www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3843604
Para todos los públicos Mi familia en la mochila. Family Run - Desayuno en Tiffany - ver ahora
Transcripción completa

Antes de iniciar la Ruta 66,

en el capítulo anterior aterrizamos en Nueva York

para darnos un paseo en bici por Central Park.

Disfrutamos de las vistas desde el High Line,

cruzamos el puente de Brooklyn, comimos en Chelsea Market

y alucinamos con los luminosos de Times Square.

En este capítulo desayunaremos en Tiffany

y navegaremos hasta Staten Island.

Os mostraremos la estación más alucinante del mundo.

Compraremos acciones en la Bolsa de Nueva York.

Probaremos los platos más típicos de la ciudad.

Y lo pasaremos genial con un autobús no apto para aburridos.

¿Quieres descubrir por qué Nueva York nunca duerme?

¡Pues atentos, comenzamos!

(Silbido)

Planifico la ruta.

Soy la "cámara-woman".

Lo mío son los animales.

Me molan los videojuegos.

Y elijo dónde comer y dormir.

Me encantan las redes sociales.

Grabo vídeo-diarios.

Como de todo. (SE RELAME)

Y además...

(TODOS) ¡...nos encanta viajar en familia!

(Ladrido)

(Graznido y frenazo)

VOZ PERRA: "Dichosos perritos calientes...

¡No saben cómo las gastamos los canes hispánicos!"

Tercer día en Nueva York, ya es hora de mirar

cómo van mis acciones en la bolsa.

Mirad, estamos justo enfrente del mercado de valores de Nueva York,

uno de los más importantes del mundo, en Wall Street,

la "calle Muro". Se llama así porque había un muro

que venía desde ahí hasta el otro lado de la calle,

de barro y madera,

que construyeron los holandeses para defenderse de los indios.

¿Pero alguien me está escuchando?

Estamos comprando y vendiendo acciones, mamá.

Si vienes a Nueva York, una visita obligada es Wall Street,

el centro económico del mundo.

Aquí está situada la Bolsa de Comercio,

el mayor mercado de valores del mundo en volumen monetario

y en número de empresas adscritas.

Aquí es donde se juegan las "perricas" de verdad.

Y ahora que estamos solos, vamos a sacarnos una foto

con otro icono de aquí, en Wall Street:

el torito bravo.

Como veis, no hay ni dios

y vamos a tener espacio para sacarnos una foto única.

¿El último, por favor? ¿El último?

Aquí hay dos fotos posibles: de frente

o por detrás, que es la que me voy a sacar yo.

Lo cierto, es que esta escultura se puso de manera ilegal,

no en este sitio original, sino en otro lugar, en Wall Street,

y su autor se gastó unos 360.000 euros

en construirla.

Al poco tiempo la retiraron

y la tuvieron 2 años guardada

hasta que la gente de aquí

pidió que, por favor, les devolvieran su torito bravo.

Thank you.

Manhattan, antes de ser esta urbe de rascacielos,

era un vergel de flora y fauna

por la que transcurría una corriente migratoria de pájaros

que sigue viniendo hoy en día. Ahora, con los rascacielos,

ven los árboles reflejados y los confunden con árboles de verdad.

Entonces, ¡plaf!, se chocan

y cada año se recogen 60.000, (RECALCA) ¡60.000!,

aves muertas por este motivo.

Hay un edificio que me deslumbra de verdad, es éste que tengo detrás.

Y diréis: "Pero, ¿por qué? Si es más sobrio que nada,

si esto parece una caja zapatos".

Por lo que tiene dentro, las mayores reservas de oro del mundo

están en el edificio que tengo yo aquí detrás:

la Reserva Federal americana de Nueva York.

Lo barato sale caro. Y más si hablamos de Estados Unidos.

No intentes ahorrar en este país con un seguro con pocas coberturas,

la sanidad en Estados Unidos es una de las más caras del mundo.

Ya sea por algo sin importancia o serio,

los costes médicos son elevadísimos.

Sé previsor y contrata un buen seguro.

Entre la Quinta y la Sexta Avenida se encuentra Rockefeller Center,

un conjunto de 19 colosos, 19 rascacielos,

que construyó Rockefeller abuelo con la idea

de crear un centro financiero dentro de Manhattan.

Son famosas dos de sus esculturas:

el Atlas, de estilo Art Decó, que sujeta los anillos del universo;

y su hijo, el titán Prometeo,

que desafió a los dioses, robando el fuego sagrado del Olimpo,

para entregárselo a los hombres.

En esta zona es donde todos los años se monta

una pista de hielo en invierno

y se enciende el famoso árbol de Navidad

que vemos siempre en los telediarios.

Estamos en la Quinta Avenida, la milla de oro neoyorquina

por excelencia, sólo comparable en longitud y glamour

con Oxford Street en Londres y la parisina Campos Elíseos.

La Quinta Avenida está considerada

una de las calles más opulentas y exclusivas del mundo.

Los alquileres son altísimos,

comparables con los de Tokio, Hong Kong,

París, Londres y Milán.

Y es que comprarte un apartamentito para tus ratos de ocio puede costar

la friolera de 100 millones de dolores,

digo, dólares,

calderilla para una familia mochilera.

Me siento como Audrey Hepburn en este escaparate minimalista,

donde todo se cubre menos este redondel,

donde hay un pedazo de pedrusco

que tiene un valor incalculable.

Aquí encontrarás tiendas de diseñadores como Gucci, Prada,

Armani, Louis Vuitton, o joyerías como Tiffany o Cartier.

Y es que no hay nada tan glamuroso

como hacer un desayuno con diamantes delante de esta joyería:

Tiffany & Co.,

una joyería con siete plantas.

¡Ni "na" ni memos!

¡He visto unos pendientes que me encantan!

Olvídate, no, aquí no.

Si hay que comprar, se compra;

pero comprar por comprar, mejor no.

AMBOS: ¡Me encanta Nueva York!

(Canción)

(Grito de cowboy)

Candela, has dejado sin recoger tus deberes.

Por favor, no quiero estar detrás para todo veinte veces, ¿eh?

PERRA: "Uy, uy, uy, la familia esta nerviosa.

Yo calladita, a ver si hoy me escaqueo del palizón de andar."

Pues sí, Pipa hoy tiene el día libre.

Nosotros ya estamos en marcha,

queremos ver de verdad lo grande que es esta ciudad

y para eso vamos a navegar en ferry

hasta una isla que se llama

Staten Island.

Nueva York es muy caro,

pero también hay planes baratos, como éste de tomar el ferry

que va a Staten Island, ida y vuelta,

y que es totalmente gratuito y te permite ver

la Estatua de la Libertad y todo el "skyline" de Manhattan

a "cero pelotero", o sea, gratis.

Mirad, la Estatua de la Libertad.

¿Y por qué se llama la Estatua de la Libertad?

Porque los franceses,

cuando los americanos consiguieron la independencia,

les regalaron esa estatua.

Una cosa curiosa de la Estatua de la Libertad

es que la trajeron desmontada en 300 pedacitos

y que está totalmente hecha de bronce.

Pues en películas como "Alvin y las ardillas"

sale que la Estatua de la Libertad

es más grande de lo que parece.

Sí, parece más grande, ¿verdad? Se puede subir hasta la mitad.

Antes se podía subir a la corona, pero ya no.

Qué chula, ¿no?

Mola.

No sé, yo creo que el mayor icono que hay de...

de Estados Unidos, la Estatua de la Libertad

Ése y el cartel de Hollywood.

(RÍE)

Staten Island es una isla que pertenece al estado de Nueva York

y es uno de los 5 "boroughs"

o distritos metropolitanos de la ciudad.

Aquí cogemos el ferry de vuelta, también a coste cero

y con vistas desde el exterior del barco, así que...

¡a disfrutar!

(Música)

Ahora ya entiendo por qué aquí,

en Nueva York, la gente viaja estresada.

La verdad es que el metro es un lío.

Algunos trenes paran en estaciones,

otros no paran, luego hay líneas exprés,

luego te cortan sin previo aviso el acceso a otras líneas...

Así te pasas la vida corriendo, como nos pasa a nosotros,

que tenemos una mesa reservada hace una hora en un restaurante

y llegamos, no tarde; igual, cuando lleguemos, es que...

ni nos atienden.

Izquierda.

Izquierda. ¡Va, cruzad, que está rojo!

Debe de ser éste.

Pero esto es un hotel. Es un hotel de lujo y no está.

¿Dónde te crees que teníamos la mesa reservada? Es aquí,

en un hotel de lujo. Para comer.

Pero si es una hamburguesería.

Tú vente. Tú vente, que te voy a enseñar.

(HABLA EN INGLÉS)

(SONIA)

(ANTONIO Y HOMBRE BARBA)

(SONIA Y ANTONIO)

(HOMBRE BARBA Y ANTONIO)

Bueno la verdad es que, aquí dentro de este hotelazo,

porque esto es un hotelazo.

Ésta es una de las mejores hamburgueserías de Nueva York,

que se llama Burguer Joint.

Ésta era una hamburguesería que tenía un local muy pequeñito

hace mucho tiempo y, cuando se fue a construir este hotel,

el hombre del local no quiso vender;

y entonces el hotel se construyó con el local de este hombre dentro

y se ha quedado esta pequeña hamburguesería, que es

muy normalita,

dentro de este pedazo de hotel de lujo.

(EN INGLÉS)

(ANTONIO Y SONIA)

(MUJER)

(ANTONIO Y LA MUJER)

(ANTONIO Y SONIA)

(HOMBRE Y SONIA)

(HOMBRE)

(HOMBRE Y SONIA)

(MATEO Y ANTONIO)

(HOMBRE Y SONIA)

(ANTONIO)

(SONIA Y HOMBRE)

(HOMBRE)

No quiero cebolla.

(HOMBRE Y ANTONIO)

(CANDELA)

(ANTONIO)

(MATEO)

"Thank you."

Encontrar mesa aquí es bastante complicado.

Como veis, el sitio está abarrotado de gente

porque es un sitio muy popular.

Es como un secreto que realmente se hizo grande

porque empezó a crecer en redes sociales

la gente empezó a recomendar el restaurante entre unos y otros.

El menú típico y único es hamburguesa de primero

y luego, de postre, lo típico es la tarta de browning.

¡No! ¡No!

(Ladrido)

Mami, mira, es que la estatua tiene pelos.

No, Mateo, son pinchos para que no se posen ahí las palomas.

Bueno, chicos, estáis castigados. ¡Os habéis portado los dos fatal!

No, hombre, no, no... De hecho, es todo lo contrario, Dios,

os habéis portado muy bien estos dos días. Además, os hemos hecho andar

un montón, así que, esta actividad que vamos a hacer ahora

es para vosotros. Vamos a visitar

el Museo de Historia Natural

de Nueva York.

Eso lo han hecho con Photoshop.

Este museo es enorme, el más grande del mundo.

Tiene 36 millones de objetos

de las principales culturas del mundo

y una "mogollónica"...

colección de animales disecados.

Mucho cráneo, peces, esqueletos de dinosaurio, minerales...

Vamos, de todo.

Pues estamos viendo unas morsas

que tienen los dientes súper largos.

Los tienen increíbles.

Porque cogen la presa así,

clavándole los dientes para...

para que, en vez de tener que hacer esfuerzo comiendo, pues...

lo clavan y ya está muerto,

y ya se lo comen.

Un T. Rex era

el dinosaurio más terro..., más...,

el que más...

¡Mateo, arranca!

El más feroz de todos.

Ésta era la cría, el T. Rex era más grande.

La cabeza. Es como yo de grande.

Candela y Mateo en versión primitiva.

(ENFADADA) No, yo no soy un mono.

Ni yo tampoco. Y encima, yo no soy más alto que Candela

Esto parece un meteorito entero,

pero no, es sólo un cacho de uno mucho más grande

y calló justo aquí

del espacio exterior.

Y a terminar donde siempre: tiendecica al canto.

¡Yo le quiero comprar esto a Pipa!

Tanto que comprar, tanto que gastar,

que me estoy poniendo malo, malo, malo...

(RISA MALVADA)

Es la hora de merendar y tenemos hambre,

así que vamos a ir a comprar unos "pretzels".

(EN INGLÉS)

(VENDEDOR)

(CANDELA)

(VENDEDOR)

(CANDELA)

Esto, que parece así como dulce,

en realidad es sal,

así como pan calentito con sal.

Está bueno.

Es como un pan denso,

en plan mazacote.

Tiene mejor pinta en las películas.

¿Y ahora adónde vamos, "daddy"?

(TOSE)

¡Jo, con el "pretzel"! Al metro. ¡Vamos!

¡Qué tonto eres!

Conseguimos no ahogarnos con la rosquilla de cemento

y nos dirigimos a conocer otro de los lugares míticos de la ciudad:

la Estación Central.

Hemos venido a Grand Central,

que es la estación principal de trenes de Nueva York,

que, de por sí, es todo un monumento turístico.

Tiene 44 andenes y todo lujo de detalles.

Está construida en mármol, tiene más de cien años

y por aquí pasan cada año

más de 82 millones de personas.

Aquí se han rodado pelis como "Superman",

"Con la muerte en los talones", "Los intocables de Eliot Ness"...,

pero lo más curioso es que tiene un bóveda

con 2.500 estrellas dibujadas y las constelaciones.

Y hay una anécdota y es que, cuando las pintaron,

pusieron el boceto apoyado en el suelo.

Y entonces, lo pintaron así, del revés,

y todas están puestas precisamente así, del revés.

En la parte de abajo, hay un bar que se llama el Oyster Bar,

"El bar de las ostras", que salió mencionado en la serie "Mad Men"

y en el que se consumen, atención:

cinco millones de ostras al año.

Cinco millones, ¿eh? ¡Fuerte!

La estación tiene un lugar curioso, llamado The Whispering Gallery

o "Galería de los susurros".

Si hablas bajito en sus columnas,

podrás ser oído por otra persona de la columna contraria.

Aquí anochece más o menos como en España,

mola ver las luces de la ciudad.

Cande, mira qué pedazo de limusina. ¿Cuánto medirá?

Espera.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco,

seis y siete pasos. ¡Qué pasada!

Se lo voy a contar a Pipa.

No me lo coge, debe de estar dormida.

No me extraña que Pipa esté dormida.

Nosotros también nos vamos a descansar,

mañana nos espera un día a tope.

Nuestro último día en N.Y. Antes de irnos, queríamos visitar

la nueva construcción que se ha hecho en la Zona 0

y donde tienes la mejores vistas de la ciudad.

La subida ya impresiona.

VOZ HOMBRE: "Welcome to One World Observatory."

Me cago.

¿Cómo que "me cago"?

Me cago de que está demasiado alto.

Sí, estamos alto, ¿eh? Impresiona muchísimo.

Estamos a más de 400 metros de altura

hasta la punta, aquí debemos de estar como a 350.

¿Os acordáis de lo que os conté,

que había aquí dos torres?

Pues había dos torres que se llamaban

las Torres Gemelas

y que, por dos aviones de terroristas

que los estrellaron en las dos torres, pues...

se cayeron y ahora han hecho otra.

Y ahora han hecho ésta donde estamos.

Que es más alta que las que había originalmente aquí.

Mirad. ¿Veis ese edificio que está ahí que tiene

como una puntita, ahí al fondo, grande,

con un pico, con una antena?

Ése se llama el Empire State Building,

que fue el primer rascacielos que hubo en N.Y.

¿Y os acordáis de la peli "King Kong"?

Pues es en ese edificio donde se subía King Kong.

Y lo más curioso es que lo construyeron

a la velocidad del rayo.

¿Qué os ha parecido la visita?

Pues ha sido muy divertida.

A mí me ha parecido también súper divertida.

Primera cosa, porque... porque nos ha...,

había un montón de pantallas,

nos han puesto un vídeo súper chulo,

en el ascensor había...

había como una impresión,

un vídeo en que parecía que estabas

subiendo al aire.

Y me ha parecido muy chulo.

VOZ: "Thank you for visiting One World Observatory."

Ahí había una torre. ¿Ves ese gran hueco?

Candela, Mateo, sabéis que en este hueco había antes

una torre casi igual de alta que el One World Trade Center

y fue una de esas torres que cayó.

Fijaos qué dimensiones tenía la planta de la torre, ¿eh?

Y aquí están los nombres de toda la gente,

murieron más de 3.000 personas.

Me parece estremecedor el lugar en sí

y que la gente coloque

estas banderas

con el nombre de las personas que han perdido, y...

y es así la manera que tienen ellos de recordarlos.

Pues me he traído a la "family" a este maravilloso restaurante,

el Lexington Candy Shop, que es uno de los más míticos de Nueva York.

Aquí han pasado actores de todo tipo.

Para que nos cuente esto, qué mejor que su propietario John.

(HABLA EN INGLÉS)

Este sándwich de aquí es el Lexington Special

y lleva... mucho jamón.

Lleva una salsa especial, huevo y beicon;

y queso, por supuesto. Y está... ¡Bueno!

(Claxon y motor antiguo)

Depende de donde vayas, pero, en general, comer en Estados Unidos

no es caro.

Aunque si quieres comer sano, mejor que te cocines tú mismo.

Fuera de las grandes ciudades

sólo vas a encontrar hamburguesas, perritos y tacos.

Las raciones suelen ser muy abundantes

y, si te sobra comida, es muy habitual pedirla para llevar.

Así que no te de vergüenza.

Lo mejor son los postres.

Hay de todo y casi siempre con chocolate.

A mí, lo que más me gusta,

la hamburguesa de queso con queso. ¡Qué rica!

(Sirena)

Candela, Mateo, estamos en Broadway,

el hogar de los musicales en Nueva York.

¿Sabéis para qué hemos venido aquí?

¿Para merendar?

No.

No sé.

Para hacer una actividad súper chula que se llama The Ride,

que es como un autobús que te da un paseo turístico

y a la vez es un musical, y a la vez es una obra de teatro

y un montón de cosas, pero lo mejor, yo creo, es que vayamos

y lo probemos, ¿no? ¿Os apetece?

AMBOS: ¡Sí!

¡Venga, pues vamos!

Este autobús es cachondo,

te sientas como si fueras a ver una película por la ventanilla.

"Hi!"

El paseo es como los tours en bus que hay en España,

pero aquí los animadores, además de contarte cosas

sobre los lugares que no vas a encontrarte en las guías de viajes,

cantan, bailan, animan... Vamos, que lo pasas a tope.

(CANTA) "Come on, let's go!"

(Música en el autobús)

Esta gente tiene que terminar agotada,

yo lo estoy sólo con mirarlos.

(ELLA CANTA Y SUENA SAXOFÓN)

¡Patata!

TODOS: ¡Patata!

(CANTA "NEW YORK" DE SINATRA)

(GRITA ENTUSIASMADO)

(Ovación y aplausos)

PERRA: "Pensé que se habían olvidado de mí. ¡Estoy que estallo!"

¡Vamos Pipa, que sólo nos quedan nueve segundos!

(LEE) "And curb your dog". ¿Cómo que "curb"?

Pues que si tu perro hace caca

o pipí, que lo limpies,

porque si no, la gente de aquí lo pisa.

Y también porque si no, se llena...,

se empieza a llenar de suciedad.

Entonces, por eso lo pone.

Eh, Pipa, venga.

Hazlo ya, Pipa.

Venga, vamos, Pipa. Venga,

que si no, vamos a estar así una hora.

Si vamos a estar así todo el viaje,

va a ser imposible que haga pis el perro, vamos.

Tendrá que hacer pis a la vuelta. Y un chorrazo de pis...

enorme al llegar a un césped en España

que le guste.

Estos días no está haciendo nada de pis.

No le gusta que le graben.

No, no mires, no mires.

No le gusta que le graben; si no, no hace pis ni caca.

Le da vergüenza.

Bueno, ya hemos sacado a Pipa, ya ha hecho sus cositas,

así que ahora nos vamos a descansar

porque mañana tenemos que coger un avión dirección...

¡Chicago!

¡Yupi!

Lo más curioso de esta judía gigante

es que está hecha con hierro fundido ensamblado al milímetro,

es decir, si lo tocas, no vas a notar ninguna junta.

Estamos en... el restaurante de Forrest.

Vamos a subir 105 pisos

en sesenta segundos.

Un súper ascensor. ¿Estáis nerviosos?

Mamá, mira, una boda. Qué originales.

¡No puedo!

¡Que no, que no! ¡Papá, que no!

(Canción final)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Desayuno en Tiffany

Mi familia en la mochila. Family Run - Desayuno en Tiffany

21 nov 2018

La familia recorrerá Wall Street, el centro financiero, la milla de oro, la Quinta Avenida, subirán al One World Observatory, visitarán el museo de Historia Natural, la Estatua de la Libertad, recorrerán Brodway y comerán la mejor hamburguesa de la Gran Manzana, en un sitio de lo más clandestino.

Histórico de emisiones:
25/12/2016

ver más sobre "Mi familia en la mochila. Family Run - Desayuno en Tiffany" ver menos sobre "Mi familia en la mochila. Family Run - Desayuno en Tiffany"
Programas completos (37)

Los últimos 44 programas de Mi Familia En La Mochila - Family Run

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios