www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4522140
No recomendado para menores de 16 años Metrópolis - Yolanda Domínguez - ver ahora
Transcripción completa

Activista y experta en comunicación,

Yolanda Domínguez ha revolucionado las redes y la opinión pública

con sus comprometidas acciones en las que busca despertarnos

del inmovilismo ante situaciones de injusticia y desigualdad.

"Metrópolis", recorre esta noche la trayectoria de Yolanda Domínguez,

al tiempo que compartimos con ella su última performance,

una acción colectiva feminista en la Feria ARCOmadrid

para denunciar la invisibilización a la que se somete a las mujeres

en el mundo del arte.

(Música)

(Música)

Creo que en el momento que estamos viviendo ahora,

de todas estas movilizaciones,

de colectivos de mujeres en muchos ámbitos,

en el ámbito de la cultura también, estos movimientos como el MeToo

que están empezando a salir, La Caja de Pandora de España,

creo que es el momento de unirnos,

de ser fuertes colectivamente, que es algo que a mí me importa mucho.

Este movimiento de mujeres colectivo que trasciende a lo individual

y poner el foco de atención en nosotras, ¿no?

Hemos estado muy invisibilizadas durante muchos años

a lo largo de la historia

y creo que ahora estamos levantando la mano y diciendo:

"Estamos aquí".

Esta es la idea de la acción en ARCO, "estamos aquí".

¿Dónde están todas esas artistas que no están en las galerías,

en las paredes de ARCO? ¿Dónde están? ¿Por qué no están?

La idea es un poco acudir también con este punto de humor,

con unas diademas con un signo de geolocalización,

con el signo del Google Maps que todas las personas conocemos

y pasear por esos pasillos y de alguna manera destacar, ¿no?

Que se nos vea. Yo creo que es importante la denuncia,

pero también esa parte positiva de decir:

"Aquí estoy yo. Lo absurdo no es que yo lleve

una diadema en la cabeza, lo absurdo es que mi trabajo no esté

conviviendo con el trabajo de mis compañeros".

Yo estaba estudiando Empresariales y decidí un día presentarme

al acceso a Bellas Artes a escondidas de mis padres

y aprobé el examen y decidí que aquello era una señal

y me cambié de carrera. Estudié Bellas Artes.

Recuerdo que en la facultad todo era muy matérico.

Siempre nos enseñaban la pintura, la escultura,

a realizar objetos acabados.

Yo recuerdo que mi obsesión era crear cosas que no estuvieran acabadas,

que pudieran tener diferentes finales.

Trabajaba con materiales femeninos, con telas, con medias.

Metía esas medias en un bastidor y les daba la vuelta

y siempre me obsesionaba esa idea de hacerme preguntas.

Incluso cogía a esos cuadros y me iba al espacio público con ellos

y los paseaba para ver las reacciones de la gente

y creo que todo se está muy relacionado en realidad

con lo que hago hoy.

(Música)

Creo que hay una obra, de las primeras que hice que fue

"Chica joven se ofrece", en la que busqué utilizar

lenguajes de comunicación contemporáneos.

(Música)

Tenía este punto de la participación,

pero también es creo, la primera obra en la que me salgo

totalmente del lienzo, me salgo de un formato tradicional

y utilizo un flyer, que es una forma de lenguaje,

de comunicación cotidiana, que además está en el día a día,

la puedes encontrar en una farola o en una marquesina de autobús

y en ese trabajo en el que una chica

se ofrecía a hacer todo lo que se espera de ella

en una relación tradicional de pareja,

aguantar humillaciones en las discusiones,

llevar las cosas de la casa, del hogar,

mantenerse guapa, joven y delgada,

tener hijos, tener sexo de vez en cuando,

a cambio de un estatus económico determinado.

Ahí quería reflexionar también sobre el tema femenino,

cómo el dinero, el rol económico influye

en esas relaciones de pareja

y yo me lancé a colocar 100 cartelitos naranjas

por las calles de Madrid sin esperar mucho.

La verdad es que dije: "Ahí lo lanzo y ya está hecho un trabajo",

pero en realidad me ocurrió que se me llenó el correo

de e-mails de hombres que querían conocer a esta mujer

e incluso de mujeres que se ofrecían a hacerlo

si yo no estaba en disposición de hacer lo que decía en el anuncio.

Esto me fascinó, pero también me ocurrió una cosa inesperada,

y es que los medios de comunicación sacaron esta noticia.

Un periódico local sacó esta acción y ese fue mi primer impacto,

mi primera relación con los medios de comunicación

y con las redes sociales.

-"Chica joven con buena presencia se ofrece para realizar

tareas del hogar a cambio de un par de bolsos de Loewe,

tres pares de zapatos de Prada...".

-¿Qué le parece? -Pues muy gracioso,

¿por qué vamos a ponerle impedimentos a estas cosas?

El que quiera, que llame.

(REPORTERA) "El anuncio colocado en farolas y paradas de autobús

por todo el centro de Madrid, no deja indiferente a nadie".

-No sé ni quién lo pone ni para quién es.

-Tres pares de zapatos de Prada... -Esto es anticonstitucional.

Totalmente anticonstitucional. -Tiene que ser una broma.

-Me deja alucinada, porque son propuestas para mí

denigrantes, ¿no?

-Nos parece que lo normal es que hagas lo otro

sin que te den tanto a cambio.

-Un anuncio extremadamente machista y arcaico y...

Vamos, fuera de lugar.

-También descubrí sus caras negativas,

porque realmente me encontré medios de comunicación

con carteles que decían, mi cara y un cartel que ponía:

"Sonrío y aguanto humillaciones".

Que era algo totalmente descontextualizado

de lo que yo quería contar.

Entonces, esto me asustó mucho, también todas las cosas

que recibí en redes sociales,

pero sí que me di cuenta de que eran dos plataformas

que si yo quería llegar a muchísimas personas,

tenía que estar y tenía que utilizar.

(Canción en inglés)

Después de Bellas Artes,

hice un máster de Arte y Nuevas Tecnologías

y otro máster en Fotografía.

Yo creo que ahí encontré realmente los elementos

con los que hoy trabajo muchísimo,

que son la participación, la interacción,

siempre busco la interacción de las personas

y luego, el tema de la imagen.

Sí que es verdad que todos mis proyectos giran

en torno, no tanto a la idea de crear imágenes,

sino a cómo esas imágenes nos afectan.

(Música, voces en inglés)

Si viniera un ser de otro planeta a la Tierra

y viera cómo se representa en los medios

y sobre todo en el mundo de la moda a las mujeres,

pensaría que estamos muertas, que somos personas débiles,

personas enfermas.

La posición horizontal, desparramada, es una posición de muerte,

no tenemos fuerza.

Y sobre todo, hay una violencia implícita en algunas de esas escenas

que a mí me parece preocupante porque se empieza a considerar bella.

Ante esas imágenes, muchas personas no leen

el significado, leen solo la estética

y piensan que es una imagen bonita.

Estamos muy obsesionados con encontrar imágenes impactantes

pero a nadie le preocupa qué están generando esas imágenes

en el mundo, es algo que a mí me preocupa mucho.

-"A ver, cuéntanos, ¿qué ves en esta imagen?".

-Parece que está asustada.

-Como...

Como si fuera pobre.

-Que necesita un botiquín para curarse.

-A lo mejor está emborrachada.

-Y parece que tiene una enfermedad.

Porque el brazo lo tiene aquí y aquí está el hombro.

-"¿Cómo crees que se siente?".

-Pues se siente sola. -Con miedo.

-Y con hambre.

-Le preguntaría a mi madre cómo podríamos ayudar

a que estuviera unos días en el alojo

para no estar en la calle.

-Es una empresa, me parece a mí. -Creo que ese es el jefe.

-Es una empresa muy buena, porque veo que la gente está contenta.

-A mí no me gustaría ser esa chica.

(Música)

La representación de las niñas es cada vez más sexualizada.

Desde pequeñitas aprendemos que el mayor el valor

que podemos tener las mujeres es nuestra capacidad de seducir,

nuestra belleza física.

Una belleza muy concreta, joven, blanca y delgada.

También existe un problema

en esa única representación estereotipada

blanca, joven, delgada.

Todo aquello que no está representado, está estigmatizado,

es señalado como algo anormal.

Si tú te sales de ese canon parece que tienes un cuerpo que está mal.

Creo que es muy importante, sobre todo la solución a esto

es la diversidad.

Los medios no representan la diversidad.

(Música)

Tres obras que yo considero que son la misma pero evolucionada,

hay como un eje

que camina entre mis primeros trabajos y los últimos,

serían "Poses", en la que critico esas poses de las modelos

en los medios de comunicación,

otra sería "Little Black Dress",

que es también uno de los últimos trabajos

en los que yo sí que intento visibilizar esa diversidad de cuerpos

e intento que todas ellas tengan una pose erguida

y orgullosas de su cuerpo

y luego, uno de los últimos trabajos, que es "Gym Win Session",

que es como una experiencia de 30 minutos de gimnasia

para ejercitar en las mujeres esas poses de triunfo.

Yo creo que son tres versiones de la misma idea.

(Música)

Yo critico a los medios de comunicación

y para poder llegar a esas personas que ven sus mensajes

tengo que estar dentro de ellos, ¿no?

Para mí las redes sociales

también son un canal que te permite ese diálogo, esa interacción,

y creo que es vital, ¿no?, si estamos hablando de comunicación,

utilizar las formas de comunicación contemporáneas.

¿Qué nos preocupa, Cristina?

(Música)

La cara.

-¿La cara? ¿Entera?

Esto de aquí. ¿Ves?

-Me veo fatal. -¿Qué es lo que te ves mal?

-La cara.

-Lo que me fastidia a mí son estas bolsitas.

-Tengo arrugas aquí.

-Esta cicatriz...

-Esta parte que está...

-¿Estropeada? -Sí, la piel estropeada.

-Tiene la piel seca y por eso está más firme.

-Pero...

-Tienes unos pómulos preciosos y perfectos.

Son líneas de expresión..., son años, son vivencias.

La tienes limpia, la tienes sonrosada, llena de vitalidad...

Yo creo que no necesitas arreglar nada.

Es que si eres expresiva...

No pasa nada.

Mujer ojerosa, mujer hermosa. -(RÍE)

-Hoy en día sí que podemos contestar a las marcas.

Por eso... las redes sociales lo permiten.

Podemos ver una imagen, etiquetar a la marca y decirle:

"No me gusta esta imagen". Y yo creo que... es muy necesario.

Esto es diálogo. Antiguamente la publicidad solamente emitía

un mensaje en una dirección y hoy podemos contestar a la marca.

Es verdad que muchas de las acciones que he hecho

han tenido un impacto directo y han logrado retirar anuncios.

Por ejemplo el trabajo de "Accesibles y accesorias"

en el que una marca de gafas utiliza esta imagen de las mujeres

disponibles, accesorias e intercambiables.

Había un eslogan horrible que decía:

"Ten la increíble sensación de estrenar

todas las veces que quieras".

Estrenar... No se sabía si el producto o la mujer.

Era algo que podías adquirir.

(Música)

Y gracias al trabajo, la participación de las mujeres

que lo hicieron y, sobre todo, a su distribución en redes sociales,

la marca acabó retirando el anuncio, cambió de agencia de publicidad

y hoy está haciendo unas campañas totalmente diferentes.

(Música)

Para mí el arte es algo vital para los seres humanos.

Es un medio de comunicación que va mucho más allá de la información,

por el que podemos transmitir críticas, temores, deseos...

Ya me siento muy relacionada... Si tuviera que identificarme

con un movimiento artístico, me siento muy alineada con el fluxus,

por ejemplo, con estos movimientos que,

a través de la historia del arte, han intentado salir de la galería

y trabajar más en el ámbito cotidiano.

Yo trabajo mucho, por ejemplo, en el espacio urbano,

en las redes sociales. En una galería, normalmente,

es más difícil que el espectador pueda contestar al artista

o pueda generar algo suyo.

A mí me interesa mucho que los espectadores

salgan de esa posición pasiva y sean creadores también.

(Música)

Además de mi trabajo como artista,

las acciones, las propuestas que hago,

sí que es verdad que también mi trabajo

tiene una aplicación educativa.

Mi trabajo se utiliza mucho en los colegios, en los institutos.

A mí me escriben muchos profesores para decirme que usan mis vídeos

para poder hablar de estos temas. También son vídeos o trabajos

que utilizan el humor, entonces, es como más fácil hablar de ello.

Por ejemplo, Santillana incluyó el trabajo de "Niños vs. moda"

en su programa educativo y yo misma también intento dar charlas,

conferencias y talleres, porque forma parte de mi trabajo.

Creo que la educación es la mejor manera para cambiar el mundo.

Entonces, tengo que estar ahí. Me gusta. Es otro formato más.

Hemos engañado a los extraterrestres.

No era nuestra intención, pero les hemos enviado un mensaje

completamente equivocado sobre quiénes somos.

Piensen por un momento.

¿Cómo transmitirían a esos seres inteligentes de otras galaxias

qué es la humanidad?

¿Se parece a esto?

Este es el dibujo que les enviamos en 1972 en la sonda espacial Pioneer 10.

Se espera que llegue a su destino dentro de millones de años.

Mientras tanto, si algún alienígena se la encuentra,

podrá deducir que en nuestro planeta hay dos tipos de seres:

unos que hacen cosas

y otros que no hacen nada.

Mi pregunta es: ¿por qué decidimos enviar este dibujo y no este otro?

Por ejemplo.

O este otro.

O incluso este otro.

Si lo que queríamos era representar la vida humana en la Tierra,

ninguna de las dos figuras debería haber tenido rasgos caucásicos,

porque hay más personas

con rasgos africanos o asiáticos en nuestro planeta.

Sin embargo, decidimos enviar

la del hombre blanco con la mano levantada

y la mujer que... le acompaña.

(Música)

(TODAS) Todas juntas, es la hora. Somos todas ganadoras.

Todas juntas, es la hora. Somos todas ganadoras.

Todas juntas, es la hora. Somos todas ganadoras.

Todas juntas, es la hora. Somos todas ganadoras.

Si gana una, ganamos todas.

Si gana una, ganamos todas.

Si gana una, ganamos todas.

-Sí que es cierto que gran parte de mi trabajo es crítico,

porque creo que hay una etapa necesaria que es identificar

aquello que no funciona. Yo, como mujer, me detengo

y pienso qué está pasando aquí, qué es lo que no me gusta,

qué es lo que me gustaría cambiar.

Ahora siento que necesito hacer otras cosas,

no quedarme solo en la crítica,

sino también, una vez que lo he identificado,

¿qué podemos hacer con esto? Y me apetece proponer y construir.

No abandono la crítica, porque siempre señalo ese lugar

al que me estoy refiriendo...

El azar es un elemento muy importante de mi trabajo

por esa obsesión que yo tengo de no terminar las obras.

Yo confío mucho en el talento,

en la creatividad de las personas con las que trabajo,

y cuento con ello.

Yo quiero que sean creativas y creadoras

de lo que está pasando ahí.

No me interesa que simplemente miren

o que le den a un botón para accionar algo.

Quiero que, realmente, activen la propuesta.

Si las personas que participan no la activan, no pasa nada.

Para ello tengo que contar que las obras sean muy abiertas,

ser muy flexible, jugar con esos elementos que pueden suceder

y, al final, cuando haces una obra colectiva,

se suman los talentos de muchas personas, ¿no?

Y luego me empezó a suceder que la gente me escribía para decirme:

"Yolanda, quiero participar en lo que haces, ¿qué puedo hacer".

Dejé de trabajar con actrices y empecé a trabajar...

Siempre hago públicas las convocatorias.

Cuando trabajas con muchas personas no puedes controlar...

Yo intento ser un poco directora de orquesta

y darle un sentido o darle una dirección a lo que está pasando,

por eso, entre otras cosas, yo no suelo participar,

sino que suelo estar un poco entre bambalinas, dirigiendo la acción,

pero es cierto que depende de las personas.

Hay acciones que yo he pensado que eran muy interesantes

y no se han activado

y otras que yo pensaba que no eran tan interesantes,

por ejemplo "Poses",

es una acción que yo no sabía todo lo que iba a generar después.

O "Registro", que también es una acción en la que...

Bueno, pensaba que íbamos a ir cuatro compañeras

y, de repente, aquello se convirtió en un movimiento nacional

que se me fue de las manos, que trascendió a mí

y que se convirtió en algo mucho mejor, más potente,

que lo que yo sola podría haber hecho.

Aunque mis obras parezcan muy espontáneas y...

como de "aquí te pillo, aquí te mato", en realidad,

detrás llevan mucha gestión, mucha planificación...

Yo sé muy bien qué imagen quiero que resulte,

porque la imagen es comunicación

y es lo que va a circular por las redes.

Planifico muy bien el equipo de trabajo.

Solemos ser, mínimo, seis personas con varias cámaras,

yo dirigiendo, personas de producción, estilistas...

Hay un gran equipo de personas.

(Música)

La parte de guerrilla, un poco la parte guerrillera,

es estropearles la foto a las personas que vayan un poco a ARCO.

Estar haciendo la foto del ambiente, de las personas,

y ver, de repente, un chirimbolo rojo pasando por detrás,

es un poco esta parte de fastidiarte la foto, de la crítica.

"Estamos aquí. Aunque tú no quieras, voy a salir".

Creo que también la parte positiva es que las personas se podrán acercar

a hablar con las artistas, entablar una conversación con ellas,

interesarse por su trabajo... También está es otra posibilidad.

Quizás lo fácil habría sido decir: "No estamos".

Pero me voy a personificar, voy a salir de ese espacio invisible

y aquí estoy. No sé, ¿qué podemos hacer?

Todas las acciones tienen esta segunda parte documental

en la que tú ves un vídeo, una imagen, acompañado de un texto

y que te da una lectura totalmente diferente.

Ya lo ves casi como en tercera persona.

Y luego está la difusión de esto.

Y luego está la mutación

y las versiones que muchas personas hacen

después de ver esa obra en Internet.

Yo sigo recibiendo versiones todos los días de "Poses",

de trabajos de "Poses", que la gente me envía.

(Música)

Yo empecé a trabajar con elementos femeninos

porque yo misma me hacía preguntas sobre quién era yo

y por qué era como era.

Y al hacer ese tipo de trabajo me encontré a muchas compañeras

que me decían: "Tu trabajo es feminista".

Y yo decía: "¿Cómo es posible? ¿Qué es esto del feminismo?".

Fueron otras compañeras las que sí que me hicieron ver,

interesarme por este... por este modo de vida

buscando la igualdad entre las personas

y, desde entonces, les estoy superagradecida

porque a mí el feminismo me ha hecho mejor persona,

me ha hecho tener una relación mejor conmigo misma

y con las demás mujeres, ¿no? Lo cual es muy importante.

E incluso con los hombres.

Yo creo que el feminismo

te plantea el tener mejor relaciones con cualquier persona.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Yolanda Domínguez

Metrópolis - Yolanda Domínguez

14 mar 2018

Metrópolis emite el segundo programa de marzo dedicado a mujeres destacadas dentro del ámbito del arte y la cultura contemporáneas. En este caso, un capítulo monográfico centrado en la artista Yolanda Domínguez (Madrid, 1977), artista visual, experta en comunicación y género, y activista. Su forma de trabajar consiste en crear acciones que relacionan a las personas entre sí y a su vez generan comunidades que se manifiestan con respecto a un conflicto. Ha revolucionado las redes y la opinión pública con sus comprometidas acciones en las que busca despertarnos del inmovilismo ante situaciones de injusticia y desigualdad. Metrópolis recorre su trayectoria, al tiempo que compartimos con ella su última performance ("Estamos aquí"): una acción colectiva feminista, realizada durante la feria ARCO Madrid, para denunciar la invisibilización a la que se somete a las mujeres en el mundo del arte.

ver más sobre "Metrópolis - Yolanda Domínguez " ver menos sobre "Metrópolis - Yolanda Domínguez "
Programas completos (393)

Los últimos 410 programas de Metrópolis

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos