www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
1805569
Para todos los públicos Masterchef - Programa 5- 07/05/2013
Transcripción completa

El tema del Reto Creativo es

los sabores de vuestra infancia.

Se ve que es el mejor plato que hemos visto.

Hoy tenéis el honor y la responsabilidad

de preparar un menú para doce grandes

del deporte español.

-¿Pato? -Sí.

-Perdona. ¿Los responsables?

¿Los dos teníais que hacer pato?

Era una broma. Me lo voy a comer igual.

-Yo, particularmente, pagaría por el plato azul

y no pagaría por el rojo. Deberíais pedir disculpas

por el tiempo que llevan esperando vuestros platos.

-Somos primerizos.

¿Y la tempura? -Pensé que no estaba a la altura.

Hacía tiempo que no probaba algo tan malo.

Abandona las cocinas de "MasterChef"... Nati.

-Siento haberos decepcionado.

El que quiera aprender, será bienvenido.

El que piense que lo sabe todo, se ha equivocado de lugar.

El plato tiene que estar lleno de sabor,

poniendo mucho mimo en la presentación.

Partiendo de la tradición, la creatividad

y la mejor materia prima, busco la perfección en la cocina.

En 20 sacamos la tapa. ¿Oído?

(TODOS) ¡Oído, chef!

Si pudiera cambiar los delantales negros

por otra cosa peor, lo haría.

Y sería que os pudierais comer hoy vuestras sobras.

¿Sabes cuando nos quedamos sin género qué ocurre?

Que tenemos que salir corriendo a comprarlo.

-¡Me cago en la mar salada!

-Está cerrado. -Vamos al otro.

En mi cocina, en el servicio hay alguien

partiéndose la caja y no termina el servicio.

Quien debe abandonar hoy "MasterChef" es...

Buenas noches y bienvenidos a "MasterChef".

De los quince aspirantes que entraron,

solo once siguen compitiendo en estas cocinas.

En cada prueba tienen que demostrar su talento

para acercarse un poquito más al premio final,

a esos 100 000 euros y la publicación

de su propio libro de recetas.

Aspirantes, de vosotros once, solo ganará uno.

Esa persona dejará de ser un cocinero aficionado

y recibirá el trofeo del primer MasterChef España.

Ya sabéis que el ganador, junto con el segundo

y el tercer clasificado, recibirá también

un curso en la escuela de alta cocina

más importante del mundo:

Le Cordon Bleu Madrid.

Hoy nuestro jurado será quien explique la prueba.

Jueces, por favor.

Os enfrentáis a una Prueba de Presión.

Este tipo de reto consiste en que a todos os daremos

la misma receta y tendréis exactamente

los mismos ingredientes para prepararla.

El de hoy es uno de los platos más difíciles de "MasterChef".

Sería difícil incluso para un chef profesional.

Es el momento de lucirse y de brillar.

Desde el principio os hemos dicho que es importante ganar

la primera prueba, porque perder trae consecuencias.

Atención, aspirantes, porque los dos peores

de la prueba recibirán un delantal negro como este.

Eso quiere decir que vais directos

a la Prueba de Eliminación.

-A mí me parece muy heavy que los dos peores

vayan directamente a la Prueba de Eliminación.

-Siempre hay que darlo todo, pero hoy más que nunca.

Aquí nos la jugamos.

Quien os explicará la receta que debéis seguir

es el más grande.

Con más de 30 años de experiencia,

está considerado uno de los mejores reposteros de Europa.

Demos la bienvenida a Paco Torreblanca.

Aplausos.

-Croquembouche.

Para él es un nivel en cocina. Me encanta todo lo que hace,

la finura de sus pasteles, todas sus elaboraciones.

Para mí es un crack. -Madre mía.

-Dios, qué fuerte.

Madre mía. Que está aquí Paco Torreblanca.

Es que no es cada día que pase esto.

Estoy muy contento.

Paco, cuéntanos qué nos has traído. ¿Qué es esto?

-Bueno, esto es una croquembouche,

que está compuesta de bolas de petisus,

rellenas de una crema, caramelo, nougat.

Y como ves, bueno... Una forma de torre, claro.

-No había escuchado hablar de este postre en mi vida. Nunca.

La verdad es que yo no soy muy dulcera.

Me gusta el salado. Soy saladita.

¿Cuánto tiempo se tarda en aprender a hacer esta pieza?

-Bueno, yo creo que en 5 o 10 minutos es posible.

(RÍEN) -Os voy a dar uno a cada uno.

Uno por uno. Podéis mirarlo, olerlo.

Y ahora quiero que lo probéis.

-Hum. Qué crema pastelera tan rica.

-Está bueno, bueno, macho. -Ya sabéis por qué se llama

croquembouche, porque al moverlo veis

que cruje en la boca.

Tenéis que tener en cuenta tres o cuatro puntos

que son importantes para cuando hagáis vuestro trabajo.

Primero, que vuestro petisú, que es esto que veis aquí,

esto redondo, tiene que estar bien cocido y bien dorado.

Que vuestra crema no sea muy líquida,

porque se os quedará muy blando y no podéis formar vuestra torre.

Y tened en cuenta que el caramelo

quema mucho y tendréis que pegarlos por el lateral.

No pretendemos que hagáis el mismo trabajo

que el maestro Torreblanca.

Os daremos un molde para que hagáis

una pieza un poquito más pequeña.

Y muy importante. Las quemaduras con caramelo

son de las peores en la cocina.

Paco será parte del jurado hoy.

-La presión más grande de esto,

además de ir directos a la eliminación,

es tener a este maestro, Paco Torreblanca,

delante de nosotros, que va a ver nuestro trabajo

y que sabes que es el mejor.

Va a comenzar la Prueba de Presión.

Tenéis todos los mismos ingredientes.

Azúcar, leche, huevos,

mantequilla, harina,

sal, almendras, caramelo,

limón, canela,

una estampita de la Virgen de la Caridad y la receta.

Contáis con 180 minutos

para hacer el plato más difícil

y dulce de "MasterChef".

El tiempo comienza

en 3, 2, 1...

¡Ya!

(NARRA) El primer paso es preparar la masa de los petisus,

mezclando agua, huevos, mantequilla,

harina y sal.

¿Qué problemas pueden tener nuestros aspirantes?

-Yo creo que el mayor problema que pueden encontrar

es en las cocciones del azúcar.

Y también lo que veo muy importante

es la coordinación.

Porque si... Es importante.

Es lo que más les cuesta.

¿Qué tal, Maribel? -Bien.

¿Habías hecho este postre? -Nunca.

Y con alcachofas menos.

-Siempre metiéndote conmigo, ¿eh?

María. -Dime.

¿Cómo va eso?

-Pues voy un poco atrasada, me da la sensación.

-Tu masa está muy bien, ¿eh? Tienes una masa

impecable la tienes. Muy bien.

(NARRA) Hecha la masa, deben colocarla

en una manga pastelera para darle forma a los petisus.

Si se equivocan con la cantidad, no tendrán el tamaño correcto.

Cerezo, ¿cómo va eso? -Muy buenas, chef.

-Hola. ¿Qué tal? ¿Qué tal esa masa?

-Parece que ha tomado cuerpo. Cerezo hizo una tarta de queso

que era la más fea de Europa, pero la más buena.

-Bueno, es muy importante el sabor.

Yo le cortaría un poquito. -Yo también.

-La falta de experiencia es la forma de coger las mangas.

La manga se debe llenar la mitad.

(NARRA) Mientras hornean los petisus,

deben elaborar la crema pastelera.

Es una mezcla en caliente de leche, azúcar,

yemas de huevo, harina de maíz,

corteza de limón y canela.

Una vez hecha, deben enfriarla antes de rellanar los petisus.

¿Qué tal, Clara? ¿Cómo vas? ¿Has hecho la masa ya?

-Sí. Tengo la masa. ¿La tienes en el horno?

-Tengo la primera tanda en el horno.

Te noto tranquila, ¿no?, para una Prueba de Presión.

-Si me controlo bien, va a salir mejor

que si me pongo muy nerviosa.

Aspirantes, habéis consumido vuestra primera hora.

(NARRA) Paco Torreblanca ha dado una serie de consejos importantes

a nuestros aspirantes. Y aquí va el mío.

Si queréis aprender como ellos, mirad la página web del programa

y cotillead, porque ahí están todas las recetas.

Con un simple clic os podéis descargar

la aplicación de "MasterChef" para móviles y tablets.

-¿Dónde está la nevera?

-Esperemos que esta prueba se dé mejor

que las anteriores y que se demuestre

que hay maña en la cocina. Esperemos que se note.

Noé está un poco perdido.

Como siempre.

-Qué pequeñitos.

¿Qué tal, Eva? -Hola.

Pues aquí estoy con la crema pastelera

intentando que no se pegue.

-Muy bien. -Imagino que tendré que llevarla

a la ebullición. -Sí, pero intenta hacer así.

Porque si no, se te puede enganchar en el centro.

-Puta madre.

-Las primeras han salido muy pequeñas.

Voy a rectificar, que rectificar es de sabios.

Voy a poner más masa. Es una odisea todo esto.

Aspirantes, habéis consumido la mitad de vuestro tiempo.

Os queda una hora y media.

-Estoy trastornada ya.

¿Qué tal vas, Maribel? -Mira.

El hijo, el padre. Está bien.

-Y el Espíritu Santo.

¿Te da la risa esto? -Me da risa,

porque no lo he hecho nunca y unos me salen pequeñitos,

otros me salen grandes.

¿Sabes lo que mide el cono, verdad?

-Mídelo. Lo tengo aquí.

Con estas... -Necesito 700.

Para llegar a la mitad.

-Cuando las he visto, digo: Bueno, necesito 300

para rellenar este cacho cono.

Luego me salen como ensaimadas.

¿Dónde está el término medio?

Es cuando me ha entrado un ataque de risa.

(RÍE)

Esa torre no va a subir en la vida.

La base que sostiene el croquembouche

está hecha de caramelo y almendras tostadas.

Aspirantes, ya sabéis que queda poco menos de una hora.

Yo creo que es el momento de empezar a montar,

si no, no vais a llegar en tiempo.

-He ido a desenfundarlo y se me ha roto,

se me ha partido. Bueno, voy a intentar recomponer

con un poco de azúcar, echárselo por encima

y que vuelva a su estado original.

-Esos no llegan ni a la mitad.

-Estoy mal de tiempo, está claro.

No es mi mejor día.

Los he hecho muy chiquititos

y tenía que haberlos hecho más grandes.

-Estoy haciendo más. No llega ni de coña.

No llega con los que teníamos.

El delantal negro no lo quiero ni de lejos.

(NARRA) El último paso es el montaje del croquembouche.

Se realiza mojando los laterales de los petisus

en caramelo caliente y pegándolos entre sí

hasta cerrar el cono.

-Yo lo voy a sacar ya, por si acaso se me quema.

¡Ay, ay, ay! Esto quema muchísimo. Ya me he quemado.

¡Ay! ¡Ay, ay! Que me quemo.

¡Ay, que me quemo otra vez! ¡Ay, ay, ay, ay!

Cuidado con los dedos. Mucho cuidado con los dedos.

-¡Ay!

-Ay, es que en cuanto lo tocas, quema esto como un demonio.

¡Huy, huy, huy, huy!

Donde la torre, se llega allí, hago la vuelta.

-¡Ah!

-Ay, la madre de...

¡Ay!

¡Ah! Huy, esto se ha pegado a tope.

El azúcar quema, bueno, que se coge ahí

y es como un perro de esos de presa

que se engancha y no suelta.

Aspirantes, últimos 20 minutos.

¿Cómo vas, Clara? -Me he quedado ya sin profiteroles.

He hecho una croquembouche horrible.

-Bueno, no está tan mal.

Es un trabajo... Pero, venga, vamos a terminar,

a ver si conseguimos llegar al final.

-¿Qué le pasa a esto que no va?

Cerezo, ¿cómo lo ves? -He controlado mal el tiempo.

Tenía que haber metido dos hornadas a la vez.

Vuela, ve deprisa, porque a lo mejor vas en tiempo.

-Ojalá, chef.

Aspirantes, os quedan solo 10 minutos.

Necesito que vayáis desmoldando.

Hay que presentar lo que tengáis hecho.

¿Está claro?

(TODOS) Sí, chef.

-¿Y cómo desmoldo yo esto?

-Bueno, chicos, para desmoldarlo

intentad cortar con una tijera un poco el cartón debajo

e id quitando el papel poco a poco,

de manera que podáis despegarlo.

Es una fase importante. Si no, se desmoronará.

Todo vuestro trabajo se quedará en el suelo.

Hay que presentarlo sin el cono.

-No sé cómo hacerlo.

-Ay.

-Un 75% de la torre la tenía hecha.

Fracaso.

-Uf.

-Tócate los huevos.

Aspirantes, estáis en los últimos cinco minutos.

Hay que quitar el molde.

-Y el cono lo he quitado. Claro, aquello se ha abierto.

He cogido y no me lo pienso dos veces.

He cogido el cacito.

Aspirantes, último minuto.

-Ha muerto.

-Me cago en tu puta madre.

Aspirantes, 30 segundos.

-Desestructurado. 10 segundos.

9, 8,

7, 6,

5, 4, 3,

2, 1... ¡Tiempo!

Manos arriba.

(MARIBEL RÍE)

Ay, que me muero de la risa. (RÍEN)

-Me ha dado un ataque de risa de: ¡Ja, ja!

Qué bien me lo estoy pasando.

Era un ataque de risa de liberar

toda la tensión que tenía encima y decir:

¿Qué mierda he hecho aquí delante?

(RÍE)

-Yo he visto un desastre universal.

El de Eva he visto un gurruño de profiteroles

en un plato. José David, profiteroles

del tamaño de canicas y se ha quedado muy cortito.

Un desastre pero puro y duro.

-Los he hecho tan pequeños, que al final...

-Fatal.

(NARRA) El jurado prueba todos los croquembouche

para elegir cuáles pasarán a la cata final.

-Mala suerte. Bueno, mal hacer.

(NARRA) Paco Torreblanca nombrará el mejor plato

y nuestro jurado a los dos peores,

que recibirán un delantal negro.

-Bueno, chicos, esta prueba, como habéis podido ver,

es una prueba muy complicada y muy difícil.

Pero, bueno, qué duda cabe de que han habido trabajos

algo mejores unos que otros.

Yo lo que os puedo decir, que os animo a seguir

hacia adelante.

Y, venga, ánimo.

-Gracias. -Gracias.

Aspirantes, no sé si no me entendisteis

al principio, no me expliqué,

que era una Prueba de Presión.

Es una prueba para que me demostrarais,

que nos demostrarais a todos nosotros

que teníais algo más, más talento.

Y yo os veo muy flojos.

-Soy muy exigente y quiero hacer las cosas bien,

no por el delantal negro.

Es porque yo misma me siento mal.

Ahora vamos a llamar a los platos que consideramos

que son los mejores... bueno, los menos malos de la prueba.

Primer plato que el jurado va a probar,

es el de...

José David.

-Me da un poco de vergüenza, pero esto es lo que hay.

-Tu crema es una buena crema,

pero tu petisú está crudo y está incompleto.

-Vale, chef.

Es muy importante la planificación.

Y creo que un petisú más grande habría sido una buena elección.

Pero es fino el petisú y la crema es la mejor.

-Muchas gracias, chef.

El siguiente plato que el jurado va a probar

es el de...

Juan Manuel.

-Tu plato y tu petisú es de los que más me ha gustado,

porque el caramelo es fina

y la cocción está bien hecha del petisú,

a pesar de que la pieza está incompleta.

-Gracias, chef. Está incompleta, pero es la pieza,

la estructura más sólida que tenemos.

Con lo cual, está muy bien. No se te ha roto.

O sea, que enhorabuena. -Muchísimas gracias, chef.

Y el último plato que vamos a probar es el de...

María.

-Bueno, María, tus petisus están

muy bien cocidos los primeros. Los segundos más crudos.

Y tu caramelo está fino.

Es un petisú que es crocante y es

lo que requiere una croquembouche.

Le pido a Dios hoy dos cosas en esta prueba.

Que me dé el talento de Paco Torreblanca

y su generosidad.

-Muchísimas gracias, chef.

José David, Juan Manuel, María,

os recuerdo que el mejor va a tener ventaja

en la Prueba por Equipos, por lo que es muy importante.

Suerte. Jueces.

-Estoy temblando.

-Bueno, el mejor de esta prueba

ha sido...

Juan Manuel.

Aplausos.

-Que yo sabía que iba a ser Juanma el ganador,

porque ha conseguido mantenerlo en pié.

Que ninguno lo hemos conseguido.

-Bueno, pues estoy bien y mal a la vez.

Por una parte, por suerte, he sido de los mejores.

Pero, bueno, no estoy contento con el resultado.

Siempre intento hacer muy buenos platos,

pero es que me lo merecía.

-Enhorabuena por tu coraje. -Muchas gracias.

-Y enhorabuena a todos.

-Cuando me ha dicho Paco Torreblanca

que mi plato era el favorito, me he puesto muy contento.

En esta prueba han corrido ríos de caramelo.

Y es posible que corran ríos de sangre.

No me gustaría hacerte partícipe de esta sangría.

Te agradecemos haber estado en "MasterChef".

Aplausos.

Ha llegado el momento de saber qué dos

van a lucir el delantal negro de esta prueba.

El primer plato que vamos a probar es el de..

Cerezo.

Como puedes ver, el aspecto de tu croquembouche

no tiene mucho parecido con el ejemplo, ¿no?

Un petisú tiene una cosa de ligereza

que el tuyo no tiene.

No sabemos por dónde cogerlo, Cerezo.

-No, no. Solo quería correr a ver si podía acabar y...

Pero hay que correr con la cabeza.

-Ya.

Yo vengo aquí a aprender a cocinar.

Y quiero dedicarme a esto.

Pero a mí no me va la pastelería.

Vamos a ver, Cerezo. ¿Tú no eres soldador?

-Pero no de petisus. Ármalo.

Cerezo, una cosa. Tienes que aplicar

el mismo rigor en una soldadura de metal

que, en este caso, una soldadura de caramelo.

Merece el mismo respeto.

Esto puede ir por todos, ¿eh?

O sea, cuando os miro ahora mismo a todos,

no sé si estoy en Atenas, en Roma.

Paco Torreblanca lo monta sin cono.

Llévate tu plato de mejillones. Te lo pido por favor.

El siguiente plato que vamos a probar es el de...

Maribel.

¿No te da miedo que se caiga, verdad?

-No. Lo has puesto bien de caramelo.

Esto es incomible.

No sé si me estás tomando el pelo.

Pero no puedo coger uno. No puedo arrancarlo.

-Ha sido un error el...

Cuando he quitado el cono, se me ha desmontado

y entonces, he dicho: Tiro el caramelo por arriba.

Maribel, lo peor para mí ha sido tu actitud.

-¿Por qué? Porque te has estado riendo

media prueba.

-Pero no ha sido porque... Maribel, da igual.

Esto es "MasterChef".

En mi cocina, en medio del servicio,

hay alguien partiéndose la caja y no termina el servicio.

Y solo quería un: Sí, chef.

Nada más. -Sí, chef.

-A mí hay un momento en el que me ha molestado

la risa de Maribel.

No sé. Me he sentido un poco: Joder, se lo está tomando

a cachondeo y yo me lo estoy tomando en serio.

Me ha molestado un poco.

-Pegarte una bronca de ese calibre

porque te hayas reído. Dios mío de mi vida.

Mi actitud ha sido trabajo, trabajo y trabajo.

Mira que me lo temía. Me va a caer una bronca por reírme.

Pero que me quiten lo bailado. Me he reído muy a gusto.

El siguiente plato que vamos a probar es el de...

Noé.

No sé por dónde cogerlo, de verdad.

Cemento armado.

Si pudiera cambiar los delantales negros

por otra cosa peor, lo haría.

Y sería que os pudierais comer hoy vuestras sobras.

El último plato que vamos a probar es el de...

Eva.

-Muy mal.

O sea, caramelo blando.

Masa ligeramente líquida.

Esto no tiene ni pies ni cabeza ni sentido.

Esto es un amasijo.

Si me hubieras dado la crema sola,

lo mismo me la hubiera comido.

-Para mí, la opinión suya vale mucho.

Es que sabe mucho. Entonces, yo el día de mañana

quiero trabajar y quiero ser alguien en el mundo de la cocina.

Y si alguien de esa categoría te dice que está mal... duele.

¿Qué te pasa?

-Que no me gusta hacer las cosas mal.

Pero lo importante es la actitud.

-Sí. La tuya ha sido buena.

Aspirantes, nuestro jurado va ahora a deliberar

quién recibe esos dos delantales negros.

Jurado, por favor.

Bien. El jurado ha estado deliberando.

Y hoy era un día para entregar más de dos delantales negros.

El segundo peor plato y que merece

el delantal negro es el de...

Cerezo.

Te daba los dos, Cerezo.

-¿De qué me sirve llorar? Como decía OBK.

El que quiera ver lloros, que vea "Sonrisas y lágrimas".

Y este delantal negro que queda es para el peor plato de la prueba.

Noé.

-Una vez más, soy el peor plato.

Yo creo que hoy ha sido un día bastante desgraciado para todos.

Y para mí, el que más.

Noé, cúrratelo.

No te lo digo más.

Noé, Cerezo, los dos tenéis un delantal negro.

Eso significa que vais directos

a la Prueba de Eliminación.

-Es una muy mala racha. De mal en peor,

pero siempre hay luz al final del túnel.

-Tengo el delantal negro. Siempre me ha gustado el negro.

Os veo en la Prueba por Equipos, donde vamos a librar

una nueva y dura batalla.

(NARRA) El viaje gastronómico de "MasterChef"

continúa hoy en Burgos con la Prueba por Equipos.

Los once aspirantes que siguen en competición

caminan tranquilos por las calles de la capital española

de la gastronomía.

Será un reto durísimo. El equipo que no logre superarlo

y pierda, irá directamente a la Prueba de Eliminación.

Aspirantes, estáis en la patria de Cid.

En una tierra atravesada de lado a lado

por el Camino de Santiago.

Pero, sobre todo, tenéis la suerte de estar

en la capital española de la gastronomía 2013.

Bienvenidos a Burgos. (TODOS) Gracias.

Hoy tenéis que luciros ante 31 invitados

que conocen muy bien esta tierra.

Pero para afrontar este reto, lo primero

que tenemos que hacer, son los equipos.

Cerezo, Noé, un paso al frente, por favor.

Uno de vosotros dos puede librarse

de ese delantal negro.

Hoy los capitanes no van a ser los mejores.

Los capitanes sois vosotros.

Cerezo, Noé.

El que consiga ganar de los dos al frente de su equipo,

colgará el delantal negro

y no irá a la Prueba de Eliminación.

-Por fin ya voy a dejar de ser capitán encubierto

y voy a ser capitán de verdad.

Solo me falta el parche en el ojo y la pata de palo.

-Puede que el ser capitán ahora sea el golpe de puño

en la mesa para que se note ya que estoy aquí,

que voy a pelear por todo y que no va a haber vuelta atrás.

Aspirantes, sois impares,

por eso, capitanes, vais a elegir alternativamente

a cuatro personas para vuestro equipo.

Después, Juan Manuel, que fue el mejor

en la Prueba de Presión, podrá elegir

con qué equipo quiere trabajar.

Cerezo, tú fuiste el menos malo. ¿Rojo o el azul?

-El rojo. El rojo me hace juego

con los pantalones. ¿Qué más puedo pedir?

Solo puedo pedir ganar, que es lo que me interesa.

Noé, azul.

Cerezo. -Me gusta cómo trabaja

y trabaja fino y bonito...

José David. -Gracias.

-He elegido al segundo mejor del programa.

El primero soy yo.

Noé, tu turno. -Por sus conocimientos

sobre cocina, Efrén.

Cerezo. -A Eva.

-Gracias.

-Elijo a José Luis.

-Cuando Noé me ha elegido segundo, me quedé muerto,

porque es que no me lo esperaba para nada.

Porque he ido muy poco. He pasado épocas desapercibidas.

He pasado momentos difíciles.

-A María.

-Clara.

Cerezo, tienes a Fabián y a Maribel.

-A mí, cuando hacen los equipos, a mí no me eligen.

Se eligen entre ellos.

-Elijo a Noé. -A Cerezo.

-Elijo a José David.

-Desgraciadamente, tengo que ir a un equipo o a otro.

Quieran o no quieran.

¿Con cuál de los dos te quieres quedar?

-Apuesto por la juventud. Me quedo con Fabián.

Quiero gente competitiva. Y menos hablar y más trabajar.

Y yo no quiero personas espectáculos.

Si quiero espectáculo, yo ya soy bastante espectacular.

Maribel, evidentemente, vas al equipo azul.

-Gracias.

Juan Manuel, puedes elegir

con qué equipo quieres trabajar.

-Solicito en el equipo azul.

Noé, le puedes dar el delantal.

-Mi motivo de elegir al equipo azul

es porque no comparto la actitud de José David.

Yo creo que aunque tenga que pisar a alguien,

él va a muerte a ganar "MasterChef".

Cerezo, ¿qué te parece enfrentarte a esta Prueba por Equipos

con un integrante menos en tu equipo?

-A mí me parece que nosotros lo que nos sobran son ganas

y nosotros vamos a poner todo el empeño y el nervio,

que es lo que tenemos.

Aspirantes, ante vosotros, el trío de ases

de la gastronomía de Burgos.

La reina de las tapas y pinchos burgaleses:

la morcilla.

La carne estrella de esta tierra:

el cordero.

Y el rey de los lácteos.

Que podíais tomar un poquito, porque además de estar buenísimo,

os ayuda a mantener una dieta equilibrada,

fortalece los huesos y los músculos,

que tanta falta os está haciendo.

El queso de Burgos.

En 100 minutos cada equipo debe preparar

para los 31 invitados una tapa de morcilla,

un plato contundente con cordero

y un postre con queso de Burgos.

Y obligatoriamente, también, con jengibre.

Aspirantes, hoy debéis cocinar a la perfección,

porque nuestros comensales son los que más saben

de este trío de ases.

Son agricultores, ganaderos

y miembros de la Escuela de Hostelería de Burgos.

Qué equipo gana o qué equipo va a la Prueba de Eliminación

lo decidirán nuestros invitados.

Ellos probarán el menú de los dos equipos

y votarán por el que más les haya gustado.

Equipo rojo, equipo azul, ¿estáis preparados?

(TODOS) Sí, chef.

No os oigo. (TODOS) ¡Sí, chef!

Los 100 minutos empiezan ahora.

(NARRA) Es fundamental para los equipos

hacerse con todos los ingredientes para cocinar.

Hoy en la cocina de "MasterChef"

faltará un ingrediente muy importante.

¿Cómo lo resolverán nuestros aspirantes?

-Al lío. -Venga, venga.

(NARRA) Como tapa, el equipo rojo va a hacer milhojas

de morcilla de Burgos. Y el azul, saquito de morcilla

de Burgos y habitas.

El plato principal será carré de cordero con verduritas

en el equipo rojo y carré en su jugo en el azul.

Para el postre, el rojo plantea queso de Burgos,

jengibre y galleta.

Y el azul, queso de Burgos con naranja y jengibre.

Pepe vigilará en cocina al equipo rojo

y Jordi estará con el azul.

-¡Venga, va!

Mira, María, tienes que hacer esto. ¿Vale?

-Le saco eso. Sí. -Venga, coge una pieza

y dale caña.

Si necesitas a Fabián, que te ayude.

¿Oído? -Oído.

-Cerezo tiene una parte de dictador que es la parte

que nos cabrea a todos.

-Limón con agua. Echadle limón.

Poned limón en el agua.

-No llegamos. -Callaros, hostia.

-Necesitamos una puntillita. -¿Y las naranjas?

Si quieres, las puedes poner ahí.

-Jengibre. Nos falta jengibre.

¿Qué no tenéis, jengibre?

¿Seguro que no hay jengibre?

-No hemos visto. Lo hemos mirado varias veces.

En las cocinas profesionales, a menudo pasan estas cosas.

-Sí, chef. ¿Sabes cuando nos quedamos

sin género qué ocurre? Que tenemos que salir corriendo

a comprarlo. -¿Dónde?

Aspirantes, tengo aquí un dinerito.

Dinerito. Juan Manuel y Maribel,

venid para acá. -De acuerdo. Vamos.

Venid para acá. -Venga, vamos.

Aquí tengo dinero y un mapa donde debéis comprar el jengibre.

Tenéis que estar aquí antes de que acabe

el tiempo de cocinado. Rápido.

-¡Vamos! -Me cago en la mar salada. Corre.

Siempre me toca a mí, a la más vieja.

-Jengibre. Buscamos jengibre. ¿Pero tú te crees?

-Esto no es normal. -Esto es una putada.

Aquí, venga, vamos. Toca.

-Está cerrado. Está cerrado.

-¿Una tienda, señora? Para comprar jengibre.

Una tienda.

-Allí adelante hay una. -Gracias.

Perdona, ¿jengibre tenéis? -No.

¿Dónde? -Hay una señora por ahí.

-Sí, dígame. Gracias, gracias.

Ya me da la enhorabuena. ¡Oh!

Se ha ido Cerezo. ¿Quién es el jefe ahora?

-Está comprando. ¿Quién dirige el cotarro?

-Cualquiera de los tres. Cualquiera, no.

Una persona tiene que ser. -Yo.

¿Cómo que cualquiera de los tres? Parece que no aprendéis.

¿Quién dirige el cotarro? -Yo, chef.

Bueno, hay que dirigir, saber cómo van.

-Estoy en ello.

-Una frutería. Una frutería.

Aquí. Gracias.

-En el arco. Aquí, aquí. Pasa.

-Hola, caballero. ¿Me podría usted vender jengibre?

-¿Jengibre? -Jengibre, por favor.

-Es muy importante.

-Aquí. Frutería. Aquí, aquí.

Aquí. Oiga, ¿jengibre?

¿Jengibre? -Llévatelo, no pasa nada.

-Muy bien. Luego nos apañamos, caballero.

-Muchas gracias.

-Deprisa, deprisa, que no puedo hacer la comida.

Póngame. Tengo 20 euros.

¿Cuánto vale? -Échame un kilo.

-Venga, vamos.

Buenas, chef. Cerezo, los has dejado solos

y nos has dejado a nadie de responsable.

-Chef, he dejado a María.

-¿Eh?

-Corre,corre.

Oye, pues no me los cobres. No pasa nada.

¿Que tú sabes la propaganda que te vamos a hacer?

Si es para Televisión Española.

-Capitán, no podemos tres personas en el segundo.

-Pues si no podéis tres personas... -El segundo saldrá perfecto.

-Estáis en el primero. -Estamos solo dos personas.

-¿Qué dices? Llegas de sobra.

-Que estoy yo con el puré. Y Noé está con las manzanas.

-Yo creo que hoy ha habido una lucha de titanes.

Es decir, por un lado estaba Cerezo, capitán oficial.

Por otro lado estaba José David, capitaneando en la sombra.

-Esta cebolla es para la base...

¿Para la base de la morcilla, David?

-Esa de ahí, sí.

-Para la base del pincho.

-Gracias. Ya veréis "MasterChef".

Por aquí, ¿no? ¿Por dónde hemos venido, Juanma?

-Por aquí. -Vamos por aquí.

-No, que es por aquí. -¿Has visto que me han dado

la enhorabuena? -Sí.

-Fíjate, lo poquito que hemos salido, ya nos conocen.

Ya estamos aquí. Jengibre.

Chicos, 15 minutos más tarde que el equipo rojo.

Cerezo, lo contrato de jefe de compras ya. Es un rayo.

Estoy orgulloso de mi equipo. Cómo los tengo preparados.

Jordi, te he ganado. Ni a las canicas me gusta perder.

¿Sabes lo que pasa? Que les di GPS. Tú no.

Ah.

-Haz la cebolla. Corre. -¿Aquí ya está? Vale.

Espérate. Mezclo esta.

-Yo voy bien.

Aspirantes, ¿cómo vais? ¿Eso va a ir al horno ahora?

-Va a salir así tal cual. ¿Y no le daríais

un golpecito de horno para darle un golpe de calor?

-Cuando diga el chef, la comida tiene que salir caliente.

La morcilla no puede salir fría. Le damos golpe de horno.

¿Oído? (TODOS) ¡Oído!

-Muy bien. Mandas más que haces.

-¿A que sí? Hay gente que ha nacido para mandar.

Voy a estar más centrado en vuestro equipo.

Y a mí, Noé, no me gusta perder ni a las canicas.

-No te preocupes, que no vas a perder.

-Pero tenéis que quitar el papel.

-Bueno, estoy poniendo una chapuza aquí.

-Bueno, ya está. -Pon eso ahí encima.

Aspirantes, llevamos 40 minutos cocinando.

En 20 sacamos la tapa. ¿Oído?

(TODOS) ¡Oído, chef!

Pasad, pasad. ¿Qué tal? Encantada.

¿Qué tal? Bienvenidos. ¿Qué tal?

Bienvenidos. Pasad, pasad.

-Venga, que vamos de puta madre.

-Sí, vamos. -Espíritu.

Hay que tener espíritu.

Este equipo ya lo quisiera Martín Berasategui.

-El papel, el papel. Noé.

-Sí, chef.

A ver, el equipo rojo están haciendo

una tapita más sencilla pero van mucho mejor.

Tienes que meterle caña al asunto, ¿vale?

Tiene que sudar tinta. -Sí, chef.

Y tú, sustituir la horchata que te corre por las venas,

por sangre. -Sí, chef.

-Maribel, necesitamos todo eso mucho más rápido.

-Oye, pues yo más rápido no puedo ir.

-Pues hay que ir mucho más rápido. -Ya voy, ya voy.

-Vale.

-Venga, chicos. -Vale.

-Capitán.

-¿Qué pasa? -¿Al final vamos a echar

pasta brick? -¿Quién...?

¿Quién quiere usar pasta brick? Dejaos de pasta brick.

Nada de pasta brick.

¿Quién pone el tiempo a esto? José David, ¿controlas tú eso?

Yo le doy la vuelta a la morcilla. 15 minutos.

Daros cuenta que Cerezo es una oportunidad para él.

Siempre ha estado por debajo y le han mandado.

Hoy está mandando. Está mandando a José David.

Le tenía ganitas. Siempre ha sido uno de los cracks.

Ahora yo creo que Cerezo se va a crecer.

Se va a crecer más todavía. -Para, para.

No te muevas. No te muevas, que yo no tengo...

-Cerezo.

-Ya te puedes ir. Con cariño.

-Sí, eso digo yo. -Con cariño.

Todo con cariño.

Somos muy sensibles. Somos muy sensibles.

En dos minutos salen vuestros platos.

Noé. controla el pase, Noé.

Que esté bonito. Chicos, corred.

-Dame, dame, dame.

Bol. Dámelo. -Haced un hueco.

-Cuidado, cuidado. -Quitad eso.

-Quitad los platos de aquí.

Meted la bandeja y estirar los platos.

Noé, tenemos a los camareros aquí, vamos a salir ya.

-Sí, chef. Ponlos a todos,

un minuto aquí en el pase.

¡Todos al pase! Un minuto,

terminemos los saquitos cagando leches.

Noé, se te llevan los platos, tú mira si están listos.

Venga, que los rojos son pocos y cobardes.

-Esos camareros, voy a tener que

darle a los pingüinos, que no corren.

-Venga, pongo morcilla. Las lágrimas,

extendedme esa lágrima. ¡Dale, dale, corre, tío!

¡No, no me lo atropelles! ¡Corre!

Noé, escúchame, enséñale a alguien a hacer eso

y tú para el cordero, a muerte.

Cogedme esto, por favor, venga, a volar.

-Un papel que no... no puedo ni comer.

Se han dejado el papel, un pergamino del siglo XVII

en el saquito de morcilla, un fallo muy gordo.

Maribel, cariño. -¿Qué pasa, hijo?

Sabes que nos ha quedado el saquito fantástico, ¿no?

-Ay, menos mal. Sí, ¿no?

Pues un cliente se ha encontrado un papelito.

-¿Ves? ¿Pero me lo dices de verdad o no?

¿Me lo prometes por tu madre?

Eso es como encontrarte un pelo en un plato.

-No, no, mira... Tienes que poner...

-No me desanimes porque... Los ojitos ahí a tope,

atención a tope, eso es una cagada

de niño del colegio, no puede ser,

no nos puede pasar eso. -Pues, bueno, por uno,

una flor no hace mayo.

Hombre, por favor.

La mejor manera de daros cuenta de las cosas

es verle la cara al cliente.

-Ay, no me lo digas, por favor, no me hagas eso, por favor.

Ay, pero es que me gastáis muchas putadas.

Que no te preocupes, confía en mí, ¿vale?

-Con lo fea que estoy y encima me haces esta putada.

Ay, no quiero entrar, no quiero entrar.

No te escapes, ¿eh, Maribel?

-Yo me voy.

Digo: "Madre mía, sobre todo, Maribel, sé fuerte

que no pasa nada, que por un papel qué más da,

¿qué te dirán?". Le traigo a la responsable

de cocina. -Buenas.

Para comentar el accidente. -Hola.

-Siento dar la mala noticia, os habéis dejado

el pergamino dentro del saquito, un papel.

Vaya. -De envoltorio.

-Lo hemos hecho con la mejor intención

y no... es un fallo que no teníamos que haber hecho,

pero no podemos... no se lo puedo quitar,

lo evidente no lo podemos negar. ¿Los demás cómo están?

(TODOS) Bien. -No hay problema.

-"Bien", por favor, "¡Bien...!". (RÍEN)

(TODOS) ¡Bien! -Gracias.

Gracias.

-¡Nos hemos dejado un papel en el... en un saquito!

-¡Maribel, Maribel! -¿Qué, cariño?

-Límpiame bandejas de horno. -¡Voy!

-¡Ya voy! -Aquí...

Bueno, ¿qué tal? ¿El primer plato

qué le ha parecido? La morcilla.

-Bien. ¿La roja o la azul?

-La azul.

¿Por qué? -Porque estaban

más equilibrados los sabores,

eh, la roja...

Aparte de la grasa de la morcilla,

tenía más grasa en sí la guarnición.

-Me gusta el equipo rojo

en la presentación, la morcilla con la manzana,

además del sabor me ha gustado el contraste.

-Esto no arde ni para Troya. ¡Venga, vamos a sacar ya!

¡María, ven aquí! ¡Echa eso! -Es que no puedo estar

en tantas cosas. -Aguanta aquí, aguanta aquí.

¡Aguanta! 15 minutos y nos vamos

con el cordero, lo quiero, bah, niquelado, ¿vale?

Mirad, el chorrito de aceite aquí, lo matamos aquí, ¿vale?

Aquí aguantándolo aquí, ¿vale? Otro, otro y otro.

-Uno en cada plato. -No, primero el... el cordero

y, luego, apoyados... -¡No, la salsa debajo!

-Encima... -No quiero...

-Vale, chef, vale. -Te subo un poco.

-Hay que empezar a cortar ya. -Sacad la de abajo.

¿Vienes a copiar? ¿A qué vienes?

¿Vienes a copiar? No te voy a cobrar nada,

quédate aquí. Vas a flipar con los platitos

que van a pasar. Vamos con ello.

-Está crudo. -Sí.

-Dentro. ¿Qué pasa?

-Faltan 5 minutos para terminar la carne.

Oh, mierda. -Sí.

Ah, oye, cortad y metedlo al horno.

-Venga, rápido. -Bandejas.

No paréis, rápido, saca que no se...

-Venga, hombre.

¿Cómo lo llevas? Fenomenal.

¿Sí? A punto, estamos en tiempo.

Eso es más basto que un polo de chorizo, Pepe.

No me copies los chascarrillos. (RÍE)

No te lo voy a repetir más. Eres mío, pequeño.

(RÍE)

Oye, Noé, psicológicamente los tengo destrozados,

pero ya tienen emplatado, ¿vale? -Vale.

-Chicos. ¡Ahora sí,

yo los veo muy bien, ese es el camino!

-Eso es cordero crudo. -¿Cómo crudo?

-Esto está crudo. -No.

-El centro está crudo. -Tú corta, corta, corta

que esto se lo comen igual. -Venga, vamos.

-Que se come así el cordero. -Venga, pues dale.

-A ver quién marca, eso no puede salir así,

eso no puede salir así, Noé. Camareros del equipo rojo,

por favor, podéis ir cogiendo platos.

El equipo rojo está sacando platos ya.

Sí, pero el equipo rojo está capitaneado por mí,

no por ti.

Me derrito, como la bruja mala del cuento,

de verdad, no pierdo ni a las canicas

y aquí me hincho a perder.

Chicos, sois cinco y esto no sale ni a tiros,

lo voy a tener que hacer yo y no me da la gana.

Jordi, no tengo nada que hacer, ¿te echo una mano?

No, no, por favor. Oye, ¿podemos ir el equipo rojo

a echar una mano al equipo azul?

-Venga, sí, vamos. -¡Sí!

Noé, la salsa, mira. Se hace así, échalo todo.

-Vale. Maribel...

Como mis comensales coman frío porque el tuyo no saque el plato,

te vas a enterar. Te vas a chinchar.

-Vamos allá.

¿Hay algún plato terminado que los camareros

se puedan llevar? Venga, va, chicos.

-Hasta donde voy yo... Chicos, vámonos, por favor.

-Hasta donde voy yo, ¿vale? Hasta aquí.

Chicos, chicos.

-Ese va crudo, ese no puede salir así,

este no puede salir así.

-Pues es que este cordero sangra. -Está vivo.

-Está vivo, tío, es que... -No se puede comer.

-No lo han hecho a la plancha. En la sala nos dicen

que el cordero está crudo,

lo han llamado cordero sangrante.

-¿No, no tenemos otro que esté hecho?

-Nada. -Directamente, intocable.

Limpiamos aquí, ya está, va, limpiamos aquí.

-Está estupendo, vamos con ello.

-Mira, que lo tengo yo para eso.

-¿Qué quieres? -Que lo iba a hacer yo.

(HABLAN TODOS A LA VEZ) Oye, aquí discutís,

ahí se parten la caja, estamos fatal.

-¡Venga, Fabián! -Oye.

-Muy bien, muy bien. -Lo iba a hacer

con jugo de naranja. -Que me ha dicho ella

que lo hiciera así. -Échale, échale,

échale jugo, vamos. -Claro.

-Vamos bien de tiempo, ¿cogemos una cerecitas

y las ponemos partidas por la mitad?

Aspirantes, me dice Jordi que si le podéis dar

la receta del postre, la quiere para su restaurante.

(TODOS) ¡Perfecto! -Me parece bien.

-Se la daremos. -Si nos contrata.

(RÍEN)

Esto es espionaje industrial, no os importe, chicos,

viene a copiar, eso es orgullo vuestro.

No, no, no, yo... -¡Fenomenal!

Ahí tenéis a Noé. (RÍEN)

A mí no me... Está naufragando.

(HABLAN TODOS A LA VEZ) -Y encima queso.

-La mermelada. -La menta, la menta.

-Echa albahaca. -Albahaca, va.

-Apartaos, que vengan los chicos, apartaos, que vengan los chicos.

Venga, señores, vamos cogiendo,

vamos cogiendo, venga. Muy bien.

La edad es un grado. En tu caso no.

Es que aquí... son estos...

Me quiero morir.

Estoy orgulloso de vosotros, ¿eh? Lo hemos sacado en tiempo,

así es. (APLAUDEN)

-Gracias, chef.

Chicos, los del equipo rojo ya se han ido a su casa.

-Bueno, chicos... -Bueno, chicos...

(GRITAN)

(TODOS EMOCIONADOS) ¡Eh, eh, eh!

-Venga, una cucharita más, venga. -Oye, el queso,

necesito el queso.

-Ya está. -Ya lo hemos terminado.

Gritos de alegría.

-Los platos del equipo rojo salen los primeros,

la carne ha salido lo primero, el postre ha salido lo primero.

-Ha salido primero y más hecha. ¿Qué te han parecido los postres?

-Pues el del equipo rojo me ha gustado

y el del equipo azul, la naranja amarga

yo creo que estropea un poco el postre.

¿A alguno de los comensales le ha gustado más

el postre azul que el rojo? -A nosotros, el azul,

que todavía no nos lo han traído.

No me lo puedo creer. -Mira.

¿Dónde está? -Aquí hemos trabajado

todos de puta madre. -No, trabajar sí.

-Yo me he visto fenomenal. Equipo azul,

me faltan dos postres.

-Vamos. -Zumbando.

¿Habéis contado los platos? -Dos platos,

pásame dos platos, no tenemos más platos.

¿No hemos contado los platos? -Se supone que estaban contados

y me ha parecido contarlos... Nunca hay que confiar

en "se supone". En la cocina no se supone nada,

se cuenta. -Sí.

Se revisa siempre.

Un brindis por Burgos

y por "MasterChef". ¡Salud a todos!

(TODOS) Salud.

Muchas gracias a todos, por estar aquí,

ha sido un auténtico honor para "MasterChef"

ofreceros esta comida. Ahora ya sabéis,

os toca votar por el menú que más os haya gustado.

Estamos en la tierra del Cid, así que hoy la votación

se va a hacer como corresponde, alzando las tizonas.

(NARRA) Los invitados colocan en la espada una cinta,

la roja o la azul,

en función del menú que más les ha gustado.

El equipo que obtenga menos votos, es decir,

el que tenga menos espadas de su color,

irá a la prueba de eliminación.

Por favor, que pasen los aspirantes.

Invitados, a mi orden levantaréis las espadas

del color que creías que merece ganar esta prueba.

¿Preparados?

¡Tizones en alto!

(GRITAN)

-Guau.

Equipo rojo, ¡enhorabuena, seguís en "MasterChef"!

(GRITAN DE ALEGRÍA)

-Cuando he visto todos los votos rojos

he alucinado yo solo porque digo: "Madre de Dios,

yo me esperaba ganar, pero, además, eh, triunfar

de esta manera tan aplastante pues sí que me he emocionado,

ha sido un subidón de fuerza.

26 votos para el equipo rojo,

5 para el equipo azul.

-Me he quedado chafado cuando han levantado las espadas,

chafado me he quedado

porque no esperaba, no esperaba esa diferencia,

sinceramente. Invitados, muchísimas gracias

por participar en esta prueba por equipos y muchísimas gracias

por llevar la gastronomía burgalesa a todos los rincones del mundo.

Hasta siempre.

(APLAUDEN Y OVACIONAN)

Equipo rojo, felicidades. (TODOS) Gracias, chef.

Habéis ganado esta prueba a pesar de ser uno menos

y os debo decir que lo habéis hecho muy bien,

os he visto muy conjuntados,

ha salido todo bastante bien y en tiempo, sobre todo,

estoy muy contento, de verdad. (TODOS) Muchas gracias.

-Si tienes un cordero perfecto ganabas la prueba,

si no lo tienes, no ganabas la prueba.

Equipo azul, hoy no habéis tenido capitán,

Noé no ha dado la talla como capitán

y, fruto de no tener capitán,

habéis tenido problemas muy gordos.

Equipo rojo, enhorabuena, me alegro mucho,

habéis hecho un buen trabajo

y os merecéis esa victoria. Equipo azul, lo siento muchísimo,

uno de vosotros va a tener que abandonar "MasterChef"

y lo va a hacer tras la prueba de eliminación.

Aspirantes, bienvenidos de nuevo a las cocinas

de "MasterChef".

Cerezo, mira lo que tengo para ti. -Qué chulo.

¿Lo quieres? -Hombre, pero con

los ojos cerrados. Te pertenece porque

eres el capitán del equipo ganador,

así que te libras de ese delantal negro horrible

y yo te doy el blanco que seguro que te gusta

mucho más, ¿verdad? -Muchas gracias.

Enhorabuena, felicidades. -Gracias.

Cerezo,

¿tenías ganas de ser capitán? -Hace días, chef.

¿Te gusta mandar? -Me gusta, me gusta.

José David. -Sí, chef.

¿Qué tal Cerezo mandando?

-Tiene mucho carácter, pero bueno...

Al final se le aguanta. ¿Te ha gustado estar

bajo sus órdenes? -Me gusta más que esté

bajo las mías, pero sí. (RÍEN)

-A mí al revés, me pasa al revés. (RÍE)

Juan Manuel, yo ayer aposté por el equipo azul

y me equivoqué,

¿no crees que tú también te equivocaste?

-Me sentí muy a gusto trabajando con el equipo

con el que estaba, a pesar de que perdimos,

trabajé muy a gusto.

Pero aparte de sentirte a gusto, ¿no tienes ganas de ganar?

-Por supuesto que tengo ganas de ganar.

Delantales blancos,

enhorabuena, podéis subir a la galería

a ver cómo cocinan vuestros compañeros.

-Venga, Judas. (RÍEN)

-A Juan Manuel le he dicho que me ha vendido

por dos perras gordas, es un amigo mío, lo aprecio,

pero sí que es cierto que me supo mal que se fuera

con el equipo azul cuando podía haberse venido conmigo.

Hoy uno de vosotros abandonará "MasterChef".

Id a vuestros puestos en la cocina

porque os vais a enfrentar a la Prueba de Eliminación.

-Esta es ahora mi quinta Prueba consecutiva de Eliminación

y ahora pues intentar hacer un buen plato

y seguir aquí que...

que es lo que quiero.

Hoy más que nunca, este programa

será un volcán.

El plato de la prueba de hoy es sencillo para el que

merezca el título de "MasterChef".

Para no ser eliminados, tenéis que dar dos pasos:

Un primer paso técnico y, en el segundo,

tenéis que demostrar vuestra creatividad.

-Es mi primera prueba de eliminación,

vas un poco nervioso porque no has hecho ninguna,

pero la verdad es que tocaba. Aspirantes,

levantad el paño.

-Oh... -Madre...

¿Qué es eso?

Tenéis delante los ingredientes para preparar pasta fresca:

harina de trigo, agua,

aceite, huevos, una máquina de estirar pasta

y varios cortapastas.

-Eh, no tengo mucha maña con la pasta fresca en casa

porque no he hecho.

La masa se prepara como un volcán,

desde dentro hacia fuera, mezclando los huevos

con la harina muy despacio.

Hecha la masa, debéis utilizar la máquina para estirar la pasta,

podéis hacer tortellini, ravioli,

lo que mejor os vaya con el relleno que decidáis.

Así es, porque no solo vais a hacer pasta fresca,

también un buen relleno y una fantástica salsa

que funcione bien con vuestra pasta.

Os daré cuatro pinceladas: Ojo cuando estiréis la pasta,

cuidado cómo lo selláis, muy importante,

no podéis perder el relleno

la salsa que elijáis debe ser la adecuada

que no disfrace el elemento principal

y mucho cuidado con el punto de cocción.

Pensad como cocineros profesionales porque un mal paso

y estaréis fuera del programa.

Dispondréis de 3 minutos para pensar qué relleno

y qué salsa haréis y coger los ingredientes

únicamente de la isleta central.

Contáis con 75 minutos para hacer un plato

de pasta fresca rellena.

-Para mí la pasta es un ingrediente que me gusta,

es un plato que normalmente en mi casa lo bordo,

pero aquí no creo que le pegue ni dos puntadas.

Y el tiempo comienza en tres, dos, uno... ¡Ya!

Aplausos y ovación. (NARRA) Los aspirantes

solo tienen 3 minutos para decidir y escoger

los ingredientes del relleno.

Aspirantes, muy importante, recordad, coged solo

lo que necesitéis

ya que nuestro patrocinador

destinará el excedente a Cáritas.

(NARRA) Tienen muchas opciones: gambas, carnes, setas,

verduras o quesos.

(APLAUDEN Y OVACIONAN)

¿Habéis visto las gambas que tienen ahí?

Unas gambitas ahí increíbles. Tienen trufa, tienen de todo.

Tienen de todo, buenas setas, tienen de todo.

Tú te coges una buena pasta rellena,

te coges un caldito de ave, mantequilla, ligas ahí

y dos virutas de trufa y es la mejor salsa del mundo.

-Ah... Aquí estamos liados

acabando de hacer la masa de espinacas,

y ahora voy a hacer lo que es cortar

un poco así la... la manzana para

hacer la salsa y aparte intentar

así hacer un tipo de crujiente con la manzana.

Una buena pasta necesita muy pocas cosas,

muy limpio, mucho sabor

y que la pasta sea la protagonista.

-No voy a arriesgar al 100% porque no sería lógico

ni eficiente pero voy a buscar un punto,

ya no de riesgo, sino de creatividad

y originalidad dentro de un área asumible.

-Huy... -Qué bien huele, Maribel.

-Sí, hoy sí.

(RÍE) Hoy sí dice... -Hoy sí.

Aspirantes, habéis consumido 15 minutos, os quedan 60 minutos.

Maribel. -Dígame.

¿Qué tal?

-Bien. ¿Qué nos vas a hacer?

-Pues voy a hacer una pasta rellena de... de gambas,

porque quería haceros de pera, pero no, no había peras.

¿Querías hacer de pera? -Sí, me encantan,

las de pera me chiflan. Ah, y no había pera en el...

-No, no había pera. No me hagas reír, ¿eh?

Bueno, ¿qué le parece mi plato? Bueno, pues cuando lo pruebe

lo diré. -Bueno, voy a ponerle

un poquitín de albahaca. Suena bien.

-Ah, vale, pues ya está, ya estoy contenta.

¿Qué nos vas a preparar? -He hecho una pasta fresca

con curry rellena de ricota y gambas

y una ralladura de limón. ¿Y la forma?

¿Tienes pensado algo? -Sí, voy a hacer, eh...

Tipo raviolis... -Sí.

Lo único que me preocupa tanto de Maribel como de Noé

es que van a utilizar la gamba, la gamba tan buena que tenemos

picada y mezclada con el queso, que al final...

Estropea la gamba una barbaridad. Para eso utilizas otra cosa,

esa gamba no está para meterla dentro de un relleno,

esa gamba está para coger una

pones otra encima... Eso es así.

-La idea es hacer una pasta de albahaca,

la pasta en sí lleva albahaca en la masa

y un relleno de pesto rojo con el tomate seco.

-Muy bien, José Luis. -Venga...

-Muy bien...

(APLAUDEN)

-No va a poder con esa tabla ahí en la altura.

-Estoy estirándola y volviéndola a encoger

para que coja la textura que quiero y a ver si queda como espero.

Creo que es más un inconveniente no haber hecho ninguna

prueba de eliminación que haber hecho más de una,

porque ya estás rodado, ya tienes tablas

y no es lo mismo. Seguro que a nuestros aspirantes

les encantaría poder mirar las recetas de este libro,

ya que también tiene una receta de pasta fresca,

ellos no pueden hacerlo, pero tú y yo sí,

porque el libro de "MasterChef" ya está disponible.

Aspirantes, habéis consumido 45 minutos.

-No... Jopelas...

Hubiera preferido acelerar el plato tres veces,

voy a intentar hacerlo lo más finito que pueda.

Ahora, esto es pesadísimo, los de las pizzerías,

jopelas, se ganan... tenían que hacer pagar más la pizza,

estos que hacen la pizza que la tiran así.

-¿Te has fijado cómo va a hacer la pasta?

Mira por dónde llega. -Como unas medias.

Juan Manuel, ¿qué idea tienes?

-Tengo la idea de hacer la masa con un poco de espinacas

y luego el relleno con queso ricota,

con nueces y una salsa de manzana.

¿Crees que harás una salsa fina con la manzana?

-Pues lo intentaré,

voy a poner todo lo que sea por mi parte,

lo voy a intentar, quiero hacer tortellinis.

Voy a hacer tortellinis y luego, por el centro,

quiero intentar... Se te da bien el trabajo

con la masa, cerrar el relleno.

-Yo creo que sí, vamos, yo las pocas veces

que he hecho pasta no me ha fallado,

pero puede ser que también un poco el estado

de los nervios... Mira mucho que el plato

te quede elegante, nítido.

-De acuerdo, chef.

Aspirantes, quedan 20 minutos para que terminéis vuestro plato,

que esté la salsa perfectamente acabada, el relleno bien hecho

y el plato emplatado.

¿Qué tal, Clara? -Hola...

Tu idea es... -Mi... mi idea es meter la salsa

de lo que va a ser el plato dentro del ravioli,

entonces he hecho una mantequilla de orégano.

Sí. -Que la tengo ahora mismo

en la nevera y es lo que me gustaría meter

dentro del ravioli. La mantequilla de orégano.

-Sí. Que, al cocerlo, luego se derrita.

Se derrita... y explote. -Claro.

Y bañe el resto del plato. Pues aprovecha bien

el jugo de la cabeza de la gamba que está...

-Eso, eso, que quede bien de sabor. Y sorpréndenos.

-Vale, muchas gracias.

-A Clara la veo súperbien, muy tranquila

y súper... muy decidida de lo que está haciendo.

Clara había hecho una masa que tenía reposando,

va a hacer una explosión de mantequilla con orégano.

Es muy francés, hay raviolis de pasta con mantequilla dentro,

los terminas con trufa y es un plato...

Y un poquito de cítrico quizá,

y es un plato súpersencillo, genial.

¿Qué haríais? ¿Raviolis? Grandes me gustan,

dos, tres en un plato, me encanta, un buen relleno, uhmmm...

También puedes compartir el vídeo de cómo cocinan

pasta nuestros aspirantes

y comentarlo con tus amigos

gracias a la aplicación gratuita de "MasterChef",

solo tienes que pulsar "Compartir" desde

tu móvil o tableta cuando veas algo que te gusta

del programa, además, puedes comprobar

si tu vídeo está entre los más famosos del ránking.

José Luis. -Diga.

¿Qué preparamos? -Ah, pues he preparado

un revuelto de jamón, setas con un poquito de parmesano

y cebolleta y, entonces, lo que pretendo

es pues sacar de aquí unos raviolis

y... y eso cocerlo y luego ponerlos

con una salsa de mantequilla y ricota.

¿No te parece un poquito basto el conjunto?

-¿Basto? Sí.

-Pues no lo sé, me parece rico, basto no sé.

Pero, José Luis, un señor de tu veteranía

con tu pasión que se lo está currando...

-Ya, ya, ya... Eres un ejemplo a seguir.

Tú tranquilo, tómatelo con calma y haz un plato bien rico.

José Luis, anímicamente, está un poco flojo,

me da un poco de pena porque el planteamiento

que ha hecho es un poco malo.

Últimos 5 minutos, aspirantes.

Date cuenta que el ravioli se puede cocer

en los dos últimos minutos. Claro, es que es lo bueno,

lo tienen que hacer así. Y el ravioli en

los dos últimos minutos, emplatas y adiós,

o sea, no tiene más...

Id emplatando, por favor, o no estaréis en tiempo.

Cuidado, cuidado... Lo vamos a coger en el suelo.

-No, no lo hagas. -No...

-Muy bien, Maribel, muy bien. -Una...

-Lo va a hacer.

-Huy... -Ay...

-No me sale.

Fuera.

Último minuto.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

¡Tiempo! Manos arriba.

Aplausos.

-Hoy, con diferencia, es la prueba más reñida

y más igualada de todas las que hemos hecho hasta ahora.

Aspirantes, vosotros ya habéis hecho vuestro trabajo,

ahora es el turno de nuestro jurado.

Va a ir llamando uno a uno para probar vuestros platos.

-Ay... Esto es lo más duro.

El primer plato que el jurado va a probar

es el de...

Juanma.

-Son tortellinis rellenos de... de queso ricota con nueces

y una salsa que la he hecho de manzana.

¿Cómo se llama tu postre?

-Ah... No, no es postre, es pasta, lo que pasa

que lo único que, en vez de hacerlo salado,

he decidido hacerlo un poco más dulce.

No os veo nunca probar vuestro plato,

estáis aprendiendo, debéis probar.

-Lo tendré en cuenta para la próxima vez.

Esta especie de puré que tienes ahí esconde

un muy buen trabajo con la pasta, pero hay defectos de sabor.

-De acuerdo, chef.

El siguiente plato que nuestro jurado

va a probar es el de...

Efrén.

-Ah...

-Es un ravioli de pesto rojo en pasta de albahaca.

¿Estás contento con él? -No, la verdad

es que no estoy nada contento con mi trabajo de hoy.

Creo que falta, presentación por supuesto, o sea,

el momento tomate con la hojita verde cortado

que es como de hotel de...

vacaciones de los años 70. -Totalmente de acuerdo, chef.

El tomate seco ya dudo que hayas podido hidratarlo

como se debe de hidratar un tomate seco

para hacer un pesto rojo.

Soso, soso, soso.

Efrén, no hay plato.

Me como todo esto y todo esto y todo esto,

fíjate cómo guardo yo la dieta esta que tengo.

-Estoy de acuerdo, chef.

Es una masa de grasa,

falta finura, demasiado basto, demasiado tosco,

demasiado pesado.

El próximo plato que va a probar nuestro jurado

es el de Clara.

Solo tenemos un ravioli.

-Sí, chef.

Jurado, ¿cómo lo haremos? Solo hay un ravioli.

¿Cómo se llama el plato?

-La idea es que es un ravioli invertido

de gamba roja.

Ah, ¿quién se lo va a comer?

¿Tú, yo...?

¿Quién quieres que se lo coma? -Cualquiera de los tres, chef.

Di un nombre. O sea, si me lo como yo

qué van a probar ellos, ¿gambas?

-Tú mismo, Jordi.

Tiene una acidez que no sé de dónde viene

que es espectacular.

Murmullo.

Mira,

en "MasterChef" yo buscaba algo,

¿eh? Que es un plato de cocinera,

de buena cocinera,

y es el más rico que me he comido en "MasterChef".

Sube esa escalera ahora mismo.

Aplausos y ovación.

(HABLAN ENTRE ELLOS) -Con lo que me ha dicho Jordi,

no puedo decir nada más, o sea, se me sale la sonrisa de la cara.

Gracias...

El siguiente plato que va a probar el jurado

es el de José Luis.

-Solo tengo un tema y es que, claro, setas, jamón y parmesano

que yo creo que, al final, digo...

¿Qué has hecho hoy? -Bueno, pues he hecho

un picadillo de jamón y de setas

y es con lo que he rellenado el... ravioli.

Falto de salsa,

pero te voy a decir una cosa es el plato más ibérico

que he probado.

La presentación es muy barroca,

es muy anticuada, José Luis, has evolucionado y,

de repente, te has venido abajo, ¿o qué?

-No, no tengo costumbre de emplatar la pasta

y entonces también he estado un poco perdido

en el emplatado, sí. Creo que hemos ido

un poquito para abajo aquí. -Pues sí.

Cuando ves una isleta tan bien surtida,

no te vayas a esta seta que es un shiitake

que tiene muy poquito sabor, yo no lo encuentro potente,

lo encuentro flojito, incluso de sal.

Maribel, el jurado quiere probar tu plato.

-Tortellini rellenos de gamba con ricota.

¿La presentación qué te parece? -A lo mejor un poco corta.

¿Un poco corta o corta entera?

-Pues corta entera.

Tenía más, pero he pensado... Pero si no es la cantidad,

es la puesta en escena.

El sabor a gamba está, ahora, una grasa...

Que vamos...

Maribel, yo sé que tienes una edad muy complicada,

38 años. -Como yo.

Pero, mujer, engánchate a las últimas tecnologías,

pasa la pasta por la máquina. (RÍEN)

-Prefiero hacerlo a mano.

Muy bien.

Mira que no me gustan los rellenos con un producto tan bueno

como es una gamba roja,

porque esa me la como casi salteada o casi cruda,

pero has tenido la suerte de no disfrazarla,

con flequillo y sin flequillo,

me tienes desorientado. (RÍE)

Yo te veo mejor sin flequillo, sinceramente.

-Gracias, chef. (RÍEN)

-Ah... Noé, evidentemente,

tú eres el plato que ahora nuestro jurado

tiene que probar.

-Ravioli de curry

con gamba roja.

La proporción de pasta con la proporción de relleno,

sin haberlo probado, no está equilibrado.

Creo que podrías intentar mejorar un poco esta presentación.

-Gracias, chef.

Quiero decir varias cosas: lo primero a ti, Clara,

que sea la última vez que me privas de un plato así.

-Sí, chef.

Hay otro problema que me preocupa,

¿dónde está la salsa? -Ligada...

¿Qué miedo tienes a echar una salsa?

-No, no quería ponerle mucha salsa, de todas formas,

está ligada con el ravioli y, al final, he echado

un poquito por encima nada más.

¿Te gusta la pasta?

-Sí. Pues cada vez

la estás viendo más lejos.

Ahora llega el momento de la deliberación, jurado.

(HABLAN ENTRE ELLOS)

-Noé ha tenido una trayectoria peor que yo,

igual cuenta la trayectoria aparte del plato, ¿no?

Jueces, ¿tenéis vuestra decisión? Así es.

Suerte a todos.

Maribel, Juan Manuel,

un paso al frente.

Maribel,

tu plato, con esa pátina casera y artesana,

para mí ha estado muy bien resuelto

porque con un producto tan delicado como

es una gamba roja, respetar el sabor,

ya era suficiente.

Juan Manuel. -Sí, chef.

Técnicamente el tortellini...

Me has impresionado, porque no esperaba

verte hacer un buen trabajo con el tortellini, no es fácil,

y quiero decirte que tienes la fuerza,

la fuerza para evolucionar,

y este jurado quiere verte evolucionar mucho

prueba a prueba,

con lo cual, el jurado ha decidido

que seguís en "MasterChef". -Gracias.

(APLAUDEN) Enhorabuena, Juan Manuel, Maribel.

(GRITAN Y HABLAN A LA VEZ)

(RÍEN)

-Huy... El estar aquí para mí

supone un reto importante en mi vida

que no me lo hubiera podido imaginar nunca,

que, a mi edad, alguien me había tocado con

esta varita mágica y hubiera quedado aquí

en... en "MasterChef".

Noé.

La prueba de hoy era una prueba de pasta rellena,

la masa era muy importante, en condimentación

es un puntito de curry, tu masa...

era la mejor. -Gracias.

Tú sigues en "MasterChef".

Aplausos y ovación.

Llevas varias semanas en la cuerda floja

y varias semanas librándote, ponte las pilas.

-Lo haré. ¿De acuerdo?

Sube a la galería con tus compañeros y disfrútalo.

Aplausos.

-Yo creo que en muchas Pruebas de Eliminación

la suerte me acompañaba, en contraposición

de la mala suerte que estoy teniendo porque

equipo al que voy, equipo que pierde.

José Luis, Efrén,

¿de quién os queréis despedir de la gente que está arriba?

-Yo me quiero despedir de Clara.

-Venga, Cerezo, que es el más cercano

a mí en el mapa. Por favor, Clara, Cerezo.

(HABLAN ENTRE ELLOS)

-Tranquilo, ¿vale? Ánimo.

José Luis. -Sí, chef.

Efrén. -Sí, chef.

Vuestros platos de pasta no han estado

a la altura de la noche. -Lo siento, chef.

Por lo cual, quien debe

abandonar hoy "MasterChef"

es...

Efrén.

-Oh... -Oh, no puede ser.

-Bueno, en primer lugar quiero dar las gracias al jurado

por esta oportunidad, por haber podido estar aquí

y disfrutar del viaje

y haber coincidido con vosotros. Gracias.

-Y, sobre todo,

por haber conocido a toda esta gente

que... que son espectaculares.

(APLAUDEN)

-Efrén para mí, en el programa, era un gran apoyo,

con la marcha de Efrén "MasterChef" pierde

a uno de los que, para mí, creo que son los mejores

candidatos a ganar. No esperaba que te fueses

de "MasterChef", ¿tú?

-He hecho un plato de mierda de un muy mal día

y ha pasado lo que tenía que pasar,

al fin y al cabo es lo que pones en el plato

y lo que he puesto en el plato

no estaba a al altura. ¿Qué es lo que más

vas a echar de menos del programa?

-Voy a echar de menos a la gente. Te unía a todos

una relación muy especial.

-Sí. Bueno, especialmente

a Clara, porque ha sido la que, la que has dicho

que bajases que te gustaría despedirte de ella.

-Sí, tenemos bastante afinidad, somos de la misma edad,

nos llevamos muy bien y... pues hablamos mucho

y ese tipo de cosas, entonces al final

al estar aquí encerrado, toda la convivencia

es mucho más intensa que... que fuera.

-La falta de Efrén se va a notar muchísimo en el grupo,

no esperaba para nada que Efrén se fuera hoy.

Tú llegas a la cocina, eh, de una manera más o menos

improvisada, ¿no es así? -Siempre me gustó comer mucho,

pero tampoco cocinaba yo, me vine a Madrid para estudiar

y decidí irme a un piso. Creo que tenías una...

una especie de pacto con tus compañeros de piso, ¿no?

-Sí, sí, yo cocino y ellos friegan, así que...

Ahora supongo que retomaré mi tarea y ellos la suya.

Ha llegado el momento de despedirte, no sin antes

decirte que nuestro patrocinador

de electrodomésticos te los regala todos

para que puedas hacerle de comer a tus compañeros de piso,

a tu familia, ojalá puedas utilizarlos profesionalmente.

-Muy bien. También nuestro supermercado

patrocinador de "MasterChef" te regala tu compra

de alimentación durante todo el 2013.

-Uf... ¿Qué te parece?

-Uf... Vas a poder seguir...

-Joder si voy a poder seguir. Cocinando con productos

de máxima calidad.

Aplausos.

-Mi mayor decepción que puedo tener

y lo que más me jode es decepcionarme a mí mismo

y es fallarme a mí mismo

y aquí el único culpable soy yo.

Y ha llegado el momento de que cuelgues el delantal

porque tu paso por "MasterChef" ha terminado,

lo siento mucho.

-Hasta luego, chavales. (APLAUDEN)

Efrén ha sido el quinto aspirante en abandonar el programa,

un mínimo error en tu plato y tu sueño en "MasterChef"

ha terminado. Ya lo habéis visto, chicos,

cada vez sois menos, el nivel de exigencia

es cada vez mayor, así que os quiero a todos

con las pilas puestas, ¿de acuerdo?

-De acuerdo. -Sí, Eva.

Y a vosotros os veo la semana que viene,

mientras pónganle sabor a la vida.

Hoy se abrirá ante vosotros un océano de posibilidades.

No improvises porque como no le metas control

a esa potencia, dejarás de estar en "MasterChef".

Pruébalo porque no sabe a nada.

Hoy nos visita Joan Roca,

tres estrellas Michelín, nos visita desde Girona

donde tiene toda una catedral de la gastronomía

llamada El Celler de Can Roca.

Aspirantes, bienvenidos a la dehesa salmantina.

Esta noche probaréis las creaciones

de los que están en las cocinas de esta finca

y seréis sus jueces.

-Venga, venga, va, venga. Por aquí, por aquí, vamos.

No os imagináis las ganas que tenía de veros las caras.

Hoy tenéis el día libre. (GRITAN)

Meted en el sobre la letra que corresponde

al plato que más os ha gustado. Tenéis que ser estrictos

y sinceros.

El jurado ha decidido por unanimidad

que quien debe abandonar "MasterChef" es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 5 - 07/05/13

Masterchef - Programa 5 - 07/05/13

07 may 2013

El quinto programa de MasterChef sube el nivel de exigencia con una Prueba de presión: los aspirantes deberán elaborar un Croquembouche, postre típico francés en grandes celebraciones. Para ayudarles, recibirán la visita del chef Paco Torreblanca, el mejor repostero de Europa, que les dará las claves para prepararlo de la mejor manera posible.

El jurado y Torreblanca, decidirán quiénes son los 2 mejores, que serán capitanes de la prueba por equipos. Esta semana habrá consecuencias también para los peores.

En la Prueba por equipos, MasterChef viaja a Burgos, la capital de la gastronomía española. Los aspirantes, divididos por equipos, harán dos menús con los tres tesoros de la cocina burgalesa: la morcilla, el cordero y el queso. Agricultores, ganaderos y alumnos de hostelería degustarán los platos y decidirán a los ganadores de la prueba.

Los perdedores vuelven a la cocina de MasterChef para luchar por su plaza en el programa. La Prueba de eliminación tendrá sabor a Italia, ya que deberán preparar pasta. Para cocinar este alimento hay que cuidar muchos aspectos: el relleno, la salsa y la cocción.

Un error en cualquiera de estos elementos acabará con el sueño de otro aspirante de MasterChef.

 

ver más sobre "Masterchef - Programa 5 - 07/05/13" ver menos sobre "Masterchef - Programa 5 - 07/05/13"

Los últimos 486 programas de MasterChef

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos