Medina en TVE La 2

Medina en TVE

Domingos a las 9:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4656956
Para todos los públicos Medina en TVE - Expatriados españoles en los países árabes - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hoy en día, muchos españoles se expatrían

en los países árabes y musulmanes por trabajo, negocios y estudios

o investigaciones universitarias.

Muchos de ellos se preguntan cómo hay que comportarse.

¿Es necesario conocer los rasgos fundamentales,

la cultura, la religión?

A esas preguntas responde nuestro invitado de hoy, Fernando Novo Lens.

Muy buenos días, señoras y señores, de nuevo con ustedes

en nuestra cita dominical.

La mayoría de los musulmanes son personas tolerantes y acogedoras.

En este sentido, los expatriados españoles

pueden convivir seguros con estas personas amables y consideradas.

(Música)

El mundo árabe islámico está hoy en el centro de mira

de la opinión pública internacional.

La falta de conocimiento de su población

puede llevar a Europa a tener una opinión equivocada de estos países.

Quizás mostrar cómo son en realidad estos países

ayudaría a ahuyentar fantasmas

y a fomentar una actitud más conciliadora

entre Oriente y Occidente.

Los musulmanes tienen sentido del humor como los españoles,

los musulmanes, como en nuestro país, solo aspiran a prosperar.

Y en su inmensa mayoría,

solo buscan la paz y vivir tranquilos como todos.

Siendo respetuoso, tolerante

y aceptando las creencias de la mayoría de los musulmanes,

un expropiado español puede trabajar y vivir en un país musulmán

en paz, tranquilidad y con toda seguridad.

(Música)

Entrevistamos este domingo a Fernando Novo Lens,

presidente de la Asociación Cultural Hispanoargelino,

experto en gestión y geopolíticas del agua.

Lleva 25 años trabajando en el campo de la gestión del agua

y ha desarrollado proyectos en cuatro continentes

desempeñando su labor en varios países del mundo árabe,

especialmente en Argelia. Buenos días y bienvenido, Fernando.

Buenos días, Bouziane, muchas gracias.

Fernando, antes de todo, ¿cómo se saluda a un árabe?

Yo te diría, habidas las circunstancias,

"salam alaikum". (SALUDA EN ÁRABE)

¿Alguna palabra más? Alguna más.

¿Y hermano, cómo sería? "Shaqiq", es la que uso yo.

Fernando, viviste varios años en un país norteafricano.

¿Hay miedo en vivir en un país árabe y musulmán?

No, yo creo que no.

Efectivamente, una cosa es las noticias que, por desgracia,

a veces salen en televisión

y muchas veces manipuladas vamos a decir o aumentadas

y otras cosas son las que responden a la vida diaria.

Te puedo decir que los años que yo pasé en países árabes

en ningún momento tuve un problema.

Me consideré muy integrado en la sociedad en la que estuve.

Tengo grandes amigos, los sigo teniendo,

y para mí fue un placer.

Te repito, el tema de la seguridad fue total y absoluto.

Ningún temor ni nada que se le parezca.

¿En qué consiste, según tus experiencias,

el diálogo entre las culturas y entre las religiones,

siendo, viviendo en un país musulmán?

Yo creo que es muy sencillo.

Es decir, cuando vas a un sitio con humildad,

con ganas de ayudar, con ganas de integrarte,

yo creo que la gente te recibe fantásticamente bien.

Yo siempre he dicho que yo no era un viajero,

yo era alguien que tenía además allí permiso de residencia

y yo trabajaba por mis compañeros, por la gente a la que yo servía

dentro de mi trabajo y por el país.

Como tal, yo respetaba las tradiciones,

respetaba todo lo que allí había y para mí fue muy bien.

Me refiero que sobre todo es eso, con humildad, con ganas de ayudar.

No creerte más que nadie, porque creo que en cada país,

es cierto que en el mundo unos países están más desarrollados que otros,

pero la dignidad es la misma en toda la persona.

Y lo que no puedes hacer es menoscabar esa dignidad.

Yo creo que todos somos iguales, cada uno ha nacido en un sitio

y debemos ayudarnos.

Mi labor en esos países ha sido siempre de ayuda.

Yo a mis compañeros allí, cuando trabajaba, yo les decía:

"Yo vengo a trabajar para vosotros, vengo a colaborar con vosotros".

Así de sencillo. Sí.

Es verdad que cada cultura tiene sus costumbres.

¿Cómo se hace este proceso

de integración de los españoles y expatriados

en el mundo árabe y musulmán? ¿Cómo se hace este proceso?

Yo creo que en el caso de los españoles

es bastante sencillo.

Sobre todo porque España ha sido musulmana durante casi ocho siglos,

tenemos un pasado común muy grande.

Yo siempre digo que es más posible que por mis venas

corra sangre árabe que no sangre danesa o alemana.

Está claro.

Pero también el carácter que tenemos los españoles,

la proximidad, Argelia, Túnez, Marruecos, el norte de África.

Es decir, tenemos en concreto con Argelia

una raíz muy común, tradiciones muy iguales,

compartimos muchas palabras, la gastronomía,

la canción, las expresiones musicales.

Son muy comunes, con lo cual yo creo que para un español

que, como te digo, vaya con ganas de integrarse y aprender,

es muy sencillo, no es nada traumático ni nada de eso.

Es muy bonito, es muy bonito.

Me has contando anécdotas, que has compartido fiestas familiares

en tu estancia allí, el ramadán, el mes del ayuno.

Ayunaste, por cierto. Cierto, lo hice.

Los que te puedo decir, yo, antes de ir allí,

ya tenía, ya había estado en países árabes,

había leído el sagrado Corán por interés,

por saber qué es lo que decía, me pareció maravilloso.

Y cuando ves que además en la Asura 2 Aleya 185

ponen que el Corán, el sagrado Corán ha sido revelado

en el mes de ramadán como designio y como guía para la humanidad,

es decir, es el único mes, en noveno mes,

que aparece en el sagrado Corán.

Entonces, es algo muy bonito.

El hecho de poder vivir estas tradiciones en el ramadán

yo, al principio, cuando lo empecé a hacer,

yo se lo decía a mis compañeros de trabajo:

"Mira, lo hago por respeto a vuestra religión, a vuestro país,

y a vosotros".

En algún momento en el trabajo, alguno me decía:

"Fernando, si quieres beber, no pasa nada".

Yo decía: "No, por ese respeto que os tengo,

voy a ayunar con vosotros".

Y también es una manera de compartir más aún

esas sensaciones de saber lo que se siente.

Me decían que Alá decía: "El año tiene 12 meses,

un mes se lo dedicamos a Alá y los otros 11 para nosotros".

No es mucho, por tanto, dedicarle un mes.

Por supuesto todo el año, pero más en concreto eso.

Y la cantidad de vivencias que hay son tremendas, son de todo tipo.

Rompiste el ayuno con una familia musulmana

en su casa. ¿Cómo ha sido recibido? De maravilla.

Es más, yo tenía varios amigos y tuve la oportunidad

de romper el ayuno en esa hora en que se pone el sol y todo esto

y ya ayunas.

Varias familias que me invitaron y, bueno, de una manera estupenda.

Es decir, yo era uno más, era uno más de la familia.

Con eso te digo todo.

Desde el principio, te dan el vaso de leche con los tres dátiles

y a partir de ahí empieza un poco la celebración.

El desfile de platos. De platos, todos maravillosos.

Y, sobre todo, lo que ves, lo que notas es que es un mes especial.

Es un mes especial.

Todos mis amigos y sus familias me recibieron de maravilla,

pero se nota en el ambiente.

Hay una sensación de bondad, de compartir.

La cantidad de corderos que se utilizan en todas estas celebraciones

que también se donan a la gente necesitada.

Yo me acuerdo, en algún momento,

esta gente que en un momento nos llegó a pedir ayuda

para comprar el cordero, cosa que hicimos.

Pero sabiendo que gracias a eso esa familia podría

cenar esa noche o unas cuantas.

Creo que es una etapa, una fase muy bonita y que hay que vivir,

porque ahí se nota el compartir.

No hay barreras, todos somos iguales, te reciben de maravilla.

Bueno, es eso, yo creo que ahí es donde notas

la esencia del Corán, la esencia de la religión,

que no es otra que ayuda a los demás, haz el bien, comparte.

Bueno, es la vida.

Te invitaron a varias fiestas. Sí, sí, por supuesto.

Yo tuve la oportunidad de ser, digamos, el anfitrión

en una fiesta de compromiso de una pareja de amigos

que, bueno, como no tenían, digamos,

muchos dinero para alquilar un salón,

y la casa que en aquel momento yo tenía lo permitía,

les ofrecí mi hogar para hacer la celebración.

Qué buen gesto. Bueno.

Éramos amigos y yo, en atención a su situación,

era lo que me salió del alma.

Me acuerdo que además estaba el imán en este caso,

se puso al lado mío al final de la celebración,

y el piso tenía unas vistas sobre el Front de Mer

y decía que era la más bonita, con las mejores vistas que había hecho.

La verdad es que fue muy bonito.

Luego también estuve invitado en fiestas,

en la boda de una amiga, una amiga que se casó.

Bueno, estuve también en la fiesta de un compañero de trabajo

de cuando fue a la Meca y a la vuelta,

ya le llamamos hach, una vez que hacen la peregrinación.

Siendo yo la única persona, digamos, de otro país

a la que invitaron.

En todas ellas, de verdad,

el amor, la voluntad de compartir, de que estés bien,

que están pendientes de ti, que te quieren,

porque tú los quieres también, porque es gente, es tu gente también,

se hace muy patente.

Yo creo que muchas veces

muchos malos entendidos que, digamos, en los países "desarrollados" se dan

vienen por la ignorancia,

que siempre digo que es el mayor de los males.

Es la ignorancia de estas situaciones de lo que es el día a día,

la vida de una familia normal, que no dista mucho

de la de otra de otro país del mundo.

Simplemente, pienso que hay que tomarse

el interés y el cariño de acercarse y compartir esas vivencias.

Se puede hablar entonces

de convivencia, tolerancia y buena acogida

en esos países árabes. Por supuesto, totalmente.

Desde el primer momento, en lo que a mí respecta

y por otros compañeros que fueron allí,

el trato fue exquisito.

Genial, la gente amabilísima,

se ofrecían a lo que pudieras necesitar.

Bien es cierto también que la persona que va a ese país,

en ese caso, mi caso, a modo de emigración,

uno tiene que hacer lo posible por integrarse,

por respetar, por compartir.

Es decir, yo creo que es una cosa que desde ambos puntos de vista,

desde las dos partes, se tiene que hacer.

Pero se hace

y las experiencias son de lo mejor que uno puede tener en la vida.

Entonces, estos jóvenes actualmente que están en busca de trabajo, etc.,

pueden irse, digamos, de una manera segura.

Salvo los países del conflicto que ya es muy claro,

no es recomendable. Efectivamente.

Siempre hay países que por desgracia están en conflicto

y hay que atender a las indicaciones,

en este caso del Ministerio de Exterior correspondiente,

en este caso del Ministerio de Exterior correspondiente,

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Expatriados españoles en los países árabes

Medina en TVE - Expatriados españoles en los países árabes

08 jul 2018

Hoy en día muchos españoles se expatrian en los países árabes y musulmanes por trabajo, negocio, y estudios o investigaciones universitarias.

ver más sobre "Medina en TVE - Expatriados españoles en los países árabes" ver menos sobre "Medina en TVE - Expatriados españoles en los países árabes"
Programas completos (147)

Los últimos 147 programas de Medina en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios