www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4246558
Millennium - Jóvenes en la Yihad - ver ahora
Transcripción completa

Han pasado casi dos meses desde el 17 de agosto,

cuando se produjo la matanza de Cambrils y Barcelona.

En Barcelona fue en Las Ramblas.

Desde entonces nos preguntamos, ustedes y nosotros, el porqué.

¿Cómo es posible que se produjese ese acto

a manos de un grupo de chicos que vivían más o menos bien

y que formaban parte de la sociedad española?

Hoy seguiremos preguntándonos,

pero también buscaremos respuesta a estas preguntas

en este "Millennium" que ahora mismo comienza.

(Música cabecera)

El programa de hoy o sus argumentos no son tan sencillos.

Se puede ver desde muchos puntos de vista

y por eso mismo hemos invitado a cuatro personajes

aparentemente contrapuestos

para poder arrojar más luz sobre los asuntos que nos interesan.

En primer lugar, Pedro Baños.

Un invitado al que hemos recurrido en varias ocasiones.

Es coronel en la reserva del Ejército de Tierra,

diplomado de Estado Mayor, analista geopolítico,

experto en terrorismo, autor del ensayo:

"Así se domina el mundo:

desvelando las claves del poder mundial"

que pronto publicará Ariel.

¿Cuándo es pronto?

Para el siete de noviembre. Siete de noviembre.

Y ya que no hemos visto el libro, la pregunta es sencilla y obvia:

¿Cómo se controla el mundo? De muchas maneras.

Se controla a través de la economía, muy importante, y cada vez más.

Pero también a través de la manipulación mediática.

Estamos todos sometidos a un influjo mediático creciente

donde una avalancha de información que pensamos que nos hace sabios

en realidad lo que hace es impedirnos pensar por nosotros mismos.

Por lo tanto, hay muchas maneras. Ha dicho dos, ¿hay más?

Por supuesto: están también los servicios de inteligencia,

está la presión militar... Hay muchas maneras.

Pero, sobre todo, quiero destacar esas dos principalmente.

A través de la economía, hay muchos instrumentos,

armas económicas que se emplean.

Las acciones económicas, lo estamos viendo.

Pero incluso también el dominar a través de los fondos soberanos.

Con esos países que tienen esas grandes fortunas

que invierten y compran multinacionales

y por lo tanto ejercen gran influjo también en los países.

Y una vez más, insistir en esa manipulación mediática

que, como digo, es creciente y dominante.

Cuando usted lee en la prensa que unos chicos,

unos lobos solitarios, se les suele llamar así,

haciendo un poco de literatura barata...

¿Usted cree que existen los lobos solitarios en terrorismo?

Existen, pero hay que matizarlo.

Un lobo solitario es aquella persona

que actúa o llega a cometer un atentado terrorista

en nombre de una organización

con la que no tiene ningún vínculo real.

Eso es el auténtico lobo solitario.

Pero estos atentados, como los sucedidos en Barcelona,

son atentados que tal y como están diseñados

claramente han sido dirigidos,

no son inspirados, en este caso, por el Estado Islámico.

Son aspectos completamente diferentes.

Aquí estaríamos hablando de personas

que incluso aunque llegaran a actuar en solitario, personas individuales,

no son lobos solitarios, sino, como digo,

son personas dirigidas para cometer ese acto

y por lo tanto sería un actor solitario

y no un lobo solitario.

Muchas gracias por venir.

También ha venido en más de una ocasión

la señora Ángela Rodicio.

Periodista de la sección internacional

de los informativos de TVE.

Desde el año 88 cubre la información de Oriente Próximo.

Es Premio Espasa por "Las novias del Yihad",

que tengo aquí sobre la mesa.

Y que también hay que decir que ya habíamos comentado

en este mismo programa.

Usted en el libro, y también nos lo contó en otra ocasión,

habla de un vacío existencial

que se produce en muchas chicas

que les llevan a alinearse con la Yihad

y caen las redes del ISIS.

¿Eso se sigue produciendo?

Bueno, vamos a ver...

Yo para escribir el libro, y como decía antes,

con esos 30 años de experiencia,

me fui a hablar con jóvenes en universidades, sobre el terreno.

He grabado las conversaciones,

totalmente después transcrito palabra por palabra.

Y he ido a buscar claves

de todos estos fenómenos de radicalización exprés por Internet

que pueden darse en plazos de tiempo récord,

en dos semanas o lo que sea.

Una de las claves, en mi opinión, es que esa fase de la adolescencia

que se caracteriza desde que el mundo es mundo

por esa especie, no solamente de vacío existencial,

sino de moverse en un terreno de emociones, de búsqueda de valores

para buscar respuestas a todas las preguntas

que un adolescente se plantea.

Y si te las dan por Internet y ya muy dirigidas,

evidentemente, todo eso es más rápido.

El mundo de Internet es un mundo de emociones,

es un mundo de sensaciones.

No es un mundo de ideas ni de razonamientos,

como te puede llevar un profesor o la lectura de un libro.

Todo eso hace que al final, como decía George Orwell,

acabes convertido en carne de cañón

con muchas otras connotaciones que se dan en el mundo de Internet.

En otro de los momentos del libro, también investigando,

llegué a un libro del teórico Lars Ole Sauerberg

donde dice que este mundo de Internet es como la segunda oralidad.

Es decir, él llama "Paréntesis de Gutenberg"

a los 500 años que van desde la invención de la imprenta

hasta que sale Internet, hasta que se inventa,

que son 1500 hasta el 2000, vamos a redondear.

Y este el mundo, decía antes, en el que es muy fácil,

con una carga simbólica y de adoctrinamiento,

acabar convirtiendo a alguien,

a un adolescente, especialmente sensible y vulnerable,

en alguien radical, que puede llevar a actos terroristas

de una manera muy rápida y exprés.

Interesante.

Gracias por venir.

Vamos a presentar ahora a Taoufik Cheddai.

Es sociólogo islamólogo,

fundador de varias entidades culturales y religiosas,

miembro activo en asuntos de diálogo interreligioso,

fue imán en varias mezquitas de Cataluña,

y actualmente es imán voluntario en Getafe.

Usted ha dicho en algunas ocasiones que faltan medios

para conseguir el islam que queremos.

¿El islam que queremos es el del Corán o es otro?

Cuando hablamos del islam, como noción espiritual, es el mismo.

El islam es la religión establecida por Dios

y enviada a un mensajero que se llama Mohamed.

Esta interpretación a partir de entender los textos sagrados

y llevarlos a cabo a una realidad concreta,

como el contexto nuestro, es a lo que yo me refería.

Esto es la asignatura pendiente de los musulmanes españoles,

europeos y occidentales.

El islam, por su propia esencia, se adapta, se contextualiza,

como lo han hecho nuestros abuelos,

como lo han hecho los musulmanes durante estos 15 siglos.

Y Al-Ándalus ya no es tan lejos

con esta convivencia entre las tres grandes religiones monoteístas.

Pero nuestro contexto actual, hoy en día,

es que podemos trabajar entre todos,

digo "entre todos" y lo subrayo,

para llegar a un islam europeo occidental

compatible con la democracia, con los valores

que ya son universales, no son de moros o cristianos.

Al contrario, yo creo que esta, por ser una religión más,

dentro de esta seña de identidad de todos y cada uno de nosotros,

para mí ser español, no solamente lo vamos a limitar

en este famoso y estrecho cuarteto grecorromano y judeocristiano.

¿Por qué no lo abrimos también a lo musulmán?

¿Por qué no lo abrimos a Averroes?

¿A Ibn Ahmad el Cordobés?

¿A Abu Bakr al Turtushí de Tortosa?

¿A Abu Ishaq al-Shatibi de Xàtiva?

Yo creo que es un legado, patrimonio de todos y cada uno de nosotros.

Esto es un buen material para invertir y reivindicar este islam

que yo creo que entre todos podemos dar muchas soluciones

a muchísimas preguntas, no solo existenciales o espirituales,

a nuestros hijos, españoles, europeos y occidentales.

Que pueden ser musulmanes españoles, musulmanes occidentales,

musulmanes del mundo, orgullosos.

Y, por supuesto, trabajando por el bienestar de toda la sociedad.

Luego me temo que volveremos ahí.

Ahora mismo yo le haría 45 preguntas,

por decirlo de algún modo.

Pero déjeme que le haga una muy personal.

¿El imán puede, realmente, torcer el camino

a un chaval de 18 años?

Sí, es posible.

No es todo, no es la imagen que se ha dado por los medios,

Todo, el gran culpable, el gran satán es el imán.

Incluso cuando hablas de imán, es un honor serlo. Muchísimo.

El "oficio" del imán es noble, es con muchísimo respeto.

Ser imán no tiene nada que ver con lo que hemos visto.

Y cuando se habla de imán, otra cosa que me llama la atención,

se habla de un imán, de mezquitas, como si los musulmanes catalanes...

Es que no hay ninguna mezquita en Cataluña.

Se han cerrado más 70 oratorios.

Mezquitas dignas, desde el punto de vista islámico,

jurídico, arquitectónico, urbanístico,

¿dónde están en Cataluña?

Cuando vamos por Valencia, Madrid, Gibraltar, Málaga, Gerona,

hay mezquitas que todos conocemos, aunque pertenecen a un país concreto.

Desde la financiación hasta la ideología.

Pero en Cataluña se habla de imán, de mezquitas,

como si el islam y los musulmanes están felices y comiendo perdices.

No hay mezquitas dignas.

Mi hijo catalán musulmán cuando sale no ve una mezquita que merece,

como ciudadano catalán pagando sus impuestos.

Y de ahí, desde una mezquita que no existe,

hasta este imán que le lava el cerebro, con todo respeto,

pues yo creo que hay que tener todo, esta imagen, el panorama,

del islam catalán o el islam español.

Hay que abrir cierto debate que no es la cosa que se ha vendido.

Gracias por estar. Seguiremos.

Pero quiero presentar al señor Miguel Perlado.

Psicólogo, psicoterapeuta.

Especialista en relaciones sectarias y de manipulación psicológica.

Coordina el Grupo de Trabajo sobre Derivas Sectarias

del Colegio de Psicólogos de Cataluña.

En procesos judiciales evalúa la trayectoria de jóvenes

captados por el yihadismo.

¿Cómo analizaría usted a los jóvenes que estaban

en la operación de Barcelona y también de Cambrils?

Es interesante, porque ya algunos de los parámetros

que pueden estar interactuando, ya están saliendo aquí, justamente.

El aspecto de la globalización, con un impacto no solo mediático,

la manipulación, el aspecto de los vacíos personales,

también el religioso, inclusive, de la integración.

El análisis que podemos hacer es:

fallas identitarias en estos chavales y en otros muchos.

Fallos en la identidad.

Aparentemente parecen bien integrados y parece que funcionan,

participan de las actividades.

Pero quienes nos dedicamos al tratamiento psicológico

sabemos que hay muchas personas que transitan nuestras consultas

que aparentemente son funcionales pero luego adolecen

de importantes dificultades a la hora de integrarse

o de sentirse formando parte de algo.

En el trabajo con estos chicos lo que a veces observamos,

igual que en otros fenómenos de radicalización

porque este es otro aspecto que me gustaría remarcar,

que es no focalizar todo en el islamismo radicalizado,

sino que hay todo un gradiente de continuidad

de distintas conductas o comportamientos radicalizados.

Desde aquellos que se pueden dar en fenómenos deportivos

o en otras situaciones sociales de las cuales todos podemos conocer.

Inclusive, por ejemplo, en EE.UU.,

el problema con la radicalización de la extrema derecha

es mucho más importante a nivel de frecuencia de atentados

que el hecho del islamismo radical,

pese a que la política de Trump focalice todos sus intereses

Es decir, intervienen numerosos factores.

Pero desde el punto de vista psicológico,

uno de ellos que nos parece clave es la cuestión de la identidad

y la de un proceso adoctrinante

que se encuentra con chavales en un momento vital muy crítico

y que parece darles una prótesis, una segunda piel,

que les endurece, les fortalece o inclusive, en su fantasía,

creen haberse convertido en supermusulmanes

y poder hacer algo mucho más trascendente

a través de la idealización de la muerte.

Rebeldes con causa.

Sí, pero sobre todo, con esos aspectos de manipulación,

Por ejemplo, salía también la cuestión

de las redes y contenidos en Internet.

Es un aspecto fundamental para incidir en la prevención.

Desarrollar una narrativa diferente en Internet

que pueda contrarrestar toda la propaganda masiva

que se está desarrollando.

Y también incidir, por qué no, sobre los imanes.

Porque pueden tener un ascendente importante sobre los jóvenes.

Pero no solo sobre ellos, sino hacer partícipes también

a toda la comunidad islámica en su conjunto

en un proceso de transformación y convertirlos en agentes de cambio.

Quiero irme sobre el terreno

a través de nuestro reportaje que tenemos preparado,

y nos permitirá arrojar más luz sobre el asunto que nos ocupa hoy.

¡"No tinc por"! ¡"No tinc por"!

El 17 de agosto quedará para siempre grabado en nuestra memoria.

Los atentados en Cataluña se cobraron la vida de 16 personas

y dejaron más de 100 heridos.

La investigación determina que se trata

de una célula terrorista de 12 personas.

El denominador común de todos ellos:

jóvenes y aparentemente integrados en el pueblo.

-Son chavales que han crecido aquí, han nacido aquí.

Por lo tanto, esta gente sabe seleccionar a esos jóvenes.

Tantea, busca unos lazos familiares.

Si nos damos cuenta, la mayoría son hermanos.

Son amigos. Hay un círculo de amistad cerrado.

Hay una autoridad del hermano mayor sobre el pequeño.

Hay una complicidad, una facilidad de comunicación en casa.

Además del parentesco llama la atención su juventud.

El menor tenía 17 años.

Son jóvenes. Estamos hablando de un chaval de 17 o 16 años.

Difícilmente tiene una personalidad definida.

No tienen respuestas a esas preguntas que se le pueden plantear a un joven

a la hora de buscar respuestas religiosas

a conflictos internacionales.

¿Por qué nos atacan? ¿Por qué nos masacran?

Porque es muy fácil hacer un símil y justificar.

"Es que aquí matan a inocentes.

Los otros tienen las respuestas ya elaboradas.

También los otros bombardean a inocentes en países islámicos.

Y ese es tu hermano y lo tienes que defender,

y hacer el mismo daño que hacen a tus hermanos".

Cuanto más frágil mentalmente es el joven,

más fácil resulta reclutarle.

Anna Teixidor es periodista.

Lleva años investigando el entorno en que se mueven estos muchachos,

y explica así el proceso de radicalización en nuestro país.

A partir de nuestra experiencia,

la relación con el captador no es solo de un rato cada día,

sino que puede ser muy intensivo.

Continuamente te está enviando vídeos de propaganda

difundida por Jabhat Nusra, Al Qaeda o Dáesh.

Y lo que intentan es decirte que tú eres un elegido.

Ana, lo que nos seguimos preguntando

es por qué jóvenes crecidos y educados aquí

han sufrido un proceso de radicalización tan profundo.

No hay un motivo común en todos.

Por ejemplo, un chico que salió de Barcelona

y está ahora mismo en Jabhat Nusra, hace ya cinco años, me decía:

"Es que cuando estoy en Cataluña me llaman 'el moro'

y cuando voy a Marruecos a casa de mis abuelos

me dicen: 'Mira, el español'.

Yo no puedo identificarme ni con una nacionalidad ni con otra.

Yo solo me identifico con la "umma", con la comunidad musulmana".

Esa crisis de identidad les impulsa a buscar respuestas

en el islam más radical.

Aunque lo cierto es que no hay un solo perfil ni un solo motivo.

¿Qué podríamos hacer mejor?

¿Por qué jóvenes sin aparentes problemas de integración

acaban apoyando una causa por la que mueren y matan?

(Música)

Ha salido otra vez el mismo argumento

que utilizaban antes nuestros invitados.

Me viene a la cabeza una conversación

que mantuve con un conocido mío.

Su padre era albañil,

y fue de Marruecos a Cataluña.

Luego vino su madre

y vinieron también los cinco hijos que tenía la familia.

Los hijos han ido progresando.

Concretamente, el que yo conozco

es licenciado en Administración de Empresas.

Trabaja normalmente.

Me decía una cosa que tiene que ver con lo que acabamos de oír

y con lo que ha dicho usted. Él me decía: "Sí, me aceptan.

Tengo una posición importante en la empresa.

Pero soy 'el moro'.

Y de ahí no hay manera de salir".

Es una realidad bastante triste, lo debemos reconocer.

En otros países son tratados como la chusma.

Se habló de firmar cierto contrato de integración.

Discursos así, programas...

Yo no sé qué está pensando el político,

qué gestión, no sé, al tratar esta realidad.

De ahí yo creo que hagas lo que hagas

siempre serás ciudadanos de primera, de segunda...

Otro dato que podemos añadir al análisis que estamos haciendo.

No vamos solamente a limitarnos al factor religioso.

Yo creo que aquí en España, nuestro contexto,

hay dos millones de musulmanes, estamos hablando de casi el 4 %.

Si nos limitamos a Cataluña, más de 516 000 musulmanes.

La cuarta parte de los musulmanes está afincada en Cataluña.

Pero lo que no hablamos... ¿Y no hay mezquitas?

No hay mezquitas en el sentido de lo que es mezquita en el islam,

lo que conocemos como una mezquita.

Cuando me hablan de una iglesia o catedral,

ya sabemos lo que es. Pero mezquita con todo...

Ahora con el político de turno, hay que ir al polígono.

Y se empezó por Cataluña.

¿Por qué hay que ir al polígono? ¿Por qué no compartimos?

¿E integramos una realidad social, cultural, política y religiosa?

¿Por qué no es un departamento más de la ciudad?

Y de ahí yo creo que ir al polígono, ya de entrada,

estamos haciendo un flaco favor al gueto.

Nosotros queremos que lo haya.

El gueto no es demográfico, el gueto es cultural.

Esto es bastante peligroso.

Yo creo que el fracaso escolar... En Cataluña, por ejemplo, el 90 %

están presentes los alumnos musulmanes, catalanes,

en centros públicos.

Más del 95 % están en Bachillerato.

Y ya están para licenciarse y salir al mercado laboral.

Pero siempre serán "el moro" de turno.

Y peor si es una chica.

Con su velo y su vestimenta islámica, ¿le van a dar trabajo?

Está totalmente cualificada y preparadísima.

Pero por llevar un trozo de tela,

desde niña se le prohíbe la entrada a un colegio

por no sé qué concepto de la Ilustración,

de que la religión es el opio del pueblo o no sé qué.

Hay que abrir otro debate, repensar lo religioso en la sociedad actual.

No solo la islámica, lo religioso no es el opio del pueblo.

Quizás Max Weber lo trató como algo del capitalismo,

de cierta ética protestante.

El fracaso escolar en Cataluña, en España,

y los alumnos musulmanes llevan la bandera.

De ahí, 83 000 alumnos musulmanes

no tienen profesores de religión islámica.

¿Quién educa a nuestros hijos en los valores islámicos?

¿Estos falsos imanes?

Estas cifras, para mí, son alarmantes.

En toda España hay 55 profesores de religión islámica.

¿Para dos millones de musulmanes, 55 profesores?

En Cataluña, ni uno.

¿Qué piensa usted?

Es un fenómeno con muchas aristas.

Has puesto algunas, muy bien expuestas,

pero tiene muchas más.

Es cierto que hay algunos problemas.

No me gusta la palabra "integración" y mucho menos "asimilación".

Aquí hay muchas... ¿No le gusta?

En absoluto, hay muchas nacionalidades.

¿qué palabra le gusta? "Incorporación".

Están incorporados a la sociedad, respetan las leyes,

cumplen con sus obligaciones tributarias,

pero a mí no me gusta la palabra "integración".

Hay muchas nacionalidades en España que no están en absoluto integradas.

Hay alemanes o británicos que llevan 20 años viviendo en España

y no hablan una palabra de español.

-Najat El Hachmi, no sé si la conoce, es premio Ramón Llull.

Ramón Llull en Cataluña es como Cervantes para el castellano.

Ha ganado el premio Ramón LLull, que es lo más alto de las letras.

Ella decía: "Cuando me preguntan: '¿Hay que integrarse?'".

Para ella es desintegrarse.

-Además, la palabra "asimilación" es la propia del colonialismo.

Es lo que hicieron los japoneses en Corea:

asimilar a toda una población, traspasarles la cultura japonesa.

Pero como le decía,

has puesto una de las aristas que es verdad.

Por ejemplo, hay informes de la Unión Europea

que si una persona nace en el barrio de Molenbeek, Bélgica,

esa persona va a ser muy difícil que consiga que le alquilen

una vivienda fuera de ese barrio.

O simplemente tener un trabajo digno por más que se forme.

Es una realidad.

Es verdad, por otro lado,

que hay personas que siguen viendo mal,

como ciudadanos de segunda a estas personas,

que por el hecho de ser emigrantes...

Recordemos que a nosotros también nos han mirado en Europa

por encima del hombro otros europeos, sin lugar a dudas.

Pero vamos a la otra parte.

También es cierto que se ha hecho un gran esfuerzo en ayudas sociales.

La mayoría de los musulmanes que viven en España

reciben ayudas sociales, esto es una realidad.

Tampoco se puede acusar, y más en el caso español,

que puedo garantizar que quizá sea el país más tolerante,

que mejor acepta la diversidad de toda Europa.

Aquí no ha habido problemas de convivencia

a pesar de haber sufrido

el mayor atentado yihadista de toda Europa,

con mayor número de víctimas, nuestro 11M,

no ha habido actos de venganza, no ha habido revanchas,

no se ha excluido a la comunidad musulmana

del resto de la vida social.

Y lo estamos viendo ahora mismo.

Los ejemplos que se han dado en Barcelona.

Ese padre que le han asesinado a su hijo de tres años

y se abraza con el imán de Rubí.

Los ejemplos que hemos dado en España no son de racismo, ni de xenofobia,

ni muchísimo menos.

Pero, además, no solamente eso,

de todas esas ayudas sociales que reciben,

también es verdad que ha habido mucho apoyo

para intentar que esas personas

no se sientan marginadas en ningún caso.

Y también es verdad, y hay que decirlo también,

que hay una parte del islam,

especialmente las corrientes más rigoristas,

las corrientes salafistas, que animan a sus seguidores

a no incorporarse a esa sociedad.

Y lo estamos viviendo en España, hay informes de inteligencia.

Cómo algún partido rigorista, por ejemplo, marroquí

está animando a sus seguidores a que se mantengan al margen

de una sociedad que consideran corrupta,

que no se mezclen con los infieles no sea que les vayan a contaminar.

Y eso también hay que decirlo.

No basta solamente, por una parte, el esfuerzo de incorporar plenamente

a esos ciudadanos de pleno derecho, que lo son, a la sociedad,

sino que también hace falta que esos ciudadanos

tengan la voluntad sincera y leal

de incorporarse plenamente a esa sociedad

respetando, entre otras cosas,

los principios y valores democráticos.

También es verdad que sabemos que sos falsos imanes,

o como les queramos llamar, personas que dirigen la oración,

que muchas veces lo hacen de una forma totalmente torcida.

Retuercen el islam de tal manera que trasladan mensajes

que no corresponden con los valores democráticos.

Aquí han circulado vídeos en los que esos imanes

animaban a sus seguidores

a pegar, a castigar físicamente a sus mujeres

si no cumplían con lo que ellos entendían que debía ser una mujer

con respecto a la subordinación del hombre.

Es un conjunto de circunstancias que entre todos, por supuesto,

y me alegro enormemente que se dé voz a personas versadas en el islam,

personas doctas en el islam,

para que nos iluminen al respecto de esa parte positiva

que, por supuestísimo, tiene el islam.

Hay que pensar que si pensamos de radicalización,

si hablamos de extremismo, de terrorismo yihadista,

es una ínfima parte dentro del extenso mundo musulmán.

Estamos hablando de 1600 millones de personas en el mundo.

Que, además, en muchos casos hay un sincretismo enorme

con las culturas locales,

incluso con religiones ancestrales locales,

y por tanto es tan sumamente diverso

que no podemos meterles a todos en el mismo saco.

Como digo, me alegro que haya personas muy versadas

que de verdad se les dé voz y se les escuche.

-Yo creo que tienen ustedes ahora mismo

casi todas las pelotas en su tejado.

(RÍE)

El libro este de cabecera de "El Califato digital"

de Abdel Bari Atwan.

Él mismo estudia ya cómo partiendo del Corán hay dos Mahomas, digamos.

El profeta y el hombre de Estado.

El profeta es el hombre religioso.

Y el hombre de Estado, el de Medina, que justifica el terror

como un método de conquista.

Yo creo que ustedes tienen también mucho que decir ahora mismo

y, sobre todo, el mensaje que deben lanzar ya

a su comunidad y al resto, de qué va y qué importancia tiene

el mensaje que lanzan de las mezquitas,

que es como la radio y la televisión,

una especie de método de repetición de mensaje.

Esto es verdad, yo creo que si entre todos nosotros,

ser conscientes del problema.

Cuando hablamos de ciertos aspectos de estos problemas

el análisis es muy complejo.

No solamente lo religioso, lo educativo, lo político.

Es bastante complicado.

Pero de este "nosotros" y "vosotros"...

-No, somos "nosotros y vosotros", porque vivimos en un mundo global.

Pero la raíz es confusa. Ustedes son los que tienen...

-Tratar a esta gente como ciudadanos, de partida, es muy importante.

Así podemos derribar este problema de identidad.

"Sois ciudadanos, sois europeos, sois occidentales, sois españoles".

Y el problema es nuestro.

Entre todos, psicólogos, sociólogos, imanes, policía, seguridad...

Lo que pasa es que se ha dado mucho a la seguridad

a la hora de tratar estos temas, que es muy eficaz, pero no es todo.

El problema es ideológico.

A un hijo se le mete en la cabeza un argumento, por "X" cosas,

pues cuesta sacárselo si no hay otra alternativa

del mismo nivel o mucho más.

Las culturas que hace Abdel Bari Atwan u otros

de estas historias de la cultura islámica...

-Es el Corán. -No, el Corán están ahí.

Luego, su lectura, mi lectura, tu lectura, tu interpretación.

Hay bases, hay reglamentos.

Pero tratar esta lectura de Abdel Bari Atwan, como lo he escuchado,

yo puedo hacer lo mismo con el Nuevo Evangelio.

Yo saco textos de Mateo y de Lucas, que Jesucristo, la paz sea con él,

no vino para traer la paz, sino la espada, y separar...

Bueno, pero no se está usando ahora mismo para conquistar ni...

-Es que Mohamed, nuestro profeta... No Mahoma, Mohamed.

A Mahoma yo no lo conozco.

-Estamos en España y "Mahoma" es como se ha dicho siempre.

Decir que ha utilizado el terror son palabras graves.

Yo creo que el contexto del siglo VII después de la emigración,

ciertas lecturas políticas, históricas de textos sagrados,

hay que tener bastante cuidado.

Podemos hacer lo mismo con otros libros

y extrapolarlos a nuestra realidad de una lectura histórica...

-Exacto, es el quid de la cuestión. -Es peligroso.

Lo que está haciendo el Dáesh y estos grupos

es esta lectura imprecisa.

Manipula estos textos y da unas respuestas "fast food"

muy difícil de consumir, a estos hijos.

-Por eso tienen que ser ustedes los que digan: "Es una lectura falsa.

Si te inmolas y pretendes ser un mártir e ir al paraíso,

que sepas que vas a ir al infierno". Yo qué sé, algo.

Lo estamos haciendo, pero queremos que el Estado esté a nuestro lado.

No tenemos escuela de imanes, esto lo mencionó Ramón.

No tenemos Casa de Fatwa.

Mucho más importante que la escuela de formar a los imanes.

¿Fatwa sabéis lo que significa?

¿Qué es lo islámico en un país? ¿Qué es lo permitido y lo prohibido?

Mi hijo, nuestros hijos, ¿van a importar una fatwa

de Marruecos, de Egipto, de Arabia Saudí?

¿Un imán que ni siquiera conoce el contexto político, religioso,

cultural y económico?

"No, esto es "haram", esto "halal", esto es prohibido, esto permitido".

Aquí en España tenemos una casa que reúne a los sabios, los doctos,

no solamente en teología islámica, no, todos,

para decretar este punto de vista es islámico o no lo es.

Junto también, por supuesto,

con el conjunto de la formación de los imanes.

Hacen falta instituciones islámicas españolas.

El problema lleva existiendo desde la creación del islam.

Hay que pensar que no existe un cuerpo doctrinal único,

como bien sabes,

con lo cual, cada uno lo interpreta como cree más conveniente.

El problema es que puede venir un imán

con una visión wahabista, muy rigorista,

o que pertenezca a los Hermanos Musulmanes,

o al partido Justicia y Caridad.

Con lo cual, lo que va a transmitir a todo aquel que le esté escuchando

una visión extremista, esa es la realidad.

Extremista y, sobre todo, no adaptada, insisto,

a nuestros valores y principios democráticos.

Con lo cual, el problema es ese.

Eso no lo va a solucionar actualmente nadie

porque es un problema del islam en general.

No solamente entre suníes y chiíes.

Podríamos hablar solamente de las distintas corrientes,

entre los suníes hay distintas escuelas coránicas.

-Pero también hay una dimensión más global.

A mí sí me gusta la palabra "integración".

Uno puede asimilar y luego rechazar aquello que asimiló

porque es un cuerpo extraño, no hay interacción, integración.

Hace falta una labor de integración importante

especialmente unos anglosajones

que describen a estos jóvenes progresivamente radicalizados

como "inbetweeners", están justamente entre dos mundos,

que es lo que se describía en este testimonio, este reportaje.

No estás ni en un lugar ni en otro.

Esto genera, normalmente, una fractura importante.

No hay duda de que la interpretación distorsionada y nociva del texto,

como vemos en sectas destructivas, puede alienar y trastocar la mente

y llevar a alguien a radicalizarse.

Pero me parece más importante enfatizar justamente

los aspectos emocionales de estos chicos y la integración,

porque no me parece tampoco trasladar toda la pelota:

"La tienen ustedes ahora". No, la tenemos todos.

Me hacía pensar un poco lo que tú mencionabas

en un ensayo muy breve que igual conocéis

de un poeta y sociólogo alemán

que describe a los perdedores radicales.

Y describe a esa porción de personas

que radicalmente se sienten íntimamente perdedores radicales,

sustancialmente,

que van incubando secretamente una venganza

por unos sentimientos tremendos de humillación y rechazo

y de sentirse una chusma.

La contraparte es el ganador radical, que es lo que Occidente promueve.

Eso genera una tensión brutal.

¿Dónde quedan estos chavales, estos jóvenes?

En un lugar donde no hay lugar para ellos

o donde serán tildados: "Tú eres...".

Que es un poco lo que me parece que es un aspecto central.

Sumando esa dimensión más global.

Aquí, efectivamente, hay dos partes muy importantes.

Una de ellas, además, tú eres un gran experto,

es la persona que actúa, que al final es el títere.

Es decir, es el soldado de a pie.

Esta persona podía haberse integrado en una secta.

Podía haber, como hace poco una joven de Elche,

que un gurú de Perú... -Sí, se la lleva.

O en algún momento, si estuviéramos en otro contexto histórico,

podía haberse incorporado a una guerrilla marxista.

O a una mara, a cualquier cosa. Son personas vulnerables.

Muchas veces necesitan una bandera en la que arroparse,

que dé sentido a su vida.

Con problemas, efectivamente, de identidad personal.

Esto es algo muy habitual, y va a seguir existiendo siempre.

Ahora viene la otra parte: ¿quién utiliza a estas personas?

Esa es una de las grandes claves.

Porque este fenómeno de falta de incorporación, integración,

como le queramos decir, va a existir siempre.

Claro, el problema es: ¿quién les está utilizando?

Porque ese es el...

Sí, la instrumentalización de las personas.

-Carne de cañón. -Y la carne de cañón.

El Estado Islámico es un movimiento, un grupo terrorista, suní extremista.

-Ni "Estado" ni "islámico". -Es que suní extremista hay muchos.

Es decir, no es un caso único. Y no va a desaparecer

porque desaparezca desde el punto de vista militar.

Tenemos que abordar los dos campos.

No basta con intentar solucionar el problema que tenemos en casa.

Nuestra debilidad, que por supuesto la tenemos.

Y que probablemente no desaparezca nunca

porque estas personas existirán, como existen las violaciones,

los robos o cualquier crimen, lamentablemente.

Pero sí tenemos que prestarle gran atención a lo que sucede fuera.

¿Quién lo está alimentando?

¿Quién se sirve de esta gente para cometer atentados,

que sirva para sus fines estratégicos?

Ese aspecto es tremendamente importante.

-Sí, la geopolítica y la utilización de personas.

-"Cui prodest?", que decía Séneca. ¿A quién beneficia?

A quien beneficie el crimen es, probablemente,

el que lo ha cometido, decía Séneca.

¿A quién beneficia y a quién perjudica?

Vamos a hacer un pequeño cambio.

Hay una persona que me gustaría que conociesen,

que se llama Javier Lesaca.

Javier nació en Pamplona en el año 81.

Es consultor e investigador visitante

en la Universidad George Washington.

Javier Lesaca ha hecho un trabajo interesantísimo

que está resumido o publicado

en este libro que se llama "Armas de seducción masiva"

y que está editado por Península.

¿Qué es lo que ha hecho el señor Lesaca?

Ha tomado 1300 vídeos, que están en YouTube la mayoría,

y los ha analizado y ha hecho un resumen, un trabajo,

de lo que se encuentran chicos

como los que, lamentablemente, han protagonizado las noticias

de Cambrils y de Barcelona.

Esos vídeos han alimentado sus cabezas, sus mentes,

y ha llegado a conclusiones que nos cuenta también a nosotros.

Los vídeos del Dáesh son productos culturales

que están pensados para ser percibidos

no como unas imágenes crueles,

como unos vídeos que producen espanto,

sino que están pensados para ser percibidos

como productos culturales de ficción.

Por eso el interés que pone Dáesh en copiar las secuencias

de las películas y los videojuegos de ficción más populares del mercado,

para que automáticamente el cerebro asocie esas imágenes

no con elementos y momentos de terror

sino con elementos de ocio y de entretenimiento.

Hay un momento clave en el desarrollo de la estrategia de comunicación

del islamismo contemporáneo

que es cuando en el año 2005,

Ayman al Zawahiri, el lugarteniente de Bin Laden

y el actual líder de Al Qaeda,

le escribió una carta al líder de Al Qaeda en Irak, Al-Zarqawi,

pidiéndole que dejase de publicar imágenes en Internet

donde mostraba la decapitación de rehenes.

Le dice que esas imágenes son demasiado duras

y que incluso las propias audiencias de Al Qaeda

no entendían esas imágenes porque les parecían demasiado duras.

Dáesh entiende esta lección y lo que hace es convertir

esas imágenes de decapitaciones, de violencia explícita,

en productos de comunicación similares a los que todos consumimos

o productos de comunicación similares a los que sus audiencias potenciales

consumen en sus momentos de entretenimiento.

De tal manera que esas imágenes dejan de ser percibidas

como elementos de terror

y empiezan a ser percibidas como elementos culturales, familiares

y ligados al entretenimiento.

En el análisis de los 1400 vídeos del Dáesh

que he realizado en libro "Armas de seducción masiva",

donde analizo la comunicación del ISIS

desde enero de 2014 hasta la actualidad,

me he encontrado dos grandes sorpresas.

Y me encontré con que la temática de la religión, de manera explícita,

apenas está presente en la temática de estos vídeos.

De hecho, son mucho más constantes y frecuentes

las referencias a videojuegos como "Call of Duty", "Grand Theft Auto",

o a películas como la saga "Saw", "American sniper", "Hostel",

o "Person of interest", "Homeland"...

Son mucho más constantes las referencias

a estos productos culturales occidentales que a la religión.

Y otro de los elementos más sorprendentes

fue la apenas presencia del líder del ISIS en estos vídeos.

Entre los 1400 vídeos analizados en los últimos tres años,

el líder del ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi,

solo aparece en un vídeo.

El resto están interpretados por más de 800 jóvenes

de más de 100 países distintos de todo el mundo,

que han creado una especie de Erasmus de yihadismo,

de movimiento social

donde explican a sus potenciales audiencias

los beneficios de unirse al Califato.

ISIS está hablando a jóvenes como los de Barcelona y Cambrils

que cometieron el atentado el 18 de agosto de 2017.

Que son jóvenes hijos de la modernidad,

hijos de Occidente,

y que están familiarizados con la cultura occidental.

(Música)

Hablamos de los vídeos de Dáesh,

pero también podríamos hablar, al menos ahora,

de los vídeos que hemos visto tomados por las cámaras de la calle

en La Rambla, en los entornos del mercado de La Boquería,

en Barcelona, en Tarragona...

Y podríamos seguir así.

Yo cuando vi y conocí a Younes,

él me ha dicho correspondía a "Jonás" Abouya Aqoub,

que tiene 22 años, andando, después de haber cometido

la matanza en La Rambla.

Parecía un chico simpático, amable, que estaba bien, cordial, joven...

Sin problemas.

A lo mejor enamorado de una chica.

No sé.

Y falta la explicación lógica

del porqué si ese chico era así, aparentemente, en las imágenes,

de pronto sea capaz de ser completamente lo opuesto

a lo que pensamos nosotros.

-Claro.

Esta es una de las cuestiones que más intriga.

¿Cómo es que alguien puede llegar no solo a cometer esas acciones,

sino dar una apariencia de completa normalidad?

Lo podemos encontrar en otras situaciones sociales.

Léase, el señor que tomó un día la escopeta

y le pegó cinco tiros a su familia y sus vecinos: "Pero si era ejemplar.

Me ayudaba a bajar la compra, ayudaba a las señoras mayores".

Es decir...

Sucede una suerte de fuerte disociación de identidad.

Lo vimos también, y hay estudios muy interesantes

de los médicos en la época nazi donde primero gaseaban a los judíos

y después enseñaban en su casa normas de conducta a sus hijas.

Y funcionaban esas dos partes sin tocarse.

Lo intrigante de este estado

es cómo a través de ese proceso adoctrinante

que se basa sobre un proceso emocional,

sea con un imán o con una persona del entorno,

al cual siente que tiene autoridad, respeto, criterio, dirección...

Lo que fuere. Sobre esa base emocional

se monta un proceso que busca generar un estado...

Porque la radicalización no deja de ser un estado mental,

caracterizado por la cerrazón ideológica,

por el blindaje, por la repetición de frases a modo de eslogan

como grandes verdades.

Lo que observamos también en una secta destructiva

a otro nivel, innegablemente.

Alguien antes decía "lavado de cerebro".

Va un poco en esa dirección.

Se suma a un proceso afectivo que con una fuerte carga adoctrinante

busca sorber el seso de tal manera que separen dos partes dentro tuyo

y esos sentimientos de humillación, de exclusión, de no integración,

van siendo insuflados por odio.

Pero esa persona lleva una doble vida y en etapas iniciales no se detecta.

Muchas veces los familiares dicen: "Pues no había un cambio, no notaba".

Aunque luego ves pequeñas señales que no son inequívocas.

No nos engañemos, no tenemos señales inequívocas

para detectar este problema,

y es algo que nos hace sentir más perdidos.

¿Cómo detectaremos esto? Hay algunas que sí.

Otro punto de los que siempre aparecen es:

"No es posible que en su casa no supiesen nada".

Es posible que no se enteraran de nada.

No obstante, a medida que se avanza en el proceso,

aparece algún despunte que puede empezar a detectarse

pero quizás no es interpretado en la línea de:

"Está siendo radicalizado".

-Si el niño, adolescente, o joven tienen su ordenador en el dormitorio

y está encerrado 14 horas al día,

¿cómo saben los padres qué está haciendo?

-No solamente eso.

Las familias, cuando inician esos procesos

de acercamiento a la religión, lo ven como algo positivo en general.

Son jóvenes que a lo mejor se habían alejado de esa religión.

Los padres consideran que es bueno que vuelvan a ella

porque les va a dar valores,

porque van a volver sus orígenes, a sus tradiciones,

y en principio no lo ven como algo negativo, al contrario.

Además, hay que pensar que esos niveles de fanatismo...

Estamos hablando de fe.

Y la fe hace que estas personas se consideren soldados

que están luchando por una causa

muy superior incluso a su propia vida.

Y eso les da una confianza enorme.

Porque ellos piensan que, efectivamente,

están defendiendo, apoyando o resolviendo

un insulto que se ha hecho a una religión

que para ellos es más importante que todo lo demás.

-Y si demás es exprés, que es en dos semanas,

tampoco te vas a dar mucha cuenta. -Suelen ser los peores casos.

Porque cuando la radicalización es más rápida,

precisamente tratan de demostrar que son los mejores creyentes.

Pero no pasa en esta religión, pasa absolutamente en todas.

-Es llamativo lo de los procesos de radicalización y su rapidez.

Porque ha cambiado también la mecánica y la sistemática.

Ahora estaríamos hablando ya de líderes de células

en torno a los 30 años, y de reclutados en torno a los 23.

Es la media según algunos estudios.

Es llamativo que estos procesos se aceleren de tal manera.

Lo que antes tardaban meses, ahora lo hacen rápidamente.

-Yo tengo una... -Y las conversiones.

En Francia o el resto de Europa cada vez son mucho más jóvenes.

Cada vez hay más mujeres.

Y cada vez hay mayor número de conversos.

Que suelen ser, además, los más radicales.

Y lo que se ha dicho de los vídeos, no estoy de acuerdo.

Yo creo que no puede haber, digamos, connotaciones religiosas directas

pero sí que hay mucho simbolismo.

Es decir, cuando se hablaba en algunos análisis de Raqa,

que es como "Sin City". Yo no estoy acuerdo.

Raqa era la ciudad de vacaciones de Harun al-Rashid, el califa famoso.

-"Las mil y una noches". -Exactamente.

"Las mil y una noches del terror", que él llamaba el libro.

Esos son valores simbólicos muy importantes.

Puede ser que no haya una connotación religiosa directa

pero sí la indirecta, un simbolismo muy importante

de esa historia gloriosa del Califato.

-La elección de Raqa como capital de ese Califato

no fue casualidad, ni muchísimo menos.

Y Dabiq, la revista, etcétera.

-La batalla de Siffín... -Exacto.

La gente que ve los vídeos no se entera.

Pero lo llamativo es esa asociación con contenidos emocionales.

-Lo decía escritor, tipo videojuego. -Exacto.

Si hablamos de los vídeos, hay que hablar mucho más.

Son los vídeos... Ya, ya, pero...

Habría que hacer un programa específico sobre los vídeos.

Esos son los vídeos que a él le han llegado.

Pero el Estado Islámico, Dáesh, ISIS, como queramos decirle,

hacía muchos más vídeos.

También hacía vídeos para consumo positivo de su propia gente.

Hacía vídeos de cómo daba servicio de basura, de autobuses...

-El Estado donde no hay Estado, como hace Hezbolá.

-Había muchos más vídeos.

Unos vídeos que, por cierto, es muy sorprendente,

porque se distribuyen a través de una empresa americana,

SITE Intelligence Group.

También habría que plantearse por qué se distribuyen...

Ojo, y por qué se siguen manteniendo en Internet

cuando si colgamos, que a nadie se le ocurra,

de violencia de género, es borrado al instante.

Eso también podríamos hablarlo, daría para otro programa.

Para otro programa.

Es que es eso.

Hay relación con armamento occidental.

Todos los sistemas de reclutamiento, de adoctrinamiento, de propaganda,

imitan y emulan estilos que ya conocemos en Occidente.

O que todo esto nazca en Irak. Yo voy un poquito más allá.

Yo no sé si ustedes han leído una novela de Michel Houellebecq

que yo les recomiendo... -La polémica.

¿Cómo?

La polémica novela. La polémica novela,

pero que pone el problema encima de la mesa.

Pasa en Francia.

Un presidente de la República parecido a François Hollande

que tiene que convocar elecciones

y que parece, según todos los sondeos,

que las elecciones las van a ganar los musulmanes.

El presidente será musulmán.

Y el presidente de la República será musulmán.

¿Cambiará la República?

¿Cómo será a partir de ahora la convivencia de los franceses

con musulmanes en los puestos clave?

Por ejemplo, en La Sorbona.

El rector de La Sorbona, a partir de ese momento,

será musulmán.

¿Y qué harán?

¿Las profesoras seguirán dando clase o no?

Y a partir de ahí hace un juego bastante entretenido.

Yo siempre digo, y ahora se lo digo a usted,

¿qué pasaría...?

Porque a lo mejor podríamos avanzar a base de especulaciones

¿Qué pasaría si el presidente del Gobierno español fuese musulmán?

Totalmente nada.

Ya tenemos a Sadiq Khan como alcalde de Londres.

Tenemos al señor Barkani en Melilla.

Tenemos a Aboutaleb en Rotterdam.

Yo creo que es un debate totalmente fuera de juego

en términos del futuro.

¿Cree que es un debate fuera de lugar?

-No, el planteamiento. -No es igual alcalde que presidente.

El planteamiento de un presidente musulmán francés,

yo creo que es un valor añadido, un plus a una sociedad diversa,

de estos valores de "égalité, fraternité, liberté".

¿Somos fieles a la Ilustración

o hemos importado un discurso tergiversado, mediático,

de una religión tan torcida

que no tiene nada que ver con los propios textos?

Yo quiero que en Francia,

cuantos ministros de origen musulmán, hombres y mujeres,

desde François Mitterrand hasta el presidente Macron.

Yo creo que es un debate islamófobo por excelencia.

No deja de ser una novela interesante

pero yo creo que la novela después de ganar el Premio Goncourt Sáhara,

me parece que se llama... No lo sé.

Ha contestado de la mejor manera a esta novela de Michel.

Invirtiendo sobre valores de diversidad,

de diálogo entre culturas, entre regiones.

Yo creo que Francia, con su República,

con sus valores de "grandeur de la France"

puede dar muchísimo al resto de Europa.

No un discurso antagónico de choque de civilizaciones,

Al principio de los años 90 cuando salió el tema de Huntington

y el choque de civilizaciones le contestó Edward Said

con un artículo magistral que publicó incluso el Hared,

que decía: "Choque de ignorancias". -Exacto.

Y era buenísimo.

-Y otro, Tariq Ali, "Choque de fundamentalismos".

Otro libro interesantísimo.

Claro, hay una diferencia notable.

No es lo mismo ser alcalde que presidente de un Gobierno.

Un presidente de un Gobierno, con todo su gabinete,

tiene la capacidad de modificar las leyes.

Yo no voy a valorar si será mejor o peor.

Lo que sí es cierto es que si sigue la tónica demográfica actual

en muchos de los países europeos, no en todos...

Estamos hablando de España, Francia, Reino Unido, Bélgica, Holanda,

Austria, Rusia...

Lo que es cierto es que el componente demográfica

va a variar notablemente en muy pocos años.

Porque la diferencia de natalidad entre unos grupos y otros

es cierto que es tremendamente diferente.

Acusadamente diferente.

Ojalá, efectivamente, no exista ningún cambio.

Que cada uno siga practicando la religión

de puertas hacia dentro, hacia su casa,

como es lo propio de un país laico como en este caso es Francia.

Pero puede ser que alguien llegue y modifique completamente las leyes.

Antes yo decía que la clave de esa incorporación a la sociedad

es respetar las leyes.

La cuestión es hasta qué punto se podrían llegar a cambiar

y cómo el resto de la sociedad las llegaría a aceptar.

Pero no cerremos los ojos,

esto es una realidad que no sé si será mejor o peor,

pero que va a suceder dentro de 20 o 30 años.

¿Y en la novela cómo es el gabinete? Luego elegirá ministros.

No, yo creo que... Claro, claro.

-¿Y qué ministros elige?

Bueno, pues elige... (RÍEN)

La cuestión es que el islam no es el budismo ni el confucionismo.

El islam es mucho más que una religión.

El islam pretende impregnar

todos los aspectos de la vida del hombre.

Desde como individuo, como familia, como sociedad, como Estado...

Absolutamente todo. Y eso es la Sharia.

La Sharia es un código de conducta

para absolutamente todos los aspectos de la vida del hombre.

Inmediatamente, que hubiera una mayoría musulmana,

no significa que no se llegue a adaptar.

Que es otro de los problemas que ha tenido el islam,

que no se ha ido adaptando al ritmo de los tiempos.

No digo que pueda llegar a adaptarse,

pero probablemente viviríamos en una sociedad diferente.

Yo creo que no estamos diciendo nada negativo.

Simplemente estamos hablando. No sé si será mejor o peor.

Lo que es cierto es que va a cambiar la sociedad, sin lugar a dudas,

en parte de los países europeos.

Tenemos cierta imagen basada sobre unos conceptos

bastante orientalistas del corpus de la región islámica.

Cuando hablamos de religión islámica, conceptos como la Sharia,

no debemos definirlo bastante bien.

Y vienen estas definiciones tan orientalistas

por ciertos conceptos,

desde el colonialismo, el imperialismo, hasta hoy en día.

Cuando me hablan de un islam como la imagen...

...arcaica, de la Edad Media, como era el cristianismo...

Esto es extrapolar conceptos de otras culturas

a la religión islámica,

y hoy en día vamos a importar un islam,

que ya el concepto de la religión para mí, como occidental, me asusta.

No es esto el islam que estamos hablando.

-Dar esta imagen del islam... -El islam de Arabia Saudí.

Pues está el pueblo saudí.

en Arabia Saudí te pueden practicar la ley antiterrorista

simplemente por cuestionar cualquiera de los cinco pilares del islam

o por hacer proselitismo del ateísmo.

Inmediatamente te decapitan.

El Gobierno iraní no es el pueblo de región islámica.

Lo interpreta cualquier político de turno.

Lo mismo pasó con el cristianismo aquí.

Es que tener un Estado teocrático dirigido por el Santo Padre

y otro gobernador que tiene el poder absoluto de Dios, pasó aquí.

El islam también se contextualiza, se adapta.

Hoy en día tenemos toda la "democracia" cristiana.

¿Quién pudiera imaginar que el cristianismo

se pudiera integrar dentro de sistemas políticos,

dentro del Estado moderno?

Hay partidos de democracia cristiana.

Su gran internacional cristiana, junto a la internacional socialista.

Lo mismo está pasando con el islam.

El islam "político".

Al lado, tenemos vecinos en Turquía

con un partido que se denomina como "islamista".

Aunque la palabra "islamista" suena de una manera en nuestro diccionario

como algo peyorativo, como la palabra "yihad".

"Yihad: guerra santa de los musulmanes".

Oye, por favor, ¿qué estamos educando a nuestros hijos?

¿Qué está diciendo este diccionario islamófobo?

Yo creo que se ha adaptado el islam en Turquía, en Marruecos...

-Tienes razón. -Y la imagen arcaica del islam,

como la Sharia, cortar cabezas y lapidar a mujeres.

Nunca se ha lapidado a hombres, solo a mujeres.

Ojalá, efectivamente, se adapte y sea una sociedad todavía mejor

con valore que a lo mejor hemos perdido.

(HABLAN A LA VEZ)

Si me permites, el islam tiene grandísimo valores sociales.

De respeto a los mayores, el significado de la familia,

que esté prohibida la usura, la limosna de verdad

como la entendían los cristianos originarios.

Es decir, de dar lo que tienes para los demás.

-Pero sabemos también... -Los mandamientos que compartimos.

-...que precisamente... -Los cinco pilares que compartimos.

...los países musulmanes "laicos" como eran Irak y Siria...

-Dejaros de manipulación. -...se están destruyendo.

Y son países que se están radicalizando.

Has hablado de Turquía.

Turquía se está radicalizando desde el punto de vista religioso.

Eso no se puede negar, es algo evidente.

Solamente hay que pasearse actualmente por Turquía.

Quiero decir que ojalá sea como tú dices, como yo deseo,

pero desde luego, la situación no es tan sencilla, ni mucho menos.

Señores, de verdad que nos hemos pasado de tiempo

de todo el programa.

Me parece interesantísimo.

Y yo creo que no es que tengamos argumentos para hacer otro programa,

sino para hacer casi una serie completa

entre los vídeos, la política ficción,

dónde llega cada una de las cosas,

las mismas maneras de concebir el islam.

Dejémoslo ahí, porque no hay más tiempo.

Les quiero agradecer a los cuatro su presencia

y también a los espectadores por acompañarnos

en esta primera entrega

después de la vuelta de las vacaciones

en este primer programa de la nueva temporada.

Gracias y hasta la próxima semana.

(Música)

  • Jóvenes en la Yihad

Millennium - Jóvenes en la Yihad

02 oct 2017

Ramón Colom, acompañado por Pedro Baños, Ángela Rodicio, Taoufik Cheddadi y Miguel Perlado, debaten sobre los jóvenes en la Yihad.

ver más sobre "Millennium - Jóvenes en la Yihad " ver menos sobre "Millennium - Jóvenes en la Yihad "
Programas completos (102)

Los últimos 251 programas de Millennium

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios