Metrópolis La 2

Metrópolis

Miércoles a la 01.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3131188
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - Punk: Sus rastros en el Arte Contemporáneo - Ver ahora
Transcripción completa

El punk surgió en Londres y Nueva York entre 1976 y 1978

como una explosión de malestar, de no futuro.

Pero más allá de esta cronología, el punk

ha tenido una enorme influencia en el arte contemporáneo.

Esta noche analizamos la exposición punk,

sus rastros en el arte contemporáneo.

Son algunos de los asuntos

que abordan los artistas allí representados.

Un buen ejemplo de esta actualización

es la performance de Joao Onofre

que seguiremos a lo largo de la emisión.

Un grupo va a encerrarse

en una de las piezas emblemáticas del arte minimal

a tocar enérgicamente hasta que la respiración aguante.

El punk sigue vivo.

Esta no es una exposición histórica

sino que es una exposición, que como bien decías,

rastrea cuáles son esos efectos en el arte contemporáneo,

en las producciones contemporáneas.

Al rastrearlo, lo que he intentado mucho es esquivar el estereotipo.

Una de las declaraciones de Johnny Rotten es:

"Al segundo tipo que vi con una cazadora de cuero y unas tachuelas

pensé, esto ya se ha acabado".

Punk tiene que ver... He intentado hacer es romper el estereotipo

porque creo que tenía que ver con una cosa más sofisticada.

La exposición empieza de una manera muy directa ¿no?

y es cómo se transparenta el punk

en las prácticas artísticas contemporáneas en la superficie.

¿Qué quiere decir en la superficie? En la tipografía punk,

en la referencia a artistas iconos del punk,

Gavin Turk disfrazado de Sid Vicious,

Pepo Salazar citando a...

Haciendo un grafiti

en el que cita una canción de Dead Kennedys,

o Iñaki Garmendia cogiendo a unos grupos taiwaneses,

tocando una canción de Kortatu, eso es una manera muy directa.

¿Cuál es el primer lugar en el que se transparenta el punk?

En las maneras de ser.

Lo cual, no es tan... no es, no es superficial,

esta el la superficie pero no es superficial,

siguiendo a Deleuze: "No hay nada más profundo que al superficie"

pero también siguiendo a Andy Warhol: "Quieres saber algo más de mí,

mira la superficie".

Es esta cosa de no hay nada detrás de la superficie.

Porque finalmente, una de las cosas que pone en marcha el punk,

es que la lucha está en el cuerpo, el cuerpo es el campo de batallas.

El ponerte en la calle, otra cosa que recordaba Armando Montesinos

que decía Santiago Auserón

cuando volvió de estudiar con Deleuze en París es:

"Nuestra responsabilidad política consiste en salir a la calle,

con el pelo verde, un pendiente y pantalones apretados".

Las estructuras, los display, los paraband, todas estas cosas

están diseñadas para nuestra seguridad, para nuestro confort, etc.

Y luego hay elementos, por ejemplo,

la cuestión de los Cheetos tiene que ver con la idea

de el diseño, el marketing psicológico, etcétera,

hasta qué nivel de pensamiento llega, hasta que nivel

un producto como un cheeto, que es una cosa absolutamente absurda

que si no es comida, no es...

Evidentemente es petróleo pero tiene un marketing.

Las estructuras están atacadas con ácido y rayada.

Es evidente que tienen, que son como digamos,

quiero decir, están inspirados

en los grafitis que podemos ver en el metro alterados con ácido

pero la idea es sobre el vandalismo.

A mí me interesa mucho la idea del vandalismo,

ahora quizás menos pero antes me interesaba,

estás citas surgieron como en 2006, 2007.

El vandalismo tiene una cosa para mí que es muy interesante,

que es, en el momento de...

Entre un proceso de producción y de consumo

está el punto inicial que es el surgimiento de un producto,

después están las plusvalías, después está la venta,

después... Bueno, el marketing, venta, etcétera, etcétera

y al final, el producto, tiende a destruirse.

Esto decía Lefebvre,

"Que en manos del hombre sólo cabe la destrucción".

Y con colash hay como más humor, trabajar con imágenes sin calidad,

productos sin calidad...

Digamos como basura, en cierto sentido.

El segundo ámbito de la exposición intenta puntualizar un poco más ya

que quiere decir la actitud punk e intenta puntualizarlo a través

de uno de los elementos

con los que el punk se identifica más abiertamente,

que es con la violencia.

La violencia siguiendo una de las máximas que recorren otra vez,

los movimientos radicales del siglo XX,

no está en nosotros sino en el sistema.

No es que yo sea violento sino que es el sistema.

Era muy importante para mí tener una pieza de Jea-Michel Basquiat,

en la medida en la que creo que.... Por dos motivos,

porque creo que es un artista demasiado prejuzgable

y demasiado etiquetado por la especulación económica

que significo el arte...

Que significó sobre todo en la segunda mitad de los años 80,

Jean-Michel tuvo un grupo que se llamaba Gray

en la que hacía una especie de no-jazz,

tree-jazz, noise...

No se sabía muy bien que era, la que salía tocando con un clarinete

se tiraba al suelo, llevaba una máquina que hacía ruido

y que el mito cuenta

que el Thurston Moore de los Sonic Youth

les vio tocar alguna vez en el Mudd Club

y dijo ese es el sonido que quiero.

Jean-Michael vivía dos puertas del Mudd Club,

casi enfrente del CBGB, iba cada noche a los conciertos,

y su pintura transmite esa potencia y esa intensidad.

El punk aparece en un contexto, en el contexto de los años 70,

que es un contexto marcado justamente por la violencia.

Pero marcado por el terrorismo y por el pánico,

la postmodernidad viene definida por la crisis de la modernidad.

Digamos que donde se replica esta crisis de la modernidad

es en la crisis del movimiento hippy, o sea, el sueño hippy,

el final del verano del amor que tiene un final trágico y brutal

que es Charles Manson entrando en casa de Sharon Tate

y cargándose a todo la familia y provocando una orgía de sangre.

El terror utilizado como arma política

al margen de su realidad,

podemos hacer una equiparación absoluta con lo que pasaba en los 70.

Eso sí que era una cosa que quería como matizar muy bien,

del contexto en el que se genera el punk

porque quizás es el contexto

en el que más nos podemos sentir representados.

Chiara Fumai es una referencia explícita a Valerie Solanas

pero Christoph Draeger, Tony Couch y Johan Grimonprez

son referencias directas a Septiembre negro,

todo ello con una pieza de un artista madrileño que firma como Detext

que es una alfombra hecha con balas recogidas en Guatemala.

De manera estricta, el punk que es un fenómeno

que sucede entre el verano del 76 en Nueva York

y el del 77 en Londres.

Esa sería la historiografía estricta,

superdiscutible porque sólo tiras un poquito para atrás

y ya llegas New York Dolls

y si tiras tan poquito para atrás como los New York Dolls,

hombre pues no te dejes a la The Velvet Underground

y si acabas en el 78

con el último concierto de los Sex Pistols

dices, hombre pues ya que estás ahí es el momento

en el que aparece la No Wave que de alguna manera

lo que intenta es recuperar el primer espíritu del punk,

es decir, es un fenómeno que enseguida empieza a expandirse.

Y que sería interesantísimo poder hacer ese pedazo de exposición

de la cual, en esta propuesta,

apenas hay un mapa que es el que ha trabajado Gloria Guso

que documenta ese núcleo y sus efectos y sus antecedentes.

Uno de los referentes importantes de la exposición,

a nivel conceptual, El Greil Marcus, él en su libro,

Lipstick Traces, Rastros de carmín, él ya hace esta genealogía punk

desde dada y surrealismo.

Esta fue inicialmente que David quería plasmar en la exposición,

lo que pasa es que al iniciar estos trabajos de documentación conmigo

no queríamos ser tan dogmáticos

ni tampoco demasiados pedagógicos

con respecto que iba a poder venir a un centro como el Dos de Mayo.

Entonces, en vez de hacer algo que fuera dar definiciones del punk

o poner ejemplos o dar referentes

y decir cuál es la visión del punk hoy en día

decidimos que era mucho más interesante recopilar anécdotas

y que fuera el propio público

quien estableciera los enlaces entre unas anécdotas y otras.

El tercer espacio

tendría que ver con definir un poco más en que consiste esa actitud,

que tiene que ver con el nihilismo,

que tiene que ver con cómo la mayoría de la gente

que estuvo implicada en el punk se relacionó con la anarquía,

con movimientos anarquistas.

Esta es un área que tiene también,

tiene que ver con maneras de colocarse en el mundo.

Está el Fanzine en trabajó Eulàlia Grau

para la revista Black Flag,

que era revista anarquista pero también está Itziar Okariz,

con la serie de Mear de Pie.

Hay una pieza de Antonio Ortega

que viene a significar el Do yourself en el que hay una frase impresa

en el que dice si tienes algo que decir, dilo,

y que finalmente también tiene que ver

con la necesidad punk de hacer algo y decirlo

por encima de los medios con los que lo hagas.

Los artista más explícitamente ligados con la escena punk

que es donde están Raymond Pettibon, Mike Kelley y Paul McCarthy,

es un área dedicada más a que todo esto de lo que venimos hablando,

la actitud, la violencia, las respuestas,

si alguna vez te has sentido estafado...

En realidad, lo que tiene que ver con individuos completamente alienados,

esa violencia de la sociedad lo que provocada son individuos alienados.

La otra cosa con la que acabo la exposición

y quería puntualizar muy bien es la fuerte presencia

o la importancia que el sexo y la sexualidad tienen en el punk.

Es quizás una de estas cosas

que el estereotipo punk no nos ha dejado acabar de ver.

En el caso de los artistas más jóvenes y estoy pensando

Raisa Maudit o en Antoni Hervás

es curioso, pero son artistas que están en la treintena apenas,

conocen perfectamente,

cuando les hablé que iba a montar una exposición punk,

eran perfectamente conscientes de a lo que venían y dónde estaban

y esos rastros están muy muy obvios.

-Todo empezó cuando, hace muchos años encontré

un montón de papeles, unos 100 documentos,

con dibujos, con escritos, como cosas personales en la basura

y entonces, bueno, lo conservé y al cabo de un tiempo

decidí trabajar con ello

y fue a partir de la investigación, empezó una investigación más visual

sobre de qué trata el documento hasta que llegué a quién pertenecía

que era el que saca, se podría decir, en primer punk de Barcelona,

entonces era un personaje como muy incómodo

porque era homosexual, era muy disidente...

Hacia todo lo que la familia quería ocultar,

entonces, cuando él murió tiró todos los papeles

para destruir todo lo que él había sido.

El deseo está en... Está presente en todo lo que hacía él

ya no sólo un deseo sexual sino un deseo de pasión,

de que te gusta mucho lo que haces y que tienes una necesidad de hacer.

Mi tipo de dibujo es un dibujo nada limpio,

es como una cosa como muy trabajada, muy laboriosa

pero a partir de sobre poner cosas, entonces no me importa que se vea

el cómo está hecho eso.

Yo considero que el punk está muy vivo,

lo que pasa lo único que han cambiado son las formas,

es decir, ahora el punky no quiere morirse,

no quiere tener una sobredosis de heroína,

no quiere arrastrarse por el suelo, el punky ahora mismo quiere construir

y quiere construir

a través de la responsabilidad de sus propios actos

y la responsabilidad de los colectivos.

Yo tengo una relación directa con el punk,

yo formo parte de círculos dentro de la ocupación en Madrid,

y este video, por ejemplo, fue creado haciendo una cooperativa

con diferentes personas del mundo del cine

en el que a través de intercambio temporal

grabamos este video, que fue rodado en un centro social ocupado de Madrid

Este año la artista estrella en Fart es Raisa Maudit,

una joven que lleva trabajando incansablemente

desde que entrara a formar parte de la Galería Cloacker.

Su carrera no ha hecho más que despegar

y hoy, en primicia y desde su estudio

nos contará sobre su visión del arte actual,

su propia carrera y la Fart Experience.

Solemos vivir en una sociedad amnésica,

en una situación cultural amnésica, en la que tras cambio de década

se olvidaba el desarrollo anteriormente acontecido,

por eso es tan importante Fart,

por eso me siento tan orgullosa de formar parte de ello.

-Eres la artista estrella en la Fart Global Art Fair de esta década,

¿cómo es tu experiencia?

-Pues... la verdad, es que me lo esperaba.

Cuando era cría y oía hablar de Fart

sabía que algún día formaría parte de ello.

Una feria así, que lo ha cambiado todo,

lo ha cambiado todo, lo ha cambiado todo,

lo ha cambiado todo...

Se ensalza el artista, el ego del artista,

no se ensalza una carrera, realmente en España no existe...

Creo que todos somos underground,

no existe un sistema consolidado lo suficientemente grande

como para que tú puedas vivir de ello incluso con el éxito.

Entonces, habla un poco de eso, también habla de la generación,

es una cuestión como muy generacional,

habla de mi generación de artistas,

de la gente joven que está empezando ahora con muchas ilusiones

y que al mismo tiempo, no se le caen los anillo

por venderse al mejor postor

para intentar conseguir un poquito de ese ego

en el que luego poner en el Facebook.

-No es que diga que soy punk pero sí que todo lo que le define pues...

Pues tiene mucho que ver con mi obra

y con mi manera de trabaja de una manera directa

y a mi manera lo hago todo sin depender...

No dependo de si tengo dinero, si no tengo, o sea,

lo hacemos todo pues como...

Con lo que tenemos, lo hacemos.

Las tres hablan casi de lo mismo, de en el sistema en el que estamos

y lo absurdo que llega a ser las empresas o el trabajo.

La segunda pieza es un tío que busca trabajo pero tiene un problema,

cada vez que habla se tira un pedo, entonces, claro,

las entrevistas de trabajo son una a ventura,

y es imposible que este hombre, por la mentalidad de los empresarios,

que normalmente es muy estrecha, entiendan ese problema

y que digan, bueno, no pasa nada.

En rigor, las bandas que más gestionan

sobre sistemas de mórbidos y sobre la muerte,

que más creatividad tienen en sus poesías escritas

son las bandas de jazz-metal.

Por eso creo que se conjuga bien esta idea de muerte,

que ha estado contenida en el título de la obra inicial,

y la gestión de sonido y no sonido.

¿Por qué? Porque para haber sonido tiene que haber aire,

el sonido, en teoría, de facto, es viento pasando por nuestro tímpanos.

Y por eso, cuando se cierra la puerta no hay sonido

pero también no hay aire dentro,

hay solamente un aire suficiente para poder respirar

con una cierta duración de tiempo.

La duración de la performance, no la sabemos,

cuando el aire se acaba, la performance termina.

Acaba con dos piezas guiño, una que es un clásico

Dan Graham, Rock my religion,

no puedes hacer una exposición sobre el punk,

por mucho que la hayamos visto muchas veces,

no puedes hacer una exposición sobre el punk

sin incluir a Dan Graham y Rock my religion.

Y una pieza, que para mí

es una obra fundamental de la segunda mitad del siglo XX,

que es The eternal frame, de Ant Farm

cuando hacen el asesinato de Kennedy,

poco meses después de que se haga pública la película Zapruder,

con el asesina de Kennedy.

Más allá de la anécdota del asesinato de Kennedy

es una película que incluye su propio making-of,

incluye su presentación y que introduce elementos de sarcasmo

sino de complejidad sobre los más débiles.

Buena parte de la creación contemporánea

que cree que realmente es hija de esa rabia que hablábamos,

que anunciaba Johnny Rotten

con la última pregunta de su último concierto,

realiza y realizamos una revisión nostálgica

de movimientos radicales del siglo XX.

Que es la nostalgia de pensar que hubo un momento

en el que la radicalidad era posible.

Pero siendo conscientes de que ni siquiera entonces fue posible.

Que es conscientemente fracasada,

y que somos completamente....

Es una nostalgia que es completamente fiel

a la máxima que presidió el epitafio de Malcom McLaren

que es una frase de Beckett, fracasa de nuevo... No.

Fracasa otra vez, fracasa mejor.

Subtitulación realizada por Beatriz Barroso Bravo.

  • Punk: sus rastros en el Arte Contemporáneo

Metrópolis - Punk: sus rastros en el Arte Contemporáneo

17 may 2015

El Punk surgió en Londres y Nueva York entre 1976 y 1978 como una explosión de malestar, de “no futuro”, pero más allá de  esta cronología, el Punk ha tenido una enorme influencia en el arte contemporáneo.  Esta noche analizamos la exposición: “PUNK. Sus rastros en el arte contemporáneo” que puede verse en el Centro de Arte Dos de Mayo CA2M de Móstoles hasta el 4 de octubre. 

ver más sobre "Metrópolis - Punk: sus rastros en el Arte Contemporáneo" ver menos sobre "Metrópolis - Punk: sus rastros en el Arte Contemporáneo"

Los últimos 361 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios