Metrópolis La 2

Metrópolis

Miércoles a la 01.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3106671
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - Poéticas de la conectividad - Ver ahora
Transcripción completa

¿Qué impacto tiene Internet en la creación artística?

¿Qué forma toman las obras generadas desde la red

y con sus mismos códigos?

"Metrópolis" emite esta noche su sexta Carta Blanca,

invitando a Juan Martín Prada, experto investigador en Net Art

a que nos seleccione un conjunto de obras que evidencian

que Internet se ha convertido en un elemento clave

para generar nuevas pautas sociales comunicativas y afectivas.

Ha titulado su propuesta "Poéticas de la conectividad".

¿Hemos pasado de ser espectadores a protagonistas?

Con el título "Poética de la conectividad"

he propuesto una selección de obras,

de artistas en los que yo creo que queda bastante explícito

el enorme efecto, el gigantesco impacto que Internet

está teniendo en el desarrollo de la creación artística actual,

en la evolución del arte de nuestros días.

En todas estas obras yo creo que hay un elemento común

que corre transversalmente en todas ellas

es el concepto de usuario de Internet.

Yo creo que en ellas, el usuario, todos nosotros en definitiva,

en estos procesos de incorporación al sistema red

en el que continuamente nos sumergimos

a través de nuestros dispositivos digitales, se convierte,

en última instancia, en el protagonista.

Con el nodo Apropiacionismos y Mezclas yo creo que apuntamos

a una serie de cuestiones que tienen que ver,

fundamentalmente, con Internet,

como un enorme contenedor de imágenes,

como un fascinante contenedor de imágenes.

Esa presencia de ese inmenso archivo de fragmentos de vida

necesariamente ha situado, ha emplazado a los artistas

a la adopción de determinadas estrategias,

determinadas prácticas de trabajo que, desde luego,

no tienen que ver con la práctica de creación desde la nada sino,

sobre todo, a través del uso de prácticas de apropiación,

prácticas de utilización de materiales encontrados,

de fragmentos, de imágenes de vidas ajenas

que van a ser mezcladas, remezcladas, modificadas...

Para generar, en última instancia, obras que nos hablan

o que acreditan esta idea ya antigua dentro de la teoría del arte

que dice que el arte contemporáneo de las últimas décadas

no puede ser más que un lenguaje sobre lenguajes existentes.

Una práctica que, de alguna manera, se fundamenta en la voz de otros,

en las imágenes de otros, en esos fragmentos de vidas robadas

de otras personas.

(CANTA)

(Música)

Basándose en algunas piezas musicales, vocal en concreto,

de una joven londinense, en realidad, lo que hace

es un complejo montaje alrededor de esa pieza

llevándola hacia territorios completamente diferentes.

Yo creo que la obra de Kutiman,

a pesar de partir de obras y de piezas y sonidos concretos,

lleva una producción completamente personal.

(Música)

(Música)

(Música)

(Música)

En última instancia trabaja sobre un concepto muy clásico de belleza.

Un concepto que ya proviene de la estética clásica,

que es la idea de crear unidad en la diversidad.

De cómo generar una estructura orgánica

o generar una estructura completamente unitaria

con una absoluta coherencia interna partiendo, sin embargo,

y defendiendo y manteniendo la diversidad y la heterogeneidad

de los elementos que la integran.

(Mezcla de sonidos)

Es otra obra, además, basada en la plataforma YouTube

en la que ellos van a integrar, a través de cuatro pantallas,

a través de la división de la pantalla en cuatro,

van a intentar crear una especie de tejido visual,

yo creo que de una enorme complejidad.

No alcanza una unidad tan armónica como en el caso de Kutiman,

pero, sin embargo, creo que precisamente

al jugar más con esa fragmentación de la pantalla,

nos lleva hacia un territorio, creo que genera una sensación,

una experiencia más onírica,

con un contenido, quizás, más de ensoñación.

Yo creo que es una poética, una lírica de la ensoñación.

(Mezcla de sonidos)

(Mezcla de sonidos)

(Mezcla de sonidos)

Se está dando la espectacularización continua de la intimidad.

Hoy no somos capaces, siquiera, de valorar ya la privacidad

porque probablemente no somos ya capaces de entenderlo.

Hoy, miles de imágenes que antiguamente

quedarían recluidas en los álbumes de fotos

o grabaciones privadas de los vídeos caseros,

forman parte de ese flujo infinito de circulación de imágenes

en Internet.

Todo aquello que no se comparte, todas aquellas imágenes

que no circulan, vienen a ser imágenes

que, de alguna manera, no se han vivido.

(Música)

Pienso que la obra juega, de alguna manera,

poéticamente con el concepto de sobreexposición

en un doble sentido.

Por un lado, el concepto de sobreexposición

desde el punto de vista mediático.

Esa sobreexposición que, de alguna manera,

todos hacemos de nuestra antigua privacidad

en el ámbito de las redes sociales y, por otro lado,

el concepto técnico de sobreexposición.

Ese concepto técnico fotográfico en el cual, una toma fotográfica

queda excesivamente clara porque ha tenido o sufrido

un excesivo tiempo de exposición.

Es una obra compuesta por centenares de imágenes

que el artista ha encontrado en Internet, en redes sociales,

y que ha ido secuenciando de manera que los flashes

que aparecen reflejados en todas esas tomas

generan finalmente una especie de efecto como de un sol,

un extraño sol que fuese trasladándose

en un movimiento de traslación casi planetaria

alrededor del formato de video.

Es una obra que yo creo que en realidad habla del deseo.

Es seguramente una metáfora del concepto de circularidad

vinculado precisamente al deseo.

El deseo no entendido como carencias

y no entendido como persecución continua

de tu objeto de deseo, que nunca llegas a capturar del todo.

El concepto de multitud hoy en día no tienen nada que ver

con ese concepto antiguo sobre el cual hablaba Jobs,

esa idea de la multitud como un cuerpo social desestructurado

que hay que organizar para que pueda devenir en pueblo,

para que se pueda convertir en sociedad.

La multitud hoy es más bien un concepto

que yo diría que solo puede ser entendible

como una fabulosa multiplicidad de singularidades activas.

Que podamos considerar, de hecho, la multitud como sujeto político,

depende extraordinariamente de la generalización

en el uso de los dispositivos de comunicación interpersonal.

Es verdad que hoy, la diferencia, que es otro de los conceptos

que inevitablemente entronca con el de multitud,

es un concepto devaluado.

Hoy, de alguna manera, la sociedad de consumo

nos obliga a ser diferentes para, en última instancia,

tratarnos de igual manera,

para que todos devengamos más o menos lo mismo.

Bookchin, a través de este proceso de edición,

va a mostrar finalmente es una coreografía

en la que parece que todos esos personajes solitarios

que bailaban al son de piezas musicales diferentes

en sus hogares,

acabasen realmente bailando una única pieza musical

en una coreografía exquisitamente de sincronizada.

(Música)

Hay que tener en cuenta que la obra de Bookchin

se está refiriendo a un artículo de Siegfried Kracauer

publicado en 1921 que se titulaba "El ornamento de la masa".

Allí, Siegfried Kracauer planteaba una comparación,

una analogía entre los movimientos que un operario,

un trabajador en una línea de producción

tiene que realizar continuamente dentro de un proceso productivo

del cual él ya ha perdido, la noción de globalidad,

digamos que donde él ya no conoce, no tiene capacidad para comprender

el proceso productivo en su totalidad

y los movimientos perfectamente sincronizados

de uno de las compañías de baile que más éxito estaba teniendo

en ese momento las Tiller Girls.

La interactividad, sobre todo en el arranque

del primer arte electrónico, fue un concepto muy fetichizado.

Realmente el hecho de que una obra fuese interactiva,

ya se vinculaba o se consideraba que fuese una obra más contemporánea,

más interesante.

En la evolución del arte electrónico

y sobre todo, del arte que reflexiona

sobre la cultura de los medios en general,

creo que ha ido depurando y eliminando

esta carga de fetichismo

haciendo que el concepto de interactividad electrónica

es decir, esa relación entre el ser humano y la máquina

o entre el usuario y la obra electrónica,

vaya derivando hacia un concepto yo creo que mucho más interesante

que es el de participación.

Es una obra basada en un West Side

en donde el artista nos invita a subir vídeos, subir imágenes que,

de alguna manera, reproduzcan nuestro presente,

los planos y las secuencias que integraron aquella fabulosa obra

de Dziga Vertov, "El hombre de la cámara",

una obra del año 1929.

Una obra que, sin duda, creo que es una obra culmen

del cine ojo soviético.

Dziga Vertov, por tanto, a través del West Side,

abre la obra de Vertov a la participación colectiva.

Cualquier persona puede subir una imagen, una fotografía,

un vídeo que, de alguna manera, reproduzca hoy en día,

nuestra actualidad, aquellos momentos de vida rodadas

que Dziga Vertov tomó en diversas ciudades en el año 29.

Hay un elemento también que me interesa especialmente de esta obra,

la posibilidad de que una obra pueda ser reactivada,

pueda volver a revivir 80, casi 90 años más tarde.

En realidad, Vertov cuando rodó aquella película,

no quiso utilizar actores, es una obra más bien documental,

es una obra sin decorados, es una obra sin estudios,

es una obra que, en definitiva,

trataba de representar la vida tal cual es.

Es evidente que hoy estamos permanentemente sumergidos

en un flujo de información al cual, realmente,

nos cuesta mucho concentrar nuestra atención en un punto,

en un elemento concreto.

Estamos siempre navegando en un fluir continuo de datos,

mensajes...

Basta mirar nuestras cuentas en facebook o en Twitter

para, realmente, tener una experiencia de un río

que continuamente va fluyendo.

Este nodo estaría dividido en dos apartados claramente diferenciados.

Son realmente tan diferentes como coincidentes en última instancia.

Por un lado, las obras que están replanteando

desde la perspectiva de nuestros días

algunas consideraciones abordadas ya por el primer Internet Art,

por el primer Net Art.

Es el concepto de obra generativa, el concepto de obra en tiempo real.

Yo creo que uno de los mejores ejemplos

de estas estéticas-flujo en nuestros días

y que nos sitúan en ese flujo del tránsito

que, en última instancia,

está evocado por esas imágenes de gente esperando en una estación.

Un segundo subgrupo de obras dentro de este nodo,

podría estar integrado por una serie de prácticas artísticas

que, en realidad, son performance on line.

El concepto de performance on line proviene en realidad

de algunas investigaciones, de algunas iniciativas muy exitosas

desarrolladas en la primera fase del Net Art.

Hoy, sin embargo, los artistas afrontan esta idea

del performance on line sobre todo, haciendo uso de redes sociales.

Una, sería la obra o el performance

de Amalia Ulman, titulado "Excelencias y percepciones".

Es un performance donde esta joven artista crea un personaje,

un personaje ficticio que va poco a poco generando una personalidad,

que va generando una vida on line

desde una perspectiva completamente ficcionada.

Es una recreación o es la ideación de un personaje

que en realidad no hace más que adoptar continuamente estereotipos

basados en las tendencias más empobrecedores, seguramente,

pero, al mismo tiempo, más generalizada que practican

los adolescentes en sus redes sociales.

Es un personaje, el que genera Amalia Ulman,

que yo creo que en última instancia nos evidencia también

la posibilidad y la pervivencia de algunas estrategias feministas

de los años 70 y 80.

Recuerdo quizás las obras de la serie de fotografías

sin título de Sherman en donde ella, igual que hace ahora Amalia Ulman

reproducía los estereotipos de representación

que han formado parte de la dominación femenina

a lo largo del tiempo.

"Intimidad Romero" es un proyecto de autoría difusa, digamos,

que es también un personaje, quizás ficticio, que acontece,

que se va desarrollando, que va creciendo a través de facebook.

Es un misterioso personaje que va compartiendo imágenes,

imágenes de su mundo, de sus amigos, imágenes de su propia persona,

pero siempre sometidas a un continuo proceso de pixelado parcial.

Es un pixelado que va desfigurando los elementos

que en cualquier fotografía de las que circulan por facebook

consideraríamos esencial el rostro, el lugar, el punto

o lugar primordial de un paisaje o de una fotografía.

Es una obra, por tanto, que puede ser casi

un proceso de mostración y al mismo tiempo de ocultación.

O de cómo permanecer oculto, escondido,

a través de una insistente práctica de hiperexposición.

  • Poéticas de la conectividad

Metrópolis - Poéticas de la conectividad

26 abr 2015

Hemos invitado a JUAN MARTIN PRADA, experto e investigador en Net Art, a que nos seleccione un conjunto de obras que evidencian que Internet se ha convertido en un elemento clave para generar nuevas pautas sociales, comunicativas y afectivas.  Ha titulado su propuesta: “Poéticas de la Conectividad”. 

 

Las obras seleccionadas abordan el mundo de la red desde muy diversos enfoques y metodologías, evidenciando cómo Internet se ha convertido en un elemento clave en la articulación de las pautas sociales, comunicativas y afectivas que caracterizan nuestro tiempo. De ahí que un elemento común a todas estas obras sea el homenaje que rinden al usuario de Internet, que aparece en ellas como tema central, como su protagonista último.  

La selección está organizada en torno a cinco grandes nodos o núcleos temáticos: Apropiacionismos y mezclas, Hiperexposición, Multitud y diferencia, De la interacción electrónica a la participación social y Estéticas-Flujo.

 

ver más sobre "Metrópolis - Poéticas de la conectividad" ver menos sobre "Metrópolis - Poéticas de la conectividad"

Los últimos 362 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios