¿Quién dice que cuando tienes hijos se acaba la aventura? Nada más lejos de la realidad. ¡La aventura acaba de comenzar! Te presentamos a una familia de lo más original, divertida, valiente, vital y con muchas ganas de descubrir las grandes maravillas que nos ofrece el mundo.

Sigue a papá Antonio, mamá Sonia, Candela y Mateo en esta divertida serie, 'Family Run', un formato equilibrado entre aventura, naturaleza, deporte, viaje y diversión en familia. Un explosivo, original y rompedor formato de entretenimiento.

Ruta del Cóndor

Te presentamos a una familia de lo más original, divertida, valiente, vital y con muchas ganas de descubrir las grandes maravillas que nos ofrece el mundo. ¿Quién dice que cuando tienes hijos se acaba la aventura?


5000 Kilométros, 3 países, 3 meses de viaje, transportes locales, actividades de aventura, comidas insólitas, resolviendo conflictos dia a día, mientras enseñan que viajar es la mejor escuela. Así es Family Run. Un formato equilibrado entre aventura, naturaleza, deporte, viaje y diversión en familia !! Una forma diferente de ver la vida.

¿Estás preparado para la acción? No te pierdas el viaje en familia más divertido e intenso. Sigue a papá Antonio, mamá Sonia, Candela y Mateo en esta divertida serie: Family Run, un explosivo, original y rompedor formato de entretenimiento.

Ruta del Dragón

Ya están de vuelta, son la familia más viajera de la tele. Después de su aventura por tierras americanas, ahora toca cambiar de continente, esta vez será Asia y sus países más emblemáticos, China, Corea y Japón. ¿Cómo se adaptarán Candela y Mateo a estas nuevas culturas? ¿Comerán cosas más extrañas que gusanos? ¿Se entenderán en estas lenguas tan raras?

Todas estas preguntas y muchas más aventuras en la nueva temporada de Mi Familia en la Mochila - Family Run.

Ruta del Cowboy

Recorremos los EEUU de costa a costa empezando en New York y despediremos la Ruta del Cowboy con el Golden Gate como telón de fondo.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4164740
Para todos los públicos Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta Koyasan-Kyoto - ver ahora
Transcripción completa

Hoy continuaremos nuestra Ruta del Dragón

recorriendo una de las grandes ciudades del país Nipón: Kioto.

Donde te invitamos a una sesión de meditación

en una paisaje hecho para tu paz espiritual.

O quizás quieras algo más "fashion", como comprarte un quimono.

O transformarte en un auténtico soldado "ninja".

También tendrás la oportunidad de que se te cumplan

todos tus deseos.

Te animamos a que visites con nosotros el barrio de las "geishas",

un lugar muy, muy especial.

¡Y a disfrutar con el mejor "yakitori" que hayas probado!

Y perderte por el mayor santuario "torii" del mundo.

Amigos "makuteros", ya no es necesario

que recorráis miles de kilómetros para conocer Japón.

Te lo traemos en nuestra mochila.

¡Marchando!

Lo mío son los animales.

Me molan los videojuegos.

Y elijo dónde comer y dormir.

Me encantan las redes sociales.

Grabo vídeo-diarios.

Como de todo. (SE RELAME)

(TODOS) ¡...nos encanta viajar en familia!

(Graznido y avión)

Estamos ya en la estación, donde hemos quedado con nuestro anfitrión.

Hemos alquilado un apartamento por 88 euros la noche.

No es barato, no es caro, es el precio normal

para una familia en Kioto

y vamos a ver si lo podemos encontrar aquí.

Nos ha venido a buscar en coche, seguro que él nos encuentra primero.

"Masaru, it's my family."

Candela. Mateo.

"Hello."

"And Sonia."

"Hello."

Los zapatos fuera, zapatos fuera.

Es un dúplex muy pequeñito, éste es el salón.

Tiene ahí una pequeña nevera.

Aquí tiene el baño, que lo tiene separado.

Por un lado, tiene la bañera y el lavamanos;

y en otro sitio, la taza.

La cocina. Es un "office".

Arriba tiene la habitación, que está muy mona, pero hace bastante calor.

Y aquí es donde vamos a dormir los cuatro

si no decidimos bajarnos los futones al salón,

que tiene aire acondicionado y se está bastante más fresquito.

Ahí están los futones y esto es una terracita.

Hemos llegado ya. Tenemos aquí a Masaru,

la persona que nos va a enseñar el pisito. Es un pisito muy acogedor

en pleno centro de Kioto

y nos va a explicar cómo funciona el baño.

No habla nada de inglés ni español.

"Hot water. Ok. But..."

Me dice que cómo poner el agua caliente, pero creo no hace falta.

(HABLA EN INGLÉS)

"Hot, hot... Cool... Cool water."

No necesitamos "hot water", pero sí "hot diner",

es decir, una cena calentita.

Así que terminamos el día

cenando en un restaurante cerca del apartamento.

Esto es una versión minimalista de...

de carne a la piedra.

Te pone una piedra para ti solo.

Los camareros son como en Corea. Voy a llamar.

(Timbre)

(RÍE)

Esta carne a la piedra tiene mucho humo y el restaurante

tiene una atmósfera así como muy de niebla...

londinense.

¿Lo mejor? El postre. Gracias a mí.

Una manita antes de acostarnos y...

¡"mataashita"!

(Claxon)

No hay una "mejor" época para viajar a Asia,

pero sí debes tener en cuenta el nivel de humedad, el calor

o si es época de monzones.

Aun viajando en verano, dependiendo de la ruta,

puedes precisar alguna prenda de abrigo,

por ejemplo, si visitas una zona de montaña.

Aunque sepas que va a hacer calor, en tu mochila no debe faltar nunca

un chubasquero, un jerséy, ropa y calzado cómodo

para adaptarte a las circunstancias cambiantes del clima.

En Japón

casi todos los coches son cuadrados,

como éste que tengo aquí atrás.

Comenzamos la mañana con la visita al castillo de Nijo,

uno de los más importantes de Kioto.

Menos mal que mi papi se marca algún detallito que otro.

(Música)

Dejamos los zapatos y aquí apagamos la cámara porque...

no se puede utilizar la cámara dentro del palacio.

Dentro puedes ver salas, suelos de "tatami",

paredes decoradas...

Todo para recibir a los grandes mandatarios.

Interesantísimo todo.

Pero, como veis,

nosotros teníamos cosas más importantes que hacer.

(Música)

Mirad, éste es un sistema para que no te roben el paraguas.

Tú escoges una taquilla como la 51,

metes el paraguas, porque ya viene abierto;

lo cierras, le das a un botoncito que hay a la derecha,

sueltas la llave, se cierra y tu paraguas a salvo.

Cande, ¿por qué el suelo del castillo crujía?

Ni idea. Mi papi es súper listo, seguro que lo sabe.

Era el sistema de alarma que tenían antes,

así nadie podía entrar al castillo a hurtadillas, sin hacer ruido.

Estaban diseñados de verdad.

No es que el suelo sea viejo o que ya esté deteriorado.

No, está diseñado de tal manera que, tú al pisar,...

(IMITA CRUJIDOS)

porque antes había unos personajes que se llamaban los "ninjas"

que tenían la capacidad de...

andar sin hacer prácticamente ruido, sin que les viera nadie.

Y este sistema lo que hacía era

que los ponía sobre aviso.

Hemos comprado estas patatas de gamba.

Algunas saben a "sushi", otras a "sashimi".

Están muy buenas, incluso unas saben a salmón.

Cande, he descubierto ésta, que es de color verde

y es de "wasabi", esa pasta que pica bastante.

Está buena, pero pica. ¡Pica que no veas!

El metro en Kioto funciona de una manera un poco diferente,

con estas barreras que se abren cuando llega el vagón.

El billete de adulto depende de la estación a la que vayas,

pero cuesta una media de 260 yenes.

Los niños siempre la mitad.

Esta tarde continuamos con las visitas

y vamos a la Oficina de Turismo para que nos den información

y, de paso, adquirir una especie de bono-transporte

denominado Ecosummer.

Estamos ya en el autobús número 100, que es el que recorre principalmente

la ruta más turística de aquí, de Kioto.

Hemos comprado estas tarjetas que son pases de un día.

Cuesta 500 yenes cada una, de dos adultos,

y justo estábamos aprovechando una oferta que se llama Ecosummer,

que cuando enseñas esto y dices esa palabra al conductor,

permite que viaje con cada adulto un niño menor de doce años gratis,

es decir, viajamos los cuatro por el precio de dos.

Guay.

Papi, en la ruta anterior me dijiste que hoy me contarías

por qué Japón es conocido

como el País del Sol Naciente.

Te lo tienes que ganar. Si tienes suerte

y pasas las pruebas "ninja", te lo cuento.

Voy a tener suerte.

1.600.

De momento, de suerte nada,

a comerme rollo visita a jardines.

Las entradas son todo un poema

porque parecen objetos completamente "enmarcables",

para hacer un pequeño cuadro. Muy bonita.

Pero, mamá, entonces aquí hay dos tipos de jardines, ¿no?

El seco y el mojado.

Los japoneses están muy influenciados

por la religión sintoísta, que es una religión

que habla mucho de la armonía entre el hombre y la naturaleza.

Por eso, básicamente, en Japón vamos a ver dos tipos de jardines:

los jardines que tienen un lago en medio que simboliza el mar

y alrededor rocas, que son las montañas;

y los jardines secos como éste,

donde hay una superficie de arena

a la que le hacen ondas, que simbolizan el mar,

y la rodean también normalmente con rocas y árboles

que serían las montañas. ¿A que es bonito?

(Música)

Mateo, ¿has visto esa cascadita que hay al fondo

que justo cae encima de una piedra?

Sí, parece que uno está meando.

Me encanta el musgo que hay por todo,

los sonidos del agua... Un sitio precioso.

(Música)

Este paisaje es guay para meditar.

Vamos ahora al templo de Kiyomizu-dera. Y allí

digo que lo vais a pasar bien. Es divertido,

no es aburrido. Venga.

(IRÓNICO) Qué guay, otra visita...

Ya dijimos que se ha puesto de moda en Japón vestir de quimono,

así que vamos a ir con Candela a comprar uno aquí cerca,

en una tienda que hemos visto muy chula de quimonos de niña.

Y ése va a ser tu traje oficial a partir de ahora en Japón, ¿no?

¡Bien!

En esta tienda sólo tenían

tallas de este tamaño

y, como no tienen de mi talla,

pues no hemos podido comprarlo.

Pero vamos a mirar en más tiendas.

(RESPONDEN EN JAPONÉS)

Aquí, por 25 euros,

puedes estar una hora

aprendiendo a hacer cacharritos de cerámica.

Tú puedes elegir el que quieras,

y luego se seca y te lo llevas.

Éstas son como las "galletitas de la suerte".

Tú echas cien yenes

y entonces coges uno de ésos sin mirar,

lees el mensaje, y después lo cuelgas ahí

y ves qué te ha tocado.

Me han dicho que mi color favorito es el azul

y también me han dicho que tengo media suerte.

(LEE EN JAPONÉS)

Tengo que buscar la otra media suerte que me falta.

Aquí no la veo.

(Música)

Mateo buscando su media suerte y yo buscando mi quimono.

Creo que en este sitio no vamos a encontrar ni lo uno ni lo otro.

Éste es el templo más visitado de Kioto.

Básicamente, es un templo dedicado a la suerte.

Aquí los niños se lo van a pasar fenomenal porque hay una gruta

donde hay una piedra

y dicen que a quien toque la piedra se le cumplirá el deseo que él pida.

Y luego, muchos estudiantes, gente joven,

vienen con los ojos vendados. Tienen que ir de una piedra a otra,

esto ya fuera de la gruta, en otra área,

y, si consiguen pasarla,

eso significará que tendrán amor y suerte en la vida.

Así que vamos a intentarlo, que nuestros hijos lo hagan.

¡Yo quiero!

Me encanta el ruidito que hacen los zapatos tradicionales japoneses,

que son todos de madera. "Clin-clon, clin-clon".

(Ruido de zapatos)

No tienen pinta de ser muy cómodos,

pero, la verdad, es que hay bastante gente que los lleva

y son muy originales.

Mami.

(HABLAN EN JAPONÉS)

Me siguen encantando las entradas.

Son para guardarlas hacer un pequeño "collage" o un cuadro.

Son muy bonitas.

Presiento que algo bueno va a pasar.

Y yo.

A ver, que no haya gente.

(Sintonía final del programa)

Un poco a tu derecha.

Un poco más. Ahí, baja, baja.

A ver si se me cumple lo del quimono.

¡Ya tengo la otra media suerte!

Se lo han pasado bien y nosotros hemos disfrutado

de este hermoso templo, que además, como dije antes,

es uno de los más importantes de Kioto.

"Voilà!". Se cumplió,

el Templo de la Suerte funciona.

Ya me he comprado un quimono,

ahora vais a ver cómo me queda.

Espero que no me venga grande, porque aquí no te lo pruebas.

Y, para celebrarlo, un heladito de la suerte.

El mío sabe a...

No, no, no, a vainilla no, a leche.

En toda la totalidad de las zonas turísticas de Kioto

está prohibidísimo fumar.

Para los fumadores se establecen unas pequeñas áreas

para que, si les entra el "mono", no se pongan demasiado nerviosos.

Los templos en Kioto cierran a las 6 de la tarde,

así que ahora nos dirigimos al barrio de Gion,

el barrio del Sauce, más conocido como el barrio de las "geishas".

Esto era un barrio que no tenía muy buena reputación.

O demasiado buena, según lo quieras ver.

Originariamente, la capital de Japón

se encontraba aquí, en Kioto.

Un general muy importante creó este barrio

dedicado al entretenimiento y las artes,

y lo llamó el barrio del Sauce.

Aquí nacieron las "geishas".

Son las aprendices de las artes.

Había en Japón unas 80.000.

Hoy en día quedan mil y en Kioto tan sólo unas cien.

Las "geishas" se iniciaban a la edad de 6 años, 6 meses y 6 días.

Hoy en día lo hacen a los 15 años porque el Estado les obliga

a completar la educación primaria.

con una base blanca de arroz

y siempre se dejan esta parte del cuello sin maquillar,

en forma de "W",

porque consideran que es muy sensual que se vea un trozo de piel

Las "maiko" o aprendices de "geisha" entraban en la "okiya",

que era una casa que las acogía,

les pagaba los quimonos, las pelucas,

los cursos de formación...

Eso sí, tenían que dejar a un lado su familia

y tener un nuevo nombre,

que normalmente se les ponía el nombre de una flor.

Hoy en día, contratar los servicios de una "geisha"

puede costar entre 1.500 y 2.000 euros la sesión.

¿Por qué? Porque cobran por minutos,

o sea, es un lujo poder contar con la compañía

de una de estas "damas del arte".

Éstas son diferentes pelucas de "geishas"

que se ponen con distintos adornos.

Pero seguro que os preguntaréis: ¿qué servicios daban

las "geishas" o las "maikos"?

Hacían música en directo con arpa, arreglos florales,

cantaban e incluso comedia

o espectáculos de marionetas.

Mateo, ¿te has enterado de qué era este barrio?

¿Sabes qué son las "geishas"?

Pues que van de blanco y hacen bailes.

Cosas así.

Pero, ¿qué es lo que llevan de blanco?

La cara.

¿Y el pelo cómo lo llevan?

Es una peluca.

¿Te parecen guapas?

Sí, pero sólo es una peluca, conque...

no tanto.

(Música oriental)

Hemos tenido que cambiar de apartamento porque...

Kioto estaba "petado" y el primero que cogimos...

no tenía para todos los días, pero siempre los cambios son a mejor.

El otro nos costó 88 euros la noche y éste nos cuesta un poco menos:

80 euros. Tiene dos habitaciones,

baño, cocina

y está también muy céntrico.

Con todos ustedes: Candela "Kum".

¡Qué guapa!

(ANTONIO IMITA CANTO DE "GEISHA")

Qué guapa.

Estoy contenta. Para celebrarlo,

propongo a mis padres una cenita a base de racioncitas.

Pago yo, como de costumbre.

Estos pinchitos, que se llaman "yakitori" en japonés,

son de pollo.

Esto es como el pollo hecho una albondiguilla.

Esto es la piel de pollo frita.

Y esto que tengo aquí son patitas de pollo

con bambú.

Me parece súper guay porque...

tú ves cómo cocinan

y además en España no es típico

comer en una barra.

Si eso, tomarte unas tapas o una bebida, pero, ¿comer y cenar?

Es la primera vez que tomo casquería cruda

y hay hígado de pollo, corazón de pollo,

esto es el estómago del pollo,

ésta es la pierna..., la pata de pollo... Crudo todo.

Está traduciendo.

Ah, vale, vale. Y eso es la pechuga.

Es como ir a la pollería

e ir picando de lo que tienen en el mostrador.

Lo curioso es que aquí en Kioto,

aparte de japonés, se habla kansai. Es un dialecto.

De hecho, "arigato" es "gracias" en japonés

y aquí se dice "okini".

O sea, "gracias" es "okini".

Me ha encantado esta cena.

"Bye bye."

(Motocarro)

Como dicen mis papás, la comida es cultura.

No vas a viajar un mogollón de kilómetros

para comer pizza y espaguetis.

Disfruta descubriendo nuevos sabores, alimentos...

Comer en Asia es muy barato

y es una parte molona para disfrutar a tope del viaje.

AMBOS: ¡Mmm, qué rico!

Están en un "tatami" los tíos durmiendo como si toda la vida

hubieran vivido en Japón.

Ayer hicimos un plan

de templos, castillos...

Vamos, un plan más para adultos.

Así que hoy hemos decidido hacer un plan para niños

y los vamos a llevar a...

AMBOS: ¡La Aldea Ninja!

(Música)

(RÍEN)

¿De qué color lo quieres? ¿Negro?

Te vas a asar.

¡Ya!

¡Ya!

Ahora estamos en una casa "ninja"

y estáis vestidos de estos guerreros.

Os voy a explicar qué eran. Realmente eran

asesinos a sueldo, soldados de fortuna.

Los contrataban

los jefes de las casas más pudientes

para que, antes de entrar en guerra,

se infiltraran en las líneas enemigas

y les dijeran cuántas tropas tenían,

de qué armamento disponían... Vamos, que les dieran una...

ventaja estratégica.

Y lo más importante, chicos, tenían un entrenamiento

que es el que vais a hacer vosotros ahora.

¡Vamos para allá! ¡Vamos! ¡"Power ninja"!

(GRITO DE GUERRA)

(GRITO DE GUERRA) ¡Ninjas!

Lo primero que tiene que aprender un "ninja" es cómo andar

silenciosamente encima del agua.

Como vemos, lo llevan muy mal.

(GRITA)

(Música)

La segunda prueba es el equilibrio,

básico en un "ninja" de primera categoría.

La tercera prueba a la que se somete un verdadero "ninja"

es la prueba de puntería con los "shuriken".

¡Son las estrellas "ninja"!

¡Ay, leches!

Y por último, bajar a las alcantarillas

y cruzar todo el poblado

con ratas, escarabajos y demás seres vivos.

(SONIA RÍE)

Había muchas ratas.

¡Horrible!

Y finalmente, tras pasar todas las pruebas "ninja",

se han convertido oficialmente en guerreros

sólo para hacer el bien.

Así que van a recibir sus armas.

¡Bien!

Por supuesto, los niños

no sabían que la casa está llena de trampas,

de salidas y de entradas

que procuraban a estos maestros del engaño

desaparecer en un "plis".

La Casa Ninja me ha parecido muy guay

porque había muchas cosas para escaparse

y era muy curioso.

Ya volvemos a Kioto después de que hayamos conseguido,

con todo lo que nos hemos esforzado,

nuestro diploma de "ninjas".

(Ráfaga musical)

Nuevo día... y visita a templo.

Lo presiento. ¿Qué os dije?

Toca santuario.

Los niños no han hecho lo de las manitas.

Este santuario sintoísta

es uno de los más antiguos e importantes del país.

Y es que en Japón hay cerca de 32.000 dedicados al dios Inari,

dios del arroz y patrón de los comerciantes.

(Campanillas)

Diez mil "toriis", vamos a pasar por diez mil "toriis".

La gran mayoría de estos "toriis" han sido donados por comerciantes

que han puesto sus nombres para que el dios Inari les sea propicio.

¿A que no sabéis qué es un "torii"?

Los palos que suben,

después se juntan dos,

suben un poquito más, se juntan

y después hacen el techo.

Pues sí lo sabe, sí.

Repelente, porque me están matando.

Hemos visto un cartel en que ponía un tamaño de "torii" y un precio.

No entendíamos qué era. Lo que nos han explicado

es que tú puedes hacer que graben tu nombre

en uno de estos estupendos "toriis"

y, dependiendo de lo que pagues,

pues te lo ponen en uno más grande o en uno más pequeño.

Y tener la posibilidad

de hacer esta subida nocturna

entre estos "toriis" en medio del bosque,

con la niebla, el sonido de los grillos...

Es que es un sitio alucinante.

(Música de "Carmen" de Bizet)

Vamos a coger el autobús,

pero esto está "petado" y no sabemos si vamos a poder coger el siguiente.

Os voy a explicar cómo funciona el sistema

para saber cómo de cerca o cuánto le falta

para que llegue el autobús.

El número 80, como veis, tiene ahí un círculo rojo.

Esto significa que le faltan varias paradas para que llegue.

El 201 significa que ya está cerca

porque está casi en nuestra parada,

en el verde.

Y cuando ya no tienen color,

pues significa que ya no pasan.

¡El 201!

Va para "arribota".

A nosotros las piernas nos caben "guay",

pero mira a papá, no le caben.

No, no me caben.

(BOSTEZA) Estamos un poco cansados.

Papá, he sido nombrado "ninja"

y no me has contado lo del Sol Naciente.

No son horas, Mateo, en el próximo capítulo lo sabrás. ¡"Oyasumi"!

Qué morro que tienes. ¡"Oyasumi"!

Mira, éste es un ciervo con cuernos.

En ese templo se alojaron soldados del bando perdedor,

así que los ganadores, cuando recuperaron el terreno,

le cortaron las manos al buda.

¡Se agradece la lluvia!

Esta campana sirve para espantar a los osos.

La comida en plástico para poder enseñarla en los escaparates.

(Música oriental)

(Sintonía final)

Mi familia en la mochila. Family Run - Ruta Koyasan-Kyoto

16 nov 2018

Programas completos (37)

Los últimos 44 programas de Mi Familia En La Mochila - Family Run

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios