www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1818234
Para todos los públicos Masterchef - Programa 6 - 14/05/13
Transcripción completa

-Esto es una croquembouche.

Es uno de los platos más difíciles de "Master Chef".

Sería difícil incluso para un chef profesional.

Debéis cocinar a la perfección porque nuestros comensales

son miembros de la Escuela de Hostelería de Burgos.

¿Sabes cuando nos quedamos sin ello qué ocurre?

Que tenemos que salir corriendo a comprarlo.

-¡Me cago en la mar salada!

Tienes que sustituir la horchata de la venas por sangre.

-Sí, chef.

-¡Nos hemos dejado un papel!

-Un pergamino del siglo XVII.

Le traigo a la responsable de cocina.

-Directamente, intocable.

¡Equipo rojo, enhorabuena, seguís en "Master chef"!

Hasta el momento el tomate

es como de hotel de vacaciones de los años 70.

Soso, soso, soso.

Efrén, no hay plato.

Quien debe abandonar hoy "Master chef" es... Efrén.

El que quiera aprender será bienvenido.

El que piense que lo sabe todo se ha equivocado de lugar.

El plato tiene que estar lleno de sabor,

poniendo mucho mimo en la presentación.

Partiendo de la tradición, la creatividad

y la mejor materia prima busco la perfección en la cocina.

Hoy nos visita Joan Roca, tres Estrellas Michelín

y el reconocimiento de toda la profesión.

El Celler de Can Roca acaba de ser nombrado

el mejor restaurante del mundo.

Aspirantes, bienvenidos a la dehesa salmantina.

Esta noche probaréis las creaciones

de los que están en la cocinas de esta finca.

Y seréis sus jueces.

Este jurado cree en las segundas oportunidades.

Hoy los jueces son vuestros antiguos compañeros.

-¡Aaaaah!

Meted en el sobre la letra que corresponde

al plato que más os ha gustado.

Tenéis que ser estrictos y sinceros.

El jurado ha decidido por unanimidad

que quien debe abandonar "Master chef" es...

Salamanca acoge la sexta prueba de exteriores de "Master chef".

En esta ocasión y aunque nuestros aspirantes

lo desconocen por completo no se trata

de una prueba por equipos.

Esta maravillosa finca salmantina

va a ser cómplice de una gran secreto.

Bienvenidos a "Master chef".

Aspirantes, bienvenidos a la dehesa salmantina.

Para llegar a ser grandes chefs

no es suficiente con pasarse la vida entre fogones.

Un cocinero sin paladar no es un cocinero.

Tenéis que aprender a diferenciar

lo que está bueno de lo que es excelente.

Y para eso tenéis que probar cientos de recetas.

Hoy no vais a hacer nada, no cocinaréis ni un minuto.

Tenéis el día libre.

(VITOREAN)

-Huy, huy, huy, la que nos estarán preparando.

-Espera, espera, espera, pero...

pero alguna trampa habrá por aquí.

-Que esto no terminará bien.

Mientras los aspirantes terminan de conocer

los detalles del día que les espera,

Pepe recibe a los verdaderos protagonistas de esta prueba.

Vamos deprisa, venga.

Vamos, venga.

No os imagináis las ganas que tenía de veros las caras.

Efrén,

Santiaga,

Nati,

Paloma.

Bienvenidos.

(LOS CUATRO) Gracias.

Debería haber nombrado también a Juanma,

pero una lesión en el hombro le impide estar aquí hoy.

-Sí.

Todos vosotros sois ex concursantes de "Master chef".

Y lo sois por no cumplir las expectativas.

Este jurado cree en las segundas oportunidades.

Por eso hoy uno de vosotros,

sólo uno,

puede ganar esto.

-¡Ah!

Volver a ser un aspirante a Master chef.

-Ha sido ver el delantal blanco y me han entrado ganas de cogerlo

y decir: "ya me lo quedo yo, gracias."

Lucharéis por regresar a "Master chef"

con un plato cada uno.

Y sólo uno de vosotros lo conseguirá.

Aquel que sea capaz de deslumbrar a un jurado que conocéis muy bien.

Esta noche probaréis las creaciones

de los que están en las cocinas de esta finca.

Y seréis sus jueces.

(ASIENTEN) -Hasta vaciar un toro, tú.

-Yo me siento Samantha.

Yo hoy me voy a poner mis mejores galas.

-Hoy da la vuelta al tortilla.

-Hoy mira...

-Se van a cagar.

Se van a cagar porque voy a ser crítico.

Hoy los jueces son...

vuestros antiguos compañeros.

-¡Uf! -Hostia, no.

-Venga.

-Estás de coña.

Es que van a ser un jurado, pero complicadísimo.

Ellos probarán vuestras creaciones

sin saber que habéis cocinado vosotros.

Y así a ciegas votarán por el mejor.

No vais a salir de aquí hasta el momento de las votaciones.

Así que ocupad la cocina y preparaos una buena comida

que os dé fuerzas para lo que os espera.

-Muy bien. -Muchas gracias.

-Quiero volver a toda costa y lo voy a pelear.

Yo tengo que el repescado de "Master chef".

Ahí tenéis vuestros delantales.

Yo no sé si estáis dormidos o tenéis un ataque de timidez.

Yo no sé lo que os pasa hoy,

¿pero aquí no echáis de menos a nadie?

-A pepe. -Claro.

-¿Y dónde está Pepe?

Que os pensáis que como os libráis de cocinar

os vais a librar también de Pepe, ¿no?

Pues lo siento pero no vais a tener esa suerte.

-¡Uf! -¡Vamos, Pepe!

¡Vamos, Pepe! -¡Pepe!

Aplausos.

Aunque no os lo creáis la suerte es que esté aquí.

Lo tengo todo muy preparado para que hoy no toquéis una sartén.

Quiero que os relajéis, que seáis felices.

Aplausos. -¡Ole!

Vamos a empezar con un tentadero a campo abierto, ¿os apetece?

Vítores. Pues venga, vámonos.

Los aspirantes empiezan a disfrutar de su día de relax

ajenos completamente a lo que se cuece en la cocina.

Esta noche uno de los cuatro;

Paloma, Santiaga, Efrén o Nati;

volverá a "Master chef".

Lo primero para los ex concursantes es ponerse al día.

-¿Qué habéis hecho ahora en casa?

-Yo ni paré, en mi casa no saben nada de que salí,

para qué les iba a dar un disgusto.

-Se están enterando ahora, ¿no?

-Se están enterando ahora mismo, van a alucinar conmigo.

-Pues mi familia en Nueva Zelanda y Australia tampoco sabe

que estoy fuera, porque tienen montada una.

Se reúnen los días del programa y quedan, hacen parties,

para vernos a todos, para verme.

Y la verdad es que me da pena.

-Cerezo, estás muy envalentonado tú, ¿eh?

-Venga, sube.

-Venga, Maribel. -Gracias, cariño.

(TARAREA)

-¡Olé!

-¡Mira, que viene ya, eh!

-¡Eh, venga!

¡Va, el brindis!

Grito.

Gritos.

-¡Aaaah!

-Tengo una edad que esas cosas no las tendría que hacer, ¿eh?

¡Venga, vamos, Maribel!

-¡Parece que estás tendiendo! -A un lado, Maribel, a un lado.

Ahí, ahí. -Calla.

-¡Ay, que va, Maribel, ten cuidado!

-¡Aaaaaah!

¡Ah, que casi que me coge, que casi que me coge!

(RÍEN)

-¡Qué bueno!

-¡Ay, mira cómo me mira!

-Hay veces que no se piensan las cosas.

Si se pensaran dos veces no se harían.

-¡Venga, Maribel!

-¡Maribel!

-Es que esto es muy difícil.

-¿El caldo está bien de sal? -Sí.

-¿Oye, qué vais a hacer para la prueba de hoy?

-Yo voy a hacer un atún fresco.

-¿Cómo? -Pues con una patata confitada.

Y unos pimientos del piquillo dulce.

-Es un plato que gusta siempre mucho en casa

y todos los amigos y quien lo ha probado, invitados,

y es un plato bueno.

-Efrén, ¿tú qué vas a hacer? -Yo, pues no sé...

Voy a por un pollo, me la voy a jugar.

-¿Un pollo?

-El pollo está desprestigiado

y la mitad de mi dieta es pollo cada, o sea que al final...

Y lo que he querido es hacer un plato de primavera.

¿Tú qué? -Yo voy a hacer atún en tataki.

-Otro atún también, joder. -Sí, pero lo voy a tempurizar.

-Yo voy a preparar un tartar de salmón ahumado.

Y luego voy a hacer un gazpacho de mango.

Sí, sí.

Salmón, ¿no?

Sí, tataki, atún...

Ya, ya, verás, verás.

Conejo.

-Chicos, ¿y qué estarán haciendo nuestros compañeros?

¡Por mis concursantes "Master chef" que sois los mejores del mundo!

(TODOS) ¡Olé!

-Estos momento ayudan también a hacer grupo entre todos, ¿no?

Y no a dividirse, como en un momento estuvo la cosa.

Yo creo que estamos más unidos.

-No ha acertado ni una, eso es verdad.

-¿Tú tienes novia? -Yo sí.

-¿Y estás contento?

-Muy contento con ella.

-¿Sí? -Es la princesa de mis ojos.

-Te tienes que casar pero ya.

-No, todavía quedan unos cuantos años.

Hay que empezar a trabajar duro ahora después de aquí.

-Desde muy chiquitito siempre he tenido

la vocación de ser cocinero y, bueno, me he dedicado

un poco general a todo: he estado de camarero,

he trabajado también en la construcción,

en varias cosas.

Y, bueno, vengo de una familia noble.

Mi madre en sí es maestra

y padre, que en paz descanse, era arquitecto.

-Bueno, ¿con qué seguimos?

-¿Qué comemos?

Yo me voy a comer una costillita de cerdo.

-¿Y cómo lo llevas lo de tu ex familia?

-Mi ex familia, pues bien, la verdad.

-Te recuerda mucho esto a ellos.

-A los que más echo de menos son a sus padres.

-A la familia, ¿verdad? -Romper con la familia,

porque él me ha hecho el daño, pero la familia no.

-Yo comencé yendo a los castings cuando tenía pareja, ¿no?

Y durante el proceso de los castings

pues sucedió que descubrí que tenía otra persona él

con la cual llevaba cuatro años y conmigo seis.

Entonces pues ha sido duro, ¿no?

Si madre es la mejor persona que yo he visto, vamos, en mi vida.

Es lo que más me duele de la ruptura,

el no poder estar con su madre, con su abuelo.

-Pide un vaso por ahí.

¿También tienes hijos, Maribel?

-Pues tengo un hijo de 37 años y una hija de 36.

Y tengo un nieto panameño. ¿Qué dices?

-Sí, mi hijo vive en Panamá.

Oye, cuando fui a hacer el casting a Valencia

estaba mi marido tomando café y me ve por la televisión:

"¿Pero qué hace Maribel ahí?"

Muy bien, ha sido todo como si me hubiera tocado alguien

con una varita mágica. Qué bien.

-Yo hace una semana que veo que comparto más cosas con ellos.

Todos dicen: "oye, Maribel, es que tú a las 20:30 desapareces.

¿Dónde está Maribel?", y ha desaparecido.

Pues sí, porque yo soy persona que gustan también las labores.

Entonces me subo a mis aposentos y allí me quedo.

Y... igual me lo paso bien.

Lo que pasa es que ellos comparten otras cosas que yo no comparto.

-Menudo día, ¿eh, Cerezo?

-Que fue una caja misteriosa al fin y al cabo.

-Si no hay limón, no hay limón.

-Ay, ay, ay. -Al loro.

-Oh, oh.

Un hueco, por favor.

Si pensáis que vais a cocinar lo que os dé la gana

estáis muy confundidos.

-Bueno.

-Madre mía. -Se me va a cortar la digestión.

-Hostia.

-Cuando todo lo tienes en tu área de confort

y bajo control, zasca, sorpresita y vuelta a empezar.

Pero bueno, esto es "Master chef" y hemos venido a jugar, ¿no?

El ingrediente principal para los cuatro es...

el conejo.

-¡Buah!

-Buah.

-Lo tuve de mascota de pequeña.

-Pues conejo, chicos.

-¿Habéis cocinado conejo?

-No, porque lo tuve de mascota de verdad, no he podido cocinarlo.

No iba a ser fácil volver, estaba claro.

Vais a tener 90 minutos para cocinar y emplatar

cada uno diez raciones de su plato de conejo.

Podréis cocinarlo como queráis

y con los ingredientes que queráis.

Controlad las cantidades.

Ya sabéis que el proveedor de alimentos de "Master chef"

dona el excedente de producto a Cáritas.

Los aspirantes no pueden estar más felices.

-El té, el café.

La jornada de descanso continúa con más actividades.

Tienen que llegar relajados para lo que les espera esta noche.

-Qué suerte tenemos.

-Sí.

Los conejos están en el camión de reparto.

Podéis ir a por ellos.

Los 90 minutos para cocinar empiezan ya.

Cambiar de receta ha desconcertado a los ex concursantes.

Además sólo tienen un par de minutos para escoger

los ingredientes de su nuevo plato de conejo.

Una mala elección puede alejarles de la victoria.

-El conejo en sí pues lo he visto en "Bambi"

y lo he comido cuando lo hace mi abuela.

Pero la verdad es que no lo había cocinado nunca.

-Me encuentro con tensión,

pero concentrado para dar lo más de mí

y sacar el mejor plato posible en el tiempo que tengo.

-¿Cómo narices sacáis los ojos? -Yo con el dedo.

-Con la puntilla. -Yo creo que se saca con el dedo.

-¿De los que hay a quién echaríais?

-Yo iría echándolos a todos pero uno a la semana.

Y nos quedaríamos los cuatro, me da igual quien se vaya.

Y luego ya nos pelearíamos entre nosotros.

¿Eh, te parece?

-Sí, sí, sí. -Muy bien.

-Yo pienso que José David y Cerezo

son un poco más reservados.

-Sí. -Luego de cara también al concurso,

más igual competitivos de una manera contra los demás.

-Dejo la sal aquí para el que la necesite, ¿vale?

Señores, llevamos consumidos 15 minutos.

¿Oído? -Oído, chef.

-Fíjate qué idea tendré de hacer conejo

que no he cogido cebolla.

Santiaga, dime qué plato vas a hacer.

-Conejo a la finca taurina.

Toma. -Toma castaña.

¿Qué te parece? Fantástico.

-Bien.

Me gusta esta Santiaga con humor, humor manchego.

Te ha dado el aire del pueblo bien. -Me ha dado y he venido fuerte.

Me alegro. -Así que temblad.

-Conejo al horno con guarnición de verduras.

¿Y ya? -Hombre, va a tener

más elaboración, pero lo bueno, si breve, dos veces bueno.

¿Qué plato vas a hacer, Paloma?

-Un conejo guisado con...

Es que estoy un poco improvisando, chef.

Pues llevas más de 15 minutos consumidos.

¿Lo sabes? -Lo sé.

Efrén, cuéntame. -Sí, conejo en su jugo,

verduritas salteadas y toques cítricos.

¿Cómo lo vas a hacer?

-Eh, lo voy a marcar y lo voy a terminar en el horno.

Y después va a ir napado con una salsa hecha con sus huesos.

Y va a ir rematado con un aire de lima.

Todos están utilizando la pierna, es una pena.

Yo creo que podían haber utilizado el lomo o la paletilla

que siempre son más jugosos, tardas mucho menos en cocinarlo.

No sé si me parece bien.

-¿Tú quién crees que se quedará finalista?

-Pues yo pienso que por la actitud y cómo está trabajando

yo creo que una de ellas puede ser Clara.

-Yo creo que Juanma todos hemos visto

esa evolución que ha tenido, ¿no? -Sí.

-Pero creo que ha empezado muy fuerte y ahora...

Estancado se podría decir.

Joseda tiene un montón de conocimientos.

-Sí. -Y es super competitivo.

Y eso es muy feo.

En media hora empezamos a emplatar. -Muchas gracias, chef.

Sí, 30 minutos os quedan.

-Gracias, chef. -Oído, chef.

-Pero creo que no voy mal.

Me queda pasar la salsa y reducirla.

-No sabe a nada.

-Renunciaría a todo por volver a entrar en "Master Chef".

Tengo a mis amigos abandonados, la carrera parada

a falta de tres meses para acabar mi segunda carrera.

Yo creo que ahora mismo

ya puesto en esta tesitura renuncio a todo.

-En este momento estoy renunciando

a estar con mi marido en Nueva Zelanda,

en las antípodas el uno del otro. Estamos recién casados,

es duro estar cada uno en una parte del mundo.

Y aquí estoy, luchando por continuar en "Master Chef".

Yo espero que alguno tenga un poco de atrevimiento,

que a mí me encanta que al conejo le va muy bien, es echarle mostaza.

Conejo a la mostaza es una receta clásica que le va super bien.

Pero vamos a ver al final.

Todo está preparado para la cata.

Nuestros aspirantes creen que es un aprendizaje más.

Sin embargo su decisión hará que uno de los cuatro

ex concursantes regrese a "Master Chef".

Los platos de Paloma, Santiaga, Nati y Efrén

están a punto de salir.

Este jurado quiere que la cata de hoy sea completa.

Por eso vais a descubrir

cómo la cerveza potencia el sabor de los platos.

Hay una amplio abanico de cervezas que podemos encontrar

en cualquier bar o restaurante

más de la conocida rubia o lager.

Los pescados azules por ejemplo

maridan perfectamente con una lager especial

de amargor suave, muy fina.

Para las carnes más sazonadas

va bien una cerveza con mayor cuerpo,

por ejemplo una lager extra.

Las carnes blancas maridan con una cerveza de trigo.

Y los postres de chocolate maridan perfectamente

con una cerveza negra tipo ale,

que nos da sabor de frutos secos, de regaliz, de café y demás.

Para un servicio perfecto de la cerveza

esta tiene que estar entre cinco y diez grados, según el tipo.

Buscaremos una inclinación en la copa de unos 45 grados.

Y a una distancia que nos permita la formación de espuma.

Importantísima, porque mantiene los aromas

y el sabor de la cerveza.

Espero que la cerveza os permita extraer los matices de esta cata

y que la disfrutéis mucho.

(TODOS) Gracias, chef.

Quiero que sepáis que el jurado de "Master Chef"

va a tener en cuenta cómo vais a valorar los platos.

Vais a probar cuatro platos

y tenéis que votar cuál de ellos es el mejor.

Tenéis que juzgarlos como nosotros os juzgamos a vosotros.

Tenéis que ser estrictos y sinceros.

Señores, 30 segundos para emplatar.

¿Oído? -Oído, chef.

Debemos empezar ya.

Vamos sacando por aquí, por favor.

El plato de Paloma, con la letra A,

es conejo guisado con espárragos y arroz.

La B corresponde a Santiaga,

que ha hecho conejo confitado con verduras.

Efrén cocina con la letra C,

y su plato es conejo en su jugo, verduras salteadas

y toques cítricos.

Eso es, venga.

Por último Nati, con la D,

hace conejo al horno con guarnición de verduras.

-Buen trabajo, chicos. -Que sea lo que Dios quiera.

Amiga. -¡Huy!

-¡Palomita!

Que comience la cata.

-Es que está lleno de hebras.

-Sí, sí, sí. -Sí, señor.

-Es un trozo de espárragos pero lleno de hebras.

-Oh, Dios mío, ¿qué han hecho?

Qué han hecho todos para decirles:

"¡Aaaaah!"

-¿Qué tal os ha ido, chicos?

-Bueno, yo más o menos lo que tenía pensado de hacer a mí me...

-Yo estoy contento. -Me ha salido.

La salsa estaba rica. -Yo estoy contenta.

¿Cuál es el conejo que más te ha gustado de punto?

-Hum... el D. El D.

-Y de sabor de momento me va gustando más el B.

El B.

¿Y de presentación?

-Estoy entre el B y el D.

El B y el D, bueno.

¿Cuál es el que más te gusta, Fabián?

-Por ahora el C.

-Yo lo siento, pero a mí me parece que...

-Que está crudo. -Es que está crudo.

-Está crudo el C.

El mío no se puede comer.

-Hostia, que no lo había abierto.

-El C para mí no tiene más que el aspecto, porque lo demás...

-Tú estás nervioso, ¿no?

-Yo estoy que me subo por las paredes.

-Nada, tranquilo. -Tranquilo.

-Yo es que volver mañana a ponerme a hacer estadística,

integrales y todo lo demás me pego un tiro.

Aspirantes, la cata ha terminado.

En vuestras mesas tenéis un sobre y cuatro letras:

A, B, C y D.

Meted en el sobre la letra que corresponde

al plato que más os ha gustado.

Y espero que vuestros paladares no os jueguen una mala pasada.

Buenas noches, aspirantes. -Muy buenas.

¿Habéis disfrutado de la cena? -Sí.

-Bueno, a medias.

Aspirantes, vosotros ya habéis tomado una decisión.

Pero antes de saber qué plato es el mejor

quiero que conozcáis a los responsables de esta cata.

Adelante.

(GRITA CONTENTA)

¡Santiaga!

Aplausos.

¡Ay, ay, ay!

-¡Nati!

-¡Paloma!

Efrén,

Santiaga,

Paloma,

Nati,

uno de vosotros vuelve a la competición.

Y vosotros tenéis la respuesta.

Será el que haya cocinado el plato que más votos tenga.

Aspirantes, mostrad los votos.

Los aspirantes están a punto de saber

quién de sus antiguos compañeros vuelve a "Master Chef".

Destapad vuestras letras.

¡Santiaga vuelve a "Master Chef"!

Aplausos.

Los aspirantes han decidido

por mayoría aplastante con siete votos

que el mejor plato es el B.

Nati ha tenido dos votos,

Paloma uno y a Efrén no le ha votado nadie.

¡Enhorabuena!

-Estoy orgullosa, muy orgullosa de mí,

de haber podido con los tres grandes cocineros

que se enfrentaban conmigo.

Lo primero que os quiero decir, chicos,

es que no dejéis de luchar nunca por vuestros sueños.

Vosotros lo habéis intentado,

habéis dado lo mejor que tenéis de vosotros.

Y espero veros en el camino de la vida.

-Gracias.

Y hasta siempre. -Hasta siempre.

Aplausos.

-Me siento idiota,

porque hice todo lo que quería como quería,

y lo básico que es dejar el ingrediente cocinado no lo hice,

estaba crudo.

Me dijiste que los trenes pasaban una vez en la vida.

-Me ha pasado dos.

No ha pasado sólo una, ha pasado dos.

Aprovéchalo, disfrútalo. -Muchas gracias.

Y, aspirantes, aquí tenéis a vuestra nueva compañera.

-¡Santiaga, Santiaga, Santiaga!

-Vuelvo a "Master Chef" y vengo a la guerra.

Porque aquí a partir de ahora

se va a convertir en más competitivo.

Y yo también vengo a competir.

-¡Enhorabuena!

-No sé hasta qué punto es justo

porque llevamos tres semanas más que Santiaga.

Hemos currado mucho más que Santiaga.

Pero claro, ella también entra con tres semanas menos de trabajo.

O sea, se la van a comer lo leones.

-¡Lo he rebañado!

-¡Ay! -¡Lo he rebañado!

Santiaga ha sido la elegida para volver a la competición,

de manera que once cocineros aficionados siguen luchando

por publicar su propio libro de recetas

y por ganar 100 000 euros.

El ganador, junto con el segundo y el tercer clasificado,

recibirá un curso de altísimo nivel en la prestigiosa escuela de cocina

Le Cordon Bleu Madrid;

donde esta semana han recibido una clase maestra de pescado

para mejorar su técnica de corte,

recordar las cocciones óptimas

y ampliar su conocimiento sobre el equilibrio

entre producto y guarniciones.

-Siempre de vino blanco.

Bienvenidos a todos, aspirantes.

Santiaga, enhorabuena. -Muchas gracias.

Y bienvenida a tu casa. -Gracias.

Porque has vuelto a casa.

-Sí, lo siento.

Os enfrentáis al Reto Creativo.

El tema de la prueba se oculta en este gran módulo.

Hoy se abrirá ante vosotros un océano de posibilidades.

En "Master chef" queremos que aprendáis de los mejores.

Y para presentar la prueba de hoy tenemos a un chef increíble.

Investigador, enciclopédico, un maestro de la cocina.

Hoy nos visita Joan Roca.

Aplausos.

-Hola.

-Para mí Joan Roca quizá está entre los tres mejores chefs

de España sin ninguna duda.

Joan nos visita desde Gerona donde tiene una catedral

de la gastronomía llamada el Celler de Can Roca,

un restaurante que dirige junto a sus dos hermanos:

Jordi, un pastelero que es puro rock and roll;

y Josep, uno de los mejores sumillers que podemos encontrar.

Tres Estrellas Michelín

y el reconocimiento de toda la profesión.

El Celler de Can Roca acaba de ser nombrado

el mejor restaurante del mundo.

¿Qué es para ti la cocina, Joan?

-Para mí es un oficio, pero también es una forma de vivir.

No es solamente transformar productos,

sino además intentar llegar un poquito más adentro.

Jordi, Samantha, tirar de la manta.

(RESOPLAN)

-¡Madre mía!

¡Huy, huy, huy!

¡Huy, la anguila!

Este pescado yo...

-Cuando he visto eso me he asustado, porque he pensado:

"Bueno, Virgencita, que me toque algo pequeño,

porque por lo menos con lo pequeñito me defenderé."

-Qué barbaridad.

-Madre mía.

Tenéis delante once productos del mar muy especiales.

-Tenemos un esturión.

Este viene del Guadalquivir.

Su carne es sabrosa.

Su piel es muy dura, conviene quitarla cuando limpiéis.

Es un pescado muy agradecido y por lo tanto admite mucho juego.

-La galeras.

Este es un crustáceo,

quizá poco conocido y no muy usado.

Tampoco tiene un gran valor comercial,

pero en cambio es muy interesante gustativamente.

-Espardeñas.

Es importante con una tijeras

con cuidado abrirlas desde el centro.

Delicadísimo, cocción muy corta, muy ajustada.

Y el juego puede ser muy diverso.

En el Levante e incluso en Cataluña la cocinamos...

o las incorporamos a un arroz cuando el arroz prácticamente

se ha terminado las colocamos encima.

-Cañaíllas.

Un molusco.

Conviene limpiarlo muy bien antes de cocinarlo.

La podemos utilizar en ensaladas,

en mil elaboraciones donde podamos jugar

sobre todo con aliños a partir de vinagretas.

-Congrio.

A quien le toque esto...

tiene que tener buen músculo para transportarlo.

-Bueno, las algas son los vegetales marinos

y nos pueden dar mucho juego.

De hecho podemos jugar con ellas en ensaladas,

juntándolas con vegetales no marinos.

O incluso para reforzar

ese sabor pronunciado tan particular a mar.

-Bueno, el lenguado es el rey,

el rey de los pescados más apreciados en cocina.

El aliño puede ir desde mantequillas tostadas.

O aliños a partir de aceite de oliva,

de refritos de ajos,

juegos cítricos.

Es decir, que aquí también hay un campo importantísimo.

-Las ortiguillas.

Son muy apreciadas en el sur, en la costa andaluza.

Cada vez las usamos más los cocineros,

porque conseguimos con ellas

hacer unos buñuelos con sabor a mar impresionante.

-El cabracho.

Este es atlántico.

En el Mediterráneo son un poquito más rojos.

Tienen muchísimas aplicaciones.

Son buenísimos en suquets.

A su carne también tenemos que prestarle mucha atención,

no cocinarla en exceso.

Es muy jugosa y con este pescado tenemos uno de los grandes platos

típicos de la cocina española,

cocina vasca en este caso de Juan María Arzak.

Firmaba un pastel de cabracho en los años 70

que fue revolucionario en su momento.

-La raya.

Conviene quitarle la piel, la piel es muy dura

y no es interesante gastronómicamente.

Pero su carne es muy delicada, muy apreciada.

Aquí sí que podemos jugar con sabores contundentes,

con azafranes, ajos, picadas de ajo.

O también mantequillas tostadas.

-Y el San Pedro.

Tiene muy buen resultado directamente en plancha.

Su piel es muy interesante, en este caso no la quitamos.

Joan, muchísimas gracias por esta clase.

Yo creo que los chicos han aprendido muchísimo.

Ahora lo tienen que llevar a la práctica,

que esto ya es otro cantar.

Pero no me gustaría que te fueses sin que les dieses un consejo.

¿Qué hay que hacer para llegar a ser un gran chef?

-Amor, pasión, trabajo,

perseverancia, rigor, estudio.

Y...

y suerte.

Aplausos.

-Joan Roca me parece una persona

con una espiritualidad hacia la cocina y un saber estar.

Pero además es que es un maestro de maestros.

Muy bien, ya tenéis la materia prima

y los sabios consejos de Joan.

Ahora Santiaga será la que decida

qué producto de estos once cocinaréis cada uno de vosotros.

-¡Oh!

Santiaga, mírame bien.

Por favor, Santiaga, pasa al supermercado.

Así comienza el Reto Creativo.

Como eres la repescada, Santiaga, queremos darte una pequeña ventaja.

¿Qué eliges para ti?

-El lenguado.

Ahora tienes que decidir qué hará cada uno de tus compañeros.

Ellos no lo saben pero los cuatro peores

irán a la prueba de eliminación.

-Yo creo que Santiaga va a obrar bien,

porque además acaba de entrar

y yo creo que quiere quedar bien con la gente.

Y creo que lo va a repartir con un criterio.

No creo que lo vaya a repartir para fastidiar a la gente.

-A Juan Manuel le ponemos este.

Va a sacar un buen guiso de ese producto.

Eva como es de la parte de Andalucía

le vamos a poner... ¿El cabrocho?

-Sí, a ver cómo se las arregla.

A una andaluza un producto vasco, perfecto.

-José David.

¿Esto cómo se llamaba?

Espardeña.

-¿Y esto?

Ortiguillas.

-Le vamos a poner esto

que creo que él no lo ha visto en su vida.

Se lo vas a poner difícil.

-Sí, se lo voy a poner para que si no había aprendido, que aprenda.

Bueno, veo que has vuelto con fuerza y con sed de venganza.

-No, he llegado despierta.

-A Cerezo le vamos a poner este,

porque él es rústico

y le va a sacar también su parte buena.

Perfecto.

-A Clara como también es artista

le vamos a poner ese a ver cómo se la arregla.

La raya para Clara. La raya.

-A Fabián le vamos a poner este.

Las espardeñas.

-Las espardeñas, a ver si ha cogido la lección.

-A Maribel le voy a poner esto, creo que se las va a arreglar bien.

¿Sí? -Sí.

A Noé le voy a poner las cañaíllas.

¿Por qué?

-Como estaba últimamente muy nervioso

pues a ver si con esto se va relajando.

Y a José Luis le voy a poner las algas

que creo que no las ha trabajado nunca.

Y a partir de hoy se va a aficionar bastante.

¿Se va a aficionar?

Y ya por descarte. -A María el San Pedro.

María el San Pedro.

El San Pedro para María.

Santiaga, tienes tres minutos para pensar un plato

y para coger todo lo que quieras del supermercado para cocinarlo.

Santiaga disfruta del supermercado sin la presión de sus compañeros.

Veremos si saca partido de esta ventaja.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

Tiempo.

-Yo creo que no se va a intentar mojar

pero que tampoco va a querer favorecer a nadie.

La presión es esta prueba es máxima,

ya que los cuatro peores platos de esta prueba

recibiréis un delantal negro

e iréis directamente a la prueba de eliminación.

Ahora descubriréis qué os ha tocado.

Podéis ir al supermercado.

-Buen bicho, buen bicho.

-Yo no sé qué hacer con las verduras.

-Coño, si os parecéis y todo.

-¿Cuál era el tuyo, Joseda?

-Este de aquí.

-A ver qué hago.

-¿Por dónde cojo yo esto?

Por aquí mismo.

-Cerezo, ¿vas a hacer la matanza de Texas?

-Anda que tú.

(RÍEN)

Todos son productos de máxima calidad.

Tenéis que darle una cocción justa y precisa.

Muy importante que el protagonista de esta prueba

sea el producto principal que os han asignado.

Queremos ver once obras de arte.

El tiempo para esta prueba es de 60 minutos.

Tres, dos, uno...

¡Ya!

Aspirantes, en las cocinas de "Master Chef"

tenéis un montón de electrodomésticos, de ollas,

de sartenes maravillosas para trabajar.

Siempre os veo trabajar con lo mismo.

Me encantaría ver que hoy utilizáis

un poquito de este material tan bueno que tenemos.

-Cago en la madre que lo parió...

Tienes producto de supermercado para aburrir,

para jugar con cosas frescas, con acidez, con cosas bonitas.

Y se van a cosas muy pesadas un poco arcaicas

y todos juegan con la misma ficha.

-Con las algas pues ya te digo, esto para mí es como...

no sé, no sé cómo decirte,

las algas las había visto en las películas.

Yo creo que me han hecho una pequeña faena.

No sé cuál es el motivo por el cual habrá elegido,

si ha sido estratégico, simplemente por...

No lo sé, no lo sé.

Pero de todas formas a mí me ha venido mal yo creo.

-¡Venga!

¡Vamos!

-¡Ah!

-Yo creo que Santiaga me quiere mucho,

porque me ha dado un pescado fácil para trabajar con él.

Y estas no sé si son de Benicarló,

pero las voy a tratar como si fueran de Benicarló.

Nosotros en casa sacamos la carne de la galera,

pero tiene muchas puntitas dentro y es complicado de sacar.

-¡Ah!

-Yo creo que de todo lo que había lo que menos me apetecía

era la ortiguilla porque nunca la he comido,

nunca la he cocinado.

Y a lo mejor Santiaga ha escuchado mi comentario de que no las quería

y, bueno, ha sido buena concursante y ha cogido para mí este plato.

-¡Ah!

¿Qué tal, Noé, habías utilizado antes las cañaíllas?

-En mi vida, nunca. ¿Ni tampoco las has comido?

-No, así que va a estar complicado.

Las vas presentar fuera de la concha, claro.

-Sí, las voy a presentar en plato. ¿Sabes cómo se abren?

¿Tienes instrumento para abrir?

-Creo, algo tengo por aquí, no sé dónde está...

Pero bueno, ahora lo buscaré por aquí. Lo tengo, sí.

Vale, vale. -¿Como viene?

Espero que venga bien.

-¡Venga, va! ¡Va, va, va!

¡Va!

¡Venga, hombre!

-Peleándome con las cañaíllas.

Estoy intentando sacarlas de casa.

Aspirantes, habéis consumido la mitad de vuestro tiempo.

Os queda media hora.

Mirad a Clara peleándose con su raya.

-¡Venga!

Es duro a la hora de cortar,

porque tiene el cartílago demasiado duro.

Si rebaña y limpia y saca lo que es las hebrillas.

Como si fuese un rodaballo, tiene que sacar los lomos.

Pues lo agradecerá ella y nosotros.

-Juanma, ¿me ayudas, tío?

No puedo separarla.

Oh.

-Coño, cómo pincha esto.

-Gracias.

Gracias, gracias.

-Para mí ha sido una putada enorme

que me haya tocado la raya, la verdad.

No sé si Santiaga lo ha hecho aposta.

Espero que a ella le vaya muy bien con su lenguado.

Hacer un buen plato exige organización.

¿Queréis probar?

Pues lo tenéis muy fácil, sólo tenéis que entrar

en la página Web de "Master chef" y ahí encontraréis

todas las recetas del programa,

además de ver cómo cocinan nuestros aspirantes.

Y si te gusta uno de los vídeos

puedes comentarlo y compartirlo con tus amigos

gracias a la aplicación gratuita de "Master chef".

Sólo tienes que pulsar "compartir" desde tu móvil o tableta

cuando veas algo que te guste.

Además podrás comprobar si tu vídeo está

entre el ranking de los más populares.

¿Qué tal, Maribel? -Bien.

¿Qué nos va a preparar usted?

-Un arroz caldoso con galeras.

Y como no he encontrado coliflor lo he sustituido

por las alcachofas para que tuviera un poquitín de verde.

¿Tu familia se dedica a la agricultura de la alcachofa?

-No, no. ¿Te llevas alguna comisión?

-Todavía no he llegado al pueblo.

Si me dan alguna comisión...

¿A medias? -Compartiremos.

¿Vale?

A ver, que voy a probar.

Huele muy bien, ¿eh?

-Otra cosa es que salga bien, si a Samantha le gusta el arroz.

Eso es otro tema.

Santiaga. -Hola.

¿Qué estás haciendo?

-El lenguado al horno para sacarle luego los lomos.

¿Y mejor al horno que de otra manera?

-Sí, hay más maneras, después le saco los lomos

para presentarlo en el plato, por hacerlo asado.

¿Y no has metido todavía el lenguado al horno?

-No, estoy esperando.

Aspirantes, habéis consumido ya 40 minutos.

José David. -Hola, chef.

Muy buenas, ¿qué está haciendo? -Me pillas poniéndome los guantes.

Voy a hacer una fideuá, quiero poner arriba del todo

algunas ortiguillas fritas y tengo por aquí una emulsión,

un aire del propio fumet.

No es la primera vez

que intentas hacer un aire y no te sale.

¿No?

-No, el de naranja me salió.

¿Y un plato aparentemente tan sencillo y tan bueno

necesita más argumentos?

-Es darle un toque de decoración.

Muy bien. -Gracias, chef.

-Vamos a ver.

Horno a...

Ya me la he cargado otra vez.

Joder.

Qué tal, Clara. -Hola.

Esa cara de nervios, ¿cómo lo llevas?

-Bueno, he conseguido sacar los lomos de la raya,

que dentro de lo que cabe me parece un éxito.

Te has peleado con la raya.

Suerte de Juan Manuel que te ha echado un capote ahí.

-Sí, la verdad es que se ha portado muy bien.

¿Qué pondrás? Veo que tienes alcaparras.

¿Irás a la mantequilla negra

que ha recomendado Joan? -Sí.

-No sé. ¿Beurre noir?

-Es mi idea, no llega a la beurre noir,

sino quedarme un poquito antes de la beurre noir.

Controla esos nervios, que el bicho está limpio.

-Ahora lo voy a meter en el horno.

Termina la receta como Dios manda. -Vale.

Suerte. -Gracias.

Clara ha escuchado a Joan Roca, quizá el problema

es que se ha peleado muchísimo con el bicho.

Se ha puesto muy nerviosa, aún lo está.

Y ha perdido tiempo ahí. Pienso que le puede quedar cruda.

José Luis. -Hola, qué tal, chef.

¿Qué tal? -Me han adjudicado algo que...

vaya usted a saber, vamos, algas.

Todos los días se aprende algo nuevo.

-Yo conozco las lechugas de mi tierra y las alcachofas.

¿Pero las algas?

Bueno, he hecho un aceite de olivas negras con anchoas

y es con lo que pienso aliñar la ensalada.

Y luego por darle otra textura pues he hecho una tempura.

¿La tempura, la hemos aprendido? -La tempura.

Muy bien, José Luis.

Cuidado con la presentación, sabes.

-Sí, eso es en lo que estoy pensando.

Que es una parte muy importante de tu plato.

-Mira, una cosa...

Ah, no te voy a decir nada.

Últimos diez minutos.

Hay que resolver el plato.

-Está en el horno y yo creo

que en estos diez minutos va a estar lista.

-¡Hum!

María, sosa.

Espárrago verde, el jamoncito, el fumet con el jamoncito.

La verdad es que me ha aburrido.

El jamoncito es estándar para terminar las recetas.

Ya verás.

Santiaga desespera con su lenguado.

Dos minutos.

Vamos, deprisa.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

¡Tiempo!

Manos arriba, por favor.

El jurado está probando todos los platos para decidir

cuáles pasan a la cata final.

Los cuatro peores recibirán un delantal negro

y se enfrentarán de inmediato a la prueba de eliminación.

¿El nombre del plato era? -Es una ensalada tibia

de cañadillas y hortalizas.

¿Cómo se llama tu plato? -Gazpachuelo de...

Gazpachuelo. -De cabracho.

¿Y un vinagre no le habría ido bien?

Ya que hablas de gazpachuelos, dar un poco de acidez.

-Posiblemente, pero tenía tantas cosas en la cabeza...

Suerte, Eva.

¿Cómo se llama tu plato? -Esturión rebozado

con ensalada fresca.

Muy bien, Juan Manuel. Gracias.

¿Cómo lo llamas? -Congrio en su jugo

con verduritas. Este es el de presentación.

¿De dónde pruebo? -De donde usted quiera.

De aquí, de aquí. El plato este lo he dejado aquí.

Dime, por favor, el nombre del plato.

-Arroz con galeras y alcachofas.

Fabián. -¿Sí, chef?

¿Cómo lo llamamos a este plato?

-Rollitos de mar y tocino con calabacín

y emulsión de cítricos.

Vale. -Muchas gracias, chef.

María. -Hola.

¿Qué tal? -Bueno.

¿Cómo se llama tu plato?

-Pues se llama lomo de San Pedro a la plancha

con su propia salsa

y jamón ibérico.

La salsa lleva jamón ibérico, ajo, cebolla,

vino, un poquito de ralladura de limón.

Gracias. -Gracias.

¿Qué hemos hecho, Santiaga?

-Pues un lenguado al horno,

con una patata confitada y unos ajetes.

¿Cómo lo llamamos?

-Mi lucha con la raya.

Una béarnaise con alcaparras.

Le he puesto un puntito de ralladura de naranja por encima.

He confitado una patata con sal y pimienta.

Y la he acompañado con un calabacín

y una zanahoria, que las he escaldado un pelín.

¿Piensas que la guarnición está bien integrada?

-Pienso que un poco va... lo veo...

Quería acompañarlo con algo que le pegase a la raya,

pero como no he trabajado nunca con raya,

me daba un poco de miedo. Entonces, he tirado

por las verduritas.

Era un plato seguro.

Pero las guarniciones se tienen que integrar

con el producto principal. -Sí.

-Hola, chef. ¿Qué tal? ¿Cuál era tu plato?

-Bueno, fideuá de ortiguillas.

He puesto frescas también y luego he puesto

una rebozada, crujiente. Fuego fuerte

para que carbonice por fuera, que quede bien crujiente

y por dentro quede gelatinosa.

O.K. -Gracias, chef.

¿Cómo se llama tu plato, José Luis?

-Bueno, pues es una ensalada al aceite de olivas negras

con anchoas. Anchoas, vamos.

Y, bueno, una tempura de algas y un poco de manzana.

Aspirantes, la prueba ya ha terminado.

Todos habéis resuelto vuestro plato,

por eso os quiero dar la enhorabuena.

Pero inevitablemente, cuatro de vosotros

vais a ir directos a la prueba de eliminación.

Aspirantes, yo sé que la prueba de hoy

era difícil para vosotros, porque alguno

no había visto ese producto nunca,

no lo había tocado, pero no tenemos la culpa

de que nuestras costas nos den tanta diversidad.

Ahora este jurado lo que quiere es resaltar los platos

que creemos que han estado por encima del resto.

Noé, yo estoy encantado porque hemos tenido un señor

que ha dado cuatro pautas básicas

de cómo tratar esas cañadillas y has hecho justo eso.

Buena cocción, una salsa no muy fuerte,

pero las cañadillas es lo importante.

Y para mí has hecho uno de los mejores platos

con más sentido y más redondo de los que llevas cocinados

en "MasterChef". -Muchas gracias, chef.

Felicidades.

Yo quería felicitar a Juanma por su esfuerzo

a la hora de presentar los platos y de refinarse en la cocina.

Yo debo decirte otra cosa, Juan Manuel.

Esto es una competición y estamos para ser el mejor,

para ser los mejores, para ganar.

Pero ese detalle de ayudar a un compañero, como es Clara,

a hacer lo que ella no podía, creo que te honra

y lo destaco también.

Quiero felicitar a José Luis, porque le ha tocado

un ingrediente muy complicado, unas algas.

No las ha estropeado. Y luego, ha querido volver a hacer

una cosa que le salió mal, que es la tempura.

Y le quiero dar la enhorabuena también por esto.

Esa tempura que has hecho con el ramallo de mar,

en el único restaurante que la he visto

se llama Tickets, es de Barcelona

y lo gestionan los hermanos Adriá.

Y me ha parecido estupenda. -Muchas gracias.

Ese comentario me ha llegado al alma.

Desde luego que la tempura mía estaba fenomenal.

O sea, que es que casi que me comparan...

No quiero ni creerlo, vamos. En absoluto.

José David, tu plato está entre los favoritos también.

Te sobra el fuego artificial del aire.

Quítatelo. Se no suma, resta.

Pruébalo, porque no sabe a nada y no tiene ningún sentido.

Pero el núcleo del plato está perfectamente resuelto.

-Muchas gracias, chef.

Hasta aquí, las buenas noticias.

Ahora el jurado va a decir cuáles son

los cuatro peores platos.

El primer delantal negro que va a entregar

hoy este jurado es el de...

Santiaga.

-La primera en la frente.

Santiaga, vienes de la repesca

con la gran ventaja de escoger el producto

que querías utilizar. -Vaya.

Te ha quedado crudo, seco exteriormente.

Faltaba fuerza en el horno. ¿Qué te ha pasado?

-Me ha faltado tiempo para el horno.

Si te pido que me destroces el lenguado,

¿serías capaz de hacerlo así de mal?

Quémalo, písalo.

Pisotéalo, tíralo.

Un lenguado de diez, que lo has sodomizado.

Córtame un trozo más pequeño. Tras, tras.

Y lo haces en una sartén.

Déjame la piel, no me la quites.

Poner dos patatas y una cebolleta al lado,

esto ya no tiene sentido.

Y más con dos ojitos que te miran así.

(RÍE)

El siguiente plato que se merece un delantal negro

es el de...

María.

Nada más ver tu plato,

me sale una palabra.

Ñoño.

Le falta todo.

Hay personas aquí que veo evolucionar.

Y hay personas que no evolucionan.

Están dándole la vuelta al mismo concepto.

Un triguerito. He tirado aquí tres almendras.

¿Son almendras o frutos secos? ¿Por qué? ¿Para qué?

No podemos jugar a medias tintas y tú juegas mucho

a medias tintas. Eso es el plato

del primer programa. Ya no.

Hay que hacer mucho más.

-Siento que no estoy dando todo lo que debería de dar.

El siguiente delantal negro que este jurado

quiere dar...

es para...

Fabián.

Si hay algo que me alegra cuando veo platos malos,

y hoy he visto alguno,

es que digo: "Joder, todavía tengo futuro en la cocina".

Has hecho una vulgar copia

del libro de Ferrán Adriá.

La espardeña es como el caviar. Es un producto noble,

es un producto de un sabor fino.

Aquí te haces un arrocito tipo a banda, suave,

y la espardeña bien asada, como te ha dicho Joan. Escucha.

No improvises. No improvises.

Porque como no le metas control a esa potencia,

dejarás de estar en "MasterChef".

El último delantal negro de esta prueba

es para...

Eva.

Hemos usado el criterio del sabor.

La presentación está bien, la idea es buena.

Pero te has quedado plana.

Cada vez es más difícil, por lo menos para mí,

creéroslo, valorar los peores platos.

Cerezo.

Si haces un guiso y echas patatas, déjalas que cuezan.

Maribel, gracioso lo de la alcachofa.

Pero cámbiame el rol. -Gracias, chef.

Clara, hoy no te puedo decir que te has pasado de la raya.

Eva. -Dime.

¿Qué has querido hacer? No sabe a nada, está insípido.

Y yo creo que tú tienes más.

-Ya veo. Creo que lo tienes,

pero, claro, es que un fallo más así

y yo te abro la puerta aquella encantado.

Eva.

Aspirantes, todos los que estáis en la cocina

podéis subir las escaleras y ver cómo cocinan

vuestros compañeros desde la galería.

Estáis fuera de la Prueba de Eliminación.

Enhorabuena. -Muchas gracias.

Aplausos. -Gracias.

-Suerte. -Tenía ya ganas,

y por primera vez, estar ahí arriba

y no abajo con el delantal negro. Joder.

La verdad es que te quita muchísima presión de lo alto.

María, Santiaga,

Fabián, Eva.

Aquí tenéis vuestros delantales negros.

Y yo que vosotros, iba poniéndomelo

porque ahora mismo empieza la Prueba de Eliminación.

Como sabéis, en "MasterChef" vienen siempre los mejores.

Por aquí han pasado grandes estrellas internacionales

de la cocina. Sin ir más lejos,

en la prueba anterior hemos recibido a Joan Roca,

un chef con tres estrellas Michelin

y dueño El Celler de Can Roca,

elegido hace solo unos días el Mejor Restaurante del Mundo.

En esta Prueba de Eliminación vais a ser juzgados

por cuatro críticos muy duros,

muy exigentes y que conocéis bastante bien.

Que pasen nuestros críticos.

-No conocía a los familiares de los otros,

entonces, me he quedado un poco diciendo: "¿Estos quiénes son?"

Y luego al final de todos, el último era mi padre.

Entonces, me he desmoronado y he ido corriendo

a darle un abrazo. Superemocionante.

Aplausos.

Joder, qué fuerte.

Tenemos aquí a Antonio, al padre de Eva.

A Mari Carmen, la madre de María.

Ángel Luis, el marido de Santiaga.

Y a José, que es el padre de Fabián,

que yo creo que está muy claro porque son iguales.

Hoy vais a ser juzgados

por estos cuatro críticos.

Ellos van a probar y a votar vuestros platos.

Vais a cocinar para ellos.

Van a estar cómodamente sentados en nuestro restaurante.

En un ratito voy a veros. -Poned una copita de vino.

Risas. También puede ser.

Claro que sí, Antonio. -Para ir haciendo boca.

Para ir quitando tensión a la cosa. Di que sí.

Hasta ahora. -Me ha parecido una idea

estupenda el que vinieran los familiares, la verdad.

Y estar con ellos por lo menos un ratito, verlos.

Y cocinar con la ilusión de saber que es para ellos.

En esta Prueba de Eliminación os enfrentáis

a un ingrediente muy importante:

la tradición.

Hoy, más que nunca, todo el que cocine en su casa

os mirará con absoluta atención.

Equivocarse en este plato, defraudará no solo

a vuestras familias, sino a un país entero.

Aspirantes, levantad el paño.

Ya sabéis. Quien tiene hambre, atiza la olla.

-¡Huy, huy! -Huy, qué bien huele.

Una cuchara. -Vaya tela.

Inclinaos y reverenciad al rey de las casas españolas.

El cocido.

Como en cualquier cocido que se precie,

tenéis repollo, zanahoria, cebolla,

puerro, patata, garbanzos y apio.

Y por supuesto, pollo, gallina,

panceta, oreja de cerdo, chorizo,

morcilla, ternera y huesos de jamón.

Cocidito completo.

La prueba de hoy consiste en cocinar un plato

con las sobras del cocido.

Es una antiquísima tradición y muy rica.

Y son muchos y sabrosos los platos que podéis preparar.

Desde una ropa vieja, unos canelones,

una lasaña, unas croquetas, un guiso,

un relleno e incluso tarrinas y patés.

Espero que una tradición culinaria que viene

desde los cartagineses no acabe aquí chamuscada.

Respeto absoluto a una cocina que parece,

solo parece, sencilla.

Además de la olla del cocido, podéis ver que tenéis cada uno

cinco platos, cada uno de un color.

Tenéis que emplatar cinco raciones, cuatro para vuestros familiares

y el último para los miembros de este jurado.

Contaréis con 60 minutos para preparar el plato.

Hoy no solo tenéis que convencernos a nosotros,

sino también a vuestra familia.

Estáis en el esta prueba para evitar ser eliminados.

Dispondréis de tres minutos en el supermercado

para coger, solo del módulo central,

los ingredientes necesarios para hacer un fantástico plato

con las sobras del cocido.

El tiempo para lograrlo comienza

en tres, dos,

uno... ¡Ya!

Aplausos. -¡Venga, chicos!

-¡Santiaga! -¡Santiaga, supermercado!

-Supermercado.

-¡Va! -Venga, vuela.

Santiaga, vamos, que son solo tres minutos.

(MARIBEL) Por favor. -Se le ha olvidado.

(NARRA) Los aspirantes tienen tres minutos

para pensar la receta y coger los ingredientes

del supermercado para elaborar el mejor plato posible.

Son tres minutos vitales, donde hay que tener las ideas

muy claras para no olvidarse de nada,

porque no podrán volver.

Está en juego ser eliminado de "MasterChef".

Aplausos. -¡Venga!

Aspirantes, tenéis que hacer cinco porciones.

Venga, no nos falléis.

Hacer un plato con lo que te sobra de comer

y hacer un plato de ayer, eso no está al alcance

de cualquiera. ¿Crees harías tú?

Lo tengo clarísimo. Ropa vieja.

Un clásico en mi casa.

-Vale, vale, vale.

-Han llegado lejos. -Sí, han llegado lejos.

Llegar hasta aquí ya es superimportante.

-María lleva cocinando desde los cuatro años.

Pero yo creo que esto era lo que ella quería.

-A tope, María. A tope.

-Voy a hacer como unos aperitivos de cocina para restaurante.

Pues estoy en el primer paso todavía

y necesito hacer muchas cosas.

-Estoy preocupada por el tiempo.

Porque una hora para que se enfríen las croquetas

y hacerlas y todo, me parece que es muy poco.

-Venga, venga. El tiempo. Fabián, estructúrate.

Aplausos. -¡Eva, venga, Eva!

-¡Vamos, Eva! -Venga.

-Vamos siempre a contrarreloj.

Y esa es la dificultad que más encuentro.

-Yo he oído decir...

-Cocinar para mi padre y para los familiares

de esta prueba, supone un reto enorme.

Ya no solo cocinamos para los jueces,

sino que cocinamos para alguien que nos conoce mucho.

Mi padre es mi mayor crítico. Me dice cuándo algo está mal,

cuándo está bien. Y me dice cómo mejorarlo.

¿Y a ti no te ha pasado que llegas de fiesta a las 5 de la mañana

con un pelotazo, abres la nevera, están esas sobras de cocido,

las metes entre pan y te haces un bocata?

La pringada del cocido. Huy, qué rico.

Lo que pasa es que ya no llego tan tarde a casa.

Ya habéis consumido los primeros 15 minutos.

Quedan 45.

-Vale, vale. Dale, Santiaga, dale.

Solamente picando. Te falta mantequilla, Santiaga.

Te falta mantequilla. Pero mucha más.

-Está haciendo Santiaga una bechamel, pero a ojo.

-Pero en sartén. -Increíble.

¿Pero tú mides las cantidades? Yo en casa la hago a ojo.

-Santiaga dice que hace mucha ropa sucia de esta,

o vieja. (RÍEN)

-Yo no lo he hecho nunca en mi vida esto.

María. -Dime.

¿Qué vas a preparar? -Pues voy a preparar

como unos aperitivos de cocido.

Voy a hacer unas croquetas cremosas

de patata y morcilla. ¿Te dará tiempo?

Además, que repose. -La masa está ya

bastante fría. Voy a ver si me da tiempo.

Guau. Muchas cosas. Poco tiempo.

-Sí. Céntrate.

-Ah, el pimentón.

Está utilizando la mayoría de las carnes,

pero quiere hacer una croqueta, quiere hacer

una tapa con un puré de garbanzos.

Le puede salir genial, pero con el tiempo...

La idea es buena, pero el tiempo no es suficiente.

Una croqueta, si es mazacote, la podrá rebozar

y freírla rápido. Si la quiere cremosita y buena,

necesitará un tiempo que no tiene.

-María entró de rebote.

Y la llamó mi hermano Toño y le dijo:

"María, ¿es que no te vas a apuntar?"

Dice: "¿A qué?" Dice: "O te apuntas tú

o te apunto yo".

Dice: "¿Pero a qué?" Dice: "Pues a "MasterChef".

¿Qué estás haciendo? -Estoy intentando hacer

una masa de fajita. ¿Habías hecho alguna vez fajitas?

-Fajitas sí, pero compradas de fábrica.

Ah. -Ah, amigo.

Las compro, entonces, es más fácil.

Pero también quiero poner otro ingrediente más

en el plato, como si fuese un poco oriental.

Así como intentando poner varios sabores del mundo.

Creo que me he vuelto loca.

¿En esta prueba solo? -Bueno, en todas.

Y sobre todo, espero que le guste a mi padre.

Y a usted.

Gracias. Bueno, pues Eva quiere hacer

una fajitas con las sobras del cocido.

Me parece buena idea. Muy buena idea.

En Méjico, realmente, se hace con sobras de cocido.

Sí, perfectamente. La idea es buena.

Se llaman tacos de pastor. Se llaman en Méjico.

Esto lo puedes españolizar, me parece fantástico.

Pero si nunca has hecho una masa, ¿por qué te complicas?

Aparte, no se hace con rodillo. Palmeada. La sartén.

Se ve un poquito perdida.

Aspirantes, estáis en los últimos 20 minutos.

-Se me desmorona. La madre que me parió.

-Santiaga, la madera, que resbala.

-Tranquila, Santiaga.

Santiaga, ¿qué le has puesto a la croqueta?

-La bechamel normal, pero me gusta freírle siempre

un poquito de puerro. Y luego le he puesto

unos taquitos pequeños del tocino del cocido.

¿No has utilizado nada más del cocido?

-No he utilizado nada más.

-Madre de Dios.

¿Santiaga? Va a hacer unas croquetas.

La croqueta es una bechamel con cebolla salteada.

Va a saltear una cebolla. Una croqueta pura y dura.

Pura y dura, que si le da tiempo.

¿Qué son estos montoncitos que tiene ahí ya?

Ha hecho unas tapas como para acompañar la croqueta

y es que ni en el peor sitio de tapas.

Una patata cocida, mal cortada,

con una zanahoria, con un poquito de morcilla

y cebolla cruda encima. Una cosa que te da...

Oye, perdonadme que interrumpa por aquí.

Tú eres profesional de la cocina.

Lo mismo no te hace falta este libro. ¿O sí?

-Hombre, siempre es bueno mirar el libro.

Pues aquí están las recetas que están haciendo vuestros hijos.

Así que yo os lo voy a regalar. Ya está a la venta.

Pero a mí me gustaría que vosotros lo tuvierais

como regalo, porque además vienen un montón de anécdotas

y de curiosidades sobre vuestros hijos.

-Huy, qué bien.

Me voy a ver cómo va la Prueba de Eliminación,

porque aunque lo tienen, creo, todo bajo control,

se respira mucha tensión. Así que, venga, os dejo.

Muchas gracias. -Gracias a ti.

-¿Qué está haciendo el chaval?

-El chaval está haciendo cocina de autor.

No lo sabe nada más que él.

Fabián, ¿qué tal? -Hola.

Bien.

Un poquito desorganizado, pero bien.

Sabes que esto puntúa. -Lo sé.

Y yo aquí, parece que no, pero estoy mirando todo.

Cuéntame un poquito. ¿Qué has utilizado?

-Será una especie de timbal, de pastel.

Va a tener la base de berza, que la voy a saltear ahora,

la voy a poner debajo, lo voy a poner

en una ropa vieja que estoy aquí haciendo.

Y un puré de patata y va gratinado al horno

en el último momento le voy a poner

la salsa de cocido y a tiempo.

Ten cuidado que no quede seco, que tenga todo...

-Sí, eh, jugoso. Apetecible.

-Muchas gracias, Samantha... Eh, chef.

Fabián, pues mira, una idea que yo creo que está bien,

va a hacer un timbal de tres pisos...

La carne de cocido guisada y meterla entre

el puré, patata y berza. Exacto.

Para eso necesitas tener la mente fría

y él cada minuto que pasa solo levanta y mira el reloj

y está histérico.

Aspirantes, estáis en los últimos 10 minutos.

-¿Qué hace?

-El aceite se le va a quemar, tío.

-No se da ni cuenta. -No se da ni cuenta.

-Pues, hala... Ese aceite...

-Un olor a fritanga... -María...

-Ah, me pongo nervioso.

-Que empiece otra vez, eso no se puede utilizar.

-No se puede usar. -Luego sale asqueroso.

-Eso está quemado... Ni para las churrerías...

-He tenido que dejar las croquetas,

no me han salido como quería que me salieran

y no las voy a poner si no me gustan.

-Ah...

Acabáis de entrar en los últimos cinco minutos.

Daos prisa.

-Ay, la masita blanda...

Qué penita, macho, la masita blanda...

-Yo empezaría a pensar ya en freír croquetas, ¿eh?

-Ah...

Aspirantes, últimos tres minutos. -Va, Fabián, va...

¡Va, va, va, va, venga! (APLAUDEN)

Y os recuerdo que tenéis cinco raciones que emplatar.

-A ver si me da tiempo a gratinar y si no me da tiempo

pues se presenta así, que tampoco pasa nada.

Aspirantes, último minuto.

Cinco, cuatro, tres, dos...

Uno... ¡Tiempo!

Manos arriba. -¡Bien, Santiaga!

Aplausos. -¡Bien, muy bien!

¡Santiaga, muy bien, Santiaga, muy bien, muy bien, muy bien!

¡Muy bien! -¡Bien todo el mundo!

-Muy bien, María.

(NARRA) Los familiares de los aspirantes

van a probar los cuatro platos,

debes votar cuál les parece mejor y cuál peor

sin saber quién lo ha cocinado,

únicamente eligiendo el color del plato.

Ellos no saben que el azul es el de María,

Eva tiene el rosa, Santiaga el granate

y Fabián el beige.

Vamos a empezar la cata,

lo primero es el plato beige.

No sabéis a quién pertenece,

por supuesto, pero tendréis que votarlo,

así que disfrutad y buen provecho. (TODOS) Gracias.

-A mí no me suena, no... -A mí tampoco.

-En principio... -No diría yo que

lo ha hecho María. -Hombre, si mi hija

antes de venir aquí podía saber si era su plato,

pero como ha aprendido tanto, ya no tengo ninguna noción, ¿no?

-Es que ahora es muy difícil de...

-Yo quiero que mi padre sea sincero,

pero supongo y espero que cuando encuentre el mío

diga "qué bueno está". (RÍE)

-Está un poco seco por dentro y el puré le quita un poco...

-Estamos hablando de un plato que ha sido reciclado.

-Claro. -Con lo cual no sé si es

bueno que recuerde... -El cocido.

-El cocido... -O un sabor nuevo.

-O un sabor que sea una... mezcla de cocido

y lo que ellos han añadido.

Ya habéis terminado con el plato beige,

ahora toca el rosa.

-Ha cambiado total el plato de uno a otro, ¿eh?

-Sí, el estilo es totalmente diferente,

parece un rollito de primavera

o una fajita, no sé, a María le gusta la cocina...

oriental

y tiene trazas de cocina oriental porque creo que lleva soja.

-Mi hija utiliza mucho la soja,

de hecho me manda a mí a comprarle cuando le falta...

-Entonces estamos en un lío,

porque ya no sabemos de quién es el plato,

pero está bueno. -Está bueno.

-Mi padre ve el mojo picón y dice: "Es de mi nena".

(RÍE) Seguro.

-¿Este plato te dice algo que te pueda sonar

a algún familiar tuyo? -Yo estoy seguro

que este plato es de uno de los concursantes.

-Ay, ay, ay... Ahora sí, ahora te lo digo.

-Ahora lo ha dicho...

-Está muy bueno. -Lo tenemos complicado, ¿eh?

-Sí. -Va a estar difícil.

Tercer plato en la mesa, familiares, el de color granate.

Disfrutadlo. -Gracias.

-Hombre, los buñuelos es una cosa que se hace mucho en...

por Valencia. -Sí, es una croqueta.

Bueno, mi suegra, la abuela de María,

era experta en croquetas...

Ah...

No sé. -Es que confunde todo.

-Claro. -A Fabián también le gusta

las croquetas. -Las croquetas.

-También le gustan.

-Como sea mi marido el que vote en contra de mi plato,

hasta ahí nos vamos a querer. (RÍE)

-Con vuestro permiso, me tomaré otra

y voy a beber un trago de vino.

Risa.

Plato azul.

-Vamos a brindar por el último plato.

-Muy bien. -Gracias.

-Este puré lo veo un poco espeso, a mi gusto.

Vaya, como sea el plato de mi mujer,

la que me va a liar. (RÍEN)

-A ver, mi madre lo que tiene que hacer es ser sincera,

yo no me voy a enfadar con ella si dice que está horrible.

-Es una tarea esta muy difícil y, además, estamos juzgando...

-No, es que... -Estamos juzgando

a nuestros propios hijos. -Es que nos han puesto

en un buen aprieto aquí. -De los que he probado hasta ahora,

las croquetas han sido de lo mejor.

Ahora sí, llega el momento de las votaciones,

me tenéis que decir cuál ha sido el mejor y el peor plato.

Antonio, empezamos contigo. -Para mí, el mejor plato,

aunque todos estaban bien, es el rosa,

espero que mi santa esposa y mi hija me perdonen.

Ángel Luis, tu turno. -Color granate.

-Para mí el mejor plato...

ha sido el rosa.

Queda en tus manos, José. -Todos han estado fabulosos,

pero no sé, pienso que puede ser el azul.

El plato rosa sería el mejor para vosotros,

ahora hay que votar al peor plato.

-Es muy difícil, ¿eh? Sé que es muy difícil,

pero tenéis que hacerlo.

-Para mí el menos... el menos bueno,

sin dejar de ser bueno, es el beige.

Beige.

-El azul.

Mari Carmen. -El beige,

espero que no sea de María... (RÍEN)

-Yo estoy que me salgo porque es una decisión muy difícil,

muy difícil. Lo sé.

-Y voy a votar por el beige.

Lo siento... -Por la que lleve el beige.

-Si me tengo que llevar a Fabián a casa...

Bueno...

Me costaría un mundo, sería muy difícil para mí.

Aspirantes, vuestros familiares ya han votado,

que pasen nuestros críticos.

Os comunicamos que el plato que habéis escogido como el mejor

se salva de esta eliminación,

seguirá en "MasterChef".

Para ellos, el mejor plato de la prueba

es el plato de color...

Rosa, el de Eva.

Aplausos.

-¿Puedo...? Sí, puedes, puedes,

y suelta el plato. -¡Ay!

Aplausos.

¡Suelta el plato, tranquila! Dale ese beso a tu padre.

(RÍEN)

-Si llega a ser lo contrario, tu madre me echa una bronca...

Eva, vente aquí conmigo, tengo que decirte

que tu padre ha sabido que era el que más le gustaba

y ha votado por él. -Lo tengo acostumbrado

a mis sabores. -Tenía cierto... aire de mostaza.

(RÍEN)

Eva, cariño, sube con tus compañeros

porque sigues en "MasterChef".

(APLAUDEN) -¡Ay!

Te quiero, papi. -Venga.

(GRITAN Y APLAUDEN)

Ahora vamos a conocer cuál es el peor plato

de esta prueba según el criterio de vuestra familia.

Para ellos, el peor plato de esta prueba

y que tiene que dar un paso al frente,

es el plato de color...

Beige, el de Fabián.

Plato que tú has elegido

también como el peor de esta prueba.

-No pasa nada, o sea, son cosas que pueden pasar.

Familiares, nosotros valoramos muchas más cosas:

la estética, el trabajo en la cocina,

la utilización de los ingredientes...

Hay muchos más factores, vuestro voto ha sido vinculante

para elegir el mejor plato

que se queda en "MasterChef",

pero no lo va a ser

para que el peor sea el que decida quién se va.

Veremos si, al final,

nuestro veredicto coincide con el vuestro.

Familiares, espero que esta parte os haya tranquilizado

un poco, porque sé que ha sido muy difícil para vosotros,

ahora los aspirantes se van a enfrentar

a la cata definitiva,

en esa cata me gustaría que no estuvierais ahí,

sobre todo porque es un momento muy duro,

así que, si os parece, id a la sala de concursantes

y luego yo os vuelvo a llamar,

muchísimas gracias.

(HABLAN ENTRE ELLOS)

-No pasa nada.

Aplausos.

De verdad, de verdad, no pasa nada, ve para allá.

Aplausos.

El primer plato que vamos a probar es el de...

Santiaga.

¿Cómo se llama? -Ropa vieja.

Pues tengo el caldo del cocido. Tal cual.

-Sí. Tal y como estaba.

-Sí, como consomé.

Y luego he puesto unas croquetas...

¿Has probado esto? -No, no he llegado a probarlo

Un gran error no probar. -Ya...

Lo sé, pero no pruebo nunca.

Lo principal de tu plato es la croqueta,

es lo que tiene elaboración, lo que te has currado,

el cocido debería estar ahí dentro.

¿Sabes lo primero que tiene que hacer un cocinero?

-Ah... Descubrir qué cocina lleva dentro

que se le dé bien. A ti seguro que un plato

más tradicional con estos ingredientes

te habría salido redondo.

Muy poco trabajo.

-Uf... Has cogido los elementos

que había en el cocido

y, sobre eso, lo has dispuesto.

Eso es la "pringá" del cocido si la meto en un pan,

si la trabajo, es una ropa vieja

y aquí no hay trabajo.

¿Ha traído tu marido coche?

El siguiente plato que vamos a probar es el de...

María.

María, ¿qué pretendías hacer? -Unos aperitivos de cocido:

una crema de garbanzos, unos montaditos de patata,

ropa vieja y... y unas croquetas de patata y morcilla que

no... me han salido. No están.

Los tres tenéis un problemón

al momento en que empieza la prueba de organizaros,

a mí me has hecho sufrir

como hacía días que no sufría

y la impotencia de no poder venir y decirte: "Pon esa masa

en el congelador, está caliente, por el amor de Dios,

que cuaje un poco, que fragüe un poco, si no es imposible".

Condenada al fracaso.

Aquí no hay ningún trabajo,

estéril, y si no haces la croqueta

porque no te sale,

no me la des.

¿Para qué quiero esto aquí? ¿La masa tirada?

-Ha sido un error.

Gordo. -Completamente.

Una ropa vieja son los aprovechamientos

de la carne del cocido perfectamente guisada,

esto no ha guisado nada.

¿Tu madre venía en coche también?

El siguiente plato que vamos a probar

es el de Fabián.

-Realmente lo que quería hacer era un plato unificado

que recordase al sabor del cocido

con una ropa vieja de base

y un puré de patatas al final gratinado arriba,

realmente...

Era más o menos la idea, lo que pasa es que también

sabía que podía aportar mucha sequedad

y quería hacer una salsa espesada con garbanzos.

El día que cocines como hablas, la leche.

(SUSPIRA)

¿Sabes por qué está seco? Porque la carne del cocido

está sin guisar,

y estos manchones... -Sí.

¿Eh?

Sabes de qué son, ¿no?

De un caldo que has tirado rápido en el último segundo.

-Sí, un error horrible. Esto, coges una jarra

con el caldo del cocido y lo tiras aquí

y esta pastosidad que tengo aquí

que no puedo ni hablarte, me pasa.

Si piensas un poquito solo con la cabeza, casi lo arreglas.

Yo quiero que me contestes una cosa,

¿dónde está el niño prodigio de la cocina

que teníamos en "MasterChef"?

-Por favor...

-Nunca he tenido tanta presión como ahora

y las cosas se complican y...

En la vida real también hay presión en la cocina,

eres joven, pero tienes que aprender y

ya va siendo hora, que llevamos aquí mucho tiempo,

que veamos resultados. -Lo sé, chef.

Ahora, el jurado que ya ha probado los tres platos,

va a deliberar sobre quién tiene que abandonar "MasterChef".

Por favor, que entren los familiares.

Es un momento difícil, ahora son los jueces

quienes tienen la palabra definitiva.

Fabián, da un paso al frente, por favor.

Fabián, ganas no te faltan, actitud tienes,

has tenido una idea válida,

has utilizado la materia prima que hacía falta utilizar,

ahí has estado bien.

Tu plato no ha estado a la altura,

pero este jurado reconoce que está en desacuerdo

con lo que han votado los familiares.

Sigues en "MasterChef".

Aplausos.

(BALBUCEA)

-Se ha dado cuenta que el plato que él había valorado como peor

era el de su propio hijo y eso es duro, eso es muy duro.

(APLAUDEN Y HABLAN ENTRE ELLOS) -Ahí...

-Le he fallado, le he fallado a mi hijo.

No le has fallado, no le has fallado

y yo sé que Fabián

no lo siente así, así que sécate esas lágrimas

porque sigue... -De verdad, de verdad.

Fabián sigue en "MasterChef".

Jurado, la última decisión está en vuestras manos.

Este jurado,

después de tener en cuenta

la trayectoria,

cómo habéis trabajado,

cómo habéis tratado los restos del cocido,

ha decidido

que debe abandonar "MasterChef"...

Santiaga.

-Lo sabía.

(MURMURAN)

-A por todas, María, tienes que mirar para adelante

y mirar por ti. (APLAUDEN)

Sube esas escaleras con tus compañeros.

-¡Vamos! Ven aquí, ven aquí, ven.

-¡Ahí...!

(HABLAN ENTRE ELLOS) -Estoy muy contenta

de que María siga en el programa porque

todavía no ha despegado.

-Hasta luego. (RÍE)

¿Qué ha pasado?

-Pues de querer hacerlo tan bien, que metes la pata en todo.

Te voy a invitar a mi casa a comer cocido.

Ah, pues yo voy, yo voy a tu casa a comer cocido,

ahora, ropa vieja no sé si ir. -Sí, sí, sí, vas a comer

ropa vieja y seguro que no te la vas a comer

ni en la casa de Jordi, ni en la casa de...

de Pepe, tan buena como la mía.

Risas.

-Pero si... Cada uno, cada uno en su...

-Pero te vas sin cámaras. En su gesto...

Porque ahí está, estoy escuchando ya ahí demasiado.

-Tú déjalos ahí que ellos ya tienen

donde entretenerse.

(RÍEN)

En fin, has estado fuera,

has podido tomar un poco de perspectiva del concurso,

¿a quién ves ahora ganador?

-Yo veo siempre ganador a Juan Manuel,

creo en él. Yo voy a estar poco tiempo

y me llevo tan pocos buenos sabores

de mis platos, espero que se los lleve él.

Yo he estado bastante mejor,

no me he encontrado tan agobiada

y... y he disfrutado de estos días.

Santiaga, ya sabes que nuestro proveedor de alimentos

te regala tu compra del mes durante todo el 2013

y nuestro patrocinador del electrodomésticos

te los regala todos los que has usado.

-Me ha gustado mucho.

Pues, Santiaga, ahora sí tienes que colgar el delantal

porque abandonas "MasterChef".

(APLAUDEN) -¡Guapa!

Hoy en este plató se han vivido muchísimas emociones,

hemos recibido la visita de algunos de los familiares

de nuestros aspirantes,

ya solo quedan diez

y estoy segura, chicos, de que vais a seguir viviendo

un montón de emociones más porque solo uno de vosotros

se alzará con el título del primer MasterChef España.

Nos vemos la semana que viene.

Y, ustedes, ya saben, pónganle sabor a la vida.

Jordi, por favor. Aspirantes,

el pollo. -¿Pero hay que matar eso?

Debéis deshuesar el pollo, rellenarlo para después cocinarlo

En esta prueba, el peor de vosotros será eliminado

-Se me ha enganchado, no puedo quitarlo,

me entran ganas de llorar. ¿Lo has rellenado de petardos?

Cada uno de los equipos

cocinará en un hotel distinto de Madrid.

Tendréis que cocinar un menú

a la altura de los invitados que vais a tener.

-Lo que parecía una simple merienda se ha convertido en un infierno.

-¡Maribel! -¿Qué?

-¡No hables tanto! -¡Calla!

A ver si se te mancha el traje.

-Creo que se puede mejorar el de pistacho.

(HABLA EMOCIONADA) -¡Por favor!

-Pero esto es demasiado compacto.

Este jurado ha decidido que quien debe abandonar "MasterChef" es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 6 - 14/05/13

Masterchef - Programa 6 - 14/05/13

14 may 2013

MasterChef da una nueva oportunidad a los ex aspirantes. Paloma, Juanma, Santiaga, Nati y Efrén vuelven al concurso para cocinar el plato de su vida e intentar retomar el camino a su sueño.

Para ello viajan a Salamanca donde sus ex compañeros, los aspirantes, disfrutan de un día libre, con distintas actividades: tentadero, barbacoa, `té de las cinco¿, masaje tailandés o paseo en calesa. Al final del día tienen una decisiva tarea: catar y juzgar los platos de 5 chefs anónimos. Sin saberlo, serán ellos quienes devuelvan la ilusión a un ex compañero. Se abren apuestas.

Tras la repesca, los aspirantes vuelven a plató para enfrentarse a la Prueba de presión con 11 productos del mar, algunos comunes en la cocina como el lenguado y las algas y otros difíciles de cocinar como la raya o el congrio.

Joan Roca, chef del mejor restaurante del mundo, El Celler de Can Roca, ofrecerá una MasterClass a los aspirantes, dándoles consejos sobre cómo cocinar cada uno de esos productos. Los cuatro que elaboren el peor plato irán a la Prueba de eliminación, donde unos invitados especiales salvarán a uno y los jueces expulsarán a otro.

ver más sobre "Masterchef - Programa 6 - 14/05/13" ver menos sobre "Masterchef - Programa 6 - 14/05/13"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 491 programas de MasterChef

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos