Metrópolis La 2

Metrópolis

Madrugada del lunes al martes a las 00.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5441069
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - Bienal de Lyon 2019 - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

"Là où les eaux se mêlent": "Allí donde las aguas se mezclan"

es el título de la décimo quinta Bienal de Lyon.

Extraído de un poema de Raymond Carver

y en referencia a la particular hidrografía de Lyon,

este texto ha inspirado al equipo curatorial

del Palais de Tokyo de París,

para idear la exposición principal

como un vasto paisaje con geografía irregular

y temporalidad cambiante.

Es allí donde se mezclan paisajes biológicos,

económicos y cosmogónicos,

gracias a los más de 50 artistas que han sido invitados

a producir sus piezas para esta edición.

Bajo la dirección artística de Isabelle Bertolotti,

este año la Bienal ocupa, por primera vez,

los más de veintinueve mil metros cuadrados

de la antigua fábrica de Fagor en el emblemático barrio de Guerlain

además de los tradicionales espacios

del museo de Arte Contemporáneo de Lyon,

y la zona de Presqu'île.

Este año hemos concebido la Bienal de una manera bastante novedosa.

Evidentemente, por este espacio tan inmenso que tenemos aquí,

y que ha condicionado nuestra manera de pensar la Bienal

como forma de paisaje global,

o sea, como un paisaje que no está constreñido

por los muros de esta fábrica,

si no que se extiende a otros lugares.

-Esta décimo quinta edición de la Bienal de Arte Contemporáneo de Lyon

ha sido confiada al equipo curatorial del Palais de Tokyo.

Somos siete comisarios que trabajamos juntos a diario

en el Palais de Tokyo de París,

y cuando nos invitaron a imaginar esta Bienal,

lo primero de todo,

el elemento determinante en la concepción de este proyecto,

fue este espacio en el que nos encontramos ahora,

esta antigua fábrica de lavadoras de Fagor.

También queríamos, de alguna manera, poder invitar a los artistas

a reaccionar ante un espacio global,

no solo ante esta arquitectura tan increíble y apabullante,

si no también ante una historia, una historia económica,

una historia social, una historia política.

El título "Allí donde las aguas se mezclan",

"Where water comes together with other water"

en su versión original,

lo tomamos prestado de un autor americano, Raymond Carver,

este poema, en concreto, lo escribió en 1985

a modo de declaración de amor hacia los ríos

y todo ese movimiento natural del agua.

Y eso, además, resonaba en la propia geografía de Lyon,

que es una ciudad construida en la confluencia de dos ríos,

el Ródano y el Saona,

y cuyo desarrollo económico depende también de esas vías fluviales.

Entonces, pensando en ese poema, en ese anclaje en la ciudad de Lyon,

en esta antigua fábrica y en última instancia,

en esta idea de flujo, de transformación,

de movimiento permanente del agua,

dimos con esta metáfora para pensar en los flujos actuales de capitales,

de información, de personas, de mercancías,

que definen nuestro paisaje contemporáneo.

-Hoy tenemos declaraciones universales de derechos,

y a la vez, una proliferación de la esclavitud.

Así que puede ser deseable mejorar nuestro arsenal de normas,

pero esa mejora de nuestro arsenal de normas,

nunca será suficiente para hacerlas efectivas.

Es importante elaborar la posibilidad de pensar la relación que mantenemos

con todo lo que consideramos sujeto de normas, de derechos,

de legitimidad a reivindicar lo que en el sigo dieciocho

se llamaba "derecho a la existencia".

-Realmente pensamos la exposición como un paisaje,

no se trata de reflexionar sobre el tema del paisaje, es decir,

plantear una temática para que los artistas trabajen sobre ella,

si no más bien de pensar la experiencia del visitante

como un recorrido por un paisaje.

Un paisaje, no ya entendido como la representación de un punto de vista.

Un punto de vista humano, sobre una naturaleza estable,

concebida como telón de fondo,

tal como suele definirse el término mismo de "paisaje",

si no pensando más bien en un conjunto de relaciones.

Hay un antropólogo inglés llamado Tim Ingold, que explica que,

en el fondo, estamos hechos de un conjunto de relaciones,

que somos fruto de unas relaciones siempre en movimiento,

en flujo constante, siempre en transformación,

que se tejen y se entrelazan unas con otras.

Y explica también que ese conjunto de relaciones

es lo que conforma la textura del mundo.

Y es bonito pensar que la textura misma de la vida

y hasta del propio cuerpo biológico,

está hecha de ese conjunto de relaciones.

Y creo que los artistas que son realmente sensibles,

que son testigos, y a veces, incluso,

visionarios de los tiempos que vivimos.

Son también sensibles a estas cuestiones.

Ciertas piezas nos hablan más específicamente

de nuestra relación con los seres vivos, con la biología,

pero justo al lado, podemos encontrar un o una artista,

que nos habla de un contexto geográfico o temporal

sumamente preciso.

y que, a su vez, se mezcla completamente con otro,

y ese cambio de escalas, de contextos,

de temporalidad constante, y de nuevo esa idea de superposición,

es lo que hemos intentado trabajar y dar forma en esta exposición.

Veduta es una plataforma que invita a los artistas

a residencias dentro de la aglomeración de Lyon,

donde pasan una temporada en residencia en diferentes barrios,

y con diferentes comunidades,

para que allí imaginen junto a la gente proyectos específicos.

Es el caso del artista Felipe Arturo, un artista colombiano

que se ha interesado por toda la cultura del café.

Desde el propio cultivo de la planta de café

en diferentes lugares del planeta, como Colombia o Etiopía,

hasta las relaciones sociales que se generan

en torno a un café compartido,

qué tipo de mobiliario, en qué lugares quedamos para tomar un café.

Pero también toda la historia económica del desarrollo del café.

Una historia que, a veces, resulta dolorosa,

ligada a la historia colonial, es decir,

ha tocado muchas capas, llegando, incluso,

a los efectos de la cafeína en el cerebro.

-Fui informada por el traductor

que las mujeres trabajan en esta posición, sentadas todo el día,

produciendo un movimiento rítmico y sonoro

para revolver las bandejas con granos de café,

y verlos con precisión.

Desde nuestra perspectiva, estas imágenes pueden ser conflictivas,

y he dudado antes de incluirlas en esta edición.

¿Cuánto ganan estas mujeres por su día de trabajo?

¿Cuántas familias viven del café de la cooperativa?

El café funciona como puente...

de mundos distantes.

Caminamos por el camino del café, sobre su flujo capitalista,

en su ruta, cultura y práctica,

desarticulada, protegida.

-La intención de la Bienal en sí misma, como Bienal ya existente,

pero, sobre todo, en la edición de este año,

es llegar a introducir el arte en la vida cotidiana,

por eso hemos querido salir de los espacios

e ir a trabajar con asociaciones, con grupos de mujeres,

con aprendices, escuelas de producción.

Ha habido una voluntad de insertarnos en el tejido económico de la ciudad,

pidiendo a empresas que nos ayudaran, no solo económicamente,

si no a través de su saber hacer, sus conocimientos tecnológicos,

su forma de organizarse.

Y ha sido muy interesante enfrentar esos saberes

a la forma de pensar de los artistas.

-En términos de materiales, prácticas,

y en términos de pensamiento, conceptos y articulaciones,

las propuestas son extremadamente diversas,

y creo que eso también es muy importante,

el mostrar una diversidad de enfoques,

lo que hace actualmente el arte, o el arte contemporáneo en particular

como testigo de la relación con el mundo,

y el uso de ciertos materiales.

Quizás aquí se puede detectar un uso recurrente

de ciertos materiales reciclados o prestados,

elementos encontrados que aluden al espacio industrial

en el que están situados.

-Hemos querido trabajar precisamente ese concepto de "open space",

de espacio realmente muy abierto y construir un paisaje.

Las propias obras construyen en sí un inmenso paisaje,

y otra cosa que es importante es que el visitante

puede experimentar el recorrido, algunas obras se pueden tocar,

en otras hay que subir unas escaleras

para verlas desde un punto de vista diferente,

y otras piezas te invitan a entrar en un espacio muy reducido,

así que la idea era proponer un recorrido experimental,

una experiencia amplia de las obras.

-Justo detrás de nosotros, por ejemplo,

una joven artista tailandesa, Pannaphan Yodmanee,

ha realizado una intervención,

una instalación en unos tubos enormes de cemento,

como los que suelen usarse en el alcantarillado,

en los que ha ejecutado unas pinturas sumamente minuciosas,

casi miniaturas, inspiradas en la pintura tradicional budista,

que se mezclan con representaciones de la pintura italiana renacentista,

o sea que, nuevamente nos encontramos con esa mezcla de temporalidades,

de geografías,

puesto que nos propone una experiencia

en la que nos encontramos casi en un mundo post catastrófico,

un mundo en el que quizá el ser humano ha desaparecido,

pero sigue dejando algunos rastros.

-Hemos intentado ser muy abiertos y montar una Bienal

que no estuviera concentrada solo en un espacio como este,

la fábrica de Fagor,

si no que se desplegara por la ciudad e incluso por toda la región,

porque es un centro bastante dinámico,

y eso nos permite circular por las afueras.

Está concebida a partir de tres lugares centrales,

el museo de Arte Contemporáneo, la fábrica de Fagor,

y el espacio que desde allí enlaza con la obra de Shana Moulton,

en el centro de la ciudad.

-Es una artista, cuya estética se inspira mucho

en los espacios de teletienda, por ejemplo, con todos esos tonos pastel.

Y esa especie de promesa de felicidad

que se consigue a través de un aparato,

que, probablemente, no usemos nunca.

Y ella ha imaginado dos arcos, dos portales, podría decirse.

Uno de ellos abre, de algún modo, la Bienal,

y el otro indica el emplazamiento de una calle comercial,

como esos arcos que indican el comienzo

de un barrio como Chinatown, por ejemplo.

Una vez más, son piezas, son propuestas muy, muy abiertas.

Toda nuestra apuesta y lo que pretendíamos

con la invitación que lanzábamos a los artistas,

era que se apropiasen de ciertos espacios, reaccionasen a ellos,

y los trabajasen para tejer su propia obra,

para que luego cada uno, pueda apropiarse de estas obras,

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Bienal de Lyon 2019

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Metrópolis - Bienal de Lyon 2019

11 nov 2019

Là où les eaux se mêlent (Allí donde las aguas se mezclan), es el título de la decimoquinta Bienal de Lyon. Extraído de un poema de Raymond Carver, y en referencia a la particular hidrografía de Lyon, este texto ha inspirado al equipo curatorial del Palais de Tokyo de Paris, para idear la exposición principal como un vasto paisaje con geografía irregular y temporalidad cambiante. Es allí donde se mezclan paisajes biológicos, económicos y cosmogónicos, gracias a los más de 50 artistas que han sido invitados a producir sus piezas para esta edición.

ver más sobre "Metrópolis - Bienal de Lyon 2019" ver menos sobre "Metrópolis - Bienal de Lyon 2019"
Programas completos (442)

Los últimos 452 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios