www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5481472
Para todos los públicos MasterChef Junior 7 - Programa 4 - ver ahora
Transcripción completa

# Con la miel... -¡Aitana!

# ...en los labios. #

(Aplausos)

El primer reto de la noche son las carreras de "MasterChef".

Qué asco, por Dios.

-¿Pero por qué no me sale?

-Venga, chicos.

-¡Ya está! Siguiente nivel.

(GRITA)

-¡Ay! El aspirante que se lleva

los seis puntos es Daniela. (GRITA)

Bienvenidos a la dehesa El Milagro.

Deja, para, para, deja.

-No, que te esperes. -Que si no, no llegamos.

-¡Leo, que te esperes!

(SUSPIRA) Ay, qué desastre.

-Capitán, necesitamos ayuda. ¡Ya! -Tengo que estar a todo

porque sino esto no sale.

-¿Sabes por qué no sale? Das vueltas

y no estás haciendo nada.

Albert, esto parece una comida medieval.

La capitana no está pero igualmente lo podemos sacar.

No podemos hacer el arroz.

Si tienes el pollo, sácalo. Hemos perdido ya.

-A ver, a ver. Ole.

Piña.

Qué pedazo de trozo de chocolate.

-Mierda, se me está cuajando.

-¡Lo he roto! ¡Lo he roto! ¡No!

-Uy, voy a bajar esto.

-Déjalo un poco más, Lucas.

-Están crudas. -Están crudísimas.

-Qué mal. Los tres aspirantes

que no continúan en las cocinas de "MasterChef Júnior" son

Lucas, Vega y Albert. ¡No!

(Sintonía)

(TODOS) ¡Sí, chef!

(Música)

Buenas noches

y bienvenidos una semana más a "MasterChef Júnior".

Espero que los Reyes Magos se hayan portado bien

con todos vosotros. Yo no me puedo quejar.

¡Hala! -¡Hala!

-¡Qué raro! -¡Qué guay!

Los aspirantes seguirán recibiendo regalos en este programa

y, cómo no, muchas sorpresas.

¡Pasta! -¡Vamos a hacer pasta!

(GRITA) ¡Mira ahí arriba! ¡Qué guay!

¿Qué es esto? -Se van a mojar.

¡Os vais a mojar! (GRITA)

-Les quiero tirar eso a la cabeza.

-¡Y encima va blanquito para mojarle con esas cosas!

-Quien pierda, se moja.

Bueno, aspirantes, buenas noches.

(TODOS) Buenas noches, chef.

¿Qué os pasa? Os veo muy efusivos.

¡Estamos muy nerviosos!

-¡Es que es muy raro!

-Hay un montón de cosas, está supercambiado.

-Vemos una mesa supergrande y unos cubos llenos de pintura,

pues nos vamos a empapar.

-Vas blanco, te pega el rojo.

¿Qué te ha pasado, Dani?

Si te has quedado en la mitad. No quiero hablar de ello.

Pensaba que me cortarían un poquito y me he quedado casi calvo.

Ya no quieres más horquillas.

No. Bueno, antes de nada,

quiero saber si se han portado bien los Reyes Magos.

(TODOS) ¡Sí!

-¡Se han portado superbién! Daniela,

¿te han traído lo que esperabas? Sí. Todo.

¿Todo? Sí, todito.

Leo, ¿y a ti?

A mí me han traído la tabla de surf que yo quería.

Anda.

Juan, ¿no te habrán traído carbón? ¡No!

Me han traído un móvil.

¿Queréis saber qué me han traído a mí?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Después de pedirlo durante muchos años,

me lo han concedido por fin.

¡Estoy solo en las cocinas de "MasterChef"!

(TODOS) ¡Bien!

¡Me he librado de Jordi y de Samantha por fin!

Nosotros también, ¿eh? ¿No os parece genial?

(TODOS) ¡Sí! Yo solo haciendo el programa.

¡Mi sueño! (TODOS) ¡Bien!

-Qué aleluya. Gracias.

La cara se te ha llenado de luz.

¿No me decís nada de mi traje?

Te queda muy bien, pero te hace más gordito.

Estoy bien, ¿no? Sí.

Estoy muy bien, ¿eh?

Un tipín... Lu, ¿mejor de blanco o de negro?

A mí me gusta más de negro porque te hace más hombre.

¿Más hombre? Así soy más niño.

(RÍE) Sí. Pensándolo bien,

me gustaría ver a Jordi vestido de blanco

desde los pies a la cabeza, como si fuese del Real Madrid.

¡Qué raro!

Lo mismo sacrifico mi regalo de Reyes por esa visión.

¿Llamamos a Jordi y a Samantha? (TODOS) ¡Sí!

Todos a uno, ¡Jordi! (TODOS) ¡Jordi!

¡Samantha! (TODOS) ¡Samantha!

¡Jordi! ¡Jordi!

¡Jordi! ¡Samantha!

(ACENTO ITALIANO) Hola, aspirantes. "Buona notte".

"Buona notte". "Buona notte", aspirantes.

Adoro, adoro. ¡Hola!

-¡Que vienes blanco, Jordi!

-Samantha, guapa.

-Brilli brilli. -¡Samantha me encanta!

A ver, a ver. Ahí estamos, venga. ¿Qué están haciendo?

¡Pasta! -¡Pasta!

-Pasta fresca.

Ah, pasta.

Nos hemos levantado con ganas de pasta

y queremos salir en el Libro Guinness de los Récords

por hacer la lámina de pasta más larga del mundo.

(GRITAN) "Andiamo", Samantha.

"Aspetta, aspetta, la farina".

Uno aquí en medio. Quédate aquí. Adoro.

Adoro la pasta. "Andiamo, andiamo".

Que se me tuerce

Llévatelos para allá, cuidado con la pasta.

"La farina, la farina, la farina".

Más rápido. Uno se queda en medio.

¡Más rápido! -Cuánta pasta.

Sigue, sigue, sigue.

María, al fondo. Te quedas en el fondo, ¿vale?

¡Jordi! Dale bien de harina, que no se pegue.

"Aspetta, la farina".

Chicos, rápido, pasta. Sami, venga.

(GRITA) ¡Que se me cae!

-Jordi, más rápido.

(GRITA) Cuidado, Daniela. Que no se caiga.

Venga, estiremos la pasta.

¡Se va a partir!

-¡Me estoy llenando de harina!

"Farina, farina, farina". ¡Jordi!

¿Esta pasta termina alguna vez?

¿Y Samantha dónde está?

En el supermercado. -¡Juan, más pasta!

-¡Se acumula la pasta!

"Andiamo, andiamo". ¡Hola! ¡Perdón!

¡El Guinness, Samantha!

¡Bien!

¡Yuju! Coge esto.

Que la rompes. (GRITAN)

¡Eh! ¡Bien!

¡Bien! -¡Bien!

Estoy orgullosísimo de vosotros, hemos hecho 80 metros de pasta.

¡80 metros de pasta!

-¡Bien, bien!

-80 metros, no caben en todo el plató, vamos a ver,

¿a quién se le ocurre llenar el plató de masa de pasta?

Ay, Dios mío...

Chicos, enhorabuena. Gracias por la ayuda.

Muy bien. Trabajo en equipo.

¡Bien! Después de haber hecho historia

participando en las primeras carreras de "MasterChef",

en este reto vais a participar en una carrera diferente.

¡La carrera de la pasta!

(TODOS) ¡Bien! -Qué guay.

Vais a trabajar en parejas. (GRITAN)

Para hacerlas, deberéis sacar un macarrón del bote.

Oh. -Qué raro.

Como sois siete,

hay dos macarrones rojos, dos naranjas,

dos verdes y uno negro.

El aspirante que saque el macarrón negro...

Capitán. -Se salva.

-Ayuda a los tres. -Capitán.

Así es, será de capitán de las tres parejas.

¿Entendido? (TODOS) Sí, chef.

-Yo no quiero ser el negro. -A mí me da igual.

De uno en uno. Empezamos por Juan.

Juan, como te toque el negro... Sin mirar.

Sin mirar, ahí. Mete la manita por aquí.

Al fondo, al fondo.

Te va a manchar, Jordi.

Muy bien. A ver, ¿qué es?

¡Rojo! Naranja.

Naranja.

Daniela, vamos contigo. Para acá.

Mete la manita ahí. Así, así, así.

Estás llena de harina.

Verde. ¡Verde!

-Yo quiero sacar el macarrón negro. -¿Con quién voy a ir?

Leo. Leo, vamos contigo.

Que no sea el negro.

(TARAREA) Verde.

¡Verde! -¡Leo, vas con Daniela!

Leo y Daniela,

el destino os va a unir otra vez. Qué bonito.

# Love is in the air, love is in the air. #

¿Qué pasa?

Que no puedo trabajar con él.

El destino os ha vuelto a unir porque tenéis que aprender

a trabajar juntos. Así que un abrazo primero.

(GRITA) Leo, no quiero ver esas caras.

Aquí en "MasterChef" todos somos amigos.

Leo es supertranquilo

y yo soy supernerviosa y superimpaciente.

No hacemos buena pareja.

Venga, María.

A ver... ¡No! ¡Negro!

¡Vaya! ¿Negro?

¡Capitana, bien!

Vamos, Lu. Adelante.

Mete ahí la manilla.

Naranja. Naranja.

-¡Vas conmigo! ¡Bien!

-Bueno, ya se saben los dos. Podéis venir los dos,

pero ya sabéis lo que os ha tocado.

Ya trabajasteis juntos una vez. Rojo.

Qué casualidad.

Estoy contento con mi compañera porque hemos trabajado juntos antes

y vamos a ver qué sale.

Aspirantes, la carrera de la pasta consiste en hacer

una lámina de pasta fresca de diez metros de longitud.

¡Hala!

Te una única pieza y sin que se rompa.

¿Cómo? -¿Eh?

Parece sencillo pero, ojo, hay que tener cuidado.

Si la pasta está líquida, se agarra a la máquina

y si está seca, se rompe.

Dios... -"Mamma mia".

Como veis, aquí detrás

hay tres recipientes con tres salsas diferentes:

salsa pesto, salsa de queso y salsa de tomate.

¿Queso? ¡Lo odio! El primer equipo que consiga

hacer una lámina de diez metros, podrá bañar

a su juez en salsa.

(GRITAN) -¡Yo me quiero bañar también!

Estaremos sentados y con un plato de espaguetis delante.

¡Qué fuerte, qué fuerte! Os lo digo ya:

no me quiero manchar.

Yo tampoco. Ni yo.

Juan, tienes que correr mucho para que se manche otro.

¡Por eso están de blanco, para mancharse más!

-Ay, pobre Samantha, no. Daniela y Leo, pareja verde.

Vosotros podréis bañar a Samantha.

Prefiero bañarte a ti. Juan y Lu.

Los que tenéis que ganar, pareja naranja.

Bien. -¡Sí, vamos a ganar.

Tenéis que bañar a Pepe. Quiero ganar y bañarme en la salsa

pero no me gusta el queso. Aitana y Dani,

pareja roja, ni se os ocurra ganar

porque me mancháis a mí. Jordi,

prepara el paraguas. María, serás capitana de los tres

como te hemos dicho. Sí.

Si pasados los 60 minutos nadie consigue una lámina larga,

podréis bañarnos a los tres. (GRITAN)

-Igualmente, no. -¿Pero quién se lleva los puntos?

No solo deberíais correr para bañar a vuestro juez.

También porque, como siempre, hay muchos puntos en juego.

Seis para el que haga la pasta más larga.

Nosotros. Tres para el segundo.

Y un punto para la pasta más corta.

¿Y para mí? Al capitán le valoraremos

por su trabajo al frente de los tres equipo

y podrá ganar seis puntos, tres o uno.

El que mejor lo haga, se llevará un premio estupendo.

¿Un viaje al Caribe? Una visita

a la Casa Cacao de Jordi Roca en Girona.

(GRITAN)

-Qué guay. -Cómo mola.

-Qué chulada.

Pero antes de empezar a estirar la pasta,

hay que hacer la masa. Debéis entrar al supermercado

a coger todos los ingredientes necesarios para hacer

la mejor y más elástica pasta de vuestra vida.

Por favor, no os quedéis cortos

porque para una lámina de 10 m se necesita

se necesita mucha pasta fresca.

¿Entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

María, tú no entras. Claro.

Que ya estabas preparada... Sí.

El tiempo comienza en tres, dos, uno, ya.

¡Vamos!

¡Venga, chicos! -¡Las cestas!

-¿Cuál? -Una.

¡Vamos! Dos de harina.

-Echa tres. -Organización.

-¡Corre, Daniela!

-¡Leo, coge harina! -¡Vamos, Juan!

No os dejéis nada por si hace falta, por favor.

-¡Leo, va!

-Harina. Tú un bol y yo otro.

-Seis huevos, Juan,

-¡Corre, corre!

-Harina, dame harina. -María, empiezo.

Sí, empiezas con harina. -Harina.

-Seis huevos en cada bol. -Vale.

-A cascar huevos. -Y harina.

-Acordaos de que primero, harina.

-Harina, seis huevos. -Primero harina, ¿vale?

-Que sí... -Oye, Daniela, soy tu capitana.

Jordi, Sami, por favor, os podéis ir sentando si queréis.

Dos... -El agujero "pa'l" medio. -Da igual.

-Lo voy a hacer por si acaso. -Estas perdiendo el tiempo.

Tres. -Tres.

-¡Venga, chicos!

Mira, Juan, ya lo tengo. -¿Cómo vais?

-Muy bien. Vamos, chicos,

que yo ya estoy comiendo. ¡Mira, mira!

-¡Pepe, cómo se nota que tienes barriga.

-¿Te echo la sal? -Vale. ¡No, tío!

Has echado mucha sal. -Una cucharadita.

-¿Cómo vais?

-Muy bien. -De lujo.

-Daniela, venga. -Ya, ya, ya.

-Lu, échale otro huevo, esto no va bien.

-No, son seis. No puedes. -Antes se me ha caído

medio huevo entero. -No, son seis.

-Corriendo amaso.

-Esto va bien. -Oye, venga.

-Déjame, que tienes poquita fuerza en las manos.

-Vamos, Leo, los primeros.

Los primeros pero bien. No primeros pero mal.

-No me gusta esta consistencia, Juan. Dale muy fuerte.

-¿Y la de Lu qué? -El tuyo se quiebra mucho.

Pasta fresca, ¿cómo se hace? ¿Qué lleva la pasta fresca?

Harina, pizca de sal, huevo y agua.

Voy a ver si tienen mucha sal.

Pero no las van a probar. Lleva razón.

No vamos a probar la pasta, pero es importante

hacerla muy bien para que estire muy bien.

Está claro que si tiene poca humedad,

o sea, mucha harina, se les va a romper.

Y si tiene demasiada humedad, se pegará en la máquina.

Harán dos mesas para trabajar, yo las juntaría

e intentaría hacer un rulo muy largo de una sola pieza.

Darle un poquito con el rodillo,

doblarlo en grande y luego pasarlo despacito.

A Aitana se le ha caído medio y echa medio huevo.

Ya sabéis, receta sencilla. Si queréis recetas buenas,

en la escuela de "MasterChef" tengo con más agua, menos, huevos

y salsas para aburrir. Si queréis pulir

vuestra cocina italiana, la escuela online.

No le pegues a la masa.

¿Qué te ha hecho la pobre? -Tú déjame, que no está viva.

Yo me alegro mucho de que mi equipo vaya mal.

No me quiero manchar, te lo digo así de claro.

No sé si prefiero estar de pie o sentada.

¡Dani, rápido!

Velocidad.

-Yo soy una experta en amasar. -A dos manos.

-María, esto está durísimo.

-Medio huevo más. -María, más huevo no.

Haz caso a la capitana. -Sí, hazme caso, Daniela.

-A ver, no te líes.

-Ahí, ya, ya. ¡Vamos, vamos!

¡Rojo y naranja, rojo y naranja!

¡Vamos, vamos! ¡Uh!

Jordi, más te vale animarme si no quieres mojarte.

¡Juanito, Lu! Ojalá te salga mal.

¡Naranja! ¡No lo hagas bien, Lu!

No lo hagas bien. ¡Rojo!

Gracias, Samantha. ¡Naranja!

¡Gracias! ¡Rojo!

¿Y por qué al verde no? No me quiero manchar

y quiero que pierda el verde. ¡Rojo, naranja!

Nosotros ya tenemos hecha la masa.

-Cámbiale el sitio, tú tienes más fuerza en los brazo.

-Mira, Juan. Vas a hacer así.

Esto va superbién. -María, esto no se introduce.

-Has echado demasiada. -Pues me has dicho:

"Echa la clara" y yo la he echado.

-¿La has echado entera? -Claro.

-Ha dicho un poquito. -Ya está, da igual.

-Daniela... -Que sí.

-Daniela, tía. -La tengo que integrar.

-Daniela, me tienes que hacer caso. -Ya, tía, pero...

-Venga, Aitana. Extiende, extiende.

Tranquilidad, equipo rojo.

Vísteme despacio que tengo prisa.

Lu, voy a ir echando harina a la mesa.

-Vale, rápido, venga. Este.

Leo, Daniela.

¡Tranquilidad! No vayáis rápido, que no hay prisa.

Dame, que yo tengo un truco. Echa harina a nuestra mesa.

-Vale.

¡Vamos, Juanito! ¡Vamos, Lu!

¡Leo!

¡En montones no, escúrrela!

Una cosa, te va sentar bien el rojo.

Ya verás cuando se te moje el peluquín.

(RÍE) No tiene ninguna gracia esto.

¡Allá voy!

-Ahora hay que darle ya. Dani.

¡Dani! Dani, te llaman.

¿A mí? Ven, ven, ven.

Voy, voy, voy. ¿Dónde vas?

¿Qué? ¿Qué tal?

Bien.Muy bien.

Bueno, estoy un poco... Por esto.

¿Sabes lo que estoy haciendo? ¿Qué?

Te estoy distrayendo. Ya.

No quiere que ganes, corre. ¡Tienes que ganar! ¡Rápido!

¡Yo animo a la gente! No quieres que ganes.

Jordi, qué mala persona.

¡Eres un tramposo! ¡Vamos, rojo!

¡Vamos, naranja!

(GRITA) ¡Uh!

(GRITA) ¡Ole! -Juan, venga, ayúdame. Porfa.

-Juan...

-Leo, ponte a hacer esto.

Yo voy haciendo esto, que tú no sabes.

Daniela, tranquila.

(RESOPLA) No tengáis prisa.

Ni la escuches, Daniela. No corráis.

No pasa nada si quedáis los últimos.

¡Dani, con cuidado!

El equipo de Jordi qué bien va, cómo me alegro.

¡Aitana! Jordi, vete preparando paraguas.

Qué gran equipo tienes. Sí, es verdad.

Cómo sabes elegir. Eh.

En exteriores no perdí ni una prueba esta temporada.

Vengo a ayudaros. -Vale.

-¿Cómo vais?

-Superbién. Capitana.

Van muy bien aquí.

Pero quiero enseñarles. -¿Vale ya?

-Ya, ya. Venga, María.

Tienes que ayudar a los que van peor.

Claro. ¡Leo, no! ¡Se está pegando!

Que no se está pegando. Ayuda a los verdes.

Ayuda a los verdes, que van peor. Ya, ya, ya.

María, esto lo espachurramos. -Llevároslo allí.

-No, aquí no.

Vais muy bien, chicos. Vais muy bien.

¡Rojo! ¡Equipo verde, equipo verde!

¡Venga, León! ¡León!

Samantha, pase lo que pase aquí,

tira de la segunda cuerda. Eh, eh. Oye, hay que jugar limpio.

Cambiamos. -No, no, para.

-Es que lo quieres hacer todo tú. -No, Leo.

-Es que es injusto. (JUAN) ¡Hala! Ellos ya están...

-Es que no te fijes en ellos.

-Ahora me toca a mí. -No, para, para, deja.

¡Que no he acabado, porfa!

-Joer... Esto es imposible.

-Es imposible contigo. Para, Leo. ¡No la estires!

-Superbién, vale. Vamos a empezar a meterla, ¿eh?

-Hay que estirar un poco más. -Lo estiramos un poco más.

¡Muy bien, Lu! ¡Fenomenal! María.

El equipo naranja va fatal. No, María, tú ayuda el rojo.

¡Jordi, tira de la palanca!

Date caña, Juanito, que vas fatal.

Leo, déjalo así. -Jolín...

Siempre haces tú todo. -Leo, por favor, déjame espacio.

-Que yo también quiero hacer algo, ¿sabes?

-Mira, metes y estiras. -Vale, pero es que...

-¿Vale?

-¿Le doy a la manivela o le das a la manivela?

-No, yo sujeto. Yo lo voy cogiendo. -Sí.

-Muy bien, chicos, sale, sale.

-Se está quebrando.

-No se está quebrando.

-¡Ya la están empezando a sacar! -Vale.

María, el equipo naranja no puede amasar. No tienen fuerza.

Tienes que amasarles tú.

Corre, capitana. Si no, vas a hacerlo fatal.

Mira, deja. No la amases más, Leo. Tira "pa'llá".

-Uy...

-Un churro. -Venga, ya.

-Como yo. -Gracias, María.

-Muy bien.

-¿Tanta harina? Pero loca, se va a quedar seca.

-¡Déjame espacio! ¡Es que no me deja espacio personal!

¡No puedo hacer las cosas! -Es que yo no puedo hacer nada.

Venga. Venga, Leo.

Por la máquina.

Yo le voy a dar a la manivela. -No, yo le doy.

-Sí, anda. Tú has hecho todo. -¡Métela! ¡Vamos, métela!

(GRITA) -Que la estoy metiendo, no grites.

-Chicos, no discutáis. -No cabe.

-¡Pues venga, vámonos!

¡Leo, venga! ¡A la mesa!

¡Más para allá, Leo, que no cabe la masa!

Bueno, bueno.

Qué bien va el equipo rojo, cómo me alegro.

Van adelantados. -No pierdas la esperanza,

se les puede romper.

-Dani, se están haciendo agujeritos.

-¡Amasa, que no has hecho nada! -No sé si salgo vivo.

-Que no se quiebre.

-¡Juan, pero ayuda! -Ayuda, Juan.

-Vale. -Dejadme, dejadme.

Vamos allí. -No, no. Vale.

¡Rojo, rojo! ¡No, que te la cargas!

¡Rojo!

¡Venga, sigue! -Pero no me pegues.

-¡No te he pegado! -Me has pegado en la frente.

-¡No la pierdas! ¡Sigue! Daniela, hay que ir metiendo

la masa en la máquina. ¡Que sí, Pepe, que sí!

¡Que ya vamos!

-Yo le doy a la manivela. -¡Que sí, pesado! ¡Coge la masa!

-No, no. Ahora ya no. -Así. No va a caber en la máquina.

Es muy gorda.

-¡Rápido! -Sí.

-Leo, ¿te puedes dar prisa? -¡Dani, hay que doblarla!

El equipo rojo ha recogido la masa.

La masa coge dureza, exceso de harina y se trabaja peor.

Dani, ¿estás vigilando la masa? Mírala.

Mira, se está quebrando.

-¡Leo, por favor! ¡Estira la masa, la coges

y la vas echando para allá! Venga, chicos.

¡Jueces, ayudadme!

-¡Ya está! ¡Venga, ponte!

¡Venga, Leo! ¡No, échala para allá!

-Era lo que iba a hacer, pero no me dejas.

(IRÓNICA) Sí, seguro...

-Pues claro que sí. -Juan, que no se te doble,

si no se nos va a romper. -Juan, Juan.

-Juan, atento a lo que haces, no mires a los otros.

-Lo sé. María.

¿Cuál es el equipo que va peor? No lo ves.

Tienes desatendido al resto. Solo con el naranja,

¿qué pasa? Ayuda al naranja, que van fatal.

Lo que os decía,

el equipo rojo lo tenía muy bien. Ya no.

Ha recogido. Al recoger, se cuartea la masa.

Muy bien el verde, muy bien el verde.

Oh, el verde va a llegar ya. El verde llega ya.

¡Verde, verde!

Muy bien, chicos. Muy bien, chicos.

Hasta aquí. -Ahora lo doblamos.

-Dobladlo y seguimos.

Están a dos metros, Samantha.

¡Para, para Leo!

¡Para, Leo! -No voy a parar.

-¿Por qué tienes que poner las manos debajo?

-Yo también tengo que hacer algo.

No han nacido uno para el otro. Les gusta discutir.

¡Quita! -No me voy a quitar.

-¡Capitana, ayúdanos a nosotros también!

-Voy. María, estás desatendiendo

al resto de equipos.

Juan, venga, que sí que remontamos.

-A doblar. -Venga, doblamos. Por aquí...

-¡Dani, casi están los 10 metros!

¡Vamos, rojo!

¡Rojo!

Vale, ya. Dale, dale.

-¡Leo, ven!

-La estoy estirando.

-¡Ten un poquito de sentimiento en la masa! ¡Yo la estiro!

Con lo que estire el equipo verde llega bastante lejos.

¡Venga, vamos, equipo!

-Dani, hay que doblarla.

-No, hay queda un bordecito. -No, hay que doblarla, Dani.

-No, no, no.

Vamos, Daniela, muy bien.

Daniela va como un cohete. ¡Vamos, Daniela!

¡Lu! A la siguiente llegas.

¡Han ganado!

Venga, Daniela. Daniela, lo tienes.

Vamos, Daniela. Leo, venga, que lo tenéis.

Ya hemos perdido.

-¡Bien! ¡Sí! ¡Equipo verde!

Grandes. ¡Bravo!

¡Campeones!

Ya hemos perdido, tío. -Dani, que no es la eliminación...

Aitana.

Tenéis que estirar lo poco o lo mucho que tengáis.

Aitana, despacio.

Como ahora nos ganen, me muero.

Dani, ¿qué pasa? ¿Por qué te enfadas?

No, porque es que nos daba, lo que pasa que yo le he dicho

a Aitana que no enrollase porque ahí había unos pliegues

que podíamos llegar, pero Aitana ha enrollado.

Si no os habláis bien pues pasan esas cosas, porque teníais

cantidad de masa hecha. ¿Ves?

Pero estáis recogiendo constantemente.

Es que Sansón cuando se cortó el pelo perdió toda la fuerza.

Me siento muy mal porque si hubiera dejado la masa tal y como estaba

y hubiéramos sacado esos pliegues puede ser que hubiéramos ganado,

y lo siento mucho.

Si quieres aprender todo lo que necesitas sobre cocina

suscríbete a la Escuela MasterChef. Más contenido que nunca

con nuevas recetas y trucos para que puedas convertirte

en un auténtico MasterChef. Cocina tradicional,

cocina saludable y cocina italiana son algunas de las nuevas lecciones

que podrás encontrar. Ya lo sabes, entra en la Escuela MasterChef.

Aspirantes, es el momento de comprobar quién ha hecho

la lámina más larga de pasta y más elástica.

Así que venga, jueces, vamos a ver qué pasa.

Bueno, pues ya se sabe, es que...

Vamos a empezar por el verde que acabó el primero.

Aquí casi se nos rompe, pero bueno.

No, no. No, pero no es empalme.

No, no. Es la masa de una tirada.

Se ha abierto pero no se ha roto. Oye, tiene un buen grosor.

No, pero está muy bien. Olé.

Bien, bien, bien. Está muy bien, está muy bien.

Está perfecta. Está muy bien.

Está elástica. ¿A que sí? Tiene elasticidad.

Es muy elástica, claro.

Y les sobra, ¿eh? Sobra, ¿eh?

A mi equipo le sobra para hacer dos metros más.

¡Hombre!

Hala, para el que le falte. Oye, doce metros por lo menos.

¡Muy bien! Sí, señor. Sí, señor.

¡Verde campeones!

Leo, aunque hayamos terminado los primeros está más que claro

que tú y yo no somos la pareja perfecta para cocinar.

Y me lo dices tú a mí. -Pues sí.

Ay, qué bien que lo hayáis hecho mal, cómo me alegro.

¡Te vas a enterar!

A ver, la pasta está fenomenal. Está muy finita, muy bien.

Tiene buena pinta. Está fina por aquí.

Aquí no se ha roto de milagro. Ha faltado un poquito de rapidez

a la hora de hacer la masa. Sí, la masa.

La masa está muy bien. Muy finita, muy bien.

Y aún teníais mucha masa, ¿eh? Sí, pero esto...

Juanito. Estaba divinamente.

Nueve metros. Un poquito más de caña.

Sí, sí, sí. No tanto baile ni tanto ajetreo

y poquito más trabajar. Tienes un morro que te lo pisas.

No, porque yo... Ella lo ha hecho, ha corrido mucho.

¿A que sí? Tiene nueve metros en la mesa.

Pero tiene aquí un metro y pico que si lo estiran

han hecho once metros fácil. Juanito estaba más disperso.

No, es que allí en el momento de la masa...

¿Es verdad o no? Que no tienes el brazo fuerte.

Claro, porque tenía manos de pajarito.

Le faltaba un empujoncito. Son las que hacen falta.

Hay que estar todo el tiempo trabajando.

Y tú lo has hecho muy bien. Tú tienes un morro que te lo pisas.

Y también ha habido un problemilla, que la capitana estaba pendiente

de los otro dos, pero había que ayudar

a los que no tenían masa.

No sé qué puntuación nos van a dar,

pero yo lo único que quiero es que mojemos a los jueces.

Sí, yo también me quiero mojar, porque mola.

Gracias, chicos.

Este es que es mucho más largo. A ver, yo quiero ver esa masa.

Está bastante destrozada. Demasiadas vueltas le habéis dado.

Está cuarteada... Ocho metros y medio, a ver.

Aun así no está mal tampoco, ¿eh? Tiene demasiada harina.

Mira, hay grumazos aquí de harina.

Sí, está menos uniforme. Tiene juntas.

Tiene juntas, sí. Les ha faltado trabajar un poquito más finos.

Lo hemos hecho mal y ya está,

porque le hemos echado demasiada harina.

Entonces yo pienso que nos van a dar un punto.

Aspirantes, ya hemos tomado nota de la longitud de vuestras

láminas de pasta y de la calidad.

Ay, hora de deliberar.

Tenemos que deliberar para el reparto de puntos

y también para decidir la puntuación que se merece

la capitana María. Vamos a deliberar.

María, si nos hubieses ayudado a nosotros te hubieses llevado

tú los seis puntos y nosotros los seis puntos.

Pero si os he ayudado todo el tiempo.

Pues ya está. Fácil, ¿no?

Tenían que ser los pliegues más grandes.

Aspirantes, como habéis comprobado hacer pasta casera es muy sencillo.

Un poco más complicado es estirarla, y ahí es donde

han surgido los problemas. Equipo verde, habéis discutido

mucho entre vosotros durante el cocinado.

Por eso nos sorprende que hayáis pasado de los diez metros.

En una cocina hay que ser tolerante, dejar las diferencias

a un lado y darlo todo. Espero que hayáis aprendido

la lección y el próximo cocinado que tengáis juntos

liméis vuestras asperezas. Vale.

Equipo rojo, vosotros empezasteis muy bien con la masa.

Sí. Fuisteis los primeros en pasarla

por la máquina, y quizá por ir demasiado rápido

se os ha quebrado al estirarla. Cuando el equipo verde paró

el tiempo teníais la masa doblada en seis metros y medio,

y cuando la hemos estirado llegabais casi a los ocho.

¿Qué pasa cuando saturas una masa de harina?

Pero hemos visto la cantidad de parches, agujeros...

¿Qué pasa cuando saturas una masa de harina?

Se cuarta, se quiebra y se rompe.

Equipo naranja, vosotros empezasteis fatal.

Sí. -Fatal.

No teníais ni fuerza para amasar la pasta fresca.

Y tengo que decir que tampoco tuvisteis ayuda de la capitana.

No mucha. Nos ha ayudado en las partes que necesitábamos

ayuda, pero en la parte que había que darle aquí...

Cuando estábamos amasando María se iba a otro equipo.

Os ha ayudado cuando le hemos dicho: "Ayuda".

Sí.

Equipo naranja, aun así habéis hecho un buen trabajo.

Qué pena que os hayáis quedado en nueve metros.

Tengo que decir, Lu, que has trabajado muy bien.

En cambio tú, Juan... Ya.

Regularcín has estado. Poquito, poquito.

Dicho esto los seis puntos son para el equipo formado por...

Leo y Daniela. -Leo y Daniela.

Daniela y Leo.

¡Muy bien!

Felicidades.

¡Olé!

¡Toma, Leo, nos han dado seis puntos!

Yo estoy contentísimo.

Parece mentira lo mal que nos hemos llevado

y hayamos quedado los primeros.

Genial.

Los tres puntos son para el equipo naranja, Lu y Juan.

¡Bien! Bueno, no está mal. Felicidades, chicos.

¡Nos hemos acercado y nos hemos esforzado, olé!

Hemos acabado la prueba sin ganar, pero creo que hemos trabajado bien

y lo hemos pasado muy bien. -Nos hemos esforzado también.

Por tanto el punto se lo llevan el equipo rojo, Dani y Aitana.

¡Olé!

Ay, que no te caiga la lagrimilla que tienes a punto de caerte, ¿eh?

María, tú has sido la capitana de los tres equipos.

Perdón, no has sido capitana. Ya.

Has ido a ayudar a los que iban mejor

y eso no es ser buena capitana.

Así que no has ejercido bien capitanía. ¿Estás de acuerdo?

Sí.

Por tanto, María, te llevas un punto.

Vale. Bueno, está muy bien.

Al menos no te llevas cero.

Tranquila. -Es súper complicado ser capitana.

Es muy complicado, María.

Pensaba que iba ser más fácil ser capitana de tres equipos.

Sí que creo que lo podría haber hecho mejor a toro pasado.

Pero claro, ya no se puede hacer nada.

Aspirantes, os recordamos que al inicio de la prueba

os anunciábamos que el mejor de este reto se llevaría un premio.

¡Al restaurante!

Y el mejor que ha trabajado en este reto y que por lo tanto

se lleva la visita a la casa Cacao de Jordi Roca en Girona es...

¡Daniela!

Enhorabuena.

Gracias.

Oye, ¿y siempre que hay premio lo ganas tú?

¿Trabajas bien siempre que hay premio?

Pero solo un poquito. ¿Estás contenta?

Mucho. ¿Sí?

Sí. Pues ahora sí, llega el momento

que todos estábamos deseando. ¡Bien!

Cómo me gusta la pasta al pesto. Ja, ja, ja.

Ver a Samantha teñida de verde.

¡Yo quiero, yo quiero! Por favor, Samantha, al patíbulo.

Sami, ¿me dejas tirar de tu cuerdecita?

Qué maravilla.

Que nadie nos quite la cuerda de Jordi.

Tranquilitos, que aquí solo Samantha.

Eso ya lo veremos.

Las reglas del juego son así.

Con tal de que gane mi equipo me da igual mojarme

con salsa de pesto. Pues yo me alegro.

Soy una mujer feliz si gano.

Daniela, Leo, ha llegado vuestro momento.

Cuidado, yo os digo. Quietos. Despacio, no os pongáis nerviosos.

Hay que tirar fuerte y recto hacia abajo, ¿eh?

¡Vamos a ello!

¡Dale! ¡Vámonos!

¡Samantha al pesto!

(Gritos)

(PEPE SE CARCAJEA)

¡No, no! ¡No, quieta! ¡Vamos, tirad!

(Gritos)

¡Vamos, vamos!

¡Tened cuidado!

¿Pero esto qué es? ¡Hala!

(Gritos)

Ven aquí, Juanito, que te vas a enterar.

Ese pelito, ese pelito con gomina.

¡A Lu, a Lu!

¡Madre mía, cómo estamos!

¡Vamos a una fiesta de cumpleaños muy importante que nos han invitado

y no podemos llegar con estas pintas! ¡Nos vemos!

¡Vámonos! ¡Vamos!

Madrid, 15 de mayo de 1.969. El parque de atracciones

abre sus puertas por primera vez y rápidamente atracciones

como el tiovivo o los coches de choque se hicieron

muy conocidas para los visitantes que accedían al recinto

por el módico precio de cinco pesetas.

Enero de 2.020. Ha pasado más de medio siglo

y las nuevas atracciones han revolucionado el parque,

pero la esencia sigue siendo la misma: risas, adrenalina

y mucha diversión. Esperemos que nuestros aspirantes

sientan esta misma emoción cuando descubran

todas las sorpresas que les hemos preparado.

Aspirantes, como veis estamos en el Parque de Atracciones

de Madrid, que aunque no lo aparente acaba de cumplir

cincuenta añazos hace muy poquito.

Bienvenidos. (TODOS) ¡Gracias!

¿Alguno de vosotros ha visto a Samantha?

(TODOS) No.

Yo tampoco. Yo digo que está montándose

en una atracción tras otra seguro.

¿Os parece bien que empecemos sin ella?

(TODOS) ¡Sí! -Sí. Venga, vale.

Porque está a punto de comenzar la repesca de la séptima edición

de "MasterChef Junior".

(GRITAN CONTENTOS)

Adelante, ex aspirantes.

(Gritos de alegría)

¡Hola!

¡Hola!

(GRITAN CONTENTOS)

Vamos, Albert. Corre, bájate.

¡Qué suerte, tía!

Llevo un montón de tiempo pensando:

"A ver cuándo es la repesca. Mamá, ¿cuántos días faltan?

¿Cuándo nos vamos?"

Lo que más me hace ilusión de entrar es volver a cocinar

en MasterChef, estar otra vez con los amigos y la experiencia.

Ex aspirantes, ¿venís dispuestos a recuperar vuestro puesto

en las cocinas de "MasterChef Junior"?

(TODOS) ¡Sí, chef!

¿Habéis practicado mucho? (TODOS) ¡Sí, chef!

¡Así me gusta!

(TODOS) ¡Bien!

¡Bien, chef!

Pues yo también estaba deseando que llegase este momento,

y no solo por el reencuentro, sino porque la competición

se pone aún más interesante. Como ya sabéis, aspirantes,

al terminar esta prueba tenéis dos rivales más luchando

por conseguir el título de ganador de "MasterChef Junior".

¡Huy, huy, huy! ¡Olé!

Mucha atención, aspirantes, porque hoy no habrá capitanes.

¡No! -¿Qué dices?

Hemos pasado ya el ecuador del concurso y queremos

que nos demostréis cuánto habéis aprendido

sobre la organización en cocinas.

Tendréis que ser capaces de sacar el servicio adelante

sin un líder que tome decisiones. Pero, ojo, si alguno está pensando

en ir por libre y hacer solo lo que le apetezca

os digo desde ya que se equivoca.

O estáis unidos y remáis todos en la misma dirección

o el caos se va a apoderar de vuestras cocinas.

Daniela, por haber sido la mejor en la prueba anterior

te corresponde una ventaja de enorme responsabilidad.

Uf, hacer los equipos. Vas a poder formar los dos equipos.

¡Oh! -Daniela, por favor.

Pero piensa bien cómo haces el reparto, porque un equipo

tendrá cuatro aspirantes y el otro solo tres.

Comencemos por el tuyo.

¿Con qué aspirantes quieres trabajar y por qué?

Vale, yo quiero trabajar con María. Nos llevamos súper bien.

Con Lu, porque es muy buena compañera.

Y...

Juan, Juan.

No me digáis a quién tengo que elegir, yo lo diré.

Eh... y el último aspirante pues a Juan.

¡Olé! -Porque lo quiere hacer todo,

que siempre va a estar haciendo cosas. ¿Me entendéis?

¡Bien!

Por tanto Leo, Aitana y Dani formaréis el otro equipo.

Dani, Leo, os veo una carita...

¿Estáis preocupados por ser uno menos?

Pues no sé, como que nunca me eligen cara al equipo.

Al final ella ha elegido a esos aspirantes

que le parece mejor. No significa que tú seas malo.

Ya, pero no sé... me parece un poco difícil el reto.

Dani, de eso va "MasterChef", es un reto.

Y los retos hay que superarlos y hay que tener buena actitud.

Y tú has superado retos mucho peores.

¿Eso qué es para ti? ¡Dani, vamos!

¿Qué es para ti eso? Nada.

Ay...

Yo me siento un poco mal porque no me haya elegido Daniela.

Yo pienso que elige más por amistades que por nivel.

Os hemos traído dos menús diferentes.

¡Ahí va!

El menú azul consiste en...

bao de pollo rustido con ensalada de col.

¡Qué rico! Y pad thai de langostinos.

¡Madre mía! -¡Socorro, me voy a desmayar!

El pad thai se me da bien. -A mí también.

Pero, Leo, es que eso es muy difícil, ¿eh?

Si el rojo es más fácil, elegimos el rojo.

El menú rojo está compuesto por...

¿Qué es eso?

Ensalada césar versionada

y costillas con salsa barbacoa y patatas fritas.

Esa, esa, Leo. Esa es más fácil. El rojo. El rojo, por favor.

¿Qué pasa, Samantha, estos menús no tienen postre o cómo va la cosa?

Querido Jordi, me subestimas.

Ahora vengo. Va.

Samantha tiene un día bastante curioso, ¿eh?

¡Tará!

¡Hala! -¡Yo quiero!

A falta de uno, dos postres espectaculares.

Algodón de azúcar para el equipo azul

y almendras garrapiñadas para el equipo rojo.

Leo, por ser el segundo mejor de la prueba anterior

te corresponde a ti elegir menú.

Rojo, rojo, rojo. -El rojo, el rojo.

Es que no me quiero ir. Por favor, rojo.

Es muy difícil. -Leo, por favor, rojo.

Por favor, que no coja el rojo.

Pues el azul.

(GRITAN CONTENTOS)

¿El azul? El azul.

Es que... qué asco, tío. Es que me voy a ir, tío.

Por tanto Daniela, María, Juan y Lu cocinaréis el menú rojo.

Ex aspirantes, muy atentos porque debajo de estas dos campanas

están las elaboraciones que os pueden abrir de nuevo

las puertas de "MasterChef Junior".

Suerte, chicos.

Consisten en...

¡Gazpacho andaluz, por favor!

¡Pinchitos! -¡Qué rico!

Brochetas variadas. Hemos preparados nueve tipos

de brochetas diferentes que irán acompañadas

con sus correspondientes salsas.

¿Hay gazpacho andaluz?

Cada uno de vosotros se encargará de elaborar una de estas brochetas.

Madre mía. Ya sabéis que "MasterChef"

está lleno de sorpresas, y el sorteo de brochetas

es una de ellas.

¿Sorteo de brochetas?

¿Perdona?

Aspirantes, atención, porque vosotros también tenéis sorpresas.

Qué bien.

Porque hemos montado un puesto de foodtruck en el parque.

(GRITAN CONTENTOS)

¡Bien, qué guay! -¿Qué es foodtruck?

Eso significa que tendréis que convencer a los invitados

para que elijan vuestras elaboraciones

y no las de la competencia.

¡Sí, chef, mola mucho!

Yo creo que con el foodtruck lo vamos a petar,

porque Daniela es andaluza y Juan tiene la cara muy graciosa.

O sea, que lo vamos a petar, sí.

Hemos invitado a comer a setenta de los muchos visitantes

que hay hoy en el parque. No está mal.

Disponéis de 120 minutos de cocinado.

Vosotros, ex aspirantes, tendréis 60 minutos

para elaborar 25 brochetas.

Me... vale no. Eso significa que entraréis

en cocinas una hora después de que haya empezado la prueba.

¿Entendido? ¡Sí, chef!

Como cada semana, nuestro supermercado proveedor

de alimentos os facilitará los ingredientes para cocinar

y donará el excedente que no utilicéis...

(TODOS) ¡A comedores sociales!

Oye, Albert, te noto muy cambiado desde que te has ido de MasterChef.

Te veo como Jordi ya. Este es mi nuevo look.

¿Y cómo se llama? Tupé de papel y pelo plano.

O sea; por detrás lo tengo como... como cuando lo tenía normal, así.

Eres como Juanito ya, un chulín de estos del pelito así, ¿eh?

Pues vale...

¡Sí, el Albert de siempre! ¡He vuelto!

¡Bien! -¡Bien!

Así mejor. Como siempre.

Aspirantes, y vosotros, ex aspirantes,

¿preparados para darlo todo? (TODOS) ¡Sí, chef!

Pues coged vuestros delantales y salid pitando a por ingredientes

en tres, dos, uno... ya.

Vámonos. Venga, ex aspirantes, vámonos.

¡Venga, Dani!

¡Vamos, equipo! -¡El rojo! ¡El rojo, toma!

Vamos, chicos.

¡Qué monada de grúa! -¡Qué guay!

Poneros los gorros.

Aspirantes, serviremos primero los dos aperitivos salados

y veinte minutos después, cuando los comensales

ya hayan terminado, ofreceremos los dulces.

Recordad que debéis organizaros aunque no haya capitanes.

Y ahora sí, a cocinar en tres, dos, uno...

¡Venga, suerte a todos! ¡Vamos!

Yo me pongo a limpiar los langostinos.

Ah, pues me pongo yo a ayudarte con las gambas,

porque el pan va después. -Vale, genial.

Y después tenemos que poner esto a sofreírlo un poco para hacer

un fondo para el pad thai. -Vale.

El pad thai es uno de los platos más típicos de la cocina tailandesa

cuyos ingredientes principales son langostinos, cacahuetes,

huevos y tallarines de arroz.

Echo ya esto, ¿no? -Pero córtala un poco más fina.

No, en juliana. -¿En juliana?

Claro. -A ver, puedes explicarme...

Esto no es juliana nunca. -¿Cómo que no?

Pícalo. -Aquí no hay capitanes, así que...

Para el bao de pollo el equipo azul tiene que hacer un sofrito

de verduras que mezclará con pollo mechado y ensalada de col.

Con este guiso se rellenará el pan bao

una vez cocido en la vaporera.

Venga, con más ritmo.

(LOS CUATRO) ¡Equipo rojo!

Venga. -Venga.

Chicos, venga, que tenemos 120 minutos.

¿Así, María? ¿De este tamaño?

Sí. -Mira, ya llevo una pechuguita.

Muy bien. -¡Venga, chicos!

Voy a sacar lascas de parmesano para hacer la salsa césar.

¿Vale, chicos? -Vale, Lu.

El equipo rojo tiene que elaborar una ensalada césar versionada,

con hoja de col como base de la ensalada, pollo rebozado,

anchoas y queso parmesano.

¡Venga, chicos! -Qué estén bien limpias la coles.

¡Sí, Lu!

Y si hay alguna fea, quítala. -Vale.

¿Qué tal las costillas, María? -Las costillas bien.

Me falta ponerles sal. -Vale.

Ya solo me faltan seis pechuguitas.

Venga, chicos, vamos súper bien.

Voy al horno. -Muy bien.

Chicos, costillas listas.

¡Muy bien, María! -¡Muy bien, María!

Las costillas las tienen que hornear cuarenta minutos

y después deberán lacarla con salsa barbacoa

para potenciar su sabor.

Qué guay, ya tenemos las costillas al horno y ahora vamos a hacer

ya la salsa barbacoa. -Sí, ya estoy con la salsa, ¿eh?

Vale, perfecto, María.

Voy a empezar a pochar. -Vale.

Tiene que estar doradita a punto de negra, ¿eh?

A punto de negra. Sí, sí.

¿Tú cómo vas con el pollo? -Ya he cortado toda la pechuga.

Ahora voy a freír el pollito. -Vale.

Muy bien, chicos. Muy bien.

Bueno, compañeros, vamos a hacer una prueba en este maravilloso

tiovivo del año 1.927. Maravilloso.

Quiero que os subáis a uno de los animales y que demostréis

vuestro más pulido estilo a la hora de cabalgar.

Yo soy un jinete de la leche. De tu época.

¿Estáis preparados? Sí.

Estoy deseando subirme ya.

¿Qué pasa, que no te gusta mi prueba? Nunca te gusta nada.

Me encanta. ¿Tampoco te atreves al tiovivo?

El tiovivo me encanta. Deja de quejarte, Pepe,

que estás cada día más refunfuñón.

Yo en este purasangre. ¡Vamos a ello!

Yo me monto...

¡Yija!

¡Ándele, vámonos!

¿Te imaginas que te adelanto? Oye, oye, oye.

¡Yija! ¡Yuju!

¡Vamos, compañeros!

¡Sin manos, sin manos!

¡Ay! A ver si te vas a caer.

Como los indios, me puedo cambiar de caballo si quieres.

¡Yija! ¡Pepe! ¡Pero... Pepe!

¡Pero bueno, pero qué maravilla!

¡Atrévete, Jordi! No, yo me caigo, yo paso.

Te vas a caer por hacer el lelo.

Mírale, pero qué estilazo.

(RÍEN)

Jordi, haz algo, hijo. Vaya rollo.

¿Pero qué quieres que haga? ¿Me muevo? ¿Me tiro?

Haz una pirueta como Pepe. Mira a Pepe.

¡Uh, uh, uh!

¡Vamos, compañeros! ¡Última vuelta, vamos!

¡Jordi, hijo! Cómo se nota que no tiene hijos.

¡So, so!

¡Bravo, chicos!

Venid para acá. Bueno, bueno, ese lomo.

Samantha, hacía mucho que no montaba a caballo.

Tengo que reconocer que el tiovivo es lo tuyo, ¿eh?

Está clarísimo, Pepe, que a ti te gusta cuando estás bien sujeto.

Voy a dar un veredicto. Lo he hecho bien.

El campeón... Sí, tengo que asumirlo.

De lejos de la prueba de tiovivo es...

¿Yo? ¡Pepe Rodríguez!

Jolín, con lo que me ha costado montar a caballo.

¿Con qué equipo vas a ir? Tienes el equipo azul o el rojo.

Puedes elegir, Pepe.

Sí, me gustaría ir con el equipo que son cuatro.

Pepe va con Daniela, Jordi va con Leo y vamos a cocinas.

Vamos. Va.

El sofrito no lo tengas demasiado alto.

Está al mil. -Pues bájalo.

Lo ha puesto a mil. -Ahí, quinientos.

Bueno, equipo azul, ¿cómo lo lleváis?

Muy bien, ahora estamos pelando las gambas para un caldo.

Aquí Dani va a limpiar ahora el pollo.

Dani, ¿qué vas a hacer?

Voy a coger el pollo, ahora lo tengo que meter

un poco en el sofrito.

¿Ahí? Sí.

Claro. -No, es aparte.

Hay que marcar el pollo y después echarlo.

Yo os digo que estoy viendo dos, tres y algún fallo más incluso.

Primero, esto es lo más importante, pelar el langostino,

porque hay que hacer un caldo con el langostino.

¿No es más fácil hacer en una cazuela un sofrito bueno,

asar el pollo en el horno y después desmenuzarlo

y juntarlo con el sofrito y lo tenemos?

Sí, mejor. Porque aquí no entra.

Esta olla debería utilizarse para hacer un fumet,

por ejemplo el de langostino. Vale.

Y lo más importante, sois tres, mucho trabajo.

Tenemos que cambiar la marcha de inicio, ¿vale?

Sí. Dani, no sé si tienes el menú

que tú querías, no sé si tienes los compañeros que tú querías,

pero en la vida los retos que te van a venir

no los vas a poder elegir. Ya.

Pero sí la actitud que tú tienes delante de esos retos.

Exacto. ¿Y cuál tiene que ser?

La mejor. La mejor posible. Pues al lío.

Dale fuerte y dale caña.

Voy a meter los pollos. -Venga, vale.

Y yo me pongo a cortar la ensalada de col.

¿No os huele a algo raro? -Sí.

¿No huele a quemado? -Esto. Ay, Dani...

Dani, se ha quemado. -Se ha quemado muchísimo.

Hacemos otro y ya está. -Es que vamos muy justo de tiempo.

Esto no se puede usar, ¿eh? -Por favor, Aitana, ponte tú.

Aitana, mejor hazlo tú.

Qué pintón que tiene el pollo.

¡Un pollito hecho por Juan y por María, cómo mola!

¡Buenísimo!

¡Venga, chicos, rocanrol!

Hombre, qué dice mi equipo rojo.

¡Hola, Pepe! -¡Hola, Pepe!

Madre mía, cómo vengo de la espalda. No os imagináis.

Le he dejado a Jordi pero a 50 o 60 metros.

Hemos montado a caballo. Muy bien.

Una carrera de caballos de esas...

Y entonces he dicho: "Quiero ir con el equipo rojo".

¡Claro que sí, hombre! Lo quiero es que ganemos.

Yo he hecho mi parte, yo ya he ganado.

¿Vosotros cómo vais? Súper bien.

Vale, quiero que esto esté muy bien frito, ¿eh?

Ese aceite más caliente, más caliente.

Eso tiene que freírse muy fuerte, ¿vale?

Para así que no chupe aceite. ¿Estos están bien?

Están bien, peromás de fuerza. Hoy tengo que ganar como sea.

Yo se lo he pedido ya a la Virgen de la Caridad de mi pueblo,

pero como pido tantas cosas lo mismo ni me lo concede.

¿A quién se lo pido ya? A Jesusito.

¿A Jesusito de mi vida, tú eres niño como yo?

A ese, a ese. ¿Tú se lo pides normalmente?

Sí. Jesusito de mi vida...

Eres niño como yo, por eso te quiero tanto

que te doy mi corazón. Tómalo, tuyo es, mío no.

Anda, la mar salada. Qué bonito.

Bueno, pues a ver si nos trae suerte y ganamos.

Venga, esa salsa césar la quiero maravillosa.

Lu, no me falles. No, claro que no.

Venga, chicas, ¿vale? Vamos a ello.

Oye, ¿qué tal va la cebolla pochando?

Ya, ya tengo la salsa.

¡Chicos, ya he terminado con la col, por fin!

¡Ya, ya, ya! -Ponte con el pan.

Probad la salsa. ¡Qué rica! -Voy, voy.

Hoy todos somos catadores oficiales.

Claro, lo tenemos que probar todo para dar el "benedicto".

¡Qué buena, María! ¡Enhorabuena! -Está buenísima.

La salsa césar la tenemos hecha ya. ¿Eh, chicos?

Vamos genial. -¡Huy, qué bien va esto!

Ya he terminado con el pollo. Voy a cortar las patatas en gajos.

Y ahora Lu te ayuda. Yo me pongo a freír.

Sí, el pan, María. -Sí, me pongo, me pongo.

Aspirantes, atención, porque lleváis ya 45 minutos cocinando.

Pero como soy un tío majo y no quiero que sufráis

os he traído el mejor refuerzo de todo Madrid.

Es una actriz y presentadora excepcional.

La maravillosa duelista de la primera edición

de "MasterChef Celebrity", Cayetana Guillén Cuervo.

(GRITAN CONTENTOS)

¡Cayetana, ven aquí!

Ay, pues muy emocionada, como siempre que vengo

con mi súper chaquetilla. Qué ganas de que estés aquí.

Por favor, que no pude en el Celebrity y ya no podía más.

Cayetana, estamos deseando verte otra vez

en "El ministerio del tiempo". ¿Para cuándo?

Estamos ahora mismo en pleno rodaje de la cuarta temporada.

Qué maravilla. Y es una pedazo de temporada.

Irene Larra viene ahí a por todas. Un fiel seguidor.

Cayetana, ¿sigues cocinándote los deditos?

Sigo cortando las cosas igual de mal, pero me pongo

la chaquetilla para hacer las comidas y cenas en casa

y recibo a mis invitados con mi chaquetilla puesta.

Qué maravilla. Que es mi mejor premio.

Pepe, me la llevo un segundito. Por favor.

Dales unos consejos, Cayetana. Ya empiezo con los nervios.

¡Cayetana, ven aquí! -¡Cayetana!

Hola, chicos. Pero qué ilusión. ¿Cómo estáis?

Dani, Aitana, ¿cómo estáis? -Súper bien.

Aquí tenéis a Cayetana. ¿Qué está pasando,

que os veo un poco retrasados?

Que se nos quemó el primer sofrito y hemos echa otra segunda tanda.

Huy, pero eso es muy poca cantidad, Aitana, cariño.

¿Me puedo meter con ellos y les ayudo?

¡Sí, sí! Estás en tu casa.

A ver, venga, va. Pero es que no lo puedo evitar.

Por favor, chicos, ¿no tenéis más cebollas?

Necesitamos más cosas, venga.

Leo, cuando Cayetana se ponga a cortar tú apártate.

Porque ella tiene tendencia a cortar deditos,

y los tuyos son chiquititos, igual no los ve y te corta tres.

A ver, que aquí hay todas las moscas del mundo y...

¡Ay, me he cortado!

Me he metido un tajo que te cagas, con perdón...

Qué raro.

Lo tuyo es un vicio. Es que lo mío...

Tío, por favor, corre. Se está desangrando,

un papelito o algo.

Hacemos una cosa, si quieres ponte aquí a darles lecciones

y yo le corto la cebolla. Ya. Venga, va.

¿Estás bien, Cayetana? -Me he pegado un corte en el dedo.

Estoy bien, estoy bien.

¿Cómo estáis haciendo el pad thai?

Que esto del corte me da igual, estoy acostumbrada.

Tenemos ya el pollo en el horno. -Vale.

A ver, atención, mira, mira...

Cortas igual que yo, Jordi, yo no entiendo por qué me corto.

Cortas a una velocidad. Yo corto y sin tajo.

Esto para mí es habitual, no os preocupéis.

Cayetana, ¿qué te parece si te vas con el equipo rojo,

el color sangre, el que más te va?

Yo me quedo aquí poniendo orden y me voy también.

Ánimo, ¿eh? Dani, Leo, Aitana, venga.

Venga, esto debería estar aquí. Chicos, salid. Apartaros.

Chicos, venga. Muchas gracias, Jordi.

No, os tengo que ayudar porque vais fatal.

Si no os ayudo no sacaréis nada. ¡Sí, Jordi!

Yo ya he hecho demasiadas cosas, me tengo que ir.

Sí, tienes razón. Venga, vámonos.

Cuidado, que quemo mucho.

Costillas listas. Mirad qué pintón tiene esto.

Pinto las costillas con la salsa barbacoa.

Vale, María. -Vale, y luego otra vez al horno.

Sí, luego otra vez. -Las patatas van aquí de lujo.

Bueno, acompáñame, Cayetana, al equipo rojo.

¡Hola, chicos! Bueno, chicos, aquí tenéis

a una estrella de la televisión, del cine.

Pero bueno, Juan, oye...

¿Cómo estáis? -Muy bien.

Oye, ¿y tú de qué conoces a Cayetana?

Pues que la he visto en la tele. Ah, vale.

¡Es que soy súper fan tuyo! -Mi amor, y yo tuyo también.

Corre a cocinar, venga. Es un pelota, es un pelota.

Seguro que es muy fan tuyo.

Eres mucho más guapa al natural. -Muchas gracias.

Me gusta ser justa, igual que he entrado

en la cocina azul, Pepe, si te parece bien,

me gustaría entrar en la cocina roja

sin tocar un cuchillo, por favor. -¡Claro!

¿Vale? ¿Puedo? ¡Venga! ¡Adelante, estás en tu casa!

¿Está bien así? Sí, ya está.

No le eches más. Vale.

A ver, ¿qué me dejáis probar? -Prueba la salsa barbacoa.

A ver, déjame probar. Oye, ya te has cortado

y ya te estás despeluchando. Esta es la Cayetana

en estado puro. Si no me he tocado el pelo.

Puedes hacer así. ¿Cómo voy a estar despeluchada?

Pareces la Bruja Avería.

¿Te gusta? -Está buenísima.

¡Pepe, toma, pechuguita rebozadita! -Está rica, eh.

¿Y algo de bebida no tenéis?

No. ¡Ay, me tomaba una cervecita!

Si quieres, aceite. -¿Estás cómodo?

Estás como en la barra del bar de Illescas.

Mejor que en mi pueblo. Estás fenomenal.

Ahí me toca pagar. Aquí gratis. Aquí te invitamos.

Seguimos. Juan, ¿cómo te gusta más Cayetana?

¿Bien peinada o así, despeluchada?

¡Despeluchada! ¿Te gusta despeluchada mejor?

¡Bien peinada, hombre! Decidle que la vemos pronto

en "El Ministerio del Tiempo".

¡Te veremos pronto! ¡Vale! ¡Vámonos, venga!

¡Hala! ¡Vamos, Caye!

¡Qué guay que haya venido Cayetana! -Sí. Es superguapa

con su coletilla y despeluchada... -Y la chaquetilla está de muerte.

A mí me encantaría tener

esa chaquetilla. -A quién no.

Pero a mí, con mi nombre. -Ya.

Bueno, exaspirantes, tengo un notición que daros.

Cayetana va a ser la persona que elija quién cocina qué.

Empezaremos con las carnes. ¿Quién quieres que se encargue

del cordero con aliño moruno, por ejemplo?

Bueno, para trabajar el cordero, necesitamos unos brazos fuertes,

así que Álex, venga. -¡Gracias!

¡Venga! Vamos a ver a quién adjudicamos

las brochetas de solomillo ibérico y verduritas.

Para limpiar el solomillo,

hace falta una cabecita precisa y concentrada y creo

que Marta va a ser la adecuada. ¡Perfecto!

Brocheta de pollo con salsa "satay".

Estoy viendo a Lucía mirarme con esa carita,

comiéndose las uñas... ¿Te parece bien?

¡Venga! -Sí.

Vamos con la siguiente brocheta,

el atún marinado con salsa "teriyaki".

Dar el punto perfecto al atún es muy complicado.

No es fácil. Pero yo creo que hay una pequeñaja,

Vega, que lo puede hacer fenomenal.

-¡Ostras! -Confía en mí, Vega.

Cola de rape y espárragos trigueros con mojo verde.

El rape necesita también brazos fuertes.

Nos vamos a por el otro chicarrón.

-¡No, por favor! -Ya no me puedo echar atrás.

¡No, no, no! Siguiente brocheta,

la de salmón con salsa "ponzu",

que me encanta. Salmón, salmón...

El salmón con salsa "ponzu" es para ti, ¿vale?

-¡Bien! -Tienes la oportunidad

de enseñar lo bien que lo haces. ¡Choca!

¡Venga, ya está!

Rollitos de salmón y queso crema con salsa pesto.

Bosco, los rollitos, venga. ¿Te gusta? ¡Choca!

Que te va a salir guay, hombre. Bueno, pues ya solo nos quedan dos.

A ver, Cayetana. ¿Quién quieres que se encargue

de los langostinos en tempura con espuma de "kimchi"?

¿Candela o Silvia?

Silvia, por ejemplo. Por tanto, tú, Candela,

te vas a encargar del de calabacín con berenjena

y salsa de romesco.

¡Toma! ¿Te gusta? ¿Contenta?

¡Venga, choca! Está muy bien. Brochetas muy vegetales.

¡Venga, todos, vámonos!

Un cuchillo de plástico. Cayetana, ¡chao!

¡Exaspirantes, que cada uno ocupe su puesto de cocina

porque los 60 minutos para hacer las brochetas

que os devuelvan a la competición, arrancan en tres, dos, uno...!

¡Suerte a todos! ¡Vamos con ello!

¡Buena suerte! -¡Venga, Albert!

¡Venga, chicos!

Es la prueba más complicada que he hecho en mi vida.

-O me doy prisa o no llego ni mañana.

-Lo mismo digo. ¡Madre mía!

(NARRA) Marta tiene que cortar todas las verduras

que acompañarán a su brocheta de solomillo

y elaborar la salsa chimichurri. Álex debe preparar

una salsa moruna con especias

que le dé el punto de picante justo al cordero.

¿Tú le quitarías grasa al cordero? -Claro.

Esto tiene más piel blanca...

¡Chicos! ¿Cómo vais? -Yo, en cuanto termine de cortar

las verduras, me voy a poner con la salsa romesco.

(NARRA) Candela debe hornear los ingredientes de la salsa

para triturarla y acompañar a sus verduras.

Como Lucía, que debe elaborar una salsa "thai"

que servirá con la pechuga de pollo

que previamente habrá cortado y salteado.

¡Bueno, voy a ir a por todas!

Hay que pensar en positivo.

Chicos, voy a mirar el pollo. -Vale.

¡Chicos, voy a sacarlo! -¡Vale, ve a sacarlo!

Venga, el pan "bao". -¡Qué guay el pan "bao"!

Sí. Venga, no te distraigas.

Bueno, equipo azul, yo ya vengo directamente dentro

porque os veo más verdes que un kiwi.

El "pad thai" lo tenemos porque lo hice yo

y el "bao" no lo tenemos

porque no hay nada hecho. Los "bao", ¡va!

¡Pam! ¡Solucionado, venga!

Sofrito del pollo, lo necesito ya. Yo te lo escojo.

Vale. ¿Qué necesito ahora? Fácil. Pollo... Vale.

El pollo se sirve desmigadito.

Cojo la carne que está limpia y sin hueso...

Y me la voy llevando ahí.

Directamente, tacatá... Yo voy desmigando, si queréis.

Eso lo mezclaríamos con el sofrito y tendríamos el relleno.

Saco la carne al pollo y vosotros ahí...

La desmigamos. Aquí tenemos un pollito.

¡Va! Yo te voy dando la carne limpia...

¡Y a desmenuzar, a desmenuzar!

¡Hola! ¿Qué tal? ¿Qué tal, equipo azul?

¿Cómo estáis? ¿Qué tal estáis?

No me gustáis nada. Me generáis...

Me generáis una desconfianza máxima.

¡No, hombre! Un delantal azul.

Ya formas parte del equipo azul.

Me lo pondré a gusto. Estáis igualados los equipos.

Ya se igualaron, Sammy. ¿Qué os parece tener

a Jordi en el equipo? No teníais uno de adulto, ¿no?

Que te queda bien el junior. No me lo puedo ni atar.

Oye, estáis ociosos. Dame un trocito del muslito.

¡Me encanta el muslito!

¿Queréis no comeros el pollo, que no vamos sobrados?

Está todo muy bueno, pero ya os podéis dar prisa

porque aquí hay mucho atrasado. ¡Oído!

Te dejamos, que vemos que te desconcentramos.

¡Venga, "andiamo"! No te metas con los junior.

¡Haz el favor! ¡Qué pesados!

En vez de ayudar, eh. Pollo... Pollo listo.

Dame. A ver, nos apartamos... Nos apartamos, chicos.

Sí. Vale. Esto lo vamos a mezclar

con mucho cariño y tenemos el guiso de pollo desmenuzado

para rellenar los "bao".

¡Vamos, chicos! ¡Vosotros podéis!

Me queda muchísimo. -¿Le quitas las cabezas?

Sí, les estoy quitando todas las cabezas.

No se las quites con cuchillo, quítaselas con las manos,

que es más rápido. -¡Ah! Gracias.

(NARRA) Cuando haya limpiado los langostinos,

Silvia tiene que freírlos en tempura

y preparar una espuma de "kimchi".

Silvia, he crecido o han menguado las cocinas.

Ahora sí que alcanzo. No necesito taburete.

Sí, has crecido, Vega.

(NARRA) Vega debe cortar el atún y elaborar salsa "teriyaki"

con mucho sabor para darle gusto a su brocheta.

Lucas acompañará el pescado con mojo verde.

¡Maldita espina! ¡Te voy a...!

¡Jo, maldita espina!

¡Jopé! ¡Qué difícil es esto!

Yo voy fatal. Es eliminación,

no nos lo van a poner fácil, así que hay que dar

lo máximo que podamos. ¡Cómo huele aquí!

Algo se está cocinando. -Me parece que es esto.

-¡Huele que te cagas! -Sí, es mi salsa.

Espero que a los comensales les guste mi plato.

(NARRA) Bosco y Albert cocinarán salmón.

Bosco lo acompañará con crema de patata y pesto

y Albert con salsa "ponzu".

¿Vas bien? -¡Voy perfecto!

¡Venga, sigue así, que, a lo mejor, entras!

¡Ojalá todos entráramos! ¡Ojalá no hubiera eliminaciones!

¿No crees, Bosco? -Ya...

(ALBERT) Fíjate, el salmón, que a mí no se me da bien

y lo bien que se me está dando hoy.

Lo que estoy aprendiendo en "MasterChef", eh.

¡Venga, chicos, que vamos muy bien!

¡Venga, chicos! ¡Nosotros podemos!

-¡Listo! ¡Pollo listo! -¡Vale!

Vamos a retirar los trocitos. Juan, ¿te los quieres comer?

¡Sí! ¡Todos! ¡Aquí, aquí!

-Pareces Albert. -Un poquito.

-Juan, cuando acabemos, si no... Vale.

¿Es la última tanda de patatas? -Sí.

No. ¡Ah! Estas ya están. Vale.

-Voy a atacar las costillas. -Vale.

¡Oye, chicos, vamos muy bien!

¿El queso este para qué es?

-Es para la ensalada césar. -Vale.

A ver, chicos.

Sabéis de qué va esto, ¿no? Sí.

¿Veis que está tibio? Vale.

Este pan ahora sí se puede manipular.

¿Ves que se abre? Sí.

¿Qué haríais ahora con esto? Rellenarlo.

Un poquito de ensalada de col, un poquito de pollo,

un poquito de ensaladita y lo serviremos. ¡Listo!

El otro equipo va regular porque Jordi está en las cocinas.

No os confiéis mucho, que, a lo mejor, el veredicto

puede ser malo y podemos perder nosotros.

Así que no os confiéis.

Pero si Jordi está en la otra cocina,

no es señal de que vaya muy bien. -Yo, ganemos o perdamos,

estoy orgullosa. -Yo igual.

¡Jopé! Soy un "masterplof" cortando.

(SILBA)

¡Aspirantes, exaspirantes, en 30 minutos,

se acaba el tiempo de cocinado!

¡Madre mía! No me va a dar tiempo.

Para daros fuerza en esta recta final,

ha venido a veros... ¡Yolanda Ramos!

(GRITA) Aspirante en la última edición

de "MasterChef Celebrity". ¡Aquí está!

Y con una niña guapísima. ¡Hola! ¿Qué tal?

¡Te doy la bienvenida! -¡Ay, qué cosa más bonita!

Espero que entres en el "Junior". (RÍE)

No habrás venido a ligar, ¿no? -¡No!

A saludar. -¡Ah, vale, vale!

Albert, que te estás jugando la vuelta a "MasterChef".

Concéntrate. Solo saludaba.

Vale. ¡Venga!

¿Cómo te llamas? Charlotte.

¡Ay, Charlotte, por favor! Un beso.

Oye, ¡qué alegría, Yolanda,

veros aquí! ¡Qué bien!

Os habéis enterado que estábamos en el parque de atracciones

y has dicho: ¡No me lo pierdo! Ve un banco y se sienta.

Si queréis que lo hagamos sentados...

¡Así me gusta, hija!

Cuanto menos trabajo, mejor. Oye, Charlotte,

tengo una pregunta y quiero que seas sincera.

Vale. ¿Tu madre ha aprendido a cocinar

en casa o se le siguen cayendo los bizcochos?

Pues a ver... Cuéntame.

En casa, cocina mejor

que en "MasterChef". ¿Ah, sí?

¡Ah! ¡Corte! ¡Muy bien, cariño! (RÍE)

¿Seguro? Se lo he dicho que lo dijera.

¿Estás contenta con las cosas que hace mamá en casa?

Sí. ¿Os apetece y vemos

a los niños, a ver qué hacen? Vamos.

Vamos a dar un paseo. ¡Acompañadme!

¿Qué tal, Albert? Está haciendo una brocheta

de salmón con salsa "ponzu".

Ahora acabo de colar la salsa, que tenía las algas.

-¿Ya la has colado? -Sí.

¡Ay, qué bien, Dios mío! -Y he cortado el salmón.

Albert, te veo que vas bien con las brochetas,

pero acábalas, que te juegas el paso.

Desde luego, huele superbién.

¡Vamos con Bosco! ¡Hola, mi amor!

Rollitos de salmón

con crema de queso. ¡Qué bueno!

¿Te gustan los rollitos de salmón? No los he probado.

Esta será la primera vez.

Me parecen demasiados ajos. Hasta ahí te digo.

Quitaría un diente. Quitaría un diente también.

No me hagas caso porque me lo he copiado

porque lo ha dicho él. ¡Vamos a ver a Lucas!

Te presento a Lucas. Está haciendo brochetas de rape.

¡No nos mira ni a la cara! ¡Lucas! -Estoy superocupado.

Además, no le gustaba hacer rape y le ha tocado la brocheta de rape.

¿Tú ya tienes todos los lados? -Uno, dos, tres...

-No lo sabe. -Cuatro, cinco...

Lucas, mira. No te quiero poner nervioso,

pero corre un poquito más. ¡Eso es!

Bueno, vamos a ver a nuestra gran cocinera, Vega.

¡Hola! ¿Qué estás haciendo? Brocheta de...

Brocheta de atún con ajetes.

-¿Esto lo has hecho tú sola? -Sí.

Es que Vega es muy grande. Vega es muy grande.

¡Con esos bracitos que tiene mi niña!

¡Cuidado cómo los utiliza ella! ¡Madre mía!

Parece hecha por un japonés. -Muchas gracias.

Vega, mucha suerte. Vas muy bien. De momento, tiene buena pinta.

Aquí tenemos a Silvia. ¡Ay, Silvia!

Yolanda Ramos y su hija, que vienen a verte.

Está haciendo langostinos en tempura con espuma de "kimchi".

¿Con espuma de "kimchi"? ¿En serio hacéis esto?

Lo lleva todo bastante bien. Es verdad que va un poco lenta

porque hay que freír. Tenemos que ir más rápido.

Hay que correr, cariño.

Venga, fenomenal. ¡Adiós!

Vale. ¿Ahora cómo acabamos este "pad thai" improvisado?

Cuando digamos de servir, juntaremos todo el caldo

que está aquí, "noodle", langostino, brote de soja... Listo.

Una cosa os digo, equipo azul. Os lo he hecho todo yo, eh.

Sí. ¡Todo!

Todo es todo. Todo.

Vamos a empezar emplatando el "bao".

A ver... ¡Que voy, que voy...!

¡Venga! Mezclemos el pollo con la ensalada de col.

Con eso rellenaremos el "bao". Esta por aquí...

¿Tenemos para rellenar?

¿Os saco uno y lo veis? Sí.

Mirad. Abrimos...

Ponéis una cantidad justita de ensalada de col... ¡Tatatá...!

Tiene que haber cilantro y albahaca.

¡Venga, vamos rellenando "baos"!

Chicos, yo voy rematando el "pad thai".

¡Vale! Por lo menos, ahora ya vamos

a la par que el equipo rojo.

¡Venga, vamos a emplatar!

Lu, ¿me pasas el bol y voy poniendo?

Vale. Pero ponemos todos.

Son dos trozos de pollo por cabeza.

-Vale. -¡Venga, chicos, vamos!

¡Rapidito, eh, chicos! Yo voy colocando platos.

Aquí atrás también hay, no os olvidéis.

Picatostes, lascas de queso... ¡Venga! ¡Listo!

Me pongo yo con el queso ahora, como una cadena.

Vale. Voy a poner la salsa césar.

Chicos, que no falte ninguna elaboración ni nada.

¡Venga, chicos, que lo estamos haciendo perfecto!

¡Enhorabuena, de verdad!

-¿Vamos con costillas? -¡Venga, vamos!

Yo creo que voy a empezar a marcar. -¡Bueno, bueno! No voy mal.

Vaya, yo pensaba que el salmón no se me daría tan bien.

Bueno, y aquí vamos con las trencitas de programa.

¡Hola! ¡Lucía!

¡Mira, mira! Dile hola a Yolanda.

¡Hola! -¡Hola, mi amor!

Yolanda soy yo. Pollo con salsa "satay".

¡Oh! ¡Me encanta! Cuéntanos.

Es que al principio le ha liado un poco...

¿Por qué? Lo he freído ahí

y lo tenía que haber hecho a la plancha.

¡Anda! Pero lo estoy modificando

y arreglando. Creo que me saldrá bien.

Vamos a ver qué pasa. Se puede arreglar, no hay problema.

¡Corramos y hagamos deprisa!

Aquí está Candela. Está haciendo una brocheta vegetal

de calabaza y berenjena. Luego hará salsa romesco.

¿Está la salsa romesco? Estoy triturando las almendras

con aceite y ahí tengo asando el tomate con el ajo.

Vale. Se mete el tomate con los ajos

y con los frutos secos, si quieres, en el horno

y se tuesta todo. Vale.

Y de ahí, trituramos. Es una salsa romesco.

¡Álex! Encargado de la brocheta de cordero.

Oye, me gustan mucho los sabores morunos,

estos del Magreb.

Pica mucho. Es que no sé cómo es.

¿Qué? ¿Qué pasó?

¿Lo puedo probar? ¡Agua!

¿Lo puedo probar?

-Te va a picar mucho. -¡Ay!

Está un poquito fuerte, pero no pasa nada. ¡Oh!

Somos como dragones. Échale, por lo menos, agua

y un poquito de aceite.

Tienes que rebajarlo. Vale.

¡Vamos con Marta, que está haciendo un solomillo!

¡Brocheta de solomillo!

Con una salsa chimichurri. ¿Te gusta la salsa chimichurri?

¡Me encanta! ¡Me encanta!

Pero una cosa, mi amor...

-Se me está quemando. -¡Ay, perdona!

(RÍE) No te quería molestar.

Me han traído aquí... -¡No!

No es culpa de Yolanda. Es culpa tuya.

¡Perdón! Es que creía que me ibas a decir

que se me estaba quemando.

-¡Ah! -Que ya lo sabía.

No, no. Ni lo había notado, imagínate qué bien voy de cocina.

¡Está fatal! Tiene ahora mismo la vista como el oído.

Oye, nos vamos a ir. ¿Tienes ganas de comer algo?

¿Tienes ganas de probar, Charlotte? ¡Yo muchas!

¿Sí? ¡Vámonos por aquí!

¡Venga, chicos! ¡No paramos! ¡Adiós!

(YOLANDA) ¡No os quiero molestar, pero adiós!

¡Ay, cómo me gusta cocinar en mi "fregoneta"!

¡Pam! Chicos, vamos a rematar los 15 que nos falta, muy rápido.

Venga, bien relleno, bien relleno...

Venga, que Pepe y Samantha ya se han reído mucho de mí

con el tema del delantalito. Eso me gusta, lo que estoy viendo.

¡Venga! Bien de hojitas y bien de relleno.

¡Venga, chicos! ¡Venga, chicos! ¡Caña, caña, caña! ¡Ahí!

¡Los comensales están esperando! Terminamos esto, ¿vale?

¡Oye, chicos! Jordi está con el delantal azul.

-Creo que no van muy bien. -Ya.

Ahí... ¡Qué buena pinta tienen, por Dios!

¡Venga, chicos, que llevamos un montón!

Chicos, recordad que cuando empiece la venta,

hay que darlo todo, eh.

¡Venga, equipo rojo!

Silvia, ¿tú confías en mí? -Claro.

Yo creo que tú lo harás genial, Vega. Creo que tú te quedarás.

-¡Ostras! ¡Muchas gracias! -Lo estás haciendo de muerte.

¡Qué detallazo!

Voy a mirar el tomate.

Le quedan cinco minutos. (AMBOS) ¡¿Cinco minutos?!

¡No! A mí, a mi cosa. -¡Ah, qué susto!

¡Hija, casi me matas!

Lucía, ¿cómo vas? ¿Vas bien? -Me falta hacer todavía,

pero voy a remontar.

¡Oh, le he puesto demasiado ajo! ¡No!

Le voy a poner esto, a ver si se suaviza un poco.

¡Cuidado, que te está saltando el aceite de la parrilla!

-¡Tranquila! -¡No estoy tranquila

porque me da miedo que salpique! ¡Como me salte, te enteras!

-Es que me voy a ir. -Tranquilo.

Tranquilo, Lucas. Es una buena experiencia

y has durado más que yo.

¡Ahora sí! ¡Ahora nos entendemos, salsa!

(SILBA)

¡Huele a brochetas ya hechas! (SILBA)

¡Qué "crack" soy, tío!

¡Acabé, acabé, acabé!

¡Equipo rojo, acabé! ¡Comensales, acabé!

¡Exaspirantes, acabé!

-¡Vale! ¡Te hemos escuchado! -¡Parques de atracciones, acabé!

¡Equipo rojo! ¡Equipo azul! ¡Exaspirantes!

¡Por favor, muchísima atención!

¡El tiempo de cocinado acaba de terminar ahora mismo!

(TODOS) ¡Bien!

Antes de dar paso a los invitados, me voy a pasar

por las cocinas de los exaspirantes

para chequear si todos tenéis vuestras brochetas hechas.

¡Que no he acabado! Voy a ver qué tal...

A ver, Albert... ¿Has contado esto?

25 brochetas, ¿las tienes hechas? Sí. Me parece que son 25.

27, 28... ¡Pero has hecho para más, hombre! ¡Bien!

¡Bien! ¡Hice para más! ¡Espera! No cantes victoria

antes de tiempo, que luego hay que probarlas.

A ver, Bosco... No me ha dado tiempo.

¿Dos? No. Estoy haciendo más,

pero no me da tiempo. Dos brochetas. ¡Vamos!

Lucas, ¿cómo vas? No me ha dado tiempo

de hacer ninguna. Seis.

¿No te ha dado tiempo a más? Seis de veinticinco.

¡Vega! ¿Cuántas? Una, dos, tres, cuatro, cinco,

seis, siete, ocho, nueve, diez, once,

doce, trece, catorce, quince, dieciséis, diecisiete...

¡Eh! ¿Qué?

¡Muy bien! Silvia, ¿cuántas? Una, dos, tres, cuatro,

cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez. ¡Muy bien!

Pero, igualmente... ¿Qué pasa?

¡No quiero ver a nadie llorar en "MasterChef Junior"!

Aquí hay que disfrutar. ¿Cuántas tienes?

Una, dos, tres, cuatro, cinco, seis.

¡Corre, que te da tiempo a más!

¡Vamos! Candela, ¿cuántas tienes? Una, dos, tres, cuatro,

cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez,

once, doce, trece, catorce, quince, dieciséis, diecisiete.

¡Vamos, rápido! ¿Qué es esto?

La salsa, que la tengo que triturar.

¿Pero para cuántos has hecho? Salsa para una boda.

Una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez,

once, doce, trece, catorce, quince, dieciséis,

diecisiete, dieciocho, diecinueve, veinte,

veintiuna y veintidós. ¿Cómo vas? Mal.

¡Te falta el puerro! Una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete...

¡Rápido, que se ha acabado el tiempo!

¡Lo que te dé tiempo a presentar! ¡Que llegan los comensales!

¡Muchas gracias! ¡De nada!

¡Venga, Lucía!

(SOLLOZA) Solo he hecho seis.

¡Esto no está! -¡Ay!

No te preocupes, Lucas.

Queridos visitantes del parque de atracciones...

¡Adelante todo el mundo!

¿Qué tal? ¿Prefieres atún? -Sí.

¡Venga, coged, coged! -¡Aquí, chicos! ¡Aquí!

¡La mejor comida que probaréis en las cocinas! ¡Cojan!

¡Tomen! ¡"Bao" de pollo!

¡Está que te mueres! -¡La mejor comida!

Entonces, yo cojo rojo. -¡No! ¡No cojas rojo!

Sí, porque así él tiene azul y yo rojo y los intercambiamos.

¡Chicos! Yo me voy, ¿vale? Por lo tanto, tenéis que espabilar.

Esto... buena cantidad aquí, con cariño y que tenga langostinos

y de todo, ¿vale? Perfecto

¿Quién quiere "pad thai"? -¿Alguien quiere un "pad thai"?

¡Aquí tienen "pad thai"! -¡La mejor comida de su vida!

-¡Qué rico! -¡Eh, qué rico!

¡Me lo quitan de las manos! ¡Mira!

¡Ensalada César buenísima! -¡Qué rica!

¡Me lo quitan de las manos! -¡Costillitas ricas!

¡Muy bien! ¡Muchas gracias! -¡Costillitas ricas por aquí!

¡Las costillas buenísimas! ¡Toma, toma!

-¡Hola! -¡Yolanda, te amo!

¡Yolanda, te amo! (YOLANDA RÍE)

¡Servicio de brochetas abierto!

¡Por aquí tienen! -¡Muchas gracias! ¡Mucha suerte!

¡Por aquí, brochetas! ¡Venga, coged, coged!

Aquí tienes. ¡Qué aproveche!

¡Cordero con pimiento verde y cebolla!

Sí, aquí tienes.

¡Rollitos de salmón! -Le aseguro

que estas están buenísimas.

Unos langostinos que están de muerte, te lo aseguro.

¡Aquí coméis comida de verdad!

¡Aquí comeréis bien! -¡Aquí! ¡Un "pad thai"!

¡Un panecito relleno de carne!

¡Costillas ricas! ¡Nos lo quitan de las manos!

Ensalada César buenísima, con crujientes de pollo.

Con crujiente, ¡buenísimo!

¿Esto es atún? -Sí. ¡Están riquísimas!

De atún y ajetes. (CAYETANA) Pues cojo esta.

¡Están buenísimas!

¡Rape con espárragos!

¡Es que no me llega, tío!

¡Ay, se me han acabado ya! -¡Venga!

¡Que me las quitan de las manos! -De nada.

¡Solomillo! ¿Alguien? ¿Alguien? ¿Tú quieres uno?

¡Que me lo quitan de las manos, que se acaba!

¡Calabacín y berenjena!

Bueno, está un poco feo, pero está bueno.

¡La mejor comida del mundo! ¡Lo otro no es comida!

¡Esto es comida! -¡Esto es comida!

-¡Es "healthy"! -¡Bueno, bonito, barato!

¡Compras tres y pagas cuatro!

¡Ay, qué guapo el niño que viene! -¡Qué guapo!

¡Oye, eres guapísimo, eh! -Gracias.

(GRITAN) -¡Caye!

¡Cayetana, te quiero!

(Música)

Gracias. -¿Está buena?

¡Qué día tan maravilloso estamos pasando en este parque!

Muchas gracias. Llevamos 50 años

y otros 50 que quedan, por lo menos.

¡Qué planazo! Efectivamente.

¿Qué te ha parecido el menú? Pues muy bueno.

Yo no soy especial seguidor de la comida asiática,

pero estaba muy bueno.

¿Sí? Me ha encantado la brocheta de atún

que estaba buenísima, buenísima. ¿Sí?

Estoy con los tallarines y me encantan.

¿Solo cogiste la brocheta de atún? Y de langostinos.

De esa no me hablas, ¿no? Te hablo menos.

Con eso, lo entiendo.

Y yo he cogido unas costillitas y una ensalada César exquisita.

Y las dos brochetas exquisitas.

¿Qué brochetas cogiste? Una de rollito y una de rape.

¿Y las dos buenísimas? Sí, muy jugosas y muy bien.

Bueno, pues eso me ayuda mucho.

Gracias. Muchas gracias.

¡Que nos lo quitan de las manos! (HABLAN A LA VEZ)

¡Mira, mira! ¡Mira qué costillitas!

¡Mira qué corderito!

¡Te va a encantar! ¡Te va a encantar!

¡Aquí! ¡Venid! -¡Aquí!

¡Niños! -¡Jo, nadie viene al nuestro!

¡Venga! -Aquí tienes. ¡Que aproveche!

¿Con mucha salsa o normal de salsa? -Con mucha.

¡Calabacín y berenjena! ¡Buenísima!

Es de atún con... ajetes. -¿Con ajetes?

Sí. -Muy bien, me la llevo. Gracias.

¡Toma! ¡Sí! ¡Acabé!

¡Aquí tienes! ¡Agotado! ¡Lo sentimos, pero agotado!

¡La última! ¡Venga!

-¡Déjeme que le dé dos besos! -Dos besos.

¡Olé! -¡Olé!

# ¡El equipo rojo ganará, porque tiene un pollo sabrosón! #

¡Eh!

(LU) Lo más bonito que me llevo en esta prueba,

es que he cocinado en un "food truck".

¡Equipo, equipo! (LU) Y, además, con mis compañeros,

que me caen superbién y me he divertido mucho.

Podemos remontar con el postre,

porque todos quieren algodón de azúcar.

¡Y vamos a dar algodón de azúcar!

-¿A que sí? ¡Venga! -¡Vamos!

¡Hum!

¡Yolanda Ramos! ¡Hola!

¡En familia, por favor! ¡Qué ilusión!

Te echaba de menos. ¡Un besito!

Charlotte, ¿qué tal? Bien.

Estoy viendo que habéis cogido el menú rojo. ¿Y eso?

Ha sido casualidad. ¿Estáis contentos?

Yo estoy supercontenta.

Las costillas, a mí me han encantado.

A Charlotte... ¿A que te ha encantado...?

Dilo tú, si no, se van a pensar que la tengo ahí...

¿Estaba buena la carne? ¿Tierna? Sí.

Sí. ¿Y la ensalada, qué tal? Bien.

Mira. Y las brochetas... Yo he cogido la de langostinos

y la de salmón. La de salmón me ha encantado.

Yolanda, me hace mucha ilusión verte aquí.

¡Ay, sí! ¡Gracias! Y me ayuda mucho

lo que me has comentado. Muchas gracias, guapa.

¡"Hello"! ¡Uy! Me has pillado comiendo.

Ya te veo. ¡Sammy! Nos hemos puesto morados.

Veo que habéis probado cada uno, uno.

¿Sabes qué hemos hecho? Compartir. Ha sido buena idea.

A mí me han encantado los dos,

pero si tengo que elegir uno,

me quedo con el azul. -¡Toma!

Pues mira. A mí me han encantado los dos,

pero elijo el rojo. Y con el tema de las brochetas,

¿qué pasa? Creo que estamos de acuerdo ahí,

¿no, Leo? -Sí. Atún y salmón.

Atún y salmón. De acuerdo ahí, ¿no? Ahí estamos empate.

Bueno, tomo nota, como hace Pepe.

Muchas gracias. Gracias, Sammy.

Chicos, vamos a terminar esto. Vale.

Ahora, fijaos porque os hago uno. Uno y vosotros.

Da vueltas... ¡Hala!

Empiezo a dar vueltas aquí... Lo cojo...

Y lo enrollo con el palo. Que no se escape,

que no se salga de la jaula. ¡Qué bonito!

Coged un palo cada uno... Vale. ¿Veis que ya tengo

un algodón gordote? ¿Se puede probar?

Mínimo, esto. ¡Chicos, importante! Esto es lo pongo.

¡Qué guay! Porque a vuestra altura

puede salir algún granito de azúcar disparado

y esto es por seguridad. ¿Vale?

Chicos, es el momento de adelantar el equipo rojo, ¿vale? ¡Caña!

¡Qué chuli! ¡Me encanta esto!

# ¡Dame una de azúcar! # (TODOS) # ¡Dame dos de azúcar! #

# ¡Dame tres de azúcar! #

# ¡Tranqui, morena, tranqui, morena! #

¿Sabéis cómo se hace las almendras garrapiñadas?

Sí. Tiene que llegar la temperatura a 120 y añadimos las almendras.

Y removemos... ¡Ojo! ¡Cuidado! El azúcar siempre quema,

así que vamos a hacerlo con mucho sentido común.

Échamelas. ¡Con cuidadito! Lu, con cuidado.

No pasa nada, sin miedo. ¡Fenomenal! ¡Vamos removiendo ahí!

¡Olé! Con mucho cuidadito, venga.

¡Vámonos! ¡Venga, venga, que se empaniza ahí un poco!

¡Muy bien! ¡Qué bueno, por Dios!

¡Pero, bueno, Pepe...! ¡Buenas! -¡María Escoté!

(GRITA CONTENTA) -¡Bueno...!

-¡María! -¡Qué guapa eres!

¡Qué guay! ¡Qué guay! ¡Pero bueno...!

¡Pero quién está aquí! ¡María!

¿Qué tal? ¡Bienvenida! ¡María Escoté, por favor!

¿Quiénes son estos dos bellezones? Ellas son mis niñas.

Son Alabama y Lila. Además, son superfans

de "MasterChef" y, sobre todo, del "Junior", Pepe.

Bueno, María, estamos deseando que empiece ya

la nueva temporada de "Maestros de la costura".

Las veo todas. ¿Sabes que vais a hacerme

los uniformes de mi restaurante?

No sé si tengo una mezcla entre miedo y felicidad.

Te voy a contar un secreto.

Dime. De tus uniformes, me encargo yo.

¡Ya estoy más tranquilo! Van a quedar perfectos.

Pensaba que era Palomo quien se iba a encargar.

Es como cuando se encarga de la comida Jordi, me da miedo.

Si fuese Palomo, a lo mejor...

Pero me encargaré yo y quedarán fenomenal.

Van a quedar perfectos. -¡Hombre! Es que si lo haces tú,

pues... como salgan mal, imposible. -Y cuando vosotras montéis

vuestros restaurantes, me llamáis y hacemos los uniformes.

¡Nos vamos! ¡Venga, chicas!

Nos vamos. ¡Decid adiós a María y a las niñas!

¡Adiós! -¡Adiós, chicas!

Venga, aún nos falta un porrón de algodón.

¡Venga! Quiero este regalo de cumpleaños.

¡Buenas! ¿Cómo estás, María? María Escoté.

¡Hola! -Chicas, ¿qué tal? Chicos.

¿Cómo estáis? -¡Hola!

¡Bueno, bueno! Estáis haciendo algo de las cosas

que más les gusta a Alabama y a Lila.

Ven aquí, Lila. Vamos a coger... ¡Ahí!

¡Guau! Mira... ¡Mira qué fino

y qué bonito!

Dale un bocado.

¿Está rico? Está rico.

Chicas, chicos, invitadme. ¡Hala!

¡Pero bueno...! ¿Has visto mi equipo,

que parecen los malos de "Spiderman"?

Me encanta ese look. Vamos a coger esas gafas

para "Maestros de la costura".

Ya que te tengo aquí, tengo una curiosidad,

porque la gente dice que yo soy el malo de "MasterChef".

En vuestro jurado, ¿quién es el malo? ¿Caprile?

¡Me parece mentira que me hagas esa pregunta!

Que no hayas detectado todavía que la mala

de "Maestros de la costura" soy yo.

Tienes tú mucho más carácter que Caprile.

¡Hombre! Caprile es un amor.

Es como el algodón de azúcar.

Bueno, oye, nos ha encantado tenerte aquí con nosotros.

¡Adiós! -¡Hasta luego, chicos!

¡Mucha suerte, eh! ¡Nos vemos pronto!

Bueno, chicos, ¿cómo llevamos esas almendras?

Bueno, están ya, habéis hecho un trabajazo,

trabajazo, trabajazo. Ya está, vámonos.

Vamos preparando las bolsas, ¿os parece?

Vale. Mientras enfriamos aquí.

Pues lo tenemos, chicos, ¿vale?

(Música)

Bueno, ¿cómo os ha ido? Muy bien.

¿Bien? Sí.

Los dos menús rojos. Sí.

¿Qué tal, aprobado? A mí me pareció riquísimo.

¿Sí? Olía muy bien desde el principio,

muy bueno, muy sabroso y rico. ¿Y a ti?

He tenido la fortuna de ser el último que cogió

la porción roja y muy bien.

¿Y qué brochetas probaste? La de langostino, atún...

¿Cuáles te han gustado? Atún, sin duda, la mejor.

He probado salmón y langostinos. ¿Y cuál te gustó?

Salmón, mucho más. Aquí, atún, aquí, salmón,

rojo y rojo, gracias. Muchas gracias.

(GRITAN Y BRINDAN)

Queridos comensales, esta comida aún no ha terminado,

os queremos ofrecer algo dulce para que sigáis vuestro día

en el parque con un chute extra de calorías.

Ya solo nos queda daros las gracias por compartir

con nosotros este día tan especial.

Y desearle al parque de atracciones

de Madrid que cumpla otros 50 años más.

¡Bravo! Así que, hasta siempre.

Espero que volvamos a vernos pronto y ahora, sí, todos a por el dulce

en tres, dos, uno, vámonos, venga.

(Música)

Bueno, bonito, barato, aquí, bien fresquito.

Ole, qué rico. -¡Vamos, chicos!

Chicos. -¿Quién quiere aquí,

alguien quiere, quién quiere almendritas?

Pásame una bolsita.

¿Quién quiere almendritas? ¡Me las quitan de las manos!

(Música)

Aspirantes, exaspirantes, los comensales me han dicho

que han comido, increíblemente, bien.

Tanto los salados como los dulces, han triunfado.

(APLAUDEN Y GRITAN)

Buen trabajo, chicos. Gracias, chef.

En la prueba de hoy no había capitanes,

pero lo cierto es que ninguna de las dos cocinas se ha notado.

¡Ole, ole! (APLAUDEN)

Eso no significa, equipo azul, que lo hayáis hecho perfecto.

Ya, ya. El problema vuestro ha sido

que os habéis rendido antes de empezar.

Habéis asumido que al ser uno menos,

era imposible ganar y a partir de ahí

os habéis acomodado en la derrota.

Si no me llega Pepe y Samantha poner el delantal,

este servicio no sale. El Pad Thai os lo hice enterito

y con el bao tres cuartos de lo mismo.

¿Estamos de acuerdo? (AMBOS) Sí, chef.

Estábamos un poco nerviosos y pensábamos que perderíamos

y entonces, nos caímos y no teníamos esperanza.

Me gusta que seas sincera porque tú misma lo has dicho.

O ponemos ganas o espíritu o la cosa no sale.

Dani, tú en la presentación estabas... que no estabas, vamos.

¿Verdad? Sí.

¿Pero por qué? Pues no sé,

el hecho de ser uno menos como que me ha dado

un mini bajón. Pero, amigo mío,

¿no has visto "MasterChef"? Sí.

¿No has visto que muy a menudo los considerados más pequeños

o débiles, sacan su fuerza y ganan sin problema?

¿Cuántos retos encontrarás en tu vida que no eliges,

son difíciles y tienes que superar? Sí.

Quiero que a partir de ahora, en todas las pruebas

piséis las cocinas con la actitud adecuada,

la actitud ganadora. ¿Me lo prometéis?

(TODOS) ¡Sí, chef! Equipo azul,

yo tengo buenas noticias para vosotros.

Qué bien. -¡Ah, ¿sí?!

Vuestro algodón de azúcar ha arrasado.

(APLAUDEN Y ANIMAN)

Ha sido un éxito absoluto. ¡Espera!

Lo que más me gustó fue el algodón de azúcar

porque tenía todo lleno del algodón y azúcar

por los brazos, por la cara, me lo pasé muy bien,

pero querría haberme llevado la máquina.

Bueno, equipo rojo, tengo que reconocer

que estoy muy contento porque mientras Jordi

no ha parado de trabajar yo, la verdad, no he pegado

un palo al agua. Estaba como en la barra

de un bar de Illescas, a gustito, disfrutando,

es verdad, lo pasé de maravilla. Y Jordi...

(IMITA EL SONIDO DE CORTAR)

Bueno, hay algunos que han nacido para trabajar.

Y, ahora, poniéndome serio, me ha encantado veros trabajar

porque habéis sido autosuficientes, trabajasteis unidos,

bueno, como un equipo y el servicio ha salido perfecto,

clavado de tiempo. Os aseguro, de verdad,

que cuesta creer la edad que tenéis porque trabajasteis

con el nivel de perfección y ritmo de un adulto.

Gracias. -Gracias.

Qué alegría. Aspirantes, por todo ello,

el equipo ganador de la prueba de hoy es...

¿Eh? -¡Ay, ay, que sale algo!

¡Qué miedo, qué miedo! -Parece una poción.

¡Equipo rojo! (GRITAN)

¡El equipo rojo, sí, señor!

Gané la prueba de exteriores de la cuarta semana

y estoy supercontenta porque mi equipo lo hizo superbién

y creo que merecíamos ganar.

¡Huele a pólvora!

Yo me voy. Aitana, ¿qué te pasa?

Que me voy a ir, seguramente, porque solo tengo cuatro.

A ver, Aitana, para arriba, vamos, como la lanzadera, ¡buah!

¡Buah! Arriba ese ánimo,

¡vamos, Dani, vamos!

¡Venga! Todo dependerá

de cómo cocines en la siguiente prueba.

Así que, tranquila. Vamos, hombre.

Eso significa, equipo rojo, que os vais de este parque

de atracciones con seis puntos cada uno.

Vosotros, equipo azul, solo conseguisteis tres puntos,

pero lo dicho, aquí no hay nada escrito

y en "MasterChef" todo es imprevisible.

Yo en esta prueba lo voy a dar todo porque...

(LLORANDO) Quiero los seis puntos y quedarme

Bueno, aspirantes, quiero deciros que los nueve

podéis iros con la cabeza bien alta, os lo tomasteis

muy en serio, pero, desgraciadamente,

no todos habéis tenido el mismo resultado.

Bosco, Lucía, Lucas, habéis llegado al servicio

muy justitos, apenas teníais preparadas

unas cuantas brochetas, no llegabais ni a diez

cuando llegaron los comensales. No.

Así que, sintiéndolo mucho no podéis volver

a las cocinas de "MasterChef Junior".

No. -No pasa nada, no pasa nada.

Hay otras dos recetas que estuvieron muy bien,

pero no llegaron a brillar.

Y esas dos recetas son las de...

Silvia y Marta.

No pasa nada, no pasa nada, chicas.

Con la cabeza alta. -Así te quiero ver.

Silvia, tus langostinos estaban muy bien,

pero no sacaste los 25 que se pedían

y Marta, que ha sacado bastante raciones,

estaban bien limpias, bien hechas, pero regulares

de planchas, ¿verdad? Sí.

Así que, sintiéndolo mucho, ninguna de las dos

podéis volver a las cocinas de "MasterChef".

Pero lo hicisteis fenomenal. Gracias.

Gracias, chef. Candela, Albert,

Vega y Álex, la cosa está entre vosotros.

Ostras. -Madre mía.

Qué salseo. Quiero deciros que la verdad

es que los cuatro habéis trabajado muy bien

y vosotros, Álex y Candela, casi llegáis al número de brochetas

que os habíamos pedido. Álex, en tu caso,

la salsa picaba un poquito de más. Un poquito bastante.

Y Candela, en tu caso, la salsa romescu

tampoco estaba perfecta. Vas a entrar.

Pero tu actitud ha sido impecable Gracias.

Y a vosotros dos, Vega, Albert, ¿qué os puedo decir?

Fuisteis los únicos que teníais las brochetas preparadas

para arrancar el servicio, además, habéis sido los únicos

que las vendisteis todas.

¡Jo, jo, jo! -Chicos.

Así que, pequeñajos, mi más sincera enhorabuena.

(APLAUDEN)

¡Uf! Qué difícil nos lo ponéis,

es que los cuatro sois cuatro máquinas.

Venga, que soy el repescado. Pero hay dos de vosotros cuatro

que han destacado y han hecho el servicio más perfecto.

Candela y yo. Por todo ello, los dos aspirantes

que vuelven a las cocinas de "MasterChef Junior" son...

(SE GOLPEAN LAS PIERNAS)

Vega... ¡Y Albert!

(Gritos de alegría)

Albert, Albert.

¡Te quiero!

Vega, Albert, estos delantales son vuestros,

os lo habéis ganado a pulso, así que, podéis venir a por ellos

cuando queráis, uno para ti y otro para ti.

Oye, Albert, es la primera vez que te he visto correr.

¡He entrado, toma! No me lo puedo creer.

Es el mejor día de mi vida, sí.

Albert, ¿qué pasa aquí? ¡Lo sé, lo sé!

(RÍE)

Que me caigo. A ver, me extrañaba, eh,

me lo estabas poniendo difícil.

Felicidades a los dos,

volvéis a ser aspirantes de pleno derecho

y continuáis en la lucha por conseguir el título

de "MasterChef Junior España".

(Aplausos)

Enhorabuena. -Me caigo al suelo.

Aspirantes, Albert, Vega, tenemos un regalito para vosotros:

Vais a poder pasar un día inolvidable

visitando el Atlantis Aquarium de Madrid.

¡Hala! Aquí os espero.

¡Guay! Todos corriendo al acuario

en tres, dos, uno, todos, venga, vámonos.

Hala, ahora además de que estoy repescado,

ahora voy al Atlantis Aquatic Park, de Madrid.

(Música)

(GRITAN)

¡Qué chulo! -¡Cómo mola!

(TODOS SE IMPRESIONAN) -¡Hala, cómo mola!

Mira, cuánto plástico tiramos. -Qué fuerte, ¿no?

Es que no hay que tirar basuras. -No nos damos cuenta

de que tiramos todo esto. -¡Hala, los tiburones!

¡Mira, viene el tiburón grande!

(GRITAN) -Tío, me meto ahí y no salgo viva.

Venid al Atlantis Aquarium,

¡es superdivertido y no está muy carito!

Como cada año vuelven los campamentos "MasterChef".

Si tienes entre ocho y 16 años, te encanta cocinar

y quieres vivir una experiencia inolvidable

en un entorno natural, tienes que venir

a los campamentos "MasterChef".

Además, convivirás con concursantes de "MasterChef Junior".

El próximo verano campamentos "MasterChef".

(TODOS) ¡Ven al campamento "MasterChef"!

(Música)

Menuda sorpresa les espera a los aspirantes a su vuelta

de la prueba por equipos. Mientras nosotros llegamos,

hemos dejado un emisario que les recibirá

con los brazos abiertos.

Anda. -¿Qué?

¿Qué es eso? Creo que ni nos echarán de menos.

¡Ah, ya sé quién es, Josetxo! (GRITAN)

¡No! -Josetxo.

¡Ay, Dios mío! -Qué fuerte.

Qué guapo. -Qué feo.

Qué feo dice la otra. -Buenas noches, aspirantes.

(TODOS) Buenas noches. -Bienvenidos, de nuevo,

a las cocinas. (TODOS) Gracias.

¿Me reconocéis? -Sí, eres Josetxo.

Sí, ganador de la sexta edición. -Yo no soy Josetxo,

soy el paje de los reyes magos.

Lo sabía, lo sabía. -¡Qué guay!

María, me alegra volver a verte. (GRITAN)

Qué bonito es el amor. -Igualmente.

En el campamento nos hicimos muy amigos, después le gusté

y me pidió salir y le dije que no.

¿Qué tal estás? -Muy bien, nerviosa.

-Está temblando. -¿Te dejé sin palabras?

Te noto muy tímida, eh. -No.

Huy, qué fuerte, qué vergüenza. -Te lo ha dicho, María.

Nada, nada, que estoy nerviosa. -Yo a María no la esperaba

tan tímida cuando entrase, no sé, está algo rara, no sé por qué es.

Bueno, María, ¿por qué crees que me dejaron solo?

-Porque los jueces preparan algo.

-Para que tengáis una cena romántica

los dos juntos, solitos.

Bueno, ¿qué tal si los llamamos? ¿Me ayudáis?

(TODOS) ¡Pepe, Samantha, Jordi!

(GRITAN)

Pasad, venga, vamos. (GRITAN)

¡Ay, qué feo estás, Jordi! -Es feo Jordi.

A mí me parece que está horrible Jordi.

-Pepe, aquí estás un poco más mayor.

Pepe, no has cambiado mucho. -Qué guapa, Samantha con esa barba.

Pepe es el mejor, esperaba más de ti, Jordi.

¡Hala, qué malo! Yo no, estás "perfect".

Es mi juez favorito y Baltasar también es mi rey mago favorito

entonces me pareció bien,

pero estaba superraro, le notaba distinto.

Aspirantes, menos mal que os hemos encontrado

porque llevamos varios días buscándoos para entregaros

los últimos regalos y si nos descuidamos,

los traemos ya en 2021.

Josetxo, imagino que los aspirantes se alegrarían mucho de verte.

Sí. -Eso creo o es mentira

y están disimulando. Igual, alguno más que otro.

(CANTA) # Love is in the air. #

María, ¿qué te pasa? Cuéntame.

Nada, que hacía mucho que no nos veíamos.

¿Y te ha hecho ilusión verle? Sí.

¿Sí? Pero porque somos amigos

como a cualquier amigo. -Josetxo, ¿no le pediste algo?

Juan, cállate. Aspirantes, antes de nada

queremos dar la bienvenida a Albert y Vega.

(GRITAN) Que habéis sido los repescados.

Se ha hecho justicia yo tenía que volver a entrar

y he vuelto a entrar.

María, ¿por qué era tan importante

para ti ganar esta prueba por equipos?

Solo tenía un punto, pues era muy importante.

Que yo me quiero quedar. Te vimos muy contenta

a ver a María Escoté, ¿por qué? Porque me encanta

"Maestros de la costura",

es mi programa favorito con "MasterChef".

Bueno, antes de comenzar el último reto de la noche,

hagamos el recuento de puntos.

Con cuatro puntos están Dani y Aitana.

Con siete puntos, María.

Con nueve puntos están Juan, Lu y Leo.

Y con 12 puntos, Daniela.

Y con cero patatero de puntos, Albert y Vega.

(RÍEN)

Daniela, eres la aspirante con más puntos

y eso significa que te libras de cocinar

este último reto. -¡Eh, a la galería!

Se quiere cambiar conmigo. Y te acompañarán...

Vega y Albert. Vega y Albert.

(GRITAN Y APLAUDEN)

Como acaban de llegar, todavía no tienen puntos

y tampoco cocinarán en este último reto.

¿Y eso qué significa?

Que los tres sois ya semifinalistas

de "MasterChef Junior VII".

Ahora soy semifinalista.

¡Ay, madre!

Bueno, soy un semifinalista, soy un semifinalista.

Albert, ¿estás contento? Muchísimo, ole.

Vega, ¿tú, también? Pues mucho, la verdad,

ser semifinalista para mí es un gran logro.

Pues enhorabuena,

podéis subir a la galería, adelante los tres.

Yo quería subir a la galería.

-Soy semifinalista de "MasterChef Junior VII",

¡Ole, ole, ole!

Bueno, aspirantes, qué pasa, ¿no os apetece ver

los últimos regalos que hemos traído los reyes magos?

(GRITAN) -Yo también quiero, Pepe.

Vamos a hacer el último reparto de la temporada

que después de esto prepararemos los del año que viene.

El mejor regalo sería ganar. -Mi mejor regalo

sería un perrito llamado Patata.

Este regalo es para... Dani.

¡Eh! -¡Ole!

Yo también quiero un regalito. -¿A ver, pesa mucho?

Hala, pesa muchísimo. Y este regalo es para...

Juan. (APLAUDEN)

Muchas gracias. Y este regalo es para...

Leo. Vale.

-Leo, mira, moradito, tu color.

Disfrute usted de sus regalos. Gracias.

Vaya rollo, yo quería. María.

De parte de Josetxo. -De parte de Josetxo, María.

Qué pesados. Es de parte de los reyes magos

y de tu paje preferido. Gracias.

De nada. Aitana.

Parece que me quedaba sin regalo. Hala, Aitana, qué suerte.

Lu, solo quedas tú. -Qué grande, por Dios.

Superregalo, como tú.

Pues, adelante, podéis abrir vuestros regalos

que con tanta ilusión os hemos traído.

¿Qué son, qué es? -¿Cómo?

Polvo de cacao. -¡Mi fruta favorita!

Fresitas. -Clara de huevo y una batidora.

Es con lo que tenéis que cocinar. -Pues prefiero no tenerlo.

Leo, ¿qué había en tu regalo? Una batidora y canela.

Lu, ¿en la tuya, qué había? Un champiñón, bueno, champiñón.

Sí, se llama champiñón. -Y grosellas.

Picadora y grosellas. Dani.

Clara de huevo. Clara de huevo y...

Y esto creo que es una batidora. Batidora de repostería y huevos.

Muy bien... Juan. Había fresas y una batidora.

Aitana, ¿cuáles son tus regalos? Cacao en polvo y una batidora.

Espera, vaso americano. Y tú, María, ¿qué tienes?

El vaso americano y almendras.

Es una batidora de vaso al vacío. Para descubrir qué tenéis que hacer

con vuestros regalos, vamos a ir al supermercado.

Pero antes pasaremos por la puerta mágica.

Josetxo, tú también te vienes con nosotros.

Vale. Vámonos.

Yo no quiero regalos de esos. -Yo tampoco.

Hasta el año que viene, hasta el año que viene.

Adiós. (TODOS) Adiós.

Adiós, Jordi.

¡Oh, qué guapos! -Josetxo, qué guapo.

Ole. -Qué guapos.

Bueno... -Ole, Samantha.

Aspirantes, ya estamos listos, así que, vámonos al supermercado.

Venga. -Venga, a ver qué hay.

(JUAN) Yo soy de los que más puntos tengo,

pero no me puedo confiar y tengo que esforzarme al máximo

porque no quiero irme.

Esos son postres, eh. Aspirantes, como veis

tenemos seis campanas sobre esta mesa.

Aitana, qué crees que puede haber debajo.

Postres por el tema de los ingredientes que nos tocaron

creo que son postres. Pues descubrámoslo ya.

¡Ay, ay! -Me tiemblan las piernas.

¿Qué es eso? -Turrones.

Turrón blando de almendra, turrón de chocolate y arroz inflado

y mazapanes, tres de los postres que no faltan

en las mesas españolas por Navidad. El origen del turrón

y del mazapán se remontan a la época griega

donde se preparaba una pasta de almendras y mieles

que comían los atletas durante las olimpiadas.

Hala. -Una clase de ciencias.

Tronco. -Tronco de Navidad.

Bûche de Noël o tronco de Navidad,

postre navideño tradicional de Francia.

Surgió de la antigua tradición celta

de celebrar el solsticio de invierno

quemando un tronco de árbol. En la época de Napoleón

se prohibió el uso de chimeneas y el pastelero francés

Pierre de Lacam creó el bûche de Noël.

Bizcocho relleno de frambuesas enrollado y bañado en chocolate.

Qué bueno. Siguiente campana.

Hala. "Kringle" navideño.

Es un dulce típico de los países del norte de Europa.

Se trata de un postre abriochado con una corteza crujiente

al que se le da forma de trenza y se finaliza en forma de corona.

Y va acompañado de chocolate a la taza.

Qué bueno, pero qué difícil. Venga.

¡Oh, qué rico! "Linzer torte", es un clásico

de las fiestas austriacas que, a menudo, se toma en Navidad.

Elaborada con una masa rellena de mermelada de grosellas

y cubierta con un enrejado de masa quebrada.

Según cuenta la leyenda la emperatriz Sisí

coleccionaba recetas de esta tarta porque le encantaba su sabor.

Qué rico. -Qué bueno.

Tan, tan... (GRITAN)

Qué mona. -Yo quiero hacer esto, por favor.

"Kurisumasu keiki". ¿Qué?

Es un postre japonés que, originariamente, se servía

en las bodas, pero hoy en día es típico navideño.

Aunque la Navidad no es una celebración

religiosa en Japón adoptaron tradiciones occidentales

y este pastel es una de ellas. Es una tarta muy dulce

a base de bizcocho y nata adornado con fresas naturales.

Qué buena. -Qué bueno.

Tachán. ¡Qué mono!

"Christmas trifle", es uno de los postres típicos

de la cocina inglesa y se toma por Navidad.

Combina capas de bizcocho, merengue italiano y frutas.

Yo esto flipando. -Kiwi.

Aspirantes, el último reto de la noche consiste en replicar

uno de estos postres. Imagino que querréis saber

cuál tenéis que hacer cada uno, pues la respuesta está

en vuestras manos. Fresas, fresas.

No, ¿tengo que hacer el tronco? -¡Ah, bien!

Los ingredientes que tenéis en vuestra mano pertenecen

a uno de estos postres. María, ¿qué ingredientes tienes tú?

Almendras. Pues tienes que replicar

los turrones y mazapanes. Qué bueno.

Tienes que usar la batidora de vaso al vacío.

Vale. Aitana, ¿qué tienes tú?

Cacao en polvo, no me digas que es el tronco.

Te corresponde el tronco de Navidad,

el bûche de Noël. Para elaborarlo

tienes que usar el vaso americano. Lu, dinos qué ingredientes tienes.

Grosellas. Pues tienes que replicar

la tarta austriaca, la "linzer torte".

Ah. Deberás usar la picadora.

Sí. Juan, ¿tú, qué tienes?

La tarta esa japonesa, qué bueno. De fresas.

Sí. Pues tienes que hacer

el "kurisumasu keiki". Qué bien.

Y tienes que usar el robot de cocina.

¡Ole! Dani, ¿qué ingrediente

había en tu regalo? Claras.

Pues tienes que replicar el postre británico,

el "christmas trifle", podrás montar las claras

con la batidora de repostería. Bien, bueno.

Leo, ¿qué ingrediente había en tu paquete?

Canela. Tú tienes que replicar

el "kringle" navideño. Tienes la picadora

para elaborar este dulce. La trencita.

Son postres muy difíciles

y yo no voy nada confiado en esta prueba

ni sobrado, para nada.

Para replicar esos postres tenéis 90 minutos.

¡Ah, bueno, vale! -No está mal, no está mal.

No tendréis que hacer la compra porque las cestas

están ya preparadas, como veis, delante de vosotros.

Cada uno debe coger la suya. En este reto vamos a repartir

los puntos de seis a uno y tenemos una buena noticia:

Como acaban de venir los reyes magos,

tenemos otro regalo más, al final de esta noche

solo dos de vosotros

abandonaréis las cocinas de "MasterChef".

¡Ole! -Me da igual que se vayan dos,

mientras que no me vaya yo. Antes de que empiecen a cocinar,

Josetxo, ¿quieres darles algún consejo?

Tú que pasaste por esos momentos. Divertíos, ya está.

Ah, gracias. Pues ya habéis escuchado a Josetxo,

así que, aspirantes, coged vuestras cestas

porque el tiempo comienza en tres, dos, uno...

Vámonos a cocinar. Vamos.

Vámonos, chicos. Venga, chicos.

Suerte a todos. -Suerte.

Venga, Aitana, que eso es nada. -Que lo haces muy bien.

Eres el mejor. -Ánimo.

-Lu, eres la mejor, ganadora de "MasterChef".

Muchas gracias, cuántos ánimos me das, Albert.

Venga. -Leo, Leo, Leo.

Gracias. -De nada.

Por fin he cascado huevos y no se me ha roto ninguno.

Hala. -Dani, lo haces muy bien,

así se hace la pastelería exacta.

Me he pasado. ¿Cómo se te dan esos dulces

tan navideños, has hecho turrones, blandos, duros?

La verdad, nunca he hecho. ¿No? Pues hoy es el día de verlo.

Hala. -Venga, María, bien,

las cantidades exactas. -Miel...

En este caso, el de chocolate de arroz lleva un praliné

de avellana, arroz suflado, hinchado y este un puntito de sal.

Venga. -Hala, Lu, con las manos.

Sí, se hace con las manos. El blando, el de Jijona,

lleva almendras, miel y poco más. Triturado, un praliné bueno.

Gracias por no ponerlo. -Menos, menos.

Ahí estamos. -Listo.

Y mazapán, harina, azúcar glas, agua, ralladura de limón, canela

y una yema para pintarlos y esa harina, ¿de qué es?

De almendra. De almendra.

Fundamental. Fundamental.

¿A cuánto lo pongo? No lo sé, lo dejo así, a cuatro.

Aitana, cantidades exactas. -Muy bien, Vega.

Venga, Leo. -Venga, Leo.

Vamos, eres un ganador. -Gracias.

Bueno, Leo tiene que hacer la de los países nórdicos,

el "kringle", es una masa brisa y luego, lleva los frutos secos,

ese poco de canela, uvas pasas, algo de naranja puede llevar,

confitada, me vuelve loco. ¡Ah!

Se me queda todo enganchado.

Otro postre que gusta hacer en casa por ser bonito de hacer

y divertido es el Aitana, ese bûche de Noël,

ese tronco de chocolate. La complicación es que el bizcocho

no va montado en tarta, va más liso y se enrolla.

Si hizo la sacher, tiene que hacer bien el tronco

porque son parecidos. Sí.

Venga, Lu, a la nevera, rápido.

(Música)

El "christmas trifle" es muy sencillo,

tiene un bizcocho en la base, se pone por capas

merengue italiano, bizcocho, frutas,

merengue italiano, bizcocho, frutas,

postre típico de Gran Bretaña y está que te mueres.

¿Qué tal vais, chicos?

-Muy bien, ya tengo el primer turrón.

¿En serio? -María, tú lo haces muy bien.

Montas y todo, ¡buah! -María, te ha tocado a ti.

Ahí, voy a darle un poco más.

¿Queréis que os hable del "kurisumasu"?

Es un bizcocho normal mojado en almíbar

rellenado de fresas y nata. Importante que la nata montada

esté buenísima e importante la disposición, que quede precioso.

¿A ti qué te ha tocado, Lu?

-Lo de la tarta esta rara, no sé cómo se llama.

No sé decir el nombre de mi tarta porque es tan rara

que ni idea de cómo se llama.

¿Cómo se llama? "Linzer torte" es una tarta

de masa quebrada y rellena con mermelada de grosellas

y luego, se hacen unos rombos con la misma masa, se hornea

y queda buenísima. ¿Es el de Sisí?

Me quedé con el nombre, me encanta la historia,

¿y coleccionaba recetas? Sí, sí.

Sisí. No, no.

¿No? No, no.

(RÍEN)

María, ya he hecho la masa. -Qué rápido.

Venga, María. -Gracias, Daniela.

Ya verás como no te vas. -Mazapán listo.

No sé si estará bien o no. -Venga, que no quiero

que ninguno se vaya, así que hacedlo muy bien,

por favor, y gracias. -Venga, chicos,

ánimo a todos, suerte. -Está mal, no tiene buena pinta.

Esto no tiene buena pinta, tengo miedo.

-Aitana, aunque te vayas hoy, tienes que estar feliz

porque estás aquí. -Albert.

-Bueno, madre mía, no pensé que estar en la galería

ahora mismo fuera tan... ¡Vamos, chicos!

¿Te gustaría probar los platos emblemáticos

elaborados en estas cocinas? Puedes hacerlo

en el restaurante "MasterChef", en Madrid.

Vivirás una gran experiencia gastronómica

y encontrarás platos nuevos porque la carta

cambia cada temporada. Además conocerás aspirantes

que pasaron por estas cocinas. Más información

en restaurantemasterchef.com y nuestras redes sociales.

Aitana, ¿le pusiste papel de cocina a la masa?

Sí. -Ah, vale.

Ostras...

Eso, eso, Lu, eso. -Vale, aún le queda.

Bien, Leo, al horno. Bien, Aitana, bien.

¡Oh! -Hala, no.

No me ha salido bien, para nada me ha salido bien.

Cuidado con Dani, cuidado con Dani, chicos,

que está liando...

Mira, está recogiendo de la encimera al vaso.

Voy a recobrar un poco de masa.

A ver ahora de dónde saca más bizcocho

porque le saldrá muy poquito. Ya.

12 minutos... -Vale...

Voy a hacer el merengue. -Venga, vamos, Dani.

-Voy a pesar las claras.

-¡Vamos, Lu!

-Vale... -¡Guau, Lu, eres la mejor!

¡Ganadora de "MasterChef Junior VII"!

-Voy a sacar la masa.

-¡María, pero qué bien vas!

-Qué va... -Si tuviera que elegir

entre Lu y María... tú, Lu... Bueno, tú, María.

A ti, Leo... lo digo para animar,

pero a Lu... de verdad, pero sí, Leo, lo haces muy bien.

-Muchas gracias, Albert. -Bien, Aitana, bien...

-Voy a hacer un buen merengue. -Perfecto.

Oye, ¿no os sorprende la bulla que dan todo el rato

y lo concentrados que están ahora. Y se agradece.

Qué bien que estén ahí... centrados en lo suyo.

Incluso Juan, inquieto, inquieto... Concentrado, concentrado.

Muy profesional, da gusto verlos trabajar.

Yo estoy supercontento con lo que me ha tocado;

porque yo creo que es el plato más llamativo

y creo que me puede salir muy bien.

-¡Juan, lo haces demasiado bien! -¡Callaos, tíos!

-Estoy cansado de estar sentado.

¡Me aburro! -¡Cómprate un burro!

Josetxo, mira que libro más bonito y más maravilloso

que está en todas las librerías. Masterclass de "MasterChef Junior".

Además de encontrar ricas elaboraciones,

enseña a hacer la lista de la compra...

A aprovechar mejor el tiempo que pasas en la cocina,

además de hacer ejercicio físico, de eso vas sobrado.

Te va a dar un montón de ideas, así que aprovéchalo.

Qué monada de color tiene esta cosa.

-Lu, qué buena pinta tiene esa mermelada o lo que sea.

-¡Leo, eres el mejor!

-Qué mala pinta. -Qué mal le ha salido a Leo.

-¡Vamos, Leo, tú puedes!

-Daniela... -¡Olé!

-Es superbonito. -Leo... ¿qué estás haciendo ahora?

-Le estoy poniendo el glaseado.

-¡Albert, qué crac!

-Ay, Dios... qué preciosuras que tengo.

-Aitana... en cuanto lo saques, lo enrollas.

Aspirantes, últimos 30 minutos.

¿Oído? -¡Sí, chef!

-¡Venga, chicos, que vosotros podéis!

-¡Oh! Madre mía... no, no, ¿qué le pasa a mi bizcochito?

-Aitana, venga, enróllalo, no te preocupes.

-Lo haces bien.

-No, está mal el bizcocho. -¿Qué pasa, Aitana?

(AITANA LLORANDO) Está mal el bizcocho, está duro.

(TODOS) Aitana, no llores... -¡Venga, Aitana, venga!

-Aitana no...

(JOSETXO) ¿Qué pasa? Está llorando. Vamos a ver qué le pasa.

Sí, venga. Venga, vamos.

¡Vaya...! Aitana, no pasa nada.

-A ver... ¿qué ha pasado? -Mi bizcocho está muy raro.

¿Por qué está raro? A ver...

Un poco fino y está más seco de la cuenta.

Pero le das la vuelta así, pones el trapo húmedo

y con un poco de humedad... esperas a que se enfríe

para quitarle el papel bien, lo impregnas de almíbar,

la confitura y lo enrollas. Esto no se nota mucho.

Y lo importante, ¿con esa actitud dónde vamos?

Concentración a tope, buen rollo y hazme un tronquito divertido.

Venga, vámonos, Josetxo, démosle tiempo.

-¡María, ¿cómo vas de tiempo?!

-Ya lo tengo todo. -Igual que yo.

-Ya he sacado la primera tanda. -Qué bueno...

-¡Vamos, Juan!

(ALBERT CANTA) -¡Olé!

-Albert... ya, que me distraes. -¡Venga, chicos!

-Oye, qué bien huele, no sé qué es pero huele genial.

Los mazapanes de María...

-María, enhorabuena. -Y el almíbar...

-Huele bien. ¿Qué le ha pasado a Aitana?

Yo creo que ha montado poco los elementos del bizcocho,

lo ha hecho superfinito y le da la vuelta para quitarle el papel;

pero lo está quitando sin dejar que enfríe lo suficiente

y se está rompiendo el bizcocho. Se va a romper.

(AITANA) Se ha roto el bizcocho....

Tranqui, Aitana.

Tranquila... -Se me ha roto el bizcocho.

(AITANA) Me estoy desesperando porque...

Si me queda mal, no tengo un plato y no tengo postre y me iré.

Qué difícil...

-Ay, Lu, qué pintaza... -Lu, danos algo de comer.

Vamos a ver a tu chica. Qué pesado eres...

-María... que vienen a visitarte.

Si tú quieres, en un momento dado, me haces un guiño

y yo me voy, ¿vale? Vale...

Bueno, ¿qué tal? Muy bien.

¿Contenta de vernos? Sí...

A los dos. Me alegro, he dicho "vernos".

¿Cómo llevas esos turrones y esos mazapanes? Qué pintón...

Sí, tengo otra bandeja en el horno, por si acaso.

Bueno... en esta época por mucho mazapán

no va a ser nunca malo. Y pondré dos o tres.

¿Te brillan los ojos? Tienes como un brillo especial.

A ver... María también. No...

Yo tengo que hacer el programa, sé que estás aquí encantado.

Pero... ¿me voy y te quedas aquí? Si quieres...

¿Vale? Ya, luego, cuando tú quieras vuelves. Venga.

María, hasta luego. Adiós.

-Hala, se ha quedado solo Josetxo con María.

-A ver cuál elegirías. -Esta... esta es horrible.

-Esta... ¿Se ha quedado Josetxo con María?

Ah... Ya ves.

No me lo creo. Esta y esta.

-Una en cada lado. (MARÍA) Pasó que nos gustamos

y en el campamento decían que éramos novios, pero era mentira.

Porque, además, tú estabas saliendo con una que no voy a decir.

-Sí... y entonces, ya está. -Y ya está.

Bueno, me voy, ¿vale? Voy por los turrones.

-Yo también me voy. -Adiós...

-Cómo tontean, madre mía. -¿Qué pasa?

Que casi terminan de cocinar, llevas media hora con María.

Qué dices, si llevo dos minutos. ¿Dos minutos? Media hora.

Qué dices... Pasa el tiempo que vuela.

-¡Bien, Lu! -Te puede salir muy bien de sabor.

Es broma... -A ver, aquí.

Esto está quemado y roto, así que no...

Oye, Aitana, tenía muy destrozado el bizcocho, pero lo ha apañado

porque si ha hecho el rollito,

más o menos bien y lo cubre de chocolate.

No será ese bizcocho perfecto,

pero disimulará si haces un tronco...

Anda, me puede salir bien, al final, todo.

Vale... -No te va a dar tiempo a emplatar.

-Es solo hacer el hojaldre por arriba.

-¡Hala...! -¡Leo, Leo, Leo!

-¡Hala, Leo! -Gracias... danos.

-Oye, Juan, qué bien te está quedando, ¿no?

Aspirantes, últimos cinco minutos.

¡Venga, chicos, frente a todo!

-¡Venga, que sois los mejores! -¡Cómo huele!

-¡Huy, huele a quemadísimo!

Se le quema algo... Se han quemado los mazapanes.

Se han quemado... por tu culpa.

Sí, ahora es por mi culpa. -Menos mal que tenía más.

Josetxo, corre, ve a ayudarla. ¡Josetxo, corre!

-Vale, sí, se te ha quemado. -Pero tengo más.

-Tranquila, a lo mejor salvas alguno. Este...

No... (AMBOS HABLAN A LA VEZ)

-Están hechos el uno para el otro.

-Todos de una... ahí está, fuera todo.

¿Te queda más masa? -No, tengo estos, hay que poner dos.

-Pon alguno más, pon tres. -Vale, pongo tres.

Josetxo... ¿Qué?

Se le queman más cosas, vuelve. (MARÍA) Gracias...

-Es que la entretienes mucho, Josetxo, eso no es normal.

-Qué pesaditos sois.

Los dos hablando de vuestras cosas, se le ha quemado el mazapán

menos mal que es muy rápida y trabaja bien, tenía de sobra.

A ver, Leo...

¿Has acabado ya? -Ya.

-Jo... -Leo, vas muy bien.

-Si ya lo tiene casi acabado.

(ALBERT) Aspirantes, lo hacéis muy bien,

sobre todo, Leo. -¡Bien, Lu!

-Ay... Lucecita. -Una grandota...

-Qué feo, por Dios...

-Dani, ¿cómo vas? -Bueno...

-Vale. -Regu...

Aspirantes, último minuto. ¡Vamos, chicos!

-Vamos, Leo... Vamos, Lu.

-¡Juan, María, Aitana y Dani! -La bandejita.

¡Cinco, cuatro!

Tres, dos, uno...

¡Cero! Diez, nueve...

Ocho, siete...

(TODOS) Seis, cinco, cuatro...

Tres, dos, uno...

¡Tiempo! ¡Manos arriba! ¡Manos arriba!

-¡¡¡Olé!!!

-¡Muy bien! -Creo que mi plato está bonito,

pero... está la tarta torcida.

Y no sé si me van a descontar puntos por eso.

Aspirantes, el tiempo de cocinado ha terminado y es el momento

de despedir a nuestro invitado, Josetxo.

Josetxo, muchísimas gracias por venir.

¿Quieres despedirte de este jurado y de alguien más?

Qué pesadito... de verdad... (MARÍA) En el campamento

era mucho más suelto y estaba así.

¡Adiós, María, adiós!

Me despido yo por ti. ¡¡¡Adiós!!!

-Adiós... -Adiós, Josetxo.

(TODOS LO DESPIDEN A GRITOS)

A ver, entonces, tú y yo amigos,

que se entere toda España. -Amigos... como estábamos. Ya no.

Ya no, ya no...

Eso fue en verano, ya ha pasado mucho tiempo.

Ahora sí, aspirantes, comienza la cata.

María, tú vas a ser la primera, delante.

(TODOS) ¡Bien, ole, qué buena pinta, María!

María, tiene una pintaza... -Espectacular.

-Pues está contenta.

Bueno, María, ¿cómo se llama tu combinación

de postres navideños españoles?

(CANTA) # Con mis dulces navideños voy camino de los chefs. #

(SAMANTHA Y MARÍA CANTAN)

Muy bien... A mí es que me gustan esas cosas, ya sabéis.

Bueno, ¿cómo ha sido cocinar con tantos nervios, María?

Bien... No sé si te trastocó un poco

la visita de tu amigo Josetxo, claro, olía a quemado de mazapán.

Iba todo tan bien...

Todo tan bonito, en una atmósfera tan idílica...

Y se respiraba un ambiente tan bonito...

De pronto, ¿qué pasa? Que se han chamuscado

pero se han carbonizado. Vamos a ver el sabor...

pero de aspecto bien, María.

Está muy rico, el chocolate está bueno

y bien hecho, parece comprado. Pues hay un mérito.

A lo mejor el mazapán... un poco mazacote.

A mí me parece que está bastante bien con defectillos.

A ver, teniendo en cuenta que eran tres elaboraciones, tiene mérito.

El de chocolate está crujiente, rico, sabroso, el arroz suflado...

Está perfecto, el blando... está un poco goma,

debía haber más almendra y menos miel.

Y el mazapán... correcto.

Vale... Es verdad que hay pequeñas cosas,

pero de sabor están ricos. Vale.

Estoy a un paso de la semifinal, o sea,

tengo un pie dentro y un pie fuera. Espero salvarme.

Juan, eres el siguiente, adelante. ¡Me encanta tu tarta de Pisa!

Aquí tenemos la tarta de Pisa.

-Mira... cuando la ves así... está torcida,

pero si la miras desde arriba está perfecta.

Es verdad.

¡Eh...! -Está inclinada, ¿verdad?

-No, pero está bonita, torcida pero bonita.

Muy parecida, sí. ¡Ay!

Qué malos... ¿Cómo se llama tu postre japonés?

Kurisumasu Pisa.

La llamo así porque es el Kurisumasu Keiki

y Pisa porque está torcida como la Torre de Pisa.

¿En qué momento se ha torcido?

¿Cuándo se empezó a torcer? Porque al cortarla,

he cortado un trozo más grande que otro.

Entonces se ha quedado desigual.

¡Ay...! -Samantha, te está costando.

-¿Está bueno, Samantha? Juan, se la están comiendo.

Estáis manchando mucho.

Luego somos nosotros los que guarreamos.

Bueno, Juan, el único defecto que tiene tu tarta

es que no haber cortado, perfectamente, el bizcocho.

Aún así, está muy rica, está perfecta la nata,

muy bien de fresa... el bizcocho jugoso...

Está muy apetecible, muy rica, bien hecha...

Has trabajado a gusto, desde el minuto uno se te vio

que te gustaba la tarta y cuando uno entra feliz en la cocina

a trabajar y tal... pues las cosas salen bien.

Es que... siempre estoy contento porque miro

otros programas que tú decías...

"Lo más importante de un chef

es el emplatado, el sabor y la actitud".

Totalmente de acuerdo. Siempre estoy contento.

Al final, la tarta está muy rica un poquito...

Torcida... pero muy buena. Oye, si te sale ya...

pues superrecta, superpreciosa, no parecía que la ha hecho Juan.

¡Un chef de alta gama! Muy bien...

Delante de cocinas. Delante de cocinas.

¡Muy bien, Juan! -¡Muy bien, Juan!

-"Ni hao"...

La diferencia no es mucha.

Bueno, Aitana, nombre de tu tronco.

Bebé tronco, si lo comparas este es más grande y este pequeño.

Se está desarrollando.

¿Decías que las diferencias eran pocas?

No es fácil hacerlo. Estéticamente...

Se parece lo justo, parece un bizcocho de chocolate

pero un tronco... no es.

No es fácil. Complicación... todos los postres

tienen similitudes. Vamos a probar.

La punta puede ser que esté...

¿Está bueno?

Bueno... eh... pues no es un tronco así estéticamente

y parecía que tenías muchos problemas, al final, al comerlo...

Rico está. Bueno, Aitana, no está mal.

Lo esperaba peor, te he visto trabajar y que te venías abajo

pues digo... "verás, Aitana no saca hoy nada".

Pero, oye, está correcto. Está bien hecho,

jugoso, está bien... hay un trabajo ahí que...

Que me deja tranquilo. Si tú tuvieses una actitud

más positiva cuando te damos las pruebas,

en vez de decir, "quiero lo otro...".

Si dijeras... "qué bien, el tronco de Navidad, voy por él,

lo voy a hacer bien...". Estoy segura, segura

que lo podrías haber hecho exactamente igual.

¿Sí o no? Sí.

Pues ya sabes para la próxima. (AITANA) Estoy como...

Nerviosa, triste... no sé, tengo muchas emociones

porque no quiero irme.

-Cuidado...

Sé lo que estáis pensado. ¿Qué?

¡Vaya emplatado! (LOS JUECES RÍEN)

Bueno, Dani, cuéntanos el nombre de tu postre.

No juzgues a un libro por su portada.

Por fuera está un poco chuchurrido,

pero a lo mejor por dentro está bueno.

¿Qué ha pasado para que no esté como este? ¿Qué ha ocurrido?

Pues que parece que se me ha bajado el merengue...

Claro. ¡No! Me ha faltado cantidad.

¿Sabéis qué me gusta de Dani? Cómo viene de contento.

¿Y por qué no va a estarlo? Otros días viene más afectado,

¿a que sí? Y, hoy, creo que has cambiado de actitud.

Voy con todo y aunque me haya salido un poco mal el emplatado,

yo estoy contento con el plato.

Vamos a catar sin mirar. Venga... así.

Jordi, tienes que meter la cuchara. -¡Por ahí, Jordi, por ahí va!

Si no lo veo, oye... a mí me sabe a bizcocho.

¿Te sabe a fruta o no? No he pillado nada.

Si no lo veo, ahora mismo, me tapo los ojos

y aquí hay los mismos ingredientes que aquí.

Con lo cual... ¿podría haber estado un poco más bonito?

¡Hombre! Sí, claro... Claro.

Yo te voy a decir una cosa, el punto del merengue no es fácil.

Y te ha salido regulín, pero tiene mucho mérito sacar esto.

Y has luchado y lo más importante...

La sonrisa. Y disfrutando.

No habría pasado nada de no haber tenido problemas

con el merengue. Y lo que te ha pasado

es que le faltaba temperatura al almíbar.

Sí. Pero seguro que has aprendido.

¿Verdad? El próximo merengue te va a salir de diez.

¿No? Sí.

-¡Muy bien, Dani! -¡¡¡Olé!!!

(DANI) Los jueces siempre tienen razón

porque son los que saben de cocina, así que estoy muy bien.

Y lo que sea, pues será.

Lu, nombre de tu tarta.

Tres en raya. Tres en raya...

Bueno... -¡Está idéntica!

Pero no estoy contenta. (PEPE Y SAMANTHA) ¿Por qué?

Porque esto lo tendría que haber puesto como esto.

Bueno, a ver, tú no has hecho exactamente el modelo,

pero el tuyo está bonito también. Lo único que te puede fallar

es que la masa está gorda y aquí fina.

Sí, me he dado cuenta. Es importante sellar al borde

del molde la tarta. Probemos.

Sí... ¡Qué buena pinta!

Samantha, danos un poco.

Está mala, ¿no?

No sé, a mí lo que me gusta no sé si es tu tarta

o tu actitud cuando cocinas;

porque te pones con una actitud maravillosa, te ordenas, organizas

y cuando haces eso, lo normal es que salga bien el trabajo.

Sí, bueno, hay veces que sale mal. Ya, lo bueno que tienes

es lo que acabas de demostrar: no das nada por supuesto.

Eres muy exigente contigo misma, siempre piensas:

"Lo puedo hacer mejor". Eres perfeccionista,

en este caso, tenemos una tarta que lo tiene todo y está muy rica.

Ay... ¿en serio? Está bien que te exijas mucho.

Pero también está bien que si algún día no sale bien,

tampoco sufras... Ya, ya.

Oye, disfruta cuando te digan que lo has hecho bien

y cuando no, pues, "mejoraré".

Pero, en este caso, te va a tocar disfrutar.

Porque lo has hecho muy bien, está perfectamente hecha.

¡Ole! -Pues me quedo tranquila,

porque pensaba que estaría mala.

Una tarta que no se conoce es muy complicado,

también el hacer una masa quebrada es difícil.

La masa está buenísima,

el punto de cocción está buenísimo y lo has hecho perfecto.

Así que... -¡Muy bien, Lu!

¡¡¡Muy bien!!

(LU) Que en la cuarta semana me digan que mi actitud

es impecable, pues estoy supercontenta.

Leo, ¿cómo se llama tu maravilloso postre?

Bueno, bonito...

Y espero que... me lleve a la semifinal.

No iba a poner "barato". ¿Cuánto cobrarías por la tarta?

No sé... a vosotros gratis.

Ah... venga, hombre.

Bueno, bonito y barato. Bueno...

Me gusta, a Jordi le va a encantar.

Oh... ostras... No.

Está... amigo mío, está consistente.

La verdad es que ha sido una gozada verte trabajar,

tranquilo, organizado, has sido muy rápido...

No sé si demasiado, estoy viendo que la masa por dentro...

A la masa brisa hay que dejarla que se haga mucho por dentro.

Te he visto trabajar tan bien,

que me parecía que iba a ser el diez absoluto.

Qué pena que tenga ese punto de crudo que ves aquí.

Y hay algo que sabe a quemado, el chocolate.

Como si se hubiese agarrado. ¿Cuál es el problema?

¿Sabes qué ingrediente tenías cuando has abierto el regalo?

La canela. Pruébala.

La que hemos hecho nosotros, el tuyo está bien... sí.

Ha quedado un poco seco por fuera,

pero lo importante es que la cantidad de canela

y de azúcar que tiene dentro el otro, en el tuyo no está.

Es el mismo postre hecho con prisas.

Aún así, Leo, buen trabajo.

(TRISTE) De esta valoración he aprendido

que hacerlo más rápido no siempre es hacerlo mejor.

(LLORANDO) Y... Bueno... a ver qué sale.

Aspirantes, la cata ha terminado

y tenemos que deliberar para repartir los puntos.

Qué nervios...

(LOS JUECES DELIBERAN)

-Da mucha rabia, estamos a las puertas de semifinales.

-Aitana... -Me voy a ir.

-Que no te vas... me voy yo.

¿Lo tenemos? Venga... vamos.

Ya está... -La suerte ya está echada.

Aspirantes, se nota que estamos a un paso de la semifinal

y que ninguno se la quiere perder.

No... Porque nos habéis sorprendido

con vuestros postres navideños. ¡Ole!

No eran postres sencillos, pero creo que sois tan golosos

que lo habéis hecho con mucho cariño para aprenderlos

y hacerlos en casa a la familia la próxima Navidad.

Sí... Qué suerte que van a tener.

Como os hemos anunciado, en este reto vamos a repartir

los puntos de seis a uno y, además,

solo dos de vosotros tendréis que decirnos adiós esta noche.

Buena suerte... Los tres puntos

son para un aspirante que estaba muy contento

con el postre que le había tocado y ha cocinado muy organizado

hasta que se ha descentrado con nuestra visita.

Ese aspirante es...

María. (TODOS GRITAN Y LA FELICITAN)

No gritéis... -¡No te vas, María!

María la cordobesa...

Los dos puntos se los lleva un aspirante

que no estaba contento con su postre

y se ha notado con el resultado.

Ese aspirante es...

Leo. (TODOS GRITAN Y LO FELICITAN)

Cómo se ha abrazado Lu... -Madre mía.

-¡Huy, la parejita del año...!

(Llanto de Albert)

Albert... ¿qué te pasa? Que estoy triste

porque solo le han dado dos puntos a Leo, cuando se ha esforzado.

He visto que el emplatado estaba muy bonito, incluso mejor

que el original... Oye... de jurado no tienes precio.

El emplatado estaba bastante bonito.

Coincidimos en la valoración, pero no en los puntos.

Está claro. Ajá...

Los cinco puntos se los lleva un aspirante

que estaba feliz al descubrir su postre

y feliz al hacerlo y ese aspirante es...

¡Bien! Juan.

(TODOS GRITAN Y LA FELICITAN) -¡No me voy!

Albert, ¿te parece bien la puntuación de Juan?

Bueno... porque no lo ha hecho perfecto,

además, que esté así... está graciosillo

y queda bien, pero... -O sea que sí, Albert.

-Bien, Albert... -No te líes.

-Sí, Albert, venga... Los cuatro puntos

son para un aspirante que tenía un postre complicado

y aunque se ha venido abajo en el cocinado,

ha sabido remontar y presentarnos su postre.

Esos cuatro puntos son para... (ASPIRANTES) Aitana...

Aitana.

(TODOS GRITAN Y LA FELICITAN)

¡Aitana que no te vas! -Sí que se va.

Me voy a ir, pero me voy con ocho puntos.

Los seis puntos se los lleva un aspirante que ha trabajado

muy ordenado y eso se ha notado en el resultado.

Ese aspirante es...

(TODOS A LA VEZ) ¡Lu!

(ALBERT) No estoy de acuerdo. ¿Por qué?

Su emplatado lo he visto bastante feo.

El original era muchísimo más bonito.

Compañero, amigo infatigable,

creo que te estás pasando, ¿eh? Jo...

Bueno, es que yo el emplatado lo veo bastante feo,

lo siento Lu, pero... ¿Qué pasa? ¿No os lleváis bien?

No, al contrario, me llevo superbién incluso quiero...

Yo creo que será la ganadora de "MasterChef".

-Sí, para motivarme, ¿no?

Quiere sacar lo mejor de ti, quiere que te esfuerces al máximo.

Eres un jeta y un desahogado de mucho cuidado.

-Estás superguapo con la boca cerrada, te pega mucho.

Por tanto, Dani...

El punto es tuyo. Soy el chico del punto.

-Yo creo que Dani lo ha hecho muy bien,

porque el postre era difícil... No se merece el uno.

¿Tú qué le pondrías? Un tres...

O un dos. -¡Hala!

Un tres... Oye, no has dado ni una,

pero pintas maneras, ¿eh? Tienes madera de juez.

Sí, hoy ha estado bastante duro.

(ALBERT) Yo quiero ser juez por muchas cosas,

por el dinero que te dan por ser famosísimo, por comer...

Por ser famoso... y... ¡por más dinero!

Por tanto... los dos aspirantes que no continúan en las cocinas

de "MasterChef Junior" son...

Dani y Aitana.

No pasa nada, chicos, no pasa nada. (TODOS SE DESPIDEN)

-Sí, venga, bajamos.

¡Ay...!

¿Cómo lo hemos pasado? Tú eres lo más mono que hemos visto

en la vida, di que sí, más mono... Nos vemos en la final.

(DANI) Hoy llora mi cuerpo.

Yo estoy contento por dentro, estoy "happy".

Pero mi cuerpo... llora, no sé por qué.

Dani... cuéntame, qué te llevas de "MasterChef Junior".

Ahora mismo, desde lo que llevo viviendo, es lo mejor de mi vida.

Hombre... he viajado más que nunca.

Fíjate... ¿y sabes cuál es el lujo que nos llevamos los jueces?

Haberte conocido a ti también. -Yo estoy orgulloso,

llegar hasta aquí ya es un logro increíble.

Y aunque me haya ido... estoy supercontento.

¿Y Aitana qué? Cuéntame, qué te llevas de "MasterChef".

Me llevo los jueces, a Rafa Nadal,

a Aitana, la guerra de espaguetis... Eso fue...

Eso fue... de lo mejor. De lo mejor.

Fue un momento...

Chulísimo con la guerra de espaguetis, las salsas...

Me encantó eso.

Además de nuestro cariño y de todos los amigos que dejáis aquí,

os vais a llevar un montón de regalitos.

Oh... Seis meses de acceso ilimitado

a la escuela de cocina online de "MasterChef".

Y, mira, os lleváis el juego oficial de "MasterChef"

para que juguéis con vuestros hermanos, amigos...

Y que seáis los que más sepáis,

porque de cocina quién sabe más que vosotros...

Y también os lleváis, gracias a nuestro patrocinador

de electrodomésticos Bosch,

un robot de cocina del color que elijáis.

¡Oh! Y cada uno tiene una sorpresa

de parte de nuestro patrocinador

de alimentos el Supermercado de El Corte Inglés.

En todos los "MasterChef" de la historia que yo he hecho,

en la vida he visto algo tan grande.

¿Qué es? -¿Qué es eso?

Esto es un regalo grande para un... chico muy grande.

¡Dani! -Hace más bulto que tú.

-¿Qué es? ¡¡¡Oh, un patín!!! (TODOS GRITAN Y APLAUDEN)

¡Hala! -¡Qué guay!

¡Yo quiero uno! Y este es para... Aitana.

Pesa... Claro, que pesa.

Esto es más grande que yo. Eso, tú no puedes...

¿Puedo abrirlo? ¡Hombre! Claro, cómo no.

¿Qué hay ahí? (TODOS) ¡¡¡Oh!!!

Un ordenador... ¿Cuándo me van a echar de "MasterChef"

y me van a dar un regalo así?

Yo recomendaría a mucha gente que se apuntara porque...

Es muy chulo estar aquí,

aunque da mucha pena cuando te vas pero es muy divertido.

Los Reyes Magos nos han dejado un último regalo y esta noche

solo tenemos que despedir a dos de nuestros aspirantes

y hemos recuperado a Vega y Albert

que ya son semifinalistas junto al resto de compañeros.

Daniela, Lu, Juan, María y Leo.

La próxima semana tendrán que superar tres exigentes retos

si quieren llegar a la final.

Nos vemos en el siguiente programa, mientras ya saben, pónganle...

(TODOS) ¡¡¡Sabor a la vida!!!

Los toledanos del siglo XV,

están a punto de llegar. -¡Es un barco pirata!

¡Qué miedo, hay una persona! ¿Aceptáis el reto, aspirantes?

(TODOS) ¡Sí, chef! (TODOS GRITAN Y HABLAN A LA VEZ)

¡Leo! ¡Leo, que te vengas aquí!

¡Necesito ayuda! -Quédate con ellos, vamos perfecto.

¡¡¡Ah!!! -No lo eches desde arriba.

¡Lo siento, lo siento! Cuando logre sacar los platos,

vamos a hablar del día que me estáis dando todo el rato.

Nos traerán los ingredientes unos mensajeros muy especiales.

¡Abuelo! -¡Yaya!

-¡Ay, que me tiras! Enséñale a tu abuela

todo lo que aprendes aquí. No me hables...

¿Por qué? ¿Qué tal los "cupcakes"?

-Mal pero bien.

Hace tiempo que no veía un relleno tan rico dentro del bizcocho

y lo has hecho extraordinariamente bien, ya quisieran muchos mayores

hacer un trabajo de pastelería así, en tan poco tiempo.

Ya querrían los celebrities... Los tres aspirantes

que no continúan en las cocinas de "MasterChef Junior" son...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 4

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

MasterChef Junior 7 - Programa 4

10 ene 2020

Los aspirantes participarán en la carrera de la pasta para lograr una lámina de 10 metros, de una única pieza y sin que se rompa.
En el Parque de Atracciones de Madrid cocinarán sin capitanes para 70 visitantes. Dos exaspirantes tendrán la oportunidad de volver.
Josetxo, ganador de ‘MasterChef Junior 6’, les animará a reproducir postres típicos internacionales de estas fechas.

ver más sobre "MasterChef Junior 7 - Programa 4" ver menos sobre "MasterChef Junior 7 - Programa 4"
Programas completos (5)
Clips

Los últimos 82 programas de Masterchef Junior 7

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. juan ignacio

    ya hicieron trampas en la puntuación de albert en el programa pasado y ahora recompensan a la niña que menos se lo merece, que no ha dejado hacer absolutamente nada a su compañero

    ayer