www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1769447
Para todos los públicos  Masterchef - 17/04/13 - Ver ahora
Transcripción completa

¡Vamos, chicos, vamos, ánimo!

-¡No, déjalo ahí!

Ahora, aquí están nuestros soldados.

Ha llegado el momento de la verdad.

¡Sois los ganadores de la prueba por equipos!

¿Qué tipo de cocina crees que se hace en "MasterChef"?

-Alta cocina. Pues apréndete la lección.

Eres tú la elegida para abandonar la cocina de "MasterChef".

El que quiera aprender será bienvenido.

El que piense que lo sabe todo se ha equivocado de lugar.

El plato tiene que estar lleno de sabor,

poniendo mucho mimo en la presentación.

Partiendo de la tradición, la creatividad

y la mejor materia prima busco la perfección en la cocina.

Preparad el músculo de la inspiración.

Fantástico.

Está superbueno.

No os oigo. (TODOS) ¡Sí, chef!

Yo también te quiero.

Risas y aplausos.

-Ve avisando al otro equipo.

En la cocina sólo hablan los capitanes.

Lo primero que necesitamos es organización.

La chaquetilla, por favor.

Me he metido con el traje de Armani a la cocina.

¿Lo entendéis?

Buenas noches y bienvenidos a "MasterChef".

De entre los mayores aficionados a la cocina de España

hemos elegido a los mejores.

Y de entre los mejores a los que demuestran

más talento y pasión por la cocina.

Todo este esfuerzo se debe a que buscamos

al primer MasterChef España.

Será un camino difícil, ya lo visteis la semana pasada

cuando tuvimos la primera expulsión.

Esta noche los 14 aspirantes restantes

intentarán hacer los mejores platos de su vida

para poder seguir compitiendo en "MasterChef".

Bienvenidos, aspirantes.

Para triunfar en "MasterChef" hay que demostrar en cada reto

mucho talento y amor por la cocina.

Están en juego 100 000 euros,

la publicación de un libro de recetas,

y sobre todo dejar de ser un simple aficionado

para convertirse en un profesional de prestigio.

No os olvidéis que también están en juego tres becas

para estudiar en Le Cordon Bleu Madrid,

la escuela de alta cocina más prestigiosa del mundo.

-Vengo a comerme "MasterChef", intentar llegar al final.

Y por supuesto voy a intentar ganar.

Os enfrentáis la primera prueba de hoy.

Se trata de la Caja Misteriosa.

La caja misteriosa será

una prueba habitual en "MasterChef".

Será como llegar a casa tarde,

abrir la nevera y cocinar con lo que nos encontremos dentro.

Bajo cada caja hay un número cerrado de ingredientes.

Podréis utilizar estos ingredientes

para demostrar todo vuestro talento.

¿Entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

Preparad el músculo de la inspiración.

Cuando cuente tres podéis levantar la caja.

Uno,

dos,

tres.

-Cuando he abierto la Caja Misteriosa

la verdad es que he visto muchos ingredientes.

Muchos de ellos los he trabajado, por lo menos en Montilla

que es de donde soy yo se come mucha presa.

-Me ha descuadrado ver el chocolate, la vainilla.

Había como un poco para hacer o un plato dulce o un plato salado.

Los ingredientes de esta caja son:

presa ibérica, chocolate, frutas del bosque, vino tinto,

patata, zanahoria, manzana y limones.

Aspirantes, casi todo el mundo puede seguir una receta.

Este es vuestro momento

para demostrar que sabéis improvisar.

Sed originales, arriesgaos.

-Yo he visto la cosa tan sencilla que he dicho:

"Voy a hacer la comida y a ver qué me sale."

No me he parado a pensar que estaba en "MasterChef".

Cocinad bien la presa, también llamada presa-paleta.

Tiene mucha infiltración de grasa.

Su carne es muy suave y sutil.

Tendréis 60 minutos para cocinar.

Sed muy inteligentes en vuestra elección.

La prueba de eliminación está a la vuelta de la esquina.

Quiero que cuidéis el emplatado, porque en ningún restaurante

vais a encontraros un plato con mal aspecto.

El tiempo comienza.

Tres, dos, uno...

ya.

En esta prueba los aspirantes tienen tres opciones:

preparar la carne con ingredientes salados,

mezclarla con alguno de los dulces

o dejar la carne y preparar un postre.

Para mí no es mejor una presa que un buen postre de chocolate.

O al revés. Pensamos en esta prueba,

en que casi todo el mundo hará presa.

Y en que un buen postre puede quedar muy bonito.

Ese punto de originalidad lo va a dar el postre.

Sí, seguramente.

-Pues yo he optado por lo dulce.

Me he tirado a hacer un bizcocho de chocolate y vino tinto.

Estoy haciendo un coulis de frambuesa también.

Yo estoy intentando innovar, hacer algo que no he hecho nunca.

Hoy es un día para intentar lucirse.

¿Qué estás haciendo?

-Pues voy a hacer una masa quebrada y le voy a poner dentro

unas natas aromatizadas. ¿Natas aromatizadas?

¿Tienes claro las temperaturas?

-Sí. Sí.

Hace calor en la cocina. -Sí, sí, lo sé.

La mantequilla está fresquita y las manos también.

El postre hay que tenerlo muy claro.

Como no tengas bien calculada cuánta gelatina, qué cantidad.

La pastelería al final es tiempo y medida.

Entonces, como no la tengas muy bien ensayada

puede ser un fiasco también. Sí, sí.

Habéis consumido ya 30 minutos.

Os quedan otros 30 minutos.

-Cuando he abierto la caja y he visto lo que había pues...

nada, improvisar sobre lo que hay, no me he querido complicar,

ni tampoco lo he pretendido.

La gran mayoría no han cocinado nunca una presa de cerdo ibérico.

Y Santiaga pues va a hacer el bar de al lado de mi casa

de los escalopines de lomo de toda la vida,

pues primo hermano.

Nati. -Hola.

¿Qué nos vas a preparar?

-Pues me he ido a un guiso un poquito tradicional.

¿Crees que es una carne buena para darle un guiso?

¿No es más para un asado esta carne?

-Sí, pero con una salsa que rompa un poco

yo creo que puede quedar rica. ¿Salsita de?

-Salsita de frutos rojos y manzana. Es manzana ácida.

Fíjate que tiene mucha acidez. -Sí, lo estoy probando cada poco.

Te arriesgas, te tiene que quedar perfecto.

-Lo sé, voy a intentarlo.

Llevamos dos pruebas que no me lo haces.

-Lo sé, pero me he tomado una valeriana.

Pues dale fuerte, mucha suerte.

-Gracias, muchas gracias.

Nati quiere hacer un guiso, pero la salsa no la he entendido

ni me ha olido muy bien.

Maribel, ¿qué cocción le vas a dar?

-Pues la voy a hacer a la plancha. Asadita.

-Sí, con un poquito de sal encima.

A mí lo que me sorprende es,

¿vas a poder cocinar sin alcachofas de Benicarló?

-Es que son tan buenas.

¿No las has probado nunca? Por supuesto.

-Te voy a mandar una cajita.

-Si llegan a haber alcachofas paso de la carne y les hago

una tortilla de alcachofas que no se la salta un torero.

¿Qué tal, Eva? -Bien Samantha.

¿Bien? -Un poquito de complicación

porque he hecho la...

Ay, se me olvida.

La masa quebrada con un poquito de hierba.

Y como ha tardado un ratillo pues ahora a ver.

Cuidado, porque estamos ya de tiempo...

-Bueno, si no rectifico, cambio y hago.

Ten cuidado. -Pero creo que no...

Huy, sí, me ha cogido.

No tomes la temperatura del aceite con el dedo.

-Es verdad. Por favor, ten cuidado.

-Es porque estás tú y me pongo muy atacada.

Eva no se acuerda ni de cómo se llama

lo que está haciendo y como siempre ha probado la temperatura

del aceite con el dedo, que me ha encantado.

Ah, eso está bien, ¿se le ha frito bien el dedo o no?

Pues no, gracias a Dios no estaba muy caliente.

Aspirantes, sólo os quedan 10 minutos.

-Quería hacer un postre a capas.

Me lo imaginaba en la cabeza y quedaba impresionante.

¿Cuál ha sido el problema?

Nata caliente no monta.

¿Qué me estás haciendo?

-He tenido que cambiar un poquito el postre.

La nata no me ha montado, estaba caliente,

y hemos tenido que improvisar.

¿Y ha cambiado de receta sobre la marcha?

-Sí, sí, sí, sí.

Hay que saber mucho de pastelería para cambiar la receta

y con los mismos ingredientes hacer otra igual de buena o mejor.

-Va a salir bien.

Eso luego te lo diré yo. -Sí.

-A mí me gusta mucho.

Fabián ha cambiado sobre la marcha.

Aquello puede ser en enjuague. Se ha perdido.

Se ha perdido y ha querido rectificar.

Me parece un osado. Su plato fuerte es la repostería.

Y tenía componentes para hacer algo muy bueno.

Aspirantes, atención, estáis en los últimos 5 minutos.

Tendríais que ir emplatando ya.

-A ver.

Os quedan 3 minutos,

sólo 3 minutos.

-¿3 minutos?

Chicos, corred, por favor, vais muy retrasados.

-No me da tiempo.

-No quiero ser capitana por nada del mundo,

ni volver a pasar por el mismo suplicio que pasé,

que he sufrido mucho y no quiero saber nada de capitanías.

Prefiero ser soldado raso.

Último minuto.

Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno...

¡Tiempo!

Manos arriba.

El jurado está probando los platos de todos los aspirantes.

Sólo los mejores y los peores pasarán a la cata final.

-Sé que la presa ibérica

como mejor queda es a la plancha o al horno.

Pero una vez más a lo mejor vuelvo a equivocarme

y he decidido hacer un guiso por hacer algo diferente.

-He arriesgado, he mezclado sabores

que quizás no son los convencionales.

La mayoría de mis compañeros se han tirado a hacer

otras cosas más convencionales de casa.

Jueces, por favor, cuando queráis.

El primer plato que vamos a probar es el de...

Fabián.

¿Qué es esto?

-Es un crujiente de masa quebrada sobre una sopa de vainilla.

Y tiene dentro un poco de...

tiene dentro un poco de cremoso de chocolate.

Y va con un coulis de frutos del bosque.

Ibas a hacer otra cosa, ¿verdad?

-Sí, pero como la nata no ha montado

pues he intentado improvisar un poco.

Tú no puedes montar la nata en un bote así de pequeño.

La nata se monta fría y en un bol amplio

para que le entre aire.

Si no la nata no monta.

-Sí, chef.

Fabián.

Al final tenías una buena idea que la has materializado

de la peor manera posible.

Y el emplatado, aparte que el plato está super sucio,

no has colocado las cosas, las has echado encima.

Yo en esta prueba de ti esperaba mucho más.

Fabián, puedes recoger tu plato y volver a tu sitio.

El siguiente plato que vamos a probar es...

el de Santiaga.

-Pues he hecho el...

la presa a la plancha.

Yo estoy contenta.

Yo te voy a dar dos pinceladas que creo que nos pueden servir,

y os pueden servir a todos.

Te he visto reduciendo un vino tinto

y lo has triturado con la cebolla que has pochado.

Piensa muy sencillo, eres un ama de casa.

¿Cómo haces un guiso de carne a tu familia

Echas cebolla, echas un ajito, rehogas, rehogas las carne.

Echas un poquito de vino blanco, dejas reducir y echas agüita.

Y hace pop, pop, pop.

Y cuando tú te comes ese guiso dices: "qué rico está."

Pues si ese guiso lo cuelo tenemos una salsa de carne.

¿Por qué nos tenemos que complicar con el fruto rojo,

dejar reducir un vino que nos sabe a vinazo.

Como nos pasa aquí o en otros muchos platos.

Gracias.

Yo he visto cómo marcabas la carne.

Y tenías la sartén un poco fría.

Esto se trata más de un marcado muy rápido para sellar los jugos.

Para mí representas una cosa que yo respeto mucho,

que es a las mujeres que cocinan en las casas

y mantienen viva nuestra gastronomía.

Eso no quiere decir que no tengas que ponerte las pilas

y creer en ti misma.

Sólo tienes que pensar que ya estás aquí

y que mucha gente quería estar.

Aprovéchalo.

Nati.

-Hola.

-Guiso de la abuela a los frutos rojos.

Mi abuela no hubiera hecho esto en la vida.

Guiso de tu abuela, de la mía no.

-De mi abuela.

¿Estás satisfecha con tu plato?

-Pues no.

Es que cargarse una presa, dejarla dura, seca.

Es que es complicado de tragar.

Nati, esta es la primera vez que te veo terminar tu idea

y el resultado hace que yo cada vez vaya perdiendo más

esa confianza que te di el primer día.

Fabián, Santiaga, Nati,

en esta prueba queríamos ver vuestra capacidad de improvisar.

Pero cuando arriesgas sin conocimiento

ese gran error te lleva a realizar

los tres peores platos de esta prueba.

-Yo creo que el peor plato no he sido.

Me he arriesgado, y creo que eso es lo que buscan.

Y he conseguido resolver la situación.

-Yo nunca jamás he asociado la cocina al fracaso.

Y desde que ha empezado este concurso es como me siento.

Maribel.

-Pepe tiene un fijación conmigo.

Porque en cuanto me ve va a por mí.

Tu plato ha pasado hoy inadvertido.

-Menos mal.

¿Y eso por qué?

-Debe de ser que es muy pequeño.

Es muy pequeño. No has querido arriesgar.

-No me he atrevido.

-Lo hubiera puesto en un plato más grande, más vistoso.

Pero he pasado de todo eso porque no quiero arriesgarme

a que Pepe me diga: "vamos a por ella otra vez

para rematarla ya."

¿Has ido a asegurar?

¿Te da miedo ser la capitana del equipo?

-Sí.

Bueno, tampoco es que me dé miedo,

porque miedo no tengo, tengo respeto.

-Si hoy me toca ser capitana salgo corriendo del set

y a mí no me pillan.

No me pillan ni en el AVE, mira lo que te digo.

Yo no quiero ser capitana bajo ningún concepto.

Esto va para todos.

Aquí se viene a competir, no a quedarse en el medio.

Y hay que ser el mejor en cada prueba.

Hasta aquí las malas noticias.

Ahora el jurado va a llamar a los tres mejores platos.

Jurado, cuando queráis.

El primer plato que vamos a probar es el de...

Eva.

Aplausos.

-Me ha sorprendido muchísimo porque había visto

que había muchos platos muy buenos.

Y además que me hacía mucha ilusión ser yo.

-Mira, estoy como un flan.

Hola.

Milhoja de presa ibérica con masa quebrada,

que la he hecho con hierbas aromáticas.

Y luego también he hecho una mousse que no me ha quedado muy "pallá".

Yo voy a probar eso, que tiene mucho nombre.

Te hemos seleccionado por tu valentía.

-Sí. Te queda muchísimo que aprender.

El plato en cierta manera no tiene sentido.

-Como yo.

Como tú.

A ver, Eva, lo primero que te voy a pedir

es que corras a tu cocina y me traigas ese sifón.

-Huy, ya no está bien. Que venga para acá.

Como dices es posible que ya no esté bien.

Porque es un sifón que lo has hecho

para ser montado en caliente, ¿verdad?

Cuando utilizas una técnica de estas

y está bien ejecutada como es el caso

ponlo en el último momento. -En lo alto.

Lo has puesto en el fondo de la receta

y una espuma jamás es para ir al fondo.

El sabor está bien, la cocción está bien.

Yo te felicito. -Muchas gracias, chef.

El siguiente plato que vamos a probar es el de...

Clara.

Aplausos.

-Esperarme que me eligieran como uno de los mejores platos

es una de las cosas que sueñas.

Y ojalá que pase, ojalá que pase.

Pero nunca realmente piensas "Sí, me va a pasar."

¿Y por qué has hecho un postre?

-Porque he pensado que era la opción

que menos mis compañeros iban a tirar por ella.

Había chocolate, había harina y...

No porque se te den bien los postres sino porque has pensado

que sería una apuesta inteligente. -Sí.

Este bizcochito está denso y jugoso.

Está super bueno.

Le ha faltado una cosa.

Un helado, coño, un helado.

Fantástico.

Y el último plato que vamos a probar es el de...

José David.

Aplausos.

-Creo que tenía una buena idea, creo que lo he elaborado bien

y es posible que sea el mejor de hoy.

Es una presa de cerdo ibérica asada al punto.

Luego tenemos unas manzanas caramelizadas.

Les he puesto un poco de vainilla.

La salsa es de carne, es con los recortes de la presa

con un poco de cebolla he caramelizado

vino tinto reducido, también un poco de caldo de ave.

Y para darle ligazón le he puesto un poquito de harina.

Está perfectamente cocida.

-Gracias.

Si que es verdad que tratándose de ti

esperaba algo más también.

Hay muy poca complejidad.

Primero que sepas que no estaba de acuerdo en que seas

uno de los tres mejores, te lo digo.

-Vale. No me ha gustado nada

la salsa ligada con harina, la harina en las salsas...

-Le he puesto un poco de harina, me parece aceptable el sabor.

No es la mejor salsa que he hecho.

Repito lo que ha dicho Pepe, nos esperábamos más de ti.

Gracias. -Gracias, chef.

Los aspirantes con los dos mejores platos

serán capitanes en la siguiente prueba por equipos.

Aspirantes, el tercer mejor plato

de esta prueba lo ha elaborado...

José David.

Aplausos.

-Tercero es como quedar cuarto en las Olimpiadas,

te quedas ahí a las puertas de ser capitán.

Pero bueno, no pasa nada.

El jurado ha decidido que el mejor plato de la prueba

de la Caja Misteriosa

ha sido el de...

Clara.

Felicidades.

-Para mí que hayan elegido mi plato como el mejor

es un incentivo enorme para seguir peleando,

para dar el callo y para dar todo lo que sé

y todo lo que puedo aprender.

Chicas, enhorabuena, hombre, enhorabuena.

Pero esto ya os he dicho, os va a dar una ventaja

con respecto a la prueba por equipos.

Vais a ser las capitanas.

-Madre mía.

Eso quiere decir que vais a poder elegir entre vuestros compañeros

quien queréis que forme parte de vuestro equipo.

-Voy a elegir a gente con la que sepa

que no va a haber problemas trabajando

y en los que yo crea.

-Pues la última persona

que a lo mejor elegiría sería Maribel,

porque siempre quiere irse.

-José David es una persona

con la que no me sentiría cómoda cocinando.

Esto es un arma que bien usada os puede traer muchísimas ventajas.

Os recuerdo, el peor equipo tendrá que enfrentarse al completo

a la prueba de eliminación.

-Gracias. Enhorabuena.

(NARRA) La espectacular villa de Aranjuez

es el escenario perfecto para la segunda prueba

por equipos de MasterChef.

Nuestros catorce aspirantes no tienen ni idea

de lo que les espera. Un desafío culinario

digno de celebrarse a los pies de un palacio real.

(EXCLAMAN) ¡Oh!

-Cuando he entrado al patio, me he quedado en estado de shock.

Nunca me lo hubiese imaginado.

He dicho: "Madre mía, la que nos ha caído encima".

-¡Dios mío! -Madre.

-¡Oh!

(TARAREA LA "MARCHA NUPCIAL")

-Ay, qué bueno. -Una boda. ¿Será posible?

-A mí lo que me gusta son las cosas finas y delicadas.

Entonces, para mí ha sido una sorpresa muy agradable.

Bienvenidos, aspirantes.

Vais a ser los responsables de que vuestros comensales

se acuerden de vosotros para siempre.

Se pueden acordar de vosotros o de vuestras familias.

-Alguien que viene a una boda va a pagar un cubierto supercaro

y un "mindungui" de 24 años le va a cocinar la comida.

O sea, que... mucha presión.

Vais a preparar el menú de una boda con 80 invitados.

-Cocinar para una boda es una responsabilidad enorme.

Es algo que no puedes fallar.

Hoy vais a trabajar divididos en tres equipos.

Dos equipos de cinco personas y un equipo de cuatro.

Clara, Eva. Fuisteis las mejores

en la Caja Misteriosa. Eso significa que seréis

las dos capitanas del equipo de cinco.

Clara, ¿qué delantal eliges? ¿Rojo o azul?

-Rojo.

Eva. -Azul.

El azul es el tuyo.

Clara, por ser la ganadora de la Caja Misteriosa,

empiezas a elegir tú.

-Por su versatilidad, elijo a Efrén.

-Mi capitana ha confiado en mí de primeras

y yo creo que ha escogido bien.

Yo, para mí, estoy en el equipo correcto.

Eva, tu turno. -Por el dominio

de las técnicas culinarias, elijo a José David.

José David.

-He elegido a José David porque era

la apuesta más fuerte, al que quería sí o sí.

-Por su capacidad organizativa, elijo a Noé.

-Por su creatividad, a María.

-A Juanma.

-A Juan.

-A Fabián. Fabián.

-A Cerezo. Cerezo.

Santiaga, José Luis, Nati, Maribel,

¿qué ha pasado para que ningún capitán

os quiera en su equipo?

¿Tan malos sois cocinando o pensáis

que hay otras razones?

-Será que somos los peores.

Pero vamos a demostrar que no lo somos.

-¿Qué? ¿No nos queréis?

Ahora vais a enterar de lo que vale un peine.

Maribel, has demostrado que te gusta escurrir el bulto.

Pues este es el momento de coger el mando.

Vas a ser la capitana de este equipo.

-Jopé. Tenéis fijación conmigo, ¿eh?

-Venga. (APLAUDEN)

-No tienen nombres. Son blancos.

-Para ti.

(RÍEN)

-¿Qué? ¿Muy atacada de los nervios?

-Un poco.

Es que esperar tantos años, tanto tiempo para esto,

pues parece que no llega nunca. Pero ya estamos aquí.

Mi historia con David ya hace nueve años que nos conocimos.

Nos fuimos a París. En la Torre Eiffel

me pidió que me casara con él.

-Primero la corbata. ¿Queda bien?

Bueno, ahora me miro.

-Estábamos muy felices, entonces, era el momento de casarnos.

Nos fuimos a vivir juntos y enseguida vino Hugo.

Pero, claro, yo le dije que embarazada no me casaba.

Entonces, dijo: "Bueno, cuando nazca Hugo, ya nos casaremos".

Nació Hugo y al poco tiempo me volví a quedar embarazada.

-Por fin ha llegado el día. Llevo esperando ya diez años.

Se ha hecho de rogar por las circunstancias,

por unas y por otras, y por fin

ha llegado el día de nuestra boda.

Capitanas, un paso al frente.

Hoy vuestra responsabilidad es elegir qué plato

del menú nupcial vais a preparar.

El ingrediente principal del entrante

es el langostino de Sanlúcar.

La lubina es el ingrediente del plato de pescado.

La carne es un excelente lomo de buey.

Clara, ¿qué plato vais a elaborar?

-El pescado.

-La carne. Equipo blanco, por descarte

vuestro plato es el entrante.

-Muy bien. Me gusta.

Capitanas, ahora tenéis que distribuir la tarea

y decidir cómo lo vais a cocinar.

Sed cuidadosos porque en MasterChef

no se desperdicia nada de comida.

Lo que no uséis se destinará a Cáritas.

-¿Qué te parece una salsa ligera? -Peligrosa.

(HABLAN A LA VEZ)

-Una vinagre de mango.

(MURMURAN)

-Quiero que te encargues de la temperatura.

Maribel, equipo del entrante, ¿qué vais a preparar?

-Pues vamos a preparar unos langostinos de Sanlúcar

sobre ensalada de primavera, un crujiente de pistacho

y una vinagreta de mango.

-Vamos a preparar la lubina con una crema de hinojo por debajo.

Sobre la lubina, un crujiente de puerro.

Y lo vamos a acompañar con unas puntas de triguero

y vinagreta de almendras.

-Manto de buey con puré de patatas, carpaccio de setas,

verduritas con aceite de aroma

y aire de mostaza.

Todos los equipos tenéis 120 minutos

para cocinar, emplatar y servir las 80 raciones.

El patio está preparado para la boda.

Y vosotros, ¿lo estáis? (TODOS) Sí, chef.

No os oigo. (TODOS) ¡Sí, chef!

Equipos, a por los ingredientes y a la cocina.

¿Se puede? -Estoy con los zapatos.

Tú tenías tantas ganas de que llegase el momento.

-Y tengo y tengo. Y tienes.

Está tan guapa Nuria.

-Pues yo me alegro. Ya tengo ganas.

Tengo ganas ya de que llegue... Te estás emocionando un poquito.

-Pues sí, un poco. Hombre, es que no es fácil.

-Que seas muy feliz. Que...

-Vale.

Me estoy poniendo tan nerviosa, David.

Me estoy poniendo tan nerviosa. -Venga, perfecto.

Y así ya terminamos los retoques un poco.

Los botones a lo mejor. Guapísimo.

Equipo blanco, empezáis solos en cocina con el entrante.

El resto de equipos irá pasando en intervalos

de 30 minutos,

porque los invitados deben comer los platos recién hechos.

Maribel, tendréis que cocinar 80 raciones

en 120 minutos.

Y el tiempo comienza... ¡Ya!

-Chicos, despacio.

Despacio, pero sin prisas.

Vamos a por las cazuelas primero. -Sí, sí.

(HABLAN A LA VEZ)

-El blanco es un color neutro. Ni para aquí ni para allá.

-Hay que decantarse. -Tienen un buen producto.

Y es un equipo veterano.

Mucha experiencia. Y eso... -Sí.

-Son veteranos y les tenían que haber dado el color verde.

Verde de que... de viejos verde. (RÍEN)

Equipo blanco. -Dígame.

Sois menos en la cocina, ¿vale? Y os han tratado de débiles.

Os voy a hacer un regalo. 100 gramos, que esté saladita.

Cocináis uno. Cuando esté perfecto,

todos por igual. De 10 en 10, 15 en 15.

Sin colita. Que no haya nada que estorbe.

Y con un cuchillo quitáis la tierra de dentro.

Pero mételes caña, caña, caña. Tú mandas aquí.

Fino, buena lechuga. -Por detrás me exigían.

"Tienes que mandar y tienes que mandar".

Y, claro, y yo... "Tienes que mandar".

Bueno, pues ya mandaré.

Mirad que te tengan todos el mismo tamaño,

que no sea uno más grande y dos más pequeños, por favor.

-Sí, chef. -Cuando me decían: "Sí, chef".

Yo digo: "Oye, a mí no me digas chef, que me da una cosa".

Pero luego ya me gustaba. "Me tienes que decir chef".

"Sí, chef". Qué risa, por favor.

(EXCLAMAN)

Aplausos.

-Ay, es muy bonito, ¿eh?

Aplausos.

Aplausos.

-Pistachos, pistachos, pistachos, pistachos.

Pistachos... Minuto 30.

Comenzamos a cocinar el pescado.

-Llevamos media hora ya. -Que llevamos media hora

y no hemos hecho nada. Hola. Buenas.

Hoy me gustaría ganarles de todas, todas.

Te lo digo. Para demostrarles

que nosotros también valemos.

-Lo primero, las cebollas a la crema.

Clara. -¿Sí?

Ven, por favor.

Dile a tu equipo que corra.

Os he visto andar y parece la pasarela Cibeles.

-Vale. Parecen señoritas.

No somos vedettes. Hemos venido a cocinar.

Vuela. Tenemos 80 personas

ahí, por favor. -Sí, chef.

Equipo, venga, hay que darse prisa,

que estamos cortos de tiempo. ¿Vale?

Tómatelo con calma, ¿vale? Hay tiempo.

-¿Cómo va el pescado? Va tirando.

-Llenito de espinas.

-Queridos papá y mamá, mis hermanas y yo

estamos muy contentos de tener unos papás como vosotros,

alegres, felices, cariñosos y divertidos,

aunque a veces os hacemos enfadar un poco.

Tenía muchas ganas de ver

cómo os dabais un beso de boda

y hoy por fin lo voy a ver.

Os queremos muchísimo. Feliz boda.

Aplausos.

Minuto 60. Entra el equipo azul.

El equipo que va a preparar la carne.

-Acaba de entrar carne.

-¡Necesito a alguien en pescados ya!

-Dime. -Vale.

Pilla una tabla y lo mismo.

-Cuchillos.

-¿Esto de quién es? -Espera.

-No, es que... (NARRA) Minuto 60

y ya están todos trabajando en la cocina.

El equipo blanco está con el entrante,

el rojo con el pescado y el azul con la carne.

El menú nupcial ya está en marcha.

¿Cuál es el nombre del plato completo?

-El entrecot de buey con puré de patatas...

Puré de patatas otra vez.

-Es un reto personal.

-Capitana, capitana. Cómo se nota que está Cerezo

en tu equipo, ¿eh? -Verduras salteadas

con un aceite que está infusionado con hierbas aromáticas,

carpaccio de setas,

aire de mostaza. ¿Aire?

-Aire. Yo creo que a ti

sí que te ha dado un aire. Cinco ingredientes

para un plato de una boda. ¿Tú lo ves normal?

-Sí. ¿Estáis cortando

ya la carne? -Sí.

¿Estáis con las guarniciones? -Sí.

¿Habéis pesado los trozos? -Sí.

-35. Sigue.

-A ver, ¿hemos pesado los trozos de carne?

Los voy a pesar. ¿Me llevo uno para pesarlo?

-Llévate. -Dame la muestra.

-Le vamos a meter caña.

¿Van bien? -Sobre 400.

-¿Qué te parece? -Me parece una buena ración.

Están todos pelando langostinos.

Es cosa de la capitana. No han distribuido tareas.

He visto a Maribel dando órdenes y coordinando.

Está mandando. Yo le daría un voto de confianza.

-Que os quiero ver activos a todos

y rápidos y seguros de lo que estamos haciendo.

Huele que alimenta, chicas.

-Y ahora sí. Por la autoridad que me confieren

las leyes, os declaro unidos en matrimonio.

Cuando quiera, el novio puede besar a la novia.

Aplausos.

-Por fin. Enhorabuena a la novia primero.

Con permiso.

Al novio. ¿Qué ha pasado?

¿Que mamá y papá se han casado? No me digas.

¿Y te lo has pasado bien?

-Sí.

-¡Vivan los novios! (TODOS) ¡Vivan!

Aplausos.

Están buenos. Yo creo que habéis echado

el punto justo de sal. -La vinagreta.

Venga, la vinagreta por ahí.

Te veo mandando mucho más que otras veces.

-He cogido fuerzas.

Me ha servido tu regañina.

Pero lo hice sin querer, ¿eh? No me di cuenta.

Al final me vas a querer.

-Siempre.

¿Cómo están, chef?

Gracias a Dios no me caso hoy.

-¿No?

¿Por qué? ¿Por qué? Está bien.

-Por favor. ¡Corre, corre, corre!

¡Corre, corre! Eva.

¿Dónde está Eva? -Aquí.

Ven corriendo para acá. -Dime.

¿Qué plato utilizaremos para emplatar esto?

-El que hay. ¿Este plato?

-Ese es muy pequeño. Es el que tienes.

-Pues este. Cortamos la carne por la mitad.

Sí, porque... -Además, son 400 gramos

y es muy grande. Por la mitad.

-¡Juanma, ven aquí! ¿Y Juanma?

¿Dónde coño está Juanma y el puré?

¡Juanma! ¿Qué pasa con el puré?

-Hum, está buenísimo.

-Juanma lo he visto un poco más pachorrón,

que no aceleraba, que cuando decía:

"Oye, tenemos prisa", seguía a su ritmo.

Como que no tiene sangre en las venas este hombre.

Juanma, ¿cómo va el puré?

¡Juanma, el puré! ¿Que cómo va?

¡Juanma, el puré! -Voy.

-Juanma no me ha respondido como me hubiese gustado.

Creo que si tuviese que volver a elegir,

nunca le elegiría en mi equipo.

Bullicio.

-En la 5.

Quedan 15 minutos para que empiecen a salir las ensaladas.

-¿He puesto tomate o no? ¿Oído?

(TODOS) ¡Sí, chef!

-No nos da tiempo, ¿eh? -Que sí, hombre, que sí.

Venga, venga, venga, chicos. Chicos, que es nuestro.

Risas.

-¿El aliño cuándo lo vamos a sacar?

-El aliño a última hora, cuando vayamos a dárselo

al camarero con una cucharita de café

pondremos un poco de aliño. -Sí, chef.

-Es para darle color. -Sí, chef.

-Jopelas con el chef.

-Vamos.

-¡Más movimiento! -¡Vamos, vamos!

-Joder, qué susto me has dado.

Aplausos.

Los novios acaban de entrar en el salón.

-¿Están guapos? Guapísimos.

¿Están guapas las ensaladas? -Guapísimas.

Eso es lo que tiene que estar guapo.

-Guapísima.

-Maribel se la ha visto mucho más enérgica

y mucho más realizadora. Ha estado muy bien.

-Bueno, ya estamos.

¿Esto está ya para salir? -Sí, sí.

¿Tiene la vinagreta y todo? -Todo, chef.

Venga, chicos. Venga, chicos.

Pero es que no tiene vinagreta. ¿Por qué no pones

vinagreta a todos?

-¡Ahí va! Los estoy cogiendo de aquí.

Estos no tienen vinagreta.

¿Aspirantes, todos vuestros platos han salido ya?

-Todos. ¿Está todo acabado?

-Todo, todo. Pues habéis terminado.

Enhorabuena. Habéis acabado en tiempo.

(GRITAN DE JÚBILO)

Podéis abandonar la cocina.

Habéis terminado perfectamente. -¡Bien!

Déjalos ahí, déjalos ahí. -¡Bien!

(TODOS) ¡Vamos a ganar! ¡Vamos a ganar!

-Ha sido el día que mejor he trabajado,

que más me he esforzado

y que, de ahora en adelante,

procuraré esforzarme cada día más.

Qué fácil es meterlo al horno. ¿Por qué se complican?

Totalmente. Pero es elección de la capitana.

No tienen salsa porque el que está haciendo la salsa

están empanado y en los mundos de Yupi.

Fabián lo tengo cortando puerros.

Lleva todo el día cortando puerritos

que nos los va a freír, porque el pescado

sale en 20 minutos.

Esto es para matarlo. ¡Fabián!

Deja de cortar puerros y fríelos.

Rápido. Ya se lo he dicho.

¿Qué salsa lleva esto? -Salsa, no lleva salsa.

¿Pero con los retales no os da tiempo

de improvisar una salsa buena,

en vez de ese aire que no va a salir bien nunca?

-Efectivamente. Las setas, ¿qué?

Os estáis metiendo en un jardín. ¿Cómo las vais a cortar?

-Supuestamente, estamos haciendo el carpaccio.

¿Y no os da para cortar tres láminas un poco más gordas,

directamente marcado y que quede bonito?

Ya está.

-Es que, claro, tenemos que marcar también en el momento las setas.

-Sí, es verdad. -Las puedes dejar aliñadas

y ya está.

Hacen una verduritas pequeñitas, rehogadas

con hierbecitas y tal y no tienen fondo.

No han cortado la carne en secciones pequeñas

y con los retales me pongo a hacer un fondo.

Rechazo garantizado.

-Chef. -Dime.

-Si hay que hacer el jugo de carne, hay que hacerlo ya.

-Ya. -Si no, no sabe a nada.

-Se lo he dicho a Cerezo. Ya voy. -Vale, vale.

-¿Qué tal de fuerte está el caldo? -Ah, hostias.

-¿Alguien lo ha probado?

-Ahora voy.

-¿No habéis probado el puto caldo?

-Debes tener otro cebollero, hay dos.

Búscalo, el otro equipo lo tendrá.

¡Cocina, silencio!

En la cocina solo hablan los capitanes.

-¿Cuántos necesitas, Eva? ¡En la cocina solo hablan

los capitanes!

Os quedan 12 minutos para las dos horas,

como no corráis, estáis en la puré.

-Un sabor muy rico.

-Voy metiendo, voy metiendo, voy metiendo, venga.

Oye. -Sí.

Debemos solucionar este caos, tú estás cortando verduras

como para cuatro en tu casa, tú tienes que dorar más la carne

porque requiere un poco más de dorado y esto, imagino,

es para la salsa. -Sí.

Como no empecemos a hacerla, la cagamos.

-Ya, ya, ya, estoy en ello. Avanza eso de ahí, socio.

Cortamos unas pocas verduras,

unas verduras muy rápidas. -Vale.

Cortadas, pim, pam, pim, pam.

-Hala. -Mira, tienes que coger

y ayudarle a los recortes y eso en la olla, ah, todo lo que

vaya saliendo. -¿A qué olla?

-¡Hostias!

¿Alguien tiene aceite de oliva de sobra?

Se me ha quemado esta, joder.

Necesito a alguien que me pase el pescado o algo.

Dile a Clara que necesito un cable. Que alguien limpie eso.

Pasad un papel, lo que sea,

que alguien limpie eso.

¡Eva! -¡Dime!

Pon a alguien a cortar la carne. -Ya, ya, ya.

Está porcionándola, ya, ya, es que no llegáis,

o ponéis la salsa a cocer hace una hora.

-Recórtala, ponla como esta.

A ver...

Fuera, una ración, equipo rojo,

o corréis o no lo pilláis ni de coña.

(NARRA) Son las tres de la tarde y el servicio de pescado

debería salir al salón en cinco minutos.

El equipo rojo aún está cocinando

la lubina y no ha empezado a emplatar,

por su parte, el equipo azul no ha finalizado la cocción

de ninguna de sus guarniciones

y, a cada minuto que pasa, su organización empeora.

El evidente retraso del equipo rojo

y el previsible del equipo azul

hace que nuestro jurado tome una decisión.

Hacemos una cosa, no discutimos,

yo me ocupo de sacar el pescado y tú de la carne.

Perfectamente. Pues al lío.

Las chaquetillas, por favor.

Clara,

entramos yo con pescados, Pepe con carnes,

porque si no, no lo sacáis,

pero volad, porque estamos haciendo el ridículo con la boda

y no me da la gana, ¿vale? A correr.

Eva, en 33 minutos vamos nosotros, tenemos que tenerlo terminado,

¿oído? -Sí, chef.

-Oído.

Vamos a ir despejando,

esto ya no es lo nuestro, fuera de aquí,

lo primero que necesitamos es organización.

-Eh, me ha gustado el diente de león,

le da muy buen sabor al... al langostino.

-Me ha gustado la frescura del marisco compaginado

con la frescura de la vinagreta de mango.

¿Todo bien? (AMBOS) Todo bien.

Bueno, parece que ha tenido éxito, ¿no?

¿Sí? -Bueno, estaba muy rica, ¿eh?

¿Sí? -Sí, estaba muy buena,

lo único que creemos que le faltaba un poquito de aliño.

Oye, chacho, sal gorda pues, pones un poquito más

porque es gordita y sala menos, aunque parece que sales demasiado,

ponle un poquito de más. -Oído.

Metes, metes, metes, ¿vale?

A ver, chicos, vengo de la sala,

el equipo blanco ha dejado el listón muy alto,

no queda una sola hoja en los platos,

está todo el mundo encantado,

¿vale? (TODOS) Sí, chef.

Es lo que debe ocurrir, la patata muy caliente,

la mantequilla muy fría y montará trabajándola.

Esa es la idea.

-¿Le echaría usted más nata a esto o...?

No. -Creo que es suficiente.

Muévelo bien por los laterales, por aquí, así, así, así, así.

No haces nada más que cagarla con el puré, menos mal

que he venido, ¿eh? -Menos mal.

El pescado...

-No tenemos contadas las raciones. A callarse cuando yo hablo.

El pescadito, clac, clac. Apoyadito, sin más, ¿vale?

Bien fácil. A ver, no tenéis guarnición,

algo hay que lucir aquí, ¿vale?

Metéis un buen puñadito de puerrito,

una buena hojita de perifollo

y el aceite de oliva que lo quiero justo en el borde

de donde está la salsa, lo quiero ya.

¡Ya, ya!

Y si no corréis, me pongo yo a emplatarlo.

Tenemos el jugo reduciendo,

tenemos la verdura,

tenemos el puré de patata y tenemos el carpaccio ese,

alguien se complicó demasiado la vida,

no podemos hacer para 80 personas tanto pases.

Oye, ¿dónde hay pescado? ¿Dónde hay pescado?

Como no meta el pescado en el horno,

no habrá pescado para todos.

No lo había visto en mi vida, una cosa es no saber cocinar,

y otra no saber matemáticas,

pero bueno, lo vamos a intentar, sin problema.

Me parece increíble, os tendría que dar vergüenza

que tenga que estar aquí llevando pescado a la minuta,

estoy flipando con vosotros que no sabéis contar hasta 80.

Increíble, increíble.

Abajo un poco de salsa. -Un poco de salsa,

encima el filete, apoyado a los lados las setas,

la verdurita a un lado y el puré en manga...

en un ladito. -Manga pastelera,

manga pastelera. No, vale.

-¿No? No.

Cambiemos la versión del emplatado

para ir más rápido y hacerlo más estético.

-Pepe ha entrado porque ha querido, pero creo

que hubiéramos terminado en tiempo si no llega a entrar.

80 platos, contamos y los queremos en este ladito.

-Hacemos una primera fila, ¿vale? Rápido, rápido, rápido.

1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y ponemos allí.

Venga, 8 tiene que haber. 3 y 2, 5, 4... venga.

¡Más rápido, más rápido! ¡Hostia!

-¿Cuántos platos van? ¿Cuántos nos quedan?

¿Qué tal aquí? ¿El punto de la lubina

cómo lo vemos? ¿Bien?

¿El punto de la lubina qué tal? -Bueno.

¿Y la presentación? -También buena.

¿Bien?

Chicos, lo hemos sacado,

que os quede claro,

he entrado a ayudaros por los novios,

por nada más.

Eh, señoritas, estáis todos muy tranquilitos ahora, ¿verdad?

Estáis más seguritos, ¿eh? Porque estoy yo aquí.

¿Quién era el del puré?

-Yo no. -Ah, no...

-¿Cómo que no? ¿Quién es el que

va a pasar el puré? -¡Tú!

Cerezo, tú. ¿Ya me pensabas negar otra vez

como Judas? ¿Tres veces con el puré?

"Yo no, yo no, yo no".

"¿He sido yo? Yo, no...". -No me encasillo en el puré.

Ponle ahí, no me falles, al centro bien, eso,

así todos, pero muy rápido. -Venga, vamos.

Venga, vamos con ello, vamos con ello.

Vale, apóyate aquí, apóyate tú aquí, apóyate ahí.

Perfecto. Venga, rapidez.

Vamos terminando. Vete poniendo justo encima,

tiras, rápido.

Eso es.

Ir tirando. Vamos, muy bien.

-Quitando los bordes. Vale, vamos sacando, señores,

por favor, gracias. Cogemos, cogemos, gracias,

venga, eso es, vámonos, vámonos, vámonos.

Ya hemos llegado a la carne, ¿qué tal?

-Está un pelín hecha para mi gusto.

Un pelín muy hecha. -Pero riquísima.

-La verdad es que me gusta la carne bien hecha,

lo he tenido que cambiar con ella porque estaba

muy poco hecha para mi gusto.

Bueno, lo normal es hacer un mismo punto de cocción al punto

y luego si alguien quiere que se le pase un poco,

se le vuelve el plato a cocina y se pasa, pero no se puede servir

una carne tan hecha como la que le han servido.

Hemos terminado. -Gracias, chef.

-Gracias, chef.

Me debéis un traje de Armani,

me he metido con el traje de Armani a la cocina, ¿lo entendéis?

Señores, dejadlo todo ahí, gracias.

Vamos para afuera.

-Las palabras de Pepe, pues a lo mejor sobraban,

porque creo que hubiéramos llegado perfectamente,

a mí no me ha gustado un pelo.

No te preocupes, que no nos van a devolver

ninguna carne para que se la pasemos, ¿eh?

No, no, seguro. (RÍE)

Aspirantes, ha quedado demostrado

que dar de comer en una boda no es tarea fácil,

inevitablemente, algunos de vosotros

iréis directamente desde aquí a la prueba de eliminación.

Jueces, ¿tenéis el veredicto? Así es.

Equipo blanco,

os tengo que dar la enhorabuena.

Sois menos, erais los que nadie quería,

no habéis elegido plato y, aún así, habéis acabado en tiempo

sin ayuda.

Maribel, un paso al frente.

Equipo blanco,

¡seguís en "MasterChef"!

(GRITAN Y APLAUDEN)

(RÍEN)

Maribel,

yo también te quiero.

(RÍEN)

(APLAUDEN)

Capitanas del equipo azul, Eva,

y del equipo rojo, Clara,

un paso al frente, por favor.

Clara, faltaba un poquito de carácter, de actitud,

de más mano izquierda y derecha, las dos manos,

tenéis que hacer un planteamiento coherente, factible,

y el planteamiento no era factible porque

del plato planteado, no había nada,

¿tienes algo que decir? -Que creo que tienes razón.

Gracias. -Que hemos aprendido

de los errores

y que nos ha servido.

Eso espero, y tenéis un claro ejemplo de que

no se puede prejuzgar a nadie.

-Esto yo creo que le servirá de lección para que otra vez

no se elijan entre ellos y descarten a las personas mayores.

Yo, desde mi perspectiva, Juanma,

ni ha hecho la salsa que podría haber hecho

y ha estado las dos horas pegadito a la olla

con una cucharita, pum.

-No lo creo,

bueno, tenían que decir algo.

Si hoy la gente ha comido un pescado digno

es porque este señor

se ha metido en la cocina y os ha echado una mano,

¿sí o no?

(TODOS) Sí.

¿Sí o no? (TODOS) Sí, chef.

Equipo azul,

¿me veis cara de tonto?

(TODOS) No, chef. ¿Me veis cara de tonto?

(TODOS) No, chef.

Pues esa es la cara que sigo teniendo, ¿sabes por qué?

Porque ha sido una patraña.

¿Vosotros creéis que si yo no os echo una mano,

hubiesen salido los platos?

-Sí. Sí.

-Yo creo que sí. Sí, ¿no?

¿Me lo estáis diciendo a la cara?

Sois unos inconscientes,

o sea, no tenéis ni idea, ni idea, señorita, ni idea.

Otra pregunta,

dime el nombre del plato: lomo alto de buey con...

(SUSPIRA)

-Con puré de patata, boletus y verdurita.

Carpaccio de setas. -Carpaccio...

Verduritas con aceite aromatizado y...

¿Y aire de...?

-Mostaza. ¿Era aire?

-No había. ¿Quién le pone el nombre?

-Lo del aire, yo he sido el del aire.

¿Tú eres el de la mente lúcida del aire?

-No, no. En una boda teníamos que asegurar,

¿eso quiere decir que lo íbamos a hacer mal?

No, hacerlo muy bien, no hacer el puturrú de foie,

que no sé qué es eso.

¿Pensáis que habéis hecho algo bien?

-Eh, sí. ¿Como qué?

-Yo creo que la carne estaba... estaba bien marcada,

estaba al punto. ¿Has preguntado a los comensales?

Déjame que hable yo que me he paseado entre las mesas

y he visto que había una carne muy hecha,

una carne poco hecha y una carne al punto

y ellos iban diciendo: "¿A quién le gusta muy hecha?"

Tal, y se cambiaban el plato de uno al otro dentro

de una misma mesa, tres o cuatro tipos de cocción diferente.

Eso no sé si es uniformidad en los platos.

Te voy a abrir la perspectiva,

el pescado está 10 veces mejor cocinado que vuestra carne.

Aspirantes, el equipo que va a la prueba de eliminación...

Los dos.

-No esperaba que el equipo rojo y yo fuéramos a la eliminación,

cosa que me alegra porque somos más para repartir.

Tenemos presente que, si no fuese por nuestra aportación,

ninguno de los dos equipos habría sacado un plato

con la calidad suficiente

para que esta boda hubiese sido un éxito.

Equipo azul, equipo rojo,

os espero en la prueba de eliminación.

-Estaba muy mal hoy, estaba muy mal porque tenía

pensamiento de decir: "Verás tú, como se vayan,

verás tú como se vayan, va a ser mi culpa...".

Yo qué sé, es que estaba fatal y, aparte, es que

yo quiero estar aquí. -De los 14 que estamos

en "MasterChef", soy el que más pasión

y el que más ganas pone en cada prueba.

-Yo tengo unas ganas locas de continuar en el programa

y voy a luchar hasta el final con garras y dientes.

Aspirantes, bienvenidos

de nuevo a las cocinas de "MasterChef",

hoy os enfrentaréis a la prueba de eliminación,

el equipo ganador, el capitaneado por Maribel,

vosotros, os salváis.

-Gracias.

Maribel, quisiste pasar desapercibida

para no ser la capitana. -Realmente tengo que...

que aceptar que sí,

pero, bueno, me ha servido

para reafirmarme de que sí que puedo

y para tirar adelante.

Santiaga, ¿crees que das suerte a los equipos?

(RÍEN)

-Quien quiera estar conmigo en el balcón,

tendrá que llevarme en su equipo.

(RÍEN) -Qué bien.

-Ole.

Equipo ganador, podéis subir para ver cómo cocinan

vuestros compañeros en la prueba de eliminación.

Enhorabuena. -Suerte a los dos.

-Suerte a todos. -Suerte, suerte.

-De corazón, ¿eh?

Eva, Clara, dad un paso

al frente porque el jurado tiene algo que deciros.

Como capitanas, podéis salvar

de la prueba de eliminación a dos miembros de vuestro equipo.

-Salvo a Efrén, porque sudó tinta

y estuvo dando el callo,

y creo que cumplió con el punto del pescado

que fue una cosa de las que salvó el plato.

-Es una sensación de satisfacción personal porque me dejé

la piel ayer y me la dejo cada día

que hago algo, entonces, por lo menos ver que...

Que tiene su recompensa, pues es gratificante.

Eva.

-Salvo a María porque creo que en todo momento

estuvo haciendo caso a todo lo que le dije,

tuvo una versatilidad increíble y... se lo merece.

(LLORA) Gracias.

Felicidades, María.

-Gracias, chef.

Clara, Eva, si pensáis que vosotras dos

no merecéis estar en la prueba de eliminación,

podéis salvaros.

-Me salvo.

(BALBUCEA)

Clara, ¿te salvas tú o salvas a un compañero?

-Me salvo yo.

Lo siento.

Muy bien.

Eva, ¿qué te pasa?

-Pues que hay dos personas que también quiero que estén.

¿A quién hubieses salvado si no te hubieses salvado

a ti misma? -A José David.

¿Crees que él se lo merece menos que tú entonces?

-Ah, posiblemente se lo merece más,

pero también pienso que

es tan bueno que se puede librar en la prueba.

-Me hubiera gustado mucho estar arriba viendo

a mis compañeros cómo funcionan, relajado pero, por otra,

bueno, una prueba más, a cocinar que es lo que me gusta.

María,

Eva, Clara,

Efrén, podéis quitaros los delantales

y subid con el resto de vuestros compañeros.

(LLORAN) -Gracias.

(MURMURAN)

Aplausos. -No pongas esa cara,

te lo mereces, te lo mereces.

Muy bien. -A priori debería estar abajo

y... y, aunque si... yo estoy contento con

el trabajo que hice en equipo y... de acuerdo con

que mi capitana me salvase,

hay gente que también hizo un trabajo igual de bueno

que el mí y se enfrentó a la eliminación.

(LLORA) -Esto es un concurso,

tranquila, ¿vale?

¿Eh?

Aspirantes, vosotros sois los que finalmente

os vais a enfrentar a la prueba de eliminación.

El plato de esta eliminación es un clásico,

se trata de un simple postre:

la tarta de queso.

-Guau, ¿y ahora qué hago? Nunca he hecho una tarta de queso,

en una ocasión hice una quesada de esas que se hacen con requesón,

pero es otra... otra forma de hacerla y, además,

hace como 20 años.

Para conseguir la textura adecuada, hace falta mucha técnica,

esto es una tarta de queso perfecta.

Si la cocináis demasiado,

tendremos un ladrillo con sabor a queso quemado,

si os quedáis cortos tendremos una sopa de queso.

-Un flan, una natilla, un arroz con leche,

pero lo que es tarta así, repostería ya más así en serio,

eso es mi reto y para eso he venido a "MasterChef",

para reciclarme un poco.

Debéis conseguir una tarta de queso perfecta

en todas sus partes,

base, mezcla y cubierta.

Estoy convencido de que lo sabéis hacer bien,

pero en este caso os tiene que quedar perfecto.

Levantad el paño.

-Me ha despistado bastante la colección de ingredientes

y luego he pensado, pero si he hecho quiche,

viene a ser un quiche dulce,

por ahí tiraré. Como veis, los ingredientes

son muy simples,

mantequilla, queso crema,

azúcar, nata,

huevos, harina de maíz,

lima, vainilla

y naranja.

Tenéis tres porciones de queso,

os servirán para dar pequeños matices

en el sabor de vuestra tarta.

Tenéis en el supermercado una isleta central

con los ingredientes para hacer la cubierta.

Con ella podéis lograr que vuestra tarta

destaque sobre las demás:

frutas, chocolates, hierbas aromáticas

y frutos secos.

Contáis con 75 minutos

para preparar la mejor tarta de queso del mundo.

Y el tiempo comienza en... tres, dos, uno...

¡Ya!

(NARRA) Los aspirantes deben hacer

una tarta exactamente igual a la de muestra,

pero tienen que improvisar con la cubierta,

pueden elegir entre los ingredientes que están

en la isleta central del supermercado.

Tienen tres quesos muy diferenciados.

Quien utilice la torta, es muy intensa...

Incluso puede ser demasiado intensa.

La tetilla te dará un puntito salado,

según lo que le pongan encima.

-Cuando me han dicho que era tarta de queso lo de hoy,

me ha entrado miedo porque las cantidades las llevo mal.

-Si no soy capaz de hacer esto, no tendría que seguir... Digo yo.

(SUSURRANDO) ¡Mira, mira, Juanma!

Mira, Juanma se come una tapita... No, ¿cómo una tapita?

Eso no era una tapita. Mira lo que le da al queso.

Juanma se está zampando el queso, no habrá tarta.

-Pues no quiero utilizar ningún queso demasiado fuerte

porque yo quiero que predomine el sabor de la vainilla;

encontrar justo el punto de horneado perfecto,

que no quede ni muy seca ni muy cruda.

-Igual, pues sabe que está fuera de... de riesgo pero...

bueno, también a él se le puede quemar, ¿no?

Es muy importante el tema de la temperatura...

Claro. Unos 180”.

En casa pondría el horno... en casa lo pondría a 180”.

Con eso saldría perfecta. Es que con más la secas

y con menos no llegas. No llega a cocinarse buen.

-Es que le da igual todo... ¡le da igual todo,

se la suda! Mira, Juanma, con la mano en el bolsillo.

-Me parece de coña.

-Yo es que, de pequeño, me caí en la marmita de la tranquilidad.

No, no... ponerse nervioso no sirve para nada.

Cuidado con el tiempo, eh. -Voy lento, lo sé.

Es la primera vez que hago una tarta...

¿No es tu fuerte la repostería? -En absoluto.

Pretendía aprender aquí bastante repostería;

lo malo es que sea una prueba de eliminación.

Aspirantes, vemos que aún hay hornos sin precalentar.

Tenéis que cocer la tarta, tarda su tiempo

y necesitáis tiempo para terminar y decorarla.

¡Poneros las pilas, correr!

-Probar la eliminación tan de cerca es bastante duro.

Sabes que con un pequeño fallo te puedes salir de "MasterChef".

-La repostería se me da cero patatero;

es mi primera tarta, con eso te lo digo todo.

Me gusta comer repostería pero no hacerla.

Es una prueba muy jodida para mí.

-¡Vaya colgado, vaya colgado, vaya colgado!

Cerezo... ¡y ahora la va a poner a cocer y la va a liar!

-He puesto unas fresitas

que cogerán un almíbar, me imagino, se harán almíbar...

Y he metido toda la mezcla que había hecho...

Espero que, cuando quite el molde, me quede todo de una pieza.

¡Estoy cabreado, es mi cumpleaños y tengo que hacer la tarta yo solo!

¡Sólo me falta que el jurado me ponga las velas!

Cerezo, ¿tenemos la tarta en el horno?

-Sí, chef.

¡Venga, hombre, dale caña...!

Aspirantes, lleváis 30 minutos, os quedan 45.

Míralo, la acaba de meter en el horno con las fresas.

¡Eso se le va a quedar un jardín...!

Igual nos sorprende y es un Adriá de las tartas.

Claro.

-Bien.

-No me gustaría irme por una tarta, que nunca he hecho,

pero, bueno... a ver cómo salimos de esta.

-La verdad, me ha quedado mejor de lo que esperaba.

Yo creo que es una tarta digna de "MasterChef" y de...

De todos los concursos que se tercien.

¡Buf... esto se va a ir a tomar por culo todo!

¡Aspirantes, estáis en los últimos cinco minutos!

¡Un minuto, chicos, último minuto!

¡Diez segundos!

Diez, nueve, ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres, dos, uno,

¡tiempo! ¡Manos arriba!

Enhorabuena, aspirantes. Habéis terminado vuestras tartas

y el jurado de "MasterChef"

debe ahora probar cada uno de vuestros platos.

Juanma, por favor.

La veo un poco... mazacote.

Si no tuviese tanta mermelada, me recordaba a las industriales.

Lo que me extraña es que hayas pedido manchego para la tarta.

-¿Por lo que me he comido? Sí.

Juanma, yo veo un cocinero mío en mi cocina

en el momento del servicio, poniéndose las botas de queso...

Y me lo hace una vez.

-Touché.

Tú no has hecho una tarta en tu vida, ¿verdad?

Has tenido mucha suerte. -Sí, chef.

Y esa suerte te favorece. -Sí, chef.

La suerte del principiante. Buen trabajo.

-Gracias, chef.

Cada vez creo más en Dios.

Dios protege la ignorancia.

Fabián.

Quiero que sepas que me encanta la frescura de tu jardín de...

fruta fresca con el verde del pistacho.

Me parece... superbonito.

Muy bien. -Gracias.

¿Seguro que le has echado queso? -Sí, chef.

No sabe a nada.

Cerezo.

No te voy a hablar de la estética.

Sin embargo, la crema parece un puré.

No quiero hacer el chistecito fácil.

Pero de verdad que... el ganador de "Master Cheese Puré".

Cuéntame un poco cuál ha sido tu inspiración.

-Mi inspiración es que yo

sí que no he visto una tarta ni en fotografía.

Y he hecho lo que he podido. Lo de... el hecho de tirarlo así...

Tirarlo, porque lo has tirado. -Ha sido tirarlo para tapar

un poco la... las fresas para que no me quedara...

¿Las fresas que metiste al horno? -Claro.

¿Fresas al horno?

-Es que como no me ha aguantado la masa... voy a poner un toque...

El toque de Cerezo. -El toque de Cerezo.

Tu tarta no es bonita. -No.

Es fea. -¡Es que es fea de cojones!

Risas.

Y espero poder ir haciendo más.

José David.

¡Cómo me gusta el olor de la tensión!

-Hay mucha aquí. ¡Cómo disfruto...

estoy en mi salsa!

-¿Te lo pasas bien conmigo, eh?

¿Tienes agua por ahí?

-Voy a por ella.

Esto es un mazacote en toda regla.

¿Te gusta la tarta de chocolate? -Sí.

¿Con naranja? -Sí.

¿Y una tarta de crema con fresas?

-También. ¿Y la tarta de queso?

-También. Es que tenemos tres tartas.

Relájate y cocinarás mucho mejor.

Murmullos de ánimo. -Gracias, chicos.

Juan Manuel.

Vamos a ver qué hay dentro. -De acuerdo, chef.

He intentado hacerlo lo mejor posible, es mi primera tarta y...

tengo que decir que le he puesto todo el cariño de mi parte.

Está fea, fea...

pero rica.

A mí me gusta mucho la mezcla del queso con la fresa,

no complicarse más la vida... cuando no se sabe.

Y para ser tu primera tarta, qué quieres que te diga, no está mal.

-Gracias, chef.

Hoy he visto una cosa clarísima y es vuestras actitudes.

De cada uno, muy bien definida.

Y la tuya, si te vienes a mi casa dos meses,

te garantizo que sale un buen cocinero. Felicidades.

-Muchas gracias.

Aspirantes, el jurado ya ha probado vuestras creaciones

y ahora tiene que tomar una decisión. Jurado,

podéis ir a deliberar.

El jurado de "MasterChef" ya ha tomado su decisión.

Suerte a todos.

Cerezo,

da un paso al frente, por favor.

Tu tarta es la más fea de toda España.

-Creo que sí.

Pero es la tarta más rica que he comido hoy aquí.

-¡Gracias, chef!

Tu tarta no se puede servir en un restaurante.

-Ni en casa.

Risas.

Tu tarta estaba lo suficientemente rica

como para que este jurado que valora primero el sabor,

tengamos menos en cuenta, en este caso, la estética

y sigas en "MasterChef". -¡Muchas gracias!

Ovación. ¡Muchas gracias, chef!

-¡Viva Cerezo!

¡Que me has tenido... toda la prueba en tensión!

(PÚBLICO) ¡Cerezo, Cerezo, Cerezo...!

Fabián, da un paso al frente, por favor.

Noé, Juan Manuel,

este jurado ha decidido...

que vais a seguir en "MasterChef".

Ovación y vítores del público.

-Felicidades.

(FABIÁN RÍE CONTENTO)

-Cuando me he quedado con Juanma a solas, digo: "Me voy.

Me voy a casa, se acabó todo; se acabó mi sueño...

y va a ser muy duro".

José David, Juanma,

ha llegado la hora de la verdad.

Uno de los dos abandonará "MasterChef".

José David, es verdad que pones bastante interés;

veo que tienes ganas de triunfar... -Todo el que puedo.

Pero "MasterChef" es mucho más exigente que todo esto.

-Sí, chef.

"MasterChef" coge gente que le gusta cocinar

y les enseña los valores que debe tener un cocinero para triunfar,

y son muchos:

capacidad de trabajo, perseverancia,

fuerza... pero la suficiente inteligencia

como para que esa fuerza no se transforme en soberbia,

que es el cáncer de los cocineros.

Un cocinero humilde aprende cada día.

El jurado ha decidido, por unanimidad,

que quien debe abandonar "MasterChef" es...

Juanma.

-Hoy casi me voy a casa y... ha habido un momento... ¡joder!

"¿Por qué no me ha cogido Eva a mí?"

-Yo sí que tenía claro que se iba Juanma.

Además, creo que es justo.

¿Cómo estás?

-Bueno... podía pasar, ¿no?

Déjame aire.

¿Tú te veías fuera?

-Hasta ese momento no.

¿Quizá te ha faltado pasión?

-O no la he sabido demostrar, una de las dos cosas, sí.

Es cierto que con esta actitud podría dar la impresión

de que no tengo pasión por la cocina.

Tengo pasión por la cocina pero...

Ni siquiera ahora estoy seguro de si tengo pasión

por empezar una carrera como cocinero de restaurante...

de alta cocina...

Yo creo que lo tuyo ha sido un problema de actitud.

-También puede ser.

Sí, no lo sé... no sé si he competido mucho

o si he sido competitivo,

en ese sentido. Sea cual sea tu sueño,

en "MasterChef" queremos que lo consigas,

porque vas a poder seguir investigando en la cocina

ya que nuestro patrocinador

te regala todos los electrodomésticos

que has utilizado para que sigas investigando.

¡Y nuestro otro patrocinador

te regala tu compra mensual en su supermercado hasta final de año!

(PÚBLICO) ¡Bien!

-De "MasterChef" me llevo... 14 buenos amigos.

(TODOS) ¡Eh... vamos!

-Sé que seguiremos viéndonos.

Me llevo una experiencia vital curiosa... interesante,

muy distinta, nada de lo que hubiera hecho antes.

Me llevo a 14 amigos.

Juanma nos ha dejado.

Sus compañeros seguirán luchando por permanecer aquí,

en las cocinas de "MasterChef".

Sólo sobrevivirá el que mejor y más rápido aprenda,

porque "MasterChef" es como un buen plato:

buscamos la conjunción perfecta entre técnica y pasión.

Señores, hasta la semana que viene.

Hoy os enfrentáis a una caja misteriosa difícil.

-Yo es la primera vez que cocino algo vivo...

Esto no es cocina sencilla. Esto no es nada.

Pues este es el salón del trono de los Reyes Católicos.

¡Cada uno a sus posiciones, por favor!

¿Oído? -¡Sí, chef, chef!

-Estás estupendo.

Mañana voy a ir a por ti.

-Acción.

-¡Qué hambre tengo! -¡Cuidado, cuidado, cuidado!

¡Puede comer lo que le apetezca!

El jurado ha decidido, por unanimidad,

que quien debe abandonar "MasterChef" es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 2 - 17/04/13

Masterchef - Programa 2 - 17/04/13

17 abr 2013

Los concursantes tendrán que enfrentarse a nuevos retos en la siguiente entrega de MasterChef. La primera prueba les espera en plató: la Caja Misteriosa.

Ésta oculta una serie de alimentos con los que los 14 aspirantes tendrán que cocinar el plato que mejor se les dé. Los que elaboren los tres mejores serán elegidos como capitanes para la prueba por equipos.

Esta prueba tendrá lugar en Aranjuez, en las inmediaciones del Palacio Real de la ciudad, donde serán los encargados de servir el banquete de una boda de 80 invitados. Una semana más, el programa viaja a una ciudad española para mostrar la riqueza gastronómica de nuestro país y poner a examen la habilidad de los concursantes.

Los aspirantes que resulten perdedores en exteriores se enfrentarán a la prueba eliminación. Los jueces cada vez serán más exigentes y el más mínimo fallo supone la expulsión del programa.

Sorpresas, desafíos, lágrimas y cocina serán los protagonistas en el próximo programa. Otro aspirante seguirá los pasos de Paloma y tendrá que abandonar MasterChef. "Nadie dijo que esto iba a ser fácil...".

ver más sobre "Masterchef - Programa 2 - 17/04/13" ver menos sobre "Masterchef - Programa 2 - 17/04/13"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 491 programas de MasterChef

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Marisol E

    muy buen programa.me gusta mas que la version Mexicana (y yo vivo en Mexico) inicie mirando masterchef celebrity y me he puesto a ver las temporadas pasadas. solo un detalle con el audio a partir del minuto 9 que el audio y la imagen no cuadra. si podeis arreglarlo estaria muy bien.

    17 nov 2017
  2. Ger Gertzen

    El programa está bien, vistoso, entretenido, pero, insisto, o sobran los enfados y las broncas por fallar en la comida de cara al público o, si realmente quieren que sea en serio y bien, que les den tiempo para prepararlo, familiarizarse con el plato, aprenderlo a hacer. No meterl@s a hacer algo nuevo, con la presión del público y con el tiempo contado. Es preparar el desastre.

    15 jun 2017
  3. Ger Gertzen

    Sí, el programa está muy bien hecho, concebido y realizado, es entretenido, interesante, variado. Pero lo uqe se repite es el contante desastre cuando cocinan fuera para público ajeno, y es que es lo lógico, cuando ponen a gente novata (no son chefs, lo quieesn ser) a cocinar con tiempo muy limitado platos que nunca han hecho, y en equipos de trabajo que no son ni estables ni habituales. Sobran esas broncas hipócritas de después de cada cocinado exterior: se lo ha buscado la organización del programa.

    14 jun 2017
  4. anayca

    Gran programa si además te gusta la cocina aprendes solo ya con las opiniones del jurado. Enhorabuena es un gran programa. Habría elegido bien a los concursantes y al jurado. Muy buena elección.

    12 jun 2013
  5. Sofía

    A mi me encanta este programa! Me gustan mucho los concursantes y tambien el jurado. Gran programa!!!!

    24 may 2013
  6. placeres

    Me esta encantando, me gusta la combinación de presentadores, nada que envidiar al formato Americano, Un poco raro por el programa tener una boda en el segundo capitulo demasiado riesgo de envenenar a los comensales con tanto novato. Hubiera sido mejor esperar un par de programas para curtilos mas..

    23 may 2013
  7. Ruben

    Solamente tengo 15 años y me encanta?

    17 may 2013
  8. Victor

    gran programa no lo quiteis

    21 abr 2013
  9. Sandra

    Felicitaciones por este programa, tiene todos los ingredientes ideales para querer disfrutarlo por completo. Buenisimooo.

    20 abr 2013
  10. LUISA

    Hacía tiempo que no disfrutaba de un concurso, éste se sale de lo normal y repetitivo, y si además te gusta la cocina se convierte en ideal. Enhorabuena

    19 abr 2013