www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1897223
Para todos los públicos Masterchef - Programa 12 - 25/06/13 - Ver ahora
Transcripción completa

Recibamos con un fuerte aplauso a Jordi Roca,

del Celler de Can Roca.

Vamos a hacer un postre que se inspira

en la manzana de ferias de toda la vida.

Ah.

Has resuelto de alguna manera lo que es la manzana.

No se parece a la mía, pero...

El postre está... flojo.

Aspirantes, bienvenidos

al teatro de la ópera de Madrid, el Teatro Real.

Los comensales que se sientan hoy a la mesa de MasterChef son

algunos de los máximos representantes

de las artes escénicas de este país.

Ainoa, ¿pasa algo?

Le noto que tiene un punto de sal.

Exquisito.

Creemos que, por actitud,

quien merece ser finalista de MasterChef es...

El que quiera aprender, será bienvenido.

El que piense que lo sabe todo, se ha equivocado de lugar.

El plato tiene que estar lleno de sabor,

poniendo mucho mimo en la presentación.

Partiendo de la tradición,

la creatividad y la mejor materia prima,

busco la perfección en la cocina.

(Música)

Buenas noches y bienvenidos a MasterChef.

Juan Manuel, Eva, Fabián y José David.

Ellos son los cuatro aspirantes que siguen compitiendo

por publicar su propio libro de recetas

y por ganar 100.000 euros.

El ganador de este programa

junto con el segundo y el tercer clasificado,

recibirá un curso en la prestigiosa escuela de alta cocina

Le Cordon Bleu Madrid.

En esta escuela, los aspirantes han recibido toda la semana

clases teóricas y prácticas

para afianzar y ampliar sus conocimientos.

Han trabajado los principales cortes,

los métodos de cocción

y la preparación de las salsas madre.

Estas clases han sido parte de su formación en MasterChef.

Aspirantes, habéis recorrido un largo camino

lleno de pruebas difíciles y catas muy duras que,

junto a las clases recibidas,

os han ayudado a ir mejorando día a día.

Hoy es cuando tenéis que demostrar

todo lo aprendido para llegar a la gran final.

Ahora sois cuatro, pero sólo tres

os convertiréis en finalistas de MasterChef.

Esta semifinal se compone de tres pruebas muy duras.

En cada una de las pruebas elegiremos a un único ganador.

Esa persona se convertirá en finalista del programa.

De manera que el que no consiga ganar

ninguna de las tres pruebas, será el expulsado de MasterChef.

(Eva) Tú te juegas ya directamente el entrar en la final,

pues quieres ganarla,

porque quieres quitarte de en medio

el marrón de seguir en otra prueba y pensando:

"Ay, que quedan dos plazas. Ay, que queda una plaza.

Ay, que me voy a mi casa."

Pero vamos poco a poco,

bienvenidos a la semifinal de MasterChef.

Gracias.

(Hablan entre ellos)

Aspirantes, esta primera prueba es de presión

y tendréis que elaborar....

Bah.

Se trata de un postre de alto nivel,

que requiere mucha técnica.

Atención, debéis seguir los consejos

de uno de los mejores reposteros del mundo.

¡Qué digo uno! El mejor repostero del mundo.

Aspirantes, recibamos con un fuerte aplauso a Jordi Roca,

del Celler de Can Roca.

¡Qué fuerte!

(Fabián) La verdad es que cuando ha aparecido Jordi,

me ha dado una alegría inmensa,

porque es que tenía muchas ganas de conocerlo

y encima vamos a hacer un postre suyo,

entonces, estoy supercontento.

Bienvenido, Jordi.

Gracias por acompañarnos en MasterChef,

es un honor para nosotros.

Queremos darte todos la enhorabuena por ese premio tan magnífico.

¿Qué se siente al dirigir la pastelería

y el mejor restaurante del mundo?

Pues mucho orgullo, mucha satisfacción y bueno,

el hecho de tener un privilegio y una responsabilidad a la vez.

Jordi, hoy nuestros aspirantes se juegan muchísimo.

Tienen que preparar uno de tus postres

y tienen la gran suerte de que estés con nosotros

para explicarles tu receta con detalle.

Cuando quieras.

Bueno, chicos, vamos a hacer un postre

que se inspira en la manzana de ferias de toda la vida.

Pero vamos a hacer una versión mucho más refinada y mucho más fina.

Es una manzana hecha con la técnica del azúcar soplado,

es decir, cogeremos el azúcar, caramelo satinado,

ya está preparado,

y tenéis que suflar una manzana con una bomba de suflado.

Bueno.

Es muy simple.

Perfecto, sin problema.

(Eva) Dios, sí que es verdad que es de presión.

pero de presión, de presión y de depresión.

Depresión la que yo cogí cuando digo:

"Ay, otra vez un postre con azúcar."

Es que es mi pesadilla.

Muy bien, aquí tenemos el caramelo,

que es una mezcla de azúcar fondant y glucosa.

Para hacer la manzana hay que dejar que se atempere

un poco debajo de la lámpara para que quede blandito,

que esté caliente, pero tampoco queme mucho.

Y lo que hacemos ahora es satinar.

Muy sencillo, es estirar el caramelo y juntarlo,

estirarlo y juntarlo.

Para repartir las burbujas de aire y para homogeneizar el calor.

Hacemos una bola...

Colocamos aquí esta punta del soplador...

y luego, nada, soplamos.

Poco a poquito, despacio...

y vamos jugando con un poco de frío y calor.

Podemos enfriarlo soplando un poco...

y luego pasándolo otra vez debajo de la lámpara.

Calentamos la parte superior de la bola...

y con esta brocheta...,

simplemente así, le damos forma de manzana.

Una vez tenemos la manzana hecha en el soplador,

hay que quitarla de aquí. Para quitarlo usaremos

un soplete y calentaremos su tubo...

Ya la tenemos.

Pero hay que rellenar esta manzana,

para rellenarla hay que hacerle un agujero.

Para hacerle un agujero,

calentaremos ese cortapastas con el soplete...

No sopléis tanto, que es muy fácil.

Además, sois de MasterChef, ¿no? -Sí.

Bien, ya lo tenemos.

(Juan Manuel) He visto que estaba moldeando y tal y digo:

"Madre, eso a mí no se me da nada bien."

(Jordi Roca) Partimos de esta compota de manzana,

la manzana salteada...

Y vamos a rellenar la manzana caramelizada con esta espuma.

La espuma con la que lo hemos rellenado

es una espuma de manzana asada.

Y aquí lo tenéis, para que lo explique un poco.

(Fabián) Yo creo que en una prueba de repostería,

que a mí se me da bien, pues sí que quizá tengo

más opciones de llegar a ser finalista. A ver qué tal.

Comienza aquí la primera prueba de esta semifinal.

Comienza la prueba de presión.

Aspirantes, Jordi Roca se quedará para probar vuestros platos

y ayudará a nuestro jurado a elegir al ganador de esta prueba.

Esa persona será

el primer finalista de MasterChef España.

Aspirantes, levantad el paño.

Disponéis de pastillas de caramelo,

la bomba para manipular el caramelo y hacer la manzana de azúcar

y la receta íntegra del plato.

Como veis, tenéis también dos lámparas

para ayudaros a tener el caramelo atemperado;

una para cada dos aspirantes.

Con la receta en la mano, tenéis dos minutos

para ir al módulo central del supermercado

y coger todos los ingredientes

necesarios para elaborar este plato.

El tiempo que este jurado os marca

para realizar este postre de Jordi Roca...

es de 93 minutos.

90 minutos para preparar la receta

y 3 minutos para emplatarla aquí,

delante de los jueces.

Aspirantes, el tiempo empieza

en tres, dos, uno...

¡Ya!

Los ingredientes para realizar este postre son:

manzana, azúcar, mantequilla,

claras de huevo, vainilla y calvados.

Por su textura,

utilizarán manzana roja royal gala para la compota,

y manzana amarilla golden

para la espuma del relleno y para saltearla con el calvados,

que es un aguardiente

que se obtiene de la destilación de la sidra.

Yo creo que ya lo tengo todo.

(Música)

Mientras Juan Manuel, Eva, Fabián y José David

luchan por un puesto en la final, Cerezo va camino de Marbella,

y no se va a la playa, no, va a realizar unas prácticas

al restaurante con dos estrellas Michelin Calima,

el restaurante de Dani García.

¿Dónde está la dificultad mayor de este postre?

La dificultad, por supuesto,

es la del trabajo con el azúcar, el soplado,

es decir, que encuentren bien el punto de azúcar,

que lo trabajen un poco antes para repartir el calor,

que lo dejen óptimo...

(Eva) Al ser un postre, claro,

siempre pienso en Fabián y José, que pueden hacerlo mejor que yo.

(Fabián) La verdad es que el postre éste de Jordi Roca me encanta

y... y me encantaría ganarlo.

¿Por qué no? Me veo como finalista.

Creo que si lo hago bien y todo sale como espero,

puede ser un buen plato.

(José David) Estoy confiado.

Creo que se me dan bien los postres,

éste es un poco delicado el tema del azúcar,

que esté a la temperatura correcta

para hacer bien la forma es difícil, pero bueno, voy a intentarlo

y a ver si consigo ser de los mejores hoy.

Para hacer la compota y la espuma,

se trocean las manzanas, se les añade azúcar

y se hornean durante 30 minutos a 140 grados.

Para hacer la espuma, se trituran las manzanas horneadas,

se añade la mantequilla,

se pasa por el colador fino y se deja enfriar.

Después, se mezcla con las claras

y se introduce en el sifón que mantendremos en frío

hasta el momento de rellenar la manzana de caramelo.

(Juan Manuel) He metido la manzana en el horno

para hacer la espuma de manzana

y a continuación estoy cortando la golden,

la manzana golden para hacer el salteado de manzana.

Cada vez hay más presión, somos menos

y sólo va a salir uno y, claro, hay más presión.

Hay que seguir trabajando y...

y ya lo ves, estoy sudando como un lechón.

Lo bonito de esta prueba es que vamos a ver

que la cocina es un oficio de artesano.

Es un trabajo manual en el que se junta un poco

la técnica del vidrio suflado de toda la vida, el más antiguo,

con el mundo del azúcar.

Uy, qué patata.

(Música)

Hola. ¿Qué tal, Eva?

¿Cómo lo llevas? ¿Qué tal lo ves?

(Jordi) Fenomenal, parece a una manzana ecológica.

Es que soy muy ecologista. -Está muy bien.

Muy bien.

Y las demás texturas de manzana, ¿cómo las tienes?

No las tengo todavía, las tengo en el horno.

¿Están cocinando las manzanas? Sí, las tengo en el horno ya.

Estoy cociendo en el horno y estos dos minutillos

los he aprovechado para hacer

la parte que pensaba que era más complicada.

Suerte y tranquilízate, tranquilízate.

Sí, perdona. -Ánimo.

-A vosotros. Ya no sé lo que digo.

Ay, ay...

¿Ves el tembleque?

¿Por qué tiembla tanto?

Pero puede ir bien. Un chupa-chups.

(Eva) ¡No!

Ha fastidiado la primera.

(Eva) Me cago en tu...

Aspirantes, han pasado los primeros 30 minutos,

os quedan 60 minutos.

(Fabián) He empezado cortando muchas manzanas

para hacer la compota,

para hacer el salteado y para hacer la espuma.

En el momento que las tenía cociendo,

me he pasado a la lámpara para hacer la manzana de caramelo.

(Jordi Roca) ¿Qué tal, Fabián? (Fabián) Buenas.

¿Qué tal, Fabián? Bien, aquí estoy,

haciendo mi primera manzana.

Y bueno, estoy mirando el tamaño a ver qué tal.

No sé si este tamaño será el adecuado

o quizá un pelín más grande.

Chiquitina. Un pelín chiquitino, ¿no?

¿Estás tranquilo?

No, para qué te voy a engañar. Atacao'.

No, no, atacao' tampoco no es que esté,

pero si he llegado aquí ahora no me puedo marchar.

Encima, esta es la mía,

me encantan los postres y quiero hacerlo muy bien.

El reloj corre. Lo sé, Jordi.

Tenlo todo a punto. Gracias.

Suerte, Fabián. Muchas gracias.

Madre mía.

(Jordi) Fabián la está liando un poco.

Sí, se le está yendo la olla. El pepino, un pepino, ¿no?

Un riñón parece. Un riñón. (Ríe)

Ésta no sale.

No sale. Pues otra, vamos.

Ha tirado todo allí y va a repetirla.

Están enfriando ahí como demonios.

Mierda.

Yo, lo que no veo todavía y me sorprenderé,

esos dedos de Juan Manuel manipulando el caramelo.

Esto tengo que verlo, ¿eh?

Bueno, Juanma. Muy buenas, chef.

¿Qué has sido cristalero antes o qué?

No he sido cristalero, pero hago el intento.

Espero que me salga,

estoy intentando darle la mejor forma.

Tienes ahí algo parecido a una manzana, ¿no?

-Ya voy teniendo algo parecido.

Ahora es la parte más complicada.

Esto necesita más maña que fuerza.

Y la fuerza la tiene; la maña, ya veremos ahora.

Fuerza tengo de sobra. Ya lo sabemos.

Ahí. Con calma...

Muy bien, muy bien, muy bien, genial.

Pues ya lo tienes.

Increíble, ¿eh? Estos chicos cómo...

Increíble, pero cierto.

Bueno, aquí lo tienes, muy bien. Vale, pues hala, vamos.

Suerte. -Gracias.

Aspirantes, habéis consumido la mitad de vuestro tiempo,

quedan 45 minutos.

(Juan Manuel) Creo que ha sido un poco el factor suerte

que me haya salido la manzana tan perfecta.

Para ser la primera vez, es "magníficus".

Aunque se tenga la receta de un plato,

la elaboración no es nada fácil. Pero puedes intentarlo,

si entras en la página web del programa.

Y si lo que quieres es comentar

y compartir el vídeo con tus amigos, puedes hacerlo

gracias a la aplicación gratuita de MasterChef.

Sólo tienes que pulsar "compartir" desde tu móvil o tableta.

Y además, podrás ver

si tu vídeo está en el ranking de los más populares.

Has visto que tenemos una virguera en el plató, ¿no?

Eva está cogiéndole el tranquillo al asunto

y... y lo tiene muy bien.

Está claro que hay que hacer más de una para el punto.

Ha estado mucho ratito,

que en el último momento se le ha roto.

Pero ahora está haciendo otra, que está quedando fantástica.

(Jordi) Muy bien, ¿eh? Bien de tamaño, ¿eh?

Muy bien, sí, sí.

Ay.

Qué buena ésa, ¿eh?

Una pelota perfecta, perfecta,

y se me ha caído de la mano, de la mano.

Que estaba hecha ya.

Se me ha caído de la mano a la mesa y se ha roto.

Pero ahora ya tiene...

Tiene lo más importante, la soltura para hacerlas.

Sí.

¿Qué tal, José David? Aquí me pillas.

¿Cómo vas? Intentando hacer la manzana.

A veces me salen como unos...

especie de bultitos ahí, unos granos, pero bueno,

a ver si enfriándolo un poco por aquí lo consigo.

¿Va bien? (Jordi) Sí va bien.

Falta enfriar la parte de arriba y suflarle un poco más.

¿Era manzana o pera? ¿Qué ibas a hacer?

Parece una pera.

Hay que recuperar la forma de manzana.

(José David) Es mejor empezar con otra ¿o qué?

(Jordi) No, acábala, hombre. -Es que no crece mucho.

Tengo miedo de que se haga un agujero.

Suflas más. Sólo calienta la parte de arriba y quítala,

y ya la tienes hecha.

Vámonos, Jordi. Muy bien. Gracias, Jordi.

-Adelante.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos 30 minutos.

Sí, sí.

Ay.

Ay.

(José David) Tenía clarísimo que con esa manzana no podía ganar.

Encima he levantado la cabeza y he visto a Eva,

que tenía una manzana perfecta y digo:"Bueno, pues..."

Mierda.

José David lo ha intentao' y ha hecho un boniato.

Y aparte se le ha quemao' la manzana, está muy nervioso...

Es curioso, porque los dos que son más brutotes,

que son más rock and roll, más enérgicos,

que son Eva y Juan Manuel... Son los que primero han acabado.

Date cuenta de la importancia de estar tranquilo,

de creer en ti y de meterle ganas al tema.

Aspirantes, atención,

interesante que hagáis más de una manzana,

por si se rompe.

Vamos, doctor.

Voy a hacer un doctorado en Biología Molecular.

¿Tú también?

No, a mí no me ha salido bien.

Aspirantes, últimos diez minutos.

Tío, sube un poco, es para los dos.

Gracias.

(José David) Un poquito para acá, tío, que se me caliente esto.

¿Cuántos vas a hacer?

-Los que sean, no me salen bien del todo.

Aspirantes, últimos tres minutos.

(Fabián) Me ha salido, la he dejado ahí para,

en el último momento cortarla con el soplete,

me he puesto a hacer el resto de elaboraciones

y me he dado cuenta, cuando faltaban tres minutos,

de que mi manzana estaba debajo de la lámpara

y se me ha fundido.

Así que, en vez de manzana, me ha quedado... un caqui.

O sea, me ha quedao', sí, un tomate arrugao'.

Cuando he visto

que se me empezaba a complicar lo de las manzanas,

me ido poniendo cada vez más nervioso,

y no sé ni cómo me he controlado.

(Música)

Cinco, cuatro, tres,

dos, uno... ¡Tiempo! Manos arriba.

Manos arriba.

(Eva) Ahora sólo tengo una manzana y si se rompe,

pues nada, eso es lo que hay. Intentaré tener mucho cuidado.

Aspirantes, va a empezar la cata final,

con la ayuda de Jordi Roca.

Os recuerdo que tendréis tres minutos

para montar el plato delante del jurado.

El primero en hacerlo va a ser... Fabián.

Fabián, cuéntanos, ¿cómo te ha ido?

Pues la manzana,

que era la protagonista, no ha salido.

Lo he intentado, parecía que me había quedado bien.

Me he puesto con otras cosas, con tan mala suerte

que he dejado la manzana en el foco.

Entonces, en los últimos tres minutos,

ya para acabar, que pensaba que tenía mi manzana,

he ido a mirarla

y se había bajado por el calor, claro.

Móntanos el plato y veremos qué es lo que queda.

Es que se sale.

Claro, no ha salido y...

No, se sale. Se sale por el otro lado.

(Fabián suspira)

Es evidente que los nervios te han jugado una mala pasada.

-Sí.

La manzana está buena, la espuma está muy bien.

Le ha faltado un caramelizado

a la compota y a la manzana salteada.

Está bien, lástima que, como dices, se te ha derretido.

Es parte de ser un chef, controlar los nervios,

y en esos casos tomarlo con calma, ¿no?

Con más tranquilidad.

Nada que ver con la tuya, ¿eh?

Ni en estética ni en gusto... Esto no vale para nada.

No puedes trabajar tan nervioso.

O te controlas esos nervios, o te da algo, Fabián.

Tranquilízate.

Tienes mucho dentro, pero...

ese reloj... te mata.

Sí.

Ahora será José David

quien monte su plato ante el jurado.

José David, ¿qué tal te ha ido?

Bueno, eh... más o menos.

La forma de la manzana... no es muy redonda,

es una manzana un poco tocadita. Después de probar varias veces,

he pillado el punto, pero justo al final.

Ha llegado el momento de que montes tu plato.

Vale, chef.

(Jordi) Está muy fina,

pero lo suficiente para aguantar la espuma.

Tiene un punto tostado la manzana salteada,

quizá puede ser que se te haya quemado en la sartén

y tiene un pelín de demasiado punto de tostador.

La compota no está mal, le falta un punto caramelizado,

pero técnicamente has resuelto de alguna manera

lo que es la manzana, no se parece a la mía, pero...

Vale.

La espuma floja de sabor,

la compota, le falta caramelizado.

Esto es una manzana de feria

y en la boca tiene que ser crujiente.

Se ha quedado tan fina la manzanita que no tengo crujiente.

El postre está... flojo.

Y yo en la prueba te he visto flojo.

(José David) El caramelo tan fino yo pensaba que, a lo mejor,

incluso era una ventaja,

porque un caramelo gordo, un pelín grueso,

siempre es incómodo en la boca porque se queda ahí,

cuesta masticar, entonces una, que pensaba yo,

ventaja, al final ha sido una desventaja.

El siguiente en montar su plato ante el jurado

va a ser Juan Manuel.

(Música)

Juan Manuel, cuéntanos, ¿qué tal te ha ido?

Pues bien.

La manzana, que era a lo que más realmente le tenía miedo,

porque no he hecho esto en mi vida,

creo que ha salido medianamente decente.

Móntanos el plato. De acuerdo.

(Música)

Para ser la primera vez que haces una manzana soplada,

te ha quedado... muy bonita.

Está muy bien de grosor.

Tanto la compota como el salteado, están fantásticos,

tienen el punto justo de caramelo,

quizá el de manzana es un poco más basto,

pero bueno... -Gracias.

Está buena.

Cada vez que viene un cocinero importante, la clavas, ¿eh?

¿Te creces? No sé.

Has tenido la suerte del principiante.

Has hecho una manzana y te ha salido perfecta,

luego, las demás, ya no has podido.

Sí, bueno, las otras es que más bien,

como ya estaba más ajustado de tiempo,

estaba como más nerviosillo. Me daba mucho miedo,

porque cuando te he visto así la primera

y apretando la pera, digo: "Nos trae una calabaza".

Siempre le acuso de que no es un hombre demasiado técnico...

Pues hoy lo ha bordado. Hoy lo ha bordado.

Voy a montar un puesto de estos en la feria,

a ver si gano algo diferente.

A ver si a la gente le gusta. -Es bien fácil.

-Ya que está en la feria las típicas de siempre,

pues algo novedoso.

Juan Manuel, por favor, con tus compañeros.

Eva, adelante, eres la última en montar tu plato ante el jurado.

¿Qué tal, Eva? Hola.

¿Y esa flor? ¿Qué es, a juego con la manzana o qué?

Ésta es de Maribel. ¿Recuerdo de Maribel?

Ya me imaginaba yo. A ver si me da suerte.

A ver si te trae suerte ahora.

A ver. ¿Empiezo a montar?

Vamos.

Uf...

Qué momento.

Es lo más delicado de todo.

Pues tiene muy buena pinta, ¿eh?

La manzana te ha quedado fantástica.

Se rompe muy bien.

Técnicamente, la manzana está muy bien hecha.

-Gracias.

-Pero le falta un punto de cocción a la compota.

Pero... enhorabuena por la manzana.

Gracias.

Quiero probarla. Llamándose Eva y dándome manzana,

quiero entrar en el infierno gastronómico.

Dame.

Suave. Sí.

Ésta cruje, José David.

Se oye.

Te das cuenta, ¿no? La mía era papel de fumar.

Está perfecta.

Eva, con tus compañeros, por favor...

(Eva) El premio, al fin y al cabo, para mí es más secundario

en estos momentos que... que esa persona se fije en ti

y diga: "Mira la chavala ésta, qué bien lo hace".

Aspirantes, ha llegado el momento de que nuestro jurado

y Jordi Roca se retiren a deliberar.

Por favor, jueces... Gracias.

(Música)

(Hablan entre ellos)

Aspirantes, los jueces ya han tomado una decisión.

Van a nombrar al mejor de esta prueba.

Esa persona se convertirá en el primer finalista de MasterChef.

Suerte a todos. Jueces...

Hoy teníamos a cuatro aspirantes, dos muy técnicos,

y Juan Manuel y Eva, que siempre decimos

que tenéis muy buena actitud, pero que no sois mañosos.

Y nos gusta ver que la buena actitud

y la fe en uno mismo prospera.

¿Estás de acuerdo, José David?

Sí, totalmente.

Quizá llevo una racha un poco... fastidiosa.

Siempre que un plato no me sale como yo quiero, me fastidia,

pero si encima tenemos delante a Jordi Roca, aún fastidia más.

¿Y tú, Fabián?

Le he puesto muchísimas ganas, pero... claro.

Pero eres el rey del postre aquí.

A nada de la final os exponéis al fracaso.

Es que ésta era mi oportunidad.

Me habían presentado un postre y tenía que clavarlo,

o sea, es que es así.

Bueno, Jordi, como maestro de ceremonias,

debes dar el plato que mejor te ha parecido de los cuatro.

Bueno, ha habido cuatro postres de manzana,

dos no estaban a la altura, otros dos estaban muy bien hechos,

pero el más bien elaborado en su conjunto

a nivel de sabor y a nivel de técnica

en relación con el soplado...

ha sido el de Juan Manuel. Enhorabuena.

¡Juan Manuel, eres el primer finalista

de MasterChef, enhorabuena!

(Juan Manuel) Ya estoy entre los tres finalistas,

pero esto no quiere decir que me voy a relajar,

que voy a seguir luchando, vamos, que voy a trabajar

y voy a seguir trabajando como siempre he trabajado

y conseguir hasta lo que pueda conseguir.

Jordi Roca, ha sido un auténtico placer tenerte en MasterChef.

Hemos aprendido muchísimo de ti.

Ésta es tu casa, vuelve cuando quieras.

Gracias. Gracias.

Juanma, enhorabuena,

que estás en la final de MasterChef.

¿Quién te iba a decir a ti esto? Muchísimas gracias.

¿Tú te esperabas llegar hasta aquí?

Sinceramente no me lo esperaba para nada.

Yo cuando entré aquí, dije...

"Si llego al segundo o al tercero del principio",

digo "mucho es, la verdad".

Mínimo eres medalla de bronce.

Medalla de bronce,

pero hay que seguir luchando.

Voy a ir a ver si puedo conseguir la de oro.

Hombre, eso por supuesto, no espero menos de ti.

La meta va pa' arriba.

Ya he subido un escalón, ahora hay que subir más

hasta ver si se puede coger el de color oro,

y si no se puede, nos quedamos en el de bronce,

pero que está magnífico.

¿Qué estarán pensando en Albox? Pues estarán locos perdidos.

Mi madre tiene que estar loca perdida también,

mi novia y mis suegros, mis tíos, todo el mundo.

Hasta mi hermano, que está en Brasil,

tiene que estar flipando.

Mira, tienes tres compañeros ahí, José David, Fabián, y Eva.

¿A quién te gustaría ver en la final contigo?

A mí me gustaría ver a Eva.

¿Y a quién más?

Son cosas difíciles...

Pero a mí es que me gusta más Fabián.

(José David) Siempre me ha visto desde el principio

como el rival a batir, como enemigo número uno,

y eso desde el principio hasta ahora se ha mantenido.

MasterChef son todos rivales, y cada vez más.

José David, Fabián, Eva...

Ahora vosotros tres tenéis una segunda oportunidad

para ser finalistas de MasterChef.

Os vais a enfrentar a una prueba fuera de estas cocinas.

Por cierto, ¿sabéis cantar? No.

¿No? A Sing Star, vamos.

Pues afinad bien vuestras gargantas,

porque tendréis que dar el do de pecho.

Cada vez que comienza una prueba,

intento pensar que puedo hacerla bien y ganar.

Que a pesar de haber habido pruebas que no he estado a la altura,

que no lo he hecho como yo he querido,

creo que puedo ganar MasterChef.

Voy a ir a por todas y a llegar a la final.

El Teatro Real de Madrid

es el escenario de la siguiente prueba de esta semifinal.

Un edificio de 1.746 localidades

construido en el siglo XIX

y referente mundial de ópera y "ballet".

Sus dimensiones son tan impresionantes

que la distancia entre el techo

y la última plataforma construida bajo tierra

equivale a un edificio de 16 plantas.

Fabián, Eva y Jose David

lucharán por un puesto en la final en el mismo enclave

que los vio nacer como aspirantes a Master Chef:

la plaza de Oriente.

(Fabián) Aquí empezó todo, chicos. (Jose) Es verdad.

El "macrocasting", éramos 500.

¿Estáis preparados? (Aspirantes) ¡Sí!

Quedamos ya ¿cuántos? -Quedamos cuatro.

(Fabián) Qué fuerte, ¿eh?

(Fabián) ¿Quién te dio la cuchara? (Jose) Eh... Pepe a mí, ¿y a ti?

Samantha. -A mí también me la dio Samantha.

(Aplausos y vítores)

(Todos gritan a la vez)

(Música de "La Traviata")

Qué pasote... -Impresionante.

(Fabián) Huy, huy, madre mía. -Qué alto es, ¿eh?

Cinco pisos por lo menos. (Eva) La mesa estará por aquí.

(Fabián) La verdad, el Teatro Real es impresionante,

porque miras por todos lados y ves lámparas enormes, techos superaltos.

Yo nunca había estado en un ambiente parecido.

Y me parece muy rococó,

todo muy recargado, muy a la antigua.

Es algo sublime.

(Fabián) Muy bonito. (Jose) Venga, venga, chicos.

Mucha suerte.

(Música de "La Traviata")

Aspirantes, bienvenidos al teatro de la ópera de Madrid,

el Teatro Real.

Un lugar emblemático.

Pisáis un edificio por el que han pasado

los artistas más grandes de este género musical.

Hoy sois vosotros quienes tenéis que dar el do de pecho

y emocionar con vuestra cocina.

Porque el Teatro Real es el escenario

donde uno de vosotros tres

va a convertirse en el segundo finalista de "MasterChef".

Estoy con más fuerza que nunca y estoy convencido

de que uno de esos puestos es para mí.

En "MasterChef" hay tensión y hoy, más que nunca.

Hoy hay que hacerlo muy bien.

Eva, Jose David, Fabián.

Os falta un paso para estar entre los mejores.

Es un paso muy importante.

Por eso lo tenéis que dar en solitario.

Vais a competir de manera individual.

Quiero pensar que seré una finalista.

Tengo que estar hoy positiva y...

pensar... con, bueno, con mente ganadora.

Los comensales que se sientan hoy a la mesa de "MasterChef"

son algunos de los máximos representantes

de las artes escénicas de este país.

La actriz de referencia del teatro español,

Lola Herrera.

El excelente bailarín y reconocido maestro

del clásico más laureado, Víctor Ullate.

La soprano de éxito internacional

que ha cautivado al público con la intensidad de su voz,

Ainhoa Arteta.

Una bailaora flamenca de raza

que lleva derrochando pasión y fuerza desde los 12 años,

Cristina Hoyos.

El director de cine

autor de las películas más emblemáticas de los 80 y 90,

Fernando Colomo.

Y otro grande del teatro de este país

que lleva más de 40 años subido a los escenarios,

Rafael Álvarez, el Brujo.

Aspirantes, en esta bolsa están los nombres

de nuestros seis invitados.

Eva, de los tres, tú fuiste la mejor en la prueba

y eres la primera en escoger dos nombres.

(Música)

No solo estamos en el Real, no solo es la semifinal,

sino que encima cocinar para invitados tan ilustres

como los que tenemos hoy supone un añadido de presión.

Vamos a tener muy en cuenta la opinión de los invitados,

pero al final seremos nosotros,

el jurado de "MasterChef",

los que decidamos quién de vosotros merece estar en la final.

Eva, Jose David, Fabián.

Haréis todos el mismo menú que constará de cuatro platos.

Cada uno de vosotros debe preparar

dos menús completos para dos invitados.

Tendréis tres horas de cocina.

Como entrante vais a cocinar

una coca de cigalas y setas con brotes aliñados,

tomate y albahaca.

El primer plato será...

un salmonete con guiso de patatas y jugo de espinas asadas.

El segundo es una pintada asada

con alcachofas, aceitunas negras y piel de naranja.

Y como postre vais a hacer una tarta Tatin.

Creo que estará más reñido entre yo y Jose David.

Mi punto fuerte aquí va a ser, curiosamente,

la serenidad, estoy más sereno que nunca.

Fabián no tiene las tablas que tenemos Jose David y yo.

Y no solamente se compone el menú de un postre.

Antes de empezar tenéis que descargar el camión.

Sed cuidadosos con las cantidades,

porque sabéis que nuestro proveedor de alimentos

dona los excedentes a Cáritas.

Aspirantes, que empiece el espectáculo.

Las tres horas para cocinar comienzan ¡ahora!

(Música)

Los aspirantes tienen por delante el reto de cocinar

cuatro platos prácticamente a la vez en tan sólo tres horas.

Comenzarán con la preparación de la pintada y del salmonete,

ya que son los platos que necesitan mayor elaboración.

Seguirán con la tarta y por último...

elaborarán el hojaldre de cigalas,

el plato más fácil y rápido de cocinar.

Para hacer el muslo de pintada con alcachofas y aceitunas negras

lo primero es deshuesar el muslo,

ponerlo a cocer en una bolsa de vacío.

Pelamos las alcachofas, las cortamos en cuartos

y con el fondo de los huesos las glaseamos ahí.

En el último momento, cuando ya esté el muslo,

lo marcamos en una sartén antiadherente.

¿Cómo vas, Jose?

Pues ahí vamos, liados con la pintada.

¿Tú qué tal? -Muy bien, ahí estamos.

Venga, pollo.

(Eva) Vamos a intentar quitarle las espinas.

Y... con esas raspitas vamos a hacer un fumet.

¿Cómo lo has hecho para tener... el trabajo tan avanzado

y que tus compañeros estén ahí? Tengo una madre...

Todavía están quitándole el hueso al bicho.

Lo hago siendo muy maruja en mi casa.

Estoy todo el día cocinando para toda la familia.

(Música)

Que en la pintada te dejes carne no es problema,

pero he visto a Eva limpiando el salmonete

y parecía que lo cortaba con el cuchillo del pan.

(Eva) Hannibal Lecter parezco. (Ríe)

Echaba trozos buenos de salmonete al fondo y eso no es.

Con dos espinas, para hacer salsa para dos platos...

Eso es. La carne va a hervir,

enturbia la salsa y tampoco aporta nada.

Eva, ¿tienes lo del pescado listo? Sí.

He echado una parte para que dé más sabor.

Tenía unos lomos y los he echado. ¿La carne?

Sé que no está bien, porque vale un dineral,

pero lo he hecho para darle más sabor.

Aparte de valer un dineral, ¿aporta algo bueno a la salsa?

Cuando es una salsa de espinas asadas.

Seguramente no, ya que me lo has dicho.

La pintada me ha costado un pelín, porque tenía muchas plumas,

pero creo que ya está bastante bien para empezar lo que es el envasado.

(Música)

Bonito, ¿verdad?

(Música)

Es un honor para "MasterChef" teneros aquí.

Bienvenidos y que disfrutéis mucho de "MasterChef".

Muchas gracias. -Por el programa.

Gracias. ¿Qué tal "MasterChef"? ¿Lo veis?

(Varios a la vez) Sí. -En mi casa lo seguimos.

Hay diversidad de edades.

Muy jovencitos, menos, y mucho entusiasmo veo, ¿eh?

Muchas ganas. Están muy nerviosos,

pero seguro que lo conseguirán. Estamos en la recta final

y lo van a hacer muy bien, porque son los mejores de "MasterChef".

Muy bueno. -Muy bien.

(Música)

Aspirantes.

Llevamos 30 minutos cocinando, ¿oído?

Oído. -Oído.

(Fabián) Esto ya lo tengo.

(Música)

¿Por dónde vas de tu trabajo?

Empiezo con la verdura para el fondo.

Ahora haces las verduras que usarás en los dos fondos.

Exacto. Y luego a limpiar el salmonete.

Exacto. ¿Te ves en la final o qué?

Yo creo que sí, creo que hoy va a ser...

un buen menú por mi parte.

Va a estar todo en su punto. ¿Sí? ¿Todo terminado?

Sí, sí, sí. Con confianza, eso es bueno.

Fabián, ¿cómo te ves?

Estoy bastante tranquilo esta vez.

¿Seguro? Sí, después de la prueba anterior

he decidido gestionar un poco los nervios.

Sí debe salir, saldrá, pero si no sale,

no me pondré histérico, porque así no soluciono nada.

Voy a intentar hacerlo lo mejor que pueda,

lo más rápido que pueda.

Y... nada, y hacerlo bien.

No has empezado aún a limpiar el pescado.

Es lo único que me queda. No pasa nada, ¿no?

Pues llevamos 30 minutos cocinando ya, ¿eh?

Vale, me pongo ya.

Voy a buscar tijeras.

Tijeras... Jose David, ¿puedo cogerte las tijeras?

Es que no tengo por allí. -Me hace falta para el salmonete.

A ver, ¿unas tijeras? (Eva) Toma.

Gracias.

(Música)

Voy a intentar que... la perfección que pongo en los platos

haga que mis platos estén un poco por encima

de Eva y Fabián.

Espero que eso me haga ser uno de los finalistas.

(Música)

Eva, estás trabajando muy rápido.

El premio... Un poquito cochinita también.

Hay un pincel aquí y has estado saltando por encima media hora.

Sí, es verdad, llevas razón. ¿Eh?

¿Vosotros sois cocinillas o no? Sí.

Yo sé alguna receta de mi madre.

Esas son las mejores. De mi abuela Cristina.

A mi mujer la conquisté con un arroz.

Os digo de entrada que soy malísima cocinera,

pero exigente a la hora de probar, porque tuve una madre del norte

y buena cocinera y me acostumbró muy mal.

O bien, en este sentido. Buen paladar.

(Jose) Este fondo marcha de maravilla.

He puesto poca cantidad de agua para optimizar el tiempo

Sabe bien, está rico. Perfecto.

Aquí tenemos unos pétalos de tomate

a los que añadirá sal, azúcar, aceite

y que cocinará al horno bien dorados.

Es parte del plato del salmonete, que es muy sencillo.

El lomo lo asaremos, las espinas las doraremos,

añadiremos una buena verdura, un tomate, un fumet

y haremos un buen jugo con las espinas del salmonete.

En ese jugo cocinaremos unas patatas

y terminaremos marcando el salmonete no más de un minuto

en ese caldo y emplatando.

Aspirantes, llevamos hora y media cocinando, ¿oído?

(Los tres) Oído.

(Música)

Las alcachofas, ¿de quién son?

Eva. ¿Qué?

¿Es tuyo? ¡Ay, por Dios!

Se me ha agotado todo.

A Eva la he visto trabajar más rápido, con más energía,

pero también un poco más caótica.

Quiere estar a todo y no estaba a nada, cuidado.

(Jose) Perfecto.

(Música)

Jose David. Dime.

Esto en cero coma está hecho un carboncito.

Se te quemará y estará amargo como un diablo.

¿Qué? Esto no es mío. ¿De quién es?

Eva, ¿esto es tuyo?

Sí, espérate que echo el agua. Yo no esperaría mucho.

No, ya.

(Música)

Huy, qué color tiene este fondo, madre mía, qué buen color.

Voy con la Tatin también.

Tengo el caramelo haciéndose un poquito.

Ahora le añadiré mantequilla.

La receta de la tarta Tatin es sencilla.

Es una tarta inversa. En una sartén con azúcar y mantequilla

lo dejamos caramelizar con un color dorado muy bonito.

Ahí pondremos las manzanas gruesas

para que vayan cociendo 25 ó 30 minutos.

Y esto lo tapamos.

Dejamos que cueza para que impregne bien el caramelo en la manzana.

Estiramos la masa de hojaldre encima y horneamos

para luego darle la vuelta

y tener la manzana por encima del hojaldre muy bonita decorada.

(Música)

Me enganchó el programa desde el principio, lo sigo.

Uno de mis favoritos es Juanma.

Y una que se ha marchado, Maribel, que me encantaba,

porque me recordaba mucho a la cocina de las... mamás

y de las amas, y que hacía lo que podía ella con su ritmo.

Bueno, otra concursante que también me ha gustado mucho

es Eva, que siempre busca

ese punto de fantasía con los sabores

y busca el condimento así un poco más especial.

La más original. Pero como buena andaluza

ella usa las especias que tenemos de nuestros antepasados.

Entonces usará esas especias y le dará un puntito especial.

Es cordobesa.

(Música)

Aspirantes, lleváis dos horas cocinando.

(Fabián) Creo que voy... un pelín justo de tiempo.

Me queda por hacer el primero, las cigalas.

Esto va al horno.

Bien, el primer plato es una elaboración de cigalas.

El cuerpo lo marcarán y lo servirán encima de un hojaldre

con unas setas con cebollita con tomate y un poco de albahaca.

Con las cabezas, para no desaprovecharlas,

harán un jugo concentrado de cabezas

mojándolo con un poco de fumet del salmonete

y tendremos una reducción sabrosa que sabrá al coral,

al interior de las cabezas de las cigalas,

con lo que aliñarán ese hojaldre

de colas de cigala y setas.

Señores, una salsa que se reduce demasiado aquí

y nos quedamos sin ella.

O se sala o se quema.

Cuidado.

Esta alcachofa, tito...

La alcachofa... Esto es horrible, colega.

Está oxidado. Está oxidado.

Con agua, limón, perejil, lo que quieras y cocinada,

pero esto... va a saber fatal. Ya está oxidado.

Vuelvo a repetirlo, no pasa nada.

Se me ha quemado la salsa de las cabezas de las gambas.

Llevo mal el tiempo, me estoy organizando mal.

(Música)

(Jose) ¿Y mi Tatin?

¿Esta es? No, ¿no? -Esa es la mía.

Ah, pues toma. -Déjala donde estaba, por favor.

Bueno, pensaba que era la mía.

Me ha quitado Eva la Tatin del horno.

supongo que por confusión. -Perdón, perdón.

Aunque nunca se sabe.

Aquí hay mucha competencia.

Se cree el ladrón que todos son de su condición.

¿Quién me ha apagado esto? ¿Alguien?

No quiero que por alguna equivocación de un compañero

salga yo perjudicado.

(Música)

Una de las cosas que valoro de este programa

es la faceta profesional, ¿no?

El que se les enseña esa parte de la importancia que hay

de trabajo detrás de cada plato, de trabajo en presión,

de tiempo, de... Es algo que verdaderamente...

Y de pasión, yo creo que hay cosas

que se pueden aprender mecánicamente, ¿no?

Porque puedes aprender un oficio, pero...

si no te enloquece lo que haces, si no tienes ese perderte...

en un poquitín de locura, no vale la pena

O sea, queda bien, correcto, estupendo, pero le falta el toque.

Tiene que ser una adoración.

Claro. Tiene que amarlo.

Es todo arte, ¿no? -Claro.

Amar, y los que están ahí aman, por eso están, ¿no?

(Música)

¿Pasamos al salón?

Vámonos.

(Música)

-Bueno, pues... chin, chin. -Salud y que gane el mejor, ¿no?

-Chin, chin. -Que gane el mejor.

(Música)

Aspirantes, el tiempo de cocinado termina en cinco,

cuatro, tres, dos, uno...

Empezamos con los 15 minutos para emplatar el hojaldre de cigalas.

¿Oído? Sí, chef.

Oído, chef. Pues venga.

Voy a aliñar ahora la ensalada con balsámico,

que es... ¿Dónde está la ensalada?

Aquí, se está poniendo... Se está poniendo fea.

Sácala ya del agua. Está durita.

Sácala ya del agua, sácala ya. Vale.

¿Tienes todos los pasos, Eva?

Tengo la albahaca mezclada con la ensalada.

Tienes el tomate, ¿qué más llevaba?

Lleva las cigalas, lleva el crujiente...

Mira, el jugo se me ha quemado.

Pues no lo pongas. Ya, por eso no voy a ponerlo.

(Música)

Tres,

dos,

uno...

Tiempo para el primer plato, ¿oído? Sí, chef.

Camarero, por favor, sacando ya este primer plato.

Los platos de Eva.

¿Esto es de Eva? Eva, Eva.

Y estos son los de José David, ¿oído?

Son los platos de Fabián. -De Fabián.

Señores, vamos con el pescado.

15 minutos a partir de ahora.

¿Oído? (Aspirantes) ¡Oído!

Venga, vamos derechos.

(Música)

¿Qué tal lo veis? Muy bien.

Bueno, está precioso.

Para Cristina y Ainhoa, ha cocinado Eva.

Muy bien, ¿no?

Para Víctor y para Fernando, ha cocinado José David.

El plato está estupendo.

No me digas que esto lo ha cocinado el peque.

El pequeñito, Fabián. Está buenísimo.

La cigala, exquisita, suave, muy suave.

El hojaldre, en mi caso, está perfecto

y la cigalita me ha sabido a gloria.

A mí me ha parecido como de un equilibrio perfecto

y no he encontrado ningún sabor como que fuera disonante.

A mí me da una sensación como de mucha cebolla.

Aspirantes, están terminando el hojaldre de cigalas.

Hay comentarios positivos y no tan positivos.

Venga, a ver si con el salmonete lo niquelamos.

(Música)

Camareros, por favor, podemos ir sacando el plato de salmonetes.

Los platos de José David. Sí.

Vale, ese es de Eva, Eva, el último, ¿vale?

Los platos de Fabián.

Tenéis 15 minutos para sacar el plato de la pintada, ¿oído?

(Aspirantes) Oído.

(Música)

La pintada ya, directamente.

Esto... Le puedes dar con la manita.

No hace falta que le pongas cosas, ¿vale? Pero...

Y no me tiembles, leche, tú seguro ahí, tío.

O sea, ahí, durito.

(Música)

El salmonete yo lo he hecho...

una pizca menos hecho o algo.

Para mí, a mí me ha parecido que estaba en su puntito.

(Música)

Era una especie de caldereta de... de sabores,

que, que era... era como una sinfonía de música.

Tengo que empezar por decir que no me gustan los salmonetes

y... y me lo he comido encantada de la vida.

Exquisito.

(Música)

A la salsa le has echado demasiado tomate.

¿Tomate? Le he echado lo justo.

Lo justo no, sabe a tomate.

Y las alcachofas... en fin, está cruda.

Vamos...

Esta es la pintada de Fabián.

El punto de la pintada es muy bueno:

sonrosado, muy bien, está... tierna.

Bien cocinada, buena.

Es alcachofa... crudita.

Crudita, tío, crudita.

Y es cuando están buenas.

Venga, emplatamos ahí. Con eso tienes para dos.

(Música)

No tienes que hacer un equilibrio que tire el camarero.

Los platos deben apoyar perfecto el género,

pero no guardar equilibrio, porque se te caerá.

Parece que el plato está asqueroso, es de Eva.

Eva.

Fabián.

Y José David, ¿oído?

(Música)

La salsa está exquisita.

-Muy bien, riquísimo.

-Yo encuentro que la nuestra es una brujilla,

que hace algunos... -Las salsas están todas...

-Algunas cosas alquimistas. -Maravillosa.

Vale, se han quemado las tatins.

Eva, no tenemos... no tenemos postre.

¿Qué dices? -No tenemos postre.

Muy bien. -Tarta de chocolate.

Bueno, se quita la capa de arriba.

Explícame qué te ha pasado aquí. Pues no sé, el horno...

Lo tenía... Me ha controlado. ¿La culpa la tiene el horno?

No, he sido yo, me he despistado y se me ha ido.

Eva, esto ¿qué?

Carbonilla de tatin.

Menudo cante nos va a dar hoy Ainhoa Arteta con tu tarta.

Nuestros clientes se van a llenar de pólvora.

Si lo aplastas muy poquito, para que esté más homogéneo,

yo creo que lo puedes arreglar.

Uy, me ha quedado "goulash". Bueno, bueno, bien.

No ha quedado mal.

¿Habéis visto qué ha hecho Javier? Le ha quedado niquelada.

En un intento por salvar su postre,

Eva decide caramelizar la cobertura de su tarta.

Pero las prisas y los nervios, le van a jugar una mala pasada.

Eva va a descubrir que ha confundido el azúcar

y le ha puesto sal a la tarta.

Vale, vale, vale.

Así le da texturita.

Pon el trocito más bonito que tú puedas.

No tiene que ser un cuarto ni media.

Sé inteligente y cógete el trozo más bonito.

Camarero, vamos a ir sacando, por favor, la tarta tatin.

¿Qué hago? Te los doy, ¿no?

De postre tenemos una tatin, una tarta tatin.

Es una tarta de manzana que hicieron las hermanas Tatin.

Su madre les dijo: "Niñas, haced una tarta de manzana".

Se equivocaron y la hicieron al revés,

primero lo de dentro y pusieron la masa por encima.

Dijo la madre: "Le damos la vuelta".

Y salió una tarta buenísima que se llama la tarta tatin.

Esta es la tarta de Fabián.

La tarta está muy buena, perfecta, crujiente, está en su punto...

La manzana está muy rica. Bizcochito la ha clavado, la tarta.

Vale, pues nada.

Muy bien, ven aquí, bizcochito. Enhorabuena.

¿Qué tal estaba la tarta de Fabián?

Un 12. ¿Un 12 sobre diez?

Un 12. ¿Sí?

Un catorce, lo mejor, la tarta. Buenísima.

El olor, el sabor, la mezcla, la albahaca, la...

Exquisita. -Nos ha encantado.

Esta es la tarta de Eva.

¿Sabes por qué no te ha caramelizado?

Porque era sal.

Qué salada eres, Eva.

Es la tarta salada tatin, es una nueva versión.

Es un aporte a la gastronomía.

Es una tarta saladita.

Riquísima.

¿No podíamos venir aquí todos los días?

Ainhoa, ¿pasa algo?

Le noto que tiene un punto de sal.

No estoy acostumbrada yo a esto. Creo que Eva se ha equivocado

y ha echado sal en vez de azúcar. En vez de azúcar.

Esta es la tarta tatin de José David, vamos a probarla.

Cómo quema... Pero cómo cambia cuando le pones azúcar, ¿eh?

Cómo cambia, sí, es que es otra. Es que es completamente distinta.

¿Se habrá equivocado José David?

O sea, habéis comido a la altura de un gran "restaurant".

Bueno... ¿Pagarías en un restaurante?

Hombre... -Hombre, por supuesto.

¿Mucho? Un buen dinero.

(Música)

¿Tú qué tal? -He caramelizado con sal.

¿Has caramelizado con sal? -Sí.

(Música)

Eva ha puesto sal a una tarta tatin.

O sea, es que... flipando, no me lo puedo creer.

Es un error de principiante, totalmente.

Siempre eres la número uno, siempre eres la mejor en todo.

Por una vez que no salga perfecto, no pasa nada.

Me quiero ir.

(Música)

Aspirantes, ha llegado el momento de ir al salón.

Demostrad vuestro respeto a nuestro comensales.

(Música)

Buenas tardes. Muy buenas.

(Se saludan y aplauden)

Cristina, Ainhoa, vosotras habéis probado los platos de Eva.

(Cristina) Sí, muy bien.

Fantástico.

He tenido un problema con la sal y el azúcar.

Un problema al final en los postres tampoco es muy grave.

Bueno, como eres muy "salá", lo he hecho por ti.

Para mí, eres una gran alquimista,

una auténtica alquimista. -Estoy agradecidísima.

No esperaba para nada

que Cristina y Ainhoa me dieran la valoración tan positiva.

Víctor, Fernando, habéis probado las creaciones de José David.

Muy bueno, ha sido un placer, todo ha sido exquisito.

Eres grande. -Muchísimas gracias.

Ha sido increíble, de verdad. Casi se me saltan las lágrimas fui.

Rafael, Lola, vosotros habéis probado

los platos cocinados por Fabián. Fabián, enhorabuena, grande,

porque te espera un... una carrera estupenda.

Muchísimas gracias, Lola.

Yo ahora, conociéndote,

entiendo por qué lo mejor ha sido la tarta,

porque tú tienes una cara de dulce...

tremenda, ¿no? Es... -Muchísimas gracias.

Que Lola Herrera y el Brujo hayan valorado en mi plato,

que deben de ser el David Ghetta de su generación,

es que es todo un honor para mí, algo impresionante.

Jamás lo hubiese imaginado.

Invitados, ha sido un placer, de verdad, contar con vosotros.

Vuestra opinión va a ser muy importante

para determinar quién de los tres

va a estar en la final de MasterChef.

Muchísimas gracias, de verdad, a todos.

(Se despiden)

Muchas gracias, adiós.

La prueba de hoy ha sido de chefs profesionales

y me siento orgulloso de haber sacado los cuatro platos adelante

y que les haya gustado.

El finalista de hoy voy a ser yo.

Eva, José David, Fabián,

uno de vosotros se convertirá en el segundo finalista de MasterChef.

Suerte.

Yo tendría que estar en la final

porque mis platos tienen mucha creatividad

y tienen una técnica muy depurada.

Aspirantes, haciendo una valoración...

del primer plato, los tres habéis estado muy iguales,

con el hojaldre de cigala.

Sin embargo, con los salmonetes ha habido algunas diferencias.

Eva, has desaprovechado el pescado

y tu trabajo ha sido, en nuestra opinión, demasiado basto.

Has especiado tanto la salsa

que el sabor del salmonete estaba diluido en ella.

José David, tú por el contrario, has estado muy fino trabajando.

Fabián, tú también has conseguido un plato de salmonete

bastante bien hecho.

Gracias, chef.

Eva, tu pintada no estaba mal.

Sí que te voy a criticar que, en líneas generales,

has trabajado muy sucio.

Es asado de la salsa, mucha grasa,

y la alcachofa la has dejado cruda,

lo mismo que José David.

El plato de la pintada no estaba mal,

pero la alcachofa la debías abrir y retirar pelillos, no lo has hecho

y has cometido el mismo fallo que Eva.

Y Fabián, la tuya no estaba mal,

pero a estas alturas del concurso,

no tendrías que necesitar tanta ayuda

para sacar un buen plato al salón.

Tu tarta tatin no tenía defectos, era una tarta perfecta.

No es el mismo caso que el de José David y Eva,

que en primera instancia, se ha quemado,

y en tu caso, Eva, no sólo la has quemado,

sino que la has querido caramelizar con sal,

defecto imperdonable.

Aspirantes, ha llegado el momento del veredicto.

Tenemos un empate entre dos de vosotros.

Y en tu caso, Eva, por errores graves,

no estás entre estos dos aspirantes.

José David, Fabián, el segundo finalista está entre vosotros.

Aspirantes, este jurado tiene claro...

que por la evolución que ha demostrado en esta competición,

por su actitud receptiva a las críticas,

porque rectifica siempre,

y hace caso de los consejos de este jurado,

por su humildad

y por su esfuerzo en demostrar que puede mejorar cada día,

este jurado ha decidido...

que es el segundo finalista de MasterChef es...

Fabián.

Estoy muy feliz y muy contento

y yo creo que es uno de los días más felices mi vida.

Es que estoy en la final.

(Música)

(Eva) Pues no esperaba que fuera Fabián finalista, pero...

me ha alegrado mogollón.

Que me pongo a llorar, hijo mío, que estoy muy sensible.

Más bueno... y vale un montón.

Fabián, enhorabuena. Gracias.

Un merecidísimo finalista de MasterChef.

Dame un abrazo, que yo no me puedo aguantar más.

Estoy un poco... cabizbajo, estoy triste, estoy decepcionado.

Estaba casi convencido de que tendría un puesto en la final.

Al final, pues mira.

Eva, José David, vosotros dos todavía tenéis

una oportunidad de llegar a la final de MasterChef,

eso sí, tenéis que ganar el duelo que os espera a continuación

en las cocinas de MasterChef.

Suerte a los dos.

(Sintonía "MasterChef")

Aspirantes, bienvenidos de nuevo a estas cocinas.

Continúa la semifinal de MasterChef.

Y ya tenemos a dos finalistas, Juan Manuel y Fabián.

Enhorabuena a los dos. (Ambos) Gracias.

José David, Eva, el que sea eliminado de los dos

ya no podrá competir por publicar su propio libro de recetas

ni ganar esos 100.000 euros.

(José David) Me parece un premio increíble

y, bueno, yo, sobre todo, mi idea sigue bastante clara, ¿no?,

que es montar un restaurante.

Los tres finalistas sí que van a tener asegurados

varios premios.

Por ejemplo, Fabián y Juan Manuel,

ya tenéis asegurado el curso

en la prestigiosa escuela de cocina Le Cordon Bleu Madrid.

Eso ya es vuestro.

(Juan Manuel) Eso ya está asegurado.

Pero, atención, porque tengo más premios que anunciar.

Uno de los finalistas será elegido para trabajar

como responsable del equipo de cocina

de un famoso hotel, atención,

en la Riviera Maya, en México. (Varios) ¡Oh!

¡Buah!

Los responsables del resort Mayakobá

escogerán a uno de los tres finalistas

para que, durante un año, sea el responsable de cocina,

y diseñe la carta, de su restaurante Aktun.

Uf, la verdad es que está bastante bien.

Y más conocer mundo, no estaría nada mal.

¿Te apetece una aventura así? A mi sí,

yo estoy preparado para todo.

Eva, José David,

supongo que este premio hace que la presión

ante la prueba a la que os vais a enfrentar

sea aún mayor, ¿no? No.

No sé, estar la cuarta... Pensamiento en positivo,

si te quedas la cuarta es de pu..., es de lujo.

Yo creo que sí, una motivación más para..., bueno, si es posible,

trabajar aún más duro y más fuerte.

Pues preparad bien vuestra mente

y que el corazón os bombee sangre a raudales

porque la presión sigue en aumento.

El grupo de restauración Bilbao Berria,

que tiene dos restaurantes en Barcelona

y va a abrir un tercero en Londres

también va a contratar, durante un año,

a uno de los tres finalistas.

Madre mía, no vamos a parar. (Todos) (Ríen)

(Juan Manuel) Estas propuestas de trabajo son dignas de agradecer

porque te hace formarte como cocinero profesional

y aparte también es cumplir un sueño.

La relación de este grupo con MasterChef es absoluta,

ya que el jefe de cocina de su nuevo restaurante en Londres

será Ash Mair, ganador de MasterChef inglés en 2011.

Jolín. (José David) Qué bueno.

Un excelente cocinero que además triunfó

en la final de MasterChef con algunas recetas españolas,

por ejemplo él hizo un piperrada vasca

o un postre de pan con mantequilla.

Aspirantes, está con nosotros, Ash Mair.

Jolín, el ganador de MasterChef.

Ash Mair, bienvenido y gracias por estar

en MasterChef España con nosotros.

¿Qué ha significado MasterChef para ti?

(Habla en inglés)

¿Ha cambiado MasterChef tu vida?

Estamos en las semifinales de MasterChef España,

¿qué consejo le darías a nuestros concursantes?

Aspirantes, ya sabéis, seguid los consejos de Ash Mair

porque él sabe bien de lo que habla,

consiguió cambiar su vida y cumplir su sueño

gracias a MasterChef.

"Ash Mair, thank you so much for your visit."

"Thank you very much. Thank you."

(José David) Ver a Ash ha sido como ver un reflejo, ¿no?,

de lo que podrías llegar a ser,

esa humildad que ha demostrado, ¿no?,

ha sido realmente casi como un espejo, ¿no?,

es decir, ojalá pudiera llegar yo a esto.

Juan Manuel, Fabián, ya sois finalistas del programa,

así que subid a la galería Ya somos.

para ver cómo cocinan vuestros compañeros. Enhorabuena.

(Fabián) José David es un rival muy fuerte,

pero Eva también lo es. Cualquiera de los dos

son rivales muy fuertes para enfrentarse en una final.

José David, Eva,

ahora sí, sois sólo dos y esto es un duelo en toda regla.

El ganador será el tercer finalista de MasterChef,

el perdedor será expulsado del programa.

Comienza "La caja misteriosa".

Eva, José David,

habéis tenido dos oportunidades para estar en la final

y las habéis perdido. Ésta es la última.

Esta caja es muy especial,

cada uno de nosotros hemos elegido cinco ingredientes.

Ingredientes que, lógicamente, representan sabores,

texturas y tradiciones culinarias distintas.

Vamos a descubrir los 15 ingredientes

protagonistas de este duelo.

A la de tres levantad la caja.

Uno,

dos,

tres.

Aspirantes, yo he elegido: pollo picantón,

tomate en rama, lentejas pardinas,

calabacín y cerezas.

Mi aportación es:

lenguado, macarrones,

almendras, vino blanco

y citronela.

Yo he añadido el arroz, el azafrán,

la naranja, la manzana

y los puerros.

Este jurado ha querido crear una caja

que incluyera ingredientes que cada uno de nosotros amamos.

Por supuesto que tenéis libertad absoluta

a la hora de mezclarlos.

Contáis también con una cajita de ingredientes básicos

que os van a ser muy útiles para elaborar vuestro plato.

Este jurado os concede 60 minutos para elaborar un plato único.

Tened presente que ese plato será el que os meta

en la final del programa.

El tiempo para lograrlo

comienza en tres,

dos,

uno,

¡ya!

(Música)

(José David) He cogido el picantón y voy a hacer un fondo con él

para, lo más seguro, hacer un arroz,

no lo tengo aún claro del todo.

(Eva) Bueno, voy a intentar hacer el ave esta.

Voy a hacerla con trozos de cereza.

Bueno, parece que han optado los dos por el picantón, ¿no?

Parece que se han puesto de acuerdo,

además están haciendo los dos lo mismo,

casi al mismo tiempo...

¿Por qué no cogen el lenguado?

¿Se falla más con la carne que con el pescado

o se falla más con el pescado que con la carne

y por eso no lo hacen? Yo creo que lo hacen

para intentar asegurar el tiro. Eso es lo que digo, claro.

(José David) Hoy creatividad poca porque no quiero fallar,

entonces voy a intentar hacer un plato, sobre todo, rico.

(Eva) Será bastante creativo y espero que también eso

sea una parte que me pueda ayudar a mí,

aunque la verdad que cocino un poco a lo loco.

(José David) Quizá lo que tenga yo que no tiene Eva

es un poco, a lo mejor, templanza o tranquilidad

para hacer las cosas bien.

(Eva) Es la última oportunidad,

es estar en la final o no estar.

(José David) Estoy un poco nervioso porque me juego mucho,

pero intentaré hacerlo muy bien.

Eva y José David siguen compitiendo por estar en la final

y poder publicar su propio libro de recetas.

Y seguro que es tan bueno como éste de MasterChef.

Aquí encontraréis recetas fáciles y platos riquísimos.

Ya está disponible y, si lo tienes en casa,

seguro que tú también te conviertes en todo un chef.

Uf, cómo se ha puesto esto, mira.

(Juan Manuel) Parece el humo de la discoteca.

(Fabián) Exacto. -Falta que suene "fffff".

Sí, lo va a hacer al vacío, sí.

Y en este caso no creo que en esas pechuguitas al vacío

la técnica esté bien aplicada, no creo que necesiten esa técnica.

No hace falta, ¿no? Yo creo que no,

Es complicarse la vida. creo que no.

No confío en Eva. ¿Que no?

¿Qué tal, José David? Muy buenas, chef.

¿Qué has pensado? Pues voy a hacer un arroz.

¿Arroz con...?

Sí, va a ser un arroz con un fondo de picantón.

He dorado los huesos, un poco de verdura y de tomate,

vino blanco reducido...

Y lo he metido en la olla exprés para que suelte rápido los jugos.

Enseguida la abriré y reduciré y para mojar el arroz.

Luego quiero acompañarlo con las pechugas del picantón,

que estoy confitándolas.

Y acabaré con un poquito de manzana.

¿Manzana al arroz, por qué?

Puede funcionar.

¿Sí? Puede funcionar.

¿Habías hecho alguna vez un arroz con manzana?

Dulce. ¿Dulce?

Sí, he hecho alguna vez un arroz con manzana y canela,

dulce, tipo risotto pero en dulce.

¿Eso no se llama arroz con leche? (Ríe)

Será interesante verlo. Vale, gracias, chef.

Creo que hay cocineros que pueden hacer funcionar

cualquier combinación de productos, incluida la manzana con el arroz.

Seguro que hay ya muchos cocineros que lo saben hacer.

No creo que hoy sea el día de José David para hacer ésa.

Joer, si parece que van a hacer lo mismo.

(Fabián) Es verdad.

(Juan Manuel) Vaya semana que llevamos de manzanas.

La primera prueba manzanas,... (Fabián) La segunda manzanas.

(Juan Manuel) La otra con manzanas y la tercera con manzanas.

Hola, Eva, ¿qué tal?

¿El plato cuál es, cuál va a ser?

Va a ser...

A ti que se te dan bien los nombres, vamos.

A mí que se me dan bien los nombres...

Es este pollito pequeño. Picantón.

Ay, es verdad, el picantón.

El picantón con salsa de..., de... de cereza.

Y quiero hacerlo con lentejas.

¿Lo habías hecho alguna vez? No.

¿Y por qué esos elementos?

Porque me combinaban bien en mi mente, ya está.

¿Te gusta el riesgo, no?

Será eso.

Pero hoy no hay red, ¿lo sabes?

Ya lo sé, pero ya está,

si me voy pues...

me ha encantado conoceros y punto.

¿Y la manzana?

¿Estás ahí?

Bueno, hala, te dejamos tranquila.

Eva lo tiene..., bueno,

pues ha hecho una cosa de éstas que hace ella,

una "revolera", que a veces sale y a veces no sale, ¿no?

La mezcla es complicada, no cabe duda,

pero puede ser bonita. ¿Qué mezcla?

Lentejas, picantón y cerezas.

Es que las cerezas y las lentejas, desde mi punto de vista,

es difícil hacerlas funcionar. Suena raro pero...

Lo que sí que la noto es muy nerviosa, ¿eh?

Sí. ¿Muy nerviosa?

Sí, mucho.

A los dos le falta criterio.

Aspirantes,

habéis consumido la mitad de vuestro tiempo.

Os quedan sólo 30 minutos.

(José David) Sí, chef.

Sí, chef, dice.

Pobre, está histérico.

Voy a hacer arroz porque he tenido algunas pruebas

que he tenido arroz y he tenido algún problema,

en Valencia o cuando me dejé el arroz.

Entonces, bueno, hoy quiero hacer un buen arroz

y, por lo menos, quedar con eso, que, por lo menos,

aunque hoy me vaya, consiga hacer el arroz bien.

Y luego a lo mejor le daré un toque con calabacín,

porque me han comentado los chefs que la manzana no es buena idea.

Creo que lo voy a descartar porque, bueno,

pensándolo bien a lo mejor ese dulzor no le queda bien.

A mí las lentejas no me gustan. -¿No?

-No, no me gustan las lentejas.

Eso sí, huele de escándalo, ¿eh? -(Asiente)

Ha tirado todo lo que tenía en la olla exprés.

(Eva) La combinación de sabor a los chefs

a lo mejor no les ha convencido mucho,

pero tampoco la he hecho nunca yo, se me ha ocurrido así.

Quizá luego no funcione bien,

pero es lo que se me ha ocurrido

y ya no iba a cambiar lo que iba a hacer.

(José David) No sé lo que va a hacer Eva,

posiblemente arriesgue,

pero también si arriesgas mucho te puedes ir a casa, ¿no?

Un día como hoy que hay poca gente cocinando

el mínimo fallo te puede hacer...,

darte el pasaporte para irte a casa.

(Eva) Estoy nerviosa porque el puesto último para la final

se juega hoy, ¿no?

Encima me lo juego con mi mejor amigo

y va a ser un mal día seguro.

Estoy preocupado.

No, yo también, yo también estoy preocupado.

Muy preocupado. ¿Sabes lo que nos preocupa?

Que no veremos ninguna obra perfectamente acabada yo creo.

No vamos a ver ninguno.

Y la elección va a ser muy difícil.

Están muy nerviosos, estamos en la semifinal

y, bueno, pues que a lo mejor es difícil lucirse,

que no es tan fácil. Hay veces que los ingredientes...

Samantha, esto es un duelo,

y cuando tú disparas una bala uno muere y el otro vive.

Y queríamos ver una derrota y un plato fantástico.

Y los dos han pegado un tiro pero apuntando a otro lado.

Se han disparado a su frente. Yo confío en ellos

hasta que me demuestren lo contrario.

Quedan cinco minutos, tienen que empezar a emplatar.

Me da más miedo Eva, ¿no?

Creo que las presentaciones las domina mucho mejor...

Sí, pero bueno... José David,

es más fino en este sentido.

¡Últimos dos minutos!

Emplata.

Cinco, cuatro,

tres, dos,

uno,

¡Tiempo!

¡Manos arriba!

(Eva) Mal, estoy mal.

Y cuanto más nerviosa estás más presión tienes

y parece que te salen las cosas peor.

(José David) Hoy he querido no fallar para nada

y he pensado algo muy sencillo, un plato bueno,

que no tenga fallos, que esté sabroso...

Y es lo que he hecho.

Aspirantes, va a dar comienzo la cata final.

Cuando termine uno de los dos

será el tercer finalista de MasterChef

y el otro se irá a su casa.

Suerte a los dos. (Ambos) Gracias.

El primer plato que va a probar el jurado

es el de José David.

(José David) Bueno, es un arroz de picantón.

He intentado que sea muy protagonista el picantón.

Y manzana verde por encima.

No, al final he puesto calabacín.

He escuchado los sabios consejos del jurado

y no quería fallar hoy,

me juego muchísimo. Te ha dado miedo.

No he querido arriesgar, por eso no...

¿Éste sería el plato que tú hubieses pensado

para una semifinal, para poder acceder a una final,

un arroz con pollo?

Bueno, quería sobre todo eso, quería hoy sabor,

no quería arriesgar demasiado porque muchas veces,

arriesgando demasiado, lo he hecho mal.

No, el plato no está mal,

lo que veo es que le faltan varios ingredientes,

ingredientes que tú nunca has utilizado.

¿Puedes adivinar cuáles son?

No caigo, chef.

Sencillez, humildad,

ingredientes que en la cocina, si no los tienes,

no eres nadie.

Sí que los tengo,

lo que pasa es que estamos en MasterChef.

Yo he confiado siempre en ti,

me has parecido un hombre talentoso,

un hombre bastante técnico.

Yo esperaba que tenías mucho más.

He tenido presión, mucha presión,

a la hora de pensar los platos, a la hora de cocinar,

intentar superar algo que, en algunos momentos,

a lo mejor no podía hacerlo.

Y eso ha llevado a cabo platos que no han salido bien,

como varios que he hecho.

¿Te quieres despedir a la valenciana, con arroz?

La pechuga de picantón,

el arroz,

el calabacín...

Yo me cuido mucho,

me gusta comer sano, y suelo comer a diario esto,

que lo hago yo en cinco minutos. (Asiente)

José David, ¿por qué?

Tú has estado ocho veces en la prueba de eliminación.

Sí. Estás acostumbradísimo

a esta presión, el que más de todos los concursantes.

Sí. ¿Y nos estamos jugando

el paso a la final con esto? Ya, pero tengo al lado a Eva,

hoy era no fallar por nada del mundo.

Pero tú en una semifinal de MasterChef

no puedes presentar este plato. Ya.

Sinceramente, dímelo, vamos a ser realistas.

Sí, es un plato muy sencillo, es sencillo.

El plato dice pocas cosas: un arroz,

un caldito un poco más potente de lo habitual...

La baja temperatura en este plato no tiene coherencia.

(Asiente)

¿Sabes qué extraigo de ese...

querer usar compulsivamente la técnica de los grandes chefs

y hacerla tuya?

Tú quieres mostrar más de lo que eres.

Yo, desde que ha empezado este concurso,

a todos se les lee, y tú me has tenido despistado

hasta ayer.

En la prueba anterior tú caíste,

¿aprendiste lo que queríamos que aprendieras?

No, te enfadaste,

porque para ti era el mejor trabajo.

El segundo finalista de MasterChef es...

Fabián.

(Fabián) Muchísimas gracias.

Estaba mal ayer porque me veía fuera.

Éste es mi sueño, es... lo que más quiero,

es mi pasión, la cocina.

Y ayer, de corazón se lo digo,

que no estaba mal por..., por eso,

estaba mal porque no quiero irme de aquí.

Este jurado pretende ir un poquito más allá de MasterChef,

pretende enseñaros.

Sabemos que hacen falta muchos años,

mucho caer y volver a levantarte

y que, con una actitud positiva, eso es posible.

(José David) Siempre he dicho todo lo que pensaba,

para bueno o para malo,

intentar dar mi punto de vista simplemente,

mi humilde punto de vista,

y eso, intentando no ser un respondón,

aunque luego he podido parecerlo.

Eva, ¿puedes acercar el plato, por favor?

(Eva) Bueno, pues he hecho el picantón,

marcado nada más que en la sartén, y una salsa de cereza.

Y luego he hecho una manzana,

salteada con calabacín, cebolleta y puerro,

y a eso le he añadido unas lentejas,

que he cocinado aparte.

¿Sabes qué falta aquí?

Una idea,

algo con lo que construir.

Hay demasiadas cosas sin sentido.

Lentejas y cerezas, eso quizá Ferrán Adrià lo sepa combinar

y le salga un plato que alucinas,

tú no estás aún para esos derroteros, ¿eh?

¿Contenta con tu trabajo?

No.

Ese..., esa potencia que tú tienes, esa locura interior tuya,

te ha desbordado.

No sé si te ha desbordado tu interior,

el competir contra él... Pero esto ha sido a un duelo

¿y sabes qué ha pasado en este duelo?

Que los dos os habéis hecho un agujero en medio de la frente.

No hay idea,

hay... dos o tres ingredientes de los que os hemos puesto delante

y hay poco mensaje, por no decir nada.

Dudo mucho que este jurado pueda resolver

a través de vuestras "creaciones".

Semifinal de MasterChef.

¿Tú te acuerdas de cuántas veces has estado

en la prueba de eliminación?

Pocas. Tres veces.

Tres.

No estás acostumbrada a la presión.

Nunca te he visto tan descolocada,

culinariamente hablando sobre todo.

No puedo. ¿No puedes?

Bueno, tranquila.

Lo siento.

¿No estás contenta con tu plato?

Es eso más que otra cosa.

¿Has querido arriesgar? No, no,

que se me ha ocurrido eso por la mente y ya está,

he hecho lo que se me ha ocurrido.

Creo que este plato es insignificante,

no tiene ninguna complicación.

Esperábamos pero, vamos, muchísimo más de ti.

No esperes tanto.

Ay, cómo estoy de tonta.

¿Tú crees que éste es un plato para entrar

a la final de MasterChef?

No, ya he dicho que no.

Eva, hay una cosa que me preocupa,

sobre todo, más que el plato me guste más o menos,

que tiene defectos... no te imaginas,

es que no me creo que llores,

esas lágrimas a mí no me van a romper el corazón,

para nada.

O sea, al principio cuando has entrado

y te he oído decir que, bueno, esto es una semifinal,

si me voy me voy y no pasa nada,

¿y a qué viene ahora ponerse a llorar?

Claro que no me da igual,

lo que pasa que quiero tomármelo con filosofía

y si me voy no irme mal.

Eva, te ha podido la presión. Sí, claro que sí.

Totalmente, estabas descolocada.

Yo esperaba más actitud por tu parte,

a ti te da igual...

No me da igual pero..., quiero pensar que eso,

que no hago un drama de la marcha,

aunque no me quiero ir, quiero quedarme.

Eso es lo que te quiero oír, Quiero quedarme.

que quiero quedarme, que quiero ganar.

Quiero ganar. Si no te echo rápido.

Quiero ganar. Eso es lo que quiero oír.

Si hoy pudiera os subiría a los dos ahí,

porque MasterChef necesita, para armar un cocinero,

dos cosas que sí tenéis:

tu gusto

y tu técnica,

eso sería el cocinero ideal.

Eva, por favor, con José David.

(Eva) No sé si tengo posibilidades de quedarme,

es que no estoy... en mi mejor día de ánimo,

entonces prefiero pensar...

que puede ser que me vaya

y luego el batacazo va a ser menos grande.

José David, Eva, uno de vosotros dos

tendrá que abandonar MasterChef.

Jueces, por favor.

(José David) Hoy entre Eva y yo se ha dejado aparte la amistad.

Era una semifinal, quedaba un solo puesto,

es la primera vez que somos dos personas en eliminación,

te juegas muchísimo y eso, uf,

no se lo recomiendo a nadie, la verdad.

Mano a mano con otra persona, 50%,

encima con Eva, que es muy fuerte.

Uf, mortal.

(Eva) Después de las 11 semanas compartiendo

cada momento, cada prueba,

encima siempre íbamos juntos en los equipos...

Él se apoyaba en mí y yo en él, entonces...

Uf, es el que más lástima me...,

con el que peor..., o sea, yo no quiero competir con él,

primero prima la persona

y luego el concurso.

Aspirantes, antes de dar el veredicto,

este jurado quiere comentar un par de cosas.

Hoy los nervios os han traicionado a los dos,

no habéis sido capaces de sacar un buen resultado

con los ingredientes que teníais.

Saber que os estabais jugando el paso a la final

os ha bloqueado.

Y los dos habéis hecho un plato demasiado básico

para una semifinal.

Y ante esta difícil decisión este jurado ha repasado

toda vuestra trayectoria en el programa.

Creemos que por actitud y evolución

quien merece ser finalista de MasterChef

es...

Eva.

Gracias.

(Eva) Estoy contenta y muy triste.

Estoy muy contenta porque soy finalista, ¿no?,

y triste, sobre todo, por la marcha de José David.

Mañana te quiero en pie. Por supuesto.

José, tío, me quedaría con los dos.

Gracias, ¿eh?

(José David) Estoy..., realmente estoy triste,

estoy decepcionado.

Pensaba, por lo menos, estar en la final de MasterChef.

(Fabián) Cariño.

(Eva) (Llorando) Estoy más tonta.

(Juan Manuel) Venga.

José David, ¿tú estás sorprendido de verte fuera de la final?

Sorprendí la prueba anterior,

realmente estaba convencido de que estaba dentro,

cuando me dijeron que no realmente me puse como me puse

porque sabía que estaba fuera. ¿Había rabia ahí, eh?

Más que rabia había mucha tristeza

porque estaba convencido de que ya..., de que me iba.

Porque sabía que hoy estaría muy complicado, muy igualado,

porque tenía enfrente a un rival increíble.

Sabía que si tenían en cuenta cosas como la evolución...

¿Y por qué no has evolucionado tú?

A ver, yo creo que sí que he evolucionado,

pero en otros aspectos. ¿En cuáles?

Yo creo que he evolucionado en, sobre todo,

en organización y en trabajo en equipo.

Yo siempre he cocinado en casa solo o alguna vez con algún amigo,

pero nunca había capitaneado un equipo,

ha habido pruebas en que creo que lo he hecho bien como capitán,

otras que no tanto.

José David, miro para allá porque allí están tus compañeros.

Sí. Los finalistas

Sí. de MasterChef.

Defíneme a cada uno de ellos.

Fabián es el crack de los postres, de la repostería,

pero que está empezando a ser también

otro crack en el resto de cocina.

Juan Manuel pues, bueno, ya lo conocéis, ¿no?,

un tipo bonachón, buena gente...

Habéis estado picados todo el tiempo.

Yo con él contaba muchas veces, no sé él cómo piensa,

porque nunca hemos hablado justamente de ese tema,

pero, bueno, que no tengo ningún rencor

y que le aprecio y que... sin ningún problema.

Pues te ha ganado la batalla, ¿eh? Sí, me la ha ganado, me ha ganado.

Eva.

Bueno, pues Eva, de las personas que he conocido en MasterChef

pues la persona que más aprecio,

muy buena gente y estoy convencido de que ganará MasterChef.

¿Querrías que fuese ella la ganadora?

Es que lo va a ganar.

Y tú te quedas a las puertas de la gloria de todo.

Pues, mira, yo estoy contento... con mi paso por MasterChef,

a pesar de todo, de verdad, estoy contento.

¿Te levantarás esta vez y volverás a cocinar

o volverás a la Informática?

No, por supuesto, por supuesto.

Yo tengo una empresa de informática,

por suerte va bien,

pero siempre he soñado con montar un restaurante

y, a lo mejor, pues, mira,

me arriesgo y monto un restaurante en Paterna,

en mi pueblo, o a lo mejor en Valencia.

Tienes muchísimo que aprender

y lo puedes aprender en MasterChef.

Nos ha salido muy buena.

(José David) No me quiero ir por nada del mundo.

Yo espero que sigas, de verdad, cocinando.

Sí. Tienes mucha técnica,

ponle sabor, es lo que te falta. Sí.

Y alma a los platos. Sí.

Vas a poder seguir cocinando con productos de calidad

gracias a que nuestro proveedor de alimentos de MasterChef

te regala tu compra del mes durante todo el 2013,

para que sigas cocinando con los pedazo de productos

que habéis cocinado en MasterChef.

Y ya sabes, tú que eres tanto de maquinas y electrodomésticos,

Muchas gracias. estarás encantado, ¿no?,

con que nuestro patrocinador Superencantado.

de electrodomésticos te los regale también.

Sí, sí, increíble, los utilizaré todos los días, seguro.

Sigue cocinando, ¿eh?

Seguro. Siempre,

pero ha llegado el momento de que cuelgues el delantal,

porque tu paso por MasterChef ha terminado.

Muchas gracias.

(Aplausos)

(José David) MasterChef ha sido para mí, sobre todo,

una experiencia inolvidable, una experiencia que me ha marcado.

Me ha hecho crecer, no solamente como cocinero,

sino como persona. Me ha enseñado muchos valores,

muchas cosas, he aprendido mucho de mucha gente:

del jurado, de mis compañeros, de gente que he conocido...

Para mí ha sido una experiencia que me ha hecho

crecer como persona muchísimo.

José David ya se ha ido.

Y de los 15 cocineros aficionados que entraron en el programa,

sólo 3 siguen compitiendo por llegar a ser

el primer MasterChef España.

Eva, Fabián, Juan Manuel,

enhorabuena porque estáis en la final de MasterChef.

(Juan Manuel) ¿Te da miedo? (Eva) Ay, no, por favor.

Sólo uno de vosotros podrá ganar,

pero los tres tenéis asegurados muchos premios

y un puesto entre los tres mejores.

La próxima semana será la final,

una final que, como no podía ser de otra manera,

va a estar llena de sorpresas y de platos increíbles.

En este programa lo más importante es la cocina

y que todos disfrutemos del arte culinario.

Háganlo ustedes también y póngale sabor a la vida.

Nos vemos en la final, señores, hasta la semana que viene.

Buenas noches y bienvenidos

al enfrentamiento culinario del año,

la final de MasterChef España.

Es un gran día, es el día que esperamos todos.

Haced un plato que sorprenda,

que nos permita llamaros chef.

Tú no me has apoyado nunca.

-Huy, huy, Maribel. -Bueno, bueno.

Pruebo esto y se me cae el alma a los pies.

Oh.

Ha pasado de ser un gran plato

a esto.

Las puertas de MasterChef

se abren para recibir a...

el mejor cocinero del mundo,

Ferrán Adrià.

El ganador de MasterChef España

es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 12 - 25/06/13

Masterchef - Programa 12 - 25/06/13

25 jun 2013

La semifinal de MasterChef será una dura batalla en la cocina, con tres pruebas de nivel profesional que dejarán fuera de la final a un aspirante. 

La Prueba de presión planteará un postre de Jordi Roca, maestro pastelero del mejor restaurante del mundo, El Celler de Can Roca. Se trata de una versión particular de la manzana de feria que presenta tres texturas: compota, espuma y caramelizada. Un trabajo laborioso por la dificultad que conlleva dominar el caramelo. El que cautive a Jordi Roca y sobre todo, al jurado, conseguirá la primera plaza en la final y no tendrá que hacer frente al reto en exteriores.

Un reto que devuelve a MasterChef a sus orígenes, donde todo comenzó: la Plaza de Oriente de Madrid. Los aspirantes recordarán los inicios y la emoción que vivieron durante el macrocasting. Desde la plaza caminarán hasta el Teatro Real, referente de la cultura española, donde se celebrará un homenaje a seis grandes de las artes escénicas de nuestro país: Lola Herrera, Rafael Álvarez 'El Brujo', Fernando Colomo, Victor Ullate, Cristina Hoyos y Ainhoa Arteta. Los aspirantes deberán cocinar de manera individual un menú sublime, a la altura de los invitados y del entorno, para llegar a la final.

Ya en plató, los concursantes recibirán la visita de Ash Mair, ganador de MasterChef de Reino Unido en 2011. Como ellos, Mair era un cocinero amateur que ha logrado convertirse en un chef profesional tras su paso por el programa. Sus palabras y consejos serán de gran ayuda para los  aspirantes, especialmente para quienes luchen entre los fogones por la última plaza en la final.

ver más sobre "Masterchef - Programa 12 - 25/06/13" ver menos sobre "Masterchef - Programa 12 - 25/06/13"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 491 programas de MasterChef

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Olgha

    Ya no me interesa el programa. José David es un ganador. Se percibió claramente que no lo querían dejar. Pero el merecía estar en la fina. Me desilusionaron.

    22 dic 2014
  2. desconocida

    Yo tengo solo 10 años, pero he visto que soy mas lista que muchos de vosotros. Jose David es muy prepotente y chulo y se reía de los demás compañeros y Juan Manuel ha ganado por su humildad, por su sencillez, por su evolución y porque es un GRAN COCINERO, no porque diera pena con el fallecimiento de su padre. Así que más aprender de el, y menos criticar

    23 jul 2013
  3. desconocido

    Me ha dado un poco de pena Jose David, pero para mi el ganador es Juan Manuel.. Animoo!

    02 jul 2013
  4. José Alberto

    José David, cuentas con todo mi apoyo NUNCA HAS MERECIDO ESTAR FUERA DE LA FINAL, es increíble como le han tratado, desde un primer momento me a parecido que tenían que buscar un malo y le eligieron a él. HAN IDO A POR EL DESCARADAMENTE, sólo hacia falta ver los planos que le sacaban una y otra vez, machaconamente como sí de un linchamiento se tratara. ESTE PROGRAMA HA DEJADO DE INTERESARME, y para otra vez un consejo: LAS CATAS A CIEGAS!!!! No puede ganar ni Juan Manuel , ni Eva, NO SE LO MERECEN Es mi opinión.

    30 jun 2013
  5. raquel

    Estoy impaciente por ver la final y como se alza con el triunfo JUAN MAMUEL muy buena gente, con todo el peso y seriedad de un gran chef y como segundo Fabian un encanto de niño con una capacidad para la cocina muy superior a su edad. Me da penita que termine, aunque supongo que hasta la proxima temporada. Saludos para todos, no cambieis jurado pues sois muy agradables y.... casi de casa. Hasta pronto

    30 jun 2013
  6. Manuel Jesus

    Soi Manuel Jesus yo quiero que gane Eva despues Juan Manuel y despues Fabian yo e visto que Eva cocina muy bien me encanta este programa los jueces, todo me ha gustado que se fuera Jose David porque se creia el mas bueno y el mejor y que iba a ganar y me a gustado que Juan Manuel al enfrentarse contra Jose David y no se puede ser como jose david por lo menos se a quedado en la semifinal y lo importante es participar y los otros no se han enfadado.¡qque gane el mejor! Manuel jesus con nueve años

    30 jun 2013
  7. Lena

    La verdad es que Jose David es un buen cocinero, aunque puede que si, que se pasase un poco de prepotente y tal. De todas formas, para prepotentes ya tenemos a Jordi, a Pepe y a Samanta. Simplemente creo que Juan Manuel no debe ganar, ya que si os dais cuenta todo comenzó a irle mejor cuando se puso a llorar. En fin, para mí la ganadora es Eva, ya que sabemos que aunque Fabián cocine bien no le van a dar el premio, obviamente porque es muy joven y seguro que la gente lo pondría verde. Saludos

    29 jun 2013
  8. desconocido

    Menos mal q jose david se ha ido ya por dioss sus sonrisitas me ponian enfermaaa! La ganadora del programa sin duda evaa es la mejor y la q menos veces ha estado en eliminacion porque es una gran cocinera. Animo evaaa se necesitan nas mujeres en el mundo de la cocina!

    28 jun 2013
  9. PAVO

    el jurado como es normal, tiene que echar a alguien y en una final es normal tb que voten por la trayectoria personal de evolución. JD se fue por poco humilde, sus respuestas siempre fueron del tipo reconozco lo que me dices,chef pero creo que lo hago bien... eso no es humildad. que el jurado es un poco agresivo? es normal chic@s! ¡estamos en Tv! un poco de reality para estar enganchados. Creo que este programa nos enseña a todos a valorar la comida como un bien cultural y artistico. saludos.! @ PAVO.

    27 jun 2013
  10. Antonia

    Estoy totalmente de acuerdo, José David NO merecía ser tratado de esta manera. Realmente nunca entró por el ojo derecho al propio jurado y al final se lo quitaron de encima en una prueba igualadisimo con Eva. Y precisamente Eva creo que no es nada transparente, además no la veo nada humilde. Y ante todo, como en un cualquier concurso José David ha mostrado competitividad y ha tenido que tolerar el trato de marginación por parte de sus compañeros. Yo hubiera eliminado a Eva! Ánimos desde Mallorca, Fabián!

    27 jun 2013