www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
1760117
Para todos los públicos Masterchef - 10/04/13 - Ver ahora
Transcripción completa

¡Venga, chicos!

¡Más rápido!

Esto es "MasterChef", no la cocina de casa, corred.

-¡Master Chef!

(VITOREAN)

¿Tú quieres entrar en "MasterChef"?

-¡Ay! Repartidor de pizzas.

No te daría un premio.

-Guiso de la abuela a los frutos rojos.

Guiso de tu abuela, de la mía no.

Cuando haces un plato tan sencillo y fallas estás muerto.

-¡Oh!

-Es mi momento de cambiar de vida.

Vítores.

¡Aquí no!

¡Me debéis un traje de Armani!

¡Me he metido con el traje de Armani a la cocina!

El jurado...

ha decidido por unanimidad

que quien debe abandonar "MasterChef" es...

Buenas noches y bienvenidos a "MasterChef",

el talent show de cocina más duro del mundo.

Durante las próximas semanas aquí se juzgará

el trabajo y el talento de 15 aspirantes

que luchan con un único objetivo:

convertirse en el primer Master Chef España.

Al ganador le esperan 100 000 euros.

Y la publicación de su propio libro de recetas.

Pero no van a estar solos.

Su trabajo será juzgado

por tres premiados chefs de nuestro país.

Llevo más de 20 años cocinando.

Defiendo los conceptos claros y la tradición puesta al día.

El que quiera aprender será bienvenido.

El que piense que lo sabe todo se ha equivocado de lugar.

El plato tiene que estar lleno de sabor,

poniendo mucho mimo en la presentación.

Le doy una importancia absoluta al detalle.

Partiendo de la tradición,

la creatividad y la mejor materia prima

busco la perfección en la cocina.

Para crear grandes recetas necesitamos grandes conocimientos

y mucha coherencia.

Así empezó todo.

Recorrimos nuestro país en busca y captura

de cocineros no profesionales hambrientos por aprender

y demostrar su pasión por la cocina.

-"MasterChef" me parece emocionante.

-Mira como estoy temblando.

-Un montón de emociones todas juntas.

-Están nerviosos, están nerviosos.

Nueve mil personas. -Soy minero.

-Diseñadora web. -Estudiante de publicidad.

Se presentaron al casting del programa de cocina

más impresionante, potente y emotivo del mundo.

-Entrar en "MasterChef" sería cambiar de vida.

-Esto es lo que he querido siempre.

-Yo voy a ganar, si no no estoy aquí.

-¡Master Chef!

De los nueve mil cocineros aficionados

hemos convocado a los 500 mejores a un macrocasting en Madrid.

Todos han cocinado en casa su mejor plato

para intentar pasar a la siguiente fase.

(VITOREAN)

-¡Master Chef!

¡Aspirantes, bienvenidos a "MasterChef"!

Aplausos.

Tendréis 20 minutos para convencerme con un plato.

Quiero ver las mejores creaciones de España.

Porque sólo 40 mereceréis pasar a la última fase.

Busco exclusivamente

aquellos que puedan llegar a convertirse en verdaderos chefs.

Sólo pasarán los que realmente tengan pasión por la cocina.

Quiero ver de qué sois capaces,

sentir que tenéis verdaderas ganas de aprender.

Demostradme que sois merecedores de entrar en "MasterChef".

Aplausos.

¿Estáis preparados?

-¡Sí!

Buena suerte a todos.

¡Aspirantes!

¡Tres!

¡Dos!

¡Uno!

¡A emplatar!

En la plaza de Oriente de Madrid se puede sentir la pasión

con la que compiten los aspirantes.

Cada uno debe emplatar en 20 minutos una receta

que ha traído hecha de casa.

Para todos es la gran oportunidad de cumplir su sueño.

-No he mirado alrededor porque estoy centrado en mi plato.

Pero seguro que todos los que están aquí

tienen nivel suficiente y más.

Daos prisa porque el tiempo se agota.

Estáis en la recta final,

quedan sólo 5 minutos.

Cada detalle cuenta.

-Yo cocino con pasión, a mí me sabe bien.

-Muchísimo nivel con mis compañeros.

La cosa está muy reñida y yo lo veo muy difícil.

Último minuto, terminad.

-La emoción es máxima.

-Es una tartar de solomillo de buey.

-Es una ensalada templada con codorniz escabechada.

Quedan diez segundos.

Nueve, ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo!

Aplausos.

Ha llegado el momento de la verdad.

Treinta expertos recorrerán las mesas

y probarán vuestros platos.

-Lleva un poquito de mahonesa con mostajo.

-Esto es una tortilla de bacalao desalado

y ajos tiernos.

Una vez terminada la cata los expertos culinarios

deciden cuáles son las mejores creaciones.

Todos sus apuntes sobre textura, sabores y elaboración

pasan a manos de Pepe, Samantha y Jordi.

Nuestro jurado sólo probará

los platos calificados como aptos por los expertos

y decidirá a quiénes van a entregar

las cucharas de madera de "MasterChef".

Quienes las reciban serán los elegidos

para pasar a la última fase.

Adelante el jurado.

Aplausos.

Ha llegado el momento decisivo.

De los centenares de personas que han acudido al casting

sólo 40 serán los elegidos.

-¿Te ha gustado?

¿Tú crees que con esto vas a entrar en "MasterChef"?

-Sí.

Paulova, ¿no? -Sí.

Casera, hecha por ti. -Casera totalmente.

Muy bueno.

-¡Ah! Sí.

-¡Ah!

Tómalo.

-Recetas españolas.

¿Y eso? -Café, copa y puro.

He querido recrear el final

de una buena comida con los amigos.

Dedícaselo a tus amigos.

-¡Vamos, vamos!

-¡Que he llegado!

-¡Ah!

Enhorabuena, muy bien.

No.

Te lo has ganado.

Vítores y aplausos.

-Sin palabras.

Has demostrado lo que vales.

¿Qué tal? -¡Ah!

¡No me lo puedo creer!

¿Estás contenta? -¡Sí!

(RÍE CONTENTA)

-Ella sabe lo que me ha costado llegar hasta aquí.

Esta es tu cuchara.

Vítores y aplausos.

(LLORA)

Aspirantes, todos vosotros tenéis cuchara.

Esto quiere decir que todos vosotros

pasáis a la última fase de "MasterChef".

(GRITAN CONTENTOS)

Los 40 elegidos llegan acompañados de familiares y amigos

para enfrentarse a la última prueba.

-Lo más duro de llegar hasta aquí quizá es el ver la gran competencia

y la gran calidad y nivel que hay en todo el mundo.

-Para "MasterChef" me enfrento

con toda la energía, positividad y vitalismo del mundo.

Dispuesta a darlo todo,

a luchar por lo que realmente quiero.

Y los sueños se cumplen, hay que ir a por ellos a tope.

Bienvenidos, aspirantes.

Esta es la prueba final.

Atención porque tendréis 60 minutos para cocinar vuestro mejor plato.

Los últimos 5 minutos los usaréis

para presentarlo delante del jurado.

Quien reciba un delantal blanco como este...

será oficialmente concursante de "MasterChef".

Aplausos.

Sólo hay 15 delantales.

Eso quiere decir que de vosotros 40

solamente entrarán 15.

La hora más importante de vuestra vida comienza en...

tres, dos, uno.

¡Ahora!

Para conseguir un delantal tendrán que cocinar

su mejor creación y defenderla delante del jurado.

Deben conseguir el sí de dos jueces como mínimo.

-La mayor ilusión de mi vida es llegar hasta aquí

y me gustaría ser uno de los 15 Master Chefs.

-Necesito que "MasterChef" me cambie la vida.

Y creo que aquí me lo voy a pasar bomba,

voy a aprender y voy a disfrutar.

-Me veo dentro por supuesto, para aprender.

Yo sé que soy un diamante en bruto y a por todas.

-Pues afronto esto con muchísima, muchísima ilusión.

Yo soy consciente de que tengo 18 años

y que no tengo un nivel muy alto.

pero es lo que espero conseguir en "MasterChef",

superarme a mí mismo y demostrar a todo el mundo

que la edad no está reñida con la calidad.

-Hola.

¿Cómo te llamas? -Fabián.

Fabián. -Sí.

¿Qué años tienes, Fabián?

-18 recién cumplidos.

¿No nos engañas con la edad? -No.

Pareces más pequeño.

-Tengo el DNI.

Tienes 5 minutos para presentarnos tu plato.

-Pues voy a hacer una Tarta Guinness a capas

sobre una base de toffee salado y un enrejado de caramelo

con un poquito de cacahuete.

¿Qué quieres ser de mayor?

-Ahora mismo estoy estudiando publicidad.

Pero realmente yo tengo bastante claro que la cocina es mi pasión,

que quiero dedicarme a ello,

Si no es de una manera será de otra.

Te quedan 15 segundos.

Apura, termina, remata.

-Realmente creo que en cocina tienes que improvisar,

es decir, aquí también hay margen para la espontaneidad.

La cocina es algo más que dulce, ¿lo sabes?

-Lo sé perfectamente.

¿Tú has visto la película de "El Padrino"?

-No.

Cuando dice: "improvisación y pastelería.

Agua y aceite."

¿Te suena? -Sí.

¿Has venido sólo hoy aquí a "MasterChef"?

-No, con mis padres. Vete a buscar a tus padres.

Diles que vengan, por favor.

-Vale.

-¡No, no, espera, espera!

¿Dónde están mis padres?

Veniros.

Hola, qué tal, bienvenidos.

Dice que se quiere dedicar a la cocina.

Pero la cocina es como una olla a presión,

hay que estar muy maduro.

Sí. -Sí, hay que estar preparado.

Yo a tus 18 años hacía un año que era chef de un restaurante.

Imagino que la imagen que yo daba

debía ser parecida a la que das tú,

con los mismos nervios pero también la misma energía.

Y a mí no que queda otra que decirte un rotundo...

sí, claro que sí.

Fabián, la cocina son tres cosas:

pasión, pasión y pasión.

Y tú las tienes.

Un sí.

Fabián, te voy a seguir muy de cerca

y no te lo pienso poner fácil.

Enhorabuena.

Bienvenido a "MasterChef".

-¡Muy bien, muy bien!

Vítores y aplausos.

-Para mí ser concursante de "MasterChef" supone

una alegría grandísima, tanto para mí

como para los que me conocen.

Los sueños se cumplen, seguro.

-Buenas.

-Muy buenas, señores miembros del jurado.

Mi nombre es José Antonio Cerezo, tengo 37 años

y vengo de Alcañiz, Teruel.

Muy bien, pues usted tiene ahí la cocina y vamos al tajo.

-He preparado un carré de cordero

y luego haremos la bandera de Aragón con pimientos confitados.

Si entras en "MasterChef" cómo te sentirías.

-Siempre ha sido mi pasión, entrar en "MasterChef"

es una oportunidad de cambiar mi vida.

Yo estoy dispuesta a cambiar toda mi vida por esto.

Y entregarla prácticamente.

Si me lloras no te dejo entrar en "MasterChef".

Huy, Pepe, no seas tan duro.

¿Se puede ser de otra manera?

¿Estás soltera?

-Ya sí, desde hace una semana.

Uf, ¿y eso?

-Que, bueno...

Bueno, ¿y qué tal estás? -Pues muy bien,

porque, mira, a rey muerto, rey puesto.

-¿Te gusta?

¿Sabes de qué me alegro?

-Dímelo.

De que no hayas nacido en los EE.UU.

Porque vaya bandera que me ibas a dar.

Me parece un atrevimiento lo que has hecho.

Tienes que seducir.

¿Sería ese el plato que me darías a mí una noche tú y yo solos?

-Sí.

¿Tú quieres entrar en "MasterChef"?

-Yo quiero entrar en "MasterChef". ¿Por qué?

-Es mi momento de hacerlo, de cambiar de vida.

-No te quepa duda que quiero aprender.

Que quieres ser cocinero. -Quiero ser cocinero.

Que es tu pasión. -Es mi pasión y mi devoción.

Y no puedo vivir...

Con esa vocecita no.

-Es mi pasión y es mi devoción.

Y si me dais una oportunidad

espero no defraudaros, porque daré lo mejor.

Tengo unas dudas terribles.

No tengo corazón, soy insensible.

-Por favor.

Yo por mí no te daría un delantal.

Por mí te daría dos delantales.

Para ti.

Espectacular, ¿eh?

Vamos.

-¡Gracias!

Vítores y aplausos.

Vítores y aplausos.

Vítores y aplausos.

El jurado ya ha entregado 4 de los 15 delantales.

El casting final continua.

La siguiente en entrar es Nati.

Y hoy puede cambiar su vida radicalmente.

-Para entrar en "MasterChef" supone un cambio en mi vida.

Yo en Nueva Zelanda conocí al que es mi marido.

Siguiendo mi sueño

pienso que el mundo es el más valiente, ¿no?

-Hola. Qué tal, bienvenida.

-Buenas.

¿Cómo te llamas? -Me llamo Nati.

¿De dónde eres?

-De Bilbao, pero vivo en Las Palmas.

Cocina al mismo tiempo que hablas, porque si no no te da tiempo.

-De acuerdo, gracias. Piensa las temperaturas.

-Sí. Y mucho ánimo.

¿Qué receta nos has preparado, Nati?

-Una mezcla de estrella, paella negra.

Entonces quería arriesgar un poco más encima

y lo he hecho con arroz salvaje negro.

¿Lo habías hecho más veces? -¿Tal cuál?

Es la primera vez que lo haces con este arroz.

-Sí, mi idea era cocinarla antes, pero he tenido una mudanza

estos dos días porque me voy en teoría

a vivir a Nueva Zelanda pasado mañana.

Y he estado dos días metiendo...

Oye, una cosa, ¿y si pasas? -Me quedo.

Tienes minuto y medio para terminar el plato.

-Ah, ¿y qué hago yo charlando tanto?

Eso es.

Estate tranquila, no te precipites.

-Sí, pero me he olvidado el colador.

Tenía que colarlo porque quería presentarlo

en este formato pero se me ha olvidado.

Esto es un despropósito.

Es que la cocina tiene orden.

-No tenía que haber arriesgado, pero quería superarme.

Esto es un despropósito, un desastre.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno.

-No está ni bonito.

No.

Los nervios te la han jugado, ¿no? -Sí.

Gracias.

-No sé por qué estúpida razón he querido hacer esto.

Yo creo que lo tenemos claro.

Te voy a dar una pequeña oportunidad.

Yo te voy a dar un sí a "MasterChef".

-¿Sí?

Yo sí, pero me tendrás que demostrar mucho más.

-Por supuesto.

Presentación mala.

Arroz crudo.

Y te mereces un no.

-Ya.

Sólo tienes una pequeña luz que te da esperanza

y es que has hecho algo, ser valiente.

Es fantástico, los cementerios están llenos de valientes.

Pero esa valentía te lleva a "MasterChef".

-¡Oh!

(LLORA)

-No me lo puedo creer.

¡Gracias!

Mira. -No os voy a defraudar, de verdad.

Es una apuesta personal.

-Gracias. Porque te sacrificas mucho,

porque el sabor es bueno.

Si me defraudas yo seré quien te eche el primer día.

-¡Gracias!

¡Gracias!

¡Dios mío, esto es un milagro!

Vítores y aplausos.

-Toda mi vida he estado haciendo cosas por los demás.

siempre he sido "la hermana de", "la novia de" y "la hija de".

Pero es que esto lo estoy haciendo por mí, sólo por mí.

Y es extraño, pero es una sensación bonita

que nunca he tenido hasta ahora.

¿Es la primera vez que cocinas?

Porque te veo con un traje de cocina.

-Me queda grande.

Parece un kimono de karate. -Sí, sí, sí.

¿El look qué es?

-Pues esto es que yo soy motorista y siempre visto así.

Te tomas tú el vino o me lo tomo yo.

-No, lo voy a poner aquí.

-Yo me imagino la llegada de un meteorito a la Tierra

donde crea un surco donde empieza a germinar

la vida vegetal.

¿Necesita la cocina tanta complicación

para comerme un huevo con migas?

-No.

-Es que se me ha olvidado quitar...

Dios mío.

¿Cómo uniría yo la moto y la cocina?

Repartidor de pizzas.

-Y no me importa nada

que rías o que sueñes,

que digas o que hables.

¿No te importa nada lo que piense de tu plato?

-Me importa muchísimo, pero me tengo que animar.

Dos minutos tienes para acabar el plato.

30 segundos tienes. -Sí, señor.

¿Está acabado el plato ya? -Sí, señor.

¿Se puede hablar y cocinar a la vez?

-Sí, señor.

"Sí, señor" y "no, señor" eran dos señores.

Relájate, ¿eh?

(RÍE NERVIOSA)

¿De dónde han salido esas zanahorias?

-De un bote.

¿Zanahoria de bote el día

que te presentas en "MasterChef" a una final?

-Café para dos, larilarila.

Paloma, estamos por lo que estamos.

Creo que cantas tan bien como cocinas.

Yo lo tengo bastante claro.

-Brindemos. Salud, Paloma.

Salud, Paloma.

Para mí no puedes estar en "MasterChef".

Mi opinión es un no.

No.

-¿Me voy? Sí.

-No pasa nada.

Y yo que iba a hacer edredoning contigo...

Gracias.

Aplausos. (TODOS) ¡Oh!

-Creo que la he cagado totalmente.

Aplausos.

-"MasterChef" pues igual le queda un poco de recorrido

para poder incorporar una cocina un poco más tecnológica.

-Es como un novio que te dice:

"te dejo porque te quiero mucho y te voy a hacer daño."

-Yo es que nunca he utilizado la olla exprés.

Ha llegado un momento en que los hijos se han ido.

Yo mi vida la tengo hecha.

-Un minuto, un minuto, ¿cómo se hace?

Es que esto no lo entiendo yo.

Procuro distraerme con mis amigas.

Hacemos un taller, hacemos manualidades.

Y dentro de todo lo que me gusta pues también la cocina.

-Se me va a quemar lo de arriba

que voy a taparlo con un papel de horno.

-Yo creo que puedo dar la talla.

Ahora, eso no soy yo quien tenga que decirlo.

Aplausos.

¿Cómo te llamas? -Me llamo Maribel.

¿Qué receta has elaborado?

-Pues mira, he hecho un saquito de pasta filo;

alcachofa de Benicarló; foie, que lo he hecho yo también.

Y la compota de manzana.

-A usted le tengo un poco de...

Es que como mira siempre tan serio.

Impresiona, qué quiere que le diga.

(RÍE) Ay, por favor.

Dígame algo, por favor.

¡Ay!

Qué susto me ha dado.

Me lo ha destrozado en un pispás,

con lo que me ha costado hacerlo.

Yo creo que ese golpe de horno de más...

-¿Sí? Le ha ido muy bien.

-¿Le ha ido bien? Menos mal.

No soy una chef profesional, en mi vida he visto...

Lo sabemos, lo sabemos.

-No me he visto nunca en una cosa como esta.

Déjame. -A ver.

Una recomendación, el foie-gras. -Dígame.

Le habría funcionado mucho mejor en fresco.

-Como suelta tanta grasa cuando a veces lo he hecho...

No hay problema, un foie-gras,

una sartén caliente, saltea un poquito.

-Perfecto, yo lo hago...

No escucha, no escucha y no atiende.

"MasterChef" necesita más claridad de conceptos.

Yo creo que este plato no puede estar en "MasterChef".

-Pensaba que lo había hecho bien.

Quizá me he equivocado en algo.

Creo que te mereces que confiemos en ti.

Te voy a dar una oportunidad.

Quiero que evoluciones, quiero que escuches.

Y que no hables tanto.

Porque te queda muchísimo que aprender.

-Gracias.

¿Qué piensa que le voy a decir? -Pues que no.

No tolera bien las críticas.

-Sí, sí, sí, yo estoy contenta.

Y también creo que no escucha.

Pero lo más importante es que escuche más que habla.

Porque quien habla en la cocina es los platos.

-Lo que quiero es aprender.

Claro, a lo mejor... Déjeme terminar.

Si no escucha no aprenderá y no le irá bien en la cocina.

Aplausos.

-Yo lo que quiero es aprender,

hacer caso a mis profesores, a los maestros y adelante,

y aprender todo lo que pueda.

Aplausos.

-Para mí entrar en "MasterChef" sería algo increíble, algo único.

Mi padre falleció hace cuatro años.

Y bueno, mi padre tenía como un sexto sentido,

sabía el potencial de las personas.

Probaba mis platos y sabía que ahí había fuerza.

Allí donde esté también se lo diré a mi padre.

¿Cuál es el plato que mejor te funciona?

-Es que no tengo ningún plato que me funcione bien.

Yo creo que... Malo.

-Me funcionan bien varios,

pero no tengo ningún plato estrella.

-Este es mi plato, espero que os guste.

He puesto el humus en medio para intentar pegar los lomos

y hacer una presentación un poco más divertida.

A mí tu plato me parece

una vulgar copia de cualquier cocinerito moderno al uso.

Tienes muchísimo que aprender. -Muchísimo.

Y lo puedes aprender,

pero en "MasterChef".

No te alegres tanto, compañero. -Muchas gracias.

Para mí esto ya es algo increíble.

Tranquilízate. -Vale, perdón.

Aplausos.

-Mi padre, allí donde esté,

seguro que estará muy orgulloso de mí, me estará mirando

y estará con una sonrisa.

La ilusión de José David se contagia a los demás aspirantes.

Quedan los últimos delantales por entregar

y todos se muestran nerviosos.

¿Quién te ha enseñado a coger el cuchillo?

-Internet, la verdad.

Yo no he visto a nadie que haga

un curso por correspondencia de natación, ¿eh?

-Me gusta mucho comer, soy gallego.

¿Y todo eso lo has aprendido en Internet?

-Te lo prometo.

¿Nunca has hecho un curso de cocina ni nada?

-Nunca he hecho un curso, ni nada por el estilo, la verdad.

¿Cómo ves la posibilidad de que entre a "MasterChef"?

-Yo siempre he dicho "por mi puerta nunca pasó un tren".

Y sospecho que este es el último tren.

Y si no lo cojo no lo tendré nunca.

Quiero dejar la vida de economista porque no me gusta

para dedicarme realmente a esto, que es lo que me nutre y me llena.

¿Entonces por qué estudiaste económicas?

-Porque en casa me forzaron.

Todavía hay gente que piensa

que es más importante las económicas que la cocina.

-Tristemente para mí sí.

Pero creo que con esto

le puedo demostrar a mi familia que no es verdad.

Solamente la expresión de tu cara y de tus ojos con esa edad...

-Yo prometo esforzarme y aprender y darlo todo, en serio.

Todo, por mí, todo.

Generas muy buenas expectativas.

Lo malo de generar buenas expectativas

es que si no las cumples la decepción es mucho más grande.

Te diré más, ese plato sirve para que intentes demostrar

otra vez que ya eres Master Chef.

Si me pidieras venir a mi cocina

a trabajar y a pasar una temporada te dejaría pasar.

José Luis, ya eres un cocinero de "MasterChef".

-¡Bien!

Creo que tienes talento, tienes maneras.

Voy a confiar en ti.

Voy a permitir que te subas a ese tren.

Estás en "MasterChef".

Me la juego y apuesto por ti.

Estás en "MasterChef".

Vítores y aplausos.

Yo te he visto un poco sobrado, te veo subido de tono.

-No era mi intención.

El carácter ese no se cambia en dos minutos.

Vítores y aplausos.

Vítores. (GRITA CONTENTO)

Estáis en la mierda.

La guarnición principal se os ha ido a la mierda.

¡Quieta, chef!

Pero bueno, ¿por qué no nos hace caso?

¡Más gente aquí, por favor!

¡Ahora!

-¿Ya están ahí?

-¡Huy! -¡Oh!

-¡Madre mía!

-He abierto y hemos entrado ya hacia las cocinas.

La primera reacción ha sido de sorpresa y de asombro.

Aplausos. -¡Qué bueno!

-Yo me he quedado alucinada.

Nunca lo hubiese soñado, ni siquiera llegar hasta aquí.

-Me he dado cuenta que de verdad se había cumplido mi sueño

porque estoy en la cocina de "MasterChef".

Gritos de júbilo.

-Madre mía, no sabes dónde he entrado.

Esto es lo mejor del mundo.

-Huy, jamón jamón.

Ya no sé ni el sabor que tiene. -¡Anda!

-Tetillas, tetillas.

-Cualquier amante de la cocina y de la comida podría soñar.

-Esto es leche.

No había visto jamás tantas cocinas,

tantos utensilios, tanto de todo.

-Yo tengo sentimientos encontrados entre "quiero cocinar aquí ya"

y "hostia, tengo miedo de cocinar aquí ya".

Aplausos.

Habéis pisado territorio sagrado.

Aquí demostraréis prueba a prueba

que merecéis estar entre estas cocinas.

Aquí expresaréis la pasión que sentís por la cocina.

Queremos que nos transmitáis esa energía.

En esta cocina probaremos vuestros platos

y os daremos un veredicto que determinará

quién continúa compitiendo y quién no.

En cada programa uno de vosotros será eliminado.

-Dios mío, que esto va en serio, que tienes que hacerlo bien.

-Para mí sería un fracaso muy gordo.

Al final sólo sobrevivirá uno de vosotros.

Eso sí, el ganador podrá ver cumplido el sueño de su vida.

-Depende de como haya sido tu vida

un reconocimiento tan importante es mucho.

El ganador del programa recibirá...

100 000 euros.

Aplausos.

-Madre mía, si yo pillase eso me cambiaría un montón la vida.

-De esos 100 000 euros he estado a punto de adelantarme

y coger por lo menos un fajo

que yo creo que será una buena cantidad.

Todo gran chef desea ver sus mejores recetas en papel.

El ganador del programa conseguirá la publicación

de su propio libro de cocina.

Aplausos.

En esta portada estará el rostro de uno de vosotros.

-Tener un libro de cocina sería ya, vamos, el no va más.

-Ver mi cara en la portada de un libro

en todas las librerías de España

y que las abuelas se lo compren pues yo creo que es algo

que hace muchísima ilusión.

Yo resumo con una sola palabra

el verdadero premio de este programa:

honor.

Obtendrá prestigio y credibilidad.

El ganador será honrado con...

el primer título de "MasterChef España".

Aplausos.

-El orgullo más grande

con el que puedes llegar a tu tierra es decir:

"tomad, aquí estoy yo con mi cristal de Master Chef."

Si todo esto os parece poco

los tres primeros clasificados obtendrán una beca para estudiar

en la más prestigiosa escuela de alta cocina:

Le Cordon Bleu, Madrid.

Aplausos.

-Alucinante sin más.

Es el mejor premio que puede llegar a tener un concursante.

El ganador obtendrá un Grand Diplôme.

El segundo clasificado un diploma de cocina.

Y el tercer clasificado

un diploma de fundamentos de cocina española.

Aplausos.

Atención todos.

Uno de vosotros perderá de vista todos estos premios.

-Aquí si no estás a la altura te vas.

-Tendré que trabajar mucho para poder conseguir

estar al nivel que ellos esperan de mí.

No sólo os enfrentaréis a pruebas individuales

sino también a pruebas por equipos.

Un equipo de cocina ha de ser una maquinaria perfecta.

Sobre todo si hay que dar de comer a un gran número de invitados.

¿Habéis cocinado alguna vez para más 150 comensales?

-No.

¿No?

Pues este es el primer reto

que tenéis que afrontar en "MasterChef".

Aspirantes, preparaos para la guerra.

-Es precioso.

-¡Oh!

¡Al ataque! ¡A por ellos!

-Corre, que te sigo. -¡Al ataque!

-Se veía a la gente contenta.

Se veía con muchas ganas de empezar.

Risas.

Motor de vehículo.

-Oye, ¿y ese ruido? Nosotros hemos empezado a escuchar

un ruido y hemos estado como: ¿Qué pasa? ¿De dónde viene?

Y no veíamos nada. Y el ruido cada vez más fuerte,

más fuerte, más fuerte.

-Madre mía, tío.

-¡Hostias, es verdad!

Madre. (RÍE)

-¡Dios santo! La que nos espera. -Son tanques.

Parecía que nos iban a rodear.

Parecía que nos iban a asaltar.

Ha sido alucinante y emocionante.

Aplausos.

Es una de las cosas más impactantes

que me han ocurrido en mi vida y que, supongo, me ocurrirán.

Porque algo tan alucinante como esto,

ni esperábamos ni nos... Vamos, demasiado.

Vítores y aplausos.

Aspirante, bienvenidos al campo de maniobras

de la Base General Menacho de Badajoz.

Aplausos.

Aquí os enfrentaréis a vuestra primera prueba

por equipos.

Es un honor para mí presentaros al capitán Alonso.

-Buenos días y bienvenidos.

Las unidades que han desplegado ante vosotros

pertenecen a la Brigada de Infantería Mecanizada

Extremadura 11.

Los hombres y mujeres que se instruyen

en este campo de maniobras se preparan para participar

en operaciones reales.

En la actualidad, tenemos compañeros velando

por la paz y la estabilidad en países como Líbano,

Afganistán o Mali.

Os deseo mucha suerte para enfrentaros

al reto que tenéis por delante.

Vais a preparar la comida para 151 militares

de esta brigada.

-Darle de comer a 150 militares es una responsabilidad muy grande.

Son nuestros soldados.

Arriesgan sus vidas y tenéis la obligación

de cocinar para ellos como se merecen.

Estáis aquí para recompensar su esfuerzo y sacrificio.

Les daréis una comida que no deberían olvidar nunca.

Y eso depende solamente de vosotros.

-Es gente que hace una labor importante para todos,

que tienen mucho desgaste, que van a tener mucha hambre,

que van a ser exigentes.

Trabajaréis en dos equipos y cada equipo será formado

por un capitán.

Como esta es la primera prueba por equipos de MasterChef,

el criterio para elegir a los capitanes será vuestra edad.

Así, uno de los capitanes será Fabián,

por ser el más pequeño.

-Conlleva una gran responsabilidad,

porque podemos ir a la prueba de eliminación.

Pero el ser capitán también conlleva cierta satisfacción.

Y el otro capitán va a ser Maribel.

Aplausos. -¡Bien!

-"Joperas". ¿Por qué me ha tocado a mí?

Podría haberle tocado a otra persona.

A mí me gusta más obedecer que mandar.

Fabián y Maribel, aquí tenéis un delantal rojo

y uno azul para diferenciaros como capitanes de los equipos.

¿Quién quiere cuál? -Yo el rojo.

Y Fabián...

Los capitanes organizan al equipo y toman decisiones,

siempre difíciles y complicadas.

Pensad muy bien lo que vais a hacer,

porque el equipo que pierda irá directamente

a la prueba de eliminación.

Y la responsabilidad recaerá sobre su capitán.

Maribel, ¿qué te pasa?

-Hombre, porque... ¡Uf!

Ser responsable de primeras...

Aplausos. -¡Venga, Maribel!

Maribel, es una gran responsabilidad.

Pero tienes que pensar también que es una gran oportunidad.

-Ya. Pero hacerme responsable la primera de todos...

Y ahora mi único miedo es a defraudar a mis compañeros.

Es el único miedo que tengo.

Yo confío en ellos.

Aplausos.

La suerte está echada.

Me han puesto en este camino y tengo que seguir.

Sois quince aspirantes.

Formaréis un equipo de ocho contra otro de siete.

Fabián, Maribel, ¿qué elegís? ¿Cara o cruz?

-Cara. Maribel cruz.

Suerte.

Cruz.

Maribel, tú vas a elegir al primer integrante de tu equipo.

Aplausos. Fabián, es tu turno.

Aplausos.

-Prefiero estar siempre en un equipo de alguien fuerte,

antes de correr el riesgo de que se pueda derrumbar

y porque al final eso es lo que va a afectar al equipo.

Aplausos.

Por descarte, Nati entra en el equipo rojo,

el equipo de Maribel.

-No te quería dejar. Sabía que te iba a coger.

Aplausos. Dame un beso.

¿Tenéis ganas de empezar? (TODOS) ¡Sí, chef!

¿Vais a estar a la altura? (TODOS) ¡Sí, chef!

¡Equipos, a los vehículos de combate!

-Parece que ya ha arrancado MasterChef.

Estamos compitiendo. Casi de la noche a la mañana,

estamos ya participando por fin.

-Estas son las cocinas de campaña de la Brigada Extremadura 11.

Mientras vosotros estáis cocinando,

ellos estarán terminando su instrucción

en el campo de maniobras de la base.

Aspirantes, equipo rojo, ocho miembros.

Equipos azul, siete.

Deberéis cocinar con una misma carne.

Solomillos de excelente ternera de Ávila.

Y además, tendréis que hacer una guarnición compuesta

por un hidrato y una verdura.

Medid bien las raciones, porque los 151 militares

probarán los dos platos, el del equipo rojo

y el del equipo azul.

En MasterChef no se tira ni se desperdicia nada.

Todo lo que no utilicéis, será destinado a Cáritas.

Lo más importante es la organización.

Escuchad a vuestro capitán.

-Enfrentarme a Fabián no te creas que es fácil, ¿eh?

Porque tiene un equipo muy bueno.

-Valorando entre equipos, creo que estamos bastante igualados.

Todos tenemos ciertas cualidades que nos hacen especiales.

Aspirantes, un dato muy importante.

Tenéis tan solo dos horas para cocinar para 151 militares.

¿Lo tenéis todo claro? (TODOS) ¡Sí, chef!

Vuestro tiempo empieza en 3,

2, 1...

Ahora.

¿Qué pasará? ¿Qué misterios habrá?

-Un puré de patatas... -Con torta de Casar.

-Perfecto. -El puré...

Lo más importante del puré.

¿Te encargas del puré?

-Risotto de calabaza. -Lo había pensado yo también.

-El solomillo. Bajamos el horno a 50 grados.

Los marcamos de primera y va a estar al punto perfecto.

-La carne tenemos que ver...

Él y Luis. Y José Luis. Ellos dos.

-Entre los 10 primeros o 20 minutos,

nos vamos a poner todos a picar y pelar.

Cerezo, María, Efrén y Juanma.

-Noé, José Manuel, al camión.

-A ver, Macarena.

-1, 2, 3...

-Vamos a ir abriendo esto. -A ver, cebolla.

-El pelador.

-Ponlo así. -Vale. Patatitas, cuatro.

-Es la primera vez. -Yo también.

-Con pelador fijo.

¿Verdad? A ver, Fabián, explícame.

¿Qué plato vas a hacer y por qué?

-Pues vamos a hacer unos solomillos a la miel con mostaza.

Le vamos a poner un puré de patatas de acompañamiento,

un puré de patatas que irá acompañado con torta de Casar.

Vamos retrasados en el pelado de patatas,

pero he puesto a Efrén con los solomillos

y empezamos a dar caña.

Maribel, ¿qué plato vais a hacer?

-Vamos a hacer un risotto. -Y luego unas chips

para darle el toque crujiente.

A ver, cuidado. ¿Creéis que los chips

saldrán crujientes? Daros cuenta que son militares.

¿Creéis que eso les gustará? -Ya.

Pero, bueno, somos un equipo.

-¡Venga, chicos!

(NARRADORA) El equipo azul va a cocinar 151 solomillos

con salsa de miel, mostaza y brandy,

acompañados de puré de patatas con champiñones.

El rojo usará la calabaza como guarnición principal

en la salsa, en el risotto y una tira frita o chip

que elaborarán como acompañamiento.

Jordi, ¿quién te parece que tiene el menú como más asegurado?

Yo creo que el equipo rojo ha sugerido un menú

pensando poco en quien tiene sentado a la mesa.

-¿Chips es así? -Sí. De calabaza.

El equipo azul ha escogido un menú más clásico,

más contundente, quizás más a gusto de los militares.

Pero a contrapartida, su organización

es bastante peor que la del equipo rojo.

-¿Cuánto nos queda de patatas? ¿Cuánto nos quedan?

-Creo que nos quedan dos canastos. -Dos canastos completos.

-Quedan la mitad... -Llevamos unos 30 kilos ahora.

Pero es que se necesitan 50. -Vale.

-O sea, volad.

-Bueno, hay que ir despacio y organizaros,

que tenemos suficiente tiempo.

-¿Tú crees? -Sí. Organizaros.

-Esto va despacio. -Ir despacio.

Vestiros despacio, que tenemos prisa.

Lleváis 30 minutos cocinando.

-Tenemos tiempo. Tenemos tiempo. Tranquilos.

-El puré es otra media hora. -Todo va a salir bien.

-¡Arriba! Equipos.

-¡Dentro!

-¡Vamos!

Sal de ahí.

-¡Rojo, rojo, rojo!

-¿Cuándo llegamos? -Vuelve al frente.

Encuentra la derecha.

-¡En posición!

-Patatitas.

Fabián me ha dado el puré porque yo le dije

que me diera el puré. -Las patatas las vais a cortar.

-Ha decidido el máster... -Masterpuré.

-El Masterpuré lo ha dicho.

No importa. Vamos bien de tiempo.

-Un puré con patatas enteras no se hace en la vida.

Vente para acá.

Creo que te han puesto un nombrecito ya

entre los compañeros.

Masterpuré. -¿Masterpuré?

Las cocinas necesitan personalidad

y darse a respetar y decir: Yo soy tan fuerte como tú o más.

Y sé lo que tengo que hacer.

-Vamos a ver, chicos. A ver, un trapo para limpiar esto,

que esto lo veo yo un poco negro, ¿eh?

¿Qué vamos a hacer al final?

Oye, aquí hay un litro de caldo. ¿Dónde está la cazuela?

He estado pendiente de todo lo que ha estado a mi alcance.

Teniendo en cuenta de que yo nunca he estado pendiente

de un alcance de este calibre.

-Búscame, por favor, si encuentras por ahí el film.

-Papel, papel, papel, papel.

-¿Me traes una espumadera, por favor?

-A ver. -Un bol. ¿Te suena un bol grande?

-Voy a buscártelo. -Vale.

Al chef, al chef. Chef.

Pero, bueno, ¿por qué no nos hace caso? Oye, por favor.

No he perdido las riendas del equipo en ningún momento,

porque he estado en todo. En todo.

No nos aturrullemos ahora. Maribel, organización.

Organización, organización. Cuéntame un poco.

¿Cómo va la cosa? -Sobre todo organización

y creo que lo estamos consiguiendo.

Sincronizar a la gente. El punto de la carne.

La salsa, probar.

Que esté todo rico. -Sí, sí.

¿Quién está pendiente de la salsa? -Yo.

Esto es coñac puro. Ya no tiene solución.

Hay que dejar reducir. Siempre que hay alcohol,

dejar reducir para que pierda fuerza.

-Lo hemos intentado. Pero no ha pasado.

Habéis echado la nata y es alcohol puro.

Estos señores, cuando prueben la salsa, no van a poder conducir

un tanque. Lo tengo claro.

Nos queda muy poco tiempo.

Los filetes no los habéis ni empezado a marcar.

Las chips ya se tendrían que estar friendo

y no tenéis ni el aceite calentando.

Vais muy tarde.

-¡Vamos!

-¡Por aquí! -¡Vamos!

-¡Entrad!

-¡Vamos ya! -¡Uno!

-¡Vamos, vamos!

-Mierda, no hierve, tío.

-Tápalo. No lo levantes. Cuanto más lo destapas, más tarda.

Aspirantes, quedan 20 minutos para que lleguen

nuestros militares a comer. -¿Cuánto?

¿El puré de patatas está hecho ya?

-El puré de patatas, Cerezo, ¿cómo va?

-Está a tope. El fuego está a tope.

-Vale. He confiado en Cerezo.

Le he preguntado por el puré de patatas varias veces.

Me decía que iba bien y mentira.

¿Cómo va eso? -A las patatas le quedan, ¿eh?

El puré no va ni al tiro, ¿eh?

-Él quería el puré. "Yo me encargo del puré.

No hay problema. El puré, el puré".

Y de repente, lo hemos visto con la carne.

-Yo para nada me siento responsable de hacer puré,

no hacer puré.

-El puré. Lo más importante, el puré.

¿Te encargas del puré?

-¿Te enchufo la...? -No.

Con eso no vamos a hacer nada.

-Venga, la batidora. Va.

-El puré no sale. El puré era de Cerezo.

-Yo he estado haciendo el puré. Pero es que luego

igual estaba haciendo el puré, que he dado vueltas

a los solomillos. He hecho de todo.

Por eso no tenemos una organización tampoco...

-El encargado del puré de patatas era Cerezo.

Y Cerezo me ha decepcionado.

-José. ¿Ajo para el risotto?

-Muy poquito.

Ya, ya, ya. -¿Tienes bastantes?

-Yo creo que con estos. -¿Así?

-Vamos, yo nunca hago el risotto con ajos.

-Lo que está cortando es para ello.

-Les tengo un miedo a estos cuchillos...

-Muy gordo, muy gordo, muy gordo. Esto no sirve.

Yo lo repico. Yo lo pico, yo lo pico.

-Bueno, estoy atacada ahora mismo.

Porque el risotto jamás lo he preparado con ajo.

Le quiere poner mucha calabaza.

No sé. No lo veo.

Maribel, dirige tú. Está dirigiendo José David.

-Pero le sale a él. ¿Me entiendes?

-Bueno, da igual. A todos. Pero que dirijas tú.

-José David, vamos a poner el caldo ya. Sí o sí.

-No, no. Hay que rehogar un poquito el arroz,

un poquito el arroz.

-Ten en cuenta que se nos va a tirar el tiempo encima.

-José lo he visto una persona que se mueve

bastante bien dentro de la cocina.

Entonces, en cierto momento sí que ha podido estar

por encima de Maribel.

-Lo que no puede hacer es decir:

"Me voy a dedicar a hacer el puré y hacer la carne".

-Ahora no podemos hablar, porque hay cosas por hacer.

¿Cómo va? -Está crudo.

-Pensaba que Cerezo tendría un poco más de experiencia

en la cocina y además, me lo ha dicho 40 000 veces.

"El puré de patatas me sale excepcional".

-Es que no he fallado en el puré.

No he fallado en el puré. Ha fallado el fuego.

Ha sido un error sobre todo del conjunto,

de pensar que íbamos a poder hacer un puré.

De hecho, no hubiéramos pensado en hacer un puré.

-Es que no ha hervido el agua. No ha llegado a hervir.

Teníais que haber puesto dos tandas.

Puré no comen. Chicos, estáis en la mierda.

No tenéis puré. La guarnición principal

se os ha ido a la mierda.

¿No tenéis nada más? Estáis con los brazos cruzados.

Buscad una solución.

¡Vamos, chicos, vamos! ¡Ánimo!

-Eso no tiene sentido ninguno.

Ya no les queda tiempo. Estamos llegando al final.

Esto es como un partido de fútbol.

Hasta que el árbitro no pita, no sabemos qué pasará.

Y hemos apostado al principio un poco

por la organización de los rojos

y yo les veo un poco caóticos.

Chicos, esto es MasterChef, no la cocina de casa.

Corred. Se os echa el tiempo encima.

-Que no se puede, chicos.

-¿Ya están ahí? -Ayudadme alguno

a cambiar esto. -Ven a poner el risotto, anda.

(NARRADORA) Los soldados se dirigen a las mesas.

Ha llegado la hora de servir la comida

y nuestros cocineros aún no están listos.

-Cuando han llegado los militares, he pensado:

Dios mío, Dios mío.

Santo Cristo del Mar, que es la imagen

que en Benicarló le tenemos una fe ciega,

por favor, que coman todos

y que no nos dejes en mal lugar.

Están ahí.

-Ya va muy bien. Yo he terminado con la carne.

-Firmes.

Capitanes, atentos.

Ha llegado el momento de la verdad.

-¡Vamos, vamos! Chicos, espero que hayáis dado

lo mejor de vosotros.

Aquí están nuestros soldados. Bienvenidos a MasterChef.

(NARRADORA) El equipo rojo ha cocinado el solomillo

acompañado de salsa, risotto y chips de calabaza.

El equipo azul, incapaz de hacer el puré,

ha improvisado un guiso de patatas y champiñones

como guarnición de su solomillo con mostaza, miel y brandy.

-Están ahí, chicos.

Empezamos.

-Hola.

Solomillito para comer.

¿Tienen hambre? -Un poquito, un poquito.

-La cuchara, que la he perdido. Maribel, aquí.

Tú aquí. -Es que he perdido...

Tranquilízate. Relájate. Tú dominas el cotarro, ¿vale?

A cada uno. ¡Pum, pum, pum!

Tú aquí. -Cuchara, cuchara. Venga.

¡Pum, pum, pum!

Chicos, quiero más gente aquí emplatando,

si no, no vamos a llegar nunca

a dar de comer a 151 personas. Vamos.

Más gente aquí. -1, 2, 3. 1, 2, 3. Venga.

Aspirante, así no. Más gente aquí, por favor.

-Venga, chicos. Ese plato.

-Vamos. -Rápido.

Una cadena. Por encima. Saltear el filete.

Ahí, bien. -Venga, venga, venga.

¡Pum, pum, pum!

Que tienen hambre. Que tienen hambre.

Colócales.

Como habéis podido ver, han cambiado el menú.

No han podido hacer el puré.

Han puesto unas patatas mezcladas con los champiñones.

Comida de colegio, como decía yo.

-Venga, venga. Dale. Ponle arroz aquí.

Han hecho florituras que no deberían hacer.

No puedes poner chips de patatas, chips de calabazas,

chips de no sé qué, en una mesa de 150 señores. Imposible.

-Votad azul, por favor. Que dependemos de vosotros.

Por favor. -¿Cómo le vas a decir

que no a esta sonrisa?

Madre mía. Joder.

Tampoco le decía yo que no a la sonrisa.

-Huy, huy. Cuántos hay. Madre mía.

-¿Cuántos quedarán?

-¿Por qué número vamos? -¿Llevamos la mitad ya?

La carne se la van a comer con zapatos.

¿Cuál ha triunfado en esta mesa?

¿El rojo? Te gusta más. Bueno, te has comido el azul.

Ah, te los vas a comer los dos.

¿Os han gustado los filetes, los solomillos?

-Sí. ¿Nos decantamos por alguno?

¿El rojo? ¿El azul? Discrepancias.

-Venga, va. -¿Por dónde llega la cola?

-Pues ya se va viendo el final de la cola. Algo es algo.

-Vamos que nos vamos. -Venga, vamos.

-Venga, chavales.

A ver, chicos. Huy, el azul.

Cómo están de rebañados los azules en esta mesa.

¿Mejor el azul?

¿Sí? ¿Os ha gustado más el azul?

Fifty fifty. ¿Y qué vas a decidir?

¿Por qué?

¿Nos decantamos por alguno ya?

-Sí. Ya lo tenemos claro. ¿Cuál?

Esperar un poquito. -Pero el arroz del rojo

estaba duro, estaba apelmazado y duro.

-Venga, vamos. Más solomillos.

-Solomillos. -Echa salsa. Echa salsa.

Ahí. Bien bañado. Vale, venga.

Aplausos. -¡Ese equipo!

-Ahora sí. -Muy bien.

-Al parecer, al final el plato ha salido bastante bien.

Posibilidades tenemos.

Vítores. (TODOS) ¡MasterChef!

-Pues yo estoy muy contenta de la gente

que he tenido a mi alrededor.

Y cuando hemos entrado en el set, les he dicho:

Si acertamos, es un acierto de todos.

Y si fracasamos, es de todos también.

-¡Bien, equipo!

-Si el equipo pierde, no creo que sea por mi culpa.

También es verdad que si no hubiese confiando tanto

en según qué gente, sí que es verdad

que hubiese sido mejor.

Brigada de Infantería Mecanizada Extremadura 11.

Ha sido para nosotros un verdadero honor

serviros la comida. Muchísimas gracias.

Pero ahora vuestra opinión es vital

para nuestros aspirantes.

Soldados, si os ha gustado más el plato rojo,

deberéis dejarlo sobre la mesa roja.

Si os ha gustado más el azul, sobre la mesa azul.

El equipo en cuya mesa se apilen más platos

será el ganador.

El equipo perdedor se enfrentará en la cocina de MasterChef

a la prueba de eliminación.

Soldados.

¿Estáis preparados? (SOLDADOS) ¡Sí!

A votar.

-Cuando empezaron a votar los militares,

la verdad es que estaba muy cagado.

Pero sí que es verdad que pensaba:

"Bueno, si me voy yo, sí, porque yo lo he coordinado.

¿Pero y los demás?"

¿Qué culpa tiene mucha gente

de que yo haya coordinado de esa manera?

Vamos 38 azul,

44 rojo.

-Hemos luchado. Hemos trabajado.

Hemos trabajado en equipo, que es muy importante.

Y yo creo que lo hemos conseguido.

45 equipo azul.

53 equipo rojo.

Aún no hay nada decidido, pero de momento

va a la cabeza el equipo rojo.

-Si perdemos esta prueba, pues me fastidiaría un montón

tener que hacer la prueba de eliminación.

Y sobre todo, tener que salir uno de nuestro equipo

y más por mí que por nadie.

Parece que la torre azul no para de crecer,

mientras la torre roja se ha quedado como estaba.

Equipo azul...

¡sois los ganadores de la prueba por equipos!

Aplausos. Enhorabuena.

Primera prueba por equipos de MasterChef.

Ganadores, el equipo azul.

(TODOS) ¡MasterChef! ¡MasterChef!

¡MasterChef! ¡MasterChef!

-Ha sido ya, al momento, girar la cabeza,

ver a todos mis compañeros y la felicidad

que ves en sus caras eso ya no se paga con nada.

El saber que aunque haya habido fallos,

porque yo reconozco que han habido fallos,

han merecido la pena los nervios que hemos pasado.

Y las caras que tenían... Eso es una satisfacción por dentro,

sabiendo que soy el capitán. Increíble.

-Ha sido un subidón.

Es la primera prueba en equipo y ha sido un subidón para todos.

Y también ver a los compañeros que han perdido

y también es un fastidio, porque nos llevamos todos bien.

Equipo rojo, sois el equipo perdedor.

Inevitablemente, uno de vosotros

va a tener que abandonar su sueño de convertirse

en el mejor chef de España.

El jurado ha decidido por unanimidad

que quien debe abandonar MasterChef es...

Acabáis de superar vuestra primera prueba por equipos.

Equipo ganador, lleváis el delantal blanco,

por lo tanto, no tendréis que enfrentaros

a la prueba de eliminación.

Enhorabuena. Podéis subir a la galería

para ver cómo cocinan vuestros compañeros.

-"MasterChef" es muy duro, esto es una carrera

con muchos obstáculos,

es difícil pensar que dentro de poco

nos va a tocar a los que estábamos arriba también y...

Hay que irse preparando.

Maribel,

tú eres la capitana del equipo perdedor.

-Sí.

Después de haber hecho un risotto de calabaza

para 151 militares cansados y hambrientos,

¿crees que fue la mejor elección?

-Bueno, cada uno piensa de una manera,

nosotros pensábamos que hacer un risotto hubiera sido,

bueno, el no va más, así lo hicimos con toda la ilusión,

no dejó de comer nadie, no sé si estaría a punto o no,

pero nosotros...

cerramos la prueba bien porque todo el mundo comió.

Calabaza, así os dieron, ¿no? Calabaza.

José David,

y Maribel, ¿ha sido una capitana en condiciones?

-Yo creo que sí,

yo creo que supo mantener la calma, supo dirigirnos bien...

No, no, porque el que cortaba el bacalao en tu equipo eras tú.

Como resultado de la mala elección del menú y de la falta de cohesión

en el equipo, todos lleváis un delantal negro,

eso significa que os tenéis

que enfrentar a la prueba de eliminación,

hoy uno de vosotros abandonará "MasterChef".

Id a vuestros puestos.

-Una cocina de inducción, tener que cocinar contrarreloj,

la verdad es que es un momento muy, muy tenso.

-Esas cocinas, esas miradas,

o sea, pues te pones supernerviosa.

En esta primera prueba de eliminación

tendréis que buscar la inspiración propia de los grandes cocineros.

El ingrediente principal con el que tendréis que demostrar

que podéis continuar en las cocinas de "MasterChef"

es...

-¡Toma!

El rodaballo.

El rodaballo, también llamado faisán de los mares,

la piel debe quedar gelatinosa. A mí si hay un pescado

que me emocione cocinar y comer es justo este.

Levantad el paño.

-Me ha entrado un poquito de miedo

porque creo que es un pescado,

eh, complicado de limpiar.

-Yo es que he cocinado en mi vida dos veces rodaballo.

Ojo cómo lo cortáis,

el que lo destroce se las verá conmigo.

Cuando comience el tiempo tendréis dos minutos

para entrar en el supermercado

y coger los ingredientes que necesitéis.

Dispondréis de 45 minutos

para cocinar el mejor plato de vuestra vida.

Aspirantes, esperamos lo mejor de vosotros.

Está en juego quedarse en el programa.

Mucha suerte a todos.

El tiempo comienza en tres,

dos,

uno...

¡Ya!

-Vamos, vamos, vamos, va.

Aplausos.

El rodaballo es un pescado tan bueno, lo que tendrían

que hacer es sacarle partido y que el protagonista

sea el pescado, no la guarnición.

-Tenemos nervios los que estamos en el balcón,

imagínate ellos que están ahí en el toro.

Nati se va a arriesgar con algo así en asiático y demás.

-He cogido un pomelo, he cogido unas hierbas aromáticas,

he cogido vino blanco

y un poquito de caldo de pescado, aquí hay que ser diferente,

hay que ser especial, hay que ser...

Hay que marcar la creatividad, ¿no?

-Yo he tenido unos primeros dos minutos de...

un poco de pánico, de decir: "A ver, José, a ver...

¿Qué hago ahora? ¿Por dónde empiezo?".

Me encantaría que aquí me lo diesen con espinas,

ya la quitaría yo para aprovechar bien el punto,

el tal, ¿no?

¿Qué plato harás? -La idea que tengo

es hacer un tartar de tomates, la patata, el tomate en tartar.

Sigue cocinando que el tiempo apremia.

-Eh... Y, luego, un jugo que haré con el caldo de pescado

y con los berberechos. ¿Cómo te gusta presentarlo,

con espinas, sin espinas? -Sin espinas.

Eres un chico muy fino. -Eh, sí, me gusta comer fino,

la verdad. Lo que no sé si esa finura

es la mejor opción.

¿Qué piensas hacer con el rodaballo?

-Pues como lo hago yo en mi casa,

voy a hacer un poquito de tomate troceadito

y lo adornaré con un poquitín de...

de cebollino o algo.

Esa es la guarnición, ¿y el rodaballo?

-El rodaballo lo voy a hacer a la plancha.

Es un plato ideal para que demuestres

que estás a la altura, es tu momento.

-Ustedes juzgarán, lo haré así

que lo como en mi casa y me encanta,

no voy a complicarme más la vida, si no sé...

¿Con esa cantidad de rodaballo vamos a comer los tres, tú crees?

-¿Para los tres...? Sí, porque están delgaditos.

Bueno, yo voy a hacer esa ración, usted luego me juzga

o me podré nerviosa y me cortaré el dedo

en vez de cortar la cebolla, ¿comprende?

Perfecto. -Gracias.

Joder...

¿Qué vas a hacer, Paloma? -Voy a hacer un rodaballo,

le voy a poner el caldo de pescado haciendo una especie, un arrú.

¿Qué es eso? -Pues con un poco de grasa

y harina. ¿Grasa y harina a un pescado graso?

¿Te va bien? No sé, ¿lo has pensado?

-La voy a hacer muy suavecito. Lo que no te veo es con prisas,

te veo demasiado tranquila.

-Bueno, es que me quiero organizar bien,

que creo que también es importante.

Cuando se utilizan producto excelso hay que saberlo tocar, ¿eh?

-Lo sé, por eso lo haré lo mejor que pueda.

-Me cago en la leche con los nervios, con lo bueno...

-Me quiero poner un... -Se ha metido bien, ¿eh?

-Se ha metido un viaje... -Se ha metido bien,

se ha metido bien. -Un poco la tensión,

los nervios y, bueno, ha sido una herida,

pero ha sido más bien superficial. -Vamos.

Aplausos.

-Precisamente es la persona

que más hábil tenemos con el cuchillo,

de quien menos me esperaba que se cortara.

Aspirantes, solo os quedan 15 minutos, aprovechadlos.

-Dios...

Paloma lo que va es demasiado tranquila,

demasiado tranquila.

(MURMURA) O lo tiene muy claro

lo que va a hacer o, ah... No acabamos, no acabamos.

-Espero que me dé tiempo, me estoy organizando

lo mejor que puedo, pero las cocinas son las cocinas

y a veces se pierde tiempo.

Aspirantes, solo os quedan 10 minutos.

(APLAUDEN)

Si os gusta lo que están cocinando nuestros aspirantes,

vosotros también podéis hacerlo en casa,

toda la información en la página web de "MasterChef".

Nati, te estás arriesgando mucho... -No, iba a hacer el pomelo,

porque pensaba que había de básico el azúcar,

pero no puedo. ¿Guarnición, sabores?

-Mi punto era la fruta, intentar romper con las frutas

y no tengo azúcar. Tienes que optimizar lo que tienes.

-Tengo que optimizar. Reacciona, Nati, reacciona.

-Sí, gracias. Que no se te quede

muy básico el plato, ten cuidado. -Gracias.

Yo sabía que bajo presión no cocino bien,

yo a lo mejor tenía una idea, quería innovar como...

como siempre, y a lo mejor ahí ha sido mi error.

Se me ha descompuesto un poco todo.

Chicos, apurad, quedan menos de 10 minutos.

La presentación importa muchísimo.

¡Último minuto!

Bueno, José Luis tiene emplatado ya el plato,

ha acabado y todo. Y Paloma pues, bueno,

al final lo va a acabar.

-¡Vamos, venga, vamos, va, va, va!

Aplausos.

-¡Venga!

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos,

uno, ¡ya!

Aplausos y ovación.

Enhorabuena, aspirantes, habéis terminado vuestro trabajo.

Ahora tendréis que explicar

y defender vuestro plato ante el jurado.

Ya sabéis que el peor abandonará "MasterChef".

Suerte a todos.

El jurado va a probar en primer lugar

el plato de Eva Micaela.

¿Cómo se llama este plato? ¿Qué es?

-Pues pescado con salsa de... salsa verde

con... verdura a la parrilla

y almeja.

¿La salsa verde solamente para las almejas,

también para las verduras? -Para que la ponga cuando quiera,

no quiero cubrir el pescado entero porque...

Muy bien.

Eva. -Dime.

¿Los piñones qué hacen aquí? -Me gusta darle siempre

un toque crujiente o de... El toque crujiente

se lo tendrías que haber dado a la piel del rodaballo, yo creo.

Salsa verde.

En el recetario tradicional... -Más o menos.

¿Qué platos conoces que lleven salsa verde?

-Merluza, por ejemplo. ¿Por qué?

-Porque es un pescado suave. Exacto.

¿Tú crees que el rodaballo tiene poco sabor como para necesitar...?

-No, tiene bastante sabor, quizá fue un error.

No te lo he criticado. -No.

Te hago una reflexión... -Claro.

Porque acabáis de empezar.

-Para eso estoy aquí, para aprender.

Eva, puedes retirarte. -Gracias.

El siguiente plato que el jurado va a probar es el de José Luis.

-Pues he hecho una infusión con las, eh, cabezas

y las pieles de las gambas,

y luego he hecho a la plancha el rodaballo

y las almejas y... Cuatro esquinitas tiene mi cama,

cuatro almejitas tiene tu plato.

116 elementos,

¿sabes por qué se quedan las almejas así?

Porque han cocido mucho. -Eh, no estoy de acuerdo porque

justamente en cuanto han empezado a abrirse

las he abierto, no han cocido mucho.

Es importante que cuando plantees la receta,

centrarte un poquito en el ingrediente principal

porque tenemos muchos...

tenores en este plato.

José Luis, puedes retirarte.

José David.

¿Qué es este plato? -Un rodaballo hecho a la plancha,

un tartar de tomate, patata confitada

y un jugo de almejas.

¿Esto es un plato redondo?

-Puede ser mejorable, a lo mejor más sabor a almejas...

Tú tomaste las riendas en la prueba de equipos

y fue un poco un fiasco.

-No era mi intención porque yo quería respetar

a mi capitana en aquel momento.

¿Y ahora me haces esto?

-Ah...

Puedes ponerte con tus compañeros.

-Si me echan hoy, ah...

Yo me agarro, me agarro al jurado y que me...

me esposo a ellos y que me echen de ahí,

o sea, no me quería ir por nada del mundo.

Ah...

Maribel.

Maribel, estas me suenan. -Ah...

Pues no, no me han quedado tan bien.

O sea, que de guarnición pones la misma que la otra vez.

-Me gusta mucho la alcachofa.

O sea, que vamos a tener alcachofa hasta que te vayas.

-Vengo de un pueblo de alcachofas y...

les gustan mucho e intentamos hacerlas.

Claro, viva la alcachofa de Benicarló

que es la mejor alcachofa del mundo mundial.

Limón, perejil... Esta... copulación, ¿esto qué es?

-Eso nada. (RÍE)

Se me ha ocurrido en el último momento.

¿Me lo como? -No, no.

Pues no lo ponga en el plato. -Para otra vez

ya lo tendré en cuenta.

Nati, es tu turno.

¿Qué es este plato? -Quería hacer un contrapunto

con algún tipo de fruta caramelizada, pero

me he encontrado que no había ni vinagre de Módena, ni azúcar,

entonces he tenido que cambiar mi... mi idea.

Las almejas y los gambones los he hecho,

pues, en una reducción de... de cebollita,

eh, de ajo y del mismo aceite que... que he tenido macerando

con el vino, con los ajos y... Y todo eso que me cuentas,

¿dónde está?

Le has echado 30 elementos

y al final está soso.

En la prueba que te dio acceso a la cocina de "MasterChef"

tuviste una idea

y no pudiste materializarla debidamente,

ahora has tenido una idea

que no has podido materializar. -Ajá.

Por ello he rectificado y me he ido a lo sencillo

como me aconsejaste, menos es más y he intentado hacerlo,

salvar así el plato.

Has cometido los mismos errores que en la última prueba

y me estás dando las mismas excusas.

-Sí, chef.

Nati, puedes ir con tus compañeros.

-Es un rodaballo a la plancha con unas gambas,

acompañado con unos espárragos, de jamón, salteadas

con unas patatitas.

¿Tiene alguna disposición? Porque las gambas me miran a mí,

los trigueros me miran a mí. -No.

Yo soy de Andalucía, en mi zona se trabaja

más bien este tipo de platos

y... y, bueno... ¿Plato combinado?

¿Qué tipo de cocina crees que se hace en "MasterChef"?

-Pues creo que es más tipo... ¿Alta cocina o cocina casera?

¿Cómo lo ves?

-Alta cocina. ¿Y esto?

-Eso es más tradicional. Pues apréndete la lección.

-Sí, chef.

Paloma.

-He preparado un rodaballo a la plancha,

lo he terminado al horno

para que no perdiera mucho protagonismo

he puesto muy poquita salsa porque estaba un poco fuerte.

¿Qué salsa has hecho? Cuéntame un poco.

-Una especie de americana. ¿Y para espesar no has puesto nada?

-Ah, sí, perdón, he hecho un arrú. ¿Crees que le hacía falta?

-La quería espesar un poco.

¿Cómo has cocinado los espárragos? -Los he dejado un poco al dente...

Eh... Los has blanqueado.

Blanquear es esa cocción rápida. Te recomiendo que peles

esta parte de abajo porque la punta cocina muy rápido

y si la parte de abajo está peladita

cocina todo por igual y el resultado es mejor.

-Gracias, chef.

Creo... -De acuerdo.

Que has puesto poca salsa

porque no te ha quedado nada buena.

Está quemado por los lados, la piel blanda en el centro.

Ah...

Ya que no le has echado demasiada salsa,

sí que le podías haber echado dos gotas de un vinagre,

de un limón para realzar un poco más,

porque ni hay salsa,

ni hay acabado... Para mí no es un todo.

Paloma, puedes retirarte. -Gracias.

-Es rodaballo con salsa americana

y patata concasse.

Cómo se nota que tienes dinero, ¿eh?

Gambas no me escatimas, pero patata...

-Sí, chef. ¿Qué hago?

¿Me la como yo, no le dejo a ellos?

Bueno...

Si pones patata, pon patata.

Noé, vuelve con tus compañeros.

El jurado ya ha probado los ocho platos

de esta prueba de eliminación,

habéis preparado platos distintos con un ingrediente principal,

el rodaballo. Ahora nuestro jurado tendrá

que deliberar y pensarse bien

quién deja hoy mismo la cocina de "MasterChef".

Jurado.

No sé...

Bueno, yo creo que lo tengo claro.

Con tanta cosa, pero es el plato más limpio,

con más sentido.

(MURMURA)

-Ay, Jesucristo, Señor...

(SUSPIRA)

José David, da un paso al frente, por favor.

Mi pregunta, que creo que es sencilla,

es cómo haces una prueba de grupo de una manera,

y hoy presentas ese plato.

¿Me lo explicas?

-Bueno... eh... Realmente...

¿Sabes lo que no entiendo?

¿Cómo es posible que en una prueba

te la cargues y hoy

hagas el mejor plato de la noche?

-Gracias. No me des las gracias,

el plato lo has hecho tú.

El jurado de "MasterChef" tiene claro por unanimidad que

has sido el mejor y, por eso, sigues en "MasterChef".

Aplausos.

-Me han dicho que ha sido el mejor plato y, bueno,

eso ha sido para mí el mejor premio

aunque en la prueba anterior hayamos fracasado,

con eso se ha solucionado todo, vamos, ahora estoy...

Contento no, lo... lo siguiente.

Ah...

Eva, por favor, da un paso al frente.

José Luis, por favor.

Juan Manuel, por favor.

Noé, por favor.

Eva, ¿tú crees que tu plato es un plato

para estar en "MasterChef"?

-Tiene que mejorarse. Muchísimo, tiene la pátina

de un ama de casa sencillito. -Claro.

José Luis, tu plato tenía muchos componentes principales,

muchos solistas.

Estaba rico, con defectos lógicos,

pero hay que pensar como un chef,

pero estaba rico.

Juan Manuel,

tienes maneras

pero te falta tener en la cabeza

por dónde va la cocina ahora. -Sí, chef.

Noé, tu receta está rica, pero hay que pensar

en la coherencia, en la lógica que tiene que tener toda receta,

tienes que empezar a pensar como yo,

como él y como todos los que mamamos de este oficio.

-Sí, chef.

Os queda muchísimo por aprender,

muchísimo,

por eso seguís en "MasterChef".

Aplausos.

-Cuando me han dicho que continuaba en "MasterChef",

imagínate, otra vez a llorar. (RÍE) Otra vez a llorar.

(APLAUDEN, GRITAN Y OVACIONAN)

Maribel, da un paso al frente, por favor.

Eres la que ha trabajado peor con diferencia,

este jurado no está aquí para ponéroslo difícil,

sino para enseñaros cosas.

Cuando Pepe ha salido a veros mientras trabajabais,

lo que él ha pretendido es inculcarte a ti y a todos

la responsabilidad que debe sentir todo cocinero

cuando está cocinando en una cocina profesional.

Tu respuesta a esa tensión sabes perfectamente cuál ha sido.

-Mala.

Nunca jamás se me pasó por la imaginación

faltarle al respeto ni a él ni a nadie.

Este jurado, ah...

Ha decidido,

primero, que te despidas de tus dos compañeras.

-Me alegro mucho de que os quedéis,

de corazón, ¿eh? Os lo digo.

Pero que sigues en "MasterChef". -Ah...

Aplausos.

-Venga, Maribel. -Venga, Maribel.

-Venga, ya está, venga. Maribel, levántate de ese suelo

porque tienes que subir esas escaleras, enhorabuena.

Aplausos.

-Si no me tiro al suelo, me desmayo.

Yo creo que me ha bajado hasta la tensión

porque no me lo hubiera imaginado nunca.

-Ah...

-Enhorabuena, Maribel. -Enhorabuena, Maribel.

-Gracias.

(LLORA)

Paloma, da un paso al frente, por favor.

Entraste a "MasterChef" con un pescado

y hoy un gran rodaballo

maltratado por una salsa infame.

Te he visto muy tranquila cocinando hoy,

creo que te falta mucho por pulir todavía.

-Lo he hecho lo mejor que he sabido

en el tiempo que nos han dado intentando salvar el plato.

Nati,

¿te acuerdas lo que te dije?

"Si no sigues la pauta seré yo quien te saque de 'MasterChef'".

-Sí, lo recuerdo.

Tu plato no ha sido el resultado de tu idea,

nos has demostrado que eres muy poco resolutiva,

has tenido una única idea,

no había azúcar y te has quedado ahí.

-Tanto mi marido como... como mi familia

tienen mucha ilusión porque continúe aquí

y sé que para ellos sería más duro que para mí,

que yo me marchara del programa.

Paloma, te voy a pedir que te despidas de Nati

porque hoy

eres tú la elegida para abandonar la cocina de "MasterChef".

-No me lo puedo creer, no me lo puedo creer.

No me lo puedo creer.

Ah...

-Tranquila, chis... Tranquila.

-Ah... -No me lo puedo creer.

-No pasa nada.

Nati, enhorabuena. -Gracias, gracias.

Puedes subir con tus compañeros. -Gracias, gracias.

Aplausos.

-¡Eh...! (RÍEN)

-Jordi me ha dado ya dos oportunidades

como bien ha dicho,

espero que no me tenga que dar una tercera.

(HABLAN TODOS A LA VEZ)

¿Te vienes conmigo? -Sí.

-La eliminación de Paloma ha sido un shock,

me parece una mujer superpreparada

que vale muchísimo y que va a dejar un hueco

muy grande en el grupo.

-Ah, ya está, ¿has visto?

(BALBUCEA) -Es que esto es así,

esto es así...

-Ah...

¿Cómo estás?

-Quizás...

No valgo para esto.

¿Sientes que has defraudado a alguien?

-Empezando por mí misma

y por toda la gente que ha confiado en mí.

¿En qué crees que te has equivocado?

-No lo sé, realmente lo he intentado hacer

lo mejor que he podido y he sabido.

Yo entré aquí para aprovechar una oportunidad que me habían dado,

quizá no he sido capaz de... de aprovecharla bien.

Yo sí quiero que te quede clara una cosa,

más de 9000 personas

se han presentado a este casting.

Tú has sido una de las 15 elegidas

para entrar en "MasterChef",

eso es un triunfo y,

por favor, no abandones tu sueño porque eres buena cocinera.

Vas a poder seguir investigando en la cocina

ya que nuestro patrocinador

te regala todos los electrodomésticos

que has utilizado para que sigas investigando

y sigas ahí. -Gracias.

Duele mucho, es como...

Haber llegado a tocar algo y que se te escape.

Se acaba el sueño,

esta vida sigue, hay que seguir peleando,

hay que seguir trabajando

y...

al menos llegué hasta aquí, ¿no?

En "MasterChef" comenzamos con miles de candidatos

y hasta aquí solo han llegado 15.

Hoy, ya lo habéis visto, nos ha dejado el primero,

"MasterChef" es muy duro y los que se queden

tendrán que luchar al máximo.

Solo el mejor de ellos se convertirá

en el primer MasterChef de España.

Hasta la semana que viene.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 1 - 10/04/13

Masterchef - Programa 1 - 10/04/13

10 abr 2013

Talent show para encontrar al mejor cocinero amateur en España.

En el primer programa los espectadores asisten a las pruebas de selección de Masterchef, que comenzaron a finales de diciembre: más de 9.000 personas inscritas en la web de las que solo pasaron 1.000 a los castings presenciales. Después de semanas de pruebas, se convocó a 453 personas al macrocasting celebrado en la Plaza de Oriente. Una intensa jornada que terminó con 40 clasificados, que recibieron la preciada cuchara que daba paso a la final. En ella, debían cocinar su plato estrella y presentarlo a los jueces. Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz probaron los platos y seleccionaron a los 15 aspirantes finales.

Se desvela la identidad de los quince finalistas, personas con perfiles y orígenes muy distintos, pero con un sueño común: dedicarse profesionalmente a la cocina.

En este primer programa vemos la primera prueba en exteriores, en Badajoz. Los 15 aspirantes, divididos en dos equipos y capitaneados por el benjamín y la veterana, son conducidos a una dehesa extremeña, donde se ven inmersos en mitad de unas maniobras militares de la base de Valdebótoa. Allí deben preparar la comida para los 151 soldados y oficiales del regimiento y son ellos quienes juzguen quién es el equipo ganador.

El equipo perdedor debe enfrentarse a la prueba de eliminación en plató. 

ver más sobre "Masterchef - Programa 1 - 10/04/13" ver menos sobre "Masterchef - Programa 1 - 10/04/13"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 491 programas de MasterChef

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Paulilla

    Viejita grosera la tal maribel, le faltan modales.

    11 nov 2018
  2. Alfredo

    como los vacilaban jugando a los equivocos

    29 jul 2017
  3. Alfredo

    0:45:32.... esta chica,Clara.... como abre la boca tanto....

    29 jul 2017
  4. Ger Gertzen

    Lo que yo encuentro, por decir poco, grotesco, es poner a gente poco experimentada (al menos en determinados platos y en trabajar como equipo), a cocinar con el tiempo limitado y para comensales externos. Es que así el desastre está garantizado. No me parece una experiencia nada pedagógica y lo único que se consigue es estresarse, frustrarse y dar mal servicio. Deberían haberse familiarizado con los menúes antes de ofrecerlos y hacerlos para determinada hora y en limitado tiempo. ¡Es que acoger a comensales que reciben un supuesto homenaje para darles algo hecho a prisa por gente nada experimentada o poco (en lo que están haciendo en concreto)! ¿No es pura lógica?

    14 jun 2017
  5. inma

    Hola enhorabuena por el programa es maravilloso ya era hora que hicieran un programa donde se aprende un montón el mundo de la cocina es maravillosa muchos besos y espero que pronto hagan otro programa,

    07 jul 2013
  6. marisol

    No tengo palabras. Bueno solo una:gracias

    06 jul 2013
  7. karol

    Me encanta masterchef porque es mi programa favorito de comida me llamo karol i tengo 9 me gustan mucho los postres de fabian i tambien la comida de eva i juan manuel a mi me gutaria que ganase eva i fabian porque me gusta como cocinan pero tambien esta juan manuel que tambien puede ganar a i tqmbien me gustan los jueces samanta pepe i jordi que gane el mejor!!!!!!!!!!!

    30 jun 2013
  8. Manuel Jesus

    Buenas me llamo manuel jesua ,tengo 9 años desde siempre me ha gustado Master chef mucho ,me he divertido y me he puesto triste por las personas que se han ido me encanta los tres jueces y la presentadora me gusta Pepe porque me río mucho y los otros tambien.Y yo quiero que gane o Juan manuel o Eva pero tambien quiero que gane Fabian porque es muy joven y lo puede disfrutar porque tiene unas manos que puede hacer cualquier postre. Es el mejor progama del mundo los jueces son amables cariñosos y graciosos y las personas que cocinan saben cocinar muy bien unos mas que otros pero todos saben cocinar .Y a mi tambien me gusta cocinar ,de mayor si me sigue gustando voi para master chef .¡que gane el mejor!¡vamossss!!!!!

    28 jun 2013
  9. Serenisima

    Me encanta el programa y me rio mucho porque ademas de enseñar tienen sentido del humorenhorabuena.ya hacia falta un programa de esa magnitud

    15 jun 2013
  10. maria fernandez

    Qué habéis hecho? una mezcla de masterchef con X Factor!!! No nos interesa ver a las familias, ni sentimentalismos varios... nos gusta ver a amateurs cocinando como profesionales!! os lo habeis cargado!! Y la música es muy sentimentaloide... una parte del éxito de Masterchef es un trabajo de edición de imagen y sonido muuuy buena...

    26 may 2013