Metrópolis La 2

Metrópolis

Miércoles a la 01.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4533218
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - EVA & Co. - ver ahora
Transcripción completa

En 1981 varias mujeres artistas se juntaron

en la ciudad austriaca de Graz para editar EVA & Co.

Una de las primeras culturales revistas culturales feministas

a nivel mundial.

Se amplió su campo de acción con numerosos eventos

y exposiciones nacionales e internacionales.

El colectivo decidió dar por terminado el proyecto

en 1992 por falta de financiación estable y la imposibilidad

de realizar proyectos artísticos propios.

Esta noche cinco integrantes hablan de esa experiencia

y de su carrera artística posterior y de sus actividades

y proyectos actuales.

El primer enfoque

fue que queríamos ser independientes.

No queríamos que nadie se entrometiera.

Recolectamos papel. Nosotras escribimos los textos.

De alguna manera al primer número fue creado a mano.

(Música)

Escribimos los textos nosotras mismas con la máquina de escribir

y también a encuadernación fue hecha por nosotras.

En la primera edición solicitamos dinero.

Creo que 2000 chelines.

-Fue después de la exposición.

-Hace mucho de eso.

(Música)

-Yo colaboré con EVA & Co en el área de las exposiciones.

Recuerdo, por ejemplo,

la gran exposición donde transportamos todo.

Fue bastante complicado.

En aquel entonces todo tenía que ser pasado por la aduana.

Fue en 1989.

-Otras exposiciones importantes fueron:

"La mujer pudin", que hicimos aquí en Graz.

O la revista "Comilona",

de la que publicamos varias ediciones.

También diseñamos libros hechos de alimentos que presentamos

en la feria del libro de Barcelona.

Después viajaron al museo de Londres.

Allí todavía están archivadas.

-Mejor no saber qué aspecto tendrán.

-Habrá fotos.

Estarán bastante deterioradas.

-Creo que he trabajado en todos los principales proyectos

de exposiciones.

Estos serán en parte trabajos encargados.

La ministra de la mujer nos encargó publicar todos los trabajos

de mujeres.

Fue muy grande.

La exposición duró una semana.

Había que diseñar la imagen gráfica, el programa.

Hubo un denso programa de actividades paralelas

y había quedará cada sala

su propia escenografía

para acomodar a las grupos de mujeres de toda Austria.

-Yo fui la última presidenta, y con mucho gusto.

Con vosotras lo llevé a buen término.

-Sí, así es.

El cómo lo hicimos fue extremadamente bonito,

totalmente poderoso.

El manifiesto fue realmente un texto muy bueno.

EVA & Co ha optado por el suicidio, EVA & Co ha pecado.

Hemos mantenido contra nuestro buen juicio nuestros objetivos

inconformes con el mercado.

10 años de EVA & Co como revista cultural y feminista bastan.

-En 1992.

Cuando miro hacia atrás,

realmente acabamos agotadas.

Hicimos revistas multilenguaje, español, alemán, francés, inglés,

y también tuvimos este gran proyecto al mismo tiempo.

Y tuvimos este gran proyecto en Madrid.

La segunda razón, y la más importante,

fue que las instituciones no nos respetaron lo suficiente.

Publicamos regularmente nuestra revista

con unas subvenciones mínimas,

mientras que otras revistas recibieron desde el principio

al menos cinco veces más en subvenciones.

-Lo que yo recuerdo como razón, como una razón esencial,

fue la expectativa por parte de las instituciones

de que nos las arreglaríamos como fuera.

-No queríamos ser una coartada.

De alguna manera cumplimos a la perfección la función de coartada.

-A todas las artistas que pidieron subvenciones a la ciudad,

nos las enviaron a nosotras.

En principio, se esperaba que cumpliéramos la función

de las instituciones de promover a las mujeres artistas,

cuando nosotras mismas no contábamos con ningún apoyo.

Se espera que las artistas seamos perfectas amas de casa,

Aparte de que no tiene sentido económico,

tampoco tiene sentido desde el punto de vista del trabajo

enviar artistas a un grupo porque tienen un determinado

género biológico, y siendo el grupo bastante radical.

-Nos dimos cuenta de que ya no teníamos

tiempo suficiente para dedicarnos a nuestro trabajo artístico

y sencillamente ninguna de nosotras

queríamos abandonar este enfoque feminista.

Todas aún lo tenemos,

pero pensamos que sería mejor plantearlo de otra manera.

-El manifiesto reforzó mucho de lo que pensaba yo misma,

de cómo quería continuar.

Inspiró a otra iniciativa,

una iniciativa feminista aquí.

Lo cual para mí otras otras, como para Eva,

fue bastante dramático.

Decidieron que tampoco querían seguir asumiendo la función

de coartada que la ciudad les estaba atribuyendo.

Decidieron abandonar el proyecto.

Era uno de los pocos espacios físicos donde podíamos trabajar.

Es cuando decidimos fundar el...

Más o menos al mismo tiempo surgió en Austria

y en otros países europeos, pero especialmente en Austria,

una nueva ola de radios piratas.

Desde ahí se desarrolla poco a poco la radio libre.

Allí estaba yo.

Fui una de las piratas radiofónicas,

ahora puedo decirlo porque ya ha prescrito.

Y luego a mediados de los 90 cobró mucha importancia

preocuparse por cómo funciona internet.

Si queremos utilizarlo para el arte,

es necesaria también cierta autonomía.

Desde ahí surge otro proyecto.

Se trataba de construir un acceso a internet no comercial.

(Música)

Ahora estamos aquí en mi oficina,

en el laboratorio de arte y medios.

Comenzó con la idea de que los y las artistas autodeterminarán

lo que se va a mostrar.

Es decir, desarrollar proyectos con artistas, desarrollar

obras nuevas situándose en el contexto de la tecnología

y de los efectos que la tecnología tiene en la sociedad.

Era obvio para nosotras incluir las ideas feministas,

punto de partida,

o sea, mirar los sistemas de inclusión y de exclusión,

cómo funciona y cómo se refleja y cómo se desarrolla la tecnología.

Una de las características es que tenemos algo así

como un enfoque temático anual.

El año pasado tratamos el tema de la distopía,

este año las utopías.

Hemos tenido que constatar que esto requiere más tiempo.

Necesitamos un silencio.

Hemos decidido que este año el tema tiene que ser la concentración.

Hemos trabajado con artistas individuales.

Ahora comenzamos con el proyecto actual.

Es un primer intento hacia la utopía.

Una exploración conjunta hacia dónde queremos ir como sociedad,

como personas, como artistas,

como partes de diferentes comunidades.

Básicamente hay que decir que nos años que siguieron trabajé

más en mis propios trabajos artísticos. Luego tuve dos hijos.

Al tener una pareja que tampoco ganaba mucho dinero,

me vi obligada a alimentar a la familia.

Me llevó a la siguiente crisis artística

en la que pensé que ya no podría permitirme el arte

porque me costaba mucho tiempo y energía.

Me invitaban a exposiciones y conseguía recuperar los gastos

de material, pero no era suficiente para vivir de eso y mucho menos

para alimentar a mis hijos.

Fue una situación liminar a la de EVA & Co unos años antes.

Actualmente trabajo en tres ámbitos,

en un número considerable de proyectos

en los que diseño exposiciones.

Se trata de exposiciones histórico-culturales.

Por ejemplo, lunes pasado se cerró una exposición

de literatura y política.

En estos días también una exposición que se llama "Golpe de martillo".

En la otra parte de mi vida es la enseñanza.

Soy docente en los últimos años del grado de diseño de exposiciones.

La tercera área es la restauración.

Tengo una empresa con seis empleadas.

Nos sentamos en los andamios para restaurar iglesias y monasterios,

en invierno trabajamos en el taller en obras más pequeñas.

Después o durante la disolución de EVA & Co,

recibimos más y más ofertas económicas.

Antes ya habíamos obtenido la confirmación

para realizar exposiciones durante el mes cultural europeo.

Este era el espacio que habíamos intentado conseguir

desde nuestros comienzos,

lo cual había resultado extremadamente difícil,

mejor dicho, imposible.

Entonces, habríamos tenido por fin

un espacio y un presupuesto decente para una exposición internacional.

Fue cuando EVA & Co se disolvió.

Para mí seguía siendo un sueño poder hacer algo con dinero y espacio.

Es por eso que decidí por mí misma.

Me hago cargo y lo llevo a cabo.

Mi enfoque en ese momento era el arte electrónico.

Y en realidad esta es una de las primeras exposiciones en el mundo

de mujeres que trabajan con la electrónica.

Para esto fundé de la asociación de arte

y después me acordé de mis compañeras de EVA & Co,

bueno, resulto que teníamos ideas para proyectos comunes.

Y era práctico que ya existiese una asociación

que se pudiese aprovechar como una herramienta.

Durante mucho tiempo hicimos nuestros propios proyectos

artísticos con esta asociación.

Uno de los siguientes proyectos

fue "Mujeres más allá de las fronteras".

Un viaje en tren a San Petersburgo.

Nos acoplamos a un gran proyecto de Santa Bárbara.

El punto de partida de esta exposición fueron pequeñas

cajas de madera y desde Los Ángeles

enviaran a cientos de artistas estas pequeñas cajas de madera

para que hicieran algo con ellas y las mostramos en el tren.

-Luego fueron exhibidas en el museo nacional de San Petersburgo.

De manera parecida a las cajas de América,

ella distribuyó a muchas artistas botellas con la inscripción...

Que fueron enviadas a lo largo del Danubio.

Nosotras invitamos a otras artistas a participar,

pero luego pensamos:

"En realidad tendríamos que seguir nosotras las botellas.

Se podrían atascar. Nada más llegar a la primera represa".

Así se nos ocurrió la idea de acompañar a las botellas

en barco hasta el mar negro.

En el transcurso de este viaje intentamos comprender la ruta

de transporte del Danubio como arteria vital.

En el sentido de, ¿hasta donde es posible pasar el río?

Es decir, el anuncio después de las guerras que acaban

de terminar en la ex Yugoslavia.

-Estas banderas se usaron originalmente para la comunicación

entre los marineros.

Actualmente ya no están en uso.

En cierto modo, han quedado obsoletas.

Pero nosotras nos aprendimos

el alfabeto completo de las banderas y pasamos nuestra información

por medio de las banderas,

que todavía son entendidas por los navegantes.

-Women, sí,

fue el gran año de la capital.

Los y las artistas fueron invitados a diseñar proyectos.

Nos juntamos y diseñamos diferentes proyectos.

El proyecto... acabó realizándose.

Catalina fue una autora de libros de cocina muy famosa.

Sus libros habían sido un enorme éxito de ventas.

Pero no había recibido ningún reconocimiento hasta el momento.

Entonces, dijimos,

sería conveniente realizar un monumento para ella

y hacerlo en forma de un restaurante.

Y el restaurante se encargó de cocinar alimentos y bebidas

siguiendo las recetas de Catalina.

Al menos, para el año 2003.

Realizamos además performance, eventos,

en las instalaciones del local.

El proyecto de mujeres dentro del marco de la capital cultural

nos permitió...

Esta supermujer la habíamos creado mucho antes

y la habíamos sacado a la calle de diferentes formas

en múltiples ocasiones.

Creo que la desarrollamos en 1985.

En algún momento se nos escapó

y en algún momento desapareció en un túnel.

El transporte fue bastante complicado. Era muy grande.

Pero en el año 2003

fue reproducida a gran tamaño para la inauguración.

Como trasfondo de todos los políticos y organizadores.

Y después llegó al restaurante.

Se podía ver desde las orillas del río.

Entonces, empezó el debate.

¿Qué hacemos ahora con ella?

Porque aquí se va a corroer.

La delegada de la mujer de la ciudad se encargó

de buscarle un sitio digno.

¿Cuál sería? El ayuntamiento, naturalmente.

En líneas generales,

el enfoque feminista que ya tenía en los tiempos de EVA & Co

y en Woman caracteriza mis proyectos individuales.

Yo me considero un artista interdisciplinar.

He intentado enfocar e investigar las relaciones de género

y las problemáticas en diferentes ámbitos de la vida.

Y reaccionar ante ello.

En el sentido de que intentado unir el arte y la vida

y entrar en la vida cotidiana con trabajos, objetos,

instalaciones e intervenciones.

-Nos encontramos en la tienda de comestibles.

Es una tienda en Graz.

Aquí hay una galería-escaparate.

-Lo particular del espacio es que se trata

de una intersección entre cubo blanco y espacio público.

Los proyectos se crean para este lugar.

Es una de sus características.

-Lo especial es, dada su situación en la calle,

que a diario pasan muchos visitantes.

Vienen sin tener que dirigirse a una institución especial.

-Tratamos sobre todo temas sociopolíticos,

poniendo a debates cuestiones precarias en el espacio público.

-Trate un tema precario.

Fue invitada como artista residente.

"100 años de trabajo sobre los derechos de la mujer".

Cree un florín femenino en contraposición al masculino.

Es un 20% más grande.

Porque eso es lo que las mujeres ganan menos.

Me invitaron a trabajar aquí sobre este tema y pensé:

"Una tienda de comestibles,

entonces, tendré que convertir las florinas en comestibles".

Cuatro piezas por el valor de 12 E

y 22 E tiendas han consentido aceptar

las florinas como medio de pago.

-Yo enlacé con esa investigación sobre monumentos que había llevado

a cabo para un concurso.

El título fue cómo ven las mujeres su ciudad.

Yo cambié ese título a:

"¿Cómo ve la ciudad a sus mujeres?"

Realicé un estudio sobre los monumentos,

y en consecuencia, propuse erigir un monumento

a la ama de casa desconocida.

Propuesta que naturalmente fue rechazada.

El segundo proyecto resultado de este estudio

fue el número de teléfono de emergencia

para casos de violencia de género.

Lo expuse en el ámbito público en forma de una escultura de acero

con todas las cifras.

Y luego estaba la guerra de Yugoslavia.

Se nos pidió a las artistas aportar algo

y que tomáramos posición.

Y pensé, ¿qué podemos hacer las artistas?

En el fondo,

una se siente muy indefensa ante esta situación.

Y de allí nació esta escultura.

Con 350.000 soldados en miniatura,

concebida como una moqueta de salón sobre la cual se podía caminar.

El Nil es un proyecto inmenso, un proyecto sin fin.

Lo comencé en el año 2000.

Eran mis primeros trabajos con jóvenes refugiados.

Eran refugiados de Afganistán y de África.

Y en 2004 fundamos el Nil.

Vi que había una necesidad de crear un espacio

para los jóvenes refugiados donde pudiesen quedar,

escuchar su música,

donde pudiesen estar en un ambiente privado.

Y llegamos a convertirlo en un espacio

donde ellos pudiesen ser los anfitriones.

Eso era realmente importante,

que no siempre fueran ellos los invitados,

sino que allí pudiesen mostrar su cultura y sus habilidades,

mostrar lo que pueden hacer.

Realizamos unas seis exposiciones al año.

En parte, se invita a artistas para que trabajen

con los refugiados, a la vez que se exponen sus trabajos.

Pero los trabajos del grupo

se exponen principalmente fuera.

En los dos últimos años participamos en Viena

y también en la semana de diseño.

Fuimos con nuestros muebleros reciclados.

Reciclamos muebles pequeños

y los reciclamos al estilo africano

o un estilo intermedio.

Después de la disolución de EVA & Co,

comisarié aquella exposición.

Después fue cofundadora de...

Allí tuve mi estudio de grabación.

Y por algún tiempo me centré

en el arte sonoro. Hice instalaciones de arte sonoro.

Hago muchos proyectos de viajes.

Uno, por ejemplo, fue...

En esa ocasión fuimos en un camión militar hasta Nigeria.

Esto es un vertedero,

un vertedero de residuos electrónicos en Ghana.

Me dediqué a las nuevas tecnologías.

-Uno o dos huevos.

Nos encontramos aquí en esta casa de Graz.

se trata de un proyecto que comenzó hace nueve años.

Entonces se nos facilitó un espacio de manera gratuita.

Después de tres años tuvimos que abandonar ese espacio

y en esa época, cuando no disponíamos de ningún espacio,

y nos dimos cuenta de lo importante que era compartir en un espacio

para quedar e intercambiar ideas.

Así nacen nacen ideas nuevas.

Como cada persona tiene habilidades distintas, surgen cosas nuevas,

que de otra manera no se realizarían.

(Música)

Aquí en la zona de entrada está nuestro espacio

de exposiciones. Aquí se puede ver lo que desarrollamos.

Algunos proyectos son colectivos.

Aquí también tienen lugar conciertos y performances.

Ambas somos músicas y hacemos cosas muy diversas.

A finales del año 2014 me junté de manera muy espontánea.

Era un dúo, una batería,

un guitarra y buscaron una cantante.

Le preguntaron sin saber que yo había cantado.

Al final éramos cuatro.

Eva estaba en el público.

Dijo, es un grupo genial, pero falta el bajo,

y Eva toca el bajo.

Me gustaría añadir que en mi primera banda de música llamada

"Rosi está viva" yo tocaba el bajo,

después el saxo y durante años no cogí el bajo,

pero el concierto me inspiró tanto

que me entraron ganas de volver a tocar.

(Música créditos)

  • EVA & Co.

Metrópolis - EVA & Co.

21 mar 2018

En 1981 varias mujeres artistas se juntaron en la ciudad austríaca de Graz para editar EVA & Co, una de las primeras revistas culturales feministas a nivel mundial. Pronto se amplió tanto el número de participantes como su campo de acción, con numerosos eventos y exposiciones nacionales e internacionales.

A pesar de su éxito, en 1992 el colectivo decidió dar por terminado el proyecto, a partes iguales por agotamiento, falta de financiación estable y la imposibilidad de realizar proyectos artísticos propios.

En una entrevista exclusiva para Metrópolis, cinco de las integrantes del equipo que siguen trabajando en el ámbito cultural, hablan de aquella experiencia así como de su carrera artística posterior y sus actividades y proyectos actuales.

ver más sobre "Metrópolis - EVA & Co." ver menos sobre "Metrópolis - EVA & Co."
Programas completos (384)

Los últimos 401 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios