Medina en TVE La 2

Medina en TVE

Domingos a las 9:45 horas

Espacio semanal de la Comunidad Islámica, que se ocupa de los temas de actualidad del colectivo islámico en España y de la recuperación del Islam histórico hispano

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
4128405
Para todos los públicos Medina en TVE - La convivencia en la mezquita - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

El profeta Mohamed,

que la misericordia y las bendiciones de Alá sean con él,

dijo: "Toda la tierra ha sido hecha una masjid para mí".

Masjid es la palabra árabe para mezquita.

Sin embargo, mientras el término mezquita ha terminado

unificando específicamente un edificio,

para la oración, la palabra masjid tiene muchas capas de significado.

Señoras y señores, salam alaikum. Muy buenos días.

El papel de una mezquita se extiende más allá

del concepto de un lugar solamente de oración.

Es un lugar de una enseñanza y educación.

De convivencia y diálogo interreligioso.

Una mezquita es el edificio en el que los musulmanes adoran a Alá.

A lo largo de la historia islámica,

la mezquita fue el centro de la comunidad

y las ciudades se formaban alrededor de este edificio central.

Hoy en día, especialmente en España,

no hay mejor lugar para generar dinámicas inclusivas

de confianza y diálogo, que ayuden al encuentro entre las personas

que procesan diferentes religiones o pertenecen a distintas culturas.

La humanidad está necesitada de espacios simbólicos

de paz y fraternidad.

En este sentido, las mezquitas,

siendo parte integral de centros islámicos

que contienen, además, instalaciones para la enseñanza

y servicios comunitarios,

pueden convertirse como el corazón de la religión musulmana

donde se procesa la convivencia.

Nos acompaña este domingo Said Bensellam.

Bienvenido, Said.

Buenos días, muchas gracias.

Ahora ya eres tertuliano de este programa.

Recordamos que eres sociólogo y politólogo.

Investigador de la Universidad Complutense

en materia de ciencias políticas.

Experto en temas de inmigración y convivencia.

Eres también profesor de árabe,

traductor y director del centro cultural islámico de Villaverde.

Presidente de la ONG Aisa España.

Bienvenido. Muchas gracias.

Said, ¿cómo se puede definir la mezquita en el islam?

La mezquita, realmente, viene de la palabra "shaitán",

que es postrarse.

La postración digamos que es un pilar importante en el rezo.

Es donde la posición del musulmán puede ser más cercana a Dios.

De ahí viene... Es una forma de acercarse al suelo

y adorar a Dios.

Toda la tierra es apta, realmente, salvo condiciones particulares,

apta para ser un lugar de rezo,

pero lo que pasa es que siempre hay que construir

un lugar especial, limpio, para adecuarle y adorar a Dios.

Eso es lo lógico.

Realmente es el eje central de la vida de los musulmanes,

o así lo era, porque cada vez iba perdiendo su rol histórico.

Con el profeta,

la primera mezquita, que es Masjid al-Quba,

cuando vino el profeta, inmigró hacia Medina,

ha dejado un camello que deja el hogar

donde se construyó la mezquita.

Y no solamente esto,

desde el inicio de la mezquita tenemos que vigilar

cómo era tan bonito el acto del profeta,

que la tierra era de dos huérfanos y la gente de ahí del pueblo

han dicho: "Mira, te lo regalamos".

Dijo: "De esto nada, voy a comprarla.

Voy a comprar la tierra donde se va a poner la mezquita".

Sí. Y les dio 10 dinares de la época.

Imagínate qué acto tan bonito.

Nos da una idea de que primero en el hogar

tenemos que estar respetando la gente

y dónde está la mezquita.

La mezquita no puede estar en un sitio donde molestas a los vecinos.

No puedes violar normas de convivencia.

La mezquita es algo superior a todas las normas

que nosotros tenemos derecho de orar en alguna parte determinada,

sino junto con el otro construimos la mezquita.

Pero no es suficiente, ¿de qué mezquita estamos hablando?

¿O es un sitio donde se limpian los egos?

Donde se purifican las almas para que luego,

en la calle o en la vida real, tienes que actuar bien.

No, es una mezquita para rezar y volver vacío.

El rezo, en sí mismo, es un purificador.

No sirve tanto rezar, si al final, al salir de la mezquita,

no puedes actuar según tus creencias y según lo que Alá manda.

Sí, es verdad.

En este sentido se equivocan, y mucho.

Quienes piensan que la función de la mezquita

se limita a efectuar los rezos en congregación

y a dar los sermones del viernes, ¿verdad?

Sí. Realmente...

El problema es que así se convirtieron muchas mezquitas

hoy en día.

Rezar, el tema del viernes, pero históricamente,

volvemos 14 siglos antes

y dijimos: ¿Cómo era y cómo funciona la mezquita del profeta.

Fácil.

Además del papel de la adoración a Dios,

tenía otro papel, que es el del Estado.

El decir: "Cualquier cosa que necesita un ciudadano musulmán,

la encuentra en la mezquita".

Por ejemplo, era una clínica donde los enfermos,

los heridos pueden curarse.

Era una escuela donde se dan clases de árabe,

estudios islámicos, ciencias del islam.

También era una tesorería donde se recaudan

para repartir luego a los necesitados.

También era algo importante de recibir a los refugiados

y a la gente necesitada. Se alojaban ahí.

Exacto.

Tenía un papel social tan importante que se perdió.

También era tribunal.

Hoy en día no podemos decir que una mezquita

puede convertirse en tribunal,

pero sí puede ser un sitio de conciliación.

De conciliación. Y de moda.

En España la justicia está empujando mucho

las conciliaciones, porque si no la justicia funciona lentamente

por tantos expedientes de peleas pequeñas

entre gente donde la mezquita puede jugar ese papel

de conciliar a la gente para que no llegue ni siquiera

a la justicia.

Sí que es interesante volver a jugar estos papeles que...

No podemos sustituirlos todos, pero, sobre todo,

en España la mezquita tiene que tener mayor vinculación

y aportación a la sociedad. Sí.

Y entonces, más allá de ese papel religioso,

donde hay la práctica social donde la gente se concilia,

donde los necesitados vienen para recibir ayudas, etc.,

hay también un papel de educación, que es lo más importante, ¿no?

Sin ninguna duda.

La educación nos lleva a un pilar importante en el islam

que nos dice que Hassan es la caridad.

La caridad no es solamente una actuación exterior.

Tú mismo tienes que tener una educación para tratar a los demás

de una forma adecuada.

De ahí viene el papel fundamental de que las mezquitas

tienen que fundamentarse cursos de formación

y educar a la gente en los valores del islam.

Se coinciden con los valores de cualquier otro país de acogida.

Si estamos en España,

los valores del Islam no pueden contradecirse de ninguna forma

con los valores de la sociedad española.

En ningún caso.

Entonces sí hay que fomentar esto,

cosa que en otros países, donde el islam es mayoritario,

no hay ese problema.

Sí que tenemos vigilar y estar atentos

de cómo y qué tipo de cursos se dan en estas mezquitas

y qué papel pueden jugar, sobre todo el imán

que es la base, pelear en este sentido,

hay que formarle para que pueda formar adecuadamente a los jóvenes,

que es el futuro.

Vienen un día donde los mayores van desapareciendo.

Los jóvenes van a liberar las mezquitas en España.

¿Qué tipo de pensamientos, qué tipo de mezquitas van a liderar?

Las llamadas mezquitas salafís o ajabís,

o mezquitas realmente moderadas donde el islam comparte

amor y cultura de paz con otras religiones.

Es interesante.

Sí. Y la mezquita debe tener como finalidad

hacer de nosotros mejores personas en todos los aspectos de la vida.

Hablando de convivencia, diálogo intercultural

o interreligioso, ¿cuál es el papel de la mezquita?

Me ha gustado esta pregunta.

Sobre todo, hacer de nosotros mejores personas.

Si la mezquita no es capaz de hacer eso,

convertirnos en mejores personas,

realmente hay algún error. Algo falla.

Sí, sí. Algo falla.

Nosotros vamos a la mezquita

y consideramos a la mezquita casa de Dios.

Los valores del islam están

para darnos un empuje hacia la convivencia.

Si algo no funciona, realmente actuamos mal.

Mucha gente va a la mezquita por hipocresía,

porque tiene intereses o para que la gente lo vea.

Todo eso en el islam ya está rechazado.

La hipocresía y la adoración están rechazadas.

Tienes que amar a Dios y a la mezquita

para limpiar, purificar tu alma y corazón

para amar a la gente.

No puedes reivindicar un amor a Dios único sin amar...

De ninguna forma. Mucha gente lo piensa.

Es decir, vas a la mezquita y eres bueno con Dios,

luego sales fuera y vas robando en tu comercio.

Vas mintiendo. Vas violando derechos de personas.

No puede encajarse.

Tenemos que ver hasta qué punto esa mezquita puede jugar ese papel.

Sobre todo el papel de la convivencia.

Es decir,

nosotros desde dentro espiritualmente estamos preparados

para aceptar al otro.

Me gusta mucho insistir en que aceptar al otro

no significa que estás de acuerdo con él en todo,

pero sí aceptar que aceptes que vives con él.

Que convives de una forma pacífica.

Que cada uno tiene su religión. Cada uno tiene su forma de pensar.

Los valores comunes, el código ético común,

no se puede perder de ninguna forma.

Bajo la protección siempre de la Constitución Española

que nos protege la libertad del culto,

pero no por ello vamos a exigir a la sociedad de acogida

un esfuerzo mayor del que puede hacer.

Hablo de los inmigrantes.

Ahora los españoles, o los hijos que nacieron en España

y son musulmanes,

también tiene que sentirse esa vinculación con esta sociedad,

y aportarse lo mejor de ellos, a través de una formación

adecuada en las mezquitas.

Realmente la sociedad la hace...

El Estado se encarga del tema de la sanidad, educación,

de las relaciones sociales, del bienestar de los ciudadanos.

Los musulmanes son ciudadanos españoles.

La única parte de diferencia es la parte religiosa.

Hay que trabajarla a través de educación

y formar a estas personas para vivir juntos bien.

Sí, es verdad.

Hemos hablado de los lugares de culto

que la mezquita en España tiene algo en particular.

Entonces, además del papel religioso, social y comunitario,

la mezquita es verdad que es el lugar

de la apertura al otro.

Acabamos de subrayarlo muy bien.

Donde se imparte también asistencia, necesitados, distribuir caridades.

Y este refugio del desamparado, ¿no?

Sí, realmente es así.

Esa apertura tiene que estar vinculada directamente

de satisfacer necesidades de personas.

Hay personas que necesitan, tanto a nivel espiritual,

a nivel material, a nivel de pernoctar en una mezquita.

Todo eso tiene que hacerlo la mezquita de un barrio.

En colaboración con la gente,

porque no solamente los necesitados musulmanes.

Hay quien lleva mucho cuidado a nivel de tratar.

Hay que aceptar a cualquiera... En general.

Exacto.

Pude decir uno: "Mira, yo voy a dar comida a los musulmanes,

como hacen algunos grupos sociales radicales

donde reivindican repartir ayudas solamente para españoles y Francia".

Son ideas radicales que, gracias a Dios, no es así.

La mayoría de la gente del bien normal

dicen que el hambre no tiene relación.

Si una persona se acerca a pedir ayuda, hay que dárselo.

De esto nosotros tenemos un proyecto en nuestro centro cultural

donde realmente se van a repartir alimentos y ropa

para todas las religiones, generalmente, pueblos creyentes,

y vamos haciendo un debate a la vez de cómo compartir valores comunes

entre las personas.

Creo que es fundamental este papel. Acercarnos al otro.

Abrir la mezquita a otras religiones.

No solamente para las ayudas, para hacer charlas.

Últimamente nosotros fuimos a visitar la iglesia de San Lucas,

en Villaverde, realmente nos hemos acercado

y el cura vino a la mezquita.

Hubo un intercambio muy bonito entre las dos religiones,

donde la visita física te da una idea de cómo es el lugar, como actúan,

y eso da tranquilidad al vecino.

Es el concepto que nos gustaría compartir

en toda la sociedad española.

La mezquita para todos,

debe ser el lema de los promotores de la convivencia.

El proyecto es de promover que la mezquita se convierta

en un espacio abierto para todos. Musulmanes o no.

Para conseguirlo, se ha comenzado ya.

Lo ha explicado nuestro compañero.

A diseñar una programación de jornadas de puertas abiertas,

gastronómicas, charlas interreligiosas.

Entre otras iniciativas que promueven el conocimiento

de la religión musulmana, y, apartándose de todo

lo que es radicalismo o terrorismo, lo que sea, integrismo.

Así se hacen las cosas, compañero. Exacto.

Nada, compañeros. Se nos ha ido el tiempo corriendo, ¿no?

Muchas gracias por tu visita. Hasta la próxima charla.

Muchas gracias.

Gracias por aceptar nuestra invitación.

Gracias por invitarme.

Queridos amigos. Muchas gracias por seguirnos en TVE.

Volvemos con todos ustedes la semana que viene.

Les deseo un fin de semana muy feliz.

Salam alaikum. Adiós.

Medina en TVE - La convivencia en la mezquita

23 jul 2017

Los últimos 79 programas de Medina en TVE

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios