www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3945422
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - CB Remedios Zafra - ARTE, REDES y (CIBER)FEMINISMOS - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

¿Por qué Internet resultó atractivo a las mujeres?

Su estructura horizontal y sin jerarquías abría

nuevas posibilidades para el feminismo.

La historia del ciberfeminismo ha sido paralela a la del Net art.

La red abría un espacio fuera de los modelos patriarcales.

Esta noche, en una nueva Carta Blanca,

la investigadora Remedios Zafra,

especialista en género y tecnologías,

traza un panorama de la relación creativa

de las mujeres con Internet

y de los efectos políticos y sociales de esta interacción.

"Arte, redes y (ciber) feminismos" es una propuesta que pretende hacer

un acercamiento a los orígenes, a las aportaciones

y a las mutaciones también de los ciberfeminismos

desde principios de los años 90. Desde los inicios de Internet,

la posibilidad de enfrentarnos, de imaginar, de formar parte

de un contexto por hacer, es decir, de no repetir

en el mundo de antes, de no repetir las formas de poder de antes,

ha sido todo un aliciente para las mujeres.

También lo han sido las posibilidades que se encontraban

a la hora de imaginar nuevas condiciones políticas,

sociales y creativas.

Adentrándonos algo más en esa sinergia,

en esa alianza productiva entre arte y ciberfeminismo,

me parece importante advertir cómo el arte,

al igual que las pantallas, operan o pueden hacerlo

como marcos de fantasía. Creo que aquí

hay una potencia interesante cuando hablamos de feminismo.

Porque en esos marcos de fantasía podemos hacer convivir

lo simbólico y lo imaginario, podemos hacer convivir

las contradicciones del sujeto cuando nos rebelamos

frente a una identidad estereotipada.

Y podemos plantear los retos propios del cuestionamiento feminista

cuando hablamos sobre identidades que queremos... resignificar,

que queremos repensar. Este proyecto está articulado

en torno a cinco nodos o notas a pie de página.

La primera de ellas se denomina

"El clítoris es una línea directa a la matriz o lo que (no) somos".

Ambas referencias a ambas partes de este texto

aluden a dos de los manifiestos emblemáticos en el ciberfeminismo

y será un nodo en el que revisaremos obras pioneras

en relación a las definiciones y antidefiniciones del ciberfeminismo.

(VOCES EN OFF) "Somos el virus del nuevo desorden mundial.

Reventando lo simbólico desde dentro. El clítoris es una línea directa

a la matriz, 'terminators' del código moral,

mercenarias de la suciedad, chupando el altar de la eyección.

Investigando el templo visceral que hablamos con la lengua,

infiltrando, perturbando, diseminando,

corrompiendo el discurso. Acabas de perder el siglo XX,

estás al borde del milenio, ¿cuál? ¡Qué más da!

Es la disolución de la cruz que nos cautiva.

El caluroso contagio de la fiebre milenaria fusiona

el retro con el futuro, Catapultando los cuerpos con órganos

hacia la tecnotopia, donde el código dicta el placer

y satisface el deseo".

Tienen en común que proponen una infiltración de discursos

de resistencia en el contexto tecnológico patriarcal.

Lo hacen a través de iconografías paródicas, en muchos casos,

cibereróticas y críticas con lo que ellas denominan

el "gran papá", unidad central de computadora.

Hay toda una carga paródica nuevamente en sus versos

de inconformismo, de crítica y, constantemente,

una alusión a cómo la identidad puede explotar en múltiples formas,

apoyándose en la analogía constante entre la matriz tecnológica

y la matriz femenina.

All New Gen es una instalación-videojuego

en la que se propone a los participantes

elegir entre el género hombre, mujer o ninguno.

Solo si exiges ninguno, la obra sigue.

Si no, directamente, la obra entra en bucle

y no se permite una interacción.

(Música)

Las cien antítesis son, sin duda, esenciales

cuando hablamos de ciberfeminismo porque surgieron

en un contexto artístico. "Documenta" de Kassel,

un espacio de debate sobre género y tecnología

que coordinaba Cornelia Sollfrank.

(VOZ ROBÓTICA EN INGLÉS)

A partir de ese debate, se ve la necesidad de crear

una plataforma específica sobre feminismo

llamada Old Boys Network, y una serie de encuentros,

que se llamaron Alianzas Internacionales Ciberfeministas,

dentro de los cuales uno de los debates más importantes

fue entorno a qué somos...

Qué somos y qué queremos ser el ciberfeminismo.

La aportación más valiosa vino de un intento de definir...

por rechazo, no sabemos qué queremos ser

o no sabemos qué somos en este momento,

pero sí lo que no queremos ser.

"El ciberfeminismo no es una fragancia,

el ciberfeminismo no es aburrido,

el ciberfeminismo no es una ideología,

el ciberfeminismo no es una institución,

el ciberfeminismo no está completo, el ciberfeminismo

no es una estructura, el ciberfeminismo no es una frontera,

el ciberfeminismo no es separatismo, el ciberfeminismo no es materialista,

el ciberfeminismo no está en venta, el ciberfeminismo no es natural,

el ciberfeminismo no es genético, el ciberfeminismo no tiene cojones,

el ciberfeminismo no es un trauma, el ciberfeminismo

no es una sola mujer, el ciberfeminismo no es sólido,

el ciberfeminismo no es triste, el ciberfeminismo no es una banana,

el ciberfeminismo no es romántico, el ciberfeminismo no es inmóvil,

el ciberfeminismo no es dogmático".

(HABLA EN INGLÉS)

El segundo nodo o nota a pie de página

se titula "Feminización y descentralización en las redes".

La idea clave de este nodo es la igualación

entre feminización y digitalización propuesta por Sadie Plant,

una de las pioneras también del ciberfeminismo.

Si las (VeNuS) Matrix se enfrentaron al término

desde la práctica artística y activista,

Sadie Plant, desde la teoría y desde su famoso libro "Ceros + Unos".

Para Sadie Plant, la red se define como una estructura horizontal,

una estructura que, por su propia definición

horizontal y desjerarquizada, se enfrentaría a un poder

o se opondría a las formas de poder de unos a muchos.

En una red, el poder habla

de un poder de todos a todos. Sadie Plant trabaja

una serie de analogías cargadas de sugerencia

entre matriz tecnológica, matriz femenina,

entre códigos binarios, el código cromosómico, nuevamente,

el código digital... Y también analogías

entre las tejedoras y las tecleadoras

en relación a otro tipo de máquinas que no son máquinas

de baja tecnología, que también nos permiten vincular

feminismo con tecnología y con acceso de las mujeres

a determinadas tecnologías, casi siempre como tecleadoras,

a veces como maquiladoras, como engranajes

en los sistemas de producción y no siempre

o, en muy pocas ocasiones, como productoras.

"Llevar la pregunta por la igualdad de las personas

allí donde habitamos. Constituido como una multiplicidad inasible,

en constante transformación".

"Brandon", de la artista Shu Lea Cheang,

es una obra polifónica en la que participan

numerosas artistas, también investigadores, científicos...

Es una obra que tiene varias localizaciones.

Es una obra cargada de aristas, pero cuya idea central

es que está construida en torno a la historia real

de Brandon Teena, que nació Teena Brandon

o al que nombraron Teena Brandon al nacer.

Un transexual que fue asesinado en los Estados Unidos

y cuya historia es hilo conductor en esta obra

y nos sirve de conexión con historias también emblemáticas

de personas que no han respondido a la dualidad género-sexo

y a la heteronormatividad, y que se muestran en la obra

en contextos de patologización, estigmatización, vigilancia...

"Llevaron a cabo experimentos con drogas en los pacientes

tratados como reclusos. Hablan de experimentos

en personas gais con sustancias andróginas

suministradas por farmacéuticas, bien por imposición,

por orden judicial o por patria potestad.

Experimentos que en todos los casos fueron fracasos".

La plataforma Subrosa está coordinada

por Hila Willis y Faith Wilding desde el año 1998.

Tienen multitud de proyectos que ellas consideran

y siguen denominando ciberfeministas.

El nombre de la plataforma es un homenaje

a multitud de pensadoras, artistas...

personas que desde el feminismo, desde su trabajo,

han ayudado en el trabajo de igualdad de las mujeres.

(HABLA EN INGLÉS)

Les interesa especialmente la crítica a las biotecnologías

en relación a sus lecturas en los cuerpos

y en la reproducción de las mujeres y también les interesan,

especialmente, la crítica a las formas

y a la economía de los trabajos de las mujeres.

En esta plataforma, quisiera destacar un proyecto

que, si bien no está dentro de Subrosa,

sí que está vinculado con ellos,

pues está trabajado por Faith Wilding.

Uno de los primeros trabajos de Faith Wilding

con carga ciberfeminista titulado "Duración-performance",

en el que hace una interesante crítica

a la economía del trabajo feminizado, utilizando una estrategia

de repetición de las prácticas cotidianas

que una mujer tiene que hacer con distintas tecnologías

en su vida doméstica y en su vida laboral.

(Música)

Este nodo pretende visibilizar el trabajo de muchos artistas

en los 90 en torno a la idea de máscara, avatar y metaverso.

Prácticamente, casi todas las obras que encontramos en los 90

tienden a reforzar una idea un tanto utópica

en relación a cómo Internet nos ayudaría a entrar

en un contexto poscuerpo, posgénero, siguiendo las ideas de Donna Haraway.

(Música)

La artista Anne-Marie Schleiner lo que planteó en el proyecto

fue seleccionar una serie de parches de videojuegos,

de obras que habían hecho otros artistas,

en los que se experimentaba con el género de los avatares.

La experimentación, además, iba acompañada de una crítica

y, en muchas ocasiones también, una parodia a la masculinización

de la industria de los videojuegos desde los perfiles consumidores

hasta los perfiles también de producción de videojuegos.

A Anne-Marie le llamó la atención cómo varios programadores,

muchos de ellos artistas, se valieron de Internet

para manipular y crear parches que difundían por la red,

de forma que podían hacer trabajos más colaborativos

e, incluso, infiltrar parches en las redes

y generar un tipo de cuestionamiento en el contexto red.

(Murmullo)

Este es un proyecto más reciente que habla sobre la masculinidad,

la construcción de la masculinidad en las redes.

La idea de máscara adquiere otro matiz.

Es una obra que se centra en YouTube, que mira hacia los tutoriales

de YouTube y a la filosofía Do it Yourself,

y que identifica a una ausencia, una exclusión...

En este caso, a partir de una pregunta:

¿Dónde están las construcciones de la máscara masculina

en los tutoriales de belleza en la red?

-Lo que vamos a simular con estos polvos

es, más que nada, un tipo de barba como que está a medio salir.

Ahora, por ejemplo, estoy aplicando una sombra más oscura.

Hola de nuevo. En este tutorial,

vamos a aprender cómo simular barbas con maquillaje fluido.

Para ello, vamos a utilizar...

esponjillas como estas, que son un poco más...

No sé si se puede ver muy bien...

-El hogar ya no es lo que era antes de Internet.

Los trabajos que antes se realizaban en la casa,

ya no están restringidos solamente a la casa;

ni los trabajos que se hacían fuera están restringidos a fuera.

Ese solapamiento y erosión de la esfera pública y privada

ha interesado a las artistas y pensadoras ciberfeministas.

(Música)

(HABLA EN INGLÉS)

"Domestic", de Mary Flanagan,

parodia los videojuegos de guerra. En este caso,

un videojuego inspirado en torneo real,

videojuego también que inspiraría a otros posteriores,

como Counter Strike, en los que hay

una serie de recorridos en laberintos y trincheras

entre guerreros, que están en un contexto de batalla.

Lo que hace la artista es transformar los espacios

y convertir ese decorado, ese laberinto externo

de trinchera, de batalla, de guerra,

lo convierte en un espacio íntimo. Sigue siendo igual de inquietante

en tanto que es un laberinto, pero convierte la batalla bélica

en una batalla íntima.

(HABLA EN INGLÉS)

Otra obra de Mary Flanagan en esta línea es "Collection".

En una línea similar a este primer videojuego,

lo que ella hace es plantear una aplicación informática

que permite unir lo público y lo privado en la pantalla.

Para ello, se vale de las imágenes de caché

que están almacenadas en nuestro ordenador.

Imágenes que no hemos visto que, normalmente, obviamos.

Imágenes de las que se apropia esta aplicación

para hacerlas públicas y hacerlas bailar e interaccionar

con otras imágenes que sí estaban en el ordenador,

imágenes más impersonales... Para que, en conjunto,

creen un nuevo interfaz que sea visto públicamente.

(Pitido)

Y la tercera obra seleccionada en "Hábitat público-privado"

es una obra muy sencilla, pero es una de las primeras obras

de Net art apoyada en hipertexto, en imagen...

y libre de textos con un cierto aire a una fotonovela.

Trata sobre la necesidad de estar conectado,

la necesidad de estar conectados en un mundo en red

y... sobre la dificultad de vivir la distancia.

La transformación de la idea de distancia y la transformación

de la idea del tiempo cuando estamos conectados.

(Zumbidos)

A mi modo de ver, el ciberfeminismo sigue existiendo, a veces,

con otros nombres. En muchos casos, podemos considerar que ha mutado.

Y que ha salido del contexto artístico.

Creo que esta es una de las primeras características

que extraemos desde el último nodo. La deriva de la práctica artística

a la práctica cultural, es decir, a una práctica no limitada,

no restringida a la institución arte ni al centro de arte ni al museo,

sino una práctica que sale, que da por cumplida, por fin,

esa idea, esa sentencia de igualar el arte a la vida.

Y de primar que para esa práctica política,

a menudo, tenemos que no limitarnos al contexto artístico.

(Música)

La obra surge a partir de un concurso de Net art

en el que se incentiva a los artistas digitales a producir

obras de Net art para participar en él.

A partir de esta propuesta,

Cornelia crea unos 288 perfiles o más de 200 perfiles inventados

de mujeres con sus correspondientes obras inventadas

a partir de un software específico. Y presentó todas esas obras

a ese concurso de una galería alemana logrando que la noticia

de aquel gesto fuera, no ya que había

un concurso de este tipo o quien había ganado,

dos tercios o más de dos tercios de los participantes son mujeres.

Es algo inaudito. La noticia, sin embargo, y la obra

estaba en la siguiente fase. Cuando Cornelia desveló

no solamente que no había dos tercios,

sino que todas eran ella. Y hacía una crítica

a la poca presencia que suele haber de mujeres en los premios

y también a la poca presencia de mujeres premiadas

y de mujeres en contextos vinculados con la institución

allí donde hay un reconocimiento, un prestigio

e, incluso, una remuneración.

(Música)

Donestech es un grupo de productoras culturales,

artistas, investigadoras que trabajan en la relación

género y tecnología desde 2006. Llevan 10 años trabajando todo tipo

de proyectos diversos relacionados con la visibilización

de las mujeres "hackers", la educación

y muy especialmente, en los últimos años,

están trabajando con manuales y creación de material

sobre privacidad y seguridad de las mujeres en las redes.

(Continúa la música)

En países donde ser mujer es ya lo que conlleva

una mayor dificultad en relación a las grandísimas desigualdades

que viven, en determinados contextos, mujeres que no tienen

una vida pública y que ni siquiera pueden tener acceso Internet.

La variedad y la pluralidad que hoy encontramos en relación

a esta tríada que os propongo, arte, redes y ciberfeminismos,

es muy grande y no podemos afirmar que el ciberfeminismo no exista.

Existe, incluso a veces con muchos nombres.

Pero me parece interesante retomar las palabras de Cornelia Sollfrank

cuando planteaba que la utilidad, el valor que puede tener

un feminismo como este es el de la apropiación

por parte de las personas que estén interesadas

en hacerlo propio.

Internet haya sido, posiblemente, la gran revolución

de finales del siglo XX; pero, sin duda, el feminismo

ha sido la gran revolución de la humanidad.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • CB Remedios Zafra - ARTE, REDES y (CIBER)FEMINISMOS

Metrópolis - CB Remedios Zafra - ARTE, REDES y (CIBER)FEMINISMOS

15 mar 2017

En Metrópolis continuamos con nuestro ciclo dedicado a las mujeres artistas. En esta ocasión, nos acercamos al CIBERFEMINISMO de la mano de la investigadora REMEDIOS ZAFRA.
La historia del Ciberfeminismo ha sido paralela a la del Net Art. La Red abría un espacio fuera de los modelos patriarcales. Esta semana, en una nueva Carta Blanca, la investigadora Remedios Zafra, especialista es género y tecnologías, traza un panorama de la relación creativa de las mujeres con Internet y de los efectos políticos y sociales de esta interacción. La propuesta se articula en cinco nodos que proponen un recorrido por obras artísticas y proyectos activistas, desde las emblemáticas obras paródicas y críticas de los noventa, pasando por la potencia de la digitalización como nueva feminización, las lecturas postgénero, las preguntas sobre la transformación del espacio privado y doméstico conectado, hasta la contemporaneidad ciberfeminista.METROPOLIS 2017 (7)

ver más sobre "Metrópolis - CB Remedios Zafra - ARTE, REDES y (CIBER)FEMINISMOS " ver menos sobre "Metrópolis - CB Remedios Zafra - ARTE, REDES y (CIBER)FEMINISMOS "
Programas completos (394)

Los últimos 411 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Abelcacha

    Buenas tardes, me gustaría recuperar el capítulo 100 de este programa que lo he perdido, donde puedo hacerlo, ya que no lo consigo ver por ningún sitio, gracias ¿¿

    21 mar 2017