www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4384298
Para todos los públicos MasterChef Junior 5 - Programa 1 - 20/12/17 - ver ahora
Transcripción completa

¿Estáis preparados para empezar a cocinar?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Han pasado cinco años desde que empezamos a buscar

por España niños con talento para la cocina.

¡Primera vez que he salteado!

¡Quiero rapidez! -¡Nos falta mango!

Hemos encontrado aspirantes que nos han emocionado.

No te quiero ver llorar,

porque me rompes el corazón.

Tú eres Clark Kent, el pequeñín,

y dentro tienes a Superman.

Que nos han sorprendido con sus habilidades culinarias.

He hecho una merluza en salsa verde con unas almejas.

Ya quisiera Samantha hacerlo.

Cocináis como los ángeles.

¡Vamos! -El sabor es espectacular.

¡Guau!

Y que han conquistado el corazón

de las familias españolas.

Un, dos, tres, cuatro...

¡Buah, me he liado!

Futuros grandes chefs que han demostrado

que el talento y la pasión no tienen edad.

¡Mario!

¡Manuel!

¡Paula!

(Aplausos) (GRITA)

Pero la búsqueda continúa.

Comienza "MasterChef Junior V".

(GRITAN)

¡Yo voy a ser MasterChef Junior!

Yo estoy nervioso, pero cuando entre

se me van a ir todos los nervios.

Para quitarme los nervios lo que hago es cocinar

porque me relaja un montón.

Este año hemos recorrido España...

¡Hola!

Buscando candidatos que estén preparados

para enfrentarse a los retos más complicados

de la historia de MasterChef Junior.

¡Yo voy a ser MasterChef Junior!

¡Tres, dos, uno... emplatad!

Me encantaría entrar en "MasterChef Junior"

porque hago amigos y también

porque se aprende mucho a cocinar.

Como estoy muy nerviosa no me acordaba del nombre

del plato y me lo he apuntado aquí.

He cocinado calabacines

rellenos de sobrasada con queso mahón.

Porque es del mismo país que la sobrasada.

He traído un brazo de frambuesa porque le he echado

mermelada de frambuesa para darle el color.

Yo quiero entrar en MasterChef porque me encanta la cocina.

Y también aprender más, más de lo que sé.

Y quiero ganar.

Por conseguir la cuchara

me gustaría darlo todo. No sé, es...

Yo por la cuchara nadaría con tiburones.

Cualquier cosa, todo.

Tres, dos, uno... manos arriba.

Muy bueno el tomate, ¿eh? La salsa de tomate buenísima.

Y las verduritas tienen un punto de cocinado muy bueno.

Te ha salido plato tradicional de diez.

He traído un salmorejo de mango y coco.

¿Con qué lo has aliñado?

Con un aceite infusionado con lima, jengibre,

guindilla, tomillo y cardamomo.

Buah, hay unos platazos...

(Gritos de júbilo) Hola.

Hola.

(CANCIÓN) #Todo es posible y mucho más.#

#Todo es posible y mucho más.#

¡Hum, muy bueno!

Muy rico. -Ha volado.

Se lo han comido todo.

Gracias.

(GRITAN CONTENTOS)

#Todo es posible y mucho más.#

Enhorabuena para ti. -¡Gracias!

Enhorabuena.

(GRITA CONTENTA)

Te lo dije.

¡Vamos!

Enhorabuena. -¡Gracias!

El nivel culinario que nos hemos encontrado

este año es muy alto.

Y eso nos llevó a decidir

que los niños estaban preparados

para una prueba de adultos como los duelos.

Por ello cuando llegaron a las cocinas de "MasterChef"

les pedimos que realizaran un plato con un ingrediente

sorpresa en 30 minutos.

Abuela, te quiero, esta cuchara es para ti.

Es un sueño.

¡Papá, papá, papá, papá, no te lo vas a creer!

¿Qué ha pasado? -¡Que me han dado la cuchara!

¡Qué bien! ¡Qué me alegro!

Cuéntame, cuéntame. -¡Me lo he pasado súper bien!

El arroz estaba buenísimo.

Y el alioli tenía muy buena consistencia.

¿Entonces ahora qué es lo que hay?

¡La siguiente prueba es en las cocinas de "MasterChef"!

¡Y voy a conocer a Pepe, a Samantha y a Jordi!

Vámonos a preparar las maletas que nos están esperando

en las cocinas de "MasterChef".

Buenas noches y bienvenidos a la quinta edición

de "MasterChef Junior".

Más de 6.000 niños de entre 8 y 12 años

se han presentado al casting de esta nueva edición.

Y sólo 25 de ellos han logrado llegar hasta aquí,

hasta la última prueba, la decisiva,

de la que saldrán los 16 aspirantes

de la quinta edición de "MasterChef Junior".

Están a punto de enfrentarse

al cocinado más importante de todo el proceso.

Y ante las personas que ellos más temen.

Y yo no sé por qué.

Buenas noches, Pepe, Samantha, Jordi.

Buenas noches, Eva. Buenas noches, Eva.

Buenas noches.

¿Vosotros creéis que los más pequeños os temen

o lo que sienten es un respeto absoluto?

Yo quiero pensar que más que miedo es que nos ven

como los profes del cole.

Alguien a quien escuchar de quien aprender.

Además, yo sé que conseguir, Eva, uno de estos delantales

impone y mucho.

Bueno, una cosa es casi segura,

no nos van a dar tanta guerra como nos dieron los famosos

de la 2“ edición de "MasterChef Celebrity".

¿Os imagináis una mini Anabel o una mini Bibiana

por aquí corriendo en pequeñito?

No, por Dios. No, por Dios,

que aún tengo pesadillas.

Que no, retales, que os echo de menos cada día.

Y a ti también, Edu, que luego dices que nos olvidamos de ti.

¿Quién era Edu? ¿Quién era Edu?

Edu. Samantha, lo que sí es seguro

es que los pequeños vienen a divertirse.

Pero no vienen a jugar, ¿eh?

Porque ellos se lo toman muy en serio.

Vienen dispuestos a ganar.

Según pasan las ediciones

el nivel de nuestros niños es cada vez más alto.

Y eso se nota muchísimo en sus cocinados.

Y por primera vez van a tener que luchar por su puesto

en "MasterChef Junior" igual que los mayores.

Bueno, os dejo con la importantísima tarea

de elegir a los 16 candidatos a MasterChef Junior V,

que menudo trabajo tenéis por delante.

Sí, sí. Eso sí, los que no puedan

entrar desde luego no se van a ir con la manos vacías.

Se van a llevar el juego oficial de "MasterChef Junior"

para que jueguen en casa y 6 meses de acceso ilimitado

a la Escuela Online de "MasterChef",

para que sigan aprendiendo y disfrutando

de su pasión por la cocina.

Bueno, compañeros, me voy

que voy a ir preparando la prueba de exteriores.

Deja todo bien organizado, por favor.

Sí, yo lo dejo bien organizado y elegid vosotros bien

a los 16, que ya estoy deseando conocerlos.

Vamos a ello.

Aquí estamos solos ante el peligro.

Yo tengo ganas ya de conocer a los primeros 4 aspirantes.

¿Y vosotros? Todas.

Deseando.

Pues que pasen los primeros.

¡Guau, qué guapo está todo, chaval!

Vamos, chicos. Adelante, bienvenidos.

Hola. -Hola.

Hola. -Hola.

Qué chulo está todo. -Qué guapos.

Por Dios, qué ilusión.

Hola, Alba. Hola.

¿Qué tal? Muy bien.

¿Cuántos años tienes? Once.

¿Y de dónde vienes? De aquí, de Madrid.

Me encantaría llegar a ser una cocinera

de estrella Michelin porque a mí me encanta cocinar

y como veo a Pepe, Jordi y Samantha

pues quiero ser como ellos y avanzar poco a poco.

¿Esto de la tele te gusta o no te gusta?

Me encanta la tele.

A veces me pongo delante de mi cámara

y me pongo a hacer así que soy youtuber.

Que eres... Youtuber.

Ah, youtuber. Por ejemplo, no hay nadie aquí.

Estamos tú y yo. Tengo una cámara. Vamos.

Hola, soy Alba. Bienvenidos a un nuevo vídeo

de mi canal y darle a like si os gusta

y suscribiros aquí abajito.

¿Y de qué hablas luego? Pues no sé.

Pues de "Miricosas", habla de "Miricosas".

¿Y qué dice María? Hola.

Ponte de pie, mujer.

Estoy de pie. ¿Ya estás de pie?

¿Qué años tienes? Nueve.

¿Y de dónde vienes? De aquí de Madrid.

Pero tengo doble nacionalidad.

¿De dónde es la otra nacionalidad?

De Francia. ¿Y eso por qué?

Mi madre es francesa.

Me recuerdas mucho a Samantha.

Como Samantha. Somos iguales.

Tenemos un trato ya, una cosa muy sencillita.

Recetas francesas, ¿qué sabes hacer?

Pues la tarte tatin. Oh, lalá.

Oh, lalá. C'est la vie.

La quiche. La quiche, muy bien.

Las crêpes. Me gusta más hacer postre que salado.

Bueno, depende de qué plato.

Yo entré en la cocina porque de pequeñita

me sentaba en una banquetita y veía a mi mami.

Tenía 5 años. Pero ahora quiero aprender en "MasterChef"

a no perder los nervios y aprender más a cocinar.

Vamos a ver, Lucas, ¿de dónde vienes?

De Valencia. ¿Y eres de la misma Valencia?

Porque eres muy rubio.

Es que también tengo doble nacionalidad.

Mi madre es rusa y mi padre español.

Entones sé hablar los dos idiomas.

A mí me tienes que convencer diciéndome en ruso:

"Yo quiero quedarme aquí en MasterChef."

(HABLA EN RUSO)

Ascuas. Ahora ya me quedo

yo más tranquilo, ¿ves?

Bueno, nos queda una. Mara, ¿de dónde vienes?

De Alicante, de San Vicente del Raspeig.

¿Cuántos años tienes? Diez.

Mara, ¿y has hecho amiguitos aquí en el casting?

Sí, muchos.

¿Cuántos? Los 25.

¿Todos son amigos de Mara ya?

Pero supongo que tendrás más afinidad con alguno, ¿no?

Pues sí, con María a lo mejor.

Yo conocí a María desde el casting.

Ya nos hicimos amigas,

muy amigas y súper amigas.

Los 16 que finalmente os convirtáis en aspirantes

a "MasterChef Junior" tendréis 6 programas por delante

para aprender y conseguir alzaros con el título

de 5” MasterChef Junior España.

Tenéis que ganaros la plaza.

Y para ello debéis mostrar vuestras mejores cualidades

de cocinero elaborando un plato libre en 30 minutos.

Qué poco.

Bueno, pues vamos a descubrir el ingrediente

con el que tenéis que cocinar.

¿Tú qué crees que es? -Pescado.

¡Oh! -¿Qué es eso?

Crema de cacao y avellanas.

¡Qué rico! Un ingrediente perfecto

para postres navideños.

¿En serio? En serio, en serio.

¿A vosotros os gusta la Navidad?

¡Sí! -¡Me encanta!

Porque a mí me encanta. ¡Me encanta!

¡Y a mí! Y lo mejor de estas fechas

es cocinar con la familia y con los amigos. ¿A que sí?

(LOS CUATRO) ¡Sí!

Y para eso la crema de avellanas y cacao

es perfecta.

Detrás de vosotros tenéis botes que podéis coger

para utilizarlos para vuestra receta.

¡Hay, qué rico! ¿Entendido?

(TODOS) ¡Sí, chef!

El tiempo para cocinar empieza en tres, dos, uno, ya.

Fresas.

¿Si tuvieseis que hacer un postre

con crema de cacao y avellanas?

Pues no sabría por cual empezar.

Crêpes, tortitas, relleno de bizcocho... buenísimo.

La crema de cacao y avellanas endulza la Navidad.

Vale, me tengo que dar vidilla.

Las dos pasiones mías son la cocina y el deporte.

Me gusta mucho la cocina rusa y la española.

Porque mi madre es rusa

y me ha enseñado a hacer muchos platos.

¡Lucas, Lucas, Lucas!

¡Has entrado en la última fase

del casting de "MasterChef Junior"!

¿De verdad? -¡Sí!

¡Guau!

¡Entro en "MasterChef"!

Alba, ¿qué receta estás haciendo?

Estoy haciendo un hojaldre de crema de cacao y avellanas,

nata y frutos rojos.

Oh, qué buena.

María, ¿y tú qué estás haciendo?

Unas crêpes con crema de cacao y avellana

y queso mascarpone.

Lo voy a emplatar como...

Espera, es que no me acuerdo del nombre,

ni en francés ni en español, como un saquito.

Aumônière. Aumônière.

Y... ¡ostra! Ah, sí.

Oye, te han puesto un escalón, ¿no?

Sí. Casi estás más alta que Alba.

Lucas, ¿qué estás preparando?

Es como si fuera un milhojas

con la crema de cacao y avellana.

Y naranja, y mandarina.

Y arriba frutas del bosque y cosas así.

Mara, ¿cómo lo llevas? Bien, estoy haciendo

unas tartaletas de chocolate de avellana

con frutos secos y frutos del bosque.

Es la primera vez que la hago. ¿Ah, sí?

O sea, que has arriesgado, ¿no? Sí.

¿Y eso? Pues vengo a por todas, vale.

Vamos, así. Di que sí.

A volver a repetir.

Alba y Lucas... Que son los mayores

no se han complicado mucho.

Sin embargo los pequeños se complican un poco más.

Tienen que meter al horno más cosas.

Los crêpes al final tienes que hacer la masa.

No lo mires, Lucas. Te vas a poner nervioso.

Lucas, ¿este hojaldre le ves bien cocido?

Buah, pues... ¿No está un poco blandurrio?

Pues no sé. Sinceramente no lo he probado.

Ahí, bien.

Me gusta la actitud de María. Ha probado ya tres sartenes.

Si no le viene bien, la otra. Hasta que le salga bien.

Esta me ha quedado bien.

Candidatos, último minuto.

Tengo que volar, tengo que volar.

Lo hago fatal.

A ver, María, ya voy entendiendo lo del saquito.

Ahora lo vas a cerrar como un paquetito.

Lo atas con mucho cariñito.

Y si ves que no puedes cerrarlo

lo dejas apretadito y es bonito.

Eso es verdad, ¿eh?

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres... Ya está.

Dos, uno.

Tiempo. Manos arriba.

Lo he conseguido.

Estoy un poquito nerviosa

porque puede pasar cualquier cosa.

Pero no todo el mundo tiene el privilegio de pasar.

Qué maravilla, ¿no?

Pues sí, tiene todo muy buena pinta.

Ay, ay...

¿Eso es un postre individual?

Bueno, sí, porque es un poco gordito, ¿no?

Tío, qué bueno.

(RÍE) Pepe.

La verdad es que si me tomo un buen vaso de leche

con esto si pasa, ¿eh? Si no...

¿Y María qué dice? He hecho caso a Jordi...

Y además tenía razón, porque mi crêpe como yo en casa

las hago con una especial, me queda grande

y se podía poner fácilmente el lacito.

Pero en esta que ha quedado muy pequeño...

¡Hum! (RÍE)

Me gusta la proporción, y me gusta la mezcla

de la crema de cacao y avellana con el mascarpone.

Eres igual que mi padre.

Porque la mezcla está muy rica. Es que es verdad.

Estoy muy nervioso.

Lucas, cuéntanos, ¿qué nos has hecho?

Pues he hecho como si fuera un milhojas de dos capas

con crema de avellana. Y el azúcar perla

es como si dijéramos la nieve, ¿sabes?

Muy navideño. Es un postre muy navideño.

(CANTAN) #Dulce Navidad.#

Lucas, a priori, defectillos.

El hojaldre se te ha quedado

un poquito crudo. Sí.

Luego es verdad que se agradecen las frutas.

Pero no tantas frutas.

Por lo demás hay un buen trabajo.

La idea, buenísima.

Gracias, chef.

Mara.

¿Me estoy poniendo muy nerviosa?

Porque... me ha salido mal una.

Quería hacer tres para los tres y una me ha salido rota.

¿Y qué? De un borde.

Y qué si no has hecho tres. Yo con una me vale.

Ya. María ha hecho una sólo.

Es verdad. Ella quería agradar

y hacer tres, una para cada uno.

Pero ya es mucho, eres la única que has hecho dos.

María, ¿desde ahí abajo cómo se ve la cosa?

Pero es que no lo veo. Es que tú no lo puedes ver.

Samantha, déjale los tacones.

Qué morro.

Venga, llega. Claro.

¿Ahora ya se ve mejor desde ahí arriba?

Quiero ver si sabes andar. ¡Huy, qué bien!

Samantha, anda mejor que tú en tacones, ¿eh?

Andas fenomenal.

María, a tu sitio, que quiero hablar con Mara de su postre.

Los otros postres tienen algunos defectillos

y el tuyo me sirve para corregirlos.

Por ejemplo, en la tuya la cantidad de crema

de cacao y avellanas y masa es proporcional, está bien.

Gracias, chef. Y la complicación de darle

forma a esa tartaleta. Hornearla y cocerla bien.

Sí. Es un buen postre, Mara. Está bien cocido.

Vale. Ahora la dificultad

la tenemos nosotros para decidir.

Creo que ya están, chicos.

Hola.

Bueno, Alba, el postre ha sido correcto.

Es verdad que luego viendo los otros tres y viendo

tu edad pues se me queda un poquito justo.

Algo ha faltado ahí que no nos acaba de convencer.

En este caso no te podemos dar el delantal.

Vale.

Pero enhorabuena. Gracias.

Lo que sí podemos hacer es presentarte a una amiga

nuestra que te va a caer muy bien, que se llama Miri.

Y te va a enseñar un montón. Miri's recipes.

Oh, yeah. (MARÍA RÍE)

Alba, muchísimas gracias por venir y sigue cocinando.

Gracias. Gracias.

He llegado hasta aquí y he luchado a tope.

No me he llevado el delantal,

pero el año que viene volveré.

Lucas.

Oh. Los tres postres están

muy igualados, son muy ricos.

Y el tuyo tiene ese pequeño defecto de la cocción.

Y eso hace que por muy poquito no pueda dejar entrar

en las cocinas de "MasterChef Junior".

No pasa nada.

Mil gracias, Lucas. Muchas gracias, Lucas.

Adiós, Lucas.

Vale.

Aunque no haya entrado he estado

entre los 25 niños de España.

Entonces es algo bastante bueno y haber pisado las cocinas

y haber conocido a todos está genial.

Suerte, María. -Suerte, Mara.

Mara, ¿crees que merece María un delantal?

Se lo merece. Se lo merece.

Mucho. ¿Y si hay uno sólo?

Yo me alegraría mucho por ella,

pero yo también quiero entrar mucho.

Yo daría todo por entrar, lo que tú quieras.

María, ¿si tuviese yo un delantal

a quién se lo darías, a ti o a Mara?

Prefiero que me lo den a mí.

Pues tenemos un delantal.

Déjame hablar con Pepe y Jordi a ver qué hacemos.

María, Mara...

Suerte. -Gracias.

Este delantal es para...

María.

¡Gracias!

Este delantal demuestra que la próxima

MasterChef Junior puede ser pequeñita.

(MARA LLORA)

Adiós.

Mara.

A ver, Mara, ¿qué pasa?

¿No te alegras por ella? Mucho.

Lo va a hacer muy bien, ¿no? Sí.

¿Ves esa puerta de ahí? Sí.

Pues la vas a cruzar con esto.

¡Ay, gracias, Jordi!

(LLORA DE ALEGRÍA)

Felicidades, mujer.

¡Muchas gracias!

¡Me han dado el delantal y estoy muy contenta!

Esto se lo dedico a todo San Vicente,

a mi madre, a mi padre,

que os amo con locura. Un besito.

Oye, María. ¿Qué?

Dale recuerdos a tu primo. Vale.

¿Su primo? ¿Quién es su primo?

Miguel Ángel Muñoz.

¿Ah, sí? ¡Qué dices!

¿Es tu primo Miguel Ángel Muñoz?

Pero no lo cuentes. Tú calladita.

Pero si te está viendo toda España.

(RÍEN) Que no, espera.

Yo por la tele y tu calladita.

A cocinar muy bien. ¿Eh, chicas?

Felicidades a las dos.

Venga, a trabajar ahora, ¿eh? ¡Adiós!

¡Adiós!

¿Vamos con el delantal? -Sí.

Yo desde casa lo veía de la tele.

Y ahora estoy en la tele. Esto es un sueño.

Bienvenidos a "MasterChef Junior 5".

Pero es que están ahí delante.

Si es que están ahí delante.

Diego, cuéntanos, ¿de dónde vienes?

Yo soy de Madrid, tengo 12 años.

Y cuéntanos por qué quieres entrar en MasterChef Junior.

Quiero entrar porque me parece que puedes aprender muchísimo.

También te da opciones para el futuro

trabajar de lo que quieres.

¿De qué quieres trabajar?

Abrir mi propio restaurante, de chef.

Anda.

Yo quiero abrir dos restaurantes,

uno en plan StreetXO y otro en plan DSTAgE.

¿Tú conoces a alguien que ha pasado por aquí ya?

Sí, yo conozco a Caitin.

Ah, ¿y Caitin qué te parece?

Es muy maja. ¿Sí?

Huy, ¿por qué te pones así? Se pone colorado.

Ahí hay algo, a ver.

Decimos que es su novia.

¿De dónde vienes, Sara? De aquí, de Madrid capital.

¿Y cuántos años tienes? Tengo 9.

¿Y por qué te gustaría quedarte aquí?

Busco ser profesional en ser cocinera.

O sea, que de mayor quieres ser cocinera.

Quiero ser un montón de cosas.

(Música flamenco)

A mí me gusta el flamenco desde la primera clase que di,

desde que tenía los 3 añitos.

(Música flamenco)

Yo de mayor quiero ser la mejor

bailaora de flamenco y veterinaria...

Bueno, lo que quiero más es ser bailaora de flamenco.

Sólo una vez más.

¿Por qué sabes lo que te tengo que decir?

¿Qué? -¡Estás en la última fase...

del casting de MasterChef Junior 5!

(GRITAN CONTENTAS)

María, ¿de dónde vienes?

Yo vengo de Valladolid y tengo 9 años.

Desde los 6 años llevo cocinando con mi madre.

¿Y quién cocina mejor, tu mamá o tú?

Depende de lo que haga.

(RÍEN)

Me ha empezado a enseñar ella

pero ahora ya soy mejor que mi madre.

Juan Antonio, te toca a ti. ¿De dónde vienes?

De Murcia y tengo 10 años.

A mí me apasiona la cocina desde los 5 años.

Yo tengo un plato en especial que sería el rape a la naranja.

Para mí, quiero decirlo, mi juez favorito es Pepe.

¿Ah, sí? Eres choconazo igual que yo.

¡Olé!

Choconazo, que hace muchos chistes, se ríe mucho.

Pepe, yo creo que tú de pequeño debías ser como José Antonio.

¿De estatura? No, me recuerda un poco a ti.

Yo quiero ser de mayor arqueólogo,

porque a mí me encantan los huesos.

Y yo quisiera ir a las pirámides de Egipto,

pero me da miedo volar en avión.

Juan Antonio, has entrado a la última fase

del casting de Masterchef Junior.

¡Madre mía! -¡No me lo puedo creer!

¡Madre mía!

Los 16 que finalmente os convirtáis en aspirantes

a MasterChef Junior tendréis 6 programas por delante

para aprender y conseguir alzaros con el título

de 5” MasterChef Junior España.

Yo quiero.

Tenéis que ganaros una plaza

elaborando un plato libre en 30 minutos.

Y el ingrediente principal es...

Ya verás.

Venga. -Dale.

Venga, un poco.

Por favor, levanta ya. -Levanta la campana.

Huevos. Huevos.

Si es que estaba claro.

Viendo los tres compañeros creo que sí puedo entrar,

pero hay bastante rivalidad.

Y el tiempo para cocinar

comienza en tres, dos, uno, ya.

Venga, pártete.

¿De dónde salen estos niños? Es alucinante.

Es la 5“ edición de "MasterChef Junior".

Para ellos es un referente. Saben todo, miran el reloj.

Me encanta ver el primer día,

que aún no les hemos enseñado nada que ya hacen

cosas de cocinero. Claro.

Diego, cuéntanos un poco qué estás haciendo.

Voy a hacer unos huevos Benedict con salmón ahumado.

¿Le vas a hacer alguna salsa? Sí, una salsa holandesa.

Muy bien, caray. Caray.

Vaya nivel, Diego.

Se me ha olvidado echarle lo principal.

Sara, ¿tú qué plato estás haciendo?

Un huevo frito con ratatouille.

¿Has aprendido tú solita a hacer este plato?

Con mi padre. Si no no me entra en la cabeza cómo hacerlo.

María, ¿y tú qué estás preparando?

Un revuelto de tierra y pinares.

¿Y eso qué es? Pues es un revuelto

que es muy típico en Valladolid.

Con morcilla. Ya la veo desde aquí.

Echa un trozo bueno ahí.

Te quiere conquistar a ti. (RÍE)

Qué rica la miel, di que sí.

Juan Antonio, ¿qué plato me estás haciendo? Cuéntame.

Huevo frito y luego voy a pochar verduras.

Y le voy a dar un toque de mi tierra

que va a ser jamoncico.

¿Al desayuno también le pones jamón?

Porque pareces Pepe.

Al desayuno me he comido una "tajá" buena de jamón

(RÍEN)

A mí lo que me gusta también es eso, una tajá buena.

Di que sí.

Cuando he visto que la salsa no funcionaba he dicho:

"No pasa nada, la voy a volver a hacer y me va a salir bien."

Todos se han traído.

¡Házteme ya!

Candidatos, último minuto.

Se me ha desarmado todo.

Voy a volverlo a hacer.

Esto no tiene remedio.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno.

Tiempo. Manos arriba.

Estoy contento con el resultado del plato.

Se me ha escapado un poco del molde las verduras.

Pero al menos tiene el huevo y todo reunido.

Madre mía, qué caras.

Ya te digo.

Tengo miedo.

Ay, madre.

Bueno, Diego, ¿qué tal te ha salido el huevo benedictino?

No me ha salido mal,

pero la salsa el problema es que no ha espesado.

Bueno. El plato tiene muy buena pinta.

Muy hecho el huevo.

Tiene mucho mérito.

Pero tienes que aprender una cosa que es muy importante.

A veces es mejor hacer algo más sencillo

pero que no tenga defectos.

Vale. ¿Vale?

Yo creo que este delantal lo merecen muchas personas.

Todos hemos currado muchísimo, hemos estado muchas horas

practicando para esto y creo que me lo merezco.

Bueno, Sara, ¿y este plato qué era?

Pues es un huevo frito con ratatouille.

Sí, eso ya sé que no lo debería haber puesto.

¿Y por qué lo pones? Porque queda muy bonito.

Vamos a ver. A ver si os gusta.

¿La sal qué? Le he echado, un kilo.

¿Un kilo? Un kilo no.

¿Cómo? -Bueno...

Es muy importante aliñar perfecto.

Vale. Porque si no se queda soso.

Y un plato soso no tiene ninguna gracia.

Es que aquí con el chisme este no hay quien lo entienda.

María, cuéntanos. Pues es un revuelto de pinares.

Se hace con morcilla y con piñones.

Qué buena pinta. Mira el huevo.

Mira, mira. ¿Veis la diferencia?

A ti te cogen. A ti te cogen.

María, a ti te cogen.

¿Qué, está bueno, Pepe?

A Pepe le ha encantado.

La van a coger a ella. -Chica, que no eres tú el juez.

El plato está para comérselo de plato único.

Claro. Ay, madre.

Buena morcilla, bien salteada, con los trigueritos,

los piñones, perfecto, un huevo hecho correcto.

¿Qué más le puedes pedir?

Sabor. No, sabor tiene.

¡Sabooor!

Yo creo que mi plato se merece un delantal.

Juan Antonio.

En mi tierra esto se llama huevo "esclafao".

"Esclafao". "Esclafao".

Para el que no lo sepa, explico.

Es un huevo frito, un salteado de verduras

que le he echado un poco de jamoncico.

Vamos a ver.

A mí no me cogen.

Que no digas eso. Estamos aquí para pasarlo bien y ya está.

Cómo me gusta el jamón así. Qué toque le da el jamón.

Verduritas al dente, bien aliñadas.

Pues a mí me gusta.

El punto sano para mí,

el jamoncito y el huevo para Pepe.

¿Y para Jordi qué?

No se puede comer, pero que chupe el romero.

(RÍE) ¡El romero!

Oye, una cosa. Está sabroso, está rico.

Eres más rústico que una amapola.

Si hemos podido pulir a Pepe contigo también podríamos.

¿Tienes algo en contra de lo de los pueblos?

No, no, no, no. ¿Eh, chulito?

Soy muy de pueblo, sí.

Pero yo creo que me he ganado el delantal.

Oye, me han gustado los cuatro.

Pero bueno, a lo mejor ese tiene más defectillos, ¿no?

A mí no me cogen.

Me está dando miedo Jordi.

María.

Hola.

Bienvenida a "MasterChef Junior 5".

Felicidades. Gracias.

(Aplausos)

¡Estoy en "MasterChef"!

A mí no me cogen.

Bueno, he llegado hasta aquí.

Pues voy a coger este delantal.

Y este ha sido para alguien que me ha gustado mucho,

que ha cocinado muy bien.

A mí no es.

Y espero que nos demuestre a toda España

que la gente de pueblo valemos.

Es tu apuesta, ¿no? Ven aquí.

Para Juan Antonio, si estaba claro.

Juan Antonio, ponte este delantal.

Espero que lo disfrutes. ¡Madre!

Y que me cocines muchos platos como ese, ¿vale?

Y ya no eligen a más.

Venga, que te lo abrocho aquí rápido.

Hala, disfrútalo.

Juan Antonio. ¡Muchas gracias!

¡Ay, hombre, qué grande!

A mí ya no me cogen.

Felicidades. -Suerte a todos, ¿eh?

Mucha suerte, y si no os lo dan tranquilos.

A mí no me cogen.

Si me eliminan al primer programa

voy a estar igual de contento.

Porque al menos he llegado hasta aquí.

Te van a coger a ti. -No.

Diego, ¿qué te pasa?

Me hubiera gustado entrar.

Tío, pero si me van a echar a mí.

Pero que no nos dan más delantales.

Sara, has cocinado fenomenal.

Le faltaba un poquito de sal. Y lo reconozco.

¿Pero sabes lo que me gusta de ti?

Que tienes tantas y tantas cosas que te gustan en la vida

que tú sigues bailando, sigues haciendo lo que te gusta

y te vuelves a presentar el año que viene.

Míralo, a mí no me cogen.

Pero ven aquí, ven aquí. Ven aquí, mi amor.

Ven aquí, Sara. Ven.

(LLORA) Has cocinado con nosotros.

Nos has conocido. No llores, no llores.

Es muy triste porque no me quería ir.

Oye, Diego, ¿si te digo que no el año que viene te presentas?

No puedo, no me da la edad, tengo 12.

Vamos a tener que aprovecharte ahora.

Gracias.

Cocinas muy bien, eres ambicioso. Pero aprende...

Quiero una salsa holandesa de diez.

Oído, chef.

Pues venga, aspirante, a prepararte.

Gracias. Diego, lo vas a hacer muy bien.

Gracias. Bienvenido.

¡Por fin me han dado el delantal! ¡Lo he conseguido!

¿Qué tal, chicos?

Bienvenidos a "MasterChef Junior".

Hola. -Hola.

Hola. ¿Qué tal?

Muy bien. -Ay, los delantales.

Yara, ¿qué te pasa?

Se está riendo, se está riendo.

¿Ríes, lloras? ¿Qué te pasa?

Estoy emocionada, estoy alegre, estoy malita.

Pero bueno, tiene todo. ¿Por qué estás malita?

Estaba súper nerviosa

y me he levantado con gastroenteritis.

¿Es gastroenteritis o "nerviololitis"?

"Nerviololitis" pero en versión gastroenteritis.

Cuéntame, ¿de dónde vienes? De Barcelona.

¿Y cuántos años tienes? Diez.

¿Y por qué te has apuntado a "MasterChef"?

A mí me encanta la cocina porque creo que es una ciencia.

Es como que tú coges huevos, harina, azúcar y todo eso

y te sale un pastel.

Es como una ciencia, sí.

Soy muy lista. Soy digamos superdotada.

Yo de mayor me gustaría abrir un restaurante para celiacos.

Porque mi hermano es celiaco. Cuando me vaya mal

cierro el restaurante y me voy a la NASA.

Me encantaría.

Muy bien. Cómo te cambia la voz.

¿Que me cambia la voz? Aquí parece un hombre, ¿no?

Héctor, ¿qué tal? ¿Cuántos años tienes?

Pues yo tengo 12 años.

¿De dónde vienes? De Barcelona.

¿Qué te gusta cocinar? Platos tradicionales.

Paellas... ¿Haces bien la samfaina,

la fideuá? Sí.

¿Estás mucho rato para peinarte por la mañana?

Sí, sí.

A ver, a mí me gusta ir bien vestido,

peinarme bien y cosas así porque no sé... me gusta.

Un tío elegante, un hombre moderno.

¿Pero ligas mucho? Sí.

Sí. Sí.

No tengo novia porque me quiero centrar en otras cosas.

Pero me gusta ligar.

No tener novia, ligar.

Ya no hay vuelta atrás.

¿Qué tal? Muy bien.

Muy bien.

¿De dónde vienes? De Las Rozas de Madrid.

¿Cuántos años tienes? Doce.

Me gusta cocinar porque yo desde los 6 años

llevo cocinando viendo a mi abuela.

Y quieras que no pues algo se te pega de ella.

Me encanta tu actitud y me

encanta cómo me lo cuentas. Gracias.

Estoy acostumbrado a meterme caña. Nunca me gusta rendirme.

De mayor quiero ser chef, controlador aéreo

o investigador del CNI.

Me llamo Karen, tengo 11 años y vengo de Barcelona.

¿Y qué hobbies tienes? Bloguera.

Que están de moda los bloggers. Un poquito.

Me encantan las redes sociales.

Tengo Instagram, blog y Youtube.

Vale, lo primero de todo es este jersey.

Donde más seguidores tengo es en Instagram. Tengo 35.000.

Desde pequeña he hecho taekwondo

y natación sincroniza. Yo soy muy competitiva

y siempre lo acabo hasta el final todo.

Te ha llegado un paquetito.

¡Oh, has pasado a la siguiente fase de "MasterChef Junior"!

¿Y Martina qué dice?

Pues yo estoy muy feliz. Y yo me alegro muchísimo.

¿Cuántos años tienes? Diez.

¿Y de dónde vienes? De Sevilla

De "Zevilla". Y, Martina, ¿qué quieres ser de mayor?

Ser directora de un catering.

Huy. Tienes aquí una maestra.

Cuando era pequeña decía que quería ser como Samantha.

Hala, qué pelota.

Rubén, ¿de dónde vienes?

El primer cordobés en pisar "MasterChef Junior".

¿Qué te gusta más, la cocina moderna, la tradicional?

Según. Yo cocino platos típicos de córdoba.

Ah. Salmorejo, el rabo de toro.

Olé. Ese es muy cordobés, claro.

¿Y sigues a algún cocinero? A uno de estos tres.

¿Y quién es? Jordi.

Ah, chico con buen gusto.

(RÍEN)

Cómo se lo gana.

Jordi, te vigilo, ¿eh?

Uh. No me la líes.

Empiezas bien tú.

A mí como no me cojan me lo tomaré un poquito mal.

Soy un poquito rencoroso.

Un poquito.

Sabéis que aún no sois aspirantes a MasterChef.

Los delantales aún no están adjudicados.

Y de vosotros depende conseguir una de esas 16 plazas.

Tenéis que hacer un plato libre

en que el ingrediente principal sea... salmón.

Ahí va. Madre mía.

Pollo.

Bueno. -¿Y qué hago yo? Verás tú.

Es fácil pero es difícil al mismo tiempo.

El tiempo para cocinar empieza en tres, dos, uno, ya.

Voy a empezar a lavarme las manos.

Me gusta mucho ver a los chicos utilizar pescados

para ser comidos en crudo.

Saben sacar el mejor partido a los ingredientes.

Hace cuatro días a un peque

un pescado crudo no se lo dabas ni de broma.

Voy de pena, vale.

Pechuguita de pollo, quizá la carne más versátil que hay.

Lo difícil porque es una carne muy habitual

es cómo sorprendemos con una pechuga de pollo.

Martina, ¿qué plato vas a hacer?

Voy a hacer una pechuga de pollo enrollada en bacón

con una salsa de queso. Y las patatas las has metido

al horno. Sí. Con romero.

Héctor, ¿qué receta estás haciendo?

Pollo con salsa de manzana. ¿Pondrás guarnición?

Voy a hacer una espiral con la manzana.

Rubén, ¿qué plato estás preparando?

Pollo con sabor a romero. Pollo al romero. Vale.

Yara, ¿qué plato estás haciendo?

Una especie de pollo al curry con un poquito de sabor a verdura.

Es una versión del pollo al curry. Sí.

Gonzalo, cuéntanos qué receta estás preparando.

Un salmón con una salsa de naranja, mostaza y miel.

Me gusta hacer una salsa más espesa para emplatado.

Y después hacer una más liquida

para acompañar al salmón. Es la misma salsa,

pero una más líquida y la otra más reducida.

Sí. Karen, ¿y tú cómo vas?

Muy bien. Estoy haciendo un tartar de salmón

con salsa "kimche". Kimchi.

Eso. Con la salsa tártara.

Juntarás salsa tártara y kimchi. Sí.

(KAREN) me gustan las cosas que vienen de otros sitios

y me parece todo superexótico.

No sé. No me gusta tanto la comida más tradicional.

Yo ya he terminado. -Yo estoy a punto.

Candidatos, estáis entrando en el último minuto.

No. Le falta la yema.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! Manos arriba.

(GONZALO) Estoy bastante contento, bastante satisfecho por mi plato.

Confío en conseguir el delantal.

Y ojalá pudiese ser.

Muy bien. A ver, Martina.

Cuéntame tu plato.

Es una pechuga enrollada en bacón

con una salsa de queso azul.

Estoy muy contenta con el resultado.

Martina, has dejado un poco cruda la patata.

Hemos dejado un poco soso el pollo

y le hemos echado demasiado roquefort a la salsa.

Pero la idea es buena y has trabajado bien.

Héctor, cuéntanos. He hecho una pechuga de pollo

en salsa de manzana.

Tengo miedo. -Está bien.

Echo en falta algo de estética.

Y la manzana, hubiese cocido la salsa porque está muy rica

y sabe a manzana. Esas manzanitas las pones luego

con un poquito de volumen y haces un plato

que tú querías hacer de pechuga de pollo

en salsa de manzana perfecto. Siendo lo mismo, sería mejor.

¿Has hecho el plato que querías? Sí.

Pero no me ha salido del todo bien. ¿Qué plato es?

He hecho pollo, le llamo con sabor a romero.

Se me ha olvidado un poco la sal. El emplatado es muy feo.

Hay que mejorar esa estética. Tienes razón.

Pero me parece que está bien hecho.

Tenemos una pechuga bien cocinada. Tiene esa yema de huevo

que le da una textura diferente a la salsa y es bonito.

Es "crunchi" que aparece de la almendra me parece simpático.

Y un sabor suave a romero, que lo hace un plato rico,

que no es pretencioso, pero sí elegante.

(SUSPIRA) Me quedo un poco más tranquilo.

¿Has respirado? Vamos con Yara.

Pollo al curry. ¿No es ese? Sí.

Pero yo le he puesto un nombre.

Pollo butterfly con salsa Yara.

Me da susto. Un arroz suelto divinamente hecho

con una salsa de curry con el toque de los frutos secos,

que me encanta. Se te ha olvidado un poco de sal,

pero está muy rica, muy ligada, bien reducida la salsa.

Un pollo con sabooor.

Sabooor.

(YARA) ¡Madre mía! Me molaría tener la preciosidad de delantal.

Por favor, por favor, por favor. Por favor.

Gonzalo, tenemos las dos salsas.

He hecho un salmón con una salsa de naranja,

mostaza y miel. Hay una que está más espesa.

Una pregunta. ¿Hay que salsear con una salsa o con las dos?

Es al gusto. El salmón tiene... Vale.

¿Puedes aliñar el pescado

a tu gusto, por favor? Vale.

Esta es un poco más líquida, pero con el tiempo,

es como que se espesa y... Claro.

Como le metes tanto discurso, amigo, se te enfría.

Ahora que está a tu gusto, lo vamos a probar.

Me gustan las salsas. Me gusta que domines.

Un niño que te dice que esta salsa más reducida y esta menos,

tiene mucho mérito. Pero prefiero mezclar las dos,

tenga una textura única y me lo acabes perfecto, ¿vale?

Centra las ideas, porque hay

muy buena materia prima. Vale.

Karen, cuéntanos este bonito tartar.

Pues he hecho un tartar de salmón. Con varias salsas.

Sí. La tártara, la kimchi.

Y de todas, has hecho tu salsa. Sí.

En la cocina, hay que hacer las cosas más sencillas.

La salsa kimchi aparece muy poco.

Hay unos sabores mezclados, que está rico,

pero no hace falta ponerle

tanta literatura. Está muy rico. Vale.

Pues muy bien, chicos. Vamos a deliberar.

Suerte. -Igualmente.

Suerte a todos. -Suerte, suerte.

(HÉCTOR) Llegar hasta aquí es un sueño, pero si me dan

el delantal, me quedaría loco.

Gonzalo, te veo con buenas ideas

que creo que tienes que perfeccionarlas

para hacer un todo.

Y no sé si estas cocinas serán como el mejor sitio.

Yo creo que tienes razón en lo de pulir las ideas,

pero me gustaría pulirlas aquí dentro.

En fin. ¿Qué le vamos a hacer?

Creo que... las vas a tener que pulir aquí,

porque tienes mucho potencial. Gracias.

Así que, por favor, acércame un delantal.

¡Tío grande, pero bueno!

¿Contento? Mucho.

¿Le dedicas a alguien este delantal blanco?

A mi abuela. ¡Olé, qué bien! ¿Por qué?

Porque está un poco mal y ella es la que me ha enseñado a cocinar.

Me alegro mucho. Va por tu abuela. Gracias.

Disfrútalo. (GONZALO) No me lo puedo creer.

Estoy alucinado. Tengo una alegría por dentro...

O sea, no puedo expresarla.

Bueno, Karen, sé que eres muy competitiva.

No te gusta perder ni a las canicas.

Seguro que te alegras por tu compañero.

Sí. Me alegro mucho, porque se lo merecía.

Hay que aprender de todo y hay días que se gana

y días que se pierde. Sí.

Y me gustaría que te despidas de este jurado.

Vale. Gracias.

No, hombre. Dame un beso. Y hecha la despedida,

coge este delantal y corriendo para afuera,

que tienes que aprender mucho. Dame un beso antes.

(KAREN) Estoy supercontenta. Tengo ganas de darlo todo.

¡Voy a ser la próxima MasterChef Junior!

Bueno, Yara, no sé cómo decirte esto.

Te parecía mi voz grave, ¿verdad? Más de cerca.

Pues a cuanto más cerca, más grave te va a parecer.

Que estás dentro.

Eso no significa que entres, solo que te acerques.

Verás qué grave te parece.

Ven, ven.

¿Ves a tus compañeros? Lo han hecho muy bien, ¿verdad?

Si te digo que no, seguro que lo vas a entender. ¿A que sí?

Tu plato tiene cosas que se pueden mejorar.

Pero siempre para mejorar,

lo importante es entrar a "MasterChef".

Felicidades. (APLAUDEN)

(YARA) Que alguien me pellizque

porque es que no me lo creo.

Gracias. ¿Estás contenta?

No sabemos si estás contenta, triste,

te quieres ir corriendo a casa.

Que se me ha pasado la gastro, primero de todo.

(YARA) ¡Que he entrado!

Es como... (IMITA SONIDOS DE EXPLOSIONES)

Martina, has entrado con una sonrisa

que me ha enamorado. Y has trabajado bien,

pero has fallado en el sabor. Tenemos un nivel muy alto

este año en "MasterChef", pero yo, el año que viene,

te quiero volver a ver aquí en los castings de "MasterChef".

Dame un beso. No te toca delantal, pero escucha.

Puedes venir a mi catering cuando quieras. ¿Vale?

Felicidades, campeona. Danos un achuchón, Martina.

Estoy muy contenta. La experiencia me ha encantado.

y no lo voy a olvidar nunca.

Aparte de que te lo pasas superbién, los amigos que haces

y lo que aprendes.

En fin. El nivel de los dos es muy parecido.

Hay trabajo, hay esfuerzo.

Pero entendemos que hay que mejorar mucho más.

Queréis seguir cocinando en casa

y yo creo que eso es lo que vais a hacer.

Pero, a lo mejor, antes de llegar a cocinar a casa,

pues podéis dar un salto de calidad cocinando aquí con nosotros.

¿Os parece? Vamos.

Sí. Estoy contentísimo.

Yo soy uno de los 16 concursantes del programa.

Me cabeza hace: ¡Boom!

Yo pensaba que me iba ya. Y os vais.

Pero con el delantal. A celebrarlo.

¿Te puedo dar un abrazo?

Llegar aquí es superfuerte.

"Hello".

Bienvenidos a "MasterChef Junior V".

(NIÑOS) Gracias. Disponéis de 30 minutos

para demostrarnos vuestras mejores cualidades

en la cocina elaborando un plato libre con...

Ternera.

Yo esto lo bordo.

Me va a salir de rechupete.

Y el tiempo para cocinar comienza en tres, dos, uno. ¡Ya!

Santiago, ¿de dónde vienes? De Villanueva de la Serena.

¿Qué plato estás haciendo? Voy a hacer ternera

con salsa al pedro ximénez.

¿Qué te gusta hacer, además de cocinar?

Voy a la escuela de banda de música de Villanueva de la Serena.

¿Y qué tocas? La trompeta.

Ah, la trompeta. Mira qué bien.

Y además de eso, ¿juegas a algún deporte?

Sí. Voy a bailes regionales.

Oye, Santiago. Que te veo muy tradicional.

Sí. ¿Y con las chicas eres

igual de tradicional? No.

¿Qué pasa con las chicas? ¿Tienes novia?

Algo así. No me apetece mucho hablar del tema.

Cotillean de ti. Pues de esos son los jueces.

Júlia, ¿de dónde vienes? De Barcelona.

¿Qué tipo de cocina te gusta? Cocina tradicional.

Pero me gusta más comer y ver la moderna.

¿Algún chef famosos que te entusiasme su cocina?

Jordi Roca.

Un grande. ¿Qué plato estás preparando?

Voy a hacer una burger de verduras.

¿Eso es pan rallado?

Sí. ¿Para qué es?

A la hamburguesa le he puesto huevo y pan rallado.

Bueno, yo es como hago las albóndigas

y pienso que con la hamburguesa también va a funcionar.

Tu hamburguesa está a medio camino

entre albóndiga y hamburguesa. Sí.

Esther, ¿cuántos años tienes? Diez.

¿De dónde vienes? De Granada.

¿Y cuál es el plato que vas a hacer?

Un steak tartar de solomillo de ternera,

pero a mi manera. A tu manera.

(ESTHER) Mi hobby es la cocina. Me encanta pintar,

el baile flamenco, que es de mi tierra.

Vivo con mi madre, con mi padre, con mi hermano y con mi hermana.

Mi hermana tiene autismo y le hice un cuento

que hablaba sobre que yo quería que algún día

ella se pusiese bien o me dijese: "Te quiero".

Hola, Esther. -Hola.

-Yo también te he pintado algo. -¿De verdad?

Has entrado a la última fase del casting

de "MasterChef Junior". -¡Ay!

(TARAREA) Qué bueno está esto.

Está superbueno.

Vale, vale. Bien, bien.

Candidatos, último minuto.

Perfecto.

Vale, vale. Esto va, esto va.

Diez, nueve, ocho, siete,

seis, cinco, cuatro,

tres, dos, uno. ¡Tiempo! Manos arriba.

Bueno, vamos a lo principal.

Empezamos por ti, Santiago. Preséntanos tu plato.

Yo le he llamado ternera al andaluz, porque como la salsa

pedro ximénez viene de Andalucía, se me ha ocurrido ese nombre.

Santiago, la salsa, el fondo, maravilloso.

El solomillo, todavía podía estar

un poco menos hecho. Vale.

Me han visto cocinar. Me han hablado.

Eso ya es... vamos, todo.

Bueno, pues he hecho una burger

de verduritas. Dentro de la burger,

donde las verduritas están crudas. Sí.

A mí me gustan más crudas que hechas.

Los espárragos se te quemaron un poco.

Tiene mucho mérito presentar un plato propio.

Pero con el riesgo que los demás cometan menos errores.

Esta misma pieza, le pones

un caldito rico y la cocinas un poco

y te la comerías más a gusto que en crudo.

(JÚLIA) Hay cosas que no me había parado a pensar,

como que estaba un poco cruda, hacerla un poco más y eso.

Pues vamos a probar el tartar. El "stik" tartar.

Steak tartar. Steak tartar.

Sí. Se podría decir que sí.

No me gusta nada lo de echarle limón al steak tartar.

Y está rico. Está jugoso, está sabroso, está ligero.

Está equilibrado. A lo mejor, tengo que aprender de ti.

(ESTHER) Había leído libros de cómo se hace,

pero jamás lo había hecho. Me ha salido muy bien.

Y ya, cada vez que lo haga, lo haré mejor.

Ahora nos toca lo más difícil. Deliberar.

Por lo menos, ya lo han catado.

Es verdad. Y hemos cocinado

en estas maravillosas cocinas. -Esto mola un montón.

Esther, te he visto hacer un plato coherente, rico de sabor.

Pero yo no sé si te mereces o no un delantal.

¿Tú qué crees? Hay cosas que se pueden mejorar,

porque siempre lo puedes hacer mejor.

Pero es que si me lo preguntas, yo te voy a decir que claro,

porque yo lo deseo. A mí lo que me da rabia

es que los niños así de pequeños me enseñen cosas a mí.

Por esa simple razón, te voy a dar este delantal.

(Aplausos)

¿Qué? ¿Se lo quieres dedicar a alguien?

Es que estoy... Es que... (LLORA)

¿A quién se lo dedicas? A mi madre, a mi padre,

a mi hermana y a mi hermano. Bienvenida a "MasterChef".

Es uno de los días más felices de mi vida.

¡Soy aspirante a MasterChef Junior!

¡Hala! Sal corriendo.

Felicidades, Esther.

Júlia, tienes creatividad, tienes talento.

Y, por desgracia, tu plato compite con otros

que, a nivel de sabor, están un poquito mejor terminados.

No te podemos dejar entrar a "MasterChef".

Muy a nuestro pesar, porque es muy difícil para este jurado.

Danos un abrazo. Anda, ven.

¡Oh! No te pongas triste. No te pongas triste,

porque has llegado muy lejos.

Tienes que pensar que eres

de los 25 que han llegado a este casting.

Oye, no llores. Yo tengo cuatro restaurantes.

Al que más te guste, te invito a comer

y cocinamos un plato los dos. Yo quiero que me echen de aquí.

Tú no. Ella. Comemos los dos.

Vamos todos juntos. ¿Podemos ir? Hecho.

Venga, campeona.

(JÚLIA) Estoy triste porque no he pasado.

Pero estoy muy contenta porque ha sido una experiencia única.

He hecho como mi sueño realidad.

¿Y qué hacemos con Santiago?

Pues a ver qué hacemos con Santiago.

Tú estás hecho para la cocina.

Eso lo he visto yo con la salsa que has hecho.

Así que venga, ven aquí con nosotros a celebrarlo.

¿Vale? Que te lo has ganado.

¡Olé! ¿Vas a aprender mucho aquí? Venga. Eso esperamos.

Esto es de parte de mi madre. ¿De parte de tu madre? Vale.

Se lo doy en vivo.

Sal corriendo y disfrútalo. Venga.

¡Abridle la puerta! Que se la come.

¡Yo quiero que un extremeño gane "MasterChef Junior V"!

¡Ay, Dios! Que me da algo. -¡Madre mía!

Hola.

Cada paso, era alegría. Otro paso, ilusión.

Y hasta que hemos llegado a la cocinas,

ya me he quedado como... ¡Oh!

"Hello". Hola.

Hola, chicos. Bienvenidos. Hola.

¿Qué tal, Izan? Bien.

Nervioso. ¿Pasas mucho tiempo

delante del espejo tú?

Sí.

Mejor que nadie me toque el pelo.

Es mío y solo lo toco yo y mi peluquero.

Me lo tengo que secar, darle con el peine.

Como Jordi. Igual. Yo salgo de la ducha, hago así

y a la calle. No, no, no.

Ya estamos. Tiene una maquilladora

solo para él. ¡Ostras!

Carolina, ¿de dónde eres? De Santander.

Estás un poco nerviosa, eh. Un poco.

¿Por qué quieres entrar? Me encanta cocinar,

me encantáis vosotros. Antes de entrar,

he dicho: "Es un sueño".

"MasterChef" es muy guay.

Y llegar al plató es impresionante.

Hola. ¿Qué tal, Fernando? Bien.

¿De dónde vienes? De Boadilla.

(FERNANDO) Mi padrastro falleció

hace un tiempo. Me apunté al casting.

Yo cocinaba un montón de platos con él.

Si entro en "MasterChef", Jaime, que está ahí arriba,

estará muy orgulloso.

¡Fer! ¡Fer! -¿Qué?

Has entrado en la última fase del casting

de "MasterChef Junior". -¿En serio? ¡Gracias!

Bueno, Lucía, ¿te gusta cocinar?

Me encanta la cocina de vanguardia.

¿Ah, sí?

Quiero tener un restaurante. Te explico.

Tienes que ir primero al de Pepe y después, al mío.

Hay que empezar desde abajo y subir.

Hugo, ¿verdad? Sí.

¿De dónde vienes? De Madrid, de Carabanchel.

Yo conozco un tigre de Carabanchel tremendo.

Oye, ¿de mayor qué quieres ser? Cocinero y futbolista.

Dame una alegría.

¿De qué equipo eres? Del Atleti.

Abran la puerta aquella del fondo,

por favor, que sale el primero ya.

Yo soy del Atleti.

Cuando Cristiano Ronaldo, el anterior año,

marcó gol en la Final, rompí un plato.

Solo hay 16 plazas y tenéis que ganaros la vuestra.

Y el ingrediente principal de vuestro plato es...

El arroz.

¡Toma!

Atún rojo. ¡Ostras!

Y el tiempo para cocinar comienza en tres...

Dos, uno. ¡Ya!

He visto que había arroz.

Lo primero que se me vino a la cabeza,

es hacer risotto de setas.

¿Y esa bolsita blanca que te he visto echar ahí,

¿qué es? Es harina de maíz.

¿Para qué? Para espesar el arroz,

para que quede la textura del risotto.

Fernando, ¿qué receta estás preparando?

Tartar de atún. Voy a macerar el lomo de atún

con una vinagreta que he hecho con salsa teriyaki,

aceite de sésamo y sésamo.

¿Ese aliño, quién te lo ha enseñado a hacer?

Pues el libro de "Las recetas más molonas de MasterChef Junior".

Me está molando mucho y me suena.

¿Qué plato estás haciendo, Hugo?

Un tartar de atún con piñones.

¿También? Bueno. Lucía, ¿qué estás haciendo?

Yo tataki de salmón. De atún.

Eso, de atún.

Carolina, ¿qué plato vas a hacer con el arroz?

Un arroz con pollo, champiñones y almendras al curry.

¿Has limpiado bien los champiñones?

Sí. Bueno, más o menos.

Ese más o menos... Bueno, comeremos tierra.

El único que come tierra es Pepe.

Bueno, último minuto. Ay, ya voy.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! Manos arriba.

Me he visto un poco agobiado porque era la primera vez

que cocinaba con tiempo y no ha salido como quería.

¿Lo has probado? Sí.

¿Está rico? Pues vamos a probarlo.

¿Por qué le das vueltas al arroz?

Para que suelte el almidón. Es la magia del risotto.

Al principio, tiene que estar muy líquido

para que el arroz absorba esa agua y se cocine bien.

Con ese almidón de maíz, le das densidad

y es como cocer un arroz en una bechamel.

Por fuera, queda muy cocido y por dentro, crudo.

¿Estás contenta, Carolina, de cómo te ha quedado el plato?

Esperaba que me iba a salir peor. No ha salido tan mal.

Querías hacer un pollo al curry y un arroz blanco.

No. Quería hacerlo todo junto. Casi no veo el arroz.

Me parece un revuelto de pollo.

Y me gusta que utilicéis, que tenemos ahí unos saleros

y unos pimenteros muy monos.

Este plato está como Jordi, sosito.

No sé qué me ha pasado. Estabas muy nerviosa, Carolina.

Igual, si me cogéis, luego ya estoy mejor.

Fernando, ¿estás satisfecho con el resultado

de tu plato? Podemos probarlo, ¿no?

El plato está bueno, eh.

¿A quién se lo dedicarías? Pues a Jaime.

¿Quién es? Mi padrastro.

¿Y por qué? Arriba.

¿Está en el cielo?

A ver, ven aquí. Cuéntame.

¿Se lo dedicas a él porque te enseñó a cocinar? ¿Sí?

¿Te hace mucha ilusión? ¿Sabes lo orgulloso

que va a estar de ti, de ver este platazo? Vamos.

Ánimo. Va a estar encantado.

¿Pero él quería que vinieras a "MasterChef"?

Cuando le dije que me habían dado la cuchara, él se puso como loco.

Estará supercontento de verte

desde el cielo. Gracias.

Lucía, cuéntanos. ¿Estás contenta con tu plato?

No lo he probado. ¿No?

Uh.

¿Lo quieres probar? Mójalo en la salsa.

Cógete este. Moja ahí la salsa. Sin miedo.

¿Cómo está? Rico.

No está rico. Está superrico.

(LUCÍA) He hecho una receta que me ha enseñado mi padre

y me han dicho que estaba muy buena,

así que yo se la dedico a él.

Te han puesto el listón muy alto, amigo Hugo.

Vamos a probarlo, Hugo.

Ya lo hemos probado.

Gracias, Hugo. Gracias, Hugo.

Se han quedado callados y con una cara... ¡Dios!

Suerte. -Dadme las manos.

Izan, es importante saber cómo se hace una receta,

intentar cometer el mínimo de errores.

El tuyo tiene unos cuantos errores.

Carolina, te digo lo mismo. No pasa nada.

Los niños, si se equivocan, es normal. Es la forma de aprender.

Bueno, Lucía, creo que te hemos dado

una buena valoración, pero...

Hay que probar las cosas. Ya.

Y quiero que lo pruebes aquí con nosotros en "MasterChef".

Ven por él. ¡Ay, gracias, gracias!

¡Ay, esta rubia! Que te abrocho yo por aquí.

¡Ay, Dios! Que me va a dar algo.

No me lo esperaba para nada.

Y ahora que tengo el delantal, iré a por todas.

Hoy, por desgracia, no os podemos dar el delantal.

Felicidades por haber estado aquí

y haber hecho tan bien lo que habéis hecho.

Aunque no me he llevado el delantal,

estoy superorgulloso de haber llegado hasta aquí.

De 100 000, hemos llegado 25 y estoy dentro de esos 25.

Quedáis los dos candidatos con un mismo plato:

tartar de atún.

Pero yo tengo solo este delantal. ¡Uf!

Y se lo voy a dar a...

Fernando.

Gracias. Felicidades.

Bienvenido a "MasterChef Junior".

Muy bien. Felicidades. Felicidades.

(FERNANDO) Le dedico este delantal a él.

Y ahora, pues a esforzarse aún más, a hacerlo de diez.

Te han tocado dos rivales muy complicados.

Si te digo que no, ¿te lo vas a tomar mal?

¿Por qué? Porque es muy divertido.

Pero aunque él lo ha hecho bien, tú también lo has hecho bien.

Yo tengo aquí un delantal del Atleti, rojo y blanco,

que te lo vas a llevar. ¿Te parece?

¡Bravo, Hugo! Date la vuelta, mozo.

¿Te pensabas que no te lo iba a dar?

¿Contento? ¿Te has quedado mudo?

Si lo has hecho muy bien.

Oye, ¿te vas ya? Danos un abrazo de felicitación.

¿Pero he pasado o no? ¡Sí, claro!

Por eso tienes un delantal. Claro que has pasado.

(HUGO) Voy a ir con ganas a todos los programas que vaya.

Soy muy pequeñito, pero muy matón.

¡Venga, corre! ¡Vamos! ¡Eh! Eso hace Griezmann.

¡Ostras! -¡Qué guay, tía!

¡Qué alegría! Buenas noches.

(NIÑAS) Hola.

¿Pero tenéis más de ocho años? Ocho.

Ocho recién cumplidos, ¿no? No. El 5 de febrero.

Ah. ¿Cómo te llamas? Núria.

A ver, un poquito más. Ah, sí. Núria.

¿Pero tú cómo vas a cocinar con lo chiquitina que eres?

¿Qué podemos hacer para ti?

Ponerme un "tamburete". ¿Un qué?

Un "tamburete".

Núria, ¿de dónde vienes? De Barcelona.

¿Y esto de la cocina? Empecé a los cinco.

Y este año he ido a los campamentos MasterChef.

He ido acumulando todo lo de cocina en mi mente

y ahora estoy aquí.

Y, claro, siendo así tan pequeña, si entrases a "MasterChef",

¿echarás a alguien de menos? Sí.

¿A quién? A papá y a mi pajarito.

¿Y qué pajarito es ese?

Es muy pequeñito y se llama Pelusa.

¿Es así de pequeño? No. Es así.

¿Así?

Me da pena separarme de Pelusa

porque le he cogido cariño.

Echo de menos que haga: ¡Pi, pi, pi!

Julia, ¿cuántos años tienes? Once.

¿De dónde vienes? De Zaragoza.

¿Qué tipo de cocina te gusta? A mí, toda. Toda la cocina.

Sobre todo, la moderna con todos los toquecitos,

superespecial.

¿Por qué te presentas a "MasterChef"?

Porque como yo y mis amigas siempre estamos hablando:

"¿Has visto el último capítulo capítulo de "MasterChef"?",

yo dije: ¿Y por qué no me presento?

Y me presenté. ¿Y Judith qué dice?

A mí me gusta mucho cocinar.

¿De dónde vienes? De Barcelona.

¿Cuántos años tienes? Tengo ocho.

Yo practico yawara-jitsu

y esto es defensa personal científica.

Yo cocinaba con mi padre y, sobre todo, con mi abuela

y de aquí, me empezó a gustar mucho

y me invitaron a ir a los campamentos de MasterChef.

¡Un, dos, tres! Judith, ¿sabes qué?

Has pasado a la siguiente fase del casting de "MasterChef Junior".

-No me lo creo. -¡Sí! Un aplauso, chicos.

Como sabéis, aún no sois aspirantes de "MasterChef"

y tenéis que ganaros la plaza cocinando un plato libre.

El ingrediente principal con el que cocinaréis es...

Pasta. (JUDITH) Me sale bastante bien

los platos de pasta.

No pienso renunciar a mi sueño, que es entrar en "MasterChef".

El tiempo para cocinar comienza en tres, dos, uno. ¡Ya!

Aquí está.

Yo solo veo una cabecita.

Es que no puedo. Núria, ¿necesitas algo?

Un "tamburete". El que usas tú.

Toma, que te dejo el mío. Cuídalo, que es de Jordi.

Cuídamelo, que está nuevo. Lo compré la semana pasada.

Es muy gordo.

Las espinacas. Judith, ¿qué plato vas a hacer?

Una ensalada de pasta sin gluten.

¿Y alguna salsa? ¿Alguna vinagreta? No.

¿No? ¿No lleva aliño?

A ver, un poquito de pasta.

Julia, ¿qué estás preparando?

Un plato de pasta con una salsa de salmón ahumado.

¡Hala! Me ha quedado un puré muy raro.

Oye, Núria, por los ingredientes que tienes ahí,

parece que estás haciendo un pesto. ¿Sí?

¿Pasta al pesto? Como no había albahaca,

le he puesto espinacas. No es un pesto clásico.

No. Es su versión del pesto.

Es una niña que cocina y recoge al mismo tiempo.

Como dijo mamá. Déjalo apartado.

Una pregunta, porque nos hemos puesto a dar delantales

como locos. ¿Cuántos nos quedan? Llevamos 15.

Juraría que nos queda uno. ¡Jolín!

Nos podían quedar tres. Sí. Va a ser complicado.

Quieto.

Candidatos, último minuto.

¡Huy! Un ratón. Un ratoncito.

¿Qué me falta? Le falta algo.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! Manos arriba.

(NÚRIA) He estado mucho con mi abuela

y he practicado y me he esforzado mucho.

Ojalá me dieran el "levantal".

Bueno, Judith, cuéntanos. ¿Qué plato de pasta has hecho?

Pues mi plato se llama pasta estrella gluten free,

porque este plato es dedicado a todos los que tienen

una intolerancia digestiva.

Judith, el plato dice todo lo que tú cuentas.

La forma de estrella, no tiene gluten.

Pero a mí me falta como una especie de aliño.

Y aquí aparece la pasta seca

con la fruta solo, ¿vale? Gracias.

Julia. Pues he hecho unos tagliatelle

con salsa de salmón ahumado y le he puesto de nombre

salmón en salsa.

Vamos a ver. Es una pasta

con un sabor agradable a salmón.

Sin más. Que le pones un poco de alguna hierba, un orégano,

tendrás otro sabor que hará que sea un poco más complejo.

Así queda un poquito plano. Vale.

Es un plato un poquito sencillo. Sí.

¿Y qué dice Núria? Que he hecho una salsa al pesto.

Le he puesto espinacas y le he puesto

un poquito de queso, salmón ahumado, tomate

y aceitunas negras.

Núria, el plato está muy bien hecho.

La pasta está perfectamente cocida y perfectamente aliñada,

que es lo que pedimos. Pequeños detalles.

Un poquito menos de ajo. Ahora, cuando te acerques

a darme un beso, a lo mejor, dirás:

"Este Pepe se ha comido toda la pasta mía".

Pero no tener albahaca y hacerlo con espinacas,

saberlo triturar bien, integrarlo todo, con ocho años,

tiene todo el mérito del mundo.

Esa seguridad es la que buscamos en los pequeños cocineros.

Si lo sé, no te dejo el taburete.

Así que ahora nos toca la parte más difícil,

que es deliberar. Vamos a ver qué pasa.

Sabes lo que tienes que hacer.

Judith, tu plato, que está superbién,

que es un gran trabajo, necesita esa vueltecita

para que tenga todos los elementos integrados.

¿Y sabes algo importante? Que quien la sigue, la consigue.

El año que viene te esperamos aquí.

Vale. ¿Me das un abrazo?

(JUDITH) Me siento un poco triste,

porque me podía haber esforzado un poco más.

Y todo esto que he aprendido, me servirá para el casting

que viene de la sexta edición.

¿Qué te pasa, Núria? Que me da pena

porque he vivido muchos momentos muy graciosos

y muy felices con ella.

Seréis amigas siempre. Vais a ser amigas para siempre.

Judith, eres muy grande. Sigue cocinando.

Gracias, chef.

Gracias, Judith. Adiós.

Judith, no te rindas nunca.

Y siempre se puede volver a intentar.

Bueno, Julia, este año tenemos un nivel de cocina

cada vez más alto. Tenemos unos niños

que hacen unos platos increíbles.

Al no haber querido arriesgar, tu plato está rico,

pero era muy sencillo. Claro.

Te esperamos aquí el año que viene. Gracias.

(JULIA) Cocino desde que empezaron a echar el programa.

Y aunque no me hayan cogido, voy a seguir cocinando.

Mi sueño es ser cocinera.

Pues ahora yo tengo un problema, eh.

¿Por qué? Núria no llega a las cocinas

y es que no la veo desde aquí cuando cocina

Núria, ven aquí, porque no te vemos detrás de la mesa esta.

Súbete aquí. Así. Yo no le puedo dejar

al taburete cada semana.

Tenemos un problema, Núria. Has cocinado bien.

Nos ha gustado muchísimo tu plato, pero, claro,

si no llegas a ver la olla,

¿cómo vas a ver la cantidad de lo que vas a echar?

Cuéntanos. ¿Qué hacemos?

¿Te estiro así un poquito las piernas,

a ver si te hago crecer y lo intentamos para que entres?

Aparte, no tengo claro que tú quieras entrar. ¿Seguro?

Dame las razones por las que quieres entrar.

Porque quiero demostrar que los pequeños también valemos.

Quieres demostrar que los pequeños también valéis.

Pues nosotros queremos que lo demuestres

aquí, con nosotros,

en "MasterChef Junior".

Vamos a ver. Ven aquí. ¡Ay!

¡Ay, la más pequeña que hemos tenido aquí!

No llores. ¿Qué? (LLORA)

De la emoción. ¿Te vas a traer el pajarito aquí?

No sé. Si soy más grande que tú todavía.

(NÚRIA) Siempre he querido estar aquí.

Porque yo quiero ser cocinera.

¿Me das un abrazo?

¿Cómo que no? ¿No me huele el aliento a ajo?

¿No? Me quedo más tranquilo.

Ven aquí, anda. Dame un achuchón.

¿Me presentarás a Pelusita? Sí.

Le diré a mamá que te enseñe una foto.

Por favor. O me la traes. Vale.

Mamá, ¿puedo traer a la Pelusa para que lo vea Jordi?

Corre a celebrarlo, venga,

con todos los amigos y toda la familia.

Bienvenida a "MasterChef". Corre.

Felicidades. Gracias.

A ti. (RÍEN)

¡He entrado en "MasterChef Junior V"!

Bueno, chicos, hemos acabado esta tarea difícil,

tenemos ya a los 16 aspirantes a "MasterChef Junior V".

16 miniaturas, increíbles, cómo cocinan.

Qué talento, qué nivel, qué pena porque seguro

que si tenemos más delantales, los damos porque hay gente

que se quedó ahí atrás. Pero bueno, tenemos buena

materia prima y encima creo que empezamos con exterior.

Así es, empezamos fuerte. A por todas.

Vamos a por ello.

Vámonos. Vámonos.

Nuestros aspirantes están a punto de conocer

uno de los secretos mejor guardados de la repostería,

cómo se elaboran los mejores helados artesanales.

Por eso hemos querido que conozcan la heladería

más antigua de España,

la Ibense Bornay, en Jerez de la Frontera,

que lleva 125 años repartiendo tradición

y sabor por todo el mundo.

Qué guay, tía. -Aquí tienen los helados.

-Mola un montón.

-Qué bueno, chaval. -Chocolate.

-Qué rico.

-Me conformo con cuatro tarrinas de eso.

-Bueno, para hacer un buen helado

se mezclan los ingredientes

la leche, la nata, la mantequilla,

todo lo que elijamos para hacer

un buen helado, luego pasamos a la pasterización

para que luego tenga muy buena textura.

Luego ya enfriamos a unos seis grados.

-Menuda fábrica.

-Me encantó la fábrica

de helados porque vimos cómo se hacen

y también probamos muchos helados.

Este es de limón de Málaga. -No sabéis lo bueno que está esto.

-La visita me pareció alucinante, con todo el helado que comí

estoy preparada para hacer la primera prueba de exteriores.

Aspirantes, por fin os veo esas caritas.

(RÍEN)

Los jueces me han hablado muy bien de vosotros

y tenía muchísimas ganas de conoceros a todos.

Pero "MasterChef Junior" no puede empezar

sin que haya un superabrazo

de los aspirantes a la presentadora.

(GRITAN)

Joder, qué guapa es Eva porque al verla en persona

es más alta y más guapa que cuando sale en la tele.

Bueno, chicos, ya lo veis, estamos en Sanlúcar de Barrameda,

una de las ciudades de tradición marinera más antigua de occidente.

Muchas culturas diferentes dejaron su huella aquí,

en calles, palacios, conventos y monasterios.

Hace 500 años, desde estas mismas costas, partió el barco

que dio la primera vuelta al mundo.

Esta expedición estaba dirigida por Magallanes y es uno

de los viajes más importantes en la historia de la navegación.

Hoy, al igual que aquellos exploradores, estáis a punto

de iniciar una nueva aventura en equipos.

¿Estáis preparados para este superreto?

(TODOS) Sí, Eva.

Aspirantes, en esta ocasión competiréis divididos

en cuatro equipos de cuatro miembros cada uno.

Y atención, porque no habrá capitanes.

Yuju. -Mejor, mucho mejor.

-Bien, mejor, así nadie manda. -No.

La razón por la que hoy no hay capitanes es muy sencilla,

queremos que nos demostréis de qué pasta estáis hechos.

Tendréis que organizaros entre todos, dialogar

y poneros de acuerdo en cada detalle del cocinado.

¿Lo tenéis claro? (TODOS) Sí, chef.

Llega el momento de la formación de equipos y lo haréis al azar.

En el mar hay 16 animales marinos

que ocultan los colores de los equipos.

No me lo creo. -No me lo creo.

A mi señal saldréis corriendo y entraréis en el agua,

cogeréis un animal cada uno y volveréis corriendo aquí,

a vuestra posición. (TODOS) Sí, Eva.

Aspirantes, todos al agua

en tres, dos, uno, a correr.

(GRITAN)

Yo me quité la ropa superrápido y me fui corriendo

para el mar porque un chapuzón nunca viene mal.

Han pescado, mira, eh.

Ha ido bien el día de pesca, ¿no? (TODOS) Sí, claro.

Bueno, aspirantes, hay que descubrir

cuál es cada uno de los colores que os han tocado, venga, abridlo.

Naranja. -Rojo.

-Azul. -¡Verde!

-Verde. -Rojo.

-Naranja.

Somos Fernando, tú.

Cuando he abierto el botecito

y he visto color naranja y mis compañeros

he sentido satisfacción porque me gusta mi equipo.

Pues el azar quiso que los equipos

queden así, Hugo, María, Mara y Gonzalo

sois el equipo rojo.

Karen, María Arias, Juan Antonio y Yara, sois el equipo azul.

Esther, Rubén, Santiago y Núria sois el equipo verde.

Héctor, Diego, Fernando y Lucía sois el equipo naranja.

¿Todos contentos?

(TODOS) Sí, Eva.

Aspirantes, la visita que hicisteis a la fábrica

de helados es más importante de lo que pensáis.

La prueba de hoy consiste en elaborar helados artesanales.

Vamos.

-Ya verás, la vamos a liar.

Hoy no valoraremos solo el sabor y textura

de vuestros helados

sino también la ligereza y la presentación.

¿Lo tenéis claro? (TODOS) Sí, chef.

Hacer helados me parece bien porque estuvimos

en una fábrica de helados y nos explicaron el proceso

y creo que lo haremos bien.

La primera campana es para el equipo rojo.

Venga -Suerte, chavales.

Helado de plátano canario con azúcar quemado.

Qué rico. -Ese lo controlo.

Mara, ¿estás contenta con tu helado de plátano canario

con azúcar quemado? Sí.

¿Por qué? Porque me parece

que es muy fácil y creo que lo vamos a sacar.

-Sí, superfácil. -Facilísimo.

-Facilísimo. ¿Lo has hecho más veces?

No, pero no sé. -El más facil.

Por favor, no me hables así.

Veo las primeras discrepancias en el equipo, María,

no lo ves tan fácil.

Es verdad. ¿Qué te pasa, María,

por qué estás preocupada? Porque me habla supermal.

-Tú a mí también. ¿No sois amigas?

Sí, es que ella está enfadada todo el rato.

"Ay, que te calles, ay, ay, que te calles".

-Ya. -Todo el rato así.

Si no habéis entrado en cocinas y ya tenéis diferencias,

esto acabará fatal, así que daos un abrazo.

-María, venga.

Ay. Ahora, así me gusta.

Hay paz y armonía.

La segunda campana es para el equipo azul.

Helado de galleta salada.

Jo, qué rico. -Amigo.

Qué ganas tengo de comérmelo.

Juan Antonio, te vi como muy contento

con tu helado, ¿no?

Es que a mí me encanta la galleta salada.

Sí, pero hacer un helado es más complicado.

El helado será, la galleta salada con ingredientes del helado,

leche, mantequilla y todo.

O sea, lo tienes muy claro, ¿no? Creo que sí.

La tercera campana es para el equipo verde.

Redoble de tambores.

Helado de queso mascarpone.

(TODOS) Oh. -Adiós, qué bueno.

La cuarta y última campana es para el equipo naranja.

Ay, mi madre.

Helado de coco con ralladura de coco caramelizada.

Vamos. -Está superbueno

-Me gusta, me gusta.

Mucha atención, aspirantes, tendréis que elaborar

estos helados y los toppings que los acompañan.

Así que os aconsejo que hagáis una fotografía mental

de estos emplatados porque vais a tener que prepararlos

tal cual están aquí.

(TODOS) Sí, chef.

En este reto no solo tendréis que demostrar

que sabéis hacer helados de calidad sino que además,

tendréis que saber venderlos.

(GRITAN) Bien, vamos.

Vamos, yo sé vender, yo sé vender.

Yo no voy a tener ningún problema

porque yo tengo mucho salero vendiendo.

Contaréis con 90 minutos para elaborar toda la cantidad

de helados y toppings que podáis.

Vale, así, bien, bien.

Una vez concluido el tiempo cada equipo correrá

con su carrito de venta al paseo marítimo

para vender todas las tarrinas que pueda.

Venderéis cada helado

a tres euros en moneda "MasterChef".

El equipo que más helados venda,

gana la prueba.

Tengo muchas ganas de empezar y quiero cocinar

ya helados que nunca cociné y creo que a por ellos voy a ir.

Como siempre, nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios para cocinar

y donará el excedente que no uséis a comedores sociales.

Aspirantes, ¿estáis listos para enfrentaros

a vuestra primera prueba por equipos?

(TODOS) Sí, chef.

No os oigo nada, ¿estáis preparados?

(GRITAN) ¡Sí, chef!

Yo creo que sí les hemos oído, ¿no?

Pues a ponerse ropa seca y a cocinas en tres, dos, uno, ya.

(GRITAN)

(RÍEN) Mira, mira.

Que no sé correr.

Vamos, venga. -Estoy destrozado.

-Venga. -Vamos.

-Vamos, equipo.

-Vamos, chicos.

-Vale, Hugo se pondrá a hacer los de los fuegos.

-Yo corto frutas cojo caramelizado.

Yo empiezo cortando. -Vale, yo empiezo con las galletas.

-Vale. (TODOS) Un, dos, tres,

equipo verde, oé.

Venga, necesito lo primero los helados, primero los helados.

-Vamos a echar leche. Para elaborar el helado

tienen que mezclar leche, nata para montar,

yema de huevo pasteurizada,

estabilizante, glucosa líquida, mantequilla y azúcar.

Y después mantecarlo

hasta conseguir la textura adecuada.

El azúcar lo tenemos que echar aquí.

-Sí, pero tiene que empezar eso a hervir.

-Está empezando. -No.

-Muévelo tú mientras.

-Voy a cortar chocolate, ¿no?

Para acompañar su helado de plátano canario

el equipo rojo tiene que preparar un sirope de chocolate con leche

y unas galletas de canela con harina, huevos,

mantequilla y azúcar.

A ver, estamos ya con las galletas. -Sí, venga.

Empiezo por la gorda yo. -¿Te ayudo yo?

-No, no hace falta. -Me pongo con el mango.

El equipo naranja tiene que elaborar

helado de coco con ralladura de coco caramelizada

y un sirope de mango.

¿Así, Diego? -Más grande, no tan chiquitín.

-Haré el sirope mezclado y cojo una inducción y a cocer.

Por otro lado, el equipo azul tiene que preparar

helado de galleta salada y acompañarlo

con un sirope de chocolate negro y un crumble de almendra.

Acordaos, es muy importante la limpieza, ¿vale?

-Vale, sí.

Cuidado, cuidado.

-Ya, ya. -Ya está.

-Ahora falta la naranja.

¿Lo echas tú o yo?

-Yo muevo y tú echas, ¿te parece?

-Mira, haz una cosa, déjala a ella

y tú haces los barquillos. -Vale.

Para acompañar su helado de queso mascarpone,

el equipo verde tiene que preparar un sirope de frutos rojos

y gominolas de fruta de la pasión.

Una vez llegue a ebullición el puré de la fruta

con el azúcar el agar agar, tendrán que dejarlo enfriar

hasta que la masa quede sólida.

Esther, ya no...

-Lo tienes que colar, ¿vale? ¿Sabes o te ayudo?

-Tú me aguantas el colador. -Yo te aguanto.

Ya una vez colado lo metes en el frigo.

-Vale.

María, quita esto que no puedo.

-Espera, que lo necesito para trabajar.

-Oye, no quiero peleas en mi equipo, eh.

Mira, aquí tenéis otra tabla,

venga, no podéis estar en la misma tabla.

-Me dijeron que cortase plátano y chocolate.

-Haz la masa de los barquillos. -Pero cómo se hace.

-Yo no me acuerdo porque no era mi tarea.

-Mira, me estás desconcentrando, ¿sabías?

Espero trabajar bien con Mara,

pero será un poco complicado.

Que uno se ponga con los barquillos, venga.

-No, yo no. -Pues que se ponga Mara.

-Mara, ponte con los barquillos, porfa.

-Pero cómo se hace.

Para la masa de los barquillos que tiene que elaborar

todos los equipos, hay que derretir la mantequilla y después

mezclarla en frío con huevo, azúcar, agua y harina.

Tú, pero que esto se está haciendo el huevo como duro.

-¿Has echado el huevo? -Y ahora echo el agua, ¿no?

-La mantequilla, ¿esperas a que se derrita del todo?

-Sí, del todo. -Pues baja el fuego.

-Esto está mal, mira esto.

-La leche. -¿Hay que echar leche a esto?

Ay, la harina, la harina.

-Para que espese.

-Dios, esto se vuela.

Queridos Pepe y Jordi, aquí estamos en la nueva

temporada de "MasterChef Junior" y toca repartir equipos.

Hoy voy a ser yo quien supervise dos equipos, decidiré

en qué equipo trabajaréis cada uno de vosotros.

¿Oído?

Oído, chef. Oído, chef, oído.

Pues supervisaré el trabajo del equipo verde

y del equipo rojo.

Pepe, tú el equipo azul

y tú, Jordi, te quedas con el naranja.

Vaya equipito me has dado. ¿Lo tenéis claro?

(AMBOS) Sí, chef.

Cómo me gusta que me digáis: "Sí, chef.", a trabajar.

Anda...

Madre mía, cómo ha venido Samantha esta temporada, ¿no?

Parece la teniente O×Neill. Da miedo, se crece con los peques.

Un calentón y ya está.

-Juan Antonio, recoge, que estoy recogiendo lo tuyo.

-Sí, estoy recogiendo.

-Juan Antonio, recoge, hijo mío. -¿Dónde pongo los boles sucios?

Ahí.

-Es que Juan Antonio es muy gracioso,

pero hay algunas veces que voy detrás de él

porque lo pone todo perdido incluso cuando limpia.

Oye, Juan Antonio, estate muy pendiente

de lo que estás haciendo.

-Esto ya se puede apagar.

Tengo el sirope ya hecho.

-Bien, que no se manche el biberón, ¿vale?

Genial.

Vale, cuando empiece a cocer se le echa todo el azúcar.

-El azúcar solo y lo removemos con una varilla.

-Muy rápido. -No.

-Esto, echamos la grasa. -No, después le echas

el queso mascarpone y después lo acabas

y le echas esto y con el calor se va terminando, ¿vale?

-Vale.

Aspirantes, mucha atención, lleváis, exactamente,

30 minutos de cocinado

y en 60 tenéis que salir al paseo marítimo a vender helados.

Lo que no hayáis hecho, no sale, ¿oído?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Pues a trabajar rápido.

Cuidado, eh.

-Venga, rápido, ahora movéis eso, ahora lo movéis.

-Te ayudo a hacer las galletas. -No.

-Sí. -Me lo pedí yo.

-Vale, pues te ayudo.

-A ponerla en la mesa sí. -Claro, es que tienes manos...

-Cuidado. -Oye, chicos,

necesito orden en la cocina.

-Mara lleva la contraria a todo el mundo

a ella le gusta llevar la contraria.

Es que las galletas me las pedí, ponte con los barquillos.

A ver, quita, Mara.

-¿No me ha dicho que me dejarías?

-No, pero poner la masa aquí, amasar, amaso yo.

-Vale, ¿puedo hacer algo? -Los barquillos.

A ver, aquí tenemos un problema entre dos personitas.

Sí, pero ya está solucionado. ¿Por qué, qué habéis hecho?

Nos hemos enfadado. -Y nos perdonamos con un abrazo.

¿El que he visto yo? Así, mira.

Ah, esto sí que es un superabrazo.

Yo creo que voy a trabajar bien con María

porque creo que es una buena chica

a pesar de las discusiones que tengamos.

Diego, ahora qué tengo que hacer.

-¿Esos son las barquitas? -Sí.

-Oh, no puede estar tan espeso, tía,

tiene que ser en plan crema. -Madre mía.

-Esto tiene que ser líquido.

-Ya lo sé.

-Va, sí, cocínala, cocínala.

Prueba con una y si no sale... -Tío, no puedo, no puedo.

-Ya, es que no sé qué hacer. -No, ni yo.

(RÍE)

Prueba a hacer uno. -Pero que aún no podemos.

-Que sí, prueba uno, prueba uno.

-¿Pongo aquí? -Claro.

-¿Pero cómo voy a hacer esto? Es asqueroso.

Y ahora, cuándo se levanta esto, ¿se levanta solo?

-Lo levantas dentro de un rato y luego lo sacas.

Ponte mientras a... -¿A cortar?

-A cortar, sí porque mira todo lo que tengo, no puedo.

-Pero... Diego, no, no.

-Estás al lado, puedes ir controlándolo.

Madre mía, cuánta risa, tía.

-No os riais, no tiene ninguna gracia.

-Ya me he dado cuenta.

-Ay, Dios, me va a dar algo, lo juro, no lo puedo remediar.

Cuando se me estropeó la masa estaba supernerviosa

porque no sabía qué hacer, además nunca hice una masa de esas

y no sabía cómo tenía que quedar.

¿Qué tal? -Bastante bien, la verdad.

-Vale. -Voy a parar de mezclar un poco.

-Adiós, el viento va a venir fatal para la harina.

Escucha, Karen, eso que yo no sé repostería y mira cómo

me está saliendo la mantequilla con la harina.

-Qué loco, qué loco.

-Karen, eso que no soy de repostería.

-Vale, pues esto es para el barquito, genial.

-¿Voy bien, chicas?

-Sí. -¿Le echaste el azúcar,

la vainilla, la sal, esto?

-Así es como se hace, ¿no? -Mira, te explico,

hazle un corte por en medio ¿vale?

-Vale. -¿Crees que lo harás tú solita?

-Creo que sí.

-Venga. -Adiós, ya salen grumos,

esto no va. -Pues eso no tiene que ser bueno.

-Son todo grumos.

-Venga, chicos, que vamos superbien.

-Sí, es sirope. -Rubén, ¿y tu helado?

-Se está hirviendo. -Que está hirviendo.

-Que ya lo sé. -¿Echo la grasa?

-No, no, apágalo.

-Que no, que había que echarle la grasa.

-Claro, pero la tienes que apagar. -Apágalo entonces.

-Con el calor que queda echo la grasa,

¿y el queso mascarpone? -El queso...

¿Dónde era? -¿No se lo habéis echado?

-No.

-Espera, enciende otra vez, echas el mascarpone,

lo apagamos, que esté caliente y lo echamos, no pasa nada.

-Muy bien dicho, Esther. -Nadie cogía las riendas

nadie se organiza y era un caos.

Y dije: "Cojo las riendas y a ver si esto va mejor".

Esto ya está, ya se ha derretido el queso.

-Apágalo. -¿Echamos toda la harina?

-Creo que sí. -Sí, toda.

Voy añadiendo, pero no batas mucho más

que si no se cortará, creo yo.

Necesito un fuego.

No lo pongas mucho porque no veas tú lo que calienta esto.

-Ya lo sé. -Muy bien, el azúcar échalo.

-Ahora la echo cuando esté el mango hecho.

-Me tendría que haber encargado del sirope.

Es que no sé para qué me encargo de lo otro.

-Vale, va, va, va.

-¿Qué tal? Vale.

-Hay que rellenarlo más. -Escucha, esta masa ya está hecha.

Cuando eso esté, ya aquí, eh.

Y ya iré mezclando.

-Chicos, creo que esto está.

-¿A ver? -¿Lo ponemos en tu masa?

-Mejor yo en la tuya, vendría mejor, sí.

Te voy echando un poco y vas mezclando, ¿ok?

-¿Esto es para los crumbles o para las tortitas?

-Esto es para los crumbles, esto es para los crumbles.

-Pero esto no puede ser así, necesita huevo o algo, ¿no?

Me parece que nos hemos liado. Bueno, qué dice el equipo azul.

Contadme, por dónde vamos. Aquí está el helado haciéndose.

La primera tanda, ¿tres litros metimos?

Sí. ¿Lo medisteis bien?

Sí. ¿Todo bien, perfecto?

¿Cómo va la galleta salada? Ahí ya están,

Ahí están, vale. La pican.

O sea, al hacer el helado, a la mitad, más o menos,

echamos la galleta salada porque si lo echamos al principio

y está muy líquido, se deshará la galleta

y no tendrá textura, ¿lo entendemos?

Sí. Sí, venga, perfecto,

lo dejo aquí arriba. Lo siguiente, los toppings.

¿Eso qué es, de qué es esta masa?

Del crumble. Del crumble.

Harina de almendra, harina, azúcar y la mantequilla.

Y luego ella ha hecho una mezcla

de yema de huevo y mantequilla y la he echado aquí.

-Con vainilla. O sea, habéis mezclado

por lo que veo, el crumble con el barquillo,

¿y quién ha hecho eso?

Pero eso has dicho tú de echarlo. -Lo hemos hecho los dos.

Si hemos mezclado dos masas, no nos vale, hay que repetir

porque no saldrá ni una ni otra, así que ya podemos correr.

No hay tiempo. Pues ya puedes correr.

Venga. Tirada a la basura, ¿no?

Efectivamente. Equipo azul lleváis 40 minutos.

Madre mía, qué hemos mezclado

el "cumbrel" con los barquillos yo me he quedado muerto.

Chicos, venga, vamos genial, la galletas, ¿qué tal van?

-Las galletas van genial. -Perfecto, todos juntos.

A ver, equipo rojo, ¿esto qué es? El chocolate.

Vale, cuidado con la temperatura. Sí, lo puse a 350.

El chocolate siempre al mínimo y con muchísimo cuidado

de que no se pegue al fondo.

Es lo que hago, moverlo bien para que no se pegue.

Muy bien, vale, ¿qué más falta, Gonzalo?

Los helados ya van. ¿Ya los metiste, cuántos metiste?

Tres litros. ¿Ya son tres litros?

No, esto son dos y ahí va el tercero.

A ver, la primera tanda de helados está en la máquina,

trabajad en la siguiente y en los toppings.

¿Oído? (TODOS) Oído.

-Venga, chicos. Suerte.

-El chocolate lo vamos a poner ya

en el bibe. -¿Qué tal van los barquillos, Mara?

-Muy bien. -Venga, chicos,

vamos genial de tiempo, lo único que necesito

es concentración, ¿vale? Y después se limpia esta tabla.

-Cuidado, que me quemas. -Vete a lavar la mano.

-Volando. -Chicos, no quiero esto, venga.

-Pues he estado animando al equipo porque sabía

que era un plato difícil

que podríamos haber sacado adelante.

Lo que mejor va en la cocina es la motivación porque creo

que es un gran factor.

Diego, esto, Lucía, el sirope va superbien.

-Guay.

-Ahora lo tengo que triturar.

-Voy a ir añadiendo. -Va, chicos, que esto va bien.

-Vale, ya tengo esto.

-Diego, ¿cómo vamos a cortar la galleta?

-Esto hay que romperlo en unos cuatro trozos.

Pruébala a ver si esta buena.

Prueba, ¿está bueno?

(RÍEN)

Es que no sabe a nada.

-No tiene que saber tampoco.

-La próxima no la hagas tanto.

-Es que aunque no la haga. -Esto ya está.

-Pues échalo en el biberón.

A ver, equipo naranja. Esto es la ralladura de coco.

Vale, ¿está caramelizada? Sí.

Vale, esto está bien.

¿Esto qué es? El sirope de mango.

Sirope de mango. "Yes".

Vale, ¿y qué le falta? Está bastante bien.

Lo tengo que echar aquí y que se enfríe en la nevera.

Vale, lo que no me gusta es tu masa del barquillo.

Primero porque parece que has puesto una masa

muy espesa que la veo ahí. Tiene que ser una masa de crepe,

un poco más líquida, esto no está líquido.

Ya, lo hemos hecho... ¿Sabes qué haría?

Mueve rápido y repetirlo,

Nos damos caña, lo repetimos y chupón.

¿Qué somos? Pura sangres, pura sangres, al lío.

Como sigamos así, la prueba de eliminación fuera, eh.

-¿Quién nosotros? -Sí.

-¿Por qué nos vamos? -Porque vamos muy bien.

-¿Por qué vamos a ir a la prueba de eliminación?

-Ah, entendía que nos vamos.

-Pero déjala un poco más. -No.

-¿De verdad os convence? -Parecen tortitas.

-Tienen que ser así.

Vamos.

Más o menos.

-Oye, ¿las uvas cómo? -Creo que con que las cortes

por la mitad es suficiente.

Juan Antonio, no te lo comas, ¿las crumbles son así de grandes?

-No, las crumbles no son galletas, es galleta despedazada.

Eso se despedaza luego.

-No te chupes los dedos, toma, lávatelas.

Que yo las saco. -Oye.

-Superbien, mira, lo hicimos mal

y lo hemos repuesto, superrápidamente.

-Me parece muy bien que Karen haya tomado un poquito el timón

porque siempre se necesita uno que vaya como un pasito

más adelante de los demás.

Creo que ha estado bastante bien.

Crumble en el horno.

¡Aspirantes, lleváis 60 minutos de cocinado!

¡En 30 hay que salir a vender todos los helados, ¿oído?!

(TODOS) ¡Sí, chef!

Venga, echa tú ese y te encargar de hacer los huevos.

Corre, corre y remueve que se están haciendo.

-Vamos muy bien. -El agua.

-¿Ahí? -Ya.

-Es que no entiendo qué hay que hacer

para que no cuaje. -Es que es imposible

que no cuaje un huevo.

-Esto no está bien, tío. -Esto no está bien,

tiene que ser como un crepe. ¿Qué pasa aquí?

Lo hemos vuelto a hacer y cuaja el huevo.

Al ponerlo, cuaja, no sé qué hacer para que no cuaje.

No cocinarlo, entiendo que hay una mantequilla fundida,

pues la mantequilla la fundo, mezclo los ingredientes

y fuera del fuego... El huevo, claro, obviamente.

Obviamente. Pues ya no.

¿Voy a buscar más ingredientes? Me estáis gastando la despensa.

Azúcar no traigas porque tenemos aquí.

Azúcar, no, el resto, sí.

Vale. -Menuda castaña.

-Héctor, no nos da tiempo a hacer otra.

-Si lo dice Jordi es que sí. La actitud de Lucía no fue buena

porque lo podía haber hecho mejor y ella pues pasa un poco.

Entonces eso no me ha parecido muy bien.

-Otra vez, vigésima vez. Es la tercera vez

que hacemos la masa, espero que funcione esta ya.

Venga, vamos. Venga, mantequilla,

a ver, campeón, ven aquí, ven.

Esto.

¿Me lo derrites con cuidado?

Venga, cuatro huevos aquí.

Huevos ahí. Cuatro, venga.

Cuatro, ¿tengo cuatro huevos ahí? Esa harina, pum.

Una varilla.

Esa harina dentro.

Azúcar dentro.

Varilla.

Echar, más o menos, medio litro de agua, venga.

Cuidado, cuidado, cuidado.

Esto, mira, rascando, rascando, venga, ahí.

Perfecto. -Bien.

-Vamos. Muy bien, chavales.

Lucía, hay que repetir esa masa, venga.

Eres un crack, tío. -Un crack, tío.

Pero hay que darle caña, no hay que relajarse.

-Las gominolas. -Saco, ¿vale?

Oye, una cosa, cosa, cuadraditos todos iguales.

-Esto ya está.

-Guau, qué bien.

-Perfecto, perfecto, chicos, lo estamos bordando.

-Por favor, id haciendo cosas, ahora la probáis.

-Una vez. -No.

-Chicos, las galletas están en el horno, vamos.

-Se tarda mucho. -Las galletas, los barquillos

ya están, ¿la fruta? -La sandía, no.

-A ver, tienes que tener orden en la tabla, ¿vale?

Esto, esto aquí.

¿Por qué no hacemos? -No.

-Haz una cosa, ¿por qué no alineas todo y después haces

ras, ras, ras, no?

-Jo, ¿puedo cortar chuches?

-Vale. -Que a mí se me da fatal.

Cuando todo el mundo acabe, todo el mundo a cortar fruta.

-Genial, la bandeja.

-Perfecto.

(SE CAE UNA BANDEJA) -¡No!

-Chicos, ánimo, no ha pasado nada,

seguimos, hay otra bandeja en juego.

A ver, cómo va mi equipo verde. (TODOS) Genial.

¿Esto son los frutos rojos, no? Sí.

¿Dónde están los frutos rojos? Aquí.

Este es el sirope. ¿Y esto es lo que sobra?

Luego si llegáis allí y os falta sirope

para dos o tres clientes, diréis: "Me lo dejé en la olla".

No quiero ver una olla con nada,

sobre todo, tenéis tiempo, o sea, organizaos bien,

¿y llevaréis el sirope en ese cacharro?

No, lo metemos en biberones. ¿En biberones? Pues, vamos,

con un embudo al biberón. Organizaos bien.

Muy bien, Núria, porque este es el tamaño que yo necesito.

Perfecto, Núria.

-Aunque yo sea pequeñita, me han dejado hacer

muchas cosas que ellos también hacían.

-Venga, voy a echarlo, ¿vale?

-Ya está, perfecta.

-Eh, eso ya es una masa. Cómo va esa mantequilla.

Fundiéndose. Si no estás con el helado, corta fruta.

No me fio, a ver, dale al botoncito,

mucho cuidado y caña.

A ver que voy,voy, voy, voy.

Dale garbo.

Vamos, chicos, va. ¿Veis la sutil diferencia

entre esta masa y la otra? Sí.

Gracias, chef. De nada.

Dios, qué diferencia. -Ay, Dios.

Creo que vamos mal con el crumble.

-Yo creo que vamos bien de tiempo.

-Lo voy a poner mejor.

-¿Karen? -Es que no cae.

-Vale, espera. -No cae.

-Tú, utiliza la parte de ahí. -Todavía no está.

-Pero está muy jugosita. -Ahora después

cuando se enfríe con un cuchillo recortamos.

Cómo va mi equipo azul. Superbien.

Juan Antonio, ¿tenemos todo en mente de lo que tenemos?

Sí. Crumble, ha salido muy po...

¿Y eso qué ha pasado?

No debe estar así, ¿no? No, esto alguien no ha mezclado

todas las cosas bien. La proporción no está bien

porque esto en el horno, se hubiese quedado una galleta dura

y mira cómo está. Lo vuelvo a hacer.

-Sí, pero rápido. ¿Qué pone ahí?

Mal. Mal, pues así está.

¿Podemos repetir? ¿Tenemos mezcla para hacer?

Sí. Lo intentamos que tenemos

15 minutos, pero lo intentamos.

Así como estas galletas están muy bien,

los barquillos, fenomenal, los toppings están todos,

¿los de la fruta? Juan Antonio, ¿qué pasa aquí?

Otra vez nos equivocamos, que lo habías hecho muy bien

y te habías venido arriba, habías hecho una segunda masa

y resulta que no la hacemos bien.

Yo estaba muy de acuerdo con él porque el crumble

me ha salido fatal.

Porque lo mío no es la repostería que se diga.

Qué rico.

Ah, las galletas.

-Oh, qué bien huele. -¡Chicos, machacad las galletas!

-¿No es demasiada sandía? -Ya.

-La sandía que sobra, aquí. -Las uvas, las uvas.

A ver, cómo va este equipo. Bien.

-Muy bien, Samantha.

A ver, una cosa importante que siempre digo,

si tienes aquí la masa, aquí lo que sacas,

lo tienes mal instalado, entonces esto, a ver, va aquí,

esto a aquí y esto va aquí.

Hay que trabajar con la cabeza, ¿entiendes que así va mejor?

Sí. Y trabajarás más cómodo

porque irás, directamente, con la masa a hacer tu barquillo.

Vale. Vamos.

Gracias, Samantha.

A ver cómo ha quedado. Crujiente, ¿no?

Hum. ¿A que están buenísimas?

Por favor, ¿quién ha hecho esta receta tan buena?

Yo. ¿Tú?

Venga, a seguir trabajando, chicos, venga.

¿Quién ha hecho esta forma de sandía?

Yo, no. -Yo estoy con esto.

-Yo, no, eh. No ha sido nadie,

es la primera vez que una sandía se corta sola.

Las pequeñitas las hice yo. -Yo las más grandes.

-Yo la pequeñitas. Os penalizarán mis compañeros

y se enfadarán mucho, así que, rápido con las frutas como locos.

Termina las galletas y a limpiar fruta.

Oye, la última fase del helado, ¿ya está echada?

-No, aún no. -Va por 37, ¿hasta 100?

Va bien. -Vamos genial, ya tenemos

las gominolas, el helado,

el sirope y ahora nos quedan los toppings.

Termina esa fresa y ve con los toppings, ¿vale?

-Ya está. -No, no, con esto.

-Vale, vale, ¿pero más fresas?

-No, las pelas por esta parte.

Hala.

-Las mismas proporciones.

-Te estás pasando muchísimo.

-O sea, cuánto has puesto, Dios. -Te estás pasando mogollón.

-Creo que hemos hecho crumble para todo el año, me he pasado.

-¿Qué haces? -He echado todo lo que había.

Pepe. -Pepe.

Contadme. Creo que lo hice fatal, madre mía.

Pero, a ver, Juan Antonio, me vas a quitar la afición hoy.

Yo es que no soy de repostería.

Ya, ahora a última hora, venga, ya esa masa no la hagas

porque no nos dará tiempo. Bueno, no pasa nada.

Juan Antonio quería hacer el crumble, ha hecho una,

le salió mal, hizo otra, le salió mal,

pero bueno, aunque hiciera muchas

se ha esforzado, la volvió a hacer

y eso ha estado muy bien.

Chicos, quiero a uno que se encargue de esto

Yo lo hago. O hacedlo todos

que tenéis que aprender, que lo veáis todos,

la masa tiene que reposar más.

Dios, qué bien.

¿Veis que se cuaja con solo ponerla?

Sí. -Y queríamos presentar eso.

-Poquito a poquito.

Ahí.

Yo lo he hecho ahora, no lo hago más.

¡Aspirantes, mucha atención, en menos de cinco minutos

se cierran las cocinas! ¡Cinco minutos!

¡Y empieza la venta de helados, ¿oído?!

(TODOS) ¡Sí, chef!

Y os digo una cosa, me da la sensación

que hay un equipo que ni que con la ayuda

de su chef saca el helado.

¿Por qué no? Vamos bien, genial.

Jordi, por favor, ¿quieres salir ya?

Es que tengo cinco concursantes en el equipo naranja.

Una cosa, espérate. Cuanto más estás. peor lo hacen.

Ya lo sé, ¿no te importaría darme unos barquillos?

Vamos, equipo. -Vamos, venga.

-Pero cortarlo da igual, ¿no?

-No, así tiene diferente forma y está mejor.

-Los crudos acuérdate de quitarlos. -Ya, si lo crudo es esto.

-Ten cuidado que esto ya está.

Rubén, que ya está esto.

-El helado. -Se sale, cuidado que se sale.

-¡Qué hacéis! -Nada, el helado.

-Stop.

-Jo. -Que se te ha bajado.

-Se habrá quedado pegado.

-Qué mal.

A ver, ¿puedo probarlo? -Prueba.

-¿El helado? -Ya está, acaba de terminar, venga.

-Me pongo a recoger, chicos.

-Chicos, ¿qué tal van los barquillos?

-Perfectos. -Ya, no cortes más.

Están buenísimos.

-Pues los he hecho yo. -Enhorabuena.

-Gracias. El barquillo salió

muy sabroso y estoy muy contenta porque María me felicitó.

Como no tenemos crumbles, qué hacemos, ¿lo ponemos aquí?

-Da igual, déjalo ahí.

-Vale. -Probad el helado

que me lo voy a zampar entero.

¡Yuju!

-Chicos, va, los que no tengan que hacer nada, limpiad.

Va, otra marchando.

El embudo para los biberones.

-Pero cortad esto, por favor. -Hola, hola, estoy aquí.

-Vale, pero corta eso.

-Córtame melocotón, por favor, de ese.

-No.

-¿Qué has hecho? -Que se ha caído.

-Por favor, señores, relajaos, como lo hicimos antes.

-Íbamos perfectos. -Ya lo sé.

-Ponme el embudo. -A relajare.

-Cuidado que se cae, cuidado.

-Escuchad, todo tiene que ir en perfecto estado.

-No podemos relajarnos quedan cinco minutos.

-Ponte a cortar, no hagas nada, no puedes estar parado.

-Vale. A ver, ay, ay, la que habéis liado.

A ver, se os caído la gelatina, ahora el de los frutos rojos,

¿no erais tan perfectos, veis como no se puede cantar

victoria antes de tiempo?

Ya lo sé. (RESOPLA)

¿Es lo que os queda? No, tenemos más.

Pues echadlo todo, rebañadito.

¿Vale? Poneos las pilas que os queda muy poco tiempo.

Vale. -¿Te ayudo en algo?

-Sí, corta fruta.

-Yo me sentía mal

porque si nos faltaba sirope ya era culpa mía.

¿Qué hago? Decidme, decidme qué hago.

-Estamos cortando esto. -Eso está perfecto.

Esto hay que entrarlo ahí. -Pues mételo.

-¿Cabe o no?

-Ale. -La fruta, no.

-Hay que meterla. -¿La fruta?

-Sí. -Los toppings.

-Todo. -¿En los pequeños?

-Sí.

Equipo, aspirantes, se cierran las cocinas, ¡ya!

Jo.

Todo el mundo quieto.

Al final no hemos conseguido que la masa saliese bien,

ya era muy tarde, se nos echó el tiempo encima

y no nos dio tiempo a sacarla.

Aspirantes, ha llegado el momento de enfrentarse a los clientes.

Os recuerdo que en esta prueba

gana el equipo que más helados venda.

Colocad todo vuestro helado y vuestros toppings

en vuestro carrito y vamos al paseo marítimo

a venderlo todo.

Pepe, Jordi, cada uno con su equipo,

yo me voy con los míos. ¡Venga, a por los helados!

¡Acercaos, señores! ¿Cómo vais?

Ahora vamos a ir perfectos. Vale, la galleta aquí.

la salsa aquí, muy bien. Ya tenemos todo preparado, hombre.

Venga, hay que organizarse, alguien saca bolas,

llena las tarrinas y alguien lo vende, venga,

yo quiero, quién quiere helado, hay que gritarlo.

Venga, que me voy, vámonos.

Pi, pi, pi.

Equipo, importante, somos el carrito saludable,

al final las galletas no tienen tanta importancia,

lo importante es vender. Esos ojos azules

que los vea mirando a todo el mundo.

Sonrisa amplia. El helado rico, el helado sano, ¿dónde está? Aquí.

Repite conmigo. El helado sano, el helado rico.

¿Dónde está? (TODOS) Aquí.

Bueno, venga. Vamos, chicos.

Hay que meterle morro, jeta, quiero MasterChef euros.

Sami, ¿puedes con los dos carros? No.

¿Te ayudo? ¿Lo saco? Por favor.

Venga, anda. Gracias.

Chicos, venga que voy. Esta temporada estás increíble.

Vamos, que voy. (HACE FUERZA)

Ahí está, cuidado. Venga.

Menos mal que nos han ayudado, los carros pesaban lo suyo

y menos mal que lo han traído, nos hubiéramos tirado la vida.

-¡Al helado sano, al helado rico!

-Venga, venid aquí. -Venga, nos lo quitan de las manos.

-¡Al rojo! -¡Al rojo!

-Se han caído. -¿Qué se ha caído?

-Este helado está muy rico. (TODOS) ¡Olé, olé!

-¡Eh, eh! -Venid aquí, animaos.

-Está buenísimo. -Compren, compren.

-Helado casero. -Venga, vamos.

-El mejor es el rojo, venid para acá.

-Para ti, señora. -Gracias.

-De nada. -A la cajita.

-Siguiente helado. -Quiero lo mismo que ella.

-Doble de todo. -Tenéis chocolate y lo que queráis.

-Este helado... (TODAS) Es muy salado.

-Con sirope. -De chocolate.

-Muchísimas gracias.

-El helado sano, el helado rico, ¿dónde está? Aquí.

-Quiero con chocolate y galletas. -Perfecto, gracias.

-Es de queso mascarpone con fruta y gelatina.

-Una cola detrás de la señorita tan guapa.

-Uy, gracias. Yo quiero uno, por favor.

-Vale. Y el dinerito por aquí.

-¿Te he echado sirope? -No.

-Joe, tío, tengo que hacerlo todo. -Probad nuestros helados.

-Venga, vamos. -Muy bien, vale.

-Siguiente. -¿Quiere sirope de mango?

-Está tope rico. -Tome.

-Coge una.

-¿Somos los que vendemos más que otros?

-Venid, venid, venid. -Nadie quiere probar este helado.

-¿Esto para quién es? -Allí.

-Gracias. -Venga.

-Está buenísimo. -Disfruta. Tiene un poco más.

-Échalo ya. -Calma, calma.

-Perfecto. Ahí tenéis cucharitas y ahí servilletas.

Os veo ahí a los dos come que te come, ¿está rico?

-Sí, muy rico. -Muy bueno.

A ver, contadme de qué es cada uno de los helados.

El mío de queso... mascarpone. De mascarpone.

Yo digo que está muy bien, me lo han dado un poco fundido.

¿Estaba líquido? Estaba líquido ya

cuando me lo han dado pero bueno.

¿Y el tuyo? El de plátano.

Estaba superconseguido, los topping muy buenos, la galleta...

No ha ido nada mal, ¿no? Qué va.

-El helado sano, el helado rico, ¿dónde está? Aquí.

-Verás qué bueno, te vas a quedar con ganas de más.

El más bueno del mundo. -Oye, mucha suerte.

-Gracias. -Me lo quitan de las manos.

-Lo hemos hecho con mucho cariño para vosotras.

-Venga, chicos, que os va a gustar muchísimo.

-Una galleta de esta. -Está triunfando.

-¿Con qué? -Con galleta.

-Tía, tenemos una cola... ¡Vamos a ganar!

-¿Por qué ese puesto está siempre lleno, tío?

Al final le pincho una rueda...

-Está la de "MasterChef", mira.

-Vamos a ponerle a Virginia extra. -¿Fruta, chocolate, galleta?

-Chocolate y un poco de galleta. -Ponle de todo.

-Cuchara. -El dinero.

-El dinero, muy importante.

-Diez euros, uy... -Toma, corazón.

-Tres euros, sí, que me he liado.

-Pruébalo. ¿Ha venido tu hermana?

-Un poco dulce está el mascarpone, pero bueno, está bueno.

-Sin ayuda de los jueces. -Qué buena cara.

-¿Quiere sirope? -No, solo con fruta.

-La tarrina grande, ¿no? Echa ahí hasta donde quieras.

-Si quieres más topping. -No.

-Estamos vendiendo muchísimo. -Nos vamos a forrar.

-Venga, rápido, más barquillo.

-Una galleta más. -Aquí tiene.

-Estamos haciendo triunfo, triunfo.

-Tráenos a más gente, que no viene nadie.

-Claro, venga. -Trae un helado, lo llevo fuera.

-Toma. -Se lo llevo a alguien, vente.

-Venid a este puesto, está bueno. -Que se acaba, que se acaba.

-¿Quién quiere? -Un poco derretido, pero está...

No te imaginas cómo está.

-Tiene muy buena pinta. -Lo quiero probar.

-El dinero. Muchas gracias.

-He vendido otro. -Ahí.

Fíjate que me parecía que estaba viendo doble.

Hola. Ya decía yo...

Venimos a Sanlúcar, cerca de Jerez...

Os teníais que acercar. Hombre.

Eso siempre, veros siempre. ¿Cómo os va? Contadme.

Hemos inaugurado un nuevo local en Jerez.

Qué alegría. Luchando y trabajando.

Era lo que queríamos.

Y te ha dejado el cáterin para ti sola.

Yo la faena, me he quedado en la retaguardia, pero bien.

Hemos tenido buena aceptación, gusta nuestra comida.

¿Os han gustado los helados o no?

Me he quedado alucinada, muy buenos. Este es de plátano.

Ah, vale. Para mí el mejor.

-El de mascarpone estaba derretido, no era tan cremoso...

La verdad, me quedo con el de plátano.

-¡Compren coco y se volverán loco!

-Rojo. Bueno, bonito y barato. Vamos, que se nos acaban.

-Hum... Está un montón de bueno, ¿eh?

-¿Está bueno?

-¿Tu favorito cuál es? -De todos los que probé; este.

-Gracias, gracias. -Mucha suerte, ¿eh?

-Suerte. -Gracias. Nos ha motivado.

-¡Eh, eh!

¿Cuántos helados os habéis comido este verano?

No sé. Un montón. Un montón.

¿Estaban tan ricos como estos o no?

No tanto. ¿Están buenos? ¿Sí?

A ver, ¿de qué es el tuyo? Galleta salada.

¿Te gusta? Sí, está muy bueno.

¿Y el tuyo? De coco.

¿Qué tal está ese helado? Muy bueno, de verdad.

¿Tú has probado ese y tú ese? No.

¿No? Yo el de galleta.

¿Qué tal está el de galleta? Buenísimo.

-Vale, ¿qué quieres? -Otro cliente.

-Es de coco, de coco. -Te vas a volver loco...

Con el coco. -Ya no queda más.

-Lo siento, nos tenemos más.

-Se nos han acabado. -Lo siento.

-Teníamos nueve litros, se nos han ido.

-¡Hemos vendido todo! (TODOS) La, la, la, la.

-Estamos vendiendo muy poco, tío. Por favor, por favor.

Compren aquí, compren. Vamos, va, vamos.

-Vamos, vamos. -Prueba de eliminación de cabeza.

-Esto es una maravilla. -Vamos a conseguir de venta...

-Oye, vamos a ganar mucha pasta, chavala.

-Helado, helado, heladito de queso mascarpone.

-El más rico, verde esperanza, el más rico.

-El verde, aquí está el mejor helado del mundo.

-¡Aquí! No estoy muy contenta con el resultado de los helados,

porque no hemos vendido demasiados.

Pero está bastante bueno, no sé si lo contarán.

Aspirantes, enhorabuena,

habéis superado vuestra primera prueba por equipos.

No sé lo que opinarán ellos pero yo, desde luego, os felicito

por ponerle tantas ganas y por dejar a los clientes tan contentos.

Muchísimo.

Los jueces han contado las recaudaciones de vuestras cajas;

El resultado, ya os adelanto, que ha estado muy, muy ajustado.

Ostras.

Equipo Verde, os habéis organizado muy bien.

Esther ha tomado rápidamente el mando y ha distribuido

las tareas con mucha cabeza y eso que ha habido un pequeño

desastre en el último momento y se ha caído el sirope de frutos rojos.

Menos mal que habéis sabido controlar los nervios

y habéis salvado el desastre.

Eso sí, he de decir que el helado de mascarpone

no es muy popular entre los niños

y, quizá, por eso lo habéis tenido

un poquito más difícil a la hora de venderlo.

El total de vuestra recaudación es...

99 euros MasterChef.

-Está genial, está genial.

-Genial. -Son cien euros, casi.

Lo siento mucho, no sois el equipo que más ha recaudado hoy.

-No pasa nada.

-Lo habéis hecho muy bien, no pasa nada. Fenomenal.

-¿Quién toma helado de queso mascarpone?

Nadie, solo los adultos, de niños no ha venido nadie.

Equipo Naranja, al principio cada uno tenía clara su tarea

y eso está muy bien, pero cuando cometíais errores,

los nervios se apoderaban de vosotros.

Por ejemplo, cuando no ha salido correctamente la masa de barquillo.

Lucía... se ha venido abajo y, en vez de animar al equipo,

solo encontraba pegas.

¿Crees que es bueno ser negativa? No.

Lucía, tienes talento,

tienes que enfocarlo todo de una forma positiva.

A partir de ahora, voy a intentar mejorar todo, ser positiva,

pero, por otra parte, no me ha gustado lo que me ha dicho

porque no ha sido todo bueno.

Lucía se ha venido abajo pero, por el contrario,

ha habido un aspirante que se ha entregado con esfuerzo y voluntad.

Fernando, cuando dije que hicieras la masa dos veces me has escuchado

y has puesto de tu parte para mejorar la situación

hasta conseguir reconducirla.

Así que quiero destacar, especialmente, tu trabajo

y, sobre todo, tu actitud, enhorabuena.

En este cocinado lo he intentado dar todo,

entonces, me he sentido satisfecho.

Equipo Naranja, el total de vuestra recaudación es...

144 euros MasterChef.

Felicidades.

Lo siento mucho, pero no sois el equipo que más ha recaudado.

-Prueba de eliminación. -Mierda.

Ay...

La culpa es de todos, si la caga uno, la cagamos todos,

porque cuando somos un equipo todos somos uno.

Equipo Azul, equipo Rojo el ganador de la prueba de hoy

es uno de vosotros.

-Madre mía, quiero saber ya quién va a la galería. Qué nervios.

Me va el corazón a mil y pico; no sé, no sé, no sé. Estoy muerta.

Equipo Azul, vosotros teníais que elaborar el helado

de galleta salada y os habéis repartido las tareas muy bien.

Eso sí, la masa de "crumble" se os ha resistido

nada más y nada menos que tres veces.

¿Quién se apunta ese tanto?

El señor Juan Antonio.

(TODOS RÍEN)

Yo no soy de "repostrería". De "repostrería".

Ya lo sé que no eres de "repostrería"...

Lo que me gusta es... jalar. Sí.

Zampar.

A pesar de todos los errores, te diré una cosa:

Los fallos no importan, importa la actitud.

Y tú la tienes, porque has reconocido los errores

y ese es el primer paso para aprender y evolucionar.

Además, el resto de tus compañeros ha sabido reaccionar

y te ha arropado hasta el último momento, ¿eh?

Eso es un equipo. Esto tengo que decirlo:

Muchísimas gracias a todos porque yo me he equivocado...

A más no poder... Y vosotros nada más que estabais

diciendo: "no pasa nada, no pasa nada".

Así que muchas gracias.

-Hay que asumir lo que has hecho mal, esto es una experiencia

que no lo puede vivir mucha gente y no quiero que haya malos rollos.

Hay otro aspirante que también me ha sorprendido.

Karen. Karen.

Te has echado al equipo a las espaldas,

para no haber capitanes en la prueba de hoy

has asumido el papel pero bueno, la mar de bien.

Me he sentido superbién trabajando con ellos porque...

A lo mejor he tomado las riendas porque si no se podía desma...

Desmadrar. Eso, desmadrar.

Y muy bien que has hecho, no tomas las riendas...

Es totalmente diferente, porque el helado se espachurra.

Equipo Rojo, vosotros teníais que elaborar el helado

de plátano canario con azúcar quemado.

Gonzalo ha sabido liderar el equipo de una manera natural

desde el principio y, no solo eso, ha sabido manejar bastante bien

los roces entre sus compañeras.

María y Mara, quiero daros mi enhorabuena

porque, aunque habéis empezado con un poco de tensión

entre vosotras, habéis sabido dejarlo todo fuera de las cocinas.

Habéis trabajado concentradas, habéis ayudado

a vuestros compañeros y habéis luchado hasta el final.

A María y a Mara las he visto bastante bien trabajar,

se han esforzado bastante y han conseguido que fuéramos mejor

porque si hubiesen estado enfadadas no habríamos sacado el plato.

Habéis trabajado a un ritmo espectacular,

el helado ha salido en su punto y habéis sacado todos los topping.

Sabéis trabajar en equipo y eso es fundamental.

Enhorabuena. (TODOS) Gracias.

Equipo Azul, equipo Rojo, uno de vosotros ha recaudado...

210 euros MasterChef.

Y se convierte en el ganador de la primera prueba por equipos

de "MasterChef Junior V".

Y ese equipo es...

Suerte, suerte, suerte, suerte.

-Hala. (TODOS CONTENTOS) ¡Bien!

-Estamos supercontentas... -De haber ganado...

-Y de... -Superar la primera prueba.

Equipo Azul, lo siento mucho pero vosotros habéis recaudado

183 euros MasterChef.

Hemos quedado segundos.

Equipo Rojo, sois los ganadores de la prueba

así que cada uno de vosotros obtiene seis puntos.

¡Enhorabuena!

No me lo creo.

Equipo Naranja, equipo Azul, equipo Verde,

vosotros habéis obtenido tres puntos cada uno,

así que no quiero caras largas porque no está nada mal.

Y, además, queda mucho por hacer, aún tenéis la oportunidad de ganar

más puntos en la prueba de plató. Así que allí nos vemos.

Me voy a enfrentar a la prueba de eliminación con mucho garrote.

Vuelven los campamentos MasterChef.

Si tienes entre 8 y 16 años, te apasiona la cocina,

la naturaleza y quieres vivir una experiencia inolvidable

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además, convivirás con concursantes de "MasterChef Junior".

No lo pienses más, este verano campamentos "MasterChef".

(TODOS) ¡Ven al campamento MasterChef!

Nuestros dieciséis aspirantes regresan a estas cocinas

después de haber disfrutado de lo lindo probando helados

pero, sobre todo, después de haber visto con sus propios ojos

cómo se elaboran artesanalmente

en la heladería más antigua de España.

-Buah, mira qué chulo.

-Mira qué guapo. -Tío...

-Guau... -Qué chulo.

-Hala, qué guay el arbolito.

-Qué flipe.

-Qué chulo. (RÍEN)

-Ooh... -Mira, mira.

-Hay unos cacharros que no tengo que son raros.

-Mirad el horno. -Mira, el premio MasterChef.

-Guau.

Un plato de una hoja.

-Guau, chaval, cómo mola.

-Mola mil, tío.

-¿Esto qué es? -Aceite.

-Al entrar a plató me ha parecido espectacular.

El árbol me ha gustado mucho, con todos los regalos...

El juego de "MasterChef" y los jueces encima de la M.

-Me gustan los zapatos de Jordi.

-A mí me gustan los zapatos de Jordi.

-Jordi, modelo...

Veo que estáis encantados con las cocinas

pero supongo que habrá muchas ganas de conocer la sala de juegos.

(TODOS MUY EMOCIONADOS) ¡Sí!

Pues a correr. -Guau, cómo mola.

(Gritos de los aspirantes)

-Qué pasada.

-Aviones. -¡La mesa!

-Qué chulo, chaval.

-Bota, bota.

-Una mesa para zampar, genial.

-Qué guay.

-Ostras, qué flipe. -Genial.

-Oh, qué chulo, chavales.

-La sala de juegos me ha parecido muy, muy, muy, muy currada

y... es lo más...

Estaba muy chula.

-Pepe, el oso como tú.

Ese es un faltón. Sí.

Hay que ir a por este.

Bueno, ¿qué tal? Contadme, ¿os ha gustado o no?

(TODOS) ¡Sí! -Mucho.

Núria, a ver qué me cuentas, ¿cómo lo has visto?

Me ha encantado, los osos eran muy monos, los cojines también...

Bueno, todo me ha gustado.

Y a ti, Yara, ¿qué te parecen esos osos?

Pues eran supermonos, "supercaguais".

¿"Supercaguais" qué es?

Que se movían y eran tan adorables, daban ganas de achucharlos.

Te sientas con un libro a leer y te tiras todo el día.

Fernando, ¿qué es lo que más te ha gustado de la sala?

La mesa que había decorada con nieve.

Cuando me he sentado me he sentido muy a gusto.

A lo mejor es porque esa nieve es mágica.

¿Mágica? No sé si es mágica la nieve pero... yo creo que sí.

Es que en "MasterChef Junior" todo es mágico.

Mágica...

"MasterChef" es único, puedes cocinar en cocinas profesionales,

conoces a los jueces. Algo que nunca se va a poder repetir...

Es único.

Bueno, chicos, ahora que conocéis casi todos los rincones

de "MasterChef Junior", vamos con el último reto de la noche.

¿Os parece? (TODOS) ¡Sí, Eva!

Os he visto con muchas ganas peleando en la prueba por equipos

y eso significa que todos queréis ganar y no me extrañan nada,

porque tengo unos pedazos de premios para el vencedor...

Qué flipe.

Por un lado, el trofeo que acredita al quinto MasterChef Junior España.

Qué cerquita está, ¿eh?

Yo quiero el trofeo para demostrar que los pequeños valemos

y para demostrar que todo puede ser posible.

Además, tenemos un premio de doce mil euros para formaros

y un fantástico curso de cocina de cuatro días

en el Basque Culinary Center.

Un centro donde los jóvenes pueden estudiar gastronomía

a nivel universitario para convertirse

en futuros profesionales de prestigio.

¿A que queréis todos los premios? (TODOS) ¡Sí!

Yo nunca he tenido doce mil euros, sería como... ¡oh!

¡Cuánto dinero! Se podría hacer...

Antes de continuar vamos a hacer un recuento de puntos,

solo hay un equipo, el Rojo, que tiene seis puntos:

Mara, María, Hugo y Gonzalo.

Además, esos puntos vienen con sorpresa,

tenéis asegurada vuestra permanencia una semana más

en "MasterChef Junior".

Así que en este reto no tenéis que cocinar.

Y, además, vais a estrenar la galería, ¿tenéis ganas?

(TODOS) ¡Sí! Venga, para arriba.

-¡Cómo mola! -Hola.

¿Qué tal se ve todo desde ahí arriba?

-Bien. -Genial.

Genial. -Si alguien tiene vértigo que baje.

(Risas) -Subo yo por él.

-Qué suerte.

-Creo que no se merecen estar en galería Hugo y Mara

porque Gonzalo ha sido el salvador y se ha llevado todo el mérito.

Todos los demás tenéis tres puntos y, lamentablemente,

tres de vosotros os bajaréis en la primera parada de esta aventura,

no quiero que estéis tristes, quiero que luchéis

con mucha fuerza, ¿de acuerdo?

(TODOS) Sí, Eva. ¿Cómo?

(GRITANDO) ¡Sí, Eva! Así me gusta, con energía.

Estoy nervioso porque no me quiero ir,

a mí "MasterChef" me encanta y quiero seguir estando ahí.

Aspirantes, ha llegado el momento de descubrir el primer escaparate

de "MasterChef Junior V". Un momento muy emocionante...

A ver qué hay.

Esther, ¿qué crees que habrá detrás de esta puerta?

La verdad que no tengo ni idea, lo que piensas es lo que no será

porque es un misterio.

Creo que de escaparate puede haber una granja.

Héctor, ¿qué te gustaría que hubiera?

Carne. Un bodegón de carne.

Solomillos colgando... Que esté hecho para... jalar.

Hugo, ¿qué no te gustaría encontrarte?

Pescado. ¿No te gusta el pescado?

No es que no me guste, me gusta menos que otras cosas.

Pues vamos a descubrirlo.

-Que se levante ya, que se levante ya.

-Es Paula. ¡Venga, corred!

(LOS ASPIRANTES RÍEN CONTENTOS)

-Qué guay. -Hola.

(Gritos)

-Jefferson, Jefferson. -Hola.

-Jefferson, hola.

(Risas)

-Qué risa, qué monos.

He pasado lo que están pasando y me hace ilusión

estar como invitada.

No sé, me hace mucha ilusión, estoy supercontenta.

Bienvenidos, Mauro, Paula, Jefferson, Cova y María;

Son los tenderos del mercado MasterChef Junior.

(Aplausos)

Qué guapos.

Cova, cariño, qué alegría verte.

¿Sigues comiendo mientras cocinas? Claro.

¿Pero más o menos que Jefferson?

(Risas) Mucho menos.

Ya lo "zabemo" ¿Lo "zabemo" todos?

Lo "zabemo" todos, soy andaluz.

Así me gusta. -"Miarma".

-Por supuesto.

-Antes inglés y ahora andaluz.

El inglés se me da muy bien.

Hello, Jefferson, "'We' are you?"

Chicos, aquí tenemos a María, la ganadora de la tercera edición.

¿Qué tal? Muy bien, genial. Gracias.

Paula, ganadora de la última edición, ¿cómo estás?

Genial. ¿Algún consejo a los nuevos?

Solo quiero deciros que lo paséis muy bien, que aprovechéis,

porque esto solo se vive una vez y deis lo mejor.

Ay, madre...

Mauro, ¿sigues haciendo paellas a tus vecinos?

Bueno, soy un hombre de negocio, como tú...

Vendo las paellas, ahora salen más caras.

(Risas)

Cuando empecé a cocinar iba a su casa, les hacía la paella

y me dejaban comer con ellos, ahora lo hago menos y subí el precio.

Como Samantha, empezó su cáterin así

y yo empiezo con lo mío así.

Es que vosotros no lo sabéis pero Mauro es el rey de Instagram.

Bueno, no se me da mal.

-Jolines, qué morro, quiero ser uno de esos.

¿Cuántos seguidores tienes en Instagram?

-Setenta mil. -Yo tengo unos pocos menos.

Tengo treinta y un mil o así. -No está mal.

Juan Antonio, ¿a ti te dan paga en casa?

En la cartera, de la comunión, tengo unos mil euros.

(TODOS RÍEN)

Entonces, cuando voy al supermercado yo pago

y, luego, mi madre me da un dinero y dos o tres céntimos al mes...

Por ir yo. ¿Cuánto sacas al mes?

150 céntimos al mes.

Juan Antonio, hoy estás de suerte,

como no tienes una paga fija aquí te vamos a dar una de 15 euros.

-Oh... -Hala...

Y estos quince euros son para todos para cada uno de vosotros.

¿Son de verdad?

Pero os los tenéis que gastar en este mercado.

-Oh... venga ya. -Vamos...

-Pues hay que comprar.

A mí los billetes... Hay que decir que me gustan.

Si se pudiera llevar el dinero, me lo llevaría.

Con lo que compréis tenéis que hacer un plato libre.

-Toma. -Ay, madre mía...

-Yo voy a comprar huevos y harina para hacer pasta fresca

y, también, voy a ir a comprar albahaca para pesto y piñones.

Tenéis que hacer un plato libre que nos sorprenda en 75 minutos.

Vale, me da tiempo, me da tiempo.

Espero que se os den bien las matemáticas

porque tendréis que ir sumando y el aspirante que se pase

de los quince euros tendrá una penalización de diez minutos

en el tiempo de cocinado. -Ostras.

-Qué fuerte. -No.

¿Lo habéis entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

-Sí, chef. Adelante, hay que sumar, ¿eh?

-Muchos se van a ir al pollo. -Venga el pollo, lo tengo barato.

-Mirad esto, que esto está baratito, ¿eh?

-Quieto, quieto Hay que comprar aceite,

sal, vinagre... -¿Eso también?

-Y aceite de oliva. -Aceite.

Aceite de oliva, coge dos. -Dos.

-Me vas a dar un trozo de chorizo ibérico.

-Muy bien. -Gracias.

-Jefferson. -Tú me compras, venga, un poco.

-Va a venir Lucía. -Por favor.

-Dame una pasta filo. -Pasta filo...

-¿Tienes parmesano? ¿Cheddar? -Parmesano no.

-Tampoco. -¿Algún queso fuerte?

-Piensa en Pepe. -Un lomo, este más redondito.

-Compradme, por favor, por favor.

-Son a 22 céntimos cada uno. -Dame unos diez.

No hay albahaca, tío...

-¿Me das un huevo? -Sí.

Chicos, hay que ir sumando con la cabeza, ¿oído?

-Esto está todo fresquito. -Dame el lomo.

-Mi primera cliente, bueno, mi única clienta. Choca.

-Ya he acabado mi compra. -Él te saluda por haberme comprado.

-Esto es... dame, dame. -Pechuga de pavo.

-¿Cómo es de grande? Coge y te digo.

Vamos, aspirantes, que cierra el "mercao".

-Tú come. -No sé cuánto llevo.

-A ver, calcúlame. -Tengo que calcular lo mío.

Cinco, cuatro, tres, dos uno...

Se acabó el tiempo. Se cierra el mercado de MasterChef.

-Quiero saber si alguien ha tenido penalización.

Aspirantes, antes de empezar a cocinar quiero presentaros

a un invitado que nos va a acompañar en este reto.

-¿Quién será, quién será?

Es la quinta generación de una familia de cocineros asturianos.

Desde el restaurante centenario Casa Gerardo en Prendes, Asturias,

con una estrella Michelin, Marcos Morán.

(ANIMAN Y APLAUDEN)

Bienvenido.

Que se va sin darme el beso. Por favor.

-Para mí, tener una estrella Michelin como Marcos...

A mí me daba algo, pero algo...

Buenas noches, Marcos. Teniendo aquí a estos pequeños

amantes de la cocina y siendo tú la quinta generación de cocineros,

la pregunta es obligada:

¿alguna vez te planteaste ser otra cosa aparte de cocinero?

Pues sí, creo que no quedará muy bien pero hasta los 19 años,

casi 20 no sabía que iba a dedicarme a esto.

Tenéis un restaurante familiar de un pueblo asturiano

y, sin embargo, compartiste distinción con los mejores.

¿Cuál es la clave? No apoyarlo todo en la tradición,

a la cual respeto, como todos, pero somos contemporáneos.

Marcos, nuestros aspirantes han hecho la compra con 15 euros,

¿es posible elaborar un plato de alta cocina con 15 euros?

Se puede, desde luego.

¿Te atreverías a demostrárnoslo?

Es que no llevo quince euros. (RÍEN)

Te doy 15 euros y tienes que hacer la compra sin calculadora, ojo.

Y te tocará cocinar a la vez que ellos.

¿Estás seguro? Qué guay, sí perfecto.

Venga, adelante, la compra.

-Vamos con la carne. -Choricito, lomo, lo tengo todo.

Me lo quitan de las manos.

Lo siento, tío, otro día.

Cebolla, fundamental. Dame pepino. -Qué poco he vendido.

-Ahí tienes. -Una lima... sigo.

Mira, esencia de anchoas, esto también.

Tienes katsuobushi, bonito seco. Mira, perfecto.

Marcos, ve sumando, ¿eh?

Tengo que ir a lo barato. Al jurado le gustan las cigalas.

Y las gambas rojas. Pues os la pagáis vosotros.

Boquerones. -Se ha pasado un huevo.

-Se ha pasado mazo. -Dame alitas.

-Te has pasado. -No lo sé, pero bueno.

Si falta lo paga Pepe. Tendrás diez minutos menos.

Que lo sepas. No pasa nada.

-Ah, está bien eso.

(TODOS) Cinco, cuatro, tres, dos, uno. ¡Tiempo!

-Se ha tenido que pasar por la cara.

No es que no me fíe de ti, pero vamos a ver si te has pasado.

Nuevo descubrimiento, Jordi es matemático.

Mira, estos... Suma.

El pollo, el este... Sí, ya está.

¿Cuánto dirías? Creo que ronda los 14 o 14 y pico.

12.93. Muy bien.

-Hala. Ha estado ahí justito.

Vengo de una familia que ahorramos.

Bueno, aspirantes, vamos a comprobar cuánto os habéis gastado.

-Ay, madre. -Con todo lo que ha cogido él.

Tampoco...

Karen, como soy catalán, me sé los precios,

los tuyos los tengo más o menos pillados.

Muy bien. ¿Te has pasado? No lo sé.

11.08. Bien.

Bien. Vamos a ver Lucía.

No tiene muchas cosas, tiene el atún que está ahí, ahí...

Me he pasado, ¿no? 10.71.

-¿Cuánto? -Bien.

Esther, estás a tope de cosas, ¿eh?

9.67.

He calculado pensando; llevo 5 euros, 7 euros que llevo.

Prefería quedarme corta a pasarme, porque 10 minutos son 10 minutos.

-Yo poco. Yara. Caray... 10.73.

Bueno, de momento tenemos cuatro buenos compradores.

Yo poco. ¿Vas a hacer un bocata?

(Risas) No.

Oh... Estoy apañada.

Sí. 4.66.

Ay, bien, ¿ves? Es que no me pasaba.

-4.66, es alucinante. -Madre mía...

Vamos a ver, Fernando.

Ay, ay. 7.28.

Santiago, cómo están las fresas de cara esta temporada, ¿eh?

Bueno... 5.82.

De momento, muy bien comprado. -Nadie se pasa.

¿Cuánto crees que te has gastado, Juan Antonio?

Unos... nueve y pico o diez.

12.04.

Yo soy muy sobresaliente en Matemáticas.

15 menos 6 y medio, serían... Uno equis cinco...

Nueve ocho y medio.

Rubén, productos exóticos... 7.34.

Vaya chuletón...

9.31. -Vamos.

Eso es que estaba de oferta. Diego...

Me paso. 9.74.

Ay, qué bien. El ratoncillo ha cogido queso.

Vale, igual te has pasado, ¿eh, Núria?

Has comprado superbién. 5.22.

-Bien. -Hala.

Qué bien, ratona, qué bien.

La segunda que ha comprado más baratito.

No se puede penalizar a nadie, fenomenal.

Bueno, aspirantes, mira que me da pena,

pero ha llegado el momento de despedir a nuestros invitados,

estos tenderos de lujo que hemos tenido:

Mauro, Paula, Jefferson, Cova y María,

muchísimas gracias por venir, por echarnos una mano.

-Guapos. -Bravo.

Aspirantes, Marcos, coged vuestras cestas

y vamos a las cocinas. -Suerte, chicos, vamos, venga.

Los 75 minutos para hacer

vuestro plato comienzan en tres, dos uno, ¡ya!

-Vamos, chicos. -Vamos.

-Rápido, María.

-No digas "rápido" que la pones nerviosa.

-El cebollero para cortar la pechuguita.

-Venga. -Callaos.

¿Qué pasa, Núria? Una banqueta, por favor.

Por supuesto. La pobre, si le llega por aquí.

Pepe... quiero un mandil.

Vaya, el otro niño, también.

Sí, porfa. Venga, vamos por él.

Gracias, Pepe.

Princesa. Me he dejado la pimienta...

¿La pimienta te has dejado? Seguro que lo resuelves bien.

Te va a dar igual. Sí.

-Vamos, Esther.

-Juan Antonio, a tope.

¡A tope! -Sí.

Toma, a ver qué tal te queda.

Mira, te entra por la cabeza, que era lo que dudaba.

El miedo era la cabeza. Estás guapísimo.

Muy bien. Me lo tienes que devolver luego.

Espero devolvértelo limpio. Venga.

-Au...

-He cogido ese plato porque lo vi en la escuela de MasterChef

y me pareció una buena idea porque vi solomillo

y había especias.

-María. -¿Qué?

-Venga, María. -Vamos, venga.

-Lo haces genial. -Pero no me estreséis.

-Vamos. -¿Ves? La estás estresando.

-Voy a hacer albóndigas con mostaza pero nunca

las había hecho picantes porque a mi madre no le gusta,

he dicho: "seguro que a los jueces les gusta el rock and roll".

Le pongo un poco de mostaza y curry y así está picante y más sabor.

Bueno, Jordi, esta pregunta obligatoria para ti:

¿Qué se puede hacer con 15 euros?

Han sido inteligentes, la parada más cara era la pescadería

y no han ido allí, han ido a productos muy buenos,

que se pueden hacer maravillas con ellos pero no son caros

y eso es lo inteligente, una jugada de diez.

Viendo coger boquerones a Marcos, me hubiera gustado

que alguno cogiera cosas así.

Son niños, han ido a lo fácil, la pechuga con lo que se sienten bien.

Vamos a ver qué hacen con ella.

-Ostras, salta, eh, salta.

-Chicos, ni pensar que tres se van hoy.

-Tío, menuda pena.

-Me daría mucha pena irme de las cocinas,

porque echaría de menos a mis amigos.

Te diré una cosa, lo que más temo...

He visto mucha cesta con poco ingrediente.

Claro, es lo que me da miedo.

Esa sal, esa pimienta, esa especia, esas hierbas...

Es lo que he echado en falta de las cestas de los peques.

-Se le está yendo la cebolla. -Se le va a quemar.

(CARRASPEAN)

-María...

Un asturiano que ha cogido todo japonés,

no sé si es asturiano o de Osaka.

Es lo que tiene ser japastur.

¿Japastur? ¿Qué es eso? Japastur.

Le queda nada a esto ya.

Voy a hacer un puré de patatas con leche de coco y carne picada.

Este plato se lo dedico a mi abuela

porque mi abuela me lo explicó, lo llamaré:

El castillo de carne picada.

-Núria se está trabajando el plato.

-Pobrecilla, si es que no llega ni a la sartén.

-Vamos, Nurieta.

-Núria me parecería muy injusto que se fuese.

-¡Venga, Esther!

-Venga, Juan Antonio. -Venga, crack.

-María, muy bien.

-Calla, por favor, Mara.

Atención, aspirantes, habéis consumido los primeros 30 minutos,

aún tenéis por delante 45.

El agar que está aquí, el café...

A ver el aceite cómo está.

Una cosita, ¿qué estás haciendo un polo de aceite?

Necesitamos que esté muy frío para hacer perlas de café.

¿Qué plato vas a hacer?

Un plato en el que van a aparecer los cinco gustos:

El salado, un boquerón en salmuera;

el dulce, vamos a asar una manzana; el ácido, un pepino encurtido;

el amargo, las perlitas de café y el nuevo sabor, el umami,

estamos haciendo un caldo de pollo muy concentrado

que luego aliñaremos con katsuobushi, bonito seco,

un poquito de soja y esencia de anchoa para potenciar más.

Esto asturiano no es. Bueno, es el plato...

Japoasturiano, como dice Pepe. El caldo huele de maravilla.

Suerte, a ver si te da tiempo, te veo muy relajado.

(TODOS) Vamos, Marcos.

-Bueno, aunque no lo necesita.

-Sí lo necesito, siempre viene bien.

-Qué bien huele eso. Vamos, María; vamos, todos.

Venga, vamos, María.

-Me dejáis de decir, por favor, es que me estresas.

-Sí, sí.

-¿Estás bien, Fernando? -Sí.

-Con este chorizo represento a mi pueblo, sí.

-¡Venga, Juan Antonio!

¡Viva!

¿Qué más...?

Vamos a ver qué ha hecho Héctor. Pues estoy haciendo lomo...

Con una salsa de champiñones y cebolla...

¿Sí? Y...

Un arrocito, por ahí. ¿Arroz blanco, sin nada?

Pues... ¿Con la cebolla que quieres hacer?

Voy a pocharla un poco, que se...

como si la hubiese sacado de la salsa...

Pero esto es un plan B, o sea, lo haces de más porque

te ha sobrado tiempo, hay que sacar el máximo rendimiento al tiempo.

Y la carne se marca al final. Oye...

Solo tienes que marcar un poquito la carne,

saltear el arroz, reeemplatarlo y estará mejor que eso que está frío.

Hazme caso. Gracias... a ver, vamos...

Qué me ha dicho... No me atrevo a hacer

lo que me ha dicho Jordi, porque tengo un filete

muy fino y... no creo que vaya a funcionar.

-Bien... -Qué bien huele, Marcos.

-Vale, esto ya...

-¿Está emplatando?

-¿Cómo va a emplatar en una plancha?

-No, eso es un plato, ¿no? Está emplatando, yo creo.

-¿Qué dices? -Sería demasiado grande.

-Ponlo al horno. -No, no le digas eso.

Bueno, Yara, qué pasa.

Iba a hacer pasta con salsa al pesto, pero no había albahaca.

Y has cambiado. He hecho como...

Un plato superraro,

he salteado el tomate con el pimiento y...

Con algunas hierbas.

¿Y la pasta la has hecho tú? Sí.

Fenomenal, Yara, muy bien.

-¡Venga, Yara!

-Va a estar buenísimo o malísimo. -A ver, ahora...

-Esto...

Santiago, ¿qué tal? Yo tengo el vino tinto

con el jugo del pollo que lo he hecho en esta sartén.

Y lo he sacado el pollo...

no, la gallina, lo primero que he hecho.

¿Por qué gallina? Creí que era pollo,

me confundí en la pollería. Vale.

Creyendo que era pollo, al final,

cuando le ponga la guarnición le voy a poner fresas

por encima,

para que quede más bonito. Así me gusta.

-¿Está rico? -Está muy bien, Diego.

-No digas nada, no digas nada. -Cállate ya.

-No me voy a callar, pues yo tampoco.

-Pues no digas nada, porque sí que voy a hablar.

-Venga, seguro de ti mismo.

-Oh...

Está todo aceitoso.

Atención, aspirantes, entramos en números rojos.

Diez minutos para el manos arriba.

-Marcos, vas a ganar. -Yo no concurso, gracias a Dios.

-No... pero ya va a emplatar.

-Muy bien, Diego... sí.

-Voy a buscar el plato.

Santi, ¿me coges el plato? -¿Ese?

-Sí, ese, por favor, es que no llego.

Gracias. -¿Qué más necesitas, Núria?

¿Qué dice Juan Antonio? Bien, cocinando.

¿No nos dijiste tú que te daba miedo viajar?

Sí... Pues fíjate lo que te traigo.

"Recetas del mundo para flipar".

Esto es un viaje gastronómico por el mundo

con un montón de recetas fáciles, divertidas

de países como China, México, Francia, Japón y muchos más.

Con esto no te da miedo viajar,

haces todas las recetas y lo tienes en un libro.

Esto te lo regalo yo,

para ti, para que te lo lleves. Muchas gracias.

Disfruta del libro.

-Vamos, María...

-Está caramelizada.

¿Cómo vas por aquí? Pues bien.

¿Qué plato estás haciendo?

Una pechuga con cebolla y ajo caramelizado

y... pan tostado. ¿Y una salsita?

Eh... puf. ¿Tú has visto el apartado

de salsas de la escuela de "MasterChef" online?

Hay 50 000 salsas, cada mes las cambiamos todas.

Recetas que se hacen en 30 minutos o menos tiempo.

Y ahí tienes salsitas maravillosas.

Ostras, qué bonito, Diego.

-Venga, Núria.

(Gritos de los niños)

-Karen, ¿se te ha pegado el huevo?

-No puedo...

-Ostras...

Aspirantes, no os quiero poner más nerviosos,

pero acabáis de entrar en el último minuto.

Eso va por ti, también, Marcos. Te veo muy tranquilo.

-¡Vamos, chicos! -Voy a sacarlo.

-¿Has probado el tuyo? -No.

-Cuidado con el soplete que tuesta muy rápido.

-Parece el del cásting. -Está muy diferente.

-Vale... 10, 9, 8, 7...

6, 5, 4...

3, 2, 1... tiempo.

¡Manos arriba! -¡Genial, chicos, muy bien!

-Qué bien... Cuando han dicho "manos arriba"

me he sentido orgullosa porque terminé el plato.

Tenía buena pinta y dije... "a ver qué dice el juez".

Si quieres aprender todo lo que necesitas saber de cocina,

tenemos una novedad: la escuela online

de "MasterChef" amplía todos los meses sus contenidos

para que puedas convertirte en un masterchef, además,

encontrarás nuevas recetas para sorprender a familia y amigos

con deliciosos platos, ya sabes, entra en la escula "MasterChef".

Alguna salsa no hubiera estado mal.

-Yo quería una salsa de espárragos

y no tenía para salsa e hice un "purecillo".

-Sí, exacto es que... -Nada...

Muy bien, aspirantes,

estáis a punto de enfrentaros a la cata como los mayores,

pero antes, ya que Marcos ha cocinado, digo yo,

que habrá ganas de probarlo.

Esto va a ser una valoración muy complicada.

El plato se llama los Sabores Básicos.

Pues yo estoy deseando probarlo.

Tenéis un hambre que lo flipáis, como todos.

-Tú, Pepe... -Se queda bien todo...

Me gusta mucho.

Está rico, ¿eh?

Aspirantes, es una pena que no lo podáis probar,

Sabores Básicos, maravilloso plato. Sigues una semana más.

Gracias. Toma, quédate el delantal.

Muchas gracias. ¡Muy bien, Marcos!

Ven con nosotros, acompáñanos.

-¿Vas a llorar?

-Depende de quién se vaya. -Si se va Lucía, sí.

Pues ahora sí que sí, chicos, ya está todo preparado.

Diego, María, Héctor, vuestro turno.

Suerte...

Diego, ¿nos puedes decir, por favor, el nombre?

Es un chupachups de pollo. ¿Por qué un chupachups de pollo?

Así me lo enseñaron en los campamentos

y no he querido cambiar el nombre.

¿Cómo lo has hecho? He marcado lo que es el muslo

de pollo por encima,

lo he dejado un poco crudo

porque lo iba a guisar con las verduras.

Luego lo he guisado todo junto con vino blanco.

Muy bien, vamos a probar. Suerte...

-Gracias.

¿Muy crudo?

Bueno, Diego, la idea es buena, el concepto y tal, pero...

El pollo te ha quedado totalmente crudo,

las verduras están bien cortadas;

pero le falta sal.

Lo hubieras dejado 10 minutos más y hubieras sacado un buen plato.

-Gracias. -Se ha quedado seco.

-No, se le ha quedado crudo. -Seco...

Bueno, María... Pues es un pechuga de pollo

caramelizada con picatostes. ¿Y lo que hay bajo el pollo?

Es cebolla caramelizada.

¿Solo cebolla? Y ajo.

Cogiste bien de ajo...

A tutiplén con muy poco de ajo,

a lo mejor le da un toque de gracia,

con tanto ajo ya... hay demasiado.

Pero ese color negruzco no me importa en la cebolla,

es muy bueno cuando se carameliza, muy bien,

la disposición me ha parecido muy bonita y me ha faltado

una salsita para acompañar. Vale.

-El ajo hay que considerarlo

un perfume no un ingrediente principal,

el punto de la pechuga está perfecto.

Y la presentación muy recogida... Está cuqui.

Héctor, ¿cómo se llama tu plato? Pues... lomo salsero.

¿Te acuerdas que hablamos de... saltear el arroz,

marcar la carne que se caliente? Carne nueva... ¿lo has hecho?

Vamos a probar.

Héctor, lo que más me molesta es que te dé un consejo

para que brilles y no lo utilices.

Porque te han sobrado 25 minutos

y has presentado lo mismo. Eso es falta de actitud

que en "MasterChef" lo valoramos mucho, mucho.

Estoy seguro de que lo puedes hacer mejor y en una prueba

final hay que darlo todo y te juegas puntos, amigo mío.

Estamos en "MasterChef Junior" y hay que lucirse,

pero esto es un plato muy sencillo.

Bueno, buscando lo positivo, el arroz es correcto,

el punto de la carne no está mal, los nervios te han traicionado,

seguro que lo haces mucho mejor. En fin, Héctor, vamos a ver

qué ocurre en los siguientes platos pero estás...

Suspenso.

Vale.

Me he dado cuenta de que este plato no es de un nivel de "MasterChef".

Tendría que haber hecho otra cosa.

Lucía, ¿me puedes decir cómo llamas a tu plato?

Lágrimas de Cádiz sobre cama ibérica.

¿Y por qué? Porque el atún se come mucho

en Cádiz y como he hecho un crujiente de jamón...

Y lo he puesto encima del jamón... ¿Y la lágrima?

La que se te van a caer cuando lo pruebes.

Eso estoy deseando verlo.

El plato está bien. Gracias.

El crujiente se agradece porque le da un toque de sabor.

El atún está bien marcado,

creo que tenemos que mejorar esa estética, así que...

Es un buen principio para ti, Lucía, felicidades.

Me ha gustado mucho que partas de un concepto

para hacer un plato, eso no todos los cocineros profesionales

pueden llegar a hacer o a entender.

Así que el camino que llevas es muy bueno.

-Gracias.

Bueno, Fernando, cuéntame. He hecho unas "fajitas"

al Estilo Fernandito.

O sea, como unas fajitas de pollo y verduras.

Sí. Vale, me quedo más tranquilo...

Con un toque, a ver si lo descubrís.

(TODOS) Oh... Nos marca retos.

Vamos a probar... A descubrir.

Tiene especias. Yo soy alérgico a alguna.

Es mentira, pero tienes que darte cuenta

de que eso que ha quedado divertido, a veces,

puede generar un problema. La verdad, está muy bueno,

me parece muy buena idea usar pasta filo,

más fina, más crujiente... El trabajo es buenísimo.

Está muy bien guisado, las especias que hemos descubierto

se agradecen, o sea,

hay muy buen trabajo ahí. Gracias, chef.

Karen, ¿cómo se llama tu plato? Pues lo llamo

el Castillo de la Carne Picada.

Y tiene abajo puré de patatas con leche de coco

y la carne picada tiene cebolla.

Normalmente, cuando te da a probar Jordi,

es que no está muy bueno.

Y el crujiente de una patata cuando es puré... está cruda.

El coco tampoco lo he notado mucho, la verdad,

y la carne me pasa un poco lo mismo... está muy cocida

y, tampoco, tiene un sabor especial.

Karen, ¿qué ocurre? Pues que se queda el puré crudo y,

luego, la carne pues... es un salteado, simplemente,

que no tiene ninguna gracia especial.

La carne está cocida, no está ni guisada,

esta carne la pones en la saltén con un poco de aceite

y la vuelves a marcar para que sea ligeramente crujiente

y ya le hubiera dado otro aire.

-Me he quedado pensando que me iba a ir, porque...

No me ha gustado lo que me han dicho

y, para mí, cuando alguien me dice algo que no me gusta es que me voy.

Lo he hecho fatal, lo diré bajo... -Y yo.

Santiago, ¿me puedes decir cómo se llama tu plato?

Eh... Guarpoll. Guapo.

No, Guarpoll. Guar- de 'guarnición'

y -poll de 'pollo'.

Se debería llamar Guargall, porque es gallina.

Lo sé, pero como lo he comprado en la pollería...

Eres muy creativo.

Claro, efectivamente,

en la pollería se venden conejos... pues pollo.

En la pollería se venden huevos, pollo...

Bueno, cuéntanos un poco cómo has hecho el Guarpoll.

Lo que he hecho ha sido marcar la gallina,

he salteado unos espárragos, zanahoria y tomate

en una sartén, luego, he picado unas fresas...

-Será el primer Guarpoll que como en mi vida

y lo voy a disfrutar. -Me he dado cuenta

en el "manos arriba" que no le he echado sal a la fruta.

Eso va a ser lo de menos, Santiago, no te preocupes.

Hay que avisar a los comensales antes de probarlo.

Tú vas a un restaurante y le dices al comensal:

"Mire, señor, me he dado cuenta

que no le he echado la sal". Se la echo antes de servirlo,

porque me daría cuenta antes.

No, genial... (RIENDO) No puedo...

Santiago, creo que al verme así... riendo con Pepe

ha pensado: "Si no me pongo

como él, me eliminan rápido". Y creo que se ha puesto a copiar,

cuando hago una cosa, la hace él...

Yo me quedo muerto.

-Creo que está muy duro.

A mí me ha sabido un poco a Navidad.

Es un plato en el que tienes de todo.

Le pones un polvorón encima

y la clavas, aquí vamos sobrados de estética

y hemos fallado en el guiso.

Ese pollo tiene que guisar con la verdura,

echas el vino, tapas el pollo, dejas hervir...

Se guisa. Pues a ver qué ha hecho Esther.

Bueno, he hecho albóndigas, las de mi madre pero a mi estilo.

Para que tuviesen un poco más de sabor,

a la carne le he echado mostaza

y, después, por encima curry. Vamos a probarlo.

La idea es muy buena, la ejecución es muy buena...

Me falta la salsa, si lo guisas en una salsita...

Me como el plato entero.

Está muy bien lo de hacerlas de pavo, nunca las había hecho así.

Me parece una buena idea. Muy de niños.

Sí... saludable... muy rico.

Esto es un plato de una señora que cocina todos los días.

Lo que pasa es que esta señora mide 1,26 m,

es el problema de la señora. Núria, cuéntanos tu plato.

Es Pollo de Núria, lleva salsa de queso

con chips de ajo y un poquitín de queso tostadito

por encima... Vamos a probarlo.

Vamos a ver, Nuria, ¿me puedes contar por qué llevas

toda la prueba con cara de preocupada?

Porque habéis puesto unas caras muy raras.

A mis ojos tú no eres pequeñita, eres un gigante.

Porque ese plato es estupendo.

Es muy sencillo, pero no tiene ningún defecto.

Me vas a dar un beso ahora mismo.

Y no te puedo decir que eres mi favorita,

pero como alguien se meta con ella...

Que nosotros no nos metemos con ella, tranquilo.

(Risas)

Felicidades. Gracias.

¿Y, ahora, qué te pasa, Nuria? Lloro de la emoción.

A veces, cuando estoy contenta y nerviosa y orgullosa

de mí misma, me pongo a llorar.

No sé si tienes algo que decir. Estoy muy flipado.

Yo creo que la exigencia tiene que ser la misma para todos,

pero conmueve ver que una niña de ocho años

tiene la responsabilidad de estar durante hora y cuarto

trabajando como un profesional,

de este viaje me llevo este momento sin lugar a dudas.

-Gracias, chef.

-Núria, lo has hecho genial, ¿qué te dije?

¿Te lo doy?

¿El qué? El abrazo.

¿Me quieres dar un abrazo? Pues claro que sí, mi vida.

¿Tú sabes lo que yo quiero?

Que el que tengo en la barriguita se parezca un poco a ti.

Vale... Un beso... grande.

Delante de cocinas

y vosotros también. (TODOS FELICITAN A NÚRIA)

-Oye, Núria, yo también quiero el abrazo.

Pues vamos por la última tanda, Juan Antonio, Rubén y Yara.

Como un restaurante, ¿tú te crees? -Suerte, Juan Antonio.

-Suerte, chicos.

Juan Antonio, ¿cómo has bautizado tu creación?

Bosque de "foy..." (TODOS RÍEN)

De foie-grass... (TODOS SIGUEN RIENDO)

Eh...

Foy... a ver cómo es...

(Risas) Eso que lleva queso,

que lleva muchos quesos.

Una fondue... Eso, eso...

La fondue es una sopa de queso. Ah...

Bosque de Fondue y Mallorquina con césped de cebollino.

Vamos a probarlo.

Samantha cómo se ha puesto.

Caray... Es que yo no soy así...

De cocina sana.

Quiero que, de vez en cuando, si sigues en "MasterChef"

utilices verdura y hagas algo un poco más sano.

Porque el plato está rico, la mezcla de quesos es brutal.

Está muy bueno, está bien hecho, bien ejecutado.

Hay un receta quijotesca que se llama el tojunto.

Perfectamente podría ser el tojunto,

has metido chorizo, tomate, muchos quesos...

Yo nunca he visto ese libro y da la casualidad

que hago un plato igual.

Desde el primer día que te vi, pensé:

"A mí este chico me recuerda a alguien".

En muchas ocasiones, he pensado "cómo debía ser Pepe

de pequeño", te miro y te escuho que si el jamón y tal...

Y, resulta que al final, no solo eres gracioso

y te gusta comer bien, sino que...

Sabes cocinar.

Muchas gracias, chef.

¿Te ha parecido un piropo? Me ha parecido...

La broma mezclado con graciosidad, sí.

(TODOS RÍEN A LA VEZ) Para venir de Jordi, ¿verdad?

Para venir de Jordi... De ti sí puede, pero de Jordi...

Me parece que... Oye, Juan Antonio...

Maravilloso, maravilloso...

Lo que acabas de contestar. Con graciosidad...

Es que ha sido buenísimo. A ver, Rubén,

cuéntenos usted. El plato Sol de Verano.

Por la forma que tiene. -Y, además, están morenos los lomos

(TODOS RÍEN)

-Juan Antonio, me odias.

-Lo ha puesto a la plancha y no le ha puesto ni crema solar.

-Lo que he hecho es como un panini,

he cogido el lomo, le he echado pimentón dulce,

cúrcuma y lo he movido para que se le pegaran las especies

y... lo he hecho.

-Ahí viene Pepe...

¿Cómo crees que está el plato? Mal.

Rubén, ¿no crees que eres un poco exigente contigo mismo?

Sí. Eso es muy bueno.

Detectar los errores de un plato,

porque es la forma de avanzar y es bueno que quieras mejorar,

pero no lo lleves nunca al extremo, porque tienes edad

de equivocarte muchísimo, quien empieza

mete la pata constantemente y la virtud es saber levantarte

cada vez y sacar conocimiento de esa metedura de pata.

Si me decepciono a mí mismo,

es como si decepcionara a mi familia.

-Tienes el pelo lleno de costras. -¿A que sí?

¿A que estoy guapo? -El más de todos.

Vamos a ver, Yara, nombre del plato.

La Belleza está en el Interior y en este caso es literalmente.

Es que... iba a hacer pasta al pesto,

pero no había albahaca.

-Con espinacas...

¿Y hacer otra cosa? -No me daba tiempo.

Cuando entras en el mercado, si no hay albahaca haces otro plato.

Un plato de comprensión difícil.

Porque tenemos... un gran pimiento verde que está crudo...

-Imagínate que vas a un restaurante y te traen un plato

con lo que sea y un pimentorro, ¿te lo comerías?

Yo tampoco.

El mérito de tu plato es que has hecho tú la pasta.

Es verdad que el resto de elementos que has puesto

pues tienen poco sentido.

No llores, ¿eh?

Te estamos diciendo que tienes mucho mérito, Yara. Qué ha pasado.

(LLORANDO) Es que no lo sé.

Me siento orgullosa de haber hecho la pasta,

pero es que... (LLORA)

Es que lo que he sacado de mí es muy malo.

(LLORANDO) Tenía otros planes y, además, también he hecho esto

porque no me quedaba más harina para hacer más pasta y, claro...

Claro qué... Pues me ha salido esto.

-Como no tenías la albahaca, te has cortocircuitado

y has tirado por... voy a ponerme a crear.

¿A que has sufrido? No estamos aquí para sufrir.

Tenemos que disfrutar.

(Aplausos) Tranquilízate, Yara,

No pasa nada... -¡Venga, Yara,

lo has hecho superbién!

-Mira lo que te ha dicho el jurado:

la pasta muy bien. Tranquila.

Venga, delante de cocinas.

(Ánimos desde la galería) (TODOS ANIMAN A YARA)

Aspirantes, ha llegado el momento de que los jueces

repartan los puntos de esta prueba, pero antes

tenemos que despedir a nuestro invitado de hoy, Marcos Morán.

Muchas gracias por acompañarnos en este arranque

de "MasterChef Junior V"

y por el cariño que les has dado a nuestros pequeños genios.

Un orgullo venir, como siempre, a esta casa que considero la mía

y solo decirles que disfruten,

que lo pasen bien y mucho "guarnpoll".

(TODOS APLAUDEN Y SE DESPIDEN DE MARCOS MORÁN)

¡¡¡Adiós, Marcos!!! (TODOS SE DESPIDEN) Eres grande...

Grande.

Ahora sí, jueces, llega el momento de la deliberación.

Así que, por favor, pasad al escaparate y pensad

muy bien lo que vais a hacer.

Muy bien.

(LOS JUECES DELIBERAN)

Yara, te doy un abrazo. -¡Abrazo colectivo!

¡Ole...! (TODOS CANTAN) #Ivo, ivo, ivo...

#Abrazo colectivo.# -A ver si quiere entrar Eva.

¿En el abrazo colectivo? ¿Sí? Sí...

¿Queréis que entre? Venga, Eva.

¿Cómo es? (TODOS CANTAN) #Ivo, ivo, ivo...

#Abrazo colectivo.

#Ivo, ivo, ivo... Abrazo colectivo.

#Ivo, ivo, ivo... Abrazo colectivo.

(SIGUEN CANTANDO)

Bueno, lo tenemos...

Aspirantes, aunque en casa

crean que hacer un plato libre es lo más fácil,

a veces, tomar tantas decisiones os cuesta.

Es el primer programa y sabemos que ninguno

de vosotros se quiere ir.

Pero, pase lo que pase, quiero que estéis todos

muy orgullosos de haber llegado hasta aquí.

Como todos venís de la prueba

de exteriores empatados a tres puntos,

tenemos que desempatar repartiendo puntos de 12 a 1.

Los 12 puntos son para...

(AMBOS) Núria.

Esther. -¡Muy bien, Esther!

(TODOS APLAUDEN Y LA ANIMAN)

Has conseguido unas albóndigas que nos han conquistado.

¡Qué bien...!

(Música funky) 12 puntacos.

Y además de llevarte la máxima puntuación,

vas a tener una ventaja que conocerás en el próximo programa.

11 puntos se los va a llevar una aspirante que, a pesar,

de ser la más pequeñita de altura...

nos ha demostrado que en la cocina es muy grande.

Núria, enhorabuena. Gracias.

Los diez puntos son para...

Fernando. (TODOS APLAUDEN Y GRITAN)

Gracias. Querías hacer unas fajitas y,

a pesar, de que no había tortillas en el mercado

te las has ingeniado

para hacer unas fajitas muy ricas con pasta filo.

Muy bien... ¡¡¡Muy bien, Fernando!!!

Los nueve puntos son para...

Juan Antonio. ¡¡¡Muy bien!!!

¡Juan Antonio!

Tu Bosque con Césped

tenía una versión choricil de la sobrasada

que a Pepe le ha encantado.

El próximo que hagas, ya sabes,

menos grasa y algo de verdura.

Los ocho puntos son para un plato fino y sabroso,

delicado... Delicatessem.

Muy "healthy" que le gusta a Samantha.

Y es es el plato de...

Lucía.

(Aplausos)

Los siete puntos son para...

María. Te lo he dicho.

(Aplausos) Tu plato estaba muy rico,

el punto de cocción del pollo estaba muy bien,

un poco subido de ajo.

Pero el emplatado estaba muy mono. Gracias.

-¡Muy bien, María!

Los seis puntos se los lleva...

Diego.

(TODOS) ¡Muy bien, Diego! ¡Muy bien!

(Aplausos) Tu idea nos ha parecido

muy buena, pero creo que a tu cocina le falta rock n'roll.

Pónselo. Gracias.

Los cinco puntos son para... Rubén.

-¡Muy bien, Rubén! -¡Bravo, Rubén!

-Olé tú, Rubén.

-Ole, Rubén... Tu plato tiene buen sabor,

pero tienes que mejorar tus emplatados.

Estoy contento porque ya estoy un poquito más cerca

de llegar... a ganar el programa.

Los cuatro puntos son para...

Este es el último.

Santiago. (LOS ASPIRANTES APLAUDEN)

-¡Karen...!

Pues me he puesto a llorar

porque ahí ya sabía que yo ya me iba.

Y me he puesto muy triste.

Conocer los productos es clave para hacer buenos platos.

En tu caso, has confundido el pollo por la gallina.

Pensamos que puedes hacer platos mucho mejores.

Gracias.

Los tres puntos son para... Ya está...

(Aplausos) Héctor.

El punto de cocción de la carne no estaba mal, la salsa tampoco...

Pero has hecho un plato muy sencillo.

Y... cuando este jurado da consejos

es para aplicarlos.

Los dos puntos son para...

(Aplausos) Karen.

Karen, habéis tenido 75 minutos para cocinar

y en tu plato solo hemos encontrado una carne picada salteada

y un sencillo puré de patatas que no estaba correcto del todo.

Y el punto que queda es para Yara...

Te has atrevido a hacer pasta fresca y eso lo valoramos mucho,

pero el pimiento es demasiado fuerte como para ponerlo crudo.

Por tanto, los tres aspirantes que os bajáis en la primera parada

de esta aventura de "MasterChef Junior V"

sois Yara, Karen y Héctor. (LOS ASPIRANTES LLORAN)

¿Queréis venir a despediros

de ellos? (TODOS) Sí.

¡Karen...! (LOS ASPIRANTES LLORAN)

Te lo mereces todo, ¿vale?

(Llantos)

No llores, tía, tienes que seguir adelante, ¿vale?

Pues estoy ahí bien y mal, bien porque he pisado

las cocinas, he conocido al jurado y a Eva.

Me lo he pasado muy bien y mal porque dejo a mis amigos...

Y esta experiencia.

Karen... Vamos...

Solo lo tienen unos poquitos el trofeo...

Esto no lo tiene casi nadie en su casa.

Así que quiero que lo pongas cerca de la cama,

lo has hecho muy bien. Muy bien.

De este pequeño paso

por "MasterChef" me llevo muchos amigos,

una experiencia única que nunca más voy a vivir.

Eh... todo, todo.

Que se vengan conmigo

los únicos aspirantes que tienen trofeo.

Oye, que te van a dar regalitos. Ay, Karen...

Me da mucha pena Yara, Karen y Héctor.

Héctor es el primer amigo que me hice en Barcelona.

Y con Karen he pasado muchos buenos momentos,

me ha dado mucha, mucha pena. Ay...

Pero yo no quiero que tengáis esas caras trites,

¿vosotros sabéis lo que habéis conseguido?

Más de 6000 niños se presentaron al casting

y sois uno de los 16 elegidos.

Eso es maravilloso, ¿no, Héctor? Sí.

¿Y tú Karen? ¿Cuántas recetas vas a hacer

en casa y las vas a colgar en Instagram para que te vean

todos los seguidores que tienes. Un montón de recetas.

Pues yo voy a estar ahí pendiente de tu Instagram.

Pasar por "MasterChef" yo se lo recomiendo

a todo el mundo que me está viendo ahora,

te haces superamigo de todo el mundo

y es una experiencia inolvidable.

Yara... el pimiento ya no lo queremos.

Lo odio. ¿A que sí?

Yo también.

"MasterChef"... aunque yo esté triste

merece mucho la pena. (SIGUE LLORANDO)

Héctor, ¿traías novia? No.

Pues yo creo que unas... 10 o 15 novias

te han podido haber salido.

Sí...

Pero ya sabéis que de aquí os vais con las manos llenas,

porque sabemos que lo hacéis muchísimo mejor

de lo que habéis podido demostrar hoy.

Y por eso os regalamos seis meses de acceso ilimitado

a la escuela online de "MasterChef",

por si hay algo

que todavía no sepáis, pues mira, aquí lo aprendéis.

Sí... Uno para cada uno.

Y aquí tengo eso, sé que os gusta un montón, el juego oficial

de "MasterChef Junior" para que juguéis con primos,

amigos... y para que le deis una paliza a vuestros padres

que seguro que saben menos de cocina que vosotros. Esto...

Uno para cada uno, también. A ver... además,

nuestro patrocinador de electrodomésticos, Bosch,

os regala un fantástico horno de vapor.

Ahí va a salir todo delicioso y sanísimo.

Mejor porque mi horno está roto y sale todo quemado.

Pues entonces

te va a venir genial, ¿no? Sí.

Además, nuestro patrocinador el Supermercado

de El Corte Inglés os trae

un montón de regalos, uno para cada uno. Héctor...

Me han dicho que el más pequeño es para ti, yo creo que...

Que es el peor, seguro. No sé.

-Un móvil. -Que lo abra.

¿Es...? Un móvil.

¡Hala, un móvil, Héctor! Me vas a dar tu número

de teléfono y podremos, así, mandarnos mensajes, ¿no?

Si Eva tuviera 11 años no se me iba a resistir.

(NIEGA) No...

Aquí tengo otro

y este me dicen que es para Yara. Bien...

¿Puedo dejar esto...? Sí, puedes dejarlo aquí,

tanto regalo no cabe

y porque no os hemos dado el horno, imagínate llevártelo.

Oh... pedazo... de tablet.

¿Estás contenta? Me alegro un montón.

Me encanta mi regalo, es justo lo que diría por nada.

Me encanta. Karen, para ti no tengo nada,

lo siento.

No, no, ese es que es para mí. Bueno, venga,

este te lo voy a dar.

Gracias... -Un ordenador portátil.

-Lo ha clavado.

¡Hala, un ordenador! Pero bueno...

¿Era lo que querías? ¿Sí?

¿A que ya no estáis tristes? No...

Sois los niños más afortunados de todos.

Habéis vivido una experiencia increíble y, además,

nosotros hemos tenido la suerte de conoceros.

Eso ha sido maravilloso, muchísimas gracias

a los tres por haber estado en "MasterChef".

(Aplausos) Karen, Yara y Héctor

nos han dejado claro que las nuevas generaciones

vienen pisando fuerte

y que cuando quieren algo, luchan por conseguirlo.

Nos vemos en el siguiente programa, mientras ya saben, pónganle...

(TODOS) ¡Sabor a la vida!

(Aplausos)

Etáis a punto de enfrentaros

a un cocinado que no vais a olvidar en la vida.

-¡Venga, venga! -Chicos, qué tal vais.

-Ponte a hacer el curry, por favor. -¿Y tú qué te paseas?

-Que te pongas a hacerlo. -¡¡Qué estáis haciendo!!

(GRITA) Esto es un desastre

de proporciones muy importantes.

¿Y eso de ahí? ¡Ostras!

Madre mía, madre mía...

No te quiero volver a ver llorar.

-Dios, Juan Antonio la que estás liando.

El tiempo de cocinado ha terminado.

Vais la oportunidad de viajar, pero por el tiempo.

(TODOS) ¡¡¡Ay, qué guapo!!! (TODOS GRITAN)

¡Qué guapo! Adelante el ganador

de "MasterChef V" Jorge Brazalez.

(Gritos de los niños)

-No, se me quema... -Huele a quemado.

-Cómo se corta esto...

-¡Qué locura! -Que la mate alguien.

-Uf, voy supermal.

Aquí lo único que falta es confianza en ti misma,

porque creo que en algún momento has tirado la toalla.

No se puede comer, esta receta no nos ha salido bien.

No te voy a engañar, el plato es terrible.

Los tres aspirantes

que dicen adiós a esta aventura son...

MasterChef Junior 5 - Programa 1 - 20/12/17

20 dic 2017

Pepe Rodríguez Rey, Samantha Vallejo-Nágera y Jordi Cruz han preparado una competición a la altura de las batallas de los adultos para dar la bienvenida a los 25 jóvenes talentos donde tendrán que demostrar todos sus trucos gastronómicos. En juego estarán los delantales de los 16 aspirantes que participarán en esta nueva edición.
Los afortunados viajarán a Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1973. Divididos en cuatro equipos elaborarán helados artesanales con toppings para venderlos en el paseo marítimo. Para aprender a elaborar deliciosos helados recibirán una masterclass en la heladería más antigua de España: La Ibense Bornay en Jerez de la Frontera.
Paula y María, ganadoras de MasterChef Junior, abrirán un mercado con la ayuda de Mauro, Covadonga y Jefferson, aspirantes de ediciones anteriores, donde recibirán a los aspirantes. Tendrán 15 euros para la compra y hacer un plato libre digno de un chef. Aquellos que se pasen del presupuesto serán penalizados con 10 minutos menos en el cocinado. El chef Marcos Morán compartirá con ellos sus secretos para sacarle el máximo partido a todos los ingredientes.

 

ver más sobre "MasterChef Junior 5 - Programa 1 - 20/12/17" ver menos sobre "MasterChef Junior 5 - Programa 1 - 20/12/17"
Programas completos (6)
Clips

Los últimos 82 programas de MasterChef Junior 5

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Sara

    se puede ver el capitulo en youtube en el canal de masterchef

    28 dic 2017
  2. CARLOS GINER

    Deben darle a la parte derecha donde dice "TRANSCRIPCION COMPLETA" le dan a uno de esos y ya carga el video. A mi me funcionó asi.

    24 dic 2017
  3. CARLOS GINER

    Ya logre dar con el problema, deben darle a la parte derecha donde dice "TRANSCRIPCION COMPLETA" denle al primer boton "estais preparados para cocinar?" .A mi me empezo a cargar el video en seguida.

    24 dic 2017
  4. Estivaliz

    Sigue sin funcionar :(

    23 dic 2017
  5. Tabo

    No funciona!

    23 dic 2017
  6. karinithagrey1

    no se logran ver los videos le das click y la pagina se actualiza , por fis solucionad el problema

    22 dic 2017
  7. cristina

    No se ve el capitulo completo, los videos si. Arregladloooo

    22 dic 2017
  8. lu

    esto es una papa, no se abren los videossssssss

    22 dic 2017
  9. Luri

    No funciona

    21 dic 2017
  10. alicia galván

    No funciona! no se puede ver el capítulo de nuevo.... qué pena!!!

    21 dic 2017