www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1843309
Para todos los públicos MasterChef - Programa 8 - 28/05/13 - ver ahora
Transcripción completa

Tenéis que realizar una receta con vegetales

que sorprenda, que aporte algo. Y queremos creatividad.

Queremos que al comer vuestra receta

se nos dibuje una amplia sonrisa en la cara.

Tienes muy buena mano para cocinar, pero es un plato muy duro de comer.

Si tú ves que no está bueno, ¿cómo me lo das?

¡Que es tu plato, por el amor de Dios!

Tendréis que superar una prueba donde os esperan

unos invitados de lujo y chapela.

Hoy vais a pescar anchoas,

porque hoy será el ingrediente principal.

(Todos) (Gritan)

El equipo ganador recibirá

una clase maestra de... Pedro Subijana.

¡Se está pegando! -¡Tened cuidado!

Pescadores y rederas de Guipúzcoa vais a votar por el mejor equipo.

La tempura le quita el sabor a anchoa

y lo que hay que comer es anchoa.

Este jurado ha decidido

que quien debe abandonar "MasterChef" es...

(Sintonía "MasterChef")

El que quiera aprender será bienvenido,

el que piense que lo sabe todo se ha equivocado de lugar.

El plato tiene que estar lleno de sabor,

poniendo mucho mimo en la presentación.

Partiendo de la tradición, la creatividad

y la mejor materia prima busco la perfección en la cocina.

(Música)

Buenas noches y bienvenidos a "MasterChef".

En este programa tenemos un único objetivo:

transmitir el amor a la cocina y al buen comer.

Y eso precisamente es lo que van a intentar

los ocho aspirantes que siguen en competición.

Pero tendrán que hacerlo con talento

si quieren convencer a nuestro exigente jurado.

Aspirantes, como veis tenéis delante una caja.

Bajo esta caja hay un número concreto de ingredientes.

Todos debéis cocinar sólo con los ingredientes que hay.

¿Está claro? (Todos) Oído, chef.

Os enfrentáis a la "Caja misteriosa".

José David. ¿Sí, chef?

¿Qué te gustaría que hubiese en la caja?

Algo de marisco, por ejemplo.

Clara, ¿qué plato te gustaría hacer

que aún no hemos presentado en "MasterChef"?

¡Ostras!

No tengo ni idea.

Nunca había asado un pollo, nunca había hecho raya,

pues hoy toca algo que no haya hecho tampoco.

¿Carne picada, por ejemplo,

para unas albóndigas o hamburguesas?

Por ejemplo.

Yo en mi casa prácticamente no cocino,

le cocino a mi novio

cuando mi madre me deja meterme a la cocina.

Yo no había asado un pollo en mi vida.

Aspirantes,

cuando cuente tres

podréis levantar la caja.

Uno.

Dos.

Y tres.

-¡Guau! -(Ríe)

Cuando he levantado la caja misteriosa he dicho:

"Esta gente se ha vuelto loca."

No les gusta la carne ni el pescado,

sólo los vegetales, vegetales...

Demasiado vegetal para una persona.

(Maribel) Hombre, qué bien, ¿Hay alcachofas?

(Desilusionada) No hay. Pues una menestra de verduras.

Bienvenidos a la huerta murciana.

Hoy disponéis de una gran variedad de vegetales

y un kit básico de aliños.

Tenéis que realizar una receta con vegetales

que sorprenda, que aporte algo. Y no es tarea fácil.

Tenéis que comportaros como auténticos chefs.

Queremos creatividad,

queremos que al comer vuestra receta

se nos dibuje una amplia sonrisa en la cara.

Tenéis infinidad de posibilidades. Podéis hacer cremas,

purés, ensaladas, terrinas, tartares, carpachos...

Quiero un resultado con sabor, fuerza y carácter.

Quiero ver un jardín lleno de color.

Aspirantes, estamos llegando a la recta final del programa.

Cuidado,

es el momento ya de no cometer errores.

Cualquier mínimo error y estáis fuera.

La competición acaba de empezar. Quedamos ocho,

que ya tenemos cierto nivel

y la verdad es que aquí sólo puede ganar el mejor.

Y la competición se huele a tres kilómetros.

Ganar esta prueba significará ser capitán de equipo.

Y, atención, aspirantes, hoy os recomiendo

que os esforcéis muchísimo por ser el mejor plato

de esta "Caja misteriosa".

Yo quiero ser el capitán.

Esa persona tendrá una enorme ventaja

a la hora de formar equipo.

Yo pienso que hoy seré capitán y, bueno,

pues me podré aprovechar de esa ventaja,

que a ver qué es.

Aspirantes,

haced caso a Eva y ganad esta prueba.

Tenéis 60 minutos para cocinar un sabroso y sorprendente plato

sólo con vegetales.

Y el tiempo comienza...

en tres,

dos,

uno... ¡Ya!

(Música)

La gente, a veces,

incluso desde casa o desde el restaurante,

parece que comer bien es tener una grasa en la boca,

ya sea carne, pescado, tener proteína.

Entonces la verdura, siempre,

como que parece que se queda como en un segundo plano

y es una pena, ¿eh?

Hoy voy a hacer una... una lasaña,

pero de calabacín y berenjena.

-Creo que Eva ha estado cocinando mucho tiempo

para gente vegetariana,

entonces tiene un montón de conocimientos sobre verduras,

entonces creo que a ella se le va a dar muy bien.

(Eva) Tenía una compañera de piso que era vegetariana

y alguna que otra vez sí cocinaba para ella.

-Yo voy a hacer una ensalada de tirabeques salteados

con dos cremas:

una de guisantes y brócoli con jengibre

y otra de lombarda.

Yo creo que quien puede arrasar con su plato hoy es Clara,

porque ella cocina muchísimas verduras.

Clara. Hola.

¿Tienes claro lo que vas a hacer? Sí.

Unos aperitivos a base de verdura.

Quiero hacerlos todos en función de enrollados.

¿Crees que...

te lleve a superar la prueba este plato?

Espero que me lleve a superar la prueba,

desde luego lo estoy intentando

y lo estoy haciendo lo mejor que sé y puedo.

Te veo muy tranquila. No, no estoy nada tranquila,

estoy controlando mis nervios. Ese reloj tumba, ¿eh?Ya.

¡Aspirantes, habéis consumido los primeros 15 minutos!

¡Os quedan 45!

Clara quiere hacer tres paquetitos, que en base no está mal,

pero le falta un aliño.

O sea que son como tres platitos en uno...

Sí, esa cosa ahí de aperitivos de verdura.

Yo no quiero ver hoy nada que hayan hecho en otro programa,

porque hay gente que está empezando a repetir platos

y hoy queremos creatividad total, cosas nuevas.

Es un momento para dar el salto, para decir: "Oye",

dar un golpe en la mesa

y "yo quiero acceder al primer "MasterChef"."

No podemos andar aquí camuflándonos y tal, no.

Hoy es un día de decir: "Señores, tengo que romper."

Estos tirabeques no se cocinan.

Voy a hacer un milhojas de verdura a base de calabacín, berenjena,

un relleno que estoy haciendo con toda la fruta del Mediterráneo

y una patata que estoy confitando ahora.

Quiero transmitir que,

cuando se pongan en la boca el plato,

recuerde al Mediterráneo, recuerde a esos sabores frescos,

de verduras de temporada.

Muy buenas, chef. ¿Qué tal, Juan Manuel?

Estoy haciendo lo que es una base, es una cremita de brócoli

con un poquito de puerros. ¿Cómo va esto, frío o caliente?

Va caliente. ¿Y esto es buena idea?

Es que lo que quiero es no ensuciar el plato, porque...

Pero piensa que cuando metes caliente en un biberón

y haces asá..., sale volando. Vale, vale.

Y eso para emplatar va horrible.

De acuerdo, chef. Y luego quiero hacer como...

Oye, y pruébalo otra vez, ¿vale? Vale.

¿Vale?

Ha hecho un jugo que sabe como a patatitas,

sabe como a espárrago, con una pimienta muy gruesa

que no está muy rico. Ha vuelto a sus orígenes.

Se ha perdido,

le falta una buena idea y... Y el refinamiento.

...y refinamiento para ejecutarla limpia y buena.

Aspirantes, habéis consumido la mitad de vuestro tiempo.

Oído. ¡Os quedan 30 minutos!

A ver esto qué es.

Salsa de soja, para darle color que está muy blanquito.

A ver, le pondré un poco de esto que no lo he puesto nunca.

Salsa perrins. Ah, sí, esto sí. Voy a ponerle un poco de esto.

No sé ni cómo se hace esto, no lo he utilizado en la vida.

Cómo pica ahora esto.

Voy a ponerle un poquito.

A lo mejor no acierto.

Maribel. Hola, chef.

¿Qué hacemos? Pues, mira, innovando.

Voy a poner esto, que no lo he puesto jamás en un plato.

A ver, poquito, porque me parece que pica.

Sabes que lo tengo yo que probar, ¿verdad?

¿Eh? Que lo tengo yo que probar.

Sí, por eso pongo poco, no te preocupes.

¿Y has utilizado el jengibre con las verduras?,

¿lo utilizas a menudo? Nunca,

pero hoy voy a utilizarlo

para que le dé un poco de aroma, ¿no?

No lo sé. Bueno.

¿Y qué más? ¿Solamente eso? No, no, no.

Que yo tengo hambre. Esto, mira...,

es un puré de patata que he hecho. Voy a hacer un timbal de patata

sobre unas habitas y luego haré una buena tempura,

bien hecha.

¿Tienes preparada la masa de la tempura?

Te lo digo por el tiempo, ¿eh? No, ya voy, sí, sí.

Creo que son muchos elementos para hacer un plato.

No, ya está, ya está.

Ay, tengo el agua en la nevera, lo tengo en la nevera.

¿Esto está apagado? Sí.

Corre igual que habla.

¡Uh, qué frío!

Maribel va..., pues se ha metido también en otro jardín,

al final hace un puré de patata, pone unas habas arriba,

cocinadas con jengibre... No lo ha hecho nunca

y va a hacer hoy el plato... Va a experimentar.

...innovación por excelencia.

Si quieres ver con más detalle cómo cocinan nuestros aspirantes

sólo tienes que entrar en la página web.

Y si ves algún vídeo que te guste especialmente

puedes compartirlo y comentarlo con tus amigos

gracias a la aplicación gratuita de MasterChef,

sólo tienes que pulsar "compartir" desde tu móvil o tableta

y podrás comprobar si tu vídeo está en el ranking

de los más populares y, por supuesto,

apuntarte todas las recetas.

(Música)

¿Qué vas a hacer? Pues voy a hacer lasaña.

¿Una lasaña? Sí, bueno,

ahí estoy haciendo un tomatito... Qué bien huele, ¿eh?

Lleva tomate, le he puesto unas cuantas hierbas aromáticas...

Contrólate la grasa. Sí, lo sé, lo sé.

Cuando escurras, se te va a ir el jugo,

tienes que escurrir antes,

al principio, cuando hayas pochado no sé qué primero habrás pochado,

Mm... La cebollita.

tiras ese exceso y echas el tomate.

¿Y si ahora paso la cuchara por encima y aparto?

Sí, quitarás, pero... Quedará un poquito más...

Siempre te quedará. Procura que sea un plato fino.

¿Qué tal, José David? Hola, chef, muy buenas.

¿Cómo vas? Aquí liado, un poco.

¿Te has metido en un jardín? Sí.

Quiero hacer una ensalada que, bueno,

cada componente del plato, cada verdura,

tenga su punto exacto de cocción, algunos encurtidos,

algunos escaldados... ¿Algunos encurtidos me dices?

Eso es muy de tu tierra, ¿no? Sí, exacto,

los encurtidos en Valencia son muy típicos con el aperitivo

y, bueno, es un pequeño también homenaje a eso.

Te veo sonriente, ¿te ves ganador? Creo que es un platazo, la verdad.

Tiene mucho trabajo y bueno... Eso lo tengo que decir yo, ¿eh?,

Sí, desde luego. no tú.

Eres un atrevido. Bueno,

de vez en cuando un atrevimiento... Bueno, bueno, luego te lo digo,

Hay confianza. luego te diré si coincido contigo.

¿No ves cómo se concentra?

Esa concentración que parece que le va la vida en ello.

Ahí, mira para arriba, vuelve...

Pero, chico, que tampoco es para tanto, oye.

-Ya vemos que se va acercando el final, quedamos poca gente,

entonces... esa amistad que había al principio

poco a poco se va a ir convirtiendo en competitividad.

-La competitividad se está viendo ya,

a medida que vayamos siendo menos más se verá.

Cada vez es mayor.

-El colegueo y amiguismo de los primeros... días

ya se ha acabado.

Cerezo, ¿qué tal? Sí, chef.

Estoy haciendo un mosaico de verduras tibias.

Esto... no.

¿Tú has visto un tirabeque en un restaurante con este color?

No. Ni en sitios de menús.

Pues vuelve a hacerlo.

La verdura tiene que estar en su punto, crujiente, bonita,

verde chillón. Sí, chef.

No quiero estos colores marrones porque esto no es bonito.

Esto es de un sitio de menús que saltea las verduras..., ¡hala!

El problema es que estaban un poco duros estos tirabeques,

ya desde el principio. Y no quería dejarlos...

Por eso los he pasado un poco más de cocción.

No, no tengas morro,

no tengas morro que los he hecho yo antes.

Están perfectos y se te han pasado.

Bien, chef.

Vamos a volverlos a repetir, vamos a hacer caso a Samantha.

El jefe siempre manda

y hay que hacerle caso.

¡Aspirantes, últimos diez minutos!

¡Hay que ir emplatando!

Fabián. Hola, chef, ¿qué tal?

¿Qué tienes pensado?

Pues he pensado en hacer un milhojas de verduras.

Es decir, van a ir las verduras en una presentación

yo creo que diferente y con diferentes texturas.

¿La sorpresa? ¿Perdón?

¿La sorpresa?

¿Perdón, cómo...? ¿La sorpresa?

O sea, veo verduras cocidas pero no veo sorpresa.

Sí, lo que voy a intentar hacer con el plato...

Bueno, un momento sólo, luego al final...

Lo que debes hacer primero es tranquilizarte.

No, hoy estoy más tranquilo que nunca, de verdad.

¿Sí? Bien. Y escuchar.

Tranquilízate que esto es más fácil.

No quieras hacer diez mil cosas, no sacarás ninguna bien.

Vale. ¿Vale?

Hay una sutil diferencia entre sonreír y echarse a reír.

Y hoy quiero sonreír, ¿vale? Perfecto.

Fabián está perdido en su jardín.

Me ha hecho..., me ha explicado una película de terror

donde intervenían muchas verduras, muchas historias.

Y creo que se pone nervioso y que hace demasiadas cosas.

Y se cargaban alguna verdura, ¿no? No sabe cómo terminarlo.

¡Aspirantes, últimos cinco minutos!

¡Sólo cinco minutos!

¡Aspirantes, último minuto!

¡Ya debería estar todo emplatado!

¡Últimos treinta segundos!

¡Diez segundos!

¡Nueve, ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres, dos, uno!

¡Tiempo! ¡Manos arriba!

Cuando han dicho "manos arriba" he levantado el soplete arriba.

Y parecía James Bond.

Aspirantes,

los dos mejores platos de hoy se convertirán

en los capitanes de la prueba por equipos,

equipos que se formarán, atención, hoy mismo,

aquí, en las cocinas de "MasterChef".

Pero vamos a ir poco a poco,

nuestro jurado va a destacar ahora algunos platos,

para bien o para mal.

Jueces.

El primer plato que el jurado quiere probar

es el de... Clara.

¿Qué tal, Clara?

No me gusta el resultado, no me gusta el día que he tenido.

Son tres paquetitos,

una hoja de calabacín rellena de espinacas,

mal elaborada, un poco basta,

las texturas son muy parecidas, la hoja y el relleno de espinaca,

y no me ha gustado.

Te falta... Has creído tener una idea

y lo que os pasa un poco aquí cuando tú quieres hacer una idea

de una cocina... que es un nivel superior

al que hacéis en casa, pues os equivocáis.

Claro, cuando dices, "Yo hoy no tengo el día, no..."

Yo por la mañana, cuando llego a Abac y entro en mi cocina,

todos mis problemas, todo mi mal día,

se queda en la puerta.

Al cliente no se le puede decepcionar

y el resultado tiene que ser brillante

todos los días del año que la cocina esté abierta,

siempre. Tienes razón, chef.

Una persona como tú,

que ha hecho aquí dos platos casi de 10,

no puede hacer un plato de 0.

No tiene ningún sentido.

Estos son tres cositas ahí,

que no es un todo, no es un plato armado,

no hay armonía...

Esto te pilla en una prueba de eliminación...

Y estoy fuera. Y estás fuera.

Lo sé, chef.

Tú no puedes hacer esto, no tiene ningún sentido.

Esto es un despropósito.

Lo siento, chef.

Pienso que Pepe tiene toda la razón del mundo,

es un plato 0, un plato nulo,

que no aporta nada.

Podría haber hecho muchísimo más

con todas esas verduras que había allí.

El siguiente plato que el jurado quiere probar

es el de... Juan Manuel.

He querido hacer lo que era una crema... típica, así, española,

y luego lo he acompañado, el propio cilindro,

he hecho lo que es un salteado, un wok de verduras,

que va con un poquito de jengibre, un poco de soja

y un poquito de aceite de sésamo.

¿Has probado el relleno?

Sí.

Está saladísimo.

¿Lleva soja? Sí.

Hay que tener mucho cuidado con la soja,

la soja es la sal de los japoneses.

Si la salteas, ojo cómo te reduzca,

eso es como si echaras un kilo de sal al agua.

Un calabacín relleno de un pisto simplemente

es una guarnición de toda la vida, pero puede estar bueno.

Pero unas verduras salteadas con esas hojas,

salada, con una crema que...

ni sabe a patata, ni sabe a coliflor,

dura como un demonio...

Es un plato muy duro de comer.

Todos sabemos que evolucionas

y que... ahora tienes obsesión en mejorar la estética.

Sí. El razonamiento no es eso,

es sabor, es paladar, es cultivar.

Y el cocinero prueba y genera un diálogo,

habla con el producto.

Y el cocinero tiene que escuchar.

Y si yo te vengo y te pruebo el biberón,

ese..., esa crema... Sí, señor chef,

me has dicho: "Rectifícalo." No, rectifícalo no,

te he dicho: "Pruébalo."

"Pruébalo."

No está bueno, o sea... (Asiente)

Tenía la fe de que probarías y dirías:

"No está bueno, no lo puedo meter en el plato."

El siguiente plato que este jurado va a probar

es el de Fabián.

Fabián, te tienes que centrar, ¿vale?

Esto está muy bien, porque me reivindicas tu infancia,

yo también he visto "Ratatouille", me encanta, ¿vale?

Pero si vas a copiar el plato de una rata,

como mínimo hazlo igual,

porque la rata lo termina como tú lo has hecho,

pero con una salsa espléndida, brillante,

y eso son unas espinacas...

Trituradas. Trituradas.

Esta patata está hecha una piedra. Está crudilla.

No, crudilla no, cruda. Cruda.

Es un plato de verdura, que no tenga defectos,

es como el caso de María:

dos purés de verdura que no pintan nada,

alejados del centro y en el centro unos tirabeques salteados

con un tomate y aceite de sésamo a rabiar.

Le falta algún ácido, le falta probar,

le falta que os deis cuenta de lo que está bueno.

Cuando yo cocino, para ti, Sí.

te cocino lo que yo me cocinaría para mí.

Que yo diga: "Me encanta, esto está buenísimo."

¡Que es tu plato, por el amor de Dios!

Si tú ves que no está bueno ¿cómo me lo das?

Claro.

Qué pena que ese puré de verduras no haga un todo.

Si tú pones espinacas será porque lo necesite el plato.

Si tú pones tomate será porque lo necesite el plato.

Todos los elementos que tú pongas en un plato

tienen que tener un sentido, no es por poner.

O sea, no, y si le sobra, quítalo.

Y si no encuentras ese elemento, a las verduras,

un chorretón de aceite de oliva virgen extra

y rematas el plato.

Maribel,

tu plato no tiene nombre.

Yo espero de ti mucho más.

Con 37 verduras diferentes ¿y me haces un puré de patata?

Pues me pareció buena idea hacer un puré de patata...

Fantástica, vamos. Con unas habitas encima.

Genial, con 37 verduras.

Un puré de patata, soso, sin sentido, sin aliñar,

sin acabar..., Cuando he intentado...

teniendo toda esa cantidad.

No entiendo que estés contenta, de verdad, te lo digo en serio.

Con unas habas que se pierden con el puré,

que el puré no le va nada a las habas.

Además, un kilo de puré, veinte gramos de habas,

eso es un plato inacabado, no tiene ningún sentido.

Hoy la he metido por quererme pasar

y querer imitar a todas estas criaturas que van por ahí

de modernos y yo no soy nada moderna,

y tengo que continuar haciendo lo que sé.

Uno de los mejores platos de esta prueba

es el de...

José David.

Bueno, he hecho una ensalada fría de verduras.

He intentado utilizar la técnica que mejor se adecúa a cada verdura.

En forma de aliño he hecho un jugo

de judía y de tirabeque, escaldadas y enfriadas

para mantener el verde.

Es un plato muy fino.

De verdad, esto es un plato de alta cocina.

Muchas gracias. Podría matizarte muchas cosas,

le falta un sabor... Un poquito más de ajo.

Esto lo trituras con un refritín de ajos pequeños

y no veas cómo te sube.

Muy bien, te felicito. Muchas gracias.

¡Cerezo!

Ven aquí, por favor.

Lo tuyo era un jardín... Jardín de verduritas.

¿Jardín vegetal? Sí.

¿Y esto cómo lo llamaríamos? Esto es una maravilla.

Esto es un plato muy bonito. Bonito.

¿Sí? Sí.

¿Estás de acuerdo? De acuerdo, totalmente.

Respetando el producto, mira todos los elementos,

cocidos cada uno por su lado,

sabiendo qué le tiene que dar a cada punto...

Cerezo.

¿Traigo mi plato? Tu plato estaba entre los peores.

Créetelo. Sí, chef.

Gracias, Cerezo.

Mi plato ha sido eclipsado por el minimalismo de José David

que eran tres cositas.

El que vaya al restaurante de José David

que sepa que va a pasar un poco de hambre.

Verduras bien elegidas, bien colocadas,

el jardín de colorín que os había pedido,

pero te falta, para mí, la personalidad del plato.

Una pregunta, sinceridad, ¿eh? Sí, sí, como siempre.

Este jugo de peronas, ¿de dónde lo has sacado?

Pues realmente el jugo de peronas...

Ah, bueno, el jugo de Jordi del libro "Cocina con lógica", sí.

Léete la receta. Lo haré.

Te digo porque le hace falta romper ese sabor tan crudo de la judía.

Esto está bien, pero es todo tan fino y tan elegante

que le falta "rock and roll".

José David, enhorabuena. Gracias.

Eres uno de los mejores,

así que colócate aquí delante de las cocinas.

El siguiente plato que vamos a probar es el de Eva.

Pues he hecho una lasaña de verduras.

He hecho dos rellenos: uno de espinacas y otro de...,

de..., de zanahorias y de..., de esto largo.

¿Esto largo?

Sí, las cebollitas larguitas. ¡El puerro!, que se me va.

Te sobra sabor, está riquísimo,

se derrite en boca, te apetece no parar de comer.

Las verduras están bien tratadas,

las mezclas de sabores son perfectas.

La albahaca, el tomate, las espinacas,

el crujiente del fruto seco,

espectacular.

Eva. Hola.

¿Tendrá "rock and roll" hoy?

Tú has hecho algo que es básico, que es cocinar,

tú cocinas bien y el plato está rico.

Te diría lo mismo que a José David,

lo único que le falta es alma.

¿Podría traerme de tu set, si lo hay,

un cortapastas así, pequeño? Sí, claro.

Y un plato blanco. Vale.

Gracias.

Aquí tiene. Gracias.

Oh. No te preocupes.

Esto mismo, coges el cortapastas, lo haces y ya tengo estética.

Lo he puesto muy pequeño, lógicamente ya se lo han comido.

Ya. ¿Ves?

O sea, hay mucho gusto,

el sofrito que estabas haciendo de tomate olía desde aquí a gloria.

Tienes muy buena mano para cocinar.

Hoy hemos visto aquí dos cocinas buenas,

pero antagónicas.

Eso puede ser tu plato, José David, de alta cocina,

respetando los sabores y las texturas sobre todo.

Y un plato todo lo contrario, más tradicional,

muy guisado, muy pochado,

con un gusto de un tomate frito superreducido, rico de sofrito,

dos cocinas opuestas, pero dos cocinas buenas.

Lo importante es que tenga gusto, tenga sabor y tenga sentido,

y esto dos platos sí lo tenían hoy.

Eva, puedes ponerte al lado de José David.

Este jurado ha decidido

que el mejor plato de esta prueba ha sido...

el de José David.

Enhorabuena.

Quiero ganar y quiero ganar de paliza.

Tengo que pisotear a José David, darle pa' el pelo

y que no se me crezca tanto.

José David, has sido elegido el mejor plato de esta prueba.

Sí. Atiéndeme bien,

de una vez escogerás

a los tres integrantes de tu equipo.

Los que no elijas

irán al equipo de Eva.

Bueno, porque he trabajado con él, cumple como el que más,

Cerezo.

Por su velocidad con los cuchillos, Juan Manuel.

Porque he trabajado muy bien con ella

todas las veces que hemos ido juntos, con María.

María, al equipo de José David.

Por lo tanto, Maribel, Fabián y Clara al equipo de Eva.

Venid conmigo.

José David no puede estar muy crecido porque mide 1,70.

Lo que sí que se ha llevado es un equipazo,

porque estoy yo.

José David, otra ventaja, esta no es muy técnica, la verdad,

pero con qué color te ves más guapo.

Porque es importante cojo el rojo

porque me ha dado buena suerte siempre,

entonces no quiero cambiar. Para ti y tu equipo.

Eva, tú estás muy guapa de azul. ¿Verdad que sí?

Partimos de la base que Eva y José David son un equipo,

ha sido un equipo desde que hemos entrado en "MasterChef",

y hoy ha llegado el día en que los han separado.

Aspirantes, viajaréis hasta Hondarribia

y allí tendréis que buscar las banderas de "MasterChef".

Tendréis que superar una prueba

donde os esperan unos invitados de lujo y chapela.

Yo os espero aquí, en las cocinas de "MasterChef".

Portaros bien, ¿eh? Sí.

(Sintonía "MasterChef")

(Of monsters and men)

-Oh, el barco. -Buenos días, señora.

-Hola. -Hola, ¿qué tal?

-Buenas. -Equipo azul,

bienvenidos al "Tukutuku".

-Buenos días, equipo rojo. (Todos) Buenos días.

-Bienvenidos al "Itsasoan".

-A partir de ahora estáis a mis órdenes, que vamos de pesca.

-Vais a pescar anchoas, ingrediente principal de la prueba de hoy.

-Aspirantes, a bordo. (Todos) ¡Vamos!

Yo tengo experiencia en un barquito de recreo

que mi marido me lleva a una vueltecita

y me lleva a casa, pero esto es un monstruo.

-Aspirantes, a bordo.

-Con muchas ganas porque nunca he montado en un barco pesquero.

(Todos) (Gritan) -¡Adiós, perdedores!

¡Adiós!

-¡Madre mía!

(Todos) (Gritan)

(Música celta animada)

-¿Cuántos años lleva usted siendo pescador?

-Treinta años. -¿Treinta años?

¿Y sus padres también eran pescadores?

-Mis padres, mi tío, mis hermanos, ahora trabajan en tierra,

pero han sido pescadores también. -¿A cuánto vendéis el kilo?

-Ayer, por ejemplo, creo que lo máximo que hizo

fue a 2,45. -¿Y a qué hora empezáis la jornada?

-Aquí no hay horario.

-Yo soy de Benicarló.

(Risas) Oye, perdonad...-¡Y yo de Mallorca!

-Dejadme que le diga una cosa al señor.

Soy de Benicarló y allí tenemos astilleros.

-Sí. -Que es muy famoso en...

(Todos) (Gritan)

(Maribel) (Grita)

Yo no me voy a despegar de usted, ¿eh?, ya lo sabe.

-Oh, ya empieza el meneíto.

(Todos) El meneíto, el meneíto...

-Los pies abiertos, ¿eh?

(Varios) (Gritan y ríen)

-Del lado que viene la ola.

El mar estaba un poco bravo,

ha empezao' a romper olas,

y era imposible no marearse.

-Oye, capitán, tío...

-¿Y por qué no te pones ahí?, no vaya a ser que potes.

-Este capitán es más de tierra que otra cosa.

Mira, por allí va el otro barco, el equipo B.

Mira, ¡que va de lado! -¡Dios, Dios!

-¿Sabes por qué va de lao'? Porque va Maribel,

que se ha puesto en un lao'. -Maribel,

Maribel tiene que estar echando...

-El barco es todo mío.

Venga, ¿quién dijo miedo habiendo marineros de este calibre?

-A ver, equipo azul, hay que ganar, ¿eh?

(Todos) ¡Hay que ganar!

Fabián, con dos manos, ahí. -Vale.

(Música animada)

¡Qué ricos los boquerones!

(Griterío)

-¡Venga, venga, venga!

Abrimos, abrimos, venga.

-Hemos cogido mu' buen género para la prueba,

y frescas, frescas las anchoítas.

Les vamos a pegar una paliza a estos, que se enterarán.

Visto el resultado obtenido, vamos a ir a puerto.

Está muy separao', ¿eh?, que tengo la pierna corta.

Venga, muchas gracias, Pepe.

-¡Mira todo lo que hemos pescao'!

Es muy gratificante coger nuestro propio pescao'.

Hemos cogido poco, pero de buen calibre.

(The Cynics "Here we are")

Aspirantes, ¿qué tal fue la experiencia?

-Muy buena. (Varios) Muy bien.

Fabián, parece que recuperas la tonalidad.

Un poco. Maribel, ¿el agua?

Salada.

(Risas)

Habéis cumplido la primera parte del reto,

pescar en Hondarribia,

pero un aspirante de "MasterChef" viene a entregarse a la cocina

y eso es lo que haréis aquí, en Donostia.

Prestad atención,

porque hoy vuestra entrega será recompensada.

El equipo ganador recibirá una clase maestra

de uno de los pocos Tres estrellas Michelin

de nuestro país.

Hace unos años, en este país,

hubo una gran revolución, que fue el movimiento

de la nueva cocina vasca, y este chef fue uno de sus impulsores.

Y tiene el respeto de toda la profesión.

Pedro Subijana.

¡Vaya tela!

-¿Qué tal? -Hola.

-Hola.

-De repente lo hemos visto y hemos dicho: "Ostras, está aquí".

Ha sido guay, lo admiro muchísimo.

-Qué tal estáis? (Todos) ¡Bien!

-¿Nerviosos como todas las veces? (Varios) Sí.

-Bueno, esto ya sabéis que es complicao',

todos hemos nacido sin saber y todos hemos empezao',

no os creáis que hemos empezao' por arriba,

pero a pesar de lo complicado que sea,

sé que vais a poner toda vuestra ilusión,

y los que ganen vendrán esta tarde a mi casa,

y haremos una "masterclass" allí, ¿eh?

Muchas gracias, Pedro. (Aspirantes) Gracias.

-Hasta luego. (Varios) ¡Hasta luego!

-¡Gracias!

(Ambos) A por todas, ¿eh? ¡A por todas!

-Tenemos que ganar. -Sí, sí.

Para mí es casi peor perderse la "masterclass" de Subijana

que ir al reto de eliminación,

y mucha tensión para la prueba.

Hoy, ser el equipo perdedor lleva una consecuencia extra,

porque los perdedores deberán limpiar

las dos cocinas,

y dejarlas más limpias que la patena.

Poneros guantes, ¿eh?

Hoy vais a preparar una comida homenaje

para los hombres y mujeres

que más admiramos quienes apreciamos un buen pescado:

los pescadores y rederas de Guipúzcoa.

El menú de esta comida tiene un único plato

y un único protagonista:

el boquerón, conocido también como anchoa, bocarte o "seitó".

Para que saquéis el máximo partido al boquerón

os vamos a proponer tres grupos de ingredientes

para las guarniciones.

Tenéis la campana "piperrak" que, por supuesto,

lleva pimientos de todas las clases.

Además, pan de hogaza,

aceitunas negras, guindillas,

tomate maduro y mostaza verde.

Esta es la campana de los anisados y cítricos,

donde vais a encontrar hinojo,

perifollo, lima,

anacardos

y guisantes frescos.

La última es la campana de tempura y encurtidos,

y tiene:

harina de tempura, aceite de trufa,

champiñones,

huevos de codorniz,

guindilla y lechuga batavia.

Capitanes, un paso al frente.

José David. Sí, chef.

Ser el mejor tiene una ventaja:

elegir la guarnición para cocinar el boquerón,

piénsalo bien.

Pues... elijo...

"piperrak".

Imaginaba que José David cogería la "piperrak",

hombre, es un tipo listo,

es un gusto muy popular, y más aquí, en San Sebastián.

Eva, es tu turno.

Tempura y encurtidos.

Equipos, tenéis 70 minutos para cocinar

43 raciones de boquerones

con su guarnición.

Los invitados probarán los platos de los dos equipos,

y ellos votarán por el mejor.

Los ingredientes básicos están en el camión.

Tened cuidado con las raciones, no desperdiciéis nada.

Ya sabéis que el proveedor de alimentos de "MasterChef"

dona todos los excedentes a Cáritas.

Queremos que, con un pescado tan común como el boquerón,

hagáis un plato espectacular.

¿Lo tenéis claro? (Todos) ¡Sí, chef!

Os voy a demostrar que soy un excelente catador de pinchos.

Os dejo en la cocina con Jordi y con Samantha,

no le hagáis sufrir demasiado,

yo me iré a sufrir con una cerveza pequeña

y un poco de pinchos, esto es así de duro.

Equipos,

los 70 minutos...

empiezan... ¡ahora!

(Música)

Cada equipo tiene que preparar un plato con anchoa

para 43 comensales.

El equipo rojo opta por una tosta de lomo de anchoas confitadas

con puré de pimientos al horno,

mermelada de tomate y aceite de aceitunas negras.

El equipo azul decide hacer

anchoa en tempura con ensalada de col y aceite de trufa,

acompañada de champiñón al horno, coronado con huevo de codorniz.

Chicos, tenéis 20 minutos para limpiar el pescado.

¿Oído? (Varios) Oído.

-Espera, Maribel.

-Yo te quito las tripas y tú quitas la esquina,

las ponemos aquí y las lavamos todas juntas.

El equipo rojo tienen un agüita con hielo, con un poco de sal,

y el equipo azul ha puesto un papel para que se pegue todo.

Y creo que se han vuelto a meter en una cosa un poco,

demasiado complicada. Y el aliño, el aceite de trufa,

lo veo... Ya lo peor,

aceite de trufa con anchoa... Lo veo complicado.

¿Para qué es este paso? Para nada.

Pues quítate este plato, empezar a meterlas en agua fría,

con un poquito de sal, para que se desangren.

¿No tienes tijera? Prefiero hacerlo a mano,

me gusta más, estoy más acostumbrado.

¿No tienes tijera? ¿Eh?

Dame una tijera. ¿Con tijera?

Dame una tijera. Perfecto.

Cortas justo aquí,

tiras y sale entera. Vale, chef.

Cortecito pequeño y a dos dedos.

Ha dicho que cola y cabeza con tijera,

y sí que sale mucho mejor,

se avanza mucho.

-¿Cuántos lleváis, sabéis el número?

-Bastantes. -¿Estáis contando?

-Están todos contados. -Vale, vale.

El rojo, por lo que parece, pintan maneras, muchas maneras.

(Pretenders "Space invader")

¡Cómo vengo!

¿Qué tal estamos?

Muy buenas. "Egunon".

¿Cómo estás? Aquí estamos.

Bienvenido. Gracias.

Xavi, ¿cómo estás? ¿Qué tal?

¿Todo bien? Sí.

Me alegro veros.

Y esto es el ajoarriero, ¿te puedo coger uno?

Sin problema.

El típico pincho sobre una tostadita de pan,

pero calidad, buen bacalao

y buena receta. Esto está de lujo, ¿eh?

¿Cuál es el pincho que más se vende?

Ese que te estás comiendo también se vende mucho.

El ajoarriero bacalao. Queso de cabra caramelizao',

también mucho, el ajoarriero, las gulas se venden muchísimo.

¿No les llevas algo a tus compañeros?

Yo creo que no. ¿No?

Me lo voy a llevar todo puesto, ¿te parece?

Oh.

Chicos... Un poquito de sal.

Un poquito no.

Dale un meneíto suave,

y así empezamos la salazón ya, ¿vale?

Luego haré una salmuera. Sí, pero primero

empieza a salar.

-Venga, venga, coge más, tío, coge más.

-Es que estás tú. Aunque me lleve hielo, ¿eh?

-Sí, no pasa nada con el hielo. -Venga.

-Hombre, pero coge un poquito de sardina, no solo hielo.

Maribel. Dígame.

Sabes que yo no soy de amoríos, vuestros amoríos me dan igual...

¿Ya empezamos? Se dice...,

y mírame a los ojos, no me engañes, se comenta

que te han visto amarrada a un fornido marino.

Hombre, tú también te hubieras amarrado a él. (Ríe)

(Griterío)

Fue una ola que me tiró a hacer puñetas,

de poco me saca del barco.

Calla, calla. A Pepe le puede entrar un...

Oye, pero ¿qué va a resultar esto de mi persona?

Pero ¿era guapete el marino? Estaba... Estaba...

Estaba bien.

Yo le dije a su señora que qué le parece.

Dijo: "Ya veremos". Digo: "No se preocupe,

que está todo el pescado vendido". -¡Maribel, a lo tuyo!

-Vaya, oye, déjame, si yo voy deprisa igual.

Pues nada, sigue. ¡Que sí, que sí, sigo!

No te preocupes, que yo..., la mano igual me va pa'lante.

Ay, qué rico.

Y un día grande, ¿cuántos pinchos has vendido?

300 montados en la barra, más todo lo que se repone.

Pero repones dos o tres veces seguro.

¿800 pinchos sí saldrán? Incluso, alguna vez,

1.000 y 1.500. ¡La mar salada!

(Música)

Cómo sufro, de verdad,

por Jordi y Samantha, de verdad,

qué mal, estoy apenado, de verdad,

creéroslo.

Aspirantes, lleváis 30 minutos cocinando.

-Sí, chef. -Oído.

-¡Oído! -Oído.

-Sí, chef. ¡Sí, chef!

(Todos) ¡Sí, chef!

La mermelada tiene que estar ya, ya al fuego,

lo que haya.

-¡Capitana, los champiñones!

-Voy.

Chicos, hay unos champiñones un poquito oscuros,

tirando ya a chamuscadillos, ¿eh? -¡Que se queman los champiñones!

-Sácalos de ahí. Si no lo digo por el color,

lo digo por el quemadito.

-Cerezo, esto es tuyo, esto de aquí, ¿oído?

-¿Ahora es mío? Oído.

-Es tuyo. -Ahora es mío.

-Si se quema es tuyo, ¿eh?

-Ahora es mío, ¿no?

La actitud de encularme lo suyo me parece un poco "heavy".

Las cosas no van bien por ahí.

Quítate lo feo pero déjalo, ¿vale?

Solamente está un poquito tostado lo de arriba.

Ahora lo aprovechamos. En cuanto se enfríe, le quitas el quemadito,

que lo de abajo está bien hecho.

Madre mía, que se les queman los champiñones,

el horno estaba fuertísimo y esto se hace enseguida.

Tranquilos, tranquilos.

(Música animada)

¿Cómo estamos aquí?

Hombre, ¿qué pasa? ¿Qué tal?

Muy bien, ¿qué tal?

Si hay algo que me gusta son las Gildas.

Uy, qué rico eso, Dios mío.

-Además, te lo ponen aquí delante...

¡Qué bueno!

Una ensaladita de callitos. ¿Lleva callos?

¿Con qué? Con garbancitos.

¿Y el aliño? Un romesco con salsa de carne.

¿Me estás dando la receta buena o...?

La buena, la buena. Aquí no engañamos, aquí compartimos.

No te la guardes.

Esto es vicio puro, "La endibia cochina".

¿"La endibia cochina, endibia"? ¿Por qué se llama así?

Son endibias de aquí, de Urruña, de la zona de Iparralde,

y van cocidas en un caldo de jamón,

después la... ¿Y este caldo rojo?

Claro, las glaseamos con un caldo de cerdo con cochinilla.

¡Una maravilla! Un placer verte.

Gracias.

¡Vente una semana también! Ya me gustaría.

-¡Chicos!, ¿esto qué es? -Necesito una espumadera.

-¡Cerezo, esto es tuyo! -¡Se está pegando!

-Pásame la espumadera. -¿Qué se va a pegar?

Tú sí que te vas a pegar. -Más aceite.

Tienen una rivalidad Cerezo y José David...

¿Se van a pelear, crees? No se van a pelear,

pero... a los dos les gusta mandar.

-¡Esto ya está! Yo lo sacaría. -No, un poquito más, más color.

-Apágalo. -Muy amarillo.

-No lo pongas al 12, por favor. -¡Cerezo, tranquilo!

Aquí grita el capitán, ¿eh? -Yo no estoy gritando.

-Vale. -Que yo hablo así.

-Le he parado los pies porque en la cocina no puede estar

todo el mundo gritando,

tiene que haber una voz que sea la que mande, la que ordene,

la que lidere el grupo, y así ha sido.

-Déjamelo a mí que me lo machaco yo.

¿Lo pasamos por un colador? -¡No, no, otra vez al fuego!

¿Vais a echarlo aquí?

No, aquí solo va la clara. La yema la cogeré y la pondré encima.

Échalas aquí, todas.

Luego coges todas las yemas con la cuchara.

Vale, gracias.

¿El pescado dónde está? Aquí mismo.

Está perfecto. Falta el aceite.

Está perfecto, ¿eh?

-Está perfecto.

¿Está perfecto?

-Creo que sí. El sabor... es bueno, es buena calidad.

Ha estado 20 minutos en vinagre,

vinagre puro, 20 minutos.

Pruébalo. -Perdón, capitán, dos cosas...

Yo te diría que está crudo.

-Está bueno.

Confío mucho en mi plato,

si está bien de sabor, para mí sirve.

No te ha hecho ni caso, como siempre.

Ni caso. A mí no me hace ni caso nunca.

Que va picao' eso, tío, no me pases un trozo, algo entero,

porque con eso no hago nada.

Aspirantes, lleváis 50 minutos cocinando.

-¡Sí, chef! -¡Sí, chef!

-¡Sí, chef!

-Que vamos bien. -Vamos, vamos.

-Capitán, los panes los voy a ir metiendo, ¿eh?

-Vale, venga, tú mismo. Un golpe rápido, ¿eh?

Que queden un pelín crujiente pero que no se quemen.

Aspirantes...

¡Qué mañana llevo de pinchos, no os lo podéis ni imaginar!

¿Están buenos? Extraordinarios.

Se te ve en la cara. Viene así.

Me he estado acordando de vosotros toda la mañana, de verdad.

Muchísimo. Y nosotros de ti, Pepe.

Estaba aburrido, he estao' serio, tenso incluso.

De verdad, qué pena. Tú reposa.

Voy a ver a mis comensales.

Vete a echar una siestecilla o algo.

Gracias.

Y levantarlo a pellizcos.

Adelante, bienvenidos.

Por favor. Muchas gracias.

¿Qué tal estamos? Vamos cogiendo sitio.

-No, ¡mierda!

-¡Ese pan, fuera! -Sí.

Venga, rápido, rápido, venga.

¡Cerezo, fuera, a cortar pan! -¡Pan!

-Vale. -Que se ha quemao'.

-Hostia, cómo quema. -Si no ha estao' ni cinco min.

Aspirantes, dentro de cinco minutos dejamos de cocinar

y empezamos a emplatar. ¿Oído?

(Todos) ¡Oído!

A ver, voy a poner de cinco en cinco.

-Al horno, no me separo del horno. -¿Seguro?

-Ahí está. -¿Están todas?

-Cuarenta. -¡Dame, dame!

-¿Cómo vais, niñas? -Bien, vamos, vamos.

-Para la vinagreta.

Yo pensaba que el azul se metería en un fregao',

pero lo están sacando, la fritura está bien...

Si lo sacan bien de sal y bien de todo,

les quedará un plato que puede rivalizar,

tranquilamente, con el del rojo, seguro.

Aquí los champiñones han quedado bien,

han quitao' lo quemao', le han puesto la yemita encima...

A ver si emplatan mejor que ellos.

-¿Qué tal vais?

Pescadores y rederas de Guipúzcoa:

gracias por el esfuerzo y trabajo de tantos años.

Vosotros hacéis posible que, cada día,

el mejor pescado de este mar llegue a buen puerto,

y cocineros y comensales podamos disfrutar de todo ello.

Esta comida es nuestro homenaje hoy.

Os la debemos porque os lo merecéis.

Disfrutadla

y muchísimas gracias por venir a "MasterChef".

¡30 segundos y dejamos de cocinar, chicos!

Daros cera, vais lentitos, ¿eh?

-Quiero poner la lechuguita en medio del champiñón,

tres gotas, gorditas, de mayonesa, y sobre esa gota...

-Monta uno y lo vemos.

-¡El perejil!, ¿dónde está? -¡Aquí!

-¡Pásamelo, por favor!

-¡Vamos, rápido, por favor!

Con la lechuga no se puede tardar tanto.

Me sube la bilirrubina. Esto va lento...

El equipo azul ha hecho un platazo de anchoas fritas,

pero bueno, os habéis propuesto llevarme la contraria...

No, para nada.

Y bueno...

Yo, como capitán, creo que he sabido tomar decisiones,

tenía todo muy claro y, al final,

se ha impuesto lo que decía el capitán,

porque para eso era yo el capitán.

¡Aspirantes, camareros entran en cocina a recoger los platos!

Un momentito, un momentito.

Capitanes, 43 raciones, ¡van saliendo ya!

(Música melódica)

Esta opción de hoy,

una tosta con esos puntos,

esos matices de tomate, de aceituna,

ese marinado,

ese confitado que ha tenido el boquerón,

esas lágrimas de pimiento...

Creo que, cuando lo prueben, van a flipar seguro.

Seguro que ganará el equipo rojo, la verdad.

¿Son todos pescadores? Sí.

¿Desde hace cuánto? Del año 57.

La mar salada.

Bueno, el azul me ha atraído más que el rojo.

-A mí me gusta más el rojo.

-Para mi gusto, este mejor, el azul que el rojo,

está más sabroso que el que lleva la tosta debajo.

-La tempura le quita el sabor a la anchoa,

y lo que hay que comer es anchoa,

por lo tanto, me quedo con el plato rojo.

-Soy mujer de pescador, comemos anchoa en casa.

El color azul me ha parecido más elaborao' que el rojo.

(Música melódica)

Pescadores y rederas de Guipúzcoa,

muchas gracias por participar en "MasterChef".

Los dos equipos han puesto todo su esfuerzo,

pero uno ha sido mejor que el otro.

Esa decisión está en vuestras manos.

Que entren los aspirantes.

Equipo rojo, equipo azul,

habéis demostrado que con muy poco

se puede hacer algo muy grande,

pero un equipo ha fallado más y será el que se enfrente

a la prueba de eliminación.

Pescadores y rederas de Guipúzcoa,

vais a votar por el mejor equipo.

Colocaos sobre la cabeza la chapela

del color del equipo que, para vosotros,

merece ganar esta prueba.

¡Aupa chapelas!

¡Equipo azul, ganador de la prueba de Donostia!

31 chapelas contra 12 del equipo rojo.

Ha sido una recompensa al trabajo en equipo que hemos hecho,

cómo hemos estado de coordinados,

sin chillar, sin gritar... Estoy supercontenta, la verdad.

¡Gracias! -¡Gracias, Norberto!

(Griterío)

(Griterío y aplausos)

Aquí Norberto, el capitán, el mejor de todos.

Son buenos pescadores, ¿eh?

(Aplausos)

Aunque pueda parecer un poquito pedante,

para mí, lo peor es haber hecho un plato

y que haya sido bastante poco votado.

Venía a "MasterChef" a hacer platos perfectos,

pensábamos que éramos ganadores,

entonces, para mí, eso es lo peor.

-No nos lo podemos creer.

-¡Artista! -El mareo de ayer me sirvió.

Ha sido una cura de humildad para José David,

le va a venir muy bien, que venía un poco subidito,

y decía que nuestro equipo era el de los malos,

y no sé por qué,

he visto muy bien a mi equipo hoy.

Equipo rojo, sois el equipo perdedor.

Vuestro plato tenía pequeños defectos,

el marinado no era perfecto

y, lo más importante, habéis escondido un poquito

el sabor de la materia prima.

Equipo azul, enhorabuena,

seguís en "MasterChef" y además... Subijana.

-¡Subijana! Os espera una clase maestra...

con Pedro Subijana en el restaurante Akelarre.

Equipo rojo,

a limpiar cocinas,

y equipo azul, a Akelarre con Pedro Subijana

Casi lo mismo.

-Gracias. -Gracias.

-Muchas gracias, de verdad.

Señoras y señores, ha sido un placer teneros aquí.

Hasta siempre y "eskerrik asko".

Muchas gracias.

-Venga. -Vamos a darle un repaso rápido.

-Mira, la estatua al helado, chicos.

-Sí. -Para que veáis.

-Un plato combinao'.

-Cuatro esquinitas tiene mi plato. -Y lo marranos que son estos tíos.

-Qué cerdos, por favor. -Quizá el público, ¿no?,

ese pescadero rudo, no ha entendido un plato

más exquisito, más novedoso. Ha ido a lo de siempre,

a un frito, a un frito.

Mira, mira. Un frito.

-Vamos a hacer platos combinados a partir de ahora.

-Unos limpiando y otros en Subijana, ¿eh?

Igualito.

Los ganadores están a punto de entrar en uno de los templos

de la gastronomía vasca,

el Akelarre, situado en el corazón del Monte Igueldo.

Su chef, Pedro Subijana,

lleva 38 años al frente del restaurante,

mantiene sus Tres estrellas Michelin,

y fue uno de los responsables

de la revolución en la cocina vasca.

O sea, sois tres chicas y un chico,

o sea que bendito tú eres entre todas las mujeres.

¿Qué habéis hecho con las anchoas hoy?

-Ponerlas en tempura. -En tempura.

-Sí. -¿Y para cuánta gente?

-Para 43 comensales. -43 comensales.

-En 70 minutos. -En 70 minutos.

-También hemos puesto... -Lo teníais todo tan medido

que parece que, el día que os metáis de verdad en una cocina,

ya a trabajar en serio, no sé qué va a ser.

Seréis de los que vais con la libreta midiendo los tiempos.

Sí, chef, sí, chef.

La verdad es que la cocina es, entre otras cosas,

jerarquía, disciplina, tensión, estrés,

porque si no hay todo eso, no salen las cosas.

-José David, cocinero del año.

-Limpiando cocinas. -A mí me jode ya todo.

Nunca he ganado en ninguna prueba,

siempre he ido a todas las eliminatorias,

no he ido a ninguna "masterclass",

soy aquí el gafao'.

-No te juntas con buena gente. -Si me junto con unos, pierdo,

si me junto con los otros, que pienso que tal, también.

Esto es una cafetera, en realidad esto es una cafetera Cona.

En esta cafetera pondremos, en el fondo, donde se pondría el agua,

ponemos un caldo que está hecho con la cabeza de una langosta,

y lo que hacemos es que, en este recipiente,

que es la parte donde estaría el café, ¿no?,

esto es un filtro,

este filtro permitirá que suba el líquido hasta arriba,

que subiría el café,

pero nosotros subiremos el caldo.

Ponemos aquí los trocitos de langosta,

de la cola de la langosta.

Luego le añadimos unas hierbas aromáticas,

unas verduritas,

un poco de judía verde, yemas de espárragos,

ajos tiernos,

perejil rizao',

perifollo, "xixaoris"... ¿o...?

-Rafaela. -De Rafaela, sí, señora.

Entonces, aquí pondremos el caldo.

Encendemos el algodón y con el calor,

mira, ya está subiendo.

-Mira cómo baja el líquido. -Y aquí sube.

Pero, mira... Magia.

-Qué chulo. -Entonces, aquí,

con este calor, veis que la langosta,

prácticamente, en dos o tres minutitos,

está hecha. -Magia.

-Qué chulo.

-El pescao' éste, ¿lo habéis probao'?

-Pero ¿lo estáis probando?

-(Da una arcada)

No tiene sabor a boquerón.

Tanto que se dice de la materia prima,

y este caso no se ha hecho,

porque sabía mucho a tempura...

En mi opinión, es un plato flojo.

Pero mira, ha ganao' el peor.

Ahora esto lo apagamos, entonces, cuando pierda el vacío,

hará... (Silba suavemente)

Y... "plás".

Antes se hacía en trinchao', el flambeao',

se hacían una serie de operaciones...

¿No ves?

Además, queda una cocción fantástica,

con una textura fenomenal.

Ahora, sacamos de nuevo el caldito por un lao'

y la langosta por el otro.

Así, soplad.

-¡Qué buena!

Está superbuena, ¿eh?

-Al espárrago, ¿le habéis dado algún tipo de cocción

o directamente...? -Sí, le damos un toquecito

en la plancha, para que tenga un poquitín ya de precocción.

-Claro, claro. -Se nota muchísimo, ¿eh?

-Muchísimas gracias por todo, ha sido una superoportunidad

estar aquí,

que, yo por lo menos, lo recordaré siempre.

-Ha sido increíble, algo increíble, sin palabras.

-Uno de los mejores programas.

-Yo os deseo que tengáis mucho éxito,

que disfrutéis mucho, que sufráis...

lo necesario nada más. -Lo necesario.

-Y que, sobre todo, le pongáis muchas ganas y mucha ilusión.

-Muchísimas gracias.

Dame un abrazo.

Muchísimas gracias.

-¡Venga ahí! -¡Con fuerza!

-Con fuerza.

-Jo, qué regalo. -Hombre, qué premio.

Hasta la próxima, y que sigáis hasta la final, ¿eh?

-Esto se ha quedao' más limpio que el sol.

-Como los chorros del oro. -Exactamente.

-Venga, fuera. -Vámonos.

-¡Venga ya! -Vamos a tomarnos un vermú.

-Venga.

(Sintonía "MasterChef")

Yo voy a luchar con garras y dientes.

Y espero llegar, vamos, hasta el final

y si me puedo trincar la pasta me la trincaré,

no se lo voy a poner fácil a nadie.

Estoy convencido de que sigo en "MasterChef".

Y si no es así pues... no lo vería justo.

Aspirantes, bienvenidos de nuevo a las cocinas de "MasterChef".

¿Qué tal? ¿Me habéis echado de menos?

(Todos) Sí, claro, sí.

Bueno, creo que alguno ha tenido un mareíllo en el barco,

¿no, Fabián? Sí, empezó muy bien,

pero a medida que eso iba moviéndose

cada vez estaba más mareado.

José David, tenías el mejor equipo, ¿no? ¿Qué ha pasado?

Es que al estar allí, en San Sebastián, cuna del pincho,

yo pensé que un pincho también gustaría mucho.

Pero, bueno, son pescadores, que trabajaban duro por las mañanas

y luego iban con mucha hambre y se quedaron un poco a medias.

Tú, cuando elegiste los ingredientes,

preguntaste bien claro que para quién era.

Sí. Y sabiendo que era para quien era

cogiste lo que cogiste, o sea, ahora tampoco tengas tanto morro.

Sí, es cierto.

Los que portáis el delantal negro os tendréis que enfrentar

a la prueba de eliminación, inevitablemente hoy uno de vosotros

abandonará "MasterChef" para siempre.

Equipo blanco, podéis subir a la galería

y ver cómo cocinan vuestros compañeros.

Nosotras al rincón, de los inteligentes.

Uno de los fundamentos de la cocina

es aprovechar los productos que tenemos más a mano

para hacer platos que, en su sencillez, son magistrales.

Sin la cocina tradicional nada sería posible.

Como cocineros podéis decantaros por una cocina clásica

o una más creativa,

pero es muy importante promover, defender y resguardar

nuestra gran cocina tradicional.

Bajo este paño tenéis dos símbolos indiscutibles

de este pragmatismo tradicional. Levantad el paño.

¿Qué es esto? ¿Levadura?

Harina y agua,

la base del plato de hoy.

Tendremos que hacer pan.

Hoy los jueces van a ser los panaderos de mi pueblo.

Ya estoy un poco..., aquí los tengo.

Olés, olés, bienvenidos al Mediterráneo.

La coca catalana.

Cuando nos hemos acercado y hemos visto que era coca,

pues ya lo he visto un poco más complicado que el pan.

Es una masa plana de harina y agua

a la que se le pueden añadir infinidad de ingredientes.

Es un plato presente en todo el Mediterráneo.

La pizza italiana, el "lahmacun" de Armenia

o los panes árabes.

Tenéis que realizar un buen amasado,

una fermentación adecuada, un horneado justo y preciso,

un reposo para despertar el crujiente

y quizás un aceite para terminar el plato.

Estas son las bases del éxito de esta prueba,

el resto lo ponéis vosotros.

Coged la receta original y hacedla vuestra,

utilizando vuestra creatividad y los mejores ingredientes

para hacerla única y especial.

Quiero que la masa sea crujiente pero jugosa a la vez.

La elección de ingredientes es fundamental

y tenéis productos de excelente calidad.

Disponéis de tres minutos para coger,

de la isleta central del supermercado,

los ingredientes necesarios para realizar una coca perfecta.

Disponéis de 75 minutos para preparar la coca.

Poned sobre la mesa toda vuestra destreza,

estáis en esta prueba para evitar ser eliminados.

El tiempo para lograrlo

comienza en tres, dos, uno...

Ya.

Vamos, venga. -Venga, ánimo, chicos, va.

¡Tres minutos!

Los aspirantes cuentan con tres minutos

para pensar los ingredientes que llevará la coca y elegirlos.

Es un momento crucial en el que dudar

puede dejar sin opciones al aspirante a la hora de cocinar.

Venga, vamos, chicos.

Ellos seguramente harán una masa... más básica.

Más seca. Con 500 de harina,

250 de agua, sal y levadura, esa es la básica.

A partir de ahí puedes introducir lo que tú quieras.

Si pones mucho aceite será un poquito difícil de trabajar,

si pones huevo será más fácil de trabajar.

Al final la puedes hacer a ojo,

pero lo más importante es que la fermentación sea buena.

José David utiliza dos boles distintos

para medir la harina.

Los nervios hacen que se equivoque de bol a la hora de añadir el agua.

(Ambas) No, no.

-Yo creo que se ha equivocado de harina.

-Se ha equivocado de harina, es verdad.

-Se ha equivocado de harina.

Se ha equivocado y ha puesto el de 200 en el de 500,

que eso te puede pasar,

lo que pasa que se cree...,

está tan seguro de que lo hace todo tan...,

que los nervios lo traicionan.

-Así no puede quedar, esto es un puré.

-¡Madre mía!

-Pues, lo voy a hacer a ojo, es que no sé cómo hacerlo.

-Tranquilo.

Yo confío en mí, la masa la tengo perfecta.

Yo a José David le he visto superbloqueado,

se ha equivocado de bol...

No sé, se ha puesto muy nervioso.

¿Qué tal, Cerezo? Buenas, chef.

¿Qué está usted haciendo? Cuénteme.

Estamos esperando a que suba la masa.

Yo en mi más tierna juventud fui panadero.

Hace mucho de eso, ¿eh? Uf.

Y no quiero deshonrar la profesión.

Vamos a poner el fondo de nuestra coca.

¿Cuál va a ser? La base es la cebolla.

Luego irán los pimientos.

Y estaba entre hacer mar y montaña,

pero la voy a hacer de bacalao.

Es que no sé porqué pero me da que...,

que no vamos a..., que vamos a una eliminación

y quiero que sea perfecto.

Cerezo la va a hacer con bacalao

y tampoco se va a complicar demasiado la vida,

con cebolla, pimiento y...

¿Y el pimiento cómo lo va a cortar? ¿Salteadito o cómo?

Pues le va a meter

pimiento de piquillo, que ya está hecho,

y luego le va a meter para que haya un crujiente,

el pimiento muy picadito del rojo, del otro.

Dice que para que haya un "crunch" ahí...

Y me ha parecido bien.

Una vez elaborada la masa hay que dejarla fermentar.

Para ello se cubre con un paño húmedo

y se deja reposar 30 minutos.

Tengo miedo de que no crezca, de que no fermente bien,

que quede luego mazacote y quede dura,

que no quede esponjosa. A ver qué tal.

Aspirantes, habéis consumido la primera media hora.

Os quedan 45 minutos.

¿Qué tal, María?

Pues bien, creo que tengo ya todos los ingredientes preparados

para hacer la coca.

Está fermentando, ahora la voy a sacar,

la estiraré y la voy a preparar para el horno.

¿Y el relleno?

En Alicante pues es típico

una coca con pimiento, tomate,

anchoas o sardinas y longaniza.

Entonces yo la voy a hacer un poco diferente.

¿Por qué no te gusta con longaniza y anchoas?

Tiene que estar buena. Es personal.

Sí, pero es un gusto personal.

Entonces lo que harás es hacerla parecido

pero quitas la longaniza.

Y le añado los alcaparrones, las berenjenas y las espinacas.

María pues también está con la masa,

va a hacer..., muy elemental,

con anchoas, las típicas verduritas...

Es..., parece una pizza. Yo a María...

Le va a meter orégano.

...le he visto pocos ingredientes. ¿Sabes qué te digo?

Quizá la peor mezcla, la peor elección de ingredientes,

muy poquitos. Son tan importantes

los ingredientes que se ponen tan nerviosos...

Y ahí es donde meten la pata,

es la primera metedura de pata de la prueba.

Hoy tengo a mis tres mejores amigos ahí abajo y...,

si tengo que elegir... Hombre, no quiero que se vaya Juan Manuel,

pero si tengo que elegir sería a él,

porque los otros me tocan mucho...

Le está quitando la espina, ¿eh?

-Parece que le está haciendo una operación a la sardina.

¿Qué tal, Juan Manuel? Hola, masterChef.

Pues, nada, aquí estoy limpiando lo que es la sardina.

¿La masa la has trabajado? Sí, la masa ya está trabajada.

Lo que la estoy dejando cuanto más tiempo,

para que así fermente un poquito más.

Lo quiero hacer de un tamaño normalito

porque si no, no cabe en ningún plato.

Imaginaros algo, inventaros algo nuevo

para que esté bonito y presentado.

De acuerdo.

Tiene buena pinta.

-Tiene buena pinta, se está recuperando.

-Sí, se está recuperando.

José Luis. Hola, chef.

¿Qué quieres hacer?

No la abras mucho...

Bueno, pues estoy pochando un poquito cebolla

para poner en el fondo de la coca.

Quiero también poner un poco de tomate, tipo pétalo.

-Y poco más. ¿En crudo?

Sí, aliñado con un poquito de aceite,

eso va al horno.

Luego, fuera del horno, quiero poner unos huevos poché,

haciendo un homenaje a nuestro chef de Hesperia.

Luego quiero poner también un poquito de aceituna picadita,

algo de jamón ibérico, fuera del fuego,

para mantener el sabor que tiene con las aceitunas.

No estás haciendo una coca, estás haciendo una pizza.

Bueno, una coca..., una coca versionada.

-¿Cómo ha dicho?

Eh... "Pétalos de tomate". Venga, por el amor de Dios,

pues tomate y punto, oye.

¿Pétalos de tomate? Es que a todo le da la vuelta y lo hace todo...

No sé cómo no le ha puesto el aire al tomate,

porque, vamos, es que está siempre con las historias estas.

A José David, lo que veo que no le va a funcionar

es el tema del tomate. O sea, no ha hecho ni un sofrito,

aunque pongas muy poquito y potencia el sabor.

Va a poner unos pétalos de tomate. ¿"Pétalos" ha dicho?

Qué fino es. O sea, la carne del tomate.

Aspirantes, ¡últimos 30 minutos!

¡Venga, Mari!

-Bien, bien, María. -Bien, María, bien.

Con la bandeja precalentada mucho mejor.

Hoy los aspirantes

tienen que cocinar un plato tradicional,

pero con ese puntito de modernidad que se les exige en "MasterChef".

En este libro encontraremos precisamente eso,

recetas de toda la vida, pero renovadas.

Ya está disponible, así que, no dejes tú, tampoco,

de ser un gran cocinero.

Alguno no llega, ¿eh? Como no meta la masa ya...,

no llega al final, ¿eh?

Estirada la masa y dispuestos sobre ella los ingredientes

la coca catalana debe de estar en el horno durante 25 minutos

a 180 grados.

Ya tengo la coca en el horno,

le he puesto una pizca de harina por encima

que es un truco que me enseñaron en una panadería para que ligue,

liguen los jugos de los pimientos cuando vayan soltando

y vayan haciendo una ligazón, esperemos que me salga bien.

Pero ¿no lo encuentras flojo?

¿Cómo va la tuya?

Vamos a darle caña porque si no, esto no acaba.

(Susurra) Venga, tío, dale caña.

(Suspirando) Ay...

He sido la primera en sacarla del horno,

pero porque he sido la primera en meterla.

Más o menos yo creo que todos andamos igual de horno.

Deja que se enfríe.

-Tranquilidad. -Tranquila.

¡Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos diez minutos!

¡Solo diez minutos!

Jamón en los huevos poché

no se me hubiera ocurrido en la puñetera vida.

Estos son eternos.

Muy bien.

Cinco minutos.

(Susurra) No queda nada.

¡Últimos dos minutos!

Muy bien, Juan Manuel.

Bien, Juanma, bien.

¡Diez segundos!

Nueve, ocho,

siete, seis,

cinco, cuatro,

tres, dos, uno. ¡Tiempo!

(Aplausos) Bien, muy bien.

Manos arriba.

¡Bien! ¡Bravo!

(Hablan a la vez)

Aspirantes, uno de vosotros

no podrá ganar los 100.000 euros del premio

ni podrá acceder a ese magnífico curso

en la Escuela de Alta Cocina más importante de España:

Le Cordon Bleu Madrid,

y tampoco podrá publicar su propio libro de recetas.

Uno de vosotros será eliminado.

El primer plato que va a probar nuestro jurado es el de...

José David.

Me ha salido tal y como yo quería.

Son sabores mediterráneos, sabores que seguro que funcionan,

entonces, la masa me ha salido bien,

los sabores son buenos.

Hoy creo que el plato no ha fallado.

¿Por qué los huevos?

Creo que es una forma de que cuando te comes una porción

te explota un poco en la boca

y ayuda a que sea más jugoso el conjunto.

Menos mal que lleva jamón, ¿eh? Está muy sosa.

He tenido un pequeño problema con la masa

y he tenido que repetirla y con las prisas ni la he probado.

Las prisas no son buenas, ¿eh? No, para nada.

Lo mejor es el jamón.

¿Es ibérico? Sí, sí.

Jamón muy bueno.

Es lo único que no has manipulado tú, el jamón.

Sí, bueno, cierto.

Yo hablo mucho la decoración, que esté bonito y tal,

pero al final tiene que estar rico, es lo más importante.

Te veía trabajar y decía:

"Ay, qué apetecible, qué buena idea y cómo ha picado la albahaca".

No sé dónde la has metido.

Era aceite simplemente, para aliñar al final.

Sí, pero esas palabras técnicas culinarias que tanto te gustan

tienen que estar.

Estoy deseando probar algo tuyo.

Dominas la técnica y lo que hacen los demás,

quiero ver lo que haces tú.

La masa es terrible, terrible.

Para mí, lo único interesante que has hecho hoy

es que durante la media hora que esto ha estado en el horno

te has currao' un aceitito, has puesto mimo y cariño

que los demás han estado media hora sin saber qué hacer,

pero tu plato tiene más defectos que virtudes.

Sí, chef, gracias.

Cerezo.

¿Por qué le has ido echando harina encima?

Porque es una técnica en panadería

para que con el aceite haga como una ligazón, la harina,

y se queda como una... como una cinta... Yo qué sé,

una masita fina, digamos tipo una bechamel

que no es tal cual... Eres un doctor.

Eres un doctor. Eso es todo lo que sabes.

Eres un doctor. ¿Dónde está la capita?

(Risas) Es que luego no se tiene que ver,se tiene que intuir.

Me ha venido a la boca un sabor a coca.

Gracias, chef.

Bien, bien.

Lo bueno que tiene tu coca es que has metido verdura cruda,

finita, el error es darle media hora de cocción al bacalao.

Justo antes de salir, cinco minutos antes...

Es verdad. pones el bacalao,

sacas y lo terminas con un buen chorretón

de aceite de oliva en crudo.

Tenía la duda, digo igual el aceite se me desparrama por todo...

¿Y qué que se desparrame? Me quedaba muy poco tiempo

y digo a ver si la masa se me va a venir abajo.

Y ya sido el miedo. No estás diseñado para tener miedo,

amigo mío. Pues no se crea.

También los fuertes tienen miedo.

Ay, por favor.

Está muy bien la verdura y el bacalao le va perfecto,

lo que pasa que le has tenido 20 minutos.

Como ha dicho Jordi, esto hay que tenerlo los tres últimos minutos.

El defecto grande está en la masa,

un poquito más fina, no tan gorda, parece una "focaccia",

que es un pan de aceite italiano, gordo, esponjoso,

y en el centro te ha quedado así.

Debería estar más estirada. Pues vaya...

Todo es una.

María.

¿Estás satisfecha de tu trabajo?

Estoy satisfecha de cómo he trabajado.

Yo no, yo no estoy satisfecho,

porque en la última prueba de eliminación estabas segura

y hoy has vuelto a las andadas.

La masa está tan seca que le falta humedad,

le falta sabor,

le falta alma...

Y lo peor, que esa media hora que no sabías dónde meterte,

haberte currao' algo.

Esa era la media hora para buscar algo,

pero es que en tu cesta... No había nada.

No había nada.

Desde el minuto cero

creo que has confiado poco en ti.

María, no llores.

¿Sabes lo que veo en tu coca antes de probarla?

Miedo, veo miedo

y no puedes tener miedo.

(Ruido al masticar)

Está seca.

Se te clava, como las patatas fritas

cuando se te clavan en la garganta, pues así.

Buenas intenciones, trabajo bonito, ordenado...,

pero el resultado...

(Suspira)

No hay cosa peor que calentar una anchoa,

porque eso es un golpe de sal terrible

y bueno, es una masa...

más que una pizza que de una coca,

no hay jugosidad,

le falta amplitud de elementos.

Un plato bastante incompleto.

La verdad es que la...

la coca es la que menos trabajo tiene.

María, gracias.

Tranquila.

La he cagado.

Juanma.

Dime que estas flores son para mí.

Bueno, sí... ¿Ah, que no?

Sí, sí, son para ti, pero que... ¿Cómo que pa' mí?

Están un poco así de decoración,

pero que era para que no estuviese el plato tan blanco.

A vista parece una masa de coca,

luego el toque floral me ha llegado al alma, la verdad.

Pues muchísimas gracias, chef.

Creo que clarísimamente es la mejor masa,

es masa de coca, se nota el aceite, se nota la sal. Enhorabuena.

Muchísimas gracias.

Ya sabes que yo no soy tan pijo como Samantha.

Dime, por favor, que esa flores no son para mí.

Bueno, pues si usted lo dice, chef, no son para ti.

Me alegro.

¿Qué le ha parecido, le ha gustado?

Está buena, está bien,

está perfectamente aliñada.

Es la más rica en sabor

y además guarda la forma de una coca casi tradicional.

Está bien. Muchísimas gracias.

Antes que nada,

¿tienes algún comentario graciosete que hacerme sobre las flores?

Bueno, pues si...,

si quieres las flores para ti y si no, para otra persona.

Mira, dame a mí las flores.

Venga, pues se las voy a dar a ella.

Yo soy más de cocinarlas o de regalarlas.

Yo estoy encantado, Juan Manuel.

Daditos pequeños de sardina, bastante verdura,

la sal queda equilibrada, no es la potencia de sabor,

no queda salado.

Fantástico, un buen trabajo, de verdad.

Muchísimas gracias, chef.

En este plato hay seguridad, hay cabeza.

Está bonito y está muy bueno,

justo lo que te pedía el otro día, por eso, estoy encantado.

Muchas gracias.

Antes de irnos a deliberar, este jurado tiene que decir una cosa.

Si en algo estamos de acuerdo todos los miembros del jurado

es que la mejor coca de esta noche es la de Juan Manuel.

Juan Manuel, puedes ir con tus compañeros.

Sigues en "MasterChef".

(Vítores y piropos)

Yo lo que me considero es una persona realmente luchadora.

Luchadora en el sentido de que he venido a luchar,

a conseguir un sueño que tengo,

y no voy a parar de luchar hasta el último momento.

Ahora sí, jueces, por favor, a deliberar.

-¿Qué tal? -Veremos.

Ya llega un puntito que para la final,

ya tengo ganas de ver algo tuyo.

Yo qué te crees que no lo paso mal, lo que pasa que lo disimulo.

Aspirantes, sé que este momento es un momento muy duro,

especialmente vosotros tres os habéis unido mucho,

sois muy amigos. Sé que Eva también lo está pasando mal en este momento

porque, inevitablemente, ese grupo de cuatro, ese cuarteto,

se va a romper. ¿Quieres bajar, Eva?

Y despedirte de ellos.

No llores.

Ahora sí, aspirantes,

el jurado tiene la palabra definitiva.

Suerte a los tres. Gracias.

Jueces.

Vuestros conocimientos evolucionan día a día y eso se nota.

Y al final son los pequeños detalles

lo que hace que la balanza se decante a un lado o a otro.

Uno de vosotros ha cometido más fallos que el resto

y deberá ser eliminado.

Este jurado ha decidido

que quien debe abandonar "MasterChef",

es...

María.

Me siento responsable porque fui el capitán,

por algunas decisiones que tomé ella se ha visto en la eliminación,

y muy duro porque también tenía una buena amistad con ella.

Una lástima, se le echará mucho de menos.

Muchas gracias por darme esta oportunidad,

ha sido una experiencia increíble.

(Aplausos) Gracias, María.

Muchas gracias. Gracias.

Lo has hecho muy bien. Gracias.

María para mí aquí es mi hermana.

La quiero mucho.

El temido sofá, nadie se quiere sentar aquí nunca.

Era ya tu cuarta prueba de eliminación.

¿Te lo temías?

Sí, en esta sí que me lo temía.

¿En qué has fallado, María?

Pues yo creo que justamente en lo que me dicen,

en que siempre voy un poco con miedo.

Yo siento que he avanzado muchísimo,

he aprendido una barbaridad, no solamente de las MasterClass

y de "MasterChef", si no, de todos mis compañeros,

no sabes las cosas que se aprenden en la convivencia.

Yo me llevo, de verdad, amigos para siempre.

Ay, mi niña, no llores.

¿Quién debe ganar "MasterChef"?

Yo quiero que ganen Eva y Clara.

Una de las dos, me da igual.

Una de las dos tiene que ganar.

Lo que más voy a echar de menos de "MasterChef" es todo,

los momentos de tensión,

los momentos de risa, los momentos tristes,

los momentos...,

todos los momentos.

Y sobre todo a los compañeros, o sea, los compañeros son...

lo más importante de "MasterChef".

Bueno, María, sabes que nuestro proveedor de electrodomésticos

te regala todos los electrodomésticos que has usado

durante tu paso por el programa.

Y por supuesto, también,

nuestro proveedor de alimentos del supermercado te regala

tu compra del mes durante todo el 2013, ten, aquí te lo doy.

Ay, qué guay. Muchas gracias.

Para que puedas seguir cocinando con productos de altísima calidad

como los has hecho aquí en "MasterChef".

Lo haré. Y espero que te lleves lo mejor.

Me llevo lo mejor, sólo lo mejor.

Dame un beso, cariño.

Muchas gracias.

Ha llegado el momento de que cuelgues tu delantal

porque tu paso por "MasterChef" ha terminado.

María nos ha dejado y los siete aspirantes que quedan

van a continuar recibiendo clases y seguirán con la convivencia.

Viven juntos y aislados

para concentrarse únicamente en ganar este programa.

Y hoy han dado un pasito más hacia esa gran final

cocinando una sabrosa coca catalana.

Sigan su ejemplo y pónganle sabor a la vida.

Chicos, hasta la semana que viene.

Tenéis 90 minutos para cocinar

el plato que haría llorar a vuestra madre.

Sin palabras.

Echo de menos hasta a mi suegra.

Hola, Maribel, te quiero mucho.

Te voy a castigar de la manera más cruel que puedo,

que te lo comas entero.

Creo que hemos vuelto para atrás,

no me gusta.

Estamos en la Albufera valenciana, vais a cocinar

para los presidentes, falleros y falleras de honor de dos fallas.

Un cocinero que lo sabe todo del arroz: Quique Dacosta.

Hemos pensado que nos vais a hacer una paella.

Tú una y tú otra.

¡Que no, que no!

Madre mía, qué calor.

Vete a ver qué está haciendo.

Que te pires de aquí.

¡Cerezo!

Este jurado ha decidido

que quien debe abandonar "MasterChef", es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 8 - 28/05/13

MasterChef - Programa 8 - 28/05/13

28 may 2013

MasterChef se va a acercando a la gran final. Con ocho aspirantes entre los fogones y los paladares del jurado cada vez más exigentes.

El programa arranca con la 'Caja misteriosa' que esconde todo un jardín con gran variedad de verduras. Aunque pueda parecer una prueba sencilla, los concursantes deberán cocinar un plato elaborado, con sabor y vistoso, con el que demuestren su creatividad y que sorprenda a los jueces. Quienes elaboren los mejores platos se convertirán en capitanes de la 'Prueba por equipos'.

Esta semana MasterChef rinde homenaje a Donosti, tierra con una de las mejores gastronomías de España y del mundo, famosa por sus pinchos y cuna de grandes chefs. Un maestro de maestros, Pedro Subijana, compartirá sus conocimientos con los aspirantes en su restaurante Akelarre, que cuenta con 3 estrellas Michelin. Pero será un premio que disfrutarán solo los ganadores de la prueba: el equipo que cocine el mejor plato con anchoas, pescadas por ellos mismos. Las chapelas de los 43 pescadores invitados tendrán además especial protagonismo.

Ya de vuelta en el plató, los perdedores se enfrentarán a la 'Prueba de eliminación' en la que la coca catalana será la protagonista y en la que los aspirantes deberán dar lo mejor de sí para crear un plato excelente que les salve de la expulsión.

 

ver más sobre "MasterChef - Programa 8 - 28/05/13" ver menos sobre "MasterChef - Programa 8 - 28/05/13"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 491 programas de MasterChef

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Haguinagui

    Jose David debería irse, no sabe perder, no acepta las criticas, no quiere aceptar sus fallos, menosprecia a gente que lo hace mejor que el... Una actitud fanfarrona, envidiosa, miserable y presumida. Si tuviese la humildad de Fabián o Juanma sería uno de los preferidos.

    20 jun 2013
  2. Trond Suchard

    Creo que ya es hora de que se vaya Fabian, sabra algo de postres pero de lo demas no tiene ni idea, Jose David el prepotente del concurso y aparte lloron.

    12 jun 2013
  3. Ida

    Me gusta mucho el programa y siempre lo sigo desde Alemania. A mi me gustaría que ganara Juan Manuel, de verdad se lo merece, creo que con su actitud llegará bien lejos. No aceptaría para nada una victoria de José David o Cerezo, y aún ganando, no tienen futuro como chef. Eva es otra buena candidata, aunque a veces de parcializa, cocina muy bien y tiene espíritu y creatividad para la cocina ¿Pudieran poner la receta de la lasaña de vegetales?

    08 jun 2013
  4. short life

    La verdad Para mi quien ha sido un buen cocinero y ha dado ejemplo, no solo por su arte con el cuchillo sino ademas por haber ayudado a algunos de sus compañeros cuando mas lo necesitaban ha sido Juan Manuel, yo creo q es el quien debería llevarse el premio y ser uno de los mejores chefs. Por cierto saludos desde Melilla.. Aquí hay muchiisimas personas que ven el programa.

    08 jun 2013
  5. manu

    Yo quiero que los chef no sean tan groseros con los cocineros y yo quiero qu3 gane cerezo

    04 jun 2013
  6. andrea

    Para mi José Manuel tendría que ganar esta edición de masterchef, porque encima de cocinar bien, y tener una evolucion enorme, siempre intenta ayudar a sus compañeros...;-) me encanta.

    04 jun 2013
  7. Berna Ganges

    Me parece una falta de educación la que tiene José David hacia sus compañeros que ya molesta a los seguidores del programa. Con esos modales nunca llegara a ser un chef. Necesita una cura de humildad.

    31 may 2013
  8. Caprarola

    José David, va de sobrado, y como si lo supiera todo, además todos los término técnicos que se cree que domina, como pétalos, espumas, aires ... y luego le salen siempre mal. Es además maleducado, prepotente, envidioso, no sabe escuchar, y no acepta las críticas. No creo que se merezca ganar este concurso, creo que el masterchef, debe ser algo más todo eso.

    31 may 2013
  9. mani

    La verdad este programa es lo máximo, me ha hecho sentirme dentro de la cocina, me ha dado esa chispa y los chefs muy verticales y sobretodo buenos críticos yo le doy un 10 al programa

    30 may 2013
  10. clara

    En mi opinion deveria de haberse ido cerezo es insoportable si hasta maria lo dijo en +gente y creo que el siguiente en caer es cerezo

    30 may 2013