Metrópolis La 2

Metrópolis

Miércoles a la 01.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3432738
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - Fernando Sánchez Castillo - ver ahora
Transcripción completa

(Música suave)

La historia contemporánea es el punto de partida

de la práctica totalidad de sus intervenciones

que suelen tomar la forma de esculturas, dibujos y videos.

A través de hibridaciones conceptuales

e integrando multitudes de disciplinas,

investiga la relación entre arte y poder

y revisa el papel que el arte hecho por encargo de los vencedores

ha jugado en la construcción de la memoria histórica colectiva.

Actualmente, sus monumentos, algo diferentes,

y los resultados de sus extraordinarias colaboraciones

con las fuerzas del orden de varios países

se pueden ver en la exposición "Más allá"

del Centro de Arte Dos de Mayo, en Móstoles.

Esta noche, en "Metrópolis", Fernando Sánchez Castillo.

Me interesan las situaciones de vacío de poder,

es decir, cuando hay un momento de ambigüedad.

Cuando en el monumento

se ha derrocado para erigir otro, entonces, hay un momento de vacío.

En ese vacío en el que la utopía es posible

es donde se generan expectativas

que quizá, luego son irrealizables.

Pero por el mero hecho de pensarlas ya están ahí.

Entonces, esos son los momentos que a mí me interesan

del gran relato de la historia

y que se asemeja

a la manera de proceder del arte, del arte contemporáneo.

Los leones que defienden la democracia de unos

se basan en las desgracias de otra sociedad.

Es decir, los leones que en nuestro parlamento

están hechos con las armas tomadas al enemigo

y se constituyen en adorno de nuestra soberanía,

en otro lado del planeta ha generado una crisis, una pérdida.

Entonces, vivir con ese trofeo,

vivir con esa ostentación,

es parte también de la existencia,

de cómo todo está en un momento determinado así

pero las eras geológicas nos demuestran que todo se mueve,

hasta los continentes se mueven.

Nuestros pequeños egos personales y nacionales

también van a ser susceptibles de ser transformados.

En esa transformación,

en esa comprensión de la transformación,

es donde reside el hecho artístico.

Una de las maneras que tengo de trabajar,

que se ve a lo largo de la producción de mi trabajo,

es actuar a veces como si yo fuera un estado paralelo.

Es decir, propongo cosas o rescato asuntos que

la gran narración de la historia

o de la sociedad ha dejado un poco de lado.

O la ha incorporado de una manera...

soslayada.

Entonces, por ejemplo, la estatua de Felipe IV

es una estatua que tiene una génesis muy interesante,

y digámoslo así, simboliza el triunfo del gobernante sobre el pueblo,

en pueblo encabritado, levantado.

El escultor la hace con una proliferación de detalles

para la vista normal, para la lista cercana,

para tener una experiencia de la estatua táctil diríamos, ¿no?

Lo que sucede que los reyes de España cada vez que han tenido un problema,

se han apropiado de la estatua y la han puesto cada vez más alta.

Entonces, está más alto, más alto...,

esa necesidad de reafirmación hace que se pierda el contacto

con la gente.

Esta era una perspectiva otra vez del ciudadano

de ver las cosas por el hecho de la creación del artista,

Pietro Tacca,

no verlas a través de la visión del gobernante.

Entonces, este era un proyecto que

como el nombre es bastante pedagógico,

recupera para el disfrute del ciudadano.

Los códigos de representación del poder, los héroes,

de la consolidación...

de un estado, de una forma de gobierno,

siempre que sea derrocado a uno

se vuelve a imitar la misma forma que la anterior,

es decir, iconográficamente se cambia muy poco.

Casi sustituir una cabeza por otra

o en fin..., y al final,

se genera una gran confusión.

El hecho de fundir objetos que están en las revoluciones del siglo XX,

las ruedas, neumáticos, los cócteles molotov,

todos esos elementos que...

una vez que se ha conquistado el poder

o que las conquistas sociales han llegado a su sitio, se olvidan...,

el hecho de utilizar el mismo material que el poder

pues los constituye como un monumento a no olvidar,

es decir, cuál es el origen

de los estados, de las libertades...,

esos hechos traumáticos o violentos,

y cómo en ellos también

podemos tener una experiencia

de la reflexión, de la reflexión y del paso del tiempo.

(Música clásica)

(Continúa la música)

"El método del discurso"...,

Por ejemplo, también "Pegasus dance"...

o el último, con el ejército de Perú,

"Stone Soul Army",

son videos, son proyectos en los que las fuerzas del orden

son requeridas a hacer lo que llamamos arte tradicional.

Podríamos decir que es casi una reeducación a través del arte.

Podríamos decir que...

Bueno, decían que en las revoluciones

los verdaderos obreros no eran los estudiantes,

que eran todos hijos de burgueses,

sino la policía que estaba ahí

teniendo esa labor tan desagradable que era reprimir.

Entonces estos trabajos buscan un poco la normalización,

la superación del conflicto o la superación de...

de estas fuerzas que nadie quiere usar pero todos usamos.

Es una reeducación de todos estos sistemas

a través del arte o ver cómo el arte...

se enfrenta a ellos.

(Música)

En ese sentido, claro,

los robots antibomba

de la Guardia Civil pues...

rehacen la historia siglo XX de las vanguardias.

Rehacen, a su manera,

el primer ready-made del banco y la rueda de Duchamp

100 años después.

Esa obra de arte que fue tan peligrosa,

tan explosiva, tan...

Seguimos dándole vueltas al concepto de ready-made,

cómo hoy en día es posible o hay que tratar ese ready-made...

pues con los robots que tratarían lo más peligroso

de una sociedad, la bomba,

lo que cambia el paisaje...,

el devenir de las sociedades..., la vida.

(Música)

"Stone Soul Army"...

es un proyecto que hice gracias a un amigo

que te pone en contacto con una historia

que quizá te interese y es la historia de otro creador.

El amigo es Ricardo Ramón,

director del Centro Cultural en Lima, en la época,

que me pone en contacto con Abraham Padilla,

que es un musicólogo, un compositor contemporáneo

y director de orquesta,

que trabaja para el ejército de Perú

para mejorar las Fuerzas Aéreas,

para mejorar su música,

las bandas que tiene el Ejército del Aire,

las Fuerzas Aéreas del Perú,

y entonces, me pareció fascinante cómo él con piedras y con huesos,

las primeras armas,

enseñaba a los militares desde el principio

conceptos como armonía, ritmo...,

la relación con el instrumento.

Entonces, con dos elementos tan baratos,

relacionados con la historia de la humanidad también,

de la crisis, del conflicto,

la primera guerra fue con piedras...,

y la historia bíblica

nos muestra la quijada como el primer arma

del primer crimen fundacional el conflicto, ¿no?

Cómo con estas armas él las reeduca

y reeduca a los militares en la creación de una música

que es totalmente contemporánea y totalmente primitiva.

Mi aportación en su historia

es pedirle que haga música también con las armas contemporáneas.

Con los helicópteros rusos, con el helicóptero del presidente,

el helicóptero...

de transporte de tropas.

Con los misiles o los cañones, o los aviones,

es decir, ver, reeducar esas armas monstruosas,

esos objetos monstruosos en simplemente una caja de resonancia.

"Tank man".

Una persona que no sabemos quién es

pero de acuerdo con la revista "Newsweek",

es una de las cien personas más influyentes del siglo XX.

Una persona que no le hemos podido poner rostro,

que no ha podido recibir la conversión en héroe.

Porque quizá no existe, ¿no?

porque quizá el sistema lo ha devorado,

lo ha aniquilado.

Es una historia censurada

en el país más poblado del planeta.

Es una historia en la que el gobierno chino

ha decidido que la gente se olvide de los conceptos democráticos

en pro de los conceptos del capitalismo.

Es decir, abandonar nuestras responsabilidades democráticas,

que era la apertura democrática que querían los estudiantes

hace 25 años, a cambio de las mejoras en la vida,

en el bienestar material.

(Música oriental)

En este monumento que tú puedes tener compartido,

humilde, en plástico,

aquí no es la estética del bronce del Estado,

sino la estética de la producción en masa, barata,

hecha para todos...,

la utopía del siglo XIX o siglo XX,

los objetos popularizados, la cultura pop.

Y al mismo tiempo,

que tenga una capacidad de trasgresión.

Si se produce en China en la fábrica la censura funciona tan bien

que ni siquiera saben qué es lo que están haciendo.

Y se ofrece a la ciudadanía a cambio

de ideas sobre qué es la ciudadanía,

es decir, y idealmente esta pieza uno puede llegar con su post-it

que se está haciendo... una ciudad conflictiva,

las relaciones de la ciudadanía, los que llegan, los que estaban,

los que... uno llega con su post-it, escribe su idea de lo que

es un valor ciudadano o democracia o contravalor,

y se lleva su pequeño "Tank man".

Creo que yo era un niño muy curioso.

Y me interesaban muchísimas cosas.

Y...

Bueno, era una época

que casi no había televisión ni ordenadores ni nada

y tuve la gran suerte de tener un hermano mayor,

16 años mayor que yo,

justo lo que se llama una generación, 15 años.

Y entonces este hermano mío me llevaba a todos los museos

y nunca me llevó al Prado

y yo siempre quería ir al Museo del Prado.

Y decía: "esto es muy complicado y necesitas..."

"Cuando seas más mayor, iremos al Museo del Padro".

Y siempre tenías ese deseo postergado de encontrarme con algo

que yo entendía que era fantástico y que nunca llegaba, ¿no?

Entonces, yo creo que ese deseo todavía...,

o esa relación con los objetos todavía no tengo, ¿no?

Tengo una curiosidad hacia el hecho artístico

que viene desde muchos lados de la ciencia o la historia

o el periodismo o la literatura

y...el hecho en sí del arte quizá es el que concilia

a todas esas disciplinas.

Al final, podríamos decir

que es un ente...,

algo así como que se construye

por la aproximación de otras disciplinas.

El bunker que nunca se realizó y que yo encontré los planos

en un libro medio olvidado en la biblioteca del Reina Sofía.

En el Museo del Prado no estaba en ese libro,

un libro al que hace referencia Isabel Argerich,

que es una conservadora,

investigadora del Instituto de Conservación del Patrimonio.

Cómo alguien que hace un bunker

para proteger un depósito

general del tesoro artístico,

es decir, lo que nos constituye como nación,

se lleva los planos no realizados a Francia,

de Francia a Cuba,

de Cuba a México y de México a Venezuela,

y cómo toda su vida va con una maleta y esos planos

de eso que iba a proteger al tesoro artístico.

El hombre publica el libro, muere, y su hijo, Isabel Argerich,

busca a esos herederos sabedora de que esos planos han existido,

ese material que narra la protección, el intento de guardar,

de salvaguardar el tesoro artístico que es quizá lo único que importa.

Me parece una historia fascinante.

Lo mismo con la "Urna para el Guernica".

Quizá más importante que el propio Guernica

sea esa urna, esa vitrina que nos impuso el MoMA,

una vitrina antigranadas para que los españoles

no fuéramos tan salvajes de volver a destruir el cuadro.

Igual que hicimos con los nosotros mismos.

Las escalas...

tienen una relación en mi trabajo quizá orientada

más que a la maqueta, al juguete.

Al juego.

Esa definición de...

"Homo ludens",

definición de un hombre que juega,

que trasciende su entorno mediante el juego, ¿no?

Creo es muy importante porque el juguete,

he sido maestro durante muchos años,

te permite imaginar un mundo diferente.

Un mundo...

que no estaba al alcance de nuestra mano,

se pone al alcance de nuestra mano y creo que eso es muy importante.

Las escalas que suelo utilizar,

por ejemplo, en los monumentos ciegos, cegados, es 1:18.

Las hago en esta escala porque

es la escala que uno puede aprender con los brazos.

Y los ciegos, por ejemplo,

tienen dificultades para comprender aquello

que va más allá de los propios límites el cuerpo,

es decir, si pedimos a alguien que toque

una estatua del tamaño de un caballo,

hay que ir contando..., un caballo en una estatua ecuestre,

hay que ir contando qué partes están tocando..., ¿no?

porque es difícil de construir en tu cabeza

algo que no puedes abarcar con la totalidad de tus brazos.

Otra escala que me encanta es la escala 1:5.

Esta escala en la que se utiliza en las maquetas en el cine,

o sea, toda la historia que nosotros vemos

o que está cinematografiada, ese lenguaje del siglo XX,

normalmente se hace en escala 1:5.

Y entonces, me gusta esa escala cinematográfica

aunque los materiales que se empleen son materiales duraderos,

materiales que emplea el poder o bueno...

Ya digo que a veces trabajo como un estado paralelo.

Tengo esa obsesión de crear un museo de historias laterales.

Y utilizo esa escala porque es la de cine.

Por ejemplo, en el caso del atentado de Carrero Blanco

la imagen que tenemos es una imagen del cine.

No es una imagen de la realidad.

Todo el mundo piensa que el coche que ve volar es el coche real,

cuando es una maqueta de cine.

Me parece fascinante cómo el arte...

o la ficción se mete en la realidad y la construye.

En el caso de Carrero Blanco...

que sufrió un atentado en el que los terroristas decían

que eran artistas para justificar el ruido que hacían,

ya es una historia que empieza a interesarme.

Ellos mismos...,

años después, escriben el guion de la película

a través de la que conocemos los hechos.

Pero lo que es sorprendente, en toda esta historia,

son dos hechos que descubro este año:

primero, gracias a cosas pequeñas, noticias en periódicos,

que el cráter que se generó al ser tapado

pues se tapó como hacemos muchas cosas los españoles, no muy bien,

y cuarenta y pico años después,

aparece exactamente en esa calle, después de varias capas de asfaltado,

de operaciones de asfalto que habrá habido en la ciudad,

aparecen las grietas que indican la magnitud del cráter.

Y la grieta va directamente desde el apartamento

a la placa que conmemora,

que se puso en honor al almirante Carrero Blanco

y a los dos policías que fallecieron.

Es decir, si uno lee el paisaje de la ciudad

se queda uno sorprendido, cómo las heridas están...

o los problemas siguen ahí, ocultos.

Quizá los problemas que tenemos nosotros como sociedad

parten de esa imposibilidad de realizar las cosas

con una perspectiva de futuro.

No sé, es una de las hipótesis.

Otro hecho sorprendente es que el dueño del apartamento

conserva el agujero que empezaron los terroristas

y una entrada al túnel, como casi un metro.

Me parece sorprendente cómo un particular

guarda esa parte de la historia.

Por otro lado, también me parece sorprendente

yo que vivo en una casa antigua del centro de Madrid

y paso una inspección técnica cada 10 años,

cómo puede ser que se mantenga un hueco de las dimensiones

en una fachada que es muro de carga.

Todas estas cosas, estas locuras...

Forman parte de nuestra historia, nuestra historia es totalmente...

Bueno, todas las historias son surrealistas.

Se componen de cosas sin explicación.

"Baraka es el término árabe con el que las tropas marroquíes

se referían a Franco.

Cuando él aparece hay 'baraka', suerte, destino,

una fuerza poderosa se une a él

y hace cumplir la voluntad y el objetivo para los que nació.

Tras su artificial y prolongada muerte

recibe tratamiento de emperador.

El Valle de los Caídos se convierte en su hemispeos

y misteriosamente, recuperando una antigua tradición de los césares,

se le sacan moldes del rostro y las manos

para fundirlos en bronce.

Son así preservados para la eternidad.

Debido al rigor mortis las manos se trasformaron en puños cerrados

y se decidió forzar, abrir su mano derecha,

para obtener la impronta hasta de las líneas de su palma".

Fetiche, el objeto, el ready-made...

son elementos básicos

del arte contemporáneo,

pero también estamos en un contexto de un país católico

en el que, bueno, la construcción del país

se genera en base a huesos de santo y de mártires

que se importaban desde Roma comosi aquí no hubiera suficientes,

y, bueno, no tenemos más que entrar en una iglesia

para ver esa cantidad de fetiches, ¿no?

Como en esta casa, en CA2M, se ha hecho una exposición...

Quizá el fetiches se convierte en algo crítico.

En la expresión de una crítica.

Esta es la aproximación que hago

o que me interesa el objeto, ¿no?

Es decir, cómo la crisis...

está aquí, implícita,

y cómo ese objeto más que generador...

es... digámoslo así: estados finales de crisis.

"Y un caso curioso que me pasó,

porque fui yo precisamente el que le tuve que hacer la cera,

entonces, al limpiar el molde encontré una ceja

que estaba pegada todavía a la escayola.

Entonces, mi curiosidad como era un personaje...

pues la saqué y me la guardé.

No tiene importancia pero para mí la tuvo

porque era de un personaje histórico, ha hecho historia en la vida.

Entonces, me hizo mucha ilusión tenerla.

-¿Y dónde la tenías?

-La tengo guardada en un paquetito de Ducados,

en la funda de plástico que protege al paquete,

me la llevé con unas pinzas y me la guardé.

Yo sin gafas no la veo pero con gafas, sí".

(Música)

Con la cuestión del Azor, que también es una historia rocambolesca...,

Tenemos que pensar que era un barco de protocolo,

un escenario que se creó el Jefe del Estado

para una embajada flotante, el lugar donde él superaba

su propia personalidad,

nunca lo admitieron en la marina por ser pequeño.

Siempre quiso ser marino en vez de militar de tierra.

Bueno, pues una vez que controla el país,

hace ese barco en el que está él representado,

en el que caza ballenas,

en el que puede hacer sus reuniones de ministros, aterrorizar,

aparecer en cualquier villa del norte de España, de la Costa.

Igual que la historia de España, pasa por varios momentos.

Ese es el momento de la representación del dictador,

de la representación de la España más truculenta, por así decirlo.

En la época de la democracia

el barco se convierte en un fetiche,

en un recuerdo, en un souvenir.

Alguien intenta hacer negocio con ese souvenir. Ese recuerdo.

E intenta convertirlo en una discoteca flotante,

luego acaba reconstruido como hotel.

Cuando ya de barco tiene muy poco, es un escenario, es otro constructo.

Y al final, quizá el destino, en la España del tardocapitalismo,

es el valor del mercado,

es decir, ¿qué vale esto como metal?

Es más caro quitarlo que mantenerlo.

Y ahí es donde entra el agente artístico.

Un poco como catalizador de todos estos procesos.

Y sacamos el barco de un plano de la polémica

o de la representación de la política

a un plano de la representación artística. Si ello es posible.

(Música)

En esta muestra del CA2M

vemos muchos objetos en los que yo no he intervenido para nada,

sino que ha intervenido..., otra persona los ha rescatado.

Yo he propuesto traerlos aquí,

contemplarlos de una manera diferente.

Sacarlos de ese olvido.

Los mármoles de los portales de Las Ramblas de Barcelona,

con los agujeros hechos por el taconeo de decenas de años

de prostitutas que se refugiaban en esos rincones

y que con sus pies, o se libraban del frío

o de la ansiedad, o llamaban la atención de clientes.

Me parece un monumento a la historia de la ciudadanía,

de la esclavitud, de...

No sé, tiene tantas posibilidades de lectura

que me parece fascinante cómo el propietario actual del inmueble

nos ha rescatado, cuando...

quizá ninguna institución, ningún antropólogo

se ha dignado en hacer una foto decente,

o tomar unas medidas o ver qué pasaba ahí.

Entonces, estas historias muy muy laterales

uno siente una cierta obligación de prestarles un poco de atención.

Y de sacarlas de su... de extraerlas de su...

de su pequeña deriva.

Entonces...,

Si vas a Barcelona puedes verlas en el restaurante de Las Ramblas

del propietario, pero, claro, bueno...,

Había que darles otra dignidad, ¿no?

(Música clásica)

No estoy convencido de que el arte sea una terapia.

Yo creo que el arte sí que es superador de conflictos,

superador de disciplinas.

Es una herramienta intelectual

que abarca muchas otras disciplinas. Multidisciplinar.

Y sí quiero creer que tiene una capacidad de comunicación...

transgeneracional y transnacional.

Entonces, aunque muchas cuestiones son locales,

quiero pensar que realmente pueden ser

entendidas, comprendidas...,

insertas dentro de un contexto internacional.

Decía Azaña que el Museo del Prado

vale más que la monarquía y la república juntas.

Entonces, en ese intento de que el arte

sea algo que es mucho más...

inteligente que cualquier otras...

modos de entender la existencia,

creo que ahí estamos muchos, cada día más.

(Música créditos)

  • Fernando Sánchez Castillo

Metrópolis - Fernando Sánchez Castillo

03 ene 2016

Para inaugurar temporada, Metrópolis presenta un programa monográfico dedicado a Fernando Sánchez Castillo, uno de los artistas españoles con mayor presencia en el panorama artístico internacional.

La historia contemporánea es el punto de partida de la práctica totalidad de sus intervenciones, en las que investiga la relación entre arte y poder, y revisa el papel que el arte hecho por encargo de los vencedores ha jugado en la construcción de la memoria histórica colectiva. Actualmente, sus monumentos algo diferentes y los resultados de sus extraordinarias colaboraciones con las fuerzas del orden de varios países se pueden ver en la exposición Más allá del Centro de Arte Dos de Mayo en Móstoles.

ver más sobre "Metrópolis - Fernando Sánchez Castillo" ver menos sobre "Metrópolis - Fernando Sánchez Castillo"

Los últimos 362 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios