www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4815171
Para todos los públicos Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 8 - ver ahora
Transcripción completa

Bueno, buenas noches, aquí estamos una semana más

con nuestro queso, nuestros vinos y dispuestas a hablar

de lo que ha sucedido y lo que va a suceder.

Niña, qué pena la marcha de Carmen. -Pues sí, la verdad.

-Pero creo que Carmen sentía una especie de desengaño

de sus compañeros. -¿Tú crees?

-Yo la veía cansada y no creo que fuera físicamente

porque dijo que estaba... -Como una moto.

(RÍEN) -Pero dentro de eso

creo que había, un poco, un deseo de marchar.

-Sí, porque si no, ¿a santo de qué treinta segundos antes de acabar

te pones a montar nata como si tuvieras media vida más?

-Te lo voy a decir, porque es:

"Si me tengo que ir, que sea por la puerta grande".

-Pero es que, ya te digo, estaba lo de la nata,

pero es que el plato, tampoco... era una maravilla.

Igual querría adornarlo, pero... -Bueno...

-Creo que había algo en sus subconsciente:

"No puedo más, estoy desengañada de la vida", puedes tener razón.

-Yo creo que sí, no lo sé, pero creo que sí.

-Sí, a ver cómo quedó ese plato. -A ver.

Carmen, ¿ya sabes dónde están lo callos de bacalao?

Toda mi vida he creído que los callos eran de los pies,

que es donde los tenemos los humanos.

Te enfrentas, por fin, a tu segunda prueba de eliminación;

en la primer te dio el parraque. Pero hice cuatro platos.

-Si no le da el parraque, vamos... -Hace todos estos.

-Con miedo estoy porque esta mañana me he levantado

un poco perjudicada. (TODOS RÍEN)

-Como tengamos que hacer los 28 platos, morimos.

-Voy a observar a Carmen todo el rato, a ver qué hace.

Carmen, hija, al revés.

Carmen, tienes que colar. Es que le va a estallar.

Es que esto es un peligro,

cocinar con estas cosas es como la NASA.

No va a ser la NASA, va a ser la NADA.

Estamos acojonados aquí.

-Estáis aterrados de que la monte.

A partir de hoy, creo que me voy a comprar un sifón

porque me he dado cuenta de que se pueden hacer cosas interesantes.

-Mira, mira, es que no da pie con bola, ¿eh?

-¿Qué hace? Se le está quemando.

-Se ha arrugado, mira. Te lo has cargado.

¡Sami! Estoy pasándolo bomba.

Venga, va. Así, así.

Samantha quiere que le dé la vuelta a la crep así.

-Venga va; una, dos... No, pero...

Venga, Carmen, que eres la mejor en lo tuyo.

-He hecho dos crepes tan finitos que parecían pan de ángel;

estaban muy bien para tomarlos como si fueran galleta.

Carmen... me desmontas. ¿Cómo que te desmonto?

Me genera tal cabreo, que lo llevo tan arriba, que me reseteas.

No me hagas reír porque me miras... Si te ríes, me enfado de verdad.

Tampoco voy a estar llorando siempre, con una angustia,

con un horror, porque me mire con esos ojos que tiene tremendos.

El aspirante que no continúa en las cocinas de "MasterChef" es...

Carmen.

Es la única que se ve bien en ese decorado.

-La vida te da regalos, de vez en cuando,

y el regalo que me ha dado ha sido conoceros a todos,

siempre guardaré en mi corazón y cuidaré esto.

-Hay una cosa que me llama la atención,

dice con el mismo tono "te quiero", que "me cago".

¿No ves que no hay un movimiento, un sentimiento?

Yo recuerdo lo que lloré; no podía hablar, era desbordante.

Me fue con el corazón encogido. -Vamos que...

-Vosotros llorando, Eva llorando. -Los amigos.

-No solo los amigos, Eva llorando, Pepe llorando.

-Pepe... -Oye, que te corto la mano.

-Todo se pega. -Que somos todas Venus, ¿eh?

Vamos a terminar todas así, amarradas.

-¿Te has dado cuenta?, como nos pasó a nosotras,

estaban Antonia y ella. Que nos pasó a ti y a mí.

Estábamos... "sea lo que sea, el sofocón nos lo llevamos".

-Pues sí. Antonia no creo que estuviera muy sofocada, ¿eh?

-Ni Carmen tampoco. -¿A quién se le ocurre hacer

unas crepes en el programa ocho? -Unos crepes...

-Es muy sencillo. -Es normal que Jordi se enfadara.

-Sí, estaba enfadado pero es verdad lo que dice ella:

"No puedo estar sufriendo con esos ojos inquisidores",

porque él te mira así. Tú has llorado con Jordi.

-La mirada azul hizo así y me derrumbé.

-Se te clava la mirada. -Sí.

Y claro, ella que no está "dispuesta a sufrir,

porque está como una moto", pues no quería.

-Tenía una sensación de... -Ya.

-Hasta aquí hemos llegado. -Sí.

-Tampoco es malo, ¿eh?, es honestidad hacia el programa;

si no se va a entregar... Cando estás,

lo hagas bien, mal o regular, tienes que estar...

-De boca al barro. -Eso es.

Ella solo ha hecho dos eliminaciones, la del parraque...

-Claro, que no la acabó. -Bueno, hizo cuatro platos.

-Sí, pero como le dieron de baja, no la pudieron eliminar.

-Salió en carrito, como Miss Daisy, una salida a lo grande.

Me gustó más la primera salida, siendo humillante,

yo me hubiera arrastrado. -Es menos humillante...

-¿Dónde va a parar? -Sales con una dignidad bárbara.

-Pues claro que sí. -Bárbara.

-Pero en silla de ruedas, si no es necesario, no.

-Y se ha ido rara, porque claro, se ha ido y, de repente, era...

No sabía muy bien. -No, no lo sabía.

-No sabía hacia dónde. -No había dolor.

"Voy a echaros de menos, me ha alegrado conocerlos".

¡Pam! Y me voy. -Escúchate.

-Y tan pancha, ¿eh? No se ha irritado, como lo de la moto.

(AMBAS) "Estoy como una moto"

-Bueno, niña, ¿qué puede pasar la semana que viene sin Carmen?

Porque quieras o no, ahí había una trifulca;

ese duelo Antonia-Carmen daba mucho juego al espectáculo.

-Y Carmen en sí misma con sus frases lapidarias:

"Callos de bacalao" -"Tres piernas, dos piernas"

-"Vegetariana de animales" ¿Qué será del programa sin Carmen?

-Y, además, ¿a quién cogerá de rival Antonia, ahora?

En los cómics, cuando hay un héroe...

-Protagonista y antagonista. -Eso es.

Ella necesita, ahora, un antagonista, ¿dónde estará?

A ver si lo ponen.

-Vamos, vamos, Paz. -Vamos.

(BORIS TARAREA)

-¡Guau! -¡Oh!

(BORIS SE EMOCIONA) ¡Oh! Como en casa...

(MARIO) Esa es mi nevera. -Y esa la mía.

-Qué fuerte. -¿Esa es la tuya?

-Claro. -Te la vi el otro día.

¿Reconoces algo? Claro.

¿Esas manitas?

Sí, ese es de Ava y las manitas de Lenon.

-Pensaba que sería de Santiago. -Sí, las manos de los niños.

(CON BURLA) La familia feliz, mira: "Papá, vamos al parque...".

-Bueno, pero eso es bonito. Esta mujer está loca.

-Loca de atar.

Es bonito, de todas formas, comprobar que "MasterChef"

es como la vida, eso nos reconforta.

"MasterChef" es como una vida mejorada.

Mario, ¿qué significa esa botella encima de tu nevera?

Es que las Nancys, como somos las reinas del descorche,

nos hicieron una botella de vino. No la he probado, no la he abierto.

¿Cuál crees que será el ingrediente principal de tu nevera?

Hay mucha verdura, hay algún pescado...

-Ajá. -Hay fruta, para la vitamina B y C.

Déjalo, Mario, déjalo.

Antonia. Yo lo tengo escondido.

Porque soy una maniática de la limpieza;

lo pongo lateral porque no quiero ver ni un dedo en el acero.

Lo tengo que tener limpio.

A nosotros, la encimera de acero, también, nos gusta verla limpia.

(Risas)

Empezamos con emoción.

-¿Será hacer una comida casera, de casa, por fin?

-Sí. -O una comida que tú quieras.

No sé, sobre todo, no sé qué habrá y...

Por una lado están los frigoríficos; por otro, las cajas.

Mejor venir con la mente en blanco y preparada para cocinar.

-¡Madre mía! Qué bueno esto de traerla a cada uno "su" nevera.

-La mía hubiera sido una decepción para los espectadores

porque si no me avisan, solo suelo tener pechuga de pavo.

-¿Qué haces? La lista, ¿no? -Estoy apuntando.

-A ver, ¿qué? -Cola, refresco de cola.

En mi casa hay dos cosas que no pueden faltar, que son:

el refresco de cola... café. -Sí.

-Y jamón de pavo. -Sí.

-O pechuga de pavo. -Por eso te mantienes tan bien.

-Menos cuando vengo aquí, que me pongo ciega de queso.

Estoy haciendo una lista y he apuntado lo que necesito

y, después, por si acaso, voy a apuntar qué cosas,

porque en esta insistencia que tenemos por salir,

imagínate que la semana que viene vienen a nuestra nevera.

-Dame una hoja, entonces. -Haz el favor.

-Te voy a dejar que apuntes. -Dame una hoja.

Yo voy a apuntar algún ramillete, porque eso les gusta mucho.

-Y todo lo pasado que tienes en tu casa, también.

-Los polvos esos están caducados, a ver si nos envenenamos.

Hija, rómpelo, vamos. -No, mujer, que te quede bien.

-Como cuando íbamos al supermercado: todo.

-Todo, no; verdura. -¡Todo!

Esta es mi lista de la compra: ¡Todo!

-Eso es lo que habrá hecho Mario, porque él suele tener cervezas,

diga él lo que diga. De vez en cuando,

se come una hamburguesa, de una marca que no diré.

-Pero igual Olvido... -Olvido sabe mucho.

Habrá dicho: "A ver si me lo van a liar".

-Ella suele estar preparada.

-Sí, porque ella es una mujer preparada, hace poco fui a su casa,

¡cómo lo lleva todo!, además, es ama de casa, ¿eh?

Y él, además, cocina muy bien porque aprendió mucho.

-Yo creo que este programa va a venir cargado de emociones,

porque, sabes que aquí, lo hemos comentado alguna vez,

están siempre a flor de piel. Hemos visto los dibujitos

en la nevera de... -Las manos de Ava.

-En la nevera de Paz, el dibujo de las niñas de Santiago.

-Oye, qué maldad la otra... "La familia feliz; papá, mamá".

Te digo que necesita un antagonista.

-Pues Santiago no es buen antagonista, ¿eh?

-No lo es, no. -No es buen antagonista.

-Pero en este habrá mucha lágrima, al menos, emociones.

-Emociones, sí, hombre es que te traen tu casa,

tu casa es tu vida, yo creo que la casa...

De hecho cuando me desprendí de mi casa, la casa no me dolía,

me dolían mis cosas, el rosario de mi abuela...

-Y lo que bebiste ahí, beber también, lo que viviste.

-Lo que bebí ahí, eso no me lo podían quitar

porque lo llevaba dentro. -Pero yo ya vi ojitos

y es verdad lo que dijo Santiago que dice: "Este programa

es como la vida, pero mejorada". Vamos a elucubrar.

-Vamos. -Que hace mucho que no lo hacemos.

¿Qué crees? Porque es muy evidente que digan: "Trajimos la nevera

de casa, cocinad con lo que encontramos".

Ay, tan evidentes no son, estos le dan una vuelta y otra.

-Igual cocina Antonia con lo de Mario, Mario...

Por decir. -Por ejemplo, o a la mitad

de uno que se cambie. -Cambiarse de nevera,

incluso, cocinar con algún elemento o ingrediente

de lo que hay en cada nevera,

ellos puestos a pensar no tienen fondo.

Qué maldad. -A pensar maldades.

-Maldades, maldades, maldades.

Nos acompaña en estas cocinas la catedrática en nutrición,

doctora en farmacia y máster en salud pública

por la universidad de Harvard, Marta Garaulet.

(Aplausos)

Hola, qué hay. Buenas noches.

Nos viene genial. -Nos viene bien.

Hola a todos, encantada.

-Encantado. -Encantada.

-Todo parece como muy simpático, muy mono y muy cuchi,

pero, claro, detrás está la bestia de "MasterChef".

Es el momento de ocupar vuestros puestos de cocina,

podéis elegir el sitio que queráis, el que más os guste.

Pensadlo bien porque es una decisión

que tiene implicaciones. Guau.

-"Oh, my God", Dios mío, ya empezamos.

-Cada uno puede elegir dónde.

Donde queráis. Venga, vamos.

(SANTIAGO) Donde me dejen.

Bueno, yo me quedo aquí. -Yo me quedo aquí,

¿tú te quedas aquí? -Ponte ahí, Mario.

-A ver, Santi. -Santiago, si estás conforme,

nos intercambiamos, "Alea Iacta Est".

-Yo detrás de ti siempre que me da suerte.

-Qué nervios. Pues no lo sé, a ver qué pasa,

no tengo ni idea, como siempre todo puede pasar en "MasterChef".

La verdad, creo que me está dando como una alergia o reacción

y me estoy volviendo flan total.

-Yo creo que teniendo aquí a la doctora tendremos

algo saludable. -Los huevos están bien

porque ya no alteran el colágeno.

-El colesterol. -Quería decir colesterol,

qué loco estoy. Colágeno con colesterol.

No, es que para él el colágeno es muy importante.

Para mí es vital, totalmente. Más importante que el colesterol.

Mucho más. Mucho más.

Yo he luchado contra el colesterol, de verdad y aprendí mucho.

Creo que tendré que calmarme y dejar de ser tan...

Tan sincero, ¿entiendes?

Y llevar adelante esta misión.

Y hay algo muy importante que no la hablamos,

es importante hacer el amor. Hombre, a las 11 de la noche.

¿A las 11 de la noche? Estés o no estés

porque resulta que el hombre, su mejor reloj es la testosterona

en la parte sexual y es por la mañana.

Ah, por eso... Pero las mujeres las hormonas

sexuales no son importantes, son las emocionales,

las endorfinas, son otras, hay que coincidir en los horarios.

Qué duro es coincidir, qué difícil,

desde que estamos en "MasterChef", nada, se acabó.

(RÍEN)

(RÍEN)

Me encanta Samantha, desde que estamos en "MasterChef",

no se coincide. -Nada, no coincidimos.

-La doctora qué graciosa,

se hace el amor a las 11 estés o no estés.

-Pero es que es verdad, de todas maneras yo tenía un novio

que no era tan... -Está muy bien, queridos amigos,

vamos a entrar en el proceso vital. -Ella dio una cosa,

y no dudo que sea una eminencia, pero decía él una cosa:

"Te despiertas cuando te despiertes,

te acuestas cuando tienes sueño, comes al tener hambre

y lo otro cuando tengas ganas", eso no falla nunca.

-Ya, pero, escucha,

me he perdido en la filosofía bibiana.

-Pues la filosofía es muy fácil, que cuando

el cuerpo te pide... -Ya, pero ella dice

la perfección, o sea, los hombres, la testosterona

a las 11... -A las 11 de la noche

cómo haces eso cuando llegues con el tío roncando.

-Lo sé, pero está claro que la filosofía la llevas tú

a rajatabla porque comes cuando tienes hambre,

llegó el plato de jamón, señoras y señores,

pasó con el lomo y pasa con el jamón,

su lado está, perfectamente,

blanco, vacío, el mío está incólume.

Insípido, incoloro, intocable, de Elliot Ness.

-Calla, loro, te digo que se come cuando se tiene hambre.

-Pero todo esto es mío. -Todo y tienen más.

-Hombre. -Más comida, venga.

-Camarero. Yo te digo, aquí todo tiene trampa,

dice: "Elegid el sitio".

-Para que te equivoques tú, encima la maldad

parece que es un error tuyo, tenía que ponerme en otro sitio.

-O al revés, hay lo mismo en todas las cajas que puede pasar.

-No, ellos tienen más maldad.

-Por eso te digo, poneos y tal, y me pongo aquí, allí...

-A ver si tuve suerte. -Claro, y luego hay lo mismo

en todas que te comes el tarro. -Son tremendos.

-No sé, puede pasar de todo. -Fíjate que hay una lucha

contra el colesterol en redes, en todos lados.

-Y yo misma tengo una lucha porque aquí donde me ves

que tengo cuerpo de top model... -Pues también tienes.

-También tengo, porque hay del bueno y del malo y no sé qué,

qué bueno y qué malo. -Boris estaba más con el colágeno,

todo para la cara. -A él le viene todo

para la belleza. -Hay cosméticos

que se guardan en la nevera. -Ya, si Boris tiene una parte

de la nevera con cosméticos

y Rubén se encarga de la intendencia.

-Fíjate que allí en esa casa se come por Rubén.

-Claro, si no comerían...

Hombre, hay cremas de caviar que también...

-No, pero son para la piel. -Para la piel, pero

hay que ver que la piel de Boris... -Es estupenda y ha bajado

mucho peso Boris, está más flaco, mucho más

y en cambio la piel la tiene perfecta.

Todo es colágeno, vitaminas, todo pinchazos, todo.

-Con las lentejas te puedes hacer una mascarilla,

él no ve la comida como comida, la ve como vitamina.

-Como cosmética. -Sí.

Deberían hacer un "MasterChef" de belleza.

-Me apunto.

Nos obligan a hacer seis raciones

para algunos comensales

que yo quiero saber quién coño son esos comensales.

Filipo, amigo de Antonia, os conocéis desde niños

y cuando está en Barcelona se instala en tu casa, ¿te cocina?

Cocina solo ella, es la dueña de la cocina,

odio entrar en la cocina. Es la dueña de la casa,

del inmueble. Os habéis enterado.

Bueno, Cayetana, espero que no seas

tan benévola como la última vez que viniste.

Seguro que sí. No, hoy necesitamos sinceridad pura

que el otro día estuviste muy floja.

No puedo ser de otra manera. Aprende.

Soy incapaz. -Qué crueldad sería que trajeran

gente conocida para probar tus platos, terrible.

¿Cuándo te atreverás a apuntarte a "MasterChef"?

Pues en cuanto me lleguen los días.

A pesa4 de lo que te cuenta Santiago.

Sí, pues nos cuenta que es bastante duro, que trabaja.

Es un flojeras. Un flojeras, ¿no?

-Yo me parece terrible

que arriesguen las vidas de estas personas

porque al fin y al cabo... Nosotros no somos expertos.

Gustavo, bueno, eres un poco responsable de la felicidad de Paz

porque le presentaste a Olson. Sí.

¿Fue amor a primera vista? Sí, vamos, a primera vista.

Sospecho que estará Rubén, que será increíble e inaudito

porque no va nunca a ninguna parte ni sale.

¿Quién cocina cuando vas a casa de Boris?

Creo que no cocina nada que yo sepa.

A mí que esté aquí en este punto, me parece heroico.

Oye, Juan Pedro, ¿lleváis hornillo en la Nancy furgo para que Mario

cocine en las giras de las Nancys Rubias?

¿Cómo vamos a llevar hornillo?

-Pensaba que la cocina de Mario

en su casa durante 20 años era de atrezzo.

-Por mi bien, espero que cuando pase mi plato

me digan: "Es gracioso".

(RÍE) Es simpático.

Pues fíjate que somos amigas, bueno, no vamos a estar

en todos los programas. -Eso digo yo, ya subimos.

-Pero yo podría haber estado como amiga, ¿no te parece?

-Creo que yo les quepo también porque mira qué presumí de amistad.

-Pero pensé viendo el vídeo:

"¿Te invitaron? Porque mira que tienes...".

-Pues no, mira. -No eres tan amiga como piensas.

¿Sabes? -Estás como Antonia,

con un poco de mala leche, se te está pegando el acento

y todo lo demás. -Sí, porque esto es así,

esto es una cosa. -Al loro, al loro.

-Al loro no. -Al loro estate tú.

Al loro estate tú. -Pero será una sorpresa

muy bonita, pero no creí ver a Rubén que decía Boris:

"Vendrá Rubén que nunca viene a ningún sitio".

-Igual sí, sabes qué pasa que como me puse nerviosa,

yo no vi a la gente que había en las mesas

porque iba hacia la luz como Caroline.

-Tú ves un foco y vas detrás como las polillas.

-Bueno, tenía una amiga que abría la nevera

y al ver la luz sonreía por si acaso.

Ella sí, siempre estaba prevista, un flash la mataba.

Bueno, pues esto, el hombre me hacía así

y yo iba hacia la luz, ¿y a quién me encuentro?

A mis compadres, ¿y con quién se quedaron las perras?

-Es lo primero que dijiste. -¿Con quién se quedaron?

Que se las dejaba a ellos. -Tenías un trabajo.

-Tenía un trabajo, pero si ellos dejan a las perras

por tener otra visita a la que trabaja,

¿pues con quién se quedan las perras?

-¿Y con quién se quedaron? -Eso digo yo, no lo sé,

pero les hubiera comprado una tarta de limón

que vaya cómo nos salió la tarta.

-Qué buena, pero volvamos a este porque es que aquí...

-Me emociono. -Es que, claro, aquí se emocionarán

mucho cuando salgan y vean que en esas mesas

están sus amigos más íntimos

menos algunas excepciones.

-Algunas de nosotras. -Algunas.

Ya verás, habrá sangre, sudor y lágrimas.

-Pues te digo una cosa, a mí después de tanta emoción,

yo necesito... -No haces más que rumiar

en cuanto estamos en la tele. -¿Qué más te da?

Es que me han traído lomo.

-Dice: "Nosotras somos más de jamón".

Bueno, la que empieza los platos es ella.

Oye, pero si eso no lo ha visto el público en su casa.

¿Tú por qué eres tan chismosa?

Después dice que la otra es acusica. Ella es más.

¿A que no hay secretos entre nosotros?

Bueno, a lo que íbamos. Para recuperarme de tanta emoción,

necesito un sitio relajado. ¿Tú no? -Yo, mira.

¿Pero aquí mismo?

Mira, mira, mira.

¿En El Bohío hace cócteles? El King Kong.

(RÍE) Pepe.

¿Qué? El King Kong tiene un mal día.

Mira. Las garras del gorila. Ahí lo tienes.

Es refinado, refinado.

Mira qué fino. ¡Guau, Jordi!

Pepe, tú no me has hecho eso, eh.

El green gaviota tiene mejor pinta que el gorila.

¡Jolines! -¡No!

¡No!

Te veo muy motivado, como muy profesional.

Estoy a tope. Es que nunca había ganado a una medallista.

(SANTIAGO) Me gustaría que nos saltáramos la prueba

y fuéramos al programa 10. Pero no se puede.

Hay que eliminar a alguien.

¿Te sientes ganadora, Antonia? -Sí.

Mira cuántos muertos he visto pasar.

Pero en este barco es muy probable

que Santiago intente echarnos a todos por la borda.

Tenemos que tener cuidado. -Santiago, si no hace

lo que digo yo... -¿No gana?

No. Yo creo que su peligro es tener éxito.

Desde luego, Antonia, lo quieres todo.

Ganar "MasterChef", protagonizar una película de Santiago.

Es increíble. ¿Qué más puedes querer? ¿La corona de España?

Quiero la corona de Italia y del mundo borbónico.

Este rato que he tenido con mi Boris

charlando, ha sido

un momento de gran sabiduría.

¿Te acuerdas del sitio? -En Alcalá.

-En Alcalá. -La Olvi, David.

"Te voy a presentar a Olvido". Y yo: ¡Ay, qué ilusión!

Voy a conocer a Alaska. -¿Te acuerdas?

Y de repente, me dice: "Y está con este chico,

Mario Vaquerizo". -El Mario.

-Era como secreto en aquella época. -No podíamos decir nada.

Yo estoy muy bien. Estoy en un crucero maravilloso.

Me han puesto un albornoz. Estoy divino.

Creo que son las mejores vacaciones del mundo.

Pero, claro, no todo es oro lo que reluce.

(CANTA) #Yo soy rebelde porque el mundo me ha hecho así.#

#Porque me ha tratado con amor.#

¿Qué te parece a ti que no solamente...?

-Escúchame. -¡Calla! Que nada más

hablas del jamón. -Es que no entiendo

esta introducción musical.

Porque, hija, después de hacer tanto programa

al lado de tu casa y, si me apuras, casi de la mía...

-Es que ahora. -Ahora. Para una vez que los sacan,

en barco, en vacaciones en el mar. -Es verdad.

Y nosotros... -Mujer, todo autobús.

Un tren que se para. -¿No te ha recordado eso,

muy tranquilo, muy bien el crucero,

un poco como de Agatha Christie y "Los diez negritos"?

¿O "Asesinato en el Orient Express"?

Escucha. Eso, si lo hacen al principio,

Antonia no deja ni títere con cabeza.

A mí todo eso me ha parecido...

Cuando se ha doblado el ala de la pamela.

Claro. Esto es "Asesinato en el Orient Express".

Les cabe Agatha Christie entero.

Es más. A saber si volvieron todos.

-Yo estoy segura de que no. -¿No?

Pero a mí me mata la envidia.

Dicen "envidia sana". No hay envidia sana.

No. ¿Qué envidia sana? La envidia es insana.

¡Las manos! ¡Las manos! Que dices tú que las manos.

¡Las manos! Bueno, a lo que íbamos.

Me has despeinado. -Estoy más relajada.

Sí. Como Antonia buena, tú relajada.

Sí. Pero relajada. Lo tengo que decir.

Es que no es cuestión de envidia.

Es que tres programas o cuatro los hicieron

al lado de su casa. -Guadalajara.

(CANTA) #Guadalajara en un llano. México una laguna.#

En cuanto te sientas... -No tapes la cámara.

Que no. Solo estoy escenificando.

Tú vas al AVE, te sientas y ya has llegado a Guadalajara.

Nosotros fuimos a Alicante, a Galicia,

a Asturias, a Huelva,

a Cáceres, a Fuerteventura.

Ya te sales del mapa. -Todo el mundo: Están cerca.

¿No os dais cuenta que hay un recuadro que lo suben?

Claro. Pues eso la gente se cree que no.

"¿Cómo es que se tardan dos horas y media o tres en avión?"

Porque están abajo. -Están abajo.

Están casi en Mauritania.

Y hasta ahí fuimos. ¿Pero cómo no va a querer la corona

Antonia, si se codeó y demás con la nobleza?

¿Con la nobleza? Con la nobleza baturra.

No. Italiana. Conde Lecquio. -Tiene una lista que ni yo.

Vamos. Nuestra lista de la compra. -Todo.

Te has acabado el jamón. -Cállate.

¿Te quieres centrar en lo que estamos haciendo,

que vamos a tardar por gusto?

-Te digo yo una cosa. -Dime.

¿Tú has visto estas que están

todo el rato dale que te pego con la película de Santiago?

Que de repente Santiago nos llamara a nosotras y a ellas no.

Claro. Vamos a partir de una base.

-Con cena o sin cena. -Santiago es ecléctico.

Coge para sus películas gente variopinta.

-La gente que le viene bien. -Actrices,

hay nada más que Paz. Y luego, tú y yo.

Bueno, ¿pues tú te imaginas que nos llamara a nosotras

y a las demás no? -Me encantaría.

Ay, Santiago, tírate el rollo. -A mí me guarda resquemor

por lo del seno. -Pero no importa.

Un seno, si es uno nada más, uno lo puedes sacar.

Están llegando. Están llegando.

¡Oh! -Hola, corazones.

-Yo quiero ir al spa. -Buenas.

Nos han sacado del jacuzzi para cocinar. ¿Tú te crees?

(Aplausos) ¡Los de la pelota!

¡Olé! -Tenista.

-Qué estilo. -Estilazo.

Dios Santo, qué increíble. Vamos a vivir esto

e irnos a dormir con esta imagen.

(ANTONIA) Mira cómo está vistiendo Santiago.

Si Nadal lo ve, le tira, no sé,

una pelota a la cara seguramente. O en los huevos.

Hoy vais a tener que negociar.

Queremos que nos demostréis que tenéis claro

cómo se debe organizar una cocina.

Tú te vas a casa. Tú te vas a la mierda.

Tú te irás en la tumba.

Nos ha mandado a la tumba y a la mierda.

(SANTIAGO) Antonia ha empezado a amenazarnos. Parece una bruja.

Por un momento, pensé que iba a sobrevolar

sobre el crucero como los drones, que iba a ir con un escoba

riéndose: "¡Fariseos!" Se ha vuelto muy loca.

Antonia, ¿sabes lo que es consenso?

Porque no entienden lo que es el consenso.

¿Puedo hablar un momento, por favor?

Sabéis que yo soy muy tranquilo y que nunca levanto la voz.

Vamos a ver. El consenso significa democracia.

-¿Quieres estar con Paz? -Déjame que hable, Antonia.

Simplemente, que yo no puedo imponer.

Tenemos que hablar entre todos y decidir entre todos

lo que mejor sea para nosotros. -¡¿Pero cómo hacemos?!

(SANTIAGO) Paz, si no cambia,

en 10 o 15 años podría ser la nueva Antonia.

Recoge el bolso. (CANTA) #Ya no puedo más.#

#Siempre se repite la misma historia.#

Ha enloquecido. -Acabo de ver el culo

de Antonia. Me he quedado ciego.

Dios, qué visión. O sea...

Por menos de eso, hay gente que se convierte en estatua de sal.

(RÍE)

De verdad que Santiago es ocurrente e ingenioso.

Es muy arte. Además, ¿tú sabes que hay planos

en que ella tiene un poco la cosa esa como de Cruella de Vil?

Un poco sí. Porque el pelo así para arriba, con mechas.

La mecha así. -Todo el rato es un poco:

Estoy a punto de matarte. -Pero el consenso es muy difícil.

Nosotras, por ejemplo, no teníamos que consensuar nada

porque siempre elegían los demás por nosotras.

No teníamos que decidir nada.

No teníamos ni voz ni voto.

No es consenso, no es democracia, como decía Mario.

Pero yo estoy viendo que ahí hay un jaleo grande.

Es "Muerte en el Nilo". -Antonia tiene un jaleo.

Tú te mueres, tú te vas. Y para rematar, hace un revoleo

y enseña la zona trasera. -No me dio tiempo a fijarme.

¿Te acuerdas que teníamos una cosa

de saber los culos apretados, para arriba?

No me ha dado tiempo. -Ha sido "pim pam".

Porque no me lo esperaba.

Ha sido como la velocidad de la luz.

-El viento. -Pero llevaba tanga.

Eso nos hemos dado cuenta.

Mario está muy bien con los botines y el albornoz.

Eso es tendencia. -Sí. Eso es tendencia.

Eso se va a convertir en moda para los "millennials".

Estad pendientes. Es todo albornoz y botín.

Y lo que ha dicho Santiago. "Como Paz no cambie de actitud,

en 10 o 15 años va a ser Antonia".

Pero yo no lo creo eso. Yo creo que es

porque la ha visto con el turbante. Ha sido el flash del turbante.

No tiene nada que ver el carácter.

Es que la otra hace 10 o 15 años ya era así. No. Era más brava.

-Ya se está apaciguando un poco. -Bueno.

Un poco dentro de ella misma.

Digo dentro de su propio ranking. -Eso.

Pero como ves, de momento, Paz y Antonia no tienen

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 8

Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 8

28 oct 2018

Bibiana Fernández y Anabel Alonso avanzan los mejores momentos de los concursantes de Masterchef Celebrities de la semana siguiente.

ver más sobre "Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 8" ver menos sobre "Las Retales. MasterChef Celebrity 3 - Programa 8"
Programas completos (11)
Clips

Los últimos 129 programas de MasterChef Celebrity 3

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Javier Gómez

    totalmente de acuerdo con Arana. Esa voz es muy molesta.

    02 nov 2018
  2. Arana

    Hola, felicitaros en esta edición por el programa de Las Retales. Es divertidísimo. No obstante en el último habéis introducido una voz en off a modo descriptivo que en mi opinión no solo no aporta nada positivo, sino que molesta ya que está a un volumen mucho más alto y un tono mucho más agudo hasta el punto de que resulta físicamente doloroso para los oídos. Espero que si no eliminais la voz en off, al menos podáis corregir el volumen para el próximo programa. Gracias.

    01 nov 2018