www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
2257618
Para todos los públicos  Masterchef Junior - Programa 1 - 23/12/13 - Ver ahora reproducir video 01h 58 min
Transcripción completa

(Sintonía "MasterChef")

(Música instrumental)

Hola.

Hola.

Hola.

Ha sido una difícil decisión,

más de 3.000 niños

querían convertir su sueño en realidad.

Pero solo había 16 plazas.

¡Somos MasterChef Junior!

(Música instrumental)

(NIÑA) Para mí entrar a MasterChef

sería lo mejor que me pasara en la vida.

Sería, no sé, emocionantísimo.

(NIÑO) Una experiencia única. Y me lo podría pasar muy bien

y así podría aprender más.

Una oportunidad de mostrar mis dotes culinarias.

Que es mi sueño desde muy pequeñito.

Los candidatos a aspirantes se han esforzado para demostrar

lo que son capaces de hacer entre fogones.

Estoy haciendo un ajoarriero con patatas y carne.

Eh... Voy a hacer un wok de verduras

con una base de... hoja de lechuga frita.

Un nido de calabacín con..., le añadiré luego el queso rallado,

con beicon. Y le pondré, en el centro,

el huevo escalfado, que lo tengo aquí.

Voy a hacer una lasaña que... con base de patatas,

carne molida, cebolla y pimientos.

Ha sido un casting lleno de sorpresas

y visitas inesperadas.

(MARIBEL) ¡Uh!

Buenas.

(EVA) Hola.

¿Qué tal?

Hola a todos.

(HOMBRE) Hola. -Hola.

(HOMBRE) ¿Qué tal? -Bien.

Lo vais a pasar genial, tenéis que esforzaros.

¿De dónde sacas esas gafas tan bonitas?

Están graduadas, ¿eh?

No abras mucho los ojos.

¿Qué estáis cocinando?

Ah, huevos rotos. Pero ¿sabéis cocinar y todo?,

¿tan pequeños?

¿Quieres que te diga un truco muy bueno?

Si pones la lechuga 3-4 minutos en agua caliente

y después en agua fría se pone muy durita y crujiente.

Queda muy bien. Se lo diré a mi abuela,

que mi abuela no lo sabe. Díselo, díselo, le gustará.

Una degustación de tiramisú de chocolate negro,

chocolate blanco y frutos rojos.

Qué bueno. -Qué bien, muy bien.

Pero como te comas tú esto sola igual revientas, ¿eh?

(HOMBRE) Yo con vuestra edad empecé a cocinar

pero nunca jamás pensé que llegaría a ser cocinero.

Ahora, creo que jamás me hubiera atrevido

a venir a un programa como este.

Así que ya solo el hecho de estar aquí, enhorabuena, ¿eh?

Ánimo, chicos.

Si tenéis suerte nos vemos en las cocinas de MasterChef.

Suerte a todos. Gracias.

Los candidatos han demostrado su ilusión, sus ganas,

su talento y su creatividad culinaria.

Y si me decís que estoy dentro del programa

me da algo, me desmayo o algo de eso

porque es que me emociono.

Yo tengo muchísimas ganas de entrar a MasterChef.

Y yo más. -No, yo más.

No, yo más. -Yo más.

Si no me cogen llegar hasta aquí ya es un sueño.

Y nos hemos encontrado con personalidades muy distintas.

Creo que soy responsable y...

pero también soy un poco tímida.

Soy competitiva y también me da un poco de rabia

cuando la gente gana

y me da como en plan: "¡Ah, yo podía!"

Me veo graciosa, hablo con mis amigos.

Que soy un chico simpático.

Soy amable, tengo buen perder.

Y me gusta mucho expresar mis sentimientos.

Cuando yo sé que llevo razón y me dicen lo contrario me enfado.

La gente dice que soy muy abierta.

Me gusta... vivir.

Pero muy torpe.

Ser libre.

Algunos cuentan que han aprendido a cocinar a la vez que a hablar.

Yo empecé a cocinar cuando tenía 2 años,

que rebocé una croqueta.

Yo llevo cocinando desde pequeño en las cocinas de mi abuela

y me encanta cocinar.

A mi madre le gusta mucho cocinar y, desde pequeña,

yo estaba al lado de ella y la veía cómo hacía las cosas.

Otros se iniciaron para sorprender a quienes les rodean.

El día del cumpleaños de mi madre, para darle una sorpresa,

aquel día decidí empezar a cocinar y desde aquel día me encanta.

Estos candidatos son pequeños, casi no llegan a las cocinas,

pero todos tienen una aspiración común.

Yo siempre he tenido muy claro

que quiero ser un gran cocinero de mayor.

O cocinera o crítica gastronómica...

Me encantaría tener un restaurante con tres estrellas Michelin.

Si no me sale bien lo de cocina quiero ser cirujano.

Yo quiero ser una gran chef.

Pero prefiero ser cocinero.

Y si no me sale... pues a salvar vidas.

(Música instrumental)

Se enfrentarán a las mismas pruebas que los adultos,

a las mismas dificultades,

solos ante el jurado más implacable.

Trabajarán en equipo ayudándose unos a otros,

ejerciendo como jefes de cocina.

¡Velocidad!

Y en lugares fuera de lo común.

(VARIOS NIÑOS/AS) ¡Guau!

Todo ello con un objetivo:

¡Vamos a ganar!

cumplir su deseo y convertirse

en el primer MasterChef Junior España.

Pasas a la siguiente fase.

Yo soy MasterChef Junior.

Pasas a la siguiente fase.

Yo soy MasterChef Junior.

¡Enhorabuena!

Yo soy MasterChef Junior.

Pasas a la siguiente fase. -¡Guau!

Yo soy MasterChef Junior.

Voy a ser MasterChef Junior.

Yo soy MasterChef Junior.

(Sintonía "MasterChef")

Buenas noches y bienvenidos a MasterChef Junior.

Van a ser cuatro programas en los que pongamos a prueba

el talento culinario de 16 pequeños aspirantes.

Cocinarán en las mismas cocinas que lo hicieron sus ídolos:

Juan Manuel, Fabián o Eva.

E intentarán cumplir el mismo sueño,

convertirse en el primer MasterChef Junior de España.

Además el ganador se llevará 12.000 euros

para seguir con sus estudios.

Pero para llegar hasta ahí primero deben convencer a un jurado

que no se lo pondrá nada fácil.

Sabemos que son muy jóvenes,

pero aunque vengan en triciclo no nos temblará el pulso con ellos.

En MasterChef Junior van a descubrir

si de verdad les gusta la cocina profesional.

Aquí le espera mucho trabajo,

un mundo de fantasía y una experiencia inolvidable.

Jueces, bienvenidos de nuevo.

¿Qué esperáis de los jóvenes aspirantes?

Vamos a ver si de verdad saben cocinar tan bien

como lo han hecho en el casting.

Yo tengo ganas de ver hasta dónde pueden llegar.

Yo creo que nos van sorprender.

Bueno, pues vamos a conocerlos, ¿no?

Estos son los 16 aspirantes a convertirse

en el primer MasterChef Junior España.

Cuando he entrado en el plató de MasterChef,

vamos, se me han saltado las lágrimas

al ver ahí al jurado.

Casi que lloro de la emoción. Y casi que me desmayo.

(VARIOS/AS) ¡Oh! ¡Hala!

¡Qué bonito!

¡Hala!

Mirad, mirad eso.

Qué libro tan bonito.

Qué guay.

Ha sido una pasada cuando he entrado.

Mira, mira.

Era todo enorme, más enorme que en la tele.

(NIÑOS/AS) Oh, ¡hala!

Pescados.

¡Hala!

Canela, hierbabuena, cayena, albahaca... Hala.

Esto son los congeladores, ¿no? -Sí.

A ver.

Nunca me había imaginado estar aquí,

porque era muy pequeña, todos decían eso,

y mira dónde estoy.

Perejil... -¿Y el pescado?

¿Y el pimentón?

¿El qué? -Chorizo.

Lo primero que he hecho ha sido abrir los frigoríficos

por si había algo.

A ver, vamos a ir viendo.

Qué guay.

Se había cumplido mi sueño, estaba en MasterChef Junior.

Ha sido alucinante.

Bienvenidos a la primera edición de MasterChef Junior.

Enhorabuena, aspirantes.

Gracias.

Sois el futuro de nuestra cocina.

Gracias.

Si estáis aquí es porque sabéis cocinar.

Sí.

Porque vosotros preferís hacer la tortilla

a que la hagan vuestros padres.

Sí. -Claro, sí.

Y sobre todo porque la hacéis mejor vosotros, ¿no?

(RÍEN) Sí.

Has acertado.

Yo soy Alba, tengo 12 años.

Y esta es mi prima Cris, que también tiene 12 años.

(CRIS) Tener a mi prima es superguay, las primas de León.

Y estar juntas me encanta.

Bueno, chicos, en MasterChef Junior

vais a aprender muchas cosas,

pero lo principal que vais a aprender

es a cocinar sano para comer sano.

Sois 16 aspirantes,

solo uno será el ganador

del primer trofeo MasterChef Junior España.

Se llevará, además, 12.000 euros,

para continuar con sus estudios.

Pero en MasterChef Junior nadie pierde

porque además de aprender a cocinar vais a hacer amigos

y vais a vivir una experiencia inolvidable.

Yo lo primero que he pensado ha sido que estaba en un sueño

y que no podía creerme que estuviese aquí,

de 3.000 niños.

Antes de empezar la primera prueba queremos saber de dónde venís.

Noa, ¿de dónde vienes? De Málaga.

¿Y qué es lo que más te gusta de Málaga?

Los boquerones.

Eh... Dani.

¿Qué?

Yo creo que tú has cruzado el mar para venir aquí, ¿a que sí?

Sí. ¿De dónde vienes?

De Canarias, de Tenerife, Santa Cruz añado.

Pau, con ese nombre... ¿de dónde vienes?

De Barcelona.

Pues un catalán nace sabiendo hacer unos buenos canelones,

una escalivada...

¿Cómo se te da la escalivada? Bien.

¿Quién te ha enseñado a ti? Mi abuela.

Ver a Jordi ha sido cumplir un sueño porque...

hemos hablado y ha sido muy impresionante, muy guay.

¿Estáis preparados para empezar a cocinar?

¡Sí!

Así no es como hay que responder.

Otra vez, ¿estáis preparados para empezar a cocinar?

¡Sí, chef!

Ahora sí.

La primera prueba de MasterChef Junior

consiste en cocinar un plato típico del sitio de dónde venís,

esa gran receta que siempre habéis visto cocinar

a vuestros padres y a vuestros abuelos.

A mí no me ha enseñado nadie a cocinar,

he aprendido yo por mi cuenta, he innovado

y ahí es de donde he sacado todo.

Y para ello vais a tener 90 minutos.

Detrás de esa puerta está la inspiración,

así que, en cuanto se abra debéis coger una cesta

y llenarla con todo lo que necesitéis

para hacer ese típico plato principal.

Pero muy atentos porque solo tendréis tres minutos

para hacer la compra.

Eso sí, si necesitáis algo se lo podéis pedir a un compañero.

Aspirantes, os informo de que todos los excedentes de comida

MasterChef Junior los dona a comedores sociales.

Así que, por favor, sed cuidadosos con lo que cogéis, ¿de acuerdo?

Además vamos a estar muy atentos al reciclado del vidrio.

Para eso os hemos puesto

esos contenedores verdes en las cocinas.

¿Queréis saber lo que hay ahí detrás?

¡Sí, chef!

Bien.

"Chan, chan". -Qué guay.

A ver. -Hala, qué guay.

Oh, hala, qué chulo.

En esta superdespensa

nuestros aspirantes deben escoger los ingredientes

para cocinar un plato típico de su región.

En ella descubrimos un hórreo gallego,

un molino castellano,

una masía catalana,

un balcón canario

y un patio andaluz.

Y todo lo necesario para que nuestros aspirantes

puedan recrear los sabores típicos de su tierra.

¿Qué nos cocinarán?

¿Dónde están los huevos? -Ahí, ahí.

Dame un pimentón, dame un pimentón.

¡Vamos, daos prisa!

Eh, a ver.

¿El cilantro le han cogido ya? -Cógelo, está ahí, está ahí.

Tres, dos, uno...

¡A las cocinas!

Vamos, Noa. Es que no hay mayonesa.

Vale, tranquila, tranquila.

¿Tranquila? ¿Cómo quiere que me tranquilice?

(Música instrumental)

Yo empecé a cocinar pues con 7 u 8 años,

cuando mi madre se rompió la pierna.

Y entonces yo siempre le ayudaba a hacer la comida y la cena y eso.

Yo comencé a cocinar cuando vi MasterChef,

porque a mí me encantó el programa y le dije a mi madre:

"Mamá, enséñame a cocinar porque de mayor quiero ser chef."

Bueno, Samantha, tú que tienes cuatro enanos como estos,

¿cómo los ves? Bueno, yo les veo súper...

Yo estoy alucinada con lo ordenados que son,

con lo bien que han sacado todo, lo han colocado,

lo han dejado todo encima de la mesa

y cómo se han puesto a trabajar enseguida.

Una seguridad que me ha dejado alucinada.

(Música)

Mi padre es cocinero pero, a ver,

no tiene restaurante ni nada, cocina en casa.

Aimar. ¿Sí?

¿Qué haces?

Una merluza en salsa verde con unas poquitas almejas.

Cómo se te nota que eres vasco, ¿eh?

Sí. ¿La merlucita cómo la cocinarás?

Cuando la salsa ya esté hecha

pondré el pescao' por las dos caras,

a fuego medio, tres minutos por cada lado.

¿Has puesto harina, verdad? No, sí. Y el caldo.

Vale. Se te está pegando un poquito, ¿vale?,

está un poquito espeso. ¿Qué años tienes tú?Ocho.

Pues se te ve suelto, ¿eh?

Me tienes un poco asustado.

Tú nos quieres quitar el sitio. (RíE)

La salsa verde de nuestro benjamín en MasterChef Junior

se ha cocinado con una cucharada de harina

que Aimar ha tostado en el fuego

añadiéndole después el caldo de pescado y el perejil.

Ahora preparará la merluza

para cocinarla entre ocho y diez minutos

a fuego medio dentro de la propia salsa verde.

Las almejas, una vez limpias,

se incorporarán al plato como elemento decorativo.

(Música)

Esther. ¿Qué?

¿Qué nos preparas? Voy a hacer una empanada.

Es complicado, ¿no? ¿Te dará tiempo?

Sí, tardo 30 minutos más o menos en el horno, pues sí.

¿Qué le pondrás a esta empanada? Voy a poner

lo de dentro del chorizo, patata, cebolla,

para adornar pimientos de Padrón y un poco de puré de patata.

Jordi me parece supermono,

es superguapo.

(Música)

Cristina, ¿qué haces? Hola. Unas sopas de trucha.

¡Sopas de trucha!

¿Y esto de dónde viene? De León,

porque allí hay muy buena trucha y mi abuelo siempre las pescaba.

Era muy divertido en la montaña, así que, nada, las he hecho.

(Música)

Tela con los chavales.

Parece que llevan cocinando toda la vida, ¿no?,

y son unos enanos que casi no llegan a la cocina.

Como me salga crudo...

Bueno, ¿qué pasa, junior? Digo junior...

Claro, es que he leído este lado, es el otro, Rodrigo,

qué torpe estoy. ¿Qué estás haciendo?, cuéntame.

Unas migas extremeñas. ¿Te gustan las migas?

A mí, sí, no sé si a ti. A mí, me encantan,

pero me gustan con un huevo frito al lado.

Mira qué tengo ahí.

Ah, ¿y le echas higos también? Pues claro.

¿Has comido migas con higos muchas veces?

Yo nunca. Pues ahora las probarás.

¿Te da un ataque de risa? Cuando veo enanos,

me río.

Tengo 11 años, me faltan 7 para ser mayor de edad.

Ja, ¿sabes la de migas que te tienes que comer

para llegar a los 18 todavía? Venga, al fuego,

que si no lo tienes en el fuego, no sofríe.

(Música)

Hola, María. Hola.

¿Qué tal? Muy bien.

¿Qué estás haciendo?, cuéntame. Una crema de andaricas o nécoras.

Oye, eso de andaricas ¿qué es? Es asturiano.

Es que este plato lo he hecho porque mi madre y mi abuela

son mis grandes maestras y se lo he dedicado a ellas.

Y aparte de cocinar, ¿qué más cosas te gusta hacer?

Me gustan mucho los deportes. ¿Y nunca te has hecho daño

con los deportes? Yo tengo la pierna...

Estoy operada de la rodilla. ¿Y eso, de hacer deporte?

No, de un problema de crecimiento. ¿Ah, sí?

Crecía muy rápido y las piernas se me separaban,

pero aquí estoy. Estás muy alta y muy guapa.

Sigue creciendo, que no pasa nada. Gracias.

(Música)

María está haciendo una crema de nécoras.

¿Qué más le pondrá, aparte de nécora?

No, lo liga con arroz para luego triturar

y que el caldo tenga un poco de espesor.

De espesura. Es un bisquet

al fin y al cabo, ¿no?

Primero, he hecho un sofrito,

y aparte, en otra cazuela, he salteado unas gambas

con las nécoras,

y después, lo he triturado todo, lo he colado,

he añadido el sofrito con las nécoras trituradas y todo,

y ahora, he añadido arroz y voy a añadir un poco de pimentón

y de cayena.

Rodrigo está haciendo unas migas, y lo tiene bastante claro.

Además, que pondrá unas migas decoradas,

con un poco de higos, un poco de melón...,

Qué bueno, ¿no? con uvas... Sí, sí.

Oye, llevaba su sofritito bien hecho, tal...

Fenomenal Rodrigo, sí.

Rodrigo ha cortado el pan en dados y lo ha mezclado con agua y sal.

Además, ha ido rehogando, en aceite de oliva,

ajos, laurel, pimientos verdes y rojos,

chorizo, panceta y lomo.

Tras mezclar todos los ingredientes en una olla

para rehogarlos juntos, y unir así sus sabores,

se añadirán el pan y el pimentón.

Rodrigo quiere decorar y acompañar sus migas

con uvas y flores de higo.

Un huevo frito coronará su plato.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos 30 minutos.

Lo que no soporto de MasterChef es el reloj,

porque cada segundo que pasa, te va poniendo más presión.

(Trituradora)

(Música)

¿Dónde está Noa? Aquí.

¿Dónde? Aquí.

Ah.

No te veía. Anda, ¿cuántos años tienes?

Nueve. ¿Y qué estás haciendo?

Un gazpachuelo. ¡Un gazpachuelo!

¿Y eso qué es? Cuéntame. Es arroz,

patata, almejas, rape...

y caldo de pescado y gambitas. Qué pinta más buena tiene.

¿De quién has aprendido a cocinar así?

De mi padre y de mi abuela. ¿Y quién cocina mejor de los dos?

La abuela porque lleva más práctica.

(Música)

(ANA) Yo empecé a cocinar con 8 años,

mi abuela hacía la comida y yo, siempre aburrida

viendo la tele, entonces, un día le dije:

"Abuela, ¿puedo ayudarte?"

Empecé a cortar, a hacer tortilla, espaguetis...

(Música)

Me imagino a Jordi de pequeño, debía ser como Aimar.

Una mezcla entre Pau y Aimar, ¿no? Ese pequeño Pitagorín,

cocinando ya desde crío.

-¿Qué tal? -Que no sé cómo se coge esto.

-Coge una rama.

(Música)

¿Qué tal, Juan? Bien.

Jolín, cómo huele aquí de bien, ¿no?

Estoy marcando el pescado pa' que quede crujiente la piel.

¿Y lo pondrás a hervir en este agua?

Sí, que... Pero ¿ha hervido ya?

Hirvió para infusionarse, y ahora hervirá otra vez con el pescado.

¿Y esta es la salsa? Esto son patatas viudas. (RÍE)

¿Qué son patatas viudas? Son patatas que se llaman viudas

porque se sirven solas, es un plato de patatas.

Aquí lo usaré para acompañar a mi pescado.

Anda, la mar salada.

¿Y esto qué es, un plato madrileño? No, es un plato coruñés.

¿Y qué tienes que ver con La Coruña?, ¿dónde vives?

No, vivo en Madrid, pero nací en La Coruña.

Sigo pensando que La Coruña es mi tierra.

(SUSURRA) Un poquito sal, ahora que no nos ven, ¿eh?

Gracias. Espera un poquito.

(SUSURRA) Vale.

(Música intrigante)

-El huevo.

-(RESOPLA)

¿Qué te pasa, Noa? Que necesito ayuda para volcarlo,

porque no me fío. Dame.

¿Aquí? Sí.

Me he concentrado en todo mi plato,

entonces, cuando he puesto el arroz, digo: "El tiempo".

¡Aspirantes, quedan solo cinco minutos!

¡Os quiero ver emplatando ya! ¡Volad!

Y me quedan dos minutos todavía.

(RESOPLA)

(Música de tensión)

(CRISTINA) No soporto ver el reloj ahí arriba,

que corre todo el tiempo... "Para, para y no sigas".

Quedan cinco segundos,

cuatro, tres,

dos, uno...

¡Tiempo!

Manos arriba.

¡Por fin!

Ya sabéis que ahora llega el momento más duro,

el de enfrentarse a nuestro jurado.

El modo en el que el jurado os evaluará es muy sencillo:

será mediante puntos.

El jurado probará todos vuestros platos

y elegirá a los tres mejores.

El mejor de esos tres se llevará seis puntos,

el segundo, cuatro,

y el tercero, dos.

Los demás os llevaréis un punto cada uno.

Los dos primeros platos que probará nuestro jurado son...

el de Alba...

y el de Ana Luna.

Por favor.

Ana Luna, ¿qué plato has hecho?

Ensalada malagueña con boquerones al limón.

(RÍE)

-Pepe, cuando come, parece un animal, abre la boca tanto,

que parece que vaya a comer a alguien.

(Risas)

La ensalada de patata está...

bien presentada,

pero te tengo que decir que la patata se te ha quedado

un poquito cruda.

Gracias, chef.

Alba. Son unos paquetitos de morcilla

con una cama de cebolla caramelizada y una salsa agridulce.

¿Estás contenta con el trabajo? Podría haberlo hecho mejor,

pero me salió bastante bien. A lo mejor,

el aceitito un poco más fuerte

para que no se te empape demasiado en grasa, ¿ves?

Sí.

Bueno, Aimar, ¿qué has hecho? He hecho una merluza

en salsa verde con unas pocas almejas.

Uf, ya quisiera Samantha hacerlo.

A ver, Carlos. He hecho una fideuá con marisco...

de mi pueblo.

Míralos. Te ha salido muy bien.

Bueno, Noa, ¿qué has hecho?

Un gazpachuelo.

No sé por qué lo has servido aparte.

Yo creo que necesitaba que estuviese todo integrado.

La salsita...

está muy buena y quiero que sepas que me ha gustado tu emplatado.

Gracias.

Juan, cuéntanos, ¿qué has hecho?

Una merluza acompañada de patatas viudas.

Está todo bien hecho,

solo te ha faltado ese equilibrio de sabor.

La empanada es de patata, cebolla

y chorizo. Nunca había comido una empanada

que llevase dentro patata. La berciana lleva patata.

Ah, ¿la de El Bierzo?

¿Tu madre hace esta empanada?

Mi madre...

Que mi madre...,

cocinar, no cocina mucho. No, ¿eh?

Es que cuando me entra un ataque de risa, empiezo a toser. (TOSE)

Vamos a coger un poquito de todo, de patata...

¿Y el chorizo? Me lo he comido yo.

Y yo el otro, Pepe. Te aguantas.

(ESTHER) (RÍE) Está bueno, ¿eh?

Lo que nos haces siempre, te lo haremos nosotros ahora,

ya verás.

Pau. He hecho un suquet de pescado,

que lleva merluza y rape.

Cuéntame cómo es el suquet. Se hace un sofrito,

se añade una picada de almendras y perejil,

se añade el caldo, se ponen los calamares,

la patata, la merluza y el rape.

Para finalizar, se ponen las gambas, se cuece unos cinco minutos más

y ya está hecho.

Rodrigo, ¿qué nos has cocinado? Unas...

migas extremeñas.

Oye, ¿y solo un huevo?

Hay que compartir.

-Es verdad.

Ay, Dios mío, con lo que me gusta el huevo frito,

con las migas.

Ay.

Jordi es más refinado que tú.

Y María habla menos que tú.

A ver, Rodrigo, que te veo muy suelto.

Ya. Aquí hay respeto.

Vale, vale.

¿Eh? Vale, chef.

A ver, amigo, ven para acá.

Vale.

"Crec".

"Crec", "crec".

Han crujido porque lo he hecho yo, ¿eh?

Las migas, muy importante, que estén crujientes.

María, ¿qué nos has hecho?

He hecho una crema de andaricas

o nécoras, con fideos.

Es como una fusión de culturas, porque mi abuela y mi madre,

que son mis maestras, son de Asturias,

y esos fideos, pues de donde yo nací.

Guau. Pruébalo, por favor.

Pica un poco, sí.

Has querido que pique porque le has echado cayena.

Sí. Sí.

Remei, por favor.

He hecho un tumbet mallorquín con lomo de cerdo.

Marina, ¿qué has hecho?, cuéntame.

Un arroz al horno.

Lleva morcilla de cebolla, tomate,

patata, arroz y pimiento rojo.

A ver, Jacobo, ¿qué nos has hecho?

Un arroz con sobrasada, alcachofas y tacos de jamón.

Y de acompañamiento,

una ensalada de tomate con cebolla.

Creo que se ha quedado un poco crudo... el arroz.

Jacobo, cómo sabes.

El arroz está muy seco.

Mario, cuéntanos, ¿qué has hecho? Unas patatas a la riojana.

¿Las has probado? Sí.

¿A qué saben? A... patata.

A la riojana.

Sin más ni menos.

Esos son, unas buenas patatas a la riojana.

Fantástico.

(Música suave de piano)

Daniel, Cristina,

vuestro turno.

Cristina, ¿qué nos has hecho? Sopas de trucha.

¿Crees que lo has hecho mejor que tu prima?

No sé.

Yo he cocinado...

papas arrugadas

con bacalao y mojo canario.

Oye, pero las papas arrugas', ¿no se sirven enteras, con piel?

Sí, pero...

Pa' darle un toque distinto.

Tú eres espabilao', ¿eh, Dani?

¿Cuál es el mejor, el rojo o el verde?

¿Te gusta el picante? Sí.

El rojo.

Dame agua, Jordi. (RÍE)

Yo te veía así y pensaba que te gustaba más el picante.

Como espabilao' que eres, tienes que ver que el bacalao,

si pones papas arrugas', que son saladas,

el bacalao, que no tenga mucha sal.

Creo que si algo tiene MasterChef Junior

es que hay presión,

y cocinamos como si fuésemos ya más mayores,

y lo habéis hecho. Gracias.

Aspirantes, vosotros ya habéis hecho vuestro trabajo

y ahora le toca trabajar al jurado.

Jueces, a deliberar.

(SUSURRANTE) Bueno, está claro que el primer plato...

(Música)

El tercer plato que más nos ha sorprendido

por su sabor, por su textura,

y que se va a llevar dos puntos,

es el de...

Mario.

Muchas gracias.

Estoy muy contento porque...,

no sé, era todo nuevo, tenía muchos nervios,

y saber que me salió tan bien como para ser el tercero,

hace que esté muy contento.

Porque nos ha demostrado que sabe aprender,

algo difícil, que son los platos de la memoria

y los platos del cariño,

el segundo mejor plato de esta prueba,

y que se llevará cuatro puntazos,

es el de...

Pau.

Estoy muy contento de haber quedado segundo

en la primera prueba de MasterChef Junior

y espero poder continuar ganando más pruebas.

Por su sabor, porque parece que lo ha cocinado un mayor,

el mejor plato de este reto creativo

y el que se lleva la máxima puntuación,

seis puntos,

ha sido el de...

María.

Bueno, me daban ganas de gritar y correr por todas partes,

pero... "Buah", fue alucinante cuando me lo dijeron.

El resto, os lleváis un punto cada uno,

pero tranquilos, que aún queda mucho MasterChef Junior

por delante.

Esto...

no ha hecho nada más que empezar.

Aspirantes,

un buen chef, aparte de saber cocinar,

tiene que conocer muy bien los ingredientes

con los que trabaja.

En eso consiste, precisamente, la siguiente prueba.

Atención, aspirantes,

porque en esta prueba cambiamos la tabla

por las libretas, y los cuchillos por el bolígrafo.

En esta prueba no tenéis que cocinar,

vamos a trabajar con un alimento que sé que os gusta mucho,

y además que estoy segura que habéis comido un montón de veces,

aunque nunca, una como esta.

Pensé que a lo mejor iba a entrar alguien con una vaca

y nos iba a dar a probar distintas partes,

y teníamos que decir cuales,

pero he visto MasterChef y sé que es un programa

en el que en cuanto piensas algo no pasa.

¡Pizza!

-¡Pedazo pizza!

Lo primero que pensé fue

que el horno era grandísimo para hacerlo.

Noa, ¿tú has reconocido a alguien ahí?

Sí, a Dani.

¿Dani qué? García.

Dani García del restaurante Calima, dos estrellas Michelin.

De repente me encuentro ahí a Dani García.

Dani, bienvenido, muchísimas gracias por acompañarnos

en este primer programa de MasterChef Junior.

¿Qué tiene que tener un buen cocinero,

a parte de saber cocinar bien?

Hay que tener gusto,

hay que saber combinar ingredientes,

hay muchísimas cosas que se aprenden al final con el tiempo

y con un bagaje que ellos ya con esta edad están tomando.

¿Y qué hay que tener para tener buen paladar?

¿Qué hay que hacer?

Creo que un ejercicio puro y duro de probar,

y sin duda, lógicamente es un hecho de estar constantemente comiendo.

Aspirantes, estoy seguro de que nunca habéis comido

una pizza de este tamaño.

(VARIOS) No.

Mide 15 metros

y es tan grande que si la pusiéramos de pie,

tendría la misma altura que un edificio de cuatro plantas.

Esta pizza gigante tiene, nada más y nada menos,

que 20 ingredientes.

Quiero que la probéis y me digáis qué 20 ingredientes son.

No tenía que haber cenado

para haberme comido parte de la pizza, es que...

Abrid bien la boca porque el tiempo comienza ya.

(Marino Marini "Guaglione")

Me preocupa lo básico. Claro.

A mí también me preocupa lo básico.

Das por hecho que eso está ahí, te fijas en la capa de arriba.

-Yo pensaba que se contaba la masa,

y yo puse, masa, ya está.

Último minuto, ¡vamos, chicos!

El ingrediente más difícil de localizar

ha sido la aceituna negra,

porque había muy pocas, yo lo he localizado a vista.

Cinco,

cuatro,

tres,

dos,

uno,

¡tiempo!

Solo he puesto 15 ingredientes porque no he visto más,

no me sabía más.

El primer ingrediente y fundamental es,

la harina.

Segundo ingrediente,

también básico para hacer la masa,

el agua.

Aceite.

Sal.

Me puse un poco nerviosa porque no había puesto los ingredientes

que eran de la masa de la pizza

y solamente había acertado la sal.

El tomate.

Champiñón.

Un buen queso.

Pimiento verde, pimiento rojo.

El atún.

Ah, he puesto bonito.

Siguiente, las alcaparras.

Nunca la había probado.

Lo confundí con los guisantes.

La pizza tenía dos tipos de jamón.

York y serrano.

El pollo.

¡Bien!

El orégano. Yo he puesto orégano.

Estoy entre eso o el tomillo, no sé lo que puse.

He visto el beicon. ¿Lo has visto y lo has escrito?

Sí. Ah, vale.

Estos no eran fáciles porque no estaban a la vista.

Cebolla.

Aceituna negra.

Aspirantes, es el momento de descubrir el último ingrediente.

Creo que era el ingrediente, sin duda, menos perceptible a la vista,

pero también sin duda, el más perceptible al paladar.

La anchoa.

Yo la anchoa la tomé también por el atún,

y el jamón serrano te voy a decir que por salmón.

Chicos, ahora el jurado y Dani García

os va a decir el resultado de la prueba.

El tercer clasificado

con 13 aciertos,

y que recibe como premio dos puntos,

es...

Jacobo.

Gracias.

En la segunda posición ha habido un empate,

dos han acertado los mismos ingredientes, 14,

y se van a llevar cuatro puntos cada uno,

y han sido...

Alba

y Mario.

El ganador de la prueba de habilidad,

o mejor dicho, la ganadora,

ha acertado 15 ingredientes,

por lo tanto, se lleva los seis puntos...

Cristina.

Bueno, Dani, ¿qué consejos les darías?

Luchar por un sueño y ser feliz

haciendo a los demás disfrutar con tu comida.

Dani, muchísimas gracias por haber apadrinado este estreno

de nuestro MasterChef Junior. Muchísimas gracias a vosotros.

Debemos saber cómo va la clasificación

después de estas dos pruebas.

En cuarta posición con 3 puntos, Jacobo.

En tercera posición con 5 puntos, Alba y Pau.

En segunda posición con 6 puntos, Mario.

Y en primera posición con 7 puntos, Cristina y María.

Aspirantes, volvemos a los fogones,

pero vamos a hacerlo de una manera muy distinta,

en la próxima prueba vais a trabajar por equipos.

Necesitamos a dos capitanes.

Cristina, María, vosotras sois las que más puntos tenéis,

así que, venga, venid aquí conmigo.

¿Quién prefiere cuál?

¿Como estamos, azul y rojo? Sí.

Vale.

Ahora ha llegado el momento de hacer los equipos,

para ello vais a ir de uno en uno metiendo la mano en aquella pecera.

Cogeréis una bola,

esa bola será roja o azul.

Pues empezamos contigo, princesita Noa, adelante.

Equipo azul, al equipo de Cristina.

Ana Luna,

equipo rojo.

Carlos.

(Música)

Aimar que esté en el rojo, por favor.

¿Y por qué, Noa? Porque me llama Míster Potato.

Venga, Aimar.

Remei, por favor.

Equipo azul.

Juan, equipo rojo.

Pau.

Dani, equipo rojo.

Jacobo.

Equipo azul.

(NOA) Venga, a ver si te toca con tu prima.

Equipo rojo.

Uy, cada prima en un equipo, madre mía.

Entre mi prima Alba y yo,

creo que va haber rivalidad,

porque siempre hemos empezado a cocinar juntas desde pequeñas

y ahora estamos separadas en equipos opuestos.

Pepe, Jordi, no os vais a librar.

Vosotros también tendréis que cocinar.

Cada uno lo hará con un equipo.

Bueno, ¿con quién queréis que vaya?

(EQUIPO AZUL) ¡Con nosotros!

(AIMAR) ¡Con ellos, con ellos!

(EQUIPO AZUL) ¡Sí!

Pepe al equipo azul.

Jordi al equipo rojo.

Me gusta mucho Jordi porque es muy guapo

y concina superbien,

y tiene un punto que me gusta mucho.

(MARÍA) Que tenga cuidado Cristina y su equipo

porque yo voy a por todas.

¡Vamos a por ellos!

(Katy Perry "Roar")

(OFF) Nuestros aspirantes van a cocinar por primera vez en su vida

para un numeroso grupo de gente,

además tendrán que hacerlo en equipo.

¿Podrán superar este reto?

Aspirantes, bienvenidos a Albacete.

Vais a tener la oportunidad de cocinar

para unos invitados muy especiales,

que ofrecerán un concierto para 3.000 personas esta noche.

Ellos son...

¡Auryn!

¡Qué guay!

Cuando he visto el cartel de los Auryn,

me he mareado, casi que me desmayo.

¡Hola, chicos! ¿Se puede?

¿Qué tal? ¿Qué tal, guapa?

No sabéis cómo se han puesto los niños

cuando les hemos dicho que comeréis lo que ellos cocinen.

A nosotros nos ha sorprendido de los casting,

la soltura con que lo llevan, la profesionalidad.

Bueno, ¿y de cocina cómo andáis?

Porque claro, de cantar muy bien, pero ¿y de cocina?

Fatal.

A mí, por ejemplo, me das la cocina y yo no sé hacer nada.

Los chicos van a hacer unas cosas espectaculares,

que creo que os van a gustar.

Hoy cocinaréis para Álvaro,

Blas, David, Dani y Carlos.

No, no...

Pero lo haréis también para todo su equipo.

En total, 41 personas.

Creo que son muchas personas,

Auryn podría tener menos personal.

Ambos equipos cocinaréis una proteína

que podrá ser de origen animal o vegetal.

Las proteínas no solo dan energía a nuestro cuerpo,

son los ladrillos que construyen nuestro organismo,

por lo tanto, fundamentales para la salud.

Pero además tendréis un ingrediente común

para el acompañamiento,

un hidrato de carbono que aportará al cuerpo

minerales esenciales y fibra, se trata de...

Arroz.

Podréis elegir entre,

verduras con arroz

o conejo con arroz.

Mi mejor amiga que se llama Carlota,

tenía un conejito que se llamaba Pelusita,

era una bolita cuando yo fui a comprarlo con ella.

Para el conejo el arroz será bomba,

para las verduras el arroz será basmati.

María, Cristina.

La última prueba, la de la pizza, fue Cristina la que ganó,

y por lo tanto, vas a tener el privilegio de elegir

qué plato cocinará tu equipo.

Arroz con conejo.

María, por lo tanto,

vosotros cocinaréis verduras con arroz.

Yo prefiero el conejo porque a mí me sale mejor que la verdura,

y además, lo como un montón.

Noa, ¿estás contenta con el plato que te ha tocado?

Menos el conejo, sí.

¿Por qué el conejo no? Porque es mi animal favorito.

¿De comer? ¡No!

Mi amiga tenía una mascota. A lo mejor es este.

¡No!

Porque es de Málaga el conejo.

Bueno... Este también.

Este también.

Qué malos, no lo pueden traer de Albacete.

Noa, ¿vas a ser capaz de cocinar conejo?

Me gustaría ganar esta prueba, aunque tenga que cocinar un conejo,

como si tengo que cocinar un caballo.

Aspirantes, vais a tener 90 minutos

para preparar 41 raciones.

En el camión de nuestro proveedor de alimentos

tenéis los ingredientes,

y toda la comida que no se utilice será donada a comedores sociales.

Os recuerdo que Jordi echará una mano al equipo rojo

y yo echaré una mano al equipo azul.

Cada integrante del equipo ganador recibirá seis puntos.

Mientras que los miembros del equipo que pierdan,

recibirán tres puntos cada uno.

Yo creo que María va a ser muy buena capitana.

Podemos ganar al equipo azul.

El tiempo comienza en tres,

dos,

uno, ¡a cocinar!

Por cierto, ¿cuál es vuestra comida preferida? La tuya.

La mía es una pizza al horno que la sé hacer muy bien.

-Yo la verdura. ¿La verdura?

La verdura me encanta.

Ah, mira, pues me gusta que te guste la verdura,

porque a lo mejor tienes hasta suerte hoy.

Anda. Y ahí te lo dejo.

Chicos, vámonos, los chicos están esperando.

¡Alto ahí, aspirantes!

Os veo muy confiados.

El grupo Auryn votará por vuestros platos,

pero su voto será orientativo.

Seremos nosotros, el jurado de MasterChef

quienes decidamos quién recibe seis puntos,

y quién recibe tres.

¿Lo habéis entendido?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Pues aplicaros, a cocinar, ¡vamos!

Aspirantes, manos bien limpias, vamos a cocinar, venga.

Poneros el gorro, lavaros las manos, que es muy importante

antes de empezar a trabajar, estar limpios.

Intentar todos que tenga el mismo tamaño.

El equipo azul va a cocinar 41 raciones

de conejo con arroz bomba.

Y están encantados con la elección de su capitana.

(REMEI) Creo que lo vamos a hacer mejor que el equipo rojo

porque creo que es un plato que te da más opciones

para hacer platos distintos,

y creo que nos saldrá muy bien.

(OFF) El equipo rojo, por el contrario,

que cocinará verduras con arroz basmati,

se siente desmoralizado porque no le gusta el plato

que ha de elaborar,

hubiesen preferido el conejo a las verduras.

(ALBA) Cuando Cris eligió el conejo, mi equipo se vino abajo

porque creíamos que podíamos hacerlo bien

y teníamos más posibilidades con ese plato.

¿Cómo has organizado el equipo?

Primero van a cortar las verduras

y después cuando terminen, unos van a hacer un wok,

otros van a poner el arroz.

¿Y tú qué vas a hacer? Voy a ir ayudando a la gente.

Tú tienes que ser la capitana,

no quiero que nadie te pase por encima, mandas tú.

La responsabilidad es tuya. Sí.

Venga al lío. Gracias, chef.

En juliana, en juliana, Ana Luna.

Cristina, cuéntame, ¿cómo has hecho el reparto de las tareas?

Pau y Remei van a estar en las sartenes y con el arroz...

¿Y por qué? Porque se les da muy bien.

¿Los demás qué van a hacer?

Pelar, cortar, preparar todo para que ellos lo vayan salteando.

Me hubiera gustado elegir mi tarea,

porque a mí me hubiera gustado marcar el conejo.

Cuéntame, Jordi, cómo va tu equipo.

Creo que el plato lo van a terminar y quedará rico.

No sé si quedará rico como un buen conejito,

que tienes suerte tú. Y un buen maestro que tienen.

No parecen chefs mis aspirantes, parecen marines.

Marines, ¿eh? Te veo sobradete, jefe.

Tú tienes el equipo de los asustados

y yo tengo el equipo de los valientes.

(ASIENTE) Tan sencillo como eso.

Pareces un leñador,

pues yo soy el lobo, cariño.

Sí, ¿sabes por qué soy el leñador?

Porque vengo a dar leña.

Y mi equipo igual.

Pues yo doy bocados, cuidado.

(OFF) El equipo rojo cocina curry de verduras con arroz basmati.

Cortarán en juliana: cebolleta, calabacín, berenjena,

pimiento rojo y shiitakes.

Lo mezclaran todo en el wok a fuego fuerte unos 12 minutos

y le añadirán piñones y pasas.

Después, agregarán leche de coco y curry para la salsa.

Las verduras estarán acompañadas de arroz basmati,

un arroz más delicado que el bomba,

cuya dificultad radica en el tiempo de cocción.

Si el bomba necesita unos 20 minutos,

el basmati no más de diez,

ese será el reto del equipo rojo, no pasar el basmati.

Y si lo consiguen, podrán poner el marcador de su parte.

Aspirantes, lleváis 35 minutos cocinando, ¿vale?

¿Qué somos? (TODOS) Fuertes.

¿Qué somos? (TODOS) Ganadores.

¿Qué somos? (TODOS) Equipo rojo.

¡Uh!

Nada, son unos flojos. No os asustéis.

Aquí podéis venir a laminar champiñones quien quiera.

Sí, yo. A ver.

¿Sabemos los trozos de conejo que tenemos?

Deberíamos contarlos.

¿Quién los cuenta?

Los está contando Pau.

(ESTHER) Hay que poner los 35 trozos de conejo. Cuidado.

85. -Sí.

¿Por qué?

(ESTHER) Porque son dos trozos de conejo por plato.

A ver, Esther, no te preocupes que hay conejo.

(ESTHER) Vale, yo solo digo...

No, tú tran... No, vale, que está muy bien,

pero tú tranquila.

Yo si fuese capitana,

hubiera asegurado como dos trozos por cabeza.

Y seguía diciéndomelo y yo: "Esther, espera un momento".

Y me puse un poco nerviosa, pero nada, un poquito.

Y ahora, ¿qué hago?

María, ¿qué hago?

María, ¿qué hago ahora?

María...

¿María ahora qué hago?

¿Ahora qué hacemos?

Aimar venía casi todo el rato detrás mío

y mientras hacía cosas estaba pensando qué mandarle

porque como es pequeño.

Ahí, ¿qué estás echando?

¡Eh! (AIMAR) ¡María!

Ahora, ¿qué hago?

María, un diente de ajo.

Sí, mira. Quítale la piel. Solo uno, solo uno.

Vale, entendido. Un ajito.

Hay gente que se debería, en vez de ponerse las pilas,

debería quitárselas, un poquito,

porque en mi equipo está Aimar.

Es un revoltoso de los más pequeños

que yo no he conocido, tan niño, con tanta energía.

El ajo, el ajo, el ajo, el ajo.

Estamos en un momento disperso, ¿eh?

Veo que aquí hay gente populando, dando vueltas.

Cada uno que tenga tarea.

Con cuidadito, ¿eh? Vigílame esto, anda.

(AIMAR) Sí.

Aspirantes, quedan 35 minutos para empezar a emplatar, ¿oído?

(TODOS) Sí, chef. Eso es.

No.

Capitana, ¿qué hacemos? -A ver, ahora.

Una pregunta: ¿Voy contando el arroz y todo eso?

Espera, todavía no.

(CRISTINA) No, que aún falta mucho para el arroz.

Cristina se lo tomaba con demasiada calma, tal vez.

¿Dónde está el pimiento? ¿Dónde está el pimiento verde?

¿Dónde lo habéis dejado?

¿Hay más adentro? -¡Aquí!

¿Hago algo en el fuego, si quieres?

Le estás hablando, no se entera, ¿sabes?

¿Qué verduras quedan, María?

-¿Qué hacemos? -Eh...

María como capitana ha estado un poco perdida, yo creo,

porque toda la gente le preguntaba y hacía una cosa, otra.

No sé, podía haber dado un poco más.

El equipo azul cocina conejo con arroz bomba,

acompañado de champiñón a la plancha.

Tras marcar el conejo y hacer un sofrito con cebolla,

pimiento, judía verde, zanahoria y azafrán,

es el momento de preparar el arroz.

Vamos a echar ya el arroz. Le rehogamos...

¿El caldo cómo está? ¿Está caliente?

Sí. -¿Cuánto echo? ¿Todo esto?

Más o menos.

Se añadirá al sofrito,

calculando tres partes de caldo de ave,

por cada parte de arroz bomba

y a fuego medio se dejará reducir.

El arroz bomba, de grano redondo,

conlleva una cocción de unos 20 minutos aproximadamente.

Los champiñones, marcados en la plancha,

decorarán finalmente este plato.

¿Sabes lo que es el espionaje industrial?

Pues hoy lo vas a aprender.

Vamos a ir al equipo rojo y vamos a ver qué hace.

¿Cómo me escondo?

Esto es un ojo

y el otro ahí cerquita.

Y me cuentas todo, me lo tienes que chivar, ¿eh?

Todo lo que pase ahí, ¿vale?

Vamos... ¿Ves, ves?

Ahí hay una caja.

Una caja que nos ha traído Pepe.

Aimar.

Oye, Aimar. Vamos fatal.

Se nos está quemando todo. Sí.

Pero... Alerta, Pepe.

¿Dónde está mi espía?

Dicen que se le ha pasado el arroz, dicen que vamos a ganar.

Claro, pues venga. Vamos a por ellos.

¡El gorro! Vamos.

Voy a buscar una cosita, te voy a camuflar

y te enviaré al otro equipo a darle guerra.

¿Vale? Vale.

Tiene que cubrir, ¿eh?

Pues echamos caldo, no pasa nada. Vale, vale.

Quiero ese conejo, quiero ya dentro, ¿vale?

¿Subo?

¿Bien?

Eres mi azote de los azules, ¿eh?

Hazlo bien. Confío en ti, ¿eh?

El secreto del éxito está en ti, ¿eh?

(GRITAN) Oye, tenemos un infiltrado aquí.

Cuidado, cuidado. Vale.

Pero bueno, pero, ¿ese...?

Fuera. Sinvergüenza.

Ha ido al horno y nos ha empezado a regular los chismes.

Así que le hemos tenido que coger entre todos y largarlo.

Volvía a entrar. Jacobo, échale de ahí.

Fuera, vale, vale. ¡Cuidado!

Tiene que quedar vivo.

A ver, ¿dónde estabas, Aimar? Te estaba buscando.

Por favor, ¿qué hacéis con mi aspirante?

No, no. Fuera de aquí, dejarlo.

Fuera, fuera. Entra, vamos.

De verdad, eres mi 007 de la cocina. Vamos.

Noa, cógeme las botellas de vidrio

y vamos a ir al contenedor verde de reciclaje.

Escurrimos y aquí.

Déjalo, déjalo. -Lo quiero probar, a ver.

Hola, chicos, ¿bien? -Hola.

Hola. -Hola, Auryn.

-Hola. -¿Qué tal, chicos? ¿Cómo estáis?

-Bien.

Un besito. -¿Bien?

¿Qué tal, chicos? ¿Bien?

Como a una amiga mía le gusta Carlos,

he pensado qué envidia va a tener.

¿Esto qué es? ¿Qué estáis haciendo?

Pues estamos haciendo conejo con un arroz meloso con verdura.

Pero qué pinta tiene. -Gracias.

Está muy bueno, ¿eh? Probad.

Está buenísimo, ¿eh?

¿Cuál es la canción que más te gusta?

La de "Heartbreaker".

(CANTA)

Hasta luego, chicos.

¡Qué guay!

Hola, buenas tardes. -Hola.

-Hola chicos. -Hola.

-¿Qué tal? -Bien.

Oye, ¿esto qué es? -¿Qué estáis cocinando?

Tiene buena pinta, ¿no?

¿Qué tal, María? -Hola. Bien.

¿Y a qué edad dijiste tú: "quiero cocinar"?

A los tres estaba enganchado con la cocina.

A los tres. Madre mía.

¿Mucha responsabilidad ser la capitana o no?

Un poco, sí.

María hay que emplatar. -Sí, hay que empezar a emplatar.

Cuando entraron los Auryn a la cocina,

me quedé alucinada,

pero es que a la vez, justo,

estábamos haciendo un montón de cosas.

Solo me dio tiempo a darle dos besos y seguir a lo mío.

Un momento, a ver. ¿Qué os envía? El otro equipo, ¿no?

A dar la lata, ¿eh?

Fuera de mi cocina.

Nosotros somos imparciales. -Estamos aquí probando.

Nosotros miramos, queremos aprender.

No, a ver. No sabemos hacer nada.

A mí me encantáis. Aparte, vais al mismo peluquero.

Estoy encantado.

Chicos, Samantha os espera. Gracias por la visita.

Oye, que vaya muy bien. -Hasta luego.

-Que vaya bien por aquí. Gracias.

Hasta ahora.

Nos tenemos que ir ya. Venga.

Por dentro.

Bueno, equipo azul, ¿eh? Chocad ahí las manos.

Bien.

Bien.

¿Qué le pasa al rojo?

¿Tiene miedo y por eso no viene a lo mejor?

-Cuchara, cuchara. (HABLAN A LA VEZ)

-Ahí me vale.

Venga, rápido.

Tú pones el arroz,

otro pone las verduras, otro la salsita.

María, ¿qué hacemos? -¿Qué hacemos, capitana?

Equipo azul, ¿cómo va ese conejo con arroz? ¿Bien?

Bien. ¿Hay algún trocito que tenga la pata

que siempre me ha encantado a mí?

Eso tiene la pata, ¿me das ese? -Sí.

Ahora espero que a uno de mis grupos favoritos

les guste el plato que hemos preparado.

¿Qué? ¿Os gusta? -Nos encanta, vamos.

Me voy a poner las botas. -Tiene una pinta increíble.

¿Este para mí? Muchas gracias.

Seguro que está bueno, ¿no?

Está más bueno que los del rojo, ¿eh?

Aquí hay pique, aquí hay pique, ¿eh?

Está más bueno que los del rojo. -Eh, Carlos.

Cuando han dicho mi nombre de repente,

digo: Ah, ¿cómo pueden saber mi nombre?

Corred, que tenemos a los Auryn aquí. Rápido, rápido.

Tengo cinco para los Auryn, rápido.

Buenas. -Muchísimas gracias.

-Hola. -¿Qué tal?

-Hola, chicos.

Muy bien. -Mirad, qué bonita decoración.

De gira, comemos muy poca verdura,

nos hace falta.

¿Quién es más Auryner, el equipo azul o el rojo?

(TODOS) El rojo.

Eso se llama chantaje, horrible.

Yo me voy a ceñir a mi estómago.

A mí me falta uno con salsa.

Vamos con ello, vamos con ello. Venga, chicos. Fenomenal.

Oye, equipo rojo, no podemos hacer esperar aquí a la gente.

Oye, tú a lo tuyo, niño.

Míralo, míralo, que estoy alucinando.

Tengo una cola de gente esperando que no me gusta nada. Volar.

Salsa, voy.

El equipo azul pone poco mimo en la presentación

y emplata tan rápido que se ve obligado a servir

la comida por la fila.

El equipo rojo ha optado por un emplatado más elaborado,

lo que provoca cierto retraso en el servicio.

Venga, va, que nos quedan bastantes platos. Rápido.

Nadie más, no emplatéis más. Ya está.

Ya están todos, ya están todos.

Dios mío, vamos retrasadísimos comparado con ellos.

Vamos dentro a celebrarlo, chicos.

(GRITAN)

Vamos.

¿Somos equipo? (TODOS) Sí.

¿Formamos equipo? (TODOS) Sí.

Azul. (TODOS) Bien.

Hemos hecho un arroz con conejo...

para chuparse los dedos.

¿Han ganado? -No.

Están celebrando haber acabado.

Están tardando bastante

y es un plato fácil de emplatar.

(LLOROSA) Estoy un poco triste porque veo la cola

y creo que está siendo demasiado lento el emplatado.

El problema es que les veo allí

y lo peor es que no puedo hacer nada.

Hola, Jordi. ¿Qué te pasa a ti?

Nada, que estoy un poco...

que estoy sufriendo bastante con lo que pasa ahí fuera.

Yo sí que estoy sufriendo

y mírame, entero.

A ver, nuestro plato tenía un poco más de trabajo en emplatar,

es normal.

Oye, que no son profesionales, ¿eh? Ya.

Ahí, ahí, el último. A ver.

Ahí va, qué bien. A ver...

Nuestro emplatado fue más costoso

y por eso hemos tardado más.

El conejo está duro, nos han dicho. -Está duro el conejo.

No os rompáis los dientes, está duro.

Lo intentaremos.

Amigo, te has equivocado. Está muy bueno el conejo.

Es cierto que este trocito de conejo está un pelín duro.

Bueno, ¿qué?

Bueno, es una pasada. -Buenísimo.

No sabemos qué equipo elegir, si el azul o el rojo.

Cada uno tiene su estilo.

Uno es más tradicional, otro es un poco más innovador.

El emplatado, ¿qué es lo que más te ha gustado?

Pues el rojo, la verdad es que impacta el emplatado,

pero es que yo soy más tradicional.

El sabor. ¿Cuál de los dos?

Yo me quedo con el sabor del equipo azul.

Yo también. -Me encanta. Me parece perfecto.

A mí de los dos,

el rojo es el que me parece más...

Yo estoy indeciso. Yo no sé si el azul o el rojo.

Estoy ahí un poco...

Muchísimas gracias a todos por haber colaborado.

Muchísimas gracias a Auryn por haber estado

aquí también con nosotros

y os dejo que vayáis votando.

Vamos para allá. -Vamos.

Gracias. -Gracias.

(Música)

Va por el azul.

Equipos, enhorabuena a los dos,

porque habéis superado el reto

de cocinar para 41 comensales, cosa que no es nada fácil.

Os recuerdo que la decisión final,

la que decide quién es el ganador, dependerá de nosotros,

de los jueces de MasterChef.

El plato que más ha gustado a los comensales

por tres votos,

22 contra 19,

ha sido el del equipo...

azul.

(GRITAN)

Esa ha sido la opinión de los comensales,

pero no la de este jurado.

Cristina, María, un paso adelante.

Vosotras habéis sido las capitanas.

De vosotras, dependía la organización, la decisión,

la elaboración, es decir, todo.

Y sinceramente no habéis llevado el liderato.

Jordi y yo hemos tenido que organizar,

repartir tareas, incluso ayudar en la cocina.

Por ello, este jurado ha decidido,

que sea cual sea la puntuación de vuestro equipo,

cada una de vosotras tendrá un punto menos.

Sí.

Tiene razón porque no nos coordinábamos bien.

Algunas veces Jordi tenía que ayudar.

Si la próxima vez me toca ser capitana,

yo prometo hacerlo mucho mejor.

Aspirantes,

por el riesgo,

por la dificultad al utilizar el tipo de arroz

y por la creatividad del emplatado,

hemos decidido que el equipo ganador sea...

el equipo rojo.

(GRITAN) Bien.

He sentido un alivio en mi cuerpo, una felicidad,

pero también me daba pena el otro equipo

porque aunque haya ganado, también da pena a los demás.

Esther, ¿qué te pasa?

Que me da pena haber perdido.

Cocinar para 41 personas, si no lo habéis hecho nunca,

tiene mucho mérito. Vale.

¿Vale?

Yo lloro porque soy la capitana

y hay algunos que no tienen muchos puntos

y tienen miedo a irse

y ha sido por mi culpa.

Cuando un equipo pierde, creo que el responsable

no es la capitana,

no es la capitana, sino todo el equipo.

Estoy mucho pocho, fatal,

horriblemente mal,

disgustado, triste.

Yo no sé lo que me podría consolar ahora.

Estoy viendo caritas de pena y no me gustan.

Yo quiero que estéis muy contentos

porque ahora lo que nos toca es disfrutar.

¿Dónde queréis ir?

A la disco. -A la noria.

A una fiesta, ¿no? (TODOS) Sí.

Por ejemplo, ¿un concierto? (TODOS) Sí.

Por ejemplo, el concierto de los Auryn.

(TODOS) Sí. Nos vamos al concierto.

(GRITAN) Auryn, Auryn, Auryn...

Hoy es un día muy especial

y en el que me gustaría que me permitís dedicarle

la siguiente canción a un grupo de chicos,

que tienen mucho talento, mucha entrega

y han hecho un tremendo esfuerzo hoy

para hacernos de comer a 40 personas.

Esta canción, "Heartbreaker" para MasterChef.

Down, down, down.

Let's keep on moving don't let your feelings get down.

You're not the only one

Heart heartbreaker.

Let's keep on moving

don't let your feelings get down, down, down.

(LETRA ININTELIGIBLE)

Para vosotros, chicos.

Aspirantes, bienvenidos de nuevo a las cocinas de MasterChef Junior.

Por primera vez, habéis trabajado en equipos

y la verdad es que ha habido de todo.

Ha habido nervios,

alegrías, llantos, ¿verdad, Esther?

¿Cómo estás? ¿Se te ha pasado ya el disgusto?

Sí, se me ha pasado.

Solucionado, ¿no? Sí.

Jueces, por favor.

En MasterChef creemos que una de las cosas

más importantes que tenéis que aprender

es adaptarnos para trabajar con todo el mundo.

Ha llegado el momento de buscar el equilibrio perfecto.

En la siguiente prueba vais a cocinar,

pero no lo vais a hacer solos, sino en parejas.

Vamos a coger al primero

y al último de la clasificación general

y así hasta contemplar ocho parejas.

¡Qué guay!

Pero para formar las parejas tenemos que saber

cuál es la clasificación general.

En cabeza la clasificación María, seguida de cerca de Mario, Alba,

Cristina, Ana Luna, Pau y Marina.

Tras ellos, Juan, Aimar, Jacobo, Dani y Remei.

En los últimos puestos de la clasificación

se encuentran: Esther, Rodrigo, Noa y Carlos.

María, cocinarás con Carlos.

Mario, con Noa.

Alba, con Rodrigo.

Cristina, con Esther.

Ana Luna, con Remei.

Pau, con Dani.

Marina, con Jacobo.

Y finalmente, Juan con Aimar.

(Risas)

(JUAN) Se rieron y me sentó un poco mal, porque creo que lo subestiman

al ser pequeño,

y en ese momento decidí hacer el mejor plato de la prueba con él.

Aspirantes, después de esta prueba,

cuatro de vosotros dejarán de cocinar en MasterChef Junior.

Es el momento de demostrar por qué merecéis quedaros.

Esta es una de las pruebas estrellas de MasterChef.

Se trata de un reto creativo

e implica algo muy importante en un buen chef:

la improvisación.

(Música)

Cuando cuente tres,

tenéis que levantar el paño.

Uno,

dos...

y tres.

Qué masa de hojaldre.

Pescado.

(MARIO) ¿Cómo nos mandan hacer esto?

Yo no tengo ni idea de cómo combinar pasta brisa con lubina.

Os hemos dejado en el módulo central de supermercado

una serie de alimentos

para elaborar un plato dulce o un plato salado.

O mezclar los dos sabores.

(SUSURRAN ALGO)

En el supermercado tenéis:

espárragos, cebollitas francesas,

patatas, tomates,

langostinos, azúcar,

harina de trigo, huevos,

hierbas aromáticas y muchos productos más.

Ahora os vamos a dar un minuto

para que decidáis entre vosotros qué plato vais a cocinar.

Y el minuto empieza...

ya.

¿Qué podemos hacer?

Tiempo.

¿Ya sabéis lo que vais a cocinar?

(TODOS) Sí, chef.

Vais a trabajar juntos, pero no revueltos.

Vais a tener ocho minutos cada uno.

Mientras uno cocina,

su compañero lo va a ayudar dándole instrucciones

y apoyándolo.

Una cosa más antes de empezar:

reciclad los envases de vidrio en el contenedor correspondiente,

y no quiero excusas.

¿A que no sabíais que con la energía que se ahorra

reciclando diez envases de vidrio

podríais hacer, más o menos, 12 cenas como esta?

Con el reciclado estamos contribuyendo

a mejorar el medioambiente.

Aspirantes, tenéis 60' minutos para cocinar.

Os iré marcando cada ocho minutos

el cambio de pareja con la frase: "Cambio de cocinero".

Tenéis tres minutos

para coger lo que hay en la isleta central del supermercado.

Y el tiempo comienza en tres, dos, uno...

ya.

Tropezones no queremos.

Lo tengo yo.

(OFF) En esta última prueba,

los aspirantes tendrán que cocinar una lubina, una pasta brisa

o una mezcla de ambas;

y lo harán en parejas relevantes.

Para ello van a tener una hora de cocinado.

El aspirante que no esté en fogones

nunca podrá ayudar a su pareja con las manos.

Sí podrá darle instrucciones desde su posición.

Los cuatro niños con menos puntuación al final de la prueba

abandonarán las cocinas de MasterChef Junior.

Tres, dos, uno...

¡a cocinar!

Venga, venga, corre, corre.

Venga, va, Jacobo.

Me estresas un poco, Carlos. Así.

la mitad, no, no, no.

A la mitad, así, una rodajita.

Más fina saldrá.

Un poco... ya, así. Ahora corta.

No puedo.

Mueve, mueve, mueve...

Seguro que los aspirantes,

antes de entrar en MasterChef Junior,

Se han estudiado bien nuestro nuevo libro.

Aquí podréis encontrar las recetas más famosas de nuestro jurado.

Pepe, Samantha y Jordi han escrito sobre innovación y tradición,

lo que más les gusta.

Ya sabeis, es el regalo perfecto de estas Navidades,

"Sí, chef".

(Música)

Vamos a cocinar lubina a la plancha con unas empanadillas y un pisto.

Ten cuidado con los dedos, Juan, por favor.

Vamos a hacer una lubina a la plancha

con una cama de cebolleta y patatas

y una ensaladita con tomate con café.

Vamos a hacer un tomate al horno envuelto en patatas,

y creemos que es... que así, puede ser uno de los mejores.

Creo que va a haber platos parecidos.

Sí, con patata, cebolletas... Claro, claro.

Patata, verdura... claro. Al pescado blanco...

¿Te corto la cebolla por si lloras? -Sí.

¿En vez de la patata? -Sí.

Rápido, rápido. -Oye, no me estreses.

El que haga algo con la pasta brisa será el que más nos sorprenda.

Aparte, con una tarta es más fácil no tener posibilidad de error.

Venga, María, ponle, ponle...

Un poco, porfi.

¡Atención, aspirantes!

Han pasado los primeros ocho minutos.

Cambio de cocinero.

Venga, Noa, sigue haciendo rodajas finas.

(Música)

Aquí...

Deja la tapa ahí por si acaso. -¿Aquí y ya está?

Menos, menos, Carlos, menos.

Ya está.

Echa, echa más, más, más.

Un poco más. -¿Más?

Sí, porque por las esquinas... así.

Corre, Carlos, que nos han salido grumos.

Que se te quema, Carlos, que se te quema.

Bájalo, bájalo.

Ya, sepáralo del fuego y añade la mantequilla.

Esto debe ir ya al horno. ¡Atención, aspirantes!

La cosa se complica.

Quiero que todos los que no estéis cocinando

os salgáis de la cocina.

A este lado.

Pau, ponlo al uno.

Al cuatro. -No, al uno.

O si no, se te quema.

Hola, chicos, ¿qué pasa?

Bien. Contadme, ¿qué vais a hacer?

Vamos a hacer una lubina a la plancha,

un salteado de verduras, una salsa de tomate, que ahora iba a sofreír,

y luego vamos a hacer gamba roja.

¿La idea ha sido de los dos?

Bueno... -Más suya que mía.

Ah, bueno, pues mira, tú gran chef y tú "petite" chef.

¿Te parece?

No, no, no, ahora cuélalo, cuélalo.

Dios, Dios, Dios.

¿El pescado cómo está? -Tú lo metes.

Pero ¿lo has partido? -No.

A ver, enseña.

A ver, tengo que confiar.

Creo que vamos muy lentos.

He ido a abrir el agua y de repente me sale ahí a chorro todo,

y yo: ¡Ah, mi madre!

¡Cristina!

¿Cómo piensas hacer la...? ¡Aspirantes!

Cambio de cocinero.

Lo siento, María. -Qué estás haciendo?

La... la lubina.

Ay, madre.

Perdón. -Pero ¿qué has hecho, Carlos?

Jopé.

Venga, tú puedes.

¿Cómo vais? ¿Qué has hecho? ¿Qué has metido en el horno?

He metido la lubina. -Ve cortando.

¿Lubina? Tenéis que hacer siempre lo que tarda más.

¿Qué tarda más? La lubina.

No, las patatas.

Vamos, ponte a pelar como una loca. Ya me pongo.

No quieres que te moleste, ¿verdad? Me da igual.

Te dejo trabajar. Sigo a lo mío.

No, no, no.

Baja el fuego un poco.

¡Mario! ¿Me dejas nata?

Aquí. -Necesitamos un poco solo.

Así, así, gracias.

¡Gracias, Mario! -De nada.

Yo he visto pequeños desastres, estoy un poco preocupada.

He visto a Cristina y a Esther muy mal,

han empezado muy mal, han empezado por el final,

es decir, han metido lo primero el pescado en el horno.

Cuarenta minutos antes. Cuarenta minutos antes.

¡Aspirantes, cambio de cocinero!

Voy a empezar a hacer el cóctel. -No, no, haz la pasta,

ponlo en el molde.

-Las patatas, dales la vuelta, cuidado que no se quemen.

Bueno, contadme, ¿qué vais a hacer?

Vamos a hacer una lubina a la plancha,

con... -Salsa verde.

...un sofrito y una salsa verde y de acompañamiento espárragos.

Veo que estáis... sincronizados, ¿no?

¿Sabéis lo que es muy importante? Que controléis el tiempo,

que miréis el reloj cuánto tarda un trozo de lubina en hacerse,

más o menos.

¡Atención, aspirantes, ha pasado ya la mitad del tiempo!

¡Solo os quedan 30 minutos!

¿Qué hago? -Métela al horno.

-Ya está. -La salsa ponla en un bol.

Asegúrate de que está buena. -Tranquilo, ¿vale?

-¿Está buena?

-Sube un poco el fuego.

-Venga, rápido. -Ya voy.

-Va a tocar cambio y yo no sé qué hacer.

¡Cambio de cocinero!

¿Qué hay que hacer, Aimar?, dime cómo hacer la salsa.

-Yo no he hecho nada con la salsa.

Nunca había hecho salsa verde y esperaba que tomara las riendas.

-Después de que la harina ya esté, echas el perejil,

y después del perejil echas el caldo,

que lleva un poquito.

-El perejil, ¿cuánto? -Echa un puñadito.

-Un puñadito, yo más, y me pasé un poco.

A ver, chicos, la lubina la vais a hacer asada.

Sí. Por la parte de la piel,

buscando un doradito. Sí.

Y que la piel quede crujiente. Muy buena idea.

Oye, ahí hay mucho aceite, ¿vale? Vale.

La vas a freír, no la vas a asar, esa es la clave.

¡Cuidado! Nunca, nunca, jamás, tires aceite en agua.

Salpica mucho. Cógete un cacito, lo que quieras,

pero no la líes parda.

¡Cambio de cocinero!

Tienes que sacar los espárragos.

-Le mato.

-¡Carlos! -Se ha roto toda.

De repente estaba toda ahí partida.

Y para solucionarlo hemos puesto

la vainilla y el chocolate.

-¡Decora eso con algo, con algo!

-Ya, ya.

¡Atención, aspirantes, cambio de cocinero!

Queda cortarlo en rodajas. -Ya está, ya lo hago yo.

-Me he quemado. -Ah, tío, no pasa nada.

Aspirantes, se está agotando el tiempo.

Juan, enseguida hay que empezar a emplatar, ¿eh?

-Sí, en cuanto acabe de hacer el pescado.

-Es que no llegamos.

-Ay, Dios...

Pon más en un lado, por ejemplo en este lado,

con la cebollita muy bonita, ahí.

-¡Juan, échale sal! -¿Quieres que cambie algo?

-Está precioso, tío.

-¡Esther! -¡Juan!

Atentos, ¡cambio de pareja!

Pídele, que está encima.

-Emplata. -Esto se está cayendo.

-¡Venga, corre, corre! ¡Venga!

-Corre, pon el pescado, Noa, pon el pescado,

ponlo encima.

Cuidado, Noa, lo estás deshaciendo. -Ya.

-Con cuidado, tía, usa la espátula.

¡Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos dos minutos!

(TODOS) ¡Sí, chef!

¡Echa sal, que yo no eché!

Cristina, enséñame el plato. Déjalo ahí.

¡Últimos 30 segundos!

Dale, dale.

-¿Ahora qué? -Coge la cuchara, Noa,

y haz como un manchón así, nada más.

-¿Así? -Un poco más.

Cinco, cuatro, tres, ¡Limpia el aceite!

dos, uno. ¡Tiempo!

Manos arriba.

Yo creo que sí que tenemos posibilidades para ganar,

porque lo he probado y para mí estaba buenísimo.

-Yo creo que hemos sacado adelante un buen plato,

que tiene posibilidades para los tres mejores, si no el mejor.

Chicos, atentos, porque os voy a contar una noticia en primicia:

se abren las puertas de la nueva Escuela de Cocina on line

de MasterChef.

La mejor oportunidad para poder continuar

con vuestra formación con una ventaja,

que lo podéis hacer desde casa.

Esta escuela está orientada a todos los que sentís pasión

por la cocina, grandes y pequeños,

porque en la Escuela de Cocina on line de MasterChef,

podéis encontrar más de 160 vídeos diferentes

de clases de cocineros.

Podréis descubrir todos los secretos de la cocina

de la mano de grandes cocineros

y de algunos de nuestros concursantes

de la primera edición.

Ya lo sabéis, vosotros también podéis ser un MasterChef,

solo tenéis que entrar en: www.escuelamasterchef.com

y empezar a cocinar.

A mí me gusta, ¿y a ti?

Aspirantes, el primer plato que va a probar el jurado

es el de la pareja formada por Ana Luna y Remei.

Hemos hecho una lubina a la plancha con guarnición

de empanadillas de pisto.

La cocción es acertada, la empanadilla no está mal,

le aporta cierta humedad,

pero los componentes están un poco separados.

Necesitas algo un poquito más... integrador,

que genere más conjunto que este poquito de aceite.

El plato no está mal, pero tampoco es ninguna locura.

(AMBAS) Gracias, chef.

Ana Luna, Remei.

El siguiente plato que quiere probar nuestro jurado

es el de Pau y Daniel.

Arroz caldoso con zanahoria y cebolla

y una lubina asada a la plancha por encima.

Lubina con arroz, sí, ¿y con frutos rojos?

Es un... -Para darle más color al plato,

porque si no queda muy apagado solo la lubina y el arroz.

Os habéis equivocado.

Que os habéis equivocado para bien.

¿Sabes lo bueno que le va los frutos rojos al arroz?

Yo sé que lo habéis hecho sin pensar,

solamente buscabais el color, pues le va perfecto.

Qué bien, ¿no? Sí.

Es el turno ahora de Carlos y María.

Es una tartaleta de vainilla con chocolate

con cóctel de sandía.

En este programa hemos visto una tarta casi tan fea como esta,

era la de Cerezo,

la más fea de Europa.

Esta la gana.

Pero la tarta a efecto, estaba muy buena.

Vamos a ver qué tal está esta tarta.

¿Quién ha hecho la crema?

Ella ha empezado... Y tú la has liado.

¿Y el chocolate?

No me hables, por favor, del chocolate, por Dios.

¿Qué le has echado? Agua.

Os felicito por haber terminado. (AMBOS) Gracias.

La tarta...,

rara, y está buena regulín.

Marina, Jacobo.

Lubina con verduras salteadas acompañada de gambas.

La lubina ¿cómo la habéis hecho? ¿A la plancha?

A la plancha y luego la hemos metido al horno.

¿Y luego al horno? ¿Mucho tiempo o poco tiempo?

Poco. -Poco.

Sí, señor, está perfecta.

Tiene un colorcito sonrosado que me gusta.

Ay...

Qué asco. -Se ha comido el cerebro.

¿Nunca os habéis comido la cabeza de una gamba?

No. -No.

Pues es dónde está lo mejor. (CON ASCO) Ah...

Está buenísima, habéis acertado.

Gracias, chef. -Gracias.

Es un plato perfectamente hecho.

Es el turno ahora de Noa y de Mario.

Noa, ¿qué habéis hecho? Cuéntame tu plato.

Patatas a la panadera con cebolla, lubina,

y salsa de espárragos.

¿Qué te pasaba antes, Noa?

Que te he visto con Pepe y con las gambas.

Ay, que me ha dado un asco, porque se ha comido la cabeza.

¿Te gusta el pescado? Sí, pero...,

no es mi plato favorito.

¿Y cocinas mucho pescado en casa?

No, porque a mi madre no le gusta.

O sea, que no comes pescado y no comes conejo,

¿qué comes tú?

Sí como pescado, solo que a mi madre no le gusta

y no lo cocinamos mucho en casa, pero ella sí me lo cocina a mí.

Ah, ¿tú te lo cocinas? Sí, yo o mi padre.

¿Qué tal os habéis llevado los dos cocinando?

Bien, cocinando bastante bien.

¿Estáis contentos con el resultado?

Al emplatar nos ha quedado mucha grasa de la patata,

del aceite de la patata.

La teníais que haber escurrido un poquito.

Sí.

La pizarra además, engaña un montón,

porque resalta la grasa.

La idea es básica, está bien realizada,

creo que le falta un poco de complicación,

pero es muy correcto.

Juan y Aimar, vuestro turno.

Cuéntame tu plato.

Es una lubina a la plancha con una salsa verde

y gambas con espárragos trigueros.

Vamos a probarlo.

¿Se te da bien la salsa verde? Sí.

Esta vez igual nos hemos pasado un poquito con el perejil.

¿Tú qué opinas, Juan?

Yo le puse el perejil.

¿Lo habéis probado? Yo sí.

-Yo no.

Debes.

(ASIENTE) Sabe a harina y tiene mucho perejil.

A ver, Aimar, tú que tienes el doctorado en salsa vasca,

que esto es una salsa vasca, al final.

Maestro, ¿cómo lo ves? Con mucho perejil.

Te has pasado 500 pueblos.

Chicos, delante de las cocinas, por favor.

Esther y Cristina, vuestro turno.

Es la lubina al horno con un arroz meloso.

Esto que hay aquí ¿qué es?

Es el caldo con el que puse la lubina al horno.

Y esto qué hago, ¿me lo bebo? No.

-No, es para echar un poquito a la lubina.

¿La echo ya o la echáis vosotras?

Y si tengo un arroz que me has dicho cremoso,

¿por qué necesito un caldo? Es para el pescado.

Sí, pero el pescado está encima del arroz.

El arroz está muy bueno,

pero hay un defecto:

la lubina, la habéis hecho demasiado.

Si la lubina en vez de meterla tres horas antes,

la metéis diez minutitos antes,

es el diez absoluto.

¿Sabes a quién me recuerdas?

¿A quién?

A una persona que Pepe tenía debilidad por ella.

Tiene mucho mérito el trabajo que habéis hecho,

cómo habéis puesto en comunión esos dos caracteres

que tenéis tan dispares y el resultado...

...es un buen plato, felicidades.

Alba, Rodrigo.

Hemos hecho una lubina a la plancha,

que la hemos terminado de hacer con el jugo de las patatas

y el caldo de pescado,

una base de patatas a lo pobre y una ensalada.

No está mal el pescado, no está pasado en exceso,

lo que pasa es que como me coma la ensalada

voy a hacer más gestos que un catador de vinagres.

No te lo comas, por favor. ¿No me lo como?

No te lo comas. ¿No quieres ver la cara que pongo?

Por favor, no. -Yo sí.

(RÍEN)

Igual te gusta.

Muchas gracias. Gracias, chef.

Rodrigo y Alba, con vuestros compañeros.

Aspirantes, el jurado ya ha probado los ocho platos.

Ahora tiene que decidir cuáles son los tres mejores.

Ya sabéis que el mejor se llevará seis puntos,

el segundo cuatro, y el tercero dos.

El resto os llevaréis un punto cada uno.

Jueces, por favor, a deliberar.

(SUSURRAN)

Aspirantes, ha llegado el momento de saber

cuáles son los tres mejores platos de esta prueba de eliminación.

El tercer mejor plato de esta prueba es para...

Pau y Daniel, enhorabuena, os lleváis dos puntos.

El segundo mejor plato, que se lleva cuatro puntos,

es para...

Esther y Cristina, enhorabuena. (GRITAN)

El mejor plato de este reto creativo

y la pareja que se lleva la máxima puntuación... es

Marina y Jacobo, los seis puntos son vuestros.

Felicidades.

Felicidades, chicos, el resto ya lo sabéis,

un punto para cada uno.

Chicos, el viaje que hemos empezado con MasterChef Junior

tiene cuatro paradas.

Hemos llegado a la primera, en esta parada os bajaréis

cuatro de vosotros, pero no lo haréis con las manos vacías,

os vais con una maleta llena de experiencia

y de sorpresas maravillosas.

La primera sorpresa es de carne y hueso.

Él os ha visto mientras cocinabais

y está loco por conoceros.

¡Adelante, Mario Vaquerizo!

¡Buenas noches!

(RÍE) Buenas noches a todos.

¿Cómo estáis? (TODOS) Bien.

¿Bien? El aplauso más fuerte de toda la noche

os lo doy a todos vosotros, de verdad.

Aplaudan ustedes también.

Qué serios sois, de verdad.

-A mí me ha dado una sorpresa muy grande.

Mario Vaquerizo yo lo he visto en la tele,

pero nunca en persona.

¿Cómo estáis? Mario, ¿tú qué comes?

Yo como mucho.

Hay que tener una alimentación sana,

variada y ecléctica.

Vente para acá, ecléctico.

(MARIO RÍE)

-Lo que más me gusta de Mario es cuando pone caras raras.

-Tenía unas ganas inmensas de conoceros, de verdad,

y sobre todo agradeceros que me hayáis invitado

a la primera edición de MasterChef Junior,

que yo creo que va a ser una auténtica revelación

por todo lo que estoy viendo aquí.

Una dieta equilibrada y sana es lo mejor que podéis hacer.

Y eso es lo que hace que seamos más sanos,

que tengamos más cabeza. (RÍEN)

Y tú comes bien, ¿no, Mario? Yo como muy bien,

aunque no lo parezca.

Era gótico, ¿verdad?

Aspirantes, hay ocho de vosotros

que seguiréis cocinando en las cocinas de MasterChef Junior.

La clasificación de los ocho primeros es la siguiente:

Pau y Dani, 10 puntos.

Jacobo y Alba, 12 puntos.

Cristina, Mario y María, 13 puntos.

Mario, cuéntanos tú quien está en primera posición.

¿Tengo que decir yo eso? Claro.

(RÍEN)

Entonces yo digo: Que el aspirante

con más puntos,

con un total de 14 es

Marina. ¡Marina!

Marina, ven.

Enhorabuena. Enhorabuena.

Gracias. La campeona de la noche.

Pero Marina no se va a ir sola a la galería,

se va a ir con los ocho primeros, venga, todos para arriba.

Cuando los ocho primeros niños han subido a la pasarela,

que yo no he sido uno de ellos, he dicho:

"Bueno, pues, espero que no sea de los cuatro que se vayan".

Mario, yo sé que aparte de conocerles,

tenías muchas ganas de prepararles

alguna que otra sorpresa en la sala de juegos, ¿no es así?

Una cosa muy especial, que no lo vais a olvidar en vuestra vida.

-Me ha encantado recibir la visita de Mario Vaquerizo,

en un día en que se sabía que alguien se iba a ir,

y que va a haber un poco de tristeza en el ambiente.

-Me voy para allá, hasta luego. Hasta ahora, Mario.

(TODOS) Adiós, Mario. -Adiós.

Mientras Mario os prepara esta sorpresa,

yo os adelanto que no será la única,

porque a los cuatro aspirantes que dejen esta noche

las cocinas de MasterChef Junior,

nuestro proveedor oficial de electrodomésticos

os regala un set con productos para que continuéis

con vuestra formación.

Chicos, ¿veis aquellos trofeos que hay allí?

Esos son para que los pongáis en vuestra habitación

y para que le contéis a todo, todo el mundo,

que habéis estado cocinando en las cocinas

de MasterChef Junior y se lo enseñéis a los amigos,

los llevéis al cole, lo que queráis con ellos.

Atención, aspirantes.

Remei,

Noa, Rodrigo y Carlos, vosotros,

no continuáis cocinando

en las cocinas de MasterChef Junior.

(Música muy suave)

(NOA LLORA)

Mirad, vuestros compañeros, que vienen a daros muchos besos.

(Sollozos)

Voy a echar de menos a los compañeros.

-Estoy triste, disgustado, pero orgulloso también.

-Voy a echar mucho de menos a los amigos nuevos

que he hecho.

-Me ha dado mucha pena por mí y por los otros tres,

pero es justo que me vaya

porque hay niños que cocinan mejor que yo.

Remei, Noa, Rodrigo, Carlos,

os tenéis que sentir muy orgullosos por haber llegado hasta aquí.

Habéis demostrado que tenéis mucho talento para la cocina.

Por ese motivo, no podéis dejar de disfrutar de este arte.

Seguid así y seguro que algún día

nos veremos cocinando.

Un aplauso para ellos, ¿no?

Nos han dado besos, nos han dado abrazos,

todos nos han dicho: "Venga, ánimo, seguid cocinando",

y eso ha sido muy bonito.

-¿Cómo estáis? Un besito.

Chicos, ha llegado vuestra parada,

la primera parada de MasterChef, vuestro viaje termina aquí,

pero no podéis estar tristes,

porque no os vais con las manos vacías.

Nuestro proveedor de alimentos os ha preparado unos regalos

que sabían que os harían muchísima ilusión.

Así que, venga... A abrirlos,

venga, que es para vosotros.

Venga, uno para Carlos, otro para Remei,

otro para Rodrigo y otro para esta niña tan guapa

que se llama Noa.

-No puedo.

-¡Hala...! ¡Una tablet!

¡Bueno!

¡Hala! Eso es para que busques recetas

en Internet y sigáis aprendiendo

para ser unos súper MasterChef.

Un aplauso para todos, fíjate qué bonitos regalos.

Esto no acaba aquí, atención.

Vais a tener el privilegio

de asistir a un pase privado... (MARIO) Oh...

...de la película "Lluvia de albóndigas 2".

¡Bravo! Qué suerte, yo quiero ir también.

-Llegar hasta aquí ya es mucho logrado.

-Yo me voy de aquí,

pero seguiré cocinando y aprendiendo mucho.

-Continuaré practicando en la cocina,

y si hay un MasterChef de mayores, pues me presentaré.

Nosotros nos vamos, pero volvemos la semana que viene,

mientras tanto: ¡ponedle sabor a la vida!

(Música muy suave)

(GRITAN CONTENTOS)

A mí especialmente, no me gustarían las albóndigas,

otra cosa sí, porque yo odio las albóndigas.

Pues espaguetis a la carbonara.

Quiero unas albóndigas.

El cocodrilo me recuerda a alguien.

Alguien con quien he estado, a Pepe.

Esta noche me vais a preparar un rico desayuno,

con todos estos ingredientes.

Queremos ver algo novedoso y que utilicéis vuestra imaginación.

Un buen desayuno debería incluir: hidratos de carbono,

alguna pieza de fruta, lácteos.

Tenéis que cocinar para él, Águila roja.

Me he quedado alucinado, yo no entiendo.

Es un verdadero desastre, ¿estás conmigo?

No hay ningún líquido, esto a palo seco... Cuidado.

Bienvenidos a Dinópolis.

¿Qué es eso? -No sé, un tigre.

No os podéis imaginar para quien vais a cocinar hoy,

que os aseguro que os conoce mucho mejor de lo que pensáis.

Mira, una tortilla de dos pisos, una tortilla de medio piso.

Estáis a otras cosas y no estáis donde tenéis que estar.

Mierda.

Quiero que vuele vuestra imaginación.

Ah...

Lo que vais a hacer es cubrir el brownie

con la masa de azúcar,

modelar una figura,

y finalmente poner vuestro nombre encima de la tarta.

Después de esta última prueba, cuatro de vosotros

terminaréis aquí vuestro viaje en MasterChef Junior.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 1 - 23/12/13

MasterChef Junior - Programa 1 - 23/12/13

23 dic 2013

La aventura de MasterChef Junior comenzó hace varios meses: más de 3.000 niños se inscribieron al casting de para demostrar el chef que llevan dentro.

Sólo 16 chicos consiguieron ser aspirantes y optar a ser el primer MasterChef Junior España. Además, el ganador se llevará 12.000 euros para continuar su formación académica.

Aimar, Alba, Ana Luna, Carlos, Cristina, Dani, Esther, Jacobo, Juan, María, Marina, Mario, Noa, Pau, Remei y Rodrigo fueron los elegidos y no podían imaginar lo que descubrirían en el programa, un mundo de magia, con un plató espectacular adaptado a su estatura y necesidades.

"Se me han saltado las lágrimas al entrar en plató, ver al jurado", afirmó Alba, que entra en el programa con una compañera especial, su prima Cristina.

Pepe, Samantha y Jordi vuelven a MasterChef como jurado. Esta vez serán más maestros que jueces, ya que su misión es enseñarles a cocinar sano para que aprendan a comer sano.

ver más sobre "MasterChef Junior - Programa 1 - 23/12/13" ver menos sobre "MasterChef Junior - Programa 1 - 23/12/13"

Los últimos 147 programas de MasterChef Junior

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Fátima

    Masterchef júnior quiero a puntarme porfavor necesito ir ahí y se cocinar bien porfavor masterchef junior

    27 dic 2015
  2. alba

    Hola q chulo es el programa !ME ENCANTA !

    06 jun 2014
  3. jessica

    Me encantaría estar ahi en masterchef junior es increíble tambien me encantaría viajar a los viajes que han viajado los niños ha sido impresionante y les felicito a mario y ana luna yo se que ellos se han esforzado mucho y se que ellos desde el principio querian ser ganadores pero lo han conseguido espero que sigan asi de fuertes y me gustaria estar ahi en masterchef junior para probar los platos y si yo fuera la que decidiera cual es el ganador tambien podia decidir a mario y a ana luna espero que lo disfruteis enhorabuena !!

    07 ene 2014
  4. anonimo

    yo queria que Remei se hubiera quedado:(

    06 ene 2014
  5. anonimo

    Pobre noa yo la conozco mucho ella cocina superbien

    26 dic 2013
  6. xd

    Me gusta el programa y quiero participar ¿como podría?

    24 dic 2013
  7. Gavy

    Que buen programa cuanto derroché de talento y energía ,los felicito y que gane el mejor plato ,que pena que no lo pueda probar pero lo prepare en casa así que a esforzarse ,suerte a todos .

    24 dic 2013