www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1881367
Para todos los públicos Masterchef - Programa 11 - 18/06/13 - Ver ahora
Transcripción completa

Aspirantes, el ganador de esta prueba recibirá

un delantal dorado.

Este delantal significa ganar la inmunidad.

¡Ay, santo Cristo del alma!

Hola, tengo el capricho de que hoy me cocinéis un ceviche.

Te dispersas y no terminas ni una tarea.

La estética está perfecta, pero con estética sólo, no compro.

Que pasen las 17 estrellas Michelin.

Les hemos invitado para que prueben vuestros platos.

Ellos decidirán quién es el mejor de la prueba.

Buen nivel, se conoce que Jordi, Samantha y Pepe

han hecho un trabajo bueno, ¿eh?

Sabe a trapo de... a paño.

Creemos que quien debe abandonar MasterChef es...

(Sintonía "MasterChef")

El que quiera aprender, será bienvenido,

el que piense que lo sabe todo, se ha equivocado de lugar.

El plato tiene que estar lleno de sabor,

poniendo mucho mimo en la presentación.

Partiendo de la tradición, la creatividad

y la mejor materia prima,

busco la perfección en la cocina.

(Continúa sintonía)

Buenas noches y bienvenidos a MasterChef.

De los 15 aspirantes que entraron al programa,

sólo Eva, Juan Manuel, Maribel,

Fabián y José David,

siguen compitiendo en estas cocinas.

Aspirantes, uno de vosotros será el primer masterchef España,

ganará 100.000 euros,

recibirá un curso en la prestigiosa

escuela de alta cocina Le Cordon Bleu Madrid

y publicará su propio libro de recetas.

Aspirantes, os tengo que felicitar.

A lo largo de todas estas semanas habéis mejorado mucho

y los resultados son cada vez mejores.

Toquemos madera para que hoy también sea así.

Bueno, vosotros podéis tocar madera fácilmente,

tenéis delante la caja misteriosa.

La caja misteriosa oculta un ingrediente básico obligatorio

y varios ingredientes secundarios, que podéis utilizar

en la medida y cantidades que vosotros queráis.

Esta caja es muy especial por varios motivos:

el primero porque el ganador de esta prueba recibirá...

un delantal dorado. Ay, qué bien.

Este delantal significa ganar la inmunidad.

Ay, lo he visto y digo: "Yo lo quiero para mí".

El ganador del delantal dorado no podrá ser eliminado

en el programa de hoy.

Si cojo el delantal, ya no me voy,

entonces ahí está el kit de la cuestión.

El segundo motivo por el que esta caja misteriosa es distinta,

es porque no la ha elegido nuestro jurado.

Vosotros estáis aislados del exterior,

no tenéis ni idea de lo que pasa fuera,

por eso tengo que deciros que este programa está siendo todo un éxito.

Personajes ilustres de este país como son Alejandro Sanz,

Pablo Alborán o Miguel Bosé, son seguidores del programa

y, por supuesto, amantes de la gastronomía española.

Es el caso del invitado de hoy,

él es un grandísimo actor, amante de la buena mesa

y es el responsable del ingrediente principal

de la caja misteriosa de hoy.

Recibamos con un fuerte aplauso a Tito Valverde.

¡Oy, oy, oy!

-Lo conocía de la serie "Pepa y Pepe",

que salía con Verónica Forqué. Un actorazo.

-¿Qué tal? (Todos) Muy bien, muy bien.

Uy, qué caras, míralos que sonrientes todos.

No sabéis lo que he preparado hoy.

Qué fenómeno.

Tito, gracias por venir a MasterChef.

Muchas gracias por invitarme,

aquí estoy intentando aportar un granito de arena a...

a nuestra gran gastronomía a estos futuros cocineros

o presentes, ya veremos.

Chicos, os deseo suerte,

a ver si el platito que os traigo lo hacéis rico,

porque como bien ha dicho Eva, me gusta comer.

Tito, antes de hablar de cocina, cuéntanos en qué andas metido.

Acabamos de estrenar una película, que se llama "15 años y un día",

que ha sido Biznaga de Oro en el Festival de Málaga

y que la directora y autora es Gracia Querejeta.

El que no la haya visto, que vaya a verla,

que apoyemos un poco, igual que a la cocina, al cine español.

Yo apuesto por el cine español, cien por cien,

a mí me encanta el cine español

y "Versión española" lo veo siempre.

Volvamos a la cocina, el ingrediente que os he preparado,

se da y se come bastante más en un sitio,

aunque se aprecia en toda España, que es allí arriba.

El norte.

Allá en la esquina.

Galicia. -¡Ahí está!

Es un ingrediente que se da sobre todo por Galicia,

se come mucho. Es una cosa muy rica, muy rica,

pero no lo puedo desvelar porque es un secreto, si os lo digo...

Os enteraréis cuando levantéis la caja.

Pues no esperemos más y levantemos a la de tres.

Una,

dos

y tres.

(José David) Ay, va. (Juan Manuel) Jolín.

(Maribel) Uh, las vieiras.

Ah, vieiras.

Me gustan mucho.

Aspirantes, el ingrediente principal es la vieira.

(Juan Manuel) En este caso, te la dan completamente entera,

tienes que limpiarla, tienes que sacarle la arenilla,

y ésa es la complicación,

porque prácticamente no he abierto nunca ninguna vieira.

(Tito) La primera vez que las comí,

estaba haciendo una película en Galicia,

que se llamaba "El bosque animado", ¿os acordáis de ella?

Y ahí una vez nos invitaron,

no se comían en el menú del rodaje, este platito, ¿eh?

Nos invitaron y me acuerdo de ella perfectamente.

Están muy ricas si las hacéis bien.

Un gran molusco que abunda en las aguas de Galicia.

Tiene un sabor delicado y un punto de cocción muy crítico.

Y para cocinarlas tenéis: apio nabo,

naranja,

lima,

soja,

alcachofas,

huevos,

patatas,

jengibre,

puerros,

arroz,

cebolla,

tomate

y coliflor.

Además, contáis con un kit de ingredientes básicos, con:

soja, mantequilla, aceite de oliva,

sal, pimienta y caldo de pescado.

Ingredientes que combinan muy bien con la vieira,

siempre que acertéis en la proporción

y consigáis un buen equilibro de sabor.

(Fabián) Aún no tengo una idea clara,

estoy barajando diferentes combinaciones de ingredientes.

Y luego la segunda parte que me da un poco más de miedo,

es el hecho de la cocción de la vieira,

como me pase unos segundos

o como le de una cocción un poco inferior a la que se merece,

realmente estoy fatal.

Tito, qué consejo le darías a nuestros concursantes,

antes de que empiecen a cocinar.

¿Mi consejo? Pues que difrutéis, porque si disfrutáis cocinando

seguro que los demás disfrutaremos comiéndolo.

Suerte. (Todos) Gracias.

Tito, te hemos sacado de un rodaje,

sé que no tienes mucho tiempo de quedarte con nosotros,

ahora, te prometo, que todo lo que cocinen nuestros concursantes,

te lo mandamos en un "tupper", ¿te parece?

A por ellos. Que gane el mejor

o el que más suerte tenga o más imaginación.

Tito, muchísimas gracias.

Un placer tenerte aquí, maestro.

Gracias.

¡Hasta siempre, suerte! (Todos) Gracias.

Aspirantes, ha llegado la hora de la verdad.

Este jurado os concede 90 minutos para cocinar la vieira,

ser el mejor y ganar el delantal dorado.

Y el tiempo comienza en tres,

dos,

uno,

¡ya!

(Música)

(Fabián) Voy a abrir primero la vieira,

lo único que utilizaré será la parte blanca,

el coral esta vez no lo utilizaré.

Lo que haré es poner la vieira a la plancha

sobre una base de tomate y cebollas.

Espero ganar el delantal dorado,

lo que pasa que la cosa está difícil.

Maribel sabe mucho de vieiras y, sinceramente,

si no lo gano yo espero que lo gane ella.

-A ver si tengo suerte y me toca la vespa,

y me llevo el delantal dorado. Me haría mucha ilusión.

-No sé quién ganará el delantal dorado hoy,

me gustaría ser yo, claro.

-La vieira ahora mismo la estoy sacando de la concha

con mucho cuidado, luego la marcaré un poquito a la plancha,

y la acompañaré con un poquito de tomate confitado.

-Esto no lo he hecho en mi vida.

-Yo creo que hoy el delantal dorado será para mí.

Estoy empezando con un consomé de ceps,

y luego lo que quiero es coger el coral,

que es la parte naranja que tiene, y hacer una cremita.

Y luego las vieiras a la plancha.

Si compras la vieira con concha, lo suyo es abrirla un poquito,

rebanar siempre a ras de la concha...

Para que te lleves la vieira...

Y entender muy bien que lo blanco es la nuez de la vieira

y lo rosa o anaranjado es el coral,

pero lleva alrededor una cinta con la tierrecilla,

que eso es justo lo que hay que quitar.

El aparato digestivo de la vieira. Efectivamente.

Hola. Loles León, bienvenida.

Gracias, cariño.

Los aspirantes no saben absolutamente nada

de que estás aquí. ¿No?

De que eres la segunda sorpresa de la noche.

Les quiero proponer, a ver si a ellos les hace ilusión,

hacer uno de los platos que me gusta muchísimo,

que es de la familia de los marinados, ceviche.

Ceviche, bueno, a mí me encanta,

además viene muy bien ahora para el verano,

una se queda en la línea porque eso no engorda absolutamente nada.

No, nada. Yo te veo que comes mucho ceviche.

Y yo no, ya ves, que como otra cosa.

(Música)

Lleváis diez minutos cocinando un plato con el ingrediente

que nos ha presentado Tito Valverde.

Sí, chef.

Como está en juego ganar el delantal dorado,

este jurado ha decidido hacer esta prueba un poco más difícil.

Da igual.

¡Aspirantes, saludar a Loles León!

(Loles) ¡Hola a todos!

¿Qué tal?

-Mírala, mírala, si está estupenda.

(Loles) Pues nada, vengo a complicaros la vida un poquito más.

(Maribel) Jopelas, Loles.

-Yo tengo el capricho de que hoy me cocinéis un plato

que me gusta mucho. -¿Cómo?

Es un ceviche.

¿Qué os parece?

(Juan Manuel) De acuerdo.

(Loles) ¿Bien?

-No sé hacer un ceviche, no lo he comido nunca.

Cuidado, aspirantes, porque ella también lo va a probar.

-Mi plato de vieiras era bastante complejo,

tenía muchos componentes

y la verdad, es que me ha sentado un poco mal,

porque pensaba que sería imposible acabar las dos elaboraciones.

Aspirantes, atención,

en la isleta central del supermercado,

encontrareis una amplia selección de productos de calidad

para elaborar un fantástico ceviche.

Como siempre, tendréis tres minutos.

Apartad vuestras elaboraciones del fuego,

porque vuestro tiempo empieza ¡ahora!

(Juan Manuel) ¡Venga, vamos a por ello!

(Maribel) Pero por el amor de Dios, pero ¿y esto?

Un ceviche mejor hacerlo de otra cosa, ¿no, niña?

Pero tenéis que pensar muy bien qué vais a hacer,

porque está en juego el delantal dorado,

la inmunidad.

Chicos, si queréis pescados, y queréis más de uno,

os lo lleváis a la cocina y os lo repartís allí.

(Fabián) Eva, ¿nos repartimos o no?

¿Eh, Eva? (Eva) ¿El qué?

(Fabián) ¿Nos repartimos o no? (Eva) Sí, sí.

Cómo hacemos un ceviche.

A mí me gusta el ceviche tradicional,

el pescado, su lima, cebolla roja, jalapeño, cilantro.

De todas formas, te digo una cosa,

el ceviche tiene que ser un poco gordito, ¿eh?

Sí, son tacos. Sí, eso es cierto.

Son taquitos.

Eso es un ceviche, cuando son láminas finas, es un...

La sorpresa no me ha gustado,

me ha gustado Loles León, pero la sorpresa no.

Como si no fuese ya dificultad lo de las vieiras,

pues nada, otra.

-Pero a esta mujer cómo se le ha ocurrido,

en vez de hacer unas alcachofitas a la plancha,

pero si ella ha estado en mi pueblo.

-Tengo pensado cómo hacer el ceviche,

y a ver dentro de un rato,

en cuanto tenga claro lo de las vieiras,

me pasaré al set de Eva, que hemos compartido el pescado,

para hacerlo y nada, a ver qué tal.

Hoy no te puedes perder la cata final con Loles

y el delantal dorado.

Y si quieres ver éste y otros momentos muy divertidos

del programa, sólo tienes que entrar en nuestra página web.

Y si te gusta algún video,

puedes compartirlo y comentarlo con tus amigos,

gracias a la aplicación gratuita de MasterChef.

Sólo tienes que pulsar compartir desde tu móvil o tableta,

y podrás comprobar si tu video está en el ranking de los más populares.

Y así, de paso, te apuntas unas cuentas recetas.

(Música)

¿Me puedes dar un poquito de tu pescado, Eva?

Te voy a coger éste.

Éste no puede conmigo.

(Música)

Ay, que me corto.

(Maribel) Ahora le voy a poner un poco de esto.

Bueno, ya lo tengo preparado.

Maribel. Hola, Jordi.

¿Cómo va eso?

Pues mira, esto, regular.

¿Qué pescado vas a utilizar?

En un principio pensaba lo más fácil, esto,

pero he visto que esto ya está cocido,

entonces he cogido...

¿Qué pescado es? Pues no sé, no sé.

Mira, éste, es que no tengo ni idea,

¿esto qué es una escorpa o qué es esto?

Es un besuguito.

Pensaba que ibas a utilizar el mero, teníamos un mero negro.

Sí, pero como me ha cogido de sopetón esto.

Lo tienes ya con limón. Sí.

Falta un montón de tiempo. Pues yo ya lo he puesto.

¿Cuánto tiempo marinamos el ceviche?

Nada, muy poco.

Si te tranquilizas y piensas, lo clavas.

¿Ahora qué hago, lo voy a lavar? 40 minutos, aprieta, Maribel.

A ver, ¿quién tiene lubina por aquí?

-¿Eh? -¿Tú qué pescado tienes?

-No tengo pescado, yo es que no he cogido...

-Jopelas, nene, podías haber cogido pescado.

¿Y tú, José David, qué has cogido? -Pulpo.

-¿Solamente pulpo? Qué facilón.

¿Y tú qué has cogido, cariño? -Lo comparto con Eva.

(José David) ¿Tú quieres pulpo? -No, no, pulpo tengo.

Gracias, gracias.

Voy a ver si puedo sacar un poco más de aquí,

que seguro que sí que podré.

Tela, Maribel.

Voy a sacar un poquito más.

Va a hacer alguna de las suyas. La está haciendo ya.

Aspirantes, ya ha pasado la mitad de vuestro tiempo,

os quedan sólo 45 minutos.

(Maribel) Ay, ay, ay.

¿Qué tal, Eva? Hola, chef.

A ver, cuéntame qué vas a hacer.

Pues por una parte el ceviche va a ser un...

Un besugo que has cogido, ¿no? Sí.

Un besugo, vale, lo has limpiado, te he visto.

Lo he limpiado, lo tengo aquí puesto,

he puesto también al vacío...

una mezcla de cebolla roja, naranja...

Los has metido al vacío para que haga una infusión de sabor y...

Sí, para que tenga más sabor. Sí, para que vaya saliendo todo...

Y luego estas verduritas las saltearé tipo wok.

Un poco thai te veo. Un poco thai.

Pues nada, ánimo, venga, ahí te dejo.

Venga, muchas gracias.

Muy buenas, chef. ¿Qué tal, Juan Manuel?

Pues muy bien, el ceviche ya casi lo tengo preparado.

¿De qué va a ser?

Al ceviche le he echado gambas, pulpo...

Y no has echado ningún pescado crudo.

Eh, no, porque era un pescado muy grande,

ahora les pediré un poquito a mis compañeras...

Ah, ¿vas a coger pescado de otros?

Sí, porque eran piezas muy grandes y para una sola persona...

Perfecto, perfecto.

Lo compartiremos, le pediré un poquito y ahí vamos.

Las cosas con cariño, eso me lo enseñó usted.

Yo no tengo cariño.

Sí, sí tiene, en el fondo sí tiene.

(Maribel) Madre mía, yo no sé si esto...

José David. Muy buenas.

Cuéntame un poquito, ¿qué estás preparando?

Pues quiero hacer un ceviche con pulpo.

Has visto que hay otros productos que son mucho más buenos

para el ceviche, ¿verdad?

Bueno, sí, he visto algún pescado por ahí,

pero quería probar con el pulpo, me ha parecido interesante.

A ver cómo termina esto. A ver qué tal.

Gracias, chef.

Hola, Fabián. Buenas, chef, ¿qué tal?

¿Cómo vamos?

Pues... vamos bien, apuradillos pero bien.

Y, nada, ahora estaba con el ceviche,

que lo vamos a compartir Eva y yo, su trozo.

(Juan Manuel) Maribel, ¿tienes ahí un poquito de pescado?

-Yo te puedo dar, mira, un puñadito de éste

que he hecho yo. Pero, mira, éste poquito, ¿eh?,

solamente te puedo dar, que lo he pelado y todo.

Tienes bastante, para probar...

Y, bueno, lo que... ¿Un trozo, eh?

De mero creo que ha cogido, creo que ha cogido mero.

Era un pescado, pero no sé cuál era.

Creo que era mero por lo que he visto.

Venía del mar, ¿eso sí? Eso seguro.

Eva, ¿tienes por ahí el pescado? -No, yo se lo he dado a Maribel.

-Maribel, ¿y el pescado?

-El pescado está ya... liquidado. -¿Cómo que está liquidado, Maribel?

-Es que le he dado un trocito también a él.

-¡Pero, bueno...!

-Toma, mira. -Es que ahora no tengo ceviche.

-¿Quieres un poquito? ¿Te doy un poquito más del mío?

-No, no, pero si es que no hay.

-Escucha, coge un poquito de ahí y un poquito de allá.

-Pero, vamos a ver... -Para probarlo...

-Juanma... (Maribel) Claro, pídele un poquito.

-Juanma, ¿tú has cogido pescado de éste?

(Maribel) Sí, claro. Dale un poquito.

(Fabián) Es que éste está cortado. (Juan Manuel) Y el mío también.

(Maribel) Claro, ¿y cómo lo quieres, en filetes?

(Fabián) No, no, que quiero el pescado.

-Pero, bueno... Pues, mira, te lo doy.

(Juan Manuel) ¿Y eso qué es? Pescado.

(Maribel) ¿Qué quieres? El ceviche son trocitos pequeñitos.

Yo no entiendo y sé que es a trocitos pequeñitos.

(Fabián) Joder.

Trae.

-Toma, toma y repela un poquito, mira, de aquí,

de las agallitas puedes sacar. Claro, no te agobies,

no te ahogues en un vaso de agua. -¿En un vaso de agua?

Habíamos quedado en compartir el pescado

y ahora me quedo así.

(Eva) Yo lo dejaba atrás y, digo, ya...

Es que tampoco voy a ir al puesto de trabajo de la persona.

-No tengo ceviche.

-Yo he visto el pescado ahí y me ha venido un...,

una ráfaga de lucidez y he pensado:

"Pues, bueno, esto está cocido, ¿cómo voy a ponerlo en vinagre?"

Y entonces yo se lo he cogido. Pero, bueno,

que les he evitado mucho trabajo, porque, mira,

yo lo he fileteado y troceado, lo he hecho todo

y lo he compartido entre los tres.

Yo no sabía que Fabián quería el pescado,

yo estoy a lo mío,

no estoy pensando que hace el vecino.

Yo voy a lo mío. Además, si lo hubiera sabido

nunca en la vida se lo hubiera... Y ya le he dicho

que se lo lleve todo, que me da igual.

¡Ay, madre de Déu, estos niños!

-A ver, en ese momento me he sentido fatal,

porque pensaba que no iba a presentar ningún plato.

-Que no se me queme, ¡leñe!

¡Aspirantes, últimos tres minutos!

¡Hay que preparar un plato con vieira

y un plato con ceviche!

¡Ay, santo Cristo del alma!

(Maribel) No quité la cola.

El delantal lo veo ya en Benicarló pasado pa' Barcelona.

Cinco, cuatro,

tres, dos, uno,

¡tiempo! ¡Manos arriba!

(Maribel) Ay, señor, si no me coge un infarto de ésta

no me cogerá nunca, santo Cristo.

Bueno, Loles, vamos a ver qué ceviches han preparado.

A ver. Adelante, por favor.

Vamos a ver.

(Eva) Hola. (Loles) Hola, ¿qué tal?

Bueno...

Un poquito, así.

Muy bueno el sabor. -Ay, gracias.

-Ni mucho menos.

Tiene un toquecillo también...

como a alguna especie así... -Menta.

-Ah, ¿menta y qué más? -Menta.

(Loles) Así.

El cilantro...

(José David) Sí, el cilantro puesto al final...

(Loles) ...tiene muchísima importancia.

(José David) Sí, lo he puesto al final

para que mantenga ese saborcillo fresco del final.

-Muy suave también. -Muy bien.

-Éste es el más fuerte.

-Es que a mí me gusta fuerte. -Sí.

Quizá lo que le da el sabor más fuerte es la hueva.

-Ah, ¿no debería de haberla puesto?

-No, porque tiene más presencia que en sí, el pescado.

-Pues yo lo he puesto para adornar un poquito el plato, ¿sabes?

-Bueno, pero, claro, como nos la comemos.

-Ya.

(Loles) Tú también has triturado. (Juan Manuel) No.

-Lo has picado. (Juan Manuel) Todo a mano.

-Bueno, pues voy a ver.

Según mi punto de vista, para mi gusto,

me hubiese un gustado un poquito más fuerte de limón.

-Sí. -Pero está muy bueno, ¿eh?,

está muy rico y está muy bueno. (Juan Manuel) Muchísimas gracias.

-Enhorabuena. -Gracias.

(Loles) ¿Qué tal, cariño? -Muy bien.

-Eres muy joven y te gusta mucho la cocina.

-Sí, me gusta mucho. -Pues me gusta mucho

que te guste la cocina... (Fabián) Muchas gracias.

(Loles) ...y te dediques a esto. (Maribel) Qué maja.

(Fabián) Muchas gracias.

-Está muy bueno,

pero me falta un puntito de sabor a pescado,

porque tienes demasiados frutos. -Claro, muchísimo dulce.

-Pero, enhorabuena, sí, eres dulcísimo.

-Muchísimas gracias. -Ya se te ve, eres muy dulce.

Tú aprende mucho, ¿eh?, aprende mucho.

-Gracias. (Loles) Hasta luego, enhorabuena.

Bueno, Loles, te he visto ya probando todos los ceviches

y te he visto bastante experta culinaria.

Sí. Me parece a mí

que tú sabes de la cocina más de lo que nos dices, ¿eh?

Pues sí, yo sé bastante, yo cocino desde siempre,

además tengo mi página web, lolesleon.com,

que tengo allí programas de cocina. ¿Ah, sí?

Sí, también. Y hago unas cocinas

un poquito "sui géneris", ¿eh?, a mi manera.

Al modo Loles. Sí, al modo Loles,

pero está muy divertido.

Seguro que tiene que ser superdivertido.

Muchas gracias. En fin, Loles, eh...

Te hemos traído para que nos digas cuál es el mejor, bajo tu criterio.

Bueno, todos tienen su puntito bueno,

pero el que más me ha parecido ceviche

y con el que más me parecía que estaba comiendo ese plato

ha sido con el de Eva. -Gracias.

Eva, enhorabuena, tocaya. Gracias, guapa.

Me ha hecho mucha ilusión, porque yo soy muy fan

de las películas de Almodóvar y, bueno,

aparte Loles es una pedazo de artista.

-Sabéis que tenéis la fuerza del público,

que estamos ahí mandando buenas energías.

-Gracias. (Loles) Muchísima suerte, a todos.

Loles, muchísimas gracias por haber venido a MasterChef.

Gracias. No te puedes ir sin que te diga

que estás haciendo un papelazo en "Águila roja"...

Sí, estoy muy contenta. De verdad, fan incondicional.

Muchas gracias. Loles León, muchísimas gracias.

Gracias, guapa. Un placer.

Gracias.

¡Adiós, mucha suerte! Adiós, ¿eh?

(Maribel) Yo, pues la recuerdo pues con las películas de Almodóvar

y la verdad es que, verla allí, me ha sorprendido

y me he alegrado de verla, ¿no?, que siempre va bien

tener una alegría de este tipo.

Aspirantes, está en juego el delantal dorado.

El que lo consiga no estará en la prueba de eliminación

y se asegura así su permanencia en el programa

una semana más.

Ha llegado el momento de la cata definitiva.

Suerte a todos. (Todos) Gracias.

El primer plato que va a probar el jurado

es el de...

Fabián.

(Fabián) La vieira está marcada en plancha

y con un toque de lima.

La verdurita no está mal, tiene un sabor suave,

la lima le va bien...

Pero, ciertamente, hay muchísima.

Ceviche.

El jugo de ceviche te ha quedado muy flojo.

Muy flojo.

La cebolla casi está..., casi no ha marinado con el pescado

ni con el jugo.

Éste para ser un ceviche le falta un rato.

Sí, sí, lo sé. ¿Lo sabes?

Sí, sí.

En los dos platos hay ganas, pero te pasa lo de siempre,

te dispersas,

te vuelves loco y no terminas bien la tarea.

Está casi tan cruda como tú.

Cométela, no tengas miedo.

Hay un aspecto de crudeza,

un poquito más marcadita no pasa nada.

Y el ceviche, ¿por qué no hay pescado en el ceviche?

La cuestión era que...,

en el supermercado se lo había dicho a Eva.

Vamos a ver, ¿sabes por qué no te ha llegado el pescado?

Porque Eva se ha llevado un trozo,

Maribel ha sido más lista que tú, se ha llevado lo demás,

lo ha abierto muy mal, lo ha destrozado,

y ya no ha quedado para tu ceviche.

Sí, sí, chef, ha sido fallo mío.

Esto es una cosita muy "light",

falta la fuerza del limón, la fuerza de la lima.

Es que... Esto no sé ni lo que es,

es que no tiene nombre, no sabes por dónde cogerlo.

Porque si te dejas en un cordero asado con patatas

el cordero y las patatas... pues ya me contarás.

No le había puesto pescado pues porque Eva

se lo había dado a todo el mundo.

Es que ella me dijo que sí, si hubiese dicho que no

yo hubiese cogido mi pez, lo tengo más que claro.

Juanma.

(Juan Manuel) La base he hecho tomate confitado con tomillo,

luego la vieira la he marcado a la plancha

y justo por encima le he puesto un poco de crujiente de nabo.

Me da pena hasta romperlo, ¿eh?

Creo que la vieira tiene la importancia que tiene que tener,

que es elemento principal del plato.

Y luego el nabo, que le viene..., le da un toque, pues eso,

de elegancia, crujiente... (Asiente)

No le quita sabor y creo que está correcto.

De acuerdo, chef.

El ceviche...

Me parece que has elegido un recipiente que le va muy bien.

Creo que le falta un poco de acidez al sabor

y creo que has machacado demasiado todos los ingredientes.

Veo que has picado todo de un mismo tamaño

y a mí me gusta que el trozo de pescado

quede cuadrado, en tamaño de dado, pequeño pero no tan machacado,

porque aquí al final es un batiburrillo de cosas...

De acuerdo, chef.

Las vieiras están caras, parece que las pagas tú,

has puesto una.

Me ha gustado como se quedaba con una sola vieira

y así lo he dejado.

Está todo bien, un poquito...

ñoño, pero está rico.

Pero una vieirecita más, no me prives de eso.

El ceviche.

¿Por qué has puesto tan poquito pescado?

Pues porque en verdad no tenía más pescado,

cuando me ha llegado un poco el que tenía Maribel

era lo que llegaba, ¿sabes?

Si estamos en un programa de cocina y tenemos que hacer ceviche

coja usted pescado.

Si la gracia del ceviche es el pescado en crudo,

para que cueza justo en el limón. Y eso es lo que no habéis hecho.

El jurado quiere ahora probar el plato de...

Maribel.

-Venga, allá voy.

He limpiado las vieiras,

con el coral y cebolla lo he salteado,

y un poquito de tomate.

Maribel, ahora sé sincera conmigo,

¿está bueno?

Yo creo que sí. ¿Sí?

Para mí sí. Es que discrepamos. Y mucho, ¿eh?

¿No está bueno? Está malo.

Ah. ¿No?

Vamos con el ceviche.

Bueno, lo del ceviche ha sido... terrible.

¿Le has afanado el pescado a Eva?

No, me lo ha dado ella. ¿Sí?

Yo se lo he preguntado.

Luego ha venido Fabián, me ha quitado el pescado

y digo: "Toma, te lo doy." Y ya no había de esto.

Lo he compartido.

Fabián corría como pollo sin cabeza por ahí buscando pescado.

Yo le he dado a Juan Manuel un poco,

un poco para Fabián y otro poquito para mí,

no he podido hacer otra cosa.

La textura del pescado es... horripilante.

¿Mala? ¿También?

Entonces sí que el delantal no me lo llevo.

Es una goma esto y está requetequemado.

No, requetequemado..., tan exagerado no es.

Bueno, llevas razón, está quemado.

Ay, es que vamos, ¿eh?, es que vamos.

¿Y eso qué es?

Un poco de pescado que he pescado por ahí

y lo he repartido entre dos o tres y luego se ha quedado...

Ese contrabando de pescado que he visto hoy por aquí...

¿Qué parte te ha tocado, Maribel?

A mí luchar con el pescado, poderle quitar un poco de carne

y distribuirlo.

Que en realidad el pescado era de Fabián, lo que pasa que...

La pimienta está barata, ¿eh?

Madre mía, te voy a matar a disgustos.

Tan mal... ¿o lo haces adrede?

¿Sí? No, no.

¿Quieres probar? Sí, voy a probar.

Dale una buena cucharada, pero buena, sin miedo,

Yo me lo voy a comer todo, ¿eh? como como yo.

A ver.

El delantal dorado para mí.

O sea, le falta todo: le falta limón,

le falta cortar el pescado bien, Eso sí.

le falta cilantro... Le falta todo para ser un ceviche.

José David, eres el siguiente.

(Maribel) Y ahora qué le dirán a éste.

(José David) La vieira a la plancha

y luego tengo una crema de purrusalda

y luego un poquito, para reforzar el sabor

del puerro de la purrusalda, un poquito de puerro asado

y unas alcachofas. Y juzgue, chef.

¿Te has inspirado en algún maestro, en algún chef,

o es un plato tuyo?

Yo creo que es mío.

¿Tuyo cien por cien?

Me parece que la purrusalda con vieiras

es de Berasategui, creo. Bueno, no me acuerdo muy bien,

pero sí puede ser de él a lo mejor. Yo creo que te falta

personalidad en cocina y personalidad en el paladar.

Le falta sabor, le falta sabor y conjunto.

Y ahora vamos a ir al ceviche.

Está correcto, está rico,

le falta para mí un poquito de acidez

pero, bueno, tu ceviche de pulpo, aunque siendo el más fácil,

está rico. Vale, gracias.

Le falta conjunción al plato.

La vieira está perfectamente hecha, el puré sólo no está mal

y esto, que es el aguachirri, lo acaba de estropear.

La estética está perfecta pero con estética sólo...

no compro.

Sabe a limón, ¿eh?

Tráeme un gin-tonic, que le voy a echar...

Ay, qué bueno es.

Has ido al recurso fácil.

No, no sé, he visto el pulpo y enseguida he ido a por él.

Qué pena que no hayas cogido un trozo de pescado,

porque sería lo que más se parece, hasta el momento,

de lo que puede ser un ceviche.

Había un mero ahí...

Estuve a punto de pillar las dos cosas: pulpo y pescado,

pero al final... digo: "Venga, voy más rápido, el pulpo y..."

Claro, has ido por lo más fácil. Has ganado tiempo.

Claro. Pero has perdido en calidad.

Sí, sí que es verdad.

Eva, acerca tus platos al jurado, por favor.

(Eva) He limpiado las vieiras, por una parte he cogido

todo lo que es el coral y lo he separado.

Entonces he hecho un fondo con los restos esos

y los tallos de los ceps y eso se lo he añadido

a una salsita que estaba haciendo con cebolleta,

naranja,

jengibre y un poquito se soja.

Prueba, por favor. Venid a probar.

Bueno, de momento hay una cosa que agradecer,

y es que haya tres vieiras. Sí.

He pensado en los tres. No es poco eso ya.

No he querido tan tan minimalismo.

Cuando los platos son nítidos creo que este jurado

acabamos diciendo lo mismo,

por eso hoy se ha acercado a la mesa.

(Asiente)

Una buena vieira, un buen hongo,

una salsita buena, rica, con soja...

Un platazo. Gracias.

Y el ceviche... Le has hecho una versión un poquito más dulce,

Sí. con un buen pescado,

bien utilizado, cortado como se debe...

Y mío.

Desde mi punto de vista, y supongo que el jurado

compartirá conmigo, les has dado un repasito a todos.

Gracias.

Felicidades. Muchas gracias.

Magnífico. Muchas gracias.

Muy bueno, está buenísimo todo. Está todo buenísimo.

Y encima fuiste la que compraste tú el pescado.

Lo compré yo, fíjate.

(Fabián) Me parece fatal que haya dicho el pescado mío, mío,

el pescado mío, que lo haya dicho cuarenta mil veces,

cuando sabía que le había dicho que era para compartir.

Me parece horrible, o sea, eso sí me ha parecido horrible.

(Maribel) Eres una campeona.

Aspirantes, el jurado ya ha probado todos los platos

y ha llegado el momento de que se piense bien

quién merece ese delantal dorado.

Jueces, por favor, es el momento de deliberar.

Bueno, yo creo, Eva, que no te voy a hacer caso

y este jurado no va a deliberar.

¿Puede ser, Jordi? Por supuesto.

Sí. ¿Lo entiendes así, Samantha?

Claro, sí.

Yo creo que tenemos muy claro el veredicto de hoy.

Por goleada, quien debe llevar este delantal dorado,

y se lo merece con creces,

ha sido... Eva.

(Aplausos)

Estoy contentísima, estoy muy contenta, ya ves tú,

saber que tienes la permanencia, digamos, esta semana ya,

y entro en la siguiente, ¿no?

Eva, aunque seas inmune, el delantal dorado

no te exime de la siguiente prueba.

No es una prueba por equipos, sino que es una prueba

que se va a realizar aquí y ahora.

Estamos cerca del final.

El ganador de este programa podrá cambiar su vida

y cumplir el sueño de convertirse en chef.

Pero cumplir un sueño es difícil

y esta prueba de eliminación es un ejemplo rotundo

de dicha dificultad.

Debéis preparar una receta de altísimo nivel técnico

sin perder ni un matiz del sabor ni de la esencia

de los productos protagonistas del plato.

Jordi Cruz es el encargado de explicar esta receta

y las técnicas que debéis usar. Qué guapito que está él.

Aspirantes, la receta que tenéis que preparar

es una versión de los tradicionales ñoquis

y utilizaréis la técnica de la esferificación.

Cuando he escuchado la palabra "esferificación"

mi cara debía ser un poema.

No sé, yo en casa no suelo hacer esferificaciones, desde luego.

Ahí va.

(Maribel ríe) Me muero de la risa.

Ay, Dios mío, qué chiste.

Ay, madre mía.

(José David) Yo en mi casa he hecho esferificaciones

por probar, he hecho aceitunas negras, aceitunas verdes.

Chicos, es muy sencillo, si os fijáis bien

es muy sencillo.

Maribel.

(Angustiada) No sé hacerlo, no quiero hacerlo.

Maribel...

No lo voy a saber hacer eso.

(Eva) Maribel. (Juan Manuel) Tranquila, Maribel.

-Maribel, haz la fórmula, solamente.

Maribel, escucha.

Yo estoy seguro que si te fijas

y te tranquilizas,

lo sacas.

Y nada me haría más ilusión, ¿vale?

Yo quiero hacerlo, pero no puedo. Es más difícil hacer una bechamel,

hacer unas croquetas, 100 veces más difícil,

100 veces más difícil. ¿Vale?

La bolita es lo único que se te resiste.

Es muy fácil, Maribel.

Fíjate lo que vamos a hacer y es muy sencillo, ¿vale?

Y tranquilízate porque si estás nerviosa

no te vas a quedar con la copla.

Tranquilízate que es muy fácil, de verdad.

Me he vuelto loca.

Me he vuelto "maroteta" que dicen en mi pueblo.

Cuando he visto que tenía que hacer eso...

Bueno, no sé cómo no me he desmayado.

La receta tiene, sobre todo, dos componentes básicos:

un consomé elaborado con ternera y setas,

vais a tener que clarificarlo,

y para clarificarlo, ya sabéis, unas claras un poco montadas

con unas verduritas, se echa el caldo en caliente,

se da un hervor, tiene que quedar limpio

y lo más importante es esta crema de parmesano,

hemos hecho hervir un parmesano, un suero,

y ese suero lo hemos mejorado con un poquito de mascarpone.

Y para hacer la esferificación tenéis que utilizar

esta solución de agua y alginato.

¿El alginato qué es? Es un componente de ciertas algas.

Tenemos la cremita parmesano, importante:

cucharita colmada en superficie, que os quede recto.

Hacéis una,

dos,

y tres.

Pensad, estas bolitas se cocinan,

porque ahora mismo se están cocinando,

durante unos 45 segundos

y si lo hacéis bien os tiene que quedar

algo parecido a ésto, una bolita que la voy a secar.

Una esfera perfecta.

Muy chula.

Y si la rompo, por dentro es totalmente líquida.

(José David) Esas cosas las sabía ya, ¿no?

Sé la textura que tiene que tener una crema para esferificar,

también sé que hay que quitar el aire

para que no tenga burbujitas, pero bueno,

siempre viene bien recordar las cosas.

¿Montaje? Muy sencillo.

Trabajaremos con un buen hongo, aquí lo tengo salteadito

y un champiñón laminado.

Disponemos las setas e importante:

que no se os reviente.

El consomé bien caliente.

Es una receta que os recomiendo montéis rápido.

Todo el trabajo se nos iría a la porra.

Terminaremos con unas laminitas de hongo crudo, ceps.

Nos van a dar textura, aromas naturales...

Trufita.

Probadlo.

Toma, Maribel, prueba.

-Yo dos. Hum...

Está buenísimo.

(Fabián) Que Jordi explique su plato

y dé unas pautas a la hora de hacer una esferificación

nos ha tranquilizado porque yo creo que era un punto muy importante.

Aspirantes, bajo el paño tenéis los ingredientes exactos

para hacer la receta de ñoquis con trufa.

Levantad el trapo, por favor.

Para preparar la masa que rellena las esferas tenéis:

parmesano, agua y mascarpone.

Y para crear las esferas tenéis:

sales cálcicas, y una solución de agua con alginato.

Para la base del plato tenéis: un consomé de carne y setas.

Y para la guarnición tenéis: citronela, nueces,

champiñones, trufa, limón,

huevo, aceite de oliva Arbequina y diversas flores.

Maribel, Fabián, José David,

uno de vosotros dejará MasterChef para siempre.

Hacerlo hoy será más doloroso que nunca,

pues será literalmente quedarse a las puertas de la gloria.

Tenéis 75 minutos para prepararnos el plato de ñoquis con trufas.

Suerte a los tres.

El tiempo comienza en tres,

dos, uno, ¡ya!

(Música)

Y veía que eso no lo trituraba ni a la de tres.

Entonces, no sabía qué hacer, miré al horizonte,

y mirando al horizonte encontré a José David

con un maravilloso aparato que trituraba todo al momento.

¿Qué hice yo? Seguir la idea.

(Música)

(José David) La verdad que a mí me motiva mucho

la eliminación de hoy porque es un plato de Jordi

que me encanta cómo cocina,

es el tipo de cocina que me gusta a mí hacer,

y bueno, pues, con muchas ganas,

pero también, con dos rivales muy fuertes y un poquito de miedo.

Para mí es la prueba más difícil porque son técnicas que no conozco.

-Sabe más... -Que los ratones coloraos.

-Sabe más que todos nosotros juntos.

(Maribel) Hoy me da puerta.

Yo la veo desbordada.

Yo creo que esta receta la puede superar,

le da mucho miedo.

Y la parte psicológica que no la ayuda mucho.

Se ha puesto nerviosa desde el principio,

ha dicho que ella con eso no podía.

Yo creo que ella puede. Va a estar currado.

Ahora mismo estoy fusionando el parmesano.

Quiero hacer un jugo que suelte al parmesano,

que pueda fusionar un poquito, lo pasaré por una extremeña,

entonces tendremos el liquidito con sabor a parmesano muy fuerte.

Luego lo mezclaré con un poquito de mascarpone

y así haremos luego las esferas con la base de alginato.

Aspirantes, han pasado los primeros 15 minutos.

Os quedan 60 minutos.

¿Qué tal, Maribel?

Pues aquí intentando...

Este Jordi es más malo que yo, ¿eh?

Sí, sí que es malo, sí.

¿Te acuerdas, Maribel,

la primera vez que hiciste una tortilla de patatas?

Seguro que era difícil, ¿no?

Tanto como esto no, son técnicas nuevas y...

Y no nos podemos comparar con ellas.

Eres una mujer joven. (Ríe)

Puedes hablar, cocinar, llorar, puedes hacer todo. ¡Venga, sigue!

Venga, voy a ver si lo intento. Venga, vamos.

Esto hay que cuidarlo, tengo que separarlo tres o cuatro veces.

Ya empiezas, ya empiezas.

Mujer, todo te molesta, cada vez que vengo aquí...,

de verdad, me voy a ir a otro concursante.

Venga, ves a otro.

Eso es lo que quiero, esa cara es la que quiero.

Ríete. Ay...

Si estamos cocinando...

Sigo las instrucciones de Jordi, tú aquí no eres experto en ésto,

tú no eres Jordi, perdona. Vale, me voy, hala.

Es la verdad, perdona. Ahí te quedas.

Tú con tu..., con la..., con el..., con las espinacas,

pero ésto... ésto es de Jordi.

El suero para hacer las esferas

se prepara con parmesano triturado y agua,

se hierve y se cuela con una malla fina.

El resultado se mezcla con mascarpone,

sal de calcio y se deja enfriar.

¿Qué tal? Hola, chef.

Pues aquí estoy con...,

con la mezcla de... de parmesano, mascarpone y el glucolactato.

¿Y por qué está tan líquido?

Pues... he pesao' las cantidades que ponía ahí.

¿Hay que enfriarlo?

Yo creo que tiene que enfriar un poquito.

Voy a enfriar esto porque si no...

¿Tranquilo? Sí, un poquillo.

¿Saldrá bien? Yo creo que sí.

Voy a confiar, suerte. Gracias.

Uh, qué meneo.

(Eva) Le ha dado un meneo que casi lo clarificó en un minuto.

(Ríen)

Jordi, cuéntanos, es tu plato.

¿Dónde está el quid de este plato?

En frío añadir el mascarpone

y obtener una crema que la dejes reposar.

Tienes que añadir un poquito de gluconolactato

para que tenga una buena reacción y que repose, que pierda el aire.

(Maribel) Es que esto se ha quedado un pegote de mala manera, ¿eh?

Ahí, ahí.

Sigue así, bien.

Vale, ya está.

-Muy bien, Maribel, muy bien. -Ah.

(Juan Manuel) Eres una máquina. -Qué susto,

creía que lo estaba haciendo mal.

Para clarificar el caldo se le añade en caliente

claras de huevos batidas y verduras troceadas.

Al cuajar, las claras retienen las impurezas y lo deja limpio.

Va bien, va bien.

Hola, chef. ¿Qué tal?

Estoy salteando ya los boletus, dejarlos bien doraditos,

los estoy poniendo por aquí.

Y nada, aquí estoy clarificando el caldo también,

y voy a laminar los champiñones.

Aquí ya tengo el aceite de trufa para ponerlo al final,

la citronela para luego aromatizar el caldo limpio...

Fabián, esto es como la repostería, es un plato técnico.

Sí. Cocina, alta cocina,

es como milimétrico, para ti estarás contento ¿o no?

A ver, contento, contento no estoy porque yo nunca

he esferificado ni he clarificado un caldo ni nada de esto,

entonces son cosas nuevas. Relaja, no te pongas nervioso,

tienes tiempo de sobra. Te veo bien.

Sí. Te veo que estás haciendo

los pasos bien y quiero que trabajes tranquilo.

Sí, sí, tranquilo estoy, me he tomado una tila

y estoy tranquilísimo. Ah, ¿una tila?

Sí, porque... Te hacía falta.

El tembleque de la frambuesa no puede volver a...

Trae la mano, a ver la mano, oye, fenomenal, ¿eh?

Sí, bueno, más o menos dentro de lo que cabe.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos 30 minutos.

Van tarde todos ahora mismo. ¿Sí?

Sí, porque de inicio te curras la boleta,

te la dejas hecha en aceite y te quitas el nervio.

Sí, ese sería el primer paso... A partir de ahí...

Claro. Ese detalle de flores,

de no sé qué, lo haces con tranquilidad,

con serenidad.

(José David) Está muy líquido, tío.

Con 25 minutos esto... El nervio está en la bola.

Tengo que colocar todo esto.

Para conseguir una esferificación perfecta

la mezcla debe sumergirse en agua de alginato

durante 45 segundos.

Si está más tiempo se pasará de cocción

y la membrana de la esfera será demasiado gruesa.

(José David) Ah...

Está muy líquido esto, tío.

-Es líquido, ¿eh? -Se ve muy líquido.

(José David) Estaba muy líquida mi mezcla para hacer las esferas.

Me he puesto muy nervioso, entonces, bueno,

ha habido un minuto de tensión de... quedarme en blanco,

y decir: Bueno, tranquilo, Jose.

Aspirantes, una cosa importante, cuando tengáis la mezcla terminada

y la echéis en el baño, es fácil que quede en superficie,

que no haga una bola,

puede ser porque tenga mucho aire incorporado.

Hay que enfriar bien la mezcla

y extraer el aire con la máquina de vacío.

Primero la esferificación la ha hecho José David

y he escuchado que su masa quedaba muy líquida,

entonces yo no la había hecho y he tomado precauciones

y lo que he hecho en vez de usar todo el suero, he usado la mitad.

Amén, Jesús.

A ver si le sale a la primera.

Madre mía, se ha hecho todo grande.

Ya lo envolveré como sea.

Voy a poner más polvo.

Un poco más polvo.

Tengo que moverlo bien movido.

Es el gluconolactato. Sí, pero...

Le ha puesto gluconolactato para que se nos esferifiquen

los intestinos a nosotros.

Ya tengo plan.

(Pitidos)

Un poco más.

¿No se cierra ésto? ¿Se tiene que pegar ésto?

(Fabián) Mira, ponlo. Ponlo aquí, ahí.

Cierra. Le das y ahora le das. -Ya lo he hecho dos veces.

-Bueno, tranquila. -Ves con lo tuyo, ves, ves.

-Cuando veas que la aguja llega aquí le das a este botón.

-Vale, vale, ves, ves a lo tuyo.

(Maribel) Fabián que es un cielo de crío le he dicho:

No, tú ve a lo tuyo.

Mira como no ha venido el otro, que lo sabe hacer mejor que él.

El otro se ha quedado allí a hacer su plato.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos diez minutos,

sólo diez minutos.

(Música)

La esferificación tiene que precipitar

y la mía no precipita.

(Maribel) Esto va más suelto por si acaso.

Me han salido ovaladas.

Ríete, ríete, ya te cogeré fuera de aquí y verás.

Voy a hacer otra, que me ha gustao'.

Tres.

La esferificación me sale, lo que pasa que no me salen esferas,

me están saliendo... planas.

Aspirantes, últimos tres minutos. ¿Tres?

Pues pondré aquí directamente...

Bueno, tanta delicadeza al final...

Bueno, no sé si se me ha caído encima o abajo.

Cinco, cuatro, tres,

dos, uno, ¡tiempo! Ay...

Manos arriba.

Vamos, Maribel, que lo has conseguido.

(Maribel) Lo he terminado que le he puesto hasta las flores.

Me ha quedado súper bonito.

Lo he disimulado todo.

Maribel, Fabián, José David,

ha llegado el momento

de que el jurado pruebe vuestras creaciones.

Comienza la cata final. Suerte a los tres.

El primer plato que va a probar el jurado

es el de José David.

Vamos a ver la parte más compleja del plato.

Malo. ¿Por qué es malo?

Vamos a vaciarlo por completo. (Asiente)

Esta lámina de gelatina

tiene que ser un poquito más fina.

(Asiente) Lo más fina posible

para que en el paladar no se encuentre.

Vale.

La esfera tiene que reventarse en la boca

como una yema de huevo,

inundar la boca de sabor a parmesano.

Y el tuyo no sé cómo lo has hecho, pero está un poquito flojo.

Aparte de estas pequeñas cositas,

el plato está bastante bien reproducido.

Muchas gracias, chef.

Creo que lo has elaborado correctamente,

el caldito creo que está bien, que tiene el toque perfecto

de citronela, la trufa, la presentación es buena.

Habéis aprendido mucho. Gracias.

Estás feliz, ¿eh? Bueno, hoy estoy contento

con el trabajo, la verdad.

He tenido un momento, sinceramente, que me he visto incluso fuera

porque estaba muy líquido eso.

¿Has tenido un momento que te ves casi fuera?

O sea, ¿que te ves dentro todavía?

Eso lo tendré que decir yo. Bueno, no he querido decir eso.

Está comestible.

Sí que es verdad que a lo mejor los ñoquis son un poco pequeños

y echo en falta que pum..., me pegara más explosión el queso,

pero por lo demás,

correcto. Gracias, chef.

El jurado quiere catar ahora el plato de... Fabián.

Gracias.

A ver, Fabián, tú que tienes

una verborrea gastronómica interesante,

¿cómo llamas a mi plato?

¿Ceps con parmesano?

Es que no me acuerdo, lo siento.

Con los nervios se me ha ido, ¿cómo le llamas?

(Risas)

Lo siento, es que se me ha ido de la cabeza.

Lo llamo ñoquis,

no es un ñoquis, evidentemente, ñoquis de patata.

Uh.

Malo.

Bueno. ¿Y la capita de gelatina?

La de José David era gordita,

la tuya es un poquito más gordita.

Eso es un defecto.

El clarificado está muy bien hecho.

La citronela casi no está.

La trufa está ahí, no la has pelado mucho.

¿Crees que vas a más? Creo que sí.

No me hubiese imaginado nunca hacer un plato de Jordi,

la verdad.

Yo tampoco.

Él tampoco.

Felicidades. Gracias, chef.

(Música)

¿Lo has hecho tú? Claro.

¿Quién lo va a hacer?

¿Tú o tu hermano gemelo,

el que vino al casting? Ya empezamos.

Está buenísimo.

Está bonito.

Está rico.

Pues nada, qué más te voy a decir.

Gracias, chef.

(Música)

¿Has estado a gusto cocinándolo?

Sí, también me he divertido hoy. ¿Estabas relajado, tranquilo...?

Yo creo que sí.

Relájate. Sí, sí.

Hay que cocinar feliz y tranquilo. Sí.

Tienes los mismos defectos que el plato de José David.

Necesito que esos ñoquis, entre comillas, de queso,

sean más grandes para explotarme en la boca

y me pegue esa explosión del queso

que encaja perfectamente con el sabor de los hongos,

con el caldo de ternera y hongos. Poco más que decir.

Está correcto el plato. Gracias, chef.

Mamá, Jesús...

Maribel, no sufras más, es tu turno.

Cómo me conoces.

(Música)

¿Qué tal?

Regular, bien. ¿Por qué?

Porque es un reto...

Maribel, es un plato.

Pero es que eso tan delicado,

pues la verdad, es que necesito unos siete meses en tu casa

haciéndolo todos los días, y a lo mejor con siete meses,

me sale una. En mi casa, a los dos días,

la persona que monte este plato, saca 50 cada noche...,

perfectos.

Eres un buen maestro, pero necesito un poquito más.

Creo que el plato te superó un poco.

Hombre, me superó por todos...,

por todo mi cuerpo, pero estoy contenta de todas formas,

porque hacer esto, es para mí...

Te haré un favor e intentaré pescar el mejor.

Venga.

Madre mía. Veo algún pellejito por ahí.

No lo toques mucho y punto.

Ahí va. Ay, ay, ay.

(Música)

Madre mía, ¿no se puede cortar?

Algo hay. Algo hay, que ya es mucho.

El caldito.

¿Lo he hecho bien, el caldito? No está transparente,

está turbio.

Le falta la citronela.

A ver, prueba. Esto lo probaré a regañadientes.

Mira que si te sabe a parmesana ahora.

A ver.

En este plato, para mí, fallan las cosas que lo hacen singular.

Sí. Quizá la seta es lo mejor,

pero por lo demás, tiene muchísimos, muchísimos defectos.

Gracias, chef.

Ay, Samantha, qué nervios.

Maribel,

lo has hecho, casi.

Si tú quieres, lo haces. Sí.

El sabor creo que está bien, el parmesano está fuerte,

las setas no están mal, lo que pasa es que, claro,

ésto con un poco... de guasa,

el momento ñoqui,

y claro, has echado el polvo que has querido...,

vamos, te digo una cosa, Maribel,

si tú ésto lo tomas en serio, te centras en tu plato,

lo hubieses bordado.

Gracias, chef.

Maribel,

te voy a decir una cosa, Dígame.

estoy en total desacuerdo con lo que ha dicho el jurado.

Estos son unos desgraciados. Ay, qué bueno.

Perdiz escabechada y cordero,

no pueden ponerte un plato así.

Claro. Estoy de acuerdo contigo. ¿Sí, o no?

Con usted, sí.

Me puedes llamar de tú. Gracias.

Llega Jordi, con su plato fino de alta cocina,

esto no se puede poner en una prueba de eliminación.

Bueno, lo perdono, ¿eh? Lo perdono.

Te perdono, Jordi.

De verdad, enhorabuena. Eres un tío genial.

Qué guapo eres.

Pepe, lo siento, no te cambio,

pero él me gusta mucho.

Qué quieres, la vida es así.

Venga, a ver qué pasa.

Venga, por favor.

No lo hagas tan largo como una semana sin pan.

Dime lo que me tengas que decir.

Que estás muy guapa. Ay, bueno, gracias.

Estás más guapa que un remolque recién pintado.

Un remolque, me...

Bueno, ¿esto se puede consentir?, un remolque.

Vengo de pueblo. Más de pueblo que yo.

Soy más de pueblo que las amapolas.

¿Sabes qué? Voy a comérmelo. Venga, pues cómelo.

Qué cara, qué cara.

Muy bien, cómo sabes.

Mira qué cambio has hecho. Yo me cuido mucho.

¿Sabes por qué me he comido el plato de Jordi?

Porque creo que me has querido envenenar

con la cantidad de polvo que has echado a esa crema de queso.

Has gastado toda la bolsa, ¿eh? Toda la bolsa.

Digo: "Ahora o nunca".

Lo he echado todo. Has hecho un mejunje ahí, terrible.

Te has pasado.

Tres pueblos.

Como me miras...

Te miro con cariño. Gracias, hombre.

No lo dudo. ¿Por qué tienes que mirarme mal si no te he hecho nada?

A caso se lo he hecho a Jordi, desgraciándole el plato,

pero a ti...

Muy bien, Maribel, está todo dicho.

Gracias. A usted.

Maribel,

no me llores más, corazón. Vuelve con tus compañeros.

Gracias.

(Maribel) (Susurra) Me alegro por ti, Fabián.

(Maribel) (Susurra)Hombre, claro que no, qué va a pasar.

Los jueces ya han probado los tres platos

y ha llegado el momento de la deliberación.

Me gustaría que se salvase Maribel

porque tengo mejor relación con ella

y me parece una persona increíble.

(Música)

Pues hala, vamos.

Ahora son los jueces quienes tienen la palabra definitiva.

Muchos cocineros que han pasado por MasterChef

os han dicho la importancia de disfrutar en la cocina.

Por más presión que haya,

hay que gestionar bien esa presión

hasta el punto de disfrutar.

José David y Fabián han disfrutado, y tú, Maribel,

podrías haber disfrutado y haber sacado un mejor plato,

porque la cocina es pasártelo bien.

Aspirantes.

Cada vez nos lo ponéis mucho más difícil.

Por...

pequeños errores técnicos

y no entender bien

la elaboración de este plato,

creemos que quién debe abandonar MasterChef

es...

Maribel.

Venga.

Suerte. (José David) Muchas gracias.

(Maribel) Ahora me da pena dejar a tanta gente que me quiere,

que me lo ha demostrado día a día.

El estar ahí,

ha sido para mí un sueño que no me cansaré de repetirlo.

Me voy a despedir de estos jueces.

Primero, a las damas.

Bueno. Gracias por todo.

Al más joven.

Gracias por todo, Jordi. Una cosa,

hay gente que puede pensar que MasterChef es para gente joven,

con más años para dedicarse a la cocina.

No.

MasterChef sin ti no habría sido igual.

Gracias. Mira, otro beso.

Tu madre estará súper contenta de tenerte.

Eres un campeón.

MasterChef puede ser para gente más joven, seguro,

pero para gente más guapa, no. Hombre.

Venga, Pepe, gracias. Gracias, Pepe.

Un placer. Gracias.

Gracias por todo. Un placer.

(Juan Manuel) Estoy tocadillo porque se haya ido Maribel.

Ha sido una persona fenomenal,

súper agradable, cariñosa,

una persona muy cercana a todos.

Maribel,

no sabes la pena que me da sentarme aquí contigo.

Pues no, mujer. ¿Sabes a quién le dará más pena?

Pues no. A mi madre.

¿Ah, sí?

Y a muchas madres de España

que se han visto muy identificadas contigo.

Maribel, no llores que me harás llorar a mí.

Lloro por eso, ¿me entiendes?

Lloro porque me motiva que la gente esté tan pendiente de mí.

No lloro ni por marcharme ni por nada, que oye, ya es hora.

He recorrido un camino muy largo, creo yo.

Ha sido una experiencia muy fuerte para ti.

Súper fuerte. Cada día que entraba por esa puerta, decía:

¿Cómo es posible que esté aquí? A mí me gusta cocinar,

pero cocino en mi casa con una tranquilidad.

A mi marido le parece todo bueno.

Yo le digo: Pues no está bueno.

Y: Me parece que está muy bien.

Todo tengo de cara.

¿Cómo era tu vida antes de entrar en MasterChef?

Pues muy buena. Mi vida está llena.

Disfruto muchísimo de todo.

Participo de todo lo de mi pueblo.

Yo no soy de Benicarló, yo no he nacido en...

No puedo creerme que no seas de Benicarló ahora, Maribel.

Perdona. Me han adoptado, Benicarló.

Me he casado con un benicarlando. Yo nací en Manzanera, Teruel,

un pueblecito muy pequeño, y nos trasladamos.

Luego conocí a mi marido, me casé.

Hace 37 años que estoy casada, o sea,

que soy más de Benicarló que el que haya nacido en Benicarló.

Así lo siento y así me lo hacen sentir.

Si miramos para allá sólo vemos ya a cuatro aspirantes.

¿Cómo me definirías a cada uno de ellos?

Por ejemplo, a José David.

Me has tocado un tema...

José David me rechazó y eso no se lo perdonaré nunca.

Aún se lo tiene guardado eso, es increíble.

¿Cómo que te rechazó? Hombre,

en una prueba me cogió y a los tres segundos,

aún no había dicho el jurado... A Maribel.

Y eso..., Te echó de su equipo.

ya lo sabe él que no se lo perdonaré.

No es que quiera ser rencorosa, sino que no quiero perdonárselo

porque creo que me tendría que haber cuidado algo más.

Tenemos a Eva al lado de José David.

Es una mujer, que ya veis aquí en el plató,

cómo se desenvuelve.

Se desenvuelve... Ella tiene una agilidad para todo

y así le va. Así le va.

Me alegro mucho por ella porque siempre, de mujer a mujer,

tenemos que alegrarnos de lo que les pasa a las mujeres.

Ahí tenemos también a Juan Manuel. Bueno, ese me ha faltado parirlo.

Pues es bien grande, ¿eh? Sí, mira las faenas que me da,

no te creas. Me da más trabajo que mi marido.

Ese es mi niño preferido. Le planchas.

Le lavo la ropa, le limpio los zapatos...

Bueno, que su novia cuando lo vea ahora, dirá, menos mal.

Has sido un poco la mami del grupo. Sí, me ha gustado serlo.

Ahí está Fabián, Fabián lo quiero.

que ése sí era tu niño pequeño. Si.

A Fabián lo quiero mucho, también.

(Música)

Ves lo que pasa.

Cuando hablo de ellos me hace llorar.

Bueno, pero a Fabián lo quiero mucho,

pero es un niño muy bueno.

También le plancho, ¿eh?

(Música melancólica)

Quiero que gane Juan Manuel.

(Continúa la música melancólica)

Si yo me considero su segunda madre tengo que decir lo que siento.

Me encantaría que ganara él

porque creo que sería una persona

que le daría rienda a todo eso que se gana para formarse,

y eso es muy importante.

Ay, madre, que viene. Uy, mira quién viene.

Ay, Pepe. Mira quién viene.

Pepe, te voy a dejar aquí, ¿eh? Por favor.

Yo, solamente te quiero decir una cosa, Maribel.

Tu paso por MasterChef es impagable.

Es un canto a la gran cocina, a la cocina de las casas,

a la cocina popular.

Si hoy, algo somos los cocineros en este país

es porque hemos aprendido de gente como tú,

de gente como mi madre, de gente como mi abuela.

Créetelo. Gracias. A ti.

Gracias. Dame un beso.

Iré con mi marido a verte. Eso espero.

Digo a mi marido:

Tenemos que hacer un préstamo para recorrer todos los restaurantes.

Y dice: No te preocupes, que nosotros estamos saneados.

¿Has visto qué marido tengo? Como la cuida.

¿Cómo quieres que lo cambie por el bacalao?

Anda, anda. No, no lo cambio por nada.

Dame dos besos. Venga, Pepe, te quiero un montón.

Pepe para mí ha sido la chispa del programa.

Si te dejo, si te cojo,

si vuelvo a dejarte, si vuelvo a cogerte;

pero ha sido genial, genial. Pepe ha sido genial.

(Música)

Maribel, mira lo que tengo para ti. La tarjetita es lo que más...

Nuestro supermercado proveedor de alimentos de MasterChef

te regala tu compra del mes durante todo el 2013.

Nuestro patrocinador de electrodomésticos

te regala los electrodomésticos que has usado durante el programa

para que sigas investigando... Pues muchas gracias, también a él.

Maribel, me duele mucho decirte adiós, y lo sabes.

¿Lloramos un poquito? No, yo no quiero llorar.

Ay, Maribel.

Maribel.

Tranquila, cuando vengas a mi casa no avises, sólo llama al timbre.

Maribel, un placer..., Seréis todos bienvenidos.

tenerte aquí,

y me duele mucho Gracias.

decirte que cuelgues ese delantal, Venga.

porque tu paso por MasterChef ha terminado.

Gracias.

(Maribel) Me lo he pasado muy bien.

He sido muy feliz. He llegado hasta donde quería llegar.

La verdad, es que estoy muy contenta,

muy orgullosa de haber conocido a toda esta gente.

(Música)

Pues Maribel ya se ha ido

y sólo son cuatro los aspirantes que quedan en MasterChef.

Chicos, vosotros cuatro estáis en la semifinal de MasterChef.

Enhorabuena.

La semana que viene conoceremos a los finalistas de MasterChef.

Recibiremos una visita muy especial.

La prueba por equipos se hará en un lugar único,

y sobre todo, cocinaremos platos ricos y sorprendentes,

porque MasterChef es eso,

un programa de cocina que quiere ponerle sabor a la vida.

Hasta la semana que viene, señores.

Recibamos con un fuerte aplauso a Jordi Roca,

de El Celler de Can Roca.

Haremos un postre que se inspira en la manzana de ferias de siempre.

Nada que ver con la tuya, ¿eh?

Has resuelto de alguna manera lo que es la manzana.

No se parece a la mía, pero... El postre está flojo.

Aspirantes, bienvenidos al Teatro de la Ópera de Madrid,

el Teatro Real.

Los comensales que se sientan hoy a la mesa de MasterChef

son algunos de los máximos representantes

de las artes escénicas de este país.

Ainhoa, ¿pasa algo? Le noto que tiene un punto de sal.

Exquisito. Creemos que por actitud,

quien merece ser finalista de MasterChef, es...

Pues que empiece la prueba de presión.

Aspirantes, en esta prueba vais a cocinar los cinco.

Eva, tú también cocinarás y tu plato será probado y juzgado,

aunque no podrás recibir el delantal negro.

Un buen cocinero debe ser capaz de soportar la presión.

Ahora con el plato que debéis preparar,

la presión va a ser máxima.

No habréis vivido nada parecido en toda vuestra vida.

Y estoy seguro que tampoco habéis cocinado nunca

el ingrediente que esconde esta caja misteriosa.

El ingrediente principal de hoy

se podría decir que tiene que ver con vuestro futuro.

¿Qué será?

Aspirantes, vamos a descubrirlo.

Levantad la caja.

Dios, ¿esto qué es?

¡Oh!

Una Estrella de David.

Es una estrella.

Hemos querido presentar así a los invitados

que nos ayudarán a valorar vuestros platos.

Porque hoy tenemos en MasterChef 17 estrellas Michelin.

"Mare de Déu".

Va a arder la cocina.

¡Madre!

El jurado va a estar compuesto

por grandes y premiados chefs:

Sergi Arola,

del Restaurante Sergi Arola, en Madrid; dos estrellas Michelin.

Bienvenidos a Sergi Arola, aquí en Madrid,

donde la técnica está al servicio del plato,

no el plato al servicio de la técnica.

Sólo hay un ingrediente imprescindible

para ser un chef y es la paciencia.

Dani García, Restaurante Calima, en Marbella;

dos estrellas Michelin.

He utilizado mucho para explicar nuestra cocina

un juego de palabras que representa básicamente

lo que hacemos, que es cocina con tradición, todo junto.

La cocina es una profesión realmente artesana.

Le haces feliz a la gente

de una manera tan sumamente directa y con tus propias manos.

Montse Estruch, Restaurante El Cingle, Barcelona;

estrella Michelin durante seis años.

Me gusta mucho aportar el toque de lo que aprendo cuando viajo.

Lo más importante: humildad y mucho amor por lo que se hace.

Paco Pérez, del Restaurante Miramar,

de Llançà, Girona; dos estrellas Michelin.

Nuestra cocina es una cocina sencilla, divertida.

El que gane MasterChef,

sobre todo, tiene que tener pasión y actitud.

Diego Guerrero, del Club Allard, Madrid;

dos estrellas Michelin.

Queremos transmitir con la cocina muchas cosas,

pero, sobre todo, queremos que la gente se divierta.

Los ingredientes necesarios para ser un buen chef:

trabajo, honradez, disfrutar del cambio.

Nacho Manzano, de Casa Marcial, Arriondas, Asturias;

dos estrellas Michelin.

En este restaurante es cocina tradición, vanguardia.

Muchas veces cuando buscamos liarla más,

el resultado es peor.

Susi Díaz, del Restaurante La Finca en Elche; una estrella Michelin.

La cocina que yo hago es mía,

porque no he estado en ninguna parte

y es algo que yo presumo de ello.

No me gusta disfrazar,

me gusta que los platos tengan ideas concisas,

que sean transparentes.

Óscar Velasco, Restaurante Santceloni, de Madrid;

dos estrellas Michelin.

Yo digo que nuestra cocina es una cocina de producto,

que se apoya en la tradición

y que camina hacia la modernidad.

Trabajo, trabajo y sobre todo, ilusión.

Y Francis Paniego,

Portal de Echaurren, en Ezcaray, La Rioja;

una estrella Michelin.

La cocina que yo hago

trata de ser una cocina evolucionada,

una cocina moderna.

Tiene mucho mérito lo que estáis haciendo,

que salga todo bien y ánimo, campeones.

Todos son reconocidos chefs de nuestro país.

Y todos están premiados con estrellas Michelin.

Si las sumamos todas hacen un total de 17 estrellas.

Y si unimos las cuatro de nuestro jurado,

un total de 21 estrellas Michelin en este plató ahora mismo.

¡Qué impresión!

(Fabián) Nueve chefs con estrellas Michelin.

Una auténtica pasada. Yo este día no lo olvido.

Aspirantes, es un tremendo placer

contar con estos grandes maestros de la cocina.

Les hemos invitado para que prueben vuestros platos.

Ellos decidirán quién es el mejor de la prueba.

Quien ellos decidan que ha cocinado este mejor plato,

tampoco irá a la prueba de eliminación.

Sin olvidar un segundo nivel de nuestros comensales e invitados,

debéis cocinar un plato de manera libre.

El delantal dorado no te quita la presión

y menos yo, que yo soy nerviosa pa' mí, pa' ti, para los demás.

Dani, cuéntanos.

¿Cómo pueden superar la presión en la cocina?

El día que encuentren que la cocina es diversión

y que tengan muy claro

de que aquí viene uno a divertirse y no a sufrir,

creo que será el momento en el que se olviden

de absolutamente de todo.

Susi, ¿qué le dirías a la gente joven

para que se dedique a la cocina?

Yo le diría que la cocina está llena de amor,

está llena de pasión,

está llena de sufrimiento. Vosotros mismos lo sabéis.

Si sabéis buscar el equilibrio entre todas ellas,

vais a ser muy felices. -Muchas gracias.

Sergi.

Canalla.

¿Cuál ha sido tu plato más reconocido?

Si tengo que destacar alguno quizá porque ha sido

el más inspirador

o el que más ha inspirado a colegas míos,

me quedaría seguramente con las patatas bravas.

Además responden a ese carácter más canalla del que habla Pepe.

Paco, ¿qué significó para ti ganar tu primera estrella Michelin?

En un restaurante como nosotros, en Llançà, un pueblecito pequeño,

pues nos sitúa en el mapa

y luego recompensa el esfuerzo de todo el grupo de trabajo,

que está día a día intentando hacer que las personas

que nos vienen a visitar pasen un buen momento.

Diego. Hola.

¿A qué has renunciado por tener dos estrellas Michelin?

Al peine.

¿Y después del peine?

No, si que es verdad que no se renuncia a nada.

Realmente cambias cosas, sacri... Como cualquier profesión,

hay que tomar decisiones

y a veces las decisiones implican sacrificios.

Pero no lo tenéis que ver como una renuncia,

tenéis que verlo como un modo de vida, yo creo.

Y sobre todo, divertiros mucho

porque es lo que tenéis que transmitir al final.

Aspirantes, nuestros nueve chefs invitados

van a probar vuestros platos y los van a juzgar.

Y lo van a hacer desde el restaurante,

así que, por favor, chefs.

Vais a tener tres minutos en el supermercado

para coger los ingredientes necesarios

para hacer el mejor plato de vuestras vidas.

Contaréis con 90 minutos para prepararlo. Id con cuidado.

Pensad, utilizad todo lo aprendido hasta hoy.

Evitar ser eliminado

es acercarse a la final de MasterChef.

El tiempo para lograrlo comienza

en tres, dos, uno. ¡Ya!

Calculad bien.

Son diez porciones las que tenéis que hacer.

Treinta segundos.

Revisad bien las cestas. No os dejéis nada.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis. (Eva) Me faltan...

Cinco, cuatro,

tres, dos, uno. ¡A las cocinas!

(Música)

Voy a hacer solomillo con salsa

en su propio jugo con boletus y cebolleta francesa.

Mi receta hoy es una gamba, una gamba roja del Mediterráneo,

que la quiero acompañar con unos toques de gazpacho.

Tener a estos chefs delante es una presión muy fuerte.

Hoy, más que nunca hacerlo bien.

Voy a hacer una crema de ajo

con unas alcachofitas fritas,

unos huevos de codorniz escalfados

y una peineta de jamón ibérico.

Bueno, Maribel. Miss Alcachofa vuelve.

Viene a hacer patria. Total.

Voy a hacer un postre,

una combinación de té Matcha, un té japonés;

frambuesas, queso mascarpone y una crema de cítricos.

Este jurado supone muchísima presión,

tienen una estrella Michelin, dos o tres cada uno.

Es que es increíble.

Voy a hacer un salmón que lo voy a marinar

con Misho rojo, miel, naranja.

Haré también una guarnición de calabaza y zanahoria.

He cogido 21 ingredientes por lo menos.

(Música)

Bueno, Juan Manuel ha cogido solomillo.

Me preocupa el corte que ha hecho al solomillo.

Sí, yo igual, ¿eh?

Le ha metido un corte por la mitad,

que eso es afinatura.

Perder ese medallón tan bonito por cortar ese...

Sí.

Maribel. Buenas, chef.

Te veo en tu imperio. Me veo, bueno...,

rodeada de alcachofas por todas partes.

Feliz como una perdiz. Feliz, feliz.

¡Ua! ¡Mmm!

Está muy buena, ¿eh? ¿Éstas para que son?

Las he escaldado un pelín porque...

Para freírlas. Para freírlas.

Escurre bien el aceite

que es importantísimo en las alcachofas,

sobre todo si las has escaldado. Espero que me salga bien.

Bueno, pues hala. Te dejo trabajar.

Gracias. Y adiós Miss Alcachofa.

Muy buenas, chef. ¿Qué tal, Juan Manuel? Cuéntame.

Vamos a ver... Voy a hacer solomillo.

Ya lo tengo preparado. He aliñado sal y pimienta.

Luego estoy haciendo un fondo

en el que le he echado un poco de zanahoria,

cebolla, puerro.

¿Y el corte este así por qué?

Para que salgan medallones más chiquititos,

para que no sean en vez de..., de que sea una ración más gorda,

que sean tres trocitos más pequeños

para que quede un poquito más elegantes.

Huele bien. Huele bien.

Aspirantes, ha pasado la primera media hora.

Os quedan 60 minutos.

(Hablan, ininteligible)

(Música)

¿Qué tal, José David? Aquí, liado con las gambas.

¿Qué preparas?

Estoy haciendo una gamba roja que la quiero tratar...

Una gambaza. Una gamba impresionante.

Quiero darle unos matices de gazpacho,

unos recuerdos de gazpacho.

Quiero poner un poquito de pepino, que lo estoy encurtiendo;

un poquito de cereza con un jarabe de lima.

Luego también quiero poner un poco de queso Feta.

Es un gazpacho tradicional, lo estoy pasando por un paño.

Y ese agüita que suelta

es el jugo que va a ir abajo del plato.

¿Y el gazpacho dónde está? Son recuerdos de gazpacho.

Espero que les guste a nuestro jurado,

especialmente a Dani García. Sí, es verdad.

Y mi amigo José David, hemos hablado muchas veces

de que a él le gusta versionar grandes platos de los cocineros.

Lo único que me mosquea es que cuando hablas con él,

intenta esconderlo.

Hoy tenemos aquí a Dani García que ha hecho un enorme plato

conocido por toda la profesión

que es un gazpacho de cerezas con una nieve de queso.

Me recuerda al plato de Dani totalmente.

Lo único que creo que el de Dani tiene mucho sabor

y él va a disociar esos ingredientes

y se lo va a cargar. Vamos a probarlo.

El gazpacho que voy a hacer yo no tiene nada que ver

con el de Dani García.

El que hace Dani García lleva cerezas

y una especie de nieve de queso.

El mío, lo único que se parece en el plato es lo de las cerezas,

el resto no se parece.

(Música)

¿Qué va a hacer usted? Un bizcocho de té Matcha,

al que le voy a poner una mousse de Mascarpone.

Estoy haciendo ahora mismo una crema de Yuzu.

Y voy a acabar con el toque de frambuesitas

y un poco de pistacho.

Hoy estoy un poco verbal

y lo lo llamaré "Primavera en Japón".

Porque realmente los colores que va a tener,

son muy parecidos a los de la primavera

y, encima de todo, tiene muchísimos productos japoneses.

¿Has estado alguna vez en Japón? No, nunca he estado en Japón.

Lo he visto. Y en primavera menos, claro.

Por supuesto que no. Muy bien, Fabián, "sayonara".

Nada, "sayonara".

El amigo Fabián está en esa línea

de hacer un postre ítalo-japonés. ¿Cómo lo ha llamado?

Es que me da vergüenza decirlo,

por eso he dicho que es una versión ítalo-japonesa,

porque ha dicho "Primavera en Japón".

¿Tú conocerás un enorme plato de Albert Adriá

qe se llama "Otoño nipón"?

Pero él no puede hacer un postre inspirado en la primavera en Japón.

Él puede hacer un plato y llamarlo "Shin-chan en la playa".

No. Lo de la "Primavera en Japón"...

(Eva) Tengo ya el salmón marinando,

tengo también las verduras cociendo en el agua.

Y, por otro lado, tengo también preparando la salsa.

Y ahora voy a preparar una crema de queso.

He hecho como para una familia entera.

En mi casa somos de comer,

así que yo he preparado como si fuera para mi casa.

(Maribel) La presentación es lo que más me preocupa.

Me he inspirado mucho en Susi Díaz.

Leo sus libros

y hay uno que..., iba a hacer ése,

pero no me he visto capacitada para poderla imitar.

Entonces, yo lo he hecho más a mi manera

para poderlo llevar a cabo.

Maribel ha hecho un "mix" y un plato creativo

"by" Maribel, Miss Alcachofa.

Su plato me parece el más soso,

el que todo el mundo sabemos que va a hacer

y que no aporta nada. Que ha llegado a su límite, vamos.

Yo creo que sí.

Atención, aspirantes.

Los nueve chefs están esperando en el restaurante,

pero quieren entrar en las cocinas

a ver cómo lleváis los platos.

Que pasen las 17 estrellas Michelin.

(Música)

(José David) Muy buenas, Dani. -Hola. ¿Qué tal?

-¿Qué tal? -Muy bien.

-¿Tú qué tal? -Mejor que vosotros...

-Sí, no, ahora mismo seguro.

(Maribel) Hola. ¿Qué tal?

-¿Cómo estás, tesoro, aquí? Dale con tus alcachofas.

Muy bien, haciendo patria. (Maribel) Claro.

(José David) Nada, haciendo aquí una especie de gazpacho.

-También tienes una gamba.

(Maribel) Como leo tu libro, pues te quería imitar,

pero no me atrevido. (Susi Díaz) (Ríe)

(Maribel) Es que, hija mía, que si aceite de no sé qué,

que si aceite de los demás.

Tiene más pasos que una Semana Santa.

-Y lo que quiero dar es unos matices,

unos recuerdos de gazpacho.

Para mí, en mi casa, siempre lleva pepino;

a veces le ponemos cereza, que me ha recordado a ti también.

-Sí, lo hago mucho. Y el queso... (José David) Queso Feta.

-Tú ponle amor y verás cómo te sale.

-Yo sí, yo le pongo y más estando vosotros ahora aquí.

-Pues ánimo,

que te va a salir riquísima, seguro.

-Espero, espero.

-Huele muy rico.

(Juan Manuel) He intentado hacer como una chip de boletus.

-Tranquilos.

(Juan Manuel) Si tranquilo estoy, lo que quiero es que salga bueno.

-Ya.

(Música)

Acabáis de entrar en los últimos diez minutos.

(Música)

Así es MasterChef,

con los mejores jueces,

aspirantes e invitados de alto nivel.

Ya se sabe que cuando alguien está empezando a cocinar,

lo mejor es estudiar todas las recetas.

Y las mejores están aquí, en este libro,

el libro de MasterChef.

Ya está disponible, así que cómpralo

e inicia tú también tu camino hacia la estrella Michelin.

(Eva) Voy un poco ajustada de tiempo.

(Juan Manuel) Estoy ya ligando un poco la salsa.

Tengo la carne metida en el horno

y los platos los tengo ya preparados.

La guarnición y todo.

Y en cuanto llegue el momento ponerme a emplatar.

(Eva) Es el punto en el que tengo que emplatar

y que tengo que hacer varias cosas.

(José David) Voy un poco retrasado

y encima los comensales que hay no pueden esperar.

Aspirantes, últimos tres minutos.

(Música)

¡Último minuto!

Cinco, cuatro, tres,

dos, uno. ¡Tiempo!

¡Manos arriba!

Ahora los grandes chefs,

que están esperando en el restaurante,

probarán vuestros platos.

Los nueve tendrán que ponerse de acuerdo

para elegir al mejor.

Esa persona se librará de ir a la prueba de eliminación.

Suerte a todos. Gracias, Eva.

La cosa está reñidísima.

He estado viendo los platos y decía:

"¡Madre del amor hermoso! Pero si es que casi estamos todos

ya al roce de los profesional. Es verdad."

(Montse Estruch) Salud, chicos. -Salud.

(Montse Estruch) Y por los chicos. (Susi Díaz) Y por los chicos.

Chefs, ha llegado el momento de la cata.

Vais a probar lo que han hecho nuestros aspirantes,

espero que os guste.

El primer plato que se va a servir es el de José David:

gamba roja con mis recuerdos del gazpacho.

(Música)

(José David) Estoy muy contento con mi trabajo.

Era lo que yo buscaba.

Ha quedado bonito.

Ha quedado sabrosa el agua de gazpacho,

que era el fondo del plato. Entonces, yo estoy muy contento.

-El agua me sabe a trapo del...,

al paño, al paño.

-El único problema que tiene es el plato.

No permite el equilibrio correcto.

-Creo que es una cuestión de construcción

y de equilibrio también. -Está muy encalado todo, ¿no?

-La idea es buena.

Segundo plato de la cata. Es el plato de Maribel.

Es una crema de ajo con alcachofas

y crujiente de jamón.

(Música)

(Maribel) Estoy contenta. He podido sacar los platos.

No quizá como los saqué en casa,

pero he trabajado mucho

y me presentaré este año en las Jornadas de Benicarló.

-La crema está finísima, ¿eh?

-Ha escogido un producto que realmente es de su tierra

y que lo domina.

Eso es..., o sea, no ha arriesgado, o sea, me parece muy bien.

Ha querido asegurárselo.

-Me parece que es demasiado ajo para la alcachofa.

-A mí me gusta.

-Yo la crema no la veo fuerte. -Yo tampoco.

-Hablando de la crema de ajo, vamos.

-Yo lo veo bastante bien.

-Si mezclas las dos cosas sólo te queda un sabor en la boca.

Tercer plato. Es el plato de Eva Micaela.

Es un salmón marinado con salsa de zanahoria y calabaza.

(Música)

(Eva) Pese a que no me ha dado tiempo a hacer el emplate

como me hubiera gustado, hacerlo mucho más bonito.

De sabores creo que está bastante correcto

y bastante bueno.

-El salmón, calabaza y naranja me parece que está bueno.

-Está bueno, ¿eh? -A mí me gusta.

-Buen nivel.

Se conoce que Jordi, Samantha y Pepe

han hecho un trabajo bueno, ¿eh?

-El contraste es muy agradable,

la naranja, la calabaza.

Cuarto plato, plato de Juan Manuel:

solomillo de ternera con salsa de boletus

y cebolla francesa.

(Música)

(Juan Manuel) En este plato lo que he cambiado

ha sido un poco la metodología

de la salsa y ha salido riquísima.

(Montse Estruch) La salsa está increíble.

-Técnicamente está perfecto.

-Este mismo plato, lo corta al tamaño del rosbif

y rompe la salsa con aceite

y simplemente con la misma guarnición y ya está.

-Por eso tú eres Sergi Arola y él es Juan Manuel aún.

-Me refiero que está bien.

-La cocción de la carne la ha dejado bien.

La salsa está bien, el set está rico, está bueno.

La cebolla está bien hecha.

Al final tienes que quedarte con esto.

-Está bien.

-Para mí está bien resuelto.

También cada uno tiene su personalidad.

Vamos ya con el último plato, es el plato de Fabián.

Le ha puesto un nombre muy curioso, "Primavera japonesa".

Es un bizcocho de té verde

con Mascarpone y frambuesa.

(Música)

(Fabián) Tenía muchas ganas de utilizar el té japonés

y ésta era mi oportunidad

y creo que me ha gustado el resultado final.

-Al bizcocho un poquito de sake le iría bien, ¿no?

-El bizcocho necesita un baño.

-Está equilibrado de té, no se ha pasado...

Sí, el té, y mira que el té... -Tiene su peligro.

-La frambuesa sin limpiar... es un postrazo, ¿eh?

-Comentábamos que el bizcocho por esta zona está bien

y equilibrado de sabor, pero que al final la textura

es como... O lo haces crujiente o, quizás, lo bañas un poco,

pero se ha quedado en un... A medio camino...

-Creo que bien bañado, precisamente...

-En textura como... -Pero se ha quedado interesante.

Es lo que dice, no ha necesitado melerlo,

no está seco...

Pero un poco de humedad o al revés,

o lo secas y lo haces más crujiente.

No sabemos si lo ha hecho a cosa hecha o le ha salido,

pero está perfecto

y normalmente la mayoría de postres pecan de dulce y éste no.

Ya habéis probado todos los platos de nuestros aspirantes.

Me voy a ir, porque esto es un momento para vosotros,

íntimo, para que decidáis

cuál de los platos es el mejor.

Espero que hayáis disfrutado mucho. Gracias.

Gracias.

-No lo tenemos nada fácil.

(Música de tensión)

Los nueve chefs ya están tomando una decisión.

Ahora van a comunicar quién es el mejor plato de la prueba.

El que reciba ese enorme reconocimiento,

se librará de la prueba de eliminación.

Por favor, que pasen las 17 estrellas Michelin.

(Aplausos)

Dani, te han nombrado portavoz de las estrellas.

Así que, por favor,

dinos cuál es el mejor plato de esta prueba.

Aunque muchas veces parece un tópico,

pero el nivel es superalto.

Todos los platos eran más que dignos,

gustativamente estaban todos súper ricos.

O sea, ya es una cuestión de equilibrio,

de una cosa aquí y allá, que al final son matices.

Verdaderamente podían haber ganado absolutamente todos.

Hemos tenido pelea, sobre todo con Sergi,

que siempre es más problemático, no sé por qué, pero...

Pero, al final, lógicamente,

por suerte o por desgracia hay que elegir uno.

El plato que ha ganado ha sido el de Juan Manuel.

(Maribel) ¡Juan Manuel!

(Juan Manuel) No me lo creía,

porque 17 estrellas Michelin,

nueve cocineros de los mejores de España

y que te digan que eres el mejor plato,

eso para mí es la bomba.

Muchísimas gracias...

por confiar en mí y que os haya gustado el plato

y, aparte, os queríamos dar un aplauso

por venir aquí y compartir, dentro de lo que cabe,

con nosotros una jornada.

(Música)

Muchas gracias por venir.

(Maribel) Cualquier cosa que te digan, me emociona,

me llega al alma, porque pienso que son personas

que tienen muchísimo talento y que se han dejado todo

para venir a alabar nuestros platos,

eso me llena de orgullo, de verdad.

Juan Manuel, como has sido elegido el mejor de esta prueba,

te libras de la prueba de eliminación.

Vale. Enhorabuena.

Muchas gracias.

Eva, tú, como delantal dorado,

también te libras de esta prueba de eliminación.

Gracias. (Juan Manuel) Venga, suerte.

(Fabián) Muchas gracias.

Suerte.

¡Suerte!

Cuidado, que me desmontarás un día. -Tranquila que no te desmonto.

Estás vivita y coleando. -Vamos, Juanma.

-Míralos, qué contentos se van para arriba.

-Para no estarlo.

-Pues sí, se lo merecen.

Fabián, José David, Maribel,

uno de vosotros dejará para siempre las cocinas de MasterChef.

Muchas suerte a los tres.

(Todos) Gracias.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 11 - 18/06/13

Masterchef - Programa 11 - 18/06/13

18 jun 2013

Es un talent show para encontrar al mejor cocinero amateur en España.

ver más sobre "Masterchef - Programa 11 - 18/06/13" ver menos sobre "Masterchef - Programa 11 - 18/06/13"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 491 programas de MasterChef

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Lily

    en el penultimo programa Maribel ha echado una mentira como una casa! Claro que le ha quitado el pescado a Fabian, no ha preguntado de quien era. Y Eva no ha defendido a Fabian tampoco. Falta de honradez

    01 jul 2013
  2. Eugenia

    Me gustaria saber si yp puedo parricipar en el segundo prograba. darme formacion gracias

    24 jun 2013
  3. Eugwnia

    No me gusta que a jpse david le tengan como chulo cada uno es como es y ppr eso no le tienen que dar mala fama a mi me encanta como cocina

    24 jun 2013
  4. Lazaro torres

    Felicidades a todos, los ganadores ya estan claros, la perdida de Maribel me dejo sin lagrimas en los ojos, en fin muy buen programa, y Suerteeeeeee, Lazaro desde Finlandia

    24 jun 2013
  5. jessica obiang alufuo

    Hola soy una fiel seguidora de masterchef me encanta el programa y ver como los concursantes se desenvuelven, los chefs estan ala altura y verles asi tan estrictos con los concursantes lo hace mas perfecto por otra parte me alegra que haya ido maribel del programa lo que le hiza fabian por lo del pescado no me gusto nunca fue buena cocinera siempre protestando enfin deseo que gane la mejor eva esa si entiende de cocina

    23 jun 2013
  6. nati

    Me encantaaaa vuestro programa felicidades soy de ecuador..y me encanta vuestra gastronomia...me dio mucha penikaaa cuando se fue maribel,,,pero mucha suerte a todos..y en primer lugar juan manuel ganador y en segundo puesto evaa...felicidades

    23 jun 2013
  7. Antonia

    Somos de Mallorca y nos encanta Masterchef. Enhorabuena por el programa, habeis conseguido que muchisima gente os siga. Es nuestro tema preferido en el café de las mañanas en el trabajo! Y esta vez, nos ha tocado la fibra con la marcha de Maribel... Ánimos Fabián!

    21 jun 2013
  8. David

    Maribel eres una Reyna eres el cariño el empeño y pilar que muchas familias tenemos en casa saludos desde Guadalaja Jalisco Mexico!!

    21 jun 2013
  9. Sindy

    Hola soy fan del programa en mi casa toda mi familia lo vemos me encanta y para mi el ganador es juan manuel o eva los dos se merecen ser ganadores y tambien quiero decirle a jordy que me encanta y que es un buen chef todos son muy simpaticos pero jordy es el mejor

    20 jun 2013
  10. antonio monio

    Porque cuando están trabajando en cocinar los concursantes no llevan la cabeza cubierta como es norma en todas las cocinas de España...

    20 jun 2013