www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4401118
Para todos los públicos MasterChef Junior 5 - Programa 4 - 03/01/18 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches y bienvenidos a "MasterChef Júnior".

Pero, ¿qué tocas? Había un elfo.

Aspirantes, cocinaréis en parejas, el reto consiste en hacer

una réplica exacta de mi postre.

Que quites las galletas, a ver, hazlas a la vez y coges la masa...

-Creo que no. Aspirantes, cambio de cocinero.

Coge un bol y mezcla

lo de la harina con la harina, ¡vamos, un bol!

-Venga. Tiene sabor a vainilla,

a chocolate blanco, me encanta, os salió muy bien.

Todo eso que me contáis que os habéis compenetrado

muy, muy bien, no lo veo aquí en el resultado final.

La pareja que replicó con mayor exactitud el postre

de Pepe es la formada por Gonzalo y Fernando.

Aspirantes, nos encontramos

en el circuito de velocidad de Motorland.

Venga, chicos. -María, tienes que cambiar,

vamos muy mal de tiempo.

¡María! -¡Juan Antonio,

sigue haciendo lo que sea! -¡Ha tirado la pasta!

-¡Juan Antonio, que saltees la verdura!

Capitán, mete cera, venga, va.

Es que con Mara me pone de los nervios.

No pierdas los nervios, Fernando, Fernando.

Fer, te está hablando, escúchale.

Yo desisto, eres el capitán, pero yo desisto.

El equipo ganador de la prueba de hoy es...

(Motor)

¡El equipo azul!

Os vais a enfrentar a las batallas de "MasterChef".

Tenéis 30 minutos para elaborar un gran plato

con los ingredientes que habéis descubierto.

Adelante, Anabel Alonso.

(Aplausos) Hola, hola.

Vamos, chicos.

Que no le puedo quitar el "celebro".

-Es que hay poco tiempo, eh.

No me lo creo, tía, se me cae todo el agua, yo flipo.

Está muy bien hecho, muy bien dorado,

nada de bloquearse y ganas de pasarlo bien

y hacerlo bien, fenomenal.

Os hemos pedido un nivel de cocina

un poco más alto, se me queda un poco sencillo.

Los tres aspirantes que se bajan en esta parada

de "MasterChef Júnior" son...

Núria, María Arias y Diego.

(Sintonía)

Buenas noches y feliz Año Nuevo.

¿Habéis hecho ya vuestros propósitos para el año

que acabamos de estrenar?

Nosotros, sí.

El primero, es seguir compartiendo con vosotros los grandes momentos

que se viven en estas cocinas

y el segundo que esta aventura dure muchísimo tiempo

porque aún queda mucho talento culinario oculto en nuestro país

y queremos descubrirlo para vosotros.

Adiós. -Anda.

-Los Reyes Magos.

-Los Reyes Magos.

-Qué guay. -Son los reyes.

Ay, qué mona, Eva es la más mona.

-Mira Jordi.

-Samantha parece una monja,

un dios porque con esa capa que llevaba.

Baltasar. ¿Quiénes son estos enanos?

Unos sinvergüenzas del reino.

Jordi a mí me da miedo.

A ver, vamos a centrarnos, lo primero, buenas noches

y feliz Año Nuevo. (TODOS) Gracias, igualmente.

Ahora mismo comienza un nuevo partido

y por eso ponemos los marcadores a cero.

Estar empate. Para celebrar el nuevo año

tengo una sorpresa. ¿Cuál?

En este programa solo dos de vosotros dejareis

las cocinas de MasterChef.

(APLAUDEN Y GRITAN)

Dios, que se vayan dos es una sensación de alivio

y si tuviese que decir algún nombre, diría Mara

porque no me llevo, no me hablo con Mara.

Buenas noches, aspirantes. Buenas noches.

Desde que nos vimos por última vez el año pasado

hemos cambiado un poco, ¿no? Un poco.

Juan Antonio, ¿quiénes somos?

Primero, Samantha yo creo que es

Isabel, la reina de Castilla.

Pepe creo que es Fernando VII.

Y Jordi... y Jordi creo que es Juana la loca.

(RÍEN)

Muy bien, Juan Antonio. Cómo lo ha visto.

Has dado en el clavo.

El pelo lo he visto así con pinta de Juana la loca.

¿Y si os digo que vamos a viajar al pasado allá por el año 1492?

No, tú eres Cristóbal Colón. Muy bien.

Él es Cristóbal Colón. -En ningún momento pensé

que era Cristóbal Colón,

tenía de todo menos de Cristóbal Colón.

Aquí, a mi derecha, doña Isabel y a mi izquierda don Fernando.

Ole. También conocidos

como los Reyes Católicos.

Y aquella mujer tan hermosa es Felipa Moniz, mi esposa.

Ay, qué fina.

Para conocer más pistas sobre el primer reto de la noche

vamos a descubrir el escaparate.

(APLAUDEN)

Tengo nervios.

¡Arena!

-Yo me quiero ir a la playa.

-¡Sí, esto es el caribe!

El caribe.

Aspirantes, bienvenidos a América y a 1492

el año en que Cristóbal Colón se tropezó con el nuevo mundo

buscando una ruta comercial alternativa hacia Las Indias.

Pues mola. Si no llega a ser por mí

que convencí a todos quienes tacharon al pobre Colón

de loco, estas tres naves nunca habrían partido

de Palos de la Frontera.

(Música)

¿Y esa música? ¿Esa música?

¿Qué es eso?

Viene de aquí.

¡Adexe y Nau, te quiero!

(CANTA) Ella no comprende

que yo solamente quiero ser su amigo.

Y luego se enfada conmigo.

Madre mía. -Tía, María.

-Qué guapos.

(CANTAN) Ella no comprende

que yo solamente quiero ser su amigo.

Y luego se enfada conmigo.

Ella no comprende que yo solamente quiero ser su amigo.

Y lo convierte en mi enemigo.

-Hola, María, no. -Es así, tía.

(CANTAN) Solo le pido que comprenda que aunque sé que lo intenta

lo único que vamos a tener serán tormentas

si sigue en reprimenda 'pa' que lo entienda

nuestro cariño de niño chiquito está sobre una cuerda.

Y ya lo ves, todo está el revés lo único que yo he querido

es que estemos bien.

Simplemente, todo está en tu mente

me gusta estar contigo, pero diferente

Ella no comprende que yo solamente

quiero ser su amigo. Y luego se enfada conmigo.

Ella no comprende que yo solamente

quiero ser su amigo. Y luego se enfada conmigo.

Y parecemos enemigos.

Ella me pide algo más,

pero yo no se lo puedo dar.

Yo no me hago de rogar

solo puedo darle mi amistad.

(APLAUDEN) Ahí están, un fortísimos aplauso

para Adexe & Nau.

(APLAUDEN)

Adexe, Nau, bienvenidos a "MasterChef".

Habéis superado los cuatro millones

de suscriptores en YouTube. Sí, es algo impresionante,

jamás esperábamos que nos pasara a nosotros

y la verdad, lo estamos disfrutando cada día y con muchas ganas.

Hay que vivirlo y disfrutarlo, claro que sí.

Chicos, contentos, ¿no?

¿Quieres darle un abrazo? Venga, va.

Estaban supersuaves, olían superbien.

-Olían a la muerte, superbien, olían...

El impacto de su música en YouTube es el mayor conseguido

por un artista español en la historia.

Tanto que ya tienen su primer disco en el mercado, "Tú y yo".

Y lo han presentado en América ¿cómo ha sido esa experiencia?

Pues ha sido algo increíble, hemos sido primeros en ventas

en todos los países que fuimos, el apoyo que nos dieron

fue increíble y queremos volver a repetirlo siempre.

Y sé que habéis traído algo de ese largo viaje, ¿verdad?

Sí, chicos, tenemos un mensaje para ustedes.

-Ay, por Dios. -Ay, mi madre.

Aspirantes, en esta isla se esconden varios ingredientes

procedentes de América, cada uno de vosotros

debe encontrar uno de ellos.

Los ingredientes son:

-Ay, yuca, no, yuca, no.

Venga, chicos, empezad a buscar hay uno para cada uno, venga.

-Yuca, no quiero yuca.

¿Esto qué es, esto qué es?

-¡Tomate! Eso es yuca.

-Ay, no me digas. -Y dice que no quería yuca.

Digo que no quiero yuca y va y me toca la yuca.

-¡Aquí, venga, uno!

-¡A buscar, a buscar! -Lo tengo, yo tengo este.

-Jo, que no lo encuentro, tía.

Hay uno por aquí, estoy viendo uno.

¡Yo quiero, dónde! Por aquí hay uno, creo.

Vaya. Ahí está.

Ahí hay uno.

Mara, ahí, ahí.

Solamente tiene ojos para vosotros. Qué bueno, aguacate.

Ahí tienes aguacate.

A ver, María. Ma... Eh.

Mara. Aguacate.

Esther. Yuca.

Lucía. Pimiento.

Fernando. Tomate.

Gonzalo. Patata.

Juan Antonio. Ni idea.

Cacao. Esto viene del árbol de la jungla.

Adexe, Nau, muchísimas gracias por venir, misión cumplida.

Pues sí. -Muchas gracias a ustedes.

Chicos, a seguir triunfando

y aquí tenéis vuestra casa, volved cuando queráis.

(APLAUDEN)

Adiós.

Tienes que venir a Alicante.

Pues con los productos americanos a este lado del Atlántico

es el momento de volver al presente.

Así que, vámonos. Por allí.

Me gustaría ir a la puerta mágica para cuando salir

estar en el concierto de Adexe & Nau.

-Eso sería la leche, tía.

Hola, hola. Qué guapa.

-Qué guapa.

Muchas gracias. Uh, qué gusto.

Qué bien. Qué ligera.

Bienvenidos al s.XXI Muchas gracias, Chefito.

Aspirantes, antes de continuar con este reto, quiero que conozcáis

a un chef llegado de América.

Qué guay, ¿no? -Verás.

Desde el restaurante Punto MX, en Madrid,

con una estrella Michelin, el mejicano Roberto Ruiz.

(APLAUDEN Y GRITAN)

Qué tal. Hola.

Cómo estás. Quiero burrito.

Bienvenido de nuevo a "MasterChef", Roberto.

Muchas gracias. Nuestros aspirantes

viajaron en este reto al descubrimiento de América,

¿cuál crees que ha sido la mayor aportación

latinoamericana a la cocina española?

Sin duda el tomate es el que más se extendió.

Qué haríamos sin tomate, ¿verdad? Nosotros aquí.

¿Qué se siente al ser el único restaurante mejicano

de Europa con una estrella Michelin?

Es un reconocimiento que pone la cocina mejicana

en un contexto sin igual lo cual nos hace

una responsabilidad por un lado y mucho orgullo

que la gente conozca los sabores auténticos de Méjico.

Aspirantes, junto a Eva,

como veis, hay un mapa de Latinoamérica.

Además, veis que hay 14 campanas. 14, ¿por qué 14?

-Ay, la madre. Debajo de cada campana

hay un plato típico de 14 países de América Latina.

Levantaréis campanas y diréis el nombre del plato

y después colocar el imán con el nombre del plato

en el país correspondiente en el mapa.

Oh, no, Dios.

El que más platos adivine

tendrá una importante ventaja en este reto.

Yo quiero la ventaja. -Vale, yo quiero.

-Yo. Juan Antonio, vas a empezar tú.

Como sea la mejicana...

Oh... Juan Antonio, ¿qué es?

Creo que es una crema de verduras y por encima lleva

el queso fresco y luego aquí hay aguacate.

Que qué plato es.

Crema de calabaza con aguacate y queso.

(RÍEN)

A ver, es locro de patata.

¿Y sabes de qué país es?

Creo que será de Méjico por el aguacate.

Ecuador.

A ver dónde está Ecuador.

A ver. A ver cómo anda

de geografía Juan Antonio. Esto es Chile,

Ecuador creo que está aquí.

Muy bien. Lucía.

Ay, mi madre. -¿Qué es eso?

-Ni idea.

Pescado frito con tostones. venga, a ver, de qué país es.

Ay, no sé, no sé, ¿Brasil?

A la República Dominicana.

A ver, le ayudará Eva.

Ole, Dominicana. -Ole, la nena, ole.

Hala. República Dominicana.

Siguiente, venga.

Yo sé dónde es ya. Venga, Fernando.

Arroz con frijoles. -Esto de aquí se llama farofa

y es el cereal con que se acompaña todo esto, el plato se llama...

-Farofa con frijoles y arroz.

Feijoada.

Peixoada.

¿De dónde son los frijoles?

Brasil. A ver Brasil.

Bien. Ahí está Brasil, muy bien.

Ahora María.

Yuca con salsa de...

La rica salsa canaria se llama...

Yuca con mojo, ¿de qué país es?

Y ahora verás qué risa para buscar el país.

Vamos mi 'amol'.

Cuba. ¿Sí?

Uah. -No alcanza.

Yuca con mojo, cubano.

Vamos con la siguiente campana.

¿Qué puede ser eso? ¿Eso qué es?

Ay, no, yo qué sé.

Anticucho, de Bolivia.

¿Me lo invento y digo que está aquí?

No, ¿verdad? Hala. Ay.

No sé. Esto es Bolivia.

No tengo ni idea de lo que es.

Vamos a ver Mara.

Ay, mi madre.

Eso es butifarra de toda la vida.

No, esto tiene un nombre cortito que hace referencia

a cómo está hecho. Se hace en una parrilla.

Asado argentino. Por fin alguien acierta algo.

Falta saber dónde está Argentina.

(TODOS) Ole.

Ese es.

Gonzalo.

Pues...

Revolcada, de qué país es.

No tengo ni idea. Guatemala.

Te has quedado igual, ¿verdad? Sí.

Centroamérica que se dice. Huy, huy.

Aquí. Sí.

Para no saber dónde estaba no está tan mal.

Pues vamos a por la segunda ronda, en la primera ronda solo

ha acertado el plato Mara, así que Mara, de momento

eres quien tiene la ventaja.

Juan Antonio, vamos allá.

Hala, qué bonito.

-Vale, cebolla morada,

estas hojillas verdes son jalapeños.

Cómo se llama el plato, Juan Antonio.

Cebolleta. (TODOS) Ceviche.

De qué país. Lo más probable es Méjico.

-No es de ahí, es peruano.

¿Y dónde está Perú? Pues ahí donde está el Machu Pichu.

(RÍEN)

¿Y dónde está el Machu Pichu? Rojo, rojo.

Bien.

Oh. Carne, patata, zanahoria, maíz.

¿Y cómo puede ser el nombre del plato entonces?

¿Puchero? Sancocho.

¿De dónde es?

¿De Méjico? Jolín con Méjico, todo con Méjico,

todo para Méjico. Pues ahora verás tú.

Colombia. Es este, ¿no?

Muy bien.

Fernando, este es el tuyo.

Dios, a ver, sopa.

Claro. Sopa de pescado.

Sopa marinera. Vale, bien.

Honduras. Entonces, pues mira,

me voy a arriesgar aquí.

Bien.

A ver, María.

Es de Méjico porque eso es guacamole y tamales.

-Sí. -Bien.

El tamales es una preparación muy antigua donde en una hoja

de plátano se pone masa de maíz y se cocina al vapor.

Dónde está Méjico.

A ver, que aquí no puede haber pistas.

A ver, concéntrate. Yo lo sé, tío.

-Como se equivoque... -El amarillo.

¿El grande o el pequeño?

El grande. Muy bien.

¡Ah!

¿Qué te parece? Es como un bizcocho.

Salado. Salado.

Tiene un nombre parecido a algo con caldo.

Sopa guaraní, ¿de qué país es?

Es un país muy guay. Ah, Paraguay.

Lo pongo aquí. Bien.

Siguiente. A ver qué me toca.

Qué cosa.

Esto es una torta.

¿Y cómo se llaman en Latinoamérica? Papas.

Arepa con carne.

Aunque estas son venezolanas. Ya te lo ha soplado.

No me lo digas, hombre. -Oh, perdón, lo siento.

Ahora el problema es buscar Venezuela.

Sí. Bien.

Ahí, ahí.

Atención, por último, Gonzalo.

Es un arroz. Yo soy muy currante,

este es muy... Vago.

Gandul. Es un arroz cocinado con gandules.

Y proviene de... Ay, qué rico, mi 'amol'.

Y tiene puerto, además. Sí.

'Puelto Lico'.

En la amarilla, ahí está. Pero si está para Puerto Rico

y todo la señal, mira si será pequeña.

Bueno, pues los dos únicos aspirantes que acertaron

un plato cada uno son María y Mara.

Vais a tener 10 minutos extra de cocinado.

¡Uh, bien!

Tendréis 60 minutos

en lugar de los 50 que tendrán todos los demás.

Gracias, chef. Haréis un plato libre

con el ingrediente que encontrasteis en la isla.

Bien, bien, bien.

El ingrediente que tenéis en la mano tiene que ser

el principal ingrediente. Ah, vale.

-Yo creo que quien lo tiene más complicado es Juan Antonio

porque le tocó el cacao y no tiene ni pajolera idea

de hacer postres, cuando los hace, hace algo mal.

Tenéis tres minutos para entrar en el supermercado y coger

el resto de ingredientes que usaréis en vuestra elaboración.

Pero antes quiero darle las gracias a Roberto Ruíz por acompañarnos

en esta prueba, Roberto, un placer, nos vemos en Punto MX

cuando nos des una mesa que sé que está muy lleno.

Ahí nos veremos. Gracias, Roberto.

(APLAUDEN)

Muchas gracias.

Adiós, gracias.

A Roberto lo conocía de otro "MasterChef"

y me hizo mucha ilusión porque como ya lo vi y tal

y se llama como mi hermano y mi padre.

Y el tiempo para entrar en el supermercado

comienza en tres, dos, uno, ya.

Vamos corriendo. Al super, al super, corre.

-Dios, Dios, Dios.

Vale, ¿tengo puerro? Tengo puerro.

Ay, gambas, yo quiero gambas.

Vamos, que queremos sabor latino hoy en los platos, eh.

Sí. Masa de hojaldre.

-Necesito unas almendras.

(CANTA) Ute, papa ute.

Ute, papa ute, ute.

Ah, y el tomate, tomate, tío,

me lo recordaste, Mara, Mara. -Coge ese, va.

Vas a tener que crecer un poquito más.

¿Me coges tres? Muy bien, ay, sí, eres mi salvación, Eva.

-Ya está, 'pa' fuera.

Voy a coger uno por si acaso.

Algo para emplatar, cogeré cebollino.

-Creo que ya está.

Mara, ¿puedes empezar a cocinar?

Diez, nueve,

ocho, siete, seis,

cinco, cuatro,

tres, dos, uno,

vamos a cocinas.

Vale. -Espera, que mi cesta pesa

más que yo. No puede con la cesta.

Más grande la cesta que ella.

Es la última.

Solo empiezan a cocinar Mara y María.

Ya. ¿De acuerdo?

Sí, Eva.

Bueno, señores, si tuviésemos que hacer un plato

con uno de los ingredientes principales, como el aguacate,

productazo, es tan sano, tan bueno, tan nutritivo.

Lo abres, lo rellenas con vinagreta y está buenísimo.

Voy a hacer una tartaleta de maíz con guacamole y gambas.

Yo manejo muy bien el aguacate porque como he hecho

guacamole en mi casa y en el "campa",

pues creo que lo voy a bordar.

Ya está.

Gonzalo, te has montado lo que se llama mercado.

Menuda recetaza te vas a hacer. -Mejor asegurarse,

yo he querido asegurarme.

-Mira mi "aseguraje" cómo es, verás.

Yo no sé si bailar samba o qué hacer.

(CANTA) Samba, samba, samba.

La cebolla, el puerro se lo echo y lo trituro.

Eso ya lo eché antes y a ver si le echo unas gambas.

¿Y la yuca? Le pasa como a todo tubérculo,

se hace despacito, asadita y tal y tienes un sustituto de la patata.

A mí me gusta frita,

con canela y sal es un gran aperitivo.

Quizá, lo más complicado sea el maíz, puedes hacer una crema

con el maíz desgranado o en ensalada,

depende de la cantidad que pongas será o no protagonista.

Estoy haciendo una quiche, pero como se necesita maíz

pues haré un puré de maíz y lo echaré en la masa de dentro.

Después pondré brécol, puerro y cebolla.

Atención, aspirantes, han pasado los primeros 10 minutos,

eso quiere decir que ahora todos podéis cocinar.

¡Yuju! -Venga, primero voy a hacer esto.

Medida, creo que va a estar fenomenal.

Ya está.

Lo que voy a hacer como una ensaladilla rusa,

le meteré langostinos, zanahoria, había pensado

en hacerlo como una tartaleta.

(JAUN ANTONIO) Creo que la voy a liar y ya verás.

Hay que decir que nuestro amigo Juan Antonio, evidentemente,

no usará el haba de cacao, esas semillas...

Hará chocolate. Chocolate terminado.

Ya está. Cuando veo cosas con chocolate,

mira que van bien las carnes con chocolate y tal,

pero me apetece más un postre con el chocolate.

Vamos allá.

Voy a hacer una tempura y después marcaré una carne

y la aromatizaré con menta.

Así.

En ese caso el tomate qué plato te viene,

rápidamente, a la mente. Gazpacho, claro.

Salmorejo. Gazpacho, salmorejo...

Tomates asados. Tomates rellenos

que lo vimos el otro día. Yo hago una tarta de tomate

fina espectacular con albahaca.

Bueno, Fernandito. Hola, chef.

¿Qué te ha tocado, tomate, no? Sí.

¿Qué vas a hacer? Haré un salteado.

Sí. Con zanahoria,

tallarines y calabacín. Pero el protagonista

tiene que ser el tomate. Ahora por lo que me dices,

el protagonista es el tallarín.

Pero aquí el tomate es un 10% de mi plato.

Escaso, sí. Tiene que ser el protagonista,

Vale. Suerte, Fernando.

Gracias, chef.

Bueno, bueno, ¿qué está haciendo Esther?

Un puré de yuca que se está cociendo ahí la yuca

y lo aromatizaré con jengibre y después tengo aqui la lubina.

O sea, será una lubina con puré de yuca, vale, vale.

Y he hecho como una salsita y en el último minuto

echaré langostinos y...

almejas para que se hagan

y se la pondré a la lubina que la habría marcado.

Las gambas, almejas y demás que cueza muy poquito, lo justo.

Vale, Venga, suerte.

Gracias.

Atención, aspirantes, en 30 minutos pediremos

esas recetas con sabor latino.

No perdáis el tiempo. Fenomenal.

Ya está. Estoy justa de tiempo porque para que suba

la quiche necesita 30 minutos.

Fernando unos fideítos chinos. ¿Pero dónde está el tomate?

Teniendo el tomate que es tan versátil, que te da un sabor...

Lo veo desde aquí y rojo no se ve.

Es lo mismo que le pasa a Lucía que al final coge un trozo

de chuletón de entrecot que tenía muy bueno

con una tempura de pimientos.

A lo mejor no entendió bien que el ingrediente

que sobresalga sea el principal. Así, para que no se pegue.

Mi amigo Juan Antonio. Qué tal.

¿Qué haces con esto? He hecho un postre

ya que no me salen bien, voy a intentarlo otra vez.

Tengo reservado en una manga pastelera,

en un frigo de allí una "maus".

¿Qué es una "maus"?

Mousse, mousse. Mousse.

He hecho montar, semimontar

mejor dicho, la nata con el azúcar

e ir agregando poco a poco el cacao.

Y luego la voy a poner en la tartaleta

y la voy a decorar con frutos rojos.

Venga, pues yo quiero un postre

de diez con cacao en polvo o con chocolate.

Vale. ¿Vale?

Ay, bueno, ya me ha entrado el tiquismiquis,

pero, bueno, venga, a por las moras.

Que se abran las almejas.

Voy, voy, bien.

Si esto no se hace...

A lo mejor hago unos pop corns.

Adiós.

Stop, ay, Dios.

A ver, ahora.

-Se han abierto.

Se han abierto... oe.

Atención, aspirantes, entramos en los últimos 10 minutos.

A por la mousse.

Está bien calentito el aceite este.

Bueno, Gonzalo, eso tiene cara de ensaladilla.

Sí. Con mucha patata entiendo.

Va a ser bastante patata para que se vea

que es el ingrediente principal. Puedes poner mucha patata

por ser el protagonista,

pero eso queda un poco flojo. Sí.

Eso es mahonesa que no la has hecho tú

con patata y pimiento.

¿Vas a usar algo de esto? No.

Ah, solo será la ensaladilla sola. Sí.

Se me queda corto, Gonzalo.

Ya. Tienes ingredientes...

Acelera. No te preocupes, Jordi,

que vas a alucinar con mi emplatado.

A lo campesino, fíjate.

Este no me gusta.

Bueno, bueno, bueno.

Chur, chur.

Almejitas.

Fenomenal.

Aspirantes, acabáis de entrar en el último minuto.

Bueno, ya el final.

Está bueno, está bueno.

Ahí estás.

Diez, nueve,

ocho, siete, seis,

cinco, cuatro,

tres, dos, uno, tiempo.

Manos arriba.

Estoy bastante satisfecho con mi plato, no sé

si las patatas y frambuesas pegan,

esto se demostrará esta noche.

Aspirantes, el tiempo en cocinas ha terminado así que espero

que esas recetas estén para chuparse los dedos.

(RESOPLA)

Gonzalo y María, vamos a empezar con vosotros.

-Anda, calla.

Venga, chicos, que podéis conquistar a los jueces.

Cómo se llama tu plato, Gonzalo. Se llama ensaladilla a mi manera.

Lleva gambas, langostinos, frambuesas, pimiento.

Pimiento y frambuesa. Y moras también veo por ahí.

Sí. Vamos a probar.

Caray.

Uf, cuando Jordi da a probar no es buena señal.

La estética no te la critico.

Creo que, inicialmente, lo que tenías no era mala idea,

al final la ensaladilla puede ser un buen plato

donde la patata puede brillar y ser la protagonista.

Le metiste moras, frambuesas, pero has querido darle

más protagonismo a la patata

poniéndole trozos de patata cruda debajo.

Sí, el problema es que pensé que estaba hecha porque pinché

los lados que tarda menos

en hacerse y cuando pinché en medio dije....

En definitiva que esa patata que debería ser

la protagonista está mal utilizada

y el resultado...

Es terrible.

Gonzalo, no hay cosa peor en una ensaladilla rusa

que se te queden la verduras al dente o crudas.

Y es lo que te ocurrió. Fíjate, frambuesa, mora,

nuca lo vi en ninguna ensaladilla, pero, metámoslo

en una buena ensaladilla y lo mismo hasta funciona.

Qué va. Pero cuando dejas la verdura cruda

ya puedes poner lo que tú quieras, casi, casi, no se puede comer.

María, ¿me dices cómo se llama tu plato?

Quiche de la abuela.

El relleno lo he hecho con huevo, nata y como un puré de maíz.

¿Por qué no esperaste a poder desmoldarla un poco más?

Es que cuando estamos manos arriba he caído de que el molde

tenía para hacer así y sacarla, fácilmente.

¿La tienes ahí? Tráela.

¿A por qué vas?

Y lo que ha pasado es que tenía para hacer así.

Claro, esta quiche si la dejas reposar un poquito

la tienes recién sacada del horno y queda más cuajada,

pero aquí está muy bien, es una quiche de persona mayor.

Vamos a probarla.

La idea de meter el maíz en puré dentro de la base

que hace la quiche con la nata y el huevo

es muy buena, es justo lo que pedíamos.

De sabor está buena, el punto de cuajado muy bien.

Es una idea muy buena.

No solo has usado el maíz, le has dado lógica a tu trabajo.

Está bien integrado en la receta donde el maíz no es complemento,

si no que es parte muy importante de la receta.

Y, María... Justo era lo que pedíamos.

Muchas felicidades. Gracias.

Sí, María, te tengo que felicitar porque estaba pensando

cómo integraría el maíz en una quiche

y estaba pensando en echar el maíz dentro de la quiche.

Qué buena idea. O sea, que un pequeñajo

en un momento tenga más chispa que un cocinero profesional,

eso dice que tienes buena mano y un pensamiento

que va más rápido, a veces, que el de nosotros.

Y el gusto es maravilloso.

Felicidades. Gracias.

El jugo de maíz no me gustó, pero integrado en la quiche está...

Esther, ¿cómo se llama tu plato?

"Yuca con arte granaína". Hala...

He cogido la yuca, la he hervido, he cortado la cebolla en trocitos

y, después, he hecho... he cortado. A ver.

Habla despacio, que no se ten entiende.

Vale. A ver...

He puesto a cocer la yuca

y, después, he cortado un poco así la patata...

O sea, la patata... la cebolla. -La yuca.

La yuca está pelada. Vaya galimatías.

Después he puesto el ajo, lo he cortado

y lo he puesto con aceite en una sartén.

He sacado el puré, lo he puesto... O sea, he sacado la yuca...

No quiere que le copies la receta. No.

Vamos a probar.

Ay, que no sé, no sé si está bueno o no.

¿Estás segura de lo que has hecho? Sí...

Bueno, para mí está todo bastante, bastante correcto,

porque la yuca, que es la protagonista, se ve,

está hecho un buen puré. Podías haber triturado todo

en su conjunto, hay como tropezones ahí,

pero te diré que veía algo raro en el jengibre.

Pues ese poquito que le echas a la yuca es un sabor desconocido

pero que le va bien. Me quedo con ello.

En un restaurante menú, maravilloso.

No te pongo pegas y, como dice Pepe, ese puntito de jengibre

le da mucha magia al conjunto, lo hace que no sea nada pesado

y que sea más expresivo.

Es un buen trabajo con errores de ejecución, pero con mucho mérito.

Gracias.

Juan Antonio, cuéntanos, ¿qué has hecho?

Mi nombre sería una "Tarta de cacao con frutos rojos".

He hecho una masa de hojaldre, que soy el escultor

de masas de hojaldre destrozadas.

¿Seguro de que es hojaldre? Perfectamente seguro.

Perfectamente, masa quebrada.

El hojaldre son varias capas muy finas de masa,

separadas por mantequilla, nunca quedaría tan compacta.

Masa quebrada. La he metido en el horno

y, luego, he hecho como una "mousse".

Mousse, la mousse, mouse.

¿Es la primera vez que haces una tarta?

La primera vez que hago una tarta de chocolate

y la primera vez que me sale un postre

con un emplatado... exacto.

Ahora vamos a probarla, pero de aspecto,

en una pastelería de París, en cualquier escaparate.

Muy bien, crack, máquina.

Cuánto estás aprendiendo aquí.

Es curioso, porque, claro dices: "la mousse, pin, pum...".

Digo: "será terrible, una nata con cacao...".

Pero cuando coges tus ideas a lo loco y las juntas, el resultado...

Está bien.

Ha empezado muy bien el programa diciendo que Jordi

se parece a Juana la Loca y lo compro. Es un acierto.

Luego, ha montado perfectamente la nata con el azúcar,

has ido echando el cacao, metido en el frío para que no se baje.

Ibas haciéndolo y decía: "madre mía" parecía la carretera de Ugena,

con unos churretes... Pero has llegado con las frutas

y has dicho: "¿cómo te quedas?". Acierto.

Para ser tu primera tarta, Juan Antonio, tiene mucho mérito,

¿verdad, Juana?

Para ser Juana la Loca, enseña bien, no está tan loca.

(TODOS RÍEN)

Me ha parecido muy bien la valoración de los jueces.

Samantha ha dicho que era

para un restaurante de París, tenía sabor...

Bueno, Lucía, ¿cuál es el nombre de tu plato?

"Tempura con solomillo a la hierbabuena".

Era un entrecot. Ah, vale.

¿Con una salsa de hierbabuena?

Con salsa no, con hierbabuena picada por encima.

¿Eso dónde lo has aprendido? Una cosa que te has inventado.

Suya personal. Es que nunca había visto

la carne con hierbabuena. ¿Vosotros?

Aparentemente, para una carne a la parrilla... no es lo mejor,

pero habrá que probarlo, también. Vamos a ver.

Qué miedo me dan.

Jordi es así, siempre hace.

Se da la vuelta y sonríe.

Me quedo con la tempura, maravillosamente hecha.

¿Y qué pinta al lado una carne? Riquísima, me la como,

pero esperaba más de ese pimiento. Ya.

Sé que la carne está buena, pero no era el principal,

era el pimiento rojo. Y menta picada no le hace nada.

Lucía, tengo unas ganas de verte cocinar...

Hacer un poco más que cortar verduras, una fritura...

Está bueno, está todo bien, pero quiero un aliño,

una salsa, un aderezo, un...

Algo más que un simple wok, tempura, cosas sencillitas.

Muy bien, Fernando, cuéntanos.

Pues mi plato se llama "Tallarines indioasiáticos".

Con tomate, claro, porque el protagonista es el tomate.

Fernando, te he ido a ver y te he dicho: "aquí no hay".

El tomate tiene que ser el protagonista.

¿Dónde está el tomate?

En el salteado. Probemos.

Quizá sabe a tomate que alucinas.

A lo mejor es un trampantojo de tomate o una...

Dios... que...

El protagonista puede ser el curry, puede ser la cayena, el picante...

Pero el tomate no es el protagonista.

Has hecho un pequeño sofrito y encima de ese sofrito

has construido un plato de pasta... Enorme.

En este caso, hay fideos rotos, los habrás toqueteado mucho...

Y poco más.

Sí, pero ¿qué quieres que haga?

¿Qué quieres que haga con tomate?

Has hecho lo que has querido, un plato que te apetecía hacer,

pero no responde a lo que habíamos pedido.

Que digan lo que quieran, voy a pensar que no tienen razón.

-No pasa nada.

-Mi plato creo que no estaba ni bueno, pero bueno.

-Sí, yo tampoco.

(CHEFITO) Ánimo, pequeño,

piensa que la próxima vez lo harás mucho mejor.

-Sí, seguro.

Mara, cuéntanos cómo se llama tu plato.

Es una "Tartaleta de guacamole con marisco".

Le he puesto cebolleta y tomate.

¿Qué aliño lleva? De aliño lleva lima.

Está muy mono el plato, vamos a probar a ver qué tal.

La idea es buena, la ejecución está bien,

el guacamole está bastante soso y, bueno, pues...

No te has complicado mucho pero está pasable.

Gracias. Has ido a asegurar, a hacer

un guacamole, es buena idea. Te recomendaría un mortero,

porque tiene que ser más crema y hay que corregir, hay que probar.

Tiene mucho zumo de lima. Gracias, chef.

Muy bien, Mara. Delante de cocinas.

-Muy bien, Mara. -¿Un abrazo?

-Muy bien, Mara. -Gracias.

-Enhorabuena. -Gracias.

Bueno, aspirantes, llega el momento del reparto de puntos,

hoy lo haremos de seis a uno.

Dos de vosotros, tendréis un punto, ¿de acuerdo?

Adelante. Vamos.

-Lo he hecho mal. -Estaba soso.

-El guacamole tiene que saber a limón.

-Le he puesto mucha lima.

Me ha gustado el de Esther. Sí.

Creo que seré capitana y te voy a elegir a ti y a ti.

Lo tenemos, venga. Lo tenemos.

-Que vienen. -Ay, que tengo muchos nervios.

-Eso, dame la mano.

Aspirantes, nos alegra descubrir que habéis sido capaces de darle

a esos alimentos que llegaron de América el lugar que se merecen.

Eso demuestra que con ingredientes asequibles

se pueden hacer platos dignos.

No hace falta que sean sofisticados ni caros,

lo importante es conseguir sacarles su máximo partido.

Lamentablemente, en este reto no todos lo habéis conseguido.

Vamos con el reparto de puntos.

Ay, mi madre.

Los seis puntos son para un aspirante que le ha dado

al producto que ha encontrado el protagonismo que merece

y, además, ha hecho un gran plato.

Ese aspirante es... Juan Antonio.

María.

Bien, María. Felicidades.

-Gracias. -Muy bien.

-¡Toma, toma, toma!

Los cinco puntos son para un plato

que tiene sabor, presencia y elegancia.

Juan Antonio. Me refiero al plato de...

¡Juan Antonio! -Bien, Juan Antonio.

Juan Antonio, eres capitán.

-Me gustaría ser, alguna vez, capitán,

pero vamos, muchos concursantes de "MasterChef"

han estado con una puntuación media-baja

y muchos han ganado.

Los cuatro puntos son para un aspirante que ha presentado

un plato que refleja el trabajo que ha realizado...

-Yo no. El resultado es un plato rico

que nos demuestra que sabe muy bien lo que hace en una cocina.

Esos cuatro puntos son para...

Esther. -Bien, Esther.

-Ole, Esther.

Vamos... vamos, granaína.

Los tres puntos son para...

Mara.

-Bien, Mara. -Bien.

Le has dado su lugar al aguacate y has sabido potenciar su sabor.

Sencillo, pero rico. Gracias, chef.

Los dos puntos son para...

Lucía.

Lucía. Ole, "la" Luci.

Lucía, has hecho un plato correcto pero con poca elaboración.

Sabemos que puedes cocinar más y queremos verlo.

Por tanto, Fernando y Gonzalo, os lleváis un punto cada uno.

Fernando, has tenido una buena idea y la ejecución correcta

pero te has dejado el ingrediente principal, que no está presente.

Me han dicho que el plato estaba rico, pero claro,

ellos tienen que apuntillar siempre.

Gonzalo, tenías uno de los ingredientes más versátiles

y más fáciles de combinar.

A estas alturas esperamos mucho más de ti, Gonzalo.

(CHEFITO) Chicos, arriba esos ánimos,

que es el primer reto de la noche.

Gonzalo. Ay, Gonzalo, cariño.

Gonzalo. No pasa nada.

Me siento mal porque podría haber hecho un mejor plato,

pero me ha salido eso. Me fastidia.

Gonzalo, tú sabes hacer platos mejores con patatas, ¿verdad?

Sí. Tú lo sabes y nosotros también,

queremos verlo. Te han traicionado los nervios

pero es el primer reto, como dice Chefito.

O sea, arriba, queremos verte remontando al cien por cien, ¿vale?

Tenéis un punto pero la posibilidad de sumar muchos puntos más

en dos pruebas que quedan por delante.

Y para subiros el ánimo nos vamos a ir a un lugar lleno de...

Glamour.

Ay, ¿dónde?

Y también de superhéroes. ¿Qué?

¿Superhéroes? Lo único que os puedo decir

es que os vais a sentir como auténticos protagonistas.

-Tío, ¿dónde? -Como el tomate.

-¿Qué es glamour? A todo esto.

Glamour, yo creo que es amor, ¿no?

El Festival de Cine de San Sebastián alcanza este año

su edición número 65.

Y en "MasterChef Júnior" no nos hemos querido perder la ocasión

de acudir a un evento tan internacional.

Desde su inauguración el 21 de septiembre de 1953

lo han visitado grandes figuras como Steven Spielberg,

Luis Buñuel, Antonio Banderas y muchos otros artistas

imprescindibles en la historia del cine.

Aspirantes, bienvenidos a una de las ciudades

más bonitas del mundo: San Sebastián.

Nos encontramos en el palacio Miramar,

frente a la espectacular bahía de la Concha.

Es un escenario único en el que vais a tener que superar

vuestra próxima prueba, ¿preparados?

(TODOS) ¡Sí, Eva!

María, Juan Antonio, vosotros fuisteis

los mejores de la prueba anterior,

por lo tanto, tenéis el privilegio y la responsabilidad

de ser los capitanes.

-Bien. -Qué bien.

Competiréis divididos en dos equipos;

De cuatro y tres aspirantes.

Esta vez vais a ser vosotros, capitanes,

los que elegiréis a vuestros compañeros.

Bien. Pero...

Atención, porque para poder elegir primero tendréis que demostrar

vuestros conocimientos cinematográficos.

-Adiós. -Bueno.

-Soy buenísimo en el cine.

Pepe, Jordi, decidme con quién queréis ir.

Con María. Pues yo con Juan Antonio.

Tatarará.

Comenzará a jugar María, que fue quien tuvo más puntos.

Si aciertas la respuesta podrás elegir a un miembro de tu equipo

y seguirás jugando, pero si fallas pasarás el turno a Juan Antonio

y así sucesivamente.

María, ¿estás preparada? Sí.

¿Quién es este personaje al que le gusta tanto viajar?

Facilísima. Ay, el de "Tadeo Jones".

Ole, mi niña. (TODOS) Bien.

Elijo a Lucía. Muy bien, María.

Has acertado, así que sigues jugando.

-Venga, va. Vale.

Este personaje es Ozzy, es una adorable mascota

que su familia manda a un balneario para perros,

pero el lugar resulta ser una trampa creada por un villano.

¿Qué lugar es, realmente, ese balneario?

¡Cárcel para perros! Muy bien, respuesta acertada.

Otro miembro de tu equipo. Elijo a Esther.

Sigues jugando tú, siguiente pregunta.

Este es Gru, protagonista de la peli "Gru, mi villano favorito".

¿Cómo se llama su hermano gemelo que lo daría todo

por convertirse en villano?

Que es rubio con el pelo largo.

María, lo siento, respuesta incorrecta.

Así que el turno pasa a Juan Antonio.

Eh... yo creo que será...

¡Eso es! ¡Bien!

Elijo primero a Gonzalo.

Siguiente pregunta, Juan Antonio. Venga.

¿En qué película sale este curioso bebé?

Tío, esa es facilísima.

-"El bebé jefazo" -Bien.

Muy bien, Juan Antonio. Bien.

Voy a elegir a Mara porque veo que ella tiene nervio

pero no es demasiado nerviosa.

Atención, Juan Antonio. Sí.

Este es uno de los pitufos de "Pitufos, la aldea escondida".

¿Sabes decirme quién es el peor enemigo de los pitufos?

-Ostras... -Las... ¿setas?

-¿Qué, qué? Juan Antonio,

setas es una respuesta incorrecta, así que pasamos el turno a María.

Gárgamel. Respuesta correcta, María. Bien.

Me quedo con Fer.

A pesar de que me hayan elegido

el último estoy muy contento con el equipo.

Creo que lo podremos hacer bien.

Bueno, aspirantes, los equipos están formados.

Juan Antonio, en tu equipo sois uno menos,

así que vais a tener que esforzaros un poquito más

si queréis ser los mejores en la prueba.

Sí, Eva. Aspirantes, tenéis que elaborar

un menú degustación con seis pequeños manjares.

Son creaciones que se sirven en un único bocado,

que constituyen una de las maravillas de la cocina de Euskadi:

Los pinchos vascos.

-Qué ricos, Juan Antonio. -Facilitos.

Los tres pinchos que elaborará el equipo Rojo son:

Pincho de tortilla de bacalao,

pincho de pimiento relleno de merluza y gilda.

Juan Antonio, la gilda.

Y los pinchos del equipo Azul son:

Pincho de huevos rellenos, pincho de berenjena asada

con setas, jamón serrano y queso

y pincho de langostino con tomate, queso Idiazábal y vinagreta.

-La vinagreta. -Toma.

María, azul. -Tenemos un menú...

-Hombre... -¿Y esa campana?

La tercera campana oculta un plato sorpresa.

-Gua. -Bien.

Descubriréis lo que contiene a su debido tiempo.

María, haber sido tú la mejor en la prueba anterior

tiene como recompensa la posibilidad de elegir menú.

Vale. Dime qué pinchos quieres

que cocine tu equipo.

-El azul. -Elijo el equipo Azul.

El menú azul que son los huevos rellenos, el pincho de berenjena

asada y la brocheta de tomate, langostino, queso y vinagreta.

Sí.

Juan Antonio, serás el capitán del Rojo

y haréis el pincho de tortilla de bacalao,

el de pimiento relleno de merluza y la gilda.

Nos han dejado el pincho difícil, la tortilla de bacalao lo es,

los pimientos, también, la gilda no lo es tanto, pero ahí va.

Habrá que esforzarse al máximo y dejarse la piel.

Contaréis con 120 minutos

para cocinar 100 raciones de cada bocado.

Eso significa que tendréis que sacar 100 pinchos de cada clase.

-Dios.

Trescientos.

-Trescientos pinchos, tíos, si es que es una pasada.

Aspirantes, mucha atención, ha llegado el momento

de desvelar lo que oculta la campana sorpresa.

-Ay, calla, ven para acá.

Debajo de ellas se esconde el último plato

del menú degustación que probarán nuestros comensales

en el cóctel de cine que elaboraréis hoy.

Veo a Mónica Bellucci...

Juan Antonio, tú te mueres ahí.

Pero no seréis los encargados de prepararlo.

Para cocinar este plato hemos pedido ayuda

a unos cocineros especiales.

-¿Quiénes? Mirad por ahí.

¿Quién, quién?

(Gritos de alegría)

(TODOS GRITAN CONTENTOS)

Cuando he visto entrar a todos los exaspirantes

me he puesto supernerviosa y supercontenta a la vez.

He llorado y todo de alegría.

-¡Mara!

-Juan Antonio, me has hecho llorar.

-Tía, te he echado mucho de menos.

-El reencuentro con los compañeros ha sido muy... emotivo y... ¡uf!

Superchulo.

Exaspirantes, bienvenidos de nuevo a "MasterChef Júnior",

es una gran alegría teneros aquí de nuevo,

tanto para nosotros como para vuestros compañeros.

Os deseo toda la suerte del mundo hoy, chicos.

(EXASPIRANTES) Gracias, Eva.

Yo lo voy a dar todo porque es mi segunda oportunidad

y como dicen: "A la segunda va la vencida".

Exaspirantes, vuestros errores os sacaron de "MasterChef",

pero hoy tenéis la oportunidad de demostrar que esos errores

os han hecho más fuertes, que habéis aprendido de ellos

y que, ahora, sois mejores cocineros.

Hoy dos de vosotros volverán

a las cocinas de "MasterChef Júnior".

-Ostras. -Qué bien.

-A tope.

Tendréis que cocinar un postre tradicional de la cocina vasca.

-Verás. -Ay, Dios.

Panchineta.

(TODOS APLAUDEN CONTENTOS)

Panchineta, eso es fácil.

Esta panchineta tiene el relleno tradicional; crema pastelera,

pero esto es "MasterChef" y os toca innovar.

Así que cada uno de vosotros preparará este postre típico

pero con un relleno totalmente diferente.

¿Está claro? (TODOS) Sí, chef.

Exaspirantes, tendréis un total de 60 minutos para elaborar

dos panchinetas que tendréis que dividir en seis raciones cada una.

Como vuestro plato será el último en salir, empezaréis los últimos.

Vale. Tenéis que preparar muchas raciones

así que mucho ojo con las cantidades.

Como siempre, nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios para cocinar

y donará el excedente que no utilicéis a comedores sociales.

¿Estáis todos listos para celebrar

por todo lo alto la fiesta del cine?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Pues a por los ingredientes y a cocinas en tres, dos, uno. ¡Ya!

-Corred. Se me escapan.

-Vamos, chicos, venga.

-Venga, va, va, va.

(Gritos)

-Vamos, chicos.

-A ver, venga, va, chicos. Vamos, el gorro, venga, chicos.

-Yo voy a hacer los huevos. -Yo me pongo con las gambas.

-A ver, nosotros necesitamos dos inducciones porque vamos

a hacer dos tortillas a la vez. -Ok.

-Y el pincho de pimiento

lo hará Gonzalo. -Vale.

-¿Así de gorda vale? -No.

-¿No? -Así.

-¿Cómo? A ver.

A ver, sí, vale. -Prácticamente iguales.

El equipo Azul tiene que elaborar el pincho relleno de bonito,

el de berenjena asada con setas

y el de langostinos con queso Idiazábal.

-¿Esto ya está? Es que no veo. -A ver, eso no está.

-¿Así te vale? Mira.

-Vale, ok.

El equipo Rojo tiene que preparar el pincho de tortilla de bacalao,

el de pimientos relleno de merluza y las gildas.

-Voy a ayudaros, porque veo que no termináis.

-¿Qué tal va la berenjena?

-Bien. ¿Cuántas berenjenas vais a cortar?

-Hala, ya no caben más ahí.

-¿Ya no caben? Pues al horno.

-¿Eso está hirviendo? -Sí.

-A ver. -Ya le he echado huevos.

-Pero no está hirviendo. -Sí está.

Lleva un buen rato. -Ayúdame, ábreme el este.

-Venga, hija. -Venga, ciérralo.

-Voy cortando setas. -Vale.

Bueno, ya sabéis cuáles son vuestros equipos.

Pepe, tú vas con el equipo Rojo y Jordi con el Azul,

al revés de la ropa que lleváis. Lo sé.

Voy a supervisar todo el trabajo de los exaspirantes.

Cada uno a su cocina. Que gane el mejor, Pepito.

Ponte a trabajar. Sois...

Voy a ver a mis chicos.

¿Qué pasa, chavales? Me has tocado.

¿Por dónde vamos? Contadme. ¿Qué estamos haciendo?

Nosotros estamos preparando, Mara y yo,

para hacer el sofrito para la tortilla.

¿Por qué no ponemos una ollita y vamos sofriendo mientras?

Somos uno menos. No pasa nada.

Tenemos que correr un poco más si queremos ganar, si no...

Es que vamos a ganar. Es lo que quiero oír.

Tendrás que hacer una bechamel. Sí.

Vale, para echar la merluza. Primero pocharé la cebolla

con mantequilla. Vale, que esté bien sudadita.

Claro, después añado la merluza, después añado la harina

y la leche templada. Fenomenal.

Vamos, capitán, mandando. Sí.

No dejes de mandar. Adiós, majo.

Adiós, maja. Venga, equipo.

-Vamos echando, venga, esto. Ahí estamos.

Vamos a ver, María.

Creo que ha pasado poco tiempo desde que los has puesto...

No. Hasta que los has sacado.

No, los he puesto casi en el primer minuto.

Sal de ahí. Cuando están duros la forma de pelarlo rápido es así.

¿Vale? Están duros y se pueden pelar.

¿Cuál es el problema? Que no están duros.

Vale, vale. Están crudos.

Dios, los huevos están crudos,

lo tengo que repetir, la habré cagado o algo.

Capitana, depende todo de ti, son pocas elaboraciones

pero hay mucho trabajo. Si metemos la pata no tendremos tiempo.

¿Vale? Chiquis, rápido. ¡Vamos!

-Juan Antonio, mueve eso. -Antonio, muévelo.

-Lo he movido ya.

-Tienes que mover de vez en cuando para pochar.

Juan Antonio, el pescado todavía no se añade.

-Hola, lo he añadido.

¿Qué pasa aquí, señores? ¿Cómo vamos?

-Muy bien. A ver si se va a quemar.

¿Esto qué es? El pescado con las verduras.

Eh, vamos a ver, ¿los pimientos eran rellenos de...?

Merluza, que yo he partido esta, pero queda todavía ahí.

¿Y la tortilla de bacalao? Claro.

Entonces, ¿por qué estamos echando merluza a la tortilla?

¡Eso es merluza! Señor, esto es merluza.

Yo me he confundido porque se parecían mucho,

yo creía que eran lo mismo, pero eran diferentes.

Esto es bacalao, fíjate qué lomo precioso, tan bonito.

Y, siempre, la merluza es mucho más blandita, se nota que es cola.

Esto es facilísimo de distinguir. Adiós.

Y la merluza, sácala. No, ya déjala ahí,

no va a pasar nada, ya no pasa nada.

Pero este error es muy grave. Gravísimo.

Me cago en la mar salada, me voy dos minutos y la liáis.

Venga, anda. Eres la peor arremera.

-Bueno, no pasa nada. -Da igual, no os quejéis.

-Venga, sin miedo, va.

-Hala, vamos. -¿Qué tal la berenjena?

-Bien, está en el horno.

-Hemos puesto cuatro bandejas. -Hay que darse brío con las setas.

-Pues vale. -Rapidísimo, Esther.

-María, los huevos es lo primero que sale, a darle brío.

-Sí. -No puede quedar líquido.

-Ya, ya, ya, ya.

-Por mucho que las setas tengan más elaboración,

los huevos hay que sacarlos antes. -Vale.

-Juan Antonio, ¿qué tal vas con las tortillas?

-Fíjate, ya tienes una, perfecto. -A la sartén.

Yo te daría esta tapa para dar la vuelta, a ver...

-Ahora mismo deja la tapa.

-Vale. -Ponte con la merluza.

Juan Antonio, ¿quieres hacer tú la tortilla?

-Sí, y tú con la merluza, creo que así mejor.

-Toma, ten. Juan Antonio, hay que darse prisa.

-Te voy a ayudar. -Vale.

-¿Esto haces así? ¿Le das un coscorrón?

-A ver, lo hago yo, tranquila.

-Voy a echar un poco de setas. ¿Habéis sacado los huevos?

-Sí. -He metido otra tanda.

Aspirantes, mucha atención, espero que estéis preparados

porque está a punto de entrar en cocinas uno de los pioneros

y grandes exponentes de la nueva cocina vasca.

Pero no viene solo, le acompañan sus tres nietos

que, como vosotros, aman la cocina y que pueden ser el relevo

de nuestro querido gran chef.

Adelante, Pedro Subijana y sus tres nietos.

(A LA VEZ) ¡Pedro Subijana!

-Dios... -Guau, Pedro Subijana.

Me alegro de verte. Campeón, surfero.

Chicos, ¿qué tal? ¿Todo bien?

-Juan Antonio, la tortilla.

-Se está haciendo, pero... -Sigue a lo tuyo.

Pedro, qué ilusión tenerte otra vez con nosotros

y, encima, con tus nietos. Es un lujazo, ¿eh?

Como sois amigos y tenía que acompañar a mis nietos.

Claro que sí. ¿Cómo ves a nuestros aspirantes?

Les veo muy metidos en el papel. Es verdad.

Muy metidos en el papel.

-¡No, no, no! -Se nos ha quemado.

-Tío... -Es que...

(SE LAMENTAN)

Id a meter caña al equipo de Pepe que les hace falta

y, luego, vamos al Azul. Vale, vamos.

Os espero aquí. Pepe, se ha quemado la tortilla.

Pero bueno, delante de Pedro ¿me vais a quemar la tortilla?

-Ay, ay, ay. -Hola, Pedro.

Por un pelín, porque doradito estaba bien, pero así...

Se nos ha ido de la mano.

Esto a una bandeja y hagamos tortilla nueva, ¿vale?

Lo que pasa es que, ojo, no vamos a llegar con la tortilla.

¿Me ayudas? Claro que te ayudo.

-Sí que vamos a llegar. -Gracias.

Vamos a hacer una tortilla al menos.

¿Vale? Vale, ok.

-Juan Antonio, por favor, céntrate. Ha quemado la tortilla

y ya tenemos una tortilla: Chaf.

Te voy a decir una cosa, Pedro, son tres en este equipo

y allí son cuatro, ¿una manita? Yo creo que sí.

Chicos, ¿no os apetece cocinar?

-Eso, cocinad. -Mira, está a tu medida esta.

Puedes ayudarle. ¿Te animas?

-¿Te animas? -Ole.

Vamos a buscar el delantal.

(PEDRO RÍE) Vámonos.

-Va a por el delantal.

Creo que está ya, a darle vuelta. -Que no.

-Ayúdale. ¡Pepe! -¡Pepe!

-A ver, a ver. -Pedro, ayúdame.

-Espera, primero. ¿Está ya? -Yo creo que ya está.

-Haces así y huy. -Muy bien.

-Por un pelín. -Ole.

-Dime que está justa. -Esta justa.

(GRITA DE ALEGRÍA)

Menos mal que ha venido Subijana y le ha dado la vuelta

porque nos la ha dejado justa la tortilla.

-Chicos, rápido.

-Date tu vida. -Los huevos.

-Lo ibas a hacer tú sola, ya lo creo.

¿Cómo veis al equipo Azul? ¿Organizado?

Creo que sí, a estas edades, bastante mérito tiene

de estar enfrentándose a hacer ochenta pinchos.

Cien. ¿Cien? No tienen cara de susto.

Cien huevos rellenos. De sobra.

Vamos a meternos caña, ¿eh? Si no, meto refuerzos que son...

Sí, mételos. Donostiarras buenos.

-¿Cómo va? -Creo que ya está.

Que vengan a darle la vuelta. -No se la des tú.

-Se la voy a intentar dar. -¡No, no, no!

-Tengo que darle la vuelta en nada. -¿Se nos quema?

Se nos está quemando.

-Se está quemando, claro. Quita, a ver.

-Otra. -Se ha quemado, ¿a que sí?

-No se ha quemado.

-No se ha quemado, esto no es de quemarse.

-No, no. -Que esto no se quema.

-Juan Antonio, dame el círculo ese, a ver si puedo.

Dios, Dios...

No. -Te la giro hacia acá.

¡No! Juan Antonio, acércame eso.

Acércamelo, acércamelo.

No, no, no la tumbes.

¡Eeeeeeeh!

No, no, no, no.

María, ¿cómo lo haces en el suelo?

Mira, esto es una cerdada. Lo sabes, ¿no?

No aplastes esas yemas.

Son para adornar. Sí, sí, mucho adorne...

Tranquilizaros, Dios.

Sí, tranquilizaros. Como nos sigamos tranquilizando...

María, estoy acabando las berenjenas.

Ahora me voy a poner a cortar el queso y os ayudo, ¿Vale?

Porque es que si no... -Vale.

Chicos, os presento al nuevo

3 estrellas Michelin de Donosti.

Aquí lo tenéis: Adur.

Hala. Decidme, capitán, dónde le colocas.

Mira, que nos ayude en las tortillas.

No, la tortilla es más difícil. Esa ponte tú, capitán.

No empieces a echar ya balones fuera.

A ver, venga, que se haga.

¿Le vas ayudando de momento con la bechamel?

Sí. No lo llenes tanto,

porque vas a poder trabajar peor.

Échatelo en 2 o 3 bolsitas y vas rellenando más fácil.

Venga, te voy a dar la vuelta a esta.

Vale, gracias.

Quiero que mis invitados coman tortilla.

Esto es otra cosa ya. El Pepe sí lo hace bien.

Claro, Pepe lo hace bien.

¿Cómo se dice hola en vasco?

Kaixo. -Ah.

¿Y adiós? -Agur.

Oye, súper bien lo está haciendo. ¿Eh, Mara?

Sí, lo está haciendo súper bien.

Claro, así voy yo corriendo con un ayudante así de lujo.

Venga, esta tortilla ya la tenemos.

Voy por aquí, voy por aquí. Otra más aquí.

Vamos.

Fernando, ¿puedes? -Sí.

Equipo azul, ¿cómo tenemos las cositas?

Bien.

Yo te diría que tienes que ser lista y decirle

a alguien que tenga las manos más grandes que tú...

Yo. Que lo haga.

No. Ya, pero es que si no

no quedarán bonitos.

Sí, déjale a Fernando. -Déjame a mí.

Una buena capitana tiene que saber dar las tareas

a quien mejor las pueda hacer. Y esto es para alguien

que tenga más envergadura que tú.

María, déjaselo a Fernando. -Voy, voy.

Ella decide. Yo se lo digo, pero ella decide.

Dame anda. Coge tú otra manga. Chicos, daros caña

que estamos aflojando. No me deja.

Pero es que lo mejor de mi receta lo están haciendo ellos.

Tú no tienes que pensar eso, tienes que pensar en el equipo.

Y de que salga rápido y bien. Vale, toma, Fernando.

Confía en tu equipo y sácale partido.

Fernando toma. -Voy.

Espera, espera. María. Caña, ¿eh?

¿Ves? No, no, María. No.

Haz lo que quieras. -Después hay que echarle

mayonesa por encima con otra manga.

¡Vale, toma, hijo!

¡Es que tu trabajo es hacer el queso!

Sí, pero yo hago mejor que tú esto.

Así no lo hagas, tío, que para eso lo hago yo.

Fernando, eso está fatal. Eso está fatal.

Eso yo lo sé hacer, tío. Me lo dejas y punto.

María me ha gritado un poco.

Pero yo he respirado 10 segundos,

no he perdido los nervios, he estado tranquilo,

no he gritado. Pues yo creo que lo he hecho bien.

Y ahora con una cucharilla podemos hacer así.

Aplastarlos, claro.

Esto así, ponerlo bonito.

Toma, toma, yo hago lo de la cuchara.

Quita.

Vamos, te llegamos a dejar sola

y aquí esto no sale ni para el año que viene.

¿Pues qué hacemos ahora?

Vamos a cortar las tortillas.

Las tortillas las podríamos ir emplatando, yo qué sé.

En ello estoy, Juan Antonio. -Emplata tortillas, sí.

Escucha. Aquí, y pon el pincho y ahí.

Venga, en pequeñas cantidades te digo que lo logramos.

Ex aspirantes, mucha atención.

Está a punto de comenzar vuestro tiempo de cocinado.

Recordad que tenéis 60 minutos

y no quiero que desaprovechéis ni un segundo.

¿Estáis preparados para volver a las cocinas

de "MasterChef Júnior"? (TODOS) ¡Sí, chef!

Así me gusta. A cocinar en tres, dos, uno, ya.

Ay, vale, las manzanas.

Venga, Yara. -¡Vamos, Yara!

Leche, esto enciendo...

¡Vamos, Rubén!

¡Vamos, chicos! -¡Vamos, chicos!

Santiago, el gorro. -Un segundo que me lo pongo.

Huy, qué blandito está.

Para el relleno de la panchineta

Nuria tiene que elaborar una crema pastelera

de chocolate blanco.

270, el máximo. Vale.

Yara va a preparar una confitura de guindas.

No cabe, Dios...

Diego una crema pastelera clásica.

Y Hugo hará su relleno de manzanas y pasas sultanas.

Jo, tío, ¿cómo se pela esto?

Pues pélalo con un cuchillo. Yo tengo muchas más fresas.

No sé cuántas, pero muchas.

Me ha tocado la panchineta de frutos del bosque.

Me encanta y mi madrina pues que es del País Vasco

pues la hace muchas veces.

¿Qué tal vais, equipo?

¿Lucía?

¿Estás enfadada, Lucía?

¿Qué? -¿Estás enfadada conmigo?

María, necesitamos emplatar.

O sea, ¿hola? -Vale, vale.

Venga, ve poniendo.

Oye, ¿y el pan?

Búscalo. -¡Y el pan!

Aquí, María.

Búscalo. -Tía, busca.

Al menos busca.

Tía, tienes que mantener la calma, porque si no...

Relajaos, tranquilos, aún falta...

No, es que estoy emplatando yo aquí.

Claro, luego dice que es su trabajo.

María ha estado en momentos súper dispersa.

No dirigía al equipo ni nada.

Y entonces ella en vez de animar gritaba.

Te decía: "¡Eh, venga, bien!"

Juan Antonio, tú encárgate

de poner en una bandeja como esta pimientos.

Equipo rojo, en 10 minutos

sale la primera tanda de pintxos.

¿Cuántas tortillas tenemos? Tres... cuatro.

Esta, esta. Esta y esta son dos.

Esta que está cortando. Tres.

¿Cuatro tortillas? ¿Cuentas la negra?

¿Quieres que pongamos un pincho de tortilla quemado?

La negra mejor no. A lo mejor no.

Pues son tres tortillas. ¿Con eso sacamos 100 pintxos?

Si los hacemos un poco pequeños, sí.

Si lo hacéis microscópico, sí. ¿Verdad?

(RÍE) Microscópico no.

Vamos a ver, esto no lo podemos permitir.

Porque la gente viene a comer

y estamos dándole la vuelta aquí a este.

Porque si se lo ponemos por el otro lado...

Ya. ¿Eh?

Juan Antonio, ¿esto te gusta servir a ti de tortilla?

No. ¿No?

Le has dicho: "Dale la vuelta que no se entera nadie."

Pero el que tenga así ojos como yo lo va a ver.

Cógeme la tortilla que no te guste o lo que esté negro

y lo quitamos, y cogemos las buenas.

¿Te queda claro, capitán? Sí, chef.

Pues rápido que empiezan a salir pintxos.

¿Cómo vamos, chicos?

¡Ah! -¿Vais bien?

¿Te has quemado? -Un poco.

Para su relleno Rubén tiene que hacer

una crema pastelera de café.

Otra, va. Venga, vamos, rápido. Va, va, va.

Héctor una confitura de melocotón.

Y Karen una de fresa.

He puesto demasiada azúcar.

Karen, no te pongas nerviosa y ve cortando.

¿A esto que le pasa?

Están saliendo burbujitas raras.

Eso es porque está hirviendo.

Equipo azul, ¿cómo andamos? Bien.

Hay que rematar, ¿no? Sí, sí.

Estoy aquí emplatando como una loca.

A ver, vamos a ver. Dale ahí con gracia.

Ahí. Bueno, yo no haría tantas cosas.

Lo haría sencillito. Mira, dale un poquito ahí

bien puesto. Vale.

Y al final un poquito de yema de huevo...

Y los coronamos. ¿Vale?

¿Qué, Nuria, cómo vamos? Ten cuidado y no te cortes.

Lo has dicho, ¿eh? Que por poco me corto.

¡Ah! -¡Bájalo, eso bájalo!

¡Bájalo, bájalo!

Nuria, no pasa nada. (LLORA)

Está perfecto, no se ha formado la capita para que esté mal.

Nosotros te ayudaremos en todo lo que podamos.

Y ahora baja el fuego y ya está.

¿Vale, Nuria? Venga, va.

Ve haciéndolo más bajito.

Bienvenidos y muchas gracias por acudir a este cóctel

con el que queremos celebrar la 65 Edición

del Festival de Cine de San Sebastián.

Hoy nuestros aspirantes y ex aspirantes

se lo juegan todo.

Os aseguro que se están dejando la piel en las cocinas

para ofreceros este menú degustación.

Muchísimas gracias a todos.

Y ahora sí, que empiece la fiesta.

(Aplausos)

¡Venga, chicos, con alegría, que se note!

A ver, ahora os doy una.

¡Venga, chicos!

Vamos a ver, equipo rojo, ¿cómo estamos?

Al final no me habéis hecho caso.

Salen los que estaban negros también.

Que no, que quites los negros.

Esto no creo que son los negros, ¿no?

Gonzalo, dime que estos no... Otra vez. ¿Os vale esto?

Tío, Gonzalo. -¿Pero qué Gonzalo?

Si los estoy poniendo y le he dicho:

"Juan Antonio, quítalos."

Juan Antonio, no estás pendiente.

No, Juan Antonio no. Sí, Juan Antonio...

¿Vas a dejar los negros esos o los quitas?

Los quito. Pues rápido que no llegamos.

Venga, te los dejo aquí todos. Ah, ¿lo voy a hacer yo?

No, le digo a Gonzalo. Venga, dame el pan. Vamos.

Venga, el pan. Pincha, vamos.

Oye, te los voy a hacer yo al final, ¿eh?

Que no te lo haga Pepe. Sí, sí, sí.

Porque si no, no sale.

Otra tosta. Vamos, otro, venga.

Este negro... Vale, este sí le tenemos.

Chicos, vamos a revisar todos porque de verdad

no te puedo dejar solo, Juan Antonio.

No te puedo dejar solo. Vamos, otro.

¡Vamos, chicos! Pues últimos retoques.

Quiero ver cebollino y yema.

Vamos un poco a la avanzada.

¿Sacamos platos y hacemos un golito al equipo rojo?

Venga, vale. Camareros, bandejas, por favor.

Fuentes a la sala y empecemos el servicio.

¡Pepito! ¡Pepito! ¿Qué dice?

Estamos sacando la tapita ya. Y nosotros, y nosotros.

Estamos sacándola.

Que si queréis os echamos una mano si no llegáis, ¿vale?

¡Estamos sacándola!

Nada, nada. Yo con Adur voy sobrado.

No quiero más ayuda ya.

Te crees que no tenemos nosotros ayuda.

Vámonos, camareros, por favor.

Podemos ir sacando.

Una bandeja y dos bandejas.

40 pintxos con esta bandeja salen.

¿Ya está? ¿No hay más bandejas, señores?

¿No hay más tortillas?

Comensales, comienza el servicio.

Os vamos a servir un pincho de tortilla de bacalao

que ha elaborado el equipo rojo y un pincho de huevo relleno

que ha elaborado el equipo azul.

Que lo disfrutéis.

Está bueno.

Os veo a los dos aquí e iba a decir:

"Dos actorazos de nuestro país."

Que lo sois. Pero os veo a dos carrillos.

Poniéndonos las botas, aprovechando. Muchas gracias.

Pablo, Eneko, bienvenidos. ¿Cómo estáis viviendo

la semana grande del cine español aquí en San Sebastián?

Bien, muy contentos. Estamos presentando la película

"Handía" de los directores Jon Garaño y Aitor Arregui

sobre el gigante vasco.

Y muy contentos con la recepción.

Qué ganas, qué ganas de verla.

Yo estoy con "Proyecto tiempo" de Isabel Coixet

y con mi libro "No volveré a tener miedo"

que vamos por la 4“ edición.

Ay, qué guay, qué bonito eso, ¿no?

Sí, sí. Cuántas alegrías te está dando.

Mucho trabajo pero muchas alegrías.

Eso está bien.

Contadme, dadme vosotros una alegría a mí.

¿Cómo están esos huevos?

Pues yo me lo he comido entero.

Está buenísimo. Está rico.

Me ha recordado a los que hacía mi padre un poco.

¿Ah, sí? Sí, fíjate.

A mí me ha gustado, pero me ha gustado más la tortilla.

Habéis probado ya la tortilla. No, la ha probado él.

Yo he sido un poco ardilla

y quedaba una y me la he comido yo.

¿Y tú no has llegado? Sin tortilla, claro.

No sabía yo que teníamos que repartir.

Se han quedado cortitos los chicos.

Bueno, muchas gracias

y a seguir disfrutando. Gracias.

Equipo rojo, en 15 minutos

salen los pimientos rellenos de merluza.

¿Podemos limpiar toda la mesa

y empezar a rellenar pimientos? ¡Sí, chef!

Sí, chef. Pues venga, vamos a ello.

Venga, yo te cojo el pimiento.

¿Me lo abres? -Sí, exacto.

¡Eeepa!

Ahí, venga.

Ya está, ya está.

Aquí, aquí, aquí. Ponlo otra vez.

Juan Antonio, hay que ir rápido.

Ex aspirantes, en 45 minutos salen las panchinetas.

Buah. -Okey.

Así que... a volar.

Buah, loco,

me estoy quemando la mano.

¿Estás bien?

Sí, sí.

Yara, ¿qué tal vas con el relleno de guinda?

Pues más o menos voy bien, pero me ha pasado una cosa...

Sí, que se te ha pegado. Exacto.

¿Tú sólo tienes esta olla?

Sí, la olla que he encontrado era pequeñita.

Hay que cocinar siempre con el material adecuado.

Es fundamental para sacar un buen plato.

Así que ya sabes, ponte a ello. Vale.

Hugo, ¿de qué es tu relleno?

De manzana. ¿Cuántas manzanas has pelado?

Tres. Aquí le falta relleno, ¿no?

Hay muy poca cantidad.

Ya, si ahora le iba a poner más.

Pero que tampoco tienes suficiente aquí.

Tienes tiempo de reaccionar. Ponte a pelar manzanas,

que sobre el relleno, que esté jugoso,

que tenga "sabooor".

¿Oído? Sí.

Vamos, Hugo, mucho ánimo.

¿Dónde está mi vallisoletana favorita?

¿Bien? Sí, bien, genial.

¿Te toca frutos del bosque? Sí.

Ten cuidado que no esté demasiado caliente.

Bájate un poquito el fuego. Te interesa que se quite agua

para que no esté demasiado líquido

y no se salga por todos lados. ¿Estás tranquila?

Estoy muy tranquila y estoy contenta

por lo que estoy haciendo.

Y yo creo que lo voy a hacer muy bien.

¿Tienes ganas de volver a "MasterChef"?

Tengo muchísimas ganas. ¿Sí?

Te voy a poner más aquí.

Juan Antonio, tú vas a hacer la salsa, ¿vale?

¿Qué salsa? -Una salsa.

Tienes que mover esto, ¿vale? -Vale.

A mí déjame con la manga. -Yo es que...

Tú estate atento de eso.

¿Y cómo lo remuevo? Con algo tiene que ser.

La vari...

Algo, la varilla... no.

Sucia. No sé con qué removerlo.

¡Venga, equipo, que vosotros podéis!

¿Qué tal la berenjena?

Pues emplatándose.

En equipo, vamos.

El queso, necesito ya el queso.

Aquí tengo y el queso rallado, ¿vale?

Ya está el queso. -Toma, llévatelos.

Cuidado, que voy. -¿Ayudo a emplatar?

¿Cómo vais? -Tú ralla por si acaso.

Ponte a hacer como loco brochetas, Fernando.

Es que si no os meto brío no os lo mete nadie.

Vamos.

Oh, qué rico.

(DIEGO) Qué bien huele a fresas.

Chicos, va, ¿eh?

¡Se me ha quemado!

Nuria, no pasa nada.

Mira lo que tienes aquí bueno.

Santiago, ¿qué haces? Ayudarle.

¿Ayudar a Nuria? Sí.

¿Se te ha quemado?

Nuria, mi amor, aquí venimos a pasarlo bien y a aprender.

¿Ha cogido sabor a quemado? No sé.

A ver, vamos a probarlo.

¿Sabe a quemado?

Pues esto lo tienes que repetir.

Nuria, demuestra que los pequeños también pueden.

Repetimos la crema pastelera. ¿Vale?

Vale. -Y yo te ayudo, ¿vale?

Héctor, ¿cuántas vas a hacer? Dos.

Dos. Eso te da para una.

Una tarta de fruta tiene que estar llena de mucha fruta.

Quiero que hagas más melocotón, que peles 3 o 4 más,

los mezcles ahí y lo juntes. Okey.

Vamos. Muchas gracias.

Karen, ¿cómo está? Esto ya está.

¿No ves que se te ha quedado un poquito como escurridizo?

Pero eso se puede quitar.

Échale más relleno, ¿ves? Vale.

Si entro en "MasterChef" me voy a poner súper feliz,

súper contenta porque he vuelto.

Pero si no entro pues también me voy a ir súper feliz,

porque por lo menos lo he intentado.

Juan Antonio, sácalo ya.

No me digas...

¡Juan Antonio!

Menos mal que he tirado dos.

¿Dónde los dejo? -Aquí.

¿Pero qué pasa?

Que he tirado dos. -Pues que se le han caído dos.

Madre mía, eres la pera. -Son dos.

Da igual, son dos. Juan Antonio, cierra el horno.

Es lo que intento, a ver...

Yo no había hecho en mi vida crema pastelera

y no tenía ni idea de cómo hacerla.

Pues lo has hecho genial. -Creo que tiene poco sabor.

Pero de textura no está tan mal.

Ah, que quema. -Tú no te preocupes.

Quema muchísimo.

Va teniendo sus frutos.

Yara, ¿me ayudas?

Para que no se caiga el relleno.

Esto está desecho.

Que no, hazme caso. Y ahora dale la vuelta.

Dale la vuelta. Dale la vuelta, rápido.

Una vez hayan sellado los hojaldres

tienen que pintar su superficie con huevo,

agregar la almendra

y hornear a 200 grados durante 20 minutos.

Qué mal voy.

Casi todos lo tienen en el horno

y yo mira por dónde voy. -Pues yo aún voy por la crema.

Yo te ayudo en todo lo que pueda.

A ver, adentro.

¿Me ayudas a ponerlo?

Vale. -Pon la anchoa, ¿vale?

Bueno, ¿qué pasa aquí, señores?

¿Cómo vas? Bien, ¿no? De lujo.

Oye, vamos a ver, tenemos los comensales con hambre.

Siguiente pincho, ¿cuál es?

Pimiento relleno de merluza. Sí, ese.

Sí. ¿Tenemos? Sí.

¿Sabes que estos pintxos llevan debajo un pan?

¿Y esto no llevaba una salsa por encima?

Capitán, ¿no tiene que estar haciendo la salsa?

La he removido un poco.

¿Pero que dónde está la salsa de los pimientos?

Ahí. ¿Pero tú vas a terminar algo?

¡Uuuuuh!

(LO IMITA) ¡Uuuuuh!

Sí, sí, maúlla... aúlla.

Haz tú la salsa. -Sí y tú rellenas.

Macho, ni rellenas, ni acabas, ni metes en el horno,

ni organizas al equipo, ni haces la salsa.

Oye, ¿pero qué narices pasa aquí?

Vamos, mételo ahí. Ahí.

Venga, dale, dale.

Juan Antonio no estaba a lo suyo,

estaba que si me iba a esto, que si me iba a lo otro.

Y encima no lo hacía.

Entonces ha sido un descontrol.

¡Venga, chicos!

¡Vamos, quiero ritmo!

Como hacen Esther y Lucía, Fernando, date vida.

Capitana. ¿Qué?

Tengo a los camareros esperando.

¿Tengo berenjenas? Sí.

¿Sí, las puedo sacar? Yo creo que sí.

Camareros, por favor, adelante.

Chicas, rematamos dos bandejas, terminamos

y vamos con la brochetita de langostino.

Todo el mundo se tiene que poner con los pimientos ya.

Tendrían que estar saliendo ya.

Y no veo la salsa de los pimientos.

Vamos napando y que salga.

Tengo a los camareros esperando. ¿Qué hacemos?

Que salgan los pimientos que hay.

Es que los comensales no pueden esperar más.

Que salgan como están, sin salsa y sin pan.

Saliendo pimientos.

Seguimos con el festival de pintxos.

El equipo rojo ha elaborado

un pincho de pimientos relleno de merluza.

Y el equipo azul ha elaborado

un pincho de berenjena asada

con setas, jamón serrano y queso.

A disfrutarlo.

Os pillo aquí con las manos en la masa.

Compañeros de cadena.

Y nos gusta mucho comer. ¿Sí, sois comilones los dos?

Sí, sí, sí. -Sí, está bueno.

Yo no sé cómo meterle mano a esto.

Claro, es que parece que le falta el pincho, ¿no?

Sí. Y también le falta la salsa

y le falta el pan de debajo.

Pues a mí me ha gustado, ¿eh? Sí, pero la madera cuidado.

Oye, ¿y el otro, el de berenjenas?

Está muy rico. Pero el champiñón

tapa los sabores. Pero el bocado es súper rico.

Pero el queso está presente. Sí, sí.

El queso Idiazábal. Yo no lo he probado.

Os dejo que terminéis de comer.

Me alegro de que os haya gustado.

Muy bien, claro que sí.

Encantaros de teneros en "MasterChef".

A nosotros estar contigo. -Gracias.

¿Ha salido la última bandeja? Sí.

Mira al rojo.

Vamos con un poco de ventaja y quiero mantenerla, ¿vale?

Todos volando a por ese pincho de langostino, ¿vale?

Venga, que nos queda poquito para rematar.

Tenemos otra bandeja, chicos.

Échale la vinagreta.

Me tiene que ayudar alguien con la salsa.

Venga, Juan Antonio. No hace falta que los bañes.

¡Ya está, ya está, dónde vas!

Has echado media olla ahí.

Juan Antonio, hazlo con cariño.

Así, ya está.

Bueno, ¿cómo vamos por aquí con estos pintxos?

Bien, ya he echado la salsa.

Bien, por lo menos tienen salsa.

La primera tanda ha salido sin salsa y sin pan.

Venga, que si no no salimos hoy.

Vamos, a ver.

Vaya lío, vaya lío, vaya lío.

Venga, ponemos aquí.

Quiero pimientos ahí encima ya, señores.

Vas a rellenar los pimientos.

Juan Antonio, quiero los pimientos ahí encima.

Oye, no me irás a trabajar así de sucio con las manos.

Voy a intentar hacerlo con una...

Sí, ya te veo. Te veo venir.

No estoy muy orgulloso con mi trabajo.

Porque ha tenido que entrar Pepe muchas veces

y lo hemos hecho fatal.

Venga, por lo menos sacamos una.

Están rotos. -No pasa nada.

Tenemos ahí más, chicos.

Venga, venga. Juan Antonio.

Camareros, por favor, sacamos esta bandeja...

que es la única que yo creo que va a salir hoy.

Bien, Fernando.

Llevamos una, dos, tres, cuatro, cinco...

seis y siete. Ya está.

Vamos a ver esas brochetitas.

Capitana, ¿podemos sacar el último pincho?

Esto se puede sacar todo. Así me puedo ir a reír de Pepe.

Sí, te puedes ir a reír. Qué fácil me lo ha puesto hoy.

Al lío.

Ahora vengo, voy a hacer unas cositas.

No quiero presumir, pero muy mal se nos tiene que dar

para perder, porque el equipo rojo, uf...

Venga, vamos esa cadena rápida, por favor.

Los pintxos del equipo azul van muy bien

y vosotros aún no habéis sacado el segundo pintxito.

(RÍE) Ahí lo dejo.

(RÍE)

No, a mí no me mires.

Tú sabrás.

Se está riendo Jordi de nosotros.

Esto ya es lamentable.

Es que no puedes estar a veinte cosas.

He empezado que si hacía los pimientos.

Después os he ayudado, os he hecho la tortilla.

Y yo no he hecho nada. -No, sí que has hecho.

Pero vamos... -Pero haciendo el tonto.

Coged esta también. Bueno, equipo azul,

vais muy sobraditos y tengo que deciros una cosa,

hemos hecho lo mismo que hoy en San Sebastián,

un cocinado que es un festival de cine.

¿Eh? Venga. A hacer las últimas brochetas.

Cuando salga la última fuente, los últimos pintxos,

cocina impecable, ¿vale? Vale.

¡Venga, vamos, equipo!

María, que no grites, tío.

Yo estoy contenta con mi trabajo

porque he hecho más o menos de capitana

porque María no tomaba tan bien las riendas.

Entonces la he tenido que ayudar.

El equipo azul ha elaborado un pincho de langostinos,

tomate cherry, queso Idiazábal y una vinagreta

que espero que les haya salido riquísima.

¿Qué te ha parecido el langostino del equipo azul?

Está bueno, me gusta. Sí, se te queda así el gusto

luego entre langostino y queso que está bien.

En 15 minutos tienen que salir todas las panchinetas.

¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

¡Ah! Quiero un servicio perfecto.

¿Qué te pasa, Rubén? Samantha, me he quemado.

La he liado con esto porque se me ha olvidado

poner el papel. Si es que voy fatal.

A ver, ven aquí. Rubén, tranquilo.

No sirve de nada llorar y ponerse nervioso.

A ver, haz una cosa, yo te levanto esto

y tú metes el papel, ¿vale? Vale.

Vamos. Una, dos y tres.

Muy bien.

Colócala un poco y para el horno.

Quiero gente fuerte, y tú puedes.

Estamos todos súper nerviosos.

Estos nervios nos van a pasar factura

o alguien va a acabar mal.

No te quiero ver llorar.

¿Qué pasa? -¡Que voy mal, jolín!

No vas mal. Nuria, va.

Ahora cógelo. -¡Ah!

¡Ostra! No, menos mal que no ha tocado la arena.

Tranquila, podemos, ¿vale? Tranquila.

Tranquila, no pasa nada. No, tranquila.

¿Qué pasa por ahí, Yara? ¿Yara, qué está pasando?

Yara, todos te ayudamos. Tú tranquila.

El mío está en el horno. -Pero no puede ser mi mal día.

Aunque era una prueba individual pues claro,

nos hemos ayudado porque en el fondo

somos muy buenos compañeros y nos ayudamos muchísimo.

El papel de horno le tengo que poner.

Pero está precintado.

¿Quién me ayuda a sacarlo? -Yo, yo te lo saco, venga.

¿Alguien que necesite ayuda?

Es que voy fatal.

¿Cómo va mi cocinera favorita del club de las pequeñajas?

Más o menos. Ahora estoy yendo bien

porque Héctor me está ayudando.

Para eso están los compañeros, para ayudarte.

No quiero verte llorar, ¿vale?

Vamos.

¿Qué te pasa? Que se me ha caído,

pero no ha tocado la arena por suerte.

¿La has conseguido coger sin que toque el suelo?

Muy bien. Me han ayudado María y Hugo.

Todos los compañeros se están ayudando.

Esto es un concurso de niños que lo estamos pasando bien.

No quiero ver a los niños llorar.

Vamos a meterlo. -¿Me lo pones en el horno?

Es que no se me van a hacer.

Que sí, que sí.

Dejadme, que tengo que sacar el mío.

¿Qué pasa aquí, equipo rojo?

¿Cómo vamos? Ya hemos sacado 3 en total.

Vale. No podemos asumir más retraso

con los pimientos rellenos,

que nos hemos retrasado un montón de tiempo, ¿vale?

Vamos a sacar la gilda y aquí hemos terminado, ¿vale?

Camareros, por favor, vamos sacando las gildas.

Cuidado que no se caiga, ¿vale?

Por favor, con ese cuidado lo estoy haciendo yo.

Vamos a servir la última tanda de pintxos salados.

El equipo rojo ha elaborado la tradicional gilda,

la que todos conocéis.

Espero que lo disfrutéis.

Buenas, ¿cómo va la cosa por aquí, don Pedro?

Muy bien, estaba probando la gilda porque para mí

siempre es el prototipo del pincho.

El origen del pincho. Hombre, ahí nace, ¿no?

¿Y qué tal? Muy buena.

¿Quién crees que lo ha hecho mejor, el rojo o el azul?

¿La mitad de los rojos y de los azules no puede ser?

Sí, sí, puede ser. A ti te lo permito todo, Pedro.

Yo les premio a los dos, a los dos equipos.

Pedro, muchísimas gracias por todo.

Siempre es un placer tenerte en "MasterChef".

Igualmente. Muchísimas gracias.

Ha salido ya la última tanda de gildas, así que...

No hace falta ni que des veredicto, desastre.

Se acabó vuestro trabajo aquí. ¿Vale?

Ahora toca limpiar las cocinas,

pero para eso ya no necesitáis ayuda, ¿verdad?

¡No, chef! Así que venga, me llevo a Adur.

Adiós, guapo. Venga.

Adiós, Adur. Adiós.

Vámonos. No hace falta ni veredicto,

porque vamos a ser el peor.

A eliminación que vamos.

Y qué gracia, yo voy a eliminación con un punto.

Estoy un poco enfadado porque Juan Antonio estaba...

teníamos que hacer miles de cosas pero no hacía nada.

Eso es lo que pasaba.

Quiero que todos salgan bien. Vamos, Nuria.

¡Ah, me he quemado!

¿Te ayudo, Nuria?

¿Qué ha pasado? Que se ha quemado.

Estás muy nerviosa hoy. Ven aquí, ven aquí.

Es que eres lo más mono que hay,

pero no me gusta nada cuando lloras.

Te voy a ayudar, vamos. A ver, una...

Ex aspirantes, en menos de 3 minutos

salen los postres. ¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

Tú puedes, Karen.

Yo es que los cortes no es lo mío, ¿sabes?

Lo mío tampoco, pero el único problema es que si ahora

hago el corte se me sale todo lo de dentro.

Eso es lo malo de tenerlo líquido, tío.

Lo malo es eso.

(LLORA)

Estoy ya hasta las narices.

Yo creo que la mejor tarta que ha salido

ha sido la de Héctor. Porque tenía muy buena pinta

y me ha parecido que él ha sido el que mejor la ha hecho.

Bien. Acuérdate, vas muy bien.

No tienes que hacer nada más. -Y ya está.

¡Por fin!

Ex aspirantes, el tiempo se ha agotado.

Los comensales están esperando. Así que, camareros, por favor,

las panchinetas que estén emplatadas se sirven.

Que no se te caiga, ¿eh?

Y vosotros como siempre a limpiar cocinas.

Ya está. Lo que salga, salió.

A ver cómo está la tuya.

¿Está buena?

¡Hum! Está muy rica.

Y está muy buen hecha la masa por debajo.

Gracias. Lo voy a dejar aquí

porque no puedo comer más. Vale.

Yo creo que me van a repescar.

Porque yo tengo mucha confianza en mí misma

y lo he hecho genial.

Está mal.

Está cruda. Está un poquito cruda.

¿Oído? Vale, chef.

Qué nervios, chaval.

Está muy buena.

Me he asustado. Gracias.

Estoy orgulloso con mi trabajo, pero tampoco me quiero confiar

porque he visto bastante nivel

y he visto que había tartas muy buenas.

Hoy va a estar muy complicado la elección.

Porque lo habéis hecho todos muy bien.

Comensales, llega el momento dulce del cóctel.

Ahora vais a probar las elaboraciones

que han hecho nuestros ex aspirantes.

Os aseguro que han puesto muchísimas ganas en ellas

porque se juegan mucho.

Son panchinetas con nueve rellenos distintos.

A disfrutarlas.

TVE, chicas, siempre pendiente de nuestro cine.

Y no podía faltar en la semana grande del cine.

Y ya la gozada es venir aquí

a probar lo que han hecho estos minichefs.

Bueno, y contadme, ¿qué tal? A ver, tú, Urbana.

El hojaldre está muy suave, muy crujiente.

Y a mí me ha encantado.

No sé la tuya. -No está demasiado dulce.

Y a mí me encanta cuando no está demasiado dulce.

Esa es la panchineta de frutos del bosque.

Sí, que me ha gustado mucho más

que la de melocotón o las otras.

La de melocotón que es esta he ido yo a ver si podía pillar

en algún momento y ha volado.

La de melocotón en su punto justo.

¿Esta es de melocotón también? Esta es de melocotón, sí.

Hasta luego, chicas. Adiós, adiós. Aprovecha.

Se acabó. -Chicos, muy bien hecho.

Da igual quien entre o quien no entre,

porque esto ha sido un éxito.

Yo quiero que nos den ya el veredicto

porque estoy súper nervioso

y quiero saber quién va a entrar ya.

Comensales, ha sido un auténtico placer charlar

con invitados que comparten con nosotros

su pasión por el cine.

Además hacerlo aquí, en el Palacio Miramar,

que cumple 125 años.

Muchísimas gracias y agur.

(Aplausos)

Aspirantes, estamos a las puertas

de la semifinal de "MasterChef Júnior 5".

¡Ostras!

Sólo por el hecho de haber llegado hasta aquí

habéis demostrado tener mucho talento.

Pase lo que pase en el veredicto de hoy

quiero felicitaros por vuestra entrega

y por vuestra capacidad de lucha.

Gracias, Eva. -Gracias, Eva.

Equipo rojo, vosotros habéis empezado bien, silenciosos

y cada uno a vuestra tarea.

Pero en el tiempo en el que Juan Antonio

partía una cebolla el resto hacía todo lo demás.

Porque, Juan Antonio, estabas en la Luna, ¿eh?

No sólo te has confundido con los ingredientes

de los primeros pintxos, el de tortilla de bacalao

y el de pimientos, sino que ibas y venías

por la cocina sin ton ni son.

Juan Antonio, no hemos visto

tu capacidad de liderazgo en ningún momento.

En lugar de ser un capitán

hacías las funciones de un pinche de cocina.

Es que... es que yo qué sé, no tengo nada que decir.

Estaba en la Luna gratamente,

no sabía lo que hacía. Un desastre.

Juan Antonio, no sabes lo que me alegra que me des la razón.

Gonzalo se ha encargado prácticamente de todo.

Le habéis dejado con las tareas más complicadas.

Hacer el relleno de merluza,

de los pimientos. Hacer las tortillas.

Resultado: pocas tortillas de bacalao y algunas quemadas.

Sí. Pocos pimientos

y servidos sin pan y sin salsa.

Total, un desastre.

Es verdad, equipo rojo, que tenéis la desventaja de contar

con un miembro menos en vuestro equipo.

Pero esa diferencia la habéis subsanado

con la ayuda de Adur, el nieto de Pedro Subijana.

Gracias a que se ha puesto con Mara a trabajar sin parar,

habéis sacado unas gildas maravillosas.

Gracias, chef. Los únicos pinchos

que han salido correctamente y en tiempo.

Sí. Eso significa que si todos

hubieseis trabajado tan concentrados

como Adur y como Gonzalo, habríais sacado

los 300 pinchos a tiempo.

De sobra. En cualquier caso, Gonzalo,

enhorabuena por tu trabajo. Gracias, chef.

(Aplausos) (MARA) Estoy contenta que a Gonzalo

le digan que lo ha hecho bien y Juan Antonio que no,

porque no ha hecho nada.

Equipo azul. Lucía, ¿qué tal como capitana?

Te lo pregunto porque, en realidad, has sido tú

la que has organizado el equipo y la que ha supervisado

la mayoría de tareas durante el cocinado.

María solo se ha encargado de meter y sacar huevos de la olla

y, prácticamente, no ha hecho otra cosa,

aparte de estar nerviosa, revolotear.

Bueno, también se ha encargado de decirle a Fernando

lo que podía y no podía hacer.

María, ser capitana es mucho más que eso.

Una capitana tiene que ser empática,

supervisar cada una de las tareas que ha encomendado

y, ante todo, tratar de hacer equipo,

para que todos sus miembros se sientan parte de él.

Es que no es verdad eso. ¿El qué no es verdad?

Yo no estoy de acuerdo de que yo no haya mandado.

Lucía no ha mandado más que yo.

¿Te parece que has mandado bien?

No he mandado mucho, pero tampoco poco.

Vamos a ver. Yo no he empezado este veredicto diciendo:

María, lo has hecho muy mal. Sino, Lucía, lo has hecho muy bien.

A pesar de la pequeña falta de liderazgo de María,

equipo azul, vuestros pinchos han salido en tiempo,

ricos y bien emplatados. Gracias, chef.

Felicidades.

(LUCÍA) Estoy contenta con mi trabajo

porque me impliqué en el equipo y lo hice bien.

Por todas estas razones, el equipo ganador

de la prueba de hoy es...

Venga, chicos. -Vente para acá.

Ven para acá. -El equipo azul.

El equipo azul.

(GRITAN CONTENTOS)

Equipo azul, enhorabuena.

Cada uno de vosotros suma seis puntos.

Gracias, Eva.

(MARÍA) Estoy contenta porque tengo 12 puntos. La que más tiene.

Digan lo que digan, llevé a mi equipo a la victoria.

Equipo rojo, no quiero que estéis tristes,

porque cada uno de vosotros suma tres puntos. ¿De acuerdo?

Luego ya haremos las cuentas.

(Aplausos)

(J.A.) Yo voy a ir a por todas en la Prueba de Eliminación.

No lo voy a hacer justo.

Yo voy a ir a por todas, todo lo que se pueda.

Ex aspirantes, ha sido una alegría y un lujo

teneros de nuevo con nosotros. (NIÑOS) Gracias, Eva.

Os recuerdo que dos de vosotros se convertirán

en aspirantes de pleno derecho y volverán hoy mismo

a las cocinas de "MasterChef".

Ay, madre mía.

Os deseo muchísima suerte a todos.

(NIÑOS) Gracias, Eva.

Ex aspirantes, hoy os he visto en cocinas

con más ganas e ilusión que nunca.

(NIÑOS) Gracias, chef.

Os habéis esforzado mucho por hacer

el mejor relleno de pantxineta.

Habéis sufrido e, incluso, habéis llorado.

Pero, desafortunadamente, no todos habéis tenido la misma suerte.

Y, por eso, hemos tomado una decisión.

Por su capacidad de trabajo,

por el punto de cocción de la masa,

por la textura del relleno

y el excelente sabor de su postre,

vuelve a las cocinas de "MasterChef"...

Vosotros dos. -Voy a entrar.

Voy a entrar. ¡María Arias!

(Aplausos)

¡María! -¡María!

¡María!

Mariquilla, ¿de quién es esto?

Mío. Pues ven a por él.

Enhorabuena, vida mía.

(MARÍA) Estoy que no me lo creo.

Es que esto es un sueño.

Vuelvo a ponerme el delantal blanco.

Y es que estoy con una emoción.

(TODOS) ¡María!

Me cae superbién. Yo creo que se lo merece,

que ha llegado muy lejos

y que, por una prueba tonta, no tendría que haberse ido.

Estoy contento, pero dentro de mí, estoy llorando.

No sé por qué. Y en segundo lugar,

porque su pantxineta era, sin lugar a dudas,

la más sabrosa de todas,

vuelve a las cocinas de "MasterChef"...

¡Héctor!

(Aplausos) ¡Héctor!

¡Ay! Anda que se lo ha pensado.

Ay, Eva. Ahora mismo estoy en una bola.

Que no me lo creo. Voy a aprovechar

esta oportunidad al máximo,

porque ahora que estamos en semifinales,

hay que darlo todo. Hay que darlo todo y más.

¡Tirín! Todo tuyo.

¡Hala!

Héctor me cae superbién, igual que María.

Ex aspirantes, lo habéis hecho fantásticamente bien todos.

Así que ahora mismo no quiero ni lágrimas ni nada.

Quiero una sonrisa como la de Rubén.

Eso sí, chicos, inevitablemente,

os tengo que pedir que hagáis lo más duro de todo:

despediros de vuestros compañeros.

(KAREN) Aunque no haya conseguido contener las lágrimas,

me voy con la cabeza bien alta,

porque llegar hasta aquí es un gran logro.

Prométeme que vas a llegar a la Final.

-Te lo prometo. -¡Tía!

-¡Ay! No pasa nada. -Tienes que venir de Alicante.

-Sí, sí. (GONZALO) Me ha dado mucha pena

que los ex aspirantes se fueran,

porque todos lo han hecho muy bien

y la verdad es que me daba pena.

Aspirantes, "MasterChef" tiene que continuar.

Así que nos vemos en plató en la próxima prueba.

Mucha suerte a todos. (NIÑOS) Gracias, Eva.

(Aplausos)

Vuelven los campamentos MasterChef.

Si tienes entre ocho y dieciséis años,

te apasiona la cocina, la naturaleza

y quieres vivir una experiencia inolvidable,

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además, convivirás con los concursantes

de "MasterChef Júnior". No lo pienses más.

Este verano, campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven al campamento MasterChef!

¡Ay, Dios!

-¡Hala! -Hoy no hay nada especial.

Ah, pues sí.

Los aspirantes regresan a estas cocinas

tras haber vivido una jornada inolvidable

en el Festival de Cine de San Sebastián.

Hola, Chefito. ¿Pero qué es esto?

La subasta de "MasterChef".

¡Subasta! ¡Con lo que me encanta una subasta!

-¡Hola! -¡Ay, subasta!

(J.A.) Como esta subasta sea de dinero

y yo no me haya traído cartera, pues...

Tengo mis 1000 euritos de la comunión,

pero los tengo en casita.

Bienvenidos todos, chicos. (NIÑOS) Gracias.

Sobre todo, María Arias y Héctor, que acaban de ser repescados.

¿Contentos de volver? Muy contentos.

Héctor, ¿qué has sentido al volver a cruzar esa puerta?

Pues mucha alegría.

Vuelve el guapo de "MasterChef" para demostrar

que los guapos también sabemos cocinar.

María Arias, ¿tú qué has echado más de menos

esta semanita que has estado fuera?

Pues los compañeros, las cocinas y la convivencia.

Fernando, en la primera prueba de la noche,

te viniste un poquito abajo.

Luego llegamos a la prueba por equipos, te pusiste las pilas

y, oye, ni tan mal, ¿no? No.

¿Y qué Fernando vamos a ver en el último reto?

Pues un Fernando positivo que va a hacer lo mejor que pueda.

(Aplausos) Muy bien, Fernando.

Por cierto, Fernando y Gonzalo, como ganadores del reto del postre

con fines solidarios del programa anterior,

habéis disfrutado de una masterclass

en el obrador de El Cortes Inglés. Sí.

¿Cómo fue? Contadme. Muy bien.

Aprendimos un montón de cosas supernuevas. Superguay.

No tenía ninguna duda de que lo pasaríais en grande.

Lo que quiero es ver, cotillear un poco

lo que habéis aprendido y que lo vean los compañeros.

Hoy nos ayudaréis en el obrador. -¡Bien!

En este obrador, tenemos 200 pasteleros

y hacemos más de 350 postres diferentes.

Vamos a hacer una tartaleta de frutos rojos

con mousse de queso. Fer, cuidado, que te pasas.

Vale. Fenomenal.

¡Hala! ¡Roscones!

Mira. Yo quiero encontrar el regalo.

Eso no vale. -Te toca pagar el roscón

Pues ni tan mal os ha ido ahí, rodeados de masa, de galleta,

de chocolates, de azúcar.

Pero antes de empezar el último reto de la noche,

hay que hacer un recuento de puntos.

Con cuatro puntos, Gonzalo.

Seis puntos tiene Mara.

Siete puntos, Fernando.

Con ocho puntos tenemos a Lucía y a Juan Antonio.

Diez puntos tiene Esther y doce puntos Supermaría Blanco.

María Arias y Héctor, como vosotros acabáis de llegar,

no tenéis puntos acumulados.

Por eso vais a ver la última prueba desde la galería.

Os aseguráis una semana más en "MasterChef Júnior".

Bonita sorpresa, ¿eh? Sí.

Pues venga, a la galería.

¡Qué bien! Mi primera vez en galería.

Cuando he subido a la galería, he sentido mucha emoción.

Estaba ya en Semifinal.

Los demás, ya sabéis lo que toca, ¿verdad?

Cocinar. Hay que cocinar. Ah, no.

Perdón, perdón. Que hay uno de vosotros

que lo ha hecho muy bien y que tiene doce puntos.

Y, claro, eso merece un premio.

María, hoy no cocinas, ¿no?

Dame un besito y a la galería. ¡Muy bien, María!

Enhorabuena. Gracias.

¡María, sube, venga!

Nos salvamos los tres.

A los demás, ahora sí que sí. Ay, Dios.

Mucha suerte, chicos. (NIÑOS) Gracias, Eva.

Aspirantes, comienza el último reto de la noche.

Y como estáis viendo, es uno de los clásicos de este programa.

La subasta de "MasterChef".

A ver con esto qué hacemos. -¡Ay, madre!

Debajo de estas campanas se ocultan distintos ingredientes

por los que debéis pujar. Todos ellos tienen algo en común,

pero eso lo iréis descubriendo poco a poco.

Juan Antonio, ¿sabes lo que es una subasta?

Perfectamente. ¿Os importa que lo explique?

Cuéntamelo. Venga. Irán levantando campanas

y cada uno tiene su espátula para pujar.

En vez de dinero, por minutos.

Cada uno levanta la mano y le irán restando minutos.

Y luego, quien más puje, Pepe estará con el martillo

diciendo: "A la de una, tal. A la de una, dos.

A la de una, tres. Pujado".

Oye, Juan Antonio, ya no tenemos que explicar más.

Lo has dicho perfecto. Gracias.

Muy bien. -¡Dios!

¡Olé! Efectivamente, Juan Antonio.

Aquí está la maza, que no es un martillo.

¡Adjudicado! Aquí pujáis,

como ha dicho Juan Antonio, por tiempo.

Nosotros adjudicaremos el producto al mejor postor,

es decir, al que nos dé más tiempo.

¡Hala! Esto mola. El tiempo máximo para pujar

es de 90 minutos. Pero cada ingrediente

que vais a encontrar debajo de las campanas,

tiene marcado un precio de salida en minutos,

que será por el que empecéis a pujar.

Cada vez que queráis pujar,

debéis levantar la espátula y se irán descontando

cinco minutos de vuestros contadores.

Durante la puja, vais a tener que tener en cuenta

el tiempo necesario para la elaboración de cada ingrediente.

Va a haber casquería. -¿Qué es eso?

En este reto, nos acompaña un aspirante

que aprendió mucho en estas cocinas.

¡Ay, la madre!

A cambio, nos enseñó que, con humildad y esfuerzo,

se consiguen todas las metas.

Cuando le conocimos, ya había besado el oro

y nos demostró que es un campeón

en todo lo que se propone. Adelante el ganador

de "MasterChef Celebrity II" Saúl Craviotto.

(GRITAN CONTENTOS)

¡Qué alegría verte, Saúl! ¡Qué guapo! Mara, mira.

¡Ve a besarle! ¡Venga!

Esta muchacha creo que está pirada de la cabeza,

que le falta algún tornillo.

Creo que le gustaba más que Jorge.

¿Qué tal, campeones? ¿Cómo va?

¿Estáis preparados? -Sí.

(MARA) Saúl es guapo, pero Jorge más.

No digo que sea feo, que es muy guapo.

Pero Jorge, para mi gusto, es más guapo.

Buenas noches. Me alegra mucho verte

y comprobar que has recuperado

esos kilos que perdiste en el concurso.

He vuelto a la rutina de entrenamientos,

a mis seis horas de entrenamiento diarias.

Estoy preparando mundiales,

juegos olímpicos. Te queremos ver en lo más alto.

Intentaremos estar en Tokio, a ver qué tal.

Anda, mira. Ahora Jordi se siente flojucho.

-¡Hala! -Saúl a Jordi le saca

tres cabezas y medio por ahí.

(Risas) Vienen fuertes este año.

Oye, no insultes al pobre Jordi.

¡Pobre Jordi! Ay, qué bueno.

A ver, Saúl. Por participar en "MasterChef Celebrity",

renunciaste al Campeonato Mundial de Piragüismo,

porque tú, cuando empiezas algo, lo das todo.

¿Te arrepientes? No me arrepiento

porque ha sido una experiencia brutal, inolvidable.

Al final, me ha cambiado la vida para mejor.

¿Y qué valores que guían tu vida como deportista

te sirvieron para progresar en "MasterChef"?

Hay un denominador común,

que es el de buscarse un objetivo, un sueño.

Vosotros sois pequeñitos, tenéis que tener sueños

y objetivos en la vida. Y tenéis que luchar por ellos

con determinación. Tenéis que disfrutar,

pasarlo bien y con eso lo podéis conseguir todo.

Bueno, Saúl, los aspirantes van a participar

en su primera subasta, aunque aún no saben

lo que van a encontrar bajo las campanas.

¿Les puedes dar algún consejo?

En cuanto levanten las campanas, analizar rápido el ingrediente

y ver si podéis hacer algo con ello.

Hay que pujar y ser valiente.

¡Ay, para! Que me estás poniendo muy nerviosa.

Aspirantes, comienza la subasta

de "MasterChef Júnior" ¡Ah!

¡Ay, mamá! -A ver qué hay.

Tengo miedo. Tengo mucho miedo.

¿Qué es eso? Patas de gallina.

¡Dios! Patas de gallina. Mi abuela me lo hace.

Con un precio de salida de 25 minutos.

Vale. Vamos, señores.

¿Quién me da 25 minutos?

Juan Antonio me acaba de dar 25 minutos.

¿Alguien más quiere levantar la manita?

Chicos, lo que viene, puede ser todavía peor.

¡Ahí está! 30 minutos que nos da Esther.

¡Aquí! 35 minutos, Juan Antonio.

Esto se pone calentito.

35 minutos a la una.

35 minutos a las dos.

35 minutos a las tres. ¡Adjudicado!

Tienes 55 minutos para cocinar

tus patas de gallina. Perfecto.

(J.A.) Yo, ilusionado vivo.

Hombre, está fenomenal.

¿Qué haces con eso? ¿Estáis preparados?

(NIÑOS) Sí. Voy.

¿Qué es eso? -¡Uh! Cerdito.

-¡Es cerdo! -¡Yo, yo, yo!

Manitas de cerdo. Con un precio de salida de 20 minutos.

¿Alguien nos da sus 20 minutos? Yo.

Lucía, que te he visto muy rápida. 20 minutos, Lucía.

25 minutos, Fernando. Yo.

30 minutos, Lucía.

¿Alguien da más? ¿Alguien se anima?

¡35 minutos, Fernando! ¡Venga, venga, venga!

Esto se ha puesto calentito.

¡Se pone calentico! 35 minutos a la una.

Yo. ¡40 minutos, Lucía!

Bueno, bueno, bueno.

40 minutos a la una. 40 minutos a las dos.

40 minutos a las...

¡Dale ya! ¡Tres! ¡Adjudicado!

Lucía, 50 minutos tendrás para cocinar las manos de cerdo.

Eso tarda en cocinarse un montón. -¿En serio? No, no.

Ha cogido lo malo. Vamos con la tercera campana.

¿Qué esconde? Verás. Ahora va a haber peor,

por listillo. -Venga, Jordi. Levanta ya.

¿Qué es eso? -¡Sepias!

Patas de calamar con un precio de salida de 30 minutos.

Yo le doy. -Ahí van a pujar.

Bueno, 30 minutos nos ha dado primero Fernando.

35 minutos, Esther. 40, 45 minutos, Mara.

50 minutos, Fernando. 55, Mara.

Esto se pone calentito. ¿Alguien da más?

¿Quién nos da 60?

55... a la una. ¿Yo cuánto tengo?

Ahora mismo tenéis 35 minutos.

¡No! (JURADO) ¡Sí!

(RÍEN) -Ya la he cagado.

55 para Mara a la una. 55 a las dos.

¡60 minutos, Esther! ¡Fenomenal!

¿Estás segura? Sí, sí, sí.

¡Qué loca! -Bueno, da igual.

60 minutos a la una... ¡Dale ya!

60 minutos a las dos...

Venga, Mara. 60 minutos a las tres. ¡Adjudicado!

Tienes de sobra.

¡Hala! Media hora.

(J.A.) Fenomenal. Justillo, pero vale.

(ESTHER) He pujado porque están

todos discutiendo y hago yo: ¡Toma! ¡Hala!

Con esto me puede salir algo chulo.

Vamos a por la cuarta. Un cerebro. Imagínate.

A mí me da algo. -¡Ay, mamá! ¡Ay, Dios!

-¿Qué es eso? -¡A tomar por saco!

Manitas de cordero, con un precio de salida de 25 minutos.

¿Quién me da 25 minutos?

¡Yo, yo, yo! Fernando nos acaba de dar

25 minutos. 30 minutos, Gonzalo. 35 minutos, Fernando.

40 minutos, Mara.

¿Alguien da más? ¡45, Fernando!

Yo ya no sigo. -¡Mara, puja más!

Pújale. Dale, dale.

45 minutos. 50 minutos, Mara. 55, Fernando.

¡Mara, la última! -¡Venga, Mara!

La estrategia de Fernando es dejar a sus compañeros sin minutos

y luego, no querer el plato.

Vamos a ver cómo va a estar el cocinado, eh.

¡Venga, Mara! ¡Sí! ¡60 minutos, Mara!

(GRITAN) 60 minutos a la una.

¿Alguien da más? ¿65 no nos da nadie?

No. Venga. 60 minutos a las dos.

60 minutos a las... tres. ¡Adjudicado!

Bien, Mara. La pobra no está segura

de lo que ha hecho. Pobrecita.

No ha calculado los tiempos. No sé yo.

Media hora tiene. (MARA) Me lié y fui a lo loco.

Tal, tal , tal. Y me han quedado 30 minutos.

Venga, aspirantes, que se están acabando las opciones.

¿Qué es eso? -¡Dios!

Ancas de rana.

Con un precio de salida de 40 minutos.

¡Vamos, que nos vamos a poner hasta las patas!

¡Yo, yo, yo! 40 minutos, Fernando,

nos acaba de dar. 45, Gonzalo. 50, Fernando.

¿Alguien da más? Espera, que calculo.

55, Gonzalo. 60, Fernando. Estás de broma, ¿no?

Qué gracioso eres. Qué subasta más animada.

60, Fernando, a la de una. Venga, Gonzalo.

¡65 para Gonzalo! ¡70 minutos que nos acaba de dar Fernando!

Ya corto. 70 a la de una, Gonzalo.

70 a la de dos, Gonzalo.

La has cagado. -Ya lo sé.

70 a la de tres. ¡Adjudicado para Fernando!

20 minutos tienes para cocinar tus ancas de rana.

Pero si en 20 minutos no se hace ni una salsa.

Mucho dale que te pego a dejar sin minutos a sus compañeros,

pero el que menos se ha quedado, es él, con 20.

Bueno, Gonzalo, como te hemos dicho,

la vida es de los valientes.

Te has quedado con la última campana.

Vamos a ver qué hay. A ver qué me sale.

Si hay pescado, me muero.

-¡Centollo! -¡Madre de Dios!

Pata de cangrejo real, con un precio de 45 minutos.

Con lo cual, tienes 45 minutos para cocinarlas.

¿Contento? Sí.

¡Vamos, chicos, que podéis con todo!

-A mí me da un telele. -A mí ya me lo está dando.

Tenéis el ingrediente principal con el que prepararéis

un plato libre en el tiempo que os ha quedado.

Juan Antonio, eres el que más tiempo tiene,

55 minutos. Empiezas a cocinar.

Vale. A los demás os avisaremos

cuándo podéis empezar a elaborar vuestro plato. ¿Entendido?

(NIÑOS) ¡Sí, chef!

¡Sí, chef! Tenéis tres minutos para hacer

la compra en el supermercado.

Y el tiempo comienza en tres, dos, uno. ¡Ya!

¡Venga! -¡Vamos, chicos!

¡Venga! -¡Esto es la guerra!

¡Esto es la guerra!

-Puerro. -Garbanzos. ¿Y las lentejas?

¡Aquí! ¡Venga, chicos!

Cada uno tiene que tener muy claro en la cabeza

cuál es su elaboración y con qué tiempo cuenta.

¿Me coges una ración de tomates?

¿Cuántos quieres? Una ración entera.

¿Dónde está la zanahoria? ¡Tío!

-Ahí, muy bien. -¡Vamos, chicos!

Venga, para afuera.

Yo ya lo tengo. -¡Vamos, Lucía! ¡Crack!

¡Vamos, Juan Antonio! ¡Vamos, Mara!

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco...

Pues todavía me da tiempo a coger unas almendritas.

Jamón ibérico y morcilla.

Chorizo. Venga. -¡Olé ese chorizo!

Juan Antonio, ¿preparado? ¡Sí!

Pues tus 55 minutos para cocinar empiezan ya.

¡Vamos, Juan Antonio! -¡Ahí!

Muy bien, Juan Antonio. Va.

Manos de gallina, patitas de gallina.

Que también, cada vez, se comen menos, eh.

Y tiene 55 minutos. Viéndole a él,

creo que las debe comer a menudo,

porque está tan contento con todo...

Levantó la mano el primero.

Las patas de gallina me gustan comérmelas. Están muy buenas.

Yo me he comido hígado y sesos.

A mí no me dan asco estas partes de los animales.

Voy a hacer un platazo de lentejas con morcilla

y mucho embutido, pero con las patas.

A los niños les debe encantar estas comidas.

(J.A.) Creo que un cocido le pega a estas patas.

Voy a utilizar la técnica

de mi abuela de estas lentejas.

Si así van a ser todas, te vas a morir.

¿Pero tú sabes que esto tiene huesos?

Menos mal que no había piernas de Chefito.

Adentro. Tampoco es que haya platos

con patas de gallina. Se echaban a los cocidos

como echabas casi todos los despojos

para que diera sustancia.

Es verdad que, una vez cociditas, te las comes

y tiene ese rollo gelatinoso.

Venga. Tiene que hacer un buen caldo,

porque cocidas en agua, son poco graciosas.

Hay que cocerlas en un caldo sustancioso.

Estoy en las puertas de la Semifinal.

Para mí, esto es un logro. Si no me eliminan hoy, claro.

Me gustaría que se fuera un poco Fernando.

No te pongas así.

Es un poco pesado.

¿Cuántos tienes, Fer? Minutos. -20.

-¿Y qué vas a hacer? -Ancas de rana rebozadas

con guarnición de setas.

Y me gustaría que se fuera Mara. Me llevo mal con ella

y es poco pesada. No para de tirar de los pelos.

¡Juan Antonio, que cocines mientras que hablas!

A ver cuándo me dicen a mí ya.

Lucía, tus 50 minutos comienzan ya. Suerte.

¡Vamos, Lucía! ¡Vamos, Lucía!

¡Venga, que tú puedes!

50 minutos, manitas de cerdo, ya es otra cosa.

Los elementos que ha cogido, a la manita le va muy bien

la seta, gelatinosa. Mar y montaña con gambas.

Tienes que hacer una salsita y tiene que estar cocido

y templarlo. No tiene mucho tiempo.

En olla exprés, media horita mínimo.

Lo tiene complicado Lucía. Pero puede llegar.

Me da un "calengue" la olla. -Imagínate a mí.

-¿Por qué a ti más? -Porque a mi madre le saltó.

Es la primera vez que cocino con manitas.

La estoy cociendo con cebolla, zanahoria y puerro

y las voy a poner con una guarnición

de setas al ajillo. Eso es lo que voy a hacer.

¡Muy bien, Lucía!

¡Tengo mucho miedo, tía! -Relájate, Mara.

(CANTA)

Saúl, ¿a ti te gusta viajar? Mucho.

Me encanta viajar y ponerme morada a comer.

Y aprender cosas de cocina con este libro:

"Recetas del mundo para flipar".

Son recetas superdivertidas y sencillas

que puedes hacer con tus niños en casa. ¿Te apetece?

Mucho. Puedes presumir con tus amigos.

Quédatelo, que te lo doy. Gracias.

¡Por favor! ¿Qué le pasa?

¿Qué le hago a eso? -¡Oh!

Que explota. ¡Ay, Dios! Esto me da un miedo.

¡Mamá! Gonzalo, tus 45 minutos

para esa elaboración de patas de cangrejo real comienzan ya.

(AMBOS) ¡Vamos, Gonzalo!

¡Vamos, Gonzalo!

Patas de cangrejo real. 45 minutos.

Bueno, para mí, es más fácil.

Tiene tiempo de sobra porque hay que cocer la pata.

Es como la de un txangurro. Funciona superbién con mayonesa

de estas especiadas, aliñadas.

Hay que hacer un aliño potente, con hierba, con tomate

o algo que le dé un poco de potencia.

Estoy muy contento con lo que me ha tocado.

Estaba muy chulo y creo que merece la pena.

Voy nervioso porque soy el que menos puntos tiene

y porque es muy difícil hacerlo.

Yo veo esa pata de un cangrejo y salgo corriendo

o nadando, si está en el agua.

¡Ay, venga, que queda mucho!

Saúl, yo te quiero preguntar una cosa.

Tu mujer, desde que te has ido de "MasterChef",

te pedirá que lo demuestres en casa, ¿no?

Sí. Mi mujer, mi madre, mi familia.

¿Qué tal lo llevas? Bien. Hago mis cosillas.

Mis arrocitos. ¿Lo has notado mucho?

¿Te paran más por la calle? Me reconocen más ahora

por "MasterChef" que por las cuatro medallas.

Manda narices. 17 años entrenando, yendo a mundiales...

Pero me siento muy orgulloso de mi paso por "MasterChef".

¡Que puedes con todo! ¡Vamos, Gonzalo! ¡Va!

Juan Antonio. ¿Qué tal, campeón? ¿Cómo va?

Bien. ¿Qué estás haciendo?

Algo que te deberá gustar. ¿El qué?

Cuéntame qué me va a gustar.

Le he echado un taco de jamón serrano.

¿Pero a qué? ¿Aquí?

Aquí... ¿Qué plato estás haciendo?

Unas lentejas. Ah, lentejas.

He echado seis patas. Ah, seis patas.

Les he quitado las uñas. Claro. He echado puerros, zanahorias

y estoy cociendo una morcilla con laurel

para luego echarle una hoja de laurel a las lentejas

y la morcilla. La hace mucho mi abuela

y yo la he probado. Me como mucho esto.

Ah. Te gustan las patas. Me encantan.

Tiene muy buena pinta y huele muy bien.

Sí. Huele a lentejas ya. De momento, va bien.

Yo creo que va a ser un platazo. -Sí.

Quiero que lo bordes. No vayas a salir por patas.

(AMBAS) ¡Qué bien huele, chicos!

Mara, quítate los nervios, que son muy malos.

Me pone nerviosa que otros tengan más tiempo que yo

y yo tenga menos. Creo que con lo que voy a hacer,

en 30 minutos, me puedo lucir.

-Queda poco para los 30 minutos. -¿Y qué pasa, Mara?

Que, a lo mejor, cocino. -Creo que se va a ir Mara

porque tiene pocos puntos y está supernerviosa.

No se da cuenta de lo que había cogido y le puede salir mal.

-¡Ay, María! -Relájate.

Quítate los nervios y disfruta.

Campeona. -Hola.

Hola, Lucía. ¿Qué tal?

Muy bien. Voy a hacer un salteado de setas al ajillo

para ponerlo de guarnición a las manitas de cerdo,

que las estoy cociendo con puerro, zanahoria y cebolla en la olla.

Las tengo que poner a enfriar y luego las deshueso.

¿Las habías hecho antes? En mi vida.

¿Pero estás tranquila? Sí, bueno.

Tampoco hay que relajarse ni confiarse ni nada.

Como tú dices, que no hay que cantar victoria

antes de tiempo. Nunca. Muy bien.

Que las setas estén sabrosas. No te olvides del toque.

Ya le he dado bien de sal.

Importante probar la comida. Tiene buena pinta.

Ánimo. -Gracias. Adiós.

(LUCÍA) No me gustan las setas y había que probarlas

para ver el punto de sal, si están hechas o crudas.

¡Qué rica!

Mara, relájate. -Que queda poco.

Mira el reloj. ¡Eva!

Atención, aspirantes.

Entramos en los últimos 30 minutos de cocinado

y eso quiere decir que Esther

y Mara pueden empezar sus elaboraciones.

¡A por todas! -¡Vamos!

¡Esther! -Voy a partirlo por la mitad.

Esther, 30 minutos para cocinar las patitas de calamar.

No tiene complicación. No.

Te da tiempo hasta guisarlas. Te da tiempo a freírlas

como unas rabas típicas del norte.

Qué ricas. No es lo más difícil.

No. Y tiempo de sobra. Sí.

Quien me tiene muy preocupado... La pobre no sabía

lo que pujaba. No ha calculado bien.

En media hora...

Unas manitas de cordero hay que guisarlas

y menos de 40 minutos en un olla exprés no lo haces.

Van a estar crudas. Zanahorias, cebollas...

Y dos puerros.

Voy a hacer unas manitas con puerros, zanahorias

y cebollas; también voy a hacer

un sofrito de tomate, ajo y cebolla.

Estoy muy agobiada

porque no he trabajado con olla a presión

y estoy muy nerviosa.

-Juan Antonio... -Me está poniendo nerviosa.

-Juan Antonio... deja de tocarlo.

-A mí no me da miedo la olla exprés

no como a Laila.

Que se puso loca cuando vio una olla exprés.

Te traigo al hombretón más grande de Europa.

Campeón, cómo va. Campeón de todos.

Bien. -A parte creo que se organiza

muy bien. ¿Qué tienes pensado hacer?

Voy a hacer una ensalada con una vinagreta de soja, tomate,

huevo duro y, sobre todo, lo principal el cangrejo.

Sé que eres asiduo a la escuela online "MasterChef",

sabes que las ensaladas tienen que estar muy bien aliñadas.

Es muy importante. Te lo digo

porque solo hace falta encontrar esos sabores

que le peguen y lo realcen,

si no lo sabes ve mirando la escuela que la actualizo

cada mes, doy trucos, cosas graciosas...

Le echaré imaginación. No es mala idea la ensalada.

Yo creo que va bien,

seguro que harás una buena ensalda. Es importante la creatividad.

Lo fino que emplataba Saúl... Voy a intentarlo,

aunque el emplatado no es mi fuerte.

Cuidado... Suerte, Gonzalo. Gonzalo, bien, suerte, ánimo.

-¡Vamos, chicos, que podéis!

-¿Qué tal vas, Mara? -Todo bien.

-A ver qué nos tiene preparado.

Pues tiene un producto que es sencillo,

patitas de calamar, tiene 30 minutos

y seguro que una buena idea.

¿No...? Sí.

¿Qué te pasa? Que estoy muy nerviosa.

¿Estás nerviosa? ¿Por qué? Nerviosa... ¿por qué?

¿Por el tiempo...?

¿De qué te sirve estar nerviosa?

De nada... ¿Sabes que los platos

son un reflejo del estado anímico que tenemos?

Quieres hacer un plato muy divertido, ¿no?

Pues para que sea divertido hay que reír, mujer.

Eso, así... así mucho mejor, mir qué guapa sonriendo.

Ahora que estás contenta, dime con alegría

qué plato vas a hacer. Una ensalada con una vinagreta

de naranja, aceite y vinagre

con manzana, fresa y la sepia la voy a hacer con ajo y peregil.

Pues peregil, fresas... ahí hay mucha mezcla rara.

La fresa como es un poquito ácida pues puede parecer como un vinagre.

Bueno... siempre que pongas la justita,

lo importante es que la patita esté bien hecha,

bien dorada y crujiente, como tú quieras.

Que esté bien aliñado, todo muy sutil, ¿vale?

No hagas una macedonia con calamares.

Venga, Esther, sonrisa... Actitud de campeón como Saúl.

Verás qué bien. Ponte ahí...

-Vamos, Fernando, que ya llega...

-Tres, dos, uno...

Por fin empiezan tus 20 minutos, adelante.

-¡Vamos, Fernando, va! -Por fin...

Fernando tiene 20 minutos para cocinar ancas de rana.

En 20 minutos tiene tiempo de sobra,

las ancas de rana se hacen rápido, rebozadas o fritas.

Una fritura... Es como mejor están,

a mí es como más me gustan. Sí.

(CANTA) #Ana María no está... (J. A. CANTA) #Ana María se fue

#buscando el sol en la playa.

Y ponerle algún adorno alrededor, algo de verdura...

Setas, una crema, algo... Puede ponerle piel de naranja,

pero ponerle sabor porque son un poco insípidas.

Claro, estos niños no han visto un anca de rana en su vida.

Ya... Pero quítale los ojos.

-¿Qué ojos? Son solo patas. -Haré solo tres, no me da tiempo.

-Tres no, más... -No tengo tiempo.

-Haz cuatro.

-Soy el más valiente, porque he pujado

hasta el final para conseguir lo que yo quería.

Estoy convencido de que esta noche no me voy

y que haré uno de los mejores platos.

Nunca las he comido ni cocinado.

-Bien rebozaditas. -Voy a hacer cinco

y si me falta, hago más.

-Fernando empieza ahora a cocinar, madre mía.

-¿Qué le pasa a Esther? (ESTHER LLORA)

-No, tía, Esther...

-Estoy un poco por debajo, porque...

No sé si la mezcla es demasiado buena

y me pongo algo nerviosa.

-Esther... no.

-Todavía me queda mucho, no sé cómo va a salir esto.

-Ha llorado mucha gente en "liminación"...

En "iliminación"... me he lidado. Lo que sea.

Pero ¿qué te pasa? Pero bueno...

Me he puesto muy nerviosa y no sabía ni qué hacer...

Me ha dado un bajón. -Es normal,

antes de competir me pongo... temblando con la piragua,

voy muy nervioso. En "MasterChef" también lloró Saúl,

así que tranquila. Lloran los campeones.

Hala... Tú tranquila, Esther,

yo confío mucho en ti.

Así me gusta, esa es la sonrisa que queremos.

Sonrisa...

Bájalo, bájalo...

Ya está saliendo bien, muy bien. ¿Qué tal?

Muy bien. ¿Cómo lo vas a hacer?

Pues voy a hacer las manitas de cordero con puerro,

zanahoria y cebollas

y voy a hacer un sofrito

de tomate, cebolla y ajo. Pero empieza ya,

pones en esa sartén el sofrito, se hacen ambas cosas a la vez.

Así no tienes prisa,

vas muy mal de tiempo, tienes mucha prisa

y hay que hacer las cosas a la vez. Vale.

A por todas. Por cierto, espera...

Cuéntame, te gustan los chicos, Saúl es muy guapo.

Sí... -Mira, se pone tímida.

Sí, claro, pero qué guapo es. Oye...

Me parece genial que te gusten y que lo digas.

Venga, un besito...

Venga... suerte. Hasta luego.

A ver cómo están esas lentejillas. ¡Dios...!

Han salido espectaculares.

Atención, aspirantes, quedan menos de 10 minutos

para el "manos arriba", ¿oído? (TODOS) ¡Sí, Eva!

-¡Vamos, chicos, va, va!

Sana, sana, ancas de rana... (AMBOS RÍEN)

Sí... ¿Qué estás haciendo?

Bien... oye... bueno. Voy a hacer unas ancas de rana

rebozadas con una guarnición de hongos.

Pero aquí no hay hongos, son setas.

Pues setas. Pero mira... esto.

Esto se llama hongo, "ceps" en catalán.

Esto bien limpio y salteado con eso, está maravilloso.

Es que en 20 minutos no me da tiempo.

Saltea al mismo tiempo.

¿Alguna salsita? Una vinagreta que le dé

un poco de gracia. Vale.

-Poco tiempo pero vas a llegar. Corre, vuela.

Esto... Mara, no nos da tiempo. -Sí, tía.

A mí me queda poco para sacarlo, tía.

-Fernando, ¿eso de ahí qué? La ranilla...

-Gracias por avisar, chicos. -De nada.

-Para eso están los compañeros.

-Ya sabemos quién se va a ir hoy.

-No me da tiempo, si es que lo sé yo.

-Muy bien, Gonzalo, muy bien. -Gonzalo, eres un crac.

Esther, hasta con nervios lo haces genial, lo haces con arte.

Esther, echa la vinagreta ya, por favor.

Que no quiero que te vayas.

-Esto abrasa, no puedo yo. Aspirantes,

acabáis de entrar en el último minuto.

-¡Vamos, chicos! -¿Qué hago?

-Vamos, Fernando, va. -Di que sí, Fernando, con la mano.

-Las tengo limpias.

-Vamos, chicos, lo estamos haciendo muy bien.

¡Vamos, Juan Antonio!

-Qué platazo... -Bueno, platazo... no lo veo.

Nueve, ocho, siete, seis...

Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

¡Tiempo, manos arriba! ¡Chicos!

-¡Muy bien, Esther! ¡Muy bien, Lucía!

-¡Bien, chicos, bien!

-Es el cocinado que peor he pasado,

me he puesto triste; pero al final...

Al menos lo he sacado.

Si quieres aprender todo

lo que necesitas sobre cocina, tenemos una novedad:

en la escuela online de "MasterChef"

vas a encontrar más de 100 nuevas recetas

donde podrás convertirte en un auténtico masterchef.

Además, encontrarás nuevos trucos

para sorprender a tu familia y amigos con deliciosos platos.

Ya lo sabes, entra en la escuela "MasterChef".

Esther, no te preocupes. Aspirantes, el tiempo ha terminado.

Llega el momento de la cata, a ver qué habéis hecho

cada uno con el producto por el que habéis apostado.

Lucía, trae tus patitas. Crac, es una crac.

-Dios, qué nervios.

-Qué buena pinta.

Lucía, nombre del plato.

Manitas de cerdo con setas al ajillo.

Apretada de tiempo, ¿verdad? Sí.

Porque las manitas tardan lo suyo en cocer,

entonces, hasta que se hacían luego tenía que deshuesarla y...

Vamos a probar.

Vamos a ver, Lucía, entiendo que has ido

muy justa de tiempo y entiendo que ese trabajo intermedio,

mientras se cocinaba las manitas

se podía haber aprovechado más;

porque teníamos una seta con sabor, pero muy seca

y una manita justa cocinada puesta encima.

Se podía haber resuelto mucho mejor con muy poco esfuerzo.

Le ha faltado nada, cinco minutos,

ha sido un poco la falta de tiempo; pero creo...

Yo me lo como, me ha gustado...

-Este chaval es un grande. -Quizá regarlo con algo más jugoso

que está un pelín seco, pero...

A mí me parece un plato aprobado. Está bien.

-Han sido muy duros,

porque me he dejado la piel en las manitas.

Pero no... lo que dicen los jueces tienen razón.

-No llores, no merece la pena.

Lucía... ¿qué te pasa? Que no te hemos dicho...

Oye, no te hemos dicho que estaba mal,

que le faltaba el toque final.

Pero tranquila... no te pongas triste, ¿vale?

(Aplausos) -¡Muy bien, Lucía!

Mara, estás muy contenta. Sí.

Pues no sabes lo que me alegro con lo triste que empezaste.

Venga, vente a ver lo que has hecho.

(Aplausos) Vamos, Mara...

Mara, ¿cuál es el nombre de tu plato?

Manitas con verduras.

Tenías 30 minutos para hacer un plato con manitas de cordero,

que es muy poco tiempo. Sí.

Pero te has quedado encantada, pues vamos a probar.

Quiero cortar esa manita porque...

¿Qué ocurre cuando tienes manita de cordero

y tienes solo 30 minutos?

Es una goma. Está crudo.

Se queda crudo. Es un problema de cálculo.

Yo te vi que hiciste así... y cuando te restamos el tiempo,

te dijeron tus compañeros "tienes 30 minutos"

y te quedaste como... "no sé qué he hecho".

Todos los ingredientes que tienes alrededor

son fantásticos para hacer un guiso de manitas.

Eso lo dejas en el caldo cociendo 30 minutos más

y haces un guiso rico de manitas de cordero.

Ha sido un problema de tiempo. Has sido muy valiente pujando,

pero me quedo con la idea, el emplatado... correcto.

Ánimo... -Gracias.

(CHEFITO) No pasa nada, Mara, tenías muy poco tiempo.

-Cuando me han dado la valoración... uf, me voy.

Te lo digo yo, me voy.

-Nos vamos las dos, genial...

¡Dios!

-Me ha salido la estrategia, no quería las patitas.

Pero entonces he pujado...

Gonzalo, nombre del plato.

Pues he hecho una ensalda pero a mi manera.

Lleva tomate, cangrejo, queso, aceitunas y la lechuga.

-Muy bien, Gonzalo, es que tiene una pintaza, Gonzalo.

Que te lo digo yo.... Es un uso coherente

de ese cangrejo real,

hay bastante trabajo, me gusta.

Solo falta ya que aprendas las cosas que hacen que te corones.

¿Quieres una pista rápida? Sí.

Siempre que hacemos una ensalada

es importante esperar al último momento

para que la lechuga esté muy fría, muy crocante, tal cual...

¿Ves... ves el aspecto que tiene esta lechuga?

Sí, lo veo. ¿Ves que está suelta y crujiente?

Vale. Como has puesto

bastantes elementos, solo cogeré un par de cada elemento tuyo.

Hop... hop. Lo tienes todo muy preparado

y lo haces al final, final...

Y la ensalada estará

como tiene que estar: crujiente y rica.

Aceite, vinagre y sal...

Mira, de aquí... intentas no manchar y al centro.

Lo pones con cierto volumen, tu cangrejito por aquí...

Hay que destacar el producto principal.

Rematas con una una cucharada de la vinagreta...

El mismo plato.

Un emplatado simplemente más apetecible.

Vamos a probar la ensalada.

Mara, había hecho una especie de estrategia,

porque he empezado a pujar

pero como yo sabía que tú ibas a pujar la última,

he seguido pujando, pujando...

Hasta que te has quedado con 30 minutos...

Y te la han adjudicado.

Pues muy mal, Fer. -Hazte tú alguna estrategia.

Gonzalo, tiene mucho mérito porque está muy bien hecho

y muy bien aliñado,

bien cocida la pata de cangrejo;

es normal que no emplates como Jordi, él te saca

infinidad de años y de años de experiencia también.

Pero entendemos que tu emplatado sea de un niño.

Lo quería hacer un poco creativo, ese emplatado

es más apetecible que el mío. Te lo digo para que te corones.

Tu trabajo está muy bien hecho, Gonzalo.

Me parece que está todo genial, la combinación de ingredientes

me ha gustado mucho, el aliño...

La cocción del cangrejo, creo que es una ensalada buenísima

y a mí, personalmente, tu personalidad

para la edad que tienes de diez, así que enhorabuena.

-Gracias, chef. Gonzalo, es una ensalada

llena de detalles: tostaste todos los frutos secos,

usaste dos tipos de queso y voy a probar la de Jordi,

porque tu aliño está muy bueno, no creo que el de Jordi esté mejor.

Si es el mismo, se lo ha copiado. Me lo he copiado de él...

No digas que está peor. Está mejor el tuyo.

(CHEFITO) Cada día te superas, lo has hecho genial.

La verdad es que mi familia aliña muy bien

y, entonces, creo que se me ha pegado.

Sobre todo mis abuelas y mi madre.

-Yo creo que echan a Fernando para hacerle un "zasca".

¡La venganza se sirve fría!

Bueno, Juan Antonio, cuéntenos su plato.

Le voy a llamar Lentejas Camperas.

Tenemos aquí las patas de gallo que las he metido

en un cocido con las lentejas

y he partido el chorizo y el jamón un poco.

Lo primero es probar la pata,

a ver si has metido la pata o no la has metido.

Un poco de manicura le he hecho

con las tijeras, le he cortado un poco...

¿Estás contento con tu plato? Creo que estoy contento,

no se me ha olvidado la sal...

-Bueno... Bueno, te diré Juan Antonio

que coincido contigo, estoy contento con tu plato.

No se me hubiese ocurrido meterlas en unas lentejas,

fíjate, pero lo has hecho y has salido airoso.

Las lentejas están muy bien cocinadas,

sabías lo que había echar a unas lentejas

y están muy bien de gusto y las manos están cocidas.

¿Qué más se puede pedir? Eh... creo que nada.

(Risas) En mi pueblo,

¿tú sabes que nada más hay gallinas?

¿No hay personas? Sí hay personas, hombre, pero...

Ahí se come mucho pollo.

Estas patas están muy buenas y la gente se piensa

que esto no se puede comer,

que es una marranería. (TODOS RÍEN)

Qué grande eres, es que me encantas.

Es un crac... a mí con la forma de vender

el plato ya me has ganado.

Y... nunca había probado las patas de gallina

y con esa combinación que has hecho de lentejas

me ha encantado, me han gustado mucho las lentejas,

el sabor en boca es muy rico... Así que nada, enhorabuena.

Muy bien... Juan Antonio, lo que me alucina

de ti, porque todos nos preguntan ¿y cómo cocinan los niños?

Que niños pequeños cocinen es raro,

pero que cocinen platos de cocina tradicional

y que hablen de la materia prima, que hagan lentejas

echándole chorizo y morcilla; y que hagan eso que has hecho tú.

Es maravilloso.

Dime que estás contenta. Hombre, no voy a estar contenta.

Juan Antonio... La valoración creo que ha sido

espectacular, no es por nada.

Creo que tengo un pie

en la semifinal, sí.

Esther, ¿cómo se llama tu plato? Eh... es una ensalada

de patas de calamar.

Pensaba hacer un guiso, pero cuando he visto

que tenía 30 minutos no podía.

Pues hice una ensalada y una vinagreta.

Vamos a probar.

Saúl y yo te hemos ido a ver antes porque has llorado,

¿por qué llorabas? Me he puesto muy nerviosa,

como que me he venido abajo y no sabía qué hacer,

me han podido los nervios.

Esther, le faltan elementos a tu ensalada,

solo hay lechuga y algo más... y el calamar.

Está muy bien hecho el calamar, pero me falta algo más

que integre la ensalada, la haga más apetecible, jugosa...

Algo más de pinchar, rellenar un poco más.

Lo que le faltaba de estética a la ensalada de Gonzalo

lo tenía la tuya, pero la variedad de elementos,

el sabor, el aliño que tenía su ensalada

que es lo importante,

pues la suya... tenía más cosas.

Es un buen trabajo, una ensalada limpia,

pero le faltan más cosas y un poco más de confianza

en ti misma, lo primero. Sí, yo la he visto abatida,

un poco triste...

Pero creo que ha sabido darle un poco la vuelta

a la situación, bajo presión creo que has sacado

un plato bonito, me gusta la estética.

Yo creo que es un aprobado, un buen plato y me gusta.

Muy rico.

-Con lo que he sufrido

en esta prueba estoy supercontenta

porque me han dado, al final, una buena valoración.

-Nos vamos las dos. -Ojalá se vaya Mara.

-Se van a ir Mara y Fernando.

Me voy a quedar a gusto.

Bueno, Fernando, cuéntanos qué platos has hecho.

Lo he llamado ancas con prisas,

porque tenía que hacer ancas de ranas y lo he hecho con prisa.

Entonces, pues ancas con prisas.

¿Sabes qué ocurre con las prisas? Que no son buenas.

¿Cómo las has hecho? Pues las he rebozado

y he hecho una guarnición de hongos.

¿Y esa jarrita? Cuando me has venido a ver,

me dijiste que hiciera una vinagreta y la he hecho.

Pues muy bien, vamos a probarlo.

La vinagreta para dónde es. No sé, es por si os apetece

con los hongos, pero... ¿Se la echo aquí?

Si quieres. Me has dicho para los hongos.

Le falta orden a tu plato, me has hecho caso

con la vinagreta, te lo agradezco,

pero es verdad que se ha quedado en un aceite que no hay sabor

de vinagreta, claro, no me sirve para aliñarlo todo,

porque no lo hace un conjunto. Y las setas, bueno, salteadas,

sosas... le veo eso, que me falta algo,

me falta algo que me una.

Se nos queda un plato tremendamente flojo.

Es verdad que en 20 minutos, un niño de tu edad

sacar un plato así tiene mucho mérito.

Le falta un pelín al plato. -Gracias, chef.

Pones una carita que no sé si estás contento o no.

Bueno, más o menos. Uf... en fin, delante de cocinas.

Deberías estar contentísimo.

20 minutos en hacer las ancas de rana...

-No lo hago ni yo.

Jueces, llega el momento del reparto de puntos,

pero antes, Saúl,

supongo que a un padre como tú no le gusta nada ver

cómo dos niños tienen que bajarse

en esta parada de "MasterChef". Pues no...

Si me puedo librar de este mal trago mejor.

Eso sí, no sin antes darme un beso.

Bueno, Eva... Saúl, cariño...

Echo yo de menos esos besos

de mi Saúl. Ya...

La vuelta a las cocinas es increíble,

ha sido una sensación muy bonita volver a ver

los fogones, el jurado, a Eva... y, la verdad,

ver a los pequeños cocinar es de un mérito increíble.

Adiós, Chefito. -Hasta siempre, gradullón,

dale recuerdos a Valentina. -Muy bien.

Se los daré de tu parte. (TODOS) Adiós...

-Hasta luego... Ha sido una sensación muy bonita

recordar esa experiencia y nada... se está mucho mejor

desde el lado del jurado y del invitado.

Ahora sí, jueces, el trabajo es todo vuestro.

A deliberar. Vamos a ello.

Se van...

-Tengo miedo. -Cállate, no me pongas

más nerviosa de lo que estoy. -Qué nervios.

(LOS JUECES DELIBERAN) No me quiero ir...

(LOS JUECES DELIBERAN)

(Llantos) Fer, no sabes quién se va aún.

-Que ellos hagan unas ancas de rana

en 20 minutos, a ver si pueden.

En la subasta iba jorobando a los compañeros,

entonces, nadie merece irse...

Pero... que cambie.

Vamos...

Ya vienen...

Aspirantes, como os dije al principio de la noche

hoy solo seréis dos los que os bajaréis en esta parada.

Así que suerte, chicos.

Jueces, adelante. Cada vez nos cuesta más

tomar una decisión porque según se va acercando

el final de "MasterChef Júnior"

el nivel de nuestros aspirantes está más equilibrado.

Empezamos con el reparto de puntos.

Los seis puntos de este reto se los lleva un aspirante

que ha tenido muy claro el plato que quería hacer

desde que descubrimos la campana

de su ingrediente y ha hecho

una elaboración que tiene mucho mérito,

porque pocos niños se atreven a hacer

un guiso tradicional.

Ese aspirante es...

Juan Antonio. Enhorabuena...

(TODOS ANIMAN A JUAN ANTONIO)

(JUAN ANTONIO GRITA)

Me he quedado sorprendido con estos seis puntazos,

aquí huele a semifinal.

¡El caballito...!

Felicidades, has hecho un plato para triunfar.

-Gracias, Chefito.

Los cinco puntos son para un aspirante

que ha sabido resaltar al máximo todo el potencial

del ingrediente principal que le ha tocado.

Gonzalo, te quedaste con la última campana

y te ha salido muy bien.

Felicidades. Gracias.

-¿No te lo he dicho? -Me lo merezco por mi esfuerzo,

este es mi secreto una concha de la suerte

que es de cuando me fui a Grecia,

me la guardé en el bolsillo y yo creo que me da suerte.

-Gonzalo, te sigo viendo como ganador, que lo sepas.

El aspirante que se lleva los cuatro puntos

tenía uno de los mejores ingredientes

y una elaboración muy clara.

Pero los nervios le han traicionado al principio del cocinado,

menos mal que ha sabido recomponerse,

consiguiendo un buen resultado.

Ese aspirante es...

Esther. (TODOS ANIMAN A ESTHER)

Felicidades... -Bien, Esther.

-Uno... Los tres puntos

son para un aspirante que ha superado

varios retos personales

en la última prueba de la noche. Por un lado su miedo

a la olla presión

y, por otro, su reticencia a probar las setas.

Lucía, los tres puntos son para ti.

No pasa nada...

(Llantos) -No llores.

Los dos puntos son para un aspirante

que, a pesar del ingrediente que le ha tocado

y el poco tiempo que tenía,

se ha mostrado tranquilo durante el cocinado.

Ese aspirante es...

Mara.

No pasa nada... -Lo has hecho fenomenal.

Y el último punto es para Fernando.

Tenía una estrategia para que...

Algo me saliera bien, pero... no me ha servido de nada.

Tu idea era buena para el poco tiempo que tenías,

pero es una pena que no estuviera bien ejecutado.

Por tanto, los dos aspirantes que se bajan

en esta parada de "MasterChef Júnior" son...

Mara y Fernando.

(Llantos)

(Llantos) -¡Crac!

(LOS ASPIRANTES LLORAN)

María, te quiero mucho. -Yo también, Mara.

-Quería llegar más lejos

pero no ha podido ser. Ha supuesto una experiencia única,

he conocido un mogollón de gente que es superbuena.

Que los quiero mucho.

Mi chef favorito. No te pongas así, hombre.

Grande... que lo has hecho superbién, tío.

Siento pena y, a la vez, alegría.

Ay... venid conmigo.

Porque sé que me voy con una experiencia superchula...

Y con unos amigos... superchulos.

Y pena porque...

Porque...

No he podido dar lo mejor de mí mismo.

Fernando, Mara, no quiero veros esas caras de pena, ¿qué dices?

No quiero irme. Pero llega el momento,

has conseguido un montón de cosas aquí.

Bueno y Fernando también, claro, habéis llegado

hasta el programa cuatro. Fernando...

¡Cómo te lo has pasado en "MasterChef"!

Entraste como Daniel el Travieso y te vas como Don Fernando.

Sí... Mara, tú tienes que estar

muy contenta por todo lo que has conseguido

y, sobre todo, por las amistades que te llevas.

Me siento muy orgullosa de haber estado aquí,

se lo quiero dedicar a toda mi familia.

A mi abuela, Micaela Joaquina...

Y Antonia.

Además tengo un montón de regalos para vosotros.

Para empezar seis meses de acceso ilimitado

a la escuela online de "MasterChef",

a lo mejor aquí las ancas de rana vienen de otra manera.

Además, os lleváis el juego oficial de "MasterChef Júnior"

para que juguéis con toda la familia

y demostréis todo lo que sabéis de cocina.

Además, nuestro patrocinador de electrodomésticos Bosch

os regala el horno de vapor.

Para que sigáis practicando todo lo que habéis aprendido.

Eso te ha hecho ilusión, Mara.

Sí... porque... mi horno está pachucho.

Está un poco viejete ya. Y el mío.

Además, tengo por aquí un regalito de nuestro patrocinador

el Supermercado de El Corte Inglés.

A ver qué es... a ver.

Huy... solo hay uno.

¿A quién se lo doy? A mí.

¿A ti? No, a mí...

A ti que te tengo más cerca, yo qué sé, no sé...

No, es para mí. -Párate, párate...

¡Oh...! ¡Un móvil! ¡Toma ya!

(AMBAS RÍEN)

(Risas) ¡Un móvil!

Oye, ya se te ha pasado la pena, me parece.

Sí, es que quería un móvil.

¿Ahora qué hacemos para que se le quite la pena a Fernando?

No sé. No tengo nada más.

¡Oh, que me caigo! Qué horror...

Pepe no se puede montar ahí.

Qué chula... -¡Tengo la huella!

¡La huella! Muchas gracias, Pepe.

Qué chula... ¡Hala! ¿Te gusta?

¿A que ya no tienes pena? Yo a todos los niños

de España les recomiendo que vengan aquí,

porque es una experiencia preciosa que no vas a conseguir...

En toda la vida.

Chicos, tenéis que seguir cocinando, ¿vale?

Y disfrutando de la cocina. Voy a cocinar mucho.

Sois, como soléis decir vosotros, unos auténticos cracs.

Claro... Desde luego esta noche

nos despedimos con un poquito menos de penita.

Mucho menos. Porque solo tenemos

que decir adiós a dos de nuestros aspirantes.

Además, hemos recuperado a otros dos...

Héctor y María Arias.

Nos encanta volver a tenerlos en nuestras cocinas,

esperamos que os traigan muchas cosas los Reyes Magos,

nosotros ya hemos escrito nuestras cartas,

a ver qué pasa, nos vemos en el próximo programa.

Mientras ya saben, pónganle... (TODOS) ¡Sabor a la vida!

(JUAN ANTONIO GRITA)

Aspirantes, nos encontramos en la semifinal.

Ha llegado el momento de que trabajéis cómo se hace

en las cocinas profesionales.

Chicos, venga, va... -Muy bien, chicos, venga.

¿Quién se pone con el pan? Que sí, que venga, buenas noches.

Dejad todo lo que estáis haciendo.

La hemos liado. Haréis un cambio de platos.

Yo me pongo con el chocolate. -Cariño, ven para acá.

-Ponte a cortarlo... -Venga, chicos,

lo hemos recuperado. -¡Vamos, chicos!

¡Por Dios Santo Bendito!

Van a catar vuestros platos unos comensales muy especiales.

-¡Yaya! Desde la tercera y cuarta

edición de "MasterChef Júnior".

Lucas y Miguel... Toma...

Esto está mejor. Date cera...

Ya, es lo que intento. -María, ponte con la masa ya.

Ni espera ni leche.

-Métele, métele.

Cuidado, no te pases. -Siete, siete.

Que no es un tocadiscos.

No pares, quedan cinco minutos y estás quieto.

-Qué hace en el suelo... -La he liado pero parda.

-Sí, lo has tirado. Te ha salido fuerte de limón

y el emplatado no me ha gustado mucho.

Un plato muy sencillo para una semifinal.

¿Y sabes qué? Creo que te da igual. Por tanto, los tres aspirantes

que se bajan en esta parada son...

MasterChef Junior 5 - Programa 4 - 03/01/18

03 ene 2018

El exitoso dúo Adexe & Nau desembarca en MasterChef Junior 5 para ofrecer un concierto privado. El jurado, transformados en Cristobal Colón y los Reyes Católicos, descubrirán a los aspirantes los principales alimentos que vinieron de América. Tendrán 50 minutos para cocinar un plato libre con un ingrediente protagonista.

Las cocinas se trasladarán al guipuzcoano monte Igueldo, donde prepararán un menú degustación con pintxos, que servirán en un cóctel para 100 invitados que asisten al Festival Internacional de Cine de San Sebastián, entre ellos Eneko Sagardoy, protagonista de Handía, el último éxito del cine español; Pablo Rivero, Toni en Cuéntame y Roberto Leal, presentador de Operación Triunfo. El chef Pedro Subijana y sus nietos supervisarán el cocinado.

Dos de los aspirantes eliminados tendrán la oportunidad de volver a disfrutar de las cocinas más divertidas de la televisión, porque el jurado les concederá una segunda oportunidad en la repesca. Para cerrar la noche, se enfrentarán a una de las pruebas clásicas del talent culinario: la subasta. Con tiempo tendrán que pujar para conseguir los mejores alimentos. Se subastarán patas de gallina, manitas de cerdo o ancas de rana, entre otros productos. Saúl Craviotto, ganador de MasterChef Celebrity 2, les aconsejará en este reto.

Contenido disponible hasta el 31 de agosto de 2018.

ver más sobre "MasterChef Junior 5 - Programa 4 - 03/01/18" ver menos sobre "MasterChef Junior 5 - Programa 4 - 03/01/18"
Programas completos (6)
Clips

Los últimos 82 programas de MasterChef Junior 5

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Zoraida

    Alguien le puede decir a los productores y jurados de Master Chef que los Anticuchos son PERUANOS!!!! ¿De dónde diablos sacaron que son bolivianos?...

    11 feb 2018
  2. correctora

    En el minuto 2:09:00 aproximadamente, escribís "peregil" en la transcripción completa. ¡Qué dolor de ojos!

    07 ene 2018
  3. bilal

    no se ve el ultimo programa de master chef 5.

    07 ene 2018
  4. bilal

    no se puede ver el ultimo programas? no me deja entrar.

    07 ene 2018