www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2958439
Para todos los públicos MasterChef Junior 2 - Programa 6 - 03/02/2015
Transcripción completa

Bienvenidos a la semifinal de la segunda edición

de "MasterChef Junior".

Esta noche, la vamos a empezar con un reto especial.

Bienvenidos al tomatero gigante de "MasterChef Junior".

¿Estáis preparados?

(Risas y gritos)

Y desde la tomatina de "MasterChef" nos vamos de carreras.

Bienvenidos al Karting de Carlos Sainz.

Vais a cocinar de manera individual.

Te veo muy perdido, ¿eh amigo?

Esto huele a quemado.

Martina, Teresa, Aina, este pódium es vuestro.

Aina, eres la primera finalista de la segunda edición

de "MasterChef Junior".

Enhorabuena. Gracias.

Tu misión es elegir la salsa que va a cocinar cada uno

de tus compañeros.

-Yo creo que me han puesto la salsa más difícil a mí.

-Yo me estoy peleando con la masa.

Guillermo y Mauro. Habéis sido dos grandísimos participantes.

Ojalá pudierais llegar todos a la final.

¡Campeones!

Sabemos que son muy jóvenes pero, aunque vengan en triciclo,

no nos va a temblar el pulso con ellos.

En "MasterChef Junior" van a descubrir si de verdad les gusta

la cocina profesional.

Aquí les espera mucho trabajo.

Un mundo de fantasía y una experiencia inolvidable.

Buenas noches y bienvenidos a la final de la segunda edición

de "MasterChef Junior".

Hace varias semanas, 16 jóvenes aspirantes

entraban en estas cocinas con muchas ganas de aprender,

descubrir y cocinar.

Pero sólo cuatro de ellos han conseguido llegar hasta aquí.

Ellos son Aina, Martina, Teresa y Manuel.

Todos representan el esfuerzo y el talento pero, sólo uno de ellos,

conseguirá el gran premio: 12.000 euros para continuar

con sus estudios y el trofeo que lo convertirá

en el nuevo "MasterChef Junior" España.

Llegar a la final, no ha llegado todo el mundo y, entonces,

yo estoy muy orgullosa de mí misma.

Aina, de todos tus compañeros,

¿con quién no te gustaría enfrentarte en el duelo final?

- A mí no me gustaría enfrentarme en el duelo final con Martina

porque es muy buena y sería imposible ganarla.

- Desde el principio, siempre decía que veía a Manuel,

pero es que no lo sé, sinceramente, no tengo ni idea

de quién va a ganar.

- Hombre, podemos ser los 4 posibles pero yo pienso que va ganar Aina,

lo tengo casi seguro.

Teresa, qué poco confían en ti.

- No hombre no, en ella también.

A la final tengo que llegar yo. Yo, yo y yo, y nadie más.

Aspirantes, enhorabuena. Gracias.

Sois los finalistas del concurso de cocina infantil

más duro y prestigioso del mundo.

"MasterChef Junior" es algo más que cocina,

es competición, aventura, amistad y algo muy importante:

es pasión por una profesión, la de cocinero.

Me dais mucha envidia. Tenéis 9, 10, 12 años y ya sabéis que queréis.

Me habéis despertado la ilusión del principio.

Por eso, esta noche, en la final de "MasterChef Junior 2",

os quiero hacer un homenaje.

Yo también soy junior. - ¡Ah, qué mono!

(Risas)

En la foto parecía las películas de terror,

como en los cuadros que hay en las casas viejas.

Yo también soy junior.

- ¡Como su hijo! ¡Igualito! - Madre mía, ¡cómo se parecen!

- ¡Ay, qué mono!

Pues yo también soy junior.

- ¡Ay, qué mono! - ¡Con el pelo alborotado ...!

Estaba mono, con el pelito y tal, estaba muy guapo, Jordi.

Un momento que aquí falto yo, que no os imagináis

las tortillas de patatas que hacía yo con 10 años,

incomestibles, más o menos como ahora.

Pero yo también soy junior.

- ¡A ver, a ver! - ¡Ay, qué guapa!

Muy flamenca. - Muy flamenca.

- Yo tenía un vestido igualito en rosa.

¿Os gustan los delantales?

Pues en casa lo tenéis muy fácil si los queréis conseguir.

Sólo tenéis que entrar en la aplicación de "MasterChef"

y explicarnos por qué vosotros también sois junior.

No me puedo ni imaginar cómo sería una final de "MasterChef Junior"

con estos cuatro personajes. Menos mal que os tenemos a vosotros.

Finalistas, ¿estáis preparados para cocinar?

¡Sí, chef!

Aspirantes, antes de que destapéis la caja misteriosa,

quiero que sepáis cómo va ser la mecánica de esta final.

En las dos primeras pruebas se elegirán a los dos aspirantes

que competirán en el duelo final. Así que chicos,

tenéis que darlo todo desde el principio.

Ahora ya se nota que vamos quedando los mejores.

Hay mucha tensión y muchos nervios entre nosotros pero, ante todo,

yo quiero pasármelo bien y disfrutar.

Aspirantes, a la de tres, quiero que levantéis

vuestra última caja misteriosa. Una, dos, y tres.

- ¡Ay! ¡Ostras!

- ¡No!¡Casquería! - Madre mía, madre mía ...

- ¡Qué bueno! - Sí, buenísimo todo.

- Me está entrando angustia.

-¿Qué es esto? - Esa cosa.

- Crestas de gallo.

- ¿Qué hago con esto? ¿Qué hago con esto?

Porque a mí, la cascarilla, como que no me va.

Los buenos cocineros tienen que saber cocinar de todo,

incluso aquellos ingredientes que no les gustan demasiado.

En vuestra tabla tenéis una amplia selección

de suculentos productos, ingredientes utilizados

por los mejores chefs del mundo para elaborar recetas maravillosas.

Por ejemplo,tenéis crestas de gallo, riñones, hígado, sesos de cordero,

oreja de cerdo, algas, ostras, anguila ahumada,

caracoles de tierra, repollo, berenjena, lombarda

y pencas de acelga.

-¡Qué asco!

Teresa, estás poniendo cara de asco, ¿no?

Un poco. ¿Por qué?

Es que no sé ...

Martina, ¿qué pasa? Es que huele fatal.

¿Y qué? ¿No te gusta?

Pensar que me tengo que comer sesos y criadillas y esas cosas

me da un poco de cosa.

Veo que esos alimentos no os hacen mucha gracia.

No.

Ya lo sabía yo pero, no os preocupéis que aquí detrás,

tenemos preparado un gran mercado con la comida que más os gusta

y además con unos cocineros que seguro que os suenan de algo.

¿Queréis conocerles? ¡Sí, chef!

Pues vamos a descubrirles.

- ¡Ala! -¡Qué guay!

Aquí tenemos un puesto de hamburguesas

al más puro estilo americano con Ana Luna.

- Es precioso todo.

Los tacos mexicanos más sabrosos, de Carlos.

También tenemos comida japo que nos trae Noa

y la pasta italiana corre a cargo de Jacobo.

-¡Qué bueno! ¡Yo me voy con Noa!

He visto que estaba Jacobo, Ana Luna, Noa y Carlos.

Y a mí me daba igual la comida, yo lo que he flipado ha sido

cuando los he visto.

- ¿Cómo se pilla esto, Manu?

- ¿No sabes? Mira dónde está el derecho.

-No sé cómo se hace, bueno yo me lo como así.

(Risas)

- Está muy bueno.

- Mira que a mí, comida china...

- Yo lo que no entiendo es cómo no tardan 2 horas ó 3

en comerse esto.

-Gracias. - De nada.

-¿Qué es aquello, Noa? - Arroz.

¡Cómo os estáis poniendo!

Anda que traéis algo para los jueces ...

- ¿Queréis probar las hamburguesas? Están súper buenas.

-¿Están buenas? - Mucho.

Cuando yo he visto a Ana Luna te juro que me puesto súper nerviosa.

Y además es mucho más guapa en persona que en la tele.

- Están buenísimas las gambas estas. - ¿Me das un poco de pizza?

-Está riquísima, está tan buena que ni en Italia la hacen así.

-¿Te gusta? - Mucho.

- Martina, ¡sí que comes!

De ver casquería, todo el mundo iba comiendo,

sobre todo yo también, porque todo tenía una pinta buenísima

y había que probarlo todo.

- Os falta probar los tacos. - Están buenísimos.

- No sé qué decir, están buenísimas las dos cosas.

- Y las pizzas y las hamburguesas también, eh, mucho.

-Gracias.

- Tú te estás poniendo las botas, ¿eh Martina?

Me ha parecido súper emocionante ver a Ana Luna, a Noa, a Carlos,

a Jacobo, me ha parecido lo más.

Bueno, aspirantes, lo que habéis comido

os ha gustado más que lo que había en la caja.

Os habéis puesto finos. - Pues sí.

Teresa, pareces un conejo, te estás comiendo toda la mazorca.

Te visto antes también comerte un taco.

¿Te ha gustado? - Sí, mucho.

El taco que te has comido está hecho con crestas de gallo y riñones.

-¡Ay, qué asco!

-¡Dios!

¿A qué estaba rico? ¿Estaba bueno?

No hay nada raro, pero si te lo has comido tan a gusto.

-¿Pero qué me he comido yo? ¡Qué asco!

Aina, a ti te he visto probar los fideos japoneses,

¿Qué tal? ¿Te han gustado?

- No me han gustado. - Estaban muy buenos.

- Estaban buenísimos. - Estaban muy ricos.

Eran fideos yakisoba con anguila ahumada.

Manuel, a ti te he visto comiéndote la pizza.

Sí, era de ostras y algas.

¿Te ha gustado? Mucho.

Eres un tío valiente. Hacía buena combinación.

Bueno, Martina, te he visto cómo te has lanzado a por la hamburguesa,

¿sabes de qué estaba hecha?

No lo sé, ¿de qué? De hígado de ternera.

Buah ... ¡Qué asco!

¿Pero por qué?

Si te ha gustado y te la estabas comiendo tan a gusto.

Comerme un hígado no es lo que más me guste.

Bueno, aspirantes, ya veis, los productos que teníais en la tabla

son los mismos productos que hemos utilizado para elaborar

estas fantásticas recetas en el mercado.

Para tener una buena alimentación hay que comer de todo

y los niños, sobre todo, a menudo hay productos saludables

que no coméis y decís que están malos sin haberlos probado.

Y eso no puede ser. ¿Qué hemos hecho? Sencillo,

hacer apetecibles aquellos productos

que, sobre todo a los niños, os parecen incluso desagradables.

Hoy he aprendido que antes de decir que no nos gusta,

los niños lo solemos hacer mucho, hay que probarlo todo.

Aspirantes, tenéis que hacer un plato con uno de los alimentos,

como mínimo, de la caja misteriosa.

Y elaborarlo con los ingredientes que tenéis en este mercado.

-¿Qué hago yo? - Yo ya lo sé.

Aquí os hemos dejado los carritos para qué cojáis toda la comida

que necesitéis de este mercado. Pero faltan ingredientes.

Tenéis que entrar en el supermercado y seleccionar los alimentos

que os faltan.

Para elaborar este plato disponéis de 75 minutos.

Y para escoger ingredientes, aquí y en el súper, tres minutos.

Hoy estoy súper nerviosa porque quiero llegar al duelo final.

¿Estáis preparados? ¡Sí, chef!

Los tres minutos para recoger ingredientes comienzan en 3, 2, 1...

¡Ya!

¿Más? -No, gracias.

-Gracias.

-¿Dónde están las cebolletas?

-¿Esto con qué lo cojo, con la mano? Con la mano.

¿Dónde hay huevos?

Aspirantes, último minuto.

Vale, soja, aceite, sal, pimienta, lima...

¿Nos damos una vuelta por el escaparate?

Sí.

Corre, que queda poco tiempo. Martina, corre.

5, 4, 3, 2, 1... Teresa, no ha dado tiempo.

Vámonos corriendo a las cocinas.

Por "MasterChef".

Bueno, Ana Luna, tú que fuiste la finalista de "MasterChef Junior",

¿qué le dirías a nuestros aspirantes?

Que sean creativos, sobre todo. Que busquen el sabor

y que no se pongan nerviosos.

Que no se corten. Porque si se cortan se vienen abajo.

Me suena eso a mí de algo. Sí.

-¡Qué angustia!

Yo voy a ser capaz de sacar esta prueba adelante.

Lo voy hacer con muchos ánimos, aunque me dé un poco de cosa...

Voy a hacerlo lo mejor posible.

Noa, ¿cocinas mucho? Sí.

¿Y después de salir de "MasterChef"

tus amigos te piden que les cocines?

Sobre todo sus padres.

Me dicen, a ver si te vienes un día a casa a cocinar.

¿Cuál es tu plato estrella? El taco mexicano.

¿El taco mexicano? Te has equivocado de puesto.

(ACENTO MEXICANO) Tú fuiste de los que se fueron

prontito de estas cocinas. Sí.

(ACENTO MEXICANO) ¿Cómo lo recuerdas?

Bien y mal. Mal porque no me gustó irme,

pero bien porque haber llegado hasta aquí ya era bastante.

-Hoy hay muchísima tensión entre nosotros

y con todo el mundo porque ya nos estamos jugando una plaza

en la final y se nota que va empezando el juego en serio.

-¿Por qué lo junto? Estoy muy nerviosa.

Y tú, Jacobo,

¿te gustaría volver a correr con la cesta?

Aquí se está muy bien, pero allí también me gustaba mucho.

Chicos, hoy es el día de la final de "MasterChef Junior 2".

Por eso queríamos que unos juniors con experiencia como vosotros

apoyaran a nuestros aspirantes. Muchísimas gracias por esta visita.

Un aplauso para Carlos, Noa, Jacobo y Ana Luna.

(Aplausos)

Adiós, chicos. (TODOS) Adiós.

Yo les he querido conocer desde que vi "MasterChef Junior"

y me ha parecido superemocionante.

-Voy a hacer un tartar de atún con la anguila que teníamos ahumada.

Voy a acompañarlo con unas algas, un tipo de guisantes

y un caviar de trucha.

-He cogido la anguila porque voy a hacer un sashimi,

que ya lo he hecho más veces, pero lo he hecho con atún y salmón.

Hoy me voy a arriesgar porque creo que es un día de arriesgarse

y lo voy a hacer también con anguila.

-¡Qué asco!

-Yo en un principio he cogido los sesos,

pero me los he cargado.

Entonces, he decidido que iba a por los riñones.

He hecho la misma receta que quería hacer con los sesos,

pero con los riñones.

Voy a hacer unos falsos nuggets de pollo que serán con riñones.

Los pasaré por huevo, pan rallado

y entonces pondré un poco de almendra.

La gracia es que si se los come un niño

no piense que está comiendo riñones, sino, mira, unos nuggets de pollo.

Creo que aquí lo importante es, aparte del ingrediente que cojas,

el estilo que le quieras dar. Eso es importante.

Todos no encajan en todo.

-Voy a cocinar riñones de cordero.

Creo que de momento tiene buena pinta.

También hay una cosa.

Ellos también saben que hoy es una prueba clave.

De aquí sale el primer finalista. Si no algo, malo.

Si arriesgo demasiado me puedo quedar fuera

y pasarme de frenada.

Mis compañeros lo están haciendo genial

y yo no sé si voy a llegar. Entonces, pues estoy muy nerviosa.

-Yo creo que todos tenemos posibilidades

de pasar a la final porque solo somos cuatro.

Aunque yo veo con bastantes posibilidades

por el plato que ha elegido a Aina

y a Martina también la veo con muchas posibilidades.

Esta noche conoceremos el nombre del ganador

de la segunda edición de "MasterChef Junior".

Aquí, en la revista,

tienes toda la información que necesitas.

Las recetas de los platos, la opinión del jurado

y entrevistas con los protagonistas. Cómpratela.

Cada semana con tu revista del corazón favorita.

Aina, cuéntanos un poco ¿Qué estás haciendo?

Voy a hacer unos falsos nuggets de pollo que serán riñones.

También le pondré almendras para rebozarlos.

También le pondré espinacas.

¿No habías elegido sesos?

Bueno, he tenido un problema con los sesos. Los he destrozado.

¿Por qué se han destrozado los sesos?

Limpiándolos, porque no se limpiar sesos.

Austeridad en el plato.

Iré a 2500. Lo intentaré hacer lo mejor posible

y que sea lo que Dios quiera.

Teresa, ¿qué vas a preparar?

Voy a hacer un sofrito para acompañar a los riñones de cordero.

Riñones de cordero, un sofrito, ¿y qué más?

Un acompañamiento de pasta.

Pero se ve un poquito que son riñones, ¿no?

¿No tienes ninguna idea, así divertida,

para camuflarlos un poco y que queden más integrados?

Ahora se me ocurrirá, gracias.

Anda la idea que he tenido.

A mí los jueces me han dado una pista.

Les voy a hacer caso porque me juego mucho.

Entonces, voy a hacer una pasta rellena.

Yo creo que la gente no le suelen gustar los riñones

y si lo pongo en la pasta creo que va a ser una manera mejor

porque así la gente se lo comería.

Creo que con este plato puedo pasar a la final.

Aspirantes, han pasado 45 minutos.

Tenéis todavía por delante 30 minutos.

Hola Eva.

¿Qué traes, Manuel? Unos tapones.

Genial. Gracias, cariño.

Hola Martina, ¿qué estás haciendo?

Voy a hacer un sashimi con la anguila, el salmón y el atún.

Nos estamos jugando un pase a la final

y quiero arriesgarme.

Sashimi es el corte del pescado así en crudo, ¿no?

Sí. ¿Y debajo qué lleva?

Le voy a poner un sofrito de cebollita y berenjena.

Unas gambas marinadas, que ya las he marinado.

Las tengo ahí ya porque no quería tampoco que cogiesen mucho sabor.

Una cosa, Martina. Creo yo que a muchos niños,

el pescado tan crudo no les gusta mucho.

Se trataría de que esté tan crudo,

pero no se vea crudo. Sí.

¿Sabes cómo lo templan algunos japoneses?

Con un soplete.

Exacto, con un soplete parece que está cocinado.

Cocerlo muy rápido con una llama

para que parezca que está cocinado...

Pero en realidad no.

Se me han venido los pies a cabeza. Madre mía.

No sabía qué hacer. Me he parado un momento

y al final he decidido pasar el soplete.

Me ha gustado manejar esto. Es raro.

Lo que se me ocurre, como siempre.

Me da rabia que siendo una final

que no haya podido pensar yo mi idea sola

y que me la hayan tenido que decir los jueces.

Manuel, ¿qué has pensado?

Pues mira, como he oído lo de Martina,

lo de que las cosas crudas a los niños no les gusta mucho.

A mí es que me encanta lo crudo.

Puede que lo que haga, en vez de hacerlo...

Entonces, ya no es un tartar de atún.

Puede que sea que por encima lo espolvoree con esto

y así ya no parezca que esté crudo.

Es pistacho. Es pistacho molido y tengo más.

Estoy un poco como creando algo raro.

Dentro de lo normal, no te vuelvas loco.

No como Anita.

Aquí tienes ramallo. El ramallo te lo comes

y es como comer percebes, como comer marisco.

Está genial.

¿Sabes lo que he pensado hacer? No sé, es que nunca lo he comido.

Para hacerle algo y no dejarlo simplemente así,

que puede que a los niños no les guste mucho,

freírlas con huevo.

Ahora te digo una cosa, ¿nunca las has comido?

No.

¿Y a qué esperas? ¿Puedo probarlas?

Claro.

Si es tu plato, cómo no lo vas a probar.

Hay que probar las cosas para saber qué haces con ellas.

Si no lo pruebas, no sabes a qué saben

y no sabes dónde lo podrías poner. Sabe a marisco, a mar.

Ponlo donde creas que encaja perfectamente.

Voy a hacer como un nido con algas,

para que parezca que es hecho por un pajarito.

Le voy a poner el salmón, la anguila y el atún en medio.

Después las gambitas por los lados.

El sofrito no voy a hacer nada con él.

Lo voy a dejar porque no me parece una buena idea.

Ah, Dios, cómo salta. -Martina, ¿qué es eso?

-Algas fritas.

-En serio, es que no me lo creo. Te lo juro.

-Es que como no había espinacas, se me ha ocurrido.

-Martina, si quieres con las acelgas puede que salga también.

-No sé. -Hay tiempo.

-Poco.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos 15 minutos.

Yo sabía que iba a hacerlo de pescado

y me da igual. Pero esto de las algas.

No pensaba que estaba haciendo lo mismo que yo

y me he puesto un poco nervioso.

No me gusta la idea de que estemos haciendo los dos lo mismo.

-Voy a ir a por mi idea. Me da igual lo que haga Manuel

porque a lo mejor mis algas están mejor fritas o lo que sea.

O a lo mejor lo suyo, pero bueno, yo voy a ir a por lo mío

y a ver si tengo suerte y paso a la final.

-Espero que las algas me hayan salido un poco mejor

que las de Martina porque si no es un plato casi igual.

Aspirantes, últimos tres minutos. Ya debería estar todo emplatado.

Se me ha caído el tartar y como no tenía tiempo

he tapado eso como he podido. Lo he disimulado un poco.

10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1...

Tiempo. Manos arriba.

Que sea lo que Dios quiera.

A lo mejor mi fritura está mejor que la suya o peor.

Ojalá que esté mejor.

Aspirantes, comienza la cata.

El primero va a ser Manuel.

Venga Manu. -Qué pinta. Vamos.

Manuel, cuéntanos, ¿qué nos has hecho?

Tartar de atún con las algas fritas. Hay atún y anguila, perdón.

Como siempre en mi casa solo lo hago de atún.

Lombarda y un langostino.

¿Y la salsa que lleva el tartar qué es?

Es perrins, pimienta, sal y aceite.

Manuel, ¿tú te lo comerías?

A mí me encanta el tartar de atún. Yo sí.

La verdad es que a mí me encanta ver a niños que le gustan productos

que a priori no es muy de niños. Gracias.

Al haberse caído un poco tu tartar en la presentación,

creo que has hecho cosas mejores que el plato de hoy,

pero está sabrosísimo, bueno y la idea está bien.

Y mira, para ser tiquismiquis. El langostino fuera.

Y más protagonismo a esta buena idea que has tenido del alga,

que es muy original.

Más protagonismo porque es una buena idea.

Y el toque del ahumado. Gracias.

Yo confío en mi plato y espero que me lleve a la final.

Martina, el jurado está esperando tu plato.

Qué bonito, Martina.

-He hecho un sashimi de atún, salmón y anguila,

con gambas marinadas y algas fritas.

Así, a priori, me faltan elementos.

Es verdad que un sashimi es lo que es,

pero con todos los productos que había y con lo que pedíamos,

me falta algo más de trabajo en este plato.

A veces, en muchos restaurantes japoneses,

que siempre es crudo, crudo, crudo. Hay quien, a ciertos elementos,

hace así con un soplete para darle un poco de tibieza.

No pasarlo,

porque si no lo haríamos en una sartén

y nos evitamos ese detalle.

Y otros ingredientes, como el alga que la has frito...

Hay que probar las cosas.

Si pruebas este alguita, está correosa.

Hay que probar.

Hay que insistir y creer un poco más en uno mismo.

Y sacarse partido. Y tú has hecho una idea muy básica.

Para una final, nos falta un poco más, Martina.

Martina, no te quiero ver llorar.

Hay un trabajo, solo tienes que apretar un poco el acelerador

porque queda poco.

Hay pocas oportunidades a partir de ahora.

Aprovecha las que vienen. A luchar.

Me he venido un poco abajo porque lo he hecho muy mal

y me he pasado con el soplete.

Teresa, es tu turno.

Pasta rellena de riñones de cordero y una ensalada de ostra.

Has metido una ostra en la ensalada. Claro.

¿Con aliño o sin aliño? No está aliñada.

Una ensalada sin aliñar.

Yo a veces me la como así, la lechuga con un tenedor y no más.

O sea que vienes aquí a "MasterChef" a hacer una lechuga sin aliñar

y te la comes así.

Para empezar la idea de rellenar las caracolas gigantes

está bien, pero toca la caracola.

Un poco dura.

¿Está cocida? Sí, la he cocido.

Está dura. Está poco cocida.

Se te ha quedado cruda.

La idea era buena. Haber cocido la pasta,

rellenarla con un sofrito, haber hecho una salsa,

has querido inventarte una cosa, le has puesto en medio la ostra,

que no le pega nada porque el riñón y la ostra,

yo no sé para dónde vamos.

El gajo de tomate no le aporta sabor ni elegancia ni es bonito.

No tiene ningún sentido.

Y en el plato todo tiene que tener un sentido.

Quizás la idea es buena, pero te ha faltado todo.

Teresa, nos queda poco camino.

No me pongas ojitos. No hagas eso.

Teresa, lo que tenemos que hacer nosotros

no es decirte las cosas preciosas, sino enseñarte.

Hay que hacer las cosas bien, aprender.

No es cuestión de ganar siempre, sino de hacer las cosas bien

y estar satisfecho de uno mismo.

Creo que he hecho un maremoto de cosas que no tenían sentido.

Una estampida de cosas que no pegaban para nada.

-Yo la he cagado, Teresa. Tranquila.

-Estoy un poco de depre porque no me gusta que a la gente

no le guste lo que hago. Me entristece.

Aina, solo quedas tú. Así que venga, adelante.

Yo he hecho unos nuggets de pollo. ¿Por qué haces este gesto?

Porque son riñones con almendra para que se disimule un poco el gusto.

¿Y lo de abajo verde, qué es?

Espinacas con una vinagreta de mostaza.

¿Sabes lo que pasa? ¿Estas espinacas las has probado?

Sabes que están fuertes, fuertes de mostaza.

Sí, a mi me gustan muy, muy fuertes.

Pero tienes que pensar que no todos piensan como tú.

A mí gusta la comida bastante salada y no puedo dar la comida muy salada

porque no a todo el mundo le conviene comer salado,

ya no es que no le guste.

Yo creo que el defecto está en la fritura,

que se tuesta el fruto seco y está más tostado de lo normal.

Más al punto de quemado. Menos hecho hubiese ganado más,

pero la idea de pensar

que puede ser un nugget me parece fantástica.

Eso es muy bueno, vestir el riñón de nugget.

He cocinado con muchísimos más nervios

porque no todos los días puedo llegar a la final de "MasterChef".

Aspirantes, los jueces ya han probado vuestros platos

y ahora tienen un trabajo muy difícil por delante.

Elegir al primer aspirante que se enfrentará al gran duelo final.

Así que, jueces, a deliberar.

(DELIBERAN)

Aspirantes, aquí tengo cuatro chaquetillas.

Cada una de ellas con vuestro nombre bordado,

pero ahora solo vamos a entregar una.

A mí me encantaría

tener esa chaquetilla con el nombre bordado.

Sería un sueño.

Entre vosotros cuatro hay un aspirante

que además de los ingredientes, de la elaboración y el emplatado,

ha puesto en su plato un ingrediente que no estaba en la caja.

El corazón. Y por eso,

es el primer finalista de esta noche.

Enhorabuena...

... Manuel.

Muy bien, Manuel. -Felicidades, Manu.

-La verdad es que estoy superfeliz, supercontento.

No me lo creo. Ni yo me lo creo ahora mismo.

Para ti. Disfrútala. Gracias.

-¿Por qué lloras?

A Martina, a Teresa y a mí se nos ha ido la primera oportunidad

de ser finalista. Pero queda una prueba.

En esa prueba puede pasar de todo.

¿Quieres ponértela? Sí, tengo unas ganas...

¿Qué pensarán tu padre y tu madre? Supongo que estarán muy orgullosos.

¿Lloras porque se te mete el pelo en el ojo o porque estás emocionado?

No.

Es tu sueño, cariño. Ya.

Ahora sí, eres el primer finalista de "MasterChef Junior 2".

(Aplausos)

Qué chula la chaquetilla. Después de tanto luchar

y de tantos retos, al final ha sido una recompensa

que es llegar al gran reto final.

Pues Manuel es el primer finalista de la noche,

pero todavía nos queda por conocer un nombre.

Martina, Aina y Teresa.

Una de ellas se va a enfrentar a Manuel en el gran duelo final,

pero antes, hay que cocinar ¿Queréis saber dónde vamos a ir?

Atentos a este mensaje.

Hola aspirantes, soy Koke, jugador del Atlético de Madrid.

Os propongo un reto.

A ver si sois capaces de elaborar un menú equilibrado a los jugadores

de la primera plantilla

y a la cantera del Atlético de Madrid.

¿Aceptáis? ¿Aceptáis o no?

(TODAS) Sí.

¿Seguro? (TODAS) Sí.

Próxima parada, Vicente Calderón.

Por primera vez en "MasterChef"

y gracias a la fundación del Atlético de Madrid,

hemos podido acceder al entrenamiento

donde las promesas de la cantera se ejercitan.

Son niños de 8 a 12 años que sueñan con jugar en primera división.

Bienvenidos al Vicente Calderón, la casa del actual campeón de liga

y hogar de una de las mejores aficiones del mundo.

Esta noche, el jurado de "MasterChef"

pisa un césped con más de 110 años de historia.

Me ha asombrado un montón cuando hemos entrado.

Es enorme. Todas las butacas, la tribuna,

las porterías... Todo es enorme.

Todo es a lo grande.

Aspirantes, bienvenidas al Vicente Calderón.

Catalogado por la UEFA como un estadio cinco estrellas,

con capacidad para más de 54.000 espectadores,

testigos de la victoria de 28 títulos del Atlético

y que ostenta el actual título de liga.

A mí me gustan todos los equipos,

especialmente el Barça porque yo soy culé a muerte.

Hoy os toca esforzaros más que nunca porque solo la mejor de las tres

tendrá un puesto en el gran duelo final.

Como diría Simeone,

vosotros también habéis ido partido a partido

y eso es lo que nos ha traído hasta aquí.

Esperamos haberos inculcado el mismo afán de superación

que el Cholo a su equipo.

"MasterChef Junior" me ha ayudado a estar más segura de mí misma.

Martina, poco a poco has ido ganando confianza

y has logrado la seguridad que te faltaba.

Enhorabuena. Has conseguido lo más difícil.

Gracias.

Aina, siempre estás al borde del precipicio,

pero eso es porque arriesgas. Arriesgar en cocina es fundamental

para convertirse en una gran chef. Enhorabuena por ser tan valiente.

Gracias.

Las palabras que ha dicho Pepe han sido muy bonitas.

Me han llegado muy adentro

y se agradece que un juez te diga eso.

Teresa, durante todas estas semanas

has sabido cocinar con la mayor concentración posible.

Has ido aprendiendo día a día y a pesar de ser tan pequeña,

has sabido incorporar la tradición a todos tus platos.

Gracias.

Yo creo que Teresa la que se fue no es la misma que ha vuelto.

En el reto de hoy cocinaréis individualmente.

Entre las tres elaboraréis un menú. Cada aspirante, un plato distinto.

Madre mía.

Y un postre...

Tarta de zanahoria.

El solomillo me gusta. Ahora es cuando me toca la caldereta

y ya la hemos cagado.

Elegirá primero quien tenga mayor número de puntos acumulados

en la clasificación general.

Martina, tú tienes 46 puntos.

Así que eres la primera en elegir.

Qué bien. Elijo el postre.

He elegido la tarta de zanahoria

porque creo que como se me da bien la repostería,

hoy no es un día para jugársela haciendo 1000 inventos

con lo que no sabes si se te da bien.

-¿Y tú cuántos puntos llevas? -Ni idea, no los sumo.

Aina, tú tienes 45 puntos, así que eres la segunda en elegir.

Me la juego con el mero.

Sabía que a Teresa le gustaba más el solomillo,

por lo tanto, yo me he quedado con la caldereta.

-Gracias. -De nada.

Teresa, tus compañeras han elegido por ti,

¿es lo que querías? Sí.

¿Es el plato que te gustaba? Sí.

Pues fíjate qué bien.

Para mí, hacer el solomillo es genial

porque es carne que a mí me encanta cocinarla.

Entonces Aina ha sido muy buena compañera

y me la ha dejado.

Cocinaréis para titulares del Atlético de Madrid,

como Siqueira y Miguel Ángel Moyá.

Jóvenes promesas como Héctor o David Gil.

Y niños de la academia de fútbol del Atlético de Madrid,

que como vosotras,

trabajan muy duro para ser los número 1.

En total, 25 futbolistas

acostumbrados a entrenamientos muy exigentes.

Yo no saco 25 de cada cosa. Nada.

Con este reto asumís la mayor responsabilidad

que ningún aspirante ha tenido en "MasterChef Junior" hasta ahora.

De vosotras depende que lo que cada comensal tome hoy,

influya en el éxito o el fracaso de sus próximas competiciones.

Porque los futbolistas necesitan una dieta equilibrada

para poder dar su máximo rendimiento.

Madre mía. -Socorro.

Yo he pensado que se estaban burlando de mí,

¿cómo vamos a cocinar para jugadores de fútbol?

Te lo juro que me he sorprendido muchísimo.

Recordad que en el camión de nuestro proveedor de alimentos

tenéis todos los ingredientes necesarios

para cocinar vuestros platos.

El excedente que no uséis será donado a comedores sociales.

Contareis con 100 minutos para cocinar las 25 raciones

y tendréis 10 minutos para emplatar. En el minuto 100 saldrá el primero,

en el minuto 110 el segundo y en el minuto 120 el postre.

Entraréis en cocina con un intervalo de 10 minutos

para que los platos lleguen en orden y calientes a los comensales.

¿Listas para darlo todo? (TODAS) Sí chef.

Pues a demostrarlo en 3, 2, 1... Ahora.

Aspirantes, Aina, tú eres la primera

y el primer plato empieza a cocinarse en 3, 2, 1...

Ya.

(Ánimos)

¿A ver cómo se organiza?

-Yo creo que primero tiene que hacer el mero,

pero déjala a ella a ver cómo se organiza.

-Primero tengo que empezar con el fumet.

-El caldo es complicado. Y medir las cantidades de la tarta

también es complicado.

-En definitiva, los platos son de... -Son de final.

Aina, qué tal.

Primero empiezo con el fumet. He puesto las raspas,

las cabezas de las gambas...

¿Y esa potencia de sabor que te da el marisco rehogado lo vas a hacer?

No, en principio no...

... Vale.

Aina va a hacer una cazuela de mero, con zamburiñas, con gambas

y con almejas ¿Cómo la va a hacer?

Va a hacer un buen sofrito, añadirá un tomate rallado.

Lo va a reducir.

Aparte de eso, una morralla de pescado

y de mariscos para hacer un buen fumet

al que añadirá las cabezas de las gambas rehogaditas

para que den mucho sabor. Ese caldo reducido, sustancioso,

a parte, tiene mero. Lo pondrá a guisar al final

y lo último, último, añadir las almejas,

las zamburiñas que también puede dorar

y lo mismo con las colitas de las gambas.

Muy bueno.

Venga, Aina.

Teresa, segundo plato. Empezamos en 3, 2, 1...

Venga, a cocinar.

Venga Tere.

Venga chicas, corre, Teresa.

¿Qué tal? -Bien

-Si necesitas algo me pides ayuda. -Gracias.

¿Cómo vamos, Teresa? Bastante bien.

Me he puesto primero a pelar patatas.

¿Ese es el principio de tu plato, pelar patatas?

Si.

¿Pues sabes que yo voy a ser el cocinero

que va a estar aquí contigo, vigilándote todo el rato?

Vale, muy bien.

¿Te parece bien? Si.

Y lo solomillos, ¿cuándo los piensas marcar?

Ahora, cuando ponga a cocer las patatas

me pongo a limpiar el solomillo.

Ah, muy bien, vale, perfecto.

Lo primero que hay que hacer

es limpiar perfectamente el solomillo de ternera.

¿Qué vamos a hacer? Que lo vamos a marcar muy bien.

Cuando lo tengamos marcado lo vamos a dejar reposar

porque lo acabaremos al horno.

¿Y cómo hacemos un puré de patata? Patata bien peladita,

la ponemos a hervir y cuando ya las tenemos escurrimos,

trituramos con un poquito de sal, con un poquito de mantequilla,

con un poquito de leche y aceite de trufa, una gotita,

y buena trufa rallada.

La yuca, cortamos láminas muy finas y crujientes de yuca y las freímos.

Y tendremos un solomillo de cerdo ibérico fantástico.

A ver, piensa.

-He estado 10 minutos y se me está haciendo como una hora

porque tengo unas ganas ya de entrar a cocinar

y de darlo todo. A ver si hay suerte.

Espera, ¿quieres que te eche una mano?

Vaya a ser que te me quemes. Gracias.

-¿Cuánto queda, Aina?

Y Martina, comienzas el postre en 3, 2, 1...,

¡venga, a cocinar! Venga, Martina.

Si te gusta la cocina y tienes entre 8 y 16 años

no te puedes perder el campamento "MasterChef",

cocina y diversión en entornos naturales.

El verano que viene, campamentos "MasterChef".

Bueno Martina, ¿qué te parece que me quede contigo?

Muy bien.

¿Te da tranquilidad? Si.

Me encanta la tarta de zanahoria. Es que la aprendí en tu libro.

Eso me gusta, eso me gusta, una chica lista.

Ya he puesto la mantequilla que ya está fundida con el aceite.

Si.

Y ahora voy a poner la zanahoria que la tengo que rayar, 500 g.

Bueno, pues ponte a rayar la zanahoria

mientras que hablas. Cocina y trabaja al mismo tiempo.

Ay, que se me cae todo.

La receta de la tarta de zanahoria es muy sencilla.

Tiene tres partes:

un bizcocho de zanahoria que lleva canela,

un poquito de lima, muy bueno, 20 minutos máximo en el horno,

a temperatura de 180.

Después una crema de mascarpone con azúcar glass

y después una mermelada de naranja que le va a dar un toque especial.

Estará buenísima.

¿Cómo vamos, Teresa? Bien.

Todavía estamos con las patatas, ¿eh?

Ya.

O corremos un poquito más o no sé yo.

La que va más retrasada ahora es Teresa pero yo creo

que eso no tiene nada que ver.

Creo que puede cambiar de un momento a otro

y ser Aina o ser yo.

-Ya hecho el fumet, las almejas, por tanto ahora voy por el sofrito.

Voy un poco retrasada pero me voy a poner las pilas.

¿Cómo vas con el siguiente paso?

Bueno, voy un poco desorganizada y te juro que estoy un poco,

no sé qué hacer.

Te iría mucho mejor si pudieses consultar "MasterChef Junior",

recetas para cocinar con niños.

En este libro te cuentan, paso a paso,

cada una de las recetas,

desde las más complicadas hasta la más sencilla.

¿Qué te parece? Pues muy bueno.

Pues ya sabes, cuando salgas del Calderón,

"MasterChef Junior", te saldrá todo de lujo.

Y por cierto, llevas 30 minutos cocinando.

Vale, gracias.

Ya tengo toda la masa hecha, me falta rallar la zanahoria,

lo añado y lo meto en el horno dentro de los moldes

y después me pondré a preparar el queso

y la compota.

-¿Cuántos solomillos tienes que limpiar?

-Creo que 13. -Jopé.

Pues venga, Tere, no pierdas el tiempo.

Yo tengo que rallar 10 tomates. -Uf.

-Y yo 50 zanahorias. -¿50 zanahorias?

-Más o menos, bueno, no tantas. -Hombre, Martina, no me asustes.

-Yo estoy muy tranquila porque sé que si me pongo nerviosa

lo voy a hacer peor y entonces estoy muy tranquila.

El plato es aparentemente fácil, porque es marcar solo el solomillo,

meterlo en el horno y ya lo tenemos.

¿Dónde veo yo la dificultad? En el montaje.

Yo creo que Martina y Teresa

tienen las dos recetas más complicadas.

Al final, Aina tiene un guiso de pescado,

que si hace mínimamente un buen caldo,

y sabemos que los caldos se le dan bien,

el pescado es que la cocción no la pifie.

Martina, va bien.

Quería el postre, ella siempre lo ha dicho,

yo siempre he oído decir que ya era de dulces

y la tarta de zanahoria no tiene mucha dificultad

como punto de tarta.

No es tan fácil hacer una buena tarta de zanahoria,

yo he comido muy malas.

La que tiene ella es buena, es una buena receta, es la mía.

A mí lo que me preocupan son tres cosas,

una es que es un menú complicado, no es fácil.

Dos, las ronchas que te van saliendo a ti todo el rato,

no sé si es por el campo o por qué es.

Desde que entré, no sé...

Y tres, la receta de Samantha...

Siento una molestia, malestar general,

no me noto bien, no.

Teresa, ¿tú sabes que algo tan sencillo

como reciclar un tapón usado puede ayudar a muchísimas familias

a costearse unos tratamientos a los que ellos no pueden llegar?

¿Lo sabías? No.

¿No lo sabías?

¿Y qué hay ahí? Tapones.

¿Y qué hay que hacer? Llevarlos para reciclar.

Vamos.

Para mí lo más complicado de mi plato es dejar la carne al punto

porque la puedes dejar cruda o muy hecha,

dejarla al punto es muy complicado.

Que se me va a pegar. Que no le he echado aceite.

-¿Puedes, tere? -No, no puedo, pero bueno.

-¿Te ayudo, Teresa? Ay dame, dame, te ayudo.

Hay que tener un poquito de rivalidad,

pero tampoco hay que ser cruel.

Hay que ayudar a los demás cuando lo necesitan.

Teresa, te tengo que dejar.

¿Cómo vamos?

Voy bien, un poco retrasada con lo de rallar.

A ver, se ralla encima de la mesa.

Se sujeta el rallador se coge la zanahoria por el borde, vamos.

Vale.

Mucho mejor que encima de un bol redondo.

¿No estás más cómoda? Si.

Pues ya está.

¿Tú de qué equipo eres? Del Barça.

¿Y qué tal te sientes aquí? Bien.

Mientras no me lleves al campo del Madrid, bien.

Está lloviendo. Chicas que llueve.

Estaba yo tan tranquilita, y se me pone a llover.

Un paraguitas, hombre, que está chispeando.

¿Crees que hace falta ponerle azúcar al sofrito?

Depende cómo sea el tomate.

Esa es la respuesta que quería escuchar.

Hay que probar.

¿Qué tal? No.

Te tengo que hacer una pregunta importante.

¿De cada trocillo de esos, cuántos trozos salen?

Yo creo que cuatro.

Yo pondría dos, entonces

¿cuántos necesitamos si son 25 personas?

12 y poco.

¿Y cuántos tenemos aquí? A ver, creo que ocho.

¿Entonces cuántos nos pueden faltar? Cuatro y medio o por ahí.

Es importante eso, ¿vale?

Está chispeando seriamente.

He tapado el caldo para que no entre agua.

El caldo no me preocupa, me preocupan los enchufes.

De repente se ha puesto llover, pero vamos,

como no había llovido en 10 años.

Se está cayendo el cielo.

Jope. Es que no podía parar de llover,

me estaba entrando todo el agua en la masa,

lo he tapado, madre mía, ha sido un follón.

Final trepidante, pasadita por agua la final.

Increíble, esto no nos lo esperábamos.

Estamos en un exterior, es imposible cocinar en estas circunstancias,

¿qué vamos a hacer?

Los aspirantes quieren llegar a la final.

Vamos a cocinar en las cocinas del Calderón.

Así que dejamos el exterior y nos vamos al interior, ¿no es así?

Y seguimos cocinando, ¿no os parece?

Esto sí es un reto, lo demás son tonterías.

Pues, vamos para allá, que tienen que estar nuestros chicos ahí.

Esto es una final como dios manda, épica.

¡Si estamos en el Calderón!

Podemos con todo, ¡vamos!

Hasta luego. Venga,a cocinar.

Vamos a molestar lo menos posible, perdonar, tenemos mucha tensión,

estamos jugándonos la final.

Muy amablemente nos han cedido sus cocinas así que la final

sigue en marcha.

-Ahí había un diluvio que no veas, todo cayendo, truenos...

-Yo pensaba que todo se me iba y que tenía que empezar de cero.

Vamos a darle, venga, nos estamos jugando el pase a la final, chicas,

venga, venga, vamos con ello.

Bueno, Aina, ¿qué tal? ¿Por dónde vas?

Bueno, ya he puesto el vino blanco al sofrito.

Vas a cortar el mero para racionarlo, ¿no?

Sí.

Y a hacer las gambas y las zamburriñas.

Ala, sigue con lo que tienes, que lo llevas bien.

-Yo la verdad, nunca me hubiese imaginado

poder estar cocinando en una cocina profesional

a estas edades y menos en un estadio de fútbol.

-Estas cosas, yo creo que sólo pasan en el Atlético, porque ...

Buenos días. Muy buenas, bienvenidos.

Muchas gracias. Ir pasando, sin miedo.

Es un honor para nosotros recibir a futbolistas de élite

y a otros jóvenes que entrenan cada día en la escuela

del Atlético de Madrid para llegar a ser

deportistas de primera. Sabemos que la nutrición

es una de las piezas claves de vuestro éxito,

por eso el menú ha sido supervisado por el médico de vuestro club.

Podéis tomar asiento.

¿Hay hambre? Sí.

Pues ir pasando, sin miedo.

Vaya mesa más peligrosa que me ha tocado.

¿Y de qué jugáis vosotros?

-Delantero. -Medio centro.

-Medio centro. -Central.

-Portero.

¿Te importa que me siente, Moyá?

Portero titular del Atlético de Madrid, madre mía.

Oye, por cierto, ¿tú cocinas o no?

Dejémoslo en que juego bien al fútbol o lo intento.

Me han dicho que tú eres un poquito goloso, ¿es verdad?

Bueno, todo el mundo tenemos una parte de goloso.

Pero, ¿tú eres de los que meten la tableta de chocolate

en la mesita de noche?

No voy a desvelar todos mis secretos,

pero sí que alguna que otra tartita de queso, de zanahoria ...

Pues mira, precisamente, el postre que vais a tomar hoy

es una tarta de zanahoria y hecho por una paisana tuya.

¿No me digas? Sí, sí.

A ver si va bien o no va bien.

Martina, ¿qué te queda por hacer?

Pues meter la masa en el horno y hacer la crema y la compota.

Bueno, el resto que hiciste antes quedaron intactas, quedaron bien.

Sí. Bueno, fenomenal.

Creo que todos tenemos las mismas posibilidades de ganar,

porque veo a todas muy bien pero, sinceramente,

creo que puedo ser la ganadora.

-Pepe, por favor, ¿me pones esto en el horno?

David Gil, se puede decir que has echado los dientes

en el Atlético de Madrid, canterano de siempre.

Sí, la verdad es que llevo casi una vida ahí,

la siento como mi casa y la verdad es que es un placer

poder estar aquí.

¿Cuándo entras en la cantera? Pues entro con 10 años...

¡Madre mía, cómo ellos! ...en el alevín de segundo año

y, bueno, muy contento de poder ir subiendo,

pasito a pasito, las categorías y poder ir triunfando en este club.

-¿Queréis probar el puré de patata? -Voy, voy Teresa.

-Yo creo que está bien de sal ¿no? ¿Está bueno?

-Buenísimo.

Me he quedado super contenta con el puré de patatas

porque me ha quedado al punto de sal, bien de aceite,

todo super bien y estoy muy contenta con el puré de patatas.

Aina, dentro de 20 minutos terminas. ¿Cómo lo llevas? ¿Cómo vas?

Bueno, bastante bien.

¿El mero ya lo tienes en el horno? Sí.

¿Y la salsa ya la tienes acabada?

He bajado el fuego, no la quiero parar,

quiero que vaya pochando poco a poco.

Vale, y las gambas peladas, una por cabeza, ¿o cuántas?

Son dos por cabeza porque he contado 50 gambas.

Vale. ¿Tienes claro cómo lo vas a emplatar?

Bueno, le estoy dando vueltas a la cabeza.

Pero dale vueltas muy rápido, porque el tiempo pasa, ¿vale?

Martina, vamos a meterlo en el horno ya,

si no vas a andar muy justa. Sí.

Venga corre, vuela.

Siqueira, uno de los defensas del Atlético de Madrid,

además brasileño. Brasileño. De Brasil.

¿Echas de menos tu tierra?

Echo de menos mi tierra, la familia, los amigos ...

¿Y la comida?

Cada vez me encuentro más español y cada vez me gusta más

la comida española.

¿Qué me pondrías encima de la mesa? Madre mía, ¡qué responsabilidad!

Es difícil, pero a mí me gusta mucho la cocina italiana también.

Pondría una pasta con una salsa de queso,

que me sale más o menos bien. ¡Qué buena!

Con funghi o algo... No va mal, no va mal.

Pero también te digo que de postre quiero caipiriña.

Aina, en 6 minutos dejas de cocinar, ¿oído?

Oído.

Teresa, en 16 minutos dejas de cocinar.

Vale.

Martina, en 26 minutos tú dejarás también de cocinar.

Vale. ¿Cómo lo lleváis? ¿Llegáis a tiempo?

Sí, chef. Venga, vamos a darle.

Carlos, tú eres el jefe de cocina de este restaurante de aquí,

del Vicente Calderón.

No sé si alguna vez has cocinado con chefs tan pequeños.

La verdad que nunca he tenido la oportunidad y me estoy quedando

asombrado, muy aplicados, buena técnica, la verdad

es que, como te digo, asombrado.

Es que llevamos domesticándolos en el programa, que nos ha costado.

Y con un desparpajo, no le tienen miedo realmente a la cocina.

(Cantan)

-Porque cantamos todas de fábula.

-Que feliz soy cocinando en el Calderón.

-Así me gusta, Tere.

Aina, en 2 minutos dejamos de cocinar, ¿oído?

Oído.

-¿Tú crees que esto está hecho? ¿O lo meto más?

-No sé, pregúntaselo a Martina, pero para mí está.

-A ver. -¿Esto está bien? ¿O cómo está?

-A mí me gusta quemada, pero...

-Lo voy a pasar más porque me niego a presentar una carne cruda.

Aina, 5, 4, 3, 2, 1... ¡Tiempo! Manos arriba, vámonos a emplatar.

-Venga, suerte, chicas. Que estará buenísimo.

Comensales, os presento a Aina.

Ella es la que ha elaborado el primer plato que vais a degustar.

Es una cazuela de mero, almejas, gambas y zamburriñas

y, además, lo va a emplatar aquí, delante de vosotros,

con la presión añadida que eso significa.

Estamos en una final y se nota, ¿verdad Aina?

-Pues sí, la verdad es que sí. -Tranquila, mi niña.

Pues venga, tienes 10 minutos.

-¿Tú qué tal crees que le irá a Aina en el comedor?

-Yo creo que va a ir bien porque lo de emplatar se le da bien.

-Aina lo hace bastante bien lo de emplatar, sí.

Camareros, por favor. Venga a Aina, con tranquilidad.

Este sí, y este también. Venga, que tú puedes de sobra.

Ven aquí, ven aquí. Muy bien.

Vamos a volcar un poco el plato para coger y,

como dice el mono Burgos, para dentro.

Rico.

¿Esa cara es de que te gusta o de que no?

De momento, las almejas han tenido éxito en esta mesa.

¿Había hambre, chicos? ¿O es que está bueno?

Claro, eso es lo que tienen los deportistas,

acabamos de entrenar y el hambre nos acecha.

¿Y a ti te ha gustado o no?

Pues yo estaba ejerciendo casi más de padre que de otra cosa

y ahora voy a atacar el mero, pero el caldo estaba muy rico,

muy rico y ahora, con tu permiso, me como una gamba.

Pues claro, claro. Dale, dale. Adelante.

Hay que pelearse un poco con todo. A ver, cómo un buen jurado.

-¡Qué me mato!

¿Donde está la sal? Aquí, ¿sabes por qué hago esto?

Porque como lo estás tirando al suelo y estás echando grasa,

nos vamos a matar los dos. Y mira con esto qué bien.

¿Has visto este truquillo? Esto no lo conocías, ¿eh?

No.

Pues esto se hace en las cocinas profesionales,

para que no nos caigamos. Una cosa más que sabes, ¿vale?

Vale.

Martina, ¿por dónde vas? ¿Qué paso estás haciendo?

Picar las naranjas para la compota.

¿Y qué más lleva la compota? Azúcar.

Azúcar y se lo tienes que echar todo junto y tiene que hervir.

Sí. Pues venga, vamos a hacerlo ya.

Voy, voy.

Teresa, en un minuto dejamos de cocinar, ¿oído?

Vale.

Martina, a ti te quedan 11 minutos para dejar de cocinar, ¿oído?

Oído.

Venga, fenomenal, rápido porque ya no queda nada.

Hola Héctor, ¿puedo sentarme aquí? Bueno, hola a todos, chicos.

Espero que os esté gustando el plato.

¿A ti qué te ha parecido?

La verdad es que yo suelo ser raro para las comidas

pero está bastante bueno.

¿De dónde eres tú, muchacho? Se me nota en el acento, ¿no?

Se te nota un poco el acento. Eres canario.

Sí, de las Palmas.

Vine hace dos años, este es mi segundo año en el Atlético.

¿Qué se siente al pisar un campo tan grande como el del Atlético?

La verdad es que es un momento increíble,

solo piensas en todas las cosas que has luchado para poder lograr

un objetivo así. Es un sueño cumplido.

¿Pero hechas de menos las papas "arrugás"?

Papas "arrugás", el mojo picón...

Teresa, 5, 4, 3, 2, 1... ¡Tiempo! Teresa, manos arriba.

A emplatar y a dar de comer.

Me encantaría entrar en la final, sobre todo cocinando aquí,

que estamos en el Vicente Calderón, que ha ganado la Liga.

Comensales, Teresa acaba de entrar para emplatar vuestro segundo.

Es un solomillo ibérico

con salsa de mostaza y miel,

crujiente de yuca

y puré de patata trufado.

Espero que los disfrutéis.

Venga, cuchara y puré de patata en el fondo. En el centro,

muy muy rápido. Venga, vamos.

Fenomenal, venga, venga.

Coge dos trozos buenos y aquí en el centro, ¿vale?

Venga, eso es.

Venga, Teresa, queda menos de un minuto, en menos de un minuto

tiene que estar emplatado, corre. Vamos, venga, venga.

Vamos, Martina, muy bien. Qué pinta tiene esa compota, genial.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno y tiempo, Teresa.

Vale. Ya está emplatado, camareros, cuando queráis.

-Cuando voy emplatar me voy a meter en el bolsillo

a los comensales con mi encanto.

¿Te imaginas que salgo de aquí con un novio futbolista?

-¿Qué te ha gustado más el pescado o la carne?

-Las dos cosas están bastante bien pero me quedaría con el pescado.

-¿Con el pescado? -El pescado estaba muy, muy bueno,

de verdad.

Bueno, esto es buena señal, cuando se empieza a mojar pan

es buena señal.

¿Qué tal, que ha gustado el solomillo?

-Muy bueno. La carne en su punto, los sabores, muy bien.

-Cocinar para los jugadores del Atlético de Madrid es genial.

Es mi segundo equipo y me encanta.

Martina, cinco, cuatro, tres, dos, uno manos arriba.

-Hoy ha sido una de las pruebas más complicadas

de todo "MasterChef Junior" porque estábamos todas supernerviosas.

Comensales, aquí os presento a la aspirante más dulce,

podríamos decir.

Es la que ha hecho el postre,

una minitarta de zanahoria

con crema de queso mascarpone

y compota de naranja.

Atención, comensales porque se quiere ir de aquí

con un novio futbolista. Pero bueno, Martina...

¿Qué pasa? -No, no.

Martina, céntrate porque tienes 10 minutos para emplatar.

Empiezan ya, corre.

-¿Qué tal la comida? ¿Os ha gustado? -Sí. Muy rica.

-¿Los dos platos? -Sí.

-¿Y el pescado? -El primero más.

-¿El primero más? Está mejor de sabor.

-A mí, el segundo... Eso de mojar el pan en el plato

y rebañar y comer me encanta. No llegas, Martina.

No llegas, de verdad, a esa velocidad, no.

Vamos, quiero agilidad. ¡Vamos, Martina!

La reina de la repostería, la más glamurosa,

me vas a quitar el sitio, Martina, rápido.

(TODOS) ¡Martina, Martina!

Qué afición, que afición, es lo máximo, desde luego,

afición sí que tienes.

10, corre. Nueve, corre.

Ocho, corre. Siete, corre.

-¡Vale, vale, vale!

Cinco, cuatro, tres, dos, uno manos arriba.

(Aplausos)

-Samantha, más que agobiarme me estaba poniendo de los nervios.

-Está bueno, ¿no?

Este es el momento que yo estaba esperando,

el de la tarta de zanahoria que es tu favorita. ¿Qué me dices?

-Bueno, he querido dejar un trozo para que la gente supiese

que había una tarta de zanahoria, es importante.

Es verdad que este plato lo firmaría cualquier

restaurante digamos "master" de Madrid.

-A mí me ha encantado la mezcla que hay con el bizcocho, la naranja,

el queso. Está todo buenísimo.

-¿Qué os ha gustado más del postre? -¿La crema de queso mascarpone?

-Sí. -¿Y a ti?

-La crema de queso.

Comensales, muchas gracias por aceptar la invitación

de "MasterChef Junior" y sobre todo por dejarnos cocinar

para este Club. Especialmente gracias a Moyá,

David, Héctor y a Siqueira por hacer que el fútbol sirva

de inspiración y abrirnos las puertas del Calderón.

Ha sido un placer.

Muchos éxitos en vuestra carrera. Gracias.

(Aplausos)

-No sé si será Aina, si será Teresa o si seré yo, sinceramente.

No lo sé pero, vamos, yo he probado el mío y estaba buenísimo.

Yo me veo con posibilidades

de llegar a la final.

Aspirantes, ha llegado la hora de la verdad.

Después de todos los retos que habéis superado

llega el veredicto más duro.

El momento de saber quién de vosotras se convierte

en la segunda finalista de la segunda edición

de "MasterChef Junior".

-Hoy saldrá la chica que compite

contra Manuel en la gran final

y esperaría ser yo

pero si están mis compañeras, yo supercontenta por ellas.

Lo primero que quiero destacar es que a pesar de las inclemencias

del tiempo y de las circunstancias adversas del cocinado de hoy

las tres os habéis sabido adaptar a la perfección.

-Gracias. -Gracias, chef.

Aina, siempre que pisas una cocina lo haces con la actitud

y la disposición perfecta.

Tu plato tenía cierta complejidad y requería de muchos pasos

pero gracias a tu talento y a tu minuciosidad lo has logrado

sin dificultades y, aunque tenías más puntos que Teresa

has decidido cederle el solomillo.

-De verdad que llegar a la final sería mucho pero si yo sé

que a mi compañera le gusta más otra cosa y a mí me da igual

qué elegir pues se lo dejo porque es mi amiga

y lo más importante es la amistad.

-Muchas gracias, Aina.

-Te quiero un montón.

Teresa, a pesar de no haber tenido opción de elegir el plato

te ha tocado el que querías, sin embargo, al principio

te han podido un poco los nervios y has cometido algunos fallos

pero como dice el refrán, después de la tormenta siempre viene la calma.

En este caso ha sido literal porque has dejado el nerviosismo

a un lado y las focalizado toda tu energía en el plato.

El resultado, un solomillo al punto, perfecto y muy sabroso.

-Gracias, chef.

Yo creo que tengo las mismas posibilidades que mis compañeras

de llegar a la final.

Además, me encantaría.

Martina, eras la líder en la clasificación general,

por eso has aprovechado la ventaja y has elegido lo que mejor

sabías hacer, el postre.

Te he visto segura, te he visto centrada.

-Gracias.

¿Te acuerdas lo que te costaba al principio dominar tus nervios?

-Sí. Eres el típico ejemplo de evolución.

Todo ese afán de superación se ha visto reflejado en tu plato.

Las minitartas de zanahoria estaban esponjosas,

la compota estaba espectacular y la crema de mascarpone

no te quiero ni contar.

-Gracias.

-Me encantaría ser la que cocinarse con Manuel en el reto final,

quiero ser la elegida.

Aspirantes, tenéis talento, creatividad y valentía.

Pero estamos en la recta final y solo podemos elegir a una

de las tres.

-Tranquilas que todo puede pasar y todas lo hemos hecho genial.

-Venga, chicas.

Por su proyección, por su capacidad de aprendizaje, por su evolución

y, sobre todo por vivir con pasión cada vez que entra en cocina...

-No llores. -¿Qué te pasa? (LLORA)

- Que estoy muy nerviosa... (LLORA) -¡Teresa, Teresa!

-No llores. Teresa, tranquila. -Estoy muy nerviosa.

-Tranquila.

-Yo también estoy muy nerviosa. Pero hay que relajarse.

-Me siento supernerviosa

de estar a punto de saber

si me quedo para el gran duelo final

o me voy.

La segunda finalista de "MasterChef Junior"

que se enfrentará a Manuel en el duelo final es....

¡Martina!

-Gracias.

Estoy supercontenta

y superorgullosa de mí.

Yo creo que en "MasterChef Junior" sí se cumplen los sueños

porque se ha cumplido el sueño de que yo llegue a la final.

Ven aquí. Enhorabuena.

(LLORAN) -Eres la mejor, vas a ganar.

-Si gano será por vosotras.

-Estoy muy triste

porque estaba a esto

de llegar a la final pero estoy contenta por Martina.

Aina, Teresa, lo habéis hecho de maravilla cada semana,

nos habéis enseñado que el talento no se mide por la estatura.

Estos trofeos son para recompensaros por haberlos dejado la piel

en cada reto hoy, sobre todo, para que nunca os olvidéis

de este jurado.

Venga, anda.

-Estoy muy orgullosa de mí porque

empecé mal, he sido repescada,

he vuelto, he llegado hasta la semifinal

y me siento muy orgullosa pero me da mucha pena.

Sé que ahora mismo estáis tristes porque os marcháis a casa

pero además de todo lo que habéis aprendido en "Master Chef"

os vais a llevar un montón de regalos, por supuesto. ¿Empezamos?

El primero es el juego que todo el mundo quiere tener

en su casa y con el que os vais a ganar a toda vuestra familia

porque sabéis un montón de cocina, eso estoy segura.

El juego de "Master Chef".

Y para que nunca os olvidéis de nosotros ni de esta irrepetible

experiencia os regalamos un lote de productos de "Master Chef"

y para que sigáis evolucionando como hasta ahora,

aquí tenéis seis meses gratis de curso en la escuela on line

de "Master Chef".

A partir de ahora voy a enseñar a mi madre a hacer cosas.

También nuestro patrocinador de electrodomésticos

os regala un set de productos

con los que habéis cocinado en "MasterChef"

para que sigáis cocinando en casa. Ahora, esto que tengo aquí

es el regalo que nuestro proveedor de alimentos

le hace a Aina. Teresa, tú ya tienes el tuyo.

Aina, lo abrimos. ¿Lo pudo romper?

Claro, el papel siempre se rompe. Una cámara.

¿Te gusta? Mucho.

¿Cuántas fotos vas a hacer? 30.000.

¿Y a mí me vas a hacer alguna? Claro.

Para mí "MasterChef" ha sido lo más bonito que he vivido nunca.

He hecho muchos amigos que tendré para toda la vida.

Les deseo muchísima suerte a Martina y a Manuel.

Martina, nos vemos en un momentito en plató

en el gran duelo final, enhorabuena.

Qué nervios, qué nervios, qué nervios.

Madre mía, es que Manuel es un rival muy fuerte

y ahora me tengo que enfrentar con él.

Después de pasar por 20 retos, cocinar para 265 comensales,

recibir los consejos de los más grandes de la cocina,

vivir muchas alegrías y algún que otro llanto,

ha llegado el momento de que nuestros dos, ahora ya,

grandes aspirantes, se enfrenten por conseguir su sueño.

Bienvenidos al gran duelo final

de la segunda edición de "MasterChef Junior".

El primer finalista viene de Valencia, tiene 12 años,

el pelo largo y un flequillo muy rebelde.

Él es Manuel.

En estas cocinas ha desarrollado una sensibilidad especial

para los emplatados y reto a reto,

ha demostrado que ya piensa como un cocinero.

Manuel, enhorabuena. Gracias.

¿Cuántas veces habías soñado con este momento?

Muchísimas, pero no pensaba que se fuese a realizar.

Estoy bastante nervioso y la verdad es que creo

que cocinaría mejor si viese a mi familia.

De todos los retos que has vivido en "MasterChef Junior 2",

¿con cuál te quedas?

Cuando fuimos a Disney porque nos lo pasamos todos superbien.

A mí me encantó.

¿Cuál es el plato del que te sientes más orgulloso?

El milhojas. La verdad es que me siento muy orgulloso por aquel día.

"MasterChef Junior" para mí ha sido una pasada.

Lo repetiría 1000 veces más.

Nuestra segunda finalista es de Palma de Mallorca.

Tiene 11 años y ha destacado desde el principio

por entusiasta, creativa y parlanchina.

Ella es Martina.

Llegó a estas cocinas con un sueño,

ser la ganadora de "MasterChef Junior 2"

y hoy puede que se cumpla.

Martina, ¿estás más o menos nerviosa que Manuel?

No sé, pero estoy muy nerviosa. Creo que no se puede superar.

Siento como mariposas en mi barriga,

me tiemblan las piernas por lo nerviosa que estoy.

Martina, Manuel nos ha dicho que su reto favorito fue en Disney

y cuando cocinó el milhojas, ¿y el tuyo?

Yo creo que la tarta, cuando pinté a Pepe del Barça.

Eso no me hace gracia.

Y encima me dijisteis que la tarta estaba buena,

entonces me puse muy contenta.

En "MasterChef" he estado superfeliz, superalegre...

Si pudiera, volvería otra vez atrás

y volvería otra vez así todo el rato.

Manuel. -Gracias.

-Martina. -Gracias.

Por eso quiero entrar en "MasterChef",

para demostrar lo que yo creo que valgo para la cocina.

-Venga Martina. -Muy bien Martina.

-Es una hamburguesa de pescado. Muy original.

La hamburguesa es de pollo. La he hecho caramelizada.

-Esto lleva jamón serrano, remolacha, queso y panceta.

En un niño de 11 años, me pongo a temblar.

Y este delantal es para Martina. Gracias.

-Venga Manuel. -Quiero que salga perfecto

y que ni se crean los jueces que lo hemos hecho nosotros.

Como le pongas sentido a tu imaginación,

tú puedes ser un crack.

Que alguien ayude a pelar patatas. Por favor, Manuel, ve.

Menos mal que Manuel ha tenido la actitud

que se tiene que tener en cocina.

Martina, un gazpacho equilibrado y una brocheta muy sabrosa.

Manuel ha organizado de muerte.

¿No sabes de qué equipo soy yo? Sí.

Está bien, está proporcionada.

Tiene sabor, suave. Fenomenal como has trabajado

y como has dejado tu mesa.

¿Podemos probar? Tiene un pintón desde aquí.

Cuando me gustan las cosas no las reparto.

Hay un aspirante que ha puesto en su plato

un ingrediente que no estaba en la caja,

el corazón.

Martina.

El plato me parece que está muy bonito.

No me parece de un niño, muy bueno. La crema está perfecta, fantástico.

El mejor plato de esta noche es el que yo pondría en mi restaurante.

Martina. Manuel.

Bien, Manuel.

Por eso es el primer finalista de esta noche.

La segunda finalista de "MasterChef Junior" es Martina.

"MasterChef Junior".

Manuel y Martina, vosotros sois el mejor ejemplo

de lo que busca este jurado.

En vosotros hemos visto esa evolución que siempre buscamos.

No sois los mismos que entrasteis por esa puerta hace varias semanas.

Hoy sois más curiosos, más intuitivos

y más perfeccionistas. Yo veo esa evolución en mí.

A partir de ahora voy a seguir perfeccionando,

cocinando, aprendiendo y divirtiéndome también.

Manuel, ¿qué esperas de esta noche?

Espero que nos salga bien a los dos, que a Martina un poco peor.

Pero que nos salga a los dos muy bien.

Como es la última noche que lo disfrutemos mucho.

Martina y Manuel, solo os quiero decir

que me siento superorgullosa de que hayáis llegado hasta aquí.

Yo cuando entré en "MasterChef"

no pensaba que me iba a quedar tanto tiempo.

Al final he llegado al duelo final.

Martina, Manuel, ¿estáis más tranquilos

o más nerviosos que al principio? (AMBOS) Más nerviosos.

Lo que yo os veo es un poco solos. Sí.

Vamos a darle alegría a este momento con los que ya se han convertido

en parte de la historia de este programa.

Todos los aspirantes de "MasterChef Junior 2".

Adelante Daniel, Marco, Lucía, Rocío, Claudia, Mendicuti,

Marta, Ana, Víctor, Lluc, Guillermo, Mauro, Aina y Teresa.

Echaba muchísimo de menos a todos,

pero a los que más echaba de menos

era a Ana, a Mauro y a Mendicuti.

-Cuando han entrado mis compañeros me he sentido genial

porque tenía muchísimas ganas de verles a todos.

-Al que más cambio he notado ha sido a Víctor.

Estaba muy raro porque se había hecho una cosa

en el pelo aquí así. Estaba muy raro, pero guapo.

(TODOS) Ivo, ivo, ivo, abrazo colectivo.

Lo mejor de "MasterChef"

son los amigos que haces en todo el tiempo.

Chicos, no sabéis las ganas que tenía de decir esto.

Bienvenidos de nuevo a las cocinas de "MasterChef Junior".

Si ahora me dijesen que podría entrar en "MasterChef",

no entraría una vez, entraría 500.000 millones y uno.

Exaspirantes, sabéis que es muy importante

que hayáis venido a apoyar a Manuel y a Martina.

Vosotros también sois parte de este programa,

pero ahora vais a disfrutar de las cocinas desde un lugar privilegiado.

Sin tensión y sin nervios, a que sabéis dónde.

(TODOS) En la galería. Venga, todos a la galería.

Hasta que nos han hecho subir arriba,

yo pensaba que podía cocinar. Seguía con la esperanza.

Finalistas, ya tenéis a vuestros compañeros

apoyándoos desde ahí arriba, pero yo sé que hay varias personas

que están deseando veros y acompañaros en estos momentos.

Martina, ¿tú a quién tienes más ganas de ver?

A mi familia.

Pues que pasen María y David, los padres de Martina.

Y la abuela de Martina.

Me he puesto muy contenta y he ido corriendo a abrazarles.

Mi madre estaba muy guapa y mi abuela también.

Y mi padre, bueno, también.

María, tú que conoces a Martina mejor que nadie,

¿cómo crees que afrontará este reto de la final?

Yo creo que tiene que estar tranquila,

que lo haga lo mejor que puede y que lo disfrute.

David, cuando Martina dijo que se quería presentar al casting

de "MasterChef Junior 2",

¿pensabas que podría llegar hasta la final?

La verdad que es una sorpresa y una satisfacción.

¿Quién ha enseñado a la niña a cocinar?

Ella siempre dice que mi madre.

Emilia, más satisfacción que ver aquí a su nieta

no puede tener nadie. Por supuesto.

¿Qué siente usted al verla aquí?

Mucha alegría.

No me imaginaba que iba a llegar a esto y fenomenal.

Si gano yo creo que se lo dedicaría, aparte de a mi familia

y a mis amigas,

a todos los niños que han pasado por los castings.

Manuel,

¿quién crees que ha venido a acompañarte en esta gran final?

Mis padres y espero que mi hermano, pero eso ya es más difícil.

Vamos a verlo. Que pasen Manuel y Victoria,

los padres de Manuel, y Carlos, su hermano.

Cuando he visto a mi hermano Carlos me ha dado un subidón

y seguro que ahora cocino muchísimo mejor.

Carlos, cuéntame una cosa que me han soplado

¿Tú no querías que tu hermano entrase en "MasterChef Junior"?

¿Quién te ha dicho eso? Ah, yo me entero de todo.

No se lo habrás dicho tú. -Yo no.

-Yo no quería que entrara porque estaríamos separados mucho tiempo

y no quería eso.

¿Cómo lo has pasado? Mal.

Echo de menos a mi hermano porque lo quiero mucho y aparte,

la casa sin él esta supervacía. -Te quiero mucho.

Victoria, primero enhorabuena

¿Cómo se siente una madre

al ver a su hijo cocinando tan bien en la tele?

Muy emocionada.

Todo este tiempo ha estado superfeliz

y ha disfrutado muchísimo.

Manuel, el otro día le dije a tu hijo

que ya pensaba como un cocinero, ¿pero tú crees que él puede optar

por tener a la cocina como su vocación profesional?

Yo creo que sí, Manuel es muy creativo.

Entonces, la cocina es creativa. Le puede ir muy bien.

Carlos, antes de empezar la gran final,

¿le quieres dar un consejo a tu hermano?

Que no se le quemen las cosas.

(Risas)

Es un buen consejo.

Aunque sea muy pesado y rompa muchas cosas,

le echo mucho de menos porque él me quiere mucho

y yo a él también le quiero mucho.

Es mucho tiempo el que he estado sin él.

-No sé qué va a pasar.

A ver, creo que tengo posibilidades de ganar

y de perder. Igual que Manuel.

El duelo está a punto de comenzar, pero antes de meternos en faena,

quiero darles las gracias a todos los aspirantes,

al jurado y a todo el equipo de "MasterChef Junior"

porque todos han colaborado para que esta noche

este contenedor esté hasta arriba. Tenemos más de 24 kilos.

Estos tapones se van a ir directos a una planta de reciclaje

y con ese dinero vamos a ayudar a un niño

que necesita todo nuestro apoyo.

Vosotros, en casa, también podéis hacer lo mismo.

Reciclad y estaréis dando vida.

Manuel, Martina, llega el momento que habéis estado esperando

desde que llegasteis a estas cocinas.

Respirad hondo

porque empieza el duelo final de "MasterChef Junior 2".

Finalistas, después de ver vuestros últimos platos,

este jurado ha llegado a una conclusión.

Os merecéis una final con un nivel superior y por eso,

en este duelo, vais a cocinar un menú completo.

Un entrante, un principal y un delicioso postre.

Como los mayores.

Hacer un menú entero con tres platos.

Estoy nerviosísimo y ahora veremos lo que hacemos ahí dentro.

Muy atentos al reloj porque para elaborar los tres platos

dispondréis de 120 minutos.

Al ser tres elaboraciones,

tendréis cinco minutos en el supermercado.

Y por favor, no olvidéis nada.

Ahora mismo estoy supernerviosa, pero lo voy a dar todo para ganar.

Finalistas,

¿algo que deciros el uno al otro antes de comenzar?

(AMBOS) Suerte.

La prueba final de la segunda edición de "MasterChef Junior"

comienza en 3, 2, 1... Ya.

(Ánimos)

Recordad, el entrante, el primero y el postre.

(TODOS) Manu, Martina, Manu, Martina...

Martina, Manuel, último minuto.

Revisa todo bien. Cebolleta.

Venga, Manuel, tú también. Yo ya tengo todo.

30 segundos.

No confundid la cesta.

10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1...

Vamos a las cocinas, empieza el duelo.

(Ánimos)

Venga Martina, venga Manuel.

-Manu, vas muy rápido y muy bien.

Señores, hoy es el día clave. Hoy es un momentazo.

Yo creo que tienen que tener nervios porque tan pequeños, en una final...

No se les nota nada.

Un duelo tan grande. Da gusto ver cómo se preparan,

cómo se organizan. La seriedad y rigor, parece mentira.

Debemos hacer un "MasterChef Junior" donde ganen los dos finalistas.

Le da igual la cinta hoy. Estás guapo.

-No sé cuántos nervios tendrá Martina,

pero yo tengo muchísimos. Estoy como un flan.

-Muy bien, cariño.

Tiene arte.

-Cuando he empezado a cocinar se me han ido todos los nervios.

Yo creo que ahora soy otra Martina. Soy Martina versión 2.0.

-Creo que va a ganar Martina. Mírala que concentrada está

y ha hecho ya el caldo y todo. Ya está tranquila.

-Qué bien huele, Martina.

-Manu, límpialas bien. Vas bien.

-Es imposible limpiar esto.

Son escamas. -Tranquilo.

-Al principio me he puesto muy nervioso

porque las sardinas al limpiarlas se rompían

y no podías quitar las escamas. Luego ya, para rematar

me empieza a salir sangre de la nariz.

Jolín, tío, no sé por qué me sale sangre de la nariz.

(TODOS) Venga, Manuel. Tranquilo.

Tranquilo, mi vida.

-Es de los nervios.

-No pasa nada.

-Muy bien, cariño.

¿Qué tal, Manuel? ¿Cómo vas? ¿Qué te ha pasado?

Nada, que me he puesto un poco nervioso.

Las sardinas llenísimas de escamas.

Me ha salido sangre de la nariz y no sé por qué.

¿Estás más tranquilo? Sí.

La verdad es que cuando me pongo muy nervioso

me suele pasar lo de la sangre. No sé por qué, pero me suele pasar.

¿Qué menú vas a hacer?

Primero voy a hacer una tosta. Se mezcla queso, yogur, cilantro,

cebollino y perejil.

Luego se hace una mermelada de tomate

y se monta como una tostita.

De segundo voy a hacer un "all i pebre",

una cosa muy típica de Valencia.

¿Te gusta?

A mí me gusta mucho. Es un caldo con anguila y patata,

pero claro, lleva ajo y pimentón.

¿De postre qué vas a hacer? Un canelón que se hace con calabaza,

relleno de chocolate blanco con almendras, avellanas y ya está.

Confío en mi menú y espero que me de la victoria.

Martina, ¿qué tienes pensado preparar?

Voy a hacer de entrante una sopa de cebolla con hojaldre.

De principal voy a hacer un risotto de setas

y de postre voy a hacer una tarta de tres chocolates con galleta.

¿Qué pasos vas a dar?

Primero estoy pochando bien la cebolla para la sopa

y reforzando el caldito para luego añadírselo.

Después estoy haciendo los chocolates con la gelatina.

¿Estás haciendo todo a la vez? Sí.

Le estás metiendo mucha caña al tema.

Lo quiero hacer muy bien.

Y en la sopa de cebolla meterás lo típico, queso,

yemas de huevo y esas cosas.

Sí. El huevo no lo voy a poner

porque esta receta la aprendí a hacer con el libro de Vicky

y entonces, no lleva huevo la suya.

Utilizarás el mismo caldo base que has hecho.

Sí.

Es muy inteligente porque tienes un buen caldo

que utilizarás para las dos cosas con resultados totalmente distintos.

Bien planteado y te veo muy seria.

Estoy muy contento de que lo hagas tan bien.

Gracias. He decidido hacer algo tradicional

que la gente ya conoce porque creo que en la final

no hay que arriesgarse mucho.

Tienes que ir a algo que sepas hacer y darlo todo.

Jordi, ¿cómo es visto a Martina?

Ha hecho un muy buen caldo de pollo

que utilizará para la sopa de cebolla

y para la cocción del arroz,

como optimizando muy bien el plato que va a hacer

y la he visto muy sensata. Yo estoy preocupado.

¿Se ha arriesgado más Manuel?

De momento le ha salido sangre por la nariz y se ha puesto nervioso.

Al pobre le puede pero se ha serenado y va dando los pasos.

Ojo, es un menú complejo.

Nuestros aspirantes durante todas estas semanas,

además de luchar en cada reto,

también han estado aprendiendo nuevas técnicas,

ingredientes y elaboraciones en las clases que nuestros profesores

les han ido impartiendo y que son fundamentales para su formación.

Bienvenidos a nuestra primera clase, os voy a enseñar las reglas

fundamentales en una cocina.

-Vamos a hacer tres recetas con pescado.

Unas son una a habas con almejas,

chipirones encebollados y el otro es una sopa de pescado.

-Vamos a ver el solomillo y vamos a ver la carne rellena.

-Volcán de chocolate con infusión de frutas silvestres y su mermelada.

-Bueno, voy a hacer una demostración de cómo se tempera el chocolate.

-Vamos a mezclar la cocina de dos países diferentes, de México y Perú.

-Vamos a hacer una cosa que va parecer un capuchino

y le vamos a hacer la típica tarta de queso y frutas rojas.

-Aquí la creatividad es lo mejor.

-Vamos a aprender a hacer couscous integral vegetariano.

-Hasta luego y muchas gracias.

(Aplausos)

-Ha sido un placer. -A comer todos.

-Anguila.

-Vamos Manuel, fuerte ahí, venga.

-Vamos campeona.

-Cómo huele lo de Martina.

-Creo que los dos tenemos las mismas posibilidades de ganar

y yo me veo ganadora

pero creo también que Manuel lo está haciendo muy bien.

-No es fácil cortar eso. -Hay que tener fuerzas.

-El pobre. -Ahora, muy bien.

-La parte de arriba es la más dura porque la espina es más grande.

-El de Manuel tiene más curro y está más elaborado.

Chicos, que bien. Viviendo una final de infarto.

Sí.

¿En quién confiáis más? ¿Quién ganará?

Tienen posibilidades los dos.

Manuel. Sí, a mí Martina me caen muy bien,

yo creo que lo está haciendo muy bien,

está relajada y puede llegar a hacerlo muy bien.

Vente aquí conmigo.

¿Qué dices tú? ¿Cómo ves tú a Martina?

Relajada, en cambio Manuel está un poco nervioso.

¿Ves más nervioso a Manuel que a Martina?

Sí. -Necesito ir a verlo, adiós.

Pues venga, tira, ve corriendo.

¡Bien Manu! -¡Martina!

-¡Manu, qué rico!

-Muy bien Martina. -Vamos Martina.

-En hacer un risotto se tarda 48 minutos y Martina va a empezarlo.

-¡Venga Martina!

¿Qué tal Martina, cómo vas? Bien.

¿Qué pasos llevas? Ya he hecho la sopa de cebolla.

¿La has probado? Sí.

¿Y te gusta ya a ti? Sí.

Vas a hacer el risotto de hongos y setas.

Y de boletus y trufa.

¿Sabes qué hago con el caldo? ¿Qué?

Cuando cojo las peladuras de las setas

se las echo también al caldo. ¿Sí?

Porque le da más gusto. Vale.

Así sabe a esto y a las setas y me ayuda.

Vale.

Es un truco entre tú y yo. Vale.

Voy a la batidora un momentito. Venga.

La pobre. -Pierde encima el pantalón.

-¡Venga Martina!

Emilia, ¿qué tal? ¿Cómo ves a la niña?

Fenomenal, estoy alucinada.

Tú has vivido la experiencia "MasterChef"

de una manera muy especial porque toda la gente en casa no lo sabe,

los niños están todos conviviendo juntos en una residencia y

acompañados de un adulto de su familia,

en este caso sido tú la que ha estado con Martina.

¿Cómo ha sido? Una experiencia estupenda.

Al final coges cariño a los niños, a los padres y la verdad es que sí.

¿Cómo ha sido la evolución de Martina?

Bueno se lo voy a preguntar más a la madre, a María.

Estoy alucinada con lo que ha aprendido,

porque estoy viéndola con una soltura.

Ella sabía cocinar algo pero no a este nivel.

Estoy viéndola y no me lo creo, no creo que sea mi hija.

Y el papá, ¿cómo lo ha vivido?

La verdad es que muy bien, como decía María,

en casa hace sus cositas

pero ahora lleva aquí un tiempo y es alucinante.

-Ahora le voy a poner el caldo porque no quiero que se me pegue.

-Manu, vas genial.

-Ahora verás lo que voy a hacer.

-¿Va estar guapo? -Sí.

Manuel, ¿qué vas a hacer? Le voy a ponerle fuego a la cebolla.

¿Y eso? Para ahumarla.

Lo vas a ahumar.

Metes, sal y cebolla seca y le prendes fuego y luego lo tapas.

Le pongo la tapa.

No sería bueno incluso mojar la sal para que no se queme tan rápido.

Vale.

Lo justo para que haya una humedad y que la cebolla,

no se queme muy rápido.

¡Ahí!

Cierra.

Ahora lo dejo un rato y luego otra vez.

Muy bien, campeón.

Suerte. Gracias.

-Este chaval ya sabía cocinar de antes, ¿no?

Vicky, has estado con Manuel todo este tiempo.

¿Cómo ha sido la experiencia? Muy buena.

¿Y la evolución de Manuel, cómo ha sido?

Se ve que he aprendido muchas cosas. Tiene mucha capacidad para aprender.

Está mucho más seguro que al principio.

Tú has vivido todo este proceso en la distancia, ¿cómo lo ves ahora?

Yo lo veo, mucho más seguro.

Él siempre ha sido creativo,

ahora veo que ha cogido unas técnicas que antes no tenía.

Si tu hermano ganase, ¿qué sentirías?

Orgullo.

¿Le pedirás que te haga de comer todos los días?

No.

¿Por qué? ¿No le quieres hacer trabajar?

Lo dejaras descansar un poco.

-Porque después de esto va a estar muy agotado.

Manuel va muy bien.

Tiene todo bastante pensado,

está siendo original ha hecho algo con el huevo que me ha encantado.

Él ha cogido sal con una cebolla deshidratada,

le ha dado combustión a la cebolla.

Le está metiendo ganas, está corriendo,

me falta ver cómo resuelve ese resultado final.

Martina, sigue en su línea. Muy ordenada, muy centrada.

Está tranquilísima. El menú es mucho más sencillo.

El postre es muy cuadriculado y técnico.

No sé cómo lo va plantear.

Va por capas y tiene que ser perfecto.

Ahora mismo, aparte de un poco del caos que tiene Manuel,

les veo muy igualados.

Sobre todo en la actitud,

en la manera de trabajar y sobre todo de organizarse.

Finalista, últimos 30 minutos. Vamos, ánimo.

(Gritan)

Hay que animar a los dos, porque los dos son compañeros,

yo soy la madre de Manuel y animo a Manuel

pero vosotros que sois compañeros y está bien que animéis.

-Mi madre me dijo que animase a los dos.

-Lo tiene todo muy controlado la niña.

Rocío, ¿quién quieres que gane?

Estoy entre la espada y la pared, porque mira,

yo con Martina y lo sabéis todos me llevo bien y es mi mejor amiga,

pero con Manu, me pasa lo mismo.

Vamos que quiere que gane Martina. Sí, me has pillado.

Pues ya está.

Es difícil porque son grandes amigos míos,

Martina me cae genial y Manuel también,

yo creo que hay más gente que apoya a Martina que a Manuel,

entonces para estar ahí un poco... Para compensar.

A mí me da igual quien gane

porque veo que los dos lo están haciendo genial.

-Te tienes que mojar.

¿Me tengo que mojar? Claro.

Lo diré muy rápido, Manuel.

Contadme, ¿estáis en la escuela online o no?

Yo no.

¿Estáis aprendiendo? Yo sí, yo sí.

¿Cómo que no, Marco?

Es que tengo muchos deberes y puedo ver muy poco,

la semana que viene tengo cada día un exámen y la mayoría de días

tengo dos exámenes.

Hacemos una cosa, en cuanto termines los exámenes

nos ponemos con los juegos. ¿Te parece?

Si quieres aprender a cocinar desde cero

o lo tuyo es la cocina profesional, entra en la escuelamasterchef.com,

una escuela de cocina online con más de 160 cursos

donde podrás aprender todo lo que necesites saber de cocina.

Tenemos a los cocineros más prestigiosos

y algunos de nuestros MasterChef, que te ayudarán a potenciar

toda tu creatividad.

Entra en la escuelamasterchef.com y prepárate para cocinar.

Oye, Martina. -¿Qué?

¿Vas bien? -Sí, ¿y tú?

-¡Venga, Martina! ¡Venga, Manu!

-Es masa de hojaldre.

-Para hacer las tortitas de las sardinas,

ahora va a hacer la forma bonita, ya verás, seguro.

-El plato más complicado que tengo que cocinar es el risotto

porque si dejas de removerlo se te pega, entonces tengo

que controlarlo mucho para que no se pegue, no se me puede pegar.

¿Cómo vas? Creo que voy bastante bien.

Estás ordenando ahora, ¿no?

Sí, estoy ordenando ahora que tengo un poco de tiempo.

¿Eso es para la tosta? Sí.

¿Qué lleva? Lleva cilantro, perejil y pepino.

Si le pasas una bayeta o un paño para limpiar...

Ahora, sí.

Claro, tanto orden, pero poca limpieza.

Martina. Dime.

¿Qué has ido a meter?

La tarta de chocolate, bueno, he ido a controlarla

y todavía le queda un poquito, la he metido en la nevera ahora.

Ya sabes que los postres es importantísimo meterlos

enfriarlos en la nevera y cerrar bien la puerta

para que no se vaya la energía, para que no se vaya el frío

y no consuma más energía y no nos interesa a nadie.

Sí, voy a verlo.

-Se ha dejado la puerta de la nevera abierta.

¿Estaba bien? Sí, estaba bien cerrada.

Así me gusta.

(Animan)

Me quiero ir a mi casa.

-Todo tiene muy buena pinta. Y es verdad.

¡Aspirantes, solo quedan 15 minutos!

(Aplausos)

(Animan)

¡Qué bueno!

Venga, Manuel, va. -¿Vas bien? Guau, qué pinta.

Le está poniendo parmesano para que le dé sabor.

-No tendría que ponerle mucho parmesano.

Nuestros aspirantes aprenden, evolucionan, luchan por un sueño

y nosotros, bueno, nosotros intentamos algo

que no es nada fácil, os lo aseguro, equivocarnos cada vez menos.

Vaya por delante que os pido perdón de parte de los cuatro,

que sea lo que Dios quiera.

(Música)

Solo te quiero dar...Perdón.

He perdido comunicación con el exterior.

Gua...

(RÍE)

Tampoco es un "patlo" fácil de adivinar, uf, espera.

Un rape, ay, mierda es mero.

Me entra la risita floja.

Yo voy a tener un poco que hablar sobre el pa...

Yo podía tener un poco hablar... Espera, voy a empezar.

¡Ah!

Venga, vamos a montar... Vamos

(RÍEN)

(CANTA)

Yo quiero probar ese canelón.

-Y yo, es lo que más me apetece.

-Nunca he probado un canelón de calabaza.

Lo voy a hacer.

-Mi punto fuerte es que se me da bastante bien emplatar,

Martina es muy rápida y eso le ayuda muchísimo,

bueno, ya veremos lo que pasa.

-Yo creo que mi punto fuerte es el sabor

y el punto fuerte de Manuel es el emplatado.

-¿Eso qué es, una pizza?

-No, es una sopa de cebolla.

-Papá.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos cinco minutos.

Rápido, venga.

(Animan)

-Perfecta.

Venga, vamos, este jurado está hambriento ya.

(Animan)

(Aplausos)

Aspirantes, entramos en el último minuto,

ya debería estar emplatado.

(Animan)

Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno...

¡Tiempo, manos arriba!

-¡Campeones!

(Aplausos)

-Creo que Martina y yo tenemos las mismas posibilidades de ganar,

pero yo estoy muy orgulloso de mi menú

porque al final me ha quedado bueno, bonito y espero que les guste.

-¿Cómo te ha quedado?

-¡Hala, qué pasada!

-Muy bien, Manuel.

He dado lo mejor de mí misma por sacar bien el menú,

creo que su emplatado está mejor que el mío,

pero de sabor no tengo ni idea.

Martina, Manuel, el duelo ha terminado,

enhorabuena a los dos.

Gracias.

(Aplausos)

Ahora nuestro jurado se va a ir al restaurante

que hemos preparado para catar vuestro menú completo.

Jueces, a la mesa.

Martina, tú serás la primera en llevar tu entrante.

-He hecho una sopa de cebolla con hojaldre encima para mojar la sopa.

¿Por qué sopa de cebolla?

La vi en el libro de Vicky, me gustó y decidí hacerla.

Claro, como es de Mallorca como tú, la casa tira.

Muy bien, vamos a probarlo.

A ver, Martina,

lo primero es que normalmente se hace con el hojaldre encima

y se hornea, ¿por qué?

porque queda muy bonito y aparte el hojaldre

se impregna de los sabores de la sopa.

Se me queda un poco floja de sabor

y habría estado bien lo del hojaldre.

No, no lo has pillado, para la edad que tienes

es un milagro lo que has hecho, tanto que te lo critico

como si fueses un cocinero mayor,

así te estamos tratando, felicidades.

Gracias.

(Animan)

Martina, me ha encantado que elijas la sopa de cebolla,

es una de mis sopas favoritas, ¿a que sí,

a que siempre te lo digo, Pepe? Es verdad.

Está muy bien presentada, el dorado del hojaldre es maravilloso,

es verdad que le falta un poquito de "chof, chof, chof" a la cebolla,

con eso tendrías un resultado 10.

Gracias.

-Qué bonita, por lo menos se va con buen sabor de boca.

Martina, me encanta la sopa de cebolla,

por lo menos la tuya, le falta eso,

que poche más la cebolla, más hechita,

que no te la encuetres tan dura

que el caldo esté más reducido, pero está perfectamente acabada.

¿Qué quieres?

¿Quieres que te contrate ya en mi restaurante?

Crece un poquito.

Si quieres que esté en tu restaurante

me dejas un ratito para el cole y después me voy para el restaurante.

Manu, es el turno de tu entrante, adelante.

Qué nervios, de verdad.

-He hecho una tortita que lleva una mezcla de yogur y queso

con cilantro, cebollino, eneldo, un trozo de sardina,

paté de oliva y un poquito de mermelada de tomate.

Muchos elementos para un aperitivo tan pequeño, ¿no?

La verdad es que sí.

¿Esto lo habías hecho o lo habías comido alguna vez?

Lo había comido alguna vez.

El entrante es muy típico de Valencia y muy de mi yaya,

que lo hace muchísimos sábados, me encanta comerlo en casa

con mi familia.

Manuel, este tipo de elaboraciones sardina, boquerones,

se mete en algún tipo de aliño, salmuera,

algo que marine un poco para realzar el sabor

y si dices que está ahumado, se tiene que notar el ahumado,

yo habría puesto menos cosas y más definido.

Súper bonito, muy bien trabajado, mucho trabajo y creatividad,

felicidades. Gracias.

-Impresionante.

Manuel, este es un aperitivo extraordinario,

el trabajo que hay para una tostada tan pequeña...

Limpia la sardina perfectamente, hazte una mermelada de tomate,

hazte la galleta crujiente, estamos hablando de un canapé,

¿a cuántos caterings de Samantha he ido yo, que no los trabaja tanto?

¿Sabes el mérito que tiene lo que has hecho?

Gracias.

Manuel, primero te lo voy a copiar, que lo sepas.

Aparte de divinamente presentado,

porque hay un equilibrio perfecto, superbonito.

Pepe eso no lo entiende, pero te lo digo yo,

estaba buenísimo, solo te puedo decir felicidades.

Muchas gracias.

Si Samantha me va a copiar el entrante,

me tiene que dar otra receta, me hace muchísima ilusión

que me lo vaya a copiar.

Martina, vamos con el plato principal.

-He hecho un risotto con setas y un crujiente de parmesano.

Qué bueno.

¡Sabor!

El arroz está en su punto, las setas están ricas,

aportan muchísimo al plato

y la verdad que siendo un plato que no mucha gente sabe hacer bien,

lo has hecho perfecto. Gracias.

Sí, Martina, tiene mucho mérito el risotto

está muy bien de sabor, cremoso lo justo

y está clavado del punto de arroz,

chica, dame la receta, es lo único que te pido.

Gracias.

No se la voy a dar porque los cocineros

nunca dan la receta.

Lo que dicen ellos es cierto, el risotto es muy complicado.

Cuando has trabajado has hecho dos cosas muy buenas,

elegir una buena variedad de arroz

y has utilizado el caldo que has hecho,

has utilizado un solo caldo para hacer la cebolla y el risotto,

y el resultado es distinto.

Has optimizado muy bien tu trabajo.

Lo único es que a mí me gusta más

el sabor del parmesano en crudo en un arroz, pero es algo personal.

Aparte de eso, chapó. Gracias.

-Martina, muy bien.

Manuel, vamos con tu principal.

Es un "All i pebre", es como un caldito,

para mojar está buenísimo, y lleva pimentón,

patata y la anguila.

¿Y este plato por qué lo has decidido?

Este plato porque mi yaya lo hace muchísimas veces,

muchos sábados lo hace y a mí me gusta mucho.

Vamos a probarlo el gusto.

Una cosa. Sí, dimi, dime.

Lleva la espina de la anguila, ¿vale?

Muy bien.

Porque la espina no se puede quitar de la anguila.

Muy bien.

Porque es que si no se destroza la anguila.

-Mojad pan en el caldo porque es lo mejor, de verdad.

Te voy a hacer caso.

Está rico, sí.

Por Dios, cómo está el caldo.

Manuel, el caldo está espectacular pero tenemos un error

en la cocción de la patata.

A la patata le falta cocer un poquito más,

se hubiese expresado un poquito más el caldo y tendría más consistencia

al guiso que es el único defecto que yo le veo.

Por lo demás, es impresionante veros trabajar así que felicidades.

-Muchas gracias.

Pues sí, Manuel, le ha faltado esa patatita deshechita.

Te ha quedado un poquito entera.

-He visto que se rompía y he dicho, uy.

No te importe que se rompa. El caldo está extraordinariamente

bueno, has sacado la mano de tu abuela pero con visión de futuro.

Tiene mucho mérito, de verdad.

Manuel, me encanta que reivindiques tu tierra,

que reivindiques la cocina de los mayores, olé tu abuela

y olé tú.

-Gracias.

-Olé por mi abuela porque por ella he conseguido hacer este plato

y se lo merece también.

Martina, vamos con tu postre.

-Es una carta de tres chocolates con frambuesa, Lima y menta por encima.

Pepe.

Dime. Quítamela.

Martina, ¿por qué has hecho este postre?

-Porque me enseñó mi madre, me gusta mucho esta tarta y no sé,

la he hecho por eso.

¿Seguro que no la has comprado? -No.

¿Y lleva tres chocolates? -Sí.

¿Cuáles son los tres chocolates? -Negro, con leche y blanco.

Y debajo un fondo de galletas. -Sí.

Está de pastelería.

¡Tanta dieta y tanta tontería ya!

Pepe, por Dios.

Señora, déme la receta. -La señora soy yo.

Riquísimo. -Gracias.

-¿Lo podremos probar? No queda.

-Qué pena, cómo tragáis.

Este no es un postre que pueda hacer un niño en 120 minutos.

Si no te veo trabajar y hacerlo no te creo.

Lo normal es que las capas no te hubiesen quedado bien,

se te hubiese caído alguna hubiese algún defecto en el pastel.

Esto es el 10 absoluto.

-Gracias.

Qué razón tienes cuando dices que lo tuyo son los postres.

Te puedes ir de aquí contentísima. Felicidades, de verdad.

-Gracias.

(Aplausos)

Manu, vamos con tu postre.

-He hecho un canelón de calabaza

relleno de chocolate blanco

y frutos secos

y un granizado de fresas.

Nunca pensé que ibas a acabar el postre.

Los nervios, la falta de tiempo, el plato complicado.

No solamente lo has acabado sino que has hecho una presentación

espectacular. Lo tiene todo. -Gracias.

Esto no es un postre de un niño, es de alguien que piensa

mucho más allá. El concepto es lo que ya me asombra.

Luego podré matizar si esto podría estar un poquito más fino,

si el caramelizado está mejor o peor, no sé si me entiendes.

Esto no es un postre para un niño de tu edad.

Que te has pasado tres pueblos. Pero para bien.

-Gracias.

Me has demostrado que un niño puede pensar un montonazo

y hacerlo de 10.

Parecía una guarnición por un lado de canelón y las fresas ahí al lado

no pintan nada, cuando lo comes ves que el canelón es consistente

está equilibrado el chocolate blanco con la calabaza

y necesitas algo que lo refresque.

Ahí es cuando se me pone cara de tonto.

Me has demostrado que hay unos pocos que tienen

la capacidad de sorprender a los demás y, encima,

la envidia que me da, la edad que tienes.

A mí lo único que me da envidia de ti es ese peinado que llevas.

Eso te lo tengo que copiar más que el postre.

-Gracias.

Manuel, a cocina, por favor.

(Aplausos)

-Muy bien, Manu.

-Martina y yo estamos muy empatados

y creo que tenemos las mismas posibilidades.

Manuel y Martina, vosotros ya habéis hecho vuestro trabajo,

ahora el jurado tiene que tomar la decisión más importante

desde que empezó el concurso, elegir al nuevo "MasterChef Junior"

de España. Suerte a los dos.

(AMBOS) Gracias.

-Suerte. -Suerte, chicos.

-Suerte.

(MURMURAN)

-Pienso que el tuyo es mejor.

-Sinceramente no tengo ni idea.

-Gracias.

Está espectacular.

-Ay, que ya lo tienen.

La decisión ya está tomada.

Es el momento de que todo el mundo, ex aspirantes y familiares

bajen a las cocinas para acompañar a Martina y a Manuel

en este momento tan importante.

-Qué nervios.

-Ahora mismo tengo la sensación de nervios, no me puedo aguantar

porque estoy supernerviosa y también muy contenta

y orgullosa de mí.

Manuel, Martina, este es el momento por el que habéis luchado

tanto durante todas estas semanas.

Este trofeo no solo significa ganar un concurso de televisión.

Significa pertenecer a un club al que solo pertenecen los niños

más talentosos de la cocina mundial.

Martina, Manuel, entrasteis siendo niños y salís siendo pequeños chefs.

Aquí termina este fantástico viaje, justo aquí, donde estoy.

Aquí es el lugar donde los dos finalistas de "Master Chef"

van a vivir un momento mágico, y solo se puede hacer en un sitio,

encima de la "M" de "Master Chef". Por favor.

-La verdad es que al hacer el cambio

me he sentido como un cocinero

de verdad y me he puesto muy contento.

El finalista que se lleva 12.000 euros

para seguir con sus estudios y este trofeo que le acredita

como nuevo "MasterChef Junior" de España es...

¡Manuel!

(Gritos)

(Música)

-Estaba que explotaba de la felicidad

y no sabía si gritar y tirarme

al suelo o qué hacer.

(Gritos)

¡Viva, viva, viva!

-Lo mejor de "Master Chef"

ha sido conocer a todos mis amigos

pero también me da rabia que me haya quedado a un pasito de ganar.

Venga aquí, tómalo, tuyo es. Levántalo.

(Música)

-¡Toma, lo he conseguido! Soy el nuevo "MasterChef Junior".

Enhorabuena, aquí te entrego cheques con 12.000 euros

para los estudios de Manuel.

-Hala. Qué chulo.

Estoy supercontenta de que hayas ganado pero, eso sí,

no te vayas otra vez a cocinar

por ahí que no me gusta estar solo en casa.

Aquí lo tenéis, Manuel es el nuevo "MasterChef Junior" España.

Ellos terminan hoy una aventura en la que nos han vuelto a demostrar

que para la cocina no hay edad.

Nosotros nos despedimos pero muy atentos porque

nos vamos a ver muy, muy pronto en la tercera edición

de "Master Chef".

Mientras, ya saben, pónganle...

(TODOS) ¡Sabor a la vida!

Manuel, campeón.

(Música)

Te voy a hacer un regalo porque te quiero ver los ojos.

-Quiero que salga perfecto y no se lo crean ni los jueces.

Como le pongas sentido a tu imaginación puedes ser un crack.

Eres el mejor compañero cocinando.

No te importa perder tiempo en ayudar a los demás.

-Verduras. Más picadito.

-Manolo ha estado de muerte.

¿Podemos probar? Tiene buena pinta desde aquí.

Cuando me gustan las cosas no las reparto.

-Cuando me han dicho los jueces que arroz a banda estaba

que me temblaban los pies.

Platos como este me parece que está muy bonito.

Lo mejor que tienes es que piensas como un cocinero

desde el primer momento en que te pones a cocinar.

Hay un aspirante que ha puesto en su plato un ingrediente

que no estaba en la caja, el corazón.

Manuel. Manuel.

-¡Bien, Manuel!

El finalista que se lleva 12.000 euros y este trofeo

que le acredita como nuevo "MasterChef Junior" de España

es Manuel.

-¡Toma, lo he conseguido! Soy el nuevo "MasterChef Junior".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 6 - 03/02/2015

Programas completos (6)
Clips

Los últimos 152 programas de MasterChef Junior 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos