www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4638299
Para todos los públicos MasterChef 6 - Programa 9 - ver ahora
Transcripción completa

¿Estáis preparados para lo que pueda pasar en estas cocinas?

Bienvenidos a la batalla de la harina.

Hala, manos a la obra.

¡Es mi horno, es mi horno! -Perdona, perdona.

¿Quién no ha cogido el extracto de vainilla

para hacer la buttercream? Madre mía.

Ketty, no te agobies. -Ya está.

Nada, no cogí nada. Nada.

Un escaparate con esto y tienes todo el pueblo

de El Escorial haciendo cola.

Yo sólo puedo decir que lo siento muchísimo.

Yo no he venido a "MasterChef" a hacer esto.

El aspirante ganador de este primer reto es... Marta.

¡Olé! -Ay, qué bien.

Ex aspirantes, ¿estáis listos para la repesca

de la sexta edición de "MasterChef"?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Cada uno de vosotros preparará un tipo de cocido diferente.

Necesito un fuego.

Espérate un momento, por favor. -No sale el primer plato.

Pues que están todos usando mil fuegos

y nosotros no tenemos ninguno.

Fabio, más rápido, porfa.

¿A que dejo aquí todo y lo haces tú solita?

Vamos, zafarrancho de combate. Esto ya está.

Pollito rico, chicos. Está crema.

Que aproveche. Ya está, se acabó.

El ex aspirante que vuelve a las cocinas

de "MasterChef" es... Dani.

(Aplausos)

Deberéis hacer la compra con un máximo de 600 calorías.

Con dos estrellas Michelín, Ramón Freixa.

Qué grande.

Ese carpachito de moda. -Ahí.

Fabio, muévete un poco, que no se te ve.

Me has llevado al plato que hacía mi abuela

los Viernes de Cuaresma. -Gracias.

La gracia de esta prueba

es hacer cocina saludable que esté rica.

Y la tuya está como tú...

¿Dónde está Fabio?

Por tanto, Fabio, tú eres el aspirante

que no continúa en las cocinas de "MasterChef".

Te queremos mucho, Fabio.

(Aplausos)

¡Adiós!

Hola, buenas noches. -Hola.

Buenas noches.

Buenas noches. Bienvenidos una noche más

al talent más exigente de la televisión.

Huy, huy, hay cestas aquí y todo.

Los aspirantes llegaron a estas cocinas

con el sueño de convertirse en chefs profesionales.

Mientras llega ese momento

aprenden día a día en estas cocinas.

Y complementan su formación con las clases que reciben

del Basque Culinary Center, una institución académica

pionera a nivel mundial donde los alumnos

perfeccionan técnicas, descubren sabores

y se adentran en la cocina de vanguardia.

¿Y esta urna? -¿Y por dentro qué hay?

Eso hay una rosa ahí dentro, como la de "Cenicienta".

No, "La Bella y la Bestia" -"La Bella y la Bestia".

A ver quién es la bestia.

Mira, la Bella, la Bestia y Gastón.

Perdón. Tú calienta el horno.

Aspirantes, bienvenidos. (TODOS) Gracias.

Daniel, se te acabaron los privilegios como repescado.

A partir de ahora deberás demostrarnos

que mereces la segunda oportunidad que te hemos dado.

Quiero estar al mismo nivel,

porque ya he visto que tienen un nivelazo.

Y con muchas ganas de empezar a cocinar y de hacer cosas.

Vengo con muchísimas ganas de ponerme otra vez

enfrente de los fogones de las cocinas de "MasterChef".

Toni. ¿Qué tal?

Sé que estás disgustado porque eres el único

que aún no ha sido capitán.

Hombre, yo vengo a hacerlo lo mejor posible,

intentar ser el mejor para ser capitán.

Oxana, la semana pasada trajiste tu gatita amuleto.

¿Has vuelto a confiar en ella? Siempre.

Qué mona la gatita.

A ver si te da suerte esta semana también.

Me encuentro bien y estoy

dispuesta a luchar como una tigresa.

No, como una gata.

Pero la gata "enfalada" es mucha gata.

"Enfalada". -Una gata "enfalada".

(Risas)

Marta, tú fuiste la mejor

en la prueba de exteriores de la semana pasada.

Y te anunciamos que tendrías una ventaja.

Pensaba que os habíais olvidado. No.

¿Te gustaría decidir el alimento

con el que vais a cocinar en este reto?

Ostras.

Estoy segura que mi ventaja va a estar relacionada

en elegir algo que va a ser muy difícil de elegir.

Y yo que soy la reina de la indecisión

ya me estoy volviendo loca.

Tranquila que no lo vas a decidir tú.

Pero sí vas a elegir qué plato tenéis que elaborar

cada uno de vosotros.

Vale. Pues eso, un marrón. Pero gracias.

Esta noche vais a cocinar todos con un ingrediente

al que no se le reconoce suficientemente su valor,

porque además de ser muy saludable

y rico en nutrientes ofrece

un sinfín de posibilidades en la cocina.

Es un alimento delicioso que puede adaptarse

a múltiples preparaciones.

Y que esté dentro de esta urna no es una casualidad.

Huy, huy, huy. -Qué bonitas las luces.

(CANTA) #The Champions.#

Se trata de un tesoro muy preciado.

¿Qué será? -Qué bonito.

Un coco. -Un coco, qué bonito.

Me encanta el coco.

En este reto tenéis que hacer un plato que nos deslumbre

y cuyo protagonista sea el coco.

Que me muero. O sea...

Pues mal voy, ¿eh? -Parece un obispo así.

La verdad es que había hecho

una vez con agua de coco un arroz.

Si veo que las posibilidades pueden ser hacer un arroz,

me iré por ahí. Ahora, como me digan

algo de postre, apaga y vámonos.

El coco es un fruto exótico cuyos beneficios y propiedades

lo convierten en un alimento muy saludable.

Entre sus múltiples bondades

destacan sus efectos antioxidantes y energéticos.

Además, tiene propiedades bactericidas

y ayuda a prevenir el estrés.

Anda, dame cuatro o cinco cocos.

Dadme cocos. Dadme cocos.

Es una fruta muy versátil.

Y es rica en minerales y oligoelementos.

Vale. Jon, ¿hay alguna tapa

en tu restaurante que incorpore el coco?

No, no tengo ninguna.

Cococha. -La cococha, Jon.

Ketty, tú viniendo de Cuba

imagino que te gustaría cocinar con coco.

¿Lo sueles utilizar mucho?

Lo usamos más como fruta y como cóctel

que como plato principal.

Coco Loco.

Hombre, con ron está muy bueno. -Y bien rica que estará.

Oxana, en Rusia el coco no es un alimento común.

No, hasta hace poco no podía comprar coco así como así.

Tenía que ir a un supermercado muy caro.

Mi experiencia con el coco es cero.

Jamás usé coco en mi cocina.

El coco mío sí lo uso. Hoy por ejemplo.

Ya sabéis el ingrediente con el que vais a cocinar.

Pero Marta tiene en sus manos una decisión

que va a condicionar mucho el cocinado vuestro de hoy.

Qué barbaridad, pero si es que...

A quien le des la cesta con el lazo rosa

tendrá que hacer un plato dulce.

Y a quien le des la cesta con el lazo azul,

un plato salado. Vale.

#Martaledavueltasalcoco.

Así que ven y coge primero la tuya. Elige.

Yo voy a coger la rosa. Huy, qué sorpresa.

Aparte que voy a juego. No, soy poco original

y sé que tendría que intentar hacer algo salado.

Pero no se me ocurre nada.

Bueno, con curry una salsa, pero...

Marta, si es tu ventaja. Tú aprovéchala.

Y ahora reparte el resto de cestas.

Dani, te voy a dar salada. -Ay, muchas gracias.

Sí, mejor que dulce.

Piensa que esto es una táctica, ¿eh?

Sí, es una táctica, pero acaba de llegar.

Muy bien, Caperucita. Muchas gracias.

Te portas bien conmigo. Gracias.

A ver, siguiente. A Oxana le voy a dar dulce.

Vale, muy bien. Bueno, te estás portando bien.

Sí, como ella ya está empezando a pensar y medir

todos los ingredientes, para que siga.

¿Y para Toni qué? Como a ti se te dan muy bien

los arroces te puedes inventar

algo salado con el coco, ¿no? -Sí.

Arroz de coco.

Un arroz con agua de coco me sale muy bien.

¿Ketty? A Ketty le voy a dar dulce,

porque se está arrancando con el dulce

y se le está dando muy bien. -¡Te mato!

(RÍE) Es igual, venga.

Es un reto. -¿En serio?

Pensaba que te iba a gustar el dulce.

Conozco recetas con dulce de coco.

Voy a hacer como una fusión

de sabores donde va a predominar

ese sabor a dulce que coco

que me hacía mi abuela.

A ver qué tal sale.

Esto, mira... Jon.

¡Ahí va, Jon! -¡Yo quiero dulce!

Con lo salado que eres tú, Jon. -Yo sí, yo sí.

Jo, yo quería dulce.

Y los alcaldes, salados.

Venga. -Como tú dices que no quieres

todo el rato dulce yo lo he hecho por eso.

Muy bien repartido.

Tú ya sabes a quién tenías

que darle el dulce y a quién no.

Y así también se luce ella.

Entiendo, porque es una ventaja

y tenía que aprovecharla.

Pero no me lo vistas de que eres buena.

Tenéis 60 minutos para hacer un plato espectacular.

En el supermercado vais a encontrar el coco

en todas sus variedades.

Además hay muchos más productos

para que el coco brille en vuestro plato.

Y para demostrar lo fácil que es, ha venido

un invitado que se ha criado en el Caribe.

Huy, tropical. -Igual le conoces.

O lo que es lo mismo, en Carabanchel.

(Risas)

Pues sí, pues sí. Adelante Edu Soto.

(VITOREAN)

¡Hala, vaya barba! -¡Vaya barba!

(Aplausos)

Esto es inconcebible. Me voy un momentito al baño

y de repente me encuentro en mi sitio a un señor

diciendo que es Pepe Rodríguez. No puede ser.

La gente en su casa ahora mismo, Pepe,

está ojiplática pensando quién de los dos

es el real Pepe Rodríguez.

Entonces, aquí hay un problema. ¿Cómo se llama tu restaurante?

¿El mío? Bohío, de toda la vida.

Bohío.

¿Cómo se llama la calle donde está? ¿Eh, eh?

¿Cómo se llama la calle?

Ahí en el centro de Illescas de toda la vida.

Que voy por la calle y la gente me tira rosas.

Que me tiran tacos de jamón diciendo: "¡Pepe, toma, come!"

Mira, aquí sobramos uno de los dos, te lo digo.

Pepe, si quieres demostrarle a la audiencia que eres Pepe

y te quieres hacer respetar pues cocínate algo.

(Risas) Eso, eso, eso.

Ahí estamos. -Venga, Pepe, cocina.

Oye, a mí me parece muy buena idea.

Yo creo que eres capaz de hacerme dos platos,

uno dulce y uno salado.

Vale, venga.

Yo con este Pepe tan malencarado,

y teniendo en cuenta lo que me come el coco este,

me quedo con el otro.

Y yo me voy a cocinar contigo. Pues poneros la chaquetilla.

Jordi, tú me puedes hacer dos platos,

uno dulce y uno salado. No hay problema.

Hacedlos ricos que luego voy a catarlos

al estilo Pepe, ¿eh?

(Risas)

Este no es Pepe. No.

Venga, vámonos, a por las chaquetillas.

Venga.

Enhébrame ahí. Hala, tú y yo.

Cómo lo vamos a pasar aquí los dos, ¿eh?

Otra vez, Marta, van a volver a compararte con los jueces.

Yo así no puedo cocinar, porque haga lo que haga

va a estar peor.

Por aquí, Jordi. Jordi, las cocinas están ahí.

¿No quieres cocinar? Jordi, tienes un impulso

a venirte para acá, pero no.

Un poco feo el Pepe este, ¿no?

Sí, a mí me gustaba más el de antes.

-Un poco descuidada la barba, ¿no?

Sí.

Se han abierto las puertas y nos ha aparecido Edu Soto.

Y ha sido un placer,

porque es un crack, un artista de los mejores

que tenemos en España en este momento.

Tenéis 3 minutos para hacer la compra en el supermercado,

que comienzan en tres, dos, uno, ya.

¡Cuidado con Pepe! ¡Cuidado con Pepe!

Qué artistas son los concursantes

estos perretes.

Me vienen bien unas ostritas.

Acordaros de que el coco

tiene que ser el protagonista del plato.

Pepe, ¿me has oído? Sí.

Vale.

Coco ya limpito para no tener que comerme el coco.

Wakame, wakame. Vosotros que sabéis,

¿dónde suele haber canela? Donde las hierbas.

¿Donde las hierbas? Cuidado, Samantha.

Au revoir. Edu, ven a ver mi supermercado.

Está todo precioso. Ven aquí, Pepe.

Luego no vas a poder volver a entrar en el supermercado.

Eres mucho más duro que Samantha.

Dónde va a parar, jo...

Coco Loco. Esto lo voy a poner aquí.

El azúcar moreno, el coco rallado, el coco en copos

y el licor de coco.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno.

¡Corriendo, vamos! ¡Tiempo!

A las cocinas. -Ánimo, chicos.

A ver.

Al horno.

Venga, Toni, guapo. -Suerte, Jon.

Gracias.

¿Tú cocinas con coco?

No, no lo suelo utilizar.

Puedes hacer platos de cocina tailandesa,

de cocina asiática, que utilizan coco.

El curry. ¿El curry lleva coco?

En España el curry la gente como con nata y tal.

No, el curry se hace con leche de coco.

¿Qué tal, Sofi? -Pues mira... ¿Tú?

Bien aquí, venga a echar aceite.

¿Cómo lo llevas, Pepito? ¿Estás cocinando?

Sí. ¿Te creías que se me había olvidado?

Se me hace raro, no sé.

¿Y has terminado? Ya he terminado.

Cómo sois los tres estrellas.

Ya que voy optimizo el viajecito

y me cojo el platito.

Claro. Hombre.

Voy a hacer unas tartaletas de masas,

no sé si lo pronuncio bien o no,

rellenas de nata montada con leche de coco

y chocolate de coco también.

Pues espero que me salga bien.

Hoy quiero sorprender

y demostrar que valgo para ser pastelera

para abrir mi salón de té "Suspiros de Oxana".

Quiero brillar.

Lo de limpiar el pescado no se me da muy bien.

Voy a hacer un rodaballo con sala de coco

y un aire de coco.

Me apetece empezar a innovar en mi cocina.

Los rodaballos buenos son los de aguas muy frías,

porque para protegerse del frío

crean una piel muy gruesa de grasa,

que es la que se derrite con el calor

y está churruscante y es espectacular.

Para mí uno de los pescados más nobles que existen.

Voy a hacer un curry rojo que voy a acompañar

con un tartar de gamba roja. Y seguramente lo coronaré

con algún helado de leche de coco o algún aire.

Estoy usando un montón de ingredientes.

Lo difícil será que esté equilibrado el sabor.

Eso es lo más complicado del plato.

Voy a hacer dos platos del Bohío:

unos guisantes con una carbonara de coco,

una mayonesa picante y queso.

Pero el protagonista es el coco con los guisantes,

que funciona súper bien.

Y luego voy a hacer un plato dulce,

un macarrón congelado de esos que te dan en la mano

y se te deshacen, con un arroz con leche de coco.

Polvo helado de coco, en fin...

Mis abuelos emigraron a Cuba

y allí nace mi madre, en La Habana.

Entonces para mí el Caribe y Cuba en particular

y La Habana pues es algo que lo tengo en el corazón.

Mi madre todavía tiene en casa...

tenía, ya murió la mujer, unos cajones que vinieron

de Cuba y tiene ahí su banderita de Cuba guardada.

La tenía como recuerdo de dónde había nacido.

Aunque ella era española, lógicamente.

Esta prueba sería una bonita oportunidad para brillar

porque es un ingrediente que es de mi tierra.

Y luego voy a hacer un postre

que me solía hacer mi abuela, un dulce coco.

Voy a hacer una diferencia de sabores y texturas.

Y a ver si sale algo guay.

Voy a dedicar este postre

a mi familia en Cuba, porque se lo merecen

y porque es un tropical.

Vamos, Edu, vamos a ver a Jordi.

¿Qué tal, chef?

Me venís bien. Compañero, ¿qué tal?

¿Por qué te venimos bien? Porque justo abro el coco este.

Imagínate un agua de coco tostada.

¿Hueles?

Un coco es como una olla a presión pequeñita.

Lo metes en el horno, se tuesta y el azúcar

contenido en el agua del coco se carameliza.

Y coge este tono dorado.

Esta agua de coco tostada mojará un ceviche que he hecho

con la carne del coco joven con ostras,

que le va a venir muy bien.

Y el postre será un globo de coco gigante

que encerrará helado de coco tostado,

bizcocho de yogur, lima, espuma de coco.

Bueno, las ideas que me transmite Jordi están muy bien.

Pero cuidado porque yo soy de la cocina tradicional.

Lo sé, por eso mismo. ¿Qué voy a hacer aquí?

Vas a hacer un bizc...

¿Qué os ha contado el Dr. Mabuse?

(RÍEN) ¿Qué voy a hacer aquí?

Te vas a tirar al pisto con un bizcocho.

No os moleste que os deje con la palabra en la boca.

Como dijo Godoy, que os den, que yo me voy.

No me gusta su actitud. Espero que me sorprenda

con el paladar, porque la actitud no me gusta nada.

Ya voy. Espérate que estoy cocinando el bizcochito.

Yo hice un biscocho de estos y me dijo que no sabía a nada,

que estaba muy bien para una cocina de hospital.

(TARAREA)

¿Huele a yogur?

Vale, aquí hemos mezclado

leche de coco con clara de huevo,

harina de coco, yogur y poco más.

Qué rabia da. Vámonos. (RÍE)

Lo sé. No vas mal, Jordi.

Gracias, guapo.

Toni, ¿qué tal? -Bien. ¿Tú qué? ¿Bien o qué?

Yo espero que bien. Luego te lo contaré al final.

Pues ya somos dos.

Voy a hacer un arroz. Qué invento más raro, ¿verdad?

Y voy a ver si me salen unas esferificaciones.

Hoy estoy metiendo toda la carne en el asador,

porque me hace muchísima ilusión ser capitán.

Desearme suerte, España.

¿Cómo estás, aspirante?

Te veo muy atareado, ¿no? Estoy corriendo, ¿eh?

En la cocina hay que correr. La actitud es buena.

Pepe, es que me impones. Yo te veo así de negro,

con esa seriedad y ese porte que tienes.

Cuéntanos un poco qué estás haciendo.

Un plato salado. Son los guisantes

con una carbonara de coco y una mayonesa de chile.

Y luego en dulce voy a hacer un arroz con leche de coco,

un polvo helado de coco y un macarrón de mango y coco.

La idea es buena. Vamos a ver cómo acaba.

Espero que te dé tiempo de hacerlo todo

y que cuando levantes las manos esté bien presentado.

Organízate bien. Sí, claro.

Me ves a lo mejor un poco despistado.

Sí, te veo despistado. Es que cuando venís los chefs

eso me ataca mucho.

Ten cuidado no se te pase el arroz con leche.

No, estoy aquí moviéndolo para que no se me agarre.

Gracias, chefs. Mucha suerte, Pepe.

Me ponen muy nerviosos estos dos a mí.

Estoy contentísima de ver a mis compañeros cocinar.

Porque además soy fan total de las dos cocinas.

La de Pepe porque tiene ese toque más tradicional.

Y Jordi, auténtico virtuoso de la alta cocina,

de las técnicas de vanguardia que las mezcla

con la cabeza bien puesta y hace unas mezclas increíbles.

Hacer un duelo con Jordi, esos los tengo todos ganados.

Anda ya. Creo que me está despistando

a ver si me equivoco. Pero no, no es un duelo.

Vamos a decir la verdad, no hay competición.

Me parece una buena ventaja

poder elegir entre dulce o salado.

Me preocupa Sofi, porque yo pensaba que igual

sí que quería salir del dulce,

pero creo que también le ha fastidiado.

Eso me pasa por querer estar bien con todo el mundo,

que me salen las cosas mal.

Me ha dado rabia, porque yo pensaba:

"Siendo Marta pues me va a dar algo que sepa

que me va a ir bien."

Pero ya veo que no.

Vamos, vamos, Pepe, vuela.

Vamos, Pepe. Corre, corre, corre.

Leche de coco.

Aspirantes, habéis consumido la mitad del tiempo.

Os quedan 30 minutos.

¡Oído! -¡Oído, chef!

¿Por qué no coge presión?

Yo estoy apretando el sifón con toda mi energía

y que no sale, oye, que está él a gusto

ahí pegado al sifón.

Pues nada, lo hago a mano.

Sacamos la masita del sifón

y lo echamos con la mano,

que tampoco necesitamos nuevos aires.

Marta, ¿qué tal? -Pues bueno, ahí voy. ¿Y tú?

Muy bien, estoy haciendo experimentos

que no sé ni lo que estoy haciendo.

Pero como salga bien se va a quedar rico.

No es tan esponjoso, pero bueno.

¿Ha llenado un globo de verdad?

Es que es un auténtico virguero de la cocina.

No te llevo más al circo, ¿eh?

Papá, llévame al circo. Papá, llévame al circo.

¿Y lo que saqué del circo qué?

Esto que lleva una base de coco dulce

meteremos nitro ahí, le daremos vueltecitas

y nos quedará un coco helado hecho con helado de coco.

Parece un alquimista. Parece un alquimista, un...

Cago en la mar salada.

A ver si me voy a tener que comer un globo ahora.

Bueno, Ketty. Hola.

Creo que aquí huele a Cuba.

Pues voy a ver si puedo montar esta nata,

que la infusioné con menta y un poco de licor de coco.

¿Qué te parece?

(ACENTO CUBANO) Un toque cubano.

Óigame, señorita, es necesario que nos haga un buen plato

para que nosotros nos vayamos para casa...

Vamos a ver lo que se hace. Ahora le puedes hablar

en gallego porque vive en Galicia.

(ACENTO GALLEGO) Entonces, ordénate las ideas

y no te vayas por los cerros de Úbeda.

Haz algo bueno, que tengo muchas ganas de probar

algo dulce con sabor a coco.

Vamos. No me acordaba ya: Sabooor.

¿Cómo lo llevas? Ya estoy.

¿Qué es eso? Un globo de coco.

Te voy a decir una cosa, hay que tener mucho tiempo

y poco que hacer para empezar con el globito, ¿eh?

Esto en casa se lo hago yo

a Jesús y a Manuela y alucinan.

Pero se lo hago a un cliente en Illescas y va a decir:

"¿Y qué sale de ahí, callos?"

Mira, me va bien porque justo lo quería abrir así.

Madre mía. Me viene bien.

Esto no se me monta, ¿eh?

Bueno, pues nada. ¿Y se le meto con sifón?

Desde el Olimpo de los dioses de la pastilla

se ve todo muchísimo más relajado.

Así también hago yo "MasterChef", ¿eh?

Daniel, ¿cómo vas con el coco y tu rodaballo?

Bien. Pues mira, he hecho el rodaballo a la plancha.

He hecho un estilo de fumet pero con mantequilla de coco,

agua de coco y leche de coco.

¿Y con el fumet y el rodaballo qué plato vas a hacer?

Una base de la salsa que te he dicho con el fumet,

el rodaballo encima. Le voy a hacer un aire

con agua y leche de coco también. Y ya está.

A ver si algo más, Daniel. Ya, ya, vale.

Y corre, que no llegas. Oído.

Venga, que te queda tiempo aún.

Muchas gracias, majo. Gracias.

Va a tocar repetirlo, ¿eh?

La Escuela MasterChef la hemos hecho

con contenidos serios. Hay recetas de todo

y todas las técnicas que utilizamos para hacerlas.

Mira, esta recetita de coco la vamos a meter.

Está celebrando mi cumpleaños a toda costa.

¿Cuándo viene la piñata?

(RÍE)

Vaya cumpleaños me vas a dar.

(RÍE)

Qué se añade, muy poca xantana, ¿no?

Le vas dando hasta que salga el aire.

Jordi está con sus experimentos aún del Dr. Bacterio.

Que yo lo hago siempre con un huevo pequeño esto.

Lo quería hacer redondo, porque un huevo de coco...

Quería hacer un coco de coco.

Pero es lo malo que tiene, que lo aprietas un poquito...

(CANTA) #Un globo, dos globos, tres globos.#

Esto va a salir.

(CANTA) #La vida es un globo que se me escapó.#

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos 5 minutos.

Os veo a algunos un poquito apurados, ¿eh?

¿Que eres, gallego o qué?

(ACENTO GALLEGO) Tengo el Bohío, joder.

(RÍE)

Joder.

¿Qué te han parecido nuestros aspirantes?

Que tenían buena ideas, ¿no? Buen nivel, ¿no?

Pepe y Jordi... Ahí estamos.

Están más... Más flojos.

Más flojetes, están ahí justeando.

En cuanto a ideas. Luego a lo mejor el sabor...

Pero las ideas...

Que hoy me haya lanzado a hacer esferificaciones

es una declaración de intenciones.

Y vamos hacia adelante a ganar "MasterChef"

o llegar a la final por lo menos.

Pepe ya ha terminado.

(RÍE)

Lo tengo.

Pepe, Jordi, ¿qué pasa? ¿Os sobra tiempo?

Si lo queréis probar antes está terminado, ¿eh?

Yo igual. Pues recoged las cocinas,

que tenéis tiempo. Oye, Samantha...

Último minuto.

Qué bien, Pepe. Muy bien.

Así me gusta, Pepe. Yo soy más limpia...

¿Qué?

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! ¡Manos arriba!

Ay, que se cae. ¡Eh!

¡Eh! (RÍE)

El resultado final no es lo que tenía en mente.

Pero estoy contenta con el resultado

porque el sabor está muy bueno.

Si quieres aprender todo lo que necesitas saber

sobre cocina, tenemos una novedad.

En la Escuela Online de "MasterChef"

vas a encontrar más de cien nuevas recetas

donde podrás convertirte en un auténtico MasterChef.

Además encontrarás nuevos trucos para sorprender

a tu familia y amigos con deliciosos platos.

Ya lo sabes, entra en la Escuela MasterChef.

Sofi, ¿qué tal?

Oye, está súper bonito.

Aspirantes, el tiempo ha terminado.

Antes de catar vuestros platos Pepe y yo vamos a ir a probar

lo que han hecho el aspirante Jordi

y el aspirante Pepe. Pepe Junior.

Eso sí que me divierte a mí.

¿Qué tal, Pepe?

Encantado de cocinar para vosotros.

¿Nos puedes contar qué has hecho?

Bueno, yo creo que deberíais empezar a probar por el salado,

son los guisantes salteados con una carbonara de coco.

Eduardo... perdón, Pepe.

Un poquito al estilo Pepe.

¿Me dejas probar? Uno ya no lo vas a probar.

Hombre, pero no habéis dejado nada.

Eres como el otro Pepe, te lo jamas todo.

Hombre, es que aquí está Pepe para comer.

Bueno, ¿y esto es...? Eso es un macarrón de mango

con coco, un arroz con leche de coco

y un polvo helado de coco.

Mango, coco y arroz con leche. Vamos.

Le damos. Ligerito.

Exactamente hace igual.

(RÍE)

¿Tengo yo esa cara de loco?

Muy rico.

Es muy fuerte, ¿no? Yo he catado un plato de Pepe

haciendo de Pepe comiéndolo como Pepe.

Qué rico está el mango con el coco.

Es que funciona muy bien. Venid todos a probar

el macarrón de Pepe, porque está espectacular.

Olé. -¿Se puede?

Ha hecho para todos. Es un macarrón congelado

que se hace al momento.

Veis que es un macarrón

que se deshace en boca de mango y coco.

¡Huy, qué bueno!

Joder, tío. -Qué rico.

Buenísimo, ¿eh? -Extraordinario. Riquísimo.

Gran persona y mejor cocinero, Pepe Rodríguez.

Un aplauso para él. -¡Bravo, Pepe!

Toni, que hoy no te va a valorar él, ¿eh?

No seas tan pelota. Ven aquí.

Podéis volver a vuestros sitios.

Qué maravilla, Pepe.

Parece coco rallado y se deshace, tío.

Oye, ¿puedo ya probar?

Nosotros lo que aspiramos es a llegar algún día

a ser un Pepe, o a ser un Jordi.

Y tener la posibilidad de probar lo que ellos hacen

pues es como una guía

para saber hacia dónde tienes que ir.

Y ha sido un detalle muy bonito.

Hay una galleta de coco,

una crema de coco, una espumita de coco.

Aquí tengo agua de coco tostada y caramelizada.

¡Guau! Y con agua de coco

hemos metido en globito para hacer la broma.

Hala, qué bonito.

He hecho un gran coco helado.

Mirad el platazo de coco de Jordi.

Madre mía.

Yo me desmoralizo con esto, claro.

Aquí tenemos coco lápiz que hemos tostado al horno

para tenerla caramelizada.

El agua la hemos utilizado para una base de ceviche

y la carne de coco que es más finita,

cortada como en tallarines muy finos.

Y encima unas ostras. Hey, yo quiero probar.

Quita. Déjanos que estoy con Pepe.

Pepe, déjame el placer una vez.

Pepe, no te pases.

Vamos, Pepe, dale.

¿Queréis algo de postre?

¿Así un coco gigante con texturas de coco?

A ver. Os repito, crema de coco.

¡Hala! Huy, qué pena.

Espuma de coco, galleta de coco.

Un poquito de este.

Qué bueno.

Oye, me podéis invitar cuando queráis a hacer de Pepe.

Sobre todo por la cata. Me iba a poner rollo borde

como vosotros, pero es que no puedo.

Me han conquistado por el paladar.

Aspirantes, acabamos de probar cuatro platos espectaculares

donde el coco es protagonista principal.

Y saben a gloria, ¿eh?

Ahora vamos a ver lo que habéis hecho vosotros.

Pues nos lo habéis puesto muy difícil.

Pepe, Jordi, poneos vuestros trajes y vamos a catar.

Las comparaciones son odiosas.

Por la cara que has puesto he supuesto que el plato

que más te ha gustado ha sido el mío.

Los dos estaban muy buenos. Los dos míos dices.

¿Y los dos de él?

Entonces también.

Toni, Jon, vais a ser los primeros.

Podéis traer vuestras elaboraciones. Gracias.

Toni. Se llama arroz al horno

con agua de coco, alga wakame y langostino.

Con el resto del fumet he intensificado

el sabor a coco y he hecho unas esferificaciones.

Vamos a probar.

Chef.

Mira, te voy a decir lo que no me ha gustado.

Tú esa cáscara de coco la dejas limpia

y esa carne de coco la integras de alguna forma en el arroz

para subirlo un poquito más.

Me gusta mucho la combinación de sabor con la wakame.

Y ya sólo con esa idea haces un arroz que es singular.

Y a mí me gusta la cocina que tiene ese punto

de singularidad. Vale.

Ha hablado el ying. Ahora va a hablar el yang.

Me gusta el conjunto, porque es la primera vez

que te veo hacer un arroz diferente

y me gusta el sabor que tiene.

Gracias. -Pues ahora si me permites,

Toni, yo te voy a dar el "yung".

El ying, el yang y el "yung".

Él te ha dicho lo positivo, él lo negativo

y yo no te voy a decir nada, porque me ha encantado.

Olé. Gracias.

Estoy muy contento, estoy muy feliz

y tengo muchas ganas de seguir demostrando

que puedo ser un gran cocinero. Así que a darlo todo.

Cuéntanos, Jon, por favor. ¿Qué nos has hecho?

Pues he hecho un arroz

con leche de coco y azúcar de coco.

Luego he puesto coco fresco con unas grosellas

y lo he metido al horno para hacer un crujiente

con una especie de galleta.

Le he puesto las tiras encima

y luego un poquito de coco en polvo.

¿Sabes una cosa, Jon? Dime.

Cuando no estás seguro de tu plato

te va desapareciendo la coz así...

Samantha, estoy contento con mi plato.

Para ser una cosa que no he hecho nunca.

Prueba, Pepe.

Buah.

Buah.

Qué valor decir que has probado este plato y que está bueno.

A mí me gusta.

Pues van a tener la suerte de probar los dos.

Toma, una por Jon. Joer, más...

Hala. Una por Jon, toma.

Cómo te quiere. Como está tan bueno...

¿Qué tal? Cuesta que baje.

Para que veáis que el trabajo de jurado es bueno

pero muchas veces es muy complicado.

Está jugoso. ¿Ah, sí?

Era un poco mazacote, ¿no?

Para tragar necesitabas beberte un litro de agua después.

Cuesta tragar, pero bueno, que no pasa nada.

Que por suerte hay más oportunidades

para demostrar lo que sabes hacer.

Pero este plato pues está quizá fallido.

No pasa nada. Ánimo. -Vale.

En tu caso, Jon, empezaré por lo que me gusta.

Nada.

Es una crema boba, una guarrindongada.

Y el emplatado... terrible.

Delante de cocinas.

Prefiero no valorar tu plato más.

A mí me gusta, a vosotros no. Es una castaña. Vale.

¿Tú te lo comerías? Sí.

¿A gusto? Sí.

Un poco plano igual.

Bah, los postres no son lo mío.

Sofía. Sí.

Cuéntanos qué has hecho.

El plato se llama Arroz cocotero.

Y he hecho un arroz con agua de coco,

leche de coco y después he hecho una espuma

con la cabeza de los carabineros y gambas.

Y después lleva un aire de coco por encima que es agua de coco.

Hace mucho tiempo que no veo a Pepe

comerse la cabeza de una gamba. Y yo reconozco a Pepe por eso.

Ay, ay, ay. Más guarro, más guarro.

Ensúciate la barba.

Este es un Pepe y lo demás son tonterías, hombre.

¡Este es Pepe seguro! ¡Es él!

Tú date cuenta que hasta Sofía me imita ya.

Mira, mira. Sí.

Te mira así como...

Vas muy bien, vas muy bien.

A mí me ha encantado, el emplatado es maravilloso,

pero la presencia del coco no la veo

como elemento principal o protagonista.

El coco está mosqueado porque no es el prota de la función.

Veo una buena idea, veo una evolución bastante buena.

Todo está muy bien, muy bien...

Menos el punto del arroz. Ostras...

He visto emplatados parecidos en restaurantes de cierto empaque;

falta que limpiemos bien la gamba. Sí, ya lo he visto.

Cuando esto va al plato... se puede comer, ¿eh?

Ya, pero queda feo, no me gusta.

Lástima el punto de cocción porque es un buen plato

pero hay un problema técnico de ejecución.

Qué rabia. -Una pena.

En fin, Víctor, cuéntanos, ¿qué has hecho?

He hecho un curry rojo con tartar de gambas y coco joven

culminado con una infusión de coco, hojas de lima, citronela

y un aire de agua de coco.

Coco y gamba, muy bien. Sirva usted, señor.

La lima es para quien la desee.

Dale un pequeño "twist". (SOFÍA) Muy bien.

Pues muy bien.

Joder. Pica un puntito, seguramente.

Qué rico está, Víctor, y qué pena que no sepa a coco nada.

Para un plato de marisco, para un plato para lucirse,

para un plato... el que quieras, pero para una prueba de coco...

Y me fio del paladar de nuestra alcaldesa.

Tú piensa en coco.

Está muy bueno, pero no veo el coco.

Espera... el coco.

-Creo que estos jovenzuelos no vieron "Barrio Sésamo",

cuando salía y decía: "Hola, soy Coco".

(TODOS RÍEN A CARCAJADAS)

Se lo han perdido y no han encontrado a Coco para ponerlo.

No ha salido Coco aquí. Aquí no ha salido.

El plato es espectacular, de los platos buenos de la edición:

bonito, me gusta tu discurso, me gusta como cocinas

pero no sabe a coco.

Gracias, muchas gracias.

(Aplausos)

Me ha dado pena porque sé que era, realmente, era un platazo.

-Pero no sabe a coco... nada.

-¿Ni el aire ni la infusión? -Nada.

Ketty, nombre del plato. ""Mousse" de coco tropical".

No estoy muy convencida con la estética

y, para mi gusto, le falta un poco de licor.

Para que fuera tipo postre-cóctel, ¿no?

Yo le pondría una pajita; se tomaría, primero, el licor

y, luego, sacas la pajita y te lo comes a cucharadas.

Pero estamos en "MasterChef", no podemos hacer eso.

Samantha... Vamos.

Me voy a repetir, porque creo que la prueba es clara:

es... ver "Barrio Sésamo" y buscar a Coco.

Ketty, es una nata montada. Si le quitas el caramelo

que tiene arriba de coco, que está muy rico,

el resto no sabe a coco.

Por un lado, estoy contenta porque veo que aplicáis técnicas,

que estáis evolucionando. Me gusta tu actitud,

que no vas de sobrada, vienes humildemente diciendo

que tu plato no te apasiona. Eso me gusta.

Lo que está muy bueno es el coco garrapiñado de arriba;

está de diez, nada más.

Dani, ¿cómo llamarías a este plato?

Lo he llamado "Rodacoco" "Rodafallo".

O "Rodafallo".

¿Qué has hecho con tu rodaballo?

He hecho una especie de fumet con leche y agua de coco,

luego, lo he espesado, que creo que me he pasado.

El rodaballo lo he marcado mucho a la plancha,

lo he terminado en horno y lo he sacado.

Esa salsa que has hecho de reducción de coco es un engrudo,

te ha quedado una plasta ahí que pierde todo el sabor a coco;

luego, le metes un aire de coco dulce, que no le va nada.

Qué pena que has... estropeado el rodaballo con ese coco infame.

Vale, chef. No creo que no te hayas dado cuenta

de que esa salsa de coco, al sobrecocerla,

se ha desnaturalizado y el sabor a coco ha volado.

Pero ya no tenía tiempo para rectificar y...

Yo lo he hecho tres veces.

Tú eres Jordi Cruz y yo Daniel Escribano.

Capacidad para correr, sentir presión, responsabilidad,

decir: "Debo sacar algo que sepa a coco".

Tú lo sabes y vienes con la carita así.

Y te conformas. No...

Y te fuiste por conformarte.

Y te vas a ir por lo mismo como no despiertes ya.

¿Te ha quedado claro? Sí, sí.

Mi actitud es la correcta y pongo todo el 100% de mí;

si ellos no lo aprecian, lo siento, pero mi actitud es la correcta.

Marta, nombre del plato. "Trópico".

Como todo es tropical, caribeño, pues... "Trópico".

He hecho una crema pastelera, donde he sustituido

la leche normal por leche de coco; le he echado azúcar de coco;

después, he hecho un bizcocho de coco en el micro

y, también, tiene un aire de leche de coco.

Y no estoy muy contenta con el bizcocho.

El bizcocho es el 80% del plato. Pues sí.

Vamos a probar. Venga.

Joder...

Sí, sí, sí; se ha secado.

Si lo probáis con la crema, igual se hidrata un poco y...

Al menos, no estará solo.

-A mí sí me parece que el protagonista es el coco,

pero, quizá, está mal ejecutado.

Todas estas técnicas nuevas que entran en tu vida, de repente,

no es fácil ejecutarlas.

Que sigáis practicándolas y que saldrán en nada.

-Mucho tengo que practicar.

¿Por qué te ha pasado? Si usas harina de coco te viene mal

porque es un bizcocho con muchas claras,

harina de almendra, harina normal y un saborizante.

Tiene que estar fluido... Sí, ya...

Para que al cocinarlo coja aire, suba... y quede bien.

Está mal formulado; hay mucha harina normal,

mucha harina de coco o coco seco, no es harina, es coco seco.

He echado coco rallado. Le faltará clara de huevo

o algo que le dé la capacidad de absorber el aire y fraguar.

Ha quedado una argamasa.

Esto es un homenaje al "mazacocote".

Mira, no lo había pensado así.

Tienen toda la razón del mundo, voy a intentar mejorar,

y practicar mucho, porque no me quiero ir.

Oxana, mujer, cuéntenos ¿qué ha hecho usted con ese coco?

Es una milhojas "acoconada".

"Acoconada" estás tú.

(Risas) Sí, un poco.

Lo he dedicado a mi hija Natalia,

cuando nació todos la llamábamos Tatochka.

"Milhojas Tatochka", espero que me esté viendo ahora.

Tatochka, ¿qué significa? Tatochka es el nombre de pequeña.

Ay, ay. Ay.

Mi amor. ¿La echas de menos, Oxana?

Llevo un año sin verla. ¿Sí?

Sí.

Espera... -Ay, Oxana.

Pero cuéntame dónde está.

Está en Moscú, en Rusia. Tiene 32 años.

Te encantaría verla. Hombre...

La echo tanto de menos que no lo puedes imaginar.

De verdad, es mi amor; es lo único que de verdad

me importa en esta vida. Tatochka, mi Natalia, mi amor.

Oxana, te voy a decir una cosa. Sí.

Veo un emplatado... muy bonito.

Gracias.

Lo vamos a lograr. Felicidades. Gracias.

Vamos a probar.

Lleva coco en todas las elaboraciones;

la única que no lleva es la gelatina de "mienta".

¿De mierda? De "mienta".

Gelatina de menta. Te había entendido mal.

Lo que vamos a pedir es que cuando te den clases de cocina

te las den de español, también.

Sí, claro, pero ¿sabes qué pasa? Cuando me pongo "nervioza"...

Vale. Vale.

En fin, lo que te quiero decir es que si ese postre me lo traes,

entro y lo veo, nunca hubiese dicho que era tuyo,

porque nos has acostumbrado a hacer emplatados tan malos y feos

que esto sí parece un postre concebido con sentido común.

Sí, gracias. Cuando era pequeña

íbamos a una pastelería y comprábamos una tarta de milhojas

de nata, con frambuesas y masa quebrada.

Le has dado tu toque con el sabor a coco que pedíamos

y me ha recordado muchísimo a ese postre que pedíamos

por nuestros cumpleaños. Te felicito.

(Aplausos) Gracias.

-Qué bonito. -Gracias.

-Muchas gracias.

Primero Samantha y luego Pepe, te dicen esas cosas

y empiezas a sentirte alguien importante, ¿eh?

Que vales para estar en el noveno programa de "MasterChef".

Para mí eres el mejor.

Hemos acabado la cata, es el momento de deliberar.

(SOFÍA) Qué nervios.

(KETTY) Vas a ser capitana.

(DANI) Sí, con Toni. (MARTA) Sí. Toni y Oxana.

Aspirantes, os hemos dado uno de los alimentos

más versátiles que podemos encontrar

y que, además, tiene muchísimos beneficios para la salud.

En el supermercado habéis encontrado

coco fresco, rallado y un sin fin de derivados.

Solo os pedíamos que fuera un plato espectacular

con el coco como protagonista

y hemos encontrado auténticas decepciones.

En este cocinado, ha habido un problema general,

pedíamos un plato con el coco como ingrediente principal

y solo lo han entendido tres aspirantes;

el resto habéis hecho el plato que habéis querido

sin tener en cuenta el coco.

A estas alturas, ese fallo os puede sacar del programa.

Eso tres aspirantes que sí han entendido la prueba son...

Oxana, Sofía y Toni.

(MARTA) Qué bien. (DANI) Bien, chicos.

-Qué fuerte, qué fuerte. (MARTA) Bien, Sofi.

Sofía, tu plato tenía muy buen sabor: sabor a coco, a gamba;

muy bonito, muy estético, interesante..

Pero el arroz crudo.

Pero qué pena que el arroz estaba crudo.

Oxana, a pesar de que el coco no es un ingrediente que se emplee

en la gastronomía rusa, nos ha encantado tu postre

pero, sobre todo, ver tu avance en tu forma de cocinar,

en tus elaboraciones y, por supuesto, en tus emplatados.

Cada día veo más cerca tu salón de té.

(MARTA) Qué bien, Oxana.

(SOFÍA) Suspiros. (DANI) Suspiros de Oxana.

-Gracias.

Toni, tu plato es el claro ejemplo de la fusión de la tradición

de los arroces, que somos conscientes de que sabes hacerlos,

y ese punto exótico que tiene el agua de coco,

que da un sabor interesante a la cocción del arroz, diferente.

Gracias. Además, te hemos visto arriesgarte

con esas técnicas de alta cocina haciendo ese falso caviar,

con lo cual, se agradece. La combinación era osada

pero original y has acertado. Gracias.

Oxana y Toni, habéis sido los dos mejores de este reto.

(MARTA) Qué bien. (DANI) Enhorabuena.

(MARTA) Muy bien, Toni. (DANI) Enhorabuena.

Y de los dos, el mejor y que, por tanto,

tendrá una ventaja en la prueba de exteriores es...

(SOFÍA) El marrón es para...

Toni. ¡Bravo!

(MARTA) Bien. (TONI) Menos mal.

(KETTY) Te ha costado. -Gracias.

Llevo imaginando ser capitán desde el primer programa.

Estoy contentísimo de lograrlo, aunque sea en el programa nueve,

pero bueno, nunca... nunca es tarde.

Como mejor aspirante de esta prueba vas a disfrutar

de una ventaja que deberás aprovechar jugándola muy bien.

Lo demás, aunque sin ventaja, también sois muy afortunados

porque vais a cocinar en un sitio maravilloso.

(SOFÍA) Qué guay.

-No tengo claro con quién quiero trabajar;

a Marta la querría en mi equipo, a Víctor le quiero y me cae bien

pero no lo quiero en mi equipo, no me gusta cómo trabaja en equipo.

Falso Pepe, Edu, muchas gracias por venir.

(MARTA) "Falso Pepe" Después de ver los platos

maravillosos de Pepe, sabemos que tú eres el falso.

(RÍEN) Vuelve cuando quieras.

Ha sido un placer. Chicos, mucha suerte y energía.

-Gracias, Edu. (TODOS) Gracias.

-Si te pones malo, aquí estoy yo.

Hermano... Gracias.

Arriba, Illescas. ¡Viva!

Arriba, Carabanchel. ¡Viva!

Esta semana nos trasladamos a Valencia para asistir

a una de las competiciones internacionales

más importantes del mundo de la hípica:

el Mediterranean Equestrian Tour.

Durante diez semanas los mejores jinetes internacionales,

procedentes de 48 países, compiten en duras pruebas de salto.

Solo un centro ecuestre como Oliva Nova es capaz de acoger

en España un campeonato de tal envergadura.

Y ofrece a los jinetes la oportunidad de competir

en un entorno idílico: al aire libre y en primera línea de playa.

Aspirantes, bienvenidos a Oliva Nova.

(TODOS) Muchas gracias.

En este centro ecuestre está tenido lugar

uno de los campeonatos de salto más importantes del mundo.

Qué emocionante.

Os hemos traído aquí porque hay una cualidad en hípica

que es fundamental en la cocina: el equilibrio.

(MARTA) A mí me falta eso.

No me refiero a su capacidad para mantenerse encima del caballo,

sino a su habilidad para equilibrar tres talentos:

resistencia física, precisión técnica y fuerza mental.

(DANI) ¿Cómo lo lleváis? (KETTY) Regulín.

(OXANA) Yo tengo fuerza mental. -Dice Oxana: "Yo fuerza mental".

(Risas) -La desequilibrada.

(OXANA SUSPIRA) Yo estoy muy bien equilibrada.

Hasta sé saltar con el caballo,

no tanto como correr pero sí, sí, sí.

A estas alturas no podemos consentir que seáis inestables

y por eso hemos decidido daros la oportunidad de eliminar

de cocinas uno de los factores que más os desestabiliza:

dos compañeros de trabajo con quien no os sentís cómodos.

Toni, Oxana, fuisteis los mejores de la prueba anterior

y os habéis ganado el privilegio de ser capitanes.

-Bien. -Qué privilegio.

-Hombre, claro. Toni, ¿con qué aspirante

no quieres trabajar y por qué?

No quiero trabajar con Dani porque ha entrado hace poco

y, bueno, creo que le falta un poco de ritmo para estar bien

y prefiero que esté en otro equipo.

-He sido repescado y tal pero he intentado ponerme al día,

estoy en las clases a tope y me ha sabido mal

que me eligiera como el primer descarte.

Oxana. Yo no quiero trabajar con Jon.

-¡Bien! -Porque me pone de los nervios

y quiero estar tranquila en esta prueba porque pienso ganar.

-Mi siguiente elección está entre Sofi y Marta,

dominan el postre, así que elijo a Sofi para que no trabaje conmigo.

-No me quiere ver. -No te quiero ni ver.

-Me ha dolido un poco que entre Marta y yo haya escogido a Marta.

La competitividad va saliendo y me siento, muchas veces, pues...

como la sombra de Marta. Y esto me duele.

-No quiero trabajar con Víctor; como Sofi estará en mi equipo,

prefiero que estos dos estén en equipos separados.

(DANI) Así no se entretienen con tonterías del ayuntamiento...

-Ni Toni ni Oxana quieren trabajar conmigo,

creo que por la simple razón de que he ido mucho a eliminación.

Igual, consideran que soy un poco gafe.

-Quedan Marta y Ketty, con Ketty es con quien mejor trabajo

peor hoy no quiero trabajar con ella.

-¡Ah! Me abandonas.

-Hoy te abandono. -Esto ha sido una puñalada.

-Toma. -Ya lo sabes.

Aspirantes, los equipos quedan así:

Daniel, Sofía, Ketty, trabajaréis a las órdenes de Oxana.

Jon, Víctor y Marta tendréis a Toni como capitán.

(DANI) ¡Ole, mi capitana! (OXANA) Estoy encantada.

De verdad, si tenía que elegir sería a vosotros.

Muchas gracias, Antonio. -Gracias a ti.

-No, a ti. -No, a ti.

-A ti, a sus pies.

-Estoy encantado. -Y yo.

Aspirantes, hoy vamos a medir de cerca vuestro equilibrio

y si alguien maneja con maestría el equilibrio en la cocina

ese es nuestro chef invitado. Viene, directamente,

de su restaurante Casa Manolo en Daimús.

Hombre. Con una Estrella Michelin:

Manuel Alonso. (TODOS) ¡Bravo!

Menos mal, qué ganas de verte, amigo.

(OXANA) Lo conozco. (SOFÍA) ¿Sí?

-Bueno, por la tele. (ALGUNOS RÍEN)

Aspirantes, este genio que veis y su hermano Juan Carlos

han sido capaces de convertir un chiringuito de playa

en un restaurante Estrella Michelin.

Manuel, ¿cuál es tu secreto?

El secreto es la honestidad, el trabajo y la constancia

pero, sobre todo, la herencia de mis padres;

mi padre siempre era muy meticuloso con el producto.

Aspirantes, Manuel ha diseñado el menú de esta prueba.

(MARTA) Madre mía.

Así que vais a cocinar elaboraciones de Estrella Michelin

Os enfrentáis a un menú compuesto con cuatro platos

y cada equipo cocinará dos de ellos.

Vale. -Muy bien.

El entrante...

"Coliflor con pulpo seco, quisquilla y albedo de cidro"

(OXANA) Albedo, no sabemos qué es.

Es la parte blanca del cítrico, del limón.

Cuando quitas la cáscara de fuera te queda lo blanco.

Manuel, ¿cuáles son las claves de este plato?

La clave sería el pulpo seco, que es donde nace este plato,

y tenemos la coliflor que nos sustenta ese punto

del pulpo seco, que es donde quiero que esté el protagonismo.

Este pulpo tiene fama. -No lo probé.

Es la leche. El equipo Azul hará un primero...

"Pescadilla con hervido valenciano"

Hacemos un hervido tradicional y le incorporamos espinas y cabeza

para darle ese sabor y ese colágeno.

(DANI) Eso lo sabrás hacer tú. (TONI) El "bollit".

El segundo corre a cargo del equipo Rojo...

"Arroz con costra de presa ibérica"

Hemos quitado el embutido e incorporado la presa,

hicimos un caldo de codillo.

Hemos imitado la costra con harina de maíz,

con harina de garbanzos y el caldo del arroz.

Cogería el arroz, si no, Antonio lo peta.

-O no. -Es lo que mejor hace.

-A veces. -"A veces", no; el arroz siempre.

-Siempre hay una primera vez para fallar.

Y el postre del equipo Azul...

"Hibisco, yogur y nieve de rosas"

Qué guay.

-Hemos hecho una infusión con el hibisco, la crema que lleva,

una espuma de yogur y la nieve de rosas.

Un pequeño consejo: es algo muy etéreo.

Tened cuidado, con la temperatura, con el frío.

Es lo que corona el plato.

-¿Os atrevéis con el postre? (VÍCTOR) Sí.

Quiero demostrar que, aparte de hacer tartas que se caen

y que se derriten, sé hacer platos dulces con decencia.

Toni, por ser el mejor de todos en la prueba anterior

te corresponde elegir menú.

Vale, no quiero cocinar lo de color rojo.

Sorprendido estoy cuando hay arroz. Ya, lo imaginaba.

Porque llevamos nueve semanas comiendo todo tipo de arroces

y cuando puedes coronarte en tu tierra, dices:

"No, arroz no quiero". Soy una caja de sorpresas.

Querrá que otros metan la pata. (DANI) Eso es.

(TONI) No tiene por qué. (OXANA) He tenido buen profesor.

Dijo: "Toma, rusa, el arroz, a ver cómo te sale".

Y la rusa está pensando:

"Vale, también me puede salir bien, ¿por qué no?".

Hoy cocinaréis para 50 grandes jinetes españoles y europeos,

y que están en plena competición. Qué guay.

Como siempre, nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios para cocinar

y donará el excedente que no uséis a comedores sociales.

(TONI) Muy bien. Contaréis con 150 minutos en total

para elaborar 50 raciones de cada plato.

Madre mía.

Coged vuestros delantales, a por ingredientes y a las cocinas

en tres, dos, uno, ¡ya!

(MARTA) Corred, equipo Azul. (VÍCTOR) Vamos.

(DANI) Vamos, chicos, venga.

Vamos, equipo, aquí debajo para que no molesten.

Oh, capitán, mi capitán, mi gran capitán.

(KETTY) Venga. (DANI) Mi gran capitana.

Aspirantes, os recuerdo que para que los dos equipos

tengáis el mismo tiempo de cocinado,

empezaréis a trabajar escalonadamente.

(TODOS) Sí, chef.

Equipo Rojo, preparaos porque vuestro tiempo de cocinado

empieza en tres, dos, uno. ¡Adelante!

(MARTA Y VÍCTOR) Ánimo.

-Voy por detrás, por detrás. Gracias.

(KETTY) -Voy a poner esto en agua, ¿vale?

(SOFÍA) Las ñoras hidrátalas ya.

Voy a cortar la verdura para hacer el caldo.

-Primero hago la coliflor. (OXANA) Vale, al vacío.

El primer plato que elaborará el equipo Rojo

es "Coliflor con pulpo seco, quisquilla y albedo de cidro".

Para ello, tienen que preparar un puré de coliflor

con nata, mantequilla y gelatina, que cocinarán al vacío en el Roner

durante cuarenta minutos. Como se me quede corto...

Más o menos, le he pillado el rollo.

-Voy con las salsas. (DANI) Vale.

Para acompañar el plato de coliflor Oxana tiene que hacer

tres salsas distintas y una gelatina de cacao.

Con esto es suficiente para la gelatina de cacao.

(DANI) Vale.

-Ketty, ¿este es para el caldo? -Sí, primero haremos el caldo

para que tenga un buen fondo. -Vale, vale.

¿Qué vas a hacer en esta? ¿El de pollo o el de codillo?

-El arroz, el de codillo.

Si quieres, haz el de pollo. -Vale.

El segundo plato que harán

es "Arroz con costra de presa ibérica".

Primero, tienen que hacer dos caldos; uno de codillo

para el arroz y otro de pollo para hacer la masa para la costra.

Este caldo lleva codillo, ¿verdad?

Vamos a marcar el codillo este sabroso.

Qué rico el codillo. (SOFÍA) Bien de codillo.

(TONI) Huele a quemado, señora. -Huele a chamusquina.

-Huelo a quemado yo, me estoy poniendo más morena.

(MARTA) Con más ritmo.

-Ketty, hoy tenéis un cuchillo más, ¿no? El de la espalda.

-Tengo dos; el tuyo y el de Marta. Me tenéis contenta a mí.

-Oxana está arrancando, está en su salsa. Tititití.

-Sofi, ¿reparto la gelatina de cacao en dos bandejas?

-Sí, en dos. -Gracias.

-Tiene que ser una capa superfina. -Sí, cariño.

-Vámonos.

(OXANA) Ya está hecha la gelatina. (SOFÍA) Pues ponla en la nevera.

Ahora mismo. Cuidado que llevo la gelatina.

Pepe, Jordi, aquí tengo mis maravillosas campanas

para el reparto de equipos.

Por haber sido el mejor en la prueba anterior

le corresponde elegir a... Pepe.

¿A Pepe? Hizo un "cocoloquio" y un "cocobobo".

Deja de protestar, pareces Toni.

(RÍE) Por ahí no paso.

Y acata lo que te dice el jurado. Sí, sí.

Pepe... Gracias.

¿Con cuál de las dos minicampanas no quieres quedarte?

Chan, chan...

Esta es la que no quiero. ¿Estás seguro?

(TODOS RÍEN) Jordi, levanta tu campana.

(RÍE) ¿Ves? ¡La azul!

¿Me ha tocado con el Azul? Sí.

Así que, Jordi, te quedas con el equipo Azul.

Bolita azul. Y, Pepe, te quedas el equipo Rojo.

Perfecto. Pues nada, a trabajar.

Jordi, rema a favor, por favor. -Si no, te tiraremos, rápidamente.

-Te estoy viendo y sufro.

Equipo Azul, vuestros 150 minutos para cocinar

empiezan en tres, dos, uno. ¡Ya!

(TONI) Quitemos esto y pongamos aquí film.

-Tengo cebolla para el hervido. -Vale.

(MARTA) La parto, ¿no?

-Sí, lo que quieras, sin problema.

Tú lo haces muy bien y trabajas bien, o sea... fenomenal todo.

Víctor, te quiero oír hablar. -Sí, sí.

(MARTA) Venga. -Os quiero escuchar a todos.

-Lo que necesitemos, lo decimos. -Quiero escucharos.

El primer plato que elaborará el equipo Azul

es "Pescadilla con hervido valenciano".

Para ello, tienen que preparar un fumet de pescado

con las espinas y la cabeza de la pescadilla;

añadir las cebollas, las patatas y las judías verdes.

¿Has hecho hervido alguna vez? -Sí, lo como todas las semanas.

Es un plato típico de Valencia. -¿Cuál crees que es la clave?

-No tiene misterio, pero debe estar todo en su punto;

es fácil pasarse de cocción. -Vale.

-El yogur griego... Vale, perfecto.

(TONI) El postre estoy seguro... (MARTA) Víctor podrá hacerlo.

(TONI) Es un virtuoso. (MARTA) Sí.

(TONI) Con la seguridad que cocina, creo que triunfará el postre.

De postre, Víctor tiene que hacer "Hibisco, yogur y nieve de rosas".

Para la nieve debe emulsionar el agua de rosas con azúcar

y albúmina, cuando enfríe lo montará como si fuera merengue.

Víctor, noveno programa, por fin un postre ya.

-Ya era hora. -Gracias a mí,

te concedo el honor de cocinar un postre.

-Estoy haciendo la nieve de rosas, estoy esperando

para poner la albúmina. -Vale.

-Aquí tengo la espuma de yogur, cuando estén hidratadas

las gelatinas las añado, mezclo yogur y al sifón.

Y me pongo con el hibisco. (TONI) Perfecto.

(DANIA) Chicos, hay que volar. (SOFÍA) Vamos.

(KETTY) Quiero nervio, ¿eh?

(OXANA) Esto lo pongo aquí y ya. (DANI) A ver, chicas.

(OXANA) Perfecto, un bol pequeño...

Lo voy a sacar.

(SOFÍA) Dale un doble golpe.

(DANI) ¿Os echo una mano? (KETTY) Hala.

(SOFÍA) No te preocupes.

(OXANA) Sofi, ahora tengo que hacer el albedo de limón.

Lo escaldo y trituro, ¿verdad? (SOFÍA) ¿El qué?

(OXANA) Lo del limón. (SOFÍA) Pero lo blanco. No, no.

Oxana, Oxana, tienes que pelar esto con un pelador,

porque te has llevado toda la piel y todo esto.

-Sí, lo sé, pero sé sacarlo de otra manera.

-Pero irás más rápido si lo pelas primero.

-Vale, lo voy a hacer a tu manera.

Para la emulsión de albedo de limón

Oxana tiene que escaldar el albedo cocinarlo con almíbar,

cuando enfríe, lo triturará con nata y mantequilla.

Voy a usar todos los limones, ¿qué os parece?

-Claro que sí, para eso están. -No vaya a ser poco.

He preguntado más a Sofía porque he trabajado mucho con ella.

Es mejor preguntar y hacerlo bien que no preguntar y hacerlo mal.

(DANI) Me voy a poner a cocer la quisquilla. Hervir...

Es pequeña, la dejo poco en el agua caliente, ¿no?

(OXANA) Tiene que estar casi cruda.

-Bien, está cogiendo color.

Bueno, ¿cómo está mi equipo Rojo? ¿Este es el caldo del arroz?

No, es el caldo para la costra que va arriba.

¿Para la costra? Perfecto. Sí.

¿No había que dorarlo? ¿Era un caldo en blanco?

Se ve poco dorado. Para sacarle color

debería haber dorado bien. Capitana, hay que estar atenta.

Si se va a hacer un fondo que tenga gusto, sabor y color

hay que dorar las carcasas. Vale.

Y si se pueden cortar más, mejor para que dore más.

¿Ves cómo está eso? Sí, está entero.

¿Meto las carcasas en el horno? Si está el horno vacío, mejor.

Ese es el de codillo, ¿tampoco había que dorarlo?

Las de abajo las doré bien.

Estas cosas hay que dorarlas muy bien, muy bien.

Pues las meto, también, al horno. ¿Te fías de la capitana?

¿La ves segura? La veo preguntando.

Bueno... tendré que fiarme.

Tendrás que fiarte. Ay...

Ya está, sácalos, sácalos. -Sí, los voy a sacar.

Estamos a punto de cumplir los primero treinta minutos, ¿vale?

(TODAS) Sí, chef. Vamos a espabilar.

(TODAS) Sí, chef. Vamos rápido.

(TODAS) Sí, chef. Nos pilla el toro.

O el caballo, en este caso. ¡Venga!

Hala, bien dorado.

-A esto le meto por aquí, ¿no? -Sí.

-Os quiero oír hablar, ¿eh? Que vayáis contando cómo va.

A ver, Toni, majo. ¿Qué tal, chef?

Bien. ¿Te explico cómo llevamos la cosa?

Dale fuerte. ¡Jon! ¿Has partido una cabeza de merluza en tu vida?

No, la verdad es que no. La estás destrozando a lo loco.

¿Cómo has repartido las tareas? Jon y yo estamos con el pescado

para el hervido. Lo está destrozando.

Así abierto no lo he visto nunca. (TONI) Eso es culpa mía.

O sea, falla el capitán, estamos listos.

En este caso, pero la organización va bien.

Estamos haciendo el hervido, lo hemos cortado con las manos,

como no se va utilizar, es solo para el caldo...

En la receta del chef se cocina el hervido en un caldo de pescado.

¿"En un caldo de pescado"?

Pensaba que íbamos añadiendo el pescado.

¿No era más fácil? Blanquearlo.

No, hacer un caldo corto de pescado, primero.

Entiendo como hervido esto. Ah, tú entiendes...

El hervido se hace así.

O sea, que voy al chef y digo: "No lo has entendido".

¡No, no, no! Que no me líes, no me líes.

"Algo se te escapa" No me líes.

"Michelinito" No, he ido a comer y es genial.

¿Y no te gusta su hervido? ¿No es valenciano?

Me parece espectacular. Pero yo he creído que era así.

No soy valenciano, pero te digo. Sí.

Él mete las verduras, las espinas y demás.

Te recomiendo separar las espinas. Sí.

¿Vale? Y cuando lo tengas hecho, hace una cremita de hervido.

Sí. Desconecta el chip creativo

y sácalo bien. Vale, perfecto.

Organiza bien que si perdemos... No perderemos.

Soy superrencoroso y supervengativo.

No pasará. No será tu culpa

porque si es culpa tuya... Qué galleta me acaba de dar.

(MARTA) Entonces... -Joder, el chefito...

Menuda galleta. -Toni, ¿qué hago?

-Vamos a hacer lo que dice Jordi.

Vamos a hacer un fumet. -Oído.

(VÍCTOR) Aquí va la albúmina. (TONI) perfecto.

-La albúmina al frío. (TONI) Vale, ¿lo llevas bien?

-De momento, sí. Cuando termine esto me pongo con el bizcocho.

(TONI) Perfecto, Víctor.

(KETTY) Venga, chicos. (SOFÍA) Vamos.

Pongo a marinar la carne para que coja el sabor.

(KETTY) Vale, perfecto. Los tomatitos para mí.

¿Le pusiste todo? (SOFÍA) Ahora lo voy a poner.

-Ojo con la pimienta, no hagas un Fabio.

-Son bayas de enebro.

Para la presa ibérica que acompaña el arroz

tienen que marinar la carne al vacío con bayas de enebro,

aceite, vinagre de arroz, zumo de naranja, café soluble,

vino fino, canela y azúcar.

(DANI) Que no pare el ritmo.

-Dani, no he usado esto. -Dime, cariño, vale.

-¿Lo pongo aquí? -La bolsa debe estar dentro, ¿vale?

-Ahí toda. -Ahí, ¿vale?

-¿Y esto fuera? -Sí.

Baja, ya está. Suelta. -Qué fácil, ¿no?

¿Se abre solo? -Se abre solo.

-¿Vas bien, Dani? -Eh...

Estoy pelando las quisquillas y me está costando

porque son muy pequeñas y son jodidas de pelar.

Hay colas tan pequeñas, que vamos...

Si vais bien por ahí. -Ahora voy contigo.

-Ábrete, superpuerta.

-Muy bien, alcaldesa, curras como una loca, tía.

(KETTY) ¿Tienes la olla donde vamos a hacer...?

(SOFÍA) ¿El qué? (KETTY) El sofrito.

Por otro lado, tienen que hacer una "salmorreta",

un aderezo típico alicantino a base de cebolla,

tomate, ajos y ñoras; que sirve de base para el arroz.

Lo bato y lo cuelo. Esa pulpita estará muy rica.

(TONI) Hay que demostrarle a Jordi que vamos a ganar, ¿vale, chicos?

(MARTA) Sí, Toni, esa es la actitud.

Espero no cortarme haciendo esta "brunoise".

(TONI) Cuando acabes, ayudas a Víctor, ¿vale?

-Guay, perfecto.

-La mitad. -¿Lo tienes controlado, Víctor?

Sí, sí. Qué bien huele, por Dios.

Para el postre, Víctor tiene que elaborar una crema de hibiscos.

Para ello, debe hacer una infusión con frutos rojos y el hibisco;

después, espesar con "agar-agar".

Me pongo con el bizcocho. (MARTA) Oído, Víctor.

Cualquier cosa te ayudamos, ¿eh? Pide ayuda.

Por otro lado, tiene que hacer unos bizcochos con pasta

de frutos rojos, huevo, harina, azúcar y colorante rojo.

Cuando la masa quede homogénea la meterá en el sifón

y la cocinará en el microondas.

A ver, ya hemos hecho la...

Hemos picado todas las verduras para el caldo;

estamos rectificando y haciendo un fumet.

Me pongo con la "brunoise". ¿Te parece normal esto?

Hacemos platos de alta cocina, tenemos espacio, hay estanterías.

¿Te parece normal que estén ahí? No, no me gusta.

Esto en el suelo, el pescado... Tienes razón.

Los lomos de merluza al lado de la basura...

Tienes razón. En el suelo.

Jon, ayúdame. Tienes razón. Lo siento.

Quítame esa bandeja, por favor. Lo dejáis en el suelo. Vaya...

No volverá a ocurrir. Ahora en serio.

No solo hay que mirar la calidad de las elaboraciones:

higiene, orden, disciplina. Sí.

Todo, ¿vale? Menuda estrella Michelin.

Quieres ser un capitán de Estrella Michelin.

Así es. Vamos a vigilar,

si haces mal de capitán, irás a eliminación.

Hombre. Venga.

No podemos ir a eliminación, debemos ganar, ¿vale?

(MARTA) Sí, Toni.

-Voy con la última.

Lo primero que voy a hacer es triturar el perejil.

(OXANA) Chicos, ¿todo bien? (SOFÍA) ¡Sí!

Tenemos que demostrar que ya no eres caótica.

-Quiero que salga bien hoy.

La última salsa que tiene que preparar Oxana

para el plato de coliflor, es un aceite de perejil

con ajo y aceite de girasol.

Le echo huevos. ¿Uno o dos, Dani? ¿Qué piensas?

-Dos. -Dos. Dos huevos.

¡Vamos, vamos! El ritmo que no pare.

Creo que es suficiente.

No sé qué hacer. ¿Lo filmo?

Sofi, pruébame esto.

-¿Qué es esto? -Es un aceite de perejil.

-Falta sal. -Falta sal. ¿Y pimienta?

-Pero esto no estaba en el plato. -Sí. Estaba en el plato.

-Diría que era un agua de perejil. -No, aceite.

Aceite de perejil. -No era esto.

-Ha hecho una mayonesa. -¡Vamos, vamos!

Venga, vamos a reaccionar.

Cogemos más perejil y lo infusionamos.

-Joder, hice mayonesa, que no tenía que hacer.

¡La madre que lo parió! Perdonad.

-Oxana, no te estreses. -No te pongas caótica.

-Te lo pido por favor. -Vaya metedura de pata mía.

-No pasa nada. -De verdad. Vamos, rápido.

-Nos caemos y nos levantamos. -¡Vamos, vamos!

Vamos a ver, Oxana. Aquí te traigo a Manuel,

que es el chef que ha diseñado el menú.

Oxana es la capitana. La veo un poquito nerviosa.

Sí. Me equivoqué y en vez de aceite de perejil,

hice mayonesa de perejil.

¿Mayonesa de perejil? Es un aceite lo que hay que hacer.

-Sí. Ahora mismo voy a hacer con aceite.

Ajo. Ahora escaldo el perejil, lo trituro.

Después paso con pasapurés

para no tener grumos. -Vale.

Si no la entiendes, no te preocupes porque nos pasa a nosotros.

Habla deprisa, medio en ruso y no sabemos lo que nos dice.

Perdóname, Manuel. Más pasos.

¿Las quisquillas las tienes? Sí.

Ya están cocidas y cortadas.

¿El pulpo seco? Ahora vamos a cortar.

Siguiente plato: arroz. Cuando acabemos con el primero,

vamos con el siguiente. -Debemos tener un sofrito,

el caldo. Luego, con este caldo vamos a mojar,

pero es importante la costra. Tiene que estar hecha.

Y un pequeño truco es que la costra la tenemos que cortar

cuando no esté fría del todo. Venga.

Vamos a correr. Oxana, que llegamos.

Manolo, no los podemos dejar solos.

Vamos a ver al otro equipo.

Víctor, ¿cómo vas? -Bien. Enfriando la gelatina ya.

-¿Necesitas algo? -De momento, no.

Voy a colocar el bizcocho en el sifón

y que repose antes de cargarlo.

-Cualquier cosa que necesites,

avisa. -Vale. Gracias.

Voy a empezar a hacer los bizcochos para dejarlo solucionado.

-Te veo estupendo. -¿Cómo llevas el pimiento, Toni?

Bien. -Vale. Voy a hacer esto del hielo.

Le voy a presentar a Toni. Toni es valenciano.

Toni, eres paisano. Él quiere versionar tu menú.

No, no. Dice que tu hervido es mejorable.

"Yo esto lo voy a hacer así. Le voy a dar mi toque

porque necesita mejora". ¿Cuál es tu toque?

¿Qué vas a hacer? -No le hagas caso.

-¿Qué vas a mejorar? -Nada. Es imposible mejorarlo.

Yo he pensado que luego añadiríamos el pescado.

Pero luego Jordi, con su gran sabiduría,

ha venido a rectificarnos. Es un pelota.

Primero el fumet y luego lo demás.

No quiero que me hagas la pelota.

Quiero que lo hagas bien. Lo haremos bien.

Sabes hacer el fondo, la base.

Es una pescadilla reinterpretada con este hervido,

que como bien sabes que eres de Valencia,

es típico nuestro. -El bollito.

Hombre, sí. Nos vamos.

Muchas gracias, chef. -A vosotros. Suerte.

(TONI) Cocinar un menú Estrella Michelín asusta.

Yo he ido a Casa Manolo a comer.

Eso puede beneficiar algo

porque lo he probado y sé cómo sabe la comida de Casa Manolo.

Manolo, gracias por ese menú que nos has regalado.

Gracias por todos los consejos que les has dado

a nuestros aspirantes. Esperemos que los rematen bien.

Un placer tenerte aquí. Gracias.

(DANI) ¡Vamos, chicos! ¡Venga!

Vale. Me pongo ya a hacer la costra, Ketty.

Son las dos harinas: la harina de garbanzo y la harina de maíz.

-Y el agar-agar con el caldo. -Vale. Perfecto.

Me voy a liar con el pulpo.

El poder del fuego. Cómo me gusta el fuego.

-Voy a hacer la ñora y el tomate. -Vale.

Equipo rojo, equipo azul, llevamos 90 minutos de cocinado

y en 30 minutos sale el entrante.

(TODOS) ¡Oído, chef! Venga. Vamos a darnos brío.

Eran dos cachos de pulpo por plato. -Sí, cariño.

-Lo más fino que pueda. -Vale.

A ver. Voy a cortar gelatina.

Sofi, sale más o menos así. ¿Hago más pequeños?

Más pequeños. Más, más.

Tres trocitos por plato. ¿Esto lo dejo reposar?

No sé si dejarlo en la nevera. ¿Dónde lo dejaríais?

-Sí, en la nevera. -Vale.

En la nevera, Sofi. -Voy, voy, voy. Ahí.

A ver.

-Voy a turbinar el gel. -Vale. Guay.

Estoy un poco agobiada. ¿Cómo vamos?

Jon, cuanto antes se pueda poner a la plancha la merluza...

Eso marca rápido. Hay que poner la cebolla.

-Hay que marcarla. Venga. A tope.

¡Vamos, chicos! ¡Vamos!

¿Qué tal? Aquí vamos a turbinar ya el gel

de hibiscus con frambuesa.

Déjame una cosa.

¿Cuántos comensales hay hoy? 50.

A mí no me gusta la textura. Veo poca cantidad.

Y de sabor, que para mí es lo más importante, regulón.

Toni, por favor, ven aquí. Voy enseguida.

Estoy hablando con Víctor. Lo has puestos a los postres.

Lo has puesto al frente de esto. Le dejas solo.

Esto no está rico, hay poco y no tiene la textura adecuada.

Claro. ¿Repetimos la gelatina?

Marta, quiero que te pongas a ayudar a Víctor.

-Oído. -¿Repetimos gelatina?

-Déjalo así y me pongo con ello. -Vale. Voy.

Claro. Es que sois cuatro. Veo más dos y dos,

que tres y uno. Aparte, que el postre es tela.

Para mí, es el plato más importante del menú.

Lo sacaremos bien. Gracias por la ayuda.

Hay que sacarlo de diez. Sí, sí. Perfecto. Gracias.

Vale. Rapidez, chicos, eh. Rapidez, chicos.

Cuando esté infusionado, filmas con papel y dejas que repose.

-Perfecto. -Voy a hacer los bizcochos.

(TONI) ¡Vamos, chicos! ¡Vamos!

"Hello". ¿Qué tal? Hola, Samantha. ¿Cómo estás?

No sabía si ibas a venir.

Me habían dicho que estabas ocupada.

Tengo muchas competiciones, pero me escapé.

¿Tú no eras vegana? Sí. Soy vegana.

Pero no preocupes. Seguro que hay algún plato

apto para veganos. No. Qué va.

Es un menú de cuatro platos.

Te lo vamos a organizar. Acompáñame.

¿Cómo vas, Jon? ¿Cuántos trozos llevas?

-35, 37. -Cuando los tengas todos,

te pones a la plancha y los guardamos en el horno.

Las cuadraditas están. Hay gelatina para un ejército.

Para un ejército. -Vale. Guárdalo en la nevera.

-Mira, pulpo. Pruébalo. -No.

Para mí, esto es una aberración. -Pruébalo.

El pulpo a la gallega no tiene superación.

Vale. Voy con la crema fina de coliflor

en homenaje a mi amigo el Alcalde.

Toni, Oxana, dejad lo que estéis haciendo

y venid aquí ahora mismo.

Sí. Estoy.

Hola. -Hola.

-Hola. -Hola.

Capitanes, como veis, vengo muy bien acompañada.

Ella es Beatriz Ferrer Salat, una de las mejores jinetes

de doma clásica de España y, también, del mundo.

Y amiga mía de toda la vida. Un placer.

Beatriz es una de nuestras comensales invitadas,

pero tenéis un problema.

Ella es vegana. Me gustaría pediros, por favor,

que me hicierais un menú vegano que sea apetecible.

Vale. Tenéis que improvisar

cuatro platos veganos y ricos con los ingredientes

que tenéis en cocina. ¿Lo tenéis claro?

Sí, chef. -Vale, chicos. ¿Habéis oído?

-Sí. -Una chica que es vegana.

Vale. Le damos una cremita fina de coliflor.

-Vale. -Aquí hay unas verduritas y arroz.

-Sí, pero el arroz tiene caldo. -No, no.

Pero con el mismo sofrito, no le ponemos caldo.

Bueno, capitanes, Beatriz y yo nos vamos

con el resto de comensales, que ya están llegando.

Y vosotros, por favor, a trabajar. Muy bien. Vale.

Gracias por la visita. -Gracias.

Oxana, mira. Tengo una idea.

Estas verduritas, si las podemos a la barbacoa esa...

-Ah, pues sí. Unas verduritas a la barbacoa.

Con la crema de coliflor abajo.

Sí. Perfecto. Me voy a poner yo

con el arroz vegano. (OXANA) Vale.

Uno de los platos que salga el primero

tiene que ser sin pescado. Ni que lo roce.

¿De acuerdo, Jon? -Vale.

Y tallarines de calabacín,

que eso queda muy guay. -Muy bien.

Y el postre, exactamente lo mismo.

Nada que sea derivado, ni lácteo, huevo ni nada.

Todos los ingredientes que tenemos.

-Sí, venga. -Hacemos un sorbete

de agua de rosas sin albúmina. -Vale. Perfecto.

Tallarín de calabacín y zanahoria con...

Vale. Hay un pequeño problema. -¿Cuál?

El fumet lleva pescado.

Deberíamos hacer otro fumet muy rápido con verduras.

¿Y si hacemos una crema de calabacín,

que es muy parecida al fumet? -Perfecto.

-¿Cómo va la cebolla, Jon? -Bien.

-Voy a congelar el agua de rosas. -Venga. Hay que volar.

Bienvenidos todos a "MasterChef".

Para nosotros es un honor poder estar

en un campeonato internacional tan importante

como el Mediterranean Equestrian Tour.

Tener como comensales a los mejores jinetes del mundo

exigía un menú de medalla.

Y lo hemos conseguido gracias a nuestro buen amigo

el chef Manuel Alonso.

Espero que los aspirantes sean capaces de reproducirlo

con la misma exquisitez.

(Aplausos)

Vamos a emplatar ya, por favor.

Lo primero, señores, todos los platos aquí estirados.

Oxana, quiero 50 platos ya aquí. Sí.

¿Quién echa una mano a emplatar? Yo.

El que diga "yo", viene. Vale, vale.

Pero bueno.

La mar salada. ¿Cómo sois tan caóticos

para emplatar 50 platos solo? Venga.

Vamos a hacer hueco aquí.

Tienen que entrar todos. Venga, vamos.

Vamos, vamos. Venga. Eso es. Haced un huequito.

Sacad el plato un poco más para afuera, que no se cae.

Ya está. 50. Vamos. Venga, rápido.

Os pongo esta de referencia.

Déjanos una muestra y vamos nosotros detrás, Pepe.

Date cuenta que es como un snack, un aperitivo.

Vale. Vete poniendo igual,

la misma cantidad. Vamos. ¿Qué más llevaba?

Son dos gambas por plato.

Vamos, venga. ¿Vale? Vale.

¿Ves? Pulpo. ¿Cuánto? A ver.

Uno, otro. ¿Vale?

Dame las huevas. Así. Otra de estas. ¿Vale?

¿O.K.? Dame el aceite de tinta. ¿Veis?

¿Algo más? ¿Un aceite de perejil? Venga. Pues esto, lo mismo.

Echáis un poquito. ¿Te acuerdas cuando el perejil era verde?

Ya está. Vamos todos corriendo.

Llevaba la gelatina de cacao también, ¿verdad?

Sí. Venga, venga, venga.

Rapidez, ¿vale? Ya está.

Son 50. Hay 21. Me faltan más de la mitad.

Están debajo de la mesa los platos.

Vale. Me voy a triturar lo otro. -Vale.

Está superconcentradito.

Vale. Vale.

Venga. Le voy a dar, ¿vale?

No me lo puedo creer. Menos mal que han caído de lado.

Menos mal. Oye, tiras las cositas al suelo.

Se me han caído unos vasitos, pero los hemos salvado.

¿Y dónde están? Aquí están salvados.

¿Se han mezclado los vasitos que han ido al césped con bichos?

Son estos, los calientes. ¿Seguro?

Seguro. Descártalos. Lo que va al suelo,

se descarta. No servimos cosas

que han ido al suelo. De acuerdo.

Equipo rojo, tenemos a los camareros ya preparados aquí.

Vamos a empezar a sacar los platos.

Y los saco como estén. Oído, chef.

Venga. Vamos sacando esta tanda. Ojo, enseguida quiero una cadena

porque hay que emplatar el doble. ¿Vale?

Perfecto. Camareros, por favor, adelante.

Vamos sacando los platos. Gracias. Vámonos, venga.

Ya. ¿Está todo el perejil? Ya está.

Comenzamos con un entrante elaborado por el equipo rojo.

Coliflor con pulpo seco, quisquilla y albedo de cidro.

Espero que lo disfrutéis.

Bueno, bueno, bueno. Creo que aquí hay una familia,

una saga de gente de la hípica.

Mira. Yo desciendo de una familia muy implicada

en el mundo de la equitación.

Mi tío Enrique fue cuatro veces olímpico. Mi padre una.

No conseguí la olimpiada, ya que ese año tocaba

el Campeonato del Mundo. Lo hice y cuatro campeonatos de Europa.

Qué maravilla. Vamos al grano.

¿Qué os pareció el entrante del equipo rojo?

A mí me ha gustado. La verdad es

que la crema de coliflor estaba muy buena.

¿Y a ti? Me gusta mucho la combinación

de lo neutro, que es la coliflor, comparado con la hueva

y el sabor fuerte del pulpo y el salado del mar.

La quisquilla también le da un punto equilibrado y rico.

Voy a emplatar ya el de la chica vegana.

-Vale, cariño. Rápido. Esa crema de coliflor

para la señorita vegana. Fenomenal. Sí, sí.

¿Podemos sacar? ¿Ya tienen todo estos?

Sí. Camareros, por favor, vamos sacando

platos por aquí, todos los que lleven la tinta puesta.

Plato vegano, por favor. Vamos.

Venga, rápido.

¿Qué tal? Hola. Muy bien.

¿Todo bien? ¿Sí?

Te han hecho un plato especial. Sí.

¿Sabes qué es? No.

Una crema de coliflor. Tiene gelatina de cacao

y aceite de perejil. Está buenísimo.

A ver. La presa la voy haciendo ya. -Vale.

¡Madre mía! Qué caliente está esto.

Está a 300 grados. ¡Ay!

-Qué bien huele esa presa, Ketty.

-Oler, oleré bien yo cuando salga de aquí.

A estos hay que darle mucha caña, Jon.

-Sí. Ya está. -¿Lo tienes controlado, Víctor?

-Lo tengo clavado. -Muy bien, Víctor. Muy bien.

Eres un artista. ¿Qué tal, chef? "Qué tal, chef", no.

Qué tal, equipo azul, porque en diez minutos

quiero empezar a emplatar y que salga un menú maravilloso.

Tenemos la cebolla hecha. Está haciendo Jon el pescado

que lo guardaremos en el horno.

Si pones más grasa, no pasará nada. Se está pegando el pescado.

Bien de aceite. Echa más, que falta.

No puede ser. ¿No tenéis un biberón para no echar chorros?

¿No podemos aliñar antes el pescado?

¿Que esté superfuerte la plancha para que se dore rápido?

Estamos pegándolo todo en la plancha.

Está a tope. ¿Está tope? ¿Está a tope tope?

No está a tope tope. No lo está.

A toda castaña. Bien calentita para que dore rápido

y tengamos un bonito dorado. Esto no está dorado.

De acuerdo, chef. Os quedan diez minutos, chicos.

Caña, caña. (MARTA) Venga, chicos.

Hala. Esto ya está.

-Hay que ponerse con las costras. -Es como crepes.

Déjame hacer porque lo sé hacer.

Tienes ahí una sartén y yo tengo otra.

-Vamos allá. -Sartén, dame una.

Cógelo de abajo, que estará más...

-No me salen. -Esto es muy chungo, eh.

Esto va a dar un problema.

-Esto es muy chungo. -Esto es imposible, tío.

50 de estas... -¿Cómo sale?

-Bueno, poco a poco. -Te ha salido bien esta.

-A ver. -Esta es la idea, ¿no?

-Sí, perfecto. -Contra más doradas estén,

mejor, ¿vale, chicas? -Oído.

A ver. Lo metes en el horno un poco.

-¿En el horno? -Sí. ¿A qué temperatura está?

-Lo bajo a 150. -Vale. Para que luego no esté frío.

-¿El horno está apagado? -Está encendido.

¿Me lo podéis apagar? No lo necesitamos.

Solo para atemperar esto.

-Vale. Pues apágalo. -Víctor, ¿cómo llevas el postre?

-Me preocupa el gel. -Tú tranquilo.

-Vamos bien. Venga, va. -A ver. Perfecto.

Vale. Ya tengo la gelatina. Perfecto.

Vamos a turbinar y quedará un gel.

Una, dos, tres.

Vale. A ver. Ahí hay 25, ¿no?

-¿Cuántos tienes en total, Jon? -Aquí hay 25.

Y aquí hay otros 25. 53, 54, 55.

Haz todos los que puedas, por si podemos elegir alguno mejor.

Aquí te dejo más aceite. -Gracias.

A ver, Toni. ¿Cómo tenemos eso?

Lo tenemos ya todo listo para el emplatado.

Tenemos aguantando la temperatura del pescado y adentro.

Si lo tenemos listo, a emplatar.

Venga. Marta, vente conmigo.

-Venga, chicos. -Venga, oído.

Primero Víctor la brunoise y luego tú la judía verde.

-Vamos en orden. -Vale.

¡Ay! Por ir con prisas.

Como no cambiemos la marcha,

no sacaremos nada ni caliente ni tibio ni nada.

Oído. -Si lo pongo aquí y pones

el pescado encima, el efecto es el mismo.

De acuerdo. Cadena de trabajo esto.

¡Ay, Dios mío! Qué nervios me están entrando.

¿No será por culpa mía? No, por mi culpa.

Me pongo muy nerviosa. -Tranquila.

No escuches a hombres que te quieren mal.

Estos platos deberían salir ya. Os haré una cuenta atrás.

Doy la salida de platos, ¿en qué? En diez,

nueve, ocho, siete,

seis, cinco... ¿El caldito hay que echarlo?

-No. -Se echa en mesa. Vale.

Cuatro, tres, dos, uno. Camareros, adelante.

Vale. -Venga, la siguiente, a saco.

-Yo estoy con la brunoise. -¡Espera, espera!

¡Me cago en la leche! -¿Qué?

Salen, salen. Nos hemos olvidado cosas, pero como no estamos

a lo que estamos, lo sacaremos sin cebolla.

No, por favor. Adelante. Vámonos.

Eso es porque estamos en la luna de Valencia, ¿eh, Toni?

No. Se nos olvidan las cositas.

Toni, va. Los de aquí atrás.

Hala. Corre.

A continuación, degustarán una deliciosa pescadilla

con hervido valenciano, elaborada por el equipo azul.

Espero que les guste.

Oye, esto tiene buena pinta.

Tenemos que acordarnos que hemos puesto la merluza

y encima el estuco de verduritas.

El Alcalde lo está poniendo debajo

y el capitán no se entera. Pero bueno.

Pensamos que puede quedar igual.

El orden de los factores sí altera al producto.

Vale. Pues hay que cambiarlo.

O la estética, como mínimo. Vale. ¿Tenemos el vegano previsto?

Sí. Lo tengo preparado. ¿Lo pongo ya?

Yo no soy el capitán. No. Lo pones el último.

Vale. Venga, el aceite de oliva.

Ya viene el manchador profesional. Con cuidado, tío.

Así, gotitas. -Ten cuidado, Jon. Ya está.

Alguien que ponga la cebolla.

Voy a ponerla. ¡Ánimo, chavales!

Venga, chicos, ponedlo bonito.

Me aburro mucho. No te aburras, Jordi.

Sacaremos en diez, nueve, ocho...

¡Madre mía! Siete, seis, cinco,

cuatro, tres... ¡Corre, Toni!

Dos, uno. Camareros, adelante, por favor.

Los que lleven cebolla, por favor.

Capitán, te haré una reflexión.

Dime. ¿Algún camarero se ha llevado

jarras para servir los que han salido?

No. Perdone. ¿Se puede llevar dos jarras para ir sirviendo?

¿Y usted se puede llevar otras dos jarritas?

Tienes que estar en todo, capitán. En todo, es todo.

He fallado con eso. ¿Solo con eso?

No he dicho: solo en eso. He dicho: en eso.

Que está aquí comiéndome la oreja un poquito.

¿Quién te está comiendo la oreja? Pero lo he dicho en plan bien.

Oye, ni bien ni mal ni regulín.

Yo no le como la oreja a nadie y menos, a ti.

Disculpa. Te disculpo a medias.

Y que emplates con la manaza me sabe fatal.

La tengo superlimpia. A la vegana no le emplates

con la mano, que no le gusta la carne.

¿Pondrás judía verde? -Claro.

Salen platos. Por favor, adelante. Vale, ya.

Los que lleven cebolla, por favor.

¡Judía verde ahí en uno! Camareros, vámonos.

¡Judía verde en uno! ¡En ese! ¡La judía verde! ¡Corre!

Vámonos, por favor, camareros. ¿Dónde hay más cebolla?

Ahí. -Falta el de la vegana.

Plato especial, plato vegano. Para el vegano.

¿Cómo ves la merluza esta? Estas son las últimas

que hemos dejado porque estaban un poco crudas.

Están poco pasaditas. Vale. Oído, chef.

(TONI) En el emplatado me he liado un poco.

Creí que lo tenía controlado.

Ha sido un momento de crisis considerable.

Esto tiene pinta de crema de calabacín

con espaguetis de verduras.

¿Qué tal? Muy bien.

¿Qué pensáis de la pescadilla del equipo azul?

El caldo está muy bueno. Quizás, la pescadilla

un pelín seca, pero también está bastante buena.

¿A ti te ha gustado? Sí. La merluza muy buena.

Pero la verdura, yo tenía muy poca.

Estaba muy desigualada en los platos.

Pues tomaré nota. Muchas gracias.

¡Vamos, equipo rojo! Tenemos que ir con el arroz ya.

Vale. Quiero ver ya las dos ollas

de arroz, por favor. Y otra más para hacer

el arroz del vegano. Oído, Pepe.

Vale. Ve pesando. Pero ya, por favor.

Ketty, marcamos ya el arroz y así ya lo mojamos

con el caldo caliente. -Sí.

A ver si superamos a Toni y que se arrepienta

de no haber escogido el arroz.

Hay que darle vida a las obleas. Venga.

Alguien con una cosa y otros

con otra. ¿Echáis el caldo ya? Sí.

Es que no llegamos. Tiene que haber dos personas

con las obleas. Vamos, rapidez.

Echa sin miedo. Muévelo un poco.

Vale. No quiero demasiado movimiento,

que no es un arroz para un risotto. Exacto.

Venga, venga. Rápido. Muévelo, muévelo.

Muévelo un poco, no sea que se pegue abajo.

Mientras esto está hirviendo, obleas y cortando carne ya.

Ya, ya. Ya, ya. (KETTY) Voy yo con la carne.

Pues venga. Vamos. Venga, venga, venga.

Rapidez.

¿Qué necesitas? Voy poniendo los platos y los preparo.

¿Vale? ¿Te parece? -Vale. Perfecto.

Miraremos si nos monta la albúmina,

que me da miedo. -¿Qué hago?

-Víctor, que te ayude Jon. -Vale.

Extendemos los platos y que se lo lleven todo.

Necesito que me traigas la albúmina

y la montemos con varillas. -¿Dónde está?

En la nevera. Hacemos la prueba. -Venga.

En la nieve se echa una cucharada

y se lo llevan. Debe ser lo último.

Tiene que haber una persona con la nieve.

-Me encargo yo. -Tú para la nieve.

-Chicos, vamos. -El horno lo dejamos a 60.

Cuando terminemos con estas obleas, le metemos.

Hay que hacerlas más, como esta.

-Sí. ¿Más? ¿Como esta? -No. Como está esta.

Como está esta. ¿Cómo vamos por aquí?

Aquí haciendo obleas. Mira qué obleas.

Esta está perfecta, Dani. Los arroces los tenemos, ¿vale?

Vamos a ir pensando en el emplatado.

¿Estas se metiendo al horno? No. Esas no.

Pues mételas ya. Vamos, al horno. Venga, un golpe.

Quiero esto ya. Si lo tenemos,

Ketty, fuera de aquí. ¿Vale? Vale.

Vamos a ir estirando platos. Venga. Vamos.

Vamos, Oxana. No te he oído mandar.

No te he escuchado nada. Estoy mandando en voz baja.

No, no. Esa no es mi Oxana. Oxana, cuando manda, manda.

Y ahora te he visto delegar

en Sofía, en Dani, en el otro... Nervio.

Sí. Nervio. Nervio con cabeza, Oxana.

Nervio con cabeza. Pero mándame. Venga.

(OXANA) Quizás, me faltaba un poco

de iniciativa como capitana. Me faltaba el nervio.

Era el equipo tan equilibrado, que no hacía falta levantar la voz.

Vamos, chicos. Vamos primero poniendo el arroz, ¿vale?

Encima de la salsa. Luego, la oblea.

Y luego, los puntos del alioli, ¿vale? Y la carne.

Ojo, no hay que olvidar el arroz de la señorita vegana. ¿Vale?

Oído, chef. -Dani, tienes otra.

Oxana, coge el plato, llénalo.

Y ahora dejas y coges otro. Si no, me duermo.

Eso es. Venga. Un trozo y dos por encima. ¿Vale?

Venga. Pónmelos en todos.

Yo creo que lo sacamos. -Yo creo que lo sacamos.

Venga, bien. ¿Alguien le puede echar una mano a Oxana?

Sí. Yo. Necesito rapidez.

Tengo a los camareros aquí y esto debería salir.

Haced una cadena. El trozo de carne arriba, Pepe.

Sí. Ahí. Ya está. Venga, rapidez.

Venga, vamos. ¿Podemos sacar aquí? Sí. Voy, voy.

Camareros, por favor, vamos sacando arroces.

Los de arriba. ¿Todos tienen carne y alioli?

Todos. Otra tanda más. Vamos.

Continuamos con un plato muy de esta tierra.

Arroz con costra de presa ibérica, elaborado por el equipo rojo.

Espero que os encante.

Estaba yo buscando por aquí al feo de todo este mundillo.

Presente. Te lo has comido todo.

Te ha gustado. Estaba bueno.

¿Estaba bueno el arroz? Estaba bueno.

Yo he probado el original de Manolo.

¿Ah, sí? Manolo lo hace un poco más meloso,

pero era un buen intento.

Manolo tiene una estrella Michelín y los aspirantes son amateur

y llevan nueve programas con nosotros.

Por supuesto. Para copiarlo

y viendo el original con este, estaba muy bueno.

Veo que hemos acabado el plato entero.

Estaba bueno. No he tenido

la oportunidad de probar el de Manolo,

pero este estaba muy bueno. Me alegro. Gracias.

¡Venga, venga! ¡Vamos, vamos!

¡Venga, esa cadena que íbamos a hacer! ¡Vamos!

Voy. Arroz. Venga. Y quiero

el arroz vegano ya, ¿vale?

Todos estos pueden salir, por favor. Vámonos.

¿Este es el arroz vegano? Sí, pero le faltan las tiras.

¿No llevaba verduras? Sí.

Vamos. Venga. Venga ese alioli. Venga. Trozo de carne encima.

Obleas aquí, que tenéis ahí abajo un montón.

Venga, que falta nada. Este arroz es para la vegana.

Vámonos. Vamos a ver, Sofía. Aquí tenemos un problema.

El arroz vegano no puede llevar costra.

Ah, lleva caldo. Lleva un caldo de carne.

Fuera. Quitemos la costra

y pongamos las verduritas. Vamos, ya.

Ya. Rápido, rápido. Vamos.

Menos mal. Menos mal, cabecita.

Capitana, te he visto perdida.

Lo intenté hacer lo mejor que pude.

Eso lo sé. Aun así, te queda mucho.

Pero tiene mucho mérito haberlo sacado

con la dificultad que había. Habéis hecho un gran trabajo.

Gracias. Quiero ver esto perfecto.

Gracias. -Gracias, chicos.

Gracias a ti, capitana. -Ven aquí.

Ven, ven. No, no. Eres la mejor. No, no. Eres la mejor.

Eres la mejor. -Es la tensión del momento.

Eres la mejor.

(SOFÍA) Me sabe muy mal, me frustra mucho

que todo el mundo trabaje y que no salgan las cosas a tiempo.

Hay tanta tensión en el ambiente,

que cuando he acabado, me he venido abajo.

¡Vamos, chicos! ¡Vamos! -¡Va!

El vegano lo dejo el último

de la derecha. ¿Oído? -Oído.

¿Y si vamos sacando la gelatina para tener las cosas preparadas

y saber lo que va en el plato? -Sí.

Voy a ir haciendo eso. ¿Está listo para salir?

Está listo para cuando lleguen los camareros, lo pongamos todo.

A ver. Dame eso. Pum, pum, pum.

¿Esto no puede llevar una hora puesto?

Venga. A poner. Vamos rápido.

Esto debería estar ya casi finiquitado

y estamos haciendo cosas que deberían estar hechas.

Cuando tengamos eso, nos ponemos

con la espuma, la nieve y la frambuesa.

La espuma, si está bien montada, ya podrías...

Víctor, con la espuma. Tú solo mandas.

Es el encargado de la espuma y yo de la nieve.

Que le gusta mandar al colega.

Le gusta mandar más que a mí comer con las manos.

A Toni le encanta mandar. Ya se ha visto.

Le gusta mucho dirigir la orquesta

y a veces se olvida que también

el capitán debe meter las manos en la masa.

Debemos ir rápido, chicos. Tengo a los camareros esperando.

Vamos a dosificar las cosas bien.

Que no nos pase lo de siempre. ¿Vale?

La nieve, ¿por qué la pones a un lado?

Hemos hablado de ponerla en un lado.

¿Por qué la pones en un lado cuando el postre venía

con todo hecho un solo conjunto? Vale.

Con lo bonita que queda encima. Vale.

Rápido que se nos baja la nieve.

Yo pondría los pétalos encima de la nieve.

Y estás poniendo nieve simbólica,

que eso no es nieve. Es un ligero rocío.

Me voy contigo detrás. Tiene que estar nevado.

Estoy detrás tuyo. Camareros, si no les molesta,

empezaremos a sacar por abajo. Jon, vete para allá.

Los que tienen nieve y pétalos, pueden salir.

Que vamos bien de tiempo. -Vale.

Vamos rápido. Vamos rápido.

Esto debería estar finiquitado.

Los que no tengan nieve, no los levanten.

Me encanta ver una buena nevada.

Esto no ha tocado la nieve. Y pétalos quiero dos,

que es lo que había en el plato de presentación.

Venga. ¡El pétalo, Marta, por favor!

Rematamos, que se nos cae la nieve.

Necesito nieve por aquí. Vámonos.

El vegano es este. -¿Este se puede llevar?

-Sí. -Y necesito un poco de frambuesa.

-Frambuesa, Jon. -Vale. Ya está.

Este es el vegano. -Sacadlo, sacadlo.

El postre corre a cargo del equipo azul.

Hibiscus, yogur y nieve de rosas. Espero que os encante.

Gracias. -Tú, al final,

la que más cantidad tiene. -De todo. ¿Ves?

Bueno, veo que por aquí habéis acabado ya

casi el postre también. ¿Qué tal estaba?

La verdad es que muy bueno.

Al principio, he probado solo la espuma.

Sabía mucho a flor. ¿A qué flor?

A rosas. A rosas. Bueno, Beatriz.

¿Tu menú vegano?

Ha sido mejor que el de mis compañeros.

Se han quedado muy impresionados

de todos mis platos y de la cantidad,

que me han dado más. Qué bien.

¿Y el postre? Le han quitado los lácteos,

la parte del yogur, y estaba muy bueno.

Había como más hielo. A mí me ha gustado.

Sabe a rosas que aburre. Muy potente.

Y el azúcar lo hace más cargado.

Cocina limpia. Hemos terminado.

Gracias, chef. -A limpiar.

Hemos currado mejor que nadie.

Y lo dejo ya así. Tú has hecho un postre espectacular

y vosotros habéis ayudado y habéis hecho

unos platos impresionantes. Quiero dar,

pase lo que pase, la enhorabuena. -Gracias.

-Gracias. -Habéis currado mogollón.

(TONI) Un menú de Estrella Michelín siempre es complicado.

Siempre hay algo que mejorar. Estoy muy contento.

Comensales, queríamos deleitaros con el mejor de los menús,

por eso hemos elegido elaboraciones de Estrella Michelín.

Y no sabemos si los aspirantes han estado a la altura.

Espero que hayan saltado los obstáculos

como vosotros los saltáis a caballo.

Muchas gracias por venir y hasta pronto.

(Aplausos)

Aspirantes, el servicio de hoy ha sido un éxito rotundo.

Qué bien. Enhorabuena. -Enhorabuena.

Los comensales se han quedado encantados

y muy gratamente sorprendidos con vuestro nivel culinario.

Esto se merece un aplauso. -Qué bien, chicos.

-Qué orgullo y satisfacción. -Muy bien, Oxana.

Os hemos advertido al principio que esta prueba

era para medir vuestro equilibrio.

Lo sorprendente es que lo habéis conseguido

sin tener buenos capitanes.

Bueno. Toni, Oxana, habéis sido

el mejor ejemplo del desequilibrio.

Todo lo que a Oxana le falta de seguridad, le sobra a Toni.

Ya. Tengo que decirte, Toni,

que estoy bastante enfadado contigo y con tus faltas de respeto.

Siento lo que dije. Era para relajar el ambiente.

Sé que me equivoqué y te pido perdón.

Soy jurado de "MasterChef" y mi trabajo es enseñarte.

Sí. No le como la oreja a nadie.

Si tú consideras que mis consejos son una chorrada,

no entiendo qué haces aquí. Te pido otra vez perdón.

Equipo azul, aunque el resultado general de vuestros platos

ha sido bueno, quiero destacar algunos fallos

justamente porque quiero que sigáis aprendiendo.

El marcado del pescado a la plancha.

Te he dicho: Aquí falta temperatura, aceite.

Se tiene que hacer así. Y tú... (BALBUCEA)

Has seguido haciéndolo mal y estaba poco marcado,

más hecho de cocción porque la temperatura

no era la adecuada. Un poco maltratado.

Bien. El emplatado ha sido caótico,

porque no teníamos bien las tareas.

Estamos tan seguros y te creías con tanta seguridad,

que la cebolla no la pongo desde el principio,

ahora uno se cruzaba por aquí.

El emplatado podía haber sido más ágil, rápido y organizado.

Sí, sí. Tienes toda la razón.

Con el postre, habéis empezado

más mal que bien, pero habéis rectificado.

En cuanto os lo he dicho, sin dudar, os habéis puesto a hacer

la crema de nuevo. Pero igual que os digo esto,

os tengo que decir que hay varios comensales

que se han quejado de que el sabor a rosa era demasiado intenso.

Vamos, que empalagaba un poco.

(VÍCTOR) Prefiero que me digan lo que hago mal,

así aprendo de mis errores.

Pero tengo muchas más cosas que aportar

y que los jueces aún no han visto.

Yo creo que aún los puedo sorprender.

Equipo rojo, os habéis enfrentado a dos elaboraciones de campeonato.

La coliflor con pulpo seco era especialmente difícil. Lo sé.

La precisión con la que hay que trabajar

y el dominio de texturas que exige, es de Estrella Michelín.

Y el arroz, más de lo mismo. Estaba muy bueno.

Así que sentíos orgullosos porque es para estarlo.

La prueba era compleja. (TODOS) Gracias, chef.

Pero si no me meto en cocinas a daros caña

con la costra del arroz... Uf, qué difícil era.

Todavía estamos ahí. No sale.

De hecho, el arroz es el único plato del menú

que ha salido tarde. Lo siento.

Menos mal que respondéis bien y en cuanto os he marcado

un poco el paso, habéis sabido espabilar

y habéis currado de lo lindo.

Gracias, chef. Oxana, tú que eres

de cocina tradicional, ser capitana con un menú tan complejo

te ha quedado muy grande.

Menos mal que has tenido en Sofía un gran apoyo

y ha aportado al equipo toda esa seguridad

que tú no has tenido. Sí.

Creo que sabes igual de bien que yo,

que tú no has ejercido hoy de capitana.

Sí. Ya lo sé. ¿Me equivoco?

No. Hoy, Pepe, estoy de acuerdo contigo.

Quizás, me faltaba nervio. Pero estaba segura con ellos,

por eso estaba más tranquila.

(KETTY) Estoy de acuerdo con que a Oxana le faltó

voz de mando. Pero agradecí que estuviera serena,

porque eran platos complicados y lo menos que necesitábamos,

era a la rusa gritando y montando caos.

Por todo ello, aspirantes, el equipo ganador de esta prueba

es... Es obvio. El rojo.

-El azul. -No te creas.

El equipo rojo.

(OXANA) No me sabe muy bien esta victoria,

porque yo no he estado a la altura.

Pero bien. Chapó por mis compañeros.

Y por fin voy a chupar balcón.

Por fin voy a ir con melena suelta, como Dios manda. Bien.

Equipo rojo, vuestra victoria de hoy

se la tenéis que agradecer a una persona.

A Manuel. Y, casualmente,

no es una persona de vuestro equipo.

Toni, siendo como eres el rey de los arroces,

enseguida te diste cuenta de que el arroz con costra

y el entrante eran el reto más complicado de esta prueba

y te los has quitado de encima.

No elegí el arroz por eso, sino porque, al final,

era hacer un reto u otro

y que en mi equipo estuviera el postre.

Es verdad que era más complicado, pero para mí el arroz es más fácil,

al menos para mí y elegí lo otro, pero no por decir que mando

un marrón a ellos, no fue por eso. Pero en esa decisión

está vuestra derrota, equipo azul.

Habéis dado a vuestros rivales

la oportunidad de brillar y lo han hecho.

Tenía muchas ganas de ser capitán y me llevé

un palo bueno, pero de todo se aprende.

Si no hubiese sido capitán

no hubiera aprendido lo que aprendí.

Entonces quiero volver a serlo

para demostrar que lo hago mucho mejor.

Equipo rojo, enhorabuena, continuáis una semana más

en "MasterChef". Vosotros, equipo azul,

nos vemos en la prueba de eliminación.

Suerte a todos.

(TODOS) Gracias. (JON) Muchas gracias.

(JON) Mis competidores son duros, yo cocino,

pero no sé qué nos tocará,

pero sí, está complicado, complicado.

Vuelven los Campamentos MasterChef.

Si tienes entre 8 y 16 años, te apasiona la cocina,

la naturaleza y quieres vivir una experiencia inolvidable,

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además, convivirás con los concursantes

de "MasterChef Junior".

No lo pienses más,

este verano Campamentos MasterChef.

(TODOS) Ven al Campamento MasterChef.

(JON) Mira qué de cajas, la leche, qué es esto.

(OXANA) Madre mía.

Regresamos a las cocinas de "MasterChef" con la alegría

del éxito del servicio de nuestros aspirantes.

(MARTA) Esto está más hueco, están todas huecas.

(VÍCTOR) Da mucho miedo.

Por fin su nivel culinario ha empezado a brillar.

(KETTY) Me encanta el conjunto de Samantha.

Aspirantes, bienvenidos de nuevo a estas cocinas.

(TODOS) Gracias.

Toni, deseabas ser capitán, pero vienes con delantal negro.

Pero estoy muy contento con su trabajo.

Si hay un responsable, soy yo y estoy aquí.

-Para nada, estamos contentos contigo.

-Pero el responsable soy yo

el capitán, o sea, no hay discusión ninguna.

Has dicho que de todos tus compañeros con quien

no querías trabajar era con Víctor.

¿Yo he dicho eso? No. Y tuviste dos oportunidades

de dárselo al otro equipo y no lo hiciste.

Es que yo eso no lo he dicho nunca.

Eso no lo he dicho.

(Risas) (VÍCTOR) Joder.

Toni. -Alcalda, alcalde no te quieren,

no te quiere el pueblo, alcalde.

-El pueblo, estoy perdiendo votos por un tubo, eh.

¿No pensarán, no creerán que eres gafe?

Yo lo pienso que soy un poco gafe porque es que...

(TODOS) También lo pensamos. (VÍCTOR) Equipo que toco,

equipo que se va al hoyo. (RÍE)

(MARTA) Pero porque tienes

mala suerte, un poquito. (JON) Es por el resto del equipo.

Siempre nos ha pasado. (VÍCTOR) Hago lo que puedo

si fallo, lo siento, intentaré mejorar,

pero sí me siento un poco gafe, la verdad es que sí.

Cada vez que llega la prueba de equipos pienso:

"Hagas como hagas..."

(RÍEN) (VÍCTOR) "A eliminación".

(HABLAN A LA VEZ)

De verdad, paso un rato muy malo.

-Lo importante, no te desmotivas

aun sabiendo que vas a eliminación, lo haces bien.

Ay, ay, ay.

(VÍCTOR) Psicológicamente, me encuentro bastante agotado,

ocho eliminatorias es que, al final,

son ocho cocinados más que mis compañeros.

Oxana, ¿traes el amuleto? Sí.

No lo sueltes. No, es que me pasó

una vez con el delantal blanco y me tocó cocinar.

Yo, por si acaso, como no confío mucho,

hay muchas sorpresas y traigo siempre el amuleto.

Se lo podías dejar,

en esta prueba, a algún compañero, ¿no?

(RÍEN)

Ha estado a punto, a punto. -Qué malo eres.

-Estaba a punto de dejarlo, pero me hará falta.

¿A quién? ¿Puedo no decirlo?

No, tienes que decirlo. (TONI) Dilo, coño, dilo.

(OXANA) Era para Toni y no quiso.

Toni, estás como con los concursantes,

que no los quieres, ni al amuleto de Oxana.

Me lo quiso dar y yo, pues no lo necesito.

Esa es la actitud, a cuerpo, no te hace falta nada más, bien.

A pecho descubierto. -Prefiero que lo tenga ella.

(TONI) No tengo buen ánimo dadas las circunstancias

de la prueba de exteriores me metieron mucha caña.

Le agradezco mucho que quisiera darme su amuleto

para desearme suerte, pero creo que ahora

ya está la suerte echada.

Sofía, por qué sigues sintiéndote a la sombra de tus compañeros,

entre ellos, Marta. Me veo muy pequeñita muchas veces

y no sé. -¿Te sientes mi sombra?

-Muchas veces, sí. -Pero es algo personal,

no que los compañeros... -No, no que los compañeros

me hagan sombra, yo me siento sombra.

Oh, qué bonito. Al alcalde le da luz.

Sí. Qué bonito.

Estás equivocada contigo, de verdad, Sofi.

(SOFÍA) Es contradictorio lo que siento en el programa

porque noto que mejoro, pero es como...

bueno, hay muchos compañeros que nunca me tienen en cuenta.

Delantales blancos, podéis subir a la galería

por tener asegurada vuestra permanencia

en estas cocinas una semana más.

(Aplausos)

(HABLAN ENTRE ELLOS)

(JON) Coge el amuleto, Toni. (TONI) No, no.

(SOFÍA) Mucha suerte y pétalo, pétalo.

-Alcalde, yo cuido de tu alcaldesa.

(VÍCTOR) Sofía sufre un montón porque quiere lo mejor para mí

y tiene ganas de compartir un día balcón conmigo.

Mucha caja. -Es que... ¿hay que cocinar

cuatro cajas cada uno? -Sí, sí, seguro.

(MARTA) Si no hay horas en el día.

Delantales negros, vuestra continuidad

está en peligro en estos momentos.

¿Por qué creéis que están así las cocinas?

Pues al azar elegimos una caja y lo que haya, lo cocinamos.

Pero toda esta línea está hueca. ¿Lo tocaste?

Sí. Tocó todas, además.

Aquí hay poco que cocinar, ahí no lo sé.

Ah, mira. Víctor, para ti que sería lo peor

que podrías descubrir bajo las cajas.

Pues, sobre todo... (MARTA) Canibalismo.

(VÍCTOR) Las aves de caza no me gustan

(KETTY) Están bien buenas.

Aspirantes, os enfrentáis a una de las pruebas

más exigentes y complejas de "MasterChef".

Qué mala suerte que estoy abajo. En primer lugar porque

debéis demostrar una gran habilidad y destreza,

pero, a la vez, ser minuciosos.

Y, además, tenéis que ser muy rápidos.

¿No habrá bichos vivos, no? Y en segundo lugar

porque debéis ir superando una fase tras otra.

Y ninguna es sencilla.

Así que, por favor, ocupad vuestros puestos de cocina,

suerte a todos, que la necesitaréis.

Seguro que sí, gracias.

(VÍCTOR) Muchas gracias. (MARTA) Vámonos.

(KETTY) Bueno, Martita es rápida.

Qué pocos somos, somos cuatro gatos.

(DANIEL) Alcalde, haz un saludo al pueblo.

Hostia puta, estoy atacado.

(DANIEL) Nervioso como una rata. (SOFÍA) Es que lo pasa fatal.

En esta primera fase más vale maña que fuerza.

Menos mal que no estoy abajo. Lo entenderéis enseguida.

A la de tres, tenéis que destapar la primera caja misteriosa.

¿Preparados? (TODOS) Sí, chef.

Pues, uno,

dos y tres.

(VÍCTOR) Hostia, por Dios. (JON) Buah, a deshuesar un pollo.

(TONI) Madre mía. (VÍCTOR) Por Dios.

(MARTA) Esto se me da fatal, pero no pasa nada, madre mía.

¿Con este cacho de cuchillo? Tenéis 20 minutos

para deshuesar un pollo entero.

Sin cortar la piel, como si lo fueseis a rellenar.

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno, ya.

Vamos. -Venga, Martita.

-Vamos. -Venga, chicos.

-Voy a sentar el pollito. -Ahí, sentadito se quedó.

Si alguno de vosotros acaba antes de los 20 minutos,

debe levantar la mano y tras comprobar que lo ha hecho,

correctamente, apuntaremos el tiempo que le ha sobrado

y podrá pasar al siguiente nivel.

A ver, vamos con la alita,

primero hay que partir la articulación.

Deshuesasteis alguna vez un pollo?

Sí. Yo por detrás, por la espalda.

Me enseñó un gran amigo y cocinero, Ignacio Muguruza,

y cuántas veces lo hago para Navidad,

Se me da muy bien con un cuchillito por detrás...

Y te lo dejo como un libro que tú ya puedes enrollar

y rellenarlo como quieras, me encanta.

Las partes más complicadas son las que tienen menos carne

y está más pegadita la piel al hueso

y hay que conocer la morfología del pollo.

Muy importante. Venga.

Lo odio.

No me gustan las aves, están huecas, me dan mucha grima.

-Venga, Víctor. -Víctor, vamos.

-Va, muy bien.

-Como si fuese la alcaldesa, ahí, con cariño, con cariño.

Si me permitís que os lo diga van todos bastante mal.

Bastante lentos. Será difícil que lo deshuesen

todo en 20 minutos. Esto lo tenemos.

Esto también. Si a los 20 minutos

imagínate que no han salido bien ninguno, valoraremos

quién lo ha hecho mejor, quién tiene más deshuesado,

quién lo rompió menos,

quién de los cuatro... Lo hizo mejor.

¿Las alitas hay que sacarlas? -Saqué una, la otra la destrocé,

¿y dónde coño está la otra? Ah, aquí.

-Vamos, rápido, venga, Toni.

(JON) Venga.

-Venga, chicos, vamos. -Venga, va.

Muy bien, Martita. -Bien, ya lo tienes fuera.

No sé ni qué parte es de cada cosa.

-Venga, Víctor.

Muy bien. (SOFÍA) Víctor y la rapidez

aún no van juntos y entonces me preocupa.

Joder.

Venga, hay que sacar eso rápido, Antonio, vamos, veloz, eso, veloz.

-Me va a dar un infarto aquí arriba, por Dios.

Aspirantes, último minuto.

(MARTA) Madre mía de mi vida. (VÍCTOR) ¿Cómo saco la pata?

-Venga, a por él.

Venga, Antonio, vamos, rápido, tío, córtalo rápido.

(MARTA) Huy, se me escurren as manos muchísimo.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos,

uno, tiempo.

Manos arriba. (KETTY) Muy bien,

mi Martita, mi niña. (DANIEL) Muy bien, Marta, la mejor.

(MARTA) Fue tan agradable sobar ese pollo.

Luis, me acordé de ti,

ya que aquí no está mi novio, pues tengo carne fresca.

(KETTY) Al alcalde le dio tiempo quitar la carcasa.

(DANI) Al menos la carcasa.

(SOFÍA) Sí, le faltan dos muslos,

a Martita dos alitas y ya está.

Bueno, bien, ¿no? Bueno.

Está perfecto, guapa.

Maravilloso trabajo, hija.

Un pollo, joder.

Pollo, ¿vedad?

Pollo entero, con sus huesitos y con todo.

No me dio tiempo a deshuesarlo.

Era posible en 20 minutos porque Marta lo hizo,

pero aquí nos falta velocidad.

Pues el pollo de Toni lo cogió un coche, creo.

¿Qué? Empecé por arriba y digo:

"Me encontré un ala, pues la quito", luego por abajo,

un muslo, lo quito No es un buen trabajo,

Toni, déjalo, ¿vale? Lo sé.

Lo sé, lo sé.

(DANI) Toni y Jon lo hicieron parecidos.

(VÍCTOR) ¿Cómo sacaste este hueso, tuviste que romper esta pata?

(MARTA) Sí, con un hachazo. Bueno, aspirantes, pues solo Marta

consiguió deshuesar el pollo en 20 minutos,

así que pasamos al siguiente nivel.

(MARTA) Al siguiente nivel.

Ya verás tú la siguiente.

(GOLPEA LA CAJA) (JON) Muy hueca.

A la de tres quiero que destapéis la caja.

Una. Joder, qué nervios.

Dos y tres.

(MARTA) Un salmón. Con esta prueba queremos mandar

un saludo a José Corbacho que desescamó, limpió

y fileteó un mero de 30 kilos en 10 minutos.

Qué barbaridad. (KETTY) Madre mía.

Vosotros tenéis 15 minutos para desescamar y extraer

los lomos de este salmón. Muy bien.

Si acabáis antes de los 15 minutos, pasaréis al siguiente nivel.

¿Entendido? (TODOS) Sí, chef.

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno, ya.

(SOFÍA) Corred. (OXANA) Toni, corre.

(KETYY) Venga, Toni.

Qué máquina Marta, mírala. Tiene, sobre todo energía.

Va con ganas. Mírala.

Venga, alcalde, a lo tuyo. -Muy bien, así.

-Ahí, a muerte.

Creo que esto ya está.

(KETTY) Venga, Martita. (OXANA) Toni, porfa, volando.

(JON) Esto lo tenemos.

(VÍCTOR) La verdad, estoy atacado porque me achacan que soy lento

y en esta prueba quiero demostrar que sé cocinar rápido.

A ver, Martita.

Ay, Dios mío si me viera mi hermano con lo que le gusta el salmón.

Si el pollo era importante conocer la morfología del animal

para no hacer muchos cortes y tal, el pescado dos veces más.

¿Por qué? De entrada, no es tan duro como el pollo,

es mucho más delicado y hay que hacer tres cortes.

Es un corte rápido. Es mucho más fácil.

No están cortando pan.

(OXANA) Toni.

(TONI) Toma.

(KETTY) Toni, no me des disgustos.

Aspirantes, últimos cinco minutos.

(MARTA) Oído. (KETTY) Venga, Martita.

(MARTA) Que sí, que ya voy, que no me lo quiero cargar.

(OXANA) Tranqui, Sofi, tranqui, por favor.

(SOFÍA) No puedo mirar, no puedo.

Bueno, Jon, no es el corte más limpio

que vi en un pescado, pero está,

con lo cual, pasamos al siguiente nivel.

Tu tiempo empieza ya.

Erizos de mar. Erizos, vale.

Vámonos. Gracias.

Bien. Para poder disfrutar

de esta delicia, es necesario obtener

el llamado coral del erizo.

Tenéis 15 minutos

para limpiar, a la perfección, esos erizos.

Yo he terminado.

Bueno Víctor, vamos a ver, bueno, digamos que el corte

no es lo más perfecto, es verdad que lo has hecho,

pero ese lomo medio, medio, pero ese está destrozado,

completamente, pasamos al siguiente nivel.

Oh. Ya, me sabe fatal hacer esto.

Una masacre del salmón. Lo sé, lo siento de verdad.

Pasa al siguiente nivel.

Lo siento, de verdad. Madre mía.

(KETTY) Venga, va, Toni.

(DANI) Toni, olvidaos de lo anterior,

venga, a por una más. Jon y Marta, os sobraron

cinco minutos a cada uno. Víctor y Toni, habéis destrozado,

totalmente, el salmón.

La prueba no está superada, favorablemente.

(SOFÍA) ¿Qué hace?

(KETTY) Toni... (OXANA) Toni, deja de cortar

y empieza a abrir.

El erizo, cortas con una tijera

bien afilada, no se cortan las púas.

La boca y alrededor. Sí, abrimos y ahí extraemos

el agua y la filtramos por un colador y la reservamos.

Y sacar, con mucho cariño, esas yemas tan preciadas

y tan delicadas y con esa agua filtrada

limpiamos las gónadas para quitar las pequeñas púas

que pueda haber y la suciedad.

(SOFÍA) Va, va, muy bien. (KETTY) Marta va sola, sola.

(SOFÍA) Muy bien, Víctor, muy bien, va, ya, corre, corre.

Sí. Mira, Marta ha terminado.

Es una crack, Marta brilla por sí sola.

(MARTA) Me hubiera gustado darles con agua.

(VÍCTOR) Terminé. Tenías el agua filtrada,

no hay púas, vámonos. Gracias, chef.

Espardeñas. Uf, nunca lo vi en mi vida.

Tienes 10 minutos para limpiar esas espardeñas.

El tiempo comienza ya.

¿Correcto? Sí.

Marta, has acumulado tres minutos más,

en tu caso, Víctor, cuatro minutos.

¿Cómo se hace esto, desde el lateral?

¿Y cómo se limpia esto?

Es un manjar del fondo del mar por su textura y sabor

muy apreciadas en la alta cocina. La parte comestible

es el tubo digestivo o parte de él.

A ver, encontrépor donde hacen caca,

así que por aquí sigue el tubo digestivo.

No tiene el trabajo del erizo de mar que se miran púas,

es un trabajo delicado, se hace un corte,

sacar el tubo digestivo, que se llama espardeña,

luego, quitas arenilla y lo tienes, está lista para usar.

No sé, a ver.

(DANIEL) Vamos, Jon.

A ver, Jon.

¿Así? Ya está, perfecto, vamos.

Muy bien. Jon pasa a la siguiente.

Vamos, Jon, vuela. Vuela, Jon, vamos.

Levanta la caja. Vamos, garrote, venga.

Jon, sumas dos minutos.

Joder, cómo resbala esto, la madre que lo parió.

(DANIEL) Muy bien, Marta. (MARTA) Vale, vamos a buscar

el tubo digestivo.

(JON) No he hecho esto nunca, joder.

Vamos, Toni, cómo vas. Bien, acabando ya esto.

Ya está, ¿no? Creo que sí.

Pues vamos, siguiente nivel, espardeñas.

(KETTY) Venga, Toni. (OXANA) Vamos, Toni.

Toni, has acumulado dos minutos.

Jolín, qué difícil, por Dios, pero qué cosa más complicada.

Esto no le veo nada, coño. -Esto es más complicado, tío.

(KETTY) ¿Lo que se come es el estómago?

(SOFÍA) Sí, el intestino, sí. (OXANA) Jolín, qué asco.

(DANIEL) Muy bien, Marta.

(MARTA) Vale. Marta, Víctor,

últimos tres minutos.

(MARTA) Madre mía de mi vida. (VÍCTOR) Ya estoy yo.

(MARTA) Joder, qué destrozo.

Bueno, esta...

está un poquito destrozada, pero esto está...

No. Destrozadísimo, ¿no tienes otra?

Bueno, la primera se me rompió.

No hay más donde sacar, pero es una prueba fallida.

De tres, dos y una, encima, muy rota, la otra te la perdono.

Gracias, Víctor.

(OXANA) Toni, no estamos en el cementerio, por favor.

(MARTA) Bueno, chef, ya está porque no puedo.

(KETTY) Venga, Martita, va. Marta, qué has hecho.

Saqué la tripita. Tienes una que...

Bien, una destrozada y una que no has podido.

Gracias, Marta. De nada, lo siento, chef.

Esto no tiene que ser nada fácil, pero nada fácil.

Jon, últimos tres minutos. No sé sacarlo, me cuesta

un carajo, no hice este bicho en mi vida.

(MARTA) Sale, Jon, inténtalo, va.

(JON) Joder. (MARTA) Hay una telilla

y tienes que tirar. (JON RESOPLA)

(DANIEL) Venga, vamos sácalo, Toni. (KETTY) Puedes, venga.

Toni, últimos tres minutos.

Joder, no puedo sacar ni una.

¿Y en el País Vasco no hay espardeñas?

-Habrá porque hay de todo, pero no las he visto.

(VÍCTOR) Y es carísimo. (TONI) No me digas eso,

es lo que faltaba. (VÍCTOR) Sabes que miro

por la economía familiar. (JON) Qué rabia.

Jon, diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco.

cuatro, tres, dos, uno, tiempo.

Manos arriba.

(JON) Es igual, esto es un... No lo vi en mi vida, tío.

Es muy difícil esto y si no conoces el animal, más aún.

¿Dónde están las espardeñas, Jon. No lo sé, creo que será eso.

No sé si son esas huevas o esos...

No, no está bien, es como un tubito perfecto,

maravilloso, ¿no las comiste nunca? En mi vida.

Ya, no sabías meterle mano. No, tengo que ser sincero.

Entre los erizos, los pepinos de mar

y la madre que me parió, cado en diez.

Toni, te quedan, nueve, ocho,

siete, seis, cinco, cuatro,

tres, dos, uno, tiempo.

Manos arriba.

(TONI) Vaya tela.

Bueno. Saqué esta

y esta no la conseguí, lo intenté. ¿Las hiciste alguna vez?

En la vida. Se nota.

Ya. Va, bastante regulín.

(OXANA) No quiero que se vaya Toni. (KETTY) Tampoco quiero que se vaya.

A Toni le pasa que no le gusta que hagan juicio sobre su persona

y es lo que le pasa,

está sensible y volátil.

(MARTA) Estoy atacada. Ahora hay que cocinar.

(VÍCTOR) Jo.

(MARTA) Mira, las cuatro cocinas. La primera etapa del reto

exigía rapidez, pero también precisión.

Sabemos que vosotros y más a estas alturas

de "MasterChef" cocinasteis con pollo y salmón varias veces.

Diferente es la limpieza de los erizos y espardeñas

y os vimos con diferente actitud

y, por supuesto, diferente resultado.

Marta, has sido la más rápida y quien mejor lo hizo

por tanto acabas de salvarte de la eliminación.

(Aplausos)

Puedes subir a la galería con tus compañeros.

De verdad, gracias. -Enhorabuena, Marta.

-Tengo mucho pescado encima.

-Toma. -Hombre, Martita.

Adiós, gracias, ¡ah!

(MARTA) Menos mal, doy gracias a los animales marítimos

y al pollo por haberme dejado hacerlos tan bien

que me quedo una semana más.

Así que, nada, no me lo creo, estoy en una nube.

Vosotros tres cocinaréis para libraros de la eliminación.

El reto final consiste en cocinar un plato digno

de un restaurante con estrella Michelin

utilizando los cuatro productos

que habéis limpiado en esta primera etapa.

Es decir, con pollo, salmón, erizos y espardeñas.

Y para ello contáis con 60 minutos.

Pero como os dijimos al principio, la rapidez de esta primera fase

del reto tenía recompensa. Acumuláis al cocinado

el tiempo que os ha sobrado.

(MARTA) Mira qué bien. Jon, sumas siete minutos,

Víctor, sumas cuatro minutos y Toni, sumas dos.

Para tranquilizaros os diré que nos acompañará

en estas cocinas un maestro de los fogones,

un amigo muy querido de este programa.

Desde el único restaurante con tres estrellas Michelin

en la Comunidad Valenciana, el chef del restaurante

Quique Dacosta, en Dénia, Quique Dacosta.

(APLAUDEN) (MARTA) Quique Dacosta, qué fuerte.

(Aplausos)

Qué tal. Muy bien.

-Qué elegante, qué planta.

Maestro. Gracias.

(TONI) Es de mis cocineros favoritos, fui a todos

sus restaurantes varias veces y me dio mogollón de subidón

y me da mucha fuerza para afrontar la última prueba con mucha energía.

-Es guapísimo, tiene una planta.

-Tiene una planta, madre mía, qué barbaridad.

Bienvenido, Quique, en esta edición ha sido tú,

en cierto modo, responsable de esta selección porque estuviste

en este último macro casting de Madrid.

Aquí están tus aspirantes, ¿cómo los ves?

De momento, los veo manchados con lo cual quiere decir que...

Algo han hecho.

La vez anterior los vi bien mojados.

Cierto. Pasados por agua.

Pero, bueno, seguro que de aquella época a esta

evolucionaron mucho como cocineros.

El grito de guerra de tu nueva temporada es:

cocinar los pueblos.

¿Qué quiere decir eso? Creemos que a día de hoy

el cliente que viene a nuestro restaurante en Dénia

necesita sentir que está en el lugar en el que está.

Y cocinar nuestros pueblos es un alegato, una vertebración

con la cultura, el recetario y con los productos

de nuestro pueblo y esas personas que los elaboran.

Qué maravilla. Quique, nuestros aspirantes

tienen que elaborar un plato que incluye pollo, salmón,

erizos de mar y espardeñas, una combinación complicada.

Cómo lo harías para integrarlos

todos en una sola elaboración que funcione.

Es complicadísimo eso. -Hay tres productos

que se me viene a la cabeza con una cocción corta

o casi inexistente. El caso de los erizos,

el salmón, la espardeña acariciada, levemente, por el fuego,

y luego el pollo dependiendo qué parte cojáis,

pues más o menos cocidas. Como te veo muy seguro

y convencido de tus consejos

te lanzo el guante. ¿Sí?

¿Te atreves a cocinar con ellos

con los mismos cuatro ingredientes?

Oh, qué guapo. -Qué guay.

Me meto de cabeza, claro que sí. ¿Sí?

Sí, claro que sí. ¿Sí? Bien.

No sabes ni el tiempo. Bueno, tendrás 60 minutos,

ellos tienen un poquito más, pero tienen menos estrellas.

Perfecto, jugamos, ¿no? (TODOS) Jugamos, jugamos.

Aspirantes, ahora tenéis que entrar

al supermercado a coger el resto de ingredientes.

Haced un plato digno de un programa nueve

que os libre de la eliminación.

Quique, estás salvado

de la eliminación, así que, relájate.

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno, ya.

Quique, adelante. Vamos, Dacosta,

dales una lección a esta gente.

Vamos a ver, cebolla, puerro.

(KETTY) Hueles fatal, tía. (OXANA) Hueles fatal, Marta.

Que hueles fatal. (MARTA) Me mareo conmigo misma.

(SOFÍA) Hueles a mar. Quedan 30 segundos, aspirantes,

pensad bien vuestro plato, en los ingredientes.

(VÍCTOR) Creo que lo tengo. (QUIQUE) No te equivoques de arroz,

a ver si pillas el basmati para hacer la paella.

Diez, nueve, ocho.

siete, seis,

cinco, cuatro,

tres, dos, uno, tiempo. (MARTA) Suerte, chicos, va.

(KETTY) Toni, no quiero disgustos.

(MARTA) Ha cogido arroz. (VÍCTOR) Yo también.

Primera vez. (SOFÍA) No hagas un arroz.

Pues ahora sí, empiezas tú,

Jon, con 67 minutos. Muy bien.

Vamos, Jon. -Venga, va, Jon.

-Uh. -Venga, va.

-Entusiasmo.

Bueno, Jon tiene algo más de tiempo eso puede jugar en su favor.

Siete minutos. Siete más para cocer o tal

o hacer un fondo no sé qué idea tendrá.

Pues tengo medio, entre comillas, improvisar

porque incorporar cuatro ingredientes

que son supercomplicados, tiene su cosita, desde luego.

Tengo una idea de hacer un caldito de pollo de verduras

con patatitas, luego, reducido y luego, las espardeñas

envueltas en un rollo de salmón.

A ver si lo dejamos muy decorado, bonito, con sabor

y que salgamos de esta que es lo que más quiero,

salir de esta, desde luego.

Me toca ya, casi.

Víctor, tu tiempo comienza ya.

(MARTA) Víctor, va, eh.

(Aplausos)

Vamos.

Venga, va, rápido, el orden, rápido.

Aquí. -Muy bien.

Muy bien, Víctor.

Quique, te noto nervioso.

En esta plaza no he toreado mucho, ellos han toreado más que yo.

Piensa que empiezas con 60 minutos y con toda la materia prima

por limpiar que ellos ya lo tienen. No me queda otra, la cocina es así.

-Quique tiene que sacar aún los lomos de salmón.

Toni, tus 62 minutos comienzan ya.

Adelante.

(MARTA) Venga, Toni, va, menudo arrocito rico que harás.

(OXANA) El mejor arroz del mundo, vamos, Toni.

Sofía, dime algo, cariño.

-Que venga, va, que confío.

(JON) Dile: "Te quiero".

¿Qué dice este? -Cómo te quiero.

Quique, por favor, estate atento al reloj

porque tus 60 minutos

empiezan... en tres, dos, uno, ya.

Vamos, Quique. -Venga.

-Sálvate, sálvate.

-Que no te pueda la presión.

Qué gozada poder ver cocinar a Quique Dacosta desde arriba.

-Qué quieres que te diga, me siento "celebrity".

(TONI) Cocinar a su lado es una maravilla,

así que intentaré que me salga un platazo, haré un arroz.

Quique Dacosta es un arrocero impresionante,

el mejor que conozco, creo yo.

Quiero que le guste, salvarme y haré un platazo.

Voy a meter los cuatro ingredientes

en un arroz y haré un ali-oli con el erizo.

(OXANA) Veo a mi Toni. (MARTA) También lo veo.

(OXANA) Ahora lo veo.

Si me fuera, me iría contento.

La verdad es que mezclar estos cuatro ingredientes

es toda una odisea. Haré un arroz, un mar y montaña

con pollo y espardeñas.

El salmón lo integraré de dos formas, el secreto

es equilibrar bien los sabores,

creo que es lo más difícil de la receta.

Tiene que disfrutar, cuando disfruta se nota tanto.

Víctor, disfruta. -Ay, por Dios.

Si alguna vez habéis pensado que os encantaría probar

los platos que salen de estas cocinas,

estáis de enhorabuena.

A partir de ahora podéis hacerlo

en el restaurante "MasterChef", en Madrid.

Viviréis una auténtica experiencia gastronómica

y podréis conocer a algunos de nuestros aspirantes,

saludarlos y compartir con ellos sus recetas y sus trucos de cocina.

Podéis encontrar toda la información

en nuestras redes sociales.

Ojo, mirad cómo ha limpiado

el lomo, Quique Dacosta, de salmón, ya lo tiene.

Mirad cómo toca el pescado con qué delicadeza.

(KETTY) Igualito, la misma delicadeza

el trato del...

(KETTY) Qué fino, usando pinzas y todo,

cómo ha evolucionado el tío.

(TONI) Me cago en la leche. (MARTA) Qué tal.

(TONI) Me dejé el huevo para hacer un alioli.

(MARTA) No pasa nada. (TONI) Quería meter el erizo así.

El alioli no lleva huevo. -Ya, pero tienes tiempo.

(TONI) No puedo hacer el alioli versionado

para que salga fácil con huevo, así que lo haré sin huevo

que es lo tradicional, pero es imposible que me salga.

A ver qué hace Quique.

Hombre, ayudantes, qué suerte.

Qué suerte. ¿Por dónde van los tiros?

De momento, alitas de pollo, esta parte, para confitarla

un poco más lento de lo que me va ahora.

El salmón lo confitaré poco en el mismo aceite de las alitas

para que dé ese sabor de pollo al ajillo y tal al salmón

y las espardeñas solo salteadas en la sartén

a ver cómo me quedan. Aquí, un caldo de pollo

con garbanzos, cebolla, ajito,

lo reducimos y con sal haremos un velo.

Con estos tomates secos haré unas gónadas de erizo,

bueno, ahora lo veréis, a ver qué puedo articular

en este tiempo y os digo una cosa, ¿vinisteis a distraerme?

A aprender. A que nos expliques.

Estando a tu lado, siempre aprenderemos continuamente.

Si os llamo a alguno, ¿me echa una mano?

Si lo necesitas, te ayudo. Y yo, me pongo el delantal.

No podemos. De pinche.

Ah, no podéis. No te hace falta, Quique.

Venga, suerte. Suerte, campeón.

Vamos, Víctor, ya está.

Bueno, Jon, cómo lo llevas. Samantha, muy buenas,

pues haré un caldito de pollo y quiero añadirle los erizos,

pasarlos, hacerles una salsa...

Que lleve el caldo del pollo y los erizos.

Vale, luego, aquí pongo las espardeñas solo un toque

de calor de nada encima del salmón y haré un rollito.

Y no sé de qué manera decoraré. No te compliques mucho la vida.

No me la quiero complicar.

Y esa salsa tiene que estar espectacular.

Exacto, es lo que quiero darle.

Trabaja tranquilo, pero bien. Muy amable, muchas gracias.

Vaya, perdón. -Hala.

Se está rallando, tiene la cocina superguarra.

Gracias.

(KETTY) Ese Toni. (OXANA) Qué rico, Toni.

(MARTA) Qué bueno, está un poco fuerte, ¿no?

Mi amigo Toni. Qué tal.

Estás escaldando los tomates media hora.

Los acabo de meter llevan 30 segundos.

¿Sí, y no es suficiente para escaldar un tomate?

Sí, suficiente. Ah, vale.

Te he visto flojo empezando. Estaba bajo de ánimos hoy.

Y creo que ha sido aparece Quique Dacosta, ¿eh?

Se hizo la luz. Y ese orgullo tuyo,

Quique Dacosta, de mi tierra, cocinero increíble,

no puedo hacer una torpeza y hacer un mal plato.

Así ha sido, haré un arroz. ¿Y cómo integrarás esos elementos?

El pollo lo incorporaré

con un caldo, marcaré, ligeramente, la espardeña

y voy a ver cómo la meto que no lo tengo claro.

Iba a hacer un alioli con los erizos

y me dejé el huevo. No pasa nada,

un alioli no lleva huevo,

ibas a hacer una mayonesa de erizos.

Bueno, sí. Aprovecha, disfruta, relájate

y saca un buen plato. Gracias, chef.

Mira Quique, ha preparado un velo, una fuente que como tiene

un poco de forma le mete

un cucharazo para que coja la forma de la encimera

y salga un velo de un grosor regular, maravilloso.

Quique nos sorprenderá, veréis.

Seguro. (KETTY) Es que la calidad

es la calidad. Nos queda tanto. (OXANA) Voy a ver desde aquí.

(KETTY) Nos quedarían tantos años.

Aspirantes, estáis entrando en los últimos 30 minutos.

Oído. ¿Oído?

(VÍCTOR) Oído, chef.

(KETTY) Toni, cómo va eso, cómo sabe.

(TONI) Buenísimo.

(MARTA) Pues no te lo bebas todo y echa el caldo

(OXANA) Mira. (MARTA) Es coral.

(OXANA) Corral de erizos.

(MARTA) Coral triturado. (KETTY) Qué rico, por Dios.

Eso con vinito blanco me lo como a cucharadas.

Vamos, Víctor.

Ay, qué alegría, subes a darnos un manual, ¡bien!

Jo, pues no sube.

Qué tal, Víctor, te veo más serio que el cochero

de un coche fúnebre. Porque estoy cagadito de miedo.

Sí, se te nota, tienes un semblante...

¿A que no me habías visto trabajar tan rápido?

Aquí es donde te veo moverte algo más.

Cuénteme usted qué va a hacer. Voy a hacer un arroz mar y montaña,

es el primer risotto que hago. ¿El primero?

El primero. Hacer un risotto la primera vez

en la prueba de eliminación frente a los arroces

que hace Toni que sabes que es un virtuoso.

Lo sé. Bueno, como veo que se te ocurren

unas ideas un poco extrañas, mira qué te traigo.

A ver. "Manual del aspirante a chef".

Qué alegría me das. Es un libro para completar

lo que aprendes aquí además con los chefs que vienen

como Quique Dacosta. Y encontrarás ideas para hacer

platos originales y resultones, disfrútalo, Víctor.

Muchas gracias. Y haznos un plato rico, gracias.

Me inspiraré en esto. -Ya me lo dejarás, Víctor,

que también lo necesito.

(MARTA) Chicos, el pollo confitado lo está deshilachando.

¡Ay...! ¿Utilizará los huesos para hacer como unas piruletas?

No lo sé.

¿Jon y Víctor están haciendo lo mismo?

No sé qué está haciendo. -No lo entiendo.

(KETTY) Víctor va a hacer un canelón con el arroz dentro.

Pero... ¿y él también?

(MARTA) ¡Toni, qué color tiene eso tan bueno!

Mirad qué concentradito está. -Creo que demasiado, ¿no?

(MARTA) No, bien. (SOFÍA) Muy bien.

(MARTA) Y Víctor también, van muy bien los dos.

(MARTA) (OXANA) Sí, señor.

(MARTA) Lo mete caliente para que se pegue y lo fríe.

Mira, ¿ves la flor? -¡Qué guay!

Un trampantojo. -Ahí tiene que saltar sola.

¡Eso es, bravo! -¡Bravo!

¡Qué arte, qué arte!

(MARTA) ¡Qué bonito, por favor, de verdad!

Has visto a Quique cómo está haciendo flores manchegas, pero...

Una masa tradicional; es muy divertido

porque ha hecho como un puré de erizos

y huevo... y eso es lo que está friendo.

¡Qué chulo, cómo está quedando! ¡Increíble!

Mi amigo Toni dice: "Voy a hacer

un alioli y no tengo huevo". Eso es una mahonesa.

Un alioli se hace con un mortero, poco a poco.

Y con la poca humedad que tiene el ajo, emulsionas el alioli.

Ya, ya. Si así no lo he hecho en mi vida.

Un alioli bien hecho, tienes que ser diestro

porque es una cosa de hacerlo con tranquilidad y tiempo.

¡Oh! -¡Opa!

Ahí está. ¡No ha pasado nada!

¡Qué suerte ha tenido!

Los erizos, he optado por...

Coger unas yemitas de huevo y una yema de erizo

y emulsionarlas con un poco de aceite,

para acabar de aliñar lo que sería el canelón

y que dejen ese aroma marino que... tanto nos gusta.

¡Aspirantes, últimos 15 minuto!

(SOFÍA) ¡Vamos! (MARTA) ¡Venga, va, chicos!

¡Va! (KETTY) ¿Cómo va eso, Toni?

La primera vez que estoy haciendo alioli así.

Con mortero, me tiraba dos años. Está guay buscar soluciones.

Quique está limpiando los erizos sin guantes, sin delantal...

Porque sabe cómo hacerlo. ¡Es increíble, además,

cómo viene siempre impoluto...!

(SOFÍA) Con 3 estrellas, no te hace falta delantal.

Ya es como "tú eres ya don limpio, no te mancharás".

¡Está como un pincel! Cocina elegante y cocina bien.

(KETTY) ¡Me encanta, de mayor quiero ser como él!

¡Huy! (SOFÍA) Víctor, aclárate.

Y es insistente. Aunque se equivoque, tira para adelante.

En mi tierra eso es tozudo. Tozudo, tozudo, sí.

(OXANA) ¡Mira, mira, mira, mira qué bonito!

(MARTA) ¡Hala! Chicos, mirad el emplatado.

(OXANA) Sí, ahí sale... ¡ay, bien... mira, mira, mira!

Mira, ahí está.

Ahora mismo estoy teniendo un orgasmo culinario.

Yo también, eh. Nunca había tenido eso hasta que vino Quique.

(KETTY) ¡Madre de Dios, qué arte, por favor!

(MARTA) ¡Por favor, me muero...!

¡Qué espectáculo!

¡Mira, mi técnica! ¿Ves? Por debajo.

(MARTA) ¡Venga, Toni, va!

¡Toni, vamos un poco más deprisa, porfa!

¿Ha hecho tres platos él, uno por estrella?

(MARTA) A falta de un plato, ha hecho tres.

Mirad, acaba de sacar el salmón confitado.

¿Cómo está el arroz? -Molt bon.

(SOFÍA) ¿Está hecho? -Sí.

No, no, está bien. -¿Sí?

(MARTA) ¡Venga, Víctor, va! -¡Va, vuela, vuela!

Ya, pero si no, se puede romper.

¡Aspirantes, no os quiero poner más nerviosos,

pero acabáis de entrar en el último minuto!

Quique, ¿llegarás?

Va sobrado. ¿Yo? Ya lo sé.

Dice Toni: "Yo". ¡Date prisa, melón...!

¡Toni, vamos! -¡Toni, a emplatar!

(SOFÍA) ¡Vamos!

(KETTY) ¡Nos da unos disgustos...! ¿Has puesto todo, Toni?

¡Hostia! (MARTA) ¡Corre!

Diez... ¡Corre, Víctor!

Nueve, ocho,

siete, seis,

cinco, cuatro,

tres, dos,

uno, ¡tiempo!

¡Manos arriba!

(Aplausos) (OXANA) ¡Bravo, bravo para todos!

Estoy realmente destrozado.

Las cuatro pruebas iniciales

Y el cocinado, 60 minutos... 63 en mi caso,

la verdad es que te deja... te deja cao, cao.

Me he enamorado... de este señor. -Sí. De su trabajo.

Quiero un hombre que cocine a mi lado.

¡De verdad... no se ha manchado, tía, en la camisa!

Aspirantes, el tiempo ha terminado. Antes de empezar la cata,

probaremos los platos de Quique. ¡Qué honor!

Eh, eh, esperad. Va a empezar...

Tranquilos, relajaos. Las manitas quietas.

Cuéntanos. Había cuatro ingredientes.

Lo que he hecho ha sido un plato...

En vez ponerlo todo junto, he creado una secuencia.

la ventresca del salmón la he confitado... un momentito;

las espardeñas, como veis, casi brillantes,

en el último momento y un poco de jugo de pollo.

Me siento ahora mismo como...

Cuando estás enamorada y no eres correspondida.

Sí. Sientes ese vacío, ¿verdad?

Por aquí, intercalando, tenéis

una yema de erizo con unas yemas de tomate seco,

emulsionado con huevo; he creado un velo, una técnica de 2003.

Y ya aquí, lo que sería el pan.

Pero en este caso es un pan hecho...

Una roseta. Al final, se ha ido al mundo salado

y con caviar de salmón. A ver qué os parece.

Oye, aspirantes, por favor,

podéis acercaros a ver lo que ha hecho Quique.

¡Qué maravilla! (VÍCTOR) ¡Madre de Dios!

Oledlo, oledlo por nosotros.

¡Qué bueno! Se puede hacer en 60 minutos,

la manera de integrar estos productazos y de esta forma.

Si lo oléis muy de cerca, es como si lo probarais.

Aquí no hay amigos, eh. Es una pena que no lo probéis.

Me encantaría pero... (JON) Sólo con verlo.

Os lo contamos. (VÍCTOR) ¡Qué cremoso esto!

Aquí están todos los ingredientes: salmón, esparteña, pollo...

¿El plato era este? El plato integrador está todo aquí.

Lo ha hecho y le ha dado tiempo a dos florituras.

¡Quique, guárdanos un poquito! -Eso es.

Continúas una semana más en tu restaurante. Ven, acompáñanos

para hacer la cata. Gracias, chicos.

Y vosotros a vuestros puestos de cocina.

Yo creo que es uno de los cocineros

que intentan respetar al máximo,

sin maltratar el producto

y sin hacer elaboraciones demasiado complejas

que puedan cambiar las texturas. ¡Es una pasada!

Aspirantes, ahora sí, empieza la cata.

Jon, tú serás el primero.

¡Vale, voy! ¡Muy bien!

Ahí está.

Y encima estás presentando tu plato a Quique Dacosta, ¿sabes?

Yo me alegro de no estar cocinando abajo.

Jon, entendemos que el aro no forma parte del plato.

Desde luego que no, cuando ha pasado el tiempo...

¿Y cuando el "manos arriba" no te ha dado tiempo?

Pues no, ha sido un despiste. Despiste, sí.. quítalo ahora.

(SOFÍA) Tiene que desmoralizar

acabar de ver los platos de Quique

y entregar el tuyo y darle que pruebe.

¿Cómo se llama tu plato?

Lo voy a llamar maravillas de salmón...

Con espardeñas y salsa de erizos.

¿Y el pollo? El pollo está integrado...

He hecho un caldito con pollo y verduritas

y luego le he añadido ahí los erizos.

Bueno, vamos a probar.

Es un batiburrillo,

que no le encuentro una lógica y que es una manera de no brillar

esos productos que tenías.

Lo peor es la salsa, que me interesa lo justo,

que no se ve el erizo... Jon,

esta prueba tenía dos finalidades: una era hacer casar, integrar

esos cuatro elementos; no lo hemos cumplido.

La espardeña no está...

Tenía muy poca, la verdad...

La salsa creo que ensucia el conjunto del plato,

más que hacer otra cosa. Eso es una,

primer objetivo no cumplido y el segundo: que esté bueno.

Y me preocupa que no tenga autocrítica y ver lo que decimos,

que tu plato... Vale, acepto todas las críticas.

¿Acepto las críticas significa las acepto pero no las comparto?

Bueno, sí... a mí personalmente la salsa me gusta.

Igual le falta un poquito de sal, pero me gusta el sabor.

Yo no te he dicho que sea mala; en este conjunto...

No brilla. Me lo enturbia;

el salmón está medio cocido, poco marcado, así muy pastoso...

Y la salsa, ese sabor a erizo... difuminado,

me ha un conjunto que no es agradable.

Bien. No sé si nos puedes aportar algo...

Estaba intentando contextualizar lo que decía.

La salsa es maravillosa, puede estar bien.

A lo mejor es como una salsa de marmitaco sobre una chuleta.

Las dos cosas pueden ser maravillosas, pero juntas...

De acuerdo. Sois muy cariñosos.

La salsa no se puede tomar.

Ya está, es un plato...

Pues nada, malo. Te lo digo por ayudarte, Jon.

No repitas esa salsa. Lo mejor, quizá, el nombre:

maravillas. Lo mejor.

Lo más difícil del cocinado es conocer el producto e integrarlo.

Eso es muy importante. Cuando un producto no lo conoces,

es difícil que lo puedas integrar.

¡Arriba, garrote!

¡Para un día que estoy tranquilo...!

Víctor.

Eso es, sonríe. -Te juro que tengo ganas de llorar.

Si tienes ganas de llorar, llora. -Claro.

Desahógate, Víctor. -Tristeza.

¿Estás tenso? -Muy tenso. He agotado la gasolina;

las pilas que recargan muchos compañeros en el balcón...

Yo no he tenido esa oportunidad de "vamos a recargar".

Víctor, es tu turno.

¡Qué mal lo pasa Víctor!

Lo pasa fatal. -¡Muy mal!

¡Está muy tenso, coño! -Sí, no sé por qué.

¡Tiene una pinta eso...! Muy bien, Víctor.

¿Cuál es el nombre de tu plato?

Pues le he llamado arroz mar y montaña.

Lo que he hecho es un canelón con el salmón y lo he rellenado

de un risotto que está hecho con los contramuslos del pollo

y le he añadido unos guisantes lágrima

y unas alcachofas. Y va decorado con la espardeña

y una emulsión que he hecho con yemas y erizos.

Vamos a probarlo.

Víctor, es la gran paella mixta

pasada por un tubo. Un tubo de salmón,

donde no hay limpieza del arroz.

No sé de qué es. Si me tapo los ojos y me lo como...

¿Esto es el arroz tres delicias,

el arroz con no sé qué, el arroz con tal...?

No hay ninguno de los elementos que brille.

No noto el erizo, me alegro

que esté la espardeña hecha como a mí me gusta.

Pero el resto del arroz no me gusta cómo está hecho.

Hay un sabor profundo, no sé si...

Que no ha reducido o de las pieles del salmón,

que me dejan un sabor turbio

que no me gusta nada.

Quique. Donde había cuatro ingredientes

con personalidad y cada uno

necesitaba un tratamiento muy concreto,

simplificar es un gran acierto

porque es potenciar el sabor de cada ingrediente.

Entiendo que al final os queréis mostrar y es muy bueno,

todos los conocimientos técnicos que podéis llegar a dar;

pero a veces conviene encauzar hacia una cosa que simplifique

y que dé nitidez de la propuesta.

(MARTA) Este hombre sabe dar muy buenos consejos

Me brindo de becaria para él.

¿Qué tenemos aquí? Salmón graso,

el arroz mantecado con la grasa de la piel del salmón

y, encima, en formato risotto,

que es de los arroces... el más potentón, más graso,

denso que hay. Te ha quedado una pastaleda.

Y con un resultado muy, muy pesado. Y con "vinazo".

Víctor, yo no sé qué te está pasando; qué te pasas.

Bueno, llevo muchas eliminaciones

y... pues yo siento el peso de la prueba.

Intento siempre dar lo máximo, creo que arriesgo bastante...

A veces me complico la vida.

Y yo quiero sorprenderos y aprende también de mis errores.

De hecho he aprendido muchísimo. ¿Te complicas la vida?

A veces me complico la vida. A veces me complico...

Muy bien, Víctor, puedes volver delante de cocinas.

¡Es que era el plato más feo que ha hecho, pobrecito!

Aunque sé que no es el mejor plato que he hecho en "MasterChef"...

Así, cabeza alta. -Al menos el aspecto

era bastante decente.

Ahora, aunar los cuatro sabores tenía su complicación.

En fin, Toni, cuéntanos,

qué plato nos has hecho. Mi idea era

llamarlo arroz a toda costa... ¡Anda!

¡Oh! ¡Eso sí que es original!

¿Has visto? Bueno, se agradece.

Creo que la idea era buenísima, hubiera salido buenísimo.

Entre el alioli que no me ha subido,

porque necesito tranquilidad para hacerlo con un mortero..

Por qué no lo has hecho con mortero.

Porque necesito tres cuartos de hora.

Y para qué te pones a hacer un alioli en diez minutos.

En mi pueblo nos dicen que somos muy cabezones, los de Foyos.

¡Y hoy lo he demostrado también!

Y por encabezonarme, casi me dejo la espardeña,

no hubiera hecho lo otro y la hubiera liado.

El arroz lo he hecho con un fondo de pollo,

la espardeña la he hecho a la plancha,

el salmón lo he cortado... unas láminas finas.

Y eso es un aceite del coral del erizo, pero no lo recomiendo.

Un poquito, así sabes la cantidad.

Un poquito, no me voy a pasar. Así.

No voy a pasarme más.

Tienes mucha mano para el arroz y lo sabes.

Ya, hombre.

No es la mejor manera de integrar el salmón.

Y ponerlo en taquitos para que no se pase;

al hacerlo tan fino, un arroz caliente enseguida se pasa.

La idea es muy buena, el fondo también,

pero es verdad que fallas en cosas

que te pueden pasar factura.

Por ejemplo, en un homenaje a Fabio.

Con la cayena te has pasado.

Pues... eso ha sido sin querer.

Yo no voy a hablar de tu plato;

hemos hablado de tus arroces cine mil veces.

Y seguiré hablando de lo que no me gusta de ti: tu actitud.

No he tenido la mejor actitud hoy. No.

Para una prueba de eliminación es terrorífica.

Empezar triste y apático...

Y te he visto a última hora coger esa espardeñita y hacer:

"¡ay, que me la dejo!".

Cero ganas. Y tienes mano para cocinar.

Te vas a ir, no sé si por perezoso;

no sé si por ese carácter que tienes, que de repente sale

y eres simpatiquísimo y sale un ogro

o no sé si por tozudo.

Pero te tienes que ir porque un día haces un mal plato, no por eso.

Me fastidia... lo hubiera hecho espectacular.

Ah, amigo, ¿y por quién ha sido culpa?

Mía. -¡Con todo lo que vale Toni!

Es verdad... -Vale muchísimo.

(KETTY) Es un crack. -Escuchando lo que te comentan,

claro, Juanmari Arzak ya lo decía:

"dos zanahorias cocinadas por un cocinero cabreado y otro feliz,

las vitaminas... eran mejor las del cocinero feliz".

Posiblemente esa sea un poco la reflexión que hay que hacer...

No he tenido mi mejor día hoy. -De tu plato.

Más allá de todo eso, estaba bueno; un poco picante.

La verdad que es una lástima porque hoy tenía la ocasión

para hacer un platazo impresionante delante de Quique Dacosta

y por la actitud que he tenido hoy, que ha sido mala,

pues no... no he tenido el resultado que debería.

Antes de deliberar, tenemos que despedir a nuestro invitado.

Quique, como siempre, ha sido un placer tenerte en estas cocinas.

Gracias por lo que nos enseñas... Sí, es verdad.

Así que vuelve cuando quieras. Muchas gracias.

¡Bravo, Quique!

Suerte, chicos, suerte.

¡Gracias! -¡Grande, Quique!

Pues ahora sí, vamos a deliberar.

Alcaldesa. -¿Qué?

No se puede ir el alcalde... -Calla, calla.

Alcalde. -Víctor.

(DANIEL) ¡Alcalde! -Arriba, eh.

Arriba. -¿Pero lo veis muy mal?

Sí. No les ha gustado.

Y era para dejar a los tres...

Os quedáis los dos, yo me piro. Lo tengo claro.

Tengo claro que me tengo que ir. -Yo también.

Me sabría muy mal que os fuerais.

Estoy seguro de que me voy

y es el día que más a gusto estoy, tío. ¡Pero tranquilo...!

A mí me hace mucha ilusión quedarme, o sea yo...

Yo lo he dejado todo por estar aquí.

¿Lo tenemos? Sí.

Listo. Vamos allá.

¡Yo no quiero mirar!

En este reto contabais con unas joyas de ingredientes.

Pocas veces tenemos al alcance del paladar erizos o espardeñas.

Y queríamos que os lucierais, pero no lo habéis conseguido.

Esperábamos mucho más de vosotros tres a estas alturas de programa.

De los tres, ha habido un aspirante

un poquito por encima de sus compañeros,

es el que mejor ha conseguido integrar los cuatro ingredientes

y nos ha ofrecido un plato sabroso, a pesar de los defectos

y a pesar de su actitud.

Toni.

¡Dame una alegría, porfa!

Ese aspirante es...

Toni.

(Aplausos) (JON) ¡Muy bien!

Cuidado, que se cae esto, por favor.

Quiero dar las gracias a Quique Dacosta;

me he venido arriba y continúo una semana más.

Ahora ya no me va a frenar nadie, lo tengo clarísimo.

Una vez más nos demuestras que controlas los arroces.

Y si te hubieses currado un poquito,

habrías brillado porque el plato era sencillo, lo que decía Quique,

y los elementos estaban ahí bastante bien integrados.

Reflexiona, Toni.

Subes, a pesar de que yo no te subiría.

¿Vale? Gracias por darme

una semana más. Gracias.

(Aplausos)

Sé que Jordi me va a hacer ahora un seguimiento

exhaustivo, porque me tiene fichado;

tengo que cambiar el chip, es la única manera

de que llegue más lejos y disfrutaré de este momento.

Me hiciste sufrir, eh. -¡Una alegría

en una eliminación! -Tranquila.

¡No, no estoy nada tranquila! -¡Que sí!

Víctor.

¡Ánimos, ánimos, ánimos!

¡Por favor, sálvate!

Estoy a punto de petar. Me he dicho:

"¡Qué pena que con un plato tan bonito tenga que irme!".

Jon, Víctor, habéis hecho dos platos que,

a simple vista, eran muy parecidos:

dos rollitos de salmón;

en un caso, relleno de un risotto;

y en el otro, con espardeña.

Ninguno de los dos ha sido buena idea.

Los productos no estaban integrados de la mejor manera

y no se aprecian los sabores de esos cuatro productazos.

Por tanto, el aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

(MARTA) Venga, Sofi...

Jon. ¡Bien!

¡Ven aquí, alcalde, que te tienes que salvar tú!

¡Bien, bien!

(VÍCTOR) ¡Me muero, tío! -¡No te mueras!

(DANIEL) ¡Collons! -¡Arriba, ánimo!

¡Garrote! ¡Eres un grande, tío! ¡Eres un grande! ¡Garrote!

¡Eres un puto grande, tío! -Víctor está agotado.

Está agotado.

¡Hostia puta, tío... me muero!

La presión de estar abajo

durante, prácticamente, todos los programas...

Hombre, llega un momento... que pesa mucho.

Tengo que ser muy creativo, porque yo sí que no me la puedo jugar.

¡Yo he dejado toda mi vida

por ser cocinero! ¡Muchos de mis compañeros no!

¡Como vuelvas a hacer un canelón de mierda...!

¿Tú sabes qué sufrimiento la chavala...?

¡Ay, qué bonito es el amor!

(APENADO) ¡Lo siento! -Que no, que no, ¡venga!

Lo he pasado fatal.

Lo he pasado fatal.

Pero supongo... bueno, él lo ha pasado peor. Claro.

Ya está, que lo estás pasando fatal.

¡Venga!

¡Aúpa, alcalde!

Me encuentro mal, eh, tío. Víctor, ¿estás bien?

Me he mareado un poco por la tensión y...

Bueno, pues muchas gracias...

Os tengo que agradecer.

Para mí, esto es... ¡es que es mi vida!

¡Bravo! ¡Bravo, alcalde!

(Aplausos) Pienso en cocinas todo el día.

(DANIEL) ¡Alcalde...!

¡Pobre chaval...! ¡Me cago en diez!

(VÍCTOR SOLLOZA) Gracias...

Víctor, a menudo es bueno respirar y esa presión que te autoimpones,

dejarla un poco a lado, fuera presión,

pasarlo bien y sacar lo mejor que uno tiene dentro.

Lo haré, os lo prometo.

-Ella me entiende... -Ven aquí, hombre.

-Ella me entiende muchísimo.

Jon, hasta aquí ha llegado tu aventura en "MasterChef".

¿Satisfecho? Uf... me voy a Bilbao

con la cabeza muy alta

y he hecho unas campanadas del quince, pero bueno...

Te he visto que te alegrabas mucho por que Víctor se salve.

Porque lo quiero un montón,

se lo merece, tiene que ganar este concurso.

Se lo he dicho muchas veces, suéltate...

Cuando Víctor se suelta, cocina.

Si es una pasada.

A él le aconsejas abrirse y explotar y soltarlo todo.

¿Tú no has estado contenido?

Yo sí he estado contenido, he empezado a soltarme...

Por decirlo así, igual... de las últimas semanas hasta aquí.

-En las últimas semanas Jon ha estado guay.

-Sí, al menos se va reconciliado con todos...

(TONI) Fenomenal... -Me voy muy satisfecho, contento...

Contento de estar con vosotros y con mis compañero,

a pesar de las vicisitudes tenéis un amigo en Bilbao

para toda la vida. -En Valencia otro.

-Lo que tenga que venir vendrá, no os preocupéis.

Ahora sed felices. -Claro que sí.

¿Qué te llevas de aquí además de amigos?

Me llevo... unos "zascas" de traca.

(Risas de los jueces) Pero que son merecidos.

Te los ganaste. Sí, joder...

(Risas de jueces y aspirantes)

Vuestros consejos me han servido mucho

y, en ese sentido, he aprendido muchas cosas.

Gracias, Jon. Ha sido un placer.

-Es clavado a Arguiñano. Te llevas

un montón de experiencias y conocimientos.

Muy buenas, sí. Te llevas nuestro cariño.

Gracias. Además, nuestro patrocinador

el Supermercado de El Corte Inglés

te regala esta tarjeta de 1000 euros

para todas tus compras en alimentación.

Muchas gracias...

Gracias. Además, nuestro patrocinador

de electrodomésticos, Bosch,

te regala una placa flex inducción

con el accesorio teppanyaki,

la misma que has usado aquí, en el programa.

Muchísimas gracias a Bosch. Aún hay más.

Te llevas una suscripción

durante seis meses a la escuela online

de "MasterChef" para que sigas aprendiendo.

Y, por supuesto,

el nuevo juego oficial de "MasterChef".

Para que juegues en casa con tu mujer, tus hijas,

tu suegra... Con todos.

Tus padres... toda la familia.

Mis sobrinos que quiero que vengan al Júnior.

(RÍE A CARCAJADAS) (DANI) Qué tío...

Cómo le da al pico, joder... (OXANA) Es su momento.

Llegó el momento de abandonar las cocinas de "MasterChef",

tienes que dejar tu delantal en tu puesto.

Gracias a vosotros. Gracias, Jon.

-Eh, cachorro... -Bravo... bravo.

-Muy bien. -Garrote.

(Aplausos desde la galería)

-Ahora me voy a poner tierno a última hora, ¿eh?

(DANI) -No me llores ahora. -No...

-Un tío de Bilbao no puede llorar. -No te pega nada.

-Oh...

(Aplausos desde la galería) Gracias a todos.

(DANI) ¡Cachorro! (OXANA) ¡Grande, Jon!

(Aplausos desde la galería)

(TODOS SE DESPIDEN EN EUSKERA) ¡Agur!

-¡Agur!

(JON) "MasterChef" me ha servido mucho, personalmente.

Cuando llegue a casa lo voy a celebrar.

Voy a celebrar el paso por aquí, ha sido una experiencia brutal,

para mí satisfactoria y muy... bonita.

Quién me iba a decir a mí

que estaría con 52 años en esta experiencia.

Y... nada...

Hemos llegado hasta aquí orgulloso.

Jontxu se va a Bilbao orgulloso.

Cada semana que pasa

nos cuesta más despedir a los aspirantes,

que ya son casi de la familia. Hoy, le ha tocado a Jon;

pero sus compañeros no tienen tiempo para estar tristes.

Porque tienen que seguir luchando por el premio

y aprovechar cada semana en "MasterChef".

Volvemos dentro de siete días, mientras ya saben, pónganle...

(TODOS) ¡¡¡Sabooor a la vida!!!

Aspirantes, estamos en el puerto de Santoña.

(KETTY) Chicas, quiero nervio. ¿Las cantidades están bien?

75 huevos. ¿Cómo? De 7,5 huevos a 75.

Has dejado sin huevos a Santoña. Termino con el lomo y voy.

Ya puedes correr y sacarme con lo que tenéis algo decente.

Los he visto más rápidos. -Y limpiando caballas también.

Toni, más picadito, mucho más. Ya estamos tocando las pelotas.

El reto consiste en hacer la compra para el aspirante

cuya figura tenéis delante.

Un poco de chocolate,

mezclaré unas gambas, pueden venir bien...

-¿Esto qué es, tío? En este reto os jugáis

el delantal dorado. ¡Oh!

Con dos estrellas Michelín, Jesús Sánchez.

Ahí estamos. Deja algo para nosotros,

no paras de comer. Los nervios...

Es la ansiedad...

-Ha ido a joderme a saco.

No te confundas, no vayas por ahí, no juzgo a personas,

sino al plato y al trabajo. Vale, gracias.

No hay por dónde cogerlo. Me ha costado mucho.

El aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 9

MasterChef 6 - Programa 9

18 jun 2018

En la primera prueba, descubrirán un alimento que ofrece un sinfín de posibilidades: el coco. Un aspirante se encargará de escoger qué compañeros hacen un plato dulce o salado con esta fruta como protagonista. Jordi Cruz y Pepe Rodríguez se pondrán la chaquetilla y competirán en este reto. El actor Edu Soto, aspirante de'MasterChef Celebrity 2', seguirá de cerca esta prueba. Las cocinas del talent culinario se trasladarán al centro ecuestre Oliva Nova, en Valencia, donde se disputa la competición hípica 'Mediterranean Equestrian Tour'. Cincuenta jinetes españoles y europeos disfrutarán un menú diseñado por el chef Manuel Alonso (una estrella Michelin). En la eliminación, los delantales negros demostrarán su habilidad culinaria deshuesando un pollo, limpiando y sacando los lomos de un salmón, limpiando y sacando el coral de erizos de mar y limpiando espardeñas. El que mejor lo haga se salvará, el resto cocinará un plato con estos cuatro productos. El chef Quique Dacosta (tres estrellas Michelin) demostrará que no es un reto imposible.

ver más sobre "MasterChef 6 - Programa 9" ver menos sobre "MasterChef 6 - Programa 9"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 198 programas de Masterchef 6

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Paola

    "Victor" ganador.

    20 jun 2018
  2. Paola

    Soy de Argentina y quiero que Victor sea el ganador.

    20 jun 2018
  3. Jonal

    Que gane sophia¿¿

    20 jun 2018
  4. maydelquis

    Soy de Cuba apoyo a Marta ella va a hacer la ganadora.

    20 jun 2018
  5. Arianna

    Soy de Cuba apoyo a Ketty y a Marta Súper guerreras ,pero se extraña a Eva en el programa,el jurado lo hace bien pero Eva es la Mejor

    20 jun 2018
  6. Agus

    Sobre el minuto 17 del programa 9 de masterchef 6 Samanta hace una cosa que critican mucho los propios jueces a los concursantes. Ella cogio la cuchara y probo varias veces dejando asi todas las babas para ke después Jordi cocinara con ellas. Que ascazo!!!

    19 jun 2018