Metrópolis La 2

Metrópolis

Miércoles a la 01.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4467181
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - Arte en Estonia
Transcripción completa

(Música)

Estonia se independiza de Rusia en 1991.

Tan solo un año después,

se funda el Centro de Arte Contemporáneo de Estonia,

una institución sin ánimo de lucro, que tiene como objetivo

la cooperación a nivel internacional para activar, visibilizar y promover

una escena artística propiamente estonia.

El centro organiza exposiciones, conferencias,

charlas de artistas y encuentros con comisarios.

Desde 1999, ha gestionado y comisariado con éxito

el pabellón de Estonia en la Bienal de Venecia.

Cuenta, además, con un extenso archivo material y online

sobre el arte estonio actual y sus creadores.

Esta noche, "Metrópolis" se detiene en seis de esos artistas

que, desde discursos identitarios y de género,

hasta prácticas tecnológicas y post internet,

nos permiten tomarle el pulso al arte estonio hoy.

(Música)

La gente suele decir eso, que soy un narrador.

Y estoy de acuerdo.

Generalmente, mis ideas, cuando empiezo una nueva obra,

por lo general, voy tomando notas, apuntando frases,

relatos cortos o fragmentos de diálogo.

Generalmente, así es como empiezo a construir mis obras,

incluso cuando se trata de un cuadro o una escultura.

Así que sí,

creo que la narración y el texto

son, probablemente, el inicio de todo.

El núcleo de mis ideas siempre es un texto.

(Música)

Recuerdo muy bien cómo empezaron las historias familiares,

también las podemos llamar historias domésticas,

porque antes hacía cosas muy diferentes.

Hace ya más de 10 años,

un día, de repente,

me convertí, por así decirlo, en un adulto.

Tenía dos hijos y no solo por los niños.

Tuve que pedir un préstamo a 25 años.

Recuerdo muy bien ese momento.

Un préstamo a 25 años es una cosa terrible para un artista.

Y luego, por un sueño muy extraño,

que me di cuenta de que ese iba a ser el tema de mi obra artística,

porque era lo que más me preocupaba.

Ya no tengo que preocuparme de buscar temas para pintar

porque ya sé de qué quiero hablar.

De mi miserable vida.

Y en la Bienal de Venecia

presenté un proyecto que trataba exactamente ese tema.

(Música)

Tenemos una vida agradable.

Pero el precio para tener una vida agradable es muy alto.

Nunca sabes si mañana no vas a ceder a la presión y hacer algo malo.

Lo que intento decir es que no estoy protegido

contra la posibilidad de que ocurra algo así en mi casa.

Nadie se lo plantea por la mañana.

Pero, llegada la noche, puede que haya ocurrido algo malo.

Nunca sabes cuándo la vida te puede hacer cruzar de repente

esa línea roja.

En 2015,

me invitaron a hacer una exposición en Kumu,

junto a un famoso artista americano, Raymond Pettibon.

Probablemente, porque nuestras obras apuntaban, de algún modo,

en la misma dirección.

Y los dos jugamos a combinar imagen y texto.

Usamos muchos elementos de dibujo

e incluimos muchos elementos autobiográficos.

(Música)

Mi intención era

crear un gran laberinto que atravesase el espacio.

Era como pasear por la casa de alguien.

(Música)

Otra cosa es que la gente se estaba riendo. "¿Por qué se ríen?"

Debe de ser algo malo,

porque nadie se suele reír en las exposiciones y en esta sí.

A lo mejor, se reían porque encontraban algo gracioso.

Pero, más a menudo,

me temo que se ríen porque han descubierto una verdad incómoda.

(Música)

Esta es una de las obras que mostré en Kumu en 2015.

Se llama "Dollhouse",

"Casa de muñecas".

Uso jaulas a menudo.

Además, para mí, las jaulas son símbolos del hogar.

Toda esa clase de posibles momentos delirantes

que pueden suceder de puertas para adentro sin que lo sepamos.

Te imaginas una buena familia que está en su casa,

pero nunca sabes lo que está pasando detrás de sus cortinas.

Muy a menudo no solo son cosas normales como ver la tele.

También pueden estar pasando cosas horribles.

No es una idea original.

Todo el mundo sabe que las casas

son sitios donde pueden ocurrir las cosas más terribles y peligrosas,

precisamente, porque nadie puede verlo.

2016 fue, precisamente, un año

en el que, de pronto, empezó a pasar de todo en el mundo.

Con la crisis de los refugiados,

el atentado suicida en el aeropuerto de Bruselas...

Todo se fue encadenando.

De pronto, me pareció que el mundo era mucho más activo que mi vida.

Que tenía que salir de mi ensimismamiento

y empezar a preguntarme en qué clase de mundo estaba viviendo

en 2016.

Entonces, empecé a trabajar

sobre las cosas que estaban pasando a mi alrededor.

(Música)

(HABLA EN INGLÉS)

(RÍE)

(Música)

Mi compromiso como artista

es estar conectada con la vida diaria y la gente.

Por lo general, abordo temas importantes.

Cruciales desde el punto de vista político

y muy emocionales.

Mis obras suelen hablar del nacionalismo,

del conflicto entre Ucrania y Rusia,

los políticos, la identidad...

"Three sisters", "Tres hermanas",

es una videoinstalación

de dos canales.

Hay dos chicas, una al lado de otra.

Y están hablando.

Una es rusa y la otra ucraniana.

Y están hablando entre ellas,

pero no están conectadas desde el punto de vista del medio.

Son mis hermanas.

En ruso se dice hermanas, pero en inglés sería más bien primas.

Una vive en Ucrania y la otra en Rusia.

Yo soy la tercera hermana.

Y, al vivir en Estonia, intento ser neutral,

no tomar partido por el bando ucraniano o el ruso.

Un día decidí ir a Kiev, en Ucrania, y luego a Rusia,

a un lugar de Rusia para entrevistar a mis hermanas

y preguntarles por qué estaban peleadas,

por qué dejaron de hablarse.

Por qué estaban tan enfadadas.

(Música)

Cuando abres el periódico, siempre ves noticias, artículos,

que demuestran que Rusia no solo tiene el conflicto con Ucrania,

sino que Estonia también se está involucrando.

Así que tenemos que pensar en la seguridad,

en cómo proteger el país de este vecino tan imponente.

Por eso, están viniendo todo el tiempo soldados de la OTAN,

cada vez más.

Entonces, me dio por pensar en los niños estonios,

en los scouts que forman parte de grupos pseudomilitares

llamados "Hermanas de la patria" y "Jóvenes águilas".

Son niños pequeños y ya están implicados en estas cuestiones.

Y me puse a pensar que, dentro de 10 o 20 años,

esos niños van a ser nuestros futuros héroes.

A lo mejor, deberíamos parar eso o tomárnoslo más en serio.

(Música)

Me gusta definir mi obra como arte tecnológico

o arte tecnológico contemporáneo.

Hablo de cuestiones actuales que están cambiando nuestras vidas.

Memopol nació de una investigación

que llevé a cabo sobre la forma en que el gobierno estonio

trata la información personal.

Tenemos un sistema que conecta todo tipo de bases de datos del gobierno

en un mismo sistema.

Y se puede acceder a toda tu información personal

en una misma plataforma.

De algún modo, esto me hizo pensar

en toda esa información que está disponible en algún lado

y cómo cambia eso la noción de privacidad.

(Música)

La estética de la máquina marca un contraste muy fuerte

con los entornos webs habituales que suelen tener

un interfaz muy agradable e intuitivo.

Yo quería crear algo

malévolo, poderoso y enorme.

(Música)

Maajaam es un espacio artístico situado en una zona rural de Estonia.

Es una pequeña granja que antes era una explotación agrícola.

Ahora hace muchos años ya que no se usa.

Yo tenía ganas de hacer algo con ese espacio,

así que decidí crear una especie de taller

y lanzar un programa para invitar a otros artistas

a ir a trabajar a ese espacio específico

usando los materiales que quedan de la explotación agrícola

y del bosque, del campo.

Combinar la tecnología y la naturaleza

y ver qué sale de esos experimentos.

(Música)

He hecho una instalación en Maajaam

que se llama Flight Announcer,

anunciador de vuelos.

Maajaam se encuentra aparentemente en plena ruta aérea

de muchos vuelos comerciales.

Muchos vuelos procedentes de Europa occidental y Asia

sobrevuelan ese lugar.

Cuando pasé una temporada allí, miraba los aviones

y me preguntaba siempre a dónde irían y de dónde vendrían.

Y creé una especie de sistema de altavoces

que recaba información sobre los vuelos en Internet.

De algún modo, quería hacer

que esos aviones fuesen más cercanos,

familiarizarme con ellos.

En vez de ignorarlos o quejarme de ellos.

(Música)

No soy una artista de taller, que se queda en su taller trabajando

en una u otra cosa.

Me interesa más lo que pasa en las calles.

Cómo vive la gente y cómo ejecuta, por así decirlo, su vida diaria,

porque creo que la vida de la gente es, en gran medida, una performance.

Es cierto que trabajo con los márgenes,

en el sentido en que me interesa la vida de la gente

que no está tan representada en los medios,

los que son, más bien, invisibles.

Por ejemplo, un tema que me interesa mucho es la mujer trabajadora.

Hubo un artículo cuyo título me gustó mucho,

la mujer ocupa poco espacio.

No lo decían solo en términos de metros cuadrados,

sino en general, como concepto abstracto.

De algún modo, eso me llamó la atención,

porque mi antiguo taller estaba en el mismo edificio,

pero antes había sido una cocina y medía 9,5 m.

Y me dieron ese espacio porque era una mujer artista

que trabajaba con la fotografía

y pensarían que los pintores necesitan más espacio.

De algún modo, si eres una mujer y eres fotógrafa,

te puedes quedar en la cocina.

El pabellón estonio en la Bienal de Venecia

está en el Palacio Malipiero.

Y es como un entorno de apartamento.

No es un cubo blanco ni nada parecido.

Cuando vi el apartamento, me evoco una idea.

Usar todos los espacio, todas las habitaciones como tales.

El salón, la cocina, todos los espacios disponibles.

En la última habitación, estaba el vídeo que se titula

"Averse body", "Cuerpo repugnante".

Que está basado en entrevistas con 11 trabajadoras del sexo

a las que pregunté cómo percibían su cuerpo.

Quería mostrar que no importa si eres una trabajadora del sexo o no.

Cuando eres una mujer, siempre es muy parecido

cómo se percibe el propio cuerpo.

Muy a menudo no está a gusto con él.

Sara Mevals trata de una canción popular en Estonia.

La melodía fue compuesta en 1949 por Raymond,

por un compositor estonio.

Y el poema es de Deborah.

Habla de un colectivo socialista de trabajadores,

poco después de la Segunda Guerra Mundial.

Es una canción muy alegre y se pone mucho en los balnearios,

porque Saaremaa, que es la mayor isla de Estonia,

ahora tiene muchos balnearios.

La canción no ha perdido su popularidad

en 60 o 70 años.

Es interesante que algo que ha sido creado en un periodo tan siniestro,

en plena era de Stalin, desprenda una felicidad tan atemporal

como de cuento de hadas.

El cuento de hadas estalinista se adapta al cuento de hadas neoliberal,

que estamos viviendo actualmente.

(Canción en estonio)

En Estonia, mucha gente quiere ir a Finlandia a trabajar,

porque los salarios y la calidad de vida son mejores que aquí.

Me presenté a una residencia en Helsinki

y mi proyecto era averiguar más sobre este fenómeno.

En los medios estonios, estos personas que trabajan en Finlandia

se perciben como fricks.

No tienen mucha formación, se van a Finlandia en busca de confort,

por qué se van de Estonia, tienen muy mala prensa.

Pero cuando fui allí y empecé a entrevistarme

con una mujer estonia que vive allí,

y observar su vida cotidiana,

me di cuenta de que, evidentemente,

las cosas no son nunca o blancas o negras.

En la vida no hay solo un tipo de persona.

Todas las mujeres estonias que viven en Finlandia

no son limpiadoras que trabajan en los servicios sociales.

También hay profesoras, médicos, sindicalistas, todo tipo de personas.

Es un panorama muy diverso y sus razones son igualmente diversas.

(Música)

Hago esculturas e instalaciones usando, sobre todo,

materiales visuales y textos que encuentro en Internet.

En forma de imágenes, pantallazos, fragmentos de chats,

tuits y esa clase de cosas.

Uso materiales encontrados y los remezclo

para producir obras nuevas.

(Música)

La obra que hice para la Bienal de Venecia

estaba muy condicionada por el espacio

del propio pabellón que teníamos.

El pabellón de Estonia está situado en un apartamento,

dentro de un antiguo palacio.

Es un poco siniestro y claustrofóbico.

Y muy diferente de los demás pabellones que hay en Venecia,

como lo de Giardini o el Arsenale.

Nos pareció que sería divertido explorar el apartamento

como lugar de horror y ciencia ficción.

Creo que en gran medida lo conseguimos.

La única pega es que, quizás, tendría que haberlo hecho más aterrador.

Quería que hubiera imágenes muy reales de animales muy reales

que han mutado, debido a la intervención del ser humano,

y usarlos a modo de monstruos en vez de usar monstruos de fantasía.

Todas las imágenes de la instalación son de seres reales.

No hay nada inventado o hecho por ordenador.

Están relacionadas con la investigación biotecnológica

y el tipo de producción de imágenes que implica.

Es un campo consistente en crear mutantes y cyborg,

a partir de especies existentes.

Y experimentar con ellos.

(Música)

Trabajo con diferentes medios y sobre diferentes temas.

Pero, generalmente, me inspiro en la vida real.

En cosas con las que me encuentro en mi día a día

o que les pasan a mis familiares.

El House Museum Project, Proyecto de la Casa Museo,

es uno de los proyectos más importantes.

Se remonta a la época en la que me vine a vivir y a trabajar aquí.

La historia de la casa se remonta a hace 100 años,

cuando la construyeron mi tatarabuela y mi tatarabuelo.

La terminaron en 1911.

Vivieron aquí hasta después de la Segunda Guerra Mundial,

cuando Estonia pasó a pasar parte de la Unión Soviética

y se abolió la propiedad privada.

Nadie de mi familia vivió aquí durante esa época.

Luego, en 1991, se derrumbó la Unión Soviética.

Los que tenían propiedades antes de la Segunda Guerra Mundial

pudieron reclamar que les fueran devueltas.

Se llamó procesos de restitución.

Llevó unos 20 años en Estonia.

A nosotros nos llevó también unos 20 años recuperar la casa.

Entonces, vine aquí ya empecé a renovar la casa poco a poco.

Me empecé a interesar por el tema del hogar,

de la domesticidad, del tener una casa y ocuparse de ella,

a la vez que era una artista freelance

y estaba acabando la carrera.

Cómo sobrevivir cuando se es artista

y se tiene una casa todo al mismo tiempo.

Así es como nació el Proyecto de la Casa Museo.

(Música)

Hay varios departamentos en el museo.

Hay una biblioteca en el cuarto de baño, hay una tienda,

hay un departamento dedicado a la colección en el ático,

hay un rincón para los niños fuera, en fin,

todas las cosas que tienen los museos normales.

Luego, como se trata de una casa museo

y es algo que se suele hacer con las casas de gente que ha muerto,

cuando la familia una fundación o lo que sea

decide crear la casa museo,

me dije que yo no podía esperar a morirme para ser famosa.

Así que me hice de una casa museo en vida.

En el apartamento donde vivo hay una colección de objetos etiquetados

como la chimenea de Flo, la mesa de Flo, el sofá de Flo.

Esta es la parte típica de una casa museo.

Y en el sótano, está la fábrica.

(Música)

Soy la persona de mi familia que vive en la casa y se ocupa de ella.

Como soy artista, no tengo mucho dinero para ocuparme de ella

y ponerla bonita y asegurarla.

Así que el seguro tengo que ser yo misma.

Estoy aquí vigilándola y eso me genera toda clase de miedos.

¿Qué podría ocurrirle a ese cuerpo material?

(Música)

En la obra "Uprising", "Alzamiento",

el tejado, que en aquel entonces era el original

y tenía un siglo de antigüedad, estaba tan viejo y roto

que empecé a tener inundaciones y hubo que cambiar el tejado,

porque nos estaba lloviendo en el salón.

Pero la idea no era cambiar el tejado sin más

y luego vivir felices,

sino que quise usar el tejado como lienzo

y sacar algo extra de esa experiencia.

Esto era en otoño de 2014.

Y en ese momento empezaron a salir muchas noticias en la prensa estonia

sobre aviones militares rusos que estaban sobrevolando

el espacio aéreo estonio ilegalmente.

También pasó en el espacio aéreo de Suecia y otros sitios.

Naturalmente, los estonios se asustaron

y a mí esa noticia me dio una idea.

Me dije que con el metal del tejado podía hacer unos aviones,

igual que los niños, cuando hacen aviones de papel.

(Música)

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Arte en Estonia

Metrópolis - Arte en Estonia

07 feb 2018

Metrópolis se adentra en el arte actual de Estonia, país báltico que destaca por una escena artística muy activa y visible a nivel internacional. Esto se debe, en gran parte, a las actividades del Centro de Arte Contemporáneo de Tallinn, una institución sin ánimo de lucro fundada en 1992, que organiza exposiciones, conferencias, charlas de artistas y encuentros con comisarios con el fin de fomentar el intercambio entre profesionales y promover a los artistas estonios. Desde 1999, una de sus responsabilidades más importantes es la gestión y el comisariado del Pabellón de Estonia en la Bienal de Venecia. Cuenta, además, con un extenso archivo material y online, donde se puede acceder a información sobre artistas como Marko Mäetamm, Tanja Muravskaja, Timo Toots, Liina Siib, Katja Novitskova o Flo Kasearu.

Histórico de emisiones:
07/02/2018

ver más sobre "Metrópolis - Arte en Estonia" ver menos sobre "Metrópolis - Arte en Estonia"
Programas completos (384)

Los últimos 401 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios