Medina en TVE La 2

Medina en TVE

Domingos a las 9:45 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
4049424
Para todos los públicos Medina en TVE - Gestión de la diversidad - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE Accesibilidad.

El diálogo interreligioso es la interacción positiva,

cooperativa y constructiva entre personas de diferentes tradiciones

o creencias religiosas o espirituales,

tanto a nivel individual, como institucional.

Señoras y señores, saludos y bienvenidos.

Gracias por elegirnos y acompañarnos en nuestra cita dominical.

El diálogo es una excelente oportunidad

que no debe ser desaprovechada, porque es el único camino

que producirá las condiciones necesarias para alcanzar

la tan ansiada paz y justicia, que anhelan en lo profundo de su alma

la gran mayoría de los miembros de la familia humana.

El diálogo interreligioso consiste en un encuentro entre personas

de diferentes religiones, en un ambiente de libertad y apertura.

Es un intento de escuchar a los demás y comprender su religión,

con la esperanza de encontrar una posible cooperación.

El diálogo se sustenta en la esperanza de que la otra parte

comparta esta misma solicitud y responda con feedback.

Después de todo, el auténtico diálogo no es un camino de una sola dirección

Es recíproco y exige sobretodo apertura y escucha.

Hoy en día, tenemos que celebrar que la actitud dialoguista

y de mutuo respeto ha adquirido una gran fuerza renovada

Ricardo García García es profesor titular

de la Universidad Autónoma de Madrid

acreditado como catedrático

y ex vocal de la comisión asesora del ministerio de Justicia.

Doctor in derecho por la Universidad Autónoma de Madrid, es profesor,

titular de universidad.

Ha desempeñado cargos públicos, entre otros, subdirector general

de relaciones con las confesiones religiosas

y subdelegado del gobierno en Madrid

Es investigador en materia de libertad religiosa y de conciencia,

y es autor de varias publicaciones

y organizador de diversos congresos nacionales e internacionales.

Bienvenido y muchas gracias por atendernos.

Es un placer estar en este programa. Muchas gracias.

Ricardo, ¿qué opina usted sobre el diálogo interreligioso?

Yo creo que es una necesidad en este momento

debido a la pluralidad de creencias religiosas que confluyen

en nuestro país, en este momento.

Y sobretodo es una necesidad también, no sólo social, sino también jurídica

La necesidad de entenderse entre diferentes,

es algo que puede entender cualquier persona.

Y entonces, el diálogo interreligioso, digamos,

que es algo vital casi, ¿no? Ahora, en estos momentos tan remotos

No me cabe la menor duda, pero cuando hablamos de diálogo,

tenemos que saber que dialogar es compartir

y tener una apertura de miras.

A mi me gusta poner siempre un ejemplo.

Cuando alguien se cruza por la calle, por la mañana, con otra persona,

y dice: buenos días, parece que hace buen tiempo.

Eso es diálogo,

pero no es el diálogo interreligioso del que estamos hablando.

El diálogo interreligioso no requiere que cada persona renuncie

a los dogmas de su religión.

Pero sí requiere una apertura,

sí requiere un ponerse en el lugar de la otra persona,

a los efectos de intentar entender cuales son los valores y principios

que tiene esa persona y que hacen tan rica a nuestra sociedad.

Sólo daré un dato:

Los países que mayor renta per cápita tienen,

son aquellos en los que existe una pluralidad religiosa

y donde se da precisamente esa comunicación interreligiosa

en los términos que me preguntaba.

Sí, y parece que las relaciones entre las confesiones,

las distintas religiones monoteístas han sido históricamente

mucho más fluidas, y mucho más cordiales.

Y la convivencia y el conocimiento mutuo ha sido más estrecho que ahora

que en el pasado.

Yo no sé como ha podido ser en el pasado,

en el sentido de que no hemos podido vivirlo,

y sí leerlo a través de los libros de historia.

Es decir, se ha pasado desde las guerras de religión europeas,

hasta una convivencia absolutamente fluida.

Sin embargo, yo creo que, en este momento,

las relaciones entre las distintas confesiones religiosas,

gozan de muy buena salud.

Nosotros, en el contexto de la comisión asesora

de libertad religiosa, la convivencia y la opinión

de las distintas confesiones religiosas,

al hilo de distintos temas que pueden ser de actualidad

en la sociedad española, se sorprendería su audiencia

si supiera el grado de coincidencia que tienen,

porque parten directamente de aquella máxima

de ejercer el derecho fundamental de libertad religiosa

en los márgenes más amplios, para su ejercicio.

Y a partir de ahí, es verdad que las distintas confesiones

confluyen y tienen un diálogo fluido en relación a las necesidades

y ayudas mutuas que pueden tener para su presencia en España.

Y que va desde todo, desde la mayoritaria,

como es la iglesia católica,

a otras más pequeñas que han sido reconocidas cono notoria arraigo,

como pueden ser la federación de comunidades budistas de España.

La verdad es que es muy satisfactorio ver como los distintos representantes

de las confesiones religiosas se entienden

y sobretodo hacen para entenderse.

Sí. Escucharnos, escuchar,... ¿Por qué nos cuesta tanto?

Bueno, porque la autodeterminación en materia religiosa

hace que mis creencias para mi,

al igual que para cualquiera de nuestros televidentes,

sean la suya y es la verdad.

Entonces, en diálogo interreligioso no es necesario relativizar

las propias creencias para hablar con el de al lado,

sino que lo que es necesario es encontrar elementos comunes.

A mi me gusta poner siempre el mismo ejemplo.

Mire usted, con independencia de la religión que tenga

una determinada persona,

hay elementos comunes en los cuales es muy fácil concluir.

Todos queremos una sociedad pacífica,

todos queremos una sociedad donde tengamos trabajo,

todos queremos tener una familia, una vivienda,

todos queremos salir a la calle y poder pasear tranquilos.

Todos queremos unos servicios públicos de calidad,

todos queremos determinadas situaciones

donde es muy fácil estar en materia de libertad religiosa.

Le pondré un ejemplo: Hace un par de años o tres,

la fundación de una entidad bancaria protagonizó

un ejercicio muy razonable, que era el diálogo interreligioso

en relación a la sanidad y al derecho a la salud.

Le sorprendería pensar como el derecho a la salud es pretendido

como no puede ser de otra manera, igualmente por un musulmán,

que por un católico, que por un evangélico, que por un judío.

Todos queremos el derecho a la salud. Claro.

Y me va a permitir que ponga un ejemplo.

Sí, sí, claro.

Y es que, además, ese diálogo interreligioso

tiene que tener frutos para la sociedad española,

porque estamos en nuestro país,

y el derecho fundamental de libertad religiosa,

además de permitir que los ciudadanos tengan

unas determinadas creencias, puede aportar muchos principios y valores

que mejoren la convivencia en España.

Hace muy poco, un equipo de profesores e investigadores

hemos puesto en marcha un proyecto, que no sabemos todavía

si será o no estimado por parte de la DGT,

para trabajar de la mano de las principales confesiones religiosas,

aquellos que tienen reconocido notorio arraigo en España,

la mejora de la seguridad vial, desde la pluralidad religiosa en España.

Claro, no tenemos que olvidar que cuando cogemos el volante,

ya se está produciendo, si me permite...

Sí, sí, claro. ...Hacer un ejemplo,

un diálogo interreligioso.

Cada persona que va en un coche,

tiene una dignidad por el hecho de ser persona humana,

y la tenemos que respetar.

Todas las confesiones religiosas están ahí presentes, ¿verdad?

Sí, sí.

Ponía el ejemplo de este proyecto de investigación

porque el diálogo no puede ser ese diálogo vacío,

tiene que tener el contenido y sobretodo estar orientado

hacia la mejora de la dignidad de la propia persona humana.

Sí. Y hablando de actuación,

las comunidades religiosas tienen también que incorporar

otros proyectos que no sólo el diálogo religioso,

pero también hemos hablado un poco de esa confesión de marca España,

venderla, ¿no?

Claro, es que las confesiones religiosas viven y están en este país

Mire usted, los musulmanes son españoles

y los católicos son españoles y los budistas son españoles.

Y nuestro país lo que queremos es que se desarrolle lo mejor posible,

todos.

Entonces, a partir de ahí, todas las confesiones religiosas

en la medida de sus posibilidades,

tienen dentro de ese diálogo interreligioso

que contribuir a los intereses también del propio país donde viven.

Y en este momento, todos estamos, en la medida de nuestras posibilidades,

trabajando para mejorar directamente la productividad

y sobretodo el empleo, en este país. Sí.

Bueno, la comunidad islámica que es la que nos escucha mayoritariamente

en este programa, yo creo que tiene una oportunidad muy importante

para trabajar con la comisión islámica de España, con su presidente

en lo que pueda ser requerido en ese trabajo

que no se ve porque está detrás, y parece que nadie hace nada,

pero sí se están haciendo muchas cosas.

Y todo el mundo que puede ayudar a la comisión islámica de España

para que tenga proyectos y que pueda crear riqueza

para la comunidad musulmana, es muy bueno que lo haga.

Sí. Y, Ricardo García García, ¿dónde reside la paz?

En el corazón, no me cabe la menor duda.

Sí. En el corazón,

y sobretodo en tratar al otro como le gustaría que le trataran a uno mismo.

Sí.

Y sobretodo también, en afirmar con rotundidad

que en nuestra sociedad no hay sitio para los violentos.

Que se puede pensar de manera distinta.

Ya. Usted, en su programa,

que yo he visto muchas veces, ha traído a invitados

que pensaban de manera muy distinta a la suya.

Sí, claro.

Pero la cordialidad está más que presente.

Y poniéndose en el lugar del otro, usted consigue que sea un programa

que cada vez ve más gente, que tiene más audiencia cada domingo

que sale en televisión. Sí.

Bueno, pues consiste en eso, en ponerse en el lugar de,

en intentar hacer la vida más fácil

sabiendo y negando cualquier acto de violencia por pequeño que sea.

La violencia no hablamos solamente de terrorismo.

Sí, sí.

Hablamos de violencia de género,

hablamos de tratar al compañero del hijo

como le gustaría que le trataran a su hijo

o a él de pequeño o a ella.

Quiero decir, hablamos de hacer la vida más fácil.

Ahí es donde decide, en el corazón.

Sí. Es mi modesta opinión.

Y a partir de ese ángulo y según su experiencia,

como ha sido subdirector de las relaciones con las confesiones,

¿se puede actuar siempre desde, digamos, la humildad,

si hablas con ellos, como acabas de subrayarlo,

sin juzgar a las personas?

Y las personas se abren, ¿no? Hablan contigo si tú te abres a ellas.

Yo estoy completamente de acuerdo.

En eso consiste el diálogo interreligioso,

en que no solamente hablen contigo, sino que puedan ponerse en tu lugar,

es decir, que puedan conocer. Sí.

La idea es la construcción a través del diálogo

de unos principios y valores básicos que sean el mínimo común ético

donde la sociedad pueda sentirse cómoda en las distintas variantes

sobre creencias religiosas o filosóficas que puedan tener.

De cara a hacer la convivencia más fácil,

el día a día más fácil en la sociedad española.

Insisto, pero yo creo que estamos dando pasos

especialmente significativos.

Me gustaría mencionar la iniciativa que tuvo

el cardenal don Antonio Cañizares hace muy poco tiempo,

el día 23 de marzo en concreto en Valencia,

donde en una mesa estuvieron 8 confesiones religiosas

y el impacto que tuvo fue impresionante.

Curiosamente, se producía después de la última barbarie terrorista

que había ocurrido. Sí, sí.

Curiosamente.

Y todas las confesiones religiosas, todas, volvieron a señalar

la dignidad de la persona humana. Esto es muy importante.

Cualquier persona por el hecho de serlo, tiene una dignidad.

Y las confesiones religiosas la primera obligación que tienen

es proteger esa dignidad con independencia de que crean o no

en esa confesión religiosa, que cada uno tenga lógicamente.

Entonces, en este sentido, los líderes religiosos

tienen una gran responsabilidad.

Yo creo que podemos estar muy orgullosos

de los líderes religiosos que tenemos en este país.

Yo creo que están haciendo que tengamos la sociedad de convivencia

que tenemos.

En todos los estudios que existen a nivel de la UE

que me vienen a la cabeza, en este momento,

a España le ponen como un país clave en el marco de convivencia.

Y un modelo a seguir. Y un modelo a seguir, efectivamente.

Un modelo a seguir.

¿Y qué nos recomendaría usted para descartar el odio,

el extremismo

y que tantas veces nos acompaña en nuestros últimos años?

Pues que las propias confesiones religiosas sean capaz de retirar

a los extremos que tengan en sus filas.

Eso para empezar.

Y en segundo lugar, reafirmar en cada momento que tengamos ocasión

que en esta sociedad española no hay lugar para los violentos,

vengan de donde vengan.

Hace poco asistíamos a unas imágenes brutales en TVE,

donde un hincha de un equipo de futbol

se liaba a mamporros con otra persona

simplemente por el hecho de pensar distinto.

Esos sujetos son los que no tienen cabida

dentro de la sociedad española.

  • Gestión de la diversidad

Medina En TVA - Gestión de la diversidad

04 jun 2017

El diálogo interreligioso es la interacción positiva, cooperativa y constructiva entre personas de diferentes tradiciones o creencias religiosas o espirituales, tanto a nivel individual como institucional.

ver más sobre "Medina En TVA - Gestión de la diversidad" ver menos sobre "Medina En TVA - Gestión de la diversidad"

Los últimos 92 programas de Medina en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios