www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4611552
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - DAK'ART 1: La hora Roja (I) - ver ahora
Transcripción completa

Después de recordar en 2016 a Léopold Sédar Senghor

con el lema "La ciudad en un día azul",

el director artístico de la Bienal de Dakar, Simon Njami,

recupera para Dakar 2018 un término acuñado

por otro de los padres de la negritud.

"La hora roja", de Aimé Cesaire, es el momento

en el que el individuo toma posición, se emancipa,

y asume la responsabilidad.

El momento en el que nace el sujeto post colonial,

el "hombre nuevo" de Frantz Fanon.

"Metrópolis" ofrece en el primer capítulo dedicado a Dak'art 2018

un recorrido por la exposición central:

"Una nueva humanidad", en el antiguo Palacio de justicia,

y el proyecto paralelo, "Mi superkilómetro",

en el Mercado del barrio de Medina.

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

(Música)

Cuando hice la edición de 2016,

ya pensaba hacer un díptico.

Empecé con Senghor, ya que fue el padre fundador,

como se dice en África, de Senegal.

Su mejor amigo, su cómplice en las aventuras intelectuales

de los 40 y 50, era Cesaire,

así que sabía que la edición de 2016

estaría dedicada a Senghor,

y la de 2018 a Cesaire.

Hay una frase en la obra de Cesaire

"Y los perros callaban", de un esclavo rebelde, que dice:

"Soy la hora roja, la hora desatada roja".

Y esa frase me pareció bastante interesante,

porque en ese contexto, "la hora desatada",

era el momento de enfrentarse a algo,

de elegir, de tomar una decisión,

y una decisión importante, porque el esclavo se jugaba la vida,

pero para él la libertad era más importante que la vida.

La frase me parece complementaria con "La ciudad en el día azul",

que era más bien el momento del sueño y la esperanza,

mientras que "La hora roja", es el momento de tomar decisiones.

(Música)

(Música)

Hay otros dos rojos que me han inspirado,

uno de Rimbaud en el poema "Vocales",

donde dice que la "i" es de color rojo, y habla de penitencia,

de horas de penitencia futuras, este era el rojo de Rimbaud,

y el tercer rojo que me interesaba fue el de la alquimia.

El tercer estado alquímico,

el que conduce al conocimiento total y a la piedra filosofal.

Está la "nigredo", la "albedo" y la "rubedo",

y la "rubedo" significa rojo.

Esos tres significados juntos conformaban un mensaje

al mundo, a la humanidad.

Considero que África debe lanzarle mensajes al mundo,

mensajes que no solo sean para África,

eso significa claramente

que ha llegado el momento para nosotros, los seres humanos,

de elegir, de tomar decisiones, tanto en el plano político

como ecológico o artístico.

(Música)

Dentro de esa temática general de "La hora roja",

el título de la exposición internacional

es "Una nueva humanidad".

Esa nueva humanidad se la tomo prestada a Frantz Fanon,

que habla de "Un hombre nuevo".

Ese hombre al que llama nuevo es el hombre descolonizado,

y que forzosamente,

es el que aporta una nueva forma de humanidad.

Lo que me interesa de esa frase es que ese hombre nuevo

es un hombre antiguo, es una decisión psicológica

la que transforma al hombre antiguo en hombre nuevo.

Sanghor, por ejemplo, era un sujeto colonial.

En el 60 fue elegido presidente de la República,

pero seguía siendo el mismo Senghor, solo que su nueva posición

lo obligaba a comportarse de otra forma

y tomar otras decisiones,

así que en cierto sentido, era un hombre nuevo,

pero he ampliado esa nueva humanidad

y la he extraído del contexto

estrictamente colonial

para aplicársela a cualquier otra cosa.

El loco puede volverse sabio,

el político corrupto puede volverse moralista, etc.,

así que cada cual tiene que buscar en sí mismo

su propia humanidad,

una humanidad que sea un poco más coherente.

(Música)

Me parece que África necesita, hoy más que nunca,

inventar proyectos propios

que no sean proyectos inventados por el Banco Mundial

o el FMI o los socios de cooperación,

pero para inventar un proyecto, hay que renovarse,

hay que sentarse a pensar,

hay que hacer un balance de la situación.

(Música)

(Bullicio)

Carl Gustav Jung era un fanático de la alquimia,

creía muchos en los sueños,

él ha escrito sobre el cuarto rojo,

escribió el gran libro rojo,

en el que mezcla teorías, sueños, dibujos,

en una especie de obra total,

y en una de sus obras, habla del principio alquímico

y dice que debería aplicarse a todo ser humano, es decir,

que cada uno tiene que pasar por diferentes fases

para alcanzar no tanto la perfección como el conocimiento,

y ese conocimiento produce la individuación,

es decir, como el fenómeno que nos permite pensar por nosotros mismos

y salir del grupo.

Es decir, que cuando formas parte de un grupo,

hay dos posiciones posibles,

o formas parte de un grupo de forma pasiva,

o formas parte del grupo de forma activa,

es decir, el "nosotros", algo que repito a mis alumnos

siempre que puedo, no existe sin un "yo".

Cada "nosotros" se compone de un conjunto de "yos".

Tenemos que tener opciones, ser, como dice Jung, personalidades.

(Música)

El principal rasgo de los artistas

a los que aprecio es que son individuos, personalidades,

a veces incluso están atrofiados,

en ocasiones tienen demasiada personalidad

y se convierten en egocéntricos,

pero un artista ha de ser un individuo,

una personalidad,

porque su discurso tiene que ser único.

Si repite el mensaje de otro, es un copiota o no tiene interés.

El artista siempre está buscando

su propia definición.

Para mí, un artista funciona como un ejemplo,

no necesariamente un ejemplo a seguir,

sino alguien que da que pensar.

Si estoy en un país donde no existe la democracia,

me doy cuenta de que un artista es libre de cuestionar las cosas.

A lo mejor ese artista me dará la valentía

o simplemente me dará la idea de cuestionar yo mismo las cosas,

de no seguir estúpidamente las cosas.

(Música)

El caso es que necesitamos esa visión,

liberarnos para repensarnos a nosotros mismos.

El papel del artista no es equivocarse de papel,

por ejemplo, un artista que se las da de político,

para mí no es un artista muy interesante,

porque el arte es en sí mismo política.

La política, aunque la gente ya no lo sepa,

es la gestión de la ciudad, del "nosotros", de la polis.

Por tanto, todo individuo forma parte de esa polis

y ha de participar en ella.

Y cuando me cuentan bonitas historias

sobre los artistas,

yo digo que el artista

no es un ser particular,

es solo un ciudadano que hace arte.

Es igual de importante que un fontanero,

que es un ciudadano que se dedica a la fontanería,

su papel es quizás un tanto diferente,

porque precisamente, toma parte en esa alquimia de la que hablábamos.

El artista es aquel que es capaz de traducir lo que los demás

no somos necesariamente capaces de traducir,

porque viven en el elemento de la intuición,

la emoción, el gesto,

no necesariamente en el de la reflexión abstracta.

Por eso es por lo que a menudo, un cuadro nos emociona,

y no siempre somos capaces de explicar por qué,

porque el artista ha sabido traducir algo

que va más allá de las palabras.

(Música)

(Música)

Hay una relación con el arte contemporáneo,

que siempre es un tanto oscura,

generalmente la gente desconfía del arte contemporáneo,

aquí, en África, al igual que en Europa,

por eso es tan importante siempre explicar las cosas,

para que la gente entienda que el arte contemporáneo

no deja de ser una forma de arte.

Puede que ahora los artistas no pinten,

aunque hay quien sigue pintando, o no hagan fotografías,

aunque hay quien sigue haciendo fotografía,

pero una instalación tiene su razón de ser y su estética,

romper esa barrera que nosotros mismos contribuimos a crear.

En 2016 era bastante fácil,

tenía una varita mágica que se llamaba

antiguo Palacio de Justicia.

Era un edificio que llevaba 30 años cerrado,

y sabía que al abrirlo, todos los dakarenses

querrían ir a ver lo que habría dentro.

Y fue interesante ver como progresivamente

fueron volviendo por curiosidad

y continúan viniendo y reapropiándose de este espacio,

que es un lugar de memoria fundamental,

así que este año había que ir más lejos.

El Palacio estaba ya abierto,

la gente había podido ir a visitarlo

y fotografiarlo, por eso, hay toda una serie de dispositivos

que hemos instalado por toda la ciudad,

y uno de ellos se llama "Mi superkilómetro",

es una galería al aire libre

concebida por dos artistas

que serpentea por el barrio de Médina

hasta el Boulevard de la Gueule Tapee

y el principio de esa galería al aire libre

es hacer que se codee gente que normalmente no se codearía,

es decir, que por un lado, estará el artista con su ego,

por ejemplo, un fotógrafo con su puesto,

y al lado estará el pescadero,

y al lado del pescadero, el vendedor de té,

y al lado del vendedor de té, el costurero,

y al lado del costurero, un pintor, y al lado del pintor... Etc.

Me gustaría que durante la Bienal,

la gente que haya visto esa experiencia en las calles

quiera informarse, porque se habrán preguntado:

"¿Esto qué es? ¿Qué estáis haciendo?", o lo que sea.

Pero si se lo explicamos bien,

sabrán que hay una cosa llamada Bienal de Dakar,

que está teniendo lugar ahora,

y así tendremos nuevos visitantes.

(Música)

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • DAK'ART 1: La hora Roja (I)

Metrópolis - DAK'ART 1: La hora Roja (I)

23 may 2018

Hace unas semanas, un equipo de Metrópolis se desplazó hasta Dakar para conocer de cerca las propuestas presentadas en la última edición de la Bienal de Arte Contemporáneo Africano. Esta semana emitimos el primer programa dedicado a Dak’art 2018, con un recorrido por la exposición central Una nueva humanidad en el Antiguo Palacio de Justicia y el proyecto paralelo Mi Superkilómetro en el mercado del barrio de Médina.
Después de recordar, en 2016, a Léopold Sédar Senghor con el lema La ciudad en un día azul, el director artístico de la Bienal de Dakar Simon Njami recupera, para Dak’art 2018, un término acuñado por otro de los padres de “la negritud”, Aimé Cesaire, en cuya obra de teatro Y los perros callaban un esclavo rebelde dice: “Soy la hora roja, la hora desatada roja”.

ver más sobre "Metrópolis - DAK'ART 1: La hora Roja (I)" ver menos sobre "Metrópolis - DAK'ART 1: La hora Roja (I)"
Programas completos (401)

Los últimos 419 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos