www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.1.0/js
3435129
Para todos los públicos MasterChef Junior 3 - Programa 6 - 05/01/16  - Ver ahora reproducir video 02h 58 min
Transcripción completa

Buenas noches y bienvenidos a la final

de MasterChef Junior 3.

Cuatro aspirantes y un sueño: convertirse en el nuevo

MasterChef Junior España.

Para llegar hasta aquí han cocinado más de 20 horas,

han servido platos a más de 200 comensales, pero esta noche

van a conocer a los invitados más importantes que han pasado

por estas cocinas.

Tienen una agenda apretadísima. Eso pasa cuando perteneces

a la realeza. Pero nos han hecho un hueco

esta noche tan importante. Llegan desde muy lejos,

solo les vemos una vez al año y vienen cargados de regalos.

(GRITAN)

¿Los camellos son de verdad? -¡Camellos!

¿Son de verdad o son de plástico?

¡Melchor! -¡Qué monos!

Nunca he estado tan cerca de los Reyes Magos.

Siempre he ido con el cole. Con todo el trabajo que tienen

vienen a MasterChef Junior.

¿Son de verdad? -Claro que son de verdad.

¿No ves cómo se mueven? -¡Qué chulos.

¿Qué miras, bonito? -Que te como.

(RÍEN)

Los camellos son adorables, bonitos, con los ojos grandes

y peluditos, peluditos...

Yo quiero un camello igual que el que tenía Gaspar

pero más pequeño, un camello de bolsillo. Así.

Yo quiero uno para mi casa. -Y yo.

Aspirantes, hoy vais a vivir una de las noches

más importantes de vuestra vida.

Por eso hemos traído a tres invitados de lujo:

sus majestades los reyes de Oriente.

(RÍE)

A mí me encanta la Navidad porque me encanta

cuando me duermo, dejo la zapatilla con las chuches,

y cuando me levanto veo todos los regalos.

Cova. Dime.

¿Prefieres que te juzguen ellos o Jordi, Pepe y Samantha?

Ellos, porque son mágicos. Pues Cova aprovecha el momento.

A ver, ¿qué regalos les pedirías?

Un camello.

Ah... Vamos, que esto no pasa

todos los días. Una moto.

¿Una moto? Si no tienes edad para conducirla.

Bueno, pero son mágicos. Una moto mágica.

(TODOS RÍEN)

Me gustaría ser ganador de MasterChef Junior pero

no se lo voy a pedir a los reyes porque lo quiero

conseguir por mí mismo.

Nuestros Reyes Magos se tienen que marchar pero antes

os van a dar un regalo fundamental para el primer reto

de la noche. ¡Ah!

María, acércate al paje de Melchor que tiene

una cosita para ti.

¿Lo puedo tocar?

Voy a darlo todo por llegar al gran duelo final.

Martina, al paje de Gaspar.

¡Ah!

Lukas, es tu turno. A Baltasar.

Bien.

Covi, Baltasar también.

Ah... (RÍE) Ay, qué peludo.

Pedazo de camello que tienen los Reyes Magos.

Eso, antiguamente, era el Ferrari moderno.

Sus Majestades, muchas gracias por venir a MasterChef

y que descanses ustedes después de tan ardua tarea.

Muchas gracias.

Adiós, guapo.

Adiós, guapo. Nos vemos pronto.

Nunca jamás de los jamases había visto a los Reyes Magos

tan de cerca.

Aspirantes, los Reyes Magos os han dejado unos regalos

muy pequeños pero fundamentales para el primer reto

de esta noche. Vamos a ver qué se esconde en la bolsa.

¡Anda! Unas zapatillas. -¡Unas zapatillas!

Anda... Las mías son amarillas.

Es como un llavero. Es azul. -Verde.

María, ¿alguna vez te habían traído los Reyes Magos

algo tan pequeño? Puede que sí, en plan un collar

o algo, pero esto nunca. ¿Y dónde te gustaría

encontrarte esa figurita?

Es un roscón.

Más lista que el hambre. -Un roscón de reyes.

Aspirantes, lo que vais a elaborar en el primer reto

de la final se esconde detrás de esta puerta.

¡Ah! Está muy rico.

Y cuando te lo comes te llevas un disgusto o una sorpresa.

Roscón de reyes. Sé que en estas fechas estáis

muy acostumbrados a comerlo, pero estoy seguro

de que nunca os habéis comido uno como este.

¿Queréis verlo? (TODOS) ¡Sí!

Pues adelante. (GRITAN)

¿Qué es esto, mi madre? -Guau.

Qué chulo. -Guau.

Qué guay. ¿Qué os parece?

¡Es enorme! Y mira, la corona es también enorme.

Mola demasiado.

Cuando he visto el pedazo de roscón solo he pensado

una cosa: come. Y además el roscón me decía: ¡cómeme!

Hala, mira María. Oye, pero bueno.

Ay, yo también quiero.

(SUSURRA) Dame un poco. Toma.

Ay, ay, ay.

Madre mía, qué aroma desprendía eso a bollería.

Aspirantes, bienvenidos a nuestro pequeño obrador

con el que hemos hecho este roscón gigante de 6 metros

y 100 kilos que me voy a terminar en cuanto acabemos.

Pero además, a vuestro alrededor tenéis 60 roscones

que nos ha traído nuestro supermercado patrocinador.

Guau.

Qué bueno está. -Nunca había visto un pedazo

de roscón así de grande. Ese te lo comes y te da

un subidón de azúcar de tres días.

¿Queréis?

Qué bueno está. -Qué rico, madre mía.

Si me dais dos semanas para comerme ese roscón

puede que lo termine.

Aquí hay muchísimo roscón de reyes pero para mí

falta el roscón más importante.

Mi "Roscón", que además ha venido a veros.

¡Ay! (RÍEN) ¡Qué mono!

Ole.

Pero bueno... Hola, Roscón.

¡Pepe!

Cuando ha venido el niño de Samantha, Roscón,

ha sido muy gracioso porque ha comenzado a bailar

y es supertímido.

¿Quién es este? Pepe.

(RÍEN) ¡Qué mono!

A ver, ¿y él cómo se llama? ¡Pepe!

No, por favor. ¿Cómo se llama?

Jordi Cruz. ¿Y ella?

Eva. ¿Y dónde estamos?

Es un vergonzoso. En MasterChef.

En MasterChef. (TODOS RÍEN)

Yo creo que a Roscón lo llamarán Roscón

porque ha nacido el día de Reyes, ¿no?

Y a mí me llaman "sardineta" porque soy así flaquito

y me parezco a una sardineta.

Roscón ha venido porque tiene un mensaje que daros.

"Ningún niño sin roscón, que tú sabes".

Ningún niño sin roscón. Nuestro patrocinador

de alimentos no quiere que ningún niño se quede

sin roscón, por eso este año se encargará de repartir

roscones de reyes por los comedores sociales

Es España. Y que nadie se quede sin celebrar estas fiestas

como se merece.

Qué rico está, madre mía. Aspirantes, yo sé que estáis

familiarizados con el mundo del roscón. Fuisteis a dar

una clase con el maestro pastelero del obrador

de nuestro supermercado patrocinador.

¿Tomasteis buena nota de todo? ¡Sí!

¿Sí? Pues vamos a verlo.

Esta máquina de aquí, la masa la hace una bola.

Luego le ponemos fruta, le ponemos azúcar y al final

es un roscón de medio kilo.

Ahora vamos a hacer el roscón.

Yo chafo, yo chafo. Déjame chafar.

¡Uo!

Ya hemos terminado de decorarlos. Ahora los vamos

a meter al horno y los vamos a cocer.

Ya está abierto el roscón y lo están rellanando de nata.

Qué rápido vas. -¿Lo probamos?

Aspirantes, blanco y en botella. Vuestro primer reto

en esta final es elaborar un delicioso roscón de reyes

tradicional con la nata, fruta escarchada,

una buena decoración y algo muy importante: la figurita

de la suerte que os han traído los Reyes Magos.

Para que sea una merienda perfecta necesitamos un batido

que quede bien cremoso. Vale.

¿Cremoso? Vale. Disponéis de 60 minutos

para las dos elaboraciones. 60 minutos en los que vais

a pasar muchos nervios. Vosotros, nosotros y todos

los que están en casa porque, atención, el aspirante

que haga la mejor elaboración será el primer finalista

del gran duelo de MasterChef Junior 3.

(TODOS GRITAN)

A mí me encantaría llegar al gran duelo porque sería

como una nueva forma de superarme.

Si ahora os queréis despedir de Roscón, y no de este gigante

sino de este pequeñajo, este es el momento.

(TODOS) ¡Adiós! Di adiós, despídete.

Vamos, hala. Tú solo. Adiós. El hijo de Samantha

me ha parecido supermono. Y además ha traído un mensaje

muy bonito: Ningún niño sin roscón.

Me parece muy bonito que lleven roscones a los comedores

sociales por Navidad.

Ahora tenéis 3 minutos para entrar en el supermercado

y coger la masa y todos los ingredientes.

¿Preparados para cocinar? (A LA VEZ) ¡Sí, chef!

El primer reto de la final de MasterChef Junior

comienza en 3, 2, 1, ya.

Corre. -¡Ah!

Uh, que me mato.

Ay, esto cómo mola.

La masa del roscón lleva varios fermentados

para dar la forma definitiva.

¿Esto qué es?

Aspirantes, último minuto. Ay, los huevos.

Venga para adentro.

Vamos, queda poco tiempo.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

¡A las cocinas!

Arreando. -Ya me voy.

(SILBA)

Lo primero que deben hacer nuestros aspirantes es meter

el roscón en el horno a 30 grados durante 20 minutos

para finalizar así el proceso de fermentación.

Samantha, tú que eres muy de roscones...

Yo soy muy de roscón porque en mi pueblo hacemos concurso

de roscones, al día siguiente nació Roscón y le puse así.

Lo importante es subir la masa. La fermentación. La elaboración

es como la del "panettone" donde las diferentes

fermentaciones le dan un sabor característico, así rico.

El roscón lo voy a decorar con hojas de menta, guindas,

melón verde y naranja escarchada.

Yo quiero ganar MasterChef, entonces quiero enfrentarme

en el gran duelo con Lukas porque creo que es

el más débil de todos. Creo que es un poco estratega

y a ver si le puedo ganar.

Mi secreto para ir al gran duelo es el batido porque

va a ser superguay con el chocolate y las fresas.

Hay pocos bizcochos, pocos pasteles que nos guste tanto

mojar la leche como un roscón. En la leche o en un batido.

Estoy haciendo mi batido ahora mismo. Es de fresas,

frambuesas, nata y una pizca de yogur.

Y espero que me salga bien. No, no. No saltes, no saltes.

¿Cuál es el secreto? Algo que ellos no han tenido

en cuenta que es la maduración de la fruta que vayan a usar.

He visto algún mango que si está verde,

no hacemos nada.

Le hemos puesto... ¿Lo habrán tocado?

Claro, les hemos puesto fruta de todo tipo, también verde.

Mi enemiga a batir es Martina y la voy a batir sí o sí.

Esta es la noche más importante desde que les abrimos

las puertas a los aspirantes.

Martina, Covadonga, Lukas y María lo van a dar todo

por convertirse en el próximo o próxima MasterChef Junior.

¿Has hecho ya tus apuestas? ¿Sabes quién va a ser

el primer aspirante en pasar al gran duelo final?

Bájate gratis la aplicación de MasterChef Junior

y cuéntanos quiénes son tus favoritos.

Me gustaría enfrentarme en el gran duelo a Lukas

porque me parece que es buen cocinero y si me pongo

con uno que igual no es tan rival pues

no me superaría a mí misma.

Mi roscón...

Va a ser muy especial porque

el rojo va a girar alrededor de... Mi idea es

sobre el rojo, que es el color de la Navidad.

Para mí, vamos.

A mí en el gran duelo me gustaría enfrentarme

con Covadonga porque es muy amiga mía y además

también es una gran cocinera y como he venido a superarme

pues sería una gran superación enfrentarme a ella y ganarle.

¡Uy!

Una vez finalizado el proceso de fermentación de la masa,

pasaremos a pintar el roscón con huevo y a decorarlo

con almendras y frutas escarchadas.

Yo hoy sí tengo ganas de empezar la cata, eh.

¿Podemos mojar? ¿Nos dejarán? Hombre, me imagino.

Para eso tenemos batido.

Estoy un poco nerviosa porque es muy importante.

Me juego un puesto en el gran duelo final.

Y espero hacerlo lo mejor posible.

¡Loco!

Yo siempre lo hago con harina, mantequilla, leche, naranja,

limón o corteza, mucha agua de sal...

A mí me gusta que sepa, sí. Es el alma del roscón.

Para que no quede demasiado líquido, lo reduzco. Y ya,

lo pintas y lo horneas con naranja confitada

que es lo que más me gusta de todas las cosas.

Finalmente, hornearemos el roscón a 190 grados

durante 20 minutos.

Voy a hacer un batido de arándanos, fresas,

frambuesas, yogur, azúcar y un poquito de nata.

Aspirantes, habéis consumido la mitad de vuestro tiempo.

Tenéis por delante aún 30 minutos.

La mayor dificultad del roscón es a la hora de estar

en el horno porque tienes que ir controlándolo

para que no se te pase ni se te quede duro.

¿Qué tal, María? Bien.

¿Todavía no has metido el roscón en el horno?

Estoy en ello. Es que no se inflaba.

¿Qué? Que no se inflaba.

Date prisa que tus compañeros van muy avanzados.

Sí, sí. ¿Qué has hecho hasta ahora?

He hecho el batido. El batido se hace

mientras se hornea el roscón. Hay que pensar

como un cocinero. ¿Lo has metido en el horno

para fermentarlo? Sí.

Bueno, bueno. A ver lo que tarda.

Ponlo bonito, date prisa. Decóralo bien.

Hornéalo bien, que no te quede seco. Esta prueba es

la más importante. Superimportante.

Porque me estoy jugando un puesto en la final.

¿Te gustaría irte a la final y quedarte ya tranquila?

Muchísimo. ¿Sí? Pues te dejo trabajar.

Rápido, eh. Hazlo bien. Vale, vale.

Madre mía. Todo el azúcar que he visto

lo he echado en el batido.

Porque a mí el batido me gusta superdulce.

Es como un batido que ahora tengo que espesar, de mango,

de fresas y de manzanas. Y luego le he añadido

chocolate y un poquito de caramelo, bueno de toffee.

Es un poco arriesgada la mezcla y me voy a esforzar un montón

para llegar al gran duelo final.

¿Cuánta natita?

Para rellenar, ¿qué os gusta? En mi casa somos muy de nata,

trufa típico. Nata, nata. Yo trufa no.

A mí me gusta la nata. A mí me gusta el roscón

sin rellenar. Lo que nunca he probado

es haberlo rellenado de jamón. Esto lo tengo que probar

un día, no lo he hecho nunca. Seguro que triunfa.

El contraste dulce y salado es gracioso.

Claro, ¿por qué no? Un buen jamoncito...

El roscón de jamón de Pepe. Ahí tienes el nuevo negocio.

Tengo "one problem".

No es tanto, pero bueno.

El azúcar que tenía para la nata y el batido

lo he gastado todo en el batido. Entonces,

voy a triturar un poco del azúcar que tenía del roscón

y colarlo, así me quedará como azúcar glas, supongo, ¿no?

Mira eso. ¡Ah!

¿Qué te parece?

Uh, le falta, eh.

No se monta, ¿qué hago?

¿Por qué no te montas? -¿Qué te pasa?

Que no se monta la nata. Tenemos, como dices tú,

luces y sombras. No sé por qué no se monta

la nata. Le he echado colorante y nata.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos 15 minutos.

Ahora. Uh, qué rica.

No se monta, ¿qué hago?

Bueno, bueno, Lukas. Voy a poner la manga...

¿Vas a rellenar tu roscón de nata solo?

Sí. ¿Cómo has montado la nata?

¿A mano o a máquina? A máquina.

Pues para eso están estos aparatos, para hacernos

la vida más fácil.

A mí me parece que la nata está un poquito insípida.

Lo tenía previsto que vendríais y me diríais que está insípida.

Y además sabías que veníamos los dos.

Lo tenía previsto. O sea que cuando lo probemos

ahí, estará dulce... Estará dulce, ya verás.

Con lo que le gusta echar azúcar, que se la echa

a las patatas y cuando se la tiene que echar a la nata

no se la echa. Hoy le va a echar sal.

Lo tengo previsto, tranquilo. Yo tengo un as sobre la manga.

La clave es el azúcar del roscón.

Voy a dejarlo un minuto más.

Covadonga, ¿cómo vas? ¿Has acabado el roscón?

El roscón ya lo tengo en el horno que ya está

acabándose de hacer. ¿Esa es la nata?

Sí. Primero se pone la boquilla.

¿Crees que tienes bastante nata con esa para rellenar

el roscón? No, tengo más.

¿Esto para qué es? Porque me quedó muy líquido.

¿Al batido le vas a poner nata? Sí.

Vale.

Ay, bien. Qué bien.

Y esto no se dora.

¿Tú habías hecho roscón antes? No.

¿No? ¿Nunca? Es que aquí, en MasterChef, aprendéis

un montón de cosas y una de las cosas más importantes

que tienes que aprender y no olvidarte es...

¿Dónde va esto? Al contenedor verde.

El vidrio siempre al contenedor y así mantenemos

el planeta limpio y vivo. Toma.

He tenido un momento de agobio porque la nata no se me montaba

pero me ha quedado bonita y rica.

Esponjoso.

Porque en el horno no se me dora o no sé qué pasa.

Aspirantes, últimos retoques porque quedan solo 5 minutos.

Ay, por Dios.

Uy, qué bonita la nata.

Esto ya está.

No se me ha dorado. Ay. Yo lo he visto

y estaba encendido.

Cova, ¿cómo lo has cortado? -Por fuera, cortándolo.

Sí, sí. Pero es que es difícil. -Sí, es un poco difícil, eh.

El mío casi regulara más.

Me hubiera venido bien tener una espada ninja

a la hora de cortar el roscón.

(RESOPLA)

Venga, vamos.

Aspirantes, últimos tres minutos.

Da igual, no me da tiempo ya.

Y una cosa, que no se os olvide meter vuestra sorpresa

en el roscón. ¡Ay!

A ver, no miréis.

Ay. Ay. -¿Qué te pasa?

Nada.

Venga, Martina. -Esto yo no sé cómo

lo voy a sacar.

Aspirantes, último minuto.

Madre mía. -¡Ah!

Puf.

Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro,

tres, dos, uno, tiempo.

Manos arriba.

Tengo azúcar en la mano.

De las mayores cagadas porque, madre mía, he cogido,

lo he metido en el horno tranquilamente, no se ha puesto

bien el horno, ni se ha dorado como a mis compañeros.

Lo principal era el roscón de reyes y ha sido una cagada.

Así que... (SOLLOZA)

Aspirantes, estáis a punto de enfrentaros a la cata

más importante desde que llegasteis aquí.

Mucha suerte a todos. Gracias.

Batido, rico. Roscón, rico. Yo creo que tengo posibilidades

de llegar al gran duelo. Covi, adelante.

Venga, con ánimo. Venga, venga, Covadonga.

Me duele el brazo.

Bueno, Covadonga, ¿qué tal la prueba?

¿Nervios de estar en la gran final?

Sí, muchos.

El roscón, la pinta es extraordinaria.

Muy bien aliñado, con toda su frutita...

Todos los elementos que tiene que llevar el roscón, perfecto.

Y el batido, ¿qué? ¿De qué es? El batido lleva arándanos,

frambuesa, fresa, yogur, azúcar, leche

y un poquito de nata.

Jolín, no se puede echar más. Todo.

Una cosa ligerita... Sí.

Mi batido se llama "pink lady". Lo que he hecho ha sido

con la cuchara darle ese toque americano de las cafeterías

antiguas con el casete ese raro.

Pink Lady: "Señorita rosa".

Sí, la rosa es de Jordi. Sí, la rosa suya.

La naranja, mía, eso ya lo sabía yo.

Una... Dos y tres.

Qué bonito.

Oye, está bien rico, está bueno. Jolín.

Uf, menos mal.

Vamos a probar el roscón.

Miércoles, miércoles.

Jordi, el primero. ¿Qué tal está?

Hum... Nata, un poco más no estaría mal.

A ver, tuve un problema con la nata.

¿Qué pasó? Que como el batido

me gusta muy, muy dulce,

no me di cuenta y eché toda el azúcar al batido.

Me sobraba el azúcar perlado que había en el roscón,

entonces lo trituré, lo colé y lo eché a la nata.

Es como un azúcar glas. La idea no es mala, ¿no?

No. Probémoslo, ¿quieres un poco?

Ahí va. Aupa, Jordi, era tu trozo.

Invítanos a un roscón. Lo cortó este.

Lo dijo bien claro que el primero era para ti.

Claro, metió el cuchillo, notó zapa y para Jordi.

Qué más te da, hijo. Yo invito a este y los que sean.

Mira, una zapatilla de tu número.

Tampoco está mal. Para mí, me gusta mucho.

¿Quieres un poco?

Covadonga, hay muy buen trabajo. Gracias.

Creo que está muy cocido.

Con 5 minutos más no hubiera pasado nada.

Aun así, me parece que está bien y la nata, un poco más de azúcar.

Para que no se quede tan sosita.

Muy buena idea la de machacar ese azúcar al no tener

por echarla toda al batido y se nota el exceso,

pero la fresa se nota, está riquísima.

El trabajo es muy bueno.

El bizcocho podría estar más fermentado,

le falta una chispa de esponjosidad.

Un poco de horno. Y la nata, te quedaste corta.

Y el batido pues... Hombre...

Le pusiste de todo y hablamos de cocina saludable.

Sano, sano, no es. Estamos en un día que...

Eres de las que dices

que a la guerra se va con toda la artillería.

Está rico que es lo importante al final,

pero el trabajo es impecable.

Gracias, chef.

María, cariño. A ver qué hiciste tú.

El toque especial de mi roscón de reyes

es que la nata es de un color violeta precioso.

La llamaría: El resplandor violeta.

¿Cómo lo ves? ¿El color de la nata?

Es morado. Pensé que veía mal, pero...

¿Y eso? Me parecía...

Bonito el color.

¿Estás orgullosa de tu roscón? Es un poco feo...

Pero igual está bueno.

¿Por qué es feo? Al igual...

Porque tiene aspecto de plof.

¿De? Plof.

Plof... Por eso me puse las gafas para ver si veía bien,

pero estaba viendo bien.

Bueno y el batido, ¿de qué es?

De frutos rojos con nata...

¿Sí? Leche.

Sí.

Y media cucharada de yogur para que de consistencia.

¿Vamos a probarlo?

Dices que le pusiste azúcar.

Sí.

Que sí. ¿Sí?

Huy... ¿Para quién es el trozo?

Al de Pepe.

Mira, ya tienes las dos, ya puedes salir corriendo.

¿Qué me miras? Las morgas, díselo.

Bigote. El bigote este, marrano.

Bueno, ¿cómo lo vemos?

Pues apetecer, no apetece.

Vamos a probarlo.

El roscón bonito, bonito no es.

Bueno, bueno, bueno...

Tampoco. Tampoco.

La cocción no es buena, al final se te quedó muy tostado,

poco fermentado, la miga mal...

Muy crujiente por fuera, al abrirlo, seguro que apoyaste...

Mucho peso y se te resquebrajó por todas partes.

Y ahí, en el batido, cuando usas frambuesas,

que son rocas, son muy expresivas, la frambuesa es muy potente,

pues espero que sepa mucho más a frambuesas.

Hay un trabajo, pero, bueno...

Todo está soso.

El batido, todo tiene que estar

dulce y apetecible, ¿lo probaste?

A ver si tiene suficiente azúcar.

¿Qué le falta?

Azúcar.

Está bueno... Faltó ese poquito de mano

que tienes que otras veces le echas y... Qué rico está.

Y ese poquito más de azúcar que te apetezca.

Igual es que yo soy la sosa.

Y hoy, en vez de explotarme la vena de la creatividad,

me ha explotado la vena de la sosería.

Martina, con esa carita... Venga.

Martina... ¿Qué te ha pasado?

Pues que ha habido un problema con el horno.

Ha habido un momento que se apagó.

Si se apaga, lo enciendo otra vez y cuando haya temperatura, lo meto.

Y soluciono ese problema que me surgió sin que pasara nada.

No ha sido tu día, ¿no?

¿No?

Caray, mira, que suerte.

Te tocan todas a ti. Todas a mí.

La mar salada, tres roscones, tres que pagas.

Bueno... Este no lo pagaba, Martina.

No. No.

Lo que no entiendo es, con lo bien que cocinas,

con lo bien que resuelves las pruebas,

este es, de largo, tu peor trabajo.

Y justo cuando te juegas un sitio en la final.

Sí. ¿Qué ha pasado?

Es que no lo entiendo.

Me puse muy nerviosa.

Esos nervios hay que templarlos.

Pero, dime, ¿el batido de qué es?

Mango, fresas y... Chocolate...

Y tiene un poco de manzana, también.

Bueno... Vaya mezcla.

Habrá que probarla.

No miraste si la fruta estaba madura o no,

pusiste mango verde, un chocolate caliente...

Está súper denso... El batido es un desastre.

Pues yo, Martina, si no lo veo, no lo creo.

Porque si yo veo este roscón así y ese batido...

Digo: "De Martina no ha sido".

Y, luego, mezclar chocolate, nata, manzana, mango, fresas...

Todas las frutas, todas, no casan.

Y más, encima, con chocolate. Los nervios pudieron contigo.

Y eso me da una pena...

El mejor regalo en una noche así que te hacemos es:

Oye llevaste una gran carrera en este MasterChef Junior...

Un tropiezo lo tiene cualquiera, olvídate de él.

Levántate, y lo que queda, corre.

Gracias, chef.

Me gustó mucho la cara de Jordi, me llenó de energías por dentro

para hacerlo súper bien en la siguiente prueba...

Y llegar al duelo final.

Lukas, tu roscón y tu batido...

Son los últimos, así que venga, adelante.

Si consigo un pase al Gran Duelo,

te juro que hago el pino y hago el baile del pío.

De lo contento que estoy.

¿Y qué dice Lukas de su trabajo?

Creo que lo hice bastante bien. A la hora de cortar

y de hacer la nata,

no se me quemó y está al punto.

¿Sabes por qué lo cortaste muy bien como dices?

Porque está, perfectamente, cocido.

¿Sí? Claro.

Cuando el roscón está,

perfectamente, cocido se corta muy bien.

Por eso el de Covadonga se cortaba tan bien

y el de Martina y María, no.

¿Y el batido de qué es?

Eh... Lleva bastantes cosas.

Lleva, fresas, frambuesas, arándanos,

nata, leche y chocolate.

Es un batido... Cascoporrino.

(RÍEN) Ja, ja, ja.

Lleva fruta a cascoporro.

(RÍEN) Ja, ja, ja.

Vamos a probarlo.

En todos me encuentro la mona.

¡Ehhh! Ya los tengo todos. Otra vez.

Para Jordi, que él las colecciona.

Y hoy no me puse zapas, es curioso.

Está un poco ácido,

pero si lo tomas con el roscón, te entra mejor el roscón.

Hum...

Oh, como tiene muy poco chocolate,

con el fruto rojo está espectacular.

A mí es que las fresas con chocolate no me gustan.

Tiene muy poco chocolate. No me gusta esa combinación.

Está buenísimo.

¿Ves qué perfecto está?

¿Está bueno?

Pepe, estás muy callado, ¿qué pasa?

No me gusta hablar con la boca llena.

Será de ahora, ¿eh?

El roscón fermentó perfectamente.

Lo pintaste por todos sitios,

lo metiste a la temperatura adecuada,

sube lo que tiene que subir y se cuece como debe de cocer,

solo falta un buen relleno, lo lleva, así que trabajo perfecto.

Tenemos un problema de azúcar.

Sabes que hay un problema de azúcar, ¿eh?

Es que cuando dijisteis: "La azúcar",

tuve que sacar el plan b.

Lo tenía pensado ya y a la hora de rellenar

con nata, le puse por encima para al morderlo que cruja.

Que no lo habréis notado, pero yo lo noto.

(RÍE) Ja, ja. En tu mente.

En mi mente.

Lukas, ya hemos dicho qué pensamos de tu batido y tu roscón.

Esto es un buen trabajo

como el de Covadonga, un buen trabajo, también.

Lukas...

Delante de cocinas.

No sé si pasaré al Gran Duelo

porque estamos... Muy igualados, estamos aquí te meto,

aquí te mato, aquí te pillo...

No sé qué va a pasar.

No estoy muy nerviosa.

Aspirantes, hora nuestro jurado

tomará la primera gran decisión de la noche;

elegir al primer protagonista del duelo final

de MasterChef Junior 3.

Paro eso, ya sabéis,

tienen que deliberar. Suerte a todos.

Que va a hablar...

Que viene...

Aspirantes...

Oh, la chaquetilla.

Aquí tengo cuatro chaquetillas con vuestros nombres bordados.

Chachi...

Llevarla puesta es todo un honor.

Pero, ahora, solo se la entregaremos

a uno de vosotros.

El otro, tendrá que esperar.

El primer aspirante que se enfrentará

al Gran Duelo final de MasterChef Junior 3 es...

¡Lukas!

(RÍE) Ja, ja. ¿Qué haces?

Bueno, es Mick Jagger.

Mick Jagger. Es Mick Jagger.

Ay, el tío grande.

Muy bien que te lo has ganado.

Ven aquí... Yaaaa.

Felicidades.

A ver el pato Lukas, ¿no?

¿Te gusta? Sí, sí.

Vente conmigo, ¿no?

¿No me das un abrazo y un beso?

Ay... Estoy contenta por Lukas

porque el finalista es mi amigo y me alegro por él.

Enhorabuena. Sí.

¿Qué, qué sientes ahora?

Bien, nervios. Nervios, contento.

¿De quién te acuerdas?

De mi madre. ¿Qué crees que piensa tu madre?

Que está muy orgullosa de mí.

¿Te lo esperabas? No.

Dime la verdad.

No me lo esperaba.

A ver, Lukas, ¿qué compañera te gustaría

que te acompañase en el Gran Duelo final?

A Martina.

¿Y por qué Martina?

Porque o perdiese o ganase siempre dependería de ella.

Qué bonito. Desde el primer momento

que sacó los seis puntos supe que podría llegar a la final.

En la prueba siguiente seré la Martina de siempre,

segura con fuerza...

Pues como soy yo... Que soy única.

Lo que está claro es que tú estarás

en el Gran Duelo final de MasterChef Junior 3.

Y por eso te mereces algo muy preciado

por cualquier cocinero.

Tu chaquetilla. ¿Te la quieres poner?

Sí, sí. Venga, vamos allá.

Qué bien me queda.

Está hecha para mí.

Está hecha para ti. Me queda de muerte.

No me creo que tenga esta chaquetilla,

aún lo asimilo, es una gran responsabilidad tenerla.

Soy casi un cocinero de estrella Michelin.

Lukas no puede estar más feliz ya. Dentro de muy poquito

va a luchar por convertirse en el próximo MasterChef Junior.

Pero antes necesitamos saber quién va a ser su rival.

Covadonga, Martina o María.

Para descubrirlo, nos vamos a ir a ponernos guapos

a ponernos elegantes.

Porque nos vamos a una residencia a la que nunca antes

las cámaras de televisión han tenido acceso.

Y, además, nos esperan unos invitados exclusivos.

Chicas, vais a tener que hacer un complicado menú tres estrellas.

¿Qué? Lo que me faltaba.

Algo digno de una final.

Buf, ya te digo.

Yo he venido a superarme y me estoy esforzando

y haciendo todo lo posible

y me encantaría que ese esfuerzo me llevara al Gran Duelo.

(Canción "When I first saw you")

Nuestros pequeños aspirantes

se preparan para enfrentarse al reto crucial

que hoy decidirá quién de ellos se convierte

en el segundo finalista de MasterChef Junior 3.

Y qué mejor manera que hacerlo de la mano de Dabid Muñoz.

Un chef que con su restaurante Diverxo,

ha devuelto a Madrid el honor de tener

un restaurante con tres estrellas Michelin.

Dabid nos abre las puertas de Streetxo,

alta cocina para todos los públicos en la séptima planta

del Gourmet Experience de Serrano,

en plena Milla de Oro madrileña

para dar una clase magistral a nuestros aspirantes.

Hola.

(TODAS) Hola. Bienvenidos a Streetxo.

¿Os enseño algo? (TODAS) Sí.

¿Cuántas cosas queréis? (TODAS) Las que tengas.

¿Vamos? Pasad por aquí. Vamos.

Me encanta Dabid, es mi chef favorito

del mundo mundial.

(SONRÍE) Je, je.

Así en persona es súper guay.

Vamos a empezar a hacer... ¿Sabéis que son los dim sum?

Ah...

Rollitos de ca... Que tienen gamba dentro...

Tienen muchas cosas. Es como una cosa así cerrado.

Son las empanadillas chinas que se hacen al vapor.

Hoy haremos una masa de zanahoria y la vamos a rellenar

con conejo y haremos varios enrollados.

Parece difícil, pero es fácil.

Esto que veis aquí... Es zumo de zanahoria, nada más.

Lo vamos a hervir y lo echamos...

Sobre esto que veis aquí.

Así.

Muy bien.

Anda, cómo mola.

Esa es la textura que tiene que tener.

Lo que hacemos es amasarlo bien.

Es como plastilina, mira.

Es igual...

Cuando vivía en Londres y quería practicar con ellos,

me cogía plastilina y estiraba con plastilina.

Lo podéis hacer en casa.

Esto es el relleno del conejo

que estofamos con 5 especias chinas.

Parecido a un conejo al ajillo, pero son 5 especias chinas.

Eso es. Podéis practicar, ¿quién se atreve?

Yo. Hay que estirarlo muy fino, venga.

Así. Pon la manita así.

Como si fuese un cacito

y lo aprietas y así tienes la mitad

casi relleno.

Vale. Lo cierras.

Este con este... Así.

Lo llevamos aquí... Es en triángulo.

Y ya lo cierras.

Tu primer dumpling, ¿qué tal?

¡Qué chuli!

Lo cocinamos poquito.

Cinco minutos al vapor.

Dabid les explica cada detalle del menú degustación.

Una propuesta arriesgada donde el sabor,

la intensidad y la complejidad son los ingredientes principales.

Esto es un licuado de zanahoria. Cuando queráis hacer un aire,

tanto el de zanahoria o el de remolacha,

el licuado solo os deja que hagáis el aire así.

Si es cualquier otra cosa, le echáis un poco de lecitina.

¿Veis cómo queda?

Le cubrimos el dim sum con el aire de zanahoria.

Y lo servíamos así y le poníamos un puré de zanahoria.

Y lo llamábamos: El conejo y la zanahoria.

Vamos a hacer el wok.

Sí. El rape, lo que hacemos es...

En crudo, lo metemos en soja oscura.

Lo marinamos dos minutos nada más.

Lo que haremos será cocinarlo muy poco tiempo,

por fuera que se caramelice mucho,

que se encoja la carne con los jugos dentro.

Cuidado. ¡Ahhh!

¿Veis cómo brilla? Qué pinta tiene...

Me encanta lo diferente.

La textura es...

Increíble en la boca.

¿Verdad?

Es lo más guay que he probado en mi vida.

¿Está bueno, eh? Bueno...

Vamos a hacer...

La nécora, la versión del chili cup.

¡Ole! ¡Alaaa!

Le echamos un chorrito de palo cortado.

Es un vino parecido al Jerez pero más intenso y más aromático.

Preparamos la salsa, ¿vale?

Con los jugos del cangrejo, un poco más de aceite...

Un poquito de pasta de chiles.

Cuando lo tenemos, le ponemos otra vez el cangrejo

y le ponemos la salsa que hicimos con tomates secos...

Qué rico. Y chile.

Lo que hace me parece muy complicado

porque cocina muy bien con mucha creatividad,

y pues... Es muy difícil, además, tiene tres estrellas Michelin.

Le echamos huevo a chorro fino como si fuese una tortilla rota

y la salsa se ligue un poquito.

Vamos a poner... Un poquito de lima...

Uh... Un poco de cebolleta

y le ponemos un poco de cilantro.

Cilantro...

Para mí este plato es como una fiesta en la boca

porque tienes picante por un lado, dulzor por otro...

Cosas que se deshacen en la boca,

después había una explosión de sabores...

Y a mí es que me requetechifla lo diferente.

Vamos a hacer nuestro último plato, unas navajas cocinadas

dentro del horno de brasas

que está muy caliente, así que mucho cuidado.

Ponemos los palos de sarmiento ahí dentro.

Lo que queremos es ahumarlas, le ponemos...

Aceite siempre.

Veinte segundos nada más.

Huelen al palo.

Pues esto es crema de coco. Es crema de coco.

Y esto se llama ponzu, una salsa japonesa.

Se hace con soja, cítricos y un poco de vinagre.

Lo rematamos con una hojita de cilantro.

Está rico, rico.

¿Chocáis?

Y ya terminamos.

Dabid me parece una persona súper, súper amable.

Lo admiro mucho porque cocina súper bien

y verlo allí y decir: "Oh".

Nuestros tres aspirantes están a punto de afrontar

el último tramo de la competición

en una de las embajadas más importantes del mundo,

la de Estados Unidos en Madrid.

Aspirantes, bienvenidas a un lugar donde nunca antes

había entrado un programa de televisión.

La residencia del Excelentísimo Señor Embajador, James Costos.

En MasterChef Junior todo es posible.

Y los sueños pueden hacerse realidad.

Vosotras hoy podéis lograr el vuestro,

convertiros en la segunda protagonista del gran Duelo Final

de MasterChef Junior 3.

Yo noto en mi tripita maripositas y entonces,

pues estoy muy contenta por llegar a la final

y a ver si puedo pasar al Gran Duelo.

Para eso tendréis que trabajar más que nunca

y sacar la mejor cocinera que lleváis dentro.

Porque los comensales son grandes estandartes

de la cultura y el deporte de nuestro país.

Invitados como la dos veces

campeona de Mundo de Bádminton, Carolina Marín.

El elogiado diseñador gallego Jorge Vázquez.

La directora creativa de fragancias CH

y heredera de un imperio, Carolina Herrera.

Ah... Ala... Carolina Herrera.

Me gustan mucho sus perfumes y a mi madre, también.

El ex jugador ganador de cinco ligas consecutivas

y actual Director de Relaciones Institucionales

del Real Madrid...

Emilio Butragueño.

Don Emilio Butragueño. Butragueño.

Una apasionada publicista y emprendedora

que ha llevado el huerto urbano por todo el mundo,

Sandra Carretié.

Una de nuestras actrices más internacionales

y carismáticas, Rossy de Palma.

Ohhh... Rossy de Palma... Es súper graciosa.

El anticuario, interiorista

y decorador más cotizado de nuestro país,

Lorenzo Castillo.

Y, por supuesto, el Excelentísimo Señor Embajador de Estados Unidos

ante el reino de España y el Principado de Andorra,

James Costos.

Su pareja, Michael Smith, decorador de estrellas

de Hollywood y responsable de la decoración

del despacho oval de la Casa Blanca.

Y su compatriota, Rachel Bickford, agregada de agricultura

de la embajada americana.

¿Rachel Vip? Cuando llegue el embajador

le voy a saludar con un inglés modo... A lo mío.

Hello, my name is Covadonga and is my honor...

In...

Cooking for you.

Chicas, venid a por los delantales.

Tengo unas ganas de que cambie mi delantal

por mi chaquetilla

porque lo soñé desde la primera edición de MasterChef.

Aspirantes, en esta prueba cocinaréis individualmente.

El prestigio de este jurado

y de MasterChef Junior están en juego.

Por eso tenéis la obligación de dejar el pabellón muy alto.

Nos encontramos en un edificio donde se trabaja muy duro

para mejorar las relaciones entre Estados Unidos y España.

Para eso, hemos elegido al mejor representante

de la vanguardia gastronómica de este país.

Alguien que ya conocéis muy bien y ha querido acompañaros

para que lo hagáis lo mejor posible.

Un chef perfeccionista, rompedor y brillante.

Dabid Muñoz.

¡Ah, está ahí!

Cuando vi a Dabid Muñoz, me sentí muy contenta porque

es mi cocinero favorito,

pero, también, como tengamos que cocinar uno de sus platos...

Hola, guapas.

(TODAS) Hola. ¿Qué tal?

(TODAS) Bien.

Dabid, es un honor contar con tu ayuda

para este gran almuerzo.

¿Con qué experiencia sorprenderás a los comensales?

Preparamos un menú con platos icónicos de Diverxo.

No os asustéis, no son como los que hacemos allí.

Los adaptamos un poco para que lo hagan ellas.

Pero la esencia es la misma.

Se trata de un menú degustación que consta de seis platos.

Un primero: Guiso marinero Singapur - Galicia.

Con coco, zamburiñas,

berberechos, huevas de pez volador

y pochas.

Sobre todo es un plato de sabor donde lo que marca la diferencia

es el guiso marinero

que en un mismo bocado tienes sabores dulces,

ácidos, picantes, amargos...

Un segundo: El conejo y la zanahoria.

Un dim sum de conejo estofado

en cinco especias chinas y zanahorias.

Nuestro primer dim sum chino

adaptado a un emplatado tradicional.

Sabores de China y de aquí envuelto por muchas

formas de comerse la zanahoria

y un kétchup muy original, también, agripicante,

en este caso de tamarillo.

Madre mía.

Un tercero: Remolachas tostadas al wok con kimchi coreano

yogur griego, yuzu y chipirones ahumados a la llama del wok.

Aquí hay dos ahumados, el que se hace con las remolachas,

directamente, en el wok

y el que se hace con el chipirón tocando solo la llama del wok.

Dos ahumados, dos sensaciones.

Un cuarto plato: Chuleta de raya a la mantequilla tostada,

lapsang souchong con bergamota y salsa XO versión ibérica.

Tradúcemelo, amigo. Hacemos un corte de la raya

conservando el cartílago como si fuese una chuleta de carne.

Le ponemos un té típico de La Mancha...

No... Es un té típico de China llamado: Lapsang souchong,

es un té ahumado.

Se lo ponemos solo por encima

tras cocinarlo con mantequilla tostada

y lo acompañamos de una salsa XO versión ibérica.

La salsa XO es una salsa muy clásica elaborada

a base de vieiras secas.

El plato es una fiesta del paladar.

Un quinto: Jarrete de cordero a la brasa con saté

indonesio de cacahuetes,

ñoquis de trompeta, trufa y coco.

Textura muy untuosa y con el sabor de la brasa

que combina muy bien aquí con el satín indonesio.

Un plato de montaña, totalmente, con sabores ahumados,

también, esos especiados y dulces que os gustan.

Y un sexto y último plato: Un postre.

Davizzz by Madrizzz.

Está hecho con violetas y, luego, lleva albahaca tailandesa

que unas gelatinas de guayaba

y un poquito de ajo negro.

Me ha hecho muchísima ilusión volver a ver a Dabid Muñoz,

pero tener que hacer los platos que nos enseñó...

Tela marinera.

Cada una de vosotras elaborará dos platos

de los seis que componen este menú degustación.

Martina, por ser la que más puntos obtuvo a lo largo

de todo el programa,

un total de 48, serás la primera en elegir.

Pues creo que me voy a quedar con el jarrete y el dim sum.

Yo no me quise arriesgar y cogí el que más me convenía

y... Y el que más fácil era... Yo creo.

Covadonga, eres la siguiente en cantidad de puntos.

Sumas 44. ¿Qué eliges?

Me quedo con el wok y el postre.

El nombre que pusieron a los platos pues...

Ni para atrás lo digo.

Sé que es un wok y un postre, pero... Madre mía.

Parecen apellidos lo que viene detrás.

María, tú tienes 41 puntos y por eso tú cocinarás

el guiso marinero y la chuleta de raya.

Vale.

Aspirantes, hoy más que nunca tendréis que sacar los platos

a tiempo, si alguna se retrasa, afectará a la salida

de los siguientes platos.

Cada aspirante preparará diez raciones de cada plato,

veinte en total.

Hoy son diez comensales solo, pero los platos son complicados.

Las elaboraciones son muy complicadas,

así que contaréis con 200 minutos de cocinado.

El primer plato saldrá en el minuto 150

y el sexto en el 200.

Con una diferencia de diez minutos entre plato y plato.

¿Lo habéis entendido? (TODAS) ¡Sí, chef!

Muy bien.

Les deseo mucha suerte a mis compañeras,

pero, de verdad, me gustaría mucho llegar al Duelo Final.

Recordad que el camión de nuestro proveedor de alimentos

tenéis todos los ingredientes necesarios para cocinar.

El excedente que no utilicéis, será donado a comedores sociales.

Dabid, un último consejo a los aspirantes

antes de entrar en cocinas.

Que disfruten mucho que cocinar es para disfrutar

y hacer disfrutar a los demás.

Que estáis aquí por méritos propios sé que lo haréis muy bien

y que está chupado ya lo veréis.

Aspirantes, ¿estáis listas para el desafío más difícil

de MasterChef Junior 3? (TODAS) ¡Sí, chef!

¡Pues adelante, a cocinas en tres, dos, uno, ya!

¡Uh!

¡Qué suerte! -Sí.

Controlo bastante bien los platos que me han tocado,

porque le vi a Dabiz Muñoz haciéndolo y era,

pues hacer como una masa y luego hacer un relleno,

y eso es como hacer canelones, que los hago mucho en mi casa,

así que bien.

¿Las bolsas... de vacío?

Es que no encuentro... la remolacha.

¡Están vivos! ¡Ay!

Me pone un poco nerviosa jugármelo todo hoy,

pero voy a intentar controlarme porque si me pongo nerviosa,

la fastidio.

¡Ay!

¡Me dan pena! ¡No, no, no!

¡Quédate ahí!

Perdonadme, ¿vale?

Lo siento, no me perdonas, pero bueno...

Qué bueno va a estar.

Yo creo que mi postre era uno de los platos

más complicados que habían, porque había que utilizar

un montón de técnicas. Había que hacer una espuma

que estaba rellena de una salsa de albahaca.

Y claro, luego esa espuma había que meterla en nitrógeno.

Luego un coulis y claro, más difícil...

...imposible.

Cómo huele esto, madre mía.

Bueno, da igual. Martina, ¿qué pasa aquí?

¿Cómo vamos? Me estoy liando mucho.

Esto me huele a chamusquina. Ya...

¿Qué ha pasado? Se me ha agarrado un poco.

A lo mejor tenemos el fuego demasiado fuerte.

Para pochar, tiene que ir un poco más ligera,

y luego le damos un poquito más de fuego.

Vale. ¿Vale?

Venga. Estoy muy nerviosa,

no sé qué me pasa. Bueno, es un paso a la final.

Pero ahí es donde se ve a los grandes.

Cuando dominan la presión, y tú eres una grande,

así que espero que domines esa presión, ¿vale?

Vale.

(HABLAN EN INGLÉS)

Carolina Marín, ¿de dónde nace esa pasión por el bádminton?

Gracias a una amiga. Yo bailaba flamenco...

Eso te iba a decir, porque el bádminton en Huelva,

yo no sé cómo andan de bádminton.

En Sevilla, cortitos. Cortitos, sí, sí, sí.

Y nada, me fui con ella a jugar a bádminton y...

No se te dio nada mal, ¿no? Bueno, ahí empezamos.

Tú ves vídeos míos de pequeña y yo era muy mala.

Luego ya, poco a poco, sí que una ya va cogiendo,

y sobre todo es la ambición que yo tenía.

Bueno, esa ambición que también vemos

en nuestros niños. ¿Qué consejos les darías tú?

Yo el consejo que les doy es que disfruten de lo que hacen,

que la comida que hagan la disfrutemos todos los demás,

con la buena intención que tienen los niños.

Y seguramente, lo estarán haciendo maravillosamente.

Las especias.

Bueno, María, ¿qué estamos haciendo?

Pues dos cosas a la vez. Estoy haciendo esta.

¿Y este triturado de qué es? Pasta de gambas, hoja de lima,

eh... Esto es... el coso...

Citronela. ¿Y esta pasta, cuando la tritures,

la vas a echar en ese caldo? Sí, y luego lo voy a volver

a triturar todo. Ah, para que todo se perfume.

¿Y esto qué es? Las pochas.

¿Y estas pochas las metes aquí en la leche de coco?

Sí, en la leche de coco. ¿Y las guisas

en la leche de coco? Sí, Dabiz Muños es así.

Vale, qué buena idea.

El primer plato de este menú degustación es:

"Guiso marinero Singapur-Galicia".

¿Qué vamos a hacer? Vamos a poner una cazuela,

donde vamos a preparar la sopa. Y para ello vamos a echar

cabezas de rape, chirlas, carabineros pequeños,

vino blanco, jengibre, tomates ajo y cebolletas francesas.

El segundo paso es hacer una pasta con las especias:

chile, citronela, galanga, hojas de lima kaffir

y pasta de gamba thai. Lo trituramos todo

y esto se lo añadimos a la sopa.

¿Luego qué vamos a hacer? Cocer las pochas

en leche de coco. Y, para acabar la sopa,

un buen chorretón de zumo de lima.

Abrimos los berberechos, marcamos las zamburiñas,

esta será la guarnición de la sopa,

servimos el medio coco y ahí le echamos

hojas de cilantro y hojas de lima kaffir.

Con esto, hacemos un viaje Singapur-Galicia exprés.

¡Qué mono!

Madre mía.

¡Uh!

Carolina, muchas gracias por aceptar nuestra invitación.

Estamos encantados de tenerte aquí.

¿Cómo es trabajar con Carolina Herrera,

la gran casa, que además es tu madre?

Pues es justamente muy fácil por eso. A ver, ella exige,

pero a la vez te da mucha libertad.

¿Cómo se diseña un perfume? Sin pensar en concreto,

porque un perfume, estás vendiendo como emociones,

Totalmente. estás vendiendo memoria, ¿no?

Es todo bastante intangible. Bueno, Carolina, espero

que disfrutes mucho del almuerzo que están

haciendo nuestros niños. Ojalá.

Zanahorias, zanahorias, zanahorias...

Aspirantes, atentas. Byron, el chef de la Embajada,

está aquí. Bienvenidas a la cocina

de la Embajada de Estados Unidos.

En la Embajada, cocinamos todo productos caseros

y usamos productos orgánicos, sostenibles y de temporada.

Atentas, porque tendréis que ir al huerto de la Embajada

¿Qué? a por ingredientes

que os faltan para terminar algunos platos.

Zanahorias. María, tú tendrás que buscar

brotes de cilantro para el guiso marinero.

Brotes de cilantro. Martina, tú las zanahorias

para el conejo. Y Cova, remolachas para el wok.

Vale. -¡Venga, vamos!

Vamos rápido. ¡Venga, vamos, vamos!

¡Venga! ¡Vamos, corre!

¡Cilantro, cilantro! ¡Ah, cilantro!

¡Zanahorias! -¡"Op"! ¡Olé!

Tienes zanahoria, remolacha y cilantro, eh.

¡Olé! -Tus hierbas, ¿no?

Ya está.

(GRITA) -¡Ay, cuidado!

¿Tienes todas tus remolachas? Venga. ¡Vamos, vamos, corre!

Zanahoria...

Aquí.

Uh, está caliente.

(GRITA)

Lo que más miedo me da ahora es que me salga mal el plato,

porque es, estoy a un paso a la final, o estoy

un paso en la calle. Así que... muchísima presión,

muchísimos nervios.

A ver, aspirantes, Dabiz Muñoz está aquí,

en las cocinas, para supervisar vuestro trabajo, ¿eh?

Así que, seriedad y rigor, y os quiero firmes.

Bueno, Martina, ¿cómo vas? Lo que me pasa con la masa

es que le he puesto lo del almidón y el trigo

y le he echado toda la... El licuado de la zanahoria.

Sí. -Se me ha quedado muy...

Plof. -¿Aquí qué tenías puesto?

El almidón del trigo y el licuado de la zanahoria.

Pues eso es que estaba mal pesado.

Eso es que tenía o demasiado licuado,

o poco almidón. -¿Y qué hago ahora?

Hay que volverlo a pesar. Ahora tienes que coger

harina nueva, licuar nueva zanahoria

y volverlo a hacer. ¿Y este para qué paso es?

Es para hacer el dim sun, esta es la masa.

Para hacer el dim sun, y tenía que quedar...

¿Lo has hervido, el zumo de zanahoria?

No. -También hay que hervirlo.

¿Lo tengo que hervir, pero así solo?

Lo tienes que hervir y tienes que pesarlo bien.

Hervirlo y pesarlo. -Eso es.

Cogemos el zumo de zanahoria, lo hervíamos y lo echábamos

poquito a poco. ¿Te acuerdas? -Sí.

Ya está, ¿vale? -Es que estoy un poco nerviosa.

Venga, Martina, mucho ánimo. Mucho ánimo. Pero no tienes

que estar nerviosa. -Ya.

¿Para qué se cocina? -Para disfrutar.

Y para hacer feliz a los demás. Si no disfrutas,

no va a salir rico. ¿Me prometes

que vas a disfrutar? -Sí.

Yo estaba un poquito nerviosa, que no sabía lo que hacía.

No tenía la cabeza donde tenía que estar,

entonces he respirado y he dicho...

(ASPIRA PROFUNDAMENTE) Vamos a concentrarnos.

Vamos a ver a Covadonga. No te pongas nerviosa,

que está aquí Dabiz Muñoz. ¿Qué es lo más difícil para ti?

El postre. -¿El postre el más difícil?

Va a hacer el postre y el wok. ¿El de la violeta?

¿Qué dos detallitos le damos? Lo importante del postre

de la violeta es que cuando pongas la espuma

con el nitrógeno, trabajes rápido

para que no se cuaje demasiado.

Bueno, vamos a ver a María. ¿Cómo va María?

Hola. -¿Cómo vas, María?

¿Esto qué es? ¿Qué estás haciendo?

El guisito marinero. Ah.

¿Y qué es lo más difícil de lo que tienes que hacer?

¿Te preocupa algo? -No.

Lo importante es que lo hiervas media hora, máximo.

Porque si lo dejas hervir más tiempo, luego sabe

a pescado recocido. Media hora, que ya huela bien

y lo colamos, y ya está. Y así va a estar súper rico.

¿Cómo huele? -Huele a marisco.

A ver. Huele bien, huele bien ya.

Huele rico.

Aspirantes, me voy que tengo que irme corriendo

a cocinar a Diverxo. Ha sido un placer.

Nos deja Dabiz, así que darle un beso, lanzarle un beso

que se va a trabajar. -A todas, guapas.

Adiós, adiós. -Es mi cocinero favorito

y es un gran cocinero, pero yo me voy a esforzar

muchísimo para sacarle lo mejor que pueda.

El segundo plato del menú de hoy es:

"El conejo y la zanahoria". Un dim sun de conejo estofado

con cinco especias chinas y zanahorias.

Este plato se divide en tres pasos:

la masa el relleno y las zanahorias.

Para la masa, mezclamos enérgicamente un licuado

de zanahorias previamente hervido y un almidón.

Cuando tengamos una masa homogénea,

dejaremos reposar y estiraremos para formar unos discos.

Para el relleno, doraremos el conejo con la cebolla,

el ajo y el jengibre, y cuando esté transparente,

pochadito, reduciremos en él un vino Shaoxing

y una mezcla de especias, cinco especias chinas,

hasta que esté bien tierno el guiso.

Con ese guiso rellenaremos la masa y coceremos al vapor

durante unos cinco minutos, más o menos.

¡Uh!

Necesito harina.

"Oh my God".

El tercer plato del menú de hoy es

una remolacha tostada al wok, con kimchi coreano,

yogurt griego, yuzu y unos chipirones ahumados

a la llama de wok. Primero, cocinaremos las remolachas

al vacío con un poquito de mantequilla.

A última hora, esas remolachas las cortaremos por la mitad

y las saltearemos a llama viva del wok. A continuación,

haremos la espuma de yogurt. Yogurt griego, sal,

una gelatina y la ayuda de un sifón.

Salteamos las remolachas en el wok a fuego fuerte

y añadimos el kimchi. Luego, para los chipirones,

sencillo: los pincelamos con una gota de aceite,

los pasamos por la llama del wok para ahumarlos.

¡Qué rico! Madre mía...

Vale, claro. Bueno, Martina,

¿cómo vamos aquí? Pues ahora va mejor.

¿Y esta zanahoria que hay aquí para qué es?

Una cremita de zanahoria. Una crema de zanahoria

que lleva alrededor el dim sun. Sí, sí.

Pues hala, venga. Quítate los nervios y suerte.

Rossy, creo que estás aquí con una misión.

Bueno, sí. Estoy representando a mi hija Luna,

porque es mega fan de MasterChef Junior.

Quiero que me cuentes ahora a mí en qué estás metida,

porque falta muy poquito para estrenar "Silencio",

la última película de Almodóvar.

Sí, ya, dentro de nada la tenemos aquí.

"Anacleto", "Graciela"... Y luego, pues el teatro,

que hice en diciembre "Resiliencia de amor"

en el Español y ahora me voy para Italia, dentro de nada

también, a hacer una ópera de Bertolt Bercht.

Pues ojalá disfrutes mucho de la comida de hoy.

Bueno, estoy segura que sí.

Bueno, Covadonga, ¿cómo lo llevas, cómo va?

Las remolachas las tengo ya en la bolsa al vacío.

Sí. Y ahora, pues, me puse

con el postre. Ya hice la masa de violetas

y ahora me voy a poner con el licuado.

Tienes los pasos muy bien dados,

así que venga, sigue así hasta el final,

que vas fenomenal, ¿vale, Covadonga?

Gracias, chef. Venga, suerte.

¡Uh!

Reposar...

¡Ay! Vale, muy sensible la masa es, ¿eh?

¡Ah! Uh...

Aspirantes, el Excelentísimo señor Embajador quiere

conoceros y deciros algo muy importante.

"Thank you".

¿Obama?

"Thank you". -"Thank you".

Qué mono.

¡Ah!

¡Hello! Bueno, cuéntale al Embajador

lo que estás preparando. Caldito marinero.

"Delicious?".

"Do you like it?". Bravo.

"It's delicious". -"Delicious".

Que diga eso un embajador de una comida que he hecho yo,

¡pues jó!

Covadonga. "Hi".

(RÍE) Caviar barato.

(TRADUCE AL INGLÉS) Ah.

Gracias. -Nada, "bye".

Cuando ha venido el Embajador, lo único que he entendido es

el "hi" y el "bye". Y yo le he dicho: "Thank you".

"Yé, yé, yé". "Yeah, yeah".

Excelentísimo señor Embajador, James Costos, señor Smith,

queridos comensales, pueden pasar al comedor.

Muchísimas gracias.

Muchas gracias.

(RÍEN)

(TINTINEO)

Buen provecho.

Te reservo.

¡Mi madre!

¡"Uish"! Vale.

A ver, aspirantes, nos acaban de comunicar que tenéis

que preparar platos alternativos

para dos comensales, porque uno de ellos

no come carne y otro de ellos es alérgico a los moluscos.

María, tú tienes que preparar diez raciones

de "Guiso marinero Singapur-Galicia", ¿verdad?

Sí. Pues ahora tendrás que hacer

nueve solo y un plato alternativo.

Vamos a sustituir el guiso por una crema de verdura.

Y con tu segundo plato, la chuleta de raya, tendrás

que hacer lo mismo. Elaborarás nueve raciones

y un plato alternativo. Vale.

Una chuleta de raya, pero en este caso

con una salsa diferente, que no lleve la vieira seca,

¿vale? Vale.

Martina, tu tenías que preparar diez raciones

de conejo y zanahoria. Sí.

Pues ahora tendrás que hacer nueve y un plato alternativo,

en el que sustituiremos el relleno de conejo

por un puré de zanahorias. Y para el otro plato,

el segundo plato, jarrete de cordero,

elaborarás ocho elaboraciones más dos platos alternativos.

En uno de ellos sustituiremos el jarrete de cordero

por un tataki de atún Vale.

con ñoquis de trompeta y la salsa satay.

Y en el otro, los ñoquis irán sin tinta de calamar.

Entendido, chef.

Martina, que te he visto echar muchas especias chinas aquí.

Está fuerte de especias chinas, tela.

Un poco. No te pases con el relleno.

Tienes suerte de que hay mucha masa, y aunque sea

potente el relleno, pues aún se pueda comer,

pero hay que probar las cosas. Venga, ojito y a ver

si nos sale rico y fino, ¿eh? Vale.

Qué bueno. -Vale, esto tiene que reservar.

María... A emplatar.

A emplatar, ya.

Está salado.

Amiga, no estás probando nada, ¿eh?

Especias chinas, muchas especias.

Y aquí, ¿qué tenemos de más bastante?

Sal. Sal.

Lo voy a repetir. Pues dale caña, venga.

Vamos, María. ¿Qué pasa, cómo vamos?

Venga, los camareros están en posición y esperando.

¿Ahora lo tienes que emulsionar?

Sí. Venga, rápido.

A ver. ¿Está buena?

Sí, está sosita, le falta un poquito más de gracia.

Pues porque el otro me he pasado con la sal.

Pruébalo tú, pruébalo. ¿No te parece un poco soso?

Yo lo que haría sería triturar muy bien

y pasarlo por un colador para que quede más fino.

Eso es lo que decía yo. Pues si es lo que tú decías,

hazlo, ¿vale? Vale.

¿Vais bien, chicas? ¿Queréis que os ayude en algo?

¿No?

Cazo y a emplatar. Vamos, y yo te voy emplatando

la crema de verdura. ¿Te parece?

Sí. Venga, te lo voy a hacer

muy rápido, porque si no, no llegamos. Venga, venga.

¿Pero sabes lo que me está pidiendo a gritos esto?

¿El qué? Pues un chorrito

de aceite de oliva virgen extra MasterChef

de las tres variedades que tenemos:

Picual, Arbequina y Royal. ¿Sabes cuál le voy a echar?

La Picual, que es la que más me gusta

para echarle a una crema de verdura. Mira, mira, mira.

Ahí me vale. Yo siempre he pensado

que este eras tú, este era Jordi

y esta era Samantha. Pues le voy a echar

un poquito del Picual de Samantha. ¿Te parece?

Venga, hala, maravilloso. Excelentísimo señor Embajador,

queridos comensales, a continuación probarán

un menú diseñado por el chef Dabiz Muñoz,

que consta de seis platos y que, evidentemente,

ha sido elaborado por nuestros pequeños aspirantes.

El primer plato que probarán será

un "Guiso marinero Singapur-Galicia".

Venga, que tengo a los camareros impacientes

y ya se lo tienen que llevar. ¡Sí, voy!

Muy bien, muy bien. Fenomenal ahora.

Camareros, por favor, ustedes pueden ir sacando

el "Guiso marinero Singapur-Galicia" de María.

Gracias.

Tenía las huevas preparadas, que se me ha olvidado ponerlas.

Y digo: "Pues si no las he puesto en el primero,

pues las pongo en el segundo".

Gracias, Antonio. -"Thank you".

Es bonita la presentación, ¿eh?

El caldito, muy agradable, ¿no? A mí me ha encantado,

me ha gustado mucho. -A mí también

y me parece dificilísimo de hacer. Yo esto no lo hago.

Muy rico, muy suave. Martina, a emplatar rápido.

¿Me pongo a hacer ahora el aire

para que ya vaya sacando la espumita?

Yo lo haría ahora, sí. Ahora.

Sí, así ya lo tienes hecho. ¿Cómo vas, Martina?

Un poco perdida.

Vamos a ver, Covadonga, que te veo muy relajada.

Ya. ¿Lo tienes todo?

Sí. A ver, ¿qué necesitamos

para el wok? Cuéntame rápido. La remolacha.

Las remolachas, ¿con qué más? ¿No llevaba esto alguna salsa?

Sí, esto. ¿Y eso de qué es, esa salsa?

Kimchi. Venga, eso es una salsa coreana.

¿Y qué más elementos llevaba? Luego el chipirón, vale.

Vamos a saltear todo en el wok. Vale.

Así que venga, vente conmigo. Uh.

¿Llevas el aceite? Pues hala, fenomenal.

Vámonos para allá.

Pues mira, yo te voy dando Túrmix y tú a emplatar.

En el plato, Dabiz hace unos trazos muy creativos,

muy locos... Ahí va. Bueno, bueno, bueno, vale.

Pero no te salgas del ala del plato.

Vigila la cantidad, ¿eh? Sí, es más...

No te pases. Vale.

Siguiente elaboración que va al plato. ¿Qué meterás?

Pequeña cucharadita de puré de zanahorias.

Vale. Luego va el dim sun.

Vamos a echar un buen chorretón de aceite del mejor, dos gotas.

¿Ves? Y ahora, ¿qué le vamos a echar?

¿La remolacha? La remolacha.

Muy bien. ¿Y qué le vamos a echar?

Dos cucharaditas de kimchi. ¿Te atreves a hacer eso?

Me muero, me muero, me muero.

Tenemos una relación muy mala.

Y así que se impregne bien de la salsa de kimchi, ¿vale?

Mira.

Venga, tengo los camareros esperando las recetas.

Ay, amiga mía, no te puede pasar eso.

¡Esto cómo quema!

Esto es un buen aire, y al plato.

"Clac", con las dos cucharas. Vale.

Me llevo... ¿El especial es este?

Sí. Me lo llevo, que no quiero

que nos equivoquemos, ¿vale?

No me digas que no te comías tú un plato de chipirones

conmigo ahora mismo. Pero vamos, los dos sentados

ahí, ¿eh? Dándole al chipirón. Sí.

Bueno, vamos a tu sitio y para allá. Venga, corre.

Uno. Muy bien, venga.

Camareros, por favor, podemos retirar platos.

Este plato es el especial, sin carne.

A continuación viene "El conejo y la zanahoria".

Es un dim sun relleno de estofado de conejo

a las cinco especias chinas.

Disfrútenlo.

¿A ti te gustó? -Me ha gustado muchísimo.

Me ha encantado.

La pasta del dim sun, un poquito... gorda.

Tenemos los elementos principales: la remolacha

y los chipirones. Ahora quiero que extiendas 10 platos.

Aquí ya no te voy a ayudar. Aquí ya tienes que emplatar tú

tal cual lo viste, ¿ok?

El cuarto plato del menú de hoy es:

"Chuleta de raya a la mantequilla tostada"

y Lapsang souchong con bergamota

y salsa XO versión ibérica, ahí es nada.

¿Por dónde vamos a empezar? Por la salsa XO,

una especie de sofrito que lleva ajo, jengibre,

chalota, chile... Y lo tenemos que rehogar

hasta que esté transparente. ¿Después qué vamos a hacer?

Incorporar la vieira seca y polvo de camarón

y un poco de aceite de sésamo, y lo reservamos.

Ahora vamos a hacer la chuleta de raya.

¿Por qué lo llamamos chuleta? Porque hemos limpiado

los cartílagos de la raya, que parece una chuleta

de cordero. Así lo vamos a presentar.

¿Y cómo lo vamos a hacer? Con mantequilla muy caliente.

Y ahí lo vamos a dorar dorar, dorar y glasear.

Y con ese té tan raro que os he nombrado,

que tiene un tono ahumado, ahí vamos a envolver la chuleta

¿Qué nos falta? Hacer los fideos.

Vamos a cocer los fideos y le vamos a rallar

un poquito de botarga. Y para finalizar

nuestra chuleta de raya, lo que vamos a hacer es

una espuma de bergamota, pero antes hemos hecho

una mayonesa ibérica. ¿Por qué la llamamos

versión ibérica? Porque está hecha con la grasa

del jamón ibérico de bellota. Y tenemos un plato fantástico.

¡Uh, sobra! ¡Qué bien!

¡Vamos con esas remolachas! ¿Qué pasa?

Vamos. ¿Tres trozos de remolacha?

Voy. Venga, venga.

Vamos, rápido, rápido, rápido. Venga, uno, dos, tres.

Uno, dos, tres. Venga, Cova.

¿Qué nos falta? Caviar.

Nos faltan las bolas rojas. Pues venga, aquí te voy

a ayudar para ir rápido.

Venga, tú tirando las hojas, tú las hojas.

Venga, muy bien, muy bien, muy bien.

Vamos. ¿Lo tienes ya? Casi.

¿Se lo acercamos a los camareros ya

para que se lo lleven? Eh... Sí.

Pues venga, yo te ayudo. ¡Ay!

Venga, bolas rojas y hojas.

El tercer plato que degustarán se llama "Wok". Que aproveche.

A mí este no me convence tanto, ¿eh?

A mí tampoco. -Yo no sé si le falta

como algo de sal, ¿no? O... -No sé, quizás yo me había

hecho una idea de wok distinta y de repente estoy

un poco sorprendida. -Alguno tiene que...

¿Qué te pareció? -A mí me parece delicioso.

La combinación de sabores y de texturas,

a mí me ha encantado. -La pasta de las trompetas.

El quinto plato del menú de hoy es un jarrete de cordero.

¿Cómo cocinaremos la carne? Al vacío, a baja temperatura

y lo terminaremos a la brasa. Ese jarrete de cordero va

terminado con una salsa satay. Los ñoquis se elaboran

cociendo la patata y trabajándola. Hecho el puré,

incorporaremos pasta de trompeta de la muerte,

la tinta y un poquito de almidón de kuzu.

Dejaremos que enfríe un poquito y haremos pequeños ñoquis

con la ayuda de una manga pastelera

y con una boquilla un poquito gruesa.

¿Dónde está la salsa? ¿Lo tenemos todo preparado?

La salsa de cacahuetes está aquí.

¿Pero así de líquida? Ya, la tengo que espesar.

Le voy a dar mucha potencia para que reduzca rápido

y luego lo bato y lo cuelo. ¿Y si lo colamos ya

y apretamos y lo ligamos en el último momento?

Pues también. Pon el chino tú ahí, venga.

Bergamota, bergamota... ¡Oh, bergamota!

¡No está! ¡No la encuentro! María.

¿Y la bergamota?

Bergamota es un cítrico, amiga. Gracias.

Como un limón, que tiene aromas como de pimienta y demás.

¿Me ayudas? Sí, claro.

Gracias. María, en cinco minutos,

chuleta de raya terminada. Vale.

Echamos el emulsionante. Adentro. Ahora, ¿sabes

cómo va esto? Túrmix. Sí.

Integras esa lecitina y apoyas aquí el túrmix

para que se emulsione.

Martina, me tienes que contestar a algo

que yo no acabo de entender. Me falta organización.

¿Por qué no te has organizado mejor?

La salsa no la tienes reducida, el kuzu todavía no ha actuado

La salsa no la tienes reducida, el kuzu todavía no ha actuado

con el puré de tinta, algo no hemos hecho bien.

Te voy a ayudar un poco, porque no llegamos.

Te echo una manita. ¿Te parece?

Se me quema.

Ah, yo quiero probar esto, eh.

Qué rico.

Madre mía, qué cosa más rica. El sexto plato del menú de hoy

es "Madrizzzz by Davizzzz". Es un postre a base

de violetas, ajo negro y albahaca.

Para empezar, vamos a hervir la leche y la nata

y la vertemos en un bol con chocolate y el polvo

de los caramelos de violeta. Añadimos las hojas de gelatina,

la goma xantana y trituramos. Y lo metemos todo en un sifón.

Por otra parte, mezclamos el licuado de la albahaca

con el zumo de lima y el gelcrem y lo pasamos

por el túrmix y luego lo dejamos reposar.

Preparamos un coulis de moras en un cazo en frío con azúcar

y lo dejamos cocer 10 minutos.

Mientras, preparamos la crema de ajo negro

a base de nata, leche y ajos negros pelados.

Para terminar, ponemos un poco de espuma de violetas con

el nitrógeno líquido, con flores y albahaca. Y a comer.

Estará...

La raya, la raya, la raya.

¡Las huevas! Están aquí.

Estas huevas no van en este plato. No.

¿Dónde iban?

En el otro. Se te han olvidado

las huevas de pez en el emplatado del guiso marinero

Sí.

Y en este plato no quiero ningún fallo.

Y huevas de pez volador aquí no van, o sea, que fuera.

Venga.

Como no podía emplatar porque mis compañeras

estaban haciendo su comida,

se me ocurrió hacerme un tentempié.

Listo. ¿Me lo puedo llevar? Sí.

Puede ir retirando platos.

Chuleta de raya, esta es la especial.

María, ha salido tu último plato.

Enhorabuena, ya has hecho el trabajo.

¿Y ahora qué toca?

Recoger. Limpiar, limpiar.

Muy rápido, venga. Impecable.

A continuación, serviremos el cuarto plato:

Es una chuleta de raya a la mantequilla tostada

y lapsang souchong con bergamota

y salsa xo versión ibérica.

Gracias.

(Murmullo)

(HABLA EN INGLÉS)

-Lorenzo, ¿es muy común comer la raya en España?

-No muy común, es un pescado que se suele tomar

con mantequilla y alcaparras.

Yo es la primera vez que lo tomo así.

Me parece que tiene mucho sentido la mezcla de ingredientes.

-Y muy regional la presentación.

-La raya sí que está muy bien cocinada, ¿verdad?

Estaba muy buena. -Y no notas la mantequilla mucho.

Mete una aquí, mira.

Venga. Este no tiene mucho, la verdad.

Venga. Todo vamos a echar, ¿eh?

Si no, no llega para todos.

Hemos hecho poca cantidad.

Oye, Pepe, yo lo veo un poquito escaso, líquido.

Aquí 50 no salen ni de broma, echemos una mano que no llega.

¿Le metes el jarrete al Hosper para que tenga ese aroma de brasa?

Voy para allá. No me he organizado,

así que ha salido poca cantidad de ñoquis.

No sé qué ha pasado, me he dispersado.

Venga, échamelo todo. Vale.

Uhm... Eso se ha deshecho.

Algo no estamos haciendo bien, no sale, no sale, no sale.

Les cuesta salir. ¡Jolín!

Oye, Covadonga, ¿qué son esas patatas

y esas cebollas que hay allí? (RÍE)

¿Qué te pasa? Nada.

¿Cómo que nada? Cuéntame, ¿qué es eso?

Me entró el hambre, iba a hacer patata a lo pobre.

Lo que viene siendo un aperitivo.

Sí. Ah...

(Murmullo)

(Conversación en inglés)

Tenemos que ir muy rápido, los comensales estarán aburridos.

Bueno, Pepe. Dime.

Los clientes están hartos de esperar,

esto de los ñoquis es un desastre. No sé tú qué opinas,

pero creo que David Muñoz no los sacaría.

Me he venido abajo,

he sentido mucha tristeza

porque nunca me había pasado.

Que te digan que no puedes sacar un plato a sala

es bastante decepcionante.

¡Pepe! ¿Qué pasa?

El jarrete está espectacular. ¿La salsa la tienes?

La salsa está bien porque se la he hecho yo.

Ponemos el jarrete con salsa. Pues, venga.

Que coman algo, venga. Poned a punto la salsa

que vengo con el jarrete. Sacamos el jarrete, ¿vale?

Vamos, Martina, que podemos. ¿Quién dijo que no?

¡Jarrete! Venga.

Fenomenal.

¿Vas tú poniendo los jarretes y yo te lo hago más fácil?

Venga, y ahora me ayudas y limpiamos el borde que yo manche.

Hija, has ido a dos por hora, te has ido comiendo tú...

Tus patatas pochadas. No las hice todavía.

No te las vas a hacer porque no te va a dar tiempo.

Vamos, rápido. ¿Qué va en el centro?

Te voy a ayudar. En el centro va un círculo.

Un círculo para apoyar lo que vamos a poner.

Rápido, pon tus hojas y empezamos con nitrógeno.

Teníamos un especial en este plato, ¿eh?

Camarero, vamos a ir sacando el plato de jarrete.

¿Tenemos el tataki en marcha para el que no come carne?

Vale. Fenomenal

Vámonos. Bueno, pues este es

el sustituto del jarrete. Gracias.

Ha salido el último plato, ha costado sacarlo,

no ha salido perfecto porque no te organizaste bien.

Pero ha salido, ¿vale?

Bueno, intenta dejar la cocina impecable y hala.

A ver qué pasa con los postres, y a ver cómo terminamos.

Vamos con el quinto plato, jarrete de cordero a la brasa

con sate indonesio de cacahuetes.

Va servido con unos ñoquis de trompeta, trufa y coco.

Disfrútenlo.

Yo no veo los ñoquis. -Yo creo que estaban estresados

para sacar el plato y no les dio tiempo.

-Pero esto me encanta porque parece una orquídea, la florecita.

-La verdad es que el cordero

estaba en su punto. -No, estaba delicioso.

Nos ha gustado mucho este. -Sí, sí.

Covadonga, te he visto mucho más preocupada

por probar los ingredientes que por acabar el plato.

Ponte a todas, pon las hojas derechas.

No lo puedes probar, ten cuidado. ¿Quieres una cucharada?

Lo que me faltaba por ver. A ver si queda claro,

tú eres de catering, Pepe de callos

y yo cocinerito moderno como David Muñoz, somos...

Esto no está hecho para vosotros.

Anda, está frío. Cuidado, no toques nunca esto.

Tú aléjate, que esto no es para ti. Esto está a menos 198 grados.

Esto está frío de narices, o sea, que mucho peligro.

Así. Así estaba cuando me dijeron que era nitrógeno.

Y, claro, yo no lo podía hacer.

Mira, tienes la espumita. Sí.

Biberón.

Tenemos una pequeña cantidad dentro.

Y de ahí al nitro. Clac.

Y, ahora, como una fritura, como cuando hacemos churros.

Tienes que... Desde arriba, no de lado.

Pa, dale un golpe al sifón,

que caiga el contenido en la boquilla.

Muy bien, vamos, un poquito más, un poquito más.

Muy bien, Covadonga, muy bien, ya. ¡Ay, qué mono!

¡No te chupes el dedo!

¿Pero cómo semejante marranada?

Acaba con el soplete con Jordi,

yo voy sacando los platos a los camareros.

¡Cómo mola! Camareros,

podéis llevaros el postre.

Por último, serviremos el postre.

Se llama "Madrizzzz by Davizzzz".

¡Uhm...!

-El violeta sabe a violeta.

¿Cómo ha conseguido este sabor de violeta tan intenso?

-Increíble. -El sabor es muy bueno.

Muy bueno.

(HABLA EN INGLÉS)

-¿Cuáles han sido tus favoritos? -Me gustó el conejo y el guiso,

el guiso marinero. -Yo me quedaría con la raya.

A mí la raya me ha encantado y, en general, muy bien.

Hay que decir que muy bien. Ha salido tu último plato.

Enhorabuena. Gracias.

Deja de chuparte los deditos, siempre chupeteándote los dedos.

Queridos comensales, ha llegado el momento

de que conozcan a los verdaderos responsables

del menú degustación que han probado hoy:

Nuestras chicas.

(Aplausos)

María es quien ha elaborado el guiso marinero Singapur-Galicia

y la chuleta de raya a la mantequilla tostada.

Siento que en mi guiso no haya estado las huevas de pez volador.

Se me han olvidado. "I'm sorry".

(RÍEN)

Martina es quien ha preparado

el conejo y la zanahoria y el jarrete de cordero.

El jarrete ha salido un poco más tarde de lo previsto

y que los ñoquis no han aparecido, así que lo siento mucho.

Y pues espero que les haya gustado.

Y Covadonga es la responsable del wok

y del postre "Madrizzzz by Davizzzz".

Espero que les haya gustado lo que he hecho.

(RÍE)

(Aplausos)

(HABLA EN INGLÉS)

-"Thank you".

(RÍEN)

(Aplausos)

Excelentísimo señor embajador, señor Smith,

queridos comensales, ha sido un auténtico honor

contar con su presencia en un día tan crucial

para nuestras pequeñas aspirantes.

Muchísimas gracias y hasta siempre.

Aspirantes, el jurado tiene un veredicto.

Pero antes de que lo comuniquen,

os diré que solo por superar este reto,

deberíais estar pletóricas.

Así que os doy la enhorabuena. Gracias, Eva.

Aspirantes, aquí tenemos tres chaquetillas

con vuestros nombres,

sin embargo, solo una de vosotras podrá ponérsela

y se enfrentará a Lukas en las cocinas de "MasterChef junior".

No sé quién lo ha hecho mejor de las tres,

pero yo me he esforzado muchísimo y he dado lo mejor de mí.

Entonces, quiero ser yo

quien vaya al gran duelo.

Habéis elaborado recetas que otros cocineros

no tienen la oportunidad de cocinar jamás.

Este jurado es muy consciente del proceso tan complicado

que teníais por delante y, por eso,

merecéis todo nuestro reconocimiento.

Estamos muy orgullosos. Gracias, chef.

Yo me he hecho dos platos de un cocinero

de tres estrellas Michelín, ¿eh?

Martina,

eres la aspirante que tenía más puntos acumulados de las tres

y la que más veces ha mirado las cocinas desde la galería,

pero en la prueba de plató se te atragantó el roscón

y, aunque te dijimos que no te preocuparas,

que hoy tenías una oportunidad,

no has sabido aprovecharla.

¿Pero qué te ha pasado?

Era mucha presión. Es normal que haya presión

en las cocinas, pero debemos saber gestionarla.

Y nosotros creemos que tú eres capaz de hacerlo.

Empezaste por elegir, sin saberlo, los platos más difíciles:

El conejo y el jarrete.

El conejo lo especiaste demasiado y la masa te costó mucho hacerla.

Con el jarrete te has confiado demasiado,

has creído que llegabas a tiempo, ¿y qué ha ocurrido?

Que te ha pillado el toro.

Los ñoquis no estaban listos para salir a tiempo,

a la salsa de cacahuete te he tenido que ayudar

para poder reducirla perfectamente. Resultado:

Pues hemos tenido que eliminar los ñoquis del menú.

Ahora, también te diré,

tu talento ha brillado con el jarrete de cordero

porque estaba espectacular

y ha gustado por unanimidad a todos los comensales.

Qué bien. Felicidades, Martina.

(Aplausos) Gracias, chef.

Estoy un poco disgustada y decepcionada porque

me hubiese gustado sacar el jarrete mejor,

pero, por una parte, estoy bastante contenta

porque me han dicho que estaba muy bueno.

María, tú no tuviste oportunidad de elegir el menú que cocinarías.

Sin embargo, te has organizado fenomenal,

has controlado los nervios y has sido capaz de cocinar

concentrada, pasito a pasito, sin precipitarte.

Gracias. Nos hubiera encantado verte así

más a menudo a lo largo del programa.

Has cometido pequeños fallos,

como olvidar las huevas en el primer emplatado,

pero, en general, has cocinado con nervio y con soltura.

Y verlo ha sido un placer, todo un gustazo.

Eres el claro ejemplo de la evolución en este programa

y, granito a granito, has sido capaz de llegar

cada vez más lejos. Gracias, chef.

Yo creo que a mis compañeras

les han salido bastante bien los platos

y que va a estar pues un poco reñido.

Pero yo quiero, con todas mis fuerzas,

y deseo y requetedeseo con todo mi corazón

que sea el mío el mejor plato

y que yo pase al gran duelo con Lukas.

Covadonga, en esta ocasión nos has sorprendido,

pero para bien.

Aunque muchas veces te despistas, hoy te has puesto las pilas a tope.

Te hemos visto más concentrada que nunca,

quizá porque tenías, a lo mejor, el plato más complicado de todos,

que era el postre y, oye, lo has sacado muy bien

porque tenía un montón de técnicas distintas

que has tenido que controlar y las has dominado genial.

Es verdad que sigues demasiado pendiente

de que sobre algo en el plato porque yo creo que,

menos el nitrógeno líquido,

los demás lo has probado todo, hija.

Está bien que pruebes lo que cocines pero, mujer,

no te puedes estar rechupeteando

y poniendo las cosas en el plato. Ya.

Ahora bien, tu wok estaba perfecto y al postre no le faltaba de nada.

Así que muchas felicidades, Covadonga.

Gracias.

(Aplausos)

De mayor quiero ser chef.

Pero si no funciona la cosa y el negocio va para abajo,

quiero ser crítica gastronómica porque, aunque no parezca,

me pagan por comer.

¡Y me encanta!

-La mano.

Aspirantes, tengo que decir que el excelentísimo señor embajador

ha quedado muy conforme con el menú,

en especial ha quedado encantado con la chuleta de raya

y el postre de violetas que han sido los platos

que más han gustado a los comensales.

Gracias, chef. -Gracias, chef.

-Yo todavía creo que no lo tengo todo perdido.

Me agarro a que puede que hayan visto mi trayectoria

en el programa, que me he esforzado bastante

y que, por lo menos, he intentado sacar los platos.

Por su evolución,

por su talento

y sus ganas de aprender,

la segunda protagonista del gran duelo final

de "MasterChef junior 3"

es...

¡María! (GRITA)

¡Bien!

(RÍE) Enhorabuena, María.

(RÍEN)

María, enhorabuena, cariño, te has ganado el derecho

de lucir con orgullo tu chaquetilla.

¡Dámela! Qué bonita.

Vamos allá.

Al llevar esta chaquetilla me siento como un chef de verdad.

Mola muchísimo.

Covadonga y Martina, nada de caras tristes.

(AMBAS) No. Quiero que sepáis que,

durante todo este tiempo,

nos habéis dejado con la boca abierta

no solo por vuestra personalidad,

sino porque tenéis un gran talento para la cocina.

Covadonga, tú ya recibiste tu trofeo y tus regalos pero,

a pesar de eso, hoy también recibirás alguna sorpresa.

¡Uh, vale! Queremos recompensaros

por haber llegado tan lejos y haber sido capaces

de superar, reto tras reto, sin perder las ganas

de divertiros aprendiendo.

Sobre todo, para que nunca os olvidéis de este jurado.

La verdad es que ha sido la experiencia de mi vida

porque llegar hasta aquí ha sido superchulo, superbonito:

He viajado, he conocido a compañeros impresionantes

y me lo he pasado muy bien con los jueces.

Además de todo lo que habéis aprendido aquí,

queremos que sigáis mejorando y os convirtáis en grandes chefs.

Por eso, os regalamos seis meses gratis

de cursos de cocina de la escuela MasterChef Online.

A aprender y a disfrutar mucho. Vale.

Entrar en "MasterChef" pues ha sido todo un sueño

porque ha sido alucinante conocer a Eva,

conocer a todos los famosos y al jurado.

A Jordi, que es muy guapo.

Martina, te quedan muchos regalos.

El primero es este, el juego de "MasterChef junior"

con el que vas a triunfar en casa,

te vas a divertir muchísimo en familia

pero, además, vas a poder disfrutar de un lote

de productos "MasterChef".

Queremos que sigas cocinando y, por eso,

nuestro patrocinador de electrodomésticos

te regala un set con electrodomésticos

que has usado durante tu paso por el programa.

Por supuesto, seguiré cocinando porque "MasterChef" me dio ánimos

y me ha encantado esta experiencia.

Por si esto fuera poco,

para terminar, ¿quieres saber qué te regala

nuestro patrocinador de alimentos?

Pepe. ¿Voy?

¿Puedes? Sí, claro.

¿Qué será?

¡Venga, abre!

Con fuerza, hombre.

-¡Una tabla de snow!

¡Jo, qué chula! ¿No?

Y a ti, María, nos vemos a continuación en plató

en el reto definitivo que todos estamos esperando:

El gran duelo final. Vale.

Cada vez me veo más cerquita

de ser la próxima ganadora de "MasterChef junior".

Vuelven los campamentos MasterChef.

Si tienes entre ocho y 16 años, te apasiona la cocina,

la naturaleza y quieres vivir una experiencia inolvidable,

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además, convivirás con los concursantes

de "MasterChef junior". No lo pienses más,

este verano campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven al campamento MasterChef!

Un año más, este viaje llega a su fin.

Pero en esta última parada

vamos a vivir el momento más importante.

Los dos aspirantes que más han aprendido,

los dos que más han evolucionado frente a frente

en un duelo por cumplir un sueño.

Bienvenidos al gran duelo final de "MasterChef junior 3".

La primera finalista tiene 11 años y viene desde Madrid:

¡María!

Expresiva, simpática, siempre de buen humor,

ha sabido hacerse un hueco entre los mejores

y brillar en el momento más importante del concurso,

la final.

(GRITA)

¡Qué nervios!

María, muchas felicidades.

-De mayor quiero ser actriz o cocinera,

"MasterChef" es como un... ¡Pum!

¿Te gusta muchísimo cocinar? ¡Me requetechifla!

Vamos, María, ahí, fuerte. ¡Garrote!

Tengo que estar segura de mí y no tener nervios,

los nervios son un enemigo. ¡Loco!

¡Me ha guiñado el ojo!

(RÍE) (TODOS) ¡Equipo azul!

-Si alguien necesita ayuda que me la pida, ¿vale?

-María es una capitana estupenda.

Tu trabajo con la bechamel ha sido fabuloso.

Eres la que mejor ha trabajado de tu equipo.

Los seis puntos son para... ¡María!

¡Guau! Está muy rica, María.

La carne está perfecta.

De sabor está increíble. (GRITA)

La segunda protagonista del gran duelo final

de "MasterChef junior 3" es...

¡María! (GRITA)

Ahora quiero ganar con todas mis fuerzas,

lo voy a desear mucho, mucho, mucho, mucho.

El segundo finalista tiene 10 años

y viene de Barcelona.

Él es Lukas.

Desde que entró en estas cocinas,

nos demostró que era un rebelde sin causa.

Con el pelo siempre perfecto, su gracia y su creatividad,

ha ido evolucionando mostrando en cada plato

su peculiar personalidad. Que gane el mejor.

Tal para cual.

Suerte.

-Lukas, felicidades.

(Aplausos) -Tirí, tirí, ti.

¿Lukas con K? Es más chulo.

Ya estás en "MasterChef junior 3".

(Aplausos) ¡Gracias!

¡Venga, Lukas!

A mí me gustaría ser bastante capitán.

Lukas. Faltan tres sándwiches

en cinco minutos. ¡Ah...!

Espérate, cada cosa a su tiempo.

-¡No, no! -¡Así no se hace, Covadonga!

Hoy estabas en todos los sitios donde tenías que estar.

Tu actitud ha sido ejemplar.

Creo que me ha salido bastante bien.

Está sabroso, a mí me encanta.

Está muy bonito todo.

Yo creo que lo has hecho superbien.

Puedes ser un cocinero enorme.

(Aplausos)

El primer aspirante que se enfrentará al gran duelo final

de "MasterChef junior 3" es...

¡Lukas! (GRITA)

(RÍE) ¿Qué haces? (RÍEN)

-Ya tengo la chaquetilla como Mario y Manuel,

solo me falta un paso para ganar "MasterChef junior 3".

Uh... Te queda la chaquetilla...

Nos queda como un guante.

Lukas y María, bienvenidos a vuestra final

¡Ah! Estáis aquí porque

habéis trabajado muy duro,

sois un referente para un montón de niños

que os han ido siguiendo en cada etapa de este viaje.

Cómo mola, ¿eh? Ellos ahora saben más de cocina

y, sobre todo, han aprendido a comer mejor gracias a vosotros,

y eso es todo un premio.

(MURMURAN)

-Estoy superfeliz y superrequetecontenta

de haber llegado a la final porque para mí es un supersueño.

Y ya ganar sería... ¡Puf!

El ganador del duelo se llevará 12 000 euros

y un exclusivo curso en la primera facultad de cocina de España:

El Basque Culinary Center.

Y, lo más importante, el trofeo que le acredita

como el nuevo MasterChef Junior España.

Me veo reflejado en él. -Para mí.

-No pone nombre. -Qué bonito es.

-Cuando he visto esas vitrinas he pensado:

"Esos premios son para mí".

Me lo voy a currar al máximo y voy a ganar.

Lukas, ¿cómo resumirías todo lo que te ha pasado

en estas semanas hasta llegar aquí?

He aprendido mucho más de lo que sabía

y con mucha emoción de poder ganar a María...

O perder. (RÍEN)

¿Qué darías tú por conquistar el título de "MasterChef Junior 3"?

Eh, no sé... ¿Un corte de pelo quizás?

No, no llego a tanto, ¿eh? ¿No?

No llego a tanto. Ah...

Que cuesta mucho que me crezca, soy pobre de pelo.

(RÍE) ¿A tu edad?

Lo que te queda.

Un secreto para ganar "MasterChef junior"

ser simpático, poner todo el empeño que pueda

y cocinar muy bien.

María,

¿estás más nerviosa o menos que en la embajada?

Estoy un poco más nerviosa, pero lo voy a hacer bien.

Sabemos que no estás bien. Sí.

¿Tienes fuerzas para darlo todo como en la embajada?

Hombre, claro, y más. ¿Más?

Sí. O sea, que la enfermedad

no te importa. Soy una niña muy fuerte.

Me siento un poquito con dolor de tripa

y también un poquito débil.

Pero un dolor de tripa no me va a quitar mi sueño.

Estamos a punto de empezar, pero para eso

primero tenemos que hacer algo muy importante.

Ellos también han vivido esta experiencia con vosotros,

han sufrido y disfrutado a la par y ahora, además de compañeros,

son vuestros mejores amigos.

¡Ah! -¿Dónde están? ¿Dónde están?

¡Todos los aspirantes a "MasterChef junior 3"!

(TODOS) ¡Hola!

(Risas)

-Que estemos todos juntos de nuevo es algo...

Que no hay palabras para explicarlo

(GRITAN)

-¡María!

(GRITA)

-Ha sido estupendo volver a reencontrarme

con todos mis compañeros

porque somos todos un gran equipo, el equipo "MasterChef junior 3"

y con los jueces y con Eva que, por cierto,

hoy está guapísima.

¡Bienvenidos de nuevo a las cocinas de "MasterChef junior".

(TODOS) Gracias, Eva.

Chloe, ahora sí que estamos en el momento épico

de "MasterChef junior". ¡Épico!

(RÍE) Alucinante,

épico y un sueño.

¿Cómo ves esta final? Será muy complicado

para los jueces elegir al próximo ganador.

¡Guau! Que gane el mejor,

que os lo paséis genial

y si hay otra edición de "MasterChef junior"

quiero asistir.

Laurita, ¿cómo va esa mano?

¡Eso está perfecto ya! (RÍE)

¿Qué tal en casa con tu hermano? ¿Le enseñaste lo aprendido?

Sí. -Yo creo que ella no cocina mejor,

yo con las cámaras me ponía muy nervioso

y cocinaba mejor en casa, y ella no.

-Ya te echaré una competición en casa.

-Ya veremos.

Ex aspirantes, hemos disfrutado un montón

de vuestro paso por estas cocinas.

Sois parte de la historia de este programa,

pero ahora vamos a dejar que los finalistas se lleven

todo el protagonismo. Sabéis dónde vais, ¿verdad?

(TODOS) ¡A la galería! ¡Pues corred!

¡Suerte, chicos! -Hoy voy a disfrutar un montón

porque la final está para disfrutarla

con todos nuestros compañeros,

pero también estoy un poco triste por no poder estar cocinando abajo,

que me hubiese encantado. -María ganadora.

-Lukas campeón.

Finalistas, no quiero que os metáis en la cocina

sin daros un primer regalo, el más importante

y el que más ilusión os va a hacer

desde que llegasteis aquí.

Lukas, ¿qué crees que puede ser?

Que nos nombréis a los dos ganadores.

(RÍE) Ojalá.

Es un regalo mucho más importante, mucho más especial.

¡Que pasen Mireia, Juan Carlos y Nuria!

El padre, la madre y la tía de Lukas.

(Aplausos) (GRITA)

(RÍEN)

-¡Mi campeón, macho! -¡Eh, tete!

(RÍEN) -Que está llorando.

-No, no llores.

-Sí. Mireia,

enhorabuena, primero.

Muchísimas gracias. ¿Cuándo os disteis cuenta en casa

de que Lukas tenía algo especial para cocinar?

Desde muy pequeñito siempre le ha llamado la atención

y, con toda la ilusión del mundo, pues aquí está.

Nuria, eres la responsable, junto con tu madre,

la abuela de Lukas, de que hoy esté aquí,

porque empezó a cocinar con vosotras.

Siempre que podemos cocinamos, nos lo pasamos bien

y nos divertimos mucho.

Lukas es un chico muy divertido y en la cocina sigue igual.

Es curioso, aseado, le gusta innovar.

-Simpático, muy alegre, bueno, a mí cada día del mundo

me arranca una carcajada.

-Hecho una estrella de Hollywood.

-Uf... -Es un chico perfecto.

María, no te vamos a dejar sola a ti.

Ay, menos mal. -¿A que vuelve a llorar otra vez?

-Tú has llorado.

Que pasen Patricia, Fernando y Fernando junior.

El padre, la madre y el hermano de María.

¡Papá!

-Mi hermana es una persona cariñosa,

extrovertida y muy detallista.

Hola. Bienvenidos. ¿Qué tal? Muchas gracias.

-Guapos. -Qué guapa va Patricia.

Bien. -Es como María, pero en grande.

¿Cuál es el consejo que le das a tu hija

antes de empezar este gran duelo final?

María es una niña muy constante y lo que se propone,

la verdad es que lo lleva a cabo.

Que tenga confianza de sobra. -Muchas gracias.

(Aplausos)

-Y que no pierdas tu felicidad.

-Sin duda, la vena cocinera es de mi hermana,

porque yo hago dos sándwiches de jamón y queso y poco más.

-Y sacar el lavaplatos.

Fernando junior, ¿estás contento de ver a tu hermana aquí?

Estoy muy orgulloso. Nunca lo dudé.

-Qué mona. -Qué mono, por Dios.

-Esta es la típica escena de película, tan bonita.

Finalistas, la familia es lo más importante.

Pero su lugar no está aquí en las cocinas,

sino arriba, en la galería.

Que os lo paséis bien.

-¡Lukas, María, suerte! -¡Venga, chicos!

-He flipado. No sabía que vendrían.

Me han dado un montón de ánimos y estaba más seguro de mí mismo.

Esta final es un duelo de titanes de primera.

-Que gane el que mejor lo haga.

Espero ser yo, pero no pasa nada. -O yo.

Finalistas, el sueño casi lo podéis tocar

con la yema de vuestros dedos.

Pero para que se haga realidad, primero hay que cocinar.

Lukas, María, empieza el gran Duelo Final

de "MasterChef Junior III".

María, Lukas, una final en "MasterChef"

es lo más parecido al servicio de un gran restaurante.

Así que esta noche vais a servir el menú completo

más importante de vuestra vida.

Compuesto por un entrante, un principal y un postre.

Entrante, principal y postre.

Disponéis de 150 minutos para los tres platos.

¿Cuántos son 150 minutos? -Dos horas y 30 minutos.

Como siempre, nuestro supermercado patrocinador

nos ha traído los mejores productos

para que os podáis lucir en vuestro menú.

Disponéis de cinco minutos para cogerlo todo.

Y mucha atención porque lo que se os olvide ahí adentro,

se quedará ahí.

María, que no se te olvide nada.

-Y a ti tampoco, Lukas.

-Mucha suerte. -Que gane el mejor.

(Aplausos)

-María, suerte. Suerte a los dos.

-¡Vamos! -¡Bravo!

-Gane quien gane, el abrazo mío va para los dos.

Qué nervios.

La final de "MasterChef Junior" comienza

en tres, dos, uno. ¡Ya!

¡Vamos, chicos, a tope! ¡Venga!

-Qué guays sois, venga. -¡Vosotros podéis!

-Que se cae.

¡Ay! Que se caen.

María, ¿qué te pasa, con esa cara de duda?

¡Oh! El caldo de pescado.

-La mantequilla. -¡A tope, campeones!

-Hay muchas cosas buenas.

Últimos diez segundos.

Nueve, ocho, siete,

seis, cinco, cuatro,

tres, dos, uno. ¡Ahora sí empieza

el gran Duelo Final! Cómo pesa esto.

¡Que se me va el carro!

Pesa mucho.

-¡Vamos, chicos!

-Venga, María, empieza ya. -Vale.

-¡Empieza ya! -¡Que voy!

-¿Habéis visto qué seguro se le ve? -Sí, sí.

-¡Aire!

Lukas hará como plato principal, bacalao confitado

con crujiente de puerro, crema de pimientos del padrón,

butifarra y esferas de mar.

¡Venga, Lukas!

Lo primero que tiene que hacer, es preparar el fumet

con puerro, ajo, bacalao y vino blanco.

¡Venga, María! -¡Venga, María! ¡Venga, Lukas!

-¡Venga, chicos! Vosotros podéis.

-¡Venga, María! -¡Vamos!

-¡Vamos! Tranquila, María.

Como entrante, María está haciendo milhojas deconstruido

de verduras y carabineros.

En primer lugar, deberá preparar las verduras para la guarnición.

Tranquilo, tranquilo. -¡Joder! Que no baja.

-Venga, eh. A tope.

-Esto.

Está organizando mejor el chaval.

Bueno, vamos a ver qué pasa.

Ahí.

Hoy me siento bien. Me siento con energía.

Voy a darlo todo por ganar.

-¡Lukas, el fuego!

-Lukas va a hacer como un caldo.

-Claro. Va a hacer un fumet.

-Que reduzca esto, que va muy lento.

-Vamos, María. Vas muy bien.

-¡Ay! Me duele un poco la tripa

y me siento un poco débil, pero yo quiero superarme

y en los momentos difíciles, es cuando de verdad te superas.

Algo liquidito. Aceitito.

Sí. Aceite y sal. Lo mete al vacío

el tiempo que corresponda para cocer.

A una temperatura buena. Es como puerros confitados.

Son esos detallitos.

¡A tope! -¡Ánimo, María!

-¡Como vosotros sabéis! -¡Venga, chicos!

Gambitas. Cómo piensan en ti cuando cocinan en la final.

Gambitas. Cómo piensan en ti cuando cocinan en la final.

Es una elección de él.

El entrante de mi menú es carabineros a la plancha

con verduras al vacío y salsa de carabineros.

-¡Qué rico lo que está haciendo María!

-¡Oh!

-¿Qué pasa? -Que como me duele la tripa,

al olor de los carabineros, pues me ha sentado mal.

-¡Venga, ánimo! -¡Vamos, a tope!

-¡Vamos!

¡Venga!

El Duelo Final ya ha comenzado.

Si no quieres perderte nada de lo que pase

en esta noche tan especial, aquí lo encontrarás

con todo detalle, en la revista "MasterChef Junior".

Las recetas de la final, entrevistas con los finalistas

y las opiniones de sus compañeros.

Llévatela todas las semanas

con tu revista del corazón favorita.

Ah, ya sé. El Lukas, un carpaccio de gambas. ¿Qué te juegas?

Lukas hace para su entrante carpaccio de gambas con guacamole.

Para ello, coloca las colas de las gambas entre papel film

y las aplasta para que quede con la forma deseada.

¡Dale ahí! -Ha aprendido muchísimo.

-Mogollón. Gracias, "MasterChef". Habéis hecho un minichef.

Muy bien, Lukas. (TODOS) Esos chicos, cómo molan.

Se merecen una ola. ¡Eh!

Otra ola. ¡Eh! Un tsunami. ¡Eh, eh, eh, eh!

-Venga, María, rápido.

Ella nerviosa y él...

Él subido. Sobradete.

No son buenas actitudes, ninguna de las dos. Vamos a ver.

Muy bien.

-Muy bien, María.

Lukas tiene 50 manos, en mezclar esto, mezclar lo otro,

hervir esto, hervir lo otro.

-¡Venga, María! Muy bien.

"MasterChef Junior" es mucho más que una escuela de cocina.

Aquí han conocido a algunos de los chef

más importantes del mundo,

como Carme Ruscalleda o Pedro Subijana.

Pero, además, han podido disfrutar momentos inolvidables,

que convierten a este programa en una experiencia única.

¿Estáis listos para que empiece el espectáculo?

(NIÑOS) ¡Sí, chef!

Pues a cocinas en tres, dos, uno. ¡Ya!

¡Venga, chicos, rápido! -Aquí, aquí.

-Venga, chicos. (NIÑOS) ¡Equipo blanco!

-Pela melocotones. Te quiero ver emplatar manzanas

como una loca. Hay que correr.

Id emplatando ya. Te está dando una oportunidad.

-Tú no hagas más esto. -Vale, vale.

(GRITAN) ¡Ah!

Aspirantes, los comensales han llegado ya.

Un, dos, tres, cuatro, cinco, seis.

¡Me he liado! -¡Ah!

Con una Estrella Michelín, Ricardo Sanz.

Estoy sorprendido de cómo se toman la cocina.

Ya quisieran muchos profesionales hacerlo igual.

Desde Elda, Alicante, Paco Torreblanca.

El Campeón del Mundo de Moto 3, Álex Márquez.

Con tres Estrellas Michelín, don Pedro Subijana.

¿Cómo va vuestra cazuela? -Bien.

-¡Hum! Huele rico.

-¡Es Abraham Mateo! -¡Venga! ¡Bien, cariño!

¡Tú puedes! Carme Ruscalleda.

¡Corre, dale a la palanca!

Toño Pérez. ¡Toño Pérez!

Huele que alimenta eso.

-¡Ah! -María, fenómena. ¡Olé!

-¡Olé, guapa! -¡Vamos, vamos! Venga.

-¡Venga, María! Muy bien.

Una vez flambeadas las cabezas para la salsa de carabineros,

se añade fumet, nata, zumo de naranja, mostaza, sal.

Y se deja reducir a fuego lento.

El menú de María está más elaborado que el de Lukas.

-Me estoy jugando muchísimo. Y no me quiero arriesgar

y voy con un menú simple, pero muy bueno.

Mi entrante es un carpaccio de gambas con un san gallo.

Espera, un pico de gallo, perdón.

Que es como una vinagreta que lleva cebolla, tomate,

solo la piel, sin semillas, y el cilantro.

-Qué bueno. Qué bueno es mi hijo.

-Venga, María. Venga, Lukas.

(TODOS) Hola, Eva. Hola.

¡Ah! -Lukas, huele un poco a quemado.

Pablo, ¿sabes de qué me estaba acordando ahora?

De tu prueba de relevos. No quiero hablar de eso.

Pues yo sí. ¿Lo has superado ya? Es broma.

Hugo y yo hemos hecho las paces.

A ver si se aclara a todo el país.

Usted perdone. Usted perdone.

Que si usted quiere dar una entrevista

en el telediario de La 1,

estaríamos encantados de recibirlo. Pues yo no.

¿No? ¿Zanjamos el tema? Sí.

Anda que...

Muy bien, chicos.

Bueno, María. ¿Cómo estás? ¿Cómo te encuentras?

Bueno, me encuentro... Regulín.

¿Pero estás fuerte para terminar?

Sí. ¿Me cuentas tu menú?

Pues de entrante voy a hacer un milhojas deconstruido

de carabineros y verduras.

De segundo voy a hacer un atún en tres cocciones.

El primero es un trampantojo porque, en realidad,

es sandía envasada al vacío con soja y jengibre.

Sandía impregnada en soja.

El segundo es atún. Lo mismo que con la sandía.

Y el tercero es un nigiri sin arroz de atún marinado.

¿Y el arroz qué? Sin arroz, digo.

Vale. ¿Y el postre? El falso huevo frito

de Jordi Roca. Bueno, ¿te ves con fuerza

y crees que lo vas a terminar? Sí.

Si estás pocha, dínoslo. Yo quiero que acabes,

pero lo primero es la salud. Pero tú fuerte.

¿Vale? Venga, dale. Gracias.

Yo soy una chica que cuando tengo un sueño,

pues lo persigo y lucho hasta conseguirlo.

-María está haciendo como una brocheta.

Va a hacer algo moderno. -Y Lukas tradicional.

-Sí. Yo el carpaccio lo veo tradicional.

Martina, cariño, ¿cómo estás viendo este gran Duelo Final?

Pues bastante emocionante porque lo están haciendo

los dos muy bien. Igual María va con un poco de retraso,

teniendo en cuenta que Lukas va bastante rápido, pero bueno,

los dos lo están haciendo muy bien.

-Es una salsa. Lleva azúcar, agua y arándanos.

-Son arándonos. Para el postre, seguro.

-¡Venga, María, rápido! ¡Rápido!

Laurita, ¿cómo ves desde aquí a tu gran amigo Lukas?

Lo estoy viendo muy bien porque huele desde aquí bien.

María está haciendo algo muy chulo,

pero Lukas también. No sé.

Tú fuiste una de las que participaste

en los campamentos el año pasado.

Pues este año, lo volverás a hacer,

pero no como una alumna más. Vas a ser casi una profe.

¿Qué te parece? Chulo.

Yo, en este programa, he dejado la alegría

y el buen comer.

-¿Cómo va? -Líquido

-¡Venga, Lukas!

-Ay, ay, ay, ay. -Tranquila, tranquila.

-¡Vamos!

-Me sigue quedando agua. Como si fuera líquido.

-El tapón.

-Yo con el postre me siento seguro.

Pero es bastante complicado.

-¡Dale el cha cha cha!

-¡Ahora! -¡Bien, bien, bien!

¡Ahora! -¡Ahora!

-¡Vamos! (JALEAN)

-Nata, queso, azúcar y poco más.

-María lo mide todo.

Son dos tipos de cocinas diferentes.

-Son tres capas. Una de arándanos.

Después, otra capa con varios tipos de queso.

Y la última, de galletas con mantequilla.

-Vamos, gordi.

¿Qué hace, Raphael? ¿Va a cantar?

#¿Qué misterio habrá? Puede ser mi gran noche.#

(TARAREAN)

#Y al despertar, ya mi vida sabrá algo que no conoce.#

#Que te di, que te di, el primer zurriagazo.#

Un año más, abrimos las puertas de "MasterChef"

para recibir a 16 nuevos talentos de la cocina.

(BALBUCEA)

Los fogones están apagados

y el jurado con el paladar afilado.

Ha llegado el momento de poner cara

a los "dieciceis" nuevos aspirantes

a "MasterChef". Qué bien lo he hecho.

Vocalizas muy bien. Yo lo dejaría ahí.

¡Repetimos! ¿Seguro? Está bien, eh.

Hay que repetir una cosita.

Me han dicho: "Hay un niño muy feo que no ha salido bien".

No sé cuál de vosotros es, porque sois todos tan feos...

¿Me paseas? Se me va la pinza.

Vieja chocha.

Para... (BALBUCEAN)

Perdona, que se me ha ido. Espera.

Quita, bicho. Quita, que te zumbo.

Lo he cogido.

Cuidado, que con esto le puedo dar a uno en la cabeza.

El que no se porte bien, hace de gong.

Para hacer la receta que Jordi no sabe hacer

de ternera a la jardinera, lo suyo es acudir

a un cocinero clásico. No vamos a hacer

el esférico de ternera a la jardinera,

que no nos interesa nada. Él es más de truchas.

La trucha la clava. Vete a la mierda.

Samantha, dame un besito.

¡Hala!

Que estés comiendo, me parece bien.

Sí, pero Covadonga no. ¿Está comiendo Cova?

Yo sí. Pareces una termita.

¡Ay, va! Va dejando ahí el tampón.

Se llama homenaje a la gamba.

Las dos gambas están en una fiesta bailando, pasándoselo pipa.

El centro de la fiesta son los fideos chinos.

#¿Qué pasará?#

#¿Qué misterio habrá? Puede ser mi gran noche.#

#Y al despertar, ya mi vida sabrá algo que no conoce.#

(TARAREAN)

Samantha ha dicho lo mejor de la semana.

"¿Raphael qué va a cantar?"

(TARAREA)

Venga, Raphael. Atento.

Qué horror -¡Vamos, María! Vas muy bien.

-¡Cuidado con la mano! -No soy tonto.

-¡Venga, María! -María, venga. Corre.

-Que sí.

-Se me han roto. -¿El qué se te ha roto?

-Esto. Se me han hecho agujeritos.

El carpaccio se estaba deshaciendo.

Y tenía bastantes defectos mi plato.

Entonces, intenté rectificar.

-¿Te puedo ayudar en algo? -No, gracias.

Lo tengo todo controlado.

-Bien, Lukas. Bien.

-Lo que he hecho, ha sido meterlo en el abatidor para darle frescura.

Lukas, ¿cómo lo llevas? Bien.

No me estoy poniendo muy nervioso

y me están saliendo las cosas.

Ahora, a intentar recuperar el tiempo.

Ese carpaccio que te vi hacer,

¿es el primer plato? Sí, el entrante.

¿No lo habrás sacado de la Escuela Online de MasterChef?

¿Sí? Me parece bien. La escuela es completita

y hay que sacar información. ¿Y el segundo qué es?

Bacalao confitado con crujiente de puerro,

una crema de pimientos del padrón

y como unas esferas de caldo de puerro

y butifarra negra. Tipo morcilla.

Desmigada.

Vale. ¿Y el postre? Y el postre será

como un cheesecake, pero tiene poco de eso.

Que tiene poco de cheesecake. Cosas mías.

Yo le llamo cheesecake, pero tiene poco queso.

No es del todo cheesecake. Será un no cheesecake.

¿Eso qué es? Aceite.

Te he visto meterlo en el abatidor, en la nevera.

¿Por qué estás enfriando el aceite todo el rato?

Para hacer las esferas de puerro.

Me hablas como si no tuviese ni idea de hacer bolitas.

Tengo un máster. Yo hago, ¡pin!, y me sale una bolita.

¿Cómo vas a hacer las bolitas? Coger este caldo.

Esto es caldo de puerros. Caldo de puerros.

Y lleva agar-agar para hacer las esferas.

Cogeré el caldo y haré esferitas.

¿Y ahora qué harás? Las esferas.

Me da a mí que vas a sacar ese menú sin despeinarte.

No. Estoy sudando un montón.

-¡Vamos, chicos! -¡Venga, chicos, muy bien!

(Aplausos) -¡Muy bien!

(TODOS) Esos finalistas cómo molan.

Se merecen una ola. ¡Eh!

Otra ola. ¡Eh!

Un tsunami. ¡Eh, eh, eh, eh, eh!

-Lleváis todo el fin de semana preparando esa canción, ¿no?

-A mí me da igual quién gane, pero les estoy viendo cocinar

y ahora tengo un pelín más

de confianza en Lukas que en María.

-¿Y mi nigiri? -¡Vamos, chicos!

-¡Venga, chicos!

-¿Y mi nigiri?

-Estás ahí con lo tuyo.

-El que estén buscando las cosas.

-Ay, mi nigiri.

Finalistas, acabáis de entrar en los últimos 30 minutos.

Empieza la cuenta atrás. ¡Vamos!

¡Venga, chicos! (JALEAN)

-¡Venga, María! -¡Vamos, Lukas!

-Ha salido muy líquida.

La crema de pimientos se me ha quedado

un poquito líquida. Me he puesto muy nervioso.

Y ahí he aguado un poco los platos.

-Haz el truco que nos enseñó Pedro Subijana.

-Sí, pero yo no tengo eso de la harina y todo.

-¿Quieres mantequilla y harina?

-No, no. Gracias. Prefiero otro truco.

Atención, aspirantes. Aquí estamos acostumbrados

a recibir a los mejores cocineros del mundo.

Y en esta final, no iba a ser menos.

Por eso, os hemos traído a dos chefs de fama internacional.

Son cocineros jóvenes, pero entre los dos

suman cinco Estrellas Michelín.

Es un placer recibir en esta final

a Quique Dacosta y Dani García.

Quique Dacosta y Dani García. ¡Pedazo de cocineros!

Me he puesto supercontento y me he emocionado un poco.

Bueno, Dani, Quique, un placer tener invitados

de este nivel en una final como "MasterChef Junior".

Los dos habéis venido en varias ocasiones a catar,

incluso a cocinar con los aspirantes senior.

"MasterChef" está de lleno en los castings

para la cuarta temporada. ¿Qué les recomendáis

a esa gente que nos ve y se quiere convertir en aspirante?

Entiendo que cuando deciden participar,

es que ya les gustan la cocina y están apasionados.

Y luego, en esto, que sean competitivos,

que sepan que es una competición en torno a la cocina.

-¡Oh! Mira lo que ha hecho María.

-Yo encuentro que Lukas ha perdido un poco el ritmo.

Ha empezado muy bien. -Yo lo veo superorganizado.

Dani, ¿crees que ha cambiado la percepción de la cocina

para los más pequeños? Sin duda.

No sé si verdaderamente sois consciente

de lo que estáis haciendo en pro

de la cultura gastronómica en gente pequeñita.

-Muy bien, muy bien.

-¡No! Esto no.

-María, venga. Rapidito. ¡María, rapidito!

-Estoy emplatando el primer plato,

que es el milhojas deconstruido,

como si fuera una especie de jardín.

Estoy poniendo el puerro como un bosquecito.

Y luego, voy a hacer una cama de patatas

y encima el carabinero pintado de salsa.

Qué daño hacéis los cocineros modernos a los chavales.

Esto lo teníais que revisar

con el nombre de los platos. Os lo pido.

Para las cosas buenas y para las malas.

Bueno, Lukas, ¿cómo vamos? ¿Qué te queda?

Ya estoy rectificando todo. El carpaccio lo tengo

en el abatidor para que no se deshaga.

¿Y qué lleva el carpaccio? ¿Qué le vas a poner por encima?

Gambas. Aquí he hecho un pico de gallo.

-Pico de gallo. Pico de gallo. ¿Eso qué es?

Tú que eres profesional. Es lo típico mejicana.

Rectificando también. El pico de gallo en España

no se suele utilizar. Es como un salpicón. Mejicana.

A ti te gusta mucho la gamba y el bacalao.

No tendrás problemas en comer. Para nada.

Además, tengo un hambre brutal.

Y eso tiene una pinta ingeniosa. Haz una ración generosa.

Que sí. Come más que yo, casi.

Pues lo llevas todo bien. Va quedando poco tiempo,

así que venga, tengo todo en mente y suerte.

No tengo miedo de que prueben mis platos. Ni a ellos ni a nadie.

Estamos a punto de terminar esta edición

en la que han pasado muchas cosas.

Pero creo que una de las cosas más importantes,

han sido los consejos que tanto nuestros aspirantes

como nosotros hemos dado.

Hoy voy a aprovechar que nos están viendo muchos niños,

para dar un consejo especial.

Es importante comer cinco veces al día.

Lo ideal es tomar entre horas zumos y frutas

para llegar saciados a las comidas importantes.

¿Qué os parece, chavales? Que tú no eres quién

para dar consejos. Exacto. A ver si haces

lo de las cinco comiditas y de la frutita.

Tenéis que comer diez veces chorizo al día.

Que me aplique el cuento. Una cosa.

Lo está haciendo, porque se ha puesto hecho un figurín.

Sin los aspirantes, este programa no sería posible.

Pero hay otra parte, justo frente a ellos,

que pone toda su profesionalidad al servicio del programa.

Y a pesar de compaginar el trabajo en sus negocios

con "MasterChef", no cabe duda

de que aquí también se dejan la piel.

Jueces, este es nuestro homenaje.

(TOCA EL GONG)

(TODOS) "Konichiwa".

Es que no hay ningún día que sea normal en este plató.

-Qué guay. -¡Mirad Pepe!

(RISAS)

Qué buenas piernas. Las tuve, las tuve.

(GRITAN) ¡Pepe!

¿Ves para lo que vale esto?

Es una hamburguesa a la toledana.

¿Eso cómo va? Como a mí me da la gana.

(RÍEN)

Nos tienes aquí pasando hambre, Pepe.

Solamente queda para mí Pues falta no te hace, ¿eh?

¡Qué asco!

¿Me vas a hacer comerme el ojo? Hombre, evidentemente.

¡Oh! ¡Oh!

Aquí, aquí.

Es que ahora veo mejor.

Mira.

¡Ah!

Qué buena está, ¿eh?

(CANTA) Mi burrito sabanero va camino de Belén.

Si me ven, si me ven, va camino de Belén.

Y luego he hecho...

Qué bien que te has dedicado a la cocina, ¿eh?

Samantha, tú también. Y yo también.

Te vas a caer.

¿Dónde está Samantha? ¿Qué pasa?

Mata tú a estos bichos que a mí me dan...

Hala, una. Hey.

Esto no es de encantador, esto es desagradable.

Qué lástima.

¡Ah!

¡Hala! ¡Hey, hey!

¡Vamos, niños! ¡Vamos, vamos!

(GRITAN CONTENTOS)

¿Qué haces, loco?

¡Me quiero dar una vuelta en borrico!

¡Quita, que pesas!

¡Madre mía, madre mía, qué miedo!

¡Hola! ¡Hola!

¡Anda!

¡Hola, Jordi!

Postre en el horno.

¡Está fuerte el tío!

Un abrazo, que me lo he ganado.

Aunque no os lo creáis vosotros sois héroes

con un poder super especial.

Finalistas, esto se acaba.

Acabáis de entrar en los últimos 15 minutos.

-¡Vamos, vamos!

(ANIMAN)

(CANTAN) ¡Qué bonito, qué bonito!

¡Vamos, vamos, Lukas! ¡Venga, ahora sí!

Hola, María. María, ¿qué tal vas?

Me duele un poco la tripa.

Yo creo que ella tiene una fuerza.

y unas ganas de hacer las cosas...

Vamos a animarla. Tú puedes.

¿Por qué le has puesto esa brocheta de madera

al carabinero por dentro? Para que quede rectito

y se apoye en la cama de patata.

Qué buena idea. Una buena técnica.

Es precioso y seguro que va a estar riquísimo.

Enhorabuena. -Gracias.

Me ha gustado mucho el planteamiento de María.

Lo he visto muy elaborado, ha trabajado muy fino.

Podía estar un poco desconcentrada.

Al contrario, la he visto muy serena

y rematando muy bien el plato.

¡Superolé, chicos! -¡Vamos, Lukas!

¡Qué calidad de cocineros!

¡Sois geniales!

Ay, que me mato...

El postre es el falso huevo frito de Jordi Roca.

Es un homenaje porque este año han vuelto a ser

el mejor restaurante del mundo.

¡Qué bueno, María!

¡Hala, mira a Lukas!

¡María, venga, corre!

¡No pierdas tiempo! ¡No pierdas tiempo!

¡Qué crack, Lukas! ¡Venga! Está genial pensado, tío.

Atención, finalistas,

10 minutos para el "manos arriba".

Vamos, último esfuerzo.

¡Vamos! -¡Vamos!

(COREAN) Se vive, se siente, la final está presente.

Se vive, se siente, la final está presente.

(GRITOS DE ÁNIMO)

Me ha quedado como tierra.

No me ha quedado como pastoso.

La mezcla de la galleta y la mantequilla

no me está saliendo como quería y me está quedando muy arenoso.

Le voy a poner quicos a ver si ahora afloja.

Me estoy poniendo nervioso.

Como veis los nervios están a flor de piel.

Nuestros dos finalistas están sufriendo

como verdaderos profesionales.

Me estoy poniendo nervioso hasta yo.

Enfrentarse al día a día de una cocina es duro, intenso

y un ejercicio de responsabilidad.

Jugar una final con sus edades

me parece que es un logro absoluto.

No me gustaría estar en la piel de ellos.

Y con la edad que tienen si yo hubiera estado ahí

no hubiera sido capaz.

¡Ah, sí!

¡Muy bien, chicos! ¡Va! -¡Va, va, va!

Vaya infierno lo de conseguir

la textura para la masa de galletas.

¡Qué pinta, Lukas!

(ANIMAN)

¡Vamos! -¡Vamos!

¡Agita ahí como sabes! -¡Ahí, ahí!

¡Cha, cha, cha! -¡Ahí, fuerte!

¡Agita bien!

¡Noto que cae despacio!

Acabáis de entrar en los últimos 3 minutos.

¡Olé, Lukas!

Muy bien, Lukas. Bien.

¡Qué bonito!

¡Va, va, va!

¡Vamos, campeones!

-¡Hala! -¡Genial!

¡Vamos, vamos, te ha salido genial!

¡Vamos! -¡Vamos, María!

Muy bien. Bien, bien, bien.

Venga, bien. -¡Lo hacéis genial, venga!

Vamos, vamos.

¡Ahí, bonito, bonito!

¿Cuánto queda, tío, de tiempo?

Aspirantes, no os quiero poner más nerviosos,

pero acabáis de entrar en el último minuto.

(GRITOS DE ÁNIMO)

¡Vamos, María!

¡Campeones!

¡Venga, Lukas, muy bien!

¡Olé, María, olé! -¡Impresionante, María!

Muy bien, Lukas, muy bien.

Esto está muy empatado, ¿eh?

(GRITOS DE ÁNIMO)

¡Vamos, vamos!

¡Vamos! -¡Vamos!

Diez, nueve, ocho...

(TODOS) Siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno.

Tiempo. Manos arriba.

(GRITOS DE ÁNIMO)

¡Campeones!

¡Vamos! -¡Vamos, chicos!

¡Vamos, chicos! -¡Buenísimo!

¡Campeones!

Ha sido una prueba bastante dura,

porque he tenido que sacar fuerzas de donde no las tenía

para que salieran los platos impecables.

Que gane el mejor.

Tú. -No.

(TODOS) ¡Oooooh!

¡Huy, qué ricos!

(CANTAN) ¡Qué bonito, qué bonito!

Se me ha derretido el carpaccio.

El primero se está deshaciendo.

Y el de María el primero está super chulo.

El segundo es impresionante

y el tercero tiene muy buena pinta.

Es imposible que vaya a ganar "Masterchef Junior"

con un menú tan sencillo.

Ahora el jurado junto con Quique Dacosta y Dani García

se irán a la sala de juegos para catar vuestro menú.

(APLAUSOS Y VÍTORES)

Tengo mucho mucho miedo.

Uf, sí.

El primer plato que va a probar nuestro jurado

es el entrante de Lukas.

¡Vamos, Lukas!

¡Venga! -¡Suerte!

Preséntanos tu plato.

Lo mío es un carpaccio de gambas

con tipo de guacamole.

¿Y qué tipo de guacamole es ese?

Es un pico de gallo y una vinagreta.

Y el aguacate, entonces lleva ingredientes del guacamole,

pero no es picante.

Sé qué está un poquito blando, ¿eh?

Porque no lo he puesto todo el rato al batidor.

Se me ha ido ablandando.

Y si lo ponía mucho al batidor se me congelaba.

Yo creo que es un plato bastante bien hecho.

Y lo que para mí tiene un carpaccio

es que tenga un aliño que le vaya y que no se coma

el gusto de la gamba, y que sea gracioso

a la hora de comer, y que te diga cosas.

Y aquí está perfectamente equilibrado.

Estoy totalmente de acuerdo.

Has conseguido encontrar un equilibro

en un producto como la gamba que tiene mucha fuerza

en la cabeza y poco en la cola.

Y sin embargo el sabor de la gamba

está muy bien conservado.

Muchas veces pasa en los carpaccios

un exceso de aliño donde no se nota el producto.

Y aquí pasa lo contrario.

La gamba se refleja perfectamente y un toque

de aliño que tiene un equilibrio perfecto.

Gracias.

Sugerencia: quitar el intestino

de la cola de la gamba Ah, ya, sí.

Que está en el plato. Sí.

Aparte de eso, es muy buen trabajo.

Y que lo haga alguien de tu edad

es un trabajo maravilloso.

Un plato sofisticado, bien presentado,

equilibrado en sabores.

Lukas, nos sorprendes todos los días, ¿eh?

(APLAUSOS)

(VITOREAN)

¿Has visto?

¿Has visto?

¡Muy bien!

María, el jurado quiere probar tu entrante.

Así que venga, adelante.

¡Vamos, María!

¡Vamos! -¡Venga!

-Venga, Mari.

Es un milhojas deconstruido de verduras y de carabinero.

¿Y qué significa deconstruido?

Porque si lo agrupáramos todo con un molde sería un milhojas.

Porque si lo agrupáramos todo con un molde sería un milhojas.

Pero está todo a su aire y está deconstruido.

Yo sí que me he quedado como un molde

después de lo que me cuentas.

¿La salsa de qué es?

Pieles y cabezas de carabineros con mantequilla.

Luego a eso le pones coñac, lo flambeas.

Mírala.

Sabes qué voy a hacer, me voy a poner un poquito

en este plato, porque tenemos una vajilla tan bonita.

¿Os habéis dado cuenta?

Pues sí, es verdad.

Debe estar bueno, porque repiten.

Me parece absolutamente mágico que una persona de tu edad

sea capaz de hacer un plato así.

Es cierto que una cabeza de un carabinero

te da facilidades para hacer una salsa

como la que has hecho.

Pero aún así hay que hacerla rica.

Y como bien comenta Dani, ¿no?

La capacidad que tenéis de sorprendernos es infinita.

Además, antes te preguntaba el por qué de la brocheta.

Hay veces que técnicamente podemos tener una serie

de automatismos que hemos visto que alguien hace.

Y sin embargo me has respondido por qué lo hacías.

No sólo es que lo hayas hecho bien,

sino que además conoces los procesos

de lo que sucede cuando vas a cocinarlo.

Por lo tanto, felicidades,

De verdad, María. -Gracias.

¡Bravo, María!

Tiene tres cosas muy buenas tu plato.

Una la estética, es super elegante.

Segundo, del carabinero que es la materia prima

importante lo has aprovechado todo.

Y hay un defecto, que es la composición del plato.

Hay una patata que nos ha quedado cruda.

Y yo lo que habría hecho es no poner esa patata.

Y es una pena, porque el resto está

perfectamente bien ejecutado. Gracias.

La verdad es que la estética del plato es super refinada.

Todo bien colocado, porque hasta el carabinero

estaba perfectamente alineado sobre las patatas.

Y la verdad es que me parece muy sorprendente.

Gracias, chef.

¡Bravo! -¡Bravo!

¡Bien! -Muy bien, María.

¡Ánimo, guapa!

No sé por qué Lukas piensa que va a perder

y que su menú es más fácil que el mío.

Yo he visto que está la cosa bastante igualada.

Empezamos ya con los platos principales.

¡Vamos, Lukas! -¡Venga, Lukas!

¡Venga, Lukas! -¡Campeón!

¡Muy bien, Lukas, bien!

Mi plato un bacalao confitado con crujiente de puerro,

crema de pimientos del padrón, esferas de mar y butifarra.

¿Qué llamas tú esferas de mar?

Las esferas esas de al lado de la butifarra.

¿Cómo has hecho eso?

Pues rehogar puerros, he puesto vino, he reducido,

le he puesto agua. Ha hecho como un caldo.

A ese caldo le he puesto agar-agar,

lo he mezclado todo muy bien y al aceite le he ido poniendo

bolitas con una jeringuilla y me ha hecho esferas.

Es una técnica bastante novedosa.

Si yo mal no recuerdo la primera vez que lo vi hacer

fue a Pedro Subijana. Es verdad, sí.

Vaya por Dios con la bolita...

Había pocas esferas, ¿eh?

Creo que el bacalao está muy bien tratado.

Crítica fácil, cuando una técnica

tan laboriosa, con tanto trabajo

que encima cuando lo presentas el plato se centra el discurso

del plato en esa técnica

tiene que destacar de alguna forma.

Y has hecho poquitas bolas de un caldo suave

y encima le has metido esa butifarra

que es muy potente. Casi habría preferido

una salsita y l butifarra crujientita o lo que sea.

Ay, por favor.

Para mí gustativamente está perfecto.

O sea, la butifarra me gusta, la esfera también,

la cremita de pimientos. Como dice Jordi, el bacalao

está tratado a la perfección.

Lo que yo sí echo un poco de menos

es un poquito más de... Más rocanrol.

De chicha en la guarnición.

Por otro lado está perfectamente cocido.

El bacalao puede tener un problema técnico,

que es que si te quedas corto no se lamina.

Y si te pasas se queda seco.

Se lamina perfecto, dentro está nacarado.

Técnicamente lo has resuelto, que es plato importante.

Y estoy de acuerdo con los compañeros.

Podías haber puesto más ingredientes y ninguno

hubiéramos dicho que no a comérnoslo.

Gracias.

Acá los chefs son muy estrictos,

que hasta la hojita de albahaca en el ángulo 81.

Pero en su casa debe ser

filete a la plancha con patatas fritas.

Bueno, yo no estoy de acuerdo en que sea tan simple.

Tiene también su técnica el hacer esa pequeñas

esféricos de una salsa que tienes que hacer también.

Eso ya es un proceso.

Sí, que echamos todos de menos o en falta más cantidad.

Sin miedo, es tu plato, trabájalo como tú quieras.

No pienses tanto en nosotros, piensa en ti.

¿Tú te lo comerías con más? Pues échale, ¿vale?

Para que haya una proporción entre el trozo de pescado

que nos pones y la guarnición.

(APLAUSOS)

¡Muy bien, Lukas! -¡Muy bien!

¡Muy bien! -¡Muy bien!

Cuando prueban nuestros platos y no le dicen cosas buenas

ya sé que uno se derrumba un poco.

Yo cuando te han dicho que está casi perfecto

me he derrumbado un poco.

Ha sido mucho tiempo trabajando duro

y ahora me merezco la recompensa.

María, adelante.

¡Vamos, María, muy bien!

¡Olé! -¡Olé!

¡Vamos, campeona!

María, por favor, ¿qué nos has hecho?

Atún en tres cocciones.

La primera sería el crudo.

Pero en realidad es un trampantojo,

porque es sandía.

La segunda es envasado al vacío.

Y la tercera es macerado, envuelto en alga nori

y luego en tempura.

Pues vamos a probarlo. Señores, por favor.

Qué miedo.

A ver, a ver.

Me parece de una valentía tremenda enfrentarte

en una final de "Masterchef Junior"

a hacer un producto tan singular y tan difícil

de cocinar como es el atún.

Sinceramente si no hubieras dicho que el trampantojo

era un trampantojo yo me hubiera tirado a él

pensando que era el centro del atún rojo.

Como soy andaluz el templo del atún para mí

que está en Barbate, en El Campero,

es un plato que probablemente te lo ponen allí cualquier día

y te lo crees 100%.

Que reduzcas las hojas, porque eso es una cosa

que no todo el mundo hace y que además la gente

le suele dar miedo, ¿no?

Por la cantidad de sal que tiene.

Yo aprendí en Japón hace muchos años.

Pero que no escucho a mucha gente hacer.

Vuelve a sorprenderme. Enhorabuena.

Creo que la mejor valoración que te podemos dar

es la que te han dado estos dos pedazo cocineros.

Tú no sabes lo que es que estos dos señores

te digan lo que te han dicho.

No se te puede decir otra cosa que "ole tú", amiga mía.

Felicidades. ¡Gracias!

Cuando me lo meto en la boca

tengo que decir una sola cosa y sabes cuál es, ¿no?

¡Sabooooor!

Yo me tienes tú que explicar,

porque creo que me has engañado.

Desde que te vi entrar en "Masterchef"

dabas una cal, otra de arena, te caías, bajabas.

Y llegas los últimos programas con platos mucho más complejos.

Te atreves con ellos y los sacas de diez.

Tú me estás engañando.

¿Tú has cumplido 18 años aquí en el programa

y no me lo has dicho?

No, es que tengo una hermana gemela que cocina mejor que yo.

Ya está, me has dado el cambiazo.

Ahora lo entiendo todo.

Yo tengo una hermana gemela bastante imaginaria

que cocina por las noches como Ratatouille.

Y como cocina por la noche pues tiene más experiencia.

Guapa, María. Guapa. -Y Lukas también, ¿eh?

Vamos ahora con la parte más dulce

de esta cata, los postres.

Lukas.

¡Vamos! -¡Muy bien, Lukas!

¡Lukas! ¡Campeón, Lukas!

(ÁNIMOS)

Es un cheesecake, pero no es un cheesecake.

Es muy complicado de explicarlo, ¿no?

Tienes muchos sabores y texturas, ¿no?

El amargo del chocolate,

el salado del quico, el dulce de la nata.

¿Y esa cosa que está por ahí saliendo qué es?

Una lengua de gato de chocolate y quicos.

¿Y la otra lengua? Una bengala.

Para que le dé luz al plato, que está un poco apagado.

O sea, que hay que encenderla.

(VÍTORES) ¡Eh!

Ya tiene luz. -Qué mono, Lukas.

A mí me gustan ese tipo de detalles.

Me lo puedo comer todo yo, ¿verdad?

¡Hum!

¡Hum!

¡Sabooooor!

¡Saboooor!

Está muy bueno y está muy buen cocinado.

Has tenido la capacidad dentro de la final

de tener la precisión suficiente

como para ejecutarlo perfectamente.

Muchas gracias.

Felicidades. Jordi.

Jordi, si no te lo acabas me lo pasas, ¿vale?

No te preocupes. No, déjalo.

¿Por qué no? Me lo pasa a mí.

Se lo están comiendo.

Porque te quiero mucho, ¿eh?

Jordi, tú eres un hombre de dieta.

Ya, pero cuando algo está rico

hay que comérselo todo.

Este tipo de productos a ti no te conviene.

Tú dirás que no es un cheesecake.

Sabe a cheesecake perfectamente.

Además con un crumble por ejemplo muchísimo mejor

que cualquier cheesecake que pueda probar por ahí.

Sería capaz de comerme un kilo de eso.

Y apetece, ¿eh? Apetece mucho.

Muchas gracias.

¿Sólo has hecho uno? Sí.

Bueno, está espectacular.

Gracias.

Pues yo a veces no puedo valorarlo

como un profesional. Yo me tengo que tapar los ojos

y decir: "es un niño el que está cocinando para mí."

Y me como ese postre y digo: "Juer".

Me da igual la técnica ahora,

si lo hubieses hecho mejor o peor.

Es que el equilibrio de sabores.

Eso es muy difícil.

La técnica si te la enseño vas y la aprendes

en un momento dado, incluso con tu edad y la haces.

Pero el equilibrio de los sabores...

Podía estar más salado de quicos, menos chocolate,

mucho queso y no sabría.

Y está perfectamente equilibrado.

Eso no está al alcance de muchos.

Gracias.

(VITOREAN)

¡Muy bien, Lukas! -¡Vamos, Lukas!

Nervios, pum.

Nervios, pum.

Si gano "Masterchef Junior" bailaré un poco para mis amigos

y para toda España.

(CANTURREA) Todo lo malo echa "pallá".

Todo lo malo echa "pallá".

Es la leche.

María, adelante.

¡Olé! -¡Vamos, vamos!

¡Ánimo! -¡Bien, María!

Ay, que me he equivocado, que este era el primer plato.

¿Y eso?

¿Algo tan simple en una final de "Masterchef Junior"?

Que es un postre.

¿Que eso es un postre? Sí, es un postre.

La clara es de leche de coco y nata en sifón.

Y la yema es un sorbete de yema que le puesto gluco

y "alginotato" para que sea una esferificación.

Imagínate. Eso Pepe no lo entiende.

Vete por ahí ya.

No le hables así a Pepe que no te entiende.

Estas modernidades se le escapan.

¿Y esto dónde lo has aprendido tú?

De Jordi Roca.

Es un postre suyo.

¿Estaría orgulloso Jordi Roca de ese plato? Te pregunto.

No lo sé, no he podido probar mucho.

Yo creo que estaría muy orgulloso.

Primero porque estéticamente está muy bien ejecutado.

A nivel de sabor, al coco le falta un poco de fuerza.

Quizá me falta una textura crujiente.

Algo más, porque tienes un esférico, un espuma de coco.

Y falta algo más para redondear ese postre.

Técnicamente está perfecto.

Elegante, fino y sí es cierto también que tal vez

sí le falta un poco de punch.

Echo en falta también la proporción,

que esa yema, esa falsa yema que tú has querido hacer

fuese un poquito más grande para que hubiese

una proporción adecuada y me da el ácido de una cosa

con el dulzor de la otra.

Sois unos virtuosos técnicamente hablando.

Se nota que habéis hecho un buen trabajo en "Masterchef"

y que técnicamente sois muy buenos.

Posiblemente este postre debería de estar

en una estructura de menú delante del de Lukas.

Sería el pre-postre, antes de llegar

al postre contundente.

Me parece super atrevido lo que has hecho.

Está buenísimo y es verdad que un poquito más

de potencia de coco no le hubiese venido mal.

Pero por lo demás, genial.

Gracias, chef.

¡Olé! -¡Olé, olé y olé!

¡Ánimo, María!

Si pierdo me pondría bastante triste.

Pero nadie me va a quitar el segundo puestazo

y que me quiten lo "bailao".

Lukas, María, ahora el jurado

junto con nuestros chefs invitados

tiene que tomar la decisión más difícil de todas,

elegir al nuevo "Masterchef Junior" de España.

Mucha suerte a los dos.

Gracias. -Gracias, Eva.

¡Vamos, vamos! ¡Muy bien, Lukas!

¡Venga, María, ánimo!

Están bastante igualados.

La liberación.

María, Lukas, los dos lo habéis hecho genial.

En serio. -Superbien.

Vaya decisiones tienen que hacer estos pobres jueces.

Tú postre ha sido superguay.

Sí, pero tú con un plato has flambeado,

has envasado al vacío y has puesto espuma.

Complicado, pero vamos...

Vamos por aquí. Vamos.

Está superigualada la cosa. Así así, ¿eh?

Ya tenemos ganador o ganadora.

Pero ahora nos falta conocer su nombre.

Es el momento de que todo el mundo

que está en las galerías baje a las cocinas

y acompañen a Lukas y a María.

¡Muy bien!

¡Chicos, los dos lo habéis hecho genial!

Aunque no ganes, lo has hecho genial.

Yo opino que Lukas es un muy buen minichef

y que podría ganar.

Yo opino lo mismo, que sí que es un buen chef.

Pero yo creo que va a ganar María.

Lukas, María, este jurado, al igual que nuestros invitados

todavía no se puede creer cómo con tan poco tiempo

cocinando sois capaces de aprender tanto.

Eso es algo que habéis ganado los dos y es para siempre.

Pero hay un premio que sólo puede ganar uno.

Finalistas, empezasteis siendo unos aprendices.

Pero esta noche nos habéis demostrado

que sois unos grandes cocineros.

Y los cocineros se colocan aquí,

en la eme de "Masterchef".

¡Va, chicos!

Desde aquí todo se ve mejor.

Ojalá digan mi nombre como ganadora.

El aspirante que se lleva doce mil euros

para seguir con sus estudios,

el curso en el Basque Culinary Center

y este trofeo que le acredita

como nuevo "Masterchef Junior" España es...

¡María!

(GRITA CONTENTA)

(GRITAN CONTENTOS)

¡Felicidades, María!

¡Por fin eres mío, mío, mío!

¡Venga ahí, eso es!

Voy a hacer como las actrices cuando les dan un Oscar.

Se lo dedico a mi madre, a mi padre, a mi hermano,

a toda mi familia, a toda la gente que me quiere

y a mi tío Jorge.

¡Tío!

¡Ven aquí! ¡Ven aquí, campeón!

¡Un aplauso para Lukas!

¡Bravo, Lukas! ¡Bravo!

María es nuestra nueva "Masterchef Junior" de España.

Ella y sus compañeros terminan aquí una aventura

en la que han aprendido muchísimas cosas.

Pero la más importante es el amor por la cocina.

Nos despedimos aquí, pero nos vemos muy pronto

en la cuarta edición de "Masterchef".

Mientras, aprovechen cada momento y pónganle...

(TODOS) ¡Sabor a la vida!

¡Bien, campeona!

¡Bravo, María!

María, muchas felicidades.

Yo de mayor quiero ser o actriz o cocinera.

Por eso "Masterchef" es como un... puf.

¿Te gusta muchísimo cocinar? ¡Me requetechifla!

Vamos, María, ahí. Fuerte.

Tengo que estar segura de mí misma y no tener nervios

porque los nervios son un enemigo.

¡Me ha guiñado el ojo!

(RÍEN)

¡Equipo azul!

Si alguien necesita ayuda que me la pida, ¿vale?

María es una capitana estupenda.

María, tu trabajo con la bechamel

ha sido fabuloso.

Eres la que mejor ha trabajado de tu equipo.

Los seis puntos son para...

¡María!

¡Guau! Está muy rica, María.

La carne está perfecta.

De sabor está increíble.

La segunda protagonista del gran duelo final

de "Masterchef Junior III" es...

¡María! (GRITA CONTENTA)

María.

¡Agita bien!

¡Olé, María, olé!

¡María, fenómena!

¡Guapísimos!

¡Campeones!

Felicidades, de verdad, María.

Vuelve a sorprenderme. Enhorabuena.

Genial.

El nuevo "Masterchef Junior" España es...

¡María! (GRITA CONTENTA)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 6 - 05/01/16

MasterChef Junior 3 - Programa 6 - 05/01/16

05 ene 2016

Las cocinas de ‘MasterChef Junior’ abren sus puertas para celebrar la gran final. Tras cocinar para más de 200 comensales, los cuatro aspirantes tendrán que poner toda la carne en el asador para llegar al último duelo de esta temporada. Harán un roscón, entrarán en la residencia del embajador de EE.UU. en España y Andorra para preparar un almuerzo de seis platos diseñado por Dabiz Muñoz, y, en el último duelo, los chefs Dani García y Quique Dacosta valorarán los platos de los dos finalistas. ¿Quién será proclamado vencedor de la noche?

El vencedor se alzará con el trofeo que le acredita comoel nuevo MasterChef Junior España, obtendrá 12.000 euros para su formación y un curso intensivo de cocina, a cargo de la prestigiosa Facultad de Ciencias Gastronómicas Basque Culinary Center.

ver más sobre "MasterChef Junior 3 - Programa 6 - 05/01/16" ver menos sobre "MasterChef Junior 3 - Programa 6 - 05/01/16"

Los últimos 142 programas de MasterChef Junior 3

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Veronica

    Yo también vivo en Miami y no he podido ver la final. Al hacer clic en el video a la carta, el video no se abre. Si no es en este link, dónde más puedo verlo? o podriais dividir el video en dos? Parece que nadie fuera de España puede abrir vuestros videos. ¡Gracias!

    16 ene 2016
  2. Pau

    Hauria d aver guanyat en Lukas¿¿¿¿

    11 ene 2016
  3. PiliMargon

    Me siento indignada... He seguido toda la edición de Masterchef Jr España desde Miami lugar donde resido El día de la final me resultó imposible verlo, así que pasados unos días desde esta página web intento verlo...siendo mi sorpresa que no es posible No me deja abrir ningún vídeo de la página rtve TVE a la carta cuando anteriormente he visto todos los programas y series sin problema Espero que sea un error o algo puntual y no que ya no sea posible ver este canal por internet Gracias y espero que no ocurra como con las cadenas privadas españolas

    10 ene 2016
  4. Car

    Para mi tongo total... Covadonga ha hecho mejor las dos pruebas que María. Mucho mejor! Y además es muy aplicada, muy tranquila, ha leído mucho sobre cocina....

    09 ene 2016
  5. Cristina

    Hola me llamo Cristina y cómo mi familia dice creo que tendría que haber ganado Lukas porque él tenía mejor trayectoria a lo largo del programa aunque hizo unos platos más sencillos no estoy muy de acuerdo con el resultado

    09 ene 2016
  6. Mónica

    Quisiera responder a María cuando pregunta dónde ver otra vez la final. Creo que en Clan Tv lo repiten. Sinó en esta misma página, Tv a la carta, lo tienes. Yo lo acabo de ver aquí. Nunca había seguido una edición de Masterchef y me ha encantado. Los niños increíbles. Saludos Mónica ;-)

    08 ene 2016
  7. Pimpollin

    Alrededor de la manera de avanzar Maria a lo largo del programa han pasado muchas cosas raras. Desde quedar eximida de una eliminatoria por una capacidad silenciosa de no llamar la atencion, a llegar al final de la final tras hacer un roscon bastante deficiente y pasando por encima de otra concursante que habia hecho igual trabajo en la embajada y mucho mejor con el roscon. En cualquier caso es un programa de ninos. Tampoco es cuestion de ponerse conspiracionista y empezar a preguntarse porque en esta temporada no aparecieron los padres de los concursantes etc.

    07 ene 2016
  8. Maria

    ¿Alguien sabe si lo van a repetir? Mis hijas se lo perdieron, les prometí gravarselo y no se gravó!!! Tienen un disgusto!!!

    07 ene 2016
  9. Mica

    Maria ganó Master chef pero Lukas ganó el aprecio de todos los que ven el programa. Quería que ganara Lukas pero se notó mucho que Maria evoluciono y presentó tremendos platos. Amé esta edición! Pd: Lo que daría por ser Samantha . Saludos desde Argentina!

    07 ene 2016
  10. alex

    Lukas eres el mejor!! Me hubiera gustado que el ganara..

    07 ene 2016