Metrópolis La 2

Metrópolis

Miércoles a la 01.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4603822
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - PROCESSI 144_M (Academia de España en Roma 2016-2017) - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

Desde hace 144 años

la Academia de España en Roma recibe a artistas e investigadores

para vivir una experiencia única de creación

y estudio en comunidad.

"Metrópolis" recorre esta noche la muestra que reúne

los trabajos finales de los residentes de la última edición

al tiempo que reflexiona sobre el papel de la academia del siglo XXI.

Roma, la ciudad eterna,

ha sido la gran inspiración de los trabajos de los 24 residentes.

Una exposición que tiene 145 años, que cumplimos este año.

No se puede empezar, es maravillosa, magnífica.

Siempre está dedicado a lo mismo desde el momento que se creó.

Eso es algo excepcional en nuestro país y en otros muchos, ¿no?

Mantener todo lo mejor, la esencia de este lugar tan maravilloso,

en este emplazamiento

y hacer que los residentes que llegaban

pudieran desarrollar su trabajo en las mejores condiciones.

Abriendo la puerta a los ciudadanos de Roma,

que no es un tema menor,

y que había sido permanente,

es una de las líneas fundamentales de la academia

desde el inicio de la democracia.

Esos eran mis retos.

Llegué y literalmente el día que llegaban los becarios

de aquella promoción.

Ese primer día era un 1 de octubre,

iba abriendo las puertas igual que ellos

y me encontraba algunas cerradas.

La de la biblioteca cerrada por la tarde,

la del salón de retratos cerrado.

Me perdía.

Porque la academia es un lugar increíble. Son 9000 m² de jardines.

De tres edificios que se han ido sumando a lo largo de la historia.

Me pasó como a ellos, por lo tanto, decidimos conjuntamente,

porque eso era interesante.

Ver cómo podíamos hacer una institución histórica,

avanzar un poquito en el siglo XXI.

Llegar a tener un modelo de gestión más acorde a las necesidades

de los artistas y creadores, y también de la gestión cultural.

Decidimos abrir las puertas.

Para eso hacemos desde invitar a profesionales españoles,

iberoamericanos, de otros países europeos,

e incluso de Estados Unidos, y otros países de América Latina.

Que participen y que conozcan la academia.

Que conozcan los estudios.

Organizamos un café, una cosa muy sencilla

en el que esos invitados cuentan lo que hacen,

les conocen y a su vez visitan los estudios.

-No es un comisariado al uso.

Me gusta más el término curaduría que se usa más en Latinoamérica

o incluso en Italia.

De hecho, curar en italiano significa cuidar.

Entonces creo que, en este caso,

un ejercicio de convivencia entre 24 proyectos,

24 artistas e investigadores,

se trata de cuidar ese diálogo

y de que esté lo más a gusto posible expresando

toda esa red que se ha construido a lo largo de casi un año

de convivencia en la academia.

La exposición se llama Processi 144,

significa Procesos 144.

Lo que muestra son la generación número 144,

ya han pasado 144 años de artistas españoles

en la academia de Roma.

El planteamiento espacial esconde una metáfora.

Hay una ciudad levantada dentro de esta nave.

Corresponde también a ese subtítulo de la exposición

que es entrelazarse con Roma.

Todos estos proyectos se encuentran visualmente entrelazados,

igualmente que están entrelazados a través de esa convivencia

de los artistas y también del propio desarrollo del proyecto.

-Aquí creo que hay tres piezas,

y una de ellas no estaba dentro del programa.

Es como una pieza final que me apetecía hacer un homenaje

a mis compañeros, a la institución,

en realidad a la vivencia.

Me planteé una especie de desayuno en la hierba

o cuadro de retrato de grupo generacional

en el cual salen representados todos los compañeros

y con una disposición ajardinada.

Donde rinde homenaje, cada uno con...

Es un cuadro de retratos, realmente,

pero cada uno con un apéndice o alguna cosa psicológica

que le pertenece.

Pero realmente mi proyecto se llama

Dandis en Roma: en el corazón del Grand Tour.

Un estudio más o menos de los dandis viajeros

y, sobre todo, aristócratas

desde el 17, más o menos hasta el 19,

que iban pasando por Roma como lugar indispensable,

dentro de lo que era la Grand Tour.

Ese viaje iniciático de llenarse de cultura clásica.

-Mi proyecto se llama El Gran Banquete.

Es 11 triclinio contemporáneo.

Lo que hice en Roma es estudiar los grandes banquetes

que se realizaban durante el imperio romano.

Especialmente, los banquetes que se realizaron

en el último periodo del imperio, que es una época de decadencia

en el que se supone que incluso no debería haber banquetes.

Sin embargo, era cuando eran más fastuosos.

Entonces me pareció que relacionar esos dos periodos históricos,

el periodo final del imperio y la época actual,

que es una época de crisis, pero que también tiene sus excesos,

me parecía interesante para situar este banquete,

que es un banquete fúnebre en el que la comida que aparece

es una comida que simula estar quemada

porque los alimentos quemados no alimentan, sino que intoxican.

Creo que representa muy bien lo que está ocurriendo con la comida,

el sistema alimenticio en la actualidad.

-El proyecto que hice en Roma se titula Son Regina e Sono Amante,

que es el título de un área, una canción

dedicada a María Luisa de Borbón, la reina de Etruria

que vivió en Italia 20 años, sobre todo en Roma,

que fue compositora.

Es la primera compositora española de sinfonías

y además, promovió la creación femenina en la pintura,

la literatura y la música.

(CANTA ÓPERA)

(Música)

El proyecto que presenté en la Real Academia de España en Roma

fue una investigación sobre un artista cubano,

Jorge Carruana Bances, que salió al exilio en el año 1968

y permaneció en Roma hasta el año 1997,

en el que fallece prematuramente.

(Música)

Precisamente por eso, la historiografía del arte cubano

no ha hecho justicia y ha mantenido en el silencio

la figura de este artista.

Lo que tratamos de hacer fue rescatar su figura.

Ahí está el stand con todas las obras,

un archivo con correspondencia de artistas latinoamericanos,

de colegas del mundo del arte

y un poco fue poner en valor esa obra desconocida.

(Música)

Yo trabajo entre la danza, la performance y la iluminación,

entonces, en estas materias de trabajo en las que me muevo

realmente quería trabajar e investigar cómo se relacionan

la luz y el cuerpo en Roma.

En Roma podemos encontrar vestigios de cómo se ha trabajado la luz

en toda nuestra civilización occidental

y cómo se ha trabajado y representado el cuerpo también.

(Nota aguda)

No hemos trabajado en un resultado final,

sino en hacer varias acciones a lo largo de todo el proceso

y los hemos conformado,

porque me parecía más lógico que, estando en una ciudad como Roma,

nuestro lugar de trabajo debería ser la calle. El espacio.

(Música suspense)

No hay tiempo ni esperas.

Solamente vergüenza.

¿Ese es el infierno del que hablas?

-En este caso, en Roma empezó...

Me interesaba más trabajar sobre el agua,

pero cuando llegué a Roma vi que la luz era

el material fundamental de la ciudad.

Me centré en trabajar sobre el panteón

y sobre los árboles de Roma,

y cómo la luz al filtrarse tanto por la cúpula

como por la ramas de los árboles, hace visible el aire.

Entonces mi trabajo busca materializar el aire

y a la vez reflexiona sobre la relación de la luz con el tiempo.

(Música suave, agua)

(Música)

El primer proyecto es un espejo inspirado en los espejos etruscos.

Alargué mi campo de la antigua Roma a los etruscos,

que eran una civilización anterior.

Me gustó mucho porque es una civilización misteriosa

de la cual no se sabe bien de dónde vienen. Hay muchas teorías.

Me enamoraron los espejos.

(Música)

Yo he hecho un espejo de misa, un espejo mucho más grande

que en vez de sujetarse con una mano, se sujeta con una piedra.

Esto, lo de la piedra,

enlaza también

a las necrópolis etruscas.

Es donde se han encontrado todos estos espejos.

-Mi idea era escribir una novela llamada "Ovidio en el ponto"

que está basada en un hecho real en la vida del poeta Ovidio

de cómo fue exiliado en la última etapa de su vida a Rumanía,

la actual Rumanía, que en aquel momento era tierra de bárbaros.

Me interesó mucho cómo en sus textos vemos

cómo en un primer momento tiene la típica imagen

que tiene cualquier romano sobre la barbarie,

muy despreciativa,

y cómo a lo largo de verse obligado a convivir durante años

con los bárbaros, acaba cambiando su imagen sobre ellos,

acaba humanizándolos, acaba incluso dudando

de la propia relación entre civilización y barbarie.

"De niño creía que Roma no era un lugar,

si no una cicatriz en la espalda de mi padre.

La cicatriz era tan larga como mi brazo.

Una cicatriz del tamaño del brazo de un niño es una cicatriz inmensa,

por muy pequeño que sean el niño y su brazo".

Muy rápidamente el proyecto evolucionó hacia otro formato.

Acabé trabajando en una obra de teatro.

Con el mismo planteamiento, pero me parecía mucho más interesante

que fuera teatral porque, al fin y al cabo,

lo que iba a hacer era un diálogo entre Ovidio como romano

y su criado bárbaro,

y me parecía que el formato teatral se avenía mejor a esta idea.

"Mi padre se sentaba frente al fuego,

se quitaba el manto de pieles y nos mostraba la herida.

Una herida que estuvo a punto de matarnos.

Se toca siempre del mismo modo,

como si estuviera viva o todavía doliera.

Mi padre acariciaba esa cicatriz todavía viva con cuidado,

con el cuidado con el que se presenta a un recién nacido

ante los ojos del mundo".

-El proyecto surge a partir de unas películas

que heredo de mis tíos de Agustín Pérez Bellas.

Eran artistas y mantenían un estudio en Roma,

en la década de los años 70.

Ellos formaban parte de una importante comunidad artística

integrada por personalidades de la cultura italiana e internacional.

Cuando ves la película, hay dos partes diferenciadas.

Una, que son mis reflexiones y mi búsqueda narrativa,

con el encuentro y el descubrimiento de la ciudad de los espacios

y esa recuperación de esos espacios.

La otra son los testimonios de todas esas personas

que he podido contactar.

-En mi caso es un proyecto a partir de una novela gráfica

escrita por Felipe Hernández Cava.

En ella yo hago, en el proceso de estar en Roma,

y lo que he hecho es centrarlo

en una reflexión gráfica sobre el hecho de matar,

de separarse del otro, de dónde está el asesino,

está fuera, está dentro.

Toda esa elucubración

que lleva a ver que alguien es capaz de traspasar ese límite.

Estoy dentro de la novela gráfica.

Lo estoy desarrollando, pero no la he terminado.

Al mismo tiempo he hecho un libro de autor

que dispongo en esta exposición.

Cada espacio se plasma de una manera distinta

y en este, como en la exposición final de la academia,

lo que opté era por elegir

que las imágenes se relacionen entre ellas,

y solo con la imagen, con esa relación,

porque, al fin y al cabo, un cómico, una novela gráfica,

no es más que una sucesión de imágenes

que van contando una historia,

y aquí, con el mínimo de imágenes,

te da esa sensación de qué es lo que ocurre.

(Música)

Yo lo que hice fue presentar un texto inspirado

en un periodo de exilio sobre María Zambrano,

la pensadora española

que tuvo, en su periplo de exilio,

llegó a Roma en los años 50.

Ella atiende a realidades que están en los sueños,

en la intuición, imágenes mentales, metáforas

y un poco lo que yo fui haciendo es entrañar esas descripciones

en un concepto como lo que es la ruina,

lo sagrado, y cosas que eran más invisibles.

(Música suave)

Hay una superposición de capas, de estratos,

que es impresionante verlo en la ciudad de Roma

porque allí se combinan elementos arquitectónicos,

esculturas, arte y elementos de todo tipo

desde hace miles de años hasta la actualidad.

Todo esto convive en una especie de estratificación muy interesante.

Fue el punto de partida y yo, como en otros trabajos que he realizado,

lo que he hecho ha sido primero un contacto con el lugar.

He ido tomando imágenes y esas imágenes han ido sugiriendo

la forma de continuar y elaborar una propuesta.

Esta propuesta ha sido como la creación de un espacio metafórico,

poético, de carácter visual,

donde esos fragmentos que he ido coleccionando en la ciudad

al principio fueran una colección de estos fragmentos

y luego esos fragmentos entran en resonancia unos con otros

creando estructuras nuevas.

(Música)

Los últimos 15 años he alternado entre Alemania y España,

entre Berlín y España.

Por eso quería hacer una especie de redacción poética

entre la cultura centroeuropea y mediterránea.

Me basé en unas pinturas romanas, que son las pinturas de Villa de Livia.

Las originales están puestas en el Palazzo Massimo.

Son unas pinturas en una habitación, comedor de verano

en un muro de diez metros por tres de alto,

y mi pieza tenía el mismo tamaño.

Lo que he hecho aquí ha sido un pequeño resumen de esa pieza.

-Mi proyecto se titula

"Estatuas que hablan: Antología de pasquines sobre España".

Investiga un grupo de esculturas que se utilizaron en el renacimiento

para la fijación de sátiras críticas y luchar de esta manera

contra la censura.

A través de estas esculturas se daba gozo al pueblo, por así decirlo.

Me ha impresionado bastante que los problemas no han cambiado tanto.

Desde el renacimiento,

son totalmente contemporáneos los pasquines que he encontrado.

Desde abusos de poder,

quejas por los altos impuestos,

son totalmente actuales.

Todavía nos siguen preocupando los mismos temas.

(Música)

El proyecto se llama "Cartografías de la ficción".

Lo cual implica contar a partir de mapas

estas narrativas cinematográficas.

La academia, la vida de la academia, el trabajo dentro del proyecto

en este sitio, todas las posibilidades que se te abren

de poder experimentar, de poder probar,

de estar concentrado en un solo proyecto son espectaculares.

Creo que todo el mundo te va a decir lo mismo.

La academia es un sitio de lujo.

Es un sitio fabuloso y las posibilidades todavía más.

-Mi proyecto es un proyecto de investigación

que se llama "Formas de solidaridad".

Un poco lo que hace es intentar pensar las relaciones

entre el antifranquismo dedicado al campo de la cultura

y su tejido de complicidades en la sociedad italiana.

(Música)

Hay, por lo tanto, una labor tradicional

de trabajo historiográfico, que es un trabajo de archivo.

En este caso, además, no son solo archivos artísticos.

Es cierto que tuve la oportunidad de ir al archivo

de la Bienal de Venecia.

Son también archivos de partidos políticos y sindicatos.

Sobre la academia,

sí que me gustaría decir que desde el punto de vista de un investigador

y de un profesor universitario,

lo que vi allí es también una especie de centro de estudios

en los cuales, los aprendizajes no estaban reglados,

sino que se insertaba en la vida cotidiana.

Esa experiencia es muy interesante.

Tú estás desayunando y estás recibiendo agentes culturales.

Estás discutiendo con ellos.

Estás cocinando y estás hablando de las metodologías creativas

de un artista, que luego, después de comer, te invita a su estudio

a ver cómo está creando.

(Música)

Desde hace cuatro años, estos son la tercera generación,

los que están ahora mismo en Roma la cuarta,

hay una beca, una ayuda de producción muy importante

que se complementa con la beca de manutención diaria.

Por lo tanto, desde ese momento, se fue perfeccionando

el modelo de selección para llegar cada vez más a un modelo

más transparente, más riguroso y más acorde al tiempo en el que estamos.

Para mí ha sido un reto,

pero lo puedo sintetizar en una palabra muy sencilla, complicidad.

Los becarios son cómplices de la institución,

son cómplices entre ellos, son cómplices conmigo.

Hemos trabajado muchísimo, muchísimo.

Horas.

Sin tener sábados, domingos, mañanas, tardes, noches

en hacer una institución acorde al siglo XXI,

ya a la segunda década del siglo en el que estamos.

Yo creo que se llama complicidad.

Se llama no tener miedo a innovar.

Esa es la clave de la academia, experimentar e innovar.

(Música créditos)

  • PROCESSI 144_M (Academia de España en Roma 2016-2017)

Metrópolis - PROCESSI 144_M (Academia de España en Roma 2016-2017)

16 may 2018

Metrópolis dedica su emisión a la exposición "Processi 144_M, entrelazarse con Roma" (Matadero Madrid), que recoge los trabajos de los 24 artistas e investigadores que disfrutaron de las becas que otorga la Real Academia de España en Roma durante el periodo 2016-2017. Durante la emisión podremos ver proyectos de pintura, escultura, vídeo, cine, fotografía, moda, diseño, cómic, danza, música, literatura e historia, entre otras disciplinas. Además de entrevistar a algunos de los artistas, contaremos con las valoraciones del comisario: Enrique Bordes, y de la directora de la Academia de España en Roma: Ángeles Albert.

ver más sobre "Metrópolis - PROCESSI 144_M (Academia de España en Roma 2016-2017)" ver menos sobre "Metrópolis - PROCESSI 144_M (Academia de España en Roma 2016-2017)"
Programas completos (386)

Los últimos 403 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos