www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.1.0/js
1782708
Para todos los públicos Masterchef - Programa 3 - 23/04/13 reproducir video 01h 32 min
Transcripción completa

Sed originales. Arriesgaos.

Está superbueno. -Sorpresa.

Aplausos. Vais a ser las capitanas.

-¡Viva!

Lo primero que necesitamos es organización.

Eva, la chaquetilla, por favor.

Entramos, porque si no, no lo sacáis.

Sois unos inconscientes.

-Me salvo. -Me salvo yo.

-Lo siento.

Tu tarta no es bonita. -No.

Es que es fea de cojones. (RÍEN)

Quien debe abandonar "MasterChef" es...

Juanma.

El que quiera aprender, será bienvenido.

El que piense que lo sabe todo, se ha equivocado de lugar.

El plato tiene que estar lleno de sabor,

poniendo mucho mimo en la presentación.

Partiendo de la tradición, la creatividad

y la mejor materia prima, busco la perfección en la cocina.

Hoy os enfrentáis a una caja misteriosa difícil.

-No he matado nunca a nadie. Yo tampoco, ¿eh?

Aspirantes, bienvenidos a la Edad Media.

La reverencia.

Cada uno a sus posiciones, por favor.

¿Oído? -¡Sí, chef!

-Estás estupendo.

¡Cuidado, cuidado, cuidado!

Puede comer lo que le apetezca.

El jurado ha decidido por unanimidad

que quien debe abandonar "MasterChef" es...

Buenas noches y bienvenidos a "MasterChef".

En este programa queremos abrirles el apetito

de dos maneras distintas.

Con excelentes productos culinarios de nuestro país

y con las ganas de aprender de nuestros aspirantes.

Así que no se me ocurre ninguna manera mejor que unirlas

que en este libro.

"MasterChef". Contiene platos sencillos,

ideas para cocinar fácil, rico y a buen precio.

También encontraréis alguna que otra curiosidad

sobre nuestros concursantes y el programa.

Así que ya está disponible. Si lo tienes en tu cocina,

tú seguro que también serás un gran MasterChef.

Y a quien les vendría muy bien poderle echar un ojo

a nuestro libro, sería a nuestros aspirantes,

ya que hoy se van a llevar una tremenda sorpresa.

Bienvenidos, aspirantes.

Hoy os enfrentáis a una caja misteriosa difícil.

Exigirá mucho de vosotros.

Espero de verdad que nadie tenga problemas

para usar lo que se va a encontrar en su caja.

Cuando cuente tres, podéis levantarla.

Uno... dos... y tres.

-Cuando he visto los ingredientes que teníamos

en la Caja Misteriosa, he estado tranquila.

Pueden ser muchas cosas.

Estos son los ingredientes de la caja misteriosa.

Patatas, caldo de pescado,

cebolletas, vino blanco,

alcachofas, chalotas,

almejas de Carril, arroz bomba,

trufa negra, tomates, pimientos,

leche de coco, aguacate, lima,

ñoras, ajetes, escarola,

setas y un cuchillo.

-Cuando he levantado la Caja Misteriosa

he pensado: "Aquí falta algo",

porque no había ninguna proteína importante.

Las almejas. Pero me faltaba algo.

¿Veis lo que tengo aquí a mi lado?

Una caja negra. ¿Qué creéis que puede haber?

-Ay. Ay, no sé.

Falta el ingrediente principal,

que se esconde debajo de esta tela.

Todos tenéis en la caja un cuchillo bien afilado,

que os servirá para preparar al protagonista de esta noche.

Samantha.

-¡Oh!

Bogavantes. -Estarán muertos, ¿no?

-¡Oh!

Trece espléndidos bogavantes azules gallegos.

Vivitos y coleando.

-Lo que nunca me imaginaba, es que me lo iban a dar vivo

y yo tenía que matar a un bogavante.

Eso para mí ha sido una puñalada.

Tendréis que venir hasta esta pecera,

coger cada uno un bogavante

y cocinarlo. Debéis tratarlos con sumo cuidado,

porque cualquiera de estas piezas de bogavante

son únicas y deliciosas.

-Es algo que he comido en casa,

es muy gallego, de mi tierra,

pero que nunca había cocinado.

No puedo destrozar un producto de mi tierra,

porque me van a reventar, pero me alegro de cocinarlo

y vérmelas con él.

Para cocinar el bogavante, únicamente podéis utilizar

los ingredientes que tenéis delante.

Aparte de los productos básicos que encontraréis

en vuestras cocinas.

Si queréis que vuestro plato esté entre los mejores,

tenéis que respetar la textura de la carne

y realzar su sabor. Jamás esconderlo.

Tiene que ser el protagonista.

Yo, por supuesto, os tengo que recordar

que tan importante como la elaboración del plato

es su presentación.

Antes de poner en marcha el reloj,

debéis venir y coger cada uno su bogavante. Adelante.

¿Llegas?

¿Llegas, Santiaga?

Tranquila, Santiaga, que no te va a morder.

-Madre del amor hermoso. -Ay, no quiero verlo siquiera.

Santiaga.

¿Qué tal estás? -Mal.

¿No hay bogavantes en La Mancha?

-No he matado nunca a nadie.

Yo tampoco, ¿eh?

Pues siempre hay una primera vez.

-Ya, ya. Se ha escrito un crimen.

-Yo es la primera vez que cocino algo vivo

y que mis manos sean responsables

de haberle quitado esa vida a ese animal.

Y, además, como lo vea vivo, ya no puedo comer.

Aspirantes, os recuerdo que es muy importante ganar

esta Caja Misteriosa, ya que los que ganéis,

podréis ser los capitanes de los equipos

y tratar de evitar la prueba de eliminación.

Aspirantes, tenéis 60 minutos para cocinar el bogavante.

Disfrutad al máximo de esta prueba.

No quiero dudas a la hora de cocinar.

Queremos imaginación y mucho valor.

Demostrad que queréis ser chefs.

Buena suerte a todos.

El tiempo empieza en...

tres, dos... uno.

¡Ya!

Yo creo que a alguno le va a dar miedo

cargárselo en vivo con el cuchillazo.

Cosa que es necesaria, porque el bogavante

siempre se cocina en vivo para que sus carnes no se fundan.

-Ay, ay, ay.

Ay.

Ay, de verdad.

-Hasta luego, bonito.

¿Qué estás haciendo, Santiaga?

-Intento hacer un arroz.

¿Un arroz? -Con bogavante.

Con bogavante. -Sí.

Muy atrevida. ¿Cómo va tu relación

con el bogavante? -He terminado con él.

Nos llevaremos mejor. Ya me lo he cargado.

¿Le has ahogado? -Sí, sí. Lo he ahogado.

Hirviendo, te refieres. Lo has hervido.

-Lo he hervido con agua salada.

Y cuando he visto que ha dejado de moverse, ya...

Casi de moverse.

Pues de la vida a la muerte, el bogavante ha pasado

con agua hirviendo, que era la menos dolorosa

que encontraba para él.

He contado los minutos y cuando he visto

que casi no se movía, ya he ido a rescatarlo.

Nunca he matado un bicho.

Siempre me lo han dado...

Y además, cuando espero en la pescadería mi turno,

le digo: "Mátalo" y luego vuelvo,

porque no quiero verlo ni que lo maten.

Es que se pone a hacer tantas cosas.

Yo con la cabecita haría un buen juguito.

Pueden hacer un arroz, un buen jugo.

La colita la haría asadita.

La escaldaría. Luego la pasaría en medallones

o como tú quieras.

Y las pinzas las pueden poner cocinaditas.

Golpes metálicos. Aspirantes.

Habéis consumido la mitad de vuestro tiempo.

Os quedan 30 minutos.

-¡Ay!

¿Qué tal? ¿Qué vas a hacer? -Voy a hacer el bogavante

en varias capas. Una con patatas y con setas.

Luego con aguacate y cebolla.

Y luego irá otra con pimiento rojo

y con pimiento verde. ¿Sabes quién era

el ingrediente principal? -Sí, el bogavante.

Has nombrado diez cosas. Ya me he perdido.

No lo sé. ¿Lo tienes claro? -Sí, pero esto va

como plato principal. Aparte, arriba va encabezado

el bogavante.

Si tú lo tienes claro, yo me quedo tranquilo.

-De acuerdo, chef.

¿Has cocinado totalmente el bogavante entero?

-Sí, está aquí.

Está aquí, pero yo creo que le voy a dar

un golpe de plancha, porque me parece que está

un poquito... ¿Un salpicón frío-caliente?

-Es que no sé. Tampoco tengo mucho punto,

aunque el otro día los langostinos me salieron

en punto, creo.

He intentado hacer igual. Porque el otro día

me hiciste caso. A ver si me lo haces hoy.

-Hoy te voy a hacer caso. Es tu plato.

Mucha suerte. -Gracias.

José Luis yo pensaba que lo tendría más clarito.

Lo veo un poquito... Ya te digo.

Lo veo un poquito perdido. Le veo en la cocina

y es un desastre.

Estáis en los últimos diez minutos.

Efrén. cuando has visto el bogavante,

has saltado de alegría. ¿Qué ha pasado?

-He saltado, pero no tanto, porque aunque es de mi tierra

y lo conozco, no lo había cocinado nunca

porque esas cosas cuando vienen a la mesa,

se encarga mi padre. Vivo en Madrid

y con el presupuesto de estudiante

no me lo puedo permitir y menos de esta calidad.

Es un poco sensación doble.

¿Qué vas a elaborar? -Voy a hacer un trío de bogavante.

Un trío de bogavante.

Tres elaboraciones en uno. -Sí.

Va a ser una degustación de bogavante

para probarlo en las tres formas que puede...

Muy complicado.

-No lo sé. Hice todo el esfuerzo posible

para estar entre los tres mejores.

Ahora, que esté o no va a depender del jurado

y de lo que hayan hecho mis compañeros

que he visto cosas bien preparadas.

Bueno, a ver, Noé. Un arroz, como veo.

-Creo que es lo más fácil. Cocer el bogavante

y hacer un arroz con el fondo de pescado.

Un fumet. El bogavante lo voy a presentar

en el plato acompañado por una línea de...

El bogavante es el ingrediente principal.

-Sí, sí. Un arroz con bogavante

sin bogavante, ¿y echas el bogavante al final?

Noé ha hecho un arroz de bogavante sin bogavante.

Es un plato... Me interesa para mi restaurante.

El pobre no sabe. No sabe.

Y ha metido la pata hasta el fondo.

Aspirantes, estáis ya

en los últimos cinco minutos.

El tiempo se os agota.

-Tengo el arroz aquí ya casi en el punto.

Quiero marcar la cola del bogavante y las pinzas.

Las alcachofas están ahí justo de tiempo.

José David está haciendo

un arroz de bogavante,

que yo soy muy arrocera, espectacular.

Sabe a bogavante que te mueres. Ha aprovechado.

¿Ha asado las cabecitas? Las cabecitas, el fumet.

O sea, espectacular.

-De sabor, genial. Estoy probándolo

y, bueno, es tremendo. Un sabor muy potente.

Y creo que sí, que hoy me voy a lucir.

Aspirantes, solo os quedan tres minutos.

Daos prisa.

-Creo que no me he complicado mucho la vida.

He ido un poco a lo seguro. No sé.

Este plato puede estar entre los mejores.

Pero depende de lo que hayan hecho los demás.

-No sé si será de los peores o de los mejores.

Espero que sea correcto y que no me llamen

más la atención. Último minuto.

Un minuto solamente.

Id terminando, por favor.

Deberíamos ir emplatando ya.

-¿Cuánto queda? Ay, madre.

-No he encontrado el plato que quería.

Quería uno alargado, pero no tan estrecho.

-En principio, yo lo tengo todo listo.

O sea, que...

Sea como sea, la suerte está echada.

Diez segundos.

Cinco, cuatro...

tres, dos, uno...

Manos arriba. Tiempo.

(NARRA) El ingrediente estrella es el bogavante.

El jurado prueba todas las elaboraciones

para decidir qué platos pasan a la cata final.

Aspirantes, nuestro jurado ya ha decidido

qué platos van a probar.

Os van a ir llamando de uno en uno,

pero antes quiero recordaros que los ganadores

de esta prueba seréis los capitanes de los equipos.

En cambio, los peores platos de la Caja Misteriosa

estaréis bajo la atenta mirada de nuestro jurado

el resto del programa.

El primer plato que vamos a probar es...

el de Noé.

-Es una cola de bogavante con un arroz.

Pero, sí, la verdad es

que no ha salido nada bien. No lo voy a probar.

¿No te importa?

-No hay solución. No hay problema.

Esto es uno de los arroces que se han hecho mal aquí.

Pero no es el único. Por ejemplo, Maribel.

Por ejemplo, Santiaga.

A veces no hay que trastornarse pensando:

"Tengo un bogavante. ¿Y qué hago?"

No, no. ¿Qué sé hacer?

¿Sé hacer un arroz bien? Muy bien, perfecto.

¿Qué recursos puedo utilizar fáciles?

Tengo una cabeza, que es donde está el jugo.

Cojo la cabeza, la rompo, la echo al arroz y la guiso.

Y seguro que nos sale un arroz gustoso.

Y este plato está a la altura de los peores

que hemos probado aquí, que son varios.

El siguiente plato que vamos a probar es...

el de María.

-Es un tropical de bogavante.

Lo he aliñado con una vinagreta de chalota y lima.

Soy fan de las ensaladas, porque como toda chica,

me gusta cuidarme.

Y hay una cosa que siempre digo:

Aliñada. Una ensalada tiene que estar aliñada, jugosa, buena,

que te apetezca. Cómo se nota

que no hay eliminación hoy.

Este jurado cree en muchas cocinas.

En la tradición, en la creativa. En todas.

Pero la única que nos gusta es la buena cocina.

Y entre ellas, hay una cocina que se llama

cocina de la simplicidad.

Una cocina muy elegante que se realiza

con dos, tres componentes

y para que funcione, esos dos, tres componentes

tienen que ser perfectos, extraordinarios.

Esto no es cocina sencilla. Esto no es nada.

No era la mejor vía para hacer una ensalada.

Teníais un tipo de lechuga.

No teníais buenos ingredientes para el aliño.

Teníais que planificar, ser inteligentes

porque os jugáis estar aquí.

Aspirantes, cuando hemos empezado esta prueba,

os hemos pedido sacar el máximo rendimiento

del bogavante.

Y exceptuando una o dos elaboraciones,

este jurado determina que no habéis sacado

el rendimiento ni el producto ni la virtualidad

que tiene este producto.

Ahora vamos a llamar a los platos que creemos

y consideramos que destacan por encima de los demás.

El primer plato que vamos a probar es el de...

Efrén.

Aplausos.

-La idea de hacer un trío, de hacer una primera prueba

como es el salpicón, una verdura,

un punto de aliño de lima y aceite de oliva.

La santísima Trinidad.

¿Por qué has puesto estos tres platos

sobre una pizarra negra? -Pues porque el bogavante

es un producto gallego y Galicia es pizarra.

La casa de mi padre ha sido siempre pizarra

y he decidido exaltarlo de esa forma.

Está muy rico, ¿eh? Le pega el toque de la lima,

sin perder el sabor del bogavante. -Gracias, chef.

Después, el segundo era hacer una idea de mar y montaña

con las setas y la trufa y la cola de bogavante

marcada a la plancha.

La seta, la trufa a la plancha

me parece bien, correcto y la cocción está rica.

Está bien. ¿Y ahora qué ha pasado?

-Como tenía el resto de bogavante, he decidido ir a por el arroz

y al final quise darle un punto dulce y exótico

con la leche de coco.

¿Y qué te ha pasado? -He intentado hacer muchas cosas

en muy poco tiempo y quizás me ha quedado

corto la cocción del arroz.

Efrén, tus compañeros han tenido una hora

para cocinar un plato y a duras penas

han tenido tiempo.

Y tú te has embarcado en tres.

No te compliques la vida en una hora. Sintetiza.

Ordénate y que los componentes que estén en el plato

estén todos muy buenos. -De acuerdo, chef. Gracias.

De todas formas, felicidades por las ganas que le has puesto.

-Gracias.

No había estado antes entre los mejores platos.

Es una recompensa al esfuerzo

y es una palmada en el hombro para seguir trabajando día a día.

El siguiente plato que el jurado quiere probar

es el de...

Aplausos. José.

-Un arroz de bogavante. Luego, la cola la ha cocido

lo justo para poder separarla

y luego a la plancha. Luego, unas alcachofas

algo más crujientes, con más textura en la boca.

¿Estás orgulloso de este arroz?

-Creo que ha salido un arroz correcto, pero mejorable.

Se te ven muchas maneras

y desde el primer día hasta ahora,

yo te veo esas maneras.

Me pirro por ver la evolución.

-Gracias. Me pirro.

Te felicito. Es el mejor arroz de hoy.

-Muchas gracias, chef.

Me lo tomo muy en serio. Es mi pasión.

Las cosas buenas que me pasan aquí, para mí son muy importantes.

Entonces, me emociona mucho y me cuesta mucho a veces.

El siguiente plato que va a probar el jurado...

es el de...

Aplausos. Eva.

-Un bogavante con el propio jugo del bogavante

y un guacamole. Y luego, he hecho la ensalada

con escarola. Nos has vuelto a sorprender.

-Para bien, ¿no? Para bien con la mezcla de sabores,

la originalidad del plato,

la presentación, fina. Te lo has inventado.

-De todo un poco.

Está muy bien. -Muchas gracias.

Gracias.

Veo un cazo por ahí con una salsita dentro.

-Sí. Acércamelo, por favor.

Esto está de muerte. -¿A que sí?

Está buenísimo.

Hoy la madre del cordero era lo que hay en este cazo.

Está buenísimo. Tu plato no me importa.

Esto es lo que me importa.

Y está buenísimo. Y solo por esto te felicito.

-Mucha gracias, chef.

Hoy este jurado va a hacer una pequeña excepción.

Va a probar un cuarto plato. -Ay, Señor.

Aplausos. Juan Manuel.

¿Sabes por qué estás aquí ahora mismo?

Primero, porque vemos en ti mucha más evolución

que en otros. -Muchas gracias, chef.

Segundo, porque estás refinándote.

-Muchísimas gracias, chef. Y solo espero que otros aspirantes

como por ejemplo, Noé, aprendáis de su fuerza,

porque a este hombre le sobran. Felicidades.

-Muchas gracias, chef.

Dame un abrazo, anda. Ven aquí.

Aplausos.

Lo hemos conseguido. ¿Estás contento?

Mucho.

Es que me gusta ver que poco a poco...

-He intentado de las anteriores veces

que me habías dicho: "Simplifica",

aparte de lo que me dijo Jordi y eso,

he intentado hacer una concentración con pocas cosas

y que de por sí sepa bien.

Yo estoy encantada. -Muchísimas gracias, chef.

Enhorabuena, Juan Manuel.

Puedes ponerte aquí con tus compañeros.

Por el tesón, la actitud y el esfuerzo,

para nosotros el segundo mejor plato

y capitán de la siguiente prueba

Aplausos. es Juan Manuel.

-Pues la verdad es que cuando me ha dicho el jurado

que iba a ser capitán, me he alegrado mucho.

Tenía ganas. Voy a cumplir un sueño.

Y voy a dar todo lo que pueda por mi parte

y voy a poner toda la carne en el asador.

Este jurado tiene claro que el mejor plato

que ha probado hoy de bogavante,

por gusto, por estética

y porque se había respetado al máximo

el ingrediente principal,

ha sido el plato de...

Aplausos. Eva.

-Enhorabuena. -Madre mía.

-Campeona.

-Venía a empatar. Yo, con el mismo convencimiento

de ganar otra vez. Creo que si vas ganando

es positivo, porque ven que tienes mucho interés.

Juanma, tú es la primera vez que vas a ser capitán.

¿Tenías ganas o no? -Pues sí, la verdad.

Tenía ganas de luchar y eso y trabaja en el equipo

y ser un poquito el líder.

Dentro de lo que cabe, haré lo posible

para que salga lo mejor.

Así me gusta, mis niños. Que sepáis que estoy

orgullosa de los dos. -Muchas gracias.

Aspirantes, bienvenidos a la Edad Media.

Este es el salón del trono de los Reyes Católicos.

-Cuando he entrado, he visto: "¿Dónde estamos?"

Al ver dos sillones he pensado: "Rey y reina".

Estamos en el rodaje de la serie

de Televisión Española "Isabel".

Risas. -¡Oh!

-Nos ha impactado, vamos. Y un plató de estas características

y de estas dimensiones.

Ha sido una grata sorpresa.

Aspirantes, hoy vais a preparar la comida

para el equipo y los actores de la serie.

-¡Oh! Son 60 personas

que están en pleno rodaje y tienen 45 minutos para comer.

Hoy vamos a competir en dos equipos.

Juan Manuel, Eva, fuisteis los mejores

de la Caja Misteriosa. Eso quiere decir

que seréis los capitanes de vuestros equipos.

Eva, vuelves a ser capitana,

después del desastre de la boda.

-Ese es muy pequeño. Es el que tienes.

-Que la recorte. Que la ponga como esta.

Ya, ya. -¿A qué olla?

En 33 minutos vamos nosotros. -Vale.

No vale. -¿No?

No.

-A ver si he aprendido algo ahora.

Este jurado espera que esta vez lo hagas bien.

-Sí, chef.

Eva, ¿tú qué quieres? ¿Delantal rojo o azul?

-Rojo. Juan Manuel.

-Muchísimas gracias.

Capitanes, hoy cambia la manera de hacer los equipos.

Cada uno de vosotros tendrá que elegir alternativamente

el equipo del rival.

-Qué putada, ¿no? No me imaginaba el método

de elección que han tenido. Ha sido un shock,

porque de primera he dicho: "Madre mía".

Queremos empezar con el que menos quieres.

Deberéis decirme por qué queréis

que esa persona esté en el equipo contrario

y no en el vuestro.

Eva, vas a empezar eligiendo tú,

porque es otra de las ventajas

de ser la mejor en la Caja Misteriosa.

Tendrás una persona más en tu equipo.

-Pues por tener menos complicidad con esta persona, elijo a Maribel.

-Sabes que no puedes caer bien a todo el mundo.

Aunque hablen mal, que hablen de ti.

Juan Manuel, tienes que elegir una persona para el equipo de Eva.

-Por cierta amistad que tiene hacia Eva, José David.

-Cuando Juan Manuel ha dicho mi nombre,

me parece que se ha equivocado.

Creo que no sabe que tiene que escoger a gente,

a lo mejor, la menos favorita para su equipo.

Juan Manuel, ¿tú crees buena elección

llevar al equipo contrario a gente que se lleva bien,

que puede competir mejor que en tu equipo?

-Me gusta arriesgar.

Yo creo que "MasterChef" es otra cosa.

"Barrio Sésamo" es donde nos juntamos los amiguitos.

¿Tienes claro eso? -Sí, chef.

Muy bien. -Me ha sentido mal

que se discrimine a ciertas personas mayores.

Con lo cual, he preferido que estén en mi equipo

para intentar demostrarles que todo el mundo valemos.

Eva. -Por su dinamismo,

yo creo que puede ser una buena ayuda para él, Cerezo.

-Con Juanma me siento seguro porque yo puedo ser

un capitán encubierto.

-A Fabián. -Gracias.

-Noé. Equipo azul.

-Se lo voy a dar a Nati.

-Santiaga.

El talismán.

-Se lo voy a dar a Clara.

-A María. -Hostias.

-Sí que me he quedado un poco descolocada.

Pero que yo prefiera ir con otra persona

porque tengo más afinidad con ella,

no quiere decir que no esté contenta con mi equipo.

Juan Manuel, ya tienes terminado tu equipo.

-Sí. Como en el equipo azul

sois seis y en el equipo rojo sois siete,

Efrén y José Luis, automáticamente,

pasáis al equipo de Eva. Equipo rojo.

Juan Manuel, yo en todo el programa creo que no he escuchado

mucho tu voz. Y ahora que la escucho, alucino.

¿Te das cuenta de que puedes arriesgar

tu paso, tu sueño por esos amiguismos,

por esas amistades? Esto no es un juego.

-Mi padre, que en paz descanse, siempre me enseñó

que para conseguir algo en la vida, hay que echarle cojones.

Se sentiría orgulloso de ver que su propio hijo

está liderando a ciertas personas mayores,

que también son capaces de sacar un servicio hacia adelante.

Cada equipo va a preparar un menú diferente

que deberá tener tres platos obligatorios.

Los menús son estos.

En este menú tendréis que preparar un primer plato

que sea una sopa, un segundo a base de venado

y un postre con naranja.

En este otro menú tenéis que preparar

también tres platos. Un primero con lentejas,

un segundo con trucha y un postre con fresas.

Cómo cocinéis estos platos es a vuestra elección.

Pero disponéis tan solo de 120 minutos.

Eva, ¿qué menú va a elaborar tu equipo?

-El menú de sopa... -¡Fernando!

-Solomillo de... -¡Fernando!

-Ahí va. -Hostias.

Risas.

¡Aspirantes, la reverencia!

Estáis ante la reina Isabel la Católica.

-¿Quiénes sois vosotros? ¿Qué hacéis en palacio?

-Alteza, son los súbditos que han de venir hoy para cocinar.

Vienen de tierras muy lejanas. -Ah, cierto.

-No esperábamos conocer a Michelle Jenner.

Bueno, es guapísima y estábamos todos con la babilla, los chicos...

-Os hemos llamado porque llegó

a nuestros oídos vuestras buenas labores en los fogones

y no queríamos perder la oportunidad de comprobarlo.

-Se sientan hoy a nuestra mesa 60 caballeros de Castilla

y todos esperan ansiosos vuestras viandas.

-Fernando y yo estamos seguros de que no vais a defraudarnos.

Así que volved con vuestros quehaceres.

Yo voy a buscar a Fernando antes de que parta a la guerra.

Risas. ¡La reverencia!

-Qué malo.

Maribel, esa reverencia ha sido la más baja.

No deberías tener ningún problema.

-No, pero es que me ha soltado un viaje...

(RÍEN)

-Se ha tirado como un loco. Me ha dado un viaje

que no sé cómo no me ha quitado las gafas.

Serán los comensales quienes decidan

quiénes se salvan y quiénes van a la prueba de eliminación.

Cada comensal podrá coger los platos que le dé la gana

del equipo que quiera.

Aspirantes, tenéis cuatro minutos para decidir

lo que vais a hacer y organizar los equipos.

El tiempo comienza ya.

-De primero tenemos las lentejas. -Las lentejas me ocupo yo.

-Te vas a ocupar tú con Santiaga. ¿Qué les vais a echar?

-Hueso de jamón. -El hueso de jamón

no lo vamos a utilizar. -Vamos, rápido.

-El hueso de jamón no, que sabe a sopa.

-Puede que las lentejas nos pasen factura.

-El postre, Clara y Fabián.

-Vamos a hacer un "blondie" de naranja,

que es como un brownie pero de chocolate blanco

y luego le podemos poner una salsa de naranja para cubrirlo.

-Pues vamos a hacer las fresas cortaditas

con un poco de hierbabuena, un poco de vinagre

para que le dé sabor.

Aspirantes, el tiempo se acaba ahora.

Eva, ¿qué menú vais a preparar?

-Pues vamos a preparar sopa de picadillo de primero.

Venado con salsa de frutos secos y patatas asadas al horno.

Y de postre, "blondie" de naranja con salsa de chocolate.

¿"Blondie"? -En lugar de chocolate negro,

que sería un brownie, pues con chocolate blanco,

un "blondie".

Muy bien. A ver lo que sale.

Juan Manuel, y tu equipo, ¿qué va a preparar?

-De primero vamos a preparar lo que es

unas lentejas con verduras.

De segundo vamos a preparar trucha ibérica

con una base de patatas a lo pobre.

Y de tercero vamos a preparar fresas con mascarpone

y hierbabuena.

Vigilad las cantidades, porque los alimentos

que no utilicéis y estén en buen estado

se destinarán a Cáritas.

Equipo rojo, equipo azul, ¿estáis preparados?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Pues a cocinar.

-¡Venga! -¡Arriba, arriba!

-No corráis, que no hay prisa.

(NARRA) Los aspirantes tienen 120 minutos

para cocinar en menú de tres platos

para las 60 personas del equipo de la serie "Isabel".

El equipo azul deberá superarse en este reto

porque tienen un integrante menos que el rojo.

-Cada uno a sus posiciones, por favor.

A darle duro.

Confío en vosotros.

¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

-Somos menos, pero voy a intentar sacar

el máximo jugo de cada persona de los que tengo.

Maribel, ¿estás con las patatas? -Perfecto.

-Cerezo, el pescado.

-Muy bien. Estamos cortando jamón.

Estamos en ello. -Oído. ¿Vamos bien?

-Sí. -Bien, bien.

Eva, ¿cómo tienes organizada la cocina?

¿Quién hace cada cosa? -Tengo a los postres por aquí.

Aquí los de la sopa. Ahí tenemos el venado.

¿La sopa al final era la de picadillo?

-Sí. Estamos haciendo el caldo. ¿Qué le vais a echar?

-Espinazo y hueso de jamón. ¿Y la guarnición cuál será?

-La guarnición será huevo duro, costurones de pan

y pondremos hierbabuena, pero para elegir.

¿Está cocido ya? -No. Justo estoy preparando

para meterlo.

-49-2, segunda.

-Acción. -Y acción.

-Isabel. Hija mía.

-¿Te gusta? -Corta.

-Qué bien. Cuántos abrazos me voy a llevar hoy. Qué gusto.

-Maribel, las patatas, ¿cómo van?

-¿Cuántas patatas tengo que pelar? A ver si me paso.

-Aproximadamente, unas 60. -Madre mía.

Aunque me llamen míster patata, no me importará.

-Noé, si puedes, lléname truchas. Lléname truchas de jamón.

Si puedes. -Marchando.

Me cago en la madre que... Capitán.

-Dime. -¿Manejas tú la plancha bien?

-Eh... No me gusta cómo está saliendo.

-No. ¿Qué haremos? -Yo creo que la opción sería

totalmente meterlas al horno, directamente.

Cerezo, esto es un estropicio, ¿vale?

El relleno está crudo. Hacemos un salteadito chulo.

Cebollitas, jamoncito que cocino un poco.

Ese pescado en nada está cocinado al horno.

-Un buen relleno. Ay, claro. Ya lo digo yo.

Lo que pasa es que no se fían de las abuelas.

Aquí el capitán eres tú. Vamos de puta madre.

-De acuerdo. Te quiero firme y aquí mandas tú.

Ni capitanes encubiertos ni hostias similares.

-¡Oído, cocina! Todo al horno.

¿Qué le pasa a ese relleno? -Pues que yo lo veía mal.

Yo he dicho lo mismo que has dicho tú.

Yo no soy chef. Pero tú has sido capitana.

Tú garrote aquí. -No, pero él es el que manda.

Está haciendo un estropicio con las truchas.

-Donde hay patrón, no manda marinero.

Claro que no. -Oye, Jordi. Estás estupendo.

Sales muy bien, ¿eh? (RÍE)

-Ay, le contaría tantas cosas a Jordi,

pero no me puede contestar a ninguna.

Mira, este chico me da una inyección de...

de correr. Mirad, ya las tengo todas peladas.

-¿Echo un par de ellos, Eva? -Pero hay que dorarlos.

¿Los vas a poner a dorar? -Blanqueados.

-Quiere que los blanquee. -Lo blanqueamos y lo doramos.

-Lo que tú digas. -Yo lo doraría.

-Tengo menos fuerza que un mosquito.

-Dame, dame.

Eva lo ha hecho genial, pero yo creo

que siempre se puede mejorar. Y, bueno, voy a intentar contenerme

mientras no sea capitán.

Yo creo que al final, con la forma que ha tenido

Juan Manuel de hacer el equipo, hemos salido favorecidos

y creo que bastante.

-Me ha hecho un favor enorme, porque hay mucha gente

que quería. -Ganamos seguro.

-Venga, vamos. Como un oso, vamos.

A mí me parece que ha metido la pata el equipo azul totalmente.

Yo te digo una cosa. Yo en mi equipo quiero

a los mejores.

El único capitán que he visto mandar,

ordenar, con criterio, con mala leche,

con talento y con orden y disciplina, Juan Manuel.

De acuerdo. Chapó.

Muy bien. Entonces, ¿qué te haces? ¿Un equipo de cobardes

para poderlos mandar? No lo sé.

A lo mejor te da miedo mandarlos.

Yo en mi equipo quiero a los mejores,

porque quiero ganar.

Totalmente de acuerdo.

-Ensayo.

-Vale. Vamos a empezar.

-Y... ¡Acción!

-Y deja de entrar y decir a mis vasallos y servidores.

Porque lo que a ellos

les viene bien... -Corta.

Hasta ahí el ensayo.

-Las lentejas, ¿el sofrito cómo va? ¿Tira bien el fuego?

-Sí. Está esperando los demás ingredientes.

-Oído. Cerezo, ¿las truchas? -Estamos haciendo el picado.

-Toma ansía. -Las tengo peladas las 60.

¿Pelo 10 más por si acaso?

Chef.

Pelo diez más.

Solamente me he dedicado a pelar patatas,

a trocearlas, a ponerlas en bandejas.

Yo he defendido muy bien la patata,

porque, claro, parece que no sea nada,

pero hay que hacerlo.

-Necesito meter ya algo al horno.

-Necesito relleno. Que me enfrío.

-Las patatas, venga. -Venga, relleno.

Necesito relleno. -Venga. No le vamos a meter mucho.

Las patatas tengo que tenerlas preparadas

lo más rápido posible. -Ya va, ya va.

-Vais colocándolos. Nos repartimos la plancha en dos.

-¿Cómo va eso? -Va bien.

Mira, con la plancha con los tres minutos últimos ya...

-¿Y la has probado por dentro? -Voy a ello.

Espérate. Cojo un cuchillo y la pruebas conmigo.

¿Vale? -Ah, estupendo. Genial.

De puta madre.

-José. -Genial, genial.

-Sabe genial. -Qué bueno.

Muy bien. Corta un poco.

Voy a cortar. Un punto de sal.

Y ya está. Al carajo.

-Prueba, prueba.

El punto está perfecto, pero nos falta todavía

mucho tiempo para que lleguen los que tienen que comer el plato.

Si le tenemos que dar un golpe de horno

con una salsa caliente, es posible que se nos pase.

-Haced un esfuerzo. Queda menos de una hora.

Por favor, quiero que salga todo.

Yo sé que lo estáis haciendo bien. Superaros un poco más, por favor.

Risas. Pensad en la escalera.

-Las escaleras. Ese balconcito,

que vamos a estar en él.

-Si queréis estar ahí, ya sabéis

lo que tenéis que hacer. A todo gas.

El chorizo lo vas a echar o antes o después

a la hora de servir. -Todavía no lo echamos.

-Aquí lo tienes preparado. -Vale. Gracias.

Me descompongo, ¿eh? No sé si mirar.

¿Qué tal? No voy a decir ni media.

-Están cojonudas, Santiaga.

Supongo que le echará el choricito al final,

la morcillita, para que nuestros comensales piquen,

porque unas buenas lentejas sin chorizo y morcilla

ahí asomando, malo.

Aspirantes, lleváis hora y media cocinando.

En 20 minutos empezamos a sacarlo al comedor, ¿oído?

(TODOS) Oído.

Yo, como plato estrella, el azul yo diría

que las lentejas van a gustar, aunque estén pasaditas

y aunque les falte chicha, pero van a triunfar.

¿Y el rojo qué tal?

-Del rojo me quedo con el postre.

Creo que han acertado. Está muy trabajado, muy elaborado.

Creo que pueden acertar.

Dudo de la sopa de picadillo. Y es posible

que lo arreglen un poco con el solomillo de ciervo.

-Perfecto. Tiene una pinta estupenda.

José, ¿cómo va la sopa? -Tiene una pinta ideal.

-¿Qué es? -Una sopita.

Estamos calculando la ración por persona.

-Es para una reina, ¿eh? -Por eso, va a ser exquisita.

-Qué hambre tengo.

Tengo un hambre... ¿Qué habrá de comer?

Aspirantes, en cinco minutos de reloj

quiero ver los carros volar al comedor.

-Cuando quiera usted, chef. Que los vea volar.

-Sí, chef. ¿Cómo va la cosa? -Lo mío ya está.

-Lo tuyo ya está. Está para llevárnoslo.

Justo de sal. Todo. Perfecto. -Sí.

¡Aspirantes, un minuto y nos llevamos la comida!

¿Oído?

¿Oído? (TODOS) Oído, chef.

-A emplatar, a la corte.

¡20 segundos, aspirantes! -¿Cómo os llamáis?

-Fabián. -Parientes.

-Fabián León. -Fabián León.

Está muy rico, señor León. -Muchas gracias.

Cerezo, que no se te enfríe eso. -Sí, chef. Papel de plata.

Papel de plata. -Maribel.

-Necesito otra cucharita.

Joder.

-¡Vamos! Cinco, cuatro,

tres, dos, uno...

Nos vamos a sala. (TODOS) ¡Bien!

-Con mucho cuidado, que esto es la sopa.

-Llevadme esto.

-Cuidado, cuidado. -Vamos.

-Llevamos los platos. Necesitamos platos.

-¡Vamos! -¡Cuidado, cuidado, cuidado!

-¡Cuidado, que voy! Cuidado.

-Cuidado, cuidado. Comensales.

Venimos, cogemos nuestra bandeja.

Si puede ser en orden, sería fantástico.

¿Dónde está vuestro primer plato? -No tenemos sitio.

Vamos a ver, vamos a ver. -Cuidado, cuidado.

Por favor, vamos.

-Han llegado antes el equipo rojo,

ha puesto encima de la mesa todos sus ingredientes,

todas sus cazuelas y a nosotros no nos han dejado sitio.

Si no viene Pepe,

no podemos poner la cazuela de las lentejas.

-Cada uno puede coger lo que quiera.

(HABLAN TODOS A LA VEZ)

-Hazlo mucho, hazlo mucho a todos.

-¿Vale? -Entendido.

-Solomillo...

(HABLAN A LA VEZ)

-Solomillos, por favor, también. (HABLAN ENTRE ELLOS)

¡Por favor, va a entrar la reina!

¡Abran fila a su majestad Isabel la Católica!

Majestad, puede comer lo que le apetezca.

-Una cuchara. Gracias.

-Gracias.

-Majestad, la sopa está... -Voy a probar las lentejas.

-¿Queman? -No, están justo como se debe.

-¿Nos haría el honor de probar la sopa también, majestad?

(RÍE) -Nos ha salido muy buena.

-Le he insistido con la sopa porque no quería más lentejas,

ah... -Mmmm...

(RÍE) -Me lo pensaré.

-Muy bien. -He cocinado para la reina...

Bueno, es mucha presión, no se puede fallar para la reina.

-Y el brownie con cuchara. -¿Te gusta?

-Muy bueno.

-Por favor, un segundito, se lo pongo enseguida.

(HABLAN A LA VEZ) Disculpe a su humilde siervo,

me regalaría su opinión y su sabio consejo,

¿me recomendaría cuáles son las viandas

que más le han agradado?

-Las lentejas están muy buenas y me ha gustado mucho

aquel que tiene chocolate, soy muy de chocolate.

Mechas gracias. -Por eso mandé a Colón

a las Américas, para que lo descubriera

y lo trajera. Sabia decisión.

Quiero su teléfono. Despidamos a su majestad la reina,

¡seguimos sirviendo como se merece!

(HABLAN TODOS A LA VEZ)

Opiniones, lentejas, ¿qué tal? -Lentejitas de la mamá.

-Para mi gusto están un pelín pasadas.

¿Y la textura de las lentejas? -Les faltaba un poco más de caldo.

Un poco secas, ¿no? -Sí.

-Hoy recomendamos una sopa de picadillo exquisita.

-La sopa no me gustó, sosa, no me gustó.

-Las lentejas me han gustado mucho.

De todo, es lo que más me ha gustado.

-Pescado, la gente que se cuida, ¿quién quiere pescado?

-He visto la trucha, la verdad es que

no le he visto buena cara.

La he visto un poco tiesa.

-Venga, otra para compartir. -Mi equipo ha vendido, no,

mi equipo ha puesto... El Cerezo ha vendido más truchas

que... que platos que comensales había

porque el señor decía que no y él: "Que sí, que le va

muy bien la trucha". -Solomillo no,

solomillo engorda mucho. -Tome, señora.

-Eh, la trucha es un pescado que no había probado nunca,

está muy bien hecho y tiene muy buen sabor.

-Lo mejor de todo el venado. -La carne, la salsa

estaba estupenda, es lo que más me ha gustado.

-La ración de las fresas podría haberse...

se podría haber mejorado, ¿no? Es como...

Las fresas... mascarpone, hala, ya.

-Esta señorita tampoco tiene brownie,

¿te puedo traer uno y lo pruebas?

Conque pruebes una esquinita me vale, te traigo uno ahora mismo.

Aspirantes, habéis terminado de dar de comer

a todos los integrantes del equipo de la serie

"Isabel" de TVE. Enhorabuena.

(APLAUDEN Y OVACIONAN)

-Pienso que tenemos bastantes puntos para ganar

porque entre el postre y la carne hemos hecho...

hemos hecho caja. (RÍE)

(NARRA) Llega el momento del voto, cada comensal podrá votar

por el plato que más le haya gustado

introduciendo una tarjeta del color del equipo que lo cocinó.

Deben votar por el primero, el segundo y el postre.

El equipo ganador será el que, al menos,

consiga batir a su rival en dos platos.

Equipos, los comensales ya han decidido.

Antes de desvelar ese veredicto,

yo sí tengo una curiosidad, yo en mi cocina intento

empatizar mucho con mis cocineros

porque de esa relación cercana

conseguimos el cariño necesario para que cocinen bien.

Juan Manuel, me apetece mucho escuchar tu historia,

hoy te has acordado de alguien y quiero que me lo expliques.

-Eh, lo que me trajo a "MasterChef" es que

de muy chiquitito he tenido la vocación de ser cocinero,

eh, falleció mi padre

que era la persona que me iba a dar

los estudios de hostelería que era mi gran sueño

y, bueno, el estar aquí en "MasterChef"

para mí lo es todo.

Sueño, eh, por un progreso,

por el día de mañana ser un buen cocinero

y... viendo el apoyo que tengo de mis compañeros

y saliendo hacia adelante,

estará muy orgulloso de mí

Mi padre era la persona que más quería

y a mi madre también,

pero aunque hoy no está, sé que dentro de mí va a estar

y es la persona que me está haciendo luchar,

que me dijo varias palabras:

"Lucha por un sueño y lucha hasta el último momento,

si quieres ser algo, tienes que apostar,

aunque no ganes, pero seguir escalones

hasta llegar hacia la meta".

Eso es mi... mi manera en la que estoy actuando.

-Lloro de alegría...

de ver que hay gente joven como él

con unos principios y unos valores

que le falta a mucha gente.

Juan Manuel, yo no conocía tu historia,

gracias por el regalo

de explicármela. Sí te voy a decir,

hoy has sido el mejor capitán

desde que este programa ha empezado.

Te has empezado a ganar mi respeto

y te garantizo que tu padre

estaría muy orgulloso.

-Muchas gracias, chef.

Aplausos.

¿Ahora me vas a dar a mí el abrazo, cariño?

(RÍE)

(RÍEN)

Aplausos.

Ahora sí, jurado, podéis ir a contar los votos.

(NARRA) Nuestro jurado recopila y cuenta

los votos de los comensales,

ha llegado el momento de saber qué equipo ha ganado la prueba.

Aspirante, aquí tengo los resultados de las votaciones,

así que vamos a empezar con el primer plato,

hay un equipo que ha conseguido 42 votos,

el otro equipo ha conseguido

11.

Cuando he ido probando la sopa de picadillo

en la cocina decía yo: "¿Pero qué es esto?

Será un principio, harán algo, me sorprenderán", pues no,

es lo que habéis servido

y os habéis quedado tan anchos, sosa,

insulsa.

-De todas las cosas que he hecho en "MasterChef"

a día de hoy, ha sido lo peor con diferencia.

Parece mentira que un plato de lentejas

unas señoras de casa

no me lo guisen perfectamente,

¿por qué no se ha hecho bien? ¿Por qué no se meten

todos los ingredientes y se guisan bien?

-¿Chorizo lo vas a echar o antes o después?

A la hora de servir. -Todavía no,

todavía no lo echamos.

Santiaga, tus lentejas caseras

no han triunfado con los jueces,

¡pero sí con los comensales!

42 votos para el equipo azul, para las lentejas.

Aplausos. -¡Yo lo decía, lentejas cojonudas!

¿Sabes, Maribel,

lo que más me duele?

Que ya no soy tu ojito derecho.

(RÍEN)

-Pues que no te duela porque lo eres, ¿eh?

Ahora es Jordi. (RÍEN)

-Ay...

¡Por favor! (RÍEN)

Yo no quiero malmeter, Pepe, pero... me ha hecho ojitos.

(RÍEN) -Es una monada

de chico. (RÍEN)

-No lo hago con ninguna doble intención, ¿eh? Perdonad.

Vamos ahora con el segundo plato,

venado contra trucha.

Un equipo ha conseguido 37 votos

y el otro 20.

El equipo ganador

de este segundo plato

es...

¡El equipo rojo con 37 votos!

Aplausos.

En este momento estáis empatados,

el que tenga más votos en el postre será el ganador.

María, Clara y Fabián,

ganar esta prueba está ahora mismo en vuestras manos.

38 votos frente a 21.

El ganador de la tercera prueba por equipos

de "MasterChef" es...

¡Equipo rojo!

(GRITAN Y RÍEN)

Aplausos.

-La presión ha sido máxima porque, claro,

la idea del postre ha sido mía, cómo ejecutarlo he sido

yo cómo hacerlo y esta yo

un poco como al cargo,

todo recaía en mí de repente.

Al ser el último y al ser lo que decidía

es como, yo que sé, si lo hubiera podido hacer mejor...

Equipo rojo, enhorabuena, sois los ganadores,

equipo azul,

la cocina de "MasterChef" os espera para

la prueba de eliminación,

uno de vosotros inevitablemente

tendrá que abandonar ahí su sueño.

-Ante un venado no se puede poner una trucha,

frente a un chocolate

unas fresas tampoco.

-No quiero irme porque estoy aprendiendo muchísimo

y no tengo ganas de que se acabe.

-La verdad es que me he sentido muy...

muy afectado moralmente

porque he puesto en peligro a mis compañeros

y llega ahora una etapa muy fuerte que

es la etapa de eliminación.

-Estamos tristes porque pensamos que uno de nosotros se va,

pero la... el juego es así.

Aspirantes, esto es "MasterChef",

aquí el nivel de exigencia es muy duro ya que el ganador

se convertirá en el primer MasterChef de España,

obtendrá un premio de 100 000 euros

y publicará su propio libro de recetas,

además, el ganador, el segundo y el tercer clasificado,

recibirán un curso en la escuela de alta cocina

Le Cordon Bleu Madrid.

(NARRA) Ahí estamos viendo cómo el pasado sábado

estuvisteis trabajando con los maestros

de Le Cordon Bleu. -Con el aceite cuidado,

aceite de oliva... (NARRA) Hay mucho que aprender.

-Derritiéndose. (NARRA) Y lo mejor que

este programa puede daros es formación

para que podáis evolucionar.

(HABLAN ENTRE ELLOS)

No solo recibiréis clase

de esta prestigiosa escuela de cocina,

sino que también recibiremos en "MasterChef"

a los mejores chefs de España y, atención, porque

hoy recibimos al primero de ellos.

Su restaurante está entre los 10 mejores del mundo,

tiene dos estrellas Michelín

e infinidad de premios internacionales.

Aspirantes, Andoni Luis Aduriz.

Aplausos.

-Ver de repente a Andoni a un metro de nosotros

ha sido uno de los mejores momentos de "MasterChef".

Tenemos hoy aquí a uno de los grandes,

un filósofo vestido de cocinero.

Andoni tiene las virtudes de los grandes cocineros,

tiene tesón, es curioso,

es enciclopédico y, lo más importante,

tiene la virtud de sorprenderse siempre ante los productos

que tienen alma, tiene el don de la sensibilidad,

la capacidad de emocionar a sus clientes.

-Como cocinero, lo defino como un genio,

un genio de la cocina,

lo que hace es crear nuevos conceptos y técnicas.

-Quería felicitaros por el compromiso,

por la pasión, por el cariño que estáis poniendo,

por ser osados y valientes

y simplemente deciros que disfrutéis,

disfrutéis de lo que estáis viviendo

y de vosotros mismos porque este programa

os va a ayudar a conocer lo que sois capaces de hacer.

Muchas felicidades y mucha suerte.

(TODOS) Gracias. (APLAUDEN)

Hoy vais a disfrutar de una clase magistral

de Andoni Luis Aduriz,

pero, atención, porque esto es solo para los ganadores

de la prueba por equipos.

(APLAUDEN) -Enhorabuena.

-Gracias. -Buena suerte.

-¡Suerte, chicos, suerte! -Venga.

Podéis dirigiros a la sala de concursantes.

-Os he querido traer un plato que define el trabajo

que hemos hecho en los últimos años en el restaurante,

es un plato que se compone de buey de mar,

unos tupinambos y básicamente unas hierbas

que también tienen una singularidad,

no podía ser otra forma, son hierbas halófilas,

son hierbas que nacen cerca del mar.

-La usé alguna vez,

una especie de espárrago con un sabor bastante marino.

-Lo primero que hacemos es, cogemos el buey de mar,

y nosotros lo envasamos al vacío,

lo meteríamos en una cocción a 83 grados

y, después, una vez que lo hemos escaldado,

ya bajaríamos la temperatura a los 70 grados

y ya le daríamos una cocción por gramo, un segundo de cocción.

-El ha cocido un buey al vacío, quiere decir, no va a perder

absolutamente nada de sabor.

-Alguien me echó el cenizo encima. -Si dicen que es una persona

muy filosófica... -Ahora nos van a dar filosofía

y media, encima ni masterclass ni nada, aquí castigados.

(RÍEN) -¿Tú te crees? Manda cojones.

-¿Cuál es el sentido que hemos de tener para

ser cocinero?

¿El gusto? -¿El olfato?

-¿El olfato? -¿Creatividad?

-¿La creatividad?

Yo creo que la memoria, la memoria, el recuerdo,

es un atributo excepcional para la cocina,

hacer memoria de lo que comes...

Eso es a veces una vida. Bueno, ahora vamos con

la parte de los tupinambos, los tupinambos es un tubérculo

y nosotros lo que vamos a hacer es,

lo tupinambos pelados los vamos a meter ahí,

cal y agua, los dejamos aproximadamente 3 horas.

Fijaos lo que ha pasado aquí, al cocerse sobre su jugo

ha perdido agua y las fibras de tupinambo

parecen las fibras de un crustáceo,

después intercalar entre su fibras,

fibras del buey de mar cocinadas

a 70 grados.

-Son tres puntitos lo que nos ha llevado a perder,

nos faltó, yo creo, ser un poco más creativas

con el postre, María.

-A todos. -Ella se dedicó a los postres

y cada uno se dedicó... Aquí el señor y yo

nos dedicamos a ayudarnos a todos

y no nos habéis dicho gracias.

-Pues muchas gracias. -Te lo dijimos ayer,

hoy te lo decimos, muchas gracias, Maribel,

gracias... -Al final el que se quede

lo va a sudar pero con sangre.

-Sudor y lágrimas. -El premio va a ser...

-No se lo va a regalar nadie, desde luego.

-Cuando me toca ir a concursos de cocina,

al que gana le preguntas:

"Oye, ¿qué es lo que le has puesto

diferente al resto, no?", muchas veces la respuesta es:

Amor. Cuando tú haces algo con afecto,

le pones todo lo que tienes de ti en ese momento.

Y ya está, ahora vosotros.

(APLAUDEN)

-Me he dado cuenta de que, efectivamente,

para ser un buen chef no... no es siempre...

O sea, hay que saber técnica,

pero tiene que haber detrás un bagaje humano.

-Bueno, chicos, de verdad, eh, simplemente desearos

toda la mayor de las suertes

y, sobre todo, vivir esto con intensidad,

con la misma pasión y con la misma energía

que lo habéis hecho hasta ahora, de verdad.

Mucha suerte. Andoni, un placer tenerte

en las cocinas de "MasterChef", un verdadero lujo para ellos

y para nosotros también.

Aplausos.

Qué lujo habéis tenido a vuestro alcance,

pero nosotros tenemos que seguir

y hoy es día de eliminación, así que, equipo blanco,

vosotros seguís en "MasterChef",

podéis subir a la galería. -Gracias.

Santiaga, esta es tu primera experiencia en

la prueba de eliminación, tú eres el talismán.

-Alguien me ha gafado.

(RÍEN) Esperemos que no hayas perdido

tu duende.

Aspirantes, ¿queréis conocer el secreto para poder pasar

a la siguiente prueba?

(TODOS) Sí, chef. Tendréis que adivinar

qué ingredientes se utilizan para elaborar este plato

que ha preparado Jordi.

Os voy a preparar un plato, en esencia es muy sencillo,

tenemos un ave, la cocción sí os diré

que es un marcado y un filtrado de temperatura.

Esto es.

Probadlo y apuntar bien lo que pensáis

que lleva el plato, os daremos tres minutos

para entrar al supermercado y en la isleta central

encontraréis una buena variedad de productos

y, entre ellos, los ingredientes reales

que hemos utilizado para elaborar esta receta.

Intentad reproducirla al máximo,

pero sin cometer errores, es preferible

que no lo copiéis perfecto,

pero que el resultado sí sea perfecto.

Podéis acercaros a probar el plato.

-Creo que la prueba de hoy marca un antes y un después en...

en cuanto al nivel en "MasterChef"

porque no es una tarta de queso con...

Es que es un plato de Jordi Cruz,

es que ya estamos a ese nivel.

Contaréis con 50 minutos

para elaborar el plato.

El tiempo empieza en tres,

dos, uno...

¡Ya!

Aplausos y ovaciones.

-¡Vamos, venga, Santiaga! (NARRA) Todos han probado el plato

de Jordi Cruz, ahora deben elegir los ingredientes correctos.

Santiaga comete su primer error,

escoge codorniz en lugar de pichón.

Ovación y aplausos.

-Mascarpone... una codorniz...

Sería un pichón asado con cordonners,

una crema de higadillos y un risotto de piñones salteados.

Es un plato fácil, ojo,

fácil, si no has cocinado nunca un pichón ya estás perdido.

-Bien este, estoy contenta con lo que he cogido,

me ha parecido codorniz,

de todas formas, cuando he visto el otro ave que había más grande

ya había cogido yo este.

-He cogido una chalota, zanahoria, puerros,

ajito, un poquito de tomate y un pimientito.

No aparece por ningún lado. Un pimiento rojo,

increíble, increíble. Hemos ido a hacer paella.

¿Qué tal, María? -Regulín.

¿Qué vamos a hacer con el ave? -Pues de momento le he sacado

le he sacado las pechugas,

las he marcado en la plancha, las terminaré en el horno.

¿Qué más? -Pues nada, tengo el hígado

triturado para hacer el rulo, no sé muy bien...

Si no sabes muy bien, céntrate en lo que sí sabes.

-Ya, por eso lo he dejado aparte.

Y no te pases con la nata. -Vale.

Suerte, María. -Gracias.

La prueba de eliminación es muy dura

porque no es algo que salga de ti,

es algo que tienes que copiar, entonces... es más difícil aún.

-Santiaga, venga.

¿Qué estás haciendo? -Eh, pues...

Ahora mismo voy a intentar hacer, eh...

Un fondo para reducir con la carcasa del ave.

¿El ave de Jordi tenía piel? No me acuerdo.

-No.

No, no, no...

Cocina, cocina, que se nos va el tiempo.

-Sí, chef.

Aspirantes, lleváis 20 minutos,

os quedan 30 minutos.

-¡Joder, mierda!

Ahora se me han quemado los piñones,

la salsa de piñones se me han quemado,

lo he puesto muy fuerte.

Estoy intentando volver a hacerlo otra vez,

pero no sé muy bien...

(LLORA) Que no me sale...

Cuando lo haces en casa lo piensas, lo pruebas,

haces una prueba y le pones otra cosa,

hasta que coges el punto, entonces, claro,

te equivocas en un ingrediente y ya no tienes nada.

-Esto...

¿Qué estás haciendo, Maribel? -Estoy haciendo un...

un caldito.

¿Cómo lo ves? Mal, no lo hago.

No, no lo voy a hacer

porque no... No te he dicho nada.

-No sé, pero te veo una cara...

Voy a poner un poquitín de agua, ¿no?

¿Qué te parece? Yo soy jurado.

-Ha habido un momento en la cocina que...

que estaba que me nublaba hasta la vista porque pensaba:

"Madre mía, madre mía,

yo nunca he hecho una cosa de estas",

no sabía ni lo que hacía.

Es dificilísimo y, claro, son productos muy buenos

y que no sé ni cómo mezclarlos, te lo digo sinceramente.

Maribel, pues la mujer está perdidísima también,

ha sacado las pechugas, les ha quitado la piel

y está haciendo un fondo muy casero en plan

como si fuese el de un arroz con pimiento,

cebolla, tal, tal...

Ajá.

A ver, Cerezo, cuéntame.

-Pues, mire, chef,

voy a hacer una salsita tipo Cumberland

y luego tostaré unos piñones que me dijo usted,

que se tostaban el otro día...

Depende de la elaboración. -Y le pondré armañac, sí, ¿no?

Pero no lo he cogido bien el matiz dulce...

Como a toffee, ¿no? Como a... -Sí.

Cerezo, Cerezo... ¿Y ese foie en la sartén?

-Ay... -Oh, oh...

-Huy, qué mal.

Mi amigo Cerezo... ¿Por dónde va?

Me ha dicho que hará una salsa Cumberland...

Está de moda entre los concursantes.

Cuando me ha mirado me ha dicho:

"Voy a hacer una salsa Cumberland", me he quedado de piedra.

Luego le he preguntado que qué es eso,

mira que sé de salsas y esa no la tengo bien...

no la tengo fresca.

-No sé hacerla.

Ah, voy a intentar hacerlo... todo lo que pueda

y ya está, no tengo otra,

intentaré que me salga lo máximo posible.

-Venga, María, cariño.

Aplausos. ¡Venga, María!

(TODOS) ¡Vamos, vamos! -¡Vamos, María!

(TODOS) Vamos.

Aplausos.

Santiaga, ¿qué tal? -Fatal.

¿Cómo va la cosa? -Pues no lo sé.

¿El pichón cuánto tiempo lleva en el horno?

-Es una codorniz lo que he cogido,

no... me he dado cuenta que había codorniz,

no había visto el pichón.

Santiaga ha hecho una codorniz en vez de un pichón,

la ha marcado y la ha metido en el horno,

la tiene en el horno, le quise ayudar,

no se puede ayudar pero está supernerviosa,

está muy mal y estaba achicharrando

un foie fresco, por eso salía ese humo,

que no sabe qué hacer con él.

Está en un punto que no sabe cómo tirar para adelante.

-Ay, que se me olvida una cosa...

-Las setitas, ¿dónde coño están las setas?

Las setas... -Era...

-Las setas, un momento...

¿Dónde están las setas, tío? He perdido las setas.

Pero no sé, porque yo no las he tocado.

Yo tenía unas setas aquí y no están, te lo juro

que tenía unas setas.

Ni aquí tampoco están.

¡Hostia, pues aquí no están las setas!

Aspirantes, tres últimos minutos.

-Ya han aparecido.

-¡Vámonos, ánimo, vamos, va!

Aplausos.

-¡Venga, chicos! Aspirantes, último minuto.

El último toque.

30 segundos.

-¡La madre que me parió!

Cinco, cuatro,

tres, dos, uno...

¡Tiempo!

Manos arriba, por favor.

Aplausos.

Aspirantes, antes de nada os explicaré la receta.

Evidentemente no llevaba pimiento,

evidentemente era un pichón.

-Evidentemente hay que... guisar una vaca

y tú vas y por tus narices...

pones un pollo, pues, evidentemente,

has metido la pata.

La receta es la siguiente, la pechuguita asada,

un poquito de armañac reducido, un poquito de oporto reducido

filtrado con un poquito de mantequilla,

tenemos un jugo rápido muy resultón.

Para acompañar unos piñones tostados con mantequilla

con un poquito de mascarpone para dar ese punto de toffee salado,

sin ser dulce.

Para terminar, una crema de foie gras fresco,

unas flores de romero

y una juliana hecha con kumquat,

que es la naranja china pequeñita.

El primer plano que va a probar nuestro jurado

es el de...

Juan Manuel.

Juan Manuel, veo suciedad,

veo desorden.

-He ido a fuego en lo que he podido

y he intentado sacar lo mejor posible.

Dentro del plato había una cosa que estaba bien clara,

había una decoración que tiene unas flores de romero

que es un simple toque de finura, delicadeza

y ninguno lo habéis hecho.

Si quiero ganar el campeonato

de España de colesterol, pruebo tu plato.

Le salva el punto de cocción, perfecto.

-Gracias, chef.

Noé.

¿Esto qué es?

¿No has pensado presentarte a un programa de modelos?

-En la vida.

Cocineros guapos somos muy pocos.

¿Tú sabes por qué no estoy delante de ti?

Porque ese plato no vale ni que me acerque.

-Sí, chef. Hace días que te estoy diciendo:

"Noé, tienes talento, eres un tío listo",

sé que puedes luchar

y yo repito las cosas las veces que haga falta,

siempre que haya actitud.

-Siempre es duro que no quieran valorar tu trabajo

y esfuerzo, supongo que porque considerará que

no me he esforzado lo suficiente o porque el trabajo

no ha merecido la pena.

María.

¿Qué número de plato es este?

-El segundo. ¿Y el primero?

-El primero lo he quitado porque no me gustaba

cómo estaba emplatado,

entonces lo he traspasado.

Si para hacer un plato

tengo que tirar un montón de cosas

hasta que me salga perfecto,

eso lo hacía Robuchon,

hacía tres platos para servir uno

pero, claro, costaba 500 euros

por cabeza y era el número uno del mundo.

Y, junto con el foie, tiraba a muchos

de tus compañeros que llevan hoy todo el día riéndose,

que a estos los quería yo ver hoy aquí,

delante de mí, a ver si se reían.

¿Sabes lo que has hecho

durante toda la prueba? Llorar.

Y llorar se llora cuando terminamos

de alegría o de tristeza,

durante la prueba, valor.

Estaba seguro de que harías un plato mejor

y no lo has hecho porque no has sabido gestionar

tus sentimientos.

El jurado quiere ahora probar el plato de...

Santiaga.

¿Eres consciente de que esta prueba se trataba

de reproducir ese plato?

-Pues lo primero que he hecho ha sido equivocarme

y coger otro tipo de pájaro.

Esta carne es blanca,

esta carne es oscura. -Sí...

Ya no es saber diferenciar entre un bicho un otro bicho,

es que esto es pequeñín y blanco y esto es rojo y más gordote.

Lo has cocinado al horno, ¿no?

-Lo he metido para que no se...

¿Y cuánto rato de sauna le has dado?

-Pues no sé si 10 minutos o algo así...

Lo de la cocción no tiene perdón.

No te voy a preguntar cómo lo has hecho,

porque no quiero que me des malas ideas.

¿Qué es esto? -Pues micuit a la plancha.

Vamos, que te lo has cargado,

que lo has triturado y lo he visto,

además, había un humo... Digo, bueno, aquí hay bomberos,

menos mal. -Se llama buena zorrera.

Ten cuidado, Santiaga. -Ya.

El siguiente plato

que va a probar nuestro jurado es el de Cerezo.

Tu plato

mola lo suficiente como para que,

a diferencia de ellos, lo analicemos con profundidad.

La colmenilla, esta parte es correosa,

fuera ¿ves que aquí en ninguna de estas la hay?

Ninguna seta se limpia con exceso de agua.

Y, estéticamente, es que es el más parecido.

Yo creo que las personas tenemos un defecto,

a menudo prejuzgamos...

a mal, y yo lo había hecho contigo,

y llevas dos pruebas demostrándome

que me he equivocado.

Cerezo, ole tú. -Gracias, chef.

Aplausos.

Para mí hoy es uno de los mejores chefs del mundo,

entonces ya el simple hecho de que me diga pues

que se ha confundido conmigo y que le ha gustado

mi trayectoria en el programa,

pues para mí es...

es lo más que me puede decir una persona.

El último plato que va a probar nuestro jurado

es el de Maribel.

Te veo tensa, Maribel.

-Es que no... no sé si...

si lo he hecho bien.

No he cocinado nunca ninguno...

No sé si le habré dado el punto, eso que decís

y todo esto...

O sea, es que esto es duro, ¿eh?

Maribel, para mí ver cómo se cepillan

un plato mío también.

-Ay, pero... ya me gustaría a mí tener ese punto.

Esto es un plato fácil.

-No, yo lo veo, bueno, si llego a hacer ese plato yo...

¡Uf...!

Lloro con Pepe, lloro con Samantha y lloro con Jordi,

es que me acobardo cuando estoy delante de ellos.

¿Sabes quién tiene más miedo de los dos?

-No... No, no, no, no...

Lo tenía yo cuando he visto el pimientazo...

-Ay, sí. Que has puesto...

-He puesto un trocito solo, ¿eh? ¿Has visto?

Este plato tiene dos cosas muy malas,

primero que esta salsa sabe a pimientos sin probarla,

y has puesto un aceite que tiene un sabor tan fuerte

que se carga el plato.

¿Eh?

La cocción está bien. -Ah, menos mal...

Algo he hecho bien. Tienes una gran suerte,

pensaba que harías un estropicio con ese pimiento

y cuando me he acercado a tu plato he pensado: "Bueno...".

-Gracias, chef. Madre mía...

Ay, ay, ay, no, no se lo coma.

¿No? -Está crudo.

Por ti hago esto y más. -No se lo...

¡No, no, no se lo coma!

Risas.

¿Tanto me quieres?

-Ay, madre mía...

No se lo coma.

(LLORA) Está crudo...

¿Esto sí? -Sí, eso sí.

Ay, por Dios...

¡Ay!

Risas. ¡Huy, huy, huy...!

Está muy bueno.

Para no haberlo hecho nunca, está muy bueno.

(APLAUDEN)

Está muy bueno el pichón, perfecto de punto, riquísimo.

-Esto es muy duro, ¿eh?

Eso es la cocina, ¿eh? La cocina profesional es muy dura.

-Sí, ya lo sé. De estas pasamos muchas veces

en los restaurantes, ¿eh? -Sí.

Y nos lo tragamos y al día siguiente más,

aprendemos, "muy bien, hoy me has dado,

pero mañana voy a por ti", le digo al cliente,

"te estoy esperando", eso es lo que quiero que me digas.

-Te estoy esperando.

O.K.

(RÍE) No pasa nada...

Ya ha pasado...

En esta prueba, se ha medido tanto vuestro paladar

como vuestra capacidad de creación.

Ahora nuestro jurado tiene que deliberar

y pensarse bien quién de vosotros

abandonará hoy "MasterChef".

-Estoy acojonada.

(HABLAN ENTRE ELLOS)

Como la que ha hecho...

-Tranquila. -Uf... Estoy hecha una mierda.

Qué horrible, qué horrible, qué horrible...

(HABLAN ENTRE ELLOS)

-Esto es cojonudo pasar por aquí...

Es que yo me voy.

El jurado ha decidido que

por la mala presentación,

la equivocación en la elección de los ingredientes

y el error en la cocción del ave,

quien debe abandonar hoy "MasterChef"

es...

Santiaga.

-Oh...

-Lo que más me duele de dejar "MasterChef"

es no seguir aprendiendo más y más.

Es que me he equivocado...

Echaré de menos a todos, pero a Nati...

especialmente porque es muy sensible

y también a Maribel porque es una buena mujer

y ya pues al resto.

¿Te acuerdas de tu último casting?

¿Tú te acuerdas lo que dijiste? -Pues no me acuerdo

Dijiste que llevabas toda tu vida...

-Sí. Sin que pasase ningún tren

en el que pudieses montarte. -Sí, es verdad.

Y que esta era una oportunidad,

era tu oportunidad. -Sí.

¿Cómo ha sido el viaje? -Pues, eh, ha sido bonito,

ha sido placentero, he aprendido mucho,

me hubiese gustado aprender más,

hacer más clases con el Cordon Bleu.

¿Quién te gustaría que ganase este concurso?

¿Quién crees que se lo merece? -Juan Manuel,

porque es quien lo vive,

es quien lo vive, es quien quiere ser chef,

es quien quiere tener un restaurante

y es quien quiere vivir de ello.

Santiaga, evidentemente no puedes acceder

a esos tres magníficos premios que ganará el MasterChef España,

pero sí que vas a tener los electrodomésticos

que has utilizado, nuestro patrocinador

te los quiere, eh, regalar para que sigas investigando,

para que sigas persiguiendo tu sueño

y eso no lo dejes nunca. También nuestro supermercado

patrocinador te regala tu compra de alimentación

durante todo el 2013.

-Eso me alegra mucho.

Pues "MasterChef" ha sido para mí pues una experiencia

irrepetible y, entonces, pues para mí estar en "MasterChef"

ha sido lo más grande que me ha pasado

en muchísimos años.

Aplausos.

Santiaga ha sido el tercer aspirante en dejarnos,

si sus compañeros quieren seguir en "MasterChef",

tendrán que demostrar en cada prueba su talento,

su capacidad de trabajo y, sobre todo, su amor por la cocina.

Todos persiguen el mismo sueño,

ser chef, y ponen pasión a conseguirlo,

pónganle ustedes también pasión y, sobre todo, sabor a la vida.

En este tipo de prueba cocinaréis de manera

absolutamente libre.

Se ve que es el mejor plato

que hemos visto esta noche. Está buenísimo.

(RÍE) Que no es que esté...

que no esté bueno, es que está malo.

Hoy tenéis el honor y la responsabilidad

de preparar un menú para 12 grandes del deporte español.

Quien tiene virtud, no tiene la opción,

tiene la obligación de luchar.

Cuando un chef te habla, escuchas y, además, le obedeces.

-Si es que no se puede ser tan bueno.

¡Dejamos de cocinar, solo emplatamos!

(GRITA) ¿Oído? (TODOS) ¡Oído!

-¿Pato? -Sí.

-¿Perdona, los responsables?

No te preocupes, lo arreglaremos. -Yo el pato no me lo como.

El jurado ha decidido por unanimidad

que quien debe abandonar "MasterChef" es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 3 - 23/04/13

Masterchef - Programa 3 - 23/04/13

23 abr 2013

La emoción continúa entre los fogones de MasterChef. Después de despedir a Paloma y Juanma, 13 aspirantes continúan persiguiendo su sueño.

El tercer programa de MasterChef comienza con la Caja Misteriosa, que oculta animales vivos. Los concursantes competirán en la cocina por el título de capitán en la prueba por equipos.

Divididos en en dos grupos, los aspirantes viajarán en el tiempo hasta la Edad Media para servir a Isabel la Católica, reina de Castilla. MasterChef se cuela en el rodaje de Isabel para dar de comer a todo el equipo de la serie de TVE, entre ellos Michelle Jenner, William Miller y Jordi Díaz.

Los actores y técnicos de la serie serán los comensales y decidirán quién es el equipo vencedor en esta prueba.

Los perdedores, como cada semana, se enfrentarán a la eliminación en plató. La competición está al rojo vivo por lo que los aspirantes tienen que esforzarse al máximo en cada prueba.

Familiarizados ya con la cocina, las cosas se ponen difíciles para los aspirantes en este reto: reproducir un plato preparado por uno de los jueces. Deberán ser capaces de elaborarlo sin conocer los ingredientes.

Además, en el programa 3, Andoni Luis Adúriz impartirá la primera MasterClass del programa.

ver más sobre "Masterchef - Programa 3 - 23/04/13" ver menos sobre "Masterchef - Programa 3 - 23/04/13"

Los últimos 486 programas de MasterChef

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos