MasterChef 7 La 1

MasterChef 7

Martes a las 22.40 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5096073
Para todos los públicos MasterChef 7 - Programa 1 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches y bienvenidos a "MasterChef".

Este año todo cambia y va a ser más difícil que nunca.

Seguimos buscando a los quince mejores

cocineros "amateur" de España.

Por primera vez en la historia de "MasterChef"

vamos a competir entre nosotros.

Cada uno de los miembros del jurado tendrá cinco delantales

con nuestras iniciales.

Y los aspirantes tendrán que decidir

con quién de nosotros quieren venir.

Cada uno tenemos, solo, cinco oportunidades de encontrar

el próximo MasterChef España.

Si el candidato elige uno de nuestros delantales

seremos su mentor durante toda la temporada.

Este año la competición es doble, entre jurado y aspirantes.

Nuestra reputación está en juego.

¡Que empiece ya la competición! Bienvenidos a "MasterChef VII".

Venimos cargados de sorpresas.

(GRITAN ALEGRES)

Pero reconozco que los primeros sorprendidos somos nosotros,

por séptimo año consecutivo hemos batido el récord.

Más de 25 000 aficionados quieren ser aspirantes de "MasterChef".

¡Vamos a pasar, vamos a pasar!

Ante tal avalancha de solicitudes solo podemos corresponder

con más exigencia, si cabe.

¡Voy a conseguir una Estrella Michelín!

-¡Vamos! -¡Es la caña!

-Hemos venido a ganar.

-A ganar, venimos a ganar.

Tres, dos, uno. ¡A emplatar!

Como siempre, los candidatos tendrán veinte minutos

para emplatar su elaboración estrella.

Qué calor tengo.

Esa receta que, con tanto mimo, han preparado en casa.

Una caldereta de cordero que se van a chupar los dedos.

Estoy nerviosa, quiero ponerle buena proporción.

-Me encantaría cumplir el sueño de entrar.

-Vengo de Marruecos, soy capaz de cocinar cerdo

y de hacer los mejores platos que hayas comido en "MasterChef".

-Plato clavado y cerrado, vaya nervios...

(MUJER) Tres, dos, uno. ¡Manos arriba!

¡Vamos!

Para ayudarle a relajar los ánimos recibirán una visita muy especial.

Qué ilusión me hace.

Aspirantes de anteriores ediciones les recuerdan que su sueño

puede hacerse realidad.

Espero que les guste. -Está muy bueno.

-Mucha suerte. -Gracias.

(TODOS) ¡Esto es "MasterChef VII!

El tiempo ha terminado y nuestros expertos culinarios

prueban, una a una, todas las elaboraciones.

Presa ibérica acompañada de salsa de ajo y perejil

con crujiente de jamón serrano.

-No he querido innovar, he querido asegurar el sabor.

-Me puse el reto de hacer algo más elaborado,

cambié por completo todo y me arriesgué con este plato.

Hay mucho nivel, muchísimo.

-Espero que les guste, mi sueño es entrar. Por favor...

Ahora sí, llega el momento más esperado...

La entrega de cucharas.

(GRITA EMOCIONADO)

(GRITA) ¡Ah!

(GRITA CONTENTA)

(LLORA DE EMOCIÓN)

¡Bien!

La cuchara no es solo un aplauso al buen trabajo,

también, es la llave que abre la puerta a la siguiente fase.

¡Bien, bien, bien!

Nuestro deber...

(GRITAN CONTENTOS)

Es encontrar los cincuenta mejores.

Estoy, un poco, bloqueada.

Cincuenta diamantes en bruto

que lucharán en nuestras cocinas por un delantal.

Con un buen sofrito la cocina sale bien.

Esto va a quedar perfecto.

-Sé que en "MasterChef" buscan algo más, así que improviso.

A ver si me da tiempo a hacer el guiso.

-Me he puesto nerviosa al ver que queda la mitad.

-Sería la ilusión de mi vida y una pasada.

Aunque la decisión no ha sido fácil ya los hemos encontrado.

Arranca el "casting" final de la VII edición de "MasterChef".

(Melodía de intriga)

(Melodía de intriga)

(Gritos)

(MUJER) ¡Vamos, vamos!

Entrar en la cocina y ver aquello, no me lo creo. Alucinando.

Alucinando y muchísimo.

Impresionante el plató y todo. Me ha encantado.

(Melodía de intriga)

(GRITAN ALEGRES)

(COREAN SU NOMBRE) ¡Pepe, Pepe, Pepe...!

(CANDIDATA) ¿Estáis sorprendidas?

Candidatos, familiares, bienvenidos a la última prueba de selección

de la VII edición de "MasterChef" España.

(GRITAN ALEGRES)

Enhorabuena por estar aquí, porque sois los cincuenta mejores

cocineros "amateurs" de entre 25 000 solicitudes recibidas.

(GRITAN EMOCIONADOS)

Por cada uno de los cincuenta que habéis llegado hasta aquí

hay quinientos candidatos que nos ven desde sus casas.

Cada año os superáis en número y en nivel culinario,

así que no nos queda más remedio que ser, cada vez, más exigentes.

Aún no sois aspirantes a "MasterChef", os queda un examen

en el que debéis demostrar que merecéis...

(GRITAN DE EMOCIÓN)

Ahora sois cincuenta pero solo hay quince delantales

y necesitamos veros en nuestras cocinas

antes de tomar una decisión tan importante.

Tenéis cincuenta minutos para cocinar un plato libre

que terminaréis delante de nosotros

y con el que debéis conquistarnos.

Madre mía... Es lo que debéis saber

antes de empezar a cocinar. Después, descubriréis que este año

hay muchas sorpresas que nadie, ni siquiera los seguidores

más fieles de este "talent" culinario, se puede imaginar.

Mucha suerte a los cincuenta. (TODOS) Gracias.

En mi vida tengo dos sueños:

entrar en "MasterChef" y triunfar con mi trabajo.

-Soy muy relajado cocinando. Estoy haciendo crema de carabineros

para los jueces y espero que les guste mucho.

-Vengo desde muy lejos, vengo de San Diego, California.

Amo la cocina, yo me dedicaba a cocinar con mi madre en casa.

(GRITAN CONTENTÍSIMAS)

Está muy bien, estoy muy contento.

-¿Sí? -Sí, sí.

-Amigo, venga. -Venga, nos vemos.

-Te va a ir superbién. -Ya... bueno... venga.

(Ánimos de los acompañantes)

(Risas)

Hola. ¡Hola!

Bienvenidos. (MERITXEL) ¡Hola!

Bienvenidos. Qué miedo me dais.

Bienvenidos a todos,

tenéis cinco minutos para emplatar y el tiempo está corriendo ya.

(MERITXEL) Pues... vamos.

Charly, cuéntanos, ¿de dónde vienes y a qué te dedicas?

Vengo de San Diego, en California, y soy empresario.

Nos dedicamos al intercambio de estudiantes.

Cuéntame, ¿por qué te presentas a "MasterChef"?

Claudia, mi chica, fue la que me empujó

y, ahora, que estoy delante de vosotros, estoy alucinando.

Meritxel, ¿qué tal? Hola, muy bien.

¿De dónde vienes? Vengo de San Pol de Mar,

un pueblo de la costa de Barcelona, y soy diseñadora de moda.

Estoy en un momento de mi vida en el que estoy así, así...

¿Qué es "así, así"? Un poco perdida.

Hay dos cosas que me apasionan:

una es la moda y la otra es la cocina.

¿Dejarías la moda por la cocina?

Eh... sí... puede ser.

Bueno, Aleix... ¿Qué tal?

¿De dónde vienes? De Manresa, muy cerca de Barcelona.

¡Hombre! Cómo no vamos a conocer Manresa...

No hemos ido porque no nos han invitado

pero sabemos que Jordi es de Manresa.

Trabajo de pescadero en Manresa pero mi sueño es ser cocinero.

Cuando llevaba año y medio estudiando cocina

tuve un problema familiar, y tuve que dejarlos

y empezar a trabajar en la pescadería de mi madre.

"Bon dia".

¡Buenos días, ¿qué tal?!

¿Qué haces aquí, loco?

Eres Aleix, ¿no? Sí.

Un placer conocerte. Igualmente.

Tus cuchillos son maravillosos, pero ¿usarías los míos?

Oh... ¿Te suena?

Tengo una parecida.

Pero esta te deja entrar al "casting" final de "MasterChef".

Dentro de mi hay un chef que ha tenido que hibernar

y "MasterChef" es la oportunidad para recuperar mi sueño.

Deberíamos probar, ¿no? Sí, vamos a probar.

¿Qué tal, Charly? Bien, bien.

Esto es una sopa de almejas, algo muy típico de Boston.

Lo que tenéis que tener en cuenta es que lleva las patatas

troceadas de forma gordita. Hay varias maneras de hacerla.

Muchas maneras. No todas llevan patata.

Bueno... Esta es la de Charly...

¿Tiene que saber a almejas? Tiene que saber... en parte sí.

Debería. Gracias. Gracias.

Vale, muchas gracias.

Aleix, cuéntanos, un poco, qué tiene tu plato.

Es una crema de carabineros, he marcado vieiras a la plancha

con mantequilla y tiene crujiente de pistacho.

Vale. Gracias. A vosotros.

¿Qué tal, Meri?

He hecho unas cigalas al pilpil de nueces con un poco de trufa.

¿Por qué un pilpil de nueces?

Porque me gusta mucho y es sana.

¿Cómo has hecho la crema de nuez?

¿Qué lleva? Es como si hubiera un aceite sintético de nuez.

Porque lleva aceite de nuez. Te pega mucho, ¿no?

Uf... ¿Lo has probado? Sí.

¿Sí? Muy bien. Queda la pincelada al final...

Está dado con rodillo, ojalá fuera una pincelada.

Me he pasado.

Muchas gracias, Meri. A vosotros.

Charly, conozco el plato y creo que le falta

muchísima potencia de sabor de almeja.

Te voy a tener que dar un no.

Me parece una muy buena crema de verduras láctea

pero si me quitas las almejas digo: "¿Es una sopa de almejas?".

Charly, te tengo que dar un no.

Estoy con ellos, es una sopa de almejas que no sabe a almejas.

No. Vale, gracias.

Gracias por venir, Charly. Y por tu ilusión, también.

Sí, claro que sí.

"Bye, bye". Gracias.

Aunque me hayan dado un no yo sigo con esta ilusión.

-Lo has hecho bien. -Ya.

Llegar hasta aquí ha sido un logro

y me llevo esto a casa conmigo.

("42", Mumford & Sons)

El día que me dijiste: "Quiero ser cocinero",

los ojitos te brillaban y había pasión a raudales.

Para mí, solo por eso, aquí lo tienes, amigo.

("42", Mumford & Sons)

("42", Mumford & Sons)

Aleix, me ha impresionado tu plato. Muchas gracias.

Me encantaría que vinieras en mi equipo.

Aleix, eres un tío que has cocinado,

la sopa está para bebértela con una jarra a morro.

El punto de la vieira es perfecto, los contrastes que lleva...

Tienes mano para la cocina puedes llegar lejos en esto.

Muchísimas gracias. Así que...

También, me gustaría que estuvieras en mi equipo.

Ahora te lo ponemos más difícil, todavía.

No te tiene porqué tirar la tierra, puedes elegir a cualquiera.

Te voy a contar lo que pasará: mis compañeros van a seducirte

para que vayas a su equipo, yo no lo haré.

No te lo pondré fácil y si ganas será por ti,

no por habértelo regalado.

Te lo has ganado ya, tu plato habla de ti y lo dice todo,

tu historia ya lo cuenta. Te lo dejo por si te apetece.

Me encantaría que vinieras conmigo. Esto es una victoria

y el resto debes elegir tú con quién quieres aprender.

Mi juez favorito era Jordi, porque es una persona muy cañera...

Bienvenido a mi equipo. Me voy con Jordi.

Bien hecho. Muchas gracias.

Muy bien, Aleix. Muy bien.

Bienvenido a "MasterChef". Gracias.

Flipo, estoy flipando, es increíble.

(Gritos)

(GRITAN CONTENTOS)

He venido a entrar, ahora cambio el chip y vengo a ganar.

Meri, yo te quiero ayudar y darte una solución a tus problemas;

estás en el programa equivocado.

Tenemos un programa, "Maestros de la costura",

al que viene gente a hacer moda y diseño. Es lo que debes hacer.

Te tengo que dar un no. No te preocupes.

Tu plato es terrible, debo decirte que no.

Vale.

Meri, creo que no es el momento de que entres en "MasterChef".

No pasa nada por fallar en un plato, yo fallo muchas veces,

pero tengo que darte un no. Vale, gracias.

Gracias a ti, Meritxel. Gracias.

("Di-Gue-Ding-Ding" Michel Legrand)

Yo soy español pero, también, soy parte de la diversidad sexual.

(GRITA) ¡Eh!

Si no fuera por esta bandera, la de España,

probablemente, no podría llevar la bandera LGTBI.

Joan, ¿de dónde eres? De Mallorca.

¿A qué te dedicas? Soy abogado.

Siempre me ha gustado la cocina, es una forma de ser creativo

y llegar hasta aquí ha sido un premio.

Estás contento con llegar hasta aquí, solamente.

¿Sueño realizado y ya está?

O sea, no quieres el delantal para nada, ya es suficiente, ¿no?

Sí, la verdad es que sí.

Te tenemos que dar las gracias por haber venido ¿o cómo va?

Por supuesto, si quieres. Gracias por venir, gracias.

Nos estás haciendo un gran favor, solo teníamos 25 000 candidatos.

De verdad, gracias, Joan. Gracias, es un placer.

Joan, no hay cosa más triste que entrar a un sitio sin ilusión.

No, pero bueno... soy sincero.

Valentín, ¿a qué te dedicas?

Me dedico a la innovación,

estoy creando una "startup" de alimentación "fitness".

Mis "hobbies" son variados y he colaborado en política.

¿Con qué partido? Con Ciudadanos.

¿Siempre has sido de Ciudadanos?

Como a todo chaval de barrio, con dieciséis años,

quien te capta son las Juventudes Comunistas.

Jolín... has dado un giro muy bueno.

No soy único. Hay algún periodista con un caso similar.

¿Por ejemplo? Federico Jiménez Losantos.

Me gusta bastante, tenemos un grupo que se llama Las Federicas.

(RÍEN A CARCAJADAS)

Qué grande, me parece maravilloso.

Pasamos "memes", sus frases típicas...

Compartimos cosas de Federico y lo escuchamos a diario.

Cuéntanos, ¿qué has hecho?

He preparado un risotto con leche de coco, con un toque...

Con un toque de curry.

Gracias, Joan.

Valentín, cuéntanos.

He hecho un pastel de chocolate de judías blancas, sin harina.

¿Por qué no echarle harina?

La judía blanca tiene una cantidad hiperproteica,

además, permite a intolerantes a las harinas, como los celíacos,

a poder comérselo.

Muy bien, Valentín. Gracias.

Joan, mi valoración es un no y tenía que haber sido antes,

incluso, de haber probado el plato; porque solamente esa actitud,

después de 25 000 personas fuera que tienen más ilusión,

entras caído ya. Es como cuando entras a un partido diciendo:

"Creo que hoy pierdo tres a cero". Y has perdido seis a cero.

Qué pena, lo siento. No te puedo decir más.

Creemos que estás en el sitio equivocado, además de que tu plato

no está, para nada, a la altura de este programa.

Te doy un no.

Esta la primera vez que me encuentro con algo así.

Creo 100% lo que he visto, que te da exactamente igual,

que has jugado con mi tiempo, con mi pasión y con mi oficio.

Eres mi antítesis.

¡Adiós!

Tengo ego y carácter, creo que sí.

Pero, bueno, esto nos mantiene vivos.

Estamos hablando de antítesis, amigo Valentín, ¿no?

Eres lo contrario, te has dado cuenta.

Te pongo este delantal aquí encima

y espero que hagas buen uso de él. ¿De acuerdo?

Al contrario que en su caso, a ti te regalo con gusto mi tiempo.

Gracias.

(SOLLOZA)

Mira, Valentín, estoy hasta las narices

del rollo "healthy", del rollo fino,

sobre todo, cuando no está perfectamente ejecutado.

Y en tu caso es todo lo contrario.

Jo...

Gracias por enseñarme a hacer algo que no sabía hacer,

que tiene sentido y valor. Así que...

Muchas gracias.

Este es el mío. Muchas gracias.

Bueno, Valentín, otro delantal.

Me gusta la cocina sana y quiero ser tu mentora.

De eso nada, el mentor lo quiero ser yo.

Si ganas es porque te lo mereces, ellos te lo pondrán más fácil.

Fácil no pondremos nada, has visto cómo se lo hemos puesto a Joan.

Está en tu mano elegir.

("Dear Wormwood", The Oh Hellos)

Me gustan los retos mucho.

¿Te gustan? Elijo a Jordi.

Oh. Oh, Jordi...

(GRITA EMOCIONADO)

("Dear Wormwood", The Oh Hellos)

Jordi, no te arrepentirás de elegirme, espero que yo tampoco.

¿Qué tal, amor? -Espero que bien.

-¿Cómo lo llevas? -Perfecto.

-Muy bien. -Superrápido.

-Amor, tiene muy buena pinta, yo creo.

-No lo creas. -Me pongo de los nervios.

Me encantaría entrar en "MasterChef",

para aprender y superarte en algo que a ti te gusta.

Sería una forma de hacer lo que te gusta, eso es felicidad.

-Pica. -El caldo me ha fallado, está soso.

-Si entrase mi hermano y yo no, o al contrario,

alguno de los dos entregaría el delantal.

-Madre mía...

¡Hola! Buenas noches.

Hola, hola, hola. Dos iguales para hoy.

Bueno, que son mis amigos, Jacobo y Nicolás.

Yo he desfilado con ellos en el desfile de Palomo

en el hotel Wellington, que fue espectacular.

Como sois los "top model". Nos dedicamos a la moda.

Mira esto. -Oh, es chulísimo.

-Me llamo Nicolás. -Yo soy Jacobo, su hermano gemelo.

-Salta a la vista. -Dos mentes que funcionan como una.

-Dámela, que es mía. -Que no...

Los dos queríamos estudiar Medicina pero nos ofrecieron ser modelos

y acabamos en Milán, París... Y trabajamos con marcas increíbles,

también, con Palomo Spain, por supuesto.

A ver qué tal.

-Desfilamos con Samantha, con Rossy de Palma...

-Con Pedro Almodóvar. -Con Lindsay Lohan.

¡Hola! Pero bueno, qué sorpresa.

Pero bueno, qué monos estáis.

A los dos nos encanta cocinar.

-Parece broma, pero no, nos gusta lo mismo.

Abre, abre, abre.

Oh... una cuchara. (GRITAN ALEGRES)

Os veo, exactamente, iguales, ¿en qué os diferenciáis?

Huy, si tú supieras. -Hay un gusto que no compartimos.

¿Cuál? Soy gay y mi hermano hetero.

-Nada de compartir novio o novia. -No, eso no lo compartimos.

(RÍE)

A la gente le sorprende mi hermano, no tiene un comportamiento muy...

-Hetero normativo. -Exacto.

No te comportas como un hombre debería.

-Me da igual qué piensen, no tengo que dar explicaciones.

-Y a mí... bueno, se me nota.

Carmen, ¿de dónde vienes? Cuéntame.

De Cáceres, de un pueblo que se llama Coria.

¿Casada, soltera, hijos?

Este es mi novio. Nada mal.

Pensaba que habían puesto a los tatuados juntos.

Carmen, ¿a qué te dedicas? Soy dependienta.

¿Se te da bien el tema de vender?

¡Bueno... sí, sí, sí! A mí me encanta hablar y vender.

¿Qué harías por vender más? ¿Qué estás dispuesta a hacer?

A veces, sueltas alguna mentirijilla, ¿no?

Te queda fenomenal, qué guapa, qué tipazo te hace...

(Carcajadas de los jueces)

Jesús, ¿a qué te dedicas tú?

Me dedico a la hostelería, a la parte de sala.

¿Camarero? Sí.

Me pica la curiosidad, ¿siempre juntos los dos?

Siempre juntos. -Inseparables.

Imaginaos que me gusta más el plato de Nicolás...

¿Y si entra uno y el otro no?

(AMBOS) Pues... -No creo que pase.

¿Por qué? Es que... sinceramente...

Yo no entraría sin mi hermano, si me dais un delantal...

¿O los dos o ninguno?

Siempre hemos ido juntos, nos gusta compartir oportunidades,

si esto no es de los dos, no voy a dejar

a mi mejor amigo y compañero detrás.

Si solo dejamos entrar a uno de los dos, ¿a quién elegimos?

Hombre, pues... yo. Yo, porque soy egoísta, yo.

Jesús, te hago la misma pregunta. Ella.

A ti te parece divertido y gracioso pero a quien le gusta,

porque le brillan los ojitos, es a Carmen.

Si entra él y yo no, me muero.

¿Habéis acabado el plato? Ya está.

Vamos a probar.

Jesús...

Dinos el nombre del plato. Es un arroz con perdiz,

es un plato que encierra muchos recuerdos de familia.

Tiene un toque picante. Y tan picante.

¿Mucho? Ha quedado ahí, no pasa nada.

Nicolás, cuéntanos, ¿qué plato has hecho?

He hecho un "risotto alla milanese" y como no sabía hacer

el osobuco y nunca lo he hecho le he puesto un magret de pato.

Lo hacéis todo igual, todo junto, arroz y arroz.

Ay, Dios...

Carmen, cuéntanos, ¿qué plato has hecho?

Arroz con conejo en escabeche.

Creo que no ha dado tiempo a que se evaporase el vinagre,

me estoy tirando por tierra. Diciendo los defectos.

Creo que está bueno, pero probadlo y decidme vosotros.

Chica insegura. Soy autocrítica, no es inseguridad.

Muy bien, Carmen. Gracias. Gracias.

Ay, madre, no me dicen nada.

Nombre del plato, Jesús. Gazpachuelo malagueño.

OK, visto está.

Nicolás, has hecho un "risotto milanese" a tu manera,

el concepto de meterle el magret de pato no me gusta.

No te gusta, vaya. Lo siento, te tengo que dar un no.

El plato está fallido, está soso, sabe muy bien a azafrán

pero no está bien ligado y queda entre dos aguas.

Te tengo que decir que no.

Vaya.

El magret encima del arroz es impracticable; cortarlo,

trabajarlo... es complejo. Es un no.

Uh... Tienes que abandonar. Gracias.

Gracias por venir, Nicolás. De nada.

-No te preocupes.

-Muchísimas gracias, ¿eh?

("This Gift", Glen Hansard)

Ya estáis separados, mira.

("This Gift", Glen Hansard)

("This Gift", Glen Hansard)

Se ha quedado dentro.

Carmen, tengo un pálpito, creo que necesitas una vocación

y no la has encontrado. Totalmente.

Creo que tienes cosas muy buenas pero, a la vez, mucha inseguridad.

Creo que tienes algo...

Que sí lo tengo.

Pero como quiero saber si soy el único que lo veo o no,

yo te voy a decir que no.

Es verdad que generas muchas dudas

pero en lo gastronómico me gusta tu plato,

nunca había visto un escabeche metido en un arroz

y funciona de maravilla, tiene mucho sentido.

Por favor...

Yo te doy un sí.

(GRITA EMOCIONADA)

No me lo creo.

Estaba bueno; tenía potencia, tenía sabor,

que es lo que sabes que me encanta.

Así que, te voy a decir que sí yo, también.

Ay, madre mía...

¿Todo bien? Dame un abrazo.

Ay, estoy muy contenta, muchas gracias.

Voy a aprovecharlo mucho.

Estás temblando. Me quitaré las dudas.

Te voy a demostrar que, de verdad, sé hacerlo.

Tranquila. No puedo.

Es que estoy muy contenta.

("This Gift", Glen Hansard)

Carmen, ahora viene lo más difícil...

Hay dos delantales y tienes que coger uno.

Samantha. Lo tiene clarísimo.

Sí. Pero si eres una insegura...

No soy insegura, soy autocrítica.

Pepe, que no le gustas, ya está, asúmelo.

(GRITA EMOCIONADA)

Estoy loca de los nervios, que me muero de contenta.

Estoy en una nube,

creo que mañana me lo creeré. Estoy flipando.

Madre mía...

Amigo Jacobo, voy a ser rápido,

no me gustan las condiciones para entrar.

Bueno.

Lo mío es un no.

Aparte de las condiciones que has puesto,

que comparto con Jordi, está deslavazado, crudo.

Te doy un no. Bueno.

Jacobo, te tengo que dar un no. Pues nada.

Tienes que estar contento de que no os vamos a separar.

Chao.

Tenía mucha ilusión, pensaba que entraríamos,

pero seguiremos juntos. -Ciertamente.

-Aunque sea fuera. -Nos vamos juntos a casita.

Jesús, te voy a valorar por lo principal, por el sabor,

para mí es, clarísimamente, un no.

Te tengo que dar un no, Jesús.

Pues sí, Jesús, creo que ese gazpachuelo

tiene apariencia, pero le falta fondo.

Aunque, al final, no es por eso, creo que tu chica...

Lo hará mejor si no estás cerca.

Dicho esto, ella entra y tú no.

Yo no pero ella sí, ya está.

No pasa nada, no pasa nada, no pasa nada.

Alguno se tiene que quedar con las perritas.

Lo que más difícil me va a resultar va a ser separarnos.

-A mí no me echan ni con agua caliente.

-Esa es la actitud, es la actitud.

-Cómo me tiemblan las manos.

-Es porque estás haciendo algo bueno.

-Si entro en "MasterChef" debería aplazar mi boda,

tendría que dejarlo aparcado.

A ella le agrada que esté aquí y creo que no será problema.

Siempre me ha gustado la cocina pero desde que soy madre

es una forma de querer y de cuidar a los tuyos.

Ay... me voy a emocionar.

La gente piensa que soy árabe, por mi apariencia, pero soy vasca.

Yo vivía una vida libre, era nudista,

llevaba un pendiente en la nariz así de grande, dilataciones...

Una vez cogí un "Corán" en la biblioteca

y supe que era musulmana, estaba leyendo la verdad.

La gente piensa que la religión musulmana nos limita

pero lo que me limita son mis cinco niños y no tengo tiempo.

-¿Os gusta cómo cocina mamá? (TODOS) Sí.

-¿Mucho? (TODOS) Sí.

"Salam aleikum".

Qué fuerte. -Es Jordi.

-Que es Jordi. Ay, madre. -¿Qué es eso?

(TODOS) ¡Oh, la cuchara...!

(TODOS GRITAN ALEGRES)

Hola. Buenas noches.

¿Qué tal? Buenas noches. Hola.

Me tiembla todo.

¿De dónde vienes y a qué te dedicas?

He estudiado realización. ¿De televisión?

Los fines de semana pincho en un "lounge bar".

-Tengo un restaurante mexicano en Almería.

¿Eres cocinero? No, el gerente del local.

Soy de El Puerto de Santa María

y me encanta cocinar mientras canto para comérmelo.

Sabes qué te voy a pedir, ¿no? Canta.

# Te quiero mucho, y bien, compréndelo, te quiero mucho.#

Te enamoraste de la fe musulmana y de la gastronomía árabe, también.

Sí, me casé con un chico marroquí, de Tánger, y es muy tiquismiquis.

Es cocinero, tiene el paladar fino y no le gusta cualquier cosa.

Pep Lluís, conocido como DJ Farma.

Sí. Nos conocimos en tu tierra.

Hola, buenas tardes. Pasen, por favor.

Soy farmacéutico desde hace más de veinte años,

es una profesión que me gusta porque ayudar es reconfortante.

Lo que nadie se imagina es que cuando me quito la bata

me convierto en DJ Farma, pincho música de los 70 y 80

y, además, soy muy bueno.

(Música funky)

Sé que puede resultar chocante pero necesito

tanto la responsabilidad de ser farmacéutico

como la creatividad que me permite hacer el "show".

No tendrá pastillas para la tos, que tengo la voz tomada.

Sí, tenemos.

Quería llenar la caja de tiritas, que mis chavales se cortan mucho.

Sabe qué significa esa cuchara, ¿verdad?

Perfectamente.

Dame un abrazo, hombre.

Nosotros cerrando los locales y, ahora, quieren...

Quieren quitarnos el sitio.

Si habéis terminado vamos a probar los platos.

Ay, ay, ay, ay, ay. Es peor que el último examen de la carrera.

Cuéntanos, Cintia, ¿qué traes?

He hecho una versión de la pastela marroquí.

¿Y la salsita alrededor? Es que se me ha cortado.

-He hecho un fumet con galera y con pargo,

después, le he echado pulpo seco de Almería.

-Es pastel de choco, un plato de la cocina chilena.

Está muy dulce, ¿eh? Gracias.

Es un aguachile de corvina, presentado en una tapa.

-Es un fondo de patata ibicenca y encima cordero de Formentera.

-Se llama "Sabor a plata".

OK. Gracias, Pablo.

A vosotros.

Cintia, el nivel de cocina es inferior al que buscamos.

Ese plato no me transporta a Marruecos.

Te digo que no, sigue practicando, pero te regalo una participación

en la escuela "online" para que esas cantidades necesarias

que debe tener todo plato, para que los sabores estén ahí y los veas.

Ha sido un placer. Gracias. Gracias.

Me muero, me muero, me muero... Me muero.

Pablo, ese plato no me ha llevado a ninguna parte, te doy un no.

Yo te digo que no. Vale, perfecto.

No tiene ningún sentido. Te tengo que dar un no.

Vale. Te tengo que decir que no.

Adiós, gracias. Gracias, María.

Pep, vamos contigo.

Eh... jolín...

No.

(Aplausos) Lo siento.

-Asistir a "MasterChef" y haber llegado hasta aquí

es una experiencia positiva y la recomiendo a quien le guste.

-Qué pasada.

Buenas noches. Hola.

Josecho, ¿de dónde vienes? Yo nací en Madrid

en la mesa de la cocina, debía ser premonitorio,

(RÍE) y, ahora, estoy en Asturias.

Estudié Medicina pero no ejercí nunca.

Por cierto, estudié con un pariente tuyo,

que era una delicia de tío, Juan Antonio Vallejo-Nágera.

Hermano de mi padre, mi tío. Tenía un cerebro...

Tú saliste a la otra familia, ¿no?

(RÍE A CARCAJADAS)

Es posible, es posible.

Intuyo, Josecho, que estás casado, ¿no?

No, divorciado, tengo cuatro hijos, once nietos

y, ahora, estoy con una mujer desde hace muchos años,

que es una tía guapísima.

Esta segunda mujer es quien te ha liado para que vengas.

La que me metió en el berenjenal.

¿Te ha apuntado porque cocinas muy bien

o para desprenderse de ti una temporada?

No tengo ni zorra idea. Habla como yo.

Habla como... Josecho, es usted un campeón.

Graciela, ¿qué tal? Muy bien.

¿De dónde vienes? De Madrid.

De Madrid, muy bien. Sí.

¿Cuántos años tienes? Veinte años y estudio Derecho.

¿Por qué no estudiar Cocina?

Nunca lo he pensado.

(SOLLOZA)

Mónica.

¿Qué pasa? Estoy emocionada.

Es un cúmulo de sensaciones, llegar aquí es muy importante

y, bueno, los cambios que pueden surgir

son muy emocionantes porque los busco hace tiempo,

entonces, no me puedo controlar. Soy muy llorica, entonces...

A veces, no puedo controlarlo.

Tranquilízate, probaremos los platos y a ver qué pasa.

Gracias.

Vamos a empezar por Graciela.

Graciela, cuéntanos, ¿qué has hecho?

Le he llamado "Taki-Taki". ¿Por qué?

Como es un tataki, pegaba... Ah...

Me encanta el sushi. Claro.

Muy bien, gracias. Gracias.

Josecho, cuéntanos.

Pappardelle con salsa de oricios y un pesto que tiene

avellanas tostadas asturianas. Qué bueno.

Ay, yo me quedo con la sidra escanciada, qué mano tiene.

Yo mismo, no se preocupe.

¿Tú mismo? Yo pensaba dársela a Samantha.

Aquí no conocen, no. Aquí no funciona.

(PEPE Y JORDI) Muy bien, Josecho. -A vosotros.

Mónica, ¿qué tal?

He hecho un confitado de bacalao con panaché de verdura,

puré de coliflor y el crujiente de la tripa del bacalao.

¿No queréis probar? ¿Cómo yo solo o cómo va esto?

Yo estoy deseando.

Probado está, Mónica.

Mónica, por muchas razones te diría que sí,

lo que falla es lo que está en el plato.

Para no sentirme terriblemente mal por decir no, lo haré el primero.

Cuando pruebas un plato que te ha dado expectativas

superaltas con la estética pero al probar el sabor no llega...

Lo siento. Te tengo que dar un no.

Gracias. Hay algo que me choca,

cuando la gente viene con esas propuestas tan "healthies"

y me ponen mucha crema montada con mucha nata o mantequilla.

Te doy un no.

(ALGUNOS SE LAMENTAN) Oh...

No pasa nada, todo es crecimiento personal

y no ha podido ser.

¿Con quién has venido?

Con una tía guapísima. ¿Está por ahí?

Sí, sí. Vete a buscarla.

La vas a ver, una morenaza, yo la llamo Rubia, imponente.

(RÍE) "Una morenaza que yo llamo Rubia".

¿Tú eres Emma? Sí.

Me han dicho, una morenaza alta de 1,90,

de ojos azules. Como Mónica Bellucci.

Eso es. (RÍEN)

-¡Hombre, rubia!

-¿Te han tumbado?

Hacemos buena pareja. Sí.

-La hacéis imponente.

Tengo que reconocerlo, sí.

Con esta señora nadie hace mala pareja, es imposible.

¿Aguantaríais tres meses separados?

Perfectamente. (TODOS RÍEN)

Qué rápida, Emma, cómo la has metido ahí.

Josecho, con muy poquito has hecho mucho.

Me ha gustado porque sabe mucho a erizos,

con lo cual, para mí eres un sí.

"Grazie", Pepe. "Grazie a tutti".

Lo único que tienes malo es tu afinidad con este señor.

(RÍE)

Pero mira, te ofrezco mi delantal sabiendo que lo elegirás a él.

Pero ¿por qué? Bueno, Josecho...

También, te doy un sí,

así que entramos en guerra los tres contigo.

Porque tienes que elegir a uno de los tres.

A Pepe, venga. ¡Ole!

Para que me subas un poquito el ego, Josecho.

Yo no me esperaba, sinceramente, estar con un delantal.

Y me parece cojonudo. (RÍE)

Graciela, creo que te quedas muy corta en cocina.

El plato que has elegido hoy

es muy sencillo. Te tengo que dar un no.

Le veo demasiados defectos al plato.

Te tengo que dar un no. Vale.

Te tengo que decir que no. No pasa nada.

Lo lamento.

(Aplausos)

Buenas.

Bienvenidos.

Hola. Hola.

¿Qué oficio tienes? Pues me dedico... a vivir.

(RÍE) Realmente.

Pues eso, que no tengo oficio.

-Soy una agente de ventas.

Me he dedicado a la moda. También he trabajado en el campo.

Todos sabemos lo dura que es la vida.

Vengo de Argentina, pero vivo acá. Llevo 30 años viviendo en España.

Vivo en el campo, en un lugar maravilloso.

Me encanta cocinar y tengo el privilegio

de poder cocinar para todos mis amigos.

Gracias a Dios, vienen a compartir los asados que hago acá.

A Pepe Bono lo conocí por su mujer

y, desde entonces, hemos trabado una amistad de muchos años.

Claro. Cuando las mujeres se hacen amigas,

pues los maridos también entran.

(BONO) Lali es una mujer excepcional.

Cuando vi el primer programa de "MasterChef",

le dije: Mira, preséntate, porque no solo te van a coger.

Es que vas a ganar.

Bueno, si os parece, por Lali,

la próxima ganadora de "MasterChef".

¡Bien! -¡Por Lali!

"Hello! Hello!"

¿Cómo me voy a perder yo este momentazo?

No me lo creo. Pero bueno.

Oye, pero qué ilusión.

(RÍE)

Yo vengo aquí a hacerte un trato.

Yo te doy el regalo. ¿Lo abro?

Claro. Y yo mientras... Qué suerte, un regalo de Samantha.

Sí, sí. ¡Ay, qué bonito!

(Aplausos)

Me gusta bastante la energía. Creo en la energía.

Hago kung-fu desde los cuatro años. ¿Kung-fu?

Kung-fu "wing tsun". ¿Eso qué es? ¿Cómo es?

Luego, ya movimientos de kung-fu.

¿Y en qué te podemos ayudar?

¿Qué vienes buscando a estas cocinas?

Cuando vi el primer "MasterChef", cuando salía un concursante,

le regalaban los electrodomésticos. Y entonces, yo...

Me llevo la inducción, el horno...

Esa fue la idea mía de apuntarme a "MasterChef".

Vamos a probar, chicos. Vamos a ello.

Muy buenas. ¿Qué plato has hecho?

Tataki de ternera con salsa teriyaki de manzana.

Podríamos llamarlo entrecot también.

Es una carbonara original. Pecorino romano.

Mucha yema. Únicamente yema.

Lomo de ciervo con puré de patatas. Con puré de patatas,

una salsa de ciruelas y la salsa de Oporto

con todo el rollo de la carne.

Como una tarta de zanahoria,

pero una versión que me he inventado yo.

Lleva queso y té verde,

espirulina, un poco de jengibre.

Bueno, peculiar.

Bueno, Lobo, yo creo que tienes muchas virtudes.

(Aplausos)

(LOBO) Triste, muy triste. Muy desolado

y con muchísimas ganas de haber estado ahí

y haber demostrado todo lo que valía.

Alicia, para mí, tu plato se queda un poco básico de cocina.

Con lo cual, te voy a dar un no.

Es la parte ortodoxa italiana, maravillosa,

que pruebo en casa de mi amigo Andrea Tumbarello,

que es italiano y presume de hacer la mejor pasta carbonara del mundo.

Que tenga miedo Andrea por si se te ocurre montar

un restaurante italiano. Yo te doy un sí.

(LLORA)

Alicia, una última pregunta.

¿A ti te gusta que te regalen las cosas?

Me gusta ganármelas a mí.

Si realmente quieres que no te lo pongan fácil,

tienes que elegir este delantal. No este.

No, no. Perdona. Perdona, pero he llegado primero.

Me voy contigo. ¡Oh!

¡Maravilloso!

(Aplausos) (GRITA CONTENTA)

Paloma, querer hacer una tarta de zanahoria,

pero con calabacín con elementos como el queso,

con la violeta, con tal, tiene algo de gracia.

Pero está tan descolocado, tan disparatado,

tan anárquico...

Te tengo que dar un no.

Aceptado.

Es un plato muy complicado. Te tengo que decir que no.

Me falta creerme tu pasión por cambiar de rumbo en tu vida

y dedicarte profesionalmente a la cocina. Un no.

Gracias.

Esto es durito, eh.

(Aplausos)

Lali, no sé. Creo que te falta un poquito de chicha,

aunque tu plato de chicha está bastante rico. Yo te digo que no.

Ah, bueno. A mí, al final, creo que tu carne

está excelente. Creo que tienes ganas.

Te doy un sí.

Bueno, pues yo no se lo voy a poner fácil...

a Samantha.

Porque te quiero en mi equipo también. Y te voy a decir por qué.

Hay un fondo de cocina extraordinario.

Con lo cual, yo te digo sí.

Así que... ¿Quién quieres que sea tu mentor?

Este es mi delantal. Cógelo si quieres.

Te enseñaré a cocinar, a dirigir un equipo,

a ordenar tus ideas en la cabeza, una cocina de campo,

casera, de mujeres, madres.

Te quiero en mi equipo. Tienes que elegir.

Pepe, te quiero. Lo he hecho por ti este plato.

Pero Samantha, como madre, me ha conmovido el corazón.

Me gusta la gente como tú. Bienvenida a "MasterChef".

Toma tu delantal. Estás en mi equipo.

¡Ay, ay, ay!

¿Que sí?

(Aplausos) (GRITAN CONTENTAS)

(LALI) Estoy emocionada.

Soy una de las 15 "MasterChef VII".

Tengo unas ganas de aprovechar esta oportunidad al máximo.

Como soy tan chiquitita, a mí me encanta cocinar en tacones.

Cocino mejor con tacones. Bueno, eso creo yo.

Entre o no entre, yo por lo menos ya he venido aquí

a patrocinar las canas. ¡Viva la cana!

¡Hola! ¿Qué tal? Bienvenida.

Bienvenida. Qué impresión veros ahí tan serios.

Samira, ¿de dónde vienes? Soy de Barcelona.

Soy española y mi padre es marroquí. Tengo esa mezcla.

¿Y te puedo preguntar la edad? ¿No soy indiscreto?

(RÍE) No. Tengo 27 años, aunque no lo parezca,

porque a veces me echan 14 años.

¿Es un rubio platino? No. Son canas. Son mis canas.

No aparentas los 68 años, eh.

Tengo 45, pero muy bien llevados. Digo yo, ¿no?

Los 40 son los nuevos 30,

que lo dice el "Vogue". Claro.

¿A qué te dedicas? Bueno, siempre estoy intentando

emprender, haciendo cosas nuevas.

Me he hecho una página online porque yo hago bisutería.

Bueno, y a mi casa, a mi hija.

Tienes marido e hija. Eres tan pequeñita que parece...

Sí. Tengo marido, hija.

No tengo nada de ayuda. Todo lo hago yo.

Esta es mi princesa. Se llama Valery.

Tiene cuatro añitos.

Por eso siempre quiero intentar emprender con algo

para poder tener esa base para ella.

Soy fotógrafa. Bueno, yo no tengo el típico Instagram de cocina.

Tengo más Instagram de...

¿A ti misma? De yo misma con mi mecanismo

y mi vida y mis amigos. Salgo, tal. No sé qué.

¿Conoces a una chica que se llama Miri?

Sí. La estoy viendo ahora con 45 años.

¡Qué dices! Pero ella es como más "healthy".

Yo soy más de vino y queso.

(RÍE) Es lo que tiene madurar.

Quizás Miri evolucione al queso y al vino.

¿Y cómo vas de "hobbies"?

Lo que más me gusta es bailar, la danza del vientre.

¡Oh! Me encanta la danza del vientre.

Mira. ¡Clic! Paro el reloj. ¿En serio?

¿Pero con estos tacones?

Quítate los tacones. ¿Cómo me voy a quitar los tacones?

Espérate un momentito, que le doy al "play"

y nos bailas. ¡Clic!

(CANTA EN IDIOMA INVENTADO)

Pero es que me da miedo...

¿Así?

¿Y por qué no te has querido quitar los tacones para bailar,

con lo que odio yo los tacones?

Es que tengo complejo con mi altura.

Os digo una cosa. Cuando cocino en mi casa

sin tacones, me quemo la cara con el vapor,

con el aceite. (RÍEN)

Entonces, Samira, de verdad, ¿no te vas a quitar los tacones?

Bueno, pero no os riáis. ¡No!

¿Nos ves capaces de eso?

¡Samira, vuelve! (RÍE)

¡Ah, vale! Perdona. Creía que te los habías quitado.

¿Ves? Mira. Samira, vamos a hacer una cosa.

Vamos a superar juntos el complejo.

Vamos a comparar. Aquí tenemos una medida de referencia.

Pero tú también te tienes que quitar el zapato.

¡Claro! Es un centímetro. No pasa nada.

¡Quítate tú los tuyos! Parezco su hija, su nieta.

Eres maravillosa. Hazme caso.

Perfecta. No sé. Me quemo la cara.

¿Y a qué se dedica tu marido?

Es cirujano plástico. ¡Oh! Te visto ideal.

¡Ay, gracias, amiga! Yo también te veo ideal a ti.

Yo es que tengo 45, como tú.

(RÍE)

Te pedirá el teléfono Samantha.

Luego hacemos un trueque. No pasa nada.

Vamos a probar el plato. Muy bien.

Pues es un picantón con salsa agridulce,

un toque cítrico, verduras y fresas glaseadas.

Vale. Hoy no lo sé, porque con los nervios, con todo...

¿Pero lo has probado? No porque no me ha dado tiempo.

Muy bien, Samira.

¿Quieres? ¿Te apetece?

Esta es una tarta de Santiago estilo "coulant".

Yo voy a rezar por que haya quedado genial y os guste muchísimo.

Encima es cremosito. ¿La receta es tuya?

No. Se la he robado a una amiga que tiene un restaurante.

Chicos, si puedes pedir ayuda, mejor.

Samira, todo tu discurso, tu simpatía,

tus ganas de emprender, que eso me ha encantado.

Luego, la genialidad que vienes, que bailas,

te quitas los tacones, te ríes, lo pasas bien. Eso nos encanta.

Perdón. ¿Qué te pasa?

Porque cuando has dicho lo de emprender,

no tengo ayuda de nadie y todo lo tengo que hacer sola.

No sé. Llegar hasta aquí es ver... No sé.

Que los esfuerzos merecen la pena y nunca hay que rendirse.

Eso es lo más importante. Nunca.

Y tú tienes una historia de vida muy bonita, muchas ganas,

pero tu nivel de cocina se me queda un poco flojo

para esta edición de "MasterChef". Pero creo que serías

una muy buena candidata para el año que viene.

Practica y aquí te espero. Vale.

Te deseo todo lo mejor del mundo, pero te tengo que dar un no.

Vale. Eres una mujer impresionante

y una persona increíble, de verdad.

Lo que se me queda corto de verdad, es el pollito.

¿Vale? Falta un poco de nivel. Estoy con Samantha.

Ojalá te vea el próximo año aquí

y pueda decirte que sí. Me encantaría.

Vale. Gracias. Gracias, Samira.

(Aplausos)

(SAMIRA) Estoy supercontenta de haber llegado hasta aquí

porque me he quedado a nada del delantal.

Yo me volvería a presentar a "MasterChef" otra vez.

Y el año que viene, seguramente, estará otra vez en el casting.

Ay, qué estrés. Teresa, para venir a "MasterChef",

a mí me gustan los platos que, aunque tengan defectos,

sean de autor, sean propios.

Yo te digo que no.

A un amateur, lo que le pido es ilusión, ganas

y si es capaz de copiar a alguien que lo hace muy bien

y hacerlo igual o mejor, a mí ya me vale.

Así que por eso, Teresa...

O sea, ¿es de verdad? Ya estás dentro.

Sí. Ya estás dentro. ¡Gracias!

¡Qué guay! Teresa, creo que tienes mano,

porque el postre está muy bueno.

Además, es original, es diferente.

Nunca hemos visto algo parecido. Me ha gustado la idea.

Así que... te voy a dar un sí.

Otra vez. Me quiere pisar Samantha.

Me pisa a todos los concursantes.

Tienes que decidir con quién quieres ir.

Eso es lo más difícil. ¿A quién eliges?

¿A Samantha o a Pepe?

Pepe, yo te adoro, pero es que Samantha es lo más.

Otra que me dice que no. ¿Pero qué me pasa?

(RÍE) ¿Puede venir la concursante mayor

de 65 ya? ¡Nadie te quiere!

Teresa, tu delantal con mis iniciales.

Bienvenida a "MasterChef".

Muchas gracias. ¡Gracias!

Humildad. Una cura de humildad. Un abrazo. Que yo te quiero, tío.

¡No me lo puedo creer! (GRITA CONTENTA)

¡Dios, qué emoción! ¡Samantha, lo vamos a petar, amor!

Claro. Bienvenida a mi equipo. Gracias.

(Aplausos) (GRITA CONTENTA)

¿Va en serio? Voy a estar en la cocina superguay,

cocinando y corriendo a hacer la compra.

No me lo puedo creer. Estoy superemocionada.

Por favor.

¡Jo, cómo huele, maja!

Ya estoy. -Lista para la acción.

Buenas noches. Bienvenidos. Buenas noches.

¡Qué guay! Hola.

¿Chispi de dónde viene? De Chispitas.

Porque me muevo mucho, no paro.

Me han llamado "la Chica Electrónica", "la Voltios".

¿"La Voltios"? No es corriente que te llamen así.

(RÍE)

Bueno, Natalia. Hola.

¿Cómo está Avelino? Pues no lo sé.

No pregunto porque como me pone de los nervios,

prefiero no preguntar.

Tengo 28 años y trabajo diseñando lápidas.

Me gusta mi trabajo porque me parece entretenido.

Pero no me gusta el sitio en el que vivo.

Toma, ven. Toda la vida renegando de las vacas

y tengo 120. Mi novio Avelino es un "chochomono".

No se inmuta por nada.

Pero por lo menos no es un "pelabragas".

Él dice que le he hinchado y que ha cogido 15 kilos,

pero será porque cocino bien.

¡A comer! -¿Tan pocas hiciste?

¿Qué tal estamos?

¿Qué pasa aquí? No sé quién es.

Uno de los jueces. Mira lo que te traigo, mujer.

Esto es un regalo, que sé que os casáis el día 31 de agosto.

¿Sabes lo que significa eso? Que me juego el delantal.

Eso es.

(NATALIA) El miedo es dejar a Avelino aquí solo tres meses,

si es que entro, y las que me pueda liar

el niño bendito.

Estamos invitados a la boda. Yo ya le dije que a lo mejor

no sé si podría ir. Son las fiestas de Illescas.

Seguro. Cuéntales la historia de Avelino.

Mi padre fue un día, encontró a Avelino,

que es de su guisa, ganadero.

Yo llego de trabajar y ahí me lo encuentro.

¿Pero a ti te gustaba Avelino desde el principio?

No, hija. Lo que nunca hubiera elegido en mi vida.

Mira, Samantha. Yo vengo de familia ganadera.

La ganadería es muy dura.

Pero lo quiero y estoy muy enamorada de él.

Aitana, ¿de dónde vienes? Soy Bilbaína de 33...

32, perdón. Este año hago 33.

Soy una persona muy nerviosa

y ya lo podéis ver. Se te nota.

Me encanta la tortilla de patata.

Siempre he dicho que cuando ahorre,

en Bilbao me montaré... Las Tortillas de Aixu le llamaría.

Claro. Intentaría montar algo que sea más.

A mí me encantaría aprender cocina más moderna

y que me enseñes esas cosas.

Hombre, quizás interese estar un poquito tranquilo.

Porque... Hablo mucho. Es verdad.

Soy superpesada.

Vamos a probar. Vamos.

¿Cómo se llama? Albóndigas al estilo Elcano.

De solomillo, no de carne picada.

Lo digo por la diferencia. Si están menos hechas... No sé.

Eso que dicen: "En las parejas hay que hablar",

está sobrevalorado. (RÍEN)

Bueno, Natalia, cuéntanos.

Mi plato se llama sabores de la tierrina.

Es "pixín" con salsa de "oricios".

Aquí es cuando dices: ¡La mar salada!

Hola.

Son gazpachos manchegos viudos.

No llevan ni conejo ni pollo.

Llevan solo verduras, setas y patata.

Gracias, Chispi.

¡Ay, qué bonicos!

Chispi, yo te voy a decir que la patata estaba cruda

y la masa pastosa.

Para mí, eso es un no directo.

¡Jolín! Con lo que me gustan los gazpachos

y traértelos viudos.

Yo te tengo que dar un no.

Gracias. Con la patata cruda

no se llega a ningún lado en "MasterChef".

Lo siento. Un placer.

¡Suerte, chicas!

Amiga Natalia, hay un producto increíble,

pero tampoco te has complicado mucho la vida.

Para mí es un no. Vale. Gracias.

Pues yo te voy a llevar toda la contraria,

porque, primero, el plato es un productazo,

está perfectamente tratado

por los puntos de cocción y por el sabor.

Y porque quiero complicarle la boda.

Me encantaría que hicieses el programa con nosotros.

¿Qué tiene tu plato? Una potencia de sabor

que te caes para el suelo.

Así que... yo ahora te voy a intentar convencer.

¡Ay, no me hagáis esto! Yo hago bodas.

Te voy a ayudar en la administración.

Me pierdo las fiestas de mi pueblo. Voy a la boda.

Yo quiero ayudarte a convertirte en una gran cocinera.

Natalia, creo que nos conocemos antes que con Samantha, ¿verdad?

Si encima coges mi delantal, pues fíjate.

¡Tú calla!

Te adoro, te admiro. Pero como el otro me dice

que me vaya contigo, me voy con Pepe.

(RÍE) ¡Ah! Por llevarle

la contraria a Jordi.

No puedes conmigo, amigo. Oye, disfrútalo.

Ahora viene lo duro.

(Aplausos) (GRITA CONTENTA)

(AVELINO) La voy a echar mucho de menos

porque tendré que ir a la casa

de la madre a comer, a lavar la ropa.

(NATALIA) Que aprenda lo que es bueno.

Sí, sí. Esto va a fortalecer la pareja.

¡Jo! ¡Ay, Dios! Qué tensión de día.

El plato está muy bueno. Yo te voy a dar el delantal.

¿En serio? Sí.

Vamos. ¡Qué "ilu"!

¡Ven aquí! ¡Ven aquí! (GRITA CONTENTA)

¡Samantha!

Has dicho que quieres abrir un restaurante creativo.

Esto es creativo. Si no quieres ninguno

de estos dos delantales, los quitamos y te doy el mío.

¡Qué "ilu"! ¡Qué guay!

Decide. ¿Jordi? Soy malísima decidiendo.

Tienes que decidir. Cocina de vanguardia de Jordi,

mi cocina sencilla... Tengo que aprender

cocina de vanguardia. Es tu elección.

Me alegro mucho.

(GRITA CONTENTA)

(AITANA) ¡Voy con Jordi! Estoy supercontenta.

No me lo esperaba

Estoy supercontenta, supercontenta.

¡Que me voy! ¡Gracias! (GRITA CONTENTA)

¡Uy, uy, uy! -La salsa hirviendo.

En casa cocino yo porque mi mujer,

lo mejor que sabe hacer, son croquetas duras.

Hola. Buenas noches. Bienvenidos.

¡Qué guapos que sois!

Cuéntanos de dónde vienes, a qué te dedicas.

Yo me dedico a trabajar

en el campo recogiendo naranjas, melones.

Ahorita empecé de camarera. ¿En qué restaurante trabajas?

¡¡MasterChef!!

Soy nadadora paralímpica de la Selección Española.

Soy Marian Polo López. Aunque solo tengo 18 años,

he cumplido muchos sueños.

Soy Subcampeona del Mundo con la Selección Española.

He participado en los Juegos de Río,

eso sí, en los paralímpicos, ya que tengo

una discapacidad visual. Veo menos de un 10%.

Mi vida está compartida entre dos pasiones:

la natación y la cocina.

Señorita, ¿quiere que la ayude? ¡Uy! Tú me suenas mucho.

¡Eres el de "MasterChef"!

¿Quién? ¿El guapo? ¿Pepe? Hombre, claro.

Mira. Te traigo un regalo. Espero que lo disfrutes mucho.

Me hace mucha ilusión dártelo.

Es muy fuerte. ¡Jolín! La cuchara.

Muchas gracias. ¿Te hace ilusión? ¿Te gusta?

Sí, sí, mucho. Me he quedado así sin palabras ahora.

Tengo tres hijos: dos accidentales, las niñas.

¿Cómo que "dos accidentales"?

El mundo del preservativo lo conocía,

pero se compraban de contrabando. Hoy no pasa eso.

Estás en el restaurante MasterChef de Madrid.

Sí. ¿Hay algún plato que la gente

diga que está más rico?

¿Ya estamos con la carrerita? ¿El mío, por ejemplo?

Tu postre es el número uno.

(Risas)

Yo voy a misa a la catedral de Barcelona todos los domingos,

porque mi abuela me manda. ¿Por qué te manda tu abuelita?

Porque dice que me voy a quemar en el infierno.

¿Cómo? Dice que los gais...

Pues pecado. Y ella dice: "El que reza y peca, empata".

Yo vivo empatando todos los domingos.

¿Cuál es tu vocación? Mi objetivo es ser feliz

y buscar la cosa que me haga feliz.

Yo tenía una vida feliz, pero feliz feliz.

Tenía mis tres caballos, mis nueve perros.

Yo era una loca del campo. Vivía una vida de campito, feliz.

Qué bien. Hasta que, de repente, un día

se incendió todo, todo. Absolutamente todo

lo que yo tenía en la vida, se quemó.

Y mañana hará cuatro meses que me desperté del coma

y estoy fenomenal.

Y os diré que ya solo gracias,

porque gran parte de la fuerza para ponerme bien

y para salir adelante, ha sido la ilusión de venir aquí.

Gracias por alabarnos y decirnos que te ha servido

de terapia para reiniciarte un poco la vida.

Nos alegramos mucho que haya sido un pequeño trampolín.

A ver si es posible que demos un paso más.

Vamos a probar. Vamos a probar.

Es un ceviche de corvina.

Me gusta siempre cocinar platos saludables.

He hecho una receta de mi abuela. Son albondiguillas de bacalao.

No pongas el diminutivo. Son albondigazas.

Está hecho con todo el corazón, el cariño

y con todo el gusto. Pero no hay un pensamiento

de cocina porque te falta eso, la base.

Te tengo que decir que no. Lo siento.

Creo que tienes poca experiencia en cocina,

eso se refleja en tu plato. Te tengo que dar un no.

Te tengo que dar un no.

Cocina más y si mejora ese nivel de cocina, aquí te esperamos.

Vale. Gracias.

Gracias. A vosotros.

Venga, gracias.

(Aplausos) Oh.

Mi juez favorito es Jordi.

-¡Pelota! -¿Este tío por qué se mete aquí?

El plato estará de categoría. Lo que diga el jurado.

A mí me gusta y a mi mujer y a mi hermano.

Los tres que lo han probado.

Hola. Muy buenas. Bienvenidos.

¡Dios mío! ¿Sois hermanos?

Somos del mismo apellido: Alba. Nos hemos encontrado

en el casting y nos llamamos igual. Él Carlos Alba y yo Jorge Alba.

Y, que sepamos, no sabemos por qué.

Y somos de Sevilla. Jorge, ¿a qué te dedicas?

Soy pescadero desde hace tres años.

Lo que me ha llevado el destino.

Yo voy fluyendo por la vida y "be water",

como decía Bruce Lee. Al final, me lo he pasado bien.

Yo os sigo viendo muy parecidos. Os llamaría "los Gemeliers".

Nos tenemos que poner nosotros un mote, Carlos.

Los motes que nos lo pongan los demás sin que me entere.

Mote le pongo yo a todo el mundo.

¿A Samantha qué mote le pones? La Princesa.

Entre los tres, la prefiero.

¡Di que sí, Carlos! ¿Y a Pepe?

El Comandante. ¡A sus órdenes!

¿Entonces, a mí? El Ingeniero.

(RÍE)

Eres bueno, tío. A ti, el Ingeniero.

Oye, Carlos, ¿a qué te dedicas?

De jovencito me dediqué al ciclismo profesional.

Para mí, la disciplina, el trabajo en grupo,

el estar siempre animando a los compañeros, es fundamental.

Te veo como muy ganador.

¿Has ganado muchas cosas en tu vida?

Bueno, gané Míster Continente del Mundo en Perú.

¿De qué? Un concurso de belleza.

¿De belleza? De belleza.

Cuéntame. ¿Tienes hijos? No. Mi amor y mi corazón

están nada más para una persona, que es mi señora.

¿Qué opina de que entres

a "MasterChef"? Se va a quedar calva.

¿Se pone celosa? No. Celoso yo.

Yo soy celoso tela. ¿Ella es celosa?

Ella es igual que yo. Dice que no, pero es igual.

¿Habéis acabado los platos? Yo estoy un rato más, pero bueno.

Vamos a probar, chicos.

Jorge, cuéntanos qué es esa cosa.

Esto es una flor de calabaza

rellena de bechamel de gamba de Ayamonte.

He intentado hacer una ola, pero no me ha salido.

Está simulando el mar. He intentado hacer la tierra,

el sol y el mar. ¿El sol?

Sí. ¿Lo azul qué es?

Es merluza de pincho cocida con un puré de patatas.

¿Por qué es azul? Le he echado

un colorante alimenticio azul.

Eso es mango y piña con un almíbar.

No me cuentes más cosas, Jorge, que si no, no lo pruebo.

He hablado sin conocimiento de causa. Perdón.

Gracias, Jorge. A vosotros, por Dios.

Carlos, cuéntanos qué has preparado.

Me gusta mucho el marisco. He cogido un buey, lo he cocido.

Lleva huevo escalfado y salsa holandesa.

Que sea lo que Dios quiera.

Gracias. De nada.

(RESOPLA) Jorge, no sé por dónde empezar.

Tienes un batiburrillo en tu vida,

que has mezclado una historia sin sentido.

Siento decirte que te voy a dar un no.

Nada. Creo que lo has hecho

con todo el cariño del mundo y toda la ilusión,

pero esas tres florecitas... Qué dos narices le has echado.

Te tengo que dar un no. Lo siento.

Tiene mucha guasa que un pescadero haga

un puré de merluza y la ponga azul.

¿Por qué lo haces? Quería arriesgar un poquito.

Voy a hacer algo fuera de lo normal a ver si...

No. Que ha salido de lo normal... Lo has conseguido.

Pues nada. Te tengo que decir no, amigo.

Lo siento. Hasta luego. Jorge, gracias.

Qué grande, contándotelo con todo el cariño del mundo.

(Aplausos)

(JORGE) Yo le pido perdón a la merluza

y a todo el mundo, por innovar.

A partir de ahora, colorante ni para la ropa.

Carlos, tengo un problema serio después de probar tu plato.

Ha venido tu mujer, ¿verdad? ¿Ella ha probado ese plato?

¿Lo has cocinado para ella? Sí.

¿Cómo se llama? Sandra.

Sandra. ¡Madre mía!

Vengo buscando a Sandra.

¿Me acompañas? Si no me queda más remedio, sí.

Por favor. Buenas tardes, Sandra.

Buenas tardes. Estoy preocupado porque Carlos dice

que si entrase a "MasterChef",

te quedabas calva. (RÍE)

Nos ha contado algo así como de celos.

¿Pero yo o él?

Los dos. Bueno, sí. Es verdad.

¿No te fías de él si entrase a "MasterChef"?

Sí, hombre. Sí me fío de él.

¿Y tú no te fías de ella? Yo sí me fío.

¿Sí? Es buena mujer.

Carlos, el buey estaba muy rico,

pero todo el conjunto se me hace un poco extraño.

Encima, con esa mujer, no me gustaría romper esa relación,

que "MasterChef" desuniera algo tan bonito.

Te tengo que decir que no.

Yo soy ingeniero. Yo admiro el diseño.

Y para mí, no puede tener ni un fallo.

Te tengo que decir que no.

Tengo bastantes dudas.

Carlos, Sandra... muchas gracias.

Gracias.

Perdona, Sandra. ¿Puedes volver?

Es que quiero que hable con tranquilidad.

Nada.

(Aplausos)

Bueno, Sandra, ¿cocina mucho en casa?

Cuando él tiene tiempo libre o en alguna reunión,

siempre cocina. ¿Cocina bien?

Sí. Sí cocina muy bien.

Será que no ha tenido su día de suerte.

Son los nervios porque en casa ha salido genial.

Este plato lo he probado yo y está de categoría.

Yo por eso tengo dudas. El aliño me ha gustado,

la idea es divertida, pero... ¡Uf! Tengo bastantes dudas.

Gracias, Sandra. Nos ha encantado conocerte.

Encantado de conocerte. Venga, a ustedes. Buenas noches.

(Aplausos) ¿No?

(CARLOS) Sale mi señora y me dice que no. ¡Madre de Dios!

Yo creía que estaba de coña. Pero la coña ha sido de verdad.

La verdad es que yo no le he dicho ni que sí ni que no.

A mí, él me ha gustado. Es un personaje

con mucha fuerza, carisma, líder. Yo lo quiero en mi equipo.

¡Carlos! ¿Carlos?

(Aplausos)

¿Yo te he dicho "sí o no"? No.

Yo te he dicho que eres mi Princesa.

Quiero a un príncipe como tú en mi equipo.

(Aplausos) Muchas gracias, de verdad.

¿Qué tal? Bienvenidos. Buenas noches.

Cada uno a una cocina, por favor.

Sara, ¿a qué te dedicas?

Pues estudié Ingeniería Mecánica y me dedico a eso.

¿Tú dejarías tu trabajo

por un trabajo relacionado con la cocina?

Pues sí. ¿Sí?

Irma. Vengo de El Prat de Llobregat.

Soy directiva de una multinacional y me dedico al control interno.

Es antifraude, anticorrupción

e intentar que todo el mundo siga las reglas.

Jordi, eres un poco mi ídolo en este sentido.

A ver. Se tiene que dar ejemplo, se tiene que exigir.

Y a veces he tenido que hacer algunas cosas

que a nadie le gustaría hacer. Te entiendo perfectamente.

Marcos. Hola. Soy de la Pobla de Vallbona,

de Valencia. Tengo una empresa de cerrajería,

de los que cobramos caro por abrir la puerta.

¿Te apasiona la cocina? Sí. A nivel...

Yo empecé a nivel amateur para mis mayores fanes,

que son mis tres hijos y mi mujer.

Dos de los nenes que tengo no son míos, son adoptados,

porque el padre ha desaparecido.

Yo tengo uno de otra pareja. Y nada.

Tengo un afán de superación

y tengo muchas ganas. Vamos a probar.

¿Cómo se llama tu plato? Mar de la terra.

Como una romescada.

¿Crees que está bien ejecutado,

que está rico? Espero que sí.

Muy bien.

Cuéntanos qué plato has hecho.

He construido este plato con tres texturas de alcachofa.

Si podéis mezclar un poco de la anguila con la...

(JUECES) Gracias.

Qué arriesgada la paella. Cuéntanos.

Poco puedo hablar de este plato.

Es una paella valenciana.

Le añadido un poco de pato y un poco de "tabella".

"Tabella" es una judía plana típica de Valencia.

Gracias. A vosotros, chicos.

Gracias. Muy amables.

Bueno, Marcos. Has hecho lo que sabías,

que no es poco. Correctísimo el arroz.

Gracias. ¡Pero jolín! Tráeme algo más.

Yo te tengo que dar un no.

A mí me ha gustado. Te voy a dar un sí,

porque, aparte del arroz, quiero enseñarte a hacer

las cosas como es debido.

Vienes con un plato fácil, fácil para ti

que cada domingo lo practicas. Por otra parte, tienes ilusión,

ganas, eres un tío humilde y eso se merece esto.

Quiero que vengas conmigo, ser tu mentora.

¡Madre mía! ¿Qué tal la repostería?

Fatal. ¿Quién te va a enseñar?

Vos. Bueno, ya sabes.

Vale. Yo no te lo voy a poner fácil

y en algunos momentos me vas a odiar.

Pero si ganases, sabrías que te lo has merecido.

Elige a quien quieras.

Samantha, me caes muy bien. No sé repostería,

pero voy a elegir a Jordi. Eres un tío valiente.

¡Vamos! ¡Aúpa Atleti!

(Aplausos)

¡Sí, señor!

Irma, tú hijo quiere ser cocinero. Sí, sí.

Lo tiró todo por la borda por eso.

¿Ha venido contigo? Sí.

Ve a buscarlo, por favor. ¡Ay, pobre! Un momento.

¿Yo? -Que vengas.

Aquí el chiquitín.

Acabas de terminar los estudios de cocina, ¿verdad?

Soy cocinero ya. ¿Y qué tal cocina la jefa?

Puedo decir que me siento muy orgulloso de ella.

¿Te molestaría ayudar a este jurado a probar el plato

y darnos tu veredicto?

¿Tengo que probar el plato? Queremos escuchar tu criterio.

A mí la alcachofa no me gusta.

Sí que es verdad que es un poco amargo,

un poquito, pero está muy bueno.

A mí el plato se me queda un poquito justo.

Yo no te veo dentro de "MasterChef". Te daré un no.

Pues lo siento. Tu nivel de cocina no es

para nada el necesario para entrar en "MasterChef".

Así que te tengo que dar un no.

No creo que tú hagas ese cambio en tu vida,

que tienes una vida tan consolidada,

que es muy complicado que realmente

nos des lo que buscamos. Yo te digo que no.

Vale. Gracias.

Muchas gracias. Un placer. Gracias.

Bueno, Sara, no sé si tú eres ese perfil que estamos buscando.

Eres una ingeniera que tienes

las cosas muy claritas en tu oficio

y, de repente, nos haces

una romescada... maravillosa.

Yo te doy un sí. Vale.

Yo te digo que no. ¡Jolín!

Como tu plato está muy bueno, quiero luchar por tenerte

también en mi equipo. Así que te voy a dar un sí.

Vale. ¡Qué guay! Sara, tú eliges.

¡Madre mía! Yo estaría encantado

que estuvieses conmigo. Creo que podemos tener

mucho éxito juntas.

Pues... A ver.

Me voy a ir contigo.

(Aplausos) ¡Sí!

Bienvenida. Hola. Buenas.

Cuéntanos. ¿De dónde vienes?

Pues yo soy Gloria. Vengo de Badajoz.

Mi abuela ya no está y siempre me decía

que mi vida era una novela de superación.

Me han pasado muchas cosas. Me quedé muy chica sin mi madre.

Yo tenía 12 años. Y, bueno, mi padre nos abandonó.

Y siempre me decía mi abuela:

"Gloria, tú siempre para adelante,

que con esto y con esta te vale".

Soy la única que trabaja en mi casa. Mi pareja está en paro

y soy yo la que mantiene a la familia.

Soy empleada del hogar. No me contrataron

por lo bien que limpio, que limpio bien.

Me contrataron por cómo cocino.

Están buenas, ¿verdad, hijo?

-Mamá, quiero repetir. -Pues a por la cacerola.

Estos niños me arruinan a mí.

35 años que tengo, ya es hora de que me pase algo bueno.

Y lo que más me gustaría,

es ponerme el delantal blanco de "MasterChef".

Venga, vamos a darle caña. ¡Hola, hola!

¡Hola, hola, hola!

¿Qué pasa? ¡Qué ilusión!

¿Qué ves? ¿Qué? ¿Qué es esto? ¿Sabes lo que quiere decir?

Quiero que tu vida deje de ser una historia de superación

y que se convierta en una historia de satisfacción,

para disfrutar. Sí, sí.

No sé si la que está arriba me echará una mano.

Entiendo que no has tenido en tu vida

la oportunidad de elegir una vocación.

Hombre, si tuviera que elegir una, sería esta.

Cuando ves a la gente hacer así... "¡Ay, qué bueno!"

Eso es lo que me llena a mí. Eso es lo que me llena.

Vamos a probar, chicos. Vamos a ello.

Mira. He hecho un timbal, pero a mi manera.

Le he llamado "trío de ases".

Porque con un buen aceite de oliva, unas buenas verduras

y luego ya le puedes meter

una buena carne o un pescado... no falla.

Listo, Gloria. Gracias, Gloria.

Gracias.

Hay algo que me gusta de tu plato.

Es el sofrito ese que tiene el tomate.

El resto me parece que no aporta nada.

Se me queda ahí dudoso. Yo... No. Tengo que decirte "no".

Vale. Creía que ibas a llegar aquí

con un plato alternativo a tu cocina tradicional casera,

que me encanta, pero... te voy a decir que no.

Detrás de esa historia que cuentas, hay algo que es pasión.

Y a mí me seduce la pasión.

Pero, por otra parte, es cierto. Tu plato no está a la altura.

Pienso que te tengo que decir que no.

(Aplausos) No.

Me ha sobrado el solomillo. Lo demás está tan bien guisado...

Tiene buena base de cocina y pasión a raudales.

No pasa nada. Ya está.

(Aplausos)

Metí la pata. Tu plato no estaba a la altura,

pero lo que yo más valoro, son las ganas.

(Aplausos)

Bien. No. Esta es una luchadora.

(Canción "Two Door Cinema Club")

Venga, mucho ánimo, ¿vale, cariño? Te quiero.

Hola, buenas. Adelante. Bienvenidos.

Jeancha, imagino que eres japonés.

Eh... Sí, soy medio japonés, medio francés.

"Très bien". Ahora vivo en Madrid,

madrileño más que un bocata de gallinejas.

Eres un castizo de mucho cuidado. Hombre.

¿Qué cocina es la que más te ha influenciado,

la japonesa, la francesa, la española...?

La española porque es donde más tiempo he estado.

Mi sueño sería montar un bar de tapeo

ahí en mi barrio, en la Guindalera, y le llamaría La Peatonal.

Osiris. Sí, dígame.

¿De dónde eres? De República Dominicana.

Llegas a España ¿y qué haces, a qué te dedicas?

Vine en el 91 y estuve meses aislado porque nuestra habla

es un poco diferente y a los chavales les chocó.

Hablas más valenciano que dominicano.

Sí, parle valenciano. ¿Y dominicano, qué tal?

Eso se lleva en la sangre.

Veo que haces muy bien los acentos, ¿haces más?

(IMITA EL RUSO) Podría hacer de ruso también mi país.

(IMITA A APU) Podría hablar como

Apu de Los Simpson. ¿Y en qué trabajas?

De camarero en un bar. ¿Por qué te presentas?

Intento sorprenderos.

Lo comprobaremos. Espero.

Jolubián, ¿de dónde vienes tú? De Venezuela.

¿Tienes novia? Ahora sí, y estoy,

profundamente enamorado de ella. ¿Española?

No, es otra mezcla más como yo, es italiana-inglesa.

¿Qué buscas en el programa? Algún día quiero tener

un restaurante, chiringuito,

quisiera poder expresar mi comida.

¿Hemos terminado los platos? Sí, sí.

A probar.

Esto es un patacón o un tostón, depende del tamaño

le cambian el nombre.

El relleno lo llaman en Venezuela reina pepiada,

nació en origen por celebrar el primer reinado de la Miss Mundo,

la primera Miss Mundo en los 50. Pues sí es un tostón, sí.

El pesto es de cilantro.

Gracias. Gracias.

Cuéntanos. En el casting hice salmón,

pero no me gustó la presentación e intenté subirle el nivel.

Hala, la flor, pum.

Veo que estás como un flan. Es increíble que tres enanos

como nosotros impongan tanto a un hombre tan grande como tú.

Porque me importa vuestra opinión. Osiris, gracias.

¿Qué has hecho? Es un tartar de las landas

con magret de pato.

¿Hablas japonés? No.

Pero tu padre es japonés. Sí, pero yo conocí a mi padre

mis cuatro primeros años de vida. No te dio tiempo a aprender.

No, no. Muy bien.

Osiris, ¿tus hijos suelen comer este plato?

No suelen comer pescado. Vaya.

¿Y qué piensan de tu cocina? Les gusta.

¿Seguro? Sí.

Voy a ver qué me cuentan.

Dios, los va a traer para acá, esto es una locura.

Va a ser de locos. Pepe, cuidado, que me traigo

a mis dos guardaespaldas.

(RIENDO) Has traído dos escoltas, Jordi.

¿Y qué tal cocina papá en casa? Eso es.

Bien, muy bien. Decidme el peor plato

que recordáis de vuestro padre. La menestra, no me gusta.

¿Y el mejor? Las patatas con crema,

son buenísimas.

-¿En serio, tío?

Osiris, que el punto del pescado esté bueno me dice que tienes

mano de cocinero y yo a ti te quiero ver

en mi equipo, así que te doy un sí,

¿Puedo cogerlo? Espera un momento,

falta Pepe a ver qué dice.

Bueno, Osiris,...

Creo que necesitas

muchas lecciones de cocina, creo que necesitas...

Pulirte.

Pues yo sería capaz de pulirte si eres capaz de venir a mi equipo.

Estoy dispuesto. Ahora, solo te queda elegir.

Si te vas con Pepe o te vienes conmigo.

Qué tesitura. Yo soy capaz de pulir

ese corpachón tan grande que veo porque se ve que hay un corazón

ahí delante importante, tú eliges, aquí lo dejo.

Y a ti y a mí nos une el sabor.

Yendo contra todo pronóstico, elegiré a Pepe.

Te arrepentirás. No, de eso nada.

Nunca, nunca. Gracias.

Gracias.

(Gritos y aplausos)

(LLORAN DE EMOCIÓN)

No me lo creo, en serio.

Ahora hemos llegado al momento

en el que a mí solo me queda un delantal

y tengo que decidir para quién de los dos es.

Para mí, el candidato que tiene un nivel

un poco más alto en cocina es...

(Gritos y aplausos)

Superafortunado teniendo en cuenta

los que nos hemos encontrado en este casting.

(SE EMOCIONA) Fue una experiencia...

Brutal.

Bueno, pues ya tenemos a los 15 aspirantes

y entre ellos está el séptimo "MasterChef España".

Dentro de 13 semanas comprobaremos

quién ha tenido mejor ojo.

Oh. Jordi, no te adelantes

a los acontecimientos y no corras tanto

que esto es una carrera de fondo. Y yo estoy deseando comenzar

porque además, lo vamos a hacer con uno

de mis ingredientes favoritos.

¿Nos vamos? Vamos.

Al lío. Vámonos.

Vamos corriendo.

(Sintonía)

(Música)

Nos trasladamos hasta Burgos para adentrarnos

en una de las abadías más espectaculares de nuestro país,

el monasterio de San Pedro de Cadeña.

Fue construido en el año 902 y ha sido declarado

bien de interés cultural.

Entre sus muros viven los monjes trapenses, una orden de clausura

dedicada a la oración y a la contemplación.

Aquí, vivió la familia del Cid Campeador en su destierro

y en este altar descansó su cuerpo sin vida durante dos siglos.

¿Y los jueces? -No están los jueces.

-¿Dónde estarán, dónde están?

-Mira. -¿dónde están?

-Oh. -Hala, en tractor.

Vamos, Pepito.

Ah. Que te adelanto.

No, no. ¡Samantha!

-¡Apárcalo!

¿Qué ha pasado aquí, qué ha pasado aquí?

Te has chocado. Se ha venido abajo.

Qué precisión, Jordi. ¿Has visto?

Cómo se nota que lo tuyo, hijo...

Jordi tiene su puntito, es muy "fitness" y creo que compré

aquella portada que protagonizó en su momento.

Además, a mí me gustan un poco ficus, de los que quedan

bien en una esquina, pero no molestan.

Bienvenidos al monasterio de San Pedro de Cadeña.

Sé que aún nos cuesta asimilarlo,

pero creéroslo, sois los aspirantes

de la séptima edición de "MasterChef", enhorabuena.

(GRITAN)

¡Sí, señor!

Entiendo que estéis ilusionados,

pero también quiero que seáis conscientes

de la gran responsabilidad que implica. Vamos a poner

vuestra vocación a prueba como lo llevamos haciendo

con los 90 aspirantes que ya pasaron por estas cocinas.

Cierto. Tú, imagínate lo que es estar aquí

15 personas después de haberse presentado

más de 24000, es un lujo.

Desde hace más de 300 años algunos monjes trapenses

se dedican a producir un ingrediente de cocina mágico.

Y al que, aunque parezca mentira,

nunca habíamos dedicado un cocinado.

Un licor, un licor... Un vino...

Mucha atención, aspirantes, porque vais a debutar

en "MasterChef" cocinando un menú

que tiene como ingrediente estrella...

La cerveza.

Bien. -Toma.

-Sí, señor. -Birra, birra.

-¿La cerveza, en serio. cocinaremos con cerveza?

-Lo máximo que hice con cerveza fue una tempura solo.

Por sorprendente que parezca, los monjes trapenses,

son, desde hace siglos, expertos productores de cerveza.

Con la ayuda de Dios. Saben mejor que nadie

que la cerveza es un alimento de ingredientes naturales

elaborado con mucho mimo.

Por tanto, queremos que este cocinado

sea un homenaje

a estos grandes conocedores

de algo tan nuestro como es la cerveza.

Perfecto. Cocinareis divididos

en tres equipos, el de Pepe, el de Samantha y el mío.

Este año hemos hecho una apuesta personal por cinco de vosotros

y queremos aprovechar esta primera prueba

para comprobar si hemos acertado. Somos vuestros mentores,

nuestra reputación está en juego

y vamos a exigiros mucho o más si cabe.

Madre mía.

¿Lo habéis entendido? (TODOS) Sí, chef.

Lo veremos. (RÍEN)

Lo vas a ver.

Tres de vosotros nos tenéis un poco desorientados,

Natalia,

Aitana... ¿Yo?

Y Carlos. ¿Yo?

La cocina os apasiona y tenéis un potencial enorme,

pero, francamente, dudamos bastante de vuestra capacidad de liderazgo.

Ay, madre mía. -¿Por qué?

Y como estamos en la primera semana y "MasterChef"

va de retos, hoy seréis los capitanes,

Vamos, vamos. -Vamos, Aitana.

-No, pero bien, bien, todo bien.

-Me encanta, me encanta.

Natalia, no tengo ninguna duda de que al bueno de Avelino

lo mangoneas como quieres. (RÍEN)

Pero necesito comprobar si ese remango lo tienes también

fuera de la cocina de tu casa. Pero con Avelino ya llevo

unos años para tenerlo así.

(SONRÍE) Pero puede dormir tranquilo

porque lo haré genial como capitana o, al menos,

dejaré la piel en ello para conseguirlo.

Aitana, los dos sabemos que eres puro nervio.

Sí, demasiado. Ese nervio bien usado,

puede convertirse en un motor de trabajo inagotable,

pero mal usado puede provocar el caos.

Una catástrofe. Capitana el primer exteriores

de "MasterChef"... (RESOPLA)

Carlos, tú dices de ti mismo que eres un líder natural.

Natural. Que donde vas, destacas.

Triunfo. Quiero comprobar si ese don tuyo

de manejar grupos es también aplicable a la cocina.

Mañana, a las cinco de la mañana en pie todos.

Al principio me costará por ser la primera vez,

es en cocinas que nunca disputé una cocina con tanta gente,

pero creo que lo puedo hacer bien.

Samantha, tú que eres mi princesa,

tu príncipe no te fallará.

Mucha atención, aspirantes,

porque llegó el momento de descubrir

el menú al que os tenéis que enfrentar.

Serviremos seis platos y el primero de ellos

corre a nuestro cargo, equipo azul.

Consiste en un entrante,

volován relleno de "duxelle" a la cerveza.

El segundo plato es para vosotros, equipo blanco.

Se trata de otro entrante,

crema de guisantes a la cerveza con morcilla de Burgos

y huevito frito. Qué rico.

-Muy bien.

Os vamos a proporcionar una morcilla de Burgos

que no solo viene avalada por el sello de calidad

Tierra de Sabor, sino que además,

tiene la certificación

de la indicación geográfica protegida.

Vamos, que es la morcilla.

Con lo que me gusta una buena morcilla.

Continuamos nosotros, equipo rojo, con un principal,

merluza rebozada a la cerveza con verduritas horneadas

al vapor y salsa tártara.

-Muy bien, muy bien.

El cuarto plato es del equipo azul y es también un principal,

pollo a la cerveza con berenjenas escalivadas.

Pasamos al dulce, equipo blanco, el quinto plato consiste en...

Coca de cerveza y manzana y cremoso a la vainilla.

Jodido, eh.

Atención, equipo rojo, para cerrar este menú

con sabor a cerveza otro postre,

trufas de chocolate y cerveza con Chantilly de tomillo.

Qué rico.

Cocinareis para 100 comensales, todos ellos son expertos

productores de las mejores cervezas españolas.

Qué fuerte, tío.

Deponéis de 120 minutos para elaborar las 100 raciones

de cada plato. Quiero ver rock'n'roll

desde el minuto uno, ¿entendido?

(TODOS) Sí, chef.

Un año más, nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios para cocinar

y donará el excedente que no uséis a comedores sociales.

¿Estáis listos para comprobar

qué significa ser aspirante de "MasterChef"?

(TODOS) Sí, chef. ¡Pues ahora, sí, que arranque

la séptima temporada de "MasterChef", todos corriendo

a por ingredientes y a cocinas en tres, dos, uno, ya!

Vamos. -Venga, vámonos.

-El séptimo de caballería.

-Vamos, Aitor.

¡Vamos, vamos! Venga.

Venga, tira, tira. Vamos, al lío.

Vámonos. -Al lío, vamos.

-Venga, va, alegría.

Capitanes, venid aquí, por favor, que tenemos novedades.

Aspirantes, la cerveza no solo es un gran aliado

a la hora de cocinar, también lo es a la hora de comer.

Saber maridar bien los distintos tipos de cerveza

es un arte que solo unos pocos dominan.

Pero estáis de suerte, por primera vez en "MasterChef",

vais a recibir ahora mismo una clase magistral

sobre maridajes de cervezas.

Uf. Y lo haréis de la mano

de uno de los grandes maestros sumilleres de este país.

Adelante, por favor, Juan Muñoz.

(APLAUDEN)

Maestro. ¿Qué tal, Juan, cómo estás?

Muy bien, para mí es un honor, la verdad, estar en "MasterChef"

y poder explicar la calidad y diversidad que tenemos

de las cervezas en España.

Presidente fundador y de honor

de la Asociación Española de Sumilleres

y posee la medalla del mérito agrícola,

galardón que da el gobierno francés

para premiar a los mejores sumilleres del mundo.

Así que ya podéis tomar buena nota de su sabiduría porque, atención,

capitanes, decidiréis con qué tipo de cerveza

queréis que los comensales disfruten de vuestros platos.

¿Me he explicado bien, capitanes? (LOS TRES) Sí, chef.

Juan, cuando quieras.

Muchas gracias. Adelante, maestro.

Bueno, pues en primer lugar, la primera que elegimos al azar

es una cerveza negra, notas muy cremosas

y de sabor amargo. Esta unión es perfecta

para acompañar y contrarrestar según qué tipo de platos.

Cremosidad, amargor, regaliz...

La número dos es una cerveza de trigo,

perfecta para arrastrar

los componentes que pueden tapar los sabores.

Siguiente, tenemos dos cervezas de baja fermentación,

en primer lugar, la típica lager rubia estival.

Es una cerveza muy ligera que es ideal para acompañar.

El siguiente lugar, una lager, pero ya especial,

en este caso hablamos de una cerveza donde ya aparecen

las notas de malta y esto hace que sea ideal

para contrarrestar los platos que van cocinados

con aceite, por ejemplo.

A su lado, una cerveza extra, la cerveza también tiene derecho

a respirar en la copa.

Para finalizar, una cerveza de abadía, es una cerveza

que entra en nariz de una forma agradable, fresca

y en boca parece la nota de flores ideal para acompañar

platos de fruta y vivaces.

Yo la pondría con el postre, vamos, blanco y en botella.

Como anillo al dedo. Y estas son las seis cervezas

que tenéis para combinar.

(Aplausos)

Maestro, qué bien lo ha contado. Por favor.

Capitanes, para que todos dispongáis del mismo tiempo

de cocinado, empezará a trabajar el equipo azul.

15 minutos más tarde, lo hará el equipo blanco

y 15 minutos después, el equipo rojo.

¿Lo tenéis claro, no? (TODOS) Sí, chef.

Pues, equipo azul, a cocinar en tres, dos, uno, ya.

Vamos a ello. Vamos, vamos.

Venga. -Venga, suerte.

-Venga. -Capi, Nata, el proceso,

ahora que me di cuenta, podemos pintar la masa,

directamente, y colocar las tres. -No, yo las cortaría

y según montas, las pincelas.

-Vale, lo que tú digas.

El equipo azul comienza con el entrante

mientras Natalia, Osiris y Sara se encargan del hojaldre

para montar los volovanes.

Alicia y Josecho cortan la cebolla

y champiñones para la duxelle a la cerveza.

Capi, un minuto, ¿te parece bien

el picado este, suficiente? -Lo picaría un poco más.

-Lo que vos digas.

-Cuidado con el codo, Josecho. -Perdona.

-Que no me dejas sitio.

(JOSECHO RÍE)

Yo suelo estar siempre eufórico y soy bastante optimista,

lo he sido toda mi vida.

Josecho, ¿sabes la película de "Dirty Dancing", la viste?

-Sí. -Este es tu espacio y este el mío.

(AMBOS SONRÍEN)

-Esto son como hormigas. -¿Sí?

-Pa, pa, pa. -En línea.

-Tía, mira lo que dice Osiris, cortarlos en bloque.

-Ah, claro, terminamos primero. -Sí, tía.

-Estoy muy nerviosa. -No te preocupes.

-Me encanta dirigir porque si no diriges,

no salen las cosas bien. A mi novio lo hice a mi semejanza

que haga lo que le digo y así funciona todo.

Aquí no está él, entonces, pues me buscaré a otro, o sea,

no a otro novio, sino a otra persona que mandar.

(RIENDO) Que me quiero seguir casando.

Equipo blanco, empieza el rock'n'roll.

¿Lo tenéis claro? (TODOS) Sí, chef.

Pues al lío, a currar en tres, dos, uno, venga.

Suerte, ¿vale? -Venga, suerte.

Vamos que nos vamos.

Mientras Gloria corta la cebolla para el sofrito de la base

de guisantes, Aleix prepara

las carcasas de pollo para hacer el caldo.

Y Marcos corta la morcilla que pasará después por la plancha.

Madre mía, qué producto más rico, por Dios.

-Qué bien la morcilla, bien, bien.

Para el postre, Aitana extrae las semillas de las vainas

de vainilla para la emulsión que más tarde usará en el cremoso.

Y Valentín comienza con la masa

de la cocas mezclando la cerveza con la harina.

Mira, mira. -Ole, ole.

-Ponte unas cañas, unas cañas, venga.

-Te voy a poner una doble. -Ponme una cañita.

-Que yo fui camarero no mucho tiempo,

las cosas como son. -Me parece un marrón ser

la primera vez capitana porque ni si quiera nos conocemos.

-Pero si nos comunicamos,

lo podemos hacer bien. -Sí.

Vamos, equipo azul, cómo estamos.

Hola, Pepe. Natalia, qué tal, cómo vamos.

Bueno, pues cortamos los volovanes porque creemos

que es lo que más tiempo

te llevará a la hora de montarlo y demás.

Vale, ¿y el siguiente plato, qué pasa?

¿Por qué no ponemos y organizamos mejor?

Porque ellos pican y a la vez

preparan la cebolla para hacer la cama de pollo.

Vale, lo ves así, eres la capitana, tú decides.

Como no corramos, no llegamos. No llegamos, ¿no? Vale.

Josecho, ponme firme a esta chavalería

porque son chavalas a tu lado, podrían ser tus hijas.

Sí, qué cabrón.

Mi primera prueba por equipos me parece extraordinaria,

primero, me estoy divirtiendo muchísimo y aunque sea más mayor

la experiencia es un grado.

Venga, equipo blanco, un poquito de sangre, de ritmo,

un poquito de caña. Estamos en ello, Jordi.

Capitana, venga para acá. Dime.

Dime cómo organizaste el equipito. ¿Cómo? Pues puse a Gloria y Aleix

con la crema de guisantes y a Marcos con la morcilla

y huevos de codorniz.

Y él hace la masa de hojaldre

y yo estoy con el cremoso de vainilla.

Suena bien. Va.

Seguid así, no os relajéis, dale caña al cremosito

que tiene que enfriar y tomar cuerpo.

Venga, va, gracias, Jordi.

-Chicos, qué hago con esta masa, esto está blandísimo.

-Sí, lo está, sí. Aleix.

-Dime -¿Sabes por qué puede estar

tan líquida, tío? -Cuando lo dejamos reposar,

creo que endurecerá un poco. -Muy bien.

Entonces, voy a dejar esto reposar, voy a hacer otra.

-Vale, bien, pues haz otra tanda. -Venga, vámonos, venga,

con las manos echa ahí. -Cuidado.

-Ole. -Pero eso se coge un cazo.

-No, yo voy por puñados para medir.

Equipo rojo, solo faltáis vosotros.

Qué nervios, qué nervios. -Qué ganas.

Pues a trabajar en tres, dos, uno, ya, vamos.

¡Vamos! Ponte por aquí, por aquí, vamos.

En el equipo rojo, Carlos y Carmen limpian

las merluzas para el primer plato.

Espera, cuidado, que estamos aquí. -Ya, lo siento, el tiempo es oro.

-Ya, pero... -No, son minutos que perdemos.

-Señora, tranquila. -Me pongo de los nervios.

-Mira, como superrural,

preparada para trabajar ni nada de joyas ni maquillaje

ni nada con este peliño que me pusieron, no puedo estar

más preparada para el cocinado, hija mía.

Lali y Teresa comienzan a derretir el chocolate al baño María

para las trufas de chocolate y cerveza.

Estoy como loca con esto del chocolate.

-Sigue ahí, chocolatito.

-Me estoy estresando un poco.

Mientras, Jeancha tornea las verduras que cocerá al vapor.

Dios.

La bicharraca esta cómo está.

¿Cómo lo llevas? -No me des con el codo.

-¿Cómo llevas lo de la chalota? -Bien, pero no me des con el codo,

yo sé que nosotros somos de contacto.

-A pesar de la edad, verás que yo manejo la herramienta

como Dios manda, no tengas duda. -Ninguna.

(SONRÍE) Me quedé muerto, matado. -Y yo también muerta máximo.

-Josecho. -Qué pasa contigo, grizzly.

-El oso, el grizzly me llama. -¿Por qué?

-Por oso. -El oso grizzly.

Todo lo gestiono bien siempre y cuando se me diga

con palabras correctas,

sin gritos y con delicadeza porque soy tierno como un osito.

Vamos a ver, equipo azul, cómo vamos.

Pues haciendo esto aún, Pepe. A ver, ¿por qué no metemos

volovanes ya en el horno? No sé, digo yo,

¿por qué lo dejamos ahí, para qué? Si hay un horno encendido.

Vale. Esa duxelle ya tenía que marchar.

Alguien tiene que picar

más rápido y me preocupa mucho la berenjena.

Esta organización no la veo clara. Pepe, si no sigo con los volovanes,

no llegamos. Vale, pero unos con volovanes,

otros ponen berenjenas,

otro con el pollo y otro la duxelle.

Que somos cinco. Bueno, seguid sin escucharme,

pues me voy, no pasa nada. Que sí, que te escuchamos, Pepe.

-Estos los pongo al horno, ¿vale? -Vale.

-Ponte 50, pero hay que hacer más, dedícate a estos y yo hago más.

-Vale, Osiris, tienes controlado eso, ¿no?

Pues echa sal y pimienta para prepararlo.

Lo marcamos en la parrilla. Tenemos el horno lleno

con los volovanes, así que meteré el pollo en la brasa para que

solo le peguemos un golpe de horno y se haga.

-Me aterra el postre, me aterra.

Jo, madre mía, nunca separé tantas yemas.

-Va a ser como un caldo de pollo, que haya algún huesito,

pero es más caldo de pollo. -Perfecto.

-¿Qué tal te va, mejor que antes? -Estoy cagado con los tiempos.

-Tranquilo, tienes tiempo, ¿vale?

(RESOPLA) Se acabó, si queremos que esto salga,

con la mano. -No se puede pegar.

-Nada de pejilguerías. -Va, en cuanto acabes esto,

por favor, pones lo que echamos antes

a ver cuánto nos ocupa en la bandeja de horno,

a ver cuánto nos da, si te parece, no quiero ser mandona.

-No, pero tienes que ser mandona, tú, no te preocupes.

-Cuando estoy con estrés me pongo más seria y me entran

nervios y haz esto y esto...

Es verdad que a priori soy

como alegre y tal, pero luego soy...

Más que manducona, me pongo de mala leche a veces.

-Ya está hecho esto, lo dejamos reposar y se queda.

-Perfecto, me parece bien, sí.

Dios, ahora no sé por dónde tirar.

A ver, Carlos, en la prueba de exterior lo más importante

es la organización del equipo, ¿cómo lo organizaste?

Está Teresa que es una fenomenal en el tema del chocolate

y como es así, no se le dice lo contrario.

-Estoy derritiendo el chocolate. Se hace después, primero la nata.

Ah, vale. Porque tiene que enfriar,

así que hierve nata a la vez que haces esto.

Siempre hay que maximizar el tiempo.

Vale. Se hacen dos, tres, cuatro,

cinco o diez cosas a la vez. Me encanta Samantha

cómo ha entrado con ese abrigo maravilloso, perdona, ideal.

De verdad, no querría estar en otro equipo ni loca, me encanta.

Vamos, a ver, Carlos, te organizaste bien,

eres líder y tal, pero el pescado os lo estáis cargando,

así que llamo al maestro cortador

y os va a ayudar. ¡Maestro Jordi, por favor!

¡Te necesito! ¿En serio? No, hombre, no.

Ay. ¿Qué ha pasado?

Mira lo que hace mi equipo.

Mira. Le han dado una paliza.

Levanta, levanta. A ver, amigos míos,

lo primero, hago un corte aquí y directo me voy atrás, atrás,

atrás, atrás, con un solo corte.

Vale, vale, me queda claro.

Haría lo mismo aquí, cojo por la ventresca con cariño,

hago tensión y tic, tic.

Con un cortecito que hagas...

Vale. Y ahora, sacaré el primer lomo.

Vale. ¿Y esto, cómo lo cortamos ahora?

Más o menos, lo que vais a cortar

serían piezas así. Vale.

Esto es una ración, me faltan 99, ya puedes correr.

Vale, gracias, Jordi.

Lo que tenéis que hacer es aprovechar todo

lo que escuchéis aquí, ¿oído? Oído, chef.

Pues a currar. Vale, lo pongo aquí todo, ¿vale?

-Venga. Teresa, échalo todo, todo.

-A cañón, estoy echando todo. -Échalo todo.

-Mejor que sobre. -Siempre que sobre no que falte.

-Sin problema. -La nata, la nata.

-Dale, dale.

Esta va a estar buenísima.

-Señores, que no terminamos, señores.

-Que sí terminamos. -Vamos, tranquilidad.

-Déjame un poco y échame más.

-Lali, partimos de la tempura. -Sí.

-Bueno, el rebozado. -Sí, tempura.

-¿Metemos antes la harina...? -Al final la cerveza.

-La cerveza, vale, ¿lo hacemos mejor con harina

de garbanzo que la normal? -Sí, por hacer algo diferente.

-Mejor, ¿no? -Sí.

-Venga, peña, vamos.

-¿Qué cantidad echo de cerveza, la que me parezca?

¿Calculo, capi, como lo equivalente a tres botellines, por ejemplo?

-A ver, ve echando, Josecho.

Remueve, yo lo dejaría así ya. -Lo que vos digas.

Mi madre, es abrasivo ni en el desierto hace tanto calor.

-Saco los primeros volovanes. -Vale.

A ver, equipo azul, cómo vamos. Las berenjenas las tengo hechas,

esperando que se enfríen. A ver, capitana, ven aquí,

por favor, Natalia. Qué.

¿De quién fue la idea de pasar el pollo por la brasa?

¿No iba al horno? Sí, pero decidimos marcar

para que quede más crujiente la piel.

¿Sabes qué te digo? ¿Qué?

Que es una decisión tuya, ¿no?

Pues está bien tomada. Ah, vale.

Bien, eso es lo que hay que hacer,

Natalia, bien, es lo que hay que hacer.

Me vas a... No, alternativas,

está el horno ocupado, necesitamos el pollo,

lo hacemos aquí, claro, pensemos con la cabeza.

Venga, fenomenal, ahora sí, parece que remontamos, señores.

Chicos, dadle caña a las manzanas porque no entra la coca

al horno sin las manzanas. -No, tranquis, vamos bien.

-No quiero irme a la final. -Aquí no va nadie a eliminación

en este equipo, así que venga. ¡Aspirantes, los 100 comensales

están a punto de llegar al monasterio!

Os recuerdo que todos ellos son expertos cerveceros,

así que no quiero ver nada de chapuzas.

¡¿Entendido?!

(TODOS) Sí, chef.

Equipo rojo, escuchadme todos, me voy superpreocupada

porque no os veo organizados, sobre todo, porque pensáis

que cocináis para vuestro marido y vuestros hijos en casa

con los cacitos de la Señorita Pepis.

100 comensales. Vale.

Os dejo que me voy con los comensales.

¿Ya lo tenéis? -¿Sigo?

-Si quieres, dale vueltas sin hacer fuerza.

-Listo, gracias, sigue, capi. -¿Eso? Eso es un grumo total.

-Ese es el bueno, madre mía, tiene una mala pinta

que habrá que repetir. Mira eso qué pinta tiene.

-Chicas, saldrá, tranquilidad.

(Música)

Bienvenidos a la séptima temporada de "MasterChef".

Nuestros aspirantes elaboran un menú de seis platos para hacer

un homenaje a ese producto que conocéis tan bien, la cerveza.

Espero que la inexperiencia y los nervios, no les jueguen

una mala pasada, nos vemos en un rato.

(APLAUDEN)

Capitanes, dejad lo que estéis haciendo

y venid aquí ahora mismo, por favor.

Aquí, Natalia.

Llevamos siete años de concurso y pensamos que llegó el momento

de dar a la sala la importancia que merece.

Por eso, hoy dos aspirantes

de cada equipo ejercerán de camareros.

El equipo que no ofrezca un servicio de sala profesional,

no podrá ganar esta prueba, ¿queda claro?

Vale, chef, sí. Natalia, empezamos contigo.

Escojo a Josecho por lo...

Amable que es y escojo a Alicia porque lo mismo,

tiene mucha clase y elegancia. Josecho y Alicia, camareros

de tu equipo, perfecto, Natalia.

Aitana. Yo escojo a Marcos porque

me transmitió una serenidad en el cocinado que creo

que al servir es bueno. -Mira, con puntillita y todo

me quedó este, perfecto. -Y a Aleix.

Carlos. Lali y yo como capitán de equipo

para dar la cara hasta el final.

Vale. Pues, capitanes,

en cinco minutos arranca el servicio, así que...

Vámonos pitando, venga, trabajando a cocinas.

Hay que aligerarse.

A ver cómo nos sale el invento Sí.

Venga, vamos. -Hay que poner más.

-Venga. -Osiris.

-Háblame. -La berenjena muy bien.

-¿Sí o no? -La madre que lo parió, cómo quema.

-Los volovanes están todos con esos, ¿no?

-Sí. -Metemos ya el pollo.

-¿Extender platos? Van a salir ya.

-Vale.

-¿Pelas bien? -No son los mejores huevos

del mundo, pero alguno que otro sale bien, ¿no? Más o menos.

Llevamos 30. -¿30?

Vamos mal de tiempo con los huevos, muy mal con los huevos.

Acércame las yemas, por favor. -Las echaría ya.

-Venga, va. Va, eh.

-Échalas, échalas.

-¿Cómo va, Marcos? -Ahí voy, ahí voy.

-Vaya diferencia de cocinar aquí

a mis niños, con mi música, mi tranquilidad.

-Yo estoy supercontento. -Marcos, ¿sabes una cosa?

-Cuéntame. -Ahora es cuando noto

que mi suerte cambia. -En serio, Gloria, y la de todos.

-No, porque esto no me lo esperaba nunca

y cuando ya... -Me vas a hacer llorar, Gloria,

por favor, va. -Te lo mereces, que lo haces bien,

dale para delante, deja la mala suerte atrás.

Que puedes tener

posibilidades, que no siempre será todo mal, ¿sabes?

-Venga, vámonos, chicos, vámonos.

-Bonitos míos, ¿no eran tres verduras?

-Una, dos y tres. -Ah, ¿esa era la tercera?

-El brócoli, sí. -Al vapor también.

-También al vapor.

Equipo rojo, estáis trabajando fatal, esto qué es.

Este chapapote qué es.

¿Esto es una "ganache"? ¿Esto es trufa?

No. Esto es un desastre

y además os conformáis, sabemos que no está bien,

nos la pegaremos, pero nos da igual.

¿Vale? Esto se retira y empezáis de nuevo.

Venga, vamos. Pero con cañita, ¿vale?

Ya podéis correr. Vámonos.

-Voy echando esto, ¿te parece? -Sí, sin miedo, dale.

-¿Se hace si pongo una tercera fila?

-Sí, sí, sí.

-Pues haré como rascacielos. -Sí. Carmen.

-Dime. -Lo de...

La salsa tártara cómo lo ves, ¿nena?

-Mal. -Madre mía.

-Venga, vamos, venga. -Lali, ¿está homogéneo?

-Sí. -¿Te parece bien? Ahora, así,

ahí, es lo que le gusta a la gente, levanta otra vez, otra vez.

Sí, échale nata. -Hay que aligerarse.

Natalia, ¿voy para allá? -Sí, ya puedes venir a rellenar.

-Pues, venga. -¿Está bueno el relleno?

-Sí. -Venga, voy con el cebollino.

-Vamos allá, ¿no?. -Venga.

-Venga, va. -Cucharada sopera

que te será más fácil.

Menos, menos. A ver, equipo azul,

¿estamos emplatando? Sí.

Vale, fenomenal. Capitana, te recuerdo algo más,

que hay que elegir la cerveza con la que maridar este plato.

Yo escogería la primera, la negra. Cerveza negra ponemos aquí

para que los camareros lo vean. Vale.

Vamos rellenando, rellenando, oye.

(JOSECHO RÍE)

Dame brío que tienen que salir los platos.

Me dará un infarto,

te lo juro, una taquicardia. Me lo dará a mí.

(SONRÍEN) Aspirantes camareros,

Josecho y Alicia, por favor, quítate, te pones este

Voy. Y sois vosotros los primeros

que cogéis los platos y el resto de camareros os seguirán.

(RÍE) Un poquito de marcha y brío,

adelante, venga, rápido ahora.

Enseguida montando aquí. Sí.

-Como locos. Venga, poniendo platos.

No sudaba así desde la EGB. Oye.

Comenzaremos con un entrante elaborado por el equipo azul.

Volován relleno de duxelle a la cerveza.

Muchas gracias a todos por acompañarnos

en esta séptima edición de "MasterChef".

Me va a quitar el puesto. Es un volován

de una duxelle de hongos y setas adornadas con un poquito

de cebollino y ha decidido la capitana acompañarlo

de una cerveza negra que espero que esté rica y os guste.

-Muy bien, gracias.

Que aproveche. Muy bien, suerte.

-Gracias, la necesitamos.

Bueno, hoy para empezar tenemos un menú con mucho sabor.

Sí. Qué significa una marca de calidad

como Tierra de Sabor para pequeños productores como vosotros.

Para nosotros es la confianza que da siempre productos gourmet

pues estar dentro de la marca, primero, es un orgullo

y es mucho apoyo. Qué bien, me alegro.

Y qué tal el plato. Muy rico, a mí me ha gustado,

la cerveza la encontré, un poco fuerte para el plato,

pero estaba rico. El hojaldre estaba muy bien hecho.

Pues empezamos bien, gracias.

(Canto gregoriano)

Estamos en un convento, deberíamos de cantar

música gregoriana, evidentemente.

(TARAREA)

Os deleitaré con un "beatbox" de los guapos, tronco,

que vengo de El Bronx.

(RIENDO) Sí.

(HACE "BEATBOX)

¿Qué tal? -A ver si les gusta.

-Yo he soltado un "speech". -¿Sí?

-Sí. -Pero guay.

-Oye, por favor, ¿alguien puede venir a picar esto

ya de una vez? -Pues ya está, a picar berenjenas.

-Allá voy. -Vamos.

-Muy bien, voy a amasar ya.

-Mira, como la misma vida,

ahora la manejo. -Me tiene que salir la coca

por intercesión, por favor.

Además, tenemos el monasterio, tenemos la de Dios

liada aquí. -¿Vas los domingos a misa, no?

-Eso cuentan. -Apago esto y pan.

-Voy. -Al horno, venga.

-Hay que acordarse del pan. -Sí.

-Acordarse del pan, sí o sí.

-Venga, va. -No tenemos ninguna coca

en el horno. -No tardo nada, chicos,

y emplatamos ya.

-Venga, nos ponemos, chicos. a emplatar.

-La crema está lista, mira qué textura,

Vaya crema brutal esto.

La bandeja esta ponla aquí y esto aquí, ¿vale?

-Vale. -Aquí se moja y se mete, mira.

¿Vale? Y la metes, ¿vale? Toma Vamos, equipo rojo,

cómo vamos por aquí. ¿Cómo lo ves?

Retrasados, os lo digo ya, ¿has visto la trufa?

No, no. La trufa es un espectáculo,

¿dónde está la trufa? (LALI RÍE)

La trufa, mira. ¿Eso qué es?

¿Qué estáis haciendo muñecos de barro o qué?

(RÍEN) Qué caquita de trufa.

Oye, ¿esto qué es? Como lo vea Samantha...

Parece alquitrán, ¿qué habéis hecho?

Carlos, ¿has visto a Samantha enfadada?

Hoy te enterarás. Se te quitará la simpatía.

Oye, pero esta guarrería, tío. No...

¿Y por qué no lo repetís?

Porque ya lo hicieron, lo repitieron.

Ah, esta es la segunda tanda.

Es la segunda repetición. Madre...

(RESOPLA) -A temperatura ambiente

podría hacer bolitas. Intentarlo.

Lo intentaré, gracias, Jordi. chao, Pepe, gracias.

Aquí no llegamos ni en broma. No.

Carlos, esto no funciona, no se queda suficiente.

-Esto... -Mira es que he echado.

No sé si está bien hecho esto, pero se le despega.

-No va, ¿no? -Esto es una vergüenza.

-La movida es que nos quedemos sin...

-No, estoy haciendo más

porque como salieron así con la de garbanzos,

probaré la de trigo. -¿Está hecho

el pescado por dentro? -No lo sé, cariño.

-Esto no está, esto no está.

-Pero eso tenemos tiempo. -No lo podemos refreír.

-Sí, por favor, crudo, no. -Si lo metemos, se va a revenir.

-No importa, nadie lo sabrá. -Me pones una merluza

y no me entero si la viste

dos veces o 35. -Cómo no se van a enterar, coño.

-Lo vamos a petar con nuestra merluza

y nuestras trufas serán las mejores de España.

-Ay, la madre que me parió.

-Arriba, ahí. -Arriba, ¿vale?

Capitana, ¿tenemos todo para emplatar?

Sí, chef. Cuando esté el plato terminado,

a última hora, el caldo caliente

porque esto está frío, ¿qué calentará el conjunto?

El caldo. Vale, ¿lo tienes bien?

No me necesitas, te dejo sola. Miedo me da.

Venga, montamos, lo tenemos bonito. -Vamos.

-Venga, equipo. -Vamos.

-Aquí tenemos uno emplatado, lo llevo para allá.

-Madre mía, qué platazo. -Hicisteis el plato

más bonito y rico que comí en mi vida.

-Pan ahí, pan. -Vamos.

-Oye, qué estrés es esto. -Joder.

-Estoy desfondada.

Marcos, Aleix, delantales de camarero, ya.

Vale. Capitana, nos falta

algo importante, ¿con qué cerveza quieres maridar el plato?

La extra. Maros, Aleix, camareros, adelante.

Vámonos.

Vale, gracias. -Vamos marcando otra vez.

Continuamos con otro entrante.

Lo ha elaborado el equipo blanco y consiste

en crema de guisantes a la cerveza

con morcilla de Burgos y huevo frito.

A ver cómo lo hacéis. Cuidado.

Que aproveche, caballero.

Camareros, por favor, se sirve por la derecha.

Vale, perfecto.

Y se intenta poner la crema despacito alrededor del plato

para no destrozar el emplatado.

Bueno, Roberto. Hola, Samantha.

Eres el rey de la morcilla de Burgos.

Sí. Cuéntame qué tal estaba

la crema, si te ha gustado el emplatado.

La combinación es muy buena.

El guisante es al final una leguminosa.

A la morcilla la legumbre le va muy bien.

¿Qué huevo frito con morcilla no sería el plato perfecto?

Tenemos aquí un maestro cervecero.

Te he visto quejarte un poco del maridaje.

No te ha gustado la mezcla.

Yo no hubiese elegido esta, hubiese ido a otro tipo

más tipo "pale" o rubia.

¿Y el servicio os ha gustado? Sí, sí.

Sé sincero, aquí se pueden decir las cosas.

Hay que mejorar.

Hay que servir por la parte derecha.

Todavía le falta ese rodaje. Echar ese caldo,

ese jugo de guisantes en un solo punto

hace que te arrastre todo el plato.

Hay que darle redondez al plato, rellenarlo mejor.

Eres un profesional. Bueno, yo trabajo mucho

con la gente que hace estas cosas.

No, sí, se nota.

Está buenísima.

Yo le echaría un poco más de sal. La veo sosa.

No, está de sobra.

No, con más sal la cagamos. -Está buena.

Acuérdate que tú ahora estás comiendo bajo en sal.

Yo no estoy comiendo bajo en sal.

Sí, hombre, sí.

Cuidado, que viene. ¿Qué pasa aquí?

¿Cómo vamos? Qué quieres que te diga.

Oye, ¿son dos masas diferentes? Sí, una con harina de garbanzo

y otra con harina normal.

¿Pero y eso por qué? Porque como ha salido así

con la de garbanzo he probado con la de trigo.

Y parecen buñuelos. Es que parecen buñuelos.

Parecen merluzas diferentes.

Como tú estás de camarero se lo puedes explicar:

"Hemos hecho dos tipos de merluza,

merluza pavía y una que parece merluza frita.

Hemos hecho como dos versiones."

Di que la idea ha sido tuya.

Tranquilo, todo bajo control.

Bajo control. Estoy que me va a dar un infarto.

Hay que tener fe siempre.

Sí, claro, con fe se arregla todo, ya verás.

Estamos mezclando las movidas. -No pasa nada, que fría.

Vale, no pasa nada. Sigue, no pasa nada.

Ya me entiendo yo allí. -Vale.

Ya se lo puedes explicar bien. Ya se lo explicaré bien ahora.

Equipo rojo, con cinco no podíais.

Con seis que somos ahora tampoco.

Venga, vamos a ver si con siete lo arreglamos. ¡Jordi!

¿El manual de fritura y de rapidez lo tienes?

Sois un desastre de los gordos.

Qué vergüenza. Echaré una mano a emplatar.

Sí, es lo que quiero.

Yo voy friendo, no te preocupes.

Los platos deberían estar saliendo ya.

¿Qué pasa, que en vuestras casas no dan "MasterChef"?

Desde casa se ve todo más fácil, ¿eh?

Capitán, brillas por tu ausencia.

Y mira que eres grande y fuertote, ¿eh?

Vamos aquí, señores. Más merluzas.

Colocad tártara y verdurita, venga.

¿Dónde está el nabo? ¿Buscas el nabo?

¿No sabes dónde tienes el nabo?

Aquí, lo estoy poniendo yo ya.

Venga, vamos, vamos. -Vaya movida.

No te estreses, venga. -Vale, no me estreso.

¿Vamos ya con ello? Por lo menos las que tenemos.

Sí. Oye, mandiles de sala y nos vamos.

Venga, va. Vámonos, venga.

¿Vamos sacando? Vamos, Carlos.

Aspirantes camareros, ¿estamos listos?

Listos. Adelante.

Venga, un poquito de ritmo.

Carguen dos platos, por favor.

Camareros, por favor, adelante.

Lo del servicio es lo principal.

Me ha dicho que lo miran un montón.

Vamos a hacerlo bien. -Tranquilo.

Carmen, tu capitán se ha marchado y no ha hecho

algo que es muy importante.

No ha decidido qué cerveza marida este plato.

Vale, la tengo clara creo.

¿Sí, cuál? ¿Dónde está?

Lager Pils. Lager Pils.

Sí. Cartelito ahí.

Me has dado la vida. A emplatar rápido, ¿eh?

Equipo bueno este de Samy, ¿eh? Qué ojo tiene.

Qué ojo tiene Samantha.

El tercer plato corre a manos del equipo rojo.

Merluza rebozada a la cerveza con verduritas torneadas

al vapor y salsa tártara.

¿Sabéis cómo lo vais a hacer? Sí.

¿Creéis que la mejor manera es que venga uno con dos platos

y uno con la merluza?

Pues él va a emplatar y yo poniendo la merluza.

Fenomenal, muy bien.

Ahí paradita estás bien, ¿no? Sí.

Tranquila, ¿no? Tranquila.

No estás agotada. Estoy muy bien.

Carlos que vaya y vuelva. Que ande él y tú te quedas.

Yo me quedo tranquilamente como buena señora

y el señor que vaya y venga.

Cuidado que no se queme la coca, chicas.

¡Ay, la coca! Perdón.

La tenemos ya. Está perfecto esto, ¿eh?

Está perfecto.

Tenemos tres hechas ya para partir.

Vamos, vamos, chicos.

¡A por ello, vamos!

Chicos, qué bien, ¿eh? Estoy súper contenta.

Voy a cortar esto un poco. -Qué pinta esto, ¿no?

Tiene buena pinta. -Genial, genial.

¡Vamos, esa capitana!

¡Vamos, somos los mejores!

¿Qué queréis que salgan 9 o 10? -No, no, salen más.

16 por coca. -Chicos, se tienen que hornear.

Y dos más, tampoco nos flipemos.

¿Estamos emplatando muy pronto?

Lo meto al horno. -Dale, va.

Una.

¿Van tres? -Van dos.

Venga, chicos. Mirad el cremoso.

Ahora ponéis un poco de cerveza.

¿Dónde quieres que pongamos la cerveza?

En el estómago.

(RÍEN)

Vamos, equipo azul. ¿Cómo va ese pollito?

El pollo está en su punto. Natalia, ¿vamos emplatando?

Perfecto. Venga, por favor, adelante.

Vámonos. Venga, rapidez ahora. Rapidez.

Hey, ya está, no te recrees.

No me recreo, ¿no? Eso es, ya está.

Un poco menos, si no a lo mejor no llegamos.

Vale. Fina, que esta la he hecho muy gruesa.

Yo he puesto mucha. -Lo podemos resolver luego.

Qué bonito, por Dios.

Déjame, Josecho, que tengo que servir.

Natalia, mientras vas estirando platos cuénteme usted

con qué cerveza maridamos el pollo.

Esta. Esta. Lager Especial.

Vale, ¿estamos rellenando? Sí.

Venga, rápido, rápido. Ahora sí que hay que correr.

Vale, vale. Josecho, falta salsa en esta.

Josecho, ya podemos correr.

Vale. Esa es la medida. Perfecto.

Oye, Josecho, Alicia. Aspirantes camareros.

Venga. -Es verdad.

El cuarto plato lo ha elaborado el equipo azul.

Y se trata de pollo a la cerveza

con berenjenas escalivadas.

Vamos a empezar por este lado y terminamos por el otro.

Vale, servimos por la derecha.

Que aproveche. -Gracias.

Bueno, ¿qué tal? ¿Cómo vamos con este plato?

El pollo estaba bueno. Quizá un poco hecho.

Pero bueno, estaba bien, me ha gustado.

¿Y a usted? El pollo está rico.

A mí me "gustaría"

cuando el pollo está más hecho en la piel.

¿Y qué le ha parecido con la cerveza?

Realmente creo que esta cerveza

no era buena elección para este plato.

No es la buena. No.

¿Y el servicio?

Me gustó. Sí, sí.

Bueno, salió.

Limpiamos cocinas, señores. Recogemos, venga.

Perfecto, gracias.

Creo que tenemos alguna posibilidad

de que nos pasen los jueces.

Pero estoy notando que el equipo blanco

lo está haciendo muy bien.

El cremoso ya lo tengo hecho.

¿Te ayudo? -Vamos a ponerlo.

El cremoso bien de textura. -Vale.

Vamos, que lo estamos haciendo muy bien.

Bien, ¿no? -¡Vamos, vamos, vamos!

Venga. -Ahí, perfecto.

¡Vamos, esa capitana! -¡Vamos, chicos!

Venga, que esto no ha acabado.

¡A por ello, vamos!

Genial, genial, genial.

La media quenelle. Mira qué bonita.

Media quenelle.

Ha quedado súper mega chulo.

Equipo blanco, ¿cómo está la coca?

Bien, yo creo que bien. Manzanita con cerveza

y el cremoso a la vainilla. De sabor está rica.

¿Tenemos claro la cerveza que acompaña a este postre?

Sí, sí. ¿Cuál?

Ah, claro, la Abadía. Cartelito ahí.

Vale. Perdona, sí. Abadía cremosa con la manzana.

Abadía, aquí está.

Marcos, Aleix, ¿tenemos el mandil de camareros?

Sí, puesto. Pues con los camareros.

Es el turno de los dulces.

Comenzaremos con una deliciosa coca de cerveza y manzana

y cremoso de vainilla.

Y la ha preparado el equipo blanco.

El postre. Que aproveche.

Y para usted. Que aproveche.

Vale, gracias. -Muchas gracias.

Que aproveche. -Gracias.

Nos ha costado mucho elaborarlo, ¿eh?

Así que disfrútenlo, ¿vale?

¿Cómo vamos con el postre?

Pues ya terminándolo. ¿Está rico de sabor?

Está bueno, muy bien armonizado los aromas y el sabor.

El señor parece que se lo ha comido todo.

Sí, me lo he comido todo. ¿Y cómo estaba?

A mí la crema me ha gustado. Y en general bien.

Pues muchas gracias. A vosotros.

Eh, ¿y esto?

Esto son canicas.

Esto no te lo puedes comer. No te has gastado tú dinero

en empastes como para dejártelos aquí.

Madre mía. Muy mal.

No, esto es fácil. Mira.

Joder. (RÍE)

Eh, que no tienes narices.

Troquelado, troquelado.

No, para la Casa de la Moneda y Timbre.

Haciendo monedas, ¿eh?

Teresa, ven aquí.

Dime. ¿Tienes alguno con tu cara?

Que te lo acuñamos con tu cara. Vamos a hacer una de Samantha.

"Samanthus Vallejus Najerus de España".

Teresa, esto no hay quien se lo coma.

No, no, es un truño.

Equipo rojo, venid un segundito.

Sí, chef.

Nos va a vacilar, lo sabes. -Sí.

¿Las habéis probado? Venga, va.

No, hay que probarlas. Sin miedo.

Los que tengáis empaste cuidado, ¿eh?

¿Qué tal? ¿Bien?

Está dura y seca. -Es horrible. Está muy mala.

No tenemos postre. -No vamos a sacar el postre.

Vámonos de aquí. Yo no puedo más ya.

Oye, perdón, las ponemos las trufas.

¿Cómo vamos a poner eso?

Qué bien rápido se vienen abajo.

Si te vienes abajo el primer día

pues anda que no te queda programa.

Vamos. -Venga, vámonos.

Hagan el chantilly que yo voy a poner las trufas.

¿En serio? -Se van a sacar las trufas.

Vale. -Como que me llamo Lali.

Lo siento, he luchado mucho por mi delantal

como para irme a mi casa.

Yo me he comido una que no podía deshacerla.

Has tenido mala suerte.

La que me acabo de comer, buenísima.

Madre mía, está muy duro. -Para mí no está duro.

-Yo hago lo que me digáis,

pero esto está duro como una piedra.

Lo vamos a petar con las trufas.

Se van a cagar. Te lo aseguro.

En su vida se van a comer unas trufas mejores.

Es chocolate negro fuerte.

Por eso necesitamos la crema chantilly.

Para el sifón directamente.

Vale, cierra y le pones una carga.

Otra por aquí.

¿Qué pasa aquí, señores? Pues vamos a servirlo.

Hombre, nos vamos a arriesgar.

Oye, ¿y la chantilly también está hecha?

Sí, acá tenemos. La acaban de poner ahora.

Sí. ¿Sí? Pon un poquito por ahí.

Venga, ponle un poquito ahí. Ahí, con gracia.

Es sopa.

Es sopa. Oye, Carlos, capitán,

¿no tienes nada que decir? Si a estas alturas

después de no decir nada en todo el cocinado

tienes algo que decir me sorprendería.

Por eso me callo mejor.

¿Si a tu casa invitas a comer a unos comensales

darías esas trufas? Sí.

Con dos narices. Con dos narices.

¿Quieres que salga? No, no salen.

¿No? No.

Vamos, no lo deis.

Esto es una guarrada. Si tenemos sentido común...

No, no salen. Yo no me las comería.

Bueno, Pepe y Jordi me han comentado

que el último plato, el postre que ha hecho mi equipo,

el equipo rojo, que no va a ser presentable.

Así que les pido mil disculpas.

Muchas gracias.

Muy mal, las tenía que haber sacado. Son unos cagones.

Me he sentido como una mierda.

Primero me he sentido mal por mí mismo,

porque no he dado la talla.

Segundo por Samantha y mis compañeros.

Aquí todavía tienes una segunda oportunidad

y la voy a aprovechar.

Bueno, queridos comensales, toca despedirnos.

La verdad es que para ser una primera prueba

creo que no ha estado del todo mal.

Y en servicio me quedo tranquila

de que ninguno me tenga que dar el ticket de la tintorería.

Así que muchas gracias.

Como buen amante de la cerveza quiero daros las gracias

a los que hacéis ese productazo para que los que estamos

al otro lado de la barra disfrutemos

de una cañita bien tirada.

Sólo nos queda agradecer al abad,

a don Roberto de la Iglesia, por abrirnos las puertas

de este fantástico monasterio.

Y aunque no vea mucho la tele

seguro que alguien se lo cuenta.

Hasta siempre, amigos.

(Aplausos)

Aspirantes, os aseguro que después de seis años

no me esperaba para nada este estreno de temporada.

Ya, ya. -No, no.

Era un menú casero. Por eso no entiendo el desastre

que se ha producido con alguno de vosotros.

Y me refiero a vosotros, equipo rojo.

Comer vuestra merluza era como jugar a la ruleta rusa.

Debe ser que no os ha parecido suficientemente divertido

hacer un sólo tipo de rebozado.

Y con la trufa habéis inventado un nuevo juego: acuñar monedas.

¿No es así, Pepe?

Confieso que al ver esas trufas no nos ha quedado otro remedio

a Jordi y a mí que tirar del sentido del humor.

Pero la verdad es que de gracioso no tiene nada.

¿No habéis entendido algo tan básico

como que los postres son pura matemática?

¿Y si lo habéis entendido por qué habéis empezado

a echar chocolate ahí a lo loco?

Echo chocolate. Venga, pues echa ahí.

Como no lo pago yo.

Y te ríes, yo veo que te hace gracia.

No me hace gracia evidentemente.

Me río a lo mejor por nervios.

Pero bueno, ahora me pongo seria.

No me siento responsable para nada.

Porque yo he estado allí dando "my best",

removiendo, removiendo. Y cuando aquello se convirtió

en un drama yo ya estaba en otro sitio.

Os aseguro, equipo rojo, que no estoy dispuesta

a seguir cancelando platos

He sido yo el que he tenido la culpa.

No me he sabido encaminar bien, mandarlos bien.

Y nada, me he liado. Se me ha hecho grande

los cien comensales. Mandaba a uno a hacer una cosa,

a otro otra cosa. Y me he cogido los dedos.

Y lo de la harina he sido yo. He mezclado harina de garbanzo

y con las prisas he metido otra harina de trigo.

Ya sabes, no es lo mismo ser un líder en la vida

que ser un líder en la cocina. Apúntatelo.

Muchas gracias, chef.

Eso espero porque no quiero volver a perder.

Bueno, creo que estamos todos de acuerdo.

Equipo rojo, vais a eliminación.

(TODOS) Sí, chef.

La verdad que llegar ya la primera semana

y la primera ha sido golpe en la frente.

Puñetazo de realidad en toda la cara.

Afortunadamente, equipo blanco,

nada de lo que hemos dicho va con vosotros.

Yo personalmente estoy orgulloso

de cómo habéis trabajado.

Os he visto con ganas, con ritmo, con los procesos

claros y las tareas bien encaminadas.

Felicidades. Muchas gracias, chef.

Y felicidades en especial a ti, capitana.

A pesar de que eres un puro nervio

no has dejado que te dominen,

ni siquiera en los momentos de más tensión.

Has sabido transmitir confianza a tu equipo

y hacer que trabajen coordinados.

Jo, qué bien. Gracias.

Se me hace raro estar tan positivo el primer día.

Gloria, ¿tú cómo te has sentido?

Súper guay. Me ha gustado mucho trabajar en equipo.

Sí, muy guay. Muy contenta.

Mucho, mucho, mucho.

Eh... voy a ser la llorona.

Estoy súper orgullosa de mi equipo.

Lo primero el compañerismo,

el apoyo que he notado de todos.

Ha sido una experiencia brutal y estoy súper contenta.

Equipo azul, quiero que sepáis que yo también estoy

muy orgulloso del equipo que he formado.

Porque habéis sido capaces de darle la vuelta

a un cocinado que olía a desastre.

Porque mira que habéis arrancado mal.

Yes. Cuando entro en cocinas y veo

que Natalia os ha puesto a todos con el volován

y que no hay manera de convencerla

de hacer el pollo digo: "Aquí va a arder Troya".

De pronto has dicho: "Pim".

Y tu cabecita no ha parado de tomar buenas decisiones.

Porque ha sido buena idea hacer el pollo a la parrilla.

Muy bien, rubia. Muy bien.

Josecho, ¿cómo has visto a Natalia?

Lo ha hecho francamente bien. La hemos obedecido

porque sabíamos que no contaba estupideces.

Y luego Grizzly, como yo le llamo, sensacional.

El oso. Porque es un oso.

¿Sabes poner acento de oso? Sería...

(GRUÑE)

(Risas)

Saca las zarpas, saca las zarpas.

Pepe, Jordi, se os está olvidando algo muy importante.

El servicio en sala.

Y en eso, aspirantes, suspenso general.

Tres de los cinco platos estaban mal maridados.

Y vuestra profesionalidad como camareros...

un poquito de ciencia ficción.

Quitando a Josecho. Gracias, chef.

Ha sido una maravilla verte servir por la derecha.

El resto, un espanto.

Unos por la izquierda, otros por la derecha,

esperas interminables.

Os aseguro que esto no va a quedarse así.

Y me voy a encargar yo personalmente

de que aprendáis cómo es

un servicio profesional en sala.

¿Os ha quedado claro? (TODOS) Sí, chef.

El equipo ganador de la primera prueba

de la séptima edición de "MasterChef" es...

¡el equipo azul!

(GRITAN CONTENTOS)

Estoy entusiasmado.

¡Gracias, chef!

Y además con aplausos y beneplácitos de tres jueces.

Dale un abrazo. Dame un abrazo, rencorosa.

Que son francamente

duros y exigentes, pero buena gente.

Equipo blanco, equipo rojo, tenéis que enfrentaros

a la próxima prueba de eliminación.

Suerte a todos. (TODOS) Gracias, chef.

Como cada año, vuelven los Campamentos MasterChef.

Si tienes entre 8 y 16 años, te encanta cocinar

y quieres vivir una experiencia inolvidable

en un entorno natural tienes que venir

a los Campamentos MasterChef.

Además, convivirás con concursantes

de "MasterChef Junior".

Este verano, Campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven a Campamentos MasterChef! 02:17:07.000 --> 02:17:08.440 Los aspirantes están a punto

de entrar por primera vez a las cocinas de "MasterChef".

Es algo con lo que llevan soñando muchos meses

y algunos incluso años.

Vamos a ser testigos privilegiados

de la emoción con la que viven este momento.

¡Oh! -¡Oh!

¡Toma!

¡Madre mía, por Dios!

¡Ay, madre mía, qué chulo!

¡Ostras, es enorme!

Oye, qué lujo. Es impresionante, ¿eh?

¡Ay, el abatidor, el abatidor!

¿Te gusta? -Es súper guapo.

Cuando he entrado en las cocinas de "MasterChef"

por primera vez me he quedado atónito.

He flipado. Es un sitio enorme

con unas cocinas súper equipadas.

Está el jurado, te impresiona.

Y ya te vas haciendo a la idea de dónde estás,

que estás en "MasterChef".

Es una "cocinaka" del copón. -Qué pasada.

-Mira, el aceite. -Aceite de oliva.

Ay, los platos. -Los platos son una pasada.

¡El reloj, chicos!

No lo quiero ni mirar. Qué estrés el reloj.

Qué loco, hermano.

Es que parece coña, tío.

¡Ay, el comedor! -¡Vamos, vamos, vamos!

¡Hala, tío! -Qué bonito, por Dios.

Hala, es como muy yo, como clásico moderno.

Qué chulo, tío.

Es todo muy vintage.

¡Ay, mi Madrid, que voy a llorar!

Qué pasada todo, por Dios.

Está redivino. -Está relindo todo.

Es todo ideal. Es como súper emocionante.

Es como: "Dios mío, estamos aquí de verdad!"

Estábamos todos ahí "on fire".

Estoy de los nervios. -Esto es muy bestia.

Yo estoy de los nervios. -Esto es muy bestia.

Bienvenidos de nuevo a las cocinas de MasterChef,

ahora ya como aspirantes con el delantal

con vuestro nombre y nuestro pin.

Enhorabuena a los 15.

(TODOS) Gracias, chef. -Gracias, chef.

Ahora es el momento que recordemos

todo lo que está en juego y por lo que habéis venido

a luchar a estas cocinas.

El ganador se llevará un premio en metálico

de 100.000 euros. ¡Money, money, money!

El trofeo que le acredita como vencedor de "MasterChef 7".

Y la posibilidad de publicar su propio libro de recetas.

Me encantaría publicar un libro.

Además, la Facultad de Ciencias Gastronómicas

Basque Culinary Center de San Sebastián otorga

tres premios para los tres primeros clasificados.

El ganador se llevará un máster en cocina, técnica y producto.

El segundo clasificado un máster en pastelería.

Y el tercero un curso de especialización

de 8 semanas de duración.

Este año además de luchar vosotros por el premio

nosotros también vamos a competir.

Aunque eso no quiere decir que vayamos a favorecer

a los miembros de nuestro equipo.

Sólo llegará a la final el que se lo merezca.

Pepe, tengo que darte la enhorabuena

porque tu equipo viste en este reto el delantal blanco.

Mérito de ellos.

Bueno, ya sabéis que en "MasterChef"

el esfuerzo se premia.

Y ser el mejor de un reto da ventajas.

Natalia, tú fuiste la capitana del equipo ganador.

Y por eso vas a disfrutar de tu ventaja.

Es que no sé si será una ventaja

o no será una ventaja.

Puedes salvar a un compañero de la eliminación.

¡Guau! -Qué guay.

Dinos a quién salvas y por qué.

Es que haga lo que haga, diga lo que diga

va a sentar bien y va a sentar mal.

No te preocupes, Natalia. -Y te van a juzgar.

Lo que tenga que ser, será. Y ya está.

Yo creo que deberías salvar a la capitana.

Yo pienso que sí también. -No, eso ni hablar.

Vale, ya está. Nombre y razón.

Vale, sí. Voy a salvar a Aitana porque realmente fue

la que cocinó conmigo en el 50 a 15.

Me apoyó muchísimo. Yo estaba taquicárdica

y me tranquilizó a pesar de ser un demonio.

Y a pesar de volverme loca.

Porque es la peor persona para tranquilizarte.

Pero aun así sé que me va a dar la alegría.

(GRITA CONTENTA)

(Aplausos)

Natalia, a pesar de las cosas malas que has dicho

sobre ella la has salvado.

Pero yo de Avelino digo todo cosas malas y lo quiero.

Ah, vale. A ver, es que yo soy así.

Bueno pues, Aitana, delantales blancos,

tenéis la permanencia asegurada una semana más en "MasterChef".

Gracias. Disfrutad de vuestra

primera prueba desde la galería.

Enhorabuena. -Suerte. Gracias.

Suerte, chicos.

Delantales negros a vuestros puestos de cocina

porque empieza la primera prueba de eliminación.

Vamos.

Guapa, guapa.

Que es mi amiga.

Es muy amiga mía.

Creo que me estoy arrepintiendo de mi decisión.

Mentira. Qué mentira.

Aspirantes, os enfrentáis

a vuestra primera caja misteriosa.

Eh... Sinchan.

No sé decirlo, perdóname. Jeancha, ¿a que impone?

Muchísimo. Estoy "atacao".

Vamos a descubrir ya lo que contiene. A la de tres.

Una, dos y tres.

¡Oh! -¡Bocata!

¡Hala!

¡Qué guay!

¡Un sándwich!

Ah, qué rico, por Dios.

Yo tengo bocata de calamares.

Qué bueno.

Carlos, parece que respiras.

Un bocadillito de tortilla. Eso es categoría.

Aunque ya hemos dicho que este año el nivel culinario

es muy alto, hemos querido empezar por algo básico:

el bocadillo.

No hay formato más humilde, versátil y sabroso

con el que además se puede ser muy creativo.

Pero muchas veces es muy difícil

encontrar un buen bocata.

Sí, es verdad, ¿eh?

Y precisamente porque el bocadillo

se merece un monumento y nos parece un plato muy serio

hemos invitado al único cocinero español

que ha conseguido la tercera estrella Michelín

en la última edición.

Desde el Restaurante

Dani García en Marbella, Dani García.

(Aplausos y vítores)

(Aplausos y vítores)

¡Hombre!

Qué guay, ¿eh?

Dani, bienvenido una vez más a "MasterChef".

Muchas gracias. Y enhorabuena por esa

Tercera estrella Michelín. Muchísimas gracias.

¿Qué ha supuesto para ti?

Bien, ¿no? La verdad que son veinte o veintipico años

currando para llegar a algo así.

Así que muy contento y felices, ¿no?

Dicho esto, apenas unos días después de recibirla

anunciaste que en octubre o noviembre

cierras el restaurante Dani García.

Cambias tu rumbo en la cocina.

Sé que hemos causado mucho shock con eso, ¿no?

Pero es una cosa mucho más fácil de entender

y súper humana, ¿no?

Llevo veintipico años en esto y he llegado a lo máximo.

Quiero hacer otras cosas, dedicarme a otro tipo

de cocina que también lo merecen, ¿no?

¿Qué planes tienes para los próximos meses?

Que me ha dicho un pajarito que te ha picado...

A Pepe también le picó el bicho de la tele.

Y harás tele.

Bueno, dentro de todo ese tipo de cosas que me apetecen

una de ellas es esa.

Es compartir también cocina tradicional,

un programa diario y me apetece mucho cocinar,

intentar dar algún truco al hacer una croqueta.

Y sobre todo ayudar a todas esas personas que están en casa

a hacer cosas lo más decentes posible y lo mejor posible

en el mínimo tiempo posible.

¿Y dónde es ese programa, que me tienes en ascuas?

En esa casa que todos hemos crecido con TVE.

Ah, qué bien. Y si me apetecía algo

pues me apetece mucho más que sea en TVE.

¿Y cómo se llama el programa? Hacer de comer.

Hacer de comer. Algo más sencillo que eso.

Hacer de comer. Eso implica todo.

Eso implica todo.

Yo estoy deseando descubrir

lo que nos has traído. Por favor.

Eso es categoría.

Intentamos sacar un bocata como un plato de alta cocina.

Hemos metido un poco de cangrejo con kimchi,

por lo tanto hay picante.

Le hemos metido lacón ahumado también.

Es una especie de mar y montaña ahí muy de Jordi también.

tomate seco, pipas de calabaza y hierbabuena.

Qué genio.

Descúbrenos la siguiente campana, por favor.

Es un guiso de rabo de toro. Hay una emulsión,

una especie de mayonesa reducida con su jugo,

un poco de trufa, champiñón crudo, rúcula.

Y es un bocado especial que lo hacemos con ese pan

que tiene un poco más de mantequilla

y cuando está templado es maravilloso en boca.

Y además tiene su truquito.

Porque lo abres, la salsa está aquí encima.

Le das la vuelta, lo echas y te lo comes.

Aspirantes, Dani es todo

un artista en esto de los bocadillos.

Y el último reto de la noche consiste en elaborar

tantos bocadillos como podáis en 75 minutos.

75 minutos. Vamos, loco.

Todo está permitido,

desde lo clásico a la vanguardia,

siempre y cuando esté trabajado.

En el supermercado tenéis todos los ingredientes

necesarios y 25 tipos de pan.

Pero si no os convence ninguno de esos panes

podéis hacer vuestro propio pan.

Para daros todas las claves nos acompaña

la quinta generación de una familia de panaderos.

Nombrado en México panadero mundial.

Desde L'Espiga d'Or

en Vilanova i la Geltrú, Jordi Morera.

(Aplausos)

Buenas.

¡Ay, a este lo vi! ¡Lo vi yo la otra vez!

Qué bien hace los panes, qué buenos.

Buenas noches, tocayo. Qué tal.

Bienvenido a "MasterChef". Encantado, un placer.

Estás al frente de 4 panaderías y 3 obradores.

Exacto, en Vilanova i la Geltrú y en Andorra.

¿En qué ha cambiado el mundo del pan

desde que tu tatarabuela Genoveva abrió

la primera panadería?

Radicalmente. En horas de trabajo.

Antes era un trabajo muy duro. Ahora es más técnico.

Pero lo que hacemos es buscar lo que hacían ellos,

recuperar aquello. No hay otra cosa.

Jordi, ¿cuáles son las claves para hacer un buen pan?

Lo principal es el tiempo.

Tiempo, fermentación, masa madre.

Es un cambio tan radical el que sufre el pan

desde que mezclamos agua y harina

hasta que nos lo comemos que sólo hace falta

dejarlo trabajar a él, paciencia.

¿Serías tan amable de darles una clase magistral

de panadería de esas exprés?

Exprés, ¿no? Rapidito, vale.

Sí, sí, "porfa".

Aspirantes, colocaos delante de cocinas

para que podáis verlo mejor.

Esto de hacer el pan me pone bastante nerviosa.

Claro, es que este chico ha venido más veces.

Porque yo que soy "masterfan" esto ya lo he visto.

El mundo de los Jordis está muy bien, la verdad.

Muy bien elegidos aquí los Jordis.

Hemos dicho que para hacer pan hace falta tiempo.

Y si algo no tenéis hoy es tiempo.

Entonces quien se atreva a hacer el pan

sí que le aconsejo que le dé prioridad.

Necesitaremos mínimo para hacer

unos panecillos pequeñitos media hora de fermentación

y unos 15-20 minutos de cocción.

Primero de todo tratar muy delicadamente la masa.

Aquí os estoy haciendo con una masa un brioche suave

de aceite de oliva sin ningún

tipo de grasa animal y con maíz.

Veis qué forma más chula. -Sí.

Lo dejo fermentar media horita. Lo giraré y al horno.

Otra propuesta.

Esta masa es una masa de tomate seco.

Y aquí por ejemplo os hago una barrita muy chiquitina

alargadita con una punta para quien le guste

el bocadillo con las puntas crujientes.

Lo mismo, fermento media hora y al horno.

Aquí voy a hacer un pan de espelta.

Es un pan de harina integral espectacular.

Se puede hacer tipo chapata

o también podéis hacer otras formas.

El horno lo más alto que podáis.

Tenéis que poner vapor al entrar el pan en el horno.

Si no, no se os va a cocer bien.

Y sobre todo vigilarlo. No lo dejéis abandonado el pan.

Y por último esta masa.

Esto tan raro es un pan de agua.

Es el más complicado de elaborar.

También es más rápido porque tiene que fermentar menos.

¿Y ese color, Jordi? Este color es porque

un cocinero llamado Jordi Cruz me enseñó un cosa

que se llama ficocianina. La ficocianina.

Que da un toque azul muy chulo.

Cuando lo abres en la miga queda una miga espectacular.

Realmente parece un vaso de agua.

Ay, qué bonito. -Qué pasada. Qué bonito.

El resultado tendría que ser este.

(TODOS) ¡Oh!

Tendría que ser. -Tendría que ser, ¿eh?

Tendría, muy bien utilizada la palabra.

Jordi, has traído masas que podrán coger

en el supermercado, ¿verdad? Sí, sí.

Y podrán elaborar ellos su propio pan.

Ya están divididas, porcionadas.

Sólo es el trabajo, fermentación y cocción.

No es obligatorio, pero valoraremos positivamente

que hagáis vuestro propio pan.

Madre mía.

Si me voy la primera de "MasterChef" va a ser

como una frustración heavy personal para mí que te cagas.

Es como el hecho de que no has aprovechado

una oportunidad de oro. Es como: "Vale, muy bien,

te la hemos dado y tú eres una cafre

y no la has aprovechado".

Bueno, Jordi, muchas gracias por esta clase magistral.

Sabes que las puertas de "MasterChef"

siempre están abiertas para ti.

Vuelve con mucho pan. Lo haremos. Gracias, ¿eh?

Gracias. (JORDI) Suerte.

(TODOS) Gracias. -Adiós.

Qué majete.

Aspirantes, tenéis que hacer el mayor número posible

de bocadillos en 75 minutos.

Pero tienen que ser realmente buenos.

Es tan importante la calidad como la cantidad.

Y contáis con otros 3 minutos

para entrar al supermercado a hacer la compra.

Esmeraos porque nosotros cuatro nos vamos a ser los únicos

que cataremos vuestras creaciones.

Van a venir unos comensales muy exigentes.

Y atención, a medida que vayáis acabando los bocadillos

debéis llevarlos al restaurante en donde iremos catando

mientras seguís cocinando.

¿Entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

Pues el tiempo para entrar al supermercado comienza

en tres, dos, uno, ya.

¡Vamos!

(Aplausos)

Fíjate lo que tardan en pasar aquí arriba tres minutos.

Abajo... -Volando.

Y hoy es más complicado.

¿Porque yo de qué hago el bocadillo?

¿Qué más hay por ahí? No os quedéis cortos.

Tenéis de todo: panes, quesos, embutidos, pescados.

Guau, esto me flipa. No sabéis esto cómo es.

Ay, gracias, ¿eh? -Anda, tonta.

A lo te hubieses divertido haciendo bocatas.

Lo que pasa que empiezas: "¿Y qué bocatas hago?"

Quien coja masa fresca tiene que coger

harina para trabajarla.

¿Dónde está la harina?

La harina la tienes ahí detrás.

Vamos a ver. Tiqui, tiqui, ti.

Este...

Salmón.

¿Qué más necesito? De todo.

Ay, huevos, huevos.

Ay, me encanta la calabaza.

Un poco de perejil.

Cinco, cuatro, tres

dos, uno.

¡Tiempo!

¡Vamos!

Vamos, chicos. -¡Marcos!

Madre, mira lo que lleva Carlos.

Mira Carlos qué pedazo de cesta.

Carlos, ¿cuántos vas a hacer?

¡Venga, va!

¡Ánimo, chicos!

Niños, "imaginaçao", "imaginaçao".

A ver si soy capaz de hacer mi propio pan.

Vamos, Carmen. -No sé cómo voy a hacer esto.

Pero bueno, no sé.

Vamos, Gloria, dale al pan.

Dani, tu bocata favorito, ese que tú llegas a casa

y dices: "Esto es lo que más me apetece."

¿Sabes lo que más me apetece que es súper sencillo?

El sándwich mixto o el bikini que se dice.

Yo lo bordo. Y lo que me gusta.

Pero hay que hacerlo bien. Hay que hacerlo bien.

Quieto, con cuidado.

Con cuidado.

Con mucho cariño. Con mucho cariño me han dicho.

Soy de bocadillos más de lo que quisiera.

Y yo aunque sea muy fitness

esa parte clasicorra rancia la tengo.

Así que soy muy de bocadillo y muy de bocadillo de panceta.

Un bocadillo de panceta...

Tú estás en las fiestas del pueblo y te ponen

esa panceta que están haciendo a las brasas en un bocata...

Sé bueno y fermenta.

Pero si hay que elegir uno diría:

esa baguette aireada bien doradita

con tomatito, aceite y un buen jamoncito.

No hace falta que sea el mejor ibérico del mundo.

Pues yo iba a tirar para Francia,

porque me encanta de toda la vida la baguette

con jambon, pepinillo. ¿Qué es eso?

Jamón dulce, mantequilla y pepinillo.

Qué artista con el cuchillo.

Dani, ¿y en "Hacer de comer"

vas a enseñar a hacer algún bocata?

Yo haría uno así a bote pronto de mollete.

Un mollete. Un molletito de carne "mechá".

Ahí con cebollita, vino blanco. Oh, qué rico.

Carmen, el aguacate para casa lo que sobre.

Ya ves. Es oro, ¿eh?

Vale, necesito centrarme.

El limón, me he dejado el li... Ah, no.

Yo vivo en el campo, hago muchísimos asados.

Y voy a hacer bocadillitos

de cerdo, chistorritas, panceta.

Todo como si hiciera en mi casa

pero aquí en bocadillos para los chefs.

Lali, vamos.

Mi "pescatero" cómo lava los calamares.

Como soy pescadero el primer bocata de calamares,

que es lo que me va y lo que me sale bien.

Yo de bocata soy más por la mañana que por la tarde.

Me suelo tomar uno cada mañana.

Pero casi siempre es de tortilla.

No son cosas tan elaboradas como estas.

Pero sí, me gustan un montón.

Se pasa mal, ¿eh? Hay nervios aquí.

Cómo, se pasa fatal.

La verdad que me emociono un montón porque me acuerdo

un montón de mi mujer y del sueño que estoy aquí.

Realmente estoy aquí. No es un sueño, es realidad.

Abandonar "MasterChef" hoy supondría para mí

una decepción y haber fallado a todos los míos

que están en casa viéndome.

Mi familia es mi pilar fundamental.

Me quedé sin padre muy pronto y sin hermanos y sin nada.

Y yo quería formar mi propia familia.

Ya lo tengo, ya lo he conseguido.

Y para mí son mi motor que me arranca todos los días.

Hale, que Dios reparta suerte.

Vamos, Jeancha. Vamos, Jeancha.

Ponte las pilas, chaval.

Es complicado lo del bocata.

No, no, yo haría lo que sea. Y ya aprenderé.

¿Qué pasa aquí, Gloria? Estoy haciendo los bocadillos

como si se los hiciera a mis hijos.

Cuídanos como a tus hijos. Sí, por supuesto.

Yo estoy acostumbrada a hacer de comer

no para un comensal, sino para muchos.

Para un regimiento. Mis hijos comen por cuatro.

Pero mira lo que te traigo.

Eres la primera que recibe el último libro

de "MasterChef", "Cocina de aprovechamiento".

Es un libro muy práctico en el que vas a encontrar

más de 70 recetas para ahorrar en la cocina

haciendo platos fáciles y baratos.

Pero lo más importante es que te enseña a aprovechar

los alimentos que te han sobrado.

Muchísimas gracias. Guárdalo ahí.

Vamos a cocinar mientras. Muchas gracias, chef.

Y quiero ver bocadillos ricos. Eso está hecho.

El de lomo también me gusta. Sí, sí.

¡Ay, que se me quema!

Listo.

¿Hago la mayonesa ya?

Esto no está frío, chico.

(HABLA PARA SÍ)

Ahí vamos.

Venga, bonitos.

¡Vamos, Carmen! El pan para adentro, sí, para adentro.

-Marcos, vamos... -¡Vamos, Marcos!

-Morcilla... eso tiene una pinta del demonio.

-¿Mal... te parece? -No, buenísima,

para mí demonio no es malo.

Carmen, ¿cómo estás?

Bien... nerviosa. ¿Y el mundo bocata?

¿Nerviosa? Supernerviosa.

Encima, no estoy muy organizada, la verdad.

Pues mal vas, entonces. Ya...

¿Cuántos panes has cogido? He cogido...

Uno, dos, tres y cuatro. Y el de allí.

Más el bao... cinco. Es que el que voy a hacer.

Ojo, 75 minutos y cinco panes solo...

Ya... lo sé.

Pues ya los puedes hacer ricos. Sí, lo voy a intentar.

Tenías 25 variedades. Ya, ya...

Me quedé corta cogiendo ingredientes.

¿Y el mono este? ¿Qué pasa aquí? Es mi novio.

¿Es tu novio? Jesús... hombre. Tienen hasta parecido.

Sí, sí, se parecen. Venga, Carmen, suerte.

Gracias. Puf... madre mía.

Esto no va así, no me acuerdo cómo iba.

No me acuerdo cómo iba el "croque monsieur".

Mi madre me hacía "croque monsieur",

al volver del cole, si estaba...

Me hacía el "croque monsieur",

un sándwich típico francés con mogollón de mantequilla,

jamón de york... y queso.

-¡Hala, qué buena pinta, Jeancha! -¿Qué dices?

-Joder... (JEANCHA) Yo lo veo... ¿sí?

-Sí. -No lo recuerdo así de pequeño.

-Le va a poner más queso, bien.

-A ver cómo funciona esto... creo que no va.

-Voy echarlo aquí...

Para que se vaya haciendo esto también...

Sé que estás disfrutando de "MasterChef"

y te apetecería seguir con esta experiencia.

Puedes hacerlo en el restaurante MasterChef, en Madrid.

Puedes probar alguno de los platos

más famosos del programa y conocer a los aspirantes

que han pasado por estas cocinas, es el lugar perfecto para comer

con amigos o la familia.

Tienes más información

en restauranteasterchef.com y en redes sociales.

Vamos, Jeancha, vamos.

Tiene que meter el pan, tía.

-El pan para adentro, sí, el pan para adentro. Muy bien.

-Es que no se le va a hacer...

-Vamos, Carmen, ánimo.

Vamos... -He cogido pocas cosas.

-Tú sabes hacerlo. -No pasa nada.

-Yo estoy igual, ¿eh? -Me he quedado corta

con todo lo que había ahí. Había 4000 cosas...

-Con lo que tienes ahí, sabes hacerlo.

Aspirantes, necesito que me prestéis atención.

Porque los comensales están a punto de entrar...

¡Ay, no! Adelante, Ketty,

Tony, Sofía y Víctor. Finalistas...

Y exaspirantes de "MasterChef VI".

¡Qué ilusión! (GRITA)

-¡Cómo le gustan las morenas a Josecho!

-Es que... fíjate y a Pepe.

Esa morena...

¿Qué tal, Sofía? Muy bien.

-El alcalde y la alcaldesa y Toni con los arroces.

-Qué tal... Muy bien.

(TONI) Volver a "MasterChef"...

Es como otro sueño hecho realidad, es pasar de ser aspirante

a estar en el otro lado. -A mí siempre...

Me hace ilusión volver aquí, es como una segunda casa.

-Exacto, es nuestra segunda casa.

Buenas noches, gracias a los cuatro por venir.

(TODOS DAN LAS GRACIAS)

Gracias por invitarnos. Bueno, Ketty,

¿y el Basque Culinary Center? Estoy encantada.

Ya sabéis el problema que tenía

con la pastelería y, ahora, estoy un poco

más familiarizada. Lo vas dominando.

La verdad es que sí.

-Vale, entonces, vamos a terminar con la crema

de calabaza y se la pondremos al bao

que le va muy bien...

Toni, ¿cómo va tu "catering", esbirro?

Muy contento, me ha cambiado la vida.

-Qué guay... -Ahora hago lo que,

realmente, quiero y disfruto mucho.

(Música de western)

Víctor... ¿cómo te trata Jordi en el AbAC?

Me trata bien.

-¿Qué va a decir? (TODOS RÍEN)

Jordi está contento contigo,

te lo digo yo. ¿Sí?

Sí. Él no me lo dice nunca.

Creo que todo el mundo

te recuerda como aspirante y, hoy, puedo decir que eres cocinero.

¡Olé! Pero eso sí que es bonito, hombre...

También puedo decir que vuestro romance

es de verdad. Sí.

¡Bien! Que siga, un romance en "MasterChef".

Los alcaldes. Sofía, también, estaba en casa

una temporada, se fue a sus cosas, si vuelves no pasa nada.

Y yo quiero que vuelvas... Yo también.

Es tu casa...

Cuidado con los panes del horno.

-Ahí están... -A tope con los panes.

¿Esto está bien?

Por favor, pasad al restaurante que tenéis una misión importante:

catar los bocadillos de los aspirantes.

Olé, qué bonito, eh... -¿De qué es?

-Una tosta como de... -Chipirones.

-Tiene chipirones, qué bonito. Aspirantes...

Tenemos a los comensales en la mesa,

podéis llevar los bocadillos si tenéis alguno terminado.

Adelante, cuando queráis.

¡Quita, quita! ¡Voy, voy!

-Vamos, equipo, vamos, Carlos. -Qué pinta, Dios.

-¡Vamos, Lali! Qué bonito, ¿eh? -¡Venga, Marcos!

-¡Vamos! (TODOS ANIMAN A LOS ASPIRANTES)

-¡Venga! -¿Qué tal, cómo estamos?

-¡Qué tío... muy bien!

-Qué bonito, ¿eh? Bueno...

Marcos, qué nos traes. Qué tal, buenas noches, chicos,

un placer... Es un especial,

os lo voy a explicar, Toni, eres de Valencia

y esto es un chivito valenciano. Espero que os guste,

lleva tomate, hoja de roble y... beicon...

Y lomo de cerdo, muy simple. Vale.

Volvemos a hacer bocatas. Gracias.

-Yo les he hecho dos bocadillos, como dicen acá,

este es de beicon, cebolla y queso y el otro es de morcilla...

Porque me encanta Burgos, mis abuelos eran de allí,

entonces, he hecho morcilla, también,

con cebolla caramelizada. Pues nada...

Vamos a hacer más bocatas.

Mira qué bonito.

Cuéntanos, Carlos. Pues este bocadillo

tiene un poco de presa ibérica,

de mi tierra, he puesto rúcula, de mi otra tierra, Italia,

que le da sabor y frescura con cebolla y tomate.

Y lleva un poco de mostaza y salsa barbacoa,

la salsa está de categoría y el bocadillo...

(TODOS SE RÍEN REPITIENDO LA FRASE DE CARLOS) De categoría...

Apágate, bonito.

-Gloria tiene ya tres bocadillos. -Vamos que nos vamos.

-¡Venga, Val! ¿Qué tal? -Bien, llevo tres casi.

-¿Tres...? -Jeancha, no te agobies, tío.

-Está agobiado, no tiene nada y otro tres.

-Venga, Carmen, ánimo. -Estoy descentradísima.

-¿A ver, Val? -¡Muy bien, Valentín!

-¿A ver, a ver...? Ese sándwich.

-Vamos, vamos. -¡Otro, Malcom!

-¡Vamos! ¡Ale, precioso!

-Precioso tú no, el bocata. (AMBAS RÍEN)

(ALEIX) Las chicas... bueno...

Por lo que me dicen, muy bien.

El otro día me duchaba y salí a por jabón...

Y, bueno, pues se quedaron contentas, pero no son mi estilo.

Creo que mi chica está fuera.

Valentín, cuéntanos, ¿qué traes? Un bocadillo...

De lomo de ternera con salsa de frutos rojos

y crema y una rúcula.

El otro es un bao

que lleva pollo salteado con cebolla caramelizada

y una crema de calabaza. Perfecto, Valentín. ¿Aleix?

Yo he hecho chipirones en su tinta, fritos,

con aguacate y la tinta...

Del calamar, he hecho una mayonesa.

Muy bien. Bien, Aleix.

Marcos. Blanco y negro.

(TONI) Blanco y negro... -La única diferencia

que le he puesto es un toque al alioli de perejil.

Light no es, el otro sí lo es.

Es un salmón ahumado con aguacate,

un poco de eneldo, alcaparras y un queso... cheddar.

El otro es un lomo con pimientos con queso emmental.

Así que... Vamos, corriendo.

Gloria, cuéntanos, ¿qué nos has traído?

Yo voy trayendo uno para cada uno de la familia,

si a mi hermana le gusta la pasta, este lo he pasado

a la pasta, es pavo hecho con nata, queso roquefort y, luego,

ese lleva su cebollita y su lomo, su tomate...

Es típico de Badajoz, solo con el tomate

para que refresque la boca, traigo más.

-Oh... no me lo creo.

-Este está un poco...

Dale un último toque a ese pan. -No puedo estar a tantas cosas.

-No te agobies. -Vale, no me agobio.

Joder... solo tengo uno, tío.

-Mételo al horno.

-Esto no va a funcionar.

-Venga, uno veganito.

-¿Dónde están mis alcaparras?

(CANTA) # Aquí están las alcaparras. #

-Vamos, sigue, tienes que hacer los calamares. Venga, calamares.

-Carmen, ánimo.

Cuéntanos, qué nos has traído.

He traído uno que es de ternera con cebolla,

queso brie con comino y el de al lado

es de presa ibérica con puré de patata

que he intentado gratinar y se gratinó un poco.

Lleva una mayonesa de pimentón de la Vera.

-Venga, madrileño, que los calamares te quedarán bien.

Va... -Tengo problemones: el pan no sale,

he repetido el "croque monsieur"...

Joder, tío, estoy saturado.

-Tienes tiempo para hacer 30 bocatas.

-Tienes pan para parar un carro. -Eso sí.

-Madre mía, quiero probar el de chipirones.

-Yo también... -Se lo pasan pipa con los bocatas.

-Está buenísimo este. -¿Cuál?

-El de chipirón. El de Aleix.

El de Carlos...

-El de presa. El de presa está bueno.

Está rico. Este es de Valentín.

Ternera con frutos rojos.

Una cosa rara. Una cosa...

-Voy a sacar el pan que yo creo... No, lo voy a dejar un pelín.

Hay que probar el bao.

Hay que probarlo. -Es original,

pero le falta mucha vida. -El de chipirón

es el mejor. Lali ha traído un par de ellos

con muchos defectos.

Cebolla caramelizada que no lo estaba,

un beicon que no es panceta, es beicon

y no está... El de morcilla está soso.

Ese es de Gloria, era de pasta.

Como la pasta que hace a sus hijos o a su hermana, se ha desviado.

Si fuera yo la expulsada, no lo quiero ni pensar.

Porque no me apetece.

Me estoy acordando, como siempre, de mi abuela, de mis niños.

Estoy contenta de estar aquí, es que es un cúmulo de emociones.

-Estoy de los nervios. -Vas genial.

-No voy genial. -Sí vas...

-Jeancha, cuidado con el pan del horno.

-El pan... joder, ¿qué coño hago con el pan?

Lo dejo aquí y ya está. -Tuéstalo un poco.

Si quieres que nos callemos, dínoslo.

-No, a tope, gracias, chicos.

-Oh... este me ha quedado ideal.

-Este pan no está, tío.

-Tienes millones de panes, no le des vueltas. No te bloquees.

-¿Dónde vas con esto, tío?

¿Dónde vas con esto...?

-Está haciendo un sofrito con carne y cebolla.

-Le falta... -Muy bien, Carmen, has remontado.

-Ahora sí... ahora sí. -Bien, tiene mejor pinta.

-Ahora sí... -Tienen buena pinta, bien.

-Ahora sí...

Tenemos a Marcos que ha traído muchos bocadillos, más sencillos.

Aleix uno,

pero ha tenido mucho éxito como Carlos.

Y el resto... más o menos.

¿Tenéis ya favoritos? De momento, tengo dos favoritos

que son el de chipirón

y el blanco y negro de Marcos. ¿Y el otro tuyo?

Pues solo blanco y negro... por ahora.

-Marquitos...

-Yo estoy contento.

Víctor, de los que has probado,

¿cuál te gusta? El de chipirones...

Y presa ibérica y me gustan, bastante, los dos.

Gloria, cuéntanos estos dos. A ver...

El de la izquierda es con butifarra

y lleva una salsa de tomate que empleo en casa,

porque es muy socorrida y el de la derecha...

(EMOCIONADA) Es en honor a mi abuela.

Porque... a ver... pongo...

Un poco lo mejor de Extremadura que es el jamón

y mi abuela hace un guiso para los filetes,

tiene el guiso de ella. -Que vivan las abuelas.

-Sí, superimportante.

-Jo... tiene una mala pinta esto.

-Estoy agobiada por Jeancha, te lo juro.

-¡Oh! -¡Ouch...!

No pasa nada, no se ha roto, cógelo y ponlo.

-No voy a coger eso. -Una tosta... es una tosta,

se acabó. -Hay más salsa ponla en otro pan.

-¡Ay! Qué burra, lo he puesto al revés.

(CANTA) # Todos mis amigos se llaman Cayetano...

# Cayetano... # No es verdad, no se llaman así.

Pero, bueno, más de uno... -Hola, bollito.

-Tengo miedo por el pan en el horno.

Carmen, por favor, adelante. Eh...

El pan bao es de salmón con crema de aguacate con queso

y el otro es chistorra con huevo frito.

Bien, fenomenal. Primera vez que vienes.

Sí, la primera vez. Venga, rápido.

Pues, mira, lacón con pimentón, tomate, lechuga y tal...

Esto es una especie de fajita-tosta o tosta-fajita.

Tosta. Y con huevito para que mojéis bien.

Perfecto. Gracias.

-Estoy atacadísimo y, a pesar de eso, vengo a darlo todo.

-Venga, Jeancha, ánimo, tío.

-Sé que los jueces van a valorar positivamente el pan, pero...

Pero yo no... no...

(EMOCIONADO) Este está fatal.

Está fatal, no se puede presentar.

-Es que con la presión ahí abajo. -No se le ocurre nada.

Jeancha no ha traído nada. Jeancha no aparece por aquí.

No lo he visto todavía. No ha presentado nada.

Vamos, muchacho.

-Dani, ¿qué tal? -Vosotros podéis.

Aspirantes, os quedan 20 minutos. ¡20 minutos, vamos, chicos!

-¡A por ello! -¡Venga!

-Estoy pensando que esto... sí se puede presentar.

Cómo no voy a presentarlo. -¡Jeancha!

Vamos, Jeancha, ¿qué te pasa? No veo bocatas aquí.

Pues os traigo un bocata de calamares

y... un "crocque monsieur"

que lleva jamón y queso como cuando éramos pequeños.

Pues, hala, vamos.

Muy bien. ¿De acuerdo?

-Gracias. -A ti por venir.

-Vamos a probar al Sr. Jeancha. Está triste el "crocque-monsieur".

Yo creo que el "crocque-monsieur"

es un mixto con bechamel, queso y gratinado.

Esto es un mixto de toda la vida.

Si te cuenta un "crocque-monsieur". Le tienes que poner bechamel.

-Madre, qué puedo meter... qué puedo meter.

Hombre... te cunde, cunde. He vuelto.

Este es el estrella, porque es el pan que nos explicó

el señor que vino:

manzana, brie y cebolla caramelizada.

Luego, los demás, ahora mismo, no me acuerdo.

Me voy corriendo que tengo otro.

-¿Quién quiere probar el estrella?

-Los tomatitos...

Vamos, Valentín. Este es por si hay alguien

que sea vegetariano, he hecho una tosta de aguacate.

Vistoso no te ha quedado. No es el más bonito.

¿Y este de qué es? Este es de salmón

y lleva una salsa de alcaparras

y una lechuga. Perfecto.

¿Cómo vas, mi vida? -Yo muy bien, ¿y vos?

-Bien, Lali, estoy harto de lo "halthy",

me paso a la grasaza. -Valentín...

Es un personaje. -¡Viva la grasa que me parió!

-Bueno, este es un mixto, he metido un poco de todo,

me gusta que haya tomate porque resfresca la boca,

sobre todo, si tiene chistorra o cosas fuertecitas.

Perfecto, Gloria. Gracias.

-Aleix, menuda presentación. -¡Artista!

-¡Brutal! Cuéntanos, Aleix.

Bueno, esto es un típico bocata catalán

que es con anchoa, aceituna negra, canónigos

y tomate por abajo. Gracias.

Venga, volamos.

Ay... mierda, se me ha quedado sin hacer por dentro.

Pues nada... qué voy a hacer.

Ese es el de Gloria. Tomate, chorizo...

Le falta un poco de gracia. Porque quieren sacar muchos...

No, porque hacen lo que en su casa. A veces es mejor sacar tres buenos.

Muy tonto el de Gloria, pero está muy rico.

Está rico. Está bueno.

Más bueno... el de pepinillo, tomate, anchoa y aceituna

no lo probáis porque ha volado.

Está muy bueno. Muy mediterráneo.

Tiene mucha mano con la presentación.

La chica argentina presentó muchos, pero probé el estrella...

-Pero el estrella está estrellado.

-Correcto. Lali se ha esmerado,

ha traído varios pero... muy justitos de gusto.

Esto es de Valentín. Aguacate, rúcula pasadita...

Ahora que me he hecho yo... Cochi-vegano.

Unas verduritas y cochino todo el rato.

Claro, cochi-vegano. El vegetariano...

-Val, campeón.

-Vamos, chicas. -Que ya estás.

-Quiero veros en el próximo programa.

Dani, ¿cómo lo ves? Yo creo que con ese supermercado...

Sí, creo que podrían... Les falta chispa.

Un poco de chispa, todo muy estándar.

-Está bien hacer muchos, porque en la prueba

tienes que hacer muchos. Pero son regulares.

-Dame un besito. -Y un huevo.

-Me quedo con el blanco y negro y con el de la anchoa.

-Yo también. -¿Estará hecho o no?

-Carmen, no te preocupes, vas muy bien.

-¡Venga!

-¡Vamos, vamos! Aspirantes, últimos cinco minutos.

-Cinco minutos... -Bien, este sale, te lo digo yo.

-Cinco minutos...

Para sacarme algo. -Jeancha, vas bien.

A ver, vas bien, estás reconduciendo

la situación, en serio.

Párate, Gloria. Es un básico, es muy simple.

-Jamón. -No, es lomo.

Gloria, ¿y el otro?

Lomo con queso de rulo de cabra a la miel.

Le estás sacando partido

al lomo y al tomate. Gracias.

-¡Venga, vamos!

-Está hecho, yo creo, no sé... o muy hecho.

Vete tú a saber.

Marcos, lo que sí vamos a hacer es abrir un bar.

Creo que sí. Eres una bestia del bocata.

Cuéntanos, Marcos. Lomo, queso, hoja de roble,

un poco de mostaza y aquel lleva la butifarra, pimiento y cheddar.

Bocatas retales. Bien de queso cheddar.

Jeancha, vuelta y vuelta, y lo metes. Te da tiempo.

-No me queda más pan. -Lo has gastado todo.

(CARMEN) Echo de menos a mi novio.

Y... cada vez que la cago, lo hago mal o la lío,

es verdad, que pienso y digo...

"Jo, él también querría estar aquí".

(EMOCIONADA) Parece que te acuerdas más de que no lo estás aprovechando

y hay otra persona que quieres que pudiera aprovecharlo más.

-Este es un especial para ti, Pepe.

Olé... me parece bien. Este es solo carne.

Y es con el pan maravilloso que nos ha dejado Jordi,

lleva secreto ibérico, chistorra y piel de pollo.

Ese no lo probéis que es para mí. Ya, ya.

Voy a hacer un bocata de beicon con queso,

es un clásico y no puede fallar.

-¡Vamos, Tere! -¡Ahí voy, amiguitos!

A ver... de tortilla, mira, tiene buena pinta.

Es el tortillón de toda la vida. -Tiene buena pinta.

-Gracias... A nadie se le ocurrió hacer uno de tortilla.

-El de tortilla me gustaría probarlo.

El de tortilla está rico.

Aspirantes, acabáis de entrar en el último minuto.

-¡No me da tiempo!

-¿Cómo vas, Aleix? -Bien.

-Bien te veo. -Ya termino.

-Y los platos también.

-Aleix es "top fire".

-¡Madre mía!

-Vamos, Carmen, muy bien. -Muy mal.

-¡Venga, vamos!

Diez, nueve...

Ocho, siete, seis...

Cinco, cuatro, tres...

Dos, uno... ¡Tiempo!

¡Manos arriba! (TODOS GRITAN Y APLAUDEN)

(Gritos y aplausos)

(CARMEN) Estoy un poco decepcionada conmigo misma.

Tengo una prueba de bocadillos

y entrar al súper y no coger pan... es que es...

Confío en que alguno estuviese bueno,

porque lo hice con mucho cariño; pero... las...

La sensación de cutre...

-No, me voy para mi casa.

-Hazme caso...

Que no...

De verdad, confía en mí. -Eran así... así.

No les cabían ni en una muela.

Bueno, últimos bocadillos, Marcos...

Buenas, otra vez... Cuéntanos.

Pues nada...

Vengo de familia numerosa y no se desperdicia nada, así...

Lleva el blanquet, pimiento, cheddar,

emmental y el alioli. Perfecto.

Y beicon. Menú retales.

Acá sigue la otra costurera de menú retales

y me quedaba un pedacito de salmón, le puse un poco de queso

y ajito, lo puse en el pan y un poco de tomate.

Y... ¿Y el otro?

El otro... popurrí. Perfecto.

-Lali... debe ser que tiene que tener 25 nietos

y está acostumbrada a hacer bocadillos.

Aleix... Es un pan de cereales

con una base de tomate, unos espárragos salteados,

lleva un canelón de búfala por dentro,

canónigos y salmón enrollado

y sésamo por encima

y cebolla caramelizada. Muy bien.

Gracias. -El mío... menú retal, también.

Gloria. Ya lo que quedaba en la mesa,

cuando estaba recogiendo y es crema de queso,

lo que tienes en la nevera muchas veces, salmón

y a comer con canónigos. Vámonos.

Ven aquí, Jeancha, ponlo ahí. Panceta, queso y tomate,

un clásico con un poco de rúcula.

Panceta, queso y tomate. Sí.

Cuéntanos tu último bocata. Beicon con queso de cabra.

Beicon con queso, fundido y muy mono.

La última tanda ha sido ya... No es su mejor creación.

Más básico que el mecanismo de un chupete.

Gracias, Teresa. De nada.

-Yo quiero probar el del alcalde 2.

El mundo retales lo vamos a dejar, esto ya...

Es menos apetitoso, es un poco de todo.

-Yo quiero probar ese. -El de Aleix.

-Estoy como emocionadísima, he hecho mi primera mayonesa.

-¿Sí? ¿No se te ha cortado? -No...

Oye, aquí os dejo la colección de Jeancha...

Es bastante cutre. Jeancha ha hecho cinco bocatas,

los dos justitos primero,

pero los tres últimos... Ni en el aeropuerto.

(Risas) La carne...

Un salmón mal puesto con mayonesa. Sin embargo, Aleix,

sin haber hecho muchos todos han tenido un toque.

Todos tenían un toque... de alguien quiere trabajar.

Lo he hecho fatal, parada todo el rato...

Como una tonta, al ver que no cogí ni cuatro ingredientes.

Lo he hecho...

Oye, tu bocata, el que ha hecho Valentín.

Solo lo has probado tú. Lo he probado...

Tampoco se queda jugoso ese pan, no sé si estuvo mucho en el horno.

Parece una corteza con caras muy hechas.

Hombre, a mis hijos les da un "perrengue" si voy para casa.

Pobrecito, me dicen: "Mamá, tú ve y gana para tener wifi".

Y digo: "No, es artículo de lujo".

Dani, Ketty, Toni, Víctor, Sofía,

decidnos cuáles os han gustado más.

Yo tengo... dos bocatas que me han gustado,

que es el de las anchoas de Aleix.

Y me ha gustado el blanco y negro de Marcos.

Ketty. Yo lo mismo:

anchoas de Aleix y el blanco y negro.

-A mí me ha gustado el de anchoas de Aleix

y el de chipi de Aleix, ¿me ha gustado Aleix? No.

Me ha gustado... -¿En qué sentido te ha gustado?

-Aleix le recuerda a mí, los dos tenemos...

Físicos envidiables. Como yo.

Sí... sí, Víctor, ¿cuál te ha gustado a ti?

A mí, conceptualmente, me gusta mucho lo de Aleix,

el de sabor el de anchoas

y Carlos ha hecho uno de... presa ibérica

con una salsa que...

Sí, esa salsa picante estaba muy agradable.

Yo... me quedo... con el de Carlos, el de presa,

y la tosta de puntillitas fritas me pareció curiosa.

Además, me pareció curioso el toque...

De que no encontró el aguacate y le metió la tinta...

Aguacate negro con la tinta.

Bueno... Un poco más creativo.

Sí, tiene su rollo.

Pues, muy bien... Amigos, tendremos en cuenta

vuestra opinión. Muchas gracias a los cinco

por venir, pero... os queremos ahorrar el trauma

de ver cómo uno de ellos es despedido.

Gracias. -Muchas gracias por invitarnos.

Volveré a este bar a por bocatas. (TODOS SE DESPIDEN)

-¡Mucha suerte a todos!

Si quieres convertirte en un auténtico masterchef,

en la escuela masterchef online

vas a encontrar una oferta imbatible.

Técnicas, trucos, cocina internacional,

cocina de aprovechamiento...

Y más de 260 recetas de platos deliciosos

que sorprendendarán a familia y amigos.

Cocina con la escuela masterchef online.

Me están entrando ganas de llorar...

-No, me voy yo. -Cállate, cállate que a mí también.

Aspirantes, tenemos que deliberar

para decidir quién abandona las cocinas de "MasterChef".

(LOS JUECES DELIBERAN)

Oh... qué nerviosa.

-Tengo un nudo aquí...

Dos con errores y tres que no los han ni tocado.

Aleix, tú estás.

-Y tú también. -No.

-Sí, hombre. -Son muy simples.

(LOS JUECES DELIBERAN)

-Que vienen, que vienen.

-Venga, suerte, chicos.

-Suerte, niños.

Aspirantes, hacer un bocadillo es sencillo.

Pero, también, puede ser un bocado exquisito

como nos ha demostrado Dani García.

Los vuestros tenían que parecerse a los de Dani

y no los que hacíais en casa de pequeños.

Nos ha encantado veros hacer pan siguiendo las instrucciones

de Jordi Morera aunque no todos lo hayáis conseguido con éxito.

Creemos que en este reto,

alguno de vosotros se ha preocupado más

por hacer el mayor número de bocadillos

que por hacerlos originales, ricos y atractivos.

Carlos, Marcos, Aleix...

Un paso adelante.

Aleix, has hecho pocos bocadillos originales y estéticos.

Carlos, de todos los presentados

había dos muy originales y con mucho sabor.

Gracias, chef. Y tú, Marcos,

has hecho varios bocadillos

creativos y jugosos que era, exactamente, lo que buscábamos.

Muchas gracias, chef, muchas gracias.

Muchas gracias. (TODOS APLAUDEN)

Por eso queremos daros la enhorabuena a los tres,

seguís una semana más en "MasterChef".

(TODOS GRITAN Y APLAUDEN)

(MARCOS) Hemos subido al área

como el típico "hooligan" que está a tope de adrenalina

como si hubiésemos ganado la final de la Champion...

Exactamente igual. Un descanso, una paz...

Y alucinar desde el balcón, cómo se ven los toros desde la barrera.

Teresa, Lali... Gloria.

Habéis presentado muchos bocadillos pero pocos buenos

y todos, prácticamente, con los mismos ingrediente.

Aún así, pensamos que os habéis esforzado

para seguir una semana en "MasterChef".

(TODOS APLAUDEN Y GRITAN)

Te lo digo con mi corazón en la mano y mi alma entera:

una vez que he subido, ya no quiero bajar.

Y me quiero mantener ahí... y ya está.

(EMOCIONADA) Y así lo voy a hacer...

Carmen, Jeancha, Valentín...

Entre uno de vosotros tres

está el primer eliminado de "MasterChef VII".

Carmen, has empezado bloqueada y perdida en el supermercado.

Sí. Te has quedado muy corta

cogiendo ingredientes y, sobre todo,

pan y había hasta 25 variedades. Sí, sí...

Totalmente.

Jeancha, al igual que Carmen

has estado perdido y, además, superado

durante todo el cocinado.

Los pocos bocadillos que has presentado estaban secos,

apenas tenían ingredientes...

Y el más fácil que era el "crocque-monsieur",

no se parecía en nada al original.

Totalmente de acuerdo.

Valentín...

Te has puesto creativo sin dominar el sabor.

Pero... tengo que decir que te hemos visto voluntarioso.

Por favor, ya...

Por tanto...

El aspirante que no continúa en las cocinas de "MasterChef" es...

Jeancha.

Madre mía...

Ay... pensaba todo el rato que era yo...

(TODOS ANIMAN A JEANCHA)

Carmen, Valentín, cuidado, porque habéis estado al límite.

Podéis subir a la galería.

Gracias, chef.

(CARMEN) Estoy muy contenta,

pero es como... una felicidad amarga.

Una semana más, feliz,

pero lo has hecho muy mal. Supongo que llegará

un momento que se me olvidará

lo mal que lo he hecho y solo pensaré en hacerlo bien.

-Ánimo...

-Jo, qué buen grupo, de verdad...

Lo que siento es frustración, ahora mismo, siento tristeza.

Pero... la vida sigue y...

Que he estado en "MasterChef", carajo... En "MasterChef".

Jeancha, lo siento,

aunque ha durado poco tu aventura en "MasterChef",

quiero que te vayas contento porque de los candidatos presentados

y habéis sido 25 000, tú eres uno de los 15 elegidos.

Para mí haber estado aquí es un premio,

pasar por delante de tanta gente...

Como nos hemos presentado este año, ha sido...

Brutal. Cómo son los nervios, amigo mío.

Horribles, horribles...

O sea, quien se quiera presentar que venga entrenado mentalmente.

Porque esto no es fácil. ¿Qué te llevas?

Aunque la experiencia es corta. Me llevo este equipo

que creo que va a ser una edición del carajo.

Una edición del carajo.

-¡Eres un crac!

-Haberos conocido también, Samantha, mucha gratitud...

Por haberme cogido y... Corto pero intenso.

Corto pero intenso. Conoces poco a tus compañeros,

pero... ¿ves alguno que te dé sensaciones de ganador?

Valentín. ¿Valentín?

Sí, cien por cien.

-Me ha dado mucha pena que se fuera Jeancha,

porque en el fondo era muy mono.

-A mí me hubiera encantado encontrar el amor en "MasterChef".

Ha llegado el momento de dejar tu delantal

y dejar las cocinas de "MasterChef".

Muchas gracias. Gracias.

(Aplausos y ánimos de la galería)

Hasta luego... quizá.

(TODOS SE DESPIDEN Y APLAUDEN)

(JEANCHA) Lo peor de tener que irme de "MasterChef"

es no haber podido disfrutar de "MasterChef",

ha sido muy corto.

Me hubiese gustado dar más en todos los aspectos.

Y, ahora, seguro que empezarán cosas superchulas,

lo tengo claro; pero, quizá, quien sabe...

Si hay una repesca, pienso darlo todo y a luchar.

A luchar...

Esta temporada, el nivel de los cocineros amateurs

está más alto que nunca.

Por eso tenemos que ser muy exigentes.

Samantha se ha quedado sin uno de sus discípulos

y los otros 14 aspirantes tienen muchas semanas por delante

para seguir disfrutando y aprendiendo.

Nosotros volvemos

dentro de siete días, mientras ya saben...

Pónganle sabor a la vida.

(TODOS APLAUDEN Y GRITAN)

Aspirantes, bienvenidos al castillo-palacio de Peñíscola.

Hay que ganar. -Jordi va a flipar con el postre.

A ver si es verdad. ¿Y mi equipo azul?

¡Compórtate bien! (RÍE A CARCAJADAS)

-¿Con qué ayudo? -¡Patatas! Como un loco.

Adelante, Maribel, exaspirante de "MasterChef I".

-¡Oye, que se os quema! Vienes a dar consejos, no cocinar.

No se puede dejar a 150 personas sin postre.

¡Vamos a darle marcha a todo! Primera vez en "MasterChef"

que un equipo no saca ni un plato.

Bravo, chavales...

El reto consiste en replicar esta espectacular "croquembouche".

¡Vamos, chicos!

-Estoy más perdido que el barco del arroz.

-¡No me crecen! -Esto no va a salir

en la vida... -No es para tanto,

es colocar una bolita encima de la otra.

Y lo bueno es que no habían presentado

una "croquembouche" y tú sí.

Gracias. ¿Cómo se llama eso?

Es todo menos una "croquembouche". Joder...

Hormigón, vamos. No se vuelva a repetir

o estaréis fuera.

El aspirante que no continúa en las cocinas de "MasterChef" es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 1

MasterChef 7 - Programa 1

26 mar 2019

Por primera vez, la competición en MasterChef será doble: entre los aspirantes y entre el jurado, porque Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nágera serán mentores cada uno de un grupo de aspirantes y se ocuparán de su formación y evolución. El talent culinario empezará su séptima edición con la última prueba de selección del casting. 25.000 personas se inscribieron y solo 50 llegarán a esta prueba para realizar un plato, en 50 minutos, que convenza a los jueces. Los 15 aspirantes que consigan el delantal decidirán con qué juez participarán, para formar tres equipos con cinco candidatos.

ver más sobre "MasterChef 7 - Programa 1" ver menos sobre "MasterChef 7 - Programa 1"
Programas completos (3)

Los últimos 38 programas de MasterChef 7

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Nayeli

    Alguien sabe por qué no puedo escuchar ningún vídeo en la web? Habré des configurado mi tablet? solo me pasa con rtve

    05 abr 2019
  2. Miguel Angel

    Creo que yo sería el presentador ideal para este programa, Soy Marchante de Arte, y además puedo aportar algo más que la exquisitez que ya tiene éste gran programa! ¿ El Arte es la Escenica Pasional de la Emoción¿

    28 mar 2019
  3. Daniel

    MartesChé y quitismitis.....ahí lo dejo. Nivelón...... )

    27 mar 2019