fueron cantantes líricos. María se convirtió en la más famosa, admirada y amada diva del bel canto en el siglo XIX; su belleza, personalidad y su apasionada y desgraciada existencia influyeron para hacer de ella un mito viviente, igual que le sucedería un siglo más tarde a Maria Callas. Murió en el escenario cuando contaba 38 años. Su hermana Paulina, por el contrario, vivió casi 100 años y después de cantar unos años, se dedicó a la composición y a escribir comedias teatrales. En su casa de París se reunían las figuras literarias y musicales más importantes de su tiempo. Fue íntima amiga de Chopin, con el que actuó al piano en el Covent Garden de Londres. El documental incluye dramatización de la vida de las dos cantantes y declaraciones de expertos en la vida de ambas.

  • Luisa Ignacia Roldán

    Luisa Ignacia Roldán

    41:00 08 dic 2009

    41:00 08 dic 2009 Biografía de luisa ignacia roldan 'la roldana', que nació en Sevilla en 1652 y murió en Madrid en 1704 y fue la primera mujer en ocupar el cargo de escultora de cámara de un rey, primero Carlos II y después Felipe v. hija del escultor pedro roldan, luisa creció en el taller paterno de Sevilla, pero podemos encontrar esculturas suyas en el escorial, en las catedrales de Cádiz y santiago de Compostela, en conventos y muchas que no se le atribuyen por no estar documentadas. El documental incluye partes dramatizadas sobre la vida de luisa y declaraciones de expertos en el tema.

  • Catalina de Lancaster

    Catalina de Lancaster

    45:50 01 dic 2009

    45:50 01 dic 2009 Análisis de la personalidad y la vida de catalina de Lancaster, nieta de pedro i el cruel, nacida de la hija de Ester Constanza y el duque de Lancaster, que se convierte en reina de castilla por su matrimonio en 1388 con el príncipe enrique, mas tarde Enrique II. Los dos jóvenes fueron designados como los primeros príncipes de Asturias, titulo que desde entonces llevaran los herederos de la corona española. Catalina se quedo viuda cuando su hijo contaba solo un año, compartió la regencia de forma no muy armoniosa con su cuñado Fernando de Antequera, su hijo se convirtió en Juan II y fue padre de Isabel la católica. El documental incluye dramatizaciones sobre la vida de la reina y declaraciones de expertos en el tema.

  • Emilia Pardo Bazán

    Emilia Pardo Bazán

    44:39 24 nov 2009

    44:39 24 nov 2009 Documental sobre la vida y la personalidad de la novelista Emilia Pardo Bazán, nacida en la ciudad de A Coruña en el seno de una familia aristocrática. Era hija de los condes de Pardo Bazán, título que heredaría en 1809. Casada con José Fernando Quiroga y Pérez de Deza, tuvo tres hijos. Viajó por Europa y conoció a muchos de sus autores preferidos. A su regreso a España decidió dedicarse a la literatura. Está considerada como una de las grandes novelistas españolas del siglo XIX. También destaca su proyección feminista como conferenciante y como directora de la 'biblioteca de la mujer'. Fue consejera de instrucción pública y, desde 1916, profesora de literaturas románicas en la universidad de Madrid, cátedra creada ex profeso para ella.

  • 51:31 11 jun 2006 Hija del príncipe enrique de Battemberg y de la princesa Beatriz, la hija de la reina victoria i de gran bretaña. Se caso con Alfonso XIII, rey de España, el 31 de mayo de 1906. Fue un matrimonio por amor, pero el problema de haber transmitido a alguno de sus hijos la hemofilia enturbio la felicidad de la pareja. La reina soporto con gran dignidad los problemas matrimoniales y se dedico a labores altruistas. Acompaño al rey en todos los actos y no dejo traslucir la lejanía que existía entre ellos, como lo prueba el hecho de que una vez en el exilio jamás volvieron a vivir juntos. Tuvieron seis hijos: Alfonso pió, Jaime Leopoldo, Beatriz Isabel, Maria Cristina, Juan Carlos y Gonzalo Manuel. En 1967 volvió a España para asistir al bautizo de su biznieto Felipe. Murió en Lausana en 1969, en 1985 sus restos mortales fueron trasladados al panteón de el escorial.

  • Juana la loca

    Juana la loca

    47:12 05 dic 2004

    47:12 05 dic 2004 Juana I de Castilla, mas conocida como Juana 'la loca', nunca pudo reinar. Primero su marido el archiduque Felipe de Austria, después su padre Fernando 'el católico' y mas tarde su hijo Carlos I, se encargaron de mantenerla alejada del poder. Pero su figura, junto con la de su madre Isabel 'la católica', resultan decisivas para conocer el transito que se produce en la península ibérica entre la edad media y la era moderna. El programa se completa con una escueta dramatización y pl de los lugares donde se desarrollo su vida, en los países bajos y en España.

  • Isabel la Católica

    Isabel la Católica

    45:57 28 nov 2004

    45:57 28 nov 2004 En noviembre de 2004 se conmemoran los 500 años de la muerte de Isabel la Católica, una de las soberanas más sobresalientes de la historia de España, que junto a su hija Juana I marcan el tránsito de la edad media a la edad moderna en la península ibérica.

  • Isabel II

    Isabel II

    54:11 04 may 2004

    54:11 04 may 2004 Programa especial de 'mujeres en la historia' para conmemorar el centenario de la muerte de Isabel II, que sucedió en Paris el 9 de abril de 1904. Hija de Fernando VII y Maria cristina de Borbón, Isabel fue proclamada reina a los tres años y declarada mayor de edad a los trece. Estuvo rodeada, la mayor parte de las veces, de personajes poco convenientes. La carencia de afecto materno en la niñez influirá en el comportamiento de Isabel. Era un periodo convulso y complicado en la historia de España. Ante la presencia en el trono de una mujer, un sector de la sociedad, partidario de mantener la ley salica, que impedía que las mujeres heredasen la corona, provoco las llamadas guerras carlistas. Isabel II  no recibió la formación adecuada para desempeñar su importante misión, nadie la asesoro convenientemente en sus tareas de gobierno. Casada con el hombre menos adecuado, Isabel se resentiría siempre de esa unión poco afortunada. Fue reina efectiva de España durante más de veinticinco años. A la hora de analizar su reinado también destaca, que fue la primera en gobernar en España de acuerdo con una constitución. Eran momentos difíciles en los que el absolutismo se resistía a desaparecer. Los partidos políticos empezaban por entonces a tomar cuerpo. Isabel II fue la reina más querida de los españoles y también a la que hicieron pagar más caros sus errores.

  • 54:04 04 may 2003 Programa dedicado a Carmen de Burgos (1867?-1932). Maestra de primera enseñanza, escritora y primera mujer redactora de un periódico en España. Carmen Burgos 'Colombine', seudónimo utilizado en sus artículos, no dudará en promover desde la prensa una campaña para debatir la necesidad de la ley de divorcio. Defensora de los derechos de la mujer, Carmen de Burgos, saldrá a la calle para pedir la concesión del voto femenino. Mantuvo una relación de veinte años con el escritor Ramón Gómez de la Serna.

  • Clara Campoamor

    Clara Campoamor

    47:56 27 abr 2003

    47:56 27 abr 2003 Programa dedicado a Clara Campoamor (1888-1972). Después de diversos trabajos, cursó estudios de derecho, y consiguió ingresar en 1924 en la Real Academia de Jurisprudencia. Hizo constar, desde el primer momento, que deseaba ejercer inmediatamente. A partir de entonces son muy frecuentes sus actuaciones ante los tribunales. Al caer la dictadura de Primo de Rivera, Clara Campoamor inicia su militancia política en el Partido Radical Socialista, y obtiene plaza de diputada en las cortes constituyentes de la primera República. La actividad parlamentaria de Clara Campoamor será definitiva para las mujeres españolas. Fue miembro de la comisión encargada de realizar el proyecto de la Constitución y se convirtió en la defensora de los derechos de las mujeres.Documental de 2003. Dirección y guión: María Teresa Álvarez.

  • Ana de Austria

    Ana de Austria

    49:11 20 abr 2003

    49:11 20 abr 2003 Programa dedicado a Ana de Austria (1601-1666). Hija de Felipe III. A los quince años se convirtió en reina de Francia por su matrimonio con Luis XIII. Su vida no fue fácil acosada por la animadversión del famoso cardenal Richelieu. Vivió en medio de intrigas y conspiraciones políticas y palaciegas de la corte francesa. A la muerte de su marido, Ana de Austria ocupa la regencia en nombre de su hijo, el futuro Luis XIV, el llamado 'rey sol'. Ana se apoyó para gobernar en el cardenal Mazarino, al que convierte en su valido y con el que se dice tuvo relaciones amorosas. Figura fundamental en la historia de Francia, Ana de Austria resistió la rebelión de la fronda y logró ver a su hijo en el trono. Ella será quien decida el matrimonio de su hijo con la infanta Maria Teresa, hija de Felipe IV. Ana de Austria fue la reina a quien sirven los mosqueteros, según la novela de Alejandro Dumas.

  • Rosalía de Castro

    Rosalía de Castro

    49:54 13 abr 2003

    49:54 13 abr 2003 Biografía de Rosalía de Castro (1837-1885), poetisa. Hija natural de Teresa de Castro, perteneciente a una noble familia gallega y de un sacerdote, nunca superó del todo la crisis desencadenada cuando se enteró, a los quince años, de su procedencia ilegítima. Su primer libro de versos, La flor (1857), no será más que el comienzo de una obra en la que el amor desgraciado y la denuncia social serán temas recurrentes. Su importante producción poética se encuadra dentro del más claro y melancólico romanticismo. Además, colaboró de forma decidida en el renacimiento de la lengua gallega.

  • 53:04 06 abr 2003 Biografía de Maria cristina de Habsburgo-Lorena (1858-1929). Fue la segunda esposa del rey Alfonso XII. A la muerte de este, en 1885, es designada regente hasta que su hijo, el futuro Alfonso XIII, alcance la mayoría de edad. Su carácter reservado y austero seria su mejor aval a la hora de convertirse en regente. Todos alabaron su prudencia, discreción y tacto. Además de dar a conocer la figura de la reina Maria Cristina de Habsburgo, se analiza por medio de su regencia un interesante, conflictivo y triste periodo de la historia en el que España perdió Cuba, Filipinas y Puerto Rico. También se recuerda el inicio del desarrollo de las organizaciones obreras, el terrorismo anarquista y el nacimiento del catalanismo 

  • 53:03 06 abr 2003 Biografía de Maria Cristina de Habsburgo-Lorena (1858-1929). Fue la segunda esposa del rey Alfonso XII. A la muerte de éste, en 1885, es designada regente hasta que su hijo, el futuro Alfonso XIII, alcance la mayoría de edad. Su carácter reservado y austero seria su mejor aval a la hora de convertirse en regente. Todos alabaron su prudencia, discreción y tacto. Además de dar a conocer la figura de la reina María Cristina de Habsburgo, se analiza por medio de su regencia un interesante, conflictivo y triste periodo de la historia en el que España perdió Cuba, Filipinas y Puerto Rico. También se recuerda el inicio del desarrollo de las organizaciones obreras, el terrorismo anarquista y el nacimiento del catalanismo político.

  • María de la O Lejárraga

    María de la O Lejárraga

    48:01 05 sep 1998

    48:01 05 sep 1998 Programa sobre la escritora María de la O Lejárraga, también conocida como María Martínez Sierra. Estudió magisterio y ejerció como maestra. Participó en el movimiento feminista español, fue elegida diputada a Cortes por el Partido Socialista Obrero Español en 1923. Perteneció al comité nacional de mujeres contra la guerra y el fascismo. María estuvo casada con Gregorio Martínez Sierra, autor teatral que gozó de notable fama y cuyo nombre esta ligado a importantes obras musicales de autores como Falla o Turina. Muchos sabían, otros sospechaban, que María colaboraba en la obra de su marido aunque nunca apareciera su nombre. Hoy existe la certeza de que María fue la auténtica autora de la mayor parte de la obra de Martínez Sierra.

  • 52:12 15 ago 1998  Maria Rafols, Micaela Desmaisieres y Teresa Gallifa fueron tres mujeres que tienen en común el haber entregado su vida a los demás y el ser fundadoras de tres órdenes religiosas dedicadas preferentemente a la atención a las mujeres.

  • Rosario de Acuña

    Rosario de Acuña

    48:05 08 ago 1998

    48:05 08 ago 1998 Nacida en Pinto, Madrid 1851, y fallecida en Gijón, Asturias, en 1923, Rosario de Acuña fue una mujer librepensadora, condesa que nunca utilizó su título. Abandonó a su marido por evidente infidelidad, masona, escritora que cultivó todos los géneros literarios; su obra refleja sus ideas comprometidas con la emancipación de la mujer y el anticlericalismo. En su época fue atacada y calificada de bruja demente o diabólica masona, y admirada por otros como escritora e idealista librepensadora.

  • Teresa Cabarrús

    Teresa Cabarrús

    51:05 01 ago 1998

    51:05 01 ago 1998 Hija del conde de Cabarrus, teresa nació en Carabanchel alto. Fue famosa por su hermosura, talento, aventuras y, especialmente, por la influencia que ejerció sobre uno de los principales protagonistas de la revolución francesa: Juan Lamberto Tallien, elegido por la convención nacional para controlar la insurrección girondina en Burdeos. Teresa estuvo en el origen del golpe de estado de termidor, que acabo con la vida de Robespierre. Gracias a la labor de Teresa en Burdeos muchas personas se salvaron de morir en la guillotina, de ahí que se la conociera como 'nuestra señora de termidor'.

  • Isabel Roser

    Isabel Roser

    54:07 18 jul 1998

    54:07 18 jul 1998 Pertenece Isabel a ese campo restringido de viudas ricas dedicadas a la iglesia y, en su caso, a la obra de Ignacio de Loyola. Mujer libre e independiente, por estado civil y por fortuna, colaboro activamente con Ignacio de Loyola en Barcelona; para profesar en la orden tuvo que buscar el apoyo papal. Finalmente san Ignacio la separo de la orden e ingreso en el monasterio de santa Maria de Jerusalén en Barcelona.

Mostrando 1 de 2 Ver más