Medina en TVE La 2

Medina en TVE

Domingos a las 9:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4719938
Para todos los públicos Medina en TVE - La emigración en el Islám - ver ahora
Transcripción completa

El tema propuesto en el debate de este programa

invita a declarar fundamentos y principios ciertos

que se pueden extraer de la revelación del Corán y la enseñanza.

Y el ejemplo del profeta Mohamed, la paz y bendiciones sean con él,

así como de la experiencia de la primera comunidad

acerca de este fenómeno

que se ha vuelto tan importante en nuestros tiempos:

la inmigración.

Queridos amigos, saludos y bienvenidos.

El acto de inmigrar,

tanto en un sentido físico y literal de mudarse, trasladarse

y reiniciar la vida en una tierra lejana y distinta de la propia,

como en un sentido figurado o interno de apartarse, abandonar

y separarse de determinadas ideas, conductas, costumbres o personas,

tiene significados esenciales para el musulmán.

El cómputo de la Era Islámica

se realiza no a partir del nacimiento o de la muerte del Profeta,

sino a partir de la emigración desde Meca a la ciudad de Medina,

trece años después de que descendiera la primera revelación.

Es decir, la historia del Islam y el nacimiento de la comunidad musulmana

como una nación soberana,

se inician con una inmigración.

En la primera comunidad, la primera generación del Islam,

el Profeta, que las bendiciones sean sobre él y sus compañeros,

tuvieron que abandonar su tierra,

dejar atrás familia, casa, riqueza y posición, huyendo de la opresión.

Emigrar en la tierra puede ser de muchos tipos y tiene muchos grados.

Existen tantas formas diferentes de emigración,

desde la simple satisfacción

de las más básicas necesidades de supervivencia,

la huída de la guerra, del hambre, de la opresión,

la búsqueda de una mejor fortuna...

Tantas variedades de emigración,

como intenciones pueden tener quienes la realizan.

Recibimos en este programa a Fernando Novo Lens,

presidente de la Asociación Cultural Hispano Argelina,

experto en gestión y geopolítica del agua.

Lleva 25 años trabajando en el campo de la gestión del agua

y ha desarrollado proyectos en cuatro continentes,

desempeñando su labor en varios países del mundo árabe.

Buenos días y bienvenido, Fernando.

Buenos días, Bouziane, muchas gracias.

Pues hoy vamos a hablar de inmigración.

Correcto.

¿Cuáles son las causas actuales de las migraciones en el mundo?

Pues, verás, las principales causas de las migraciones en el mundo,

y esto está refrendado

por la Organización Internacional del Trabajo,

es en primer lugar la pobreza.

Millones de personas que, en todo el planeta,

están acuciadas por la pobreza, por la falta de alimentos,

huyen, abandonan sus países en busca de un futuro mejor.

Por ejemplo, en el continente africano,

con unos 830 millones de habitantes,

el 4% vive con menos de un euro al día,

no le llega para vivir.

La verdad es que esto es una parte muy importante para abandonar tu país

Otra razón es que, curiosamente, también los países pobres

o con menos recursos,

tienen unas altas tasas de natalidad.

Y esos países no le dan una sanidad, una educación,

unas oportunidades de trabajo

que puedan alcanzar a esa masa de gente que crece y se desarrolla.

Otro motivo sería el medio ambiente, el cambio climático.

Cambio climático que hemos comentado en algún momento...

Es tal y como va, con la desertificación de algunas zonas,

con la deforestación de otras,

con que este aumento de temperatura puede hacer que determinados cultivos

por ejemplo en el África Central, de maíz, etc, dejen de producirse,

pues este cambio climático de aumento del nivel del mar,

como está ocurriendo poco a poco,

obliga a muchas personas a emigrar.

Y por último, y no menos importante,

la violencia, las guerras, las persecuciones políticas,

los conflictos, evidentemente.

Esto está al orden del día.

Solo hay que ver los conflictos de Siria, de Afganistán o Yemen.

La persona normal de la calle que se ve implicada en mitad de un conflicto

tiene que huir por el simple hecho de salvar su vida.

Y las zonas del Sahel africano...

Efectivamente, todas estas zonas que de repente se ven incluidas

en conflictos que no han buscado los habitantes

y de los que, por desgracia, son las víctimas.

Por darte un dato, en el 2015 en todo el mundo

hubo 244 millones de migrantes:

es decir, un 3,3% de la población mundial.

Esto es muchísimo.

Y lo que se está viendo en estos últimos años

es que la migración por causa de los conflictos, de la violencia,

de las persecuciones,

va a más.

Y esto es un tema muy grave que los países deben ver en su conjunto.

Es que preocupa, de verdad.

¿Y qué es lo que impide

que un estado dé solución a estas migraciones?

Pues también hay varios motivos.

El primero de ellos es su soberanía.

Cuando un número determinado de personas entra en tu espacio soberano

está atravesando una frontera.

Pero tiene afección también sobre la economía.

Tiene afección en la sociedad.

Es decir, el estado se encuentra con que tiene servicios

para un determinado número de personas

y, de repente, le llegan muchas más.

Y muchas veces no sabe qué hacer con ellas.

Es así, no sabe qué hacer.

Y no sabe qué hacerlo, porque no hay unas políticas claras de inmigración

que se integran con la realidad social.

Es decir, no se trata de acoger a un inmigrante y darle limosna; no.

De lo que se trata es de integrarle en la sociedad,

de ver qué capacidades tiene y cómo puede ayudar a la sociedad.

Y estos países, además, deben ser capaces,

sobre todo los receptores de inmigrantes,

de coordinar sus políticas con las de otros países también receptores.

Pongo el caso de Europa.

Si no somos capaces,

si un país no tiene clara su política de inmigración,

¿cómo vamos a llegar a acuerdos con otros países para que globalmente

aceptemos a los inmigrantes que nos vienen?

Es decir, estamos hablando sobre todo de la dignidad humana.

Las personas cuando huyen de un sitio para salvar su vida,

para tener un nivel de vida mejor,

unas oportunidades que de otra manera no tendrían,

todas tienen una dignidad.

Tenemos que pensar en las personas, son seres humanos,

cuando las estamos acogiendo.

Pero estas políticas deben hacerse de una manera global,

no solo pensando en nuestro país, sino en los países que nos rodean

y en los países de origen de estos migrantes.

Y, Fernando,

¿cuál es la situación de las migraciones en el mundo árabe?

Pues tampoco andan mucho mejor, por desgracia.

Ahora mismo, unos 22 países que forman los estados árabes,

con unos 320 millones de personas, hay un 13% de la inmigración.

Es decir, es mucho.

En los países también árabes, además de determinados conflictos,

se une el hecho de que están en franjas de la tierra

donde el cambio climático les puede afectar de manera importante.

Es decir, subida de temperaturas,

pérdida de la posibilidad de cultivar las tierras.

Entonces, es un problema y lo será, y será un problema en años venideros.

Tiene solución, evidentemente que la tiene.

Hay que trabajar en ello.

Pero es que la otra opción es bastante mala

porque viene a decir

que gran parte de esos países se puede acabar despoblando.

Y existen diferentes tipos de migración, según el Corán,

lo que dice el texto sagrado de los musulmanes.

Sí, por supuesto.

El Sagrado Corán habla en varias zonas, en varias partes,

de la Hégira, lo que es emigrar y dejar una tierra y a tu familia...

Incluso exiliarse...

Exiliarse, efectivamente.

Se dice, además, que cuando el Profeta,

la paz y las bendiciones de Alá sean con él,

emigró y salió de La Meca a Medina,

se entiende como la primera emigración que tuvo.

Pero, volviendo a lo que me preguntabas,

efectivamente el Islam, el Corán, te habla de que es lícito migrar

cuando, por ejemplo, estás en una tierra en la que reina la injusticia

y tu vida está en peligro.

Puedes migrar.

Cuando también estás en una tierra

en la que reina lo haram, lo impuro, lo prohibido,

y puedes desplazarte a otra donde lo que impera es halal, lo permitido.

Puedes emigrar de una tierra donde reina la enfermedad,

y cuando hablamos de enfermedad,

no nos referimos solo a la enfermedad común.

Hablamos de la enfermedad del planeta, hablamos del medio ambiente:

una tierra contaminada.

En esa tierra contaminada también puedes trasladarte;

es más, te lo recomienda, por decirlo así, que te traslades

por el bien tuyo y de los tuyos.

Y, finalmente, lo que también llama mucho a la inmigración

son los temas de guerras, conflictos, tu seguridad personal,

tu familia y tus bienes están en peligro.

Evidentemente, la vida es sagrada

y si en tu lugar de residencia

pones en peligro tu sustento, tu subsistencia, tu vida,

debes abandonarlo e ir a otros sitios que te permitan tener esa vida

para disfrute tuyo y alabanza de Alá.

¿Y hay relación entre las migraciones y el Islam?

¿Qué se dice de eso en el Corán?

Sí, por supuesto, claro que lo hay.

De hecho, empezamos con lo que te comentaba antes del profeta,

la paz y las bendiciones de Alá sean con él.

En la sura 16, aleya 41, lo que dice es que

cuando de algún sitio te vas,

porque estás tratado injustamente y te vas por gloria de Alá,

tendrás tu recompensa en esta tierra y más allá.

Luego también hay otras suras que hablan de que cuando un inmigrante

abandona su tierra y alguien lo recibe y lo recibe bien,

ambos son amigos y tendrán recompensa.

Es decir, el Corán lo que está promulgando es la amistad,

la fraternidad, el compartir, la solidaridad...

Valores sagrados que como te decía, junto con la dignidad humana,

no olvidemos eso,

es lo que hace que una persona se sienta bien, tenga trabajo,

su familia se pueda desarrollar también correctamente en la vida

y den beneficio al país de acogida,

ellos reciban también su parte de beneficio social y todo esto,

y puedan ir adelante.

¿Y qué podrían hacer los países musulmanes y los de acogida

para transformar esta situación

en un elemento de desarrollo de sus ciudadanos y países?

Pues, lo que podrían hacer, en primer lugar, es legislar correctamente.

No quiero decir que lo que haya ahora mismo esté mal; no, al contrario.

Pero se puede mejorar.

Es decir, al final todo está conectado:

los países de acogida, los países de origen.

Entonces, tienes que legislar

pensando en la persona, en el ser humano.

Pero con una persona que deja un país y que viene a otro

y que quiere aportar, que quiere trabajar,

que quiere sentirse útil.

Entonces, esa legislación, por ejemplo,

entre España y determinados países de la Comunidad Europea,

que están recibiendo muchas veces las migraciones a través del Mediterráneo

y los países de origen,

porque también es importante que se legisle

y los países de acogida tienen que tener en cuenta también

que hay que procurar crear riqueza en los países de origen.

Porque si en un país de origen

se crean las circunstancias para que la gente viva y se desarrolle,

evidentemente, si están bien en su país, no van a dejarlo.

No hay necesidad de salir de su país.

Claro, nadie querrá salir.

Y el que quiera salir, lo va a hacer por temas profesionales,

o porque quiere algunas cosas más.

Pero hay que tener en cuenta eso:

es imprescindible crear riqueza y dar los cauces legales

para que esa riqueza realmente llegue al país de origen,

realmente llegue y, por supuesto,

los países de acogida que tengan unas políticas bien definidas y claras,

no solo la de inmigración.

La de la migración debe estar unida a la de empleo, la de sanidad,

mirado en un conjunto.

La inmigración de la primera comunidad musulmana

huyendo de La Meca,

y la forma de acogida que brindó la sociedad anfitriona de Medina,

son el modelo arquetípico del enorme potencial que se desencadena

cuando la norma es la generosidad y la sincera ayuda mutua.

Sus consecuencias son:

prosperidad, afecto, unidad y un enorme poder.

Fernando Novo Lens, ha sido un placer conversar contigo.

Para mí también, muchas gracias.

Señoras y señores, muchas gracias por seguirnos un domingo más.

Qué sean felices, salam aleikum.

Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La emigración en el Islám

Medina en TVE - La emigración en el Islám

02 sep 2018

El cómputo de la era islámica se realiza, no a partir del nacimiento o de la muerte del Profeta, sino a partir de la emigración desde Meca a la ciudad de Medina. Hoy nos visita Fernando Novo lens para hablarnos de las migraciones en el mundo.

ver más sobre "Medina en TVE - La emigración en el Islám" ver menos sobre "Medina en TVE - La emigración en el Islám"

Los últimos 151 programas de Medina en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios