MasterChef 7 La 1

MasterChef 7

Martes a las 22.40 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5131745
Para todos los públicos MasterChef 7 - Programa 3 - ver ahora
Transcripción completa

El reto consiste en replicar esta "croquembouche".

¡Vamos, chicos, vamos!

¿Cómo puede ser que no cogiera la harina? No lo entiendo.

-No tengo harina...

-Esto es una auténtica porquería.

No me gusta la gente que no se esfuerza.

No me lo explico,

ponte las pilas o serás de los primeros en irte.

Nunca, habían presentado una "croquembouche" y tú sí.

Felicidades. Gracias.

Bienvenidos al Castillo Palacio de Peñíscola.

(TODOS ANIMAN) ¡Vamos, vamos! -¡Pórtate, bien!

-Estoy preocupada por el tiempo, hay que darse caña, prisa...

Adelante, Maribel, exaspirante de "MasterChef I".

¡Oye, que esto se os quema!

¿Solamente tenéis una mano? Pedid disculpas a cascoporro,

primera vez en "MasterChef",

que un equipo no saca ni un plato.

Aspirantes, tendréis que cocinar croquetas...

Es un momento... así que, espabílate, Sara,

dale brío a esto. -¡Vamos, vamos!

-Me quedan otras por empanar...

Yo creo que son un reflejo de cómo has trabajado:

caótica, desordenada... y sucio.

El aspirante que no continúa en las cocinas de "MasterChef" es..

Sara.

Otra vez caja. Muy buenas noches y bienvenidos,

nuestros aspirantes saben que son privilegiados,

han sido elegidos de entre más de 25 000 cocineros amateurs

para competir y alzarse con el título

de séptimo masterchef España.

También son conscientes de que el nivel culinario

de esta edición les exige poner su pasión y esfuerzo

en cada prueba, si quieren lograrlo.

Buenas... -Una cestita preparada, ¿y esto?

Aspirantes, bienvenidos una semana más.

(TODOS DAN LAS GRACIAS) Gracias, gracias...

Antes de explicaros en qué consiste el reto de la noche,

como veis, Aitana no está.

Acaba de fallecer un familiar cercano

y regresará al concurso en la siguiente prueba.

En "MasterChef" nos encanta poneros a prueba;

pero, también, nos gusta premiaros con ventajas y ayudas valiosas.

Para este primer reto queremos haceros un regalazo.

A ver, qué regalo. -Estupendo...

-Mal, mal... -Los regalos...

Para saber en qué consiste el regalo,

os presentamos a nuestro invitado.

Adelante el exconcursante de la edición de "MasterChef VI"...

¡Dani Escribano!

(Aplausos) Buenas noches...

(TODOS) ¿Qué tal...? -Qué tal... qué moreno.

-¿Cómo estáis? Qué pasa, Pepito... -Era el bombero.

Bueno, Dani, bienvenido, ¿cómo estás?

Muy bien, la verdad, he entrado y he flipado... me han venido,

otra vez, un montón de recuerdos.

Y, de verdad, disfrutadlo a muerte...

A muerte...

Es una experiencia única. ¿Vienes porque crees

que estos aspirantes van a quemar las cocinas?

¿O qué...? (TODOS RÍEN)

Tengo ahí preparado el extintor, o sea que...

Bueno, aspirantes, como veis hay dos campanas;

pero Dani no ha traído ningún plato porque viene, atención,

a cocinar con vosotros. (TODOS) ¡Bien!

Tengo ganas de verte cocinar... Tenemos el extintor preparado.

Ponte con los aspirantes, por favor.

Un honor... un honor.

Aquí se viene a aprender. Lo que diga Jordi...

A lo mejor te pega un palo, pero ahí aprendes algo,

porque tienes que sacar lo bueno.

Bueno, pues ya estamos todos, así que, ahora,

queremos que forméis parejas

con quien queráis, incluido Dani.

Adelante... (TERESA RÍE)

Yo ya me he pegado, si puede ser.

Poneos en parejas...

Zipi y Zape. -Ahí está...

-Zipi y Zape, va. -Gloria, ¿te pones conmigo?

-Ah... -No, nos ponemos juntas.

-Pues yo me quedo con Aleix. -Yo con Valentín.

-Yo me quedo... me quedo cojo. Josecho...

Te has quedado solo. -"C'est la vie".

¿No tendrás ningún problema con tus compañeros?

Yo, normalmente, no tengo problemas casi con nadie.

Si dijese con nadie, de verdad, sería un imbécil.

Natalia, ¿por qué te has quedado con Osiris?

Porque, sinceramente, me siento muy a gusto

trabajando con él. Somos caracteres muy dispares,

yo soy genio puro y él tranquilidad,

entonces, nos compensamos.

Bueno, Marcos, Carlos... ¿quién ha elegido a quién?

Los dos, mutuamente, Zipi y Zape.

Yo pensé que habrías elegido a Osiris.

(Risas generales) Qué cachondo...

-Con las personas tranquilas no me llevo bien.

-Va de sobrado y como va de sobrado...

Se lo toma a tranquilidad.

-Yo pienso lo mismo. -A los leones.

Bueno, Teresa, ¿por qué te has quedado con Dani?

Hombre... tiene más experiencia que todos nosotros

y yo creo que va a ser una baza buena.

-Yo iba a hacer así... pero no me dio tiempo.

-Sí, ya lo tenía agarrado, lo agarró y no lo soltó.

Aspirantes, ocupad vuestros puestos de cocina.

(TERESA) Es mío, que para eso necesito

un poquito de ayuda de un exconcursante maravilloso

que sabe qué es lidiar con estos jueces.

-Si lo sé yo... Jordi con la caña que me daba.

A ver, Carlos, tengo la libreta preparada,

¿qué te gustaría descubrir bajo la caja?

Me conformaría con un centollo, un buey, un choco...

Y mi compañero que tenga arroz. Y arroz para Marcos...

(APUNTA) Arroz para Marcos. Por favor.

¿Algo más? Nada más.

Pues nada... tú pide, si no se me olvida, ya tengo...

Vamos a comprobar qué esconden esas cajas.

Qué emoción, qué emoción.

Una, dos y tres...

(GRITAN Y RÍEN)

-¡Vamos con las nueces!

-Qué ricas... ¿no? -Qué sorpresa.

-Me encantan las nueces. -Odio las nueces...

Nueces... la nuez es uno de los frutos secos

más populares en todo el mundo.

Es uno de los frutos secos con mayores propiedades nutritivas,

solo 30 gramos de nueces al día nos ayudan a reducir el colesterol

y, con ello, el riesgo de infarto. Hay muchas formas

de integrar la nuez en la cocina, se suelen comer crudas;

pero son ideales para incluirlas en cientos de recetas.

Sí. Josecho...

Igual le tienes que dar

las gracias a tus compañeros, porque sin saberlo

te han hecho un favor. Vas a tener una gran ventaja.

Hombre, no sabes lo que os lo agradezco, chef.

Obviamente, no vas a cocinar solo.

Oh... estupendo. Lo harás...

Con tu mentor.

(JOSECHO) ¡Coño... coño...!

(Aplausos) Eso es un lujo.

-¡Qué suerte! -Entusiasmado, es un lujo.

Haremos buena pareja. No lo dudo.

Aspirantes, cada pareja debe elaborar

un plato dulce o salado con nueces.

Como no queremos que las parejas se peleen antes de cocinar,

no seréis vosotros quienes decidáis.

Mejor, mejor... -Sí.

Lo va a hacer Natalia.

Bien, Nata, bien. La semana pasada le cediste

la ventaja a Carlos,

así que en este reto te toca disfrutar de la tuya.

Por favor, ven aquí con nosotros

y el resto, por favor, delante de cocinas.

(NATALIA) Estoy un poco nerviosa, pero sé que no tengo que salvar

a nadie ni nadie se la juega, porque es la primera prueba...

Pues, estoy en cierta manera tranquila, es más,

creo que me voy a divertir un montón.

Natalia, como ves,

aquí hay cuatro cestas azules y cuatro rosas.

Eres la encargada de repartirlas,

a quien le des una rosa hará un postre con nueces

y a quien le des la azul, hará un plato salado con nueces.

Empieza, por ejemplo, por Osiris y tú.

¿Con cuál os quedáis? La azul.

Porque de postres... voy fatal

y Osiris creo que también.

Marcos y Carlos... ¿qué cesta les das?

No te quiero inducir, pero son de postre los dos...

(Risas) Sí, somos dulzones.

-De postre, postre... -Danos caña, lo haremos bien.

Esa pareja tan dulce. Mejor...

Mejor... dame, yo la cojo, dame. Perfecto, gracias.

Bueno, Laly y Alicia, qué cesta le damos.

Sé que Laly se sentiría más cómoda con el salado,

así que... seguro que quiere algo salado.

¿Quieres favorecer al grupo de Laly y Alicia?

¿O a Laly en particular? Hombre, Laly es la mamá

que todos queremos aquí. -Es estrategia.

Bueno, el siguiente, vamos con Dani y Teresa.

La repostería no es lo mío.

-Como ella juega con ventaja y Dani dice que se le dan mal

los postres... -Oh... toma.

-Madre mía... Natalia, tú y yo no nos vamos a llevar bien.

Bueno, a ver qué les das a Josecho y a Pepe,

es mi mentor y, encima, a Josecho lo adoro.

Así que... Gracias, Natalia, gracias.

Josecho no tiene ventajas... cocinando con Pepe,

pero vamos a ver... -A Pepe lo tengo que pelotear.

-Hombre, eso sí, eso sí. Estoy feliz,

muy feliz, Natalia. Aleix y Valentín, qué cesta le das.

Yo os quiero mucho...

-Pero os voy a dar la rosa. -Madre mía...

-Pero tienes a Valentín. -Sí, sí... si no, ya...

Por último, Carmen y Gloria.

Voy a ser buena con ellas. -Entonces, somos nosotros

nada más los que... -Los marginados.

-Nosotros somos los descartados. -Gracias, esta noche te arropamos.

-Eso es que somos fuertes. -Claro.

Muy bien, Natalia, puedes volver a tu sitio.

Gracias... Cada oveja con su pareja.

Aspirantes, para elaborar vuestro plato de nueces,

tenéis 60 minutos. Una horita, no está mal.

-Vale... no es tanto. Bueno, tenemos...

Josecho...

Y para demostraros que no es un reto complicado

nos acompaña uno de los aspirantes que más evolucionó en las cocinas.

Adelante... ¡Boris Izaguirre!

(TODOS RÍEN Y APLAUDEN) ¡Me encanta... me encanta!

-Es divino, es divino él...

(Risas y aplausos)

Me encanta... no puedo con él.

(BORIS) Al entrar por esa puerta, he sentido

una mezcla... increíble de Jordi Roca,

Ferran Adriá y Dani García.

-La chaquetilla te queda... -Gracias.

Yo no sé si está un poco ajustada, porque...

Tenemos... yo tengo esta vocación de sex-symbol...

Qué ganas teníamos

de volver a verte. Totalmente.

¿Cómo estás? Emocionado, porque estoy

de este lado pero he pasado por esas puertas y,

de repente, tuve como un flashback tremendo...

De uno mismo allí... entre Carmen Lomana y Antonia...

Esa persecución.

¿Has venido solo? ¿No has traído ningún prodigio?

No he traído ningún prodigio porque vengo a ver estos prodigios,

pero gracias por mencionarlo porque ha sido un reto

extraordinario en disciplinas... Aunque más artísticas,

probablemente, que la cocina

igual de exigentes y tremendas como la danza,

la música y la lírica. Boris...

Muchas felicidades por la nueva aventura "Prodigios".

Bueno, pues enséñanos qué nos has traído.

Oh... mira qué monada, por favor, ¿ves cómo he avanzado

en el mundo del emplatamiento? (TODOS RÍEN)

Veo un toque Lomana, esos oros y dorados...

Un homenaje.

(BORIS) Bueno, pues mira, esto es un...

Bizcochito jugoso

de nueces, tiene una pequeña cama de yogur y, luego, después,

el gran momento del helado de cilantro, el cilantro

y Venezuela van muy juntas y, luego,

no me dirás que no me ha quedado divina

la nuez Carmen Lomana que es una nuez cantonesa.

¿Un homenaje a Carmen o a Antonia? A ambas.

¿Y qué más nos has traído? Hay otra campana.

Boris, esta es mía. Jordi...

Te la trajiste en secreto. Sí...

Sí, había que hacer un salado y me la he traído.

Parece que ha comenzado la competición entre los jueces.

Jordi trae platitos.

Vamos a tener que ponernos las pilas.

Bueno, Jordi... enséñanos qué nos has traído.

(TODOS) ¡¡¡Oh!!!

-¡Pero vaya nuez! -Madre mía...

Voy a abrir esto, si me permitís.

(BORIS) Oh... -Qué guay.

Aquí tenemos una infusión, diríamos un filtrado

que lo hacemos haciendo una crema de hongos

con la grasa de la nuez y permite filtrarlo

utilizando el frío.

Aquí tenemos ocho esféricos, ocho quesos distintos

y los esferificamos porque nos permite tener

ocho sabores más el del caldo

en un mismo plato sin que se mezclen.

Setas salteadas, otras crudas,

una trufa rica... la nuez que interviene

en pasta pura en el caldo.

Muchos sabores, un plato que parece sencillo

pero en boca tiene matices. Muy bonito.

Josecho, nosotros un poco más sencillo.

-¡Yes! Jordi, Boris...

¿Les podéis dar un consejo a los aspirantes?

Eh...

Paciencia.

Jordi...

Una buena idea y que la nuez sea la protagonista,

tenéis recursos para hacerlo.

Muy bien. Aspirantes...

Tenéis todo lo necesario para hacer este reto en el súper.

Pepe, ponte la chaquetilla y delante de cocinas con Josecho.

Voy por ella, voy...

-Qué miedo...

-Lo de Boris me ha gustado, podríamos replicar el... postre.

Bueno, aquí estamos ya. ¡Hombre! ¡Hombre!

Vamos, compañero... ¡Hombre!

Hombre...

Yo voy a tener hoy una clase especial y de lujo.

Y yo también. Es un lujo.

Aspirantes... Dani... Pepe...

Ahora sí, los 60 minutos comienzan en tres, dos, uno... ¡ya!

¡Corred, corred! Vamos a intentar hacer

un caldo de pescados y mariscos, un caldito.

Te sigo. -No encuentro la pasta, Laly.

-¿Y la albahaca?

-Llevamos un postre de categoría. -Dedicado a ti.

Eso lo quiero ver yo. Para ti.

-A ver... vamos a pensar.

-Brandy... ay, brandy. -Azuquitar...

Azafrán, azafrán...

Azafrán no hay. ¿Cómo que no hay?

-No encuentro la pasta, Laly. -Búscala.

No veo el azafrán, no hay,

sí... azafrán. Oye, Pepe marca mucho

las directrices. Ya lo veo.

Vino blanco para hacer el sofrito. Me parece estupendo.

Yo haría lo mismo, ahí empieza la prueba,

es importante comprar bien.

Josecho, qué pareja hacemos, nos comemos a todos estos.

¡Venga, vamos, Teresita, guapa! Vámonos.

(TERESA) ¡Uf, no puedo más! Tres, dos, uno...

¿Cogí el queso? ¡Tiempo! Se ha acabado, Alicia.

Sí, dame las nueces, voy picando. Puerro, ¿vamos picando?

Sí, no te preocupes. Eso es y lo echamos aquí. ¿Vale?

Josecho, tú eres el chef. Totalmente.

El otro... es pinche.

Somos un equipo.

Vete trayendo eso y te vas sazonando

y haciendo el pollo cortando las cosas.

-Venga... perfecto. -Esto es para mí.

Vos ocúpate de aquello,

yo haré acá esto. -Azúcar, harina, nueces...

Leche... y ya está.

Nata... leche. La gracia de la prueba de hoy,

porque es cierto que la nuez como mejor está es cruda.

Pero el reto consiste en aplicarla de otro modo

donde sea protagonista,

pero desdibujándose su textura natural

que tenemos tan asumida, por ejemplo,

caramelizada, el aceite puro de nuez que es maravilloso

y para rematar está muy bien. Me gusta lo que has dicho

que has utilizado un aceite extraído de la nuez.

Aceite puro de nuez. -¿Te echo un cable?

-No, voy bien, voy bien, de categoría, vamos.

No se me da bien el cocer.

Voy a coger nueces porque haré una infusión de nueces.

Yo estoy tomando nota de lo que haces,

por aquello de aprovechar la clase.

-Vamos a centrarnos en lo que vamos hacer.

-Sí, pero tranquila, Laly.

Tenemos de todo, tengo hasta el huevo aquí...

Uno... ¿con uno tenés? -Estabas cogiendo igual que yo.

-Pensá qué vamos a hacer. -Tranquila.

Vamos haciendo un sofrito rico de marisco que nos sepa bien.

El ajo qué lo quieres... ¿los corto longitudinalmente?

En varios trocitos... Vale.

-Voy a hacer el "crumble", ¿me las trituras?

Y las incorporamos.

-Esta... vamos a subir al siete. Echa un puñado.

-Hay que hacer una salsa muy buena, con muchas nueces.

-Nos va a salir muy rico.

Voy a hacer el "brownie" más rico del universo.

-¿Dónde está el poso para...? -Aquí

-No lo saques... -Tranquila... tranquila, Laly.

Pero las setas...

No, este corte de setas no me gusta, Laly...

Este corte de setas... -Andá...

-Este corte de setas no me gusta, no están iguales.

(LALY) Me gusta mucho cocinar con Alicia,

ella es madre como yo

y las que somos madre y cocinamos para nuestros hijos

tenemos un puntito de seguridad en la cocina que,

a lo mejor, otras personas no tienen.

-¿Así, Ali, o más? -Tú haz las que puedas

que no falte. -Pero si las corto y no te gusta...

-¿Te gustan? -Confío en ti, Laly.

¿Eres un hombre viajado? ¿A qué llamas "viajado"?

¿Has estado en Tailandia alguna vez?

No. Lo digo, porque la citronela

allí se usa mucho, sobre todo, para pescados y le da un sabor...

Cítrico, alimonado, muy rico.

Creo que tenemos buena comunicación y que nos entendemos bien,

sobre todo, que nos escuchamos a la hora de dar opiniones,

seguro que hoy es mi "best friend" pero cuando llegue el momento...

Seremos... "mal friend".

-No, no...

-Vamos a hacer con unas almejas una especie

de sopa de pescado... a la antigua, pero moderna.

Ahí le vamos a meter... una airecito de nuez,

es el día de la nuez. El día de la nuez.

Se lo echamos con un poco de azafrán.

Un poco más de tomate.

-El "crumble" se ve muy bien, a ver si queda bien.

-Mira, así, en tiritas.

-¿A eso le echas el vino blanco? Sí, en cuanto rehogue bien,

echamos el vino blanco.

No se te olvide. No, lo dejo aquí y me lo recuerdas.

No se te olvide. Estos compañeros,

¿por qué te han dejado solo? Sinceramente...

Me la suda. (PEPE RÍE)

Qué grande...

Oye, voy a poner esto al horno, ¿vale?

-Muy bien... abajo. -Eh... sí.

-¿Quién es el mentor de Aleix?

¿Tú quién crees? Tú, claro.

Es lógico. Tengo ojo para gente motivada.

Y líderes, porque tiene hechura de líder.

Él quería ser cocinero, pero tuvo que afrontar la gestión

de la pescadería familiar. Me encanta.

Y me gusta su historia, porque es vocacional

y quiere ser cocinero, pero no tuvo suerte.

-Vale, el chocolate está fundido. -Vale, perfecto.

Oye, deja que te hable de mi equipo.

Tengo a Teresa que su marido es cirujano plástico,

como se puede ver... ¡Oh!

"Oh, my God!". Te lo he quitado del fuego

para que no oscurezca más. -Pero hay que caramelizar

las nueces. -Vale.

Luego tengo a Carlos, él tiene salas de rayos UVA,

es un empresario... del sur, además me hace gracia.

Lo cogió por guapo. Sí...

Tiene su punto así fuerte... Sí.

Porque es fuerte... -Voy a poner la olla a hervir

para la pasta, con mucha fe que nos va a salir algo rico.

Trabajar en pareja es lo más, porque subimos dos o bajamos dos.

Con lo cual te sentís menos responsable.

-Ve con el pesto y la albahaca.

-No tenemos albahaca. -Lo hacemos de salvia,

es fantástica. -¿Esta?

-Sí, salvia. -Vale...

-La tratas como la albahaca. -Vale.

-Hay que darle ritmo, no nos da tiempo

a meterlo en el horno. Chis, párate.

-Igual están sosas. -Sosísima.

-Vale, arréale tú que yo soy sosa.

-¿Está encendido el horno? -190 grados, lo tenemos sí.

¿Lo cojo? -No.

-Carlos, meto el plátano. -Sí, diez minutos.

-Diez minutos a 200.

Sammy, estoy viendo a Carlos, tu pupilo...

Tiene aguacate, plátano...

y va a hacer un "poti-poti" vegetal con un toque de nuez...

Te van a sorprender con un postre increíble y confío en ellos.

Estoy temblando, tío. -Con aguacate en el postre,

es muy difícil hacer del aguacate algo dulce.

-Estoy temblando. -Tranquilízate.

Bebe agua. -El aguacate confunde

a los europeos, cuando llegó a Inglaterra

la gente comía la pepa. ¿Sí?

Sí, la semilla, nosotros lo llamamos pepa.

-Confían poco en nosotros. -Pues se van a cagar.

-A mí con la repostería me ha matado.

-Dani se va a quitar la espinita de ser eliminado con el postre,

cuando lo agarré no sabía que lo echaron por el postre.

Tengo que decir esto, lo agarré por guapo.

(Risas)

-¿Le pones más nueces?

-Tiene que saber a nueces, es lo principal.

-Mira, esto va a ser la nuez garrapiñada.

-Perfecto. -¿Qué tal con los compañeros?

-La convivencia es... -Como en todas las familias.

-Estamos encajando, como una familia,

tenemos a la mamá... -Esto está muy fuerte.

Se va a agarrar... -El abuelito cascarrabias.

Qué graciosa es Teresa, le gustan maduritos,

pero se coge a Dani.

Los cuñados... -Los cuñados.

-Cuidado con los dedos, Carlos. -Mira...

-La que no se calla que eres tú, hablas mucho.

-Hay varios. -¿Hay varios que hablan mucho?

-Al tres... -Eso déjalo simplemente al calor.

-Y al dos, porque es calor.

-Échame todas las nueces, si puedes.

-Quiero que sepa bastante a gorgonzola, es gorgonzola, ¿no?

-Quiero que probar que sepa a nueces...

Buenísimo. -Laly, sabe a nuez.

-¿Sí? Me alegro.

-¿Quieres probar? -No, no quiero.

Vamos a salpimentar el marisco y lo doramos.

-Me parece... -¡Hola!

¿Qué hacen estos jovencitos?

Amigo Josecho, ¿cómo estás?

-Estoy "molt bé". -Te veo muy...

Estás "molt bé", te veo bien acompañado.

Economista en el gobierno de Suarez.

Oh... increíble.

-Eso fue un lujo... un lujo.

¿Quién ha marcado la pauta? ¿De quién es la idea?

Lo que diga Josecho va a misa. Ambos.

Es una sopa familiar. Esto lo hacía tu madre en casa.

Y la mía... y mi abuela. Y la de él.

Hemos hecho el caldo de pescado, vamos a dejarlo...

Vamos a hervir las nueces para que pelarlas bien

y se queden blanditas, que parezca una nuez tierna.

Jordi, algo que te gusta, una infusión de nueces...

Con una gotita de azafrán. Me gusta, porque esto

lo tenemos en la escuela online de "MasterChef".

Lo he sacado de allí, yo me fijo mucho.

Yo esto lo saco ya porque está. -Sí, yo creo que sí.

Solo os diré una cosa: "No la liéis".

Comportaos como con la madurez que os caracteriza.

Gracias, Boris, por tu apreciación.

Os aprecio mucho.

-Eso está muy bueno... a mí me gusta.

-¿No querés este queso ahí? -Ponle un poco si quieres.

-¿Qué queso es? -Qué más da.

Aspirantes, os quedan 30 minutos.

¡Oído! (TODOS) ¡Oído, chef!

-Muy bonito el plato. Sí, lo vamos a poner muy bonito.

Esto lo limpio todo, ahora pongo la pasta.

-Esa salsa no sé yo...

-Sí, hay que colarla bien. -Hola, Teresa, un placer conocerte.

-¿Cómo estás? -Bien.

Cuéntanos, qué preparas.

Un "brownie", porque con nueces está guay

y después... No me parece mal

si logras que la nuez sea la protagonista.

Y después queríamos hacer un heladito de aguacate...

¿Se puede usar el aguacate en un helado que acompaña

a un brownie de chocolate? Sí...

Si eres un virtuoso. En Europa no entendéis el aguacate.

Métete caña, amigo. (DANI RÍE) Qué mal rollo,

qué recuerdos más malos, por Dios.

-Voy a rallar queso. Cuidado, chiquita.

-Al final lo rallamos sobre el plato.

-Es muy terrosa, no se puede comer así.

Imagínate un comensal... -Vale.

-¿Los has tapado? ¿Los has rellenado todos de nueces?

-Sí, sí...

Los aspirantes viven, ahora mismo, inmersos en los fogones

aprendiendo, día a día, en estas cocinas.

Pero, además, están ampliando su formación con las clases

impartidas por los profesionales del Basque Culinary Center;

es una institución académica, pionera en el mundo,

que tiene como fin la investigación,

la innovación y la promoción de la gastronomía.

Una formación básica

para convertirse en auténticos cocineros.

Voy a traerte los platos. -Pasta de arroz.

-Está crudo, se tiene que seguir haciendo.

-¡Ahí va! -¡Perdona!

¿Cómo vas con las nueces? Algunas salen.

Tampoco necesitamos un kilo.

Sí... para que esté claro que se han usado las nueces.

Josecho... somos dos máquinas, dos máquinas de verdad.

Voy a poner la salsa acá. -Esto lo pongo aquí...

-Ajá... esto es dos amigas. -Qué ilusión...

-Un placer saludarte. -¿Cómo estás, Boris?

-Muy bien, me encanta... ¿qué está pasando?

-Me fusioné con una italiana y estamos con la pasta.

Pasta de... ¿son "noddles"?

No encontré en el súper la pasta... -Que querías.

-Italiana y... Anda que no había cosas en el súper

y me dices que no hay pasta, quiero ver platos excelentes.

Y esto a mí... nada más verlo no me gusta.

Dale, me puedes manchar, no me importa.

-Perfecto, ya lo tenemos... -Gracias, Samantha y Boris.

Es una mierdita... ahora se evapora y no... ¿sabes?

Vamos como fatal. ¿Nuestro helado triunfará o no?

-No, hay que hacer el "coulis". -Perfecto, plan B.

Venga, vamos, vamos.

Échalas ya si quieres, Josecho.

Sí, échalas, no te importe. Echaré cinco.

Y una gotita de agüita. De vino blanco, mejor.

Ahí me has dado. De vino blanco, mejor.

Verás cómo abre ahí.

-Está subiendo, pero iremos

justitos con el brownie.

Le pongo 200 grados y nos la jugamos.

Lo voy a sacar porque ya no lo vamos a hacer.

Laly, lo tenemos. -Esta pasta es rara, es como china.

Vamos a triturar un poco las nueces.

Como quieras. Le echo lecitina

y hará un poco de aire. Si me dejas, te lo hago.

Pues ya está, es triturar un poquito.

¿Sabes cómo es? Sí, sí.

Me estoy peleando con el caramelo que da gusto, tío.

-Creo que no está hecho, pero nos queda todavía.

Y le echaré la lecitina de soja, un emulsionante,

esto hace que esas aires que hacen

los cocineros modernillos se hace con esto

y te dará el perfume de la nuez. Yo eso quiero verlo.

Amigo. Eso, eso, pero un redondel,

un redondel -Te vas a poner creativo.

Aquí, fino, lo que es fino, no queda.

Me embarcado en esto, me cago en todo.

-Acuérdate, hay que emplatar. -Sí.

-Muy suelta con la repostería,

Teresa, eres candidata a ganar "MasterChef VII".

-Sí hombre. -Mira eso que suelta,

se lo añadimos ahí. -Parecemos dos lumbreras

mirando una sartén. -Echa más aceite.

Boris, querías conocer a Valentín y Aleix.

Valentín, encantado de saludarte. Aleix, cómo estás.

-Qué tal, bien, y tú. -Ahora mejor.

Aleix, ¿por qué tienes un brazo tatuado y otro no?

-Me gusta ir con uno sí y uno no.

¿A quién te recuerdan estos brazos? Me recuerdan mucho a...

Me estoy poniendo nervioso, a Jaime, compañero

de "MasterChef Celebrity" que es un varón también.

Vinimos a hablar de platos y cocina.

¿Cómo va lo vuestro? -Muy bien,

esto es la panacota, esto es el "crumble" de nueces.

-Aleix, tienes una habilidad increíble porque tienes una manos

enormes ytodo lo haces con gran delicadeza.

Te fijas más en su físico que en el postre y no me gusta.

Me voy a centrar, OK, el postre.

Cuándo lo vais a montar. Ya.

-¿Ya y no podemos ver cómo lo montan?

-Sí, claro. -Por favor.

¿No? No.

Bueno, encantado. -Un placer.

-Aleix, un placer. -Igualmente.

Vale, montamos ya.

Luego le pego por arriba, por el aire un poquito.

Yo pensaba pegártelo ya.

Es un doctor. Vaya par de dos.

Pero un doctor total. ¿Cómo vais, chicos?

¿Todo bien por ahí? Osiris, ¿bien? Te veo comiendo.

-Hay que probarlo todo. -Bueno, todo...

-Este cuerpo no ha sido de no probar.

-Ya veo que eres hermoso. -Jope, se me deshacen.

-Creo que este. -Por aquí, ensuciar el plato

no me mola aparte que Jordi

me lo dijo en su día. -Vale.

-El vino blanco lo cogisteis bien.

-Lo hago desaparecer. Vale.

Aspirantes, últimos cinco minutos.

Cinco minutos, vamos, eh. -Mira a ver.

-Necesitamos sacar eso ya que me pongo nerviosa.

-Un minuto y te lo saco. -Que hay que emplatarlo.

-¿Emplatarlo? -Claro.

-Vamos.

-Ay, es un momento horrible. Sí.

Dios, se están churruscando los pobres.

-Un poquito de pimienta. -Apágalo.

-Apagado, apagado.

Voy emplatando ya. -Venga.

Cuidado, cuidado, vale.

Sabe a nuez. -Sabe a nuez.

-Vamos a dejarlo al poco. -Osi, queda nada.

-Tranquila.

-Voy a ponerle un poco.

Que es la salsa de las nueces.

-Quedan chulísimas, tío.

-Bueno, la espuma no ha quedado mal.

Quedó perfecta. ¿Sabes quién está tranquilo aquí?

Pepe. Y Josecho, están...

Lo tenemos, lo tenemos, no se te olvide.

Lo tenemos. Lo tenemos.

(RÍEN)

Tranquila, lo tenemos. -Pon esa ahí.

-Esa te vale, ¿sí? -Me tiene que valer.

Aspirantes, esto se acaba, último minuto.

Se acaba, con lo bien que iban.

-Está mucho más buena

esta salsa que eso. -Sí, lo sé.

-Ya está, no pongas más, no. -Sí, abajo, un poco más,

un poco, Carlos, ya está. -Vale, vale, ya está.

-Escucha, falta esto. -Dime, dime.

-Mírame. -Sí, sí, corre.

Oh. -Ponlo encima aplastando

y girándolo, eso es, gira, ahí. -Ahí.

Yo no quiero ser capitán contra ti, tío.

-Estoy contento, Valentín, -Aquí hay otra, mira.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco, cuatro,

tres, dos, uno... Tiempo. No.

Manos arriba. ¿No?

-No. -Que sí, que la menta se come.

-Queda superfea. -Bueno.

(BORIS) Lo echaba de menos, es buenísimo para los hombros.

-¿Por qué hicisteis dos platos? -Ni sé qué hemos hecho.

Bien, bien, un buen equipo, trabajamos bien

y estamos contentas

tras el cocinado que hicimos con las nueces.

Si quieres convertirte en un auténtico "MasterChef",

en la escuela "MasterChef" online encontrarás una oferta imbatible.

Técnicas, trucos, cocina internacional,

de aprovechamiento y más de 260 recetas de platos

deliciosos para sorprender a familia y amigos.

Cocina con la escuela "MasterChef" online.

Aspirantes, Pepe, Dani, el tiempo de cocinado ha terminado.

Es el momento de la cata. Empezamos con Pepe y Josecho.

(JOSECHO) "Avanti".

(BORIS) Josecho, eres lo más, de verdad,

me tienes muy, muy conquistado.

(RIENDO) No sabes lo que me alegro.

-Oh.

Josecho, qué plato has pensado para esta prueba.

Una sopa de esas de 15 o 20 minutos

que llevaban nuestras abuelas y nuestras madres.

Entiendo que es un plato consensuado entre los dos.

Totalmente, totalmente. Y además, le ha puesto

un nombre él... Pepe, cuando te pregunte, hablas,

¿de acuerdo? (RÍEN)

No te queda más remedio, estás de este lado.

Josecho, me interesa el nombre que tú le has puesto.

El que yo le he puesto lo ha aceptado Pepe, sopa tándem.

¿Qué tal el pinche? Ha funcionado, imponentemente,

bien, muy obediente, trabaja muy bien, limpia

también muy bien, todo estupendo.

-Qué vitalidad tiene este hombre, tiene 73 tacos, ¿no?

Qué máquina el tío y con una sonrisa siempre.

Vamos a probar. (BORIS) Probemos, vale, bien.

A ver.

¿Está rica?

Cómo está el caldo, Josecho. Soberbio.

Qué mano tienes. Soberbio.

Me cago en la mar salada.

Hombre, eso nunca me lo hicieron. Qué manos tienes.

Boris, puedes aportar el lado inteligente ahora que no estoy ahí.

Pues mira, ese momento azafrán, de repente ha hecho así como paf,

así como las aceitunas del Martini

y aunque ahí está, habrá una gran polémica, creo,

sobre la presencia o no de la nuez, sí encuentro...

Cierto, Boris. Ya, esto te lo dejo a ti

para no tener problemas, pero

tándem me gusta mucho. Si hay un sabor muy fuerte

en este plato donde hay marisco tan bueno, quizás sería un error,

pero habéis hecho algo inteligente, deshidratar la nuez, pelarla

y volverla a su estado de nuez verde donde hay

mucha cantidad, pero aporta más que sabor, textura.

Es también como un paseo por un universo de nogales.

(RÍEN) Pero yo veo un bosque,

siento un bosque. -Lo primero que quiero es felicitar

y dar las gracias a una asturiana que es Natalia.

Ole, Natalia.

os estáis siempre quejando de las ventajas

y las ventajas son un lujo.

¿Te has dado cuenta el punto de madurez donde algunos ven

algo malo nosotros vemos lo bueno? Lo bueno.

Enhorabuena, delante de cocinas y, aunque me pese, sigues

una semana más con nosotros, Pepe. (RÍE)

Hemos hecho un tándem maravilloso.

Ha habido química. Química y la seguirá habiendo.

(RIENDO) Me parece muy bien, Pepe.

El siguiente plato que cataremos será el de Teresa y Dani.

Vamos allá, yo lo llevo. Vamos para allá.

(BORIS) Esta pareja es guapa no es porque ustedes no lo fueran,

pero esta es guapa.

Qué divino, oh, a ver, estas cosas.

El emplatamiento me recuerda mucho a los míos.

Sí, del principio. Bueno, estamos en el principio.

Teresa, cuéntame qué hicisteis. Hicimos un bizcocho de chocolate

y nueces, luego nueces crujientitas caramelizadas

y luego, otras en una cremita de chocolate blanco.

Un brownie. Eh... Sí, era la idea, sí,

¿Y qué le pasó?

Eh... que se no fue un poco de las manos.

-Bueno es como un "cup cake" seco. -Sí.

¿Estás contenta? Porque, inicialmente,

querías a Dani para que te sacara las castañas del fuego,

pero no contabas que Dani,

con los postres, no es un superdotado.

Bueno, pero como es un compañero genial, estoy contentísima

de haberlo elegido. Creo que Natalia si se acordaba

que Dani no era un figura en dulce.

Te lo juro que no, de verdad, te juro que no.

-Gracias, Natalia, te quiero eh.

-Que no, te lo juro que no.

(BORIS) Oh, ¿eso tiene que ser fondant o no?

-¿Está un poco crudo? Está bien, bueno, está bien.

Está bien.

Pero el chocolatito así para la mujer

siempre levanta todo. -Boris, no lo niegues, te gustó.

-Creo que tardaré años en tragar el bizcocho.

Es un poco intenso todo esto. -Sí, porque somos como intensos.

-No creo que una persona pueda ser sometida a este nivel

de intensidad en un postre.

La idea es buena, pero la ejecución es bastante mala

y el emplatado es terrorífico. Vale.

Le falta ligereza, pero es una pena porque apunta maneras

porque está rico. Más fluido era un postre

interesante de nueces.

Pero tú que pareces tan dulce, ¿por qué se te dan tan mal

los dulces? No lo puedo entender.

Yo soy de comer salado, comer guarro, con las manos.

Ah, o sea, que tomas el café sin azúcar.

Hay veces que le echo miel.

Joder con Boris,

me ha sacado los colores

entre tú, Boris, me sacasteis los colores.

-Pues todos tenemos marido. -Madre mía.

El emplatamiento hay que mejorarlo, hay que mejorarlo.

-Qué desastre. -Pero muy bien, trabajaste bien,

te vi bien, de verdad, te veo aquí finalista,

te lo digo sinceramente.

Bueno, Natalia, Osiris, qué plato habéis hecho con nueces.

Hemos hecho buen rollito de presa ibérica

con una especie de "quenelle" de patata con nueces

rellena de boletus, zanahoria

y orejones de melocotón.

-Y foie de pato. -Y foie de pato.

Hombre, creo que el mérito de este plato es que te tapes

los ojos, comas y dices: "¿Como salado o dulce?",

o sea, no es fácil, eh.

Eso no es fácil.

Pepe, está suavizando

aquí la tragedia.

Yo, lo siento, es que ahora tengo un momento de queso gorgonzola

cruzándome detrás de las muelas... Con el dulce de nuez,

con el foie dulzón, con el salado de la presa,

con la "pastarella" de almendra que parece un postre...

Hay que pensar en el comensal porque el comensal

no se merece estas locuras que nos pasan a todos, ¿entiendes?

Natalia, Osiris, desastre, muchas gracias, delante de cocinas.

Las películas de terror

son terroríficas y a mucha gente les encantan

y nuestro plato a alguien le gustará.

-De sabor está muy bueno.

Bueno, Laly, Alicia, hemos pedido un plato,

si hay uno bueno, siempre mejor que dos malos.

Ahí os lo dejo, ¿qué preferís? Los dos, es que es un plato

con dos salsas. Ah, vale.

¿Cómo se llaman los dos platos? Este verde es el insecto de la nuez

que es una pasta y luego, hemos hecho un pesto con salvia,

nueces y queso. -Qué mono.

Una cosa, ¿tú has hecho un plato y tú otro?

No, fusión. O confusión.

También confusión. Confusión, ya lo veo, ya.

¿Y el otro?

Pues ese es un otoño... Otoño con nueces.

Y ese es la misma pasta. ¿Pasta también?

Sí, es lo mismo. -Es una pasta de arroz.

¿Pero tiene algún sentido hacer pasta de arroz con estas salsas?

No. ¿Y por qué lo habéis hecho?

Porque no sabéis hacer nada más.

Y...

Estamos en un concurso de cocina, ¿lo sabéis?

Sí, totalmente. Y con lo que había

en el supermercado no se sabe hacer otra cosa

que una simple salsa de pasta.

Como no hay pasta, cogemos una pasta de arroz

y hacemos un plato de pasta sin pasta, es eso, ¿no?

Sí, chef. Muy bien.

Ay, Jordi, tampoco saques el nido entero.

Perdona, sale entero, eso está pegado

porque es lo, comúnmente, llamado plasta.

Vale.

Joder.

Bueno, aquí hay un problema serio de conceptos, esa pasta

tiene un sabor, la salvia infusionándola está bien,

pero triturándola, es dura y no sabe a pesto.

Quería hacer un pesto con albahaca y como no había

albahaca, cogieron salvia y ya está y aquí se viene a cocinar.

Puedo ser un poco malo, Alicia me dijo que nunca

sé hacer la pasta y que se me pega.

El karma funciona a veces.

Qué hay peor que un mal plato, dos.

Vuestros platos son tan malos que la única manera

de que aprendáis y que evolucionéis de verdad es...

Yendo, directamente, a eliminación.

Espero que os lo toméis en serio

y que esto os sirva para evolucionar.

Delante de cocinas.

Es que Alicia también se las da de italiana,

mi marido italiano, flipa con Italia y se demostró

que italiana tiene lo que yo de gallego.

¿Qué plato dulce de nueces habéis hecho?

Marismas, marismas de Albufera y del Guadalquivir.

-Yo, como valenciano, de Albuera y él, como sevillano,

marismas del Guadalquivir.

-Corté en láminas unos aguacates,

intenté hacer como una caña de bambú

e hice un relleno que puse plátano asado en el horno

y puse el crocante de... -Un crocante de nueces

imitando un poquito lo que es la tierra

donde crece el bambú,

Hay una jarrita. La salsa, ¿de qué es?

Le puse canela, vainilla, un poquito de zumo de lima.

-Y un poquito de vino dulce.

Sea lo que Dios quiera que habéis hecho,

aquí sí que veo un intento de hacer algo y de usar la nuez.

Hay un trabajo, hay una creatividad,

hay una idea en común y ya veremos si está bueno o malo,

al menos, se arriesgaron. Gracias, chef.

Yo creo que vuestras marismas tiene muchas lagunas

porque ahora mismo hay medio camino entre

una buena idea y lo que se nos queda desdibujado.

Hay que ser un virtuoso para hacer funcionar este postre.

Gracias, chef. Jamás hubiese hecho yo ese postre,

no me hubiera salido, no hubiese pensado tantas cosas,

pero es que está bueno.

O sea, te voy a decir, le faltan un montón de cosas

para ordenarlo y que estuviese especial, hay mucho granillo

con mucho menos, mejor, le falta sutileza.

Lo principal es que está rico con una idea buena,

pero no supisteis hacerla porque lleváis cuatro días.

Muchas gracias, chef. Es lo que hay que hacer aquí,

se viene a arriesgar no a hacer una pasta con salsa

durante 13 programas porque se viene a arriesgar,

a inventarse cosas y equivocarse

y hacerlo bien que es lo que habéis hecho.

Muchas gracias, chef. -Ole.

-Bravo. -Ole.

(Aplausos)

Está claro que tengo que aplicarme

en la cocina para ser buena cocinera

porque como estratega voy de culo.

Natalia, quisiste dar postre, pero lo clavaron.

Pero me alegro mucho por ellos. -Oh.

También, aunque lo digas con la boca chica,

me alegro mucho por ellos, Marcos, Carlos, delante de cocinas.

Me alegro mucho por ellos.

-Bueno, con este veredicto que nos dieron cerraremos boquitas

a más de uno y a más de una.

-Y tiempo al tiempo que se callarán más boquitas.

-Exacto, "piano, piano, se arriva".

-A Roma. -Muy bien.

Tengo dos preguntas para ti, Valentín,

¿eres un hombre de criterio? Creo que sí.

¿Y qué te parce lo que tiene Aleix colgando?

(RÍE)

Que es muy limpio. Dijimos mil veces en "MasterChef"

que los trapos están prohibidos en cocina por ser un foco

de infección, pero los que cuelgan en el delantal son más terribles

y los que están por dentro de delantal tocando el pantalón

con el que viniste de la calle, eso ya es nefasto.

Me lo colgué porque es cómodo. Un mal hábito.

Es un mal hábito. Muy bien, chicos, nombre del plato.

De Madrid a Barcelona. -Sí.

(BORIS) Oh.

Qué mono. Muy original.

Lo que lleva es una panacota de nueces, encima lleva

una granada y luego lleva lo que es un poco de...

-Caramelo con hierbabuena

y unos taquitos de vainilla y cardamomo.

Vamos a ver si se puede comer.

Y un dadito, yo voy a comer

un poco todo porque me encanta esta pareja.

-Muchas gracias.

¿Está bien? No te quedes con hambre.

Oye, un momento, pero...

¿Dónde está la nuez?

Yo, lo siento, a lo mejor soy yo quien tiene este problema,

pero como tenéis nueces tan pronunciadas cada uno

de vosotros no os disteis cuenta que la nuez no la noto.

Ni la nuez ni el cardamomo. Me da mucha pena.

Hay muchas elaboraciones,

suena muy bien, pero sabe muy plano.

Pues, sí, buenas intenciones a lo loco, amigos. Yo pensaba,

que os vi trabajar contentos, optimistas, con buena actitud

y el resultado me decepciona un poco.

Lo siento.

Me hace falta que evolucionéis porque si no, haré lo mismo

que Samantha para terminar que es...

Daros una cosita que os voy a enseñar.

Espero que hayáis aprendido sobre el tema del trapo sucio,

os voy a dar un par de trapos limpios

para la cocina, lo ponéis ahí para trabajar,

os limpiáis las manos. Que me da un parraque.

Estoy aquí para enseñaros, hombre. Muchas gracias.

-La valoración ha sido agridulce entonces te hundes un poco,

pero bueno... -Nos falta un cariño de Jordi.

-Llegará.

Hola.

(BORIS) Guau.

¿Sabes lo que pienso? Que yo pienso que he dado

una mala escuela en mi paso por acá,

en proponer emplatamientos espantosos.

Porque no es que el emplatamiento sea un desastre, sino que la idea

y la proporción y pensad en el color.

O sea, esto en un plato es muy difícil empezar así.

¿Estás insinuando que es feo?

Es una caca, ¿no?

(Risas)

Lo siento muchísimo.

-Lo ves en el suelo... -Era muy de otoño.

Era muy de otoño. -Sí, demasiado, demasiado.

¿Cómo se llama vuestro plato? (AMBAS) Pollo en salsa de nueces

con setas y pasas. -Cómo son Las Grecas.

-Pues, Boris, yo te estoy amando locamente.

-Ay, qué divinas.

(CANTAN) #Te estoy amando, locamente, pero no sé cómo

#te lo voy a decir.

#Quisiera que me comprendieras,

#pero sin darte cuenta, te alejas de mí.#

Hala.

Tengo que probarlo yo, inaugurarlo yo.

Vaya. Vamos a probar este plato

que no hace falta que os digamos que no tiene ninguna buena pinta.

Que está bueno, Boris, de verdad.

-Está muy bueno, tiene mucho sabor. -Sí.

-¿Qué? -Uf, nos darán por todos lados.

Carmen, Gloria... Sí.

Qué pena que...

Que hagáis ese emplatado.

Ah. -Ya, lo sabemos.

Qué pena porque el gusto está muy bien.

Ay, sí, gracias.

Qué contentas nos ponemos al decirnos algo que nos gusta.

La salsa está buenísima, qué pena...

Es verdad. Locas.

Que me entran unos calores muy raros.

-Te abanico, no te preocupes.

¿Cada vez que os diga algo saltaréis?

No. -No, punto en boca.

Este guiso en un plato no tiene sentido,

pero está, realmente, buenísimo. Ay, ay.

-¿Puedo agregar algo? Un emplatamiento puede ser

una mariconada, lo que no puede ser es una caca.

Esto es la verdad

y es lo que tenéis que tener en cuenta.

No tiene crítica porque es un plato que en cualquier casa de este país

lo sirves, está rico y mola. ¿Se puede pulir? Infinitamente.

Sí, sí. Tenéis que superar el modo casa,

¿verdad? Pues a avanzar y a aprender, amigas.

Muchas gracias. -Gracias.

-Vamos, venga, muy bien.

(APLAUDEN)

(CANTA) #Pero no soy...# -Me pongo muy nerviosa.

Creo que nos lo curramos que se puede hacer más y mejor, sí.

-Siempre se puede mejorar para eso estamos aquí,

para cada día hacerlo más y mejor.

Aspirantes, la cata ha terminado, ahora tenemos que deliberar,

pero antes, despidamos a nuestros invitados.

Oh.

Dani, Boris.

Gracias.

Gracias, lo he pasado tan bien.

Muchas gracias por venir, un placer.

Me ha encantado. -Gracias.

-A mí me encanta, es que me encanta él.

-Chao, compañeros. (TODOS) Adiós, Boris.

-Seguid con vuestro esfuerzo.

A mí me ha cambiado la vida "MasterChef", radicalmente.

Siempre he tenido mucha seguridad en mí, pero ahora tengo

triplo, cuádruple seguridad.

Bueno, pues vamos a deliberar, señores.

Ánimo. -Creo que será un Carlos

contra Marcos en los exteriores. -Posible.

Vaya bajón.

-Yo estoy ya tan acostumbrada.

Madre mía, Gloria, me va a dar un parraque.

En este reto además de lidiar con el ingrediente principal,

la nuez, os enfrentasteis a un cocinado en pareja.

Ya habíais trabajado en grupo, pero en una pareja no hay manera

de escurrir el bulto. Hay que afrontar el reto al 50%

y algunos os habéis apoyado más que otros en la pareja.

Por favor, un paso adelante,

Laly y Alicia.

Habéis presentado dos platos a cada cual peor, esperamos

que esos delantales negros os hagan poneros las pilas.

Sí, chef. Ya sabéis lo que significan.

Sí, chef. Vais, directas,

a la prueba de eliminación, pero deberéis cocinar

en la prueba por equipos.

Mucha suerte.

Gracias.

Me sabe mal por ella que pasará otra vez

por una tercera eliminación

y por mí, no tanto porque mira...

A ver si... cocinando y viéndome

con esa presión y nervios, pues me suelto.

Por el contrario ha habido un aspirante que ha brillado

haciendo un plato que le transportaba a su infancia

y ha sabido aprovechar todo el conocimiento

que le brindó su ventaja.

Ese aspirante es...

Josecho.

Enhorabuena.

(Aplausos)

Gracias, chef.

Igualmente, gracias.

Somos un tándem. Eso es cierto,

hemos sido un tándem. Hemos sido un tándem.

Josecho, para mí ha sido un honor haber cocinado contigo y espero

que disfrutes de tus ventajas en el próximo reto.

Las disfrutaré seguro.

Os lo garantizo.

Esta experiencia que he tenido yo con Pepe

cocinando ha sido un lujo

que no se me olvidará jamás.

Lo tengo grabado a fuego en mis neuronas.

Qué tal os lleváis con el arte. Muy bien.

-Bastante bien, creo.

Pues la próxima prueba por equipos será un homenaje

al arte y a uno de los artistas

más adelantados de su tiempo, ¿quién será?

Hay muchos, Rousseau, Picasso.

Si hay algo que le gusta

a Pepe Rodríguez es presumir de su tierra.

Y como para nosotros siempre es un placer visitar

Toledo, esta semana nos desplazamos hasta ahí.

Es una provincia que nunca deja de sorprender.

Tiene enclaves naturales que invitan a perderse

y un centro histórico difícil de superar.

Hay tal cantidad de joyas arquitectónicas que es fácil

entender por qué la UNESCO

lo declaró Patrimonio de la Humanidad.

Aspirantes, bienvenidos

a mi maravillosa provincia, Toledo.

Gracias. (APLAUDEN)

Estamos en el Cigarral del Ángel, una de las fincas que mejores

vistas ofrece de esta bella ciudad.

Preciosa. Os he traído hasta aquí

porque quiero que hoy cocinéis siguiendo el ejemplo

del mayor genio que ha conocido esta tierra.

¿El Greco? El maestro entre los maestros.

Oh, guau. -El Greco.

El Greco Qué bonito.

Es una de las obras más conocidas de este genial pintor,

"El entierro del conde de Orgaz".

Quizá, os resulte sorprendente, pero la cocina y la pintura

tienen mucho en común. Herramientas limitadas

que permiten resultados ilimitados.

Sí. Por eso quiero que os inspiréis

en El Greco para cocinar porque es un ejemplo perfecto

de mente prodigiosa, visionaria y técnica

virtuosa vanguardista.

Y eso mismo es lo que espero de vosotros, aspirantes,

que os atreváis a buscar vuestro estilo personal.

(SONRÍE)

Josecho, por haber sido el mejor de la prueba anterior,

te has ganado el derecho a ser capitán.

Pero además, vas a disfrutar de otro gran privilegio,

elegir quién quiere que sea

el capitán del equipo contrario y por qué.

Elijo como capitana

a esta señora que tengo a mi izquierda.

-Guau. -Vamos a ver delantal negro

y otro delantal a ver cómo se confrontan y quién gana.

Tú crees que Alicia es una buena rival

porque la puedes ganar. "Efectivie Wonder".

-"Efectivie Wonder". -Vaya, vaya, vaya.

Vaya... Tarea que me ha encomendado Josecho.

Como ya sabéis, Aitana ha tenido que ausentarse,

temporalmente, de "MasterChef" por problemas familiares,

pero volverá a estar con nosotros en la próxima prueba.

Me alegro. Debes decidir, Josecho,

a qué equipo quieres que pertenezca.

Si su equipo gana, ella tendrá,

automáticamente, el delantal blanco

y si pierde, tendrá que luchar

por la permanencia en la prueba de eliminación.

Está contigo. Conmigo.

Capitanes, elegiréis, alternativamente,

y, como siempre, necesitaremos un nombre y una razón.

Empezamos contigo, Josecho.

La primera, un elemento femenino magnífico, rotundo, Natalia.

Gracias, Josecho. Muy bien, Josecho. Alicia.

Elijo el primero a Carlos porque me entiendo con él,

es una persona muy creativa y trabajadora.

Muy bien, Alicia. Josecho.

Al moreno del grupo, a "grizzly" porque me ha gustado

desde el primer día que lo vi, tremendamente, humano y generoso.

-Marcos por lo mismo, nos entendemos muy bien

y creo que será todo como la seda.

-"Magruar" que la llamo yo que es Gloria porque me cae

muy bien, es, tremendamente, obediente y ordenada.

Sí, ha empezado a ser limpia y lo hemos visto.

Ay, la fama que voy a coger.

Alicia. Elijo a Aleix, no se sabe

si tocará pescado en una tierra de carnes, pero

bueno, Aleix, también me gusta.

-A mí me tira el elemento femenino

con lo cual, me llevo

a esta señora si se deja. -Sí, hombre.

A Carmen, muy bien, Alicia. Elijo a Laly, mi compañera

de luto, ya hemos sido pareja, no nos fue bien, pero a ver

si aquí nos va mejor, seguramente.

-Claro, lo haremos bien.

Bueno, Teresa, Valentín, sois aquí la última opción

de los capitanes, cómo os sentís.

A mí, la verdad, no me importa que me dejen para el final.

Valentín, cómo lo llevas. Hombre, me joroba.

(RÍEN)

Para compensar un poco el derroche femenino

que llevo en mi equipo, escojo a Valentín.

-¡Bien!

Bueno, Alicia, ya no puedes elegir,

te queda Teresa. Claro, compartimos muchas cosas.

-Los equipos están desequilibrados,

hay muchos gallos de corral

en uno y en el otro somos muchos machacas.

Por suerte para vosotros, Toledo no solo ha visto crecer

a un genio de la pintura, también uno de la cocina.

(TODOS APLAUDEN) Oh.

Se ha puesto colorado.

Querido amigo, adelante, por favor, descúbrenos tu arte.

Es un menú de cuatro platos formado por...

Un entrante,

empanadilla de bacalao.

Qué buena. -Sí, pero no tenemos pescado.

Un primero...

tartar de carabineros, escabeche de perdiz y manzana.

Guau, qué rico, qué guay, eh, muy bien.

Un segundo..

Jugo de cochino en salsa verde con gambas y tendones.

¿Tendones? -Sí.

Los tendones del cerdo se comen. Y un postre...

Limón, wasabi y mazapán.

Muy bonito. No está mal.

Creo, eh. -Déjate, Valentín.

Josecho, puedes elegir qué dos elaboraciones

quieres para tu equipo. Los dos platos azules.

La empanadilla y el jugo de cochinillo.

"Yes". Por tanto, Alicia, tu equipo será

el rojo y cocinaréis el tartar de carabineros y el postre.

Muy bien. -Perfecto, sí.

-Esperamos hacerlo muy bien.

-Y el postre de categoría lo haremos.

Cocinaréis para 60 invitados muy especiales.

Bien, vamos bajando. Todos ellos son profesionales

del arte, expertos pintores y galeristas que admiran,

profundamente, a El Greco. Disponéis de 130 minutos

para cocinar 60 raciones de cada plato, os advierto

que os exigiremos 60 obras de arte, así que,

ración que no esté

bien presentada, ración que no sale.

(RESOPLA) Como siempre, nuestro

supermercado proveedor de alimentos os facilitará

los ingredientes necesarios para cocinar

y donará el excedente que no utilicéis a comedores sociales.

Muy bien. Aspirantes, ¿preparados para sacar

el artista que lleváis dentro y cocinar platos de museo?

(TODOS) Sí, chef. Pues coged vuestros delantales

y corred a por ingredientes y a cocinas en tres, dos, uno, ¡ya!

Toma. -Venga, tío, dale.

-Venga, venga, que os quedáis dormidos.

Tú, abajo. Al hoyo.

Vamos, vamos, vamos.

-Vamos, Josecho, a darle caña. -Vamos, vamos.

Vamos, señores, con ánimo. Venga, tío, venga.

No pararse. -Vamos.

Equipo rojo, para que todos tengáis el mismo tiempo de cocinado

empezaréis a trabajar 15 minutos más tarde.

¿Lo tenéis claro? (TODOS) ¡Sí, chef!

Pues, equipo azul, vuestro tiempo de cocinado

comienza en tres, dos, uno. Ya, a cocinar.

Venga, ya. -Venga, ollas.

¡Vamos! -Es como trampa.

¡Josecho!

¡Hola!

¡Venga, Josecho!

Vamos a coger el pescado y a limpiarlo.

Doce unidades de manos de cerdo.

Venga, tenemos una...

Grizzly, ¿quieres que te eche una mano con el souquet?

Lo digo para que según vayas tal,

vas echando y vamos ganando tiempo.

¿Oído? -Vale.

Qué curiosos los tendones. Yo nunca los había visto.

El equipo azul comienza con el segundo plato.

Y lo primero que tienen que hacer

es cocer los tendones con verduras.

Mientras tanto cocinarán las manitas de cerdo

y prepararán el souquet de pescado.

¿Cómo vais? -Muy bien.

Ya está la olla exprés. -¿Seguro vais bien?

Seguro. -¿Sí? Vale.

¿Me pongo yo con las obleas y te pones tú con el bacalao?

Y cebolleta en juliana. -¿Qué necesitas?

Pues tres ajos más. O sea, falta uno.

Para las empanadillas de bacalao

comenzarán pochando la cebolla,

a la que posteriormente añadirán el bacalao confitado.

Guay, están saliendo esto, ¿eh?

Vale. Haz más por si acaso. -Sí, voy a hacer más.

(JOSECHO) Vamos muy bien, ¿eh?

Os voy a poner las hojas de la espinaca.

Pero límpialas directamente.

No, ahora las meto en agua. ¿Vale?

Vale, vale, vale.

Las voy a cortar para dejarlas sin tallo.

Lo que tú digas.

Echo más aceite porque tengo miedo

a que se nos queme el pescado.

¡Vamos, chicos!

Que no se nos queme nada.

¿Oído, niños? -Perfecto, Josecho.

Josecho tiene alma de mando, ¿eh?

Seguro que en su otra vida

era un sargento militar. -¿Qué? ¿Cómo?

Que tienes alma de mando.

No, yo nunca he tenido alma de mando.

Es pura lógica.

Despierta el sargento que hay en ti.

Mi labor es

organizar y saber lo que tiene que hacer

cada uno en cada momento.

Equipo rojo, ¿preparados para clavar el maravilloso

tartar de carabinero y el riquísimo postre

diseñado por Pepe Rodríguez? (TODOS) ¡Sí, chef!

¡Pues a trabajar en tres, dos, uno, ya!

¡Vamos! -¡Venga!

¡Vamos! -A por las perdices.

Y una olla para ponerlas a escabechar.

Postres los vamos a meter de aquí para allá.

Y en estos huecos os ponéis. -Nos ponemos aquí, Teresa.

Aquí tenemos para licuar la manzana y pelarla.

Hay que salpimentar.

Y del culete, del culete. -Abríme la otra.

Hay que ponerle pimienta. -Sí, ahora.

Para el escabeche de perdiz del primer plato

del equipo rojo Laly y Marcos comienzan friendo las perdices,

que posteriormente cocerán en vinagre.

Mientras, Teresa y Alicia licuan las manzanas

que serán la base junto con el wasabi

del gel de manzana verde.

Laly, lo vas a petar con ese escabeche.

Vamos, sí.

Eso irá con el agar-agar.

No, pero hay que mezclar más cosas, no sólo esto.

Vale, tú no te preocupes.

Para el postre del equipo rojo

Aleix comienza con el zumo de limón

al que añadirá huevos y azúcar para hacer la crema de limón.

No he hecho una crema de limón en mi vida.

Aleix. -¿Qué?

Corta la cebollita, que la cortas más finita.

Haz tú los limones que eres del sur

y te va bien con los limones. -Ahí, los caipiriñas.

Venga, equipo rojo. Venga.

Pepe, Jordi, quiero ver cuánto talento tenéis pintando.

¿Pero esto qué es, Samantha? ¿Esto es un broma?

Pepe dibuja como un niño pequeño.

Digo yo que para unas pinturas al óleo ya nos daba.

¿Pero un carboncillo?

¿Vamos a ver al Greco de Illescas?

No, vamos a ver al Greco de la Barceloneta.

Bueno, silencio. Atención, jueces, porque tenéis

dos minutos de tiempo para dibujar...

¡Tararán!

¡Un cocinero!

¡Ay!

Suelo dibujar un cocinero. Y el tiempo empieza

en tres, dos, uno... ¡ya!

Tengo que reconocer que este dibujo

lo he hecho 2.500 veces, porque firmo mi libro con esto.

Mira, con un seis y un cuatro la cara de tu retrato.

Atención, aspirantes, por favor...

Cinco, cuatro, tres, dos, uno. ¡Tiempo!

¡Manos arriba, chefs, vamos!

Pepe, preséntame tu obra de arte.

¿Cómo se titula?

Pues mira, es la casa justo que tengo enfrente

de la Ermita del Ángel Custodio.

Has pintado el lugar en el que está

el cocinero meditando. Sería un sitio de reflexión.

Bueno, Jordi. Es Pepe Pitufo.

¿Y esto es tu obra maestra?

Sí, mi cocinero para Samy. ¿Te parece?

El ganador de esta prueba es, de lejos,...

¡Pepe Rodríguez Rey! ¡Anda ya, Samantha!

Pero si has pedido un cocinero y eso es una pantomima.

Gracias por tu sensibilidad.

¿Qué premio me das por esto? ¿Quieres elegir equipo?

Sí, señora. ¿Qué equipo quieres?

El equipo rojo.

Voy a arrasar con mi equipo azul.

Vámonos, Samantha, a trabajar.

Déjalas así. Déjalas. -Vale. Ahí, que escuche petar.

Vamos, va.

¿Cómo va el equipo rojo? Ahí vamos.

Esa capitana, ¿cómo está?

Sí, muy bien. Muy contenta. ¿Contenta?

¿Te gusta mandar?

Me gusta organizar.

Oye, ¿esto para qué es?

No, esto lo voy a recoger y va quedar limpísimo.

¿Pero de qué elaboración es, del postre, del escabeche?

Es del entrante. -El gel de manzana.

Claro, pero se licúa con las pieles.

¿Con la piel? Por eso tiene un color verde.

Ah, pues lo volvemos a hacer. Ya empezamos regular.

Ya la cagaron.

¿Por? -Porque pelaron las manzanas

y no hay que pelarlas.

Bueno, equipo rojo, un poquito de alegría.

Sí. Cuanto antes empecemos

con el escabeche mejor, para que coja gusto.

Oído, chef. Venga, vamos deprisa, chicos.

Me voy. Gracias, chef.

Te abro al medio, ¿vale? -Genio, Marcos.

Tú también. -Genio del cuchillo.

Niños, venga. -Venga, vamos.

¿Quién necesita aceite? -Yo. Medio litro, Josecho.

Ahora mismo te lo pongo.

Oye, macho, para que quepa el pescado en la olla

corta los trozos.

Muy bien. ¿Más pequeños?

Yo los cortaría por la mitad.

Vamos a ello. -Josecho, me pongo

con las bolas de morcilla. ¿Vale?

Me parece muy bien.

¿Te lo echo? -Sí.

¿Suficiente? -Ya.

¿No vas a necesitar más? -De momento no.

Josecho. Cuéntame.

Encantado estoy contigo. ¿Por qué?

Porque Pepe no te ha elegido. Dijo que con el cocinado

de la prueba anterior tuvo suficiente.

Me parece bárbaro.

Oye, te veo muy tranquilo.

Yo siempre he estado muy tranquilo.

¿Te puedo poner la mano? Por favor, yo también.

Ahora, tengo a Osiris haciendo las bolitas de morcilla.

Gloria con las hojitas. Limpiando hojas,

que están llenas de tierra.

Josecho, te veo muy confiado.

Sí. Espero que no seas flojete.

No, no soy nada flojete. Que metas caña de la buena.

Estoy metiendo caña de la buena.

Lo quiero ver. Gracias, chef.

Al lío, ¿eh? (RÍE)

No perder ritmo. No perder ritmo, niños.

¡Vamos, chicos!

A ver, equipo rojo, ¿cómo va ese postre?

Muy bien. Luego ya sabéis

lo que pasa con los postres. Estoy con la crema de limón.

¿Qué te parece el postre de Pepe?

Visualmente es súper chulo. Y el sabor espectacular.

Queremos estar a la altura de ese postre.

Aquí hace falta mucho trabajo para el postre.

Así que poneros a 200 por hora.

Porque si no... No llegamos.

No lo sacáis. ¡Oído, chef!

Capitana, ¿me has escuchado?

Sí. Céntrate.

Sí. Y hoy en tu organización

está la clave del éxito de tu equipo.

Vale. Es un postre muy complicado

con muchas elaboraciones de alta cocina.

Así que ponte con él. Sí, enseguida.

Tiene que entenderlo tú.

Y cuando tú lo entiendas, sabrás sacarlo.

¿Oído? Oído, chef.

Pues a por todas. Vale, chef.

Marcos. -¿Qué?

Sácame los carabineros. -Voy.

Vámonos, que nos coge el toro, señores.

Madre mía, qué hartón de espinacas me estoy pegando.

¿Algún problema? -Nada. Muchas espinacas

hay que limpiar. -No quiero ver ningún problema.

Perfecto.

Y si no lo comentáis. -Vale.

Uh, qué duros son.

Uf, superduros...

Cuidado con esto, coño.

Tranquilo, que está a mitad.

Venga, venga.

¿Cómo va el souquet?

¿Le queda mucho? -Ya está casi.

¡Oh, qué duro!

Con razón se llaman callos de bacalao,

porque es más duro...

Carmen, vamos a cambiar.

Porque Grizzly es un tío fuertote.

Mejor, porque está duro. -Que se venga para acá

y tú te vienes conmigo a hacer las albóndigas.

Me parece fenomenal.

Grizzly, cambiamos. -Voy para allá.

Por fuerza. -Vale, muchacha.

Toma. -Podemos empezar a escaldar ya.

Ya voy, que las tengo que contar.

¿Pero cómo...? -Calla, que llevo 90 ya.

No las cuentes más, coño. Échalas y ya está.

Tú atiende, venga. -Sí, que sí.

Mételas ahí y ya está. -Espera, que las vamos a bajar.

Eso se escalda en dos patadas.

Venga, venga. -Voy, voy.

No me las tires encima de la cara

porque me escaldas a mí.

Perdóname. -Venga.

Vamos, que vamos a envolver.

Laly, ¿todo bien? -Sí.

Voy con las cabezas para saltear.

Vale. -Apretad y va el jugo adentro.

Sí. -Venga, equipo, vamos.

Listo.

Teresa, ¿el sorbete de wasabi? -Aquí.

Vale, ¿tú vas bien? -Sí.

¿Vas calculando todo cómo va? -Ay, Aleix, de verdad...

Te lo voy a decir veinte veces.

No, voy improvisando. Hijo, de verdad...

¡Vamos, vamos, vamos!

Esto ya queda verdecito, mira.

Alicia. -Sí, un momentito

que estoy acabando de medir esto.

No, nada, nada. No te preocupes.

¿Qué te hago? -Nada, nada.

Tengo esto. -No, las cabezas van aquí.

Vale. ¿Y luego? -Nada.

El jugo va a ahí aplastado. -Vale, perfecto.

Vamos.

Alicia, tú estás haciendo las bolas de limón, ¿no?

Sí, bolas de limón con manteca de cacao.

El postre hay que darse caña. -Sí, estoy en ello.

No va a dar tiempo. ¿Oído? -160 lo tienes que poner.

Ponlo a 160. -Sí, chef.

Hostia, qué categoría. "Sí, chef" es categoría.

Capitana, ¿quieres que termine yo con las bolitas?

Sí. -Que yo voy bien.

Alicia, mira. ¿Vale? -Ah, la víscera. ¿no?

La víscera fuera.

Nada de víscera. ¿Vale? -Vale.

Niños, ¿todo controlado?

Todo controlado. -¿Seguro?

Sí, Josecho. -Si no luego os sacudo, ¿eh?

Así me gusta, si nos tienes

que pegar y castigar, nos castigas.

Luego os casco.

Venga, que no llegamos.

Poneros ahí a envolver como si fuera Navidad.

Venga. -Ay, los regalos navideños.

Los regalitos navideños, vamos.

Oye, un bol grandote o una cazuela

para ir metiendo el bacalao.

Muy bien. -¿Vale?

Vamos a ello.

Gloria, vamos. -Vamos que nos vamos.

Poquito a poco, pero sin pausa.

Este aceite lo utilizamos ahora...

Para la cebolleta. -Para la cebolleta,

para todo lo que hay ahí. -Muy bien.

Aspirantes, en 40 minutos arranca el servicio.

Y no os veo a todos preparados para servir a los comensales.

Nos quedan 40 minutos

para sacar el primer plato. ¿Entendido?

Entendido. -Entendido.

Muy bien.

Osiris, no pierdas el tiempo. -Vale, papi.

Yo tengo la teoría, Osiris, de que tú eres bueno

en el tema individual, ya en equipos...

¿Por qué? Con todo lo grande que eres

te me haces pequeñito y desapareces.

No me hago pequeño, estoy acatando órdenes.

Ya, pero tú eres un tío con ritmo, con gracia.

Ahí el papi del equipo. Tienes que meter un poco de...

Voy a darle un poco de candela. Pero me están estresando.

Equipo azul, Josecho, todo el mundo firme.

La empanadilla de bacalao es el primer plato en salir

y quiero 60 raciones de diez.

¡Oído, chef! -Ese es el bacalao confitado.

Le quitamos la piel y vamos añadiendo.

Venga, vale.

¿Eso es el interior de la empanadilla?

Sí. -Sí.

El otro equipo... -Están muy concentrados.

Muy concentrados, sí. Bien.

Tendríamos que distraerlos. -Sí.

Aleix, ¿qué estás, con el postre?

Mira, nos ignora. Nos ignora.

Hay nervios. -Sí, se pidió el postre.

¿Tú te crees? Y mira yo con lo que estoy.

Surrealista. -Surrealista total, Natita.

Alicia, ¿con qué me pongo?

Vamos a ver, nos faltaría la salsa de...

Creo que está Marcos con la salsa de lo que va

debajo de los carabineros.

Con el postre necesitamos ayuda.

Alicia, ponte aquí que hay que terminar.

Y quita bien.

Mira, ábrelas un poquito y quita bien.

¿Ayudo a Aleix entonces? -No, yo voy bien con esto.

Primer plato. Importante, Marcos.

Chicos, ¿os ayudo? -No, ahora mismo no.

El postre, Teresa.

Los del postre me dicen que no quieren ayuda.

Claro, pedid algo. -No te quedes parada.

Si veis que sobro me tomo un café.

Capitana, ¿qué puede hacer ella?

Sí, contigo con el postre.

Pero no vamos a hacer la misma cosa ella y yo.

Venga, a lo tuyo.

¿Necesitáis ayuda? Porque no estoy haciendo nada.

Pues ponte aquí. Toma, a trocear.

Toma, aquí tienes.

Toma, a picar esto.

¿El postre ya están todas las elaboraciones?

No, pero Aleix no necesita nada, que es un superhombre.

No soy un superhombre. Pero si estoy con lo mío...

Aleix, dime lo que necesitarías de ayuda.

Hay que hacer un sorbete de wasabi.

Pues yo me quedo con los carabineros

y ponte con el wasabi.

Es que según qué punto estamos

de las elaboraciones el que ya lo está haciendo

sabe en qué necesita ayuda.

Es que, de verdad...

A ver, ¿cómo va ese postre, equipo rojo?

Yo estoy haciendo la crema. La crema de limón.

Tengo ahí marchando la esferas para hacer la bola de limón.

¿Tienes todas las elaboraciones en la mente?

Sí. ¿Qué tal va tu capitana?

Mi capitana ha tenido momentos que está perdida,

pero está ya más centrada.

Alicia. Cuidado, que voy.

¿Estás tranquila con el postre?

Con el postre estoy más tranquila que antes.

Capitana, ¿el escabeche para emplatarlo?

Porque no nos lo has dicho a Laly y a mí.

El escabeche, voy. -Venga.

Alicia, aparte de contestarle tienes que saber cómo van

las elaboraciones del postre. Vale.

¿Después cuál va?

Ahora mismo tengo que acabar de verlo porque estaba

con el carabinero. En vez de picar carabinero

tienes que saber lo que tiene que ir.

Sí. Tienes que entender el postre

más que ellos, porque si no tú no puedes mandar.

Una capitana tiene que ser líder y saber mandar.

Sí, chef. Y quiero que lo entiendas.

Si no, no es que vayas a la prueba de eliminación,

es que te vas a casa. Así que ponte las pilas.

Ataca el postre y deja el carabinero.

Sí, dejo el carabinero.

Aleix, me pongo contigo con el postre.

Rellena tres biberones.

Con este jugo. -Con este jugo tres biberones.

Venga.

Nada. -Cero.

La verdad que impresiona ver a Samantha gritando.

Mientras me están diciendo las cosas

yo lo estoy procesando

y quiero ya ponerme en la tarea

que me están diciendo que tengo que hacer.

Pero al mismo tiempo perdida.

Quítame eso.

No nos olvidemos de las gambas.

Me pongo yo a pelarlas ahora mismo.

Aspirantes, abandono las cocinas.

¿Sabéis lo que significa? Que empieza el servicio.

Que los comensales están a punto de llegar.

Y eso me pone muy nerviosa

porque no veo que las cosas estén acabándose.

Por favor, hoy en Toledo nada de retrasos

y de platos cancelados.

Poneros a currar y a sacar unos platos de diez.

¡Sí, chef! -¡Sí, chef!

Dos con empanadillas ya, que si no no llegamos.

Venga, tú rellenas y yo cierro. ¿Vale, Carmen?

Echarle alegría y marchando.

Alegría y buenos alimentos. -Que va todo muy bien, venga.

Echa tú el relleno y yo las voy cerrando.

Ahí.

¿Esto va en la empanadilla? -No.

Hay que ponerlo en un lateral.

Este para el segundo. -No.

Va dentro de la empanadilla. -Que no.

Ah, esto va por alrededor. -Claro.

Chicos, voy a empezar a sacar los platos

para que no nos pille el toro.

Claro que sí, Josecho.

Bienvenidos todos a "MasterChef"

y a este precioso Cigarral del Ángel.

Hoy queremos hacer un homenaje a ese genio

indiscutible que fue El Greco.

El menú que vais a degustar lo ha diseñado

mi querido amigo Pepe Rodríguez.

El resultado es espectacular.

A disfrutar.

(Aplausos)

Mortal. -Uf...

Tiene que salir esto porque está espectacular.

Como no salga me corto las venas.

¿Voy haciendo las bolitas? -No, las hago en un momento.

Cada vez que estoy con carabineros me echan bronca.

Yo no sé qué hacer. -¿La salsa Perrins?

Salsa "Perris".

Salsa "Perris", salsa "Perris", salsa "Perris".

Salsa "Perris". A ver, equipo rojo,

¿cómo va ese tartar de carabineros?

Muy bien. -La salsa "Perris".

La salsa "Perris".

¿Y el escabeche? Fenomenal.

Falta la salsa "Perris".

Capitana, ¿por qué tiene esto este color rojo?

Ese color rojo lo tiene... ¿Por qué tiene ese color rojo?

Porque le hemos puesto un poco de jugo de carabinero.

¿Pero por qué? Pues no lo lleva.

Ya. Es un escabeche de perdiz

con carabineros. Sí.

Y esto sabe ni a perdiz ni a carabinero.

No tiene nada que ver con la receta original.

¿Le habéis echado la cabeza?

No nos has organizado bien, Alicia.

Oye, de verdad. Sí, sí, sí.

Y eso se lo habéis echado aquí, el jugo de la cabeza.

¿Dónde está la salsa "Perris"?

Oye, Alicia, ¿de quién es la idea?

Es que esto ya es otro plato. No tiene nada que ver.

No sé por qué han echado salsa "Perris".

¿Perrins? Ay, discúlpame.

Estoy buscando la salsa "Perris".

No, que me he liado.

Espérate. Un, dos, tres, despierta ya.

No, es que estoy buscando la salsa "Perris"

y por eso me he liado ahora. Carabinero crudo,

se hace un tartar, perfecto.

Y por otro lado un escabeche solo de perdiz.

Pero no un escabeche de perdiz con el jugo del carabinero.

Porque ya sabe a otra cosa.

¿Quién lo ha echado? Nosotros.

Pero bueno, ya está. ¿Y tú no estás pendiente?

Estaba en ese momento en otro sitio.

Ya es otra cosa.

Lo voy a tratar de mejorar. Déjalo reducir.

Colaremos, ligaremos.

Tiene que quedar casi como una mayonesa.

Oído. Quítale lo rojo que puedas.

Pero el gusto está, el problema es de sabor.

Venga, os dejo, chicos. Gracias, chef.

Confía en nosotros, Pepe.

Salsa "Perris", salsa "Perris".

¿Dónde está la salsa "Perris"?

No ha salsa "Perris".

Cayena y pimentón, lo más parecido.

Tiene que haber, búscala. -Que no hay.

Y no voy a perder más tiempo.

A un tartar se le puede poner cayena.

No se inventa la receta. -Pero es que no está.

¿Qué te hace falta, cariño? -No está la salsa "Perris".

¿En esos tarritos? -No, hay cayena y pimentón.

Si no está no pasa nada, lo sustituimos por cayena.

Alicia, mira. -La salsa "Perris".

Sí. -¿Estaba aquí todo el rato?

No, mi padre lo ha puesto.

Con los nervios. Relájate, coño.

Es que no puedo más con Alicia.

Me tiene por el camino de la amargura.

Me está sacando de quicio.

Y no la mando a Gelves porque Dios no quiere.

Venga, chicos, platos como locos.

Voy poniendo puntitos de requesón.

Muy bien, venga.

Estáis funcionando con "fidèle".

Sois los mejores.

Porque tenemos buenos guías. -Imponente, imponente.

Gracias, Josecho.

Continuad poniendo la salsa

y en cuanto se lleven estos montamos otros 30.

Venga.

Qué bonito, Carmen, tía. -Muy bien, Carmen.

Venga, venga, venga.

Este plato hay que limpiarlo.

Sí, hay platos que hay que limpiarlos.

Valentín, con un papel, limpia. -Muy bien.

Jo, qué bonito.

Más empanadillas. -Ahí, perfecto.

Ya están llenas. -¿Falta alguna empanadilla?

Falta aquí.

Oye, una cosita, estéticamente se ve bien,

la salsa le falta caña para mi entender,

pero el plato está bastante bien reproducido.

Osiris, deberíamos cambiar la marcha.

Voy, voy, voy. Equipo.

Venga, si no te ayudo más.

Cambiamos la marcha y sacamos esto como un cohete.

La directa, hay que montar la directa.

La directa. Como Fernando Alonso.

Cuando me digas empezamos a sacar platos.

Avanti. ¿Vámonos?

Sí, sí, vámonos.

Camareros, adelante, por favor.

Gracias, chef.

Venga, ya estamos.

Bueno, abrimos apetito con un entrante preparado

por el equipo azul.

Empanadilla de bacalao.

Ya os digo que es

una maravillosa combinación de sabores.

Jacobo Fitz-James. Creo que tu familia siempre

ha defendido la cultura, el arte.

¿Tú sigues los mismos pasos

que el resto de la familia? Yo soy galerista, sí.

¿Ves en estos platos también un toque artístico?

La cocina y el arte tienen más que ver

de lo que se piensa.

Y ambos te pueden hacer muy feliz si...

Si son buenos. Si son buenos, efectivamente.

¿Cómo ves este primer plato del equipo azul?

El bacalao fantástico.

La presentación me ha parecido muy bonita también.

A mí me ha encantado.

¿Qué necesitáis? ¿Qué hacemos?

¿Qué hago? ¿Qué hago? ¿Qué hago?

Vamos a ver... -No sé si sois conscientes

de que no estoy haciendo nada.

Ay, mi Teresiña.

Aleix te falta lo del wasabi, ¿verdad?

Sí, pero hay que montar el primer plato.

Sí, primero el primero, vamos.

Hola, ¿qué tal? ¿Hago algo?

Aleix, ¿te ayudo en algo? -No, no, no.

Me quedo yo con los postres y emplatáis el primero.

Si alguien necesita ayuda hay una concursante libre.

Si no me puedo ir con el otro equipo.

De aquí para allá. Nadie me hace ni caso.

Si nadie me va a dejar hacer nada porque aquí hay

tanta testosterona y tanta estrellita

que si lo podéis hacer solos pues yo ya me voy de "shopping".

Vamos, encantada de la vida.

Continuamos en marcha con el segundo.

No nos durmamos en los laureles.

Venga, no nos relajemos, que vamos bien.

Bueno, los tendones estos si sé yo cómo se hace, claro.

Cómo abrasa, ¿eh?

Que quema, ¿no? -No hay dolor.

¿Qué haces? Cagarla.

A ver, Osiris,

te veo despistadete, ¿eh?

Esto es una baja temperatura. Correcto.

La carne no la degradamos. Correcto.

¿Qué quieres del cochinillo? Que esté muy crujiente la piel.

Si yo cojo la parte de la piel, que quiero dorar,

bajo un poquito el fuego...

Lo tienes demasiado alto, se va a quemar.

Lo pongo ahí y lo aprieto como tú hacías.

Y lo dejo tranquilo 5 minutos apretadito bien.

Y cuando está bien dorado,

plano, crujiente y rico, corto.

Y a la fuente. Oído.

Eres el único al que estoy dando indicaciones.

No me gusta nada eso, Osiris. A mí tampoco me gusta nada.

Cambia la marcha, Osiris. Estoy cambiando.

Lo único que hace es empequeñecerme un poco más

porque pienso que estoy haciendo algo mal

cuando lo estoy controlando bien.

Bueno, ¿cómo vamos por aquí? Vamos a emulsionar.

¿"Xantana" tenemos? Sí.

Échame y lo vamos texturizando.

No me eches toda la "xantana",

echemos poco a poco y vamos viendo.

Eso es.

Vamos poco a poco y vemos cómo nos queda la textura.

Oído, chef.

¿Ves? Ya tiene la textura que queremos.

Perfecto. Ya está.

Perfecto. Vale.

¿Haces la crema de wasabi?

Sí, yo estoy con todo en la cabeza, ¿vale?

Tú vas bien. ¿No, Aleix? -Yo bien.

Emplatad y que salga eso.

19 y 20.

Vale, 20. -20 hay aquí.

Lugo vamos poniendo torres. -No me muevas más. 20.

¿Con cuál, Pepe? Estiramos.

Contamos todos los platos.

Contamos uno por uno. Vamos, chicos,

que nos vamos a ir con retraso. Y no, por favor.

Vale. ¿Tenemos aros? ¿Moldes?

Sí, señor.

Este mismo. Ponemos uno aquí.

Con rapidez, ¿eh? Calculemos 60 cucharadas.

60 cucharadas, sí.

Tiramos el escabeche de perdiz. Vale.

Le ponemos alrededor, no demasiado y ya está.

Vale. Levantamos, y ahora si tenemos

unos brotes los vamos poniendo por aquí.

¿Vale? Ya está.

Ya deberíamos estar emplatando. Ahora sí, una cadena, Alicia.

Organízamelo, ¿vale? Tenéis 5 minutos

para emplatar las 60 raciones de tartar de carabinero.

¿Oído? ¡Sí, chef!

Pues venga, fenomenal. ¡Vamos!

Venga, pues todos a una. Organiza la cadena, vamos.

Vamos, Alicia, venga.

Hay que organizar una cadena ya.

Venga. -Vamos, salsa.

No, tiene que estar bien. -Tú detrás mío.

Esto no está bien. -Ya puedes ponerle.

No me hagas guarradas. -Ali, yo lo hago.

Sí, vos estás muy nerviosa. -Ali, yo lo hago. Déjame.

¡Yo voy a hacerlo, y ya está bien!

Bueno, pues vale. Pero hazlo bien.

Cualquiera le dice que no.

Vamos a emplatar. Luego hablamos de todo.

Ahora vamos a emplatar,

que tenemos camareros esperando.

¿Aleix, quieres tú organizar el postre mejor?

Sí, yo estoy con todo en la cabeza.

Vale, pues ya está.

Déjame a mí que sé lo que hago.

Alicia, estás manchando todo el plato.

Ese se ha manchado porque me estás gritando.

Venga, corremos.

Damos el último empujón a esos platos

¡Venga, vamos!

Venga, Teresa, dale. Muy bien, fenomenal.

Alicia, déjame, por favor. Estás muy nerviosa.

Que no estoy nerviosa. Y dale...

Alicia, por favor. -Estás tú nervioso.

Es que mira el anillo. -No, eso está fatal.

Dame, relaja. Yo lo hago, por favor.

En serio, mira cómo has hecho el plato.

Pero bueno, ¿podemos sacar platos?

¿Tenemos ya? Sí, chef.

Camareros, por favor, adelante.

Todos los que tengan la hojita encima podemos sacar.

Ahora hay que correr con la siguiente tanda.

Continuamos con un plato elaborado por el equipo rojo.

Tartar de carabinero, escabeche de perdiz y manzana.

Espero que esté rica.

Bueno, bueno, bueno.

Bueno, bueno, bueno...

Esto no tiene nada que ver con el plato original.

El plato original el escabeche era blanco y aquí es rosa.

Visualmente no entra muy bien. ¿Y de sabor?

Sí, no, muy equilibrado no ha salido el plato.

Bueno, algo habrá fallado. Sabemos lo que ha fallado.

Aquí lo pone, el equipo rojo

es lo que ha fallado. El equipo rojo.

Presidente de la diputación, solo quiero saber una cosa.

¿Estaría El Greco orgulloso de este plato?

Efectivamente está muy desequilibrado

y en boca es fuerte.

Es un plato francamente mejorable.

Qué políticamente correcto es usted.

Gracias.

Niños, tenemos que terminar el plato y sacarlo

como hemos sacado el primero.

¡Venga, chicos, a por ello!

No nos olvidemos de las gambas.

Sí, están en el horno ya. -Vale.

Aúpa la asturiana, tan fuerte que se van los cangrejos.

Ahí está, yo creo que con esto ya...

¿Cómo va, equipo azul, el jugo de cochino?

¿Cómo va eso? Va bien.

Josecho, ¿esta es la temperatura adecuada?

Josecho. -¿Temperatura adecuada?

Están bien, yo las dejaría como están.

Yo no las tocaría porque si no se abrasan.

Pero el tendoncito ese

habría que atemperarlo. Sí.

Tus amigas son muy impetuosas.

Era más importante atemperar esto primero que hacer

esas gambitas que se cocinaban en medio segundo.

Venga.

Señores a correr, venga.

Quiero sacar este plato como un cohete.

¡Sí, chef! Lo quiero para ayer.

Una cosita, las hojitas para emplatar el postre

están aquí. Mira, ¿eh? -Oído.

Alicia, echa mano en esto que está cociendo, que ebulle.

¿Que no ebullan?

Carlos, ¿tiene que hervir o no?

Al mínimo, ponlo al mínimo.

Ay, madre mía.

¿Qué es lo que falta aquí?

¿Has mirado la salsa? -Estoy con eso.

Hay que cortar estos en... -Sí, pero espérate.

Si vas a cortar tú no lo corto yo.

Por ayudarte. Los dos, ¿no? -No, porque se mueven.

Corta. -Pues venga.

Esto está hirviendo.

No, hirviendo no puede. Mira que lo he dicho.

Bájalo un poco, que no hierva tan fuerte.

Equipo rojo, os traigo un regalito.

¿Lo has utilizado alguna vez? Nunca.

Sorbete de wasabi y limón. Vamos echando poco a poco

y vamos moviendo.

Soplamos. Vete moviéndolo con la varilla.

Que no te dé miedo.

Es como el fuego. Tú no metes la mano en el fuego.

Pues aquí tampoco metemos la mano y ya está.

Vamos echando el nitrógeno líquido

en el sorbete y congelamos.

Hacemos un helado al momento con nitrógeno.

Vale, ya lo tenemos. Esa debe ser la textura.

Tiene que ser cremosa. Vale.

No dura. ¿Lo haces tú ya? Sí.

Fenomenal. Gracias, Pepe.

Niños, echarle alegría y marchando.

Los tendones, empieza por aquí.

Muy bien.

Para los tendones hay que ir dos.

Ocuparos vosotros dos porque si no es un follón.

Vale. -Bien, vamos a darle.

Venga, vamos, vamos. -Venga, vamos.

Los tendones y las gambas.

¡Vamos, chicos!

¡Venga, niños, rapidez! ¡Rapidez!

Rapidez. -Rapidez.

Rapidez y limpieza.

Venga, sí. Vamos.

Venga.

¿Cómo va el jugo de cochino? Marchado casi ya.

Lo quiero ya, amigo mío. Venga.

Venga, Osiris. Pim, pam. Pongo, pongo.

Se nos está enfriando, Josecho. Tenemos que correr más.

Venga. Lo tenéis a punto y se enfría.

Los tendones fríos son una goma y calentitos son miel.

Son una delicia. Sí, señor. Pues vamos a meter caña.

Que empiecen a sacar. ¿Empezamos a sacar?

Sí. Camareros, adelante.

Aquí tenéis platos, por favor. Venga.

Vamos, vamos. Venga, venga.

Ahí falta una gamba. ¡No, un momento!

Que no, que van las dos. -¿Sí? Vale, vale.

Volvemos al equipo azul con una receta sorprendente.

Jugo de cochino en salsa verde con gambas y tendones.

Espero que os guste.

Bueno, alcaldesa de Toledo.

Creo que El Greco se quedó aquí 40 años.

¿Por la gastronomía de Toledo?

Creo que fue uno de los condiciones

de que se quedara.

Porque le aseguro una cosa, que si no comes bien, te vas.

Sí. ¿Y con este plato El Greco se hubiese quedado?

Pues yo creo que sí. Con algunos peros,

pero yo creo que sí. ¿Por qué no?

Yo creo que el plato está bien, los sabores están logrados.

Y yo echo en falta un poquito de textura.

Equipo azul, hemos hecho un buen trabajo, vale.

¿Qué toca hacer? Limpiar.

Limpiar, limpiar. Eso es.

Buen trabajo, señores.

¡Bien, chicos!

Nos hemos dejado el alma cocinado.

Ha funcionado todo muy bien y el veredicto, ¿"chi lo sa"?

Pero lo que sea, bienvenido sea.

Vamos, vamos, vamos.

Vamos, chicos, venga.

Me emplata uno y yo ya lo veo. Eso es.

Uno, dos. Más o menos que puedan apoyar.

¿Vale? Y tres.

Tres, visto. ¿Y luego? Entonces tiraremos la sopa

de mazapán al centro, muy poquito.

La bola va aquí y el sorbete en medio.

Listo. Gracias.

Venga, ¿alguien puede ir echando una mano a emplatar?

Sí, yo te ayudo, Laly.

Vas terminando y vas trayendo para acá.

Oído. Venga, venga, venga.

Debemos ir más deprisa, ¿eh? (MARCOS) Vamos, vamos.

Con delicadeza, Teresa.

Marcos, ¿vas poniendo las bolas? Oído, chef.

Venga. Aquí tenemos la bola de sorbete de limón, en un ladito.

¿Vale? En un lado. Muchas gracias.

Ya están aquí los camareros, empezamos con el retraso.

Venga, corremos. Damos el último empujón a esos platos.

Sujétalo hasta el final, vamos allí.

Empieza por ahí, los camareros pueden llevárselos.

Venga, fenomenal. Venga, vamos.

(LALY) Estos pueden salir.

Camareros, por favor, pueden llevárselos.

Todos estos pueden ir saliendo. Todos estos pueden salir.

Qué desastre, qué emplatado. (ALEIX) No.

Para terminar, un postre,

que solo con pronunciarlo ya sabe espectacular.

Limón, wasabi y mazapán.

Lo ha elaborado el equipo Rojo, espero que os encante.

(Música jazz)

(Música jazz)

Bueno, Juan Garaizabal, escultor de éxito.

Creo que estás arrasando. Samantha, qué ilusión.

Cómo nos habéis cuidado; una maravilla. Qué comida.

¿Sí? ¿Cómo ves el equilibrio del wasabi en el postre?

A mí me ha encantado, lo he comentado con el resto

y a todos nos ha parecido que tenía muchísimo atractivo.

Muchas gracias por tu valoración. Muchas gracias a ti, Samantha.

Equipo Rojo, terminad esos platos como podáis,

he dicho lo que podía y he visto cosas que casi nunca he visto.

Limpiad cocinas y haced lo que os dé la gana. Me voy.

(ALEIX) Ay, Dios... Se acabó.

(TERESA) ¿Ya? Muchas gracias.

(ALEIX) Alicia, ¿estás bien?

-A veces, las palabras sobran,

Los jueces, seguramente, en el veredicto,

me van a decir de todo; yo pediré disculpas,

me ha sobrepasado, pero, también, a mis compañeros.

Y ya está, no se puede hacer más. O sea... lo siento.

Queridos comensales, nuestro humilde homenaje

a El Greco termina aquí. Espero que hayáis disfrutado

de la comida y, sobre todo, que este día sirva

para que los espectadores recuerden la importancia apoyar el arte.

¿Qué puedo decir yo? Para mí ha sido un honor

poder cocinar y volver, otra vez, a Toledo, a mi tierra,

y hacer un homenaje a un pintor tan maravilloso como El Greco.

Sé que el reto no era fácil y que nuestros aspirantes

solo llevan tres semanas aquí, pero lo he hecho con tanto cariño

que espero que hayáis disfrutado. Muchísimas gracias.

(Trinos)

Quiero arrancar este veredicto haciendo una felicitación

a los dos equipos. Después del desastre

de la semana pasada en Peñíscola, donde dos de los cuatro platos

no salieron, que hoy hayáis servido el menú completo es todo un logro.

(LOS ASPIRANTES SE FELICITAN) Muchas gracias. Muy bien.

(JOSECHO) Muy bien, muy bien. (LALY) Ha costado.

Yo lo siento, Samantha, pero hay un aspirante

al que no quiero felicitar, todo lo contrario,

tengo ganas de darle una colleja. Ese aspirante es...

¡Josecho!

¿Cómo se te ocurre poner a Alicia de capitana del equipo contrario?

Bueno, era un tema personal y...

Sí, ya lo sé. Como estrategia te doy un diez.

(Risa de Josecho) La que has liado, cabrito.

(RÍE) Lo siento, chef.

Alicia, has estado a punto de quitarme la afición.

¿Qué te ha pasado?

Me ha sobrepasado, totalmente, el menú y las elaboraciones.

Pido mil disculpas a mi equipo y a todos.

Estoy de acuerdo contigo, creo que la capitanía

te ha superado desde el principio. Sí.

¿Cómo se te ocurre dejar solo a Aleix con el postre?

(ALICIA Y TERESA) Quería hacerlo.

(ALEIX) Tampoco solo.

Cada uno ha dicho lo que quería hacer y tampoco...

A medida que avanzaba el cocinado, cada vez, tomabas menos decisiones,

sabías menos qué estaba pasando, quién hacía qué

y qué hacer para solucionar los errores. Has desaparecido.

De hecho, si no es porque Aleix le ha echado narices y se ha puesto

con el postre, hubiese sido la tercera semana sin postre.

Y al resto, pues... ¿qué os digo?

Habéis pagado el precio de no tener capitán.

En general, habéis trabajado bien, voluntariosos, al menos, con ganas,

pero sin rumbo y cuando uno trabaja sin rumbo comete errores

como echar el jugo de las cabezas de los carabineros al escabeche

o echarle kilos de wasabi a la crema de limón.

En fin, vuestro trabajo ha lucido mucho menos de lo que debería.

Me siento orgulloso por sacar los platos,

pero la capitana ha estado... sin rumbo.

Se movía menos que los ojos de Espinete, sinceramente.

Yo, como siempre, no estoy nada de acuerdo con la opinión de Pepe.

Claro, para no variar.

Josecho, para nada te mereces dos collejas.

Has hecho una capitanía maravillosa porque has tenido un equilibrio,

que es difícil cuando uno manda.

(Risa de Josecho) Ser firme y, a la vez, cariñoso.

(ALGUNOS) Sí. -Es verdad.

Has sabido unir a tu equipo, inyectarles buen rollo,

pero, al mismo tiempo, no te ha temblado el pulso

y has puesto a tus compañeros en su sitio.

Tiene una pica eléctrica, dando calambrazos.

Lo mismo que digo esto digo lo contrario,

Osiris, hoy me has vuelto a decepcionar.

Después de tres semanas viéndote trabajar, puedo asegurarte

que las pruebas por equipos se convertirán en tu punto débil.

Eres tan individualista que te quedas fuera del grupo,

podrías ser un motor pero no has sumado,

te has mantenido encerrado en ti y aportando lo justo.

Sí, chef. Intentaré hacerlo lo mejor posible la próxima vez.

Al resto, quiero deciros que lo habéis hecho fenomenal,

pero, a última hora, os habéis relajado un "muchito";

La temperatura del jugo de cochino no estaba bien y ese tendón,

que caliente es una maravilla, frío es un desastre

y es una pena porque de sabor estaba bien.

(GLORIA) Yo ese plato no lo hago en mi casa todos los días,

entonces, ha sido un reto real, real.

Os recuerdo que Aitana correrá la misma suerte que el equipo Azul.

Después de ver el resultado de los cuatro platos

y el funcionamiento de las dos cocinas,

el ganador de esta prueba homenaje a El Greco es...

¡El equipo Azul!

(GRITAN CONTENTOS)

(NATALIA) José... (JOSECHO) Ole, mis niños.

(NATALIA) Gracias. (JOSECHO) Gracias a vosotros.

Un momento, equipo Azul, menos celebraciones, todavía,

no hemos terminado el veredicto. (CARMEN) Madre mía...

Osiris, después de cómo has trabajado hoy

creo que no es justo que tengas la permanencia asegurada,

debes ganártela en la eliminación. Lo haré.

Siempre me tiran a los perros, no me preocupa,

si cree que debo soltarme

es porque habrá visto algo de lo que no soy consciente

y quiero demostrar que soy capaz de ello.

Equipo Rojo, los seis lucharéis con Osiris

por continuar en "MasterChef",

pero, aun así, me gustaría destacar el buen trabajo de Aleix.

Muchas gracias, chef.

Aún, fallando con la crema y el wasabi,

has echado el resto queriendo estar en todos lados

y has llevado el peso del cocinado, no era fácil.

Has sido, sin duda, el mejor. Gracias.

Aspirantes, suerte a los siete en la prueba de eliminación.

(TODOS) Gracias, chef.

Como cada año, vuelven los campamentos MasterChef.

Si tienes entre 8 y 16 años, te encanta cocinar

y quieres vivir una experiencia inolvidable en un entorno natural,

tienes que venir a los campamentos MasterChef.

Además, convivirás con concursantes de "MasterChef Junior".

Este verano, campamentos "MasterChef".

(A LA VEZ) ¡Ven al campamento "MasterChef".

(Música de tensión)

Regresamos a las cocinas después de que los aspirantes

se hayan enfrentado con éxito a un menú inspirado en El Greco

y diseñado por Pepe Rodríguez. Al menos, el de Illescas

no se ha llevado la decepción que me llevé yo.

(ALEIX) Ha cambiado. (VALENTÍN) Mucha cocina.

¡Doce! Si hubiera trece dices...

(VALENTÍN) Qué poco me fío de estos.

Aspirantes, bienvenidos. (TODOS) Gracias.

Antes de nada; Aitana, bienvenida de nuevo.

Muchas gracias, Jordi. Sentimos mucho que hayas vivido

estos momentos tan duros y deseamos que "MasterChef" ayude a superarlo.

Muchas gracias. Gracias.

A los demás, parece que después del desastre de Peñíscola

os habéis puesto las pilas. (ALICIA) Sí.

Laly, Alicia, vosotras salisteis de estas cocinas

con el delantal negro en el primer reto.

Alicia, si no tuvierais ese delantal negro,

¿lo habrías hecho de otra manera?

No. Mi interés ha sido el mismo, simplemente, que... bueno...

Me quedaba grande el delantal de capitana

y, bueno, así se ha visto. Estoy de acuerdo.

Laly, tercera eliminación en tres semanas,

¿cómo afrontas esta eliminación?

Espero cocinar y estar a la altura de lo que vosotros esperáis de mí,

espero que hoy no sea el último día que me vean sonreír.

Lo voy a vivir muy nerviosa porque nunca subí las escaleras.

Soy una persona fuerte, aunque la vida

me ha demostrado que las personas fuertes nos caemos y lloramos.

Osiris. "Hello".

¿Sabes que alguno de tus compañeros dicen que deberías hacer

todas las eliminaciones porque vas de sobradete?

¿Sobrado? Se equivocan.

(Risa de Josecho)

Se equivocan, yo no voy de sobrado, solo, me centro en lo que hago,

me aíslo para sacar lo mejor de mí. ¿Sobrado, en qué aspecto?

¿Actitud? Creo que hay que tenerla en las cosas que uno hace.

No voy de sobrado, simplemente, soy serio y tranquilo.

¿Sobrado? Guau...

Si la seriedad es igual a soberbia, daré dos sobres de tranquilidad.

Delantales blancos, podéis subir a la galería

y disfrutar de este reto desde allí. Adelante, por favor.

(VALENTÍN) Dadle caña. (JOSECHO) Suerte, niños.

(GLORIA) Venga, ánimo. (TERESA) Gracias.

Gracias. (AITANA) No lo creo.

(VALENTÍN) Nos pueden bajar.

(JOSECHO) Algo nos espera, si no, no habría tanta cocina.

(AITANA) Nos van a bajar.

Aspirantes, obviamente, cuando un equipo gana, otro pierde,

pero queremos transmitiros que, aunque vuestro equipo perdió,

estamos contentos con la actitud de algunos de vosotros

y como nos gusta premiar el buen trabajo,

vamos a otorgar un privilegio al mejor del equipo perdedor.

Aleix.

Un privilegio...

Aleix, tu ventaja consiste en salvar, ahora mismo,

a dos de tus compañeros de la eliminación.

(ALGUNOS SUSPIRAN)

Dinos el primer nombre y la razón.

El primer nombre es Laly, aquí dentro es como una madre

y lleva tres eliminaciones, por tanto, necesita una parada.

(MARCOS) Muy bien, Laly. ¡Vamos!

-Gracias. -De nada.

-Dice mucho de este niño, del buen fondo que tiene.

Estoy muy emocionada,

es la primera vez que no voy a cocinar

y voy a verlos toros desde la barrera.

Aleix, tienes que decirnos el segundo nombre.

(MARCOS) Sálvate. -No, yo me quedo.

El segundo será Carlos, tengo buen rollo con él.

-Gracias. -Quiero que se salve.

Laly y Carlos, podéis subir a la galería

con los delantales blancos. Adelante.

Con Marcos y con Aleix tengo un "feeling" especial,

hemos congeniado en los retos, en el estudio...

¡El Trío Calavera! El Trío Calavera no falla.

Nos llevamos muy bien y nos ayudamos mutuamente. Sí.

Aspirantes, en este reto vais a cocinar en dos batallas

y haréis cuatro platos cada uno. Ostras...

Comenzaréis en la última fila y cuando terminéis la elaboración

levantaréis la mano; si no está bien la repetiréis

y si lo está, pasaréis a la siguiente.

Los dos primeros aspirantes que terminen con éxito

se salvarán de la eliminación y subirán a la galería,

el tercero, se batirá con el perdedor de la segunda

batalla y el que pierda de los dos será el eliminado.

(TODOS) Sí, chef.

Primero lo haréis vosotros dos, Teresa y Marcos,

y, después, vosotros tres, Aleix, Alicia y Osiris.

Podéis esperar en la bodega. Por aquí.

Suerte. (MARCOS Y TERESA) Gracias.

-Aunque esté en la eliminación estoy feliz, daré el 100% de mí.

Creo que la actitud suma muchísimo, multiplica muchísimo

y si no tienes actitud en un programa así, estás vendido.

-Ya veremos qué pasa, ¿viste?

Salvaste a la argentina y te enfrentarás al oso grizzly.

-Me das más miedo que ella en la prueba,

pero... hoy ha sido de corazón. -¿Quién dijo que era un sobrado?

-No, eso no lo puedes controlar, no puedes ponerle puertas al campo.

-Que te lo digan a la cara... (ALICIA) Eso, también, está bien.

(OSIRIS) Sería lo suyo. (ALEIX) Sí.

Aspirantes, en este reto hay una caja para todos

y es esta que tenemos delante.

¿Qué tendrá?

Una, dos y tres.

(TERESA Y MARCOS SE SORPRENDEN)

Aceites. Aquí estáis viendo aceite de oliva virgen extra,

aceite de oliva común de 0,4, aceite de orujo, de pepitas de uva,

de sésamo, de almendras, de avellanas, aceite de girasol,

de coco y de cacahuete.

-Qué rico. -Qué bueno.

El más conocido y usado en España, y con mayores beneficios saludables

es el de oliva virgen extra, pero hay muchos tipos de aceites

y todos tienen sus propiedades, aunque dejan de aportarlas

si no los utilizamos bien. (MARCOS) Bien.

Cada ingrediente y cocinado requiere de un aceite distinto,

las elaboraciones de este reto no son complejas,

porque valoraremos la elección de aceite y la técnica.

Al levantar una campana, primero, tenéis que elegir el aceite

que le va mejor a esa elaboración, de todos los que hay en la mesa.

(TERESA) Vale. -Sí, chef.

Como estáis viendo, sois dos y hay tres cocinas preparadas.

Imagino que estaréis deseando saber quién cocinará en el tercer puesto.

(AMBOS) Sí, chef.

Pepe... ¿Tú lo sabes? Me muero por saberlo.

¿Va a cocinar Pepe? -No, qué va.

Yo, también. (LOS JUECES RÍEN)

Va a cocinar Jordi.

¡Pues, voy a ser yo! (MARCOS Y TERESA LO CELEBRAN)

Qué bien.

Qué sorpresa. Qué sorpresa.

Qué sorpresa, ¿verdad?

Ponte en medio, así te copiamos. (RÍE) Sin que se note, claro.

No se hable más, ponte la chaquetilla.

Estoy deseando que empiece. Yo, también.

Qué dos...

(Risa de Pepe) Va a estar divertido.

Sí, claro.

No es una pelea justa, que compita con Samantha...

Estoy muy emocionada pero, también, con la presión.

Pero bueno, Samantha... (LLEGA TARAREANDO)

Hasta con zapatillas. Hombre, no.

(LA GALERÍA ACLAMA A SAMANTHA)

Aspirantes, Samantha, podéis ocupar vuestros puestos

de cocina en la última fila.

(CARLOS) Vamos, Marcos. (GLORIA) Ánimo.

(NATALIA) Mirad cómo va caminando Samantha, va... "pipiripipí".

-Que pierda Samantha.

(CARLOS) Vamos, Samantha. Enséñales tu fuerza, Samantha.

Samantha, ¿qué quieres encontrar bajo la campana para librarte

del duelo eliminatorio? Un delantal dorado.

Espera que... Apúntale.

Apunta. Pepe, apunta.

Delantal dorado... Muy bien.

Estoy muy nerviosa, chefs.

Solo te pedimos una cosa. ¿Qué?

Hazlo bien, no queremos echarte. ¡Sí, chef!

Aspirantes, a la de tres quiero que destapéis la campana,

todos a la vez. (TERESA) Vale.

Una, dos y tres.

(SE SORPRENDEN) ¡Guau! (MARCOS) Perfecto.

Qué horror.

En esta primera fase tenéis que hacer

el mejor y más crujiente pescadito frito.

(TODOS) ¡Sí, chef!

La prueba eliminatoria empieza eligiendo el aceite

en tres, dos, uno. ¡Ya!

(Ánimos desde la galería)

Venga, Sami. (MARCOS) Vamos.

(TERESA) Oliva... ¿Y el de girasol? ¡Aquí!

(GLORIA) Hubiera cogido el de oliva, como Samantha.

¿Por qué no calienta ya el aceite?

Porque nos e fijan en Samantha.

(VALENTÍN) Samantha está enharinando.

(AITANA) Qué ordenada es.

(JOSECHO) ¿Eso qué es? (AITANA) Una foto con su padre.

Su "aita" falleció hace mucho, cuando tenía 19, y se la trae.

Este soy yo de pequeñito y este es mi papá.

La llevo siempre en el bolsillo pero hoy la que querido sacar

para que me diera fuerzas y...

Lo quiero un montón.

Bueno... ya estoy preparadita.

Qué rico un buen pescadito frito.

Qué importante el aceite. Básico.

De los que han cogido es mejor el de Samantha, uno de oliva suave.

Sí, va muy bien. Aguanta 180 grados sin degradarse.

Ellos han elegido girasol, va bien para fritura,

pero, quizá, aguanta menos la temperatura.

Se queman más. Eso es.

Qué importante el aceite, debe ser el idóneo,

pero, también, la cantidad, que debe ser generosa.

Generosa. Lo más importante,

la temperatura a la que sometemos esa fritura.

Muy importante. Entre 160 a 180 grados.

(AITANA) Marcos, es de rapidez.

(VALENTÍN) No ha frito ni uno. (CARMEN) ¿Nada?

(CARLOS) No sé por qué tarda.

Voy yo. ¡Hala!

(TERESA) Qué rapidez. Te lo voy a poner monísimo.

Vamos... Sabor, monísimo, ¿qué te parece?

Tiene buena pinta.

Si no está bien, Jordi, que no siga adelante.

Toma, prueba. ¡Hala...! ¿Qué tal está?

Está crujientito, rico. ¿Está rico?

Está hecho rápido, como se tenía que hacer.

No me queda otro remedio... ¿Puedo pasar?

Siguiente reto. Muchas gracias.

(Ánimos desde la galería)

Samantha, tienes que freír alitas de pollo.

(LALY Y GLORIA) Qué ricas.

Samantha ha elegido un aceite, a mí me gusta,

aunque no lo solemos ver, aceite de cacahuete.

Tiene un punto de carbonización muy alto, no se quema mucho.

Me ha tenido que tocar a mí la prueba de freír. Manda narices.

(AITANA) Aleix y Osiris no están porque se les da bien el pescado.

(CARMEN) Van a hacer lo mismo.

(JOSECHO) ¿Por qué están dentro? Para que no se enteren.

¿Has pensado en salvarte a ti?

Aunque parezca raro me gusta estar en eliminaciones porque son pruebas

donde hay mucha presión, me gusta trabajar bajo presión y estoy bien.

Los hubiera salvado a todos y, al final, estaría con... este.

Te quieres batir contra mí. -Con él, ¿no?

Porque es un tío fuerte.

Esto ya está doradito y "crispy", con esto y un bizcocho, ya estoy.

Venga, así. ¡Ya estoy!

Voy, voy, voy.

(SUSPIRA)

Bueno, Teresa. A ver qué tal.

Para mí está bien. ¿Sí?

Pasa a la siguiente. Gracias, chef.

(LA ANIMAN) (LALY) Vamos, Teresa.

Voy a hacerlo con este, venga.

(AITANA) Venga, Marcos. (LALY) Vamos.

(Música de aventuras)

Marcos. Dale, dale. ¿Lo tenemos ya, Marcos?

(CARLOS) Vamos, Pepe. -Corre, Pepe.

(LALY) Vamos, Marcos.

Eh... Venga, repito, repito, repito.

No me gusta nada lo que veo. Repito.

Vuela. (ÁNIMOS) ¡Venga, vamos, Marcos!

Blanco, de no freírlo a la temperatura.

Claro, poca temperatura.

Lo ha confitado casi, qué pena. Es una fritura.

Eso no es pescadito frito. Claro.

Jefa, como te adelante voy a alucinar.

Teresa... Que es broma, es broma.

¿Sí? (AITANA) ¡Lo tiene!

Muy rápido, ¿eh? Demasiado rápido.

Cuéntame. He frito todo un poco más.

¿Cuál? Este.

Vale, ¿qué ocurre? Que está crudo por dentro.

No estamos friendo bien. Sí, chef. Estoy nervioso.

-¡No me fastidies, lo ha repetido!

Me he bloqueado. No te bloquees, es sencillo.

Ya, ya... (AITANA) Venga, Marcos, arriba.

¿Qué es esta foto? ¿Eres tú? Sí.

Oye, qué cambiado, ¿no? Marcos... ¿qué pasa?

(AITANA) ¡Venga, Marcos, vamos arriba!

(VALENTÍN) ¿Está llorando? -Sí.

(MARCOS) La batalla más dura que tuve fue perder a mi padre.

Criarse sin un padre para preguntarle

si lo hago bien o si lo hago mal, es duro.

¡Eh! Respira. (SOLLOZA)

Deja los nervios a un lado, seguro que sabes hacer esto.

Piensa en esto, te tiene que dar fuerzas, ¿vale?

No te bloquees, ¿vale?

(AITNA) ¡Venga, Marcos! (GLORIA) ¡Vamos!

(VALENTÍN) ¡Arriba! (GLORIA) ¡Vamos!

-Me derrumbo, porque ha sido recordar todo lo que pasé.

(LLORA)

En lugar de centrarme he ido para atrás.

Mi padre decía que para atrás, nunca, siempre adelante.

Ya está.

(AITANA) Venga, Marcos.

Me he bloqueado, lo siento.

Qué buen color, tengo que copiar ese punto.

¡Voy! (LALY) Vamos, Marcos.

Ya está, lo siento. No, claro.

Ha sido un bajón.

Ahora sí, está perfecto. Pasas al siguiente.

(ÁNIMOS) Vamos, corre. -Vamos, Marcos, muy bien.

Ya estoy chef. ¡Chef!

Venga, Marcos... Gracias.

(Ánimos) Venga, Marcos, vamos.

He acabado la fritura de las alitas y es muy importante su valoración.

A ver si le gustan al chef.

¿Qué tal están? Me gusta que estén así...

Mira... por fuera está crujientita, por dentro se ve jugosita...

Está perfecta, Samantha. Adelante.

¿Me puedes dar una de tus Estrellas Michelín?

¡No! Sigue. (LALY) ¡Vamos, Samantha!

-¡Bien, Samantha! ¡Bien!

Tienes que hacer una maravillosa ensalada

y aliñarla con el aceite que mejor funcione.

La reina de las ensaladas, ¿no?

Bueno... Venga.

A ver qué aceite va a usar Samantha para la ensalada.

(AITANA) ¿Dos?

Esto es peligrosísimo, por eso no lo hago en casa, salta.

Qué horror. ¡Chef, ya estoy!

(LALY) ¡Bien, Tere! ¡Venga! -Muy bien.

Bueno, Teresa.

A ver qué tal. Las he frito en aceite de oliva 0,4.

Está bien. Pasamos a la siguiente. Gracias, chef.

(ALGUNOS) ¡Bien, Teresa!

Venga, no me voy a arriesgar, porque no es día de arriesgarse.

(Música de tensión)

Tengo que reconocer que Sami es inteligente,

ha destapado la campana, ha visto unas avellanas y ha dicho:

"Voy a hacer una vinagreta". Va a mezclar

aceite de oliva virgen extra con aceite de avellanas tostadas.

(NATALIA) Marcos, muy bien.

(VALENTÍN) Teresa va muy lenta. Tere, con brío.

(AITANA) ¡Vamos! (JOSECHO) Que no estén poco hechas.

-Están blanquitas.

Amigo mío... Sí, está cruda. Repito.

Necesito que estas dos las hagas más, ya está.

Solo les falta terminar la cocción.

(AITANA) Poco hechas. (JOSECHO) Me cago en la leche.

(Música de tensión)

(LALY) ¿Qué ha metido al horno? (MATALIA) El pan con el queso.

(CARLOS) Vamos, que nos vamos.

¡Chef! ¡Voy!

Sí. (LALY) Vamos, Marcos.

(AITANA) Venga, Marcos.

Está crujientita... cocinada... ¡Venga!

(ALGUNOS) ¡Vamos, Marcos! ¡Bien!

Si hace una ensalada oriental y me lo explica, vale; si no...

Como lo quiera aliñar con eso se ha equivocado

porque tiene mucha potencia y llega el olor hasta Illescas.

Es el más invasivo que hay aquí. Sí.

¡Ya estoy, chef! (LALY) ¡Bravo!

Allá voy. Samantha.

Ya está, aquí está...

Una ensalada con unas tostadas de queso gratinado

y una vinagreta de aceite de avellana

con aceite de oliva, me gusta mezclar.

Rebajar el de avellana con el de oliva es buena idea.

Muy bien. Venga, va.

(LALY) ¡Bien, Samantha! ¡Genia!

Samantha, ahora, debes freír buñuelos.

Chef. (LALY) ¡Bien, Teresa!

(VALENTÍN Y LALY) ¡Vamos!

¿Cómo se nota que te cuidas con la grasita, ¿eh?

Justito de aceite, muy poquito, pero, luego, si no se hace bien

el queso de cabra hay mucho aceite. Ah.

Yo volvería a hacerla. No hay problema.

Venga, Tersa. Repito. Gracias, chef.

¿No están hechos? -No, tiene que hacer la masa.

¡Chef!

(AITANA) Vamos, Marcos. (LALY) ¡Bravo! ¡Vamos, vamos!

He hecho una vinagreta con aceite de sésamo y vinagre,

le he puesto avellanas, aceite, sal y pimienta.

Debes repetirla con otro aceite, ¿vale?

Porque es muy invasivo. Oído, chef.

(CARLOS) ¡Vamos!

(Música de tensión)

Ha cogido el de pepita de uva... Es como el de girasol.

No me gusta para ensalada, es de freír.

Marcos está fuera de sitio. Totalmente.

Ha cogido los peores aceites para aliñar.

Marquiños, venga, no te preocupes, yo, también, la estoy repitiendo.

Tienes tiempo, estamos ahí, a la par.

(Música de tensión)

Esto... -Venga, Tere.

-Esto... -Vamos, Marquitos.

-Estáis ahí los dos, dependerá de los buñuelos.

(ALGUNOS AVISAN A LOS CHEFS) -¡Chef!

-Vamos, los chefs. -Vamos, genios.

-Los dos a la siguiente.

A ver, Teresa... Más aliñado, con más pimienta.

El queso está mucho más perfecto. Gracias.

Está bien, correcta. Pasa. Gracias, chef.

(LALY) ¡Bien, Teresa!

Oye, hazme una ensalada con un aceite de aliñar, por favor.

(JOSECHO) Marcos se ha puesto muy nervioso, ¿eh?

Tengo que repetir. -"A la tercera va la vencida", tío.

(AITANA) Venga. -Estoy...

(Música de tensión)

(Música de tensión)

Chef. (CARLOS) Vamos, tranquilo.

-Vamos, Marquitos.

(SUSPIRA)

(Música de tensión)

Como la primera pero con el aceite indicado. Vamos.

(ANIMAN) Vamos, Marcos.

(VALENTÍN) Pepita de uva...

(AITANA) Mira qué bien, ha cortado la boca grande y salen.

Hola, cocina, ¿no enciendes? ¿Por qué no enciende mi cocina?

Teresa, hay un problema eléctrico, no hay problema si vas a la otra.

Sí. Gracias, chef.

(Música de tensión)

(CON ESFUERZO) Ah... (CARLOS) No corras, tío.

No corras, que vas bien. Tranquilo, tranquilo.

Teresa ha cogido un aceite que no solemos ver en fritura,

el de coco. ¿Tú lo utilizas para freír?

Yo no porque no tengo cultura de él, pero en Tailandia se usa.

(AITANA) ¡Ya los tiene! (VALENTÍN) Y preciosos, míralos.

Mira el azuquítar que le pone, qué pinta...

Qué pinta, Samantha, qué rico.

Samantha va a terminar. Creo que deberíamos ir los dos.

¡Chef! (GLORIA) ¡Muy bien!

(ALGUNOS) ¡Bravo!

Vamos a ver. A probar esos buñuelos.

Bueno... Bueno...

Cuéntanos, ¿qué es esto? Os he hecho unos buñuelos.

¿Cómo te has sentido? Muy nerviosa.

Es que me dais mucha presión, me dais mucho nervio.

Bueno. ¡Eh!

Están ricos. ¿Están ricos?

Están muy ricos. ¿Te están gustando de verdad?

Voy a llorar... Enhorabuena, están muy ricos.

(ALGUNOS) ¡Muy bien! ¡Bravo!

A ellos les hacía ilusión verme cocinar y a mí me hacía ilusión

cocinar para ellos, para que me vean y disfruten.

Venga, amiguitos, que quiero subir ahí.

(LALY) Acá te esperamos.

Los voy a hacer así, si no, no me salen.

(GRITA)

Esto es peligrosísimo, por eso no frío en casa.

(AITANA) Muy bien ese Marcos. ¡Bien, bien, bien, bien!

(CARLOS) De categoría.

(VALENTÍN) ¿Por qué Teresa va tan lenta? Me está matando.

Me estoy poniendo nerviosísimo.

(TERESA) Duelo final. (LALY) Teresa, emplata ya.

(VALENTÍN) Vamos. (LALY) Ya lo tienes.

Ya lo tienes, Marcos, ya está. Perfecto, Marcos.

¡Movelos! Eso, eso...

(VALENTÍN) Venga, Teresa.

¡Ay, mierda!

-¿Qué ha pasado?

Le puse sal. (CARLOS) Vaya tela, vaya tela.

(NATALIA) Has rectificado a tiempo.

¡Me cago en la pu...! ¡Me cago en la mar!

Chef. (GLORIA Y LALY) ¡Vamos, venga!

(GLORIA) Ánimo. ¿Qué tal?

No son perfectos. Vamos a ver...

Están amorfos, tienen picos, porque no se hacen así.

Vale.

No serán los más bonitos pero la masa está bien.

(ALGUNOS LA ANIMAN) ¡Vamos!

Gracias.

Marcos, Teresa, el cocinado ha terminado.

Así que tú, Marcos, has sido el peor de esta prueba.

Deberás enfrentarte al duelo eliminatorio.

Oído, chef. Espera aquí, por favor.

(Aplausos) ¡Vamos, Marquitos!

¡Ánimo! ¡Vamos!

Teresa, puedes subir a la galería.

(GRITA CONTENTA)

¡Gracias! Estoy supercontenta.

Es que estoy encantada de salvarme aquí otra semana,

aparte, con una prueba que cuando la vi,

para nada me esperaba que iba a ser mi prueba.

Y mira. Soy rápida como ninguna friendo.

-Marcos, ánimo, tío. -Marcos, ahora otra vez arriba.

Marcos, ánimo, que ahora lo pasas. Antes te has trabado,

pero ahora lo vas a hacer bien, tío.

-Me quiero ir, tío.

-Sabes perfectamente que no te tienes que ir hoy.

Marcos, ¿qué pasa?

¡Ay, pobre!

-¡A por ellos, Marcos! -¡Marcos!

-¡Marcos, ánimo! ¡Arriba!

-¡Venga, Marcos! -¡Marcos, arriba!

(APLAUDEN) -Puedes, eh.

Marcos. Marcos.

Marcos, haremos una cosa, ¿vale?

¡Venga, Marcos!

Mírame. Mírame, porque tienes la mala costumbre de bloquearte

y no escuchar, lo más importante. No escuchar.

Ahora empieza un reto nuevo y tú tienes que estar renovado.

¿Me escuchas?

Respira, macho.

¡Oh, tío!

¡Marcos, para arriba! -¡Marcos, arriba!

(JALEAN)

(SOLLOZA)

Tranquilo. Me quiero ir, de verdad.

Tranquilo. Me quiero ir.

Tranquilo. Me quiero ir, te lo juro.

Tranquilo. ¡Venga, Marcos!

Jordi, me quiero ir, de verdad.

Tú no te vas a ninguna parte.

Me quiero ir. ¿Te vas a ir adónde?

¿Adónde te vas a ir tú? Me quiero ir con mi mujer.

¿Por qué? Porque sí.

¿Te viene grande? Sí.

¡"Illo"! -¡Venga, Marcos!

Vamos a hacer una cosa. Como no lo quieres hacer

por ti mismo, lo vas a hacer por mí.

Ya. ¿Vale? Y por tu papá

y por todos los que confiamos en ti.

La vida no me lo ha puesto fácil.

Oye, ¿y te piensas...? ¿Y a mí me lo ha puesto fácil?

Ya lo sé, Jordi. Pero son muchas emociones.

Ha dicho lo mismo que decía mi padre.

Pero esto no es una vida. Son cinco minutos

de no pensar en otra cosa que en cocinar.

Pues dame eso. No pienses en otra cosa que en cocinar.

En nada, tío. ¿Vale?

(LLORA)

¡Ánimo! (APLAUDEN)

Venga, vale. Hacemos una cosa. ¿Vale?

Ahora reseteamos. Saca pecho, ¿vale?

Resetea. Empieza un reto nuevo.

No tiene nada que ver con este reto.

Este reto se ha acabado. Saca orgullo.

Hacerlo bien. ¿Sí? Sí.

¿Sí, qué? ¡Sí, chef!

¿Sí, qué? ¡Sí, chef!

Lo quiero ver. (JALEAN)

Haz el favor. ¡Muy bien, Jordi!

(VALENTÍN) ¡Marcos, puedes de sobra!

(MARCOS) No estoy acostumbrado a que la gente me halague

y me diga que lo hago bien.

Por eso tengo sentimientos a flor de piel y me he puesto así.

Ahora voy a tirar para adelante

y sacar la prueba con un par de narices,

que es a lo que he venido a "MasterChef".

Vamos ya con la segunda batalla.

Aleix, Alicia, Osiris, es vuestro turno.

Por favor, venid a las cocinas.

(Aplausos) (JALEAN)

Podéis ocupar vuestros puestos de cocina.

Empezad en la última fila, por favor.

Aspirantes, a la de tres, quiero que levantéis

la campana todos a la vez.

Una, dos y tres.

Qué guay.

-"Qué guay", dice Aleix.

Aspirantes, tenéis que hacer el mejor y más crujiente

pescadito frito. No tiene más secreto

que limpiar y escurrir bien el pescado,

elegir la harina adecuada y freír cuando el aceite

alcance la temperatura idónea.

Sencillo. ¿Todo frito? Fíjate.

(ALICIA) Me parece muy bien

porque a mí me gusta mucho el pescado.

Además, frito lo hago mucho en mi casa.

Me ha dado como confianza.

Pues la Prueba Eliminatoria empieza eligiendo aceite

en tres, dos, uno. ¡Ya!

¡Vamos! -¡Venga!

No voy a poder ver esta prueba.

-Para freír, el girasol, chicos. -¡Bien, bien!

(Aplausos) ¡Vamos, vamos! ¡Venga!

(TERESA) Alicia ha puesto una gota de aceite.

(VALENTÍN) ¿Son a la plancha?

Aceite tenemos, Alicia girasol y Osiris y Aleix el 0,4.

Son aceites buenos para freír. No pasa nada.

Que no se ponga creativo, que me lo como.

-No te pongas a limpiar el pescado, Aleix.

Sí. -¡Venga, va! ¡A tomar por...!

(VALENTÍN) Estoy viendo a Aleix haciendo 10 000 florituras

y tiene que ir más rápido.

Tiene que dejarse de tonterías. Me está cabreando bastante.

Aleix se pone de un exquisito. Está haciendo pescadito.

A los pescaditos fritos no se les quita las escamas.

Solamente un poco de tripa.

No entiendo por qué está limpiando todo el puñetero pescado.

¿Qué va a poner? ¿El mar Mediterráneo enterito?

¡Señores, esto es una carrera, eh!

¡Os veo muy lentos! ¡Claro!

¡El que antes termine las pruebas, se libra de la eliminación!

¿Oído? (ALICIA) ¡Oído!

Os jugáis mucho.

Esta prueba es anti Osiris porque es una prueba de rapidez.

Bien. Ya los tienes Ale. ¡Vamos, Ale!

-Yo ya no puedo más, eh. -Relájate.

Me pones más nervioso tú que esta gente.

¡Venga, ya, Aleix! ¡Vamos! -¡Ya!

(VALENTÍN) ¡Aleix, ya estás!

(GRITAN) ¡Ya!

(Aplausos) Allá voy.

¡Aleix, que no tienes que dar de comer a 40!

Perfecto. El frito está bien. Saladito, bien.

¡Pum, pum! Siguiente reto. venga.

(JALEAN)

Alitas de pollo. (JALEAN)

¡Sin florituras! -Girasol.

(JALEAN)

¡Ánimo, Osiris!

¡Levanta la mano, Alicia, cuando lo tengas!

(LALY) ¡Vamos, Alicia!

Estaba mejor con mi traje de chef.

El rebozado no se ve. Aquí no tiene rebozado.

Lo vuelves a hacer desde el principio.

Sí. Perfecto. Ahora mismo.

Ya está. Ale ya está friendo.

Voy. ¡Venga, Osiris!

¡Vamos, vamos!

Pasa al siguiente cocinado. ¡Vamos, Osiris!

¡Corre! ¡Venga, corre! -¡Venga, Osiris.

Los chipirones los voy a meter yo aquí.

Aleix, ¿todavía no están? -¡Dale, dale!

Está a tope. Si no, se van a quemar.

Estoy al borde del ictus. Valentín, ¿cuál es

esa técnica tan depurada? Es una técnica "fitness" nueva.

Y Osiris está echando las alitas con aceite tibio, casi frío.

"Tiqui, taca, tiqui, taca". -¡Vamos! ¡Mete más!

¡Que esto es batalla! ¡Es batalla!

Aleix, que es de velocidad. -Un poco de alegría.

Esto es un tema de tiempo, tiempo y tiempo.

Sé que le puede ese perfeccionismo,

a veces un poquito esnob.

¿Te gustaría probar los platos emblemáticos

elaborados en estas cocinas?

Puedes hacerlo en el restaurante MasterChef,

en Madrid. Vivirás una experiencia gastronómica

y compartir trucos y charlas

con algunos de los aspirantes que han pasado por estas cocinas.

Tienes más información en restaurantemasterchef.com

y en nuestras redes sociales.

(LALY) ¡Vamos, Alicia!

Alicia, que me duermo.

No es la mejor fritura, pero ahora está.

Pasamos a la siguiente prueba. Gracias, chef.

(TERESA) ¡Venga, Alicia! ¡Vamos!

¡Venga, Alicia! ¡Bravo! ¡Corre! ¡Alicia, corre!

(LALY) ¡Vamos, papi! ¡Bien! ¡Vamos! ¡Osiris!

Osiris, no tienen buena pinta. ¿Por qué?

Está cruda por dentro. Así que dale

un poco más de color a tu alita. Oído.

(JALEAN)

¡Vamos, vamos!

Bueno, Aleix, ¿qué tal? Bien.

Vamos a empezar por esta más gordita.

¿Bien? ¿Sí? -¡Vamos, Aleix!

(JALEAN)

¡Aleix, ensalada!

Tienes que hacer un buen aliño. Elige un buen aceite.

No te compliques. Eso es. ¡Vamos!

¡Eso!

¡Vamos, Osiris! -Esto va a la velocidad que va.

¿Lo tienes, Ali? -Sí, cariño. ¿Y tú, cómo vas?

Esperando. Estas son las más grandes

y tardan un poco más en cocerse.

¿Y Osiris por qué está tardando tanto?

Venga, Osiris, que eso ya está. Si le veo el tostado desde aquí.

Yo le veo color. Si hay color, hay vida.

Yo voy a probar, a ver qué me dicen los jueces.

¡Venga, Alicia! ¡Bien, Alicia! -Levanta la mano.

(JALEAN)

Las de Osiris tienen una pinta... -Están muy bien.

Nada más verlas, te digo que van a estar buenas,

porque están crujientes y jugosas por dentro. Perfecto.

Osiris, siguiente prueba.

¡Vamos, Osiris! ¡Vamos, papi! -¡Vamos, Osiris!

¿Te gusta el pollo crudo? No.

Si te gusta crudo, lo dejamos así.

Si nos gusta fritito, hay que freírla. Un poco más.

Aceite virgen extra. (LALY) ¡Bien, Osiris!

¡Vamos, papi!

¡Venga, Ale, que ya lo tienes!

(SILBA) Voy yo. Es mi chico.

¡Vamos! -¡Venga!

No me fío de ti, que este es de tu equipo.

No tiene mala pinta. A ver, Aleix.

Creo que le va a decir que sí.

(Aplausos) Aleix, está rica. Sigue.

¡Vamos! ¡Venga, Aleix!

Buñuelos de viento. Dale caña.

Me voy a este. -El de orujo. ¿El de orujo?

Puede ser.

¡Vamos, Alicia! -Voy, voy, Laly. Por ti.

(LALY) Y por tu hija.

¡Muy bien, Osiris! -¡Bien, Osiris!

Bueno, cuénteme usted. Una ensalada de lechuga

con pera y nueces. ¿Le has puesto sal?

No. Lo primero que tiene que tener,

es sal. Es superimportante.

Y aliño, aliño. Lo vuelvo a repetir.

Venga.

Alicia, pobre... -Va muy mal.

Aleix ya podía haber puesto a calentar el aceite.

Ya ha ganado tres minutos a la prueba.

(TERESA) ¡Venga, Alicia!

Cuéntame cómo nos tienes ya las alitas.

Vale. Ahora sí. Pasamos a la siguiente prueba.

¡Bien, Alicia! ¡Venga, corre, Alicia, que esto te va bárbaro!

¡Venga! -Yo con virgen extra.

Vale. Está bien. Pasa.

¡Vamos! -¡Venga, Osiris!

¡Vamos, Osiris!

Aleix está eligiendo los aceites bien

y Osiris se está fijando

en lo que coge Aleix. Ha cogido el orujo.

¡Venga, Alicia, mete el turbo!

¡Venga, que les pillas, Alicia!

¡Hala, a chorro! Venga.

Con los deditos.

¡Venga, Alicia! ¡Vamos!

¡Venga, que les pillas, Alicia!

Desde lejos, te estoy viendo trabajar y... vamos mal.

Vaya. ¿Te gustaría que yo aliñe

tu ensalada así, con el dedito? No.

¿A que no? ¿Es una ensalada? Sí.

¿La vas a repetir? También. (TERESA) ¡Alicia, venga!

(LALY) Vas bien, Aleix. Vamos.

¡Vamos, Alicia!

Vámonos, Alicia. ¿Qué pasa aquí?

Bueno, la ensalada está mejor aliñada ya.

¡Vamos, sigue, Alicia! ¡Ánimo! Gracias, chef.

¡Bien, Alicia! -¡Venga, vuela! ¡Vuela, Alicia!

¡No me lo puedo creer! Aceite de almendras para freír.

Un aceite de fruto seco nunca se usa para freír.

Mira qué buñuelos nos va a hacer papi.

Sí. Mira. Tiene un arte con la cuchara.

(Aplausos) ¡Venga, Aleix! ¡Vamos!

Por favor, que estén.

Vamos a ver. Aquí le falta... Esta crudo.

Está un poquito crudo. Está bastante crudo.

Yo la veo muy apretada esa masa.

Tiene que repetir.

Un poquito de esto, "taca taca ta" y darle.

Vale, vale. Eh, ya puedes correr.

¡Tiene que repetir la masa! (RESOPLA)

#Tú sabes que eso está rico, que eso está rico.#

¡Venga, baila! -¡Venga, Osiris!

¡Vamos, Aleix! -¡Venga, chicos!

¡Vamos, Alicia!

Venga, Osiris, arriba mano

(APLAUDEN) -¡Bien, Osiris! ¡Vamos con el papi!

¿Qué pasó, Osiris? A ver.

Cómo se nota. El rey del petisú va a ser.

Pues sí. Solo con el tacto, ya se ve

que están aireados, que son buñuelos de viento.

Puedes subir a la galería. (JALEAN)

¡Pero súbete los buñuelos!

(OSIRIS) Salvado por mi forma de ser, por lo seguro que voy.

No, mentira. Mi tranquilidad y mi parsimonia,

que es la que siempre me precede.

¡Ay, Dios mío! -Enhorabuena, tío.

Lo mejor de la galería es cuando veo a Aleix aún

intentando hacer sus buñuelos de viento.

Muy bien. Se quería batir con el más duro

y ha quedado batiéndose con la más débil.

Que se confíe, que esta ya tiene la masa, eh.

(VALENTÍN) Josecho y Alicia no han tenido "feeling"

desde el principio. Alicia es muy hiperactiva,

con unos modales ligeros. Y Josecho es un donjuán

que no puede soportar eso.

Por favor, que ya está eso. ¡Aleix, tío, ya!

¡Vamos, Alicia!

¡Hijo, de verdad! A mí me va a dar un infarto.

De uno en uno.

(Aplausos) ¡Vamos! ¡Hombre!

Bueno, esto ya es otra cosa.

Cuando los coges, ya ves que se me arrugan

en los deditos y están vacíos. Huequitos.

Me encantaría ver a Jordi y a Pepe haciendo esta prueba.

¡Bien, Aleix! -¡Madre mía, Aleix!

¡Qué paliza te voy a dar!

(ALEIX) Me siento liberado de la presión de las eliminaciones

porque son duras. "MasterChef" es duro.

Es momento de... ¡Oh! ¡Genial!

Una semana más en "MasterChef".

Marcos, Alicia, vosotros dos os vais a batir

en un duelo por la permanencia en las cocinas de "MasterChef".

Acabamos de comprobar que la fritura se os resiste.

Para conocer en qué consiste exactamente el Duelo Eliminatorio,

vamos a recibir a un invitado que lo domina como nadie.

Le han llamado "el Ferran Adriá japonés".

Y está considerado el mejor chef japonés de Europa.

Desde el restaurante Koy Shunka en Barcelona,

el único chef japonés en España con una estrella Michelín:

Hideki Matsuhisa.

(Aplausos)

¡Hola! ¡Hola!

¿Qué tal? Muy bien.

Encantada.

Buenas noches, Hideki. Buenas noches.

Bienvenido a las cocinas de "MasterChef".

Gracias por invitarme. ¿Qué se siente al ser

uno de los pocos restaurantes japoneses

con Estrella Michelín en España?

(RÍEN)

¿Contento? Sí. Bueno, él tiene tres.

Un poquito de envidia. Sí, pero no es japonés.

Tiene mucho mérito, Hideki.

¿Pero a ti qué te hizo dejar Japón y montar cuatro restaurantes

en España y uno en Andorra? Estaba mi hermana,

que aquí venía por estudiante.

Me comentó que hay buen sol, buen clima,

buena comida, buena gente.

Y cachondeo, ¿no? ¡Ahí está!

Ya te estoy viendo yo. Sí, sí.

¿Seguro que eres de Japón?

¿No serás de Sevilla, que te ríes mucho?

¡No, no! Bueno, puede ser mi abuelo. Puede ser.

(Risas)

Bueno, Hideki, nuestros aspirantes

no te han quitado ojo, porque ellos intuyen

que tú has traído algo. Sí.

-Claro. -Voy.

¡Chan! ¡Oh!

Tempura de gamba blanca.

Y lleva jugo de cabeza de gamba, cáscara.

Hecho como de gambas. Y luego, setas

y algas de wakame. Un plato muy simple,

pero hay un detalle... Hay que hacerlo bien.

Ahí. Aspirantes, el duelo consiste

en replicar este plato que nos ha traído Hideki.

Y para ello, tenéis 30 minutos.

Oído, chef. Y tres más en el supermercado

para coger todos los ingredientes necesarios.

¿Entendido? (AMBOS) ¡Sí, chef!

(MARCOS) Estamos ante la última oportunidad

y me juego mucho. Me he propuesto concentrarme.

El plato es muy complejo, pero yo tengo

todos los sentidos ahora mismo pues en la cabeza.

Nada de cosas negras ni nada de eso.

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno. ¡Ya!

¡Vamos! ¡Vamos!

Y lo mal que lo ha pasado Marcos.

(LALY) Ojalá se haya repuesto. Pobrecito.

¡Qué rápido! -¡Venga, vamos!

¡Venga, Marcos!

¡Venga, Alicia! ¡Dale!

Bueno, Hideki. Sí.

Si tengo que hacer este plato, ¿por dónde empiezo?

Primero, limpiar la gamba. Necesitas la cáscara

y la cabeza de gamba para preparar salsa.

¿Y eso cómo lo hacemos? ¿Rehogando las cabezas

y las cáscaras? Sí. Con la sartén,

pones el aceite, que dore.

Y cuando quede bien dorado, ponemos un poco de sake.

Tranquila, Alicia. -Sí. Respiro, cariño.

Luego ponemos cebolla caramelizada.

Y luego, con agua para mojarlo.

Reducimos. Reducimos mucho mucho.

Por último, un poco de mantequilla para ligarlo un poquito

y coger más brillo.

Me gusta la cocina japonesa.

A ver si lo doy todo de mí y me quedo una semana más.

Antes lo pasé mal, pero ahora quiero hacerlo bien

y demostrar que lo haré bien.

Se le está quemando la cebolla. -Eso se le ha quemado.

Eso se le ha quemado.

¿Qué tal? ¿Cómo vas con el plato de Hideki?

Me siento muy contenta y muy feliz de que me haya tocado

un plato de estas características porque me siento

muy identificada con él. ¿Con Japón o con Hideki?

Con este tipo de cocina. ¿Sabes?

Muy bien. No te quiero robar tiempo,

que estás concentrada. A ver.

Pero te traigo el libro de "Cocina de aprovechamiento".

Eso me va mucho en casa, con mi hija,

que hay que aprovecharlo todo.

Tienes muchas soluciones para aprovechar todos esos restos.

Viene agrupado por ingredientes.

Bueno, un librazo para que lo aproveches.

Me encanta. Disfrútalo. Te lo dejo por aquí.

Gracias. Esta noche me lo leo. Perfecto.

Alicia, suerte. Muchas gracias.

¡Venga, Marquitos, vamos!

¿Cómo se hace una buena masa de tempura?

La proporción. Una de taza de harina, una de taza de agua.

Muy fría. Muy fría. Temperatura del aceite,

o sea, 170 grados. Cuanta más diferencia

de temperatura, queda más crujiente.

Que la masa esté muy fría y el aceite caliente.

Ahí está. Eso es lo importante

para que quede crujiente. Muy crujiente y delicada.

¡Venga esas tempuras! -¡Vamos, vamos!

Y luego, preparar setas confitadas,

aromatizadas con ajo y jengibre y albahaca japonesa "shiso".

Y luego, algas de "wakame". Sí.

Y emplatar. ¿Y este plato cómo se llamaría

en japonés?

Eh... (HABLA EN JAPONÉS)

Se te entiende mucho mejor. (RÍEN)

¡Aspirantes, últimos 15 minutos!

Estas las tengo reservadas

para ponerlas en la tempura divinamente.

A ver si la fritura la dominan de una vez,

porque tiene que poner cantidad de aceite

para que frían a gusto. Que no pongan ese centímetro

que suelen poner como en casa.

Yo creo que está quemado.

Alicia, que infusione fuera. Cuidado con el fuego.

¡Aleix! ¿Quieres bajar a jugarte la eliminación?

No. Se anima, ¿vale?

¡Vamos, Alicia! ¡Vamos, Marcos!

(Risas) Lo has pillado.

Venga. -Me estoy estresando un huevo.

¡Venga, Marcos! (JALEAN)

Qué estrés, de verdad.

(CARLOS) ¡Venga, Marcos!

-¿Qué hace? -Coge lo mismo que ella.

Pero, tío, el plato es lo de menos ahora.

-¡Bien, Marcos! -¡Muy bien, Marcos!

Marcos está friendo con aceite no muy caliente.

Justito. Un poquito más. Un poquito más.

Demasiado caliente y ahí le falta un poco de temperatura.

¡Venga, chicos! ¡Venga! -¡Vamos, vamos!

Voy a hacer otra más, emplato y se acabó el tema aquí.

¡Que vais bien, venga! -¡Vamos, vamos! Es montar y ya.

¡Ay, Señor mío! Vísteme despacio, que tengo prisa.

-¡Venga, Alicia, que vas bien! -La setita, que no se engancha.

Marcos, ¿quieres montar ya? -Hay que reducir.

-Venga ya. -Hay que reducir.

Esto llevaba setas, gambas, alga deshidratada.

Aspirantes, no os quiero poner más nerviosos,

pero acabáis de entrar en el último minuto.

(JOSECHO) ¡Marcos, a por todas!

Voy a poner un poco más. -¿Qué haces poniendo más gambas?

Que son cuatro. -¡Fuera gambas! Déjate de gambas.

Ya está. -Menos es más.

Diez, nueve, ocho... Tiene espuma. ¡Jolín!

Tiene espuma y no me gusta. Siete, seis,

cinco, cuatro, tres,

dos, uno. ¡Tiempo! ¡Manos arriba!

(Aplausos) ¡Bravo!

¡Bien! ¡Bien, Ali!

¡Lo consiguieron! ¡Qué bien! (JALEAN)

Qué estrés. -Venga.

-¡Venga, bonita! -Estoy contenta. Es la emoción.

(ALICIA) Me han salido las lágrimas de todo lo acumulado,

de toda la tensión de la prueba de grupos. Pero lo he hecho.

He estado concentrada. No he estado perdida

y para mí, es lo que quería sentir.

Aspirantes, el tiempo de cocina ha terminado.

Ahora vamos a catar vuestros platos.

Pero antes... Hideki, muchas gracias por venir.

Muchas gracias. -¡Un placer!

(Aplausos) ¡Nos vemos en Barcelona!

Muchas gracias. ¡Adiós! ¡Gracias! ¡Adiós!

¡Ay, Señor mío!

Aspirantes, ahora sí empieza la cata.

Vamos a ver, Alicia.

Bueno, Alicia, ¿qué tal?

Me he sentido muy bien durante el cocinado.

Luego me he emocionado un poco.

¿Por qué? Eso no es malo.

Me he sentido bien. Has liberado.

Finalmente. Ha sido una semana dura

con el delantal negro.

Sí. Sobre todo, que... impone mucho todo.

Bueno, ya está. Bueno.

Vamos, Ali. La fritura anterior

no te ha salido bien. Y ahora esta última prueba

a ver qué tal. A ver.

¡Ay, madre mía!

Es una pena porque la tempura está bien, Alicia.

Pero tú fíjate. Es aceite puro.

Es grasa. ¿Por qué tanto aceite?

En el cazo de las cabezas hemos puesto mucho aceite.

Ha reducido demasiado. Se evaporó todo el líquido

y te quedaste con la grasa.

He reducido mucho. Sí.

Esas setitas cortadas que tenía Hideki, enteras...

Las setas. Es verdad. No las he cortado.

Yo la hubiese cagado total.

Vamos a ver a Marcos. ¿Qué tal?

Más tranquilo. Mucho más. Sí.

Ya no lloro. Más contento, más tranquilo,

siguiendo los pasos del maestro, lo que ha dicho.

Es la primera vez que cocino japonés.

No he hecho tempura en mi vida.

Y espero resarcirme del desastre de no saber freír

ni una alita de pollo.

Lo he querido demostrar. Sobre todo, por ti,

porque me diste muchos ánimos. Es afán de superación.

Bueno, tampoco es el plato más bonito,

pero es verdad que la tempura está blanca.

Se ha frito como se debe.

¿Qué tiene de ganado? Que no hay grasa, no hay aceite.

Es verdad que el fondo fíjate cómo está de claro.

Y cómo estaba de oscuro el de Hideki.

Pero aquí, respecto al de Alicia, no hay grasa.

Mucho mejor. Yo creo que ella se ha pasado

en algunas cosas y en algunas cosas,

tú te has quedado corto. He pecado de corto.

A ver cómo termina esto. Muchas gracias.

(MARCOS) Yo me quiero quedar una semana más

y quiero demostrar al jurado

que soy una persona válida, que aprendo mucho

y que se vea.

Aspirantes, ya hemos catado vuestros platos

y ahora tenemos que deliberar para decidir quién es el eliminado.

Pase lo que pase, tienes un amigo para lo que quieras.

Lo mismo digo. Lo mismo digo. Lo sabes, ¿no?

El otro día, en exteriores, Marcos trabajó muy bien.

Es mi opinión, eh. Y acá han estado igual.

Entonces, ¿dónde van a marcar la diferencia?

¿Por qué tardan tanto? -No lo sé, tía.

Ya está. Venga, lo tenemos.

Ahí vienen. -Ánimo, chicos.

-Suerte. -Suerte.

Alicia, Marcos, estamos contentos

porque siendo una prueba de fritura,

que los dos habéis fallado en las batallas,

habéis mejorado con la tempura de las gambas.

Gracias, chef. -Gracias.

Marcos, te hemos visto perdido en las batallas.

Te has quedado bloqueado con el pescadito frito

y no has sido capaz de remontar

en ninguna de las otras tres pruebas.

Al final, te has hundido y nos ha dolido mucho verte llorar.

Sí. Nos ha impresionado oírte decir

que solo querías irte con tu mujer.

Pero en el Duelo Eliminatorio te hemos visto más centrado

y eso se ha notado en el resultado. Gracias, chef.

Alicia, tú has encarado el duelo feliz y encantada

de enfrentarte a este plato,

aunque al final de la prueba te has derrumbado.

Uno de los dos ha hecho mejor

la tempura de las gambas y la salsa,

que eran las claves de este plato.

Por tanto, el aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

Alicia.

(Aplausos)

¡Ánimo, Alicia, guapa!

Mucha suerte, eh.

Marcos, puedes subir a la galería.

¿Puedo decir una cosa? Puedes.

Daros las gracias a los tres y, en especial, a ella,

que la he visto luchar mucho durante todas las pruebas

porque no confiaba nadie en ella.

La he visto muy luchadora y muy ganadora.

En especial, a Jordi, gracias por tu apoyo.

(Aplausos)

(MARCOS) A Jordi no lo pienso defraudar.

Me ha echado un capote hoy que me ha dado

un subidón de adrenalina.

Soy el Marcos que quiero que me vean,

una persona alegre y que tiene ganas de estar aquí

una semana más y aprender.

¡Ánimo, Alicia! -¡Venga, Alicia!

Una penita, eh.

Bueno, Alicia, ¿qué ha pasado? Ha sido tu primera eliminación.

¿Quizás eso te ha podido? ¿O ya saber que venías

con un delantal negro desde la primera prueba?

No. Me he sentido muy bien hoy cocinando.

No ha tenido nada que ver el delantal negro.

Esperaba poder seguir cocinando algunas semanas más,

pero no va a ser así, por ahora.

Así que... muchísimas gracias por esta oportunidad.

Nunca la olvidaré.

Y gracias a mis compañeros. -¡Bien, Alicia!

(APLAUDEN)

Bueno, Alicia, ha llegado el momento de abandonar

las cocinas de "MasterChef".

Sí. Así que, por favor, deja

tu delantal en el puesto de cocina.

(Aplausos) ¡Vamos, Ali! ¡Vamos!

¡Adiós, guapa! -¡Bien, Ali!

(ALICIA) En "MasterChef" ha aprendido a ser tolerante.

Tienes que aprender a sacar fuerza cuando no la tienes,

porque hay pruebas que te ponen muy nervioso, momentos.

Y cosas que pensaba que no sabría hacer,

me doy cuenta que sí, que puedo hacerlo.

Y... bueno, quizás, creer más en mí.

Alicia nos dice adiós, pero todavía quedan

12 aspirantes dispuestos a luchar por cumplir su sueño.

Cada vez son menos, la competencia es mayor

y los errores se pagan caros. Nos vemos en una semana.

Mientras, ya saben, pónganle... (TODOS) ¡Sabor a la vida!

(Aplausos)

Aspirantes, bienvenidos a Úbeda.

¡Vamos ahí! ¡Venga, va! Nitro, olla y vamos haciendo.

Varilla, sin miedo vamos moviendo.

¿Habéis calentado la crema del helado?

No. Tengo un amigo que se llama

salmonelosis y podemos intoxicar a alguien.

Mira el helado. La textura es tremenda, eh.

Cancelamos el helado. ¿Pero yo qué culpa tengo?

¡Ahora hace falta correr

y con cabeza! ¿Oído? ¡Oído, chef!

¡No habléis tanto y a cocinar!

Veo quemados a cascoporro.

No está quemada. Está tostada, que es diferente.

Voy a ir leyendo la receta paso a paso.

¡Ay, pobre bebé! -Parece que está

en una sala de operaciones.

¡Stop! -¿Cómo que "stop"?

Nadie toca nada.

Siguiente paso: bridamos y reservamos.

Es que no sé ni por dónde atarlo.

Hay defectos en todas las elaboraciones.

Está crudo. No se puede tomar.

No lo has hecho bien por desinterés.

Esto no es un pichón. Es un chicle.

Para hacer un buen papel en "MasterChef",

hay que ser un buen co-ci-ne-ro.

Por tanto, el aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 3

MasterChef 7 - Programa 3

09 abr 2019

El presentador del talent musical 'Prodigios' y aspirante de 'MasterCher Celebrity 3', Boris Izaguirre, volverá a las cocinas como invitado. Los aspirantes elaborarán por parejas un plato, dulce o salado, con nueces. Daniel, aspirante de 'MasterChef 6' y Pepe Rodríguez cocinarán con los aspirantes. En el Cigarral del Ángel (Toledo) elaborarán un menú diseñado por Pepe Rodríguez en homenaje a El Greco.

Vivirán una prueba de expulsión en la que participará Samantha Vallejo-Nágera. Los aspirantes se enfrentarán en batallas a cuatro retos con el aceite como protagonista. Los dos peores reproducirán un plato de Hideki Matsuhisa, el mejor chef japonés de Europa.

ver más sobre "MasterChef 7 - Programa 3" ver menos sobre "MasterChef 7 - Programa 3"
Programas completos (4)

Los últimos 51 programas de MasterChef 7

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos