Medina en TVE La 2

Medina en TVE

Domingos a las 9:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4546538
Para todos los públicos Medina en TVE - La agricultura sostenible del Islam - ver ahora
Transcripción completa

La cultura rural de los países del mediterráneo

se desarrolló de forma espléndida en la época medieval.

Así es que aún podemos apreciar su impronta

en no pocos aspectos de la vida cotidiana del campo

desde Sicilia o el levante español

hasta el Magreb y las regiones orientales.

Al-Ándalus fue un perfecto ejemplo en este sentido.

Señoras y señores, saludos y bienvenidos.

Los textos islámicos hacen realidad la visión

del desarrollo humano sostenible.

Se pretende contribuir al desarrollo integral

del individuo, la sociedad y el medio ambiente.

Hoy en día, en el sector de la agricultura,

no solamente los vocablos de origen árabe

están presentes en cada movimiento, cada gesto

y cada tradición de una gran parte del territorio español,

sino que el propio paisaje agrícola,

forma parte de esta herencia.

Y ello, por no hablar de los usos seculares

en relación al reparto y manejo del agua,

la siembra, la ciencia de los injertos,

la recolección y almacenaje y muchas de las costumbres agrarias

extensivas y ecológicas de la actualidad.

Lo más llamativo en la agricultura, es la forma equitativa y sostenible

por emplear un término a la usanza contemporánea

en que los musulmanes medievales

gestionaban los recursos naturales comunes.

Para ello, se basaban en la tradición islámica

en materia de justicia y reparto de los bienes.

Ya el propio libro sagrado y la sunna

o tradiciones atribuidas al profeta Muhammad,

hacen mención frecuente a la importancia de la equidad

y la transparencia en el reparto y el comercio.

Entrevistamos en el programa de este domingo

a Fernando Novo Lens,

sobre el tema del Islam y la agricultura sostenible.

Recordamos que nuestro invitado

es el presidente de la Asociación Cultural Hispano-Argelina,

experto en gestión y geopolítica del agua.

Lleva 25 años trabajando en el campo de la gestión del agua

y ha desarrollado proyectos en varios continentes.

Este trabajo le ha llevado a interesarse de manera muy especial

acerca de la situación del medio ambiente y su relación

con la religión musulmana. Buenos días y bienvenido, Fernando.

Buenos días, Bouziane. Muchas gracias.

Pues Fernando, ¿cuál es la situación actual en el mundo

en cuanto a la disponibilidad de alimentos?

¿La población es consciente de estos hechos?

Pues mira, de los 7600 millones de personas

que hay ahora mismo en la Tierra,

unos 800 millones no tienen un acceso regular a la alimentación,

a los alimentos. Sí.

Luego, hay otros 1000 millones de personas que en su alimentación

no están los nutrientes esenciales. Esto por una parte.

Por otra parte, hay unos 1700 millones de personas

que tienen sobrepeso, con lo cual ya ves

este desequilibrio que se crea. Exactamente.

Entonces, es un serio problema. Es un serio problema.

Y yo, por darte otro dato,

la superficie cultivable desde los años 60 hasta ahora,

se mantiene más o menos en un 37 %.

Es decir, que todavía hay campo para poder dedicarlo a la agricultura

y en este período, hay países árabes evidentemente,

que han doblado su superficie arable, como es el caso de Arabia Saudí,

de un 40 a un 80 %. Otros han disminuido un poco,

como el caso de Irán de un 36 a un 28

u otros, como el caso de Argelia, que la mantienen estable.

En cuanto a si la gente es consciente,

yo pienso que no.

Yo pienso que la gente es consciente, quizás a nivel de su ciudad,

de su población, allá donde viva,

pero no tiene el sentido global de este problema.

El problema es que hay unos, cada año se desperdician

en todo el mundo 1600 millones de toneladas de alimentos.

Es decir, estamos hablando de un 30 %.

30 %. Efectivamente.

Es decir, el 30 % de los alimentos que se compran

los tiramos antes de consumirlos y esto es un problema.

Y esto tiene impacto en el medio ambiente,

porque además lo que no se sabe es que el agua que se necesita

para regar esa tierra que produce esos alimentos,

es equivalente al caudal del río Volga, en Rusia

o que hay 1400 millones de hectáreas de terreno cultivable

que se usan también para eso y no es al final productivo

porque la comida se tira.

Es decir, estamos ante un problema muy grave,

puesto que en un futuro va a hacer falta esa comida

y con nuestro desperdicio, con nuestra falta de concienciación,

no estamos ayudando mucho a que esto mejore.

No sé, Fernando, si tenemos en cuenta esta situación,

¿cuál podría ser el futuro de la población

por ejemplo en el 2050? Pues mira, según los datos,

en el 2050 se estima que habrá unos 9500 millones de personas.

De esos 9500, 2000 millones

estarán en países en desarrollo,

lo cual es mucho. Se estima que para ese año 2050,

las necesidades de agua y de energía van a aumentar en un 50 %,

pero es que las necesidades en el campo de la agricultura,

las necesidades de alimentos, van a aumentar de manera global

entre un 60 y un 70 % y en los países en vías de desarrollo

van a aumentar un 100 %.

Es decir, si de una manera decidida

no empezamos a cambiar el paradigma de la agricultura

hacia una agricultura sostenible, respetuosa con el medio ambiente

y previsora y ajustada al cambio climático,

realmente podemos tener dificultades.

Muchas dificultades para alimentar la población futura,

que el futuro, como has dicho, está en 30 años.

Dentro de nada. Exactamente.

¿Y en qué se basa la agricultura sostenible?

¿Y qué es Smart Agro? Pues mira, la agricultura sostenible

es la agricultura que ahora mismo se empieza a desarrollar

teniendo en cuenta el cambio climático,

teniendo en cuenta factores como el desarrollo humano,

el consumo humano, el urbanismo...

Sabemos que para 2050, ya que hablamos esa época,

el 70 % de la población vivirá en macrociudades,

entonces evidentemente, la agricultura tiene que adaptar

y producir esos alimentos para abastecer a la población.

En cuanto al Smart Agro, es una herramienta

que es imprescindible para que la agricultura sea sostenible.

Cuando hablamos de Smart Agro, lo que estamos hablando es de aplicar

unas técnicas de gestión, de control, informáticas,

para el desarrollo de la agricultura y me explico;

agricultura sostenible quiere decir que desde que haces el cultivo

tienes que tener en cuenta la tierra,

tienes que tener en cuenta el alimento, en dónde se produce,

tienes que tener en cuenta el cambio climático,

si va a llover, si no va a llover,

y eso con modernas técnicas de gestión,

riego por goteo, que abren y cierran válvulas,

dosifican agua en función de lo que vaya a llover o no,

todo eso se controla a través de, como repito,

sistemas de gestión, de manera informática a través

de ordenadores, tablets o teléfonos.

Al final, lo que quiere decir eso

es que en todo el ciclo de la cadena del alimento,

es decir desde que se produce

hasta que se transforma en alimentos ya preparados,

desde que se transporta a las diferentes ciudades,

países, etc., e incluso en el consumo.

Como decía antes, estamos tirando un 30 % de alimentos,

que es muchísimo. Es mucho.

Es lamentable. En toda esa cadena,

el Smart Agro, puede tener mucho que decir,

porque además va a ser más eficiente, va a ahorrar agua.

¿Y hay relación entre agricultura y el Islam?

¿Qué se dice de eso en el Corán? Sí, por supuesto.

En el sagrado Corán hay una sura muy clara

que es la sura 71 aleya 19,

que dice que Dios ha puesto la tierra como una alfombra

para que recorráis los pasos. Exactamente.

Anchos caminos. Y hay otra que es la 55:10

en la que se dice que hay fruta, hay palmeras con frutos,

alimentos, vainas y acaba diciendo:

"¿Cuál de estos beneficios o gracias de vuestro señor negaréis?".

¿Qué quiere decir esto?

Que el Islam, y volvemos a lo que decíamos en un principio.

Cuando nace en países áridos o semiáridos,

hay que tener en cuenta la carestía de agua,

hay que tener en cuenta la eficacia de los procesos productivos.

Entonces, desde el principio ha tenido un cuidado muy especial

tanto en ser muy cauto en la gestión del agua

como muy eficiente en producir los alimentos

para todos los hermanos que lo reciban.

Sí, sobre todo en zonas áridas, ¿no? Efectivamente, en zonas áridas

hay un problema y es que muchas veces en países de estos,

el desierto, al cabo de los años

le ha ido comiendo terreno a los cultivos,

pero ya hay desde hace algunos años, experiencias en Arabia Saudí,

Burkina Faso, en Mali, en Marruecos,

de que con técnicas de contención de la arena con barreras,

con cultivos mediante el riego,

hay zonas del desierto que han vuelto a reverdecer

y se están creando una oportunidad de trabajo

para muchas familias y muchos países en general.

Y sobre todo jóvenes, ¿no?

Que están buscando oportunidades de trabajo.

Efectivamente. ¿Qué podrían tener

los países musulmanes y las empresas para potenciar

esta Smart Agro, que es el término inglés,

y el desarrollo de sus ciudadanos y países?

Pues mira, lo que tienen que tener en cuenta en principio,

es que se tiene que desarrollar un marco jurídico

por parte de los países para poder manejarse en este aspecto.

Es decir, creas un marco jurídico,

con este tema de la agricultura sostenible,

del Smart Agro, va a haber muchas empresas que se van a crear,

va a haber oportunidad de creación de empresas

porque serán empresas que den servicio a los agricultores,

que den servicio a la gente que transforma esos alimentos,

que dan servicio a los transportes hasta llegar al consumidor.

Entonces, tiene que tener en cuenta todo ese proceso,

pero de una manera sostenible.

Al final, la agricultura sostenible tiene en cuenta como te decía,

el cambio climático, tiene que tener en cuenta

que tiene que llegar al consumidor de una manera total.

Es decir, no vale solo con que haya

determinada alimentación en un sitio, tiene que ser global.

Entonces, de esa manera es como puede ayudar

y en este caso las empresas, como me preguntabas,

tienen un papel muy importante.

Pensamos siempre que la mejor opción,

porque los resultados así lo demuestran,

son las colaboraciones entre el Estado y las empresas privadas.

El Estado, que es lo que marca la regulación

y el control de que todo el proceso

vaya siendo conforme a las necesidades

y la empresa privada con la investigación,

con la tecnología, con los especialistas.

Creo siempre que la colaboración en este aspecto,

va a beneficiar mucho a los ciudadanos y a los países.

¿Qué beneficios podría proporcionar la agricultura sostenible

a la sociedad y al planeta? Hombre, beneficios, muchísimos.

Empezando por el más evidente, que es que podrá haber alimento

para esos 9500 millones de seres humanos que seremos en ese 2050.

Sí. Hay un gran campo de trabajo ahí.

La FAO, estima que para el 2050, en los países en desarrollo,

van a tener que desembolsarse,

va a haber unas inversiones

de 9200 billones de dólares.

Esto significa unas inversiones de aproximadamente

210 000 millones de dólares al año.

La oportunidad de los países y de las empresas

y por supuesto de los ciudadanos de arreglar esta situación,

de crear empresas y situaciones que sean

conforme a la economía circular con ese respeto al medio ambiente

y que evidentemente van a tener como foco el desarrollo del ser humano,

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La agricultura sostenible del Islam

Medina en TVE - La agricultura sostenible del Islam

01 abr 2018

Los textos islámicos hacen realidad la visión del desarrollo humano sostenible. Se pretende contribuir al desarrollo integral del individuo, la sociedad y el medio ambiente.

ver más sobre "Medina en TVE - La agricultura sostenible del Islam" ver menos sobre "Medina en TVE - La agricultura sostenible del Islam"
Programas completos (139)

Los últimos 139 programas de Medina en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios