www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3389218
Para todos los públicos MasterChef Junior 3 - Programa 1 (1ªparte) - 01/12/15 - Ver ahora
Transcripción completa

(Música)

(Barrita)

Échale el suflé, vamos.

Un saludo muy fuerte para "MasterChef Junior".

Os quiero mucho.

Con tres estrellas Michelin, Elena Arzak.

Cocináis como los ángeles.

Venga, venga, venga.

Está quemando.

Tres, dos, uno... ¡Final!

Ramón Freixa.

Bravo.

Próxima parada... (TODOS) ¡Disneyland Paris!

Vamos, vamos... Ole, ole, ole.

Los monstruos de los monstruos, cocineros monstruos.

Demos la bienvenida a Oriol Balaguer.

(TODOS GRITAN) ¡Bien!

Que entren 14 estrellas Michelin.

(APLAUDEN)

Ah, ah...

El finalista que se lleva este trofeo

que le acredita como nuevo "MasterChef Junior" España es...

¡Manuel!

(Canción "Want to want me")

Bienvenidos a la tercera edición de "MasterChef Junior".

(TODOS) ¡MasterChef!

(TODOS) ¡Yo quiero ser MasterChef Junior!

Mi nieta va a ser la próxima MasterChef.

La pasión por la cocina y el gusto por la gastronomía

han llegado a España gracias a MasterChef.

Y lo han hecho para quedarse.

(GRITAN) ¡MasterChef Junior!

Yo quiero entrar a "MasterChef Junior"

porque me gusta cocinar

y conozco a nuevos amigos.

Yo voy a ser el próximo MasterChef Junior.

Yo cuando cocino estoy como en otro planeta

porque si tengo algún problema, pues como que se esfuma, desvanece.

Más de 6000 niños se han apuntado este año

al casting de "MasterChef Junior 3"

y con ellos hemos vivido su pasión por la cocina

en ciudades como Barcelona...

Bilbao, Málaga, Valencia y Madrid.

Yo voy a ser MasterChef Junior.

Me gusta mucho la cocina italiana porque es muy, digamos, variada.

Y también me gusta mucho la nouvelle cuisine.

Tres, dos, uno... ¡Empezad!

Estos niños y niñas que ahora tienen

entre ocho y doce años, pueden convertirse algún día

en la nueva generación de grandes cocineros españoles.

-Oh... -Huy...

Mi pasión es la cocina,

pero aparte tengo otros hobbies que son...

Ganchillo. Me encanta el ganchillo.

Futuros chefs que han aprendido a amar el producto

a acercarse a la gastronomía disfrutando y a compartir

con amigos un rato de diversión mientras se forman.

Pues este es un tartar de salmón marinado

con cóctel sólido de manzana de sidra.

Para entrar en "MasterChef" sería capaz de hacer

un rascacielos de patatas de 100 metros de altura.

Tres, dos, uno...

¡Manos arriba!

Además de la cocina también me gusta mucho la magia.

Sé bastantes trucos con cartas y de otro tipo.

Si me cogéis prometo haceros un truco de magia.

-Cebolla, ¿verdad? -Sí, cebolla de Vic

con reducción de Pedro Ximénez.

Me llamo Lukas con K porque me gusta más con K

porque el nombre con C era muy aburrido.

Soy simpático, divertido y muy guapo.

(Canción "Todo es posible")

(Canción de Billy Boom Band)

No llores, cariño.

(Canción "Todo es posible")

Rico.

-Muy rico, muy rico. -¿Está rico?

-Buenísimo. -Muy rico.

Puedo imitar la voz de Jordi

y deciros que tenéis que ser auténticos MasterChefs.

De mayor quiero ser o actriz o cocinera

entonces pues por eso, también, MasterChef es como un... Boom.

(TODOS) ¡MasterChef!

-¡Junior!

-Gonzalo, felicidades. -¡Ah!

(GRITA) ¡Ahhh!

-Felicidades. -¡Ahh!

¡Guau!

¡Ohh! ¡Vamos!

Cristina, felicidades.

(GRITAN) ¡Ahh!

¡Yo soy MasterChef Junior!

Laura, muchas felicidades.

Ay, tengo mi cuchara.

¡Sí!

Lo mejor de esto es que quiero entrar

con mi hermana y...

Lo quiero vivir.

Esta cuchara mola un montón. Voy a revolver todo con ella.

Me encanta, oh, qué pasada.

Ya eres mía... ¡Ahhh!

Esta cuchara se la dedico a todo el mundo

de Andalucía que tiene arte

que sabe cocinar, a mi familia y a mi abuelo

que me ve desde arriba.

¿Por qué no me das una que tienes muchas?

Estos son algunos de los candidatos

que lograron la valiosa cuchara y que demostrarán su talento

en la siguiente fase

donde se juegan su paso a "MasterChef Junior 3".

(GRITAN) ¡Ehhhh!

(TODOS) !A cocinar!

(CANCIÓN) #Mayonesa...#

Ahora mismo que estoy a un pasito de llegar

estoy nerviosa pero emocionada.

Es una sensación épica.

Le di una vuelta a la receta de Martín Berasategui

que son pollo empanado con queso

y pan rallado.

Me llamo Cristina, soy de Madrid,

tengo 12 años y soy bilingüe.

Las cocinas se abrirán solo para 16 de ellos.

¿Quiénes serán los elegidos?

(Campanilla)

Un año más abrimos las puertas de MasterChef

para recibir a dieciséis

pequeños prodigios de la cocina

e invitarles a vivir una experiencia inolvidable.

Los fogones están encendidos, los hornos calientes

y el jurado con el paladar afilado.

Sabemos que son muy jóvenes,

pero aun viniendo en triciclo

no nos temblará el pulso con ellos.

En "MasterChef Junior" descubrirán si, de verdad,

les gusta la cocina profesional.

Aquí les espera mucho trabajo.

Un mundo de fantasía y una experiencia inolvidable.

Buenas noches, jurado.

¿Preparados para vivir una nueva aventura?

Más que preparados es preocupados porque cada año

sabes que cocinan mejor y me da que están a punto

de quitarle el sitio a...

A Jordi.

Pepe, me encanta que te preocupes por mí.

Tengo la sensación que será una edición

muy movidita y no lo digo por los niños.

Como ves hay cosas que no cambian.

Estoy deseando que entren los nuevos aspirantes

y volver a ver el humo en estas cocinas.

Pues que no se hable más.

Ha llegado el momento de poner cara a los nuevos

aspirantes a "MasterChef Junior".

(Canción "Old School")

(TODOS GRITAN) ¡Ahhh!

Cuando entré al plató era alucinante.

He flipado en colores.

Madre mía, madre mía, qué miedo.

Holaaaaa.

Qué guapos todos, por Dios.

Hola, hola, qué guapos.

Pero bueno... Qué tal.

Bienvenidos a las instalaciones de MasterChef.

Samantha es más guapa en la realidad que en la tele.

Pepe no me imaginaba que estaba tan gordo.

Y pensaba que Jordi era más alto, pero es bastante bajito.

-¡Qué chulo! -¡Mira!

Mira, la azul es perfecta.

-La batidora y todo. -¡Qué chulada!

Por fin una cocina a mi altura.

En mi casa siempre me tengo que poner de puntillas

para cocinar y ahora he visto que no, que me llegaba

por la cintura... Genial.

No me lo creo, una cocina a mi altura.

Ya no tengo que ponerme de puntillas así.

¡Qué pasote!

¡Hala!

Hasta idiomas, mira, idiomas.

Idiomas para el horno.

¿Cuánto dinero?

-Mira, soplete. -Mira, guantes...

Guantes. -Hay soplete.

¡Qué chulo!

¡Mirad, los electrodomésticos!

Esto es para envasar al vacío.

-Hala... -Ostras...

No me lo creo.

¡Aquí hay más platos!

Ay, qué nerviosa estoy.

Es que... ¿Esto es de verdad, en serio, esto es de verdad?

Quiero despertarme ya, tío.

-Ole. -La cocina de MasterChef

son alucinantes y épicas.

Tienen todos los utensilios de cocina, si no hay algo

en MasterChef, es que no es MasterChef.

-¡El reloj!

-Nuestro peor enemigo. -Nuestro peor enemigo.

-No puede ser. -El tiempo... Ta, ta, taaa.

-¡Venid, venid! -¡Vamos!

-¡Hala! -¡Supermercado!

-Cuántas especies. -Ostras.

Aquí hay de todo.

¡Buah!

Qué perfecto está todo, está todo supersano.

El súper ha sido flipante.

Había de todo hasta... Orejones...

De albaricoque.

-Tomate y pera. -Tomate y pera... ¡Pum!

Hoja de roble.

-Eh, las guindillas, Lukas.

-Esto no se come y en el ojo, menos.

Lo que más me gustó fueron las guindillas.

Un día me metí una guindilla en un ojo y casi me quedo ciego.

-¡Vamos! -¡Qué chulo, ayyy!

¡Es un país de miedo!

¡Dios mío!

-Oye, el poster ese está guay. -Me sumo a la fiesta.

-Hala... -Hala, qué chulo.

Este año pues toca la granja que además así me siento

un poco como en mi pueblo.

Ahí en invierno nieva bastante.

Y hay bastantes ovejas, también.

-Cuántos libros. -El libro de "MasterChef Junior".

-¡Qué chulo! -¡Hala!

-Mira, el de Samantha con chocolate, ¿ves?

Jo, no me lo creo aún, ¿eh?

Yo estoy supercontento porque entramos mi hermana y yo

y es superchulo.

Es una experiencia única.

Esto es demasiado.

Demasiado para una sola persona, bueno para dieciséis.

Estar aquí es una gran responsabilidad

y una emoción enorme

porque quedé dentro de cinco mil niños

y yo no me lo esperaba, no me lo creía.

Bienvenidos a "MasterChef Junior 3".

(APLAUDEN)

¿A que soy más alto de lo que imaginabais?

(TODOS) Sí.

O sea, que Jordi es más bajito.

(RÍEN)

Lo que más me gusta de MasterChef es el jurado.

Los primeros programas de las ediciones 1 y 2,

tenían la misma ropa.

Y la misma cara.

Pero es que ahora verles en la realidad...

Con su verdadera cara y es que es increíble.

Ahora empieza un viaje lleno de aventuras.

Ya sabéis que aquí todo es posible.

Cocinaréis en lugares extraordinarios.

Conoceréis sabores increíbles.

Y alimentos que no habíais visto antes.

Pero este viaje solo tiene seis paradas.

El aspirante que logre superar todos los retos

con un sobresaliente

se llevará 12 000 euros para seguir estudiando.

Guau. Pero no solo eso,

también ganará un fantástico curso en el Basque Culinary Center.

Un centro donde los jóvenes pueden estudiar gastronomía

a nivel universitario para convertirse

en futuros profesionales de prestigio.

Toma premio.

Y lo más importante...

El orgullo de convertirse, como ya lo han hecho

Mario y Manuel, en "MasterChef Junior".

Hale...

-Ese trofeo está claro quién se lo va a llevar.

Y lo tenéis aquí, ¿eh?

Aquí mismo.

-No.

Me lo voy a llevar yo.

Aspirantes, yo sé que este año venís, especialmente, preparados

porque algunos habéis aprendido mucho

en los campamentos de MasterChef.

Levantad la mano

los que estuvisteis en el campamento.

Lo que más me gustó del campamento es que aprendes muchísimo.

Allí es donde aprendí a cortar con el cuchillo

porque te lo enseñan a coger allí así

y yo lo cogía así con el puño cerrado.

Qué ganas tengo de ver todo lo que habéis aprendido.

Pero a pesar de eso, hoy en estas cocinas

hay un pequeño problema.

Todavía no sois aspirantes de verdad a "MasterChef Junior 3".

No lo sois porque os falta algo con lo que habéis estado

soñando todo este tiempo.

El delantal blanco.

Cuando quiero conseguir algo, hago mi mirada feroz

y lo consigo todo.

Atrévete a decirle que no a esta carita.

Martina, me han dicho que has abandonado

tu empresa para venir a las cocinas de "MasterChef Junior 3".

Sí. ¿Y qué empresa es esa, qué trabajo?

Pues a mí me gusta mucho los animales

y me puse a hacer una empresa de paseos caninos.

¿Y qué harás ahora aquí sin perros?

Pues se lo he dejado a mi hermano;

pero no sé qué tal lo llevará

porque, bueno, no es que se diga que es muy buen empresario

y es un poco vago.

(RÍE) Pues no sé cómo lo llevará él,

pero tú, felicidades, eres aspirante a "MasterChef Junior 3".

(Aplausos)

Pablo. Gracias.

De nada, enhorabuena.

Martu.

Cristina.

Felicidades, Xavier.

Muchas gracias.

Felicidades. Gracias.

Álvaro. ¿Sí?

¿De dónde vienes tú? De Sevilla, de Santiponce.

Sé que tú tienes mucho fervor por la Semana Santa, ¿verdad?

Bueno... Sí.

A mí me encanta la Semana Santa y salgo en seis hermandades

que son: La Columna, Los Estudiantes, El Baratillo,

El Nazareno, La Macarena y El Resucitado.

Bueno, Álvaro, te falta ser de Triana.

Es que yo soy de La Macarena.

Ya hablaremos, ya.

Felicidades, Álvaro, que ya eres aspirante a MasterChef Junior 3.

Gracias. Ala.

Un abrazo.

Ramón, te toca a ti. ¿Qué es lo que más te gusta hacer?

Aparte de la cocina, que me encanta, vamos, la magia.

¿Sí? ¿Y harías desaparecer a Jordi?

(RISAS) De momento, te felicito

porque eres aspirante a MasterChef Junior.

Gracias.

Felicidades, Mauro. Gracias.

Qué pelazo.

María, ¿te gusta muchísimo cocinar? Requetechifla.

Felicidades, bienvenida a "MasterChef Junior 3".

Dame un beso.

Ahí está.

Aparte de la cocina lo que me gusta hacer es ganchillo.

Y empecé con mi abuela.

Un día la vi sentada en el sofá

con unas agujas y dije: "¿Abuela, qué haces?"

Y me dijo: "Ganchillo".

Y le dije: "Yo también quiero hacer ganchillo, enséñame".

Y desde ahí me enseñó.

Bruno, sé que tú, aparte de la cocina, bailas.

Si quieres el delantal blanco, demuéstramelo.

Así que baila algo.

(CANCIÓN) #Yo quiero cha...

#Yo quiero su cha, cha, su chachá.

#Su cha, cha, su chachá. Su cha, cha, su chachá#.

Bueno... Pero bueno...

Bueno, que no te pongan más música que te desatas.

Ven para acá, felicidades.

Ya eres aspirante a "MasterChef Junior 3".

Ven aquí que te ato.

Chloe, me han dicho que estás viviendo

un momento épico.

Sí, exacto.

Épico, gigante, enorme, como lo queráis llamar.

Chloe... Ole.

Aspirante a "MasterChef Junior".

Yo te lo abrocho.

Bueno, Lukas con K.

Es más chulo. Más chulo, más cool.

Más soir. Soir.

Te he entendido perfectamente.

Yo no. Soir, molón, ¿no?

Cañero.

Felicidades, porque...

Ya estás en "MasterChef Junior 3". Gracias.

Para mí la piel es superimportante.

Porque me la cuido mucho. Me doy cremitas

y champús exfoliantes.

Porque ahora más que estoy en la tele

y sale en toda España.

Bueno, vamos a ver.

Dos aspirantes y un delantal solo.

Laura...

¿Quién prefieres que se quede, tú o tu hermano?

Los dos.

¿Y ahora, qué hago?

Bueno... Los dos, aquí.

Este... Para ti.

Laura.

Y...

Hago magia como Ramón...

Así que...

Hugo...

Los dos sois aspirantes a "MasterChef Junior 3".

Gracias, Pepe.

Al final hemos entrado los dos y me ha gustado mucho.

Cuando Pepe me dio el delantal me sentí muy aliviado.

Aspirantes, empieza el sueño

que habéis estado esperando tanto tiempo.

Y lo vamos a hacer a lo grande.

Porque "MasterChef Junior" es un viaje a la fantasía,

a lo grandioso y a lo inesperado.

¿Estáis preparados?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Detrás de esa puerta está el primer alimento

que vais a cocinar esta noche.

Todavía no os conozco pero estoy seguro

que lo que tenemos ahí detrás os gusta y mucho.

¡Madre mía!

Mi padre es de Estados Unidos.

Ojalá me tocara hacer un plato americano en MasterChef

porque me daría más ventaja.

Yo confieso haber soñado muchas veces

encontrarme algo así al llegar a casa.

¿Queréis saber qué es? (NIÑOS) ¡Sí, chef!

Pues adelante.

(Gritos de entusiasmo de los niños)

La hamburguesa gigante... ¡madre mía!

No me como eso ni en tres meses.

¡Bien! Yo pensando que era tarta,

¡y el miedo que me había dado!

Pepe, esta te la comes tú bien. De aperitivo,

luego tendré que comer cordero.

¡Tiene extra de mayonesa! -¡Está superchula!

Aquí la tenéis. Nuestra hamburguesa gigante

de "MasterChef Junior 3".

Dentro hay dos ingredientes muy especiales

que nunca antes habíais visto.

Y que juntos dan, ¡un mastersabor!

¿Es así? ¿Lo he dicho bien?

¡Sabor! Mejor Samantha.

¿Queréis ver qué lleva dentro esta hamburguesa?

¡Hala! (GRITAN)

¡Ha sido una emoción increíble!

Porque eran dos de mis aspirantes favoritos

y me ha encantado conocerles.

¡Carlos...!

-¡Eh, máquina! -¡Eres muy salado, muy salado!

¡Tú sí que eres salado, oye!

A Carlos y a Manuel les veía guapos en la tele,

pero es que son un poquito más feos en la realidad.

Carlos se ha puesto otro pendiente, que es bastante raro.

Bueno, Carlos,

ganador de "MasterChef 3";

famoso por sus camiones de comida, el bocadillo de calamares

y por tu libro de cocina, que será el de estas navidades.

Claro que sí, para los Reyes Magos es lo que se pide ahora.

¡Es que es un crack! -¡Qué guapos!

Cuando he visto a los niños,

me ha dado un poco de envidia sana, me lo pasé tan bien...

Que ya me gustaría repetirlo.

Carlos y Manuel son dos campeones conocidos por sus platos

pero, sobre todo, por su creatividad.

Por eso nos han traído tres hamburguesas originales.

¡Toma! -¡Carlos, eres un auténtico crack!

¿Queréis probar las hamburguesas y los quesos?

(NIÑOS) ¡Sí, chef!

La azul. -Yo quiero la azul.

(Murmullos de los niños)

¿Está rica, eh? -¿Quieres un poco de pan azul?

¡Mira cómo come! ¿Queréis un poquito, Jordi?

¡Nos tienes aquí pasando hambre, Pepe!

Solamente queda para mí. Pues falta no te hace, eh.

Yo empecé a cocinar porque me encanta comer

y quería saber de dónde venían las cosas que comía.

Pero, bueno... comer no es una obsesión.

Aspirantes, para ser un gran cocinero

hay que tener técnica y trabajo.

Pero sobre todo hay que tener algo que a Manuel y Carlos les sobra:

creatividad.

Y en eso va a consistir vuestro primer reto

en "MasterChef Junior 3".

Vais a elaborar una hamburguesa (NIÑOS) ¡Toma!

Pero, ¡ojo!, tiene que ser una hamburguesa especial,

diferente, la más original que jamás hayamos visto y probado.

Voy a hacer una hamburguesa de rechupete.

Le vais a pedir a Carlos y a Manuel

los ingredientes frescos y el queso.

¿Qué vas a querer, Laura? -Tomate.

Ay, lo que se pica, las plantas que está al lado...

Esto es cilantro. Sí.

Queso camembert. -Dame un pimiento rojo.

¿Hay tomillo? -Quiero gorgonzola...

-Rúcula. -Champiñones.

Tienes un montón de setas. -Queso azul cheddar y...

Yo hoy voy a esparcir mi creatividad.

¡Di que sí, María, dale caña!

Carlos se ha reído conmigo y eso ha sido como... ¡gracias!

Manuel y Carlos, os han dado parte de lo que necesitáis.

Pero ahora toca ir al supermercado. Allí tenéis la carne;

no está picada ni hay máquina para hacerlo.

Así que vais a tener que picarla vosotros mismos a cuchillo.

Además de la carne, también tenéis

la masa del pan que debéis amasar y hornear.

Si queréis colorear, no hay ningún problema,

como esta de muestra en azul.

¿Estáis preparados para cocinar? (NIÑOS) ¡Sí, chef!

Para elaborar una suculenta y original hamburguesa gourmet

tenéis 75 minutos.

Y ahora uno para coger los ingredientes del supermercado.

Y ese minuto comienza en, ¡tres, dos, uno, ya!

¡Vamos, corre!

¡Corre, que no me da tiempo! -¡Vamos!

¡Un solo minuto y pasa volando! ¡Ay, la masa...!

¡La masa, la masa, la masa! ¿Y la carne...? Ah, ya la tengo.

Carlos, Manuel, ¿nos da envidia ver a los niños en el supermercado?

Pues sí, te da envidia; te vienen muy buenos recuerdos...

¿Os apetece poneros a cocinar?

Venga. Pues os vais a ir con Pepe y Jordi.

Al supermercado también con ellos. ¿Vamos a hacer...?

Los de pueblo con los modernos, ¡a cocinar!

No, si es bueno lo de pueblo, me gusta.

Que alguien me pase la mostaza. ¡Gracias, enorme!

¿Pero vosotros qué hacéis aquí? Que nos toca cocinar.

Cilantro un poquito también.

¡Quedan muy pocos segundos!

¡Calla, no me metas presión que ya estoy asustado!

Ahí está la mostaza. Salsa barbacoa, sí. Cojo dos.

Olé ahí. Mostaza, dos, tres...

¡Vámonos, vámonos, vámonos!

¿Te gusta la lechuga? A mí no... Hombre, un poquito de verde.

Coge lo que te... O algún brote para darle así...

¡Tres, dos, uno! ¡A las cocinas!

¡Eh, eh, Pepe! ¿Pero, bueno...?

¡Es que es la primera vez que vengo a robar cosas aquí!

¡Pilla, pilla, tú pilla, Manuel! ¡Fuera, Manuel!

¿Pero... pero qué cachondeo es este? ¡Vamos!

Pepe, ¿una chaquetilla nos pondremos, no?

¡No...! -¿Qué pasa?

¡Se me ha olvidado! -¿El qué?

Champiñones para hacer una crema.

¡Por favor, que lo tenga todo!

Yo creo que gran parte de que esté aquí

lo tiene el mérito de los campamentos,

ya que aprendí mucho que antes no sabía.

¡Es que se te queda...!

Mauro, toma, que así no se te pega.

Mójate las manos y luego te pones harina.

¿El pan chino que compras en los restaurantes?

Haremos lo mismo: fermentaremos la masa, la bloquearemos al vapor

para que se cocine y la doraremos rápido en aceite bien caliente,

igual como lo hacen los chinos.

Buenísima carne que vamos a picar, súper, superpicadita, ¿vale?

Un poquito de salsa Perrins, mostaza...

Ahora tenemos que pensar qué pan que hacemos.

¿Qué? Un pan de sifón.

Yo voy picando, ¿haces el pan? Venga.

Tú el pan y yo la carne.

¡Tengo miedo de lo que me pueda decir el jurado!

¡Por si está horrible o me dice alguna cosa que me ofenda,

por eso estoy nerviosa!

Empezamos una nueva edición de "MasterChef Junior"

y lo hacemos con más ganas que nunca.

Ya hemos conocido a los 16 nuevos talentos de la cocina.

Si quieres saber más de ellos, votar por tu plato favorito

o ver vídeos exclusivos,

bájate gratis la aplicación de MasterChef Junior

y diviértete con el programa que más te gusta.

Yo soy argentina, entonces muy contenta

que me haya tocado carne.

Pero en Argentina se come en otro punto,

entonces estoy un poco preocupada.

Vivo en San Sebastián, vine aquí hace cuatro meses

y al estoy pasando genial.

Vine a España con mis padres,

porque en Argentina hay mucha inseguridad.

Aparte, acá está la familia de mi mamá, mi abuela, mis tías...

Estamos bien.

¡A pesar de que mi padre es americano,

yo nunca he hecho una hamburguesa desde cero!

¡Ahí mejor, mucho mejor!

Me gustaría ganar pero, en realidad,

no para ser capitán de todos sino para poder ganar puntos.

Yo he estado en los cinco continentes y entonces, a lo mejor,

eso me sirve para saber nuevos sabores que otros no pueden saber.

Y a lo mejor le pongo salsas y cosas que le pueden pegar bien

y así que me salga mejor.

Te voy a dejar la hamburguesa que ni a máquina.

¡Ahí, ahí...!

¡Que no se diga, eh! ¡Ahí Toledo, dando caña!

Voy a hacer una hamburguesa de carne de buey de ternera.

Pepito, ¿qué haces? ¿Qué tal, Jordi, cómo vas?

Una hamburguesa a la toledana.

¿Y eso cómo va? Como me da la gana.

(Risas)

Demasiado pan.

Me estoy pasando con las cantidades.

Sí, mira, ¿esto está bien?

¿Este picado está bien, Mauro?

Hombre, yo creo que sí. Pero un poco más a lo mejor.

Bueno, Pablo, ¿qué estás haciendo?

A ver, ahora tengo el pan en el horno.

Estoy haciendo una hamburguesa a lo español.

Entonces el pan lo he hecho con unos frutos secos

que son los mismos que nos dan mis abuelos de aperitivo.

Y es un homenaje a mis abuelos,

que a lo largo del programa haré muchísimos.

Porque son así quienes más me enseñan a cocinar.

Tú sabe lo que me gusta a mí en la comida, ¿no?

¡Sabooooor! ¡El saboooor!

¿Y sabes cómo se obtiene el sabor en los platos?

¿Cómo? Con un buen aceite.

El aceite de "Masterchef", que tenemos tres variedades.

Verdad. Picual, Arbequina y Royal.

¿Es lo que tú necesitas para que tus platos estén cómo?

¡Llenos de saboooor! ¡Sabooor!

Así me gusta, usando el aceite vas a quedar genial

Sí.

Ah, no, pizarra grasa nunca, grasa nunca.

Tengo un problema.

He echado mucho huevo, entonces está demasiado...

Pan rallado. -Ah, vale.

¿Cómo te gusta la cebolleta para...?

A mí un poco sofrita o caramelizada está riquísima.

(TARAREA)

Podemos hacer como dos presentaciones.

Una lo que es una hamburguesita redonda tradicional

donde van a ir los panes de sifón.

Y luego una que te pudieras comer en rollito.

Me apetece. A lo foodtruck.

Eso es. Claro.

¿Te sobra pan rallado? -Sí, toma.

¿Me dejas un poquito? -Toma, toma.

¿Cuánto le has puesto tú? -Hasta que se espese,

que no te quede nada líquido.

Aspirantes, he estado viendo que habéis estado

intercambiando ingredientes con vuestros compañeros.

Eso hoy como es el primer día no os he dicho nada.

Pero a partir de ahora está totalmente prohibido

el intercambio de ingredientes. ¿Oído?

Oído, chef. -¡Sí, chef!

¡Oído! Sí, Samantha.

Yo soy un poco como el alma de la fiesta.

Me gustaría también ser actriz de mayor.

Siempre he querido ser chef.

Chac, chac, chac.

(CANTA) Mayonesa,

es que yo quiero mucha mayonesa.

Es que a mí me gusta mucho la mayonesa.

(TARAREA)

Aspirantes, habéis consumido 45 minutos.

Os quedan 30.

¿Oído? ¡Oído, chef!

¡Oído, Eva!

El lío que se hacen...

¿Qué hacéis con esa porquería de carne mal picada?

Qué dices, por favor. Con verduras crudas.

Huy, verdura. Estás apañado.

(RÍE)

Voy a hacer una hamburguesa con queso azul,

cebolla, champiñones.

Haremos que el queso cabrales de un toque fuerte

y que le dé un buen gusto.

Este está perfecto.

¿Qué, Laura, cómo lo llevas?

Bien. ¿Sí?

¿Qué estáis haciendo? ¿Y vosotros?

Una hamburguesa. Ya, nosotros también.

¿Pero cómo la estás haciendo? ¿Y vosotros?

He preguntado yo primero. Soy un mayor.

Tendrás que responder al mayor.

¿Has visto qué bien aleccionado le tiene Jordi?

Bien. Bien picadita, bien. Muy bien.

Gracias. Laurita, dale fuerte, ¿eh?

Dale con caña, que te quede niquelado.

Yo de mayor quiero ser cocinera.

Pero también me gustaría ser modelo.

Y si alguna vez la cocina no funciona, que de momento sí,

pues sería modelo.

A mí la moda me gusta, o ir muy fashion.

Venga.

Ostras.

Álvaro. -¿Sí?

¿Qué haces? -Dos mini-hamburguesas.

¿Y qué le has echado?

Le voy a echar huevo de codorniz,

la lechuga de los dos colores.

Sí. Cebolla morada.

¿El pan cómo lo llevas? El pan le queda un poquito.

Vale, ¿pero cómo lo has hecho? Con colorante rojo.

¿Y lo vas a hacer bonito o no? Sí, sí.

¿Porque a ti la parte decorativa cómo se te da?

Bien. Lo quiero ver yo.

Esto está ya.

Estamos haciendo unas hamburguesas

pero totalmente diferentes a las normales, ya veréis.

Una mexicana, una china y otra ya veremos,

aún no lo tenemos muy claro.

Yo quiero tener un canal de cocina.

Y depende de cómo lo haga aquí

puede que salga con mi canal de cocina.

Mi canal de cocina puede llamarse "Sartenes a tutiplén".

Pelador.

Mi vuelta a la cocina de "Masterchef"

ha sido alucinante, ¿no? Antes se vivía

con otra tensión, con otro rollo.

Perdona, esto es otra cosa, se sufre más ahí, ¿eh?

Se sufre pero muchísimo más.

¡Madre mía!

Jolines.

Dios mío.

Se me ha caído una patata a la basura

y espero que los jueces no lo hayan visto.

Pero la he limpiado.

Un poquito más. ¿Sí?

Por ahí.

¿Qué tal, Hugo, cómo vas?

Mal. ¿Qué te pasa?

Porque no le he puesto el huevo

y se me ha olvidado en el súper.

¿El qué se te ha olvidado? ¿El huevo?

Sí, el huevo. ¿Qué tienes?

Tomate, pepino, los colorantes. Bueno, ¿y el pan?

¡Ahí va!

Claro, tienes que meterlo para que fermente. Vamos.

Saca la carne.

Saca la carne. Vale.

Bueno, lo vuelves a hacer.

Cuando esté caliente el aceite pones la carne.

Voy muy mal de tiempo. Vamos.

Cuando yo estaba cocinando y a mi hermano le estaba

saliendo pues un poquito mal

pues yo le quería ayudar pero no he podido.

Yo soy un chico muy creativo.

Aparte de la cocina me gusta mucho el fútbol,

disfrazarme y bailar. Me gusta disfrazarme

de flamenca, a veces de Spiderman, ¿por qué no?

Y tengo mucho swag, de arriba para abajo.

Atención, aspirantes, sólo quedan 15 minutos.

Vale.

Has visto como sufla, cómo se hincha.

¿Te gustan los panes fritos que cogen siempre más grasa?

¿Queréis ganar el campeonato de España

de colesterol o qué? Sí, sí.

Qué bien huele.

¡Ay, se me ha roto!

Genial, ya es el colmo.

Y el caso es que la tienes que presentar...

Yo me lo estoy pasando muy bien,

aunque al principio tenía muchos nervios.

¿Qué pasa?

Y la verdad es que yo voy bastante bien.

Y mi hermano un poquito más retrasado,

pero yo creo que también va muy bien.

Mira qué cosa más esponjosa y más fabulosa.

(TOSE)

¿Qué pasa aquí? Tú sí que te estás quemando.

A ver, déjame la pinza.

¿Qué es esto?

Uf, la que estáis liando ahí.

¡Oh, mierda!

¡Se me olvida!

A mi hamburguesa para que tenga el color

le he puesto colorante rojo y va a estar superbonita.

El fuego de este. -Lo bajo si quieres.

¿Señorita Chloe? Buenas.

Te he visto que llorabas. ¿Qué te ha pasado?

A ver, yo tengo una mente a veces muy negativa.

Pero ya estoy bien. ¿Qué te pasa? Cuéntame.

Es que no sé, es la primera vez que estoy en un plató.

Sí. Estoy nerviosa.

¿Estás mejor? Sí.

No llores, ¿vale? Vale.

Aquí lo vais a pasar muy bien.

Bien.

Últimos 5 minutos.

La base la pondría totalmente recta

para que esto se pudiese mantener.

Para que apoye encima. Y luego la ortopédica, la rara,

arriba del todo. Vale.

¿Así? Está perfecto, tío.

Ahora podemos quitar,

porque no nos interrumpe. Ahí está.

¿Dónde he dejado la sal?

La salsa con la lengüeta, con esta lengüeta la salsa.

Muy mal. Lo voy dejar en un lado.

Como tú vas a ir rompiendo y comiendo lo vas a ver.

¿Dónde he dejado la sal?

Ya, no lo toques. Que no lo vea Jordi.

Como este va a hacer la hamburguesa normal.

Que no lo vea.

Me ha salido muy mal.

Aspirantes, último minuto.

Vamos, últimos retoques.

Un pelín más de salsa.

¡Huy!

Venga, Pablo, que tú puedes.

Tú puedes sacar un buen plato.

-¿Te sobra pan, por favor? Es que no está hecho.

¡Dios mío!

Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

¡Manos arriba!

¡Huy! -¡Cómo mola!

Suerte a todos. Suerte.

Suerte.

Creo que Pepe con la ración que he puesto

y con las cosas que decoran alrededor va a quedar contento.

Pepe, Jordi, ¿estáis preparados

para la cata más importante de vuestras vidas?

Por supuesto. Claro que sí.

Eva, ven conmigo que tienes una cara

de estar pasando hambre. Ay, bendito sea Dios.

Qué bien empieza esta temporada.

A comer, no me lo puedo creer.

Esto es una hamburguesa para comer con cuchillo

y tenedor que ha hecho Carlos.

El pan está en forma de bizcocho.

Qué guay el pan.

Pepe, este rulo me suena a una cosa que haces

en tu restaurante, ¿no? Parece la ropavieja.

Con lo que me gusta a mí. Es un clásico.

Lo mejor del Bohío.

Han dejado el listón muy alto. Sí.

Vamos a ver qué ha hecho Jordi.

Jordi y mi camarada Manuel.

A ver. ¿Tú qué has hecho aquí? ¿Qué es esto?

Esta la francesa. De mostaza de Dijon.

Son de distintos países. ¿Y esta?

Esa es más asiática, lleva shiitake.

¿Y de quién ha sido la idea? De él, de él.

Son hamburguesas viajando por el mundo.

Carlos, hamburguesas.

(RÍE)

Y esta es la mexicana. Lleva aguacate, lleva aliñito.

Son hamburguesas, no son...

Hay que empezar haciendo hamburguesas.

Ya después, cuando aprendes...

¿Qué? Pues no está mal tampoco, ¿eh?

A ver, ven.

Hombre.

Claro, ¿no? Sí.

Bueno, tenemos veredicto, ¿no? Sí.

Tienen paladar, tienen paladar.

A ver, yo creo que está muy claro.

La hamburguesa ganadora del primer programa

de "Masterchef Junior 3" es...

¡La de Carlos y la de Manuel!

Porque está claro que ellos han tenido las grandes ideas.

Yo creo que nuestras hamburguesas estaban

bastante mejor que las de Pepe y Carlos,

pero para que no se sintiesen ofendidos o tristes

les han dicho que también estaban buenas.

Tú ya sabes que para ellos eres un ejemplo a seguir.

¿Quieres darles algún consejo?

Pues sobre todo que lo disfruten,

porque se pasa volando.

Que aprovechéis todo lo que os enseñan estos cracks.

Os doy la enhorabuena, porque ya sois unos campeones.

Sólo por estar aquí sois unos campeones.

Y ante todo disfrutarlo.

Hagáis lo que hagáis, disfrutarlo y a pasarlo bien.

Muchísimas gracias y volved cuando queráis.

¡Adiós!

¡Adiós, máquina! ¡Hasta luego!

Realmente pasar por "Masterchef" te cambia la vida.

No sé si te has enterado que ya tengo un libro

en la calle con un montón de recetas, y de historias.

Aspirantes, ahora sí ha llegado el momento

de que el jurado al completo cate vuestras obras de arte.

La primera hamburguesa que catará el jurado

será la de la más pequeña, Laura.

Ya está.

Qué buena pinta tiene tu hamburguesa.

¿Cómo se llama? Se llama la...

Eh...

La Huerta. -La Huerta, eso.

Porque tiene alrededor lechuga.

Y la hamburguesa es todo de verdura.

¿No tiene carne? Sí, la carne está dentro.

Solamente el corte ya se ve el pan que está fenomenal.

Muy bien.

Está bien.

Rica.

Pero tienes que arriesgar un poquito y buscar cosas

que la hagan diferentes. Vale.

Pero por ser pequeña, esta hamburguesa

que es más grande que tú, está bien.

¿No se parece mucho a la hamburguesa de Jordi?

Sí, me ha recordado mucho el sabor.

María, tu turno.

No te asustes. No me asusto,

es que no me esperaba que me iba a tocar a mí.

¿Te has pegado con alguien? No.

¿Cómo tienes el delantal? Ah, no, es que...

Que está sucio.

¿Qué hacías, así con la manos? ¿Cada vez que picas haces así?

Hum... sí.

(RISAS)

Qué cochinilla eres. Que no, que no, que va.

Bueno, a ver, tu hamburguesa. ¿Cómo se llama?

La Burguer Isla.

Esto no se come.

Es que mira, es como una islita, ¿vale?

Porque es como la palmera que lo está tapando.

Si esto no se puede comer...

Ahora.

Todo lo que se pone en el plato

es importante que se pueda comer.

Está bien la imaginación.

Pero todo lo que se pone en el plato es importante

que se pueda comer. Bueno...

Está buena. Está muy rica, María.

Quitando eso que no me lo puedo comer.

Pero tú has visualizado ahí una isla, y yo lo acepto.

Pero es que la carne está perfecta.

Maravilloso, María. Muchas gracias.

Muy buen trabajo. Muchas gracias.

Ha sido como: "¡Me da algo, ay!"

Cuéntanos, Ramón, ¿qué es esta hamburguesa?

La llamo la Hamburguesa Sangrienta.

¿Y eso? Porque es rojo como la sangre.

Hombre, yo lo que veo es que tiene trozos

demasiado gordos de queso, es una hamburguesa...

demasiado potente.

Y lo que no está es demasiado bien picada la carne.

Sí, es que he puesto demasiado huevo.

Claro, por eso. Picarla más y hacerla más masita,

casi que no notes que es carne muy picada.

Martu. Es una hamburguesa Caprese.

Tiene tomate, mozzarella, albahaca...

¿Has puesto huevo o algo para que se haga bien?

Puse barbacoa.

La carne le falta picar mejor,

para que no se desgrane de esta forma.

Si echas huevo te va a ayudar a amasar.

Te va a hacer como pegamento.

Pero mejor picarla bien.

Xavier, tu turno.

Lo sabía. -Lo sabía.

La Isla Desierta.

¿Por qué?

Porque nada más es la hamburguesa.

El trabajo está bien hecho.

La hamburguesa, lo que decíamos,

bien picada, bien trabajada.

Pero como tú dices, está un poquito desierto.

Nos faltan cosas.

Chloe, cariño.

La mía se llama Mr. Burguer.

Porque tiene una especie de carita.

Imaginación no te falta. ¿Eh, Chloe?

En fin, mientras cortamos

te voy a decir algo sobre la patata.

He visto cómo caía la patata a la basura.

La he lavado.

Eso en casa quizá vale.

En un restaurante no puede pasar eso jamás. Jamás.

No me llores. ¿Eh, Chloe? Es felicidad, es felicidad.

Claro, tienes que disfrutar. Por eso.

Tienes que disfrutar cocinando.

Estoy contenta de que me liberéis.

Pues libérate. Respira.

¿Tú has trabajado bien? Échalo por la boca.

¿Estás contenta con tu trabajo?

Sí. Pues ya está.

Eres perfeccionista. Y no estás del todo contenta.

Pero quien hace todo lo que puede,

y ha hecho mucho, eso está bien, ¿vale?

Yo he venido a "Masterchef" para mejorar

y ser un Mini-Jordi,

un Mini-Pepe o una Mini-Samantha.

De los errores se aprende.

Pero si no te dicen los errores, no aprendes.

El pan bien, doradito bien. Picadita bien.

Quizá falta un poquito de sal,

un poquito de sazón, aliñar bien.

También he venido para esto, para que me liberen de verdad.

El trabajo hay que mejorar un poquito.

Primer día, tienes mucho por evolucionar.

Y no dejes de hacerlo.

En mi casa mi familia me quiere mucho

y no quieren que me ofenda con el plato

y me dicen que está bueno. Y si hay un defecto

cada vez que cocino ese plato para mi familia

estoy repitiendo ese mismo defecto todo el rato.

Es que no puedo parar de llorar, no sé por qué.

Pablo, ¿cómo se llama tu hamburguesa?

Hamburguesa Española con pan de la abuela.

Sé que el pan está un pelín duro.

Pero yo quería que me quedara crujientillo por fuera...

¿Crujientillo o crujientote?

Bueno, a ver. Esto es como un pan rústico.

Sí. Con una buena corteza.

Sí.

No funciona nada el relleno.

Te has preocupado mucho por el pan,

pero el relleno es insípido 100%.

Verdad. Gracias, chef. No, para nada, a ti.

A mí me encantaría ser igual de bueno

que la gente que tiene 20 Estrellas Michelín o así.

Cristina, ¿cómo se llama tu hamburguesa?

Se llama Tomatera.

Tomatera. Porque el lema es el tomate.

Okey, vale.

El pan está terrible. Deja el pan si quieres.

¿Pero si dejo el pan cómo me como la hamburguesa?

¿Así con la mano? Con cuchillo y tenedor,

que es como la como yo en casa.

Pero eso no es lo que habíamos pedido, ¿verdad?

No.

No te preocupes. No te pongas triste.

Bruno.

Mi hamburguesa se llama Discoteca de Corconte.

Discoteca por lo colores que tiene la hamburguesa.

Y Corconte en honor a la discoteca

de mi campamento.

(RÍE)

Jolín, qué fiestas montáis en el campamento.

¿Y lo que hay al lado de la hamburguesa qué es?

Eso empezó siendo una salsa de champiñones.

Ha ido empeorando y ha terminado así.

¿y tú crees que eso ayuda a tu plato?

Para nada. Pues eso tenedlo en cuenta

a partir de hoy para siempre.

Lo que no es bonito no se pone en el plato.

Le ha puesto cosas, ¿eh?

Buenas ideas, mala presentación.

Batiburrillo.

Mauro.

La he llamado Ave César.

Porque tiene salsa césar.

(RÍEN)

Lo que tiene ahí seco

es salsa de tabasco, para que pique.

¿Sabes lo que hacía el César?

Ah, vale, gracias. Vive.

Buen trabajo, Mauro. Gracias, chef.

Gracias.

Bueno, María, cuéntanos. Se llama Trifashion

porque lo he querido hacer fashion.

Y hay una para cada uno.

Para vosotros que sois fashion. Uf...

Aquí la única fashion eres tú, María.

Has hecho tres trabajos, has hecho tres elaboraciones.

Tres colores, con tres ideas diferentes.

Se quedan los tres un poquito planos.

¿Qué quiere decir? Que si hubieses hecho una...

todo lo que has trabajado en esas tres

lo hubieses condensado en una y mejor,

pues a lo mejor habríamos ganado más.

Álvaro.

Vamos.

Es una hamburguesa a lo Alvarista.

Cuéntame, ¿qué es eso? Pues a mi estilo.

Una hamburguesa clásica pero con innovación.

Esa parece un tomate relleno.

Yo veo así un defectillo a priori, ¿eh?

Sí. A la carne la falta

más picadito, ¿para qué? Para que se haga una masa

y no parezca solamente carne picada y hecha.

¿Vale? Vale.

Muy buen trabajo, pero hay ciertos errores

que debes ir puliendo

a través del programa. Vale.

Mi primer plato fue huevo duro con plastilina.

A ver, yo no lo probé, ni nadie.

Bueno sí, mi prima chica lo probó, pero lo escupió.

Covadonga.

¿Cómo se llama tu hamburguesa? Juicy Lucy.

Lo vi en un programa de televisión,

que era una hamburguesa que por dentro

estaba rellena de quesos. Cuando se partía pues...

Chorreaba el queso. Sí.

Huy el queso derretido buenísimo.

Qué buena pinta tiene.

Toma un poquito. ¿Quieres?

Que no pued... Que sí, pruébala.

¿Cómo está? A mí me gusta.

Está buena, tiene personalidad.

Pero podemos encontrar un poquito más, ¿verdad?

Sí, yo creo que el pan está muy bien hecho.

La carne es la que se podía haber mejorado.

Más picadita y menos hecha y lo bordamos.

Pero... Gracias.

Martina.

Se llama Chips Hambur.

Pero se suponía que la salsa

tenía que estar un poquito más...

Lo que se dice un poco más como esto, vamos.

Más cremosa, menos seca. Sí, se ha secado.

¿Y qué lleva, una salsa de menta?

Sí, yogurt con menta.

Tiene de todo, ¿eh? Sí.

Supersana además. ¿y el pan verde por qué?

Porque me gusta el verde.

Mi hamburguesa es una hamburguesa sana.

Porque en mi casa mi madre está como loca

por la comida sana.

Has hecho varias cosas que son muy difíciles

y son dignas de mención. Lo más importante:

demostrar que una hamburguesa puede ser sana

y estar bien hecha.

Es que en mi casa comemos muy sano.

Pues tu hamburguesa lo refleja.

Pero encima de comer sano en tu casa coméis rico.

Mucha muchas felicidades. Gracias.

Lukas, con "ka".

Le haré mi mirada a Jordi.

La Mirada Cero consiste en mirar al oponente

y decirle: "Por aquí no pases."

Que es complicada de poner. Hasta a mí me cuesta.

Hay que ejercitar muchos músculos de la cara.

Sin champú exfoliante no puedes hacer esta mirada.

A ver, cuéntanos cómo se llama tu hamburguesa.

La hamburguesa L.A. Cheddar.

Solo que el queso no se me ha deshecho.

¿Pero cómo vas a derretir este ladrillo de cheddar?

Eso no lo funde ni el calor más grande.

Es complicada, ¿eh? Ahora me cuesta.

Cuando elaboras un plato tienes que pensar

que esté bonito, que esté bueno

y si pones una hamburguesa caliente

que la sacas del calor tienes que ponerle

la loncha de queso encima finita para que se derrita.

Y otra cosa, si no ganas en "Masterchef"

yo te quiero para limpiar en mi catering.

Que te he visto limpiar la tabla hasta por debajo.

Cómo está tu cocina. Por favor, mirad la cocina

de Lukas y quiero que todo el mundo

deje así la cocina después de trabajar.

¡Jobar! -¡Guau!

Por esa parte muy bien.

Adiós.

¿A quién le tocará ahora? A mí.

Pues ya está, dale.

¿Qué te pasa, Hugo? Que te veo ya que vienes así...

¿Qué ha pasado, a ver?

Iba a ponerle a la hamburguesa color.

El que para ponerle sabor en el último segundo

he partido, pero me ha salido muy mal.

Es que no quería presentar nada.

Te ha quedado canija. Mal, digamos.

Ha quedado el pan canijo.

Pues que se me ha deshecho.

Claro, porque no has picado bien la carne.

Al no picarse bien no se junta, parece carne picada

y no parece una hamburguesa. Y vegetal lleva un rato.

Pero no puedes poner un pimiento casi crudo.

Porque esto así no se puede comer.

Has hecho bien en reconocer tus errores

y venir aquí con honradez diciendo:

"Lo he hecho mal. Me ha salido mal."

Pero cuando te hundes trabajando

tienes que seguir y creer en ti.

Yo quería hacer tres hamburguesas.

Aunque luego he hecho una enana.

Y el resultado ha sido una full de Estambul.

A mí me gustaría ser capitana.

Pero si no lo soy pues tampoco pasaría nada.

Aspirantes, vosotros ya habéis hecho vuestro trabajo.

Ahora es el turno de que el jurado haga el suyo.

Tienen que decidir quién se llevará los puntos.

La mejor hamburguesa se llevará seis puntos.

La segunda cinco,

la siguiente cuatro, tres y dos.

El resto os llevaréis un punto cada uno.

Jueces,...

a deliberar.

Tú vas a conseguir por lo menos cinco puntos.

Es que gana Laura.

Tiene mucho que caminar, pero tiene madera.

Yo creo que lo tenemos ya. A mí me queda claro.

¡Ya lo tienen, ya lo tienen!

Aspirantes, aunque no os lo creáis

vosotros sois héroes con un poder super especial

que se va haciendo pequeño

conforme nos vamos haciendo mayores.

Ese superpoder es la imaginación.

Por eso en este primer reto queríamos ver

hasta dónde llega vuestro superpoder.

Y os tenemos que confesar que hemos flipado.

Pero hay varios aspirantes que aparte de ponerle

imaginación nos han demostrado otras capacidades

muy importantes para un cocinero.

La carne espectacular,

el pan bien horneado, y han acertado

en la combinación de ingredientes.

A que sí, ¿Martina?

Van a dar un paso adelante...

Covadonga, María, Martina,

Mauro y Laura.

El aspirante que se lleva los dos puntos en esta prueba es...

Mauro.

Los tres puntos son para Laura.

Gracias. El aspirante que se lleva

cuatro puntos es Covadonga.

(Aplausos)

Martina, María, entre vosotras está la ganadora de esta prueba.

María y yo estamos a la par, yo creo.

Y, bueno, será lo que Dios quiera.

Y el aspirante que se lleva los seis puntazos es...

Martina.

(Aplausos)

María, tú tienes cinco puntos.

Así que enhorabuena a las dos. Muy buen trabajo.

Estoy supercontenta porque he quedado segunda

y por esto, no quedo primera.

Pero da igual, porque Manuel en el anterior programa

también quedó segundo en la primera prueba y ganó.

El resto de aspirantes ya sabéis que os lleváis un punto cada uno.

Martina, María, sois las capitanas de la próxima prueba,

la primera prueba por equipos.

Pero antes de salir de viaje,

os voy a hacer a todos una propuesta.

Este año, desde "MasterChef Junior 3"

queremos recomendar a todos los que nos ven

cómo alimentarse mejor y cómo llevar una vida sana.

El primer consejo que vamos a dar,

va a ser sobre la comida más importante del día, que es...

(TODOS) El desayuno. Pues luego os preguntaré

en la prueba de exteriores qué habéis preparado.

Tiene que ser muy especial, que es el primer consejo.

¿Estáis preparados para la prueba por equipos?

(TODOS) ¡Sí, Eva! Pues vámonos.

Eva hoy estaba superguapa.

Un aplauso para Eva. (APLAUDE)

Nuestros aspirantes están a punto de conocer

uno de los parques temáticos

más visitados de España, Port Aventura Park.

Situado en plena Costa Dorada, cuenta

con algunas de las atracciones más extraordinarias del continente.

Como Shambhala, la montaña rusa más alta de Europa.

O Angkor, un viaje trepidante en plena jungla.

Aquí vivirán una de las experiencias

más asombrosas de sus vidas.

Mis primos fueron una vez y me dijeron:

"¡Martina, tienes que ir a Port Aventura! ¡Te encantará!"

Además, a mí me encantan las atracciones fuertes

y aquí hay bastantes, así que...

-Era muy mono, muy suave y muy achuchable.

Hola, chef. -Hola, chef.

-Nos han traído a un barco donde estaba Jordi.

Bienvenidos a vuestra primera prueba por equipos.

Dicen que en los castings decís

que soy el más duro, malo y tiquismiquis.

Un poco. Para que veáis que no es así,

os daré una ventaja muy importante.

Una clase magistral de pescados que os irá de cine.

¡Huy, el pescado! Me tenéis que hacer un favor.

Que quede entre nosotros.

Pepe y Samantha no se pueden enterar.

No me gusta nada el pescado. Se me da fatal limpiarlo.

Soy muy... No tengo destreza con las manos.

Este tipo de pescado es un pescado azul. Es la caballa.

Para limpiarla, ¿qué tenemos que hacer? Destriparlo.

Con tijeras, mejor. Cortamos hasta el final del todo.

Quitamos las tripas. Las tripas se desechan.

El pescado sangra y mal olor.

Primer corte, cabeza. Cortamos aquí.

Un solo corte muy limpio.

Lo más pegado posible a las espinas.

Le doy la vuelta. Haré el siguiente corte. Lo mismo.

Ta, ta, ta, ta, ta, ta.

¡Hala!

Y sacamos el lomo perfectamente limpio.

Yo a veces me tapaba los ojos porque daba asco.

Lukas con K, vente aquí a mi lado.

La espina va clavada así.

Pues tú tienes que tirar para el mismo lado donde está ella.

Son muy profundas, ¿no? -¡Venga, Lukas!

-¡Sí! (APLAUDEN)

Chicos, hemos hecho caballa. Pescado azul.

Pescadito plano, ¿cuál conocéis?

Lenguado. ¿Qué no coméis de él?

La piel. ¿Cómo quitaríais la piel?

Es muy sencillo, si sabes cómo hacerlo.

Con la uña rasparemos aquí,

hasta separar la piel de la espina.

Si veis que se os desliza, mojáis los dedos en sal

y ya no lo haré. Si no, un papel.

Aspirantes, espero que lo tengáis todo superclaro,

porque os espera una prueba complicada,

de las que quitan el hipo.

¿Estáis preparados? (TODOS) ¡Sí, chef!

-¡Por mi Virgen de la Macarena!

Como la prueba sea de pescado,

me tendré que encomendar a todos los santos.

-Hola.

¡Por fin! ¿Qué tal?

¿Y Jordi? Eso digo yo.

Jordi, ¿dónde os habéis metido?

Hemos tenido que atravesar

Mongolia, China y Méjico para encontraros.

Me habría encantado acompañaros,

pero alguien tenía que atender a los aspirantes.

Tratas de ganártelos. Lo que pasa es que sabes

que es inútil, porque me quieren más a mí.

Para nada. No sé de qué me hablas.

Jordi, ¿con qué te has perfumado hoy?

¿Eau de sardines? ¡Qué barbaridad! ¡Qué peste!

¿No os da? Me estaba dando a mí también.

No voy a decir nada. Me quedaré callada como una tumba. Así.

Aspirantes, bienvenidos a Port Aventura.

Un parque pensado para valientes que, como vosotros,

están dispuestos a vivir todo tipo de aventuras.

Pero antes, quiero ver el encargo sobre los buenos hábitos

que os pedí. Me han chivado

que estabais preparando algo con mucho ritmo.

¿Lo tenéis? (TODOS) ¡Sí, Eva!

¡Una, dos y tres! ¡Vámonos!

¡Bien! ¡Bravo, chicos!

¡Bravo!

Oye, muy bien, eh.

Espero que cocinéis al menos la mitad de bien que cantáis.

Porque ha llegado el momento de hacer los equipos.

Martina y María, vosotras fuisteis las mejores en plató

y, por eso, hoy seréis las capitanas.

Martina, tú fuiste la mejor,

así que eliges color. ¿Qué equipo quieres,

el rojo o el azul? Rojo.

María, tú serás el equipo azul. Vale.

-Como yo dirijo también una empresa,

creo que voy a poder llevar

las riendas del equipo y hacerlo muy bien.

Martina, por tener más puntos que ninguno,

tendrás el privilegio de elegir a los miembros de tu equipo.

En esta bolsa hay 14 círculos con el nombre de todos.

Meterás la mano y sacarás siete nombres,

que serán los de tu equipo. ¿Entendido?

Sí.

Martu.

Álvaro. Álvaro.

¿Te ha dado alegría o me lo ha parecido?

Es que a esos dos los quería en mi equipo.

Chloe. -¡Bien!

-Están saliendo todos.

Laura.

María Querol. María Querol.

Covadonga.

Es el último, eh. Lukas.

Lukas.

Echo de menos en mi equipo a mi hermano,

porque lo quiero mucho.

-Puntos fuertes son las Martinas y Covadonga. Hay que tener cuidado.

Bueno, María, los miembros de tu equipo son todos los demás.

Me hubiera gustado que me tocara en mi equipo

mi hermana, porque si nos vamos en la prueba de eliminación,

nos vamos los dos juntos. Si nos salvamos, los dos.

Aspirantes, el reto de hoy requiere organización,

destreza y rapidez. Para explicaros cómo hay que cocinar el menú,

hemos invitado a un chef que viene de una casa

con una larga tradición marinera.

Se formó en la Escuela Hofmann de Barcelona.

Es el jefe de cocina del restaurante Can Broch,

en Cambrils. Con una Estrella Michelín.

Es un placer dar la bienvenida a Arnau Bosch.

(APLAUDEN)

-Hola. Arnau, bienvenido.

Gracias. Muchas gracias.

-Me ha encantado que venga el chef Arnau,

una Estrella Michelín. No me lo creo.

Cuéntanos. ¿Por qué esta zona es considerada

un vergel gastronómico? Bueno, siempre ha sido

una costa donde han habido restaurantes emblemáticos.

Y el productazo que nos ofrece esta tierra,

tanto del mar como de la montaña.

-Yo he ido muchas veces a Cambrils

y había visto restaurantes por la costa,

pero no conocía a Arnau Bosch.

Aspirantes, el menú marinero que os traemos hoy

es un fiel reflejo de la riqueza gastronómica

de este litoral y ha sido supervisado por Arnau Bosch.

Consta de una tapa: samfaina con butifarra.

Un primero: cazuela de pescado y marisco.

¡Estoy atacada!

Un segundo: arroz negro.

Y un postre.

No podía ser de otra manera, crema catalana.

Dejadme el arroz. -El arroz.

María, ¿cuál te gustaría

que no te tocase? -La sopa.

Martina, tú elaboraste el mejor plato de la prueba anterior.

Así que dinos qué opción quieres que cocine el equipo contrario.

El souquet con la crema catalana.

-No, tío, no.

Justo lo que no querías, ¿no? Me da igual.

-Yo creo que Martina nos ha elegido nuestro menú

para fastidiarnos.

Martina, ya has elegido.

Tu equipo cocinará la tapa de samfaina y el arroz negro.

Tengo a personas muy fuertes

y creo que podemos ganar perfectamente.

Arnau, ¿qué consejos darías a nuestros pequeños aspirantes

para que saquen el mayor partido a estos platos.

Para la samfaina, los cortes, que sean más o menos iguales.

Para la sopa o el souquet de marisco,

la picada, muy importante.

Para el arroz negro, la cocción y la sal.

Y para la crema catalana, no tirar los huevos

en la leche, sino la leche en los huevos. Importante.

-Eso es importantísimo.

Atención, aspirantes.

Contáis con 120 minutos para cocinar el menú.

¿Qué? La tapa saldrá en el minuto 75.

El primero en el minuto 90. El segundo en el 105.

Y el postre en el 120.

Equipo rojo, entraréis primero a cocinar

y 15 minutos después, el equipo azul.

Así todos contaréis con el mismo tiempo de cocinado.

Cocinaréis para famosos como Paco Collado, El Aberroncho,

Pitingo o Alejandra Prat.

Pitingo. Pero no estarán solos.

Serán un total de 80 comensales. ¿Qué?

-¿80 comensales? ¡Uf!

-Mis máximos comensales han sido diez comensales.

Y como mucho, una degustación de un montadito

en la primera comunión de mi hermano para 25 personas.

Aspirantes, como seguramente ya sabéis,

mucha gente tiene alergias a ciertos alimentos.

Desde aquí queremos animar a todas ellas

para que, en vez de renunciar al placer de cocinar,

sustituyan ese alimento por otra cosa.

Por ejemplo, si quieres elaborar una bechamel para tu lasaña

y eres intolerante a la leche de vaca,

puedes sustituirla por leche de almendra o de arroz.

Por esta razón, vamos a asignar a dos miembros de cada equipo

una alergia relacionada

con algún ingrediente del menú de hoy.

Eso significa que ninguno de ellos

y bajo ningún concepto podrá tocar el alimento prohibido

que se le adjudique.

Si lo hace, dejará de cocinar

porque, supuestamente, estará intoxicado.

¿Lo habéis entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

-Qué horror. Cristina, tú tendrás alergia

a los crustáceos, ¿vale?

Y, Ramón, tú tienes alergia al huevo, como bien sabes.

Venid aquí. A ti te lo pongo aquí.

¡Y hala! Con el huevo en el corazón.

Lukas, no te puedes acercar a un tomate a cien leguas.

Chloe, hoy eres la alérgica a la sepia.

Tú no lo sabías, pero sí. Venid, venid.

Aquí. Y tú intenta no acercarte a un tomate, eh.

Estoy muerta.

Estaré todo el rato pensando

que soy alérgica a la sepia y que no la puedo tocar.

¡Pues madre mía! Aspirantes, organizaos bien.

No perdáis ni un minuto. Cocinad con control

y medid bien las cantidades.

Que nuestro supermercado proveedor de alimentos

donará el excedente de productos a comedores sociales.

¿Estáis listos para la primera prueba por equipos?

(TODOS) ¡Sí, chef! Pues a cocina en tres, dos, uno.

¡Ya! ¡Vamos!

-Venga. Vamos, venga. -Aquí.

-Ponlo aquí, ponlo aquí.

-Primero, aquí.

-A ver, chicos.

-Álvaro y María se van a poner con el arroz.

-Pablo y Hugo van a cascar huevos

y a separar la yema de la clara. -O.K.

-Martu, Chloe y Lukas, os vais a poner a cortar, ¿vale?

Lukas, tú nada de tomate y tú nada de sepia.

(TODOS) ¡Equipo azul!

Equipo azul, vosotros empezaréis a cocinar en 15 minutos.

Equipo rojo, atención porque vuestro tiempo de cocinado

empieza en tres, dos, uno. ¡Ya!

¿Primero con qué empiezo yo? -Martina, ¿qué pico?

-¿Con qué empiezo, Martina? -Berenjena.

La berenjena, por ejemplo.

-¿Cuántas berenjenas? -Todo lo que veas. 15.

-Me voy a poner con los ajos.

Bueno, vamos a empezar, Jordi. Repartamos equipos.

¿Qué te apetece? Mira, Pepe. Lo que tú quieras.

Pues mira, me parecen más pequeños los del equipo rojo

y me gustaría picar con ellos. Lo entiendo perfectamente.

Yo de pequeño era más de fútbol.

Tú eras más de las casitas, las muñecas.

Ya empezamos. Tú al equipo azul.

Tú al equipo rojo. Y yo me quedo con el postre. Vamos.

Venga, va. Tú mételo todo así.

-¡Ay, qué asco! -¡Venga!

-Un poquito de asco. Da un poquito de asco.

Que tiene agua. -Bueno, agua de pescado.

Eso es bueno. -Vale, vale.

-¿Qué hago?

Martina. -No me preguntes todo el tiempo

qué hago, por favor.

No sé mucho qué hacer con ella.

Entonces, voy a intentar tenerla entretenida

para que, por lo menos, no me dé mucha guerra.

Tú vas a ayudar a picar con ella. ¿Vale?

-A picar pero corriendo corriendo. -Vale. Corta a laminitas.

-¿Me cojo otra? -Estoy nervioso. Quiero empezar ya.

-Hay que ponerse a picar cebolla como un loco.

-Como un loco, eso es.

-Has cortado finas. -Vale. ¿Cuántas llevas?

-Voy así lento, pero es lo más rápido que puedo.

-¿Me lo estás diciendo en serio?

Echa más para allá, que yo necesito cortar.

Yo cambiaría a Covadonga y a Laura

por Ramón y por Xavi.

Equipo azul, vuestro tiempo de cocinado empieza

en tres, dos, uno. ¡Adelante!

A ver, ¿alguien me ayuda? -Que eso va por detrás.

Hombre, es que tú tienes cabeza para dos cuerpos, eh.

Amigo, perdona que te diga.

Golpe seco muy rápido.

A tener en cuenta, eh.

-Es que tiene ahí un hueso. Le tengo que arrancar esto.

-Me parece que sí. Sácalo. A ver.

-Es que me mira con malos ojos. -Ay. Está muerto.

-Bueno, va. Venga.

-Venga. No te puedes rendir. Ánimo. ¡Vamos, vamos!

Venga. Mete mano, mete mano.

-¿Y por qué no la metes tú, eh?

-Se tiene que quitar la asquerosidad.

Estas son las tripas, ¿no?

-En las clases de Jordi parecía más fácil.

-¡Bien, bien!

María, ¿cómo lo tienes? Bien.

¿Se te da bien limpiar el rape? Me da asco, pero sí.

¿Te da asco por qué? Bueno, no me da asco.

Pero me da repelús porque está suave.

Te gusta tocarlo poco. Sí, poco.

Esto es un productazo. Hay que amar el producto.

Hay que tener devoción por el producto.

Yo le amo, pero cuando está vivo.

-¡Ánimo! -Bueno, sigamos.

Bueno, ¿cómo vamos por aquí, chicos?

¿Seguís con el picado de las verduras?

Sí. Vale. ¿No hemos hecho sofrito?

¿No hemos empezado, capitana?

Estamos en ello. Hay muchas verduras.

Creo que deberíamos ir avanzando un poco más,

si no, os pilla el toro. Hacemos todo esto.

Vamos poniendo cosas a pochar.

Lo voy a picar mejor de uno en uno, porque lo pico mejor.

-Como decimos en Argentina: Como vos te sientas más cómoda.

-¿Como vos? -Como vos.

-Como vosotros, ¿no? -No. Vos es tú.

Martina la dejó un poco de lado a Laura.

Y como a mí me dio un poco de pena porque tienen que tener

otra oportunidad los pequeños y la ayudé.

-Oye, es que estos cachos... Estos cachos son...

-Si se van a encoger en la sartén. -No se encogen.

El pimiento no es lo mismo que la berenjena.

-¡Miércoles!

Se me rompió la yema.

-¿Vais contando las yemas? -Yo sí.

-A ver. Es que yo no sé cuántas estoy haciendo.

-Pues cuéntalos. -Cuéntalos, Pablo.

Se te están destrozando. -Llevo 18.

-Estábamos separando 100 yemas de 100 claras.

Habíamos empezado a la vez y yo, al cuarto de hora,

había hecho unas 75. Y él había hecho 20.

Y además, casi todas se le habían roto.

Libros de cocina hay muchos. Pero a mí los que me gustan,

son aquellos libros que forman y forman de raíz.

Los libros para los pequeños de la casa. Aquí tengo un librazo.

"Grandes recetas para pequeños chefs".

No os lo podéis perder. Todas las recetas

de nuestros aspirantes de la primera y segunda temporada.

A tenerlo, porque es una gran herramienta.

¡Martina! -A ver.

¿Qué pasa? -Tres tomates y ya está.

-Pues venga.

#Para hacer bien el amor hay que venir al Sur.#

#Para hacer bien el amor voy donde vayas tú.#

Equipo rojo, lleváis 40 minutos cocinando.

Os quedan 35 para sacar la tapa de samfaina con butifarra.

¡Va! ¡Hay que cortar ya! ¡Vamos!

-Que todo el mundo esté cortando, por favor.

-¡A cortar y rapidito, venga! -Capitana, el tomate.

-El tomate lo tienen preparado. -Pero hay que echarlo.

-Vamos. Vamos, rehogad el tomate.

-Me puse nervioso porque no da tiempo.

Para la próxima vez, os voy a dar un truco.

Rompéis todos los huevos en un cacharro enteros

y vais cogiendo de uno en uno las yemas.

Vale. ¿Habéis oído el truco?

Sí. Estupendo, Samantha. Gracias.

-Aquí tengo 35 cáscaras. ¿Cuántos eran?

Voy a echar las yemas... -¡No! ¡Pablo!

-Hay que echarlas. -¿Sabes cuántas llevaba?

-Pablo no cuenta las yemas. Casi todas se le habían roto.

Luego va y me echa sus yemas encima de las mías.

-¿Qué ha pasado? -Que yo llevaba 35 cubiertas

así de bien, todas redondas y mira lo que me ha hecho Pablo.

-A ver, Mauro. -¿Qué es eso?

-Las claras. -Que eso es yema.

-No. Esto es clara. -Que no pasa nada.

Que de 100, una clara no va a hacer nada.

-María es una capitana estupenda.

Se lo ha tomado con serenidad y tranquilidad.

-El tomate. -Se te va a quemar.

Quita lo que te he hecho.

Lo que te he hecho, quítalo.

-Que alguien se ponga con la butifarra.

-Solo sabe estresar y gritarnos.

Con este tipo de capitana, no se puede trabajar bien.

Espera. Las butifarras. Capitana, ¿las pelo?

-No. -¿O las dejo?

-¿Dónde está Pablo? -Ahí, con la ralladura de limón.

-¿Con todo esto, qué se hace? -Déjalo.

-Es un lomo.

-Ya. -María, más uno.

Equipo azul, habéis agotado vuestros primeros 25 minutos.

En algo más de una hora, tiene que salir el primero.

¿Entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

-Tienes nueve. -88.

¿Con esto qué hacéis? Lo echamos al caldo del sofrito.

¿Y con el que va cayendo al suelo, qué vamos haciendo?

Recogerlo. Capitana, al loro con la limpieza.

Porque veo pescado en el suelo.

¿Cómo lo ves, Arnau? Van retrasados, ¿no?

Hay que marchar el sofrito del arroz negro.

Es que no han amasado todavía. Están con la samfaina.

El sofrito del arroz no está. -El arroz negro es complicado.

-Mete esto, Laura. Mete esto cazo de verduras.

-¿De aquí lo meto? -A ver, pero un poquito.

A ver. ¡Uf! Quita. Trae, trae.

-Y ahora se van haciendo. Y hay alguna pepita.

Y luego hay que colarlo, entonces.

¿Cómo ves la cantidad de ñoras? Para parar un carro.

¿Quién se encarga de las ñoras? Yo.

Escucha al maestro que te diga qué hacer.

Yo creo que con un cuarto de las ñoras que hay aquí,

tienes más que suficiente.

Y a lo mejor no las hubiera puesto en remojo.

Las hubiera puesto en un baño de aceite,

pasarlas, nada, un mete y saca y fuera.

-A ver. Que alguien venga aquí a remover pero ya.

-Yo. -Remueve. Venga, vamos.

-Que alguien me ayude con el pan.

-Pero más largo. -¿Cómo más largo?

-Más alto, más alto.

-Ponte tú con el pan y yo con las salchichas.

-Había un poco de desorden.

Había gente que dejaba de hacer esto y se ponía con lo otro.

No me ha parecido muy normal, la verdad.

Después de los programas que has visto de "MasterChef",

¿todavía no te has enterado que reciclando vidrio

preservamos el medio ambiente?

Tienes mucho que cocinar, pero mucho que reciclar.

Coge la botella y a reciclar.

Que no se te olvide al final.

Ese grumo lo tenemos que eliminar.

Hay que colarlo. Si los colamos, perdemos la fécula.

Y tiene que estar. Prefiero que le metáis

un túrmix sin meter aire.

Pero este grumo lo tenemos que eliminar.

Señores, velocidad, que si no, no llegamos.

¿Dónde está el azúcar que tendría que estar aquí?

En la leche. ¿En la leche? ¿Por qué?

Pablo... La he cagado. Ya está bien, chef.

Fallar es de humanos. Es algo automático.

Si no fallas, no eres persona. Eres un robot.

-Hay que ponerse ya con el arroz. Ya.

-Que alguien se ponga... Tú no hagas más de esto.

-Vale, vale. -Pesa el arroz. Pesa el arroz.

-¿Cuánto? -Un kilo y medio.

Tres kilos. O sea... Ven.

-Hablaba muy brusco porque estábamos tan apuros

y tan eufóricos que hacíamos todos un poco de capitán.

-Capitana... -¡A ver! Que sí.

Era mucho estrés. Mucho mucho mucho estrés.

No podía responderles bien tan fácil.

Tú eras consciente de que no podías tocar huevo, ¿no?

Y he visto cómo te salpicaba y cómo...

¡Qué mala cara tienes! ¡Estás muy malo!

¡No, no, no! Me puedo recuperar.

¡Hay un enfermo en la cocina! ¡Hay que sacarlo! ¡Fuera!

La sepia, que no la toque la Chloe.

-Intenta que no me toque. Si no, estoy fuera de cocina.

-Vamos. A ver, cuidado.

-Martina, me has puesto la sepia al lado

y la he tocado con el codo. -Ya, pero no podía hacer otra cosa.

No hay más sitio. Haber tenido más cuidado.

-Haberla intentado ponerla más lejos.

-Si se tiene que ir de la cocina, que se vaya.

-Es que mira que se lo he avisado, eh.

-Te voy a dejar aquí la sepia. -Espérate.

Córtala en la bandeja esta.

¿Qué pasa? Que la capitana me ha puesto

la sepia al lado y la he tocado con el codo.

-Chloe tiene un carácter muy raro, porque de repente es feliz,

luego está triste, luego es muy estricta.

Luego muy política.

Que me recuerda al Pablo Iglesias.

-No me roces. Que no me roce la caja.

Que no me roce. Es que si no... -Quita el ajo. Quita el ajo.

¡Que lo quites! -Me aparto. El ajo.

-¡Ay, quítalo, por favor! -Ah. ¿Lo vas a poner ahí?

-Tiene demasiado aceite. Equipo azul, Ramón se ha curado.

Está sanote. Venga al lío. Dale fuerte.

Vamos a ir echando el arroz. -Que falta el tomate todavía.

-¿No queda tomate? Vamos con el tomate.

-Yo estoy con el pan. -No hay pan. Es verdad.

-Tiene un carácter que no...

Cuando hay un poco de descontrol en la cocina,

que te enfadas y gritas.

A mí también me han entrado esas ganas.

Vamos a ver, Lukas con K. ¿Y el tomate?

Lo he tocado. Venga. Ven por aquí.

Que vamos a hacer un cambio. Sales tú y entra Chloe.

Chloe, entra.

Bienvenidos y muchas gracias por aceptar

la invitación de "MasterChef Junior".

Es la primera vez que nuestros pequeños aspirantes

cocinan para 80 personas.

Esto no es una cocina. Esto es una pocilga.

-Chicos, ¿estamos limpiando? -No. Estamos bailando la samba.

-Estamos haciendo patinaje sobre hielo.

-Por favor, ayuda. Escuchadme, por favor.

Personas para esto. Necesitamos personas.

Alejandra, cariño. Te veo que te has traído a la familia.

A todos. ¿Tú te imaginas a tus hijos

cocinando para 80 comensales?

Mira, yo creo que es imposible.

Para mí lo que hacen estos niños es una maravilla.

Tienen pues un poquito más que ellos,

porque ella tiene siete, él seis y él cuatro.

Espero que disfrutéis muchísimo de la comida

y ojalá les salga bien, ojalá. Ojalá, ojalá. Chicos, ojalá.

Aspirantes del equipo rojo, os quedan 10 minutos

para sacar la samfaina con butifarra, ¿entendido?

(TODOS) ¡Sí, chef! ¡Venga!

80 platos hay que poner -Sí, sí.

-De los chicos.

-Vamos, venga.

-¡Ay, que me doy! -Cuatro y cuatro ocho y cuatro...

Y cuatro...

-Las cigalas solo se marcan, Xavi.

Ayúdame, que yo con estas no puedo.

-Vale, vale, tranqui. -Es que nos van a reñir.

-Capi, manda un poco.

-Trae tres. -Cuatro, cinco...

¡Me he liado!

Un, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete...

Aspirantes del equipo azul,

en 25 minutos hay que sacar el suquet, ¿oído?

(TODOS) ¡Sí, chef! -¡Los que estén haciendo el postre

se ponen con el pescado otra vez! -¡Bien, hierve, hierve!

Un momento, Pablo, me pone nerviosa verte

mirando cómo hierve la leche cuando hay un caos

como el que tenéis. ¡O sea, a trabajar!

¿Hay que pelar gambas? -¿Cuántos platos más has puesto?

A ver, un, dos, tres, cuatro, cinco, seis...

¡Ah, me he liado! -Le quitas la cola.

Luego, le quitas... mira. -Ya, ya, ya.

Un pelín más aquí.

-Pablo, no estés... -Hugo, es que esto pesa...

-Pero que no estés tan preocupado del postre.

-¿Sabes qué pasa? Que me ha hervido.

-Seis, siete, ocho, nueve, diez, once...

A ver, me he liado. Un, dos, tres, cuatro, cinco,

seis, siete, ocho, nueve... Capitana,

el suquet como se tiene que hacer, no lo sabemos.

¡María, terminad con el sofrito, es el sofrito!

-A María le falta liderar más, pero lo hace bien.

-¡Pablo, quiero que te pongas con las gambas y que no pares.

-Sí, es que esto me ha hervido, tengo que echarlo.

Ahora voy. -Cuando termines vente,

para esto queda una hora y para lo otro 20 minutos.

Pablo estaba como así con el postre.

Se iba a pelar una gamba y se iba al postre y yo:

"Vete a pelar gambas y no pares de pelar gambas".

Lukas, llevas mucho tiempo sin hacer nada.

¿Se te ha pasado la cuarentena? Sí. Sin tocar el tomate,

ayudando a hacer las cosas. Venga, dentro.

41, 42, 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49... ¡50!

Equipo rojo, nos quedan solo cinco minutos para emplatar.

Así que ahora hay que correr.

¿Aquí hay 80 justos?

-Supongo.

-Va, va. Oh, parad, no.

No, solo tres. -Parad nunca, parad no.

-Es que tú también, Covadonga. A ver, Covadonga, tampoco empujes.

-A ver, un poquito de organización, a ver, cuidado.

A ver, a ver, cuidado.

-¿Me dejáis? -No puedo, no puedo.

-Yo tampoco, que me he quemado.

-¡Puedo, puedo!

¡Mierda!

¡Ah! -¡Pablo!

-¿Qué hago? ¿Qué hago? A ver... -¡Dios mío!

-¡Jobar! ¡Cómo la he cagado!

-Pablo se ha lucido hoy, ¡oh!

De cine.

Madre mía, qué desesperación.

-¡Jordi! ¡Jordi, urgente!

Equipo azul, estamos a 15 minutos y no estáis para sacar

la cazuela de pescado ni de broma y aquí ha habido ya

una hecatombe con la crema.

O sea, me veo obligado a intervenir,

a ponerme una chaquetilla

y, si no llegamos, ya veremos qué hacemos.

Tamara, bienvenidos todos. Gracias.

Ya por el cuarto hijo, hija mía. Ya está, ya está.

Ya, ¿no? Ya he parado.

¿Y tú eres de las que se mete en cocina?

Porque a mí me han chivado... Me encanta,

cocino desde los ocho años. Es una barbaridad.

Nosotros somos fans de "MasterChef junior",

y también de los grandes. Sé que serás una buena jueza

de lo que te pongamos por delante. Exactamente.

Espero que nos des luego tu opinión y fiable.

Fiable. -Venga, dos trocitos bonitos.

-Esa olla, traedla, traed la olla.

La olla... ¡La olla!

-¡Claro!

-Otro. -Toma.

Corre, pon este, por favor, que me estoy abrasando.

Coge este, que me estoy abrasando. -Espera, por favor.

-Los camareros están esperando. -No hagas así.

-Oye, perdona, coge tú las tuyas.

-Pero es que esa era mi cuchara.

-Lo siento.

-¡Pero no la pongas ahí, niñina! (RÍE)

(RÍEN)

-Ay, no me puedo reír, este es un momento muy trágico.

¡Oh...!

-¡Hay que limpiar! ¡Hay que limpiar!

-Antes de la limpieza, sacad el plato.

Equipo azul, me traigo a Samantha porque no llegamos ni de broma.

Sami, quédate con el postre y yo con el suquet.

Bueno, bueno, a ver, a ver, a ver, estoy asustadísima.

A ver, Pablo, ¿cómo vas? Yo bien, esto ya está reduciendo,

bueno está espesando bien. Reduciendo no, tiene que espesar.

¿Y qué le has puesto para que espese?

Almidón de arroz, un par de cucharadas.

¿Para 80 personas? ¿Un par? Un pelín más, a ver...

Más, más, más. Sí. ¿Más? Tú me dices.

Capitana.

Capitana, conmigo te quiero. Ven.

Las olla que haya, todas, para acá.

Lo haremos todo en crudo, pero intentaremos que sea sabroso.

Me ha fastidiado que tengamos que necesitar a los chefs.

Que suba mi alma al cielo y que mi cuerpo sepa hacerlo bien.

Límpialas, vamos. Mirad, mirad, mirad.

A la mitad, apretáis un poquito. Clac, clac.

¡Oh, qué guay! ¿Vale?

Vale. ¿Y las echamos dónde?

Ahí, en la cazuela. Esta, vale.

Venga, venga, chicos, rápido, venga, el sofrito que tenga sabor.

Venga, estas cigalas las quiero limpias ya, ¡ya!

¿Podemos ir sacando algún plato ya?

¡Sí! Que vayan sacando algún plato, sí.

Tráiganme un plato.

-Tomad. -Un plato, oh, pasadme un plato.

¡Jo! -Que no se puede, espérate.

¡Ofú, es que no tiene...!

Ojú con la capitana que nos ha tocado.

Ya está, ya está. -¡Estamos!

-Gracias.

Empezaremos con una tapa de samfaina con butifarra

elaborada con el equipo rojo.

¿Te gusta? ¿Sí?

Felipe, ¿qué tal? Cuéntame, ¿cómo ha ido esa butifarra?

La verdad es que estaba muy buena, tenía un puntito muy rico,

la samfaina estaba muy bien hecha.

La he disfrutado mucho. Sí, todo perfecto.

Equipo azul, marcamos la pauta y, María, hay que correr.

Aquí cortáis pescado. Tú, corta pescado.

-No. ¿Este puedo? -Este puedes.

-Los demás, enviad esto para emplatar.

-¿Cómo de gordos? -Pongo esto.

-Quitamos cabeza, metemos.

Dejamos que hierva cinco minutitos y lo podréis emplatar.

Venga, Pablo, intenta hacer las cosas bien.

Sí, intenta no tirarme toda la leche sobre la encimera.

Vamos, ya está.

¿Cómo va el arroz? -Muy bien.

-Dos por cabeza.

Todo limpio, todo limpio para poder emplatar, venga.

Te coges un platito de estos.

Chac. Y al medio. ¿Vale?

Un poquito de caldito.

Y hay muy poco. Lo repartes, ¿vale?

Bueno, equipo azul, equipo azul, mirad a quién os traigo.

¡Pitingo! -¿Qué tal? ¿Cómo estáis? ¿Qué tal?

Espero que no nos pase con más, ha entrado Pitingo

porque ha venido a comer. Estoy desmayado.

¿Qué pasa con los platos? Qué buena pinta.

¿Este me lo llevo? Te digo una cosa,

serás un afortunado, serás el único que coma,

al paso que van los demás... ¿Por qué habéis tardado tanto?

-Porque había que cortar 20 cebollas, pescado y...

-Son muchas cosas. Es verdad que son muchas cosas.

Pero, ojo, tienen dos ayudantes hoy,

Jordi, Samantha, ya... Pues tiene una pinta esto,

que no veas. Tiene pinta, ¿no, Pitingo?

Cuéntame. Si hubiera que cantarle al plato...

Lo han hecho en tres minutos. #Ole, ole, ole.

#Ole y olé.# (RÍE)

#Agarro las ollas, las pongo en el fuego,

#salen los garbanzos, chu, chu, que me quemo.

#Que chucu, chucuchú. Chuchuchú, chucuchú.

#Cuchucucú.#

Bueno, mucha suerte, que esto va a estar buenísimo

y que la vais a formar. -Muchas gracias.

-Esto está muy duro, ¿eh? -Ya, lo estoy subiendo.

-Hay que subirlo.

-¿A que no está duro? -¿A que está duro?

-Un poquito. -Uf...

-Ahí me falta algo.

Espera, cuidado, que falta una gamba o algo que decore.

-Aquí no hay pescado ni nada.

-Caldo hay, tío, pero nos faltan bichos.

Optimizar cuanto más, por favor, tío, ¿eh?

-Va a quedar gente sin comer.

-¿Qué haces? ¿Qué haces? ¿Qué haces? ¿Qué haces?

-Ponerle sal. -No, eso ya...

-Covadonga, no toques nada. -Tú quieres poner sal.

-No, pero luego, ya luego. Cuando emplatemos pongo sal.

Ya está, ¿vale? -Covadonga no se ha dado cuenta

de lo mal que la ha tratado Martina porque, no sé,

va happy por la vida todo el rato.

Porque la han tratado mal y no se ha dado cuenta.

-Vale, vamos genial. -Vamos muy bien.

-¡Vamos muy bien, señores! ¡Vamos muy bien!

Bueno, chicos, aspirantes.

Tenemos aquí con nosotros a Paco Collado, el Aberroncho.

¡Ah, que yo te conozco! -Anda, ¿de qué?

-De José Mota. -Ah, claro, claro.

¿Qué vais a hacer?

-Estamos haciendo un arroz negro con sepia y todas esas cosas.

-Esto, como diría Aberroncho: "¡Es una bestia salvaje!

El que se coma el arroz este le salen alas como a Apolo.

¡Madre mía, una cosa terrible!". ¡Venga a por ellos!

¡Sois unos campeones, hombre!

-Venga, chicos. ¿Cómo lo ves, María?

¿Está para salir el suquet? Sí.

Camareros, por favor.

No damos de comer a la gente, ¿eh?

-Meted mucho caldo y poca... Y pocos bichos.

Al principio le pusimos mucho, ese ha sido el error.

A continuación probarán el primero,

es una cazuela de pescado y marisco elaborada por el equipo azul.

-Las cantidades están muy justas.

No llegan las cantidades. -No pongáis tanto,

quedan más de 40 platos. -A partir de ahora, minirraciones.

-No llegamos. -Ni caldo ni siquiera.

-Se quedan 14 personas sin comer.

-¿Cómo lo ves? Yo encuentro que está...

-Está un poco descompensado, ¿no? -Sí, ya.

-Unos tienen... -A mí me han querido más que a ti.

-Sí, a mí... Además, el sofrito ha quedado un poco crudo.

Podía estar un pelín mejor.

-Da para el último, da para el último.

Chicos, estos platos, lógicamente, no pueden salir.

Aquí hay un caldito, ¿eh? Y no hay pescado.

Han quedado sin salir dos, cuatro, seis, ocho, nueve,

10, 11, 12, 13, 14, 15 y,

con este, 16 personas no han comido suquet, señores.

Me he sentido muy triste por esas personas,

porque yo, si voy a un restaurante,

no me gustaría que no me sirvieran la comida.

Vamos a empezar a emplatar el arroz ya,

porque hay 16 comensales que no han podido tomar

el plato del equipo azul, porque no llegaba.

¿Tendremos nosotros de sobra para todos?

¡Sí, chef! Pues empecemos por esta olla,

la primera. Tú, a emplatar.

No pongas tanto, lo importante es que haya para todos.

Es mejor rellenar al final que quedarte corto.

Esto está bien. Venga, rápido.

Venga, Laura, cuidado, yo lo muevo, yo lo muevo.

Que hay que moverlo, que hay que moverlo.

-A ver... -Hay que mover el arroz,

hay que mover el arroz. -¡Tú aquí no! Ya está.

¿Cómo lo ves? Hombre, eso es un engrudo.

Pero está rica. Rica está, conseguí salvarla.

Pero estamos con el emplatado y más o menos...

¿Sacaremos los 80? Pescado han faltado raciones.

El problema es la cantidad. Samantha.

¿Qué? Esto no se enciende.

Ya, pero es que... Mirad, un momento.

Hay que pasarlo y se aprieta. Vamos.

Vamos, lo estáis haciendo muy bien, vamos.

Sami, si te paso un robotito por aquí o algo.

Vamos a meterlo por un tamiz, a ver cómo queda.

¿Pero si te doy túrmix? Igual afinamos.

Creo que mejor con tamiz.

¿Echo una gamba? -Solo una, no con todo el arroz.

Muy bien, ya está.

-Va, esto ya se tiene que ir sacando.

-No pongáis en unos muchos y en otros poco.

-Cuidado. -Echa gambas.

Martina, ¿podemos sacar platos ya?

Sí. Hala, camareros, por favor.

Los que estén emplatados podemos ir sacándolos, venga.

Seguidamente, probarán un arroz negro.

Lo ha elaborado el equipo rojo.

¿Cómo lo ves?

-Me ha gustado más la caldereta. -La caldereta, sí.

¿No lo ves un poco duro? -Un poquito duro.

Bueno, equipo rojo, enhorabuena, ¿eh?

Habéis sacado todos los platos así que, venga, a celebrarlo

y vamos a limpiar las mesas. (TODOS) ¡Equipo rojo!

-Que quede bonito.

¡Oye, vamos, rápido! ¡Las cremas catalanas allí!

Por favor, los platos, emplatando rápidamente.

Caramelizad un poco, va.

Que 16 personas se han quedado sin comer el primero.

-Que dejes de mandar, pesado. -Que no, déjalo.

-¿Ponemos una avellana aquí en medio?

¿No queda muy bien? -No, pero tiene que aportar sabor

y no tiene sentido. -Lo que diga la capitana,

¿ponemos avellanas o no? -Sí.

-Lo que mande la capitana va a misa, venga.

Estoy preocupada con la decoración que habéis hecho.

¿Lo de la avellana de quién es? De la capitana.

-Hice lo que decía la capitana, pero...

Camareros, por favor, empezad a sacar la crema catalana.

Por último, llega el momento del postre, es,

como no podía ser de otra manera, una crema catalana.

Y la ha elaborado el equipo azul.

Señor Pitingo, ¿equipo rojo o equipo azul?

Me encantan los dos.

-Se han esmerado mucho los pobres y todo y...

Y muchas veces da a las criaturitas y eso, ¿no?

Pero ha habido ahí un arrocillo, ay, descalabrado.

Alejandra, te veo frente a una crema catalana y digo:

"Claro, no puede ser de otra manera".

A ver, marido catalán, hijos catalanes, serás experta.

Ay, él se cansa ya de estar aquí. Venga.

Pero cuéntame un poco, a ver. Me quedo con el primero,

con la samfaina con butifarra, estaba espectacular.

Ese era del equipo rojo. Del equipo rojo.

A ver, equipo azul. Primera prueba y no era nada fácil.

Nos ha salido regulín.

Era complicado

y lo hemos sacado como hemos podido, ¿vale?

Vale. Y no está todo dicho.

Me siento muy mal porque no haya comido gente

pero, bueno, estoy contenta con el postre,

pero con el primer plato estoy un poco triste.

Comensales, creo que Jordi tiene algo que comentar

con respecto a los equipos.

Hemos cocinado para 80 personas, mucha gente,

un menú que no era sencillo y lo han cocinado unos peques

con poquita formación. Os queremos pedir disculpas

por aquellos problemillas que ha habido en tiempo y demás.

Hay unos cuantos que nos han pedido salir y excusarse.

(Aplausos)

Queremos pediros disculpas por el primer plato,

el tazón de marisco, que no han podido salir todos

y, además, han salido tarde.

Y también queremos que sepáis que ha sido un honor

cocinar para todos y cada uno de vosotros

y que esperemos que os lo paséis genial en el parque

y que os montéis por todo.

Y gracias.

-¡Lo sentimos mucho!

(Aplausos)

Muchísimas gracias a todos y esperemos vernos

por el camino de la cocina. Hasta siempre.

(Gritos)

Equipos, felicidades.

(TODOS) ¡Gracias!

El reto que teníais hoy por delante

requería planificación y mucho trabajo.

Os recuerdo que cada miembro del equipo ganador

obtendrá seis puntos,

los del equipo que no gane se llevará tres.

Qué nervios, tío.

Aspirantes, somos muy conscientes

de que el reto que os propusimos hoy era enorme.

Os hemos pedido demasiado para una primera prueba por equipos.

Este jurado ha tenido muy en cuenta la magnitud de vuestro esfuerzo,

aunque los resultados no hayan sido los esperados.

Martina, el modo en que has tratado a tus compañeros

ha sido irrespetuoso.

En especial con Covadonga y con Laura.

Opino que Martina ha rozado un poco el límite.

-No quería ponerme tan así, pero bueno.

Esta era una prueba por equipos y la manera de tratar a las personas

es tan importante como cocinar bien.

También te diré, tienes mucho nervio trabajando

y eso a mí me gusta.

He aprendido que la próxima vez tengo que controlar mis nervios

y tratar mejor a mis aspirantes, bueno, a los miembros de mi equipo.

Equipo rojo, la tapa de samfaina estaba muy buena,

una buena ejecución que, principalmente,

se debe a la labor de tres personas que han cocinado a la sombra

y sin destacar:

Son Martu, Álvaro y Covadonga.

Choca esa, lo las hecho genial.

-Ejercí de capitán en un momento en mi equipo

cuando hacían lo que le daba la gana.

María, has organizado las tareas maravillosamente y, después,

cuando tenías que procurar que tus compañeros

las pusieran en práctica, has desaparecido un poco.

Por no gritar, chillar y ponerme bruta,

me he puesto demasiado... tranquila.

Como Cristina, que no la hemos visto en todo el cocinado.

Se suponía que tenías una alergia al marisco

y parecía que tenías alergia a toda la cocina.

Los jueces tienen razón porque estaba pensando

mucho en la prueba y tenía que dejarla

y cocinar lo mejor que podía.

Pablo, a ti te cuesta concentrarte y, por eso,

cometes algunos errores.

Tienes razón, chef.

Los postres son matemáticas.

Tenéis que ser muy precisos con las cantidades.

No se puede hacer a ojo y echar dos cucharadas

de almidón de arroz, así, porque me ha apetecido hoy,

y dejar el resto y que la leche no cuaje.

El jurado me ha dicho que había tenido muchos errores

por falta de atención, no es solo ahí es en muchos sitios.

¡Mi me va a echar la bronca, la bronca, la bronca!

Hoy era una prueba muy compleja, os tuve que ayuda

porque había clientes reales y es una responsabilidad enorme.

Lo importante es aprender y llevaros a casa ese conocimiento.

Felicidades y a currar.

(Aplausos)

Lo has hecho genial, ¿eh? -Lo has hecho muy bien.

Aspirantes, por todo lo dicho, el ganador de esta prueba es...

El equipo rojo.

(GRITAN DE ALEGRÍA)

(TODOS) ¡Equipo rojo!

(Aplausos)

Equipo rojo, enhorabuena, seis puntos para cada uno.

(TODOS) Gracias. -Estoy contento con todos

menos con Martina, no lo hizo bien como capitana.

Equipo azul, tres puntos están muy bien.

Empiezo mal, pero quiero ir a mejor.

Nunca a peor.

Un capitán tiene que ser paciente,

saber motivar y asignar a cada uno lo que mejor sepa hacer,

por ese motivo, Martina, este jurado te quita un punto.

Tienen razón los jueces

y me parece bien que me hayan quitado un punto,

estoy de acuerdo. Y se lo vamos a dar a una persona

que sí ha sabido entender lo que significa el compañerismo

y el trabajo en equipo:

Covadonga.

Gracias.

(APLAUDEN) -Pensaba que me lo iban a dar a mí.

Yo con toda la ilusión y va y se lo dan a Covadonga

que ya tenía seis puntos.

Aspirantes, vamos a organizaros a todos por parejas.

Aún no os puedo desvelar para qué,

solo puedo adelantaros que será de vital importancia

para la siguiente prueba que haréis en plató.

¿Entendido? (TODOS) Sí, chef.

Laura,

tú irás con Lukas.

(RÍEN)

Martina con Covadonga.

Chloe con Ramón.

Martu con Cristina.

Es muy maja, sabe cocinar genial

y nos podemos ayudar unas a otras.

Álvaro, tu pareja será María.

Me encanta Álvaro como compañero porque tiene mucha gracia

y se le da muy bien la repostería y a mí los guisos,

entonces es una buena combinación.

Xavi, tu pareja será Bruno.

¡Vamos!

Mauro, tú irás con María Querol.

Pablo, tú irás con Hugo.

Y justo he rezado para que no me tocara uno y me toca.

Equipos, después de tanto estrés,

necesitáis soltar toda la adrenalina.

¿Os apetece montar en todas las atracciones que podáis?

(TODOS) ¡Sí! ¿Sí? Venga, ¡vamos a montar ya!

(GRITAN)

(GRITA)

(Gritos)

Vuelven los campamentos MasterChef.

Si tienes entre ocho y 16 años, te apasiona la cocina,

la naturaleza y quieres vivir una experiencia inolvidable,

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además, convivirás con los concursantes

de "MasterChef junior".

No lo pienses más, este verano campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven al campamento MasterChef!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 1 (1ªparte) - 01/12/15

MasterChef Junior 3 - Programa 1 (1ª parte) - 01/12/15

01 dic 2015

Durante seis semanas 16 pequeños fenómenos de los fogones, elegidos entre los 6.000 niños que se presentaron al casting, sorprenderán al jurado y a la audiencia con su talento entre fogones.
Eva González, Samantha Vallejo-Nágera, Jordi Cruz y Pepe Rodríguez les acompañarán en esta aventura en la que, además de vivir una experiencia inolvidable, aprenderán estilos de vida saludables.
En este esperado estreno contarán con la visita de Carlos, ganador de MasterChef 3 y Manuel, ganador de la última edición Junior. En la prueba de exteriores nos vamos a PortAventura. Y también “viajamos” a Japón, donde los aspirantes se encontrarán con geishas y samuráis.
Al final, tres niños tendrán que abandonar el concurso; eso sí, con un montón regalos y nuevos amigos.

ver más sobre "MasterChef Junior 3 - Programa 1 (1ª parte) - 01/12/15 " ver menos sobre "MasterChef Junior 3 - Programa 1 (1ª parte) - 01/12/15 "
Clips

Los últimos 143 programas de MasterChef Junior 3

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. CRISTINA

    Para mi es un orgullo como los niños evoluciona gracias a Pepe Jordi y Samhanta

    13 jul 2016
  2. yolandada

    Me estraña que siendo máster chet un programa de alta calidad los niños cuando cocinan se estén chupando los dedos .Es de muy ordinario ver esas actitudes y mala educación es desprestigio para el programa.Da muy mala impresión..siento mucho lo que mando a decir..y una de las niñas comadonga con los dedos dentro de la nariz....

    10 ene 2016
  3. Gra

    Juan Maldonado do, no es que seamos egoístas ,no es el país donde vivimos es rtve que decid e, por que vivo En USa y no puedo ver ni Master chef , ni muchas series , porque clo hace por ejemplo con Argrntina con otras series no es el país son los contratos que hace Rtve con las compañías satelitales que reproducen la televisión española, es lo mismo que paso con Cuéntame como paso que hace un año que no vemos no solo en Usa sino que Canadá y México , así que no es el país , pues no veía cuéntame pero podía ver las demás y ahora no podemos ver las nuevas , por eso digo si no dejan ver las series y películas ni nada porque ponen en Norte América en App, pónganlo donde van a dejarlo ver Rtve tiene la llave para poner o no poner los programas no el país donde vivimos

    05 dic 2015
  4. Martina

    De verdad que es muy frustrante haber podido acceder a los contenidos de RTVE a la carta y que ahora nos los quiten de un plumazo y sin ninguna explicación. Es una falta de respeto increíble. Parece que los españoles que vivimos en los países donde ya no se puede ver nada no nos mereciéramos ver los programas. Por no merecer, ni una explicación merecemos. Poder ver a tele de España es muy importante para nuestros hijos que se crían aquí, por el idioma y la cultura. Estoy muy decepcionada.

    05 dic 2015
  5. Alejandro F.

    En mi país(Israel) tampoco lo vemos en la tableta y el móvil,pero en a la carta por la pc se ve perfecto.

    04 dic 2015
  6. Juan Maldonado

    Auto, Gra y Tina, no sean egoístas, si ustedes en el país que están, no pueden ver los programas no pidan que se cancele la aplicación o que no se suban los vídeos, pues hay países en los que si se ven. Si no se puede ver dónde están ustedes es porque "ese país" no lo permite, seguramente porque hay varios canales en español, sin embargo donde yo estoy no hay ni un solo canal en español y si, como piden ustedes, quitaran la app o no subieran vídeos no tendría ninguna otra opción.

    04 dic 2015
  7. LVG

    No funciona ningun video y no se puede ver desde Canada :(

    04 dic 2015
  8. Conchi

    Me parece tan injusto que no se pueda ver fuera de España. A mis hijas les encanta el programa y es un incentivo para practicar español. Qué pena que el dinero sea más importante.

    04 dic 2015
  9. Maria

    No se ve el programa entero, se quedan en la segunda prueba

    02 dic 2015
  10. conxita56

    Alguien nos va a decir porque ahora no se puede ver en usa? Es algo temporario o definitivo?

    02 dic 2015