www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4166558
Para todos los públicos Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta Kioto-Nara-Nagoya-Tsumago-Yudakata - ver ahora
Transcripción completa

En el capítulo anterior

visitamos el conocido barrio de las "geishas" en Kioto.

Degustamos los sabrosos "yakitoris".

Compramos quimonos.

Se cumplieron nuestros deseos.

Y hasta nos convertimos en auténticos "ninjas".

En este capítulo, visitaremos ciudades tan sorprendentes

como Nara, Nagoya, Magome o Yudanaka.

Colaboraremos para la construcción del templo Todaiji.

Nos perseguirán ciervos en Nara.

Conoceréis cómo son las residencias tradicionales, los "ryokan".

Acudiremos a una cena gourmet vestidos de etiqueta.

Veremos cómo se bañan los famosos monos de las nieves.

Aunque yo no tuve un encuentro muy feliz con ellos.

¡Mujer, no era para tanto!

Y nos haremos la Ruta de los Samuráis.

¡Amigos "makuteros", a ponerse el quimono!

TODOS: ¡Nos vamos de fiesta a Japón!

(Silbido)

Lo mío son los animales.

Me molan los videojuegos.

Y elijo dónde comer y dormir.

Me encantan las redes sociales.

Grabo vídeo-diarios.

Como de todo. (SE RELAME)

(TODOS) ¡...nos encanta viajar en familia!

(Graznido y avión)

Y comenzamos nuestra ruta de hoy. ¿Adónde vamos, papi?

Vámonos en dirección de Nara

a pasar el día con los ciervitos.

¡Vaya yuyu! Salir del hotel y... ¡uf!, mal rollo.

(HABLA SONIA)

Tiene un tejado.

Parece una cama de matrimonio.

Sí, pero para dormir eternamente es eso.

¡Mejor pirarse echando virutas!

(Música)

Ahora ya aquí, en la estación, hay que coger un autobús

que hace un circuito circular

y te lleva al templo de Nara, a la zona de los ciervos

y a todos los puntos importantes que hay que visitar aquí.

Esto de los autobuses aquí en Nara es un poco "sangría"

porque cada desplazamiento, que son dos estaciones,

son como unos cinco euros toda la familia,

con lo cual, aquí, que hay que hacer 6 o 7 desplazamientos, pues...

nos va a costar unos 30 euros.

(Megafonía en japonés)

A Mateo está a punto de caérsele este diente,

que lo lleva como "El cuñao".

Nara es famosa por sus templos, por su gran buda,

por sus parques, pero sobre todo por sus...

(Berrea de ciervo)

(Música animada)

¡Me quiere morder!

Quiere la galleta.

¡Pero fuera!

¡Mami! (CHILLA)

¡Ay!

(APACIGUA AL CIERVO)

Son juguetones. (LOS AZUZA) ¡A por ése, a por ése!

¡A por Sonia! (LOS AZUZA DE NUEVO)

Hace muchos siglos, estos ciervos

no podían cazarse, porque si no,

la gente que los había cazado estaba

condenada a morir.

Luego los empezaron a cazar a saco

y casi desaparecieron.

Y ahora están protegidos.

Los ciervos aquí, en Nara, son animales sagrados.

Se dice que uno de los cuatro dioses del templo

de Yasa

fue a visitar el monte Mikasa, uno de los que está por aquí,

a lomos de uno de estos ciervos blanco.

¡Tuso, tuso! ¡Venga, venga, venga para allá!

Estos ciervos, si no estás un poquito al loro,

te pueden llegar incluso a amedrentar un poco.

Te comen la ropa, comen absolutamente de todo, las bolsas,

todo, en busca de un poco de comida.

¡Tuso, tuso!

Los de cuernos no te hacen absolutamente nada.

A Candela le dan miedo y, si no le haces nada al de cuernos

ni le molestas, pues él no te hace nada.

Ella se acerca, la huele y...

Aquí, allá. Sí.

Y uno chupándote el culo.

Ya decía yo que nos atacaban...

Primero hay que leerse las instrucciones.

Por cierto, voy a compartirlo por las redes,

así también otros lo conocerán.

(Motor antiguo)

Estamos en una época en la que es imprescindible

el intercambio de información en redes sociales.

Para nosotros, los comentarios de otros viajeros en "blogs" y redes

son muy útiles a la hora de escoger un hotel, un restaurante

o decidirnos por una ruta u otra.

Si algo no te ha gustado o, por el contrario,

te ha gustado y ha sido positivo,

compártelo para que otros lo conozcan.

Compartir es aprender disfrutando.

Es impresionante el portón de entrada a este templo,

el más importante de aquí, de Nara.

Este templo tiene una curiosa historia detrás.

Hace 800 años hubo una guerra civil en Japón

y en este templo se alojaron

soldados del bando perdedor.

Así que los ganadores, cuando recuperaron el terreno,

le cortaron las manos al buda.

La segunda vez, hace 400 años, pasó lo mismo:

se asociaron con el bando perdedor y esa vez le cortaron la cabeza.

Así que este buda ha sido reconstruido un montón de veces,

igual que el templo.

(Gong)

Para ayudar a la rehabilitación del templo,

han puesto este puesto donde tú puedes pagar tu teja

por unos seis euros, mil yenes, y escribir tu nombre.

Es una manera de colaborar y de que tu nombre permanezca luego

en el tejado de este templo durante siglos.

Éste es el certificado que nos han dado

por colaborar en esta actividad.

Si pasáis por este agujero,

que es como la nariz del buda,

tendrás más inteligencia

y serás más listo.

Hora de comer. (SE RELAME)

Me encanta esta idea

de poner platos de plástico

que están súper bien hechos, porque parecen de verdad,

para que puedas ver los platos que tienen, a ver si te apetecen o no.

Estas reproducciones plásticas son un reclamo muy normal

en todos los restaurantes de Japón. Fijaros lo bien que están hechas,

apetece comérselas.

Una simple gamba como ésta rebozada, de plástico,

puede costar en torno a los diez euros.

Imaginaros un set, un plato,

en torno a los 70 u 80 euros.

Fijaros en este escaparate, son tantos platos...

Pues aquí hay como 700 u 800 euros en escaparate.

Voy a probar este palito

con aguacate y marisco.

Quema.

Está riquísimo.

Hemos venido a este restaurante típico

donde todo es a base de pinchitos.

Hemos pedido dos sets de veinte pinchitos

para probarlos todos.

Hay de gamba, de ternera,

de marisco... Todo tiene muy buena pinta.

Mmm... Está que te mueres de bueno,

pero que te mueres de...

de caliente.

Hemos resuelto el enigma, por fin hemos encontrado la tienda

donde los restaurantes compran la comida de plástico

para poder enseñarla en los escaparates.

No sabíamos quién lo hacía ni dónde lo adquirían,

pero aquí está, ésta es la tienda. Así que vamos a ir a comprar

unos "sushis" para toda la vida.

(Música)

Finalmente hemos comprado... este "sushi".

Volvemos a Kioto con nuestras mochilas para dirigirnos

a nuestro próximo destino: Nagoya.

Ésta es nuestra perrita Pipa.

(TRISTE) La echamos mucho de menos.

Hemos llegado a Nagoya.

8:30 de la tarde.

Tengo aquí las indicaciones

de cómo llegar al "hostel" donde vamos a dormir esta noche.

Tenemos una habitación reservada para los cuatro.

Otra cosa curiosa del metro

es que hay asientos reservados

en los que no se permite hablar por el móvil

para no molestar al de al lado.

¡Por fin!

Éstos también están contentos de llegar.

¿Has visto, Mateo, cómo bailan?

Así.

Muy bien, bailan muy sincronizados.

Papi, vamos por el ascensor.

La tierra.

Nuestra habitación, nuestra "suite" para esta noche.

Literas, desayuno incluido, y todo por...

Por setenta euritos.

(Música)

(Ráfaga musical)

Hoy nos toca hacer

la Ruta de los Samuráis.

Son ocho kilómetros andando, unas tres horitas,

casi todo de bajada

desde Magome hasta Tsumago.

Para llegar a Magome no es fácil desde Nagoya,

tienes que tomar un tren a Nakatsugawa

y desde allí el autobús hasta Magome.

Ahí empieza nuestra ruta de 8 km de "trekking" hasta Tsumago.

¡Casi "na"!

Bueno, y ahora ya sí que preparados

con comida y bebida.

Nos dirigimos a buscar el Visitors Centre,

que es donde hay que dejar las mochilas,

porque con esto no vamos a andar ocho kilómetros, vamos.

400 yenes,

que son aproximadamente tres euros.

Voy a poner las dos ahí. A ver.

¡Por fin nuestras espaldas liberadas!

Y ahora la esclavitud para nuestras piernas.

¡Ocho kilómetros a "pata"!

¿Y por qué somos "makuteros"?

Mi padre, como no se ha traído gorra,

se va a comprar un paraguas-espada para el sol.

¡El paraguas samurái!

"Bye."

"Congratulations!"

¿Preparados para la caminata?

¡No!

A esta zona la llaman los Alpes Japoneses.

Es una ruta interior de 600 kilómetros

que une Tokio y Kioto a través de las montañas.

En ese camino discurre un pequeño tramo

al que conocen

como la Ruta del Samurái

en la que...

puedes llevar una catana o una sombrilla como ésta.

(Música de la sintonía final)

Esta campana sirve

para que, cuando veas un oso

y te vaya a atacar, o tengas mucho miedo,

la tocas bien fuerte

y se irá. Se hace de este modo.

(Campanilla)

(Música)

Es la oruga más grande de pelos que he visto en mi vida,

o sea, era como un mayón de gorda.

A lo largo del camino hay varios puestos de éstos,

de habitaciones de descanso, zonas de descanso,

donde te puedes tomar un té, agua,

comer algo...

Una cosa curiosa de aquí, de Japón, de los japoneses, es que,

si se encuentran las cosas, nunca se las quedan.

Las suelen depositar en un lugar visible, donde se las encontraron,

que es lo que vamos a hacer con este trapito.

Y si alguien vuelve a buscarla, pues...

sabe que la va a encontrar.

"Konichiwa."

¡Se agradece la lluvia!

No mucho, pero se agradece por el calor que hemos pasado.

¡Ay, qué mona ésta!

Esta noche nos alojamos en un "ryokan",

que es el alojamiento tradicional de Japón.

Consiste en una habitación con suelo de "tatami", futones...

Nosotros también tenemos un saloncito.

Y lo que sí que tienen es un baño común

y una cosa que se llama el "ofuro", que es una bañera caliente,

y luego te pones una "yukata",

que es una bata típica japonesa.

Te la atas con el cinturón y vas a comer.

Mamá, ven, la habitación está súper guay.

Tenemos aquí

una mesita,

y dos cuartos más con dos camas

y calefacción.

Nos ha costado 210 euros la noche:

alojamiento, desayuno y cena para los cuatro.

Nuestra anfitriona del "ryokan"

nos acerca a recoger las mochilas.

Las dejamos en casa y, antes de cenar,

nos damos una vueltecita por Tsumago, un pueblo donde el estrés

sólo es una palabra.

La Ruta Nakasendo, que significa "ruta entre las montañas", unía

En esta ruta había hasta 69 pueblos distintos

para hacer parada y fonda. Era transitada tanto por comerciantes

Los samuráis se regían por un código ético

basado en el honor, a diferencia de los ninjas.

Cuando hacían algo que les imprimía un gran deshonor,

se daban muerte a sí mismos.

Mira, me han encontrado un cangrejo

y le estamos ayudando al hombre a encontrarlos.

Y no se cogen de atrás, se cogen de los lados

y así tú les paralizas las pinzas.

Éstos son todos menos uno,

los que hemos cogido con el hombre.

¡Tengo hambre!

Venga, pues vamos al "ryokan",

que a las 6 y media ponen la cena.

Estamos aquí esperando al resto, que han ido a ponerse su "yukata"

para comenzar con esta cena de "ryokan",

donde nos han puesto algas, tofú,

un poco de jamón, berenjena con queso,

un poco de empanado.

Y también nos han puesto pescadito.

Todo tiene una pinta maravillosa

y vamos a acompañarlo, cómo no, con un poquito de arroz.

Qué guapa, mami.

Nos dormiremos pronto

en nuestro "ryokan" japonés.

(Ráfaga musical)

Y de cena a desayuno "y tiro porque me toca".

Nos han puesto como una ensaladilla, huevo,

verduras, salmón, algas,

arroz, sopa de miso y yogur.

Me parece muy bueno el arroz y el alga.

El yogur también.

Y esto, esto y esto no lo he probado.

No me explico cómo no hay más obesos en este país.

¡Con lo que se zampa!

Mi madre me enseñó que comiera todo lo que me pusieran en casa ajena

y yo soy muy obediente, así que... ¡a comer!

Empezamos la mañana corriendo.

Casi perdemos el autobús, pero lo hemos cogido.

Estamos viajando durante un mes por Japón.

Llegamos hace una semana.

Los primeros días visitando ciudades,

sobre todo Kioto, y hemos escapado un poco del bullicio

para meternos en una zona de montaña.

Ayer hicimos un caminito muy agradable

y lo acabamos alojándonos en un "ryokan".

¿Qué te ha parecido la experiencia? ELLA: Muy bien, muy recomendable.

Es un alojamiento tradicional

con comida local muy buena,

y es llegar y te dan una "yukata". Y muy bien.

-Y la verdad es que es

una experiencia muy recomendable para todo viajero.

Tenemos que cambiarnos de vagón. Estamos en el 7.

Éstos son para asientos reservados,

y nosotros tenemos que ir en el 9 y 10, en la cola,...

...que es para los que no tienen asiento asignado.

Así que cogemos mochilas

y vamos para atrás.

Está lleno de sitios, ¿por qué nos tenemos que mover? Qué más da.

Venga, vamos.

Nos dirigimos hoy a Yudanaka

porque vamos a vivir la experiencia de un "onsen"

y vamos a darnos una vuelta por un conocido parque de macacos,

De momento, estamos en un tren de Naguiso a Nagano

y ahora tomaremos, al llegar allí, uno a Yudanaka,

donde el señor del "onsen" va a venir a buscarnos.

Esto es como un cómic japonés,

aunque parezca una revista,

y no se lee como leemos nosotros, así,

y empiezo a pasar páginas.

No, se lee

en el otro sentido, o sea, empiezas

por lo que para nosotros sería la parte de atrás

y sigues,

como veis, un cómic,

hasta la parte de adelante.

Una cosa que me encanta de Japón es que es un país súper seguro.

Puedes dejar tranquilamente las mochilas

aquí o en cualquier otro sitio del vagón, sentarte delante,

que nadie las va a tocar, nadie va a coger nada...

Se viaja súper tranquilo.

Los países asiáticos son en general muy seguros para viajar con niños.

Es fácil relacionarse con la gente y, aun con la barrera del idioma,

te ayudan siempre que pueden.

Hemos viajado mucho por Asia

y nunca hemos tenido sensación de inseguridad, todo lo contrario.

De todas formas, aplica el sentido común y sigue tu intuición.

(HABLA EN ESPAÑOL) ¿Bien? Muy bien.

"In Spain never?"

"In Spain one time. Madrid."

"Madrid, my city!"

"I stayed only one day." (RÍE)

"I joined a group."

"One day in Madrid,"

"next day, Rome,

Greece..." (HABLA EN JAPONÉS)

Ah, mira, éstos son.

"Where's the toilet, sorry?"

"The toilet?"

"Yeah. Here."

Perfecto.

Nos vamos con Hyde, que nos lleva en su coche

hasta la entrada del parque donde están los monos,

¿verdad, Hyde?

Es la única especie de simio,

aparte de la nuestra, que se conoce...

Que nosotros no somos simios, pero bueno...

Es un macaco del que se tiene conocimiento

de que se baña de manera regular

y lo hacen para calentarse durante el invierno.

Pero, mamá, ¿nosotros somos monos?

El hombre viene,

en teoría, del mono, Mateo.

Jo, pues que caca. ¿Y por qué no tenemos pelo?

¿Tú eres calvo?

No, digo en todo el cuerpo.

Porque se nos cayó.

Compramos algo de comida para llevar.

Nos lo zampamos antes de subir,

dicen que los monos te quitan todo.

Y... ¡a ver a los monos!

En otoño los monos suelen comer semillas

y en primavera

saltamontes e insectos pequeños.

Los macacos nunca duermen en el mismo sitio,

cada día se buscan una ramita y...

Los monos tienen un bebé cada año,

tardan seis meses en nacer.

Siempre nacen en primavera y nunca de día,

sino que siempre, siempre, siempre de noche.

Estos monos se llaman macacos japoneses

o también monos de las nieves.

Y una cosa muy importante que no han dicho los niños:

la cría la cuida exclusivamente la madre.

Hay que tener cuidado con lo que llevas encima:

bolsas, cámaras, gafas...,

porque los monos son muy pillos y lo quieren enganchar todo;

si no, que se lo digan a éste.

Éste es el famosísimo "onsen", fotografiado hasta la saciedad,

donde los monitos se bañan en verano y en invierno.

A mí me da un poquito de miedo por si me muerden,

pero también me está pareciendo muy guay

porque veo cómo juegan y veo muchas cosas guays.

Veo a los pequeñines jugando

y veo cómo bucean, nadan...

Y está súper guay.

Mateo, ¿qué te ha pasado?

Que he pisado una caca de mono.

(LLORANDO) ...y porque un mono iba a pasar

y me ha sacado los dientes.

No pasa nada, Cande, cariño.

Y ha venido el guarda y lo ha sacado de ahí, ¿vale?

(ASUSTADA) ¡Ay, que viene uno corriendo!

¿Te gustan los monos?

No. (LLORA)

Se ha asustado un poco porque hemos pasado por un mono macho

y le ha sacado los dientes.

Se ha asustado, pero no pasa nada.

No tenía dientes.

Los tenía todos picados, no se lava los dientes.

Está todo lleno de guardas

y enseguida ha venido uno, le ha dado con un palito

y lo ha apartado. No ha pasado nada, ha sido sólo un susto, ¿verdad?

Para pasar el susto de los macacos, heladitos para los niños

y un bañito en el "osen" para relajarnos.

¡Y a degustar cena típica!

Pensábamos que la cena era a las 7 y que nos la servían en la habitación.

Y resulta que estaba aquí. Hemos llegado tarde.

Nos han puesto "sashimi" con verduras,

un poquito de vino dulce,

una ensalada de tofu.

Esto es el "shabu-shabu", que se calienta,

y es una especie de sopa

de carne con verduras.

Nos han puesto un huevo crudo y no sabíamos para qué era,

pero al parecer es para echarlo aquí así.

Se echa en la sopa...

y lo puedes mezclar todo

o dejarlo que se haga así un poco como hervido, parece ser.

Mirad qué buena presentación.

¡A la fiesta!

¿Ahora a la fiesta?

Estamos invitados a una fiesta, así que a vestirse de gala

que llegamos tarde.

Una persona nos está preparando las camas, da un poco de miedo.

(Música terrorífica)

Pero parece majo.

Hoy nos vamos de fiesta.

Son las fiestas de aquí, de este pueblo,

y hay que ir con el traje típico.

Así que, aprovechando que nos habíamos comprado unos quimonos...

No me sé poner el "obi", así que esta señora

me va a enseñar cómo hacerlo.

(EL HOMBRE HABLA EN JAPONÉS)

Este juego consiste en pescar bolas

como globos llenos de agua

con esto que está hecho de papel e hierro.

(Música ambiental)

(ANTONIO RÍE)

¡Yo he ganado dos bolas!

En esta fiesta hay juegos para todos los niños,

bailes tipo "conga", lotería...

Los premios son bolsas con comida.

Papá, en este capítulo tampoco me has contado

por qué a Japón se le conoce como el País del Sol Naciente.

Mateo, no puedo pensar y bailar al mismo tiempo, que pierdo el paso.

Qué morro que tienes, papi,

me llevas dando largas tres capítulos.

Pero en Tokio nos vemos...

(Música)

Nos vamos a sacar unas fotos con Doraemon.

Ya vamos a empezar nuestro curso de cocina

y nos han dado unas batas de plástico.

Hemos venido al festival Todai de fuegos artificiales

para despedirnos.

No se ve la cola del dragón de la que tenemos aquí liada.

Esto es Tokio 100%,

gente "por un tubo".

TODOS: ¡Adiós!

(Sintonía final)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta Kioto-Nara-Nagoy

Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta Kioto-Nara-Nagoya-Tsumago-Yudakata

19 nov 2018

Un tren nos lleva hasta Nara, donde cientos de simpáticos ciervos persiguen a los turistas en busca de algo que comer. Cambiaremos de rumbo para llegar a los llamados Alpes japoneses. Allí recorreremos la ruta Samurai de Nakashendo, nos alojaremos en un Ryokan y conoceremos a unos curiosos monos.

Histórico de emisiones:
21/02/2016

ver más sobre "Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta Kioto-Nara-Nagoya-Tsumago-Yudakata" ver menos sobre "Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta Kioto-Nara-Nagoya-Tsumago-Yudakata"
Programas completos (37)

Los últimos 44 programas de Mi Familia En La Mochila - Family Run

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos