www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4623545
Para todos los públicos MasterChef 6 - Programa 7 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches y bienvenidos a "MasterChef".

Ay, la madre que me parió. Vais a cocinar por relevos.

La ganadora de "Masterchef Junior V",

Esther Requena. Hola.

Vamos a mezclar la mantequilla y el azúcar.

¡No, las yemas!

¡Cambio de cocinero!

¿Quién viene aquí?

¿Vienes tú? -Esto no vale.

Han tirado un huevo entero.

La gente que ha estado aquí no sé qué ha hecho.

Está como hecho por un niño, pero no de "MasterChef".

Habéis trabajado muy bien en todos los sitios donde os ha tocado.

Eso se agradece y se valora.

Gracias.

Aspirantes, bienvenidos a Salamanca.

Hoy cocinaréis para 50 comensales. (JON) ¿Esto no es así?

-No, quemado no.

Esto no está quemado, está marcado. Chicos, no llegamos, ¿eh?

Tendremos otra bandeja de patatas. No, solo esta.

A ver quién ha calculado aquí.

Yo no doy más la cara por vosotros.

No aprovechaste ni los 10 minutos. -La mano la echa al cuello.

El que debe estar pendiente de los minutos eres tú, el capitán.

El equipo ganador de la prueba de hoy es...

el equipo azul. Ole.

En esta prueba vamos a evaluar la técnica.

La fritura. Cocción al vapor.

La plancha. Está crudo.

Marina, vas la última. El ganador

de "Masterchef III, Carlos Maldonado".

Los dos os vais a batir

en un duelo por la permanencia en nuestras cocinas.

Estoy muy concentrado, porque quiero quedarme pase lo que pase.

Debí poner más verduras.

Qué pena. El aspirante

que no continúa en las cocinas de "MasterChef" es...

Marina.

Me da rabia, tío.

(Aplausos)

(Sintonía de "MasterChef")

Buenas noches y bienvenidos a "MasterChef".

En el primer reto de hoy descubriremos

el lado más competitivo de todos. Día a día

los rivales son más fuertes, y quedan menos oportunidades

para librarse de los adversarios más potentes.

Pasa tranquila, sin miedo.

Uf, no sé yo. Estoy solita.

"Yo mirando fijamente, Pepe y Samantha

con cara de póquer, y encima sola. Fue como:"

"Dios, ¿qué hice yo ahora?".

Eres consciente de que "MasterChef" es una competición.

Sí. Porque solo uno puede ganar.

¿Qué estás dispuesta a hacer por ganar?

A aprender a cocinar y cocinar más y más.

Como ves, Ketty, hay una cesta

en cada puesto de cocina,

y dentro están los 18 ingredientes para cocinar en esta prueba.

Hay pichón, iota, patata Monalisa, lima, jengibre,

frambuesas liofilizadas, bulgur, garbanzo cocido,

maíz frito, katsuobushi,

champiñones, ramallo de mar, huitlacoche,

cebolleta china, tirabeque, espinacas,

especias y hierbas aromáticas.

Creemos que son demasiados.

Por eso debes quitarle a uno de tus compañeros

los 12 ingredientes

con los que tú no quieres que cocine.

Uf.

Le quedarán seis y con esos tendrá que cocinar.

Date un paseo por las cocinas, elige bien,

tenlo claro...

¡Ay, hombre! Mi amigo Jon. ¿Quién está? ¿Quién es?

Jon. Ah. Tu amigo Jon, claro.

Bueno, le voy a quitar

los champiñones. Le voy a quitar las especias.

Para que no dé gusto a sus platos. No sé qué es esto.

Uy, no lo puedo pronunciar. Huitlacoche.

Uchla... Huitlacoche.

El hongo del maíz. Es un producto mexicano.

Se lo voy a dejar. Ramallo de mar.

Tiene buena pinta. Se lo quito. Piensa esto:

igual alguien debe meter mano en tu cesta.

Tú sabrás. Venga, sigue. Katsuobushi: se lo quito.

Iota...

Esto se lo voy a quitar. Las frambuesas liofilizadas.

Te quedan dos. Vamos, rápido.

Le quito los tirabeques y le quito

los garbanzos. Le voy a dejar el pichón.

Tampoco quiero dejar al pobre hombre sin cocinar.

"Prefiero eliminar a un contrincante

porque mi plato esté tan bueno que él tenga que irse,"

a que él esté supermal porque le quité el producto.

Puedes pasar a la bodega y esperar a tus compañeros.

Adiós, Ketty. Hasta luego.

(Risas)

Casi me mata la puerta.

Estoy muy solo. ¿Qué pasa aquí? Sí, sí. Solo, solo.

¿Qué tal te llevas con todos?

Uy, esta pregunta...

"Yo me llevo muy bien.

¿Te han dicho algo raro de mí?".

En cada cesta hay 18 ingredientes.

Debes quitarle a uno de tus compañeros

12 de esos 18 ingredientes.

Adelante, Víctor. (SUSURRA) Dios mío.

¿Dónde te has parado? ¿Es la de Jon? Sí.

Es que aquí no queda nada.

¿Qué os ha hecho el muchacho?

Ketty. Pero intentaré ser bueno.

Le quito la iota. Muy bien.

La iota. Eso es hacerle un favor.

Te juegas mucho, Víctor.

¡Por favor, las hierbas no! -"Las hierbas por un lado...".

(KETTY) Menos mal que está siendo bueno.

Hala. Espinacas y cebolletas.

Los garbancitos.

Vas fuerte, ¿eh, Víctor? Ahora sí que veo yo ahí...

Es que me está pareciendo hasta mal y todo.

(RÍE)

"Eres tú. A nosotros no nos mires". Tío, vio a por ti.

Voy a hacer una cosa.

Le dejo el producto principal. Le quito el katsuobushi.

Le dejo esto. Sí.

¿Qué te ha pasado? Se arrepiente.

Me sabe mal dejarle una cesta intrabajable.

"Ketty es fuerte, pero al final le he dejado una cesta"

bastante decente para hacer un pichón con toque asiático.

¡Hombre, bienvenido!

No. No me des la mano, tío.

La cesta te la dejé intacta.

¿Sabes qué vas a hacer? Robar.

¿Robar? Robar.

Elige a uno de tus compañeros y adelante, por favor.

"Estoy entre Víctor, que lo quiero mogollón, pero al final

es una competición, o Jon". -Eso es.

Que le quieres también. Menos.

Pero a Jon hay otros que lo quieren menos, porque...

"Ya han pasado".

Ya han pasado. Pues voy a ir a Víctor.

Lo quiero un montón. -Va a por mí.

Pero Toni lo va a hacer con sentido.

12 ingredientes.

Claro. (KETTY) Hostia, te quita el pichón.

Fuera. Uno. Muy bien.

A degüello.

Tranqui, que Toni me dejará tieso.

"Muy bueno he sido yo". -El jengibre, que le gusta.

Sabe que me gusta. -Buena fui yo.

Ramallo de mar, fuera. Garbanzos, fuera.

Le estoy haciendo un favor.

Vaya favorazo. -"¡Fuera!".

Katsuobushi. (VÍCTOR) Hombre, pues no.

El katsuobushi no. -"¡Fuera!".

Puede inventar. Y va a hacer un plato

que me dará las gracias después. (RÍE)

Cómo has sabido jugar tu ventaja...

"Espero que no me lo tenga en cuenta".

Pero si es que sí, no hay problema. A eso hemos venido.

Hombre, Toni. Le has dejado fino.

¿Qué quieres que haga? Te dejé la cebolleta.

-Verde de cebolla.

¿Te apetecería robar ingredientes?

Hombre, a Jon, claramente.

"Si pudiera elegir, a Jon".

Está ahí atrás.

Uy. (KETTY) "Ya está vacía".

Se te han adelantado. Oh...

"A Oxana".

Le voy a quitar esto. Muy bien, el pichón.

Se lo ha quitado sin rechistar. -El jengibre, los kikos...

Tirabeques... El ka...

Katsuobushi. Katsuobushi.

Katsuobushi.

Y el bulgur.

Le dejo champiñones, patatas, garbanzos,

el ramallo de mar, las especias y los ajetes.

Platazo. Muy bien.

Tiene para hacer un potaje.

(JORGE) "¿Qué gracia tiene dejar la cesta perfecta?".

Lo que he hecho con Oxana lo habría hecho con cualquiera.

Hemos ido todos a por Jon. -Pero no he sido tan malo, ¿no?

Le dejaste un menú vegano a tope. Y yo quejándome de Víctor.

Buenas noches. Buenas noches, Sofía.

Tiene un rollo Miri, ¿verdad? -Sí, sí.

Oye, tienes el cuello rojo.

¿Aquí? Sí.

No, nada. Sí, sí. Justo ahí.

Uy, uy. -¡Uy, uy, uy!

Se escucha por ahí.

¿Tienes muchos enemigos aquí? Pues...

creo que solo hay uno:

Jon. (RÍEN TODOS)

"Está en todas las quinielas".

Es enemigo público, sí.

Puedes robarle 12 ingredientes a uno de tus compañeros.

Así que adelante. ¡Qué guay!

Alucinante: todos corriendo a la cesta de Jon.

A Jon ya le han robado.

¡Oh, qué pena!

Es capaz de ir a mi cesta. -"A Martita me sabe mal".

Le voy a robar lo que no vaya a poner.

A mí me sabe mal, pero un poco solo.

Los garbanzos, las frambuesas liofilizadas,

"los tirabeques, el maíz frito, el huitlacoche".

Le dejo el pichón, las espinacas,

los champiñones, las hierbas,

el bulgur y las especias.

Muy fácil, ¿no? Le has dejado cosas muy buenas.

A mí me gustaría que fueran así conmigo.

"No me gusta competir con gente que me cae bien. Por eso con Martita..."

me he portado superbién. Hoy me voy a dormir tranquila.

¿Sí? Tía, pues vaya... -La va a liar, ¿qué más da?

¿Cómo os habéis portado vosotros?

Yo un poco malo. -Muy bien.

-Yo fatal. -¿Sí?

Buenas noches, Jon. Pasa. Buenas noches.

¿Qué tal te llevas con tus compañeros, Jon?

Muy bien con la mayoría.

Si te digo que les puedes robar ingredientes a tus compañeros...

¿A cuántos compañeros sería?

A cuántos.

Alguien a quien no hayan robado.

"A Sofi". -¡Toma!

Espérate. -"Bueno, pues le voy a quitar"

pichón, champiñones, patatas...

"Muy bien, así me gusta". "Ramallo, katsuobushi...".

Fuera. Bulgur, iota...

La madre que le parió. Pero déjame algo.

Un ramillete de hierbas, espinacas, especias,

los garbanzos, la cebolleta

y la frambuesa liofilizada Vale.

Pero la frambuesa es como...

No sé si te volverá a hablar. No pasa nada.

"Esto es un regalo de cumpleaños". "Para lo que sueles hacer".

Has estado comedido. Bueno...

(JON) "Desplumada. Yo vengo a concursar".

Si me toca otro, le hago lo mismo. Le quito todo.

Hola, compis.

-Te acabo de ver. -Ya, ya lo sé.

¿Dónde están todos? Pasa, no tengas miedo.

El problema es cómo os llevéis vosotros conmigo.

Yo os respeto a todos.

(KETTY) Yo te robé a ti, y te dejé algo

para que cocinaras. Te dejé el pichón, hierbas...

Hay que ser un poco... No le has dejado nada.

Una cosa, Oxana. Sí.

¿Te llevas bien con todos?

Yo bien con todos. Si alguien se lleva mal conmigo,

yo todavía no estoy enterada. Que me lo cuente.

¿Y si puedes hacer alguna maldad? No.

Esto no lo hago. Prefiero no ganar.

"En cada puesto de cocina hay una cesta".

Y tú tendrás que robar 12... Ay, no, Jordi. No me hagas esto.

"En mi vida...". -Qué mona es, de verdad.

Mira cómo... -Pobre.

Elige a qué compañero...

Pienso en quién es más fuerte para soportar

este rollo. A ver, dinos un nombre.

Sí. A mi querido chino: Toni.

"¿A Toni?". "Creo que con poca cosa"

puede hacer muchas cosas.

Esa es la diferencia de competir bien y mal.

"Pues busca su cesta".

¿Tú crees que yo he competido mal? -No estoy hablando contigo.

"Vale, voy allá. Garbanzos, frambuesa seca, kikos...".

Los kikos, muy bien. Jolín.

Esto no sé qué es. Tomate concentrado.

Es huitlacoche.

Y esto. Espinacas.

Pues nada. Y patata. Qué bien Toni. Qué contento estará.

Quizá no se portaron tan bien contigo.

Me da igual. Yo como maldita no me veo.

He sido yo muy cabrón. (KETTY) Qué rica.

"Maldita" dice.

Lo has hecho muy bien, Oxana.

Te has portado bien. La gente ha sido muy mala.

¿A quién hay que robar? A Jon ya le robaron, ¿no?

"Todos".

Fabio o Jorge. Ay, Dios mío de mi vida.

"A Fabio. ¿Cómo le voy a quitar a Jorge?".

"Vale. Voy a quitar el ramillo de mar,"

las frambuesas liofilizadas, un bulgur, los garbanzos,

también estas hierbas aromáticas,

y también los kikos. Tiene para hacer un platillo normal, ¿no?

Jo, qué platazo. -"Como nunca sabes

si la cesta luego te la pueden dar a ti,"

hay que portarse bien. Y aparte, es Fabio.

Buenas noches.

Adelante, adelante, por favor. Adelante. "Avanti".

Míralo. Es elegante por detrás y por delante.

Hay 18 ingredientes.

Tú vas a poder robarle 12

a uno de tus compañeros. Pues a Jon.

¡Pleno al 15!

"Me encanta la gente original".

"¿Y si te digo que llegas tarde?". Me da igual.

A ver, pues Chispa es

como mi hermano pequeño, le tengo mucho cariño.

¿Y sabes a quién tendrás que robarle?

(SOFÍA) A Jorge. "A tu hermano pequeño, al Chispas".

Me cago en la mar...

"A ver qué hay. Esto, seguro".

Ramillete de hierbas y cebolleta fuera, ¿no?

"Espinacas, champiñón, jengibre...".

Los garbanzos.

No me los quites. No lo hagas.

"Si me está quitando todo".

-¿Esto qué es? Huitlacoche.

Déjaselo entonces. No sé qué es.

(TONI) ¡Y se lo deja! -Menos mal que es mi hermano, tío.

Jorge estará contento con eso. Yo creo

que soltará chispitas.

No me lo puedo creer. -"Es un concurso.

Aquí vamos a ganar"

y a quitarle facilidades a los que veamos más potentes.

Aspirantes, a cocina, por favor.

Vale.

Hola, Fabiete. Hemos escuchado todo, ¿eh?

Os echaba de menos. -Vaya tela, Fabio,

amigo. Me has dejado una mierda. -¿Qué quieres que haga?

Está que echa chispas. Echa chispas Jorge.

Tú tienes de todo. -Tengo aquí pichón también.

(OXANA) Pues bien. bien, bien.

Me quitaron el pichón.

No tengo ni especias.

Bueno...

La confianza da asco, ¿eh, Fabio?

Oye, qué contentos os veo a todos.

Con hermanos así dan ganas de ser hijo único.

Te cambio frambuesas por el bulgur.

Métetelas por donde te quepan.

¿Te gusta tu cesta, Jon? -Sí, me gusta.

Yo con esto haré un platillo.

Que estén contra mí no me importa en absoluto.

Igual soy fuerte y dicen: "Vamos a quitarle a este".

Antes de que os pongáis manos a la obra,

queremos que sepáis que cocinará con vosotros

un chef con tres estrellas Michelin. ¡Anda!

Con todos ustedes... Yo no.

¡Jordi Cruz! ...¡Jordi Cruz!

(TONI) ¡Grande, Jordi!

¿Puedo hacerle yo la cesta?

Mira, de momento vas a ir a tu puesto de cocina

y yo voy a por tu cesta.

¿Es en serio? Hombre, claro.

Venga, venga. Voy, voy.

No tengo ni medio problema.

Suerte, Jordi. Mira, te traigo

los ingredientes y la chaquetilla.

Hala, venga. Muy bien.

Pues no me esperaba esto yo hoy.

Jordi, ha venido una experta

en esquilmar a sus compañeros.

Adelante, Patricia Montero, finalista

y ratera oficial de "Masterchef Celebrity II".

¡Qué guapa es! -¡Hola!

¡Hola! Jordi, ¿qué haces ahí? (TODOS) ¡Hola!

Que me robe Pepe, por favor. Aún se habla de tu mano larga.

Seguro que aún te lo sigue recordando Corbacho, ¿no?

Siempre. Además, nos encontramos muchísimo.

Pero bueno, él también tuvo la mano muy larga. No fui la única.

Hoy le vas a poder robar a Jordi.

¡Ay, qué ilusión! Vamos para allá, Patricia.

Sé mala. -Sé mala.

-Le quitaré todo lo que pueda.

Tienes que quitarle 12 ingredientes. (KETTY) El pichón.

Ketty dice que el pichón. (RÍE)

Me parece que con esto te vas a poner muy creativo.

Sí, quítaselo, que se pone a hacer tontunas de esas.

Y no hace falta tampoco. Tirabeques, fuera.

Pone cara de mala. Lo hace con gusto.

(FABIO) Bien ahí. -Uy, los polvos.

¿Me vas a quitar los polvos? Jordi, te quito

los polvos. ¡La iota!

¿Qué va a hacer sin eso?

Me has dado en la yugular. ¿Qué hago yo sin iota?

Las limas, el jengibre...

Hombre, las patatas. ¿Qué hago yo con eso?

El pichón. -El pichón, el pichón.

El pichón. Ahora estoy entre el pichón...

Te quito las frambuesas liofilizadas. ¡Qué buena es!

(VARIOS) ¡Hala!

¿Has estado en un reformatorio? Te veo... vamos...

Te veo totalmente... Es que me pone ojitos.

Una cosa: pensaba que me quitaría el pichón.

Pero tranquila, para eso estoy yo. (TONI) Ahí, ahí.

Te quitamos el huitlacoche también.

¡Y luego me dices a mí!

Garbanzos cocidos... Venga, trae.

¿Le quito el pichón? No.

Quítame los garbanzos, va. Se asusta.

Tres estrellas para asustarte. Qué pena, qué triste.

A ver.

Qué triste. Tururú.

El pajarito, champiñones, ¿y qué hago con esto?

¿Estás contento? Y tres estrellas.

"Nos gusta ver sufrir a Jordi. Que está muy bien en su posición".

Yo le hubiera quitado más aún.

Tenéis 75 minutos para hacer

un plato creativo con los ingredientes de vuestras cestas.

El tiempo comienza en tres, dos, uno, ¡ya!

Venga, va.

Ay, Dios mío. Vamos.

(VÍCTOR) Me va a caber todo en la mesa a mí.

(MARTA) Ya están todas mis cosas fuera.

A ver cómo me organizo. Con tantas cosas no puedo.

Mira, las frambuesas ni las saco de aquí. No quiero ni verlas.

"Hubiera estampado las frambuesas"

en la cara de Jon, de verdad.

Qué rabia, qué falso es. Es que no puedo con él.

Manos al pollo. Yo no sé cómo se limpia esta cosa.

La facilidad es tener pichón.

Si tienes pichón, hacer pichón asado solo ya es un platazo.

Si a mí me dejas dos cebolletas

y los tirabeques o no sé qué verde, salteo,

pongo de guarnición al pichón, y platazo.

Y ya está. Ahora, quiero verlo bien hecho.

Ya está más o menos limpio esto. A ver.

¿Era chico o chica? (MARTA) Pues no sé.

¿Cómo se ve aquí el sexo? No me fijé en eso.

Hay tres concursantes que no tendrán pichón: Oxana,

Víctor y Sofía. (PATRICIA) Ostras.

Y a ver qué plato armas sin una carne o un pescado.

(JORGE) Madre mía.

Veo un poco nervioso al chaval jovencillo de la chaqueta blanca.

El del pelo... Sí, el del pelo medio colocado.

El de la chaquetilla petada. Sí.

Te voy a contar... El que está cachas.

Cogemos un poquito...

Atención, aspirantes:

a los que tienen chaquetilla les vamos a robar el pichón.

Toma la cabecita. Le cambia la cara, Patricia.

¡No! ¡Qué asco!

Le cambia la cara.

¿Te has dado cuenta? Me ha dado la cabeza.

Siempre me robaste el corazón. ¿Lo quieres?

No, gracias. Así de pequeño lo tienes.

Tengo la suerte de que la urraca de Patricia y el chorizo de Pepe

me han dejado ingredientes

que son bastante versátiles: el champiñón

y el pichón. Con el pichón haremos un fondo.

Haremos este carpacho con las pechugas.

Quiero hacer un crujiente al horno.

Y remataré con un aceite de hierbas aromático.

Y con el champiñón haré diferentes texturas,

con un pequeño pesto de emulsión de albahaca y aceite.

Esto se va al abatidor.

Vamos a gastar todos los ingredientes para dar sabor al caldo.

Las pechuguitas. Oye,

todos pasaban y todos le querían robar a Jon.

Ay, pobre. ¿Por qué? No sé por qué, pero todos

quería esquilmar a Jon. Pobre. ¿Y qué le han dejado? Nada.

Conmigo se han portado muy bien. Me dejaron el pichón. Demasiado.

Yo seguramente me hubiera dejado menos.

Es un concurso, venimos a competir.

Y aquí, si tienes que quitar ingredientes

para que no saquen un plato, los quitas.

Claro. Si yo con eso paso adelante, ya está.

El ladrón ha ido a fastidiarme. Vamos, lo tengo clarísimo.

Se ha descubierto hoy.

"Jon vino a competir, claramente. Yo también he venido aquí"

a jugar, pero dentro de un juego limpio.

Le voy a dar rock and roll a esto.

Vamos a asar estos champis.

(OXANA) Menudos compañeros. Los quiero mucho.

A ver si no voy a ser yo tan buena y voy a empezar

a ser mala. A ver.

Voy a hacer un hummus, y después voy a hacer

champiñón relleno al horno y patata de rejilla.

Jorge intentó dejarme cosas para que yo pudiera preparar.

Pudo quitar el champiñón y dejarme frambuesa.

Pero me dejó el champiñón. Jorgito se portó bien conmigo.

(JORGE) Yo habría robado más, viendo el panorama.

Solo pienso en Fabio.

Como dicen que la confianza da asco y yo tengo mucha confianza con él,

pues si me toca devolvérsela, que se prepare.

Esto a un hermano no se le hace. (FABIO) Jorgito, sin rencor.

Guindilla. Voy a echar todo lo que hay.

Voy a hacer un guisito de pichón.

Y me gustaría, si me sale, ahumarlo un poquito.

Voy a innovar con el ahumado, y creo que puede quedar algo rico.

¡Hala el de la chaquetilla hoy! ¡Qué ruido hace!

Lo que hace. Qué bruto es. Así no se encoge la piel...

Qué bruto. ...cuando la hago crujiente.

Aquí. Esto, aquí.

Esto lo meto aquí.

Y al horno que voy.

150. Espero que le dé tiempo a hacerse.

Caldito, bien.

Buen sabor. Vamos a ver a Víctor.

Hola, Víctor. Buenas. ¿Qué tal?

Aquí te traigo a Patricia. ¿Qué tal, Patricia?

Qué guapa eres. -Muchas gracias. Tú también.

Bueno, es un sinvergüenza. Con su pareja detrás te dice eso.

Ah, ¿sí? -Somos amigos.

Ya, ya. "Cuando hablan de Sofía y de mí

supongo que hablan de una bonita amistad,"

¿no? De cariño...

Estoy haciendo una sopa de tomillo con unas cebolletas chamuscadas,

con peladura de limón. Lo serviré

con bulgur que aún no he cocido.

¿Aún no? ¿Y a qué esperas? Ahora lo voy a poner. Sí, sí.

E intento hacer un pan plano

con harina de bulgur, que la he triturado.

Porque la sopa de tomillo se sirve con pan, y no tengo pan.

Así que me inventaré algo. Qué bien se portó Toni.

Sí, sí. La confianza da asco, ya lo ves.

Patricia, vámonos. Gracias.

-Suerte. Suerte, Víctor.

Gracias. -Me sabe mal lo de Víctor,

porque le he dejado temblando,

como cuando le robo de la nevera a mi madre.

Igual. Vamos a hacer un pichón

en dos texturas con un bulgur.

Vamos a intentar que quede bien.

Jorge, ¿qué tal? Hola, Jorge.

Hola. ¡Qué guapa! Aquí te traigo a Patricia.

Es que cuando te estábamos presentando,

estaba hablando... de ti. Ah, ¿sí?

Espero que bien. ¿Y qué decías?

Que es guapísima. Es que iluminaba esto.

-Jo, qué bonito es. Le puedo dar dos besos, ¿no? Gracias, guapo.

Se va con el primero que llega. Que no quiero

quitarte tiempo. -Estoy con esto.

Que aquí el tiempo... Cuéntanos qué haces, Jorge.

Un poco de todo. Hago un escabeche con los muslos y las alitas,

y una gelatina con la iota, que es la primera vez que la uso.

Me parece bien que uses todo, pero igual no todo encaja.

Menos es más. ¿Quién te metió mano en la cesta?

¿Fabio? Supuestamente, mi hermano mayor.

Es mi hermano mayor, pero fíjate. -¿Sí?

-El alto. Pero no veas el hermano mayor.

Qué sinvergüenza. -Bueno, bueno.

Bueno, que se dé bien. Mucha cosa. Sí, sí.

Muchas gracias. Venga.

Hasta luego. Chao.

Esto lo tengo.

(SUSURRA) Cuando Jordi cocina

pone cara de seductor. Sí, se pone serio.

Hace así. ¿Solo cuando cocina?

No, no. Si está todo el día.

Cuando te ve a ti, también.

¿Has visto? Qué bueno. A ver, imítale.

Oh...

Aspirantes, últimos 30 minutos.

Tengo albahaca,

tengo aceitito... Emulsión, emulsión...

(KETTY) "Mi idea es hacer un patecito con hígados y corazón del pichón"

para darle un poco de potencia y sabor.

Si no, me van a dar por todos lados.

¿Qué estará haciendo Jordi ahí, cortando tan finito?

Anda que corta como dos dedos.

Lo hará tan fino que se nos irá en la boca.

Pero haznos un guiso. Danos de comer.

Es una cosa refinada.

Refinada, Pepe. Que no estamos

en Castilla-La Mancha. Yo te digo

que nos va a dejar con hambre.

¡Mierda! Se me ha quemado.

Hala, sin bulgur.

Pichoncito, "you love me? I love you".

Te voy a hacer fenomenal.

Aspirantes,

en este reto tenemos una visita muy especial.

¡Uh! Ay, Dios mío, ahora.

Una pareja que nos ha conquistado a todos

con sus voces y su personalidad.

Pero también con su historia de amor.

Uh, pero qué bonito.

¡Adelante, Amaia y Alfred!

¡Qué bueno! -¡Hala!

(MARTA) ¡Que me muero!

¡Qué fuerte me parece esto!

"Amaia y Alfred, qué alegría. No me lo puedo creer".

Qué mala suerte: hoy, en la última cocina.

¡Toni!

¡Qué fuerte!

¡Que me da algo, y yo con el cuchillo en la mano!

Sin querer le doy a alguien.

Estás más contento que cuando viene un cocinero.

Os admiro. ¿Sabéis quién el chaval

de la chaquetilla? No.

El de la chaquetilla petada. No saben quién eres.

Os admiro mucho. Estoy supernervioso.

Jo, gracias. Nosotros también, ¿eh?

Cualquiera corta bien un champiñón con ellos ahí delante.

Esto se va a ir a la sartén.

Esto se va a la sartén y chimpún.

Atrás tenemos dos cocinas vacías. ¿Os apetece cocinar?

No, hombre, no. Oye, no, no, no.

(PATRICIA) ¡Se lo ha pensado! ¿Sí? No.

Yo, si hay huevos, hago huevos fritos.

¿Sí? ¿Solo sabes hacer eso?

Qué cosa. Sí, bueno. Ensaladas.

Venid, que Jordi es muy fan vuestro,

y como no vayamos, se enfada. Ay, vale.

Vamos. Jordi.

¿Qué pasa? Qué bien huele.

Mira a quién te traigo. Soy muy fan.

Me encantáis.

-¿Esto es pato? Es pichón.

Pichón. Voy a hacer un bulgur,

como si fuese risotto,

encamisado en pichón, con pechuga de pichón

y una piel crujiente. Y con el champiñón,

puré de champiñón, champiñón asado, impregnado en aceite, un consomé,

diferentes hierbas, un pesto... Oye, una cosa:

me encantaría veros en el "Celebrity".

A los dos. Estaría superguay,

pero yo no sé cocinar.

Tengo una escuela online que en dos días estás a punto.

Me encantaría. Pues mira,

te podemos regalar una inscripción.

¿Y esto no se quema? No. Lo tengo muy controlado.

Qué guay. ¿Ves? Está ahí.

Qué buena pinta. Mientras se hace esto,

podríais hacer una capelita. Vale.

# Todo mi amor eres tú. # -Ay, Dios, que no me sale.

Otra vez. Perdón.

Nos la están dedicando a nosotros. Sí.

Me estoy emocionando.

# Todo mi amor eres tú. Yeah.

# Cuando no estás

# no hay quien me dé lo que das tú.

# Todo mi amor eres tú. #

¡Oh, qué bonito! Eh... Qué bonito.

Qué bonito. Quedaos siempre.

¡Jordi, que se te quema el pichón!

Lo único que tienes. Lo habéis logrado.

Sois una pareja adorable. Jo, gracias.

Mucha suerte. Yo me quedo aquí. Vamos a dejarle concentrado.

(MARTA) Ay, qué monos, de verdad. Cuánto echo de menos a mi novio.

Luis, te quiero. Te haré un pichoncito cuando salga de aquí.

(KETTY) ¿Esto debe quedar al dente, el "bulgar" ese?

(TONI) Es rollo el...

-¿El cuscús? -...el cuscús, han dicho.

Yo no lo he hecho nunca. -Yo tampoco.

¿Dónde voy? No sé ni dónde voy.

A mí me encanta la tele. Además de entretenernos,

nos da parejas tan bonitas como la vuestra.

O como la de Víctor y Sofía.

Víctor, Sofía.

Una parejita como vosotros... Qué bonito.

(SOFÍA) Cómo os gusta, ¿eh? Me pierdo los cotilleos. ¡Ay!

Jordi es un marujo. Eh.

¿Qué pasa? "Aunque diga que no, es un marujo"

como... una abuela chocha.

Alfred, ¿cómo surgió vuestro amor? (ALFRED) ¿El nuestro?

Con una canción. ¿Podéis cantar un poco la canción?

(AMAIA) Claro.

# "I look into somebody's eyes,

# to light up the skies.

# To open the world and send it reeling.

# A voice that says, I'll be here

# and you'll be alright.

# I don't care if I know

# Just where I will go,

# 'cause all that I need is this crazy feeling.

# A rat-tat-tat on my heart.

# Think I want it to stay". #

¡Eh!

(PATRICIA) "Ha sido tan bonito escucharles cantar tan de cerca".

Me ha tocado el corazón. Me ha puesto los pelos de punta.

Digo: "Cómo canta".

Tú votabas por otra canción para Eurovisión.

Quien votaba por ellos era yo.

-A mí me encantan. No os disperséis.

Luego os pasa lo que os pasa. Vale.

-No, estamos dándole caña. Sí, ya lo escucho.

Aspirantes, últimos cinco minutos.

Ay. Qué bulgur más bueno.

Que va, que va.

Chispita de jugo de pichón.

Acompañadme. Vamos a ver a Jon.

Ha sido la pieza más importante... Hola. ¿Qué tal?

...del programa de hoy.

Pero al revés. Todos querían robarle a Jon.

No sé por qué. Pobre. Venimos a ponerte nervioso.

Perdóname.

¿Qué vas a preparar? Pechugas para hacer a la plancha,

y con las carcasas y los huesos he hecho una salsa escabechada.

Eso tiene que estar increíble. Buena pinta el pichón poco hecho.

¿Podemos probar luego nosotros? -Sí.

Lo vais a probar. Y ahora, si queréis.

(AMAIA) Pero qué lujo.

Ah, mira...

Amaia. -Gracias.

Oh... -Alfred...

Una, dos y tres.

(AMBOS) Está increíble. ¿Sí? Voy a decir

una cosa: que Jon tiene una mano...

De verdad... Dios mío.

Pepe, vamos a llevarnos bien. Lo ha dicho Sofía:

entre la subida de la campana y lo que le has quitado,

qué mano tienes, pájaro. Está increíble.

Vámonos, por favor. Jo.

Acompañadme. Gracias.

Me estoy metiendo dentro del programa. Estoy...

¿Estás nerviosa por ellos?

Sí. ¿Crees que no llegan? Sí llegan.

Aspirantes y Jordi, ¡último minuto! ¡Oído, chef!

Aquí te empiezan a temblar

las piernas. "Que no llego. ¿Cómo termino?

¿Cómo remato?". (AMAIA) Dios mío.

Y se pasa mal, ¿no? Sí.

(PATRICIA) Muy mal.

(MARTA) No sé dónde poner esto. Esto, fuera.

10, 9,

8, 7, 6,

5, 4,

3, 2,

1... ¡Tiempo! Manos arriba.

"Mi emplatado es horroroso. Es como para una familia numerosa".

Creo que me van a dar un zasca por ahí.

Bueno. Con cuatro cositas he hecho bastante. Estoy contento.

Si quieres aprender todo lo necesario sobre cocina,

tenemos una novedad:

en la escuela online de "MasterChef"

encontrarás más de 100 nuevas recetas

donde podrás convertirte en un auténtico masterchef.

Además, encontrarás nuevos trucos

para sorprender a familia y amigos con deliciosos platos.

Ya lo sabes: entra en la Escuela Masterchef.

Vamos a probar esos platitos de Jordi.

Un chaval nuevo en las cocinas este chico.

Bueno, aspirantes, por favor.

Acercaos a ver estos maravillosos platos.

¡Bien, que podemos!

Le dio tiempo a hacer dos y a vosotros uno.

(TONI) Le falta uno. Debe ser

un plato por estrella. Le falta un plato.

Bueno, Jordi. Cuéntanos qué son estos platazos, por favor.

El pichón solo da margen

para hacer las pechuguitas marcadas. Un carpacho que envuelve

ese bulgur, los retales de la piel crujientes, romero, hierbas

y un aceite de hierbas. Y el champiñón, igual.

Da versatilidad para varias elaboraciones.

Hay un puré de champiñón, un champiñón en crudo,

un aceite de oliva y una infusión, un consomé de champiñones.

Jolín. (MARTA) Madre mía.

Yo me muero de vergüenza. En fin.

Lo veréis, pero no lo cataréis.

A vuestros puestos de cocina.

No pruebes el mío después de este. Hay que comerlo todo.

¡No me dejéis sin!

Está muy bueno, ¿eh? Champiñón. No tiene historia.

Es champiñón con aceite y hierbas.

¿Probamos el pichón? Venga.

Lo rompo así. Cada uno por un lado. Al final

es como un risotto de bulgur,

que se cocina con la temperatura del carpacho.

La pechuguita asada, un buen fondo...

He probado una cosa parecida, un poquito mejor, en El Bohío,

un restaurante que hay en Illescas.

Me encanta.

Jordi, quítate la chaquetilla y acompáñanos.

Es muy fuerte esto.

Amaia y Alfred. Quién me iba a decir hace un mes que les conocería.

Estaba increíble. Soy cocinero.

No os lo vais a creer, pero...

Alfred, Amaia, quiero que os llevéis

lo mejor del programa: probar los platos de Jordi Cruz.

Una pasada. Los aspirantes

dejádnoslos a nosotros. Vale. Os lleváis así

el mejor sabor de boca. Cuánta maldad.

Gracias por venir, y la mayor suerte del mundo

en esa carrera, que sabemos que será extraordinaria.

Gracias. Muchísimas gracias.

De verdad. Alfred.

¡Adiós! ¡Gracias por todo!

¡Hasta luego!

(MARTA) ¡Adiós!

Aspirantes, comienza la cata.

Por favor, Marta y Fabio, traed vuestros platos.

Marta, nombre de tu plato.

Bulgur de pichón con espinacas y champiñones.

He hecho primero un fondo con las carcasas del pichón.

Luego, por otro lado, un sofrito, y para que se vea bien

que está el pichón ahí, he marcado otra pechuguita

y la he trinchado.

Ah, y lo de arriba... He hecho

un crujiente de espinaca. ¿Has copiado a Jordi?

No. He visto tus platos...

¿Cómo has podido hacer eso con lo mismo que yo? Imposible.

Pues con 27 años de oficio lo he hecho.

Yo creo, Marta, que tu plato no está mal.

El punto del pichón es perfecto.

Echo de menos una salsita, algo que acompañe. Y eso sí:

un poco mejor colocado en el plato.

No la montaña a lo bestia y luego el pichón encima.

Era para una familia numerosa. -A mí me gustó mucho.

Te lo tienes que creer un poco más.

Y sí, el emplatado se puede mejorar,

pero el sabor, que es lo más importante,

está muy rico. -Jolín.

De verdad, gracias. "Debo aprender a callarme"

y a creérmelo más,

y a disfrutar del momento en el que me dicen cosas positivas.

Vamos con Fabio.

He hecho un guiso de pichón al estilo hindú.

Tenía especias como el curry y guindilla.

¿Cómo lo has cocinado?

Lo he cocido con el caldo.

Yo creí que lo pasaste por el chino. Yo también.

Como se quedó con ese color... Porque está cocido.

-Di que lo has ahumado. -Ah, lo he ahumado.

Curry, pichón, macarrón, ahumado...

Jo, Fabio... Buah...

Estilo hindú. Ven aquí.

Vamos a darle a Marta un poco.

Pruébalo, mujer.

Que lo ha hecho Fabio con cariño.

¡Uh! Espera un poco, que va subiendo.

¡Fabio!

He echado tres guindillitas. Tres de a kilo, ¿eh?

Si hay miga de pan o algo... Fabio,

yo no digo que este guiso

en India se lo coman como un plato normal.

Este guiso no se lo come entero un español.

Ven, amigo Fabio. A ver.

Cuéntame. Dale a la hojita esta.

Al carboncillo este. Dale.

No solo la has quemado.

Luego has puesto un plástico y la has ahumado.

Para ahumar hay que saber.

Esa pipa de humo... la madera se ahúma,

y la combustión debe ser lenta.

Si la madera está seca y le das con el mechero,

el humazo que sale es intenso, metálico y muy desagradable.

Ese sabor metálico está ahí. Pica como un demonio.

Es un plato terrible.

Hazme caso.

Fabio, es una pena, porque es verdad que lo has contado

y me esperaba un plato que me trasladara a India.

Pero luego te metes la cuchara...

y es que es todo picante.

Apaga el sabor de todo. De todo. No sabes lo que comes.

Es una pena. -Pues ya lo siento, jurado.

"Se me fue la mano con la guindilla".

No tengo perdón. La he liado.

Pero el sabor del fondo

estaba rico. Oxana, por favor,

dinos el nombre de tu lienzo.

Un paseo por el bosque.

Flores, troncos...

Tiene hummus, champiñón al horno,

con este alga de primero,

y después hay champiñón salteado con puntitos de algas.

No me acuerdo qué he puesto. Es que... No.

Como no tenía pichón, debía hacer algo con estas cosas.

Me preocupa Samantha con este plato.

Por el exceso de grasa que hay ahí.

No. En principio no estaba así.

Como estaba reposando, salió así. Oxana,

si la grasa sale es porque está.

No sé cómo está el plato, pero la estética es terrible.

Era un paseo por el bosque. Lo siento mucho.

A mí me gusta así.

¿Y esta mata de qué era? De cebolla.

Ah, la parte de arriba. Sí. Yo escaldé y pasé por sartén.

(PATRICIA) Tienes muy buena actitud. Está claro

que has intentado hacer quizá demasiada cosa.

Menos es más siempre.

Ya lo sé. ¿Y no decías, Patricia,

que te recordaba a cuando tu hija juega a hacer comiditas?

Bueno, sí... Que pone montoncitos y tal.

Vale.

"Me da igual, a mí me gustó".

Porque a mí me quitaron el pichón. ¿Qué hago sin pichón?

Tiene mucho trabajo, tiene ideas,

tenías pocos ingredientes. Lo valoramos.

Pero tiene muchos defectos. La estética,

y muy importante, la grasa. Esos detalles son importantes.

Se come por la vista. Hay cosas que me gustan,

pero debes sintetizar y ordenar.

Gracias.

A ver Jon qué tal.

Tenía buena pinta su pichón. Jon,

¿cómo se llama tu plato? Lo llamaremos...

pechugas de pichón en escabeche negro

sobre costillas de espinacas.

Costillas de espinacas... No te...

No te vengas arriba, Jon. Paja mental.

Cuidado. Acaba con el nombre del plato.

Costillas de espinacas con base de...

No sé cómo se llama...

Huitlacoche. Pues con eso.

¿Quieres bañarnos las chuletas de espinacas con tu escabeche?

Sí. Esto lo pondría así.

Cómo te has refinado, Jon,

echando la salsa. A mí me dejas alucinada.

Jon: todos querían ir a por ti.

Y me parece que eres una roca.

Sí, soy duro.

Porque este plato no solo está bien ejecutado.

Está hecho con ingredientes complejos.

Un plato sencillo con personalidad que está rico. Felicidades.

Gracias, chef. -Yo, cuando estabas contando

el plato, estaba un poco asustada. Digo: "Uy, uy, costillas de...".

Pero... me ha encantado.

Está riquísimo. Cómo se mezclan los sabores,

y la salsa me ha flipado.

Gracias.

Yo, en cierto modo, he callado a todos.

"Ketty seguramente piense que se equivocó".

"Si lo llego a saber, se lo quito". Estoy seguro.

Se lo damos en bandeja. El que peor lo tenía era Víctor.

A ver. Jon tenía un montón de cosas.

Viendo la valoración de Jon y cómo jugó él con Sofía,

"no me arrepiento de cómo jugué yo".

Ya está. Yo he jugado limpio.

Sofía, nombre de tu plato. Pues se llama...

verde que te quiero verde. Hala...

En mi cesta, todo era verde menos los garbanzos

y las frambuesas.

Muy Lorca. Unos garbanzos a la Lorca.

Garbanzos lorquianos.

Fue el regalo de Jon por tu cumpleaños.

Sí. Felicidades, Sofía.

Gracias. He tenido un regalo estupendo.

"Si hoy celebrara mi cumpleaños"

no invitaría a Jon ni a un pastel de garbanzos.

"Le daría las frambuesas liofilizadas".

Y hala, para tu casa.

Por favor, Patricia.

Menos mal.

Bien cocidos los garbanzos. Sí.

Están bien cocidos. Venían cocidos.

No detecto el sabor del caldo.

Sí que me recuerda a algo. ¿Al agüilla

del bote de garbanzos, por ejemplo?

Vamos a ver, Sofía. Hay unos garbanzos cocidos

en un caldo... "Guarripeich".

...que no dice nada, sin sentido, es un aguachirri, y unas espinacas.

No hay nada. 75 minutos y no hay plato.

Está muy flojo.

Y tu actitud al presentarlo ha sido de:

"Bueno, de acuerdo...".

Te has pasado de seguridad, que está bien

cuando el plato refleja ese trabajo bueno.

Y esa espinaquita ahí medio pocha...

Muy poco trabajo para tanto tiempo.

"Es que no voy a entregar mi plato y a decir: 'no os lo comáis,

porque he estado perdiendo el tiempo en la cocina'".

(PATRICIA) Es verdad que tenías una complicación,

y es que no tenías pichón.

Tampoco lo tenía Oxana. Tampoco Oxana

y sin embargo ha pensado más.

Ha creado más, y aquí es verdad

que hay muy poco... Hay muy poco trabajo.

Hay poco trabajo, muy poca actitud, y eso...

Siempre lo digo: me encantan los aspirantes que vienen y dicen:

"Lo siento".

Lo siento.

Jorge. Lo primero que quiero decir

es que he disfrutado un montón, tranquilo, con las ideas claras.

Y nada, mi plato se llama pichones hermanos.

Hice el pichón de dos formas, y porque Fabio, supuesto hermano,

me ha cogido ingredientes. Con la frambuesa hice una salsa

y una gelatina.

Veo ese uso de la iota

desde la ignorancia, sin conocer el gramaje ni las aplicaciones

que se deben hacer con estos gelificantes.

Te pongo un ejemplo: mira, aquí tengo

una flanerita con caramelo, ¿vale?

He desglasado el caramelo, puré de champiñones,

y he añadido 0,4 gramos de iota por cada 100

de ese agua de champiñones caramelizada.

¡Oh!

Con una textura idéntica a la de un flan convencional,

pero con champiñones.

¿Lo puedo probar?

La iota sirve para hacer gelificados.

Es un plato de champiñón.

Sabe a champiñón, y por el dulzor

del caramelo nos acercamos al sabor de un flan.

Mola un montón. -Está rarísimo.

-Qué guay. (MARTA) Pero ¿eso es un postre

o un...? -No, es un entrante.

Un entrante.

El emplatado me ha gustado mucho, y tu actitud también.

Gracias. Yo te he visto disfrutar del plato.

Te has quejado mucho del robo de Fabio, cuando yo creo

que se ha portado bastante bien,

y luego has cambiado de actitud y has disfrutado. Eso queremos.

Gracias. "Ante la adversidad

me estoy creciendo. Que se preocupen mis compañeros,"

que va a haber Jorge para rato.

(SOFÍA) Todavía pienso qué podría haber hecho.

No le des más vueltas. Víctor,

¿cómo se llama tu plato? Sopa de farigola.

Bueno, de tomillo. Entonces...

es un caldo que he hecho con cebollas a la parrilla.

Está acompañado de unas cebollas que he confitado.

Y el caldo lo he texturizado un poco con iota.

Este tío sabe muchísimo. -Se viene arriba como un demonio.

¿Quién te enseñó a hacer esto?

Mi abuela solía comer la sopa de tomillo,

porque era una persona de extracción humilde,

y porque al final en mi cesta quedaba lo que quedaba:

unas hierbas y cebolla.

Es muy amigo tuyo Toni, ¿no? (TONI) Sí.

Quería ver hasta dónde... Voy a fastidiarle para que se luzca.

Pues puede ser una cosa así.

"Toni me ha dejado sorprendido,"

porque he visto un ensañamiento que yo no me esperaba.

Ha sido muy bonito verte cocinar. Se te ha visto relajado, seguro...

Has sido muy creativo. Me ha gustado mucho

lo que has hecho con el tipo de pan, con la harina... Es como muy...

Muy buena idea. Muy buenas ideas con tan poco.

Eres un virtuoso, porque has sacado

de donde no había, y tiene mérito. Podemos matizar los sabores,

lógicamente, pero con lo poco que había, has hecho un plato

que tiene mucho sentido homenajeando a tu abuela.

Más no te puedo pedir. Has dado lo que tenías. Entonces...

Vamos con Toni.

"El bulgur creo que sabe poco.

Pero oye, venderé bien el plato y diré"

que no me gusta el pichón y todo el rollo, y quizá cuela.

No creo, pero bueno.

¿Cómo se llama tu plato?

Pichón de Foyos con bulgur valenciano.

He hecho un pichón. Luego he hecho

el bulgur con un caldito blanco. El sabor del pichón no me encanta.

Entonces he hecho un caldito con romero, tomillo y tal,

y con la tal... Con la tal, no. Con el romero.

¿Has visto el color del bulgur de Jordi, que era negro?

Claro. Pero por eso no hice un fondo antes.

Lo eché directamente para tener un caldo suave.

Y estás defendiendo lo que has hecho mal.

(JORGE) "Toni no sabe cuándo callarse".

Tiene como esa necesidad de defenderse y mete más la pata.

Parece que cocináis para vosotros, pero no es así.

Cocináis para unos comensales. (TONI) Es verdad.

Soso, seco, feo,

sin fondo...

A ver, creo que no se puede defender lo indefendible.

Cuando hay algo que no se puede comer,

pues no se puede comer y eres el primero

que deberías decir: "Es verdad, me equivoqué", ¿sabes?

(TONI) Defiendo lo que creo que debo como ella defendería

sus platos en el "Celebrity", ya está.

No me gustó tu plato ni tu actitud porque tu plato

es malo, pero malo, malo y te enrocas en defenderlo

y discutes a la jurada de "MasterChef"

cuando el plato es malo. No, no.

¿Te vas a callar? Sí.

Y tú vienes a enseñarnos cuando no tienes ni idea

de hacer un pichón y tienes que callarte,

escuchar y aprender.

¿Vale? De acuerdo.

Siento impotencia al decirme que no tengo buena actitud

y no es verdad. Defiendo mi plato

ya que ellos no lo hacen,

si no lo hago yo, quién lo hará, nadie.

Ketty, cuéntanos el nombre de tu plato.

Es un pichón al horno con paté y bulgur.

El paté es de corazón e hígado del pichón.

Vamos a probar. Y los champiñones.

Bueno, te doy mi opinión, Ketty, el paté está maravilloso,

pero te has cargado el pichón.

Está seco, muy hecho, ya ves cómo está.

Bueno, nunca hice un pichón, no estoy orgullosa

de cómo quedó porque la pinta...

Seguro que tu próximo pichón

será mejor porque acabas de aprender,

creo que venís a eso,

no a respondernos a nosotros a lo loco.

A mí no me gusta el paté y no soy fan de esas cosas,

sin embargo, este me gustó mucho.

Gracias. Estoy contenta, me quedo con eso

que les gustó el paté

y, la verdad, me voy encantada.

Aspirantes, es el momento de despedir

a nuestra invitada, Patricia, muchas gracias por venir.

Nada, un placer. Vuelve pronto.

(APLAUDEN)

Ven a robarnos cuando quieras. Gracias por invitarme, un placer.

Pasáoslo bien, no puedo decir otra cosa, disfrutadlo.

-Muchas gracias. -Adiós.

-Adiós, guapa. -Chao.

Pepe, Jordi, vamos a deliberar. Pues sí.

(SOFÍA) Tengo unas ganas de llorar.

(SOFÍA) Que sí, que sí.

(KETTY) Capitán otra vez. (MARTA) O tú.

(KETTY) Yo no, desde luego que no.

¿Lo tenemos? Sí.

En esta prueba, la poca cantidad de ingredientes

había que suplirla con creatividad

y ha habido dos aspirantes que no cumplieron esas premisas.

Nos presentaron las dos peores elaboraciones de este reto.

Esos dos aspirantes son:

Fabio y Sofía.

Aguanta. -Aguanta, venga, va,

Nos habéis decepcionado tanto que, directamente,

os vamos a dar unos delantales

que vais a lucir en la prueba por equipos.

(FABIO) Estoy fastidiado y cabreado conmigo mismo,

la lié desde el principio.

Empecé el guiso, eché tres guindillas,

luego lo probé y no tenía solución eso.

Por el contrario ha habido dos aspirantes que destacaron

sobre los demás en esta prueba.

Y esos dos aspirantes son:

Marta.

(Aplausos) Y Jon.

(Aplausos)

En mi vida me alegré tanto de ver un pichón porque significa

que llevo siete semanas aquí y estoy feliz de la vida.

De los dos, el mejor de este reto ha sido...

Jon.

(APLAUDEN)

Dales las gracias a Ketty que te dejó el pichón.

No fui tan mala. Desde luego que no,

gracias al pichón tu plato ha sido el mejor.

Yo voy a lo mío y si te doy en el morro

ganándote en cocinar, pues te aguantas.

Aspirantes, ¿preparados para la prueba por equipos?

(TODOS) Sí, chef. Solo os diré una cosa,

vais a experimentar, más que nunca,

el espíritu de equipo.

Qué guay. Y comprobaréis en primera persona

que cuando hay espíritu de equipo, la suma de uno más uno

es mucho más que dos.

El talento, la competitividad y el espíritu deportivo

son claves para que los aspirantes sigan adelante por eso

nos hemos desplazado a un escenario que simboliza

todas esas virtudes, el Wanda Metropolitano.

(CANCIÓN) #Maneras de aguantar, maneras de crecer.#

Es el campo de fútbol más nuevo de Europa

y también el más puntero.

No ha pasado ni un año de su inauguración

y ya le llueven los reconocimientos.

Aspirantes, bienvenidos al corazón del Atlético de Madrid.

Bienvenidos al Wanda Metropolitano.

Gracias. (APLAUDEN)

(CANCIÓN) #Que viva mi Ateli de Madrid#.

(ANIMAN A PEPE QUE APLAUDA) -Venga, Pepe.

Por cortesía por lo menos.

Os veo impresionados y no es para menos,

este estadio es imponente. Increíble.

Aspirantes, el Atlético de Madrid representa todos los valores

que defendemos en "MasterChef".

Ha ganado 30 grandes títulos y lo ha hecho gracias a la pasión

con la que sus jugadores salen al campo.

Esto mismo es lo que esperamos

hoy de vosotros en esta prueba de exteriores.

Y lo tendréis. -Sí, chef.

-Ahí estaremos.

Fabio, Sofía, os veo con los delantales negros

y, sinceramente, no me dais ninguna pena.

Merecido. Hoy os vigilaremos de cerca.

Vale. Pondremos a prueba vuestra entrega

y vuestro talento. Muy bien.

Y por eso decidimos que hoy seréis los capitanes.

Qué fuerte. -Oye, qué bien, queríais serlo.

-Querías ser capitana.

-Sí, pues mira. -Fenomenal.

Fabio, Sofía, hoy sois capitanes, pero no dispondréis

de privilegios, porque es obvio que no os lo habéis ganado.

(SOFÍA) No, normal. Esto significa que formaréis

equipos al azar. Muy bien.

Aquí tengo los nombres de los siete aspirantes

que trabajarán a vuestras órdenes. Vale.

Cada uno cogerá, alternativamente, tres nombres y el séptimo aspirante

tendrá libertad para elegir

con cuál de vosotros dos le importa menos trabajar.

(MARTA) Qué marrón, es otro marrón.

Venid aquí, por favor. Venga.

-Gracias. -Suerte, chicos.

-Suerte vosotros. -Ánimo.

Qué nervios, eh.

-A ver. -Alcalda, alcalda.

Cogemos solo una cosita. Vale, y ya está.

Ketty. (KETTY) Ah.

Fabio, tu turno.

Oxana. -Sí.

Sí, "yes".

Jon. Jon.

Muy bien.

No te ha hecho tanta ilusión. No porque llevo el delantal negro

por su cesta y no sé.

Yo voy a currar a tope. -Está claro, tú corres un huevo.

Martita. -Uh.

-Víctor, la alcalda.

(TODOS) Bien.

-Primera vez. -Primera vez

que compartimos equipo. Qué bonito.

El destino, el destino. Vas a correr hoy.

-Vale, gracias. ¿Fabio?

Jorgito. -Qué bien, todos juntos.

Qué suerte, sí.

Toni, ahora te toca decidir con cuál

de los dos capitanes quieres trabajar.

El de Sofi. ¿Y por qué?

Pues porque me parece que hará una capitanía muy buena

y me quiero redimir de la pasada prueba

que no tuve un comportamiento con vosotros, excesivamente,

adecuado y os demostraré

que estoy aquí con una gran actitud.

-Muy bien. -Que es lo más importante.

-Toni trabaja muy bien con Ketty y Sofía

y creo que por eso los eligió,

está más a gusto con ellos.

(VÍCTOR) ¿Haré postres o qué, los haré?

(SOFÍA) Los harás.

Será la primera vez que cocine con el alcalda,

me lo pasaré muy bien porque le mandaré mucho,

pero da respeto la primera y sea yo la capitana

y encima sabiendo que mi iré seguro.

Eso, uf, me cuesta.

Capitanes, elegiréis los platos a ciegas.

(MARTA) Anda.

Como veis, tenéis un menú compuesto por cuatro campanas,

tenéis que decidir ahora qué color defenderéis cada uno.

(FABIO) ¿Qué te apetece? (KETTY) El rojo es el de la casa.

(SOFÍA) ¿Sí? Pues rojo. Capitanes, necesito una respuesta.

El azul, por favor. Así que, Sofía, tú serás

la capitana del equipo rojo.

Rojo pasión. (JORGE) Creo que tenemos

pros y contras, creo que nos entendemos muy bien

trabajando en equipo, pero somos uno menos

y creo que ellos tienen un gran equipo porque tienen

gente potente, pero es verdad que son caracteres muy fuertes

y si falla algo, pueden saltar chispas.

Aspirantes, el menú de hoy es especial para deportistas.

Lo hemos diseñado bajo la supervisión

del nutricionista del Atlético de Madrid.

(MARTA) Hala, que guay, lo quiero conocer.

Aspirantes, el menú al que os enfrentáis

se compone de cuatro platos.

El entrante del equipo azul es...

coca con escalivada y caballa curada.

Me encanta. -Muy bien.

Es un plato muy completo, rico en Omega 3 y 6

y esto ejerce un efecto antiinflamatorio natural

que es una propiedad

muy importante para los deportistas.

Salud cardiovascular. El primero del equipo rojo es...

tortellone relleno de pollo de corral,

orejones y piñones.

Ay, qué buena la mezcla. -"Tortellonis", buah.

Víctor, ¿no te gustan los tortellones?

No, si gustar me encantan, lo que no sé es por dónde empezar.

-Por el principio. -Ese es el problema.

El segundo del equipo azul es...

lubina con risotto de trigo tierno y verduras.

¿Algún ingrediente normal ahí? La lubina es un gran aliado

porque es una proteína de fácil digestión.

La acompañamos de risotto de trigo que es una alternativa

saludable al arroz y a la patata.

Y el postre del equipo rojo es...

compota de manzana, espuma de yogur desnatado

y tulipa de almendras.

Joder. -Vaya menú, eh.

Es muy importante que en la dieta de un deportista

incluya fruta, es rica en vitaminas y, por tanto, ayuda al rendimiento.

(VÍCTOR RESOPLA)

Cocinaréis para 60 comensales, jugadores, equipo técnico,

miembros del club y seguidores del Atlético de Madrid.

¿Jugadores también? -¿Jugadores también?

Si cometéis algún error, podéis poner en riesgo

su rendimiento en el campo y no permitiremos que esto ocurra.

No. Aspirantes, contaréis

con 150 minutos para elaborar 60 raciones de cada plato.

Nuestro supermercado proveedor de alimentos os facilitará

los ingredientes para cocinar y donará, como siempre,

el excedente que no uséis a comedores sociales.

¿Lo tenéis claro, aspirantes? (TODOS) Sí, chef.

Pues corred a por los ingredientes y a cocinas en tres, dos, uno, ya.

Venga, vamos. -Vamos.

-Corred.

(JON) Vamos. (MARTA) Vamos, equipo.

(FABIO) Vamos. (JORGE) Venga, equipo.

(FABIO) Bandejas al fondo, venga, va, aquí todos, venga.

(MARTA) Dale. Capitanes, prestad atención,

por favor, os dijimos que esta sería una de las capitanías

más complicadas de esta edición y esos taburetes que veis ahí

en las cocinas son la razón.

Durante todo el cocinado, al menos un miembro de cada equipo

estará siempre sentado en el banquillo.

Somos cuatro, qué barbaridad.

Los capitanes podrán cambiar al aspirante del banquillo

tantas veces como considere. Vale.

Estará el tiempo que decida el capitán y no podrá cocinar.

(MARTA) Joder, joder, joder, qué marrón.

Empezará el equipo azul porque es el encargado

del entrante y el segundo. Fabio, qué aspirante de tu equipo

quieres que estrene banquillo y por qué.

Será Chispa porque Marta la vi limpiar pescados

y confío en sus dotes, también en los de Chispa.

Muy bien, pues, Jorge, al banquillo.

Bueno, Jorgito, anima. Equipo azul vuestro tiempo

de cocinado empieza en tres, dos, uno, ya.

Venga, equipo. -Venga, va.

-A tope. -A tope, vale.

-Venga, ritmo, vamos.

El equipo azul tiene que preparar

de entrante coca con escalivada y caballa curada.

A ver, basura. Para la escalivada tienen que asar

al horno los pimientos y berenjenas a 180 grados.

Por otro lado, tienen que limpiar las caballas

y sacarlos lomos que dejarán en salmuera.

(JORGE) Vamos, chicos. (MARTA) Va, eh.

(JORGE) Oxana, cómo va la masa. (OXANA) Muy bien, ya va.

Para la masa de la coca tienen que mezclar harina,

agua, levadura, sal y aceite de oliva.

¿Cómo vais, equipo? -Bien, bien.

-Venga, va, chicos. El segundo plato

que elaborará el equipo azul

es lubina con risotto de trigo tierno y verduras.

Por un lado prepararán un caldo de verduras

y por otro, un sofrito con cebolla, calabacín y espárragos

al que añadirán después el trigo y el caldo.

(JORGE) Venga, chicos, ritmo, que no decaiga.

(TONI) Qué te gusta un trono, Jorge, qué te gusta.

(VÍCTOR) Cómo te gusta una silla.

(TONI) El tronista. (JORGE) Vamos, ritmo, chicos.

Dale ahí, Oxana, esa masa.

Joder. (JORGE) Échate encima.

(OXANA) Lo estoy haciendo. (JORGE) Que tengo ganas

de saltar al campo, venga. Cuando estaba en el banquillo

lo pasaba fatal, eso de mirar y ver a tus compañeros

haciendo cosas y tú sentado, se pasa muy mal.

Equipo rojo. (TODOS) Sí.

Espero que hayáis calentado bien porque saldréis al campo enseguida.

Perfecto, sí. Sofía, qué aspirante de tu equipo

quiere que espere en el banquillo y por qué.

(KETTY) Yo la primera. (SOFÍA) Primero será Ketty

porque le haré encargada del poste y si veo

que algo no va bien, me pondré a hacerlo.

Pues, Ketty, al banquillo.

Enciende el horno. Equipo rojo a cocinar

en tres, dos, uno, ya, vamos.

(SOFÍA) Vale, Jon, ponte aquí con los pollos.

(JON) Vale. El equipo rojo elaborará

de primero tortellone relleno de pollo de corral,

orejones y piñones. Lo primero es despiezar el pollo

reservando la carne magra para el relleno.

Las carcasas tendrán que hornearlas y después, añadirlas al caldo

de verduras con el que harán la salsa de la pasta.

Te pongo ya la olla? -Sí, me la traes

y acabo de cortar esto. -Víctor, mete caña a eso.

Sí, lo sé. Para la masa del tortellone

mezclarán huevos, harina, sal y aceite de oliva.

Sofi, me vas contando. -Sí, mira, te estoy dejando

los ingredientes secos, la clara de huevo...

-Primero meto la mantequilla en pomada.

-Sí, te dejo la manzana, ¿vale? Ya rehogándose.

-Vale, guay.

De postre prepararán compota de manzana,

espuma de yogur desnatado y tulipa de almendra.

(KETTY) Sofi, ¿yo cuándo? Me aburro.

(SOFÍA) Ya, voy, ahora te cambio

por Toni, ¿vale? (KETTY) Porfa.

(OXANA) Capitán, cómo ves la masa, echa un vistazo.

Está... está bien. (GABIO) Hay que reposarla

un poco ahora. (OXANA) Sí, trapo.

(JORGE) Venga, va. (MARTA) Va, capitán.

Quiero salir ya. -Ayúdame con esto a pelar de estos

para el caldo, ¿vale?

-Vale. -Fabio, tienes que dar el cambio.

-Vale, Marta, cambio de banquillo.

-Vale. -Ponte, Jorge, por Marta.

-Que tengo ganas de salir. -Chicos, va.

-Venga, Jorgito. -Jorge, vamos ahí, va.

-Jorge, dale la vuelta, la cola mirando para fuera.

Más rápido que no da tiempo. -Sí, sí.

Fabiete, ¿estás con el caldo

para el risotto? -Sí, esto estará estupendo, verás.

(MARTA) Venga, equipo, va, va capitán, os animo mucho,

¿vale, Oxana, quieres que me calle?

(OXANA) Vale. (MARTA) Vale, qué bonito el Wanda.

Pepe, Jordi, llegó el momento de elegir equipo.

Ay, qué bien. ¿Qué nos preparaste?

Pensé que lo mejor era que os lo jugarais

en este campo y a penaltis.

Pero no quiero que hagáis el ridículo,

jugaréis al futbol, pero de otra manera.

¿A fútbol 7? Al futbolín.

Al futbolín. Ah, al futbolín,

¿no te importa que vaya con el Madrid?

No, claro.

El primero que meta tres goles gana y elige equipo.

Vamos. Va.

No, no, no.

¡Bravo!

Uno, cero. Uno, cero, vamos.

¡Ay!

Ay, estaba dentro. Huy.

¡Gol!

Uno, uno. ¡Uno iguales!

¡Sí! Puedo recuperar todavía,

dos, uno, dos, uno.

Ay, ay, ay,

¡Gol! Cachis la mar salada.

¡Butragueño, Butragueño,

en el último minuto, minuto 92!

¡Se acerca ya, ay! ¡Gol!

¡Sí, sí!

Bueno, qué falta de respeto aquí trabajando unos

y otros divirtiéndose.

Felicidades, Jordi. Ha costado.

¿Con qué equipo vas? Voy a ir con el equipo...

Quizá me quedo con el rojo, sí. Yo me voy a quedar con el azul.

Me parece bien. (RÍEN)

(SOFÍA) Jon, ¿estás con los pollos?

(JON) Metí una bandeja de carcasas ya.

(SOFÍA) Vale, muy bien. (KETTY) Me aburro.

(SOFÍA) Atención, banquillo, Ketty por Toni.

(TONI) Venga, vamos, Ketty. (KETTY) Venga, actividad ya.

(SOFÍA) Ketty, ponte aquí a pelar esto

y ahora me pongo a cortar cebolla.

(TONI) Aquí estamos en el Wanda Metropolitano

minuto 15 del primer tiempo, Jon con los pollos cortándolos,

mientras Víctor con la pasta, amasando la pasta con la mano

derecha mientras la mira con su ojo izquierdo.

Vuelve Jon con las bandejas preparando las carcasas.

El vasco Jon, rey de las carcasas.

Eh, que nos distraes, silencio.

(KETTY) Sigue, sigue, sigue, venga, va.

(TONI) Ketty pelando las manzanas, atención que llega nuestro chef.

El locutor. El locutor, sí.

¿Cómo tenemos esto? Bien, lo que le voy a echar

es más zanahoria porque si no, creo que estará

un poco soso el caldo.

Pero lo tenéis al cinco, súbelo a tope, dora esto rápido,

hay que meter caña aquí. (VÍCTOR) Sofía,

necesito que alguien me ayude a amasar.

(SOFÍA) Yo te ayudo. Sofía, tiene que haber alguien

con manazas fuertes y recias y que solo con el peso

del tórax amase. Vale, perfecto.

Tú eres muy chiquitita y te vas a destrozar.

Vale, creo que me pondré aquí. No es mala idea,

coger al de Bilbao, al Toni y al alcalda

a currar la masa rápido y tú te quedas ahí un ratito,

no te vendría mal. Es lo que haré.

Toni, te cambias por mí. -Vale.

Vamos allá. -Alcalda, dale una masa a Jon.

-Vale, de momento no necesitas más harina, que se integre.

-Al terminar, por favor, film y os ponéis con el pollo

y el sofrito, ¿vale? -De acuerdo.

Ketty, para con las manzanas, esta será la última, ¿vale?

Así que ponte con el pollo. -¿Y la masa?

-No, con el pollo que sale primero.

-Vale. -Va, chicos, que lo hacéis

superbién, estaréis arriba, pero dadle brillo, dadle brillo.

(MARTA) ¿Está la salmuera preparada?

(FABIO) Sí, está preparada. (MARTA) Vale, luego hay que hacer

el aceite de aceitunas

y picar en juliana cebolla cruda y aliñarla.

(FABIO) Sí. (MARTA) Vale,

quita la piel, Jorgito. (JORG) ¿Sí?

Qué pasa, Fabio, cómo estás. Bien.

¿Lo tienes todo organizado? Más o menos.

Venga, démonos un poco de prisa, esas caballas, cómo vamos.

No sabemos si quitar la piel o no.

-¿Se le quita, no?

Lo que hay que quitar son las espinitas,

pero con mucha rapidez. Perfecto, oído.

Venga, y esa coca que vayan todas iguales.

Vale. Fabio, es tu primera capitanía,

ponte las pilas que vienes de hacer

un plato terrible. Horrible.

Aquí quiero que des el do de pecho y que salgas por la puerta grande.

Muy bien, Pepe. Os dejo, suerte.

(MARTA) Gracias, chef, oye, chicos, no digo nada,

pero en ese equipo pasaron tres por la banqueta

en todo el tiempo que he estado aquí.

-Chicos, un cambio, Marta por Oxana,

Oxana, al banquillo. -Sí.

-Oxana, venga. -Sí, capitán.

-Martita, aquí tienes una preparada.

-Cambio de turno, gracias, Oxana, muy bien.

-Vamos, chicos, azul.

Ten cuidado que hay un montón, ve pasando la mano.

-Es mejor quitarlas con el cuchillo.

¿Cómo va la masa, en el horno ya? -No, falta una más, falta una más.

-Vale, cómo va el sofrito. -No va.

-No va el sofrito aún. -No va, qué va.

-Venga, Fabio, a toda pastilla. -Hay que mandar el sofrito, Fabio.

-Sí, sí, a ver cómo va el caldito.

-Fabio, recorta la coca y métela en el horno

si no, no da tiempo a hacerlo. -Hacen falta espinas para esto.

-Cógete eso. -Vamos, Fabio, hay que meter

al horno esta coca. -A ver, ¿esto de aquí?

-Sí, coge eso. -Vale, esto tiene sangre....

-Venga, Fabio, ritmo, es que va lento, eh.

Si Fabio no espabila, iremos a eliminación

porque a veces le falta un poco de sangre y energía

y de nervio así que, por Dios, espero que Fabio espabile

y lo haga muy bien porque sé que sabe.

Cómo agota la pasta. -Le vas dando meneos.

-Es agotador. -Creo que esto esta, mirad.

-Vale, pues ve con el sofrito. -Vale.

(SOFÍA) Ketty, ponte con la masa

de la teja y le dejas a Jon. -Vale.

Para la masa de las tulipas del postre tienen que mezclar

harina, almendra molida, azúcar y almendras partidas.

Después, añadirán la mantequilla pomada y las claras de huevo.

Y trabajarán la masa hasta que quede homogénea.

(SOFÍA) Venga, venga, chicos. (VÍCTOR) Ya estamos.

(SOFÍA) Va, Víctor, rápido y la dejas aquí reposar.

Vale, ahora cortarás la cebolla para ponerla dentro del sofrito.

(VÍCTOR) Vale. (SOFÍA) Venga, va, chicos,

a cortar rápido el pollo. (JON) Sí.

(SOFÍA) Picado muy pequeñito, así ahorramos trabajo

porque esto será el relleno de la pasta.

(JON) Vale. Sofía creo que hizo

una gran organización,

nos dominó muy bien, nos estructuró muy bien.

(MARTA) Primera bandeja de salmuera, la dejo aquí abajo.

(FABIO) Muy bien.

Chicos, meto la masa. (OXANA) Corta primero en cachines.

(FABIO) Que corte qué. (OXANA) Corta en cachines,

la coca bien cortada. (FABIO) Cómo.

(OXANA) Así, cuadraditos.

(FABIO) Ah, bien, buena idea, pequeña.

(OXANA) Calcula bien que sean 16 como hiciste antes.

(CANTA) #Corazón latino, ta, ta, ta, ta...#

(FABIO) Estás más loca, amiga mía. (CANTA) #Corazón latino,

#la sangre caliente pegado a tu piel#.

(FABIO) Oxana, me cambio contigo. Ahora para quitar la piel,

cortas por la mitad y tiras de la piel, ¿vale?

(OXANA) Vale. (FABIO) Pues hacemos cambios,

un, dos, tres. (OXANA) Saco pimientos, ¿no?

(FABIO) Sí, los pelas y al sofrito. -Vale.

Bueno, cómo vamos por aquí. Vamos Pepe.

Me quedo aquí que me toca.

Dime la estrategia que sigues que no la entiendo.

Ellos limpian el pescado y hacen el salazón.

Ah, claro que solo tenéis un plato, vosotros hacéis un plato.

Estamos con el sofrito para hacer el risotto.

¿Risotto solo? No, con la lubina.

¿Y las lubinas, dónde están? En cuanto terminen el pescado...

O sea, te tiras dos horas para hacer caballas pequeñas

y con las lubinas que no habéis empezado...

Es importante meterlos en salazón.

Pero que no tenemos las lubinas todavía,

¿alguien se puede poner con las lubinas?

Yo puedo. Después irá seguido todo.

Pues ponte con las lubinas. Fabio, creo que no llegamos.

Yo también. -Me asustas, Pepe.

Me doy toda la prisa que puedo y es que soy así,

pero siempre estoy en tensión y así trabajo bien.

(SOFÍA) Atención, banquillo, Víctor, te cambio.

(VÍCTOR) Vale, falta picar ajos. (SOFÍA) Vale, pico ajos.

A ver, cómo vas. (KETTY) Mira.

(SOFÍA) Perfecto, la masa ya está, perfecto, es la textura que toca.

Vale, a la manzana le falta, tienes que echarle mantequilla.

(KETTY) Claro. (SOFÍA) Cuando acabes,

tenemos que hacer el yogur.

(KETTY) Ok. (SOFÍA) Y que repose

en los sifones. (KETTY) Ok.

(SOFÍA) Si no reposa, no saldrá el mousse.

(MARTA) Te saco los lomos.

(FABIO) Perfecto. (MARTA) ¿Cuántas tenemos?

Cuatro, vale (FABIO) Hay cuatro lubinas.

(MART) Madre mía. (OXANA) Huy, huy, huy.

No se quita bien, Fabio.

(FABIO) Jorge, ¿me dejas salir al ruedo?

(JORGE) Vale, va. (FABIO) Ven, estás con...

(JORGE) La otra salmuera está ahí. (FABIO) Venga, va.

(JORGE) Martita, superbién. (MARTA) Ya... Ah.

(JORGE) Venga, Marti. (MARTA) Venga, va

Joder.

Equipo rojo, equipo azul,

en 60 minutos empiezan a salir platos

y tengo que daros una noticia muy importante, llegaron

cinco comensales más de los que os dijimos.

Ok. Tenéis que preparar

65 raciones de cada plato y no 60.

Vale. Me tengo que marchar

a recibirles y no quiero tener que volver a cocinas.

Por favor, quiero un servicio impecable, ¿oído?

(TODOS) Oído, chef.

(MARTA) Chicos, va, va. (JON) Venga.

(SOFÍA) Venga, chicos. (JON) 65, ¿no?

(VÍCTOR) Sí. (SOFÍA) Hacemos cinco raciones más,

¿vale? Parece una tontería,

pero emplata cinco platos que queden bien

cuando tienes, más o menos, las cantidades, es chungo.

¿Así está bien de azúcar?

Sí, sí está bien de azúcar. Como le vamos a echar

un almíbar infusionado con la canela.

Eso es my dulce. Tampoco os paséis, ¿eh?

Ya, el tema yogur, ¿cómo lo hacemos?

Pones el yogur con la nata y azúcar.

Sólo diluir. -Sí, sí, sí.

Y colar. -Pero necesita mucho reposo.

Esto tenemos que hacerlo ya.

Vale. -Jon, ¿cuánto te queda?

Tengo estas dos pechuguitas.

Pues me pongo contigo a cortar los pollos.

Venga. -Porque si no, no acabamos.

Y vamos a hacer ya los tortiglioni.

Porque la pasta es que si no no la sacamos.

Ketty, ¿la gelatina ya la has metido?

Voy ahora. -Pero la tendrás que diluir.

Sí. -Sofía, hay que limpiar

esa mesada para la pasta. Sí, voy, voy.

Vale, vale. Acordaos.

Remuevo esto y pongo la máquina de pasta.

Fabio, ¿el aceite de aceitunas lo tenemos?

Aún no. -Pues hay que ir pensando.

Tenemos que volar, chicos, ¿eh? -Voy a sacar ya los lomos.

Vale sí, porque necesitamos la espina.

La masa, la masa, capitán. -A ver cómo va esto.

¿Ahí van 65?

Sí, sí, sí. 24, 24 y 24. Pues venga, vamos.

Venga, chicos, que no decaiga el ritmo.

No, por favor, por Dios.

Bien, bien. Vamos bien. ¿Qué estás haciendo ya?

Tengo que diluir la miel en agua

y luego le añado la gelatina y lo diluyo todo.

Esto hay que meterlo ya en los sifones, ¿eh?

Equipo rojo, más vale que esos tortellones

estén perfectos, porque está a punto de entrar en cocinas

uno de los chef que más sabe de pasta

y que ha convertido su restaurante Don Giovanni

en el mejor restaurante italiano de Madrid.

Andrea Tumbarello.

¡Ay, qué ilusión! Benvenuti.

Me traes de blanco.

Un gran atlético. Aúpa ahí.

¡Ay, es una máquina!

Andrea, que estoy preocupado,

tienen que hacer muchos tortellone

Me preocupa la forma, porque vamos con prisa

y tiene que estar bien la masa y el relleno.

Y que no se abra. Es complicado.

Vamos a ver qué hacen. En fin, Andrea, vamos a ver

a mi equipo porque el primer plato que sale

es una coca de escalivada, y van bastante retrasados.

Bueno, vamos a verlo.

Fabio, te presento a Andrea Tumbarello.

Te falta el brazalete aquí de capitán.

Un placer. -Un placer mío.

Enséñanos la coca esa, que quiero ver cómo va.

Aquí van las cocas ya con la cebollita en juliana.

¿Por qué tan dura? Es que parece un bizcocho.

No sé... extraña, ¿no?

Una coca es una masa más... Más fina.

O dependiendo la zona las hay más abizcochadas,

pero suben mucho más.

Un poco extraña.

Jolín, extraña de comer. A lo mejor no lo tenemos que llamar

coca y lo tenemos que llamar "bizcocho de"...

¿Las corto a la mitad? Me resulta extraño el sabor.

No me es apetecible. ¿Corto la mitad una a una?

Hacemos algo ahí. Busca solución.

Hay que buscar soluciones a los problemas.

Señores, rapidez. Vale.

Rapidez, por favor. ¿Vale?

A ver, Oxana, pélalo y en tiritas. ¿Vale?

Te quiero ver mandar y organizar.

Venga, vamos.

Venga, va, Fabio.

Este entrenador, de verdad... El banquillo no es...

El agua, la miel.

-Ketty, acuérdate de colar para el sifón.

¿Estás atento al sofrito?

Sí, sí. -Perfecto, Toni.

Vamos a ver, Andrea, ven para acá.

Capitana, traigo un italiano.

Huy, pues mira, lo necesitamos.

Yo aprovecharía para que te dé algún consejo,

ya que tienes aquí la maquinita de la pasta y todo.

Métele un poco de harina abajo. ¿Cómo lo ves?

Muy dura. -Es que está muy fría.

Mientras más le das más dura se va a poner.

Vamos a ponerla en la maquinita, capitana.

Estirarla lo más fina posible. -Se va a pegar.

Bueno...

Venga, vámonos.

Es que no... no...

Pobre Sofi, que no tiene fuerza, coño.

Echarle un cable.

Sofi, ya están los sifones. -Vale.

Corta y haz dos.

Vale, ¿dónde está el relleno? -El relleno está aquí.

Un poquito suelto, pero bueno.

¿Cómo lo cierras? Yo cortaría por aquí.

Entonces...

Huy, ya se ha pegado. -¿Has visto que se pega?

Tiene mucho caldo.

Así. O sea, un triángulo. -Sí, y...

Y atado por aquí.

¿Y tú crees que no se va a abrir?

Esto se va a abrir. -Se va a abrir seguro.

A lo mejor habrá que cocinar la masa antes, ¿no?

¿Sí? -Cocina la pasta

como si fuera sola. -Vale.

La cocinas, la metes ahí, relleno y luego la cierras.

Es un ravioli abierto.

Tienes media hora. Hay que hacer 130 discos.

Esto es factible. Date caña. Perfecto.

Atención, banquillo. Víctor, ponte tú con la pasta.

¿Vale? -Vale.

A ver.

Ketty, ¿estás haciendo la gelatina?

Sí, ya está hecha.

¿Sí? Cuando tengas esto hecho vas a poner ya

la masa de las tejas y la vas a poner al horno.

Vale.

Va, chicos, que lo sacamos.

Venga, va, chicos. Va, va.

¿Cómo vais? -Vamos.

Vamos, que no es poco.

Muy bien, cariño. -No, bien no.

Venga, Martita. -Ya, esto es lo más regular.

Pero no pasa nada, los otros están bien.

Oye, chicos, hacemos un cambio. Marta por Jorge.

Te pones tú donde está Marta. -Venga, oído, va.

Venga, chiquitina. -Venga, va.

Hay que poner ya a hacer el sofrito.

Ya está. -Fenomenal. Aceitito de oliva.

Yo estoy libre ahora ya.

Y luego no os olvidéis del aceite de aceitunas,

que hay que hacerlo y meterlo en una manga pastelera.

Vale. -¿Cuántas bandejas tenemos?

Tenemos tres bandejas de estas.

¿Tres bandejas? -Hay 72.

Vale, pero córtalo bien. -¿Cómo se hace el aceite?

Pues aceitunas negras, aceite y a batir. ¿vale?

Y tú miras la textura si te gusta, ¿vale?

Vale. -Venga, va, chicos.

Capitán, ¿cuántas has cortado por bandeja?

¿Eh? Hay 24 por cada una.

No, aquí hay 20, ¿eh?

Aquí hay 20.

Tres, cuatro, cinco... por cinco, 20.

Hay 20. -Hay 60.

Hay 60, es que pues... -He contado cinco filas.

Pues tienes que sacar de ahí cinco trozos más.

Jo... -Fabio, venga, solución.

Así rápido.

Lo he pasado fatal,

porque es que he visto a mi capitán muy nervioso.

Se ha agobiado, entonces le ha faltado

un poco de nervio.

Venga, va, chicos. Va, con ritmo.

Que lo estáis haciendo muy bien, va.

Que nos tiene que dar tiempo a emplatar en el momento.

Vamos, chicos, venga. -Venga, va, chicos.

Equipo azul, en 10 minutos empezáis a emplatar la coca.

Y ya os podéis poner las pilas porque tenemos nueva visita.

Está a punto de entrar en cocinas el rey Midas de la gastronomía,

restaurante que abre, restaurante que triunfa.

Sandro Silva. Adelante, por favor.

¡Atleti!

Qué grande, de verdad. ¡Bravo!

¡Ese Sandro! Oye, qué alegría.

Sandro, qué ganas teníamos de tenerte en "MasterChef".

El placer es mío. Restaurantes abarrotados.

No paras de triunfar. ¿Cómo lo haces?

Bueno, vosotros lo sabéis muy bien que esto

es una cuestión de cuidarlo, de mimarlo mucho

y de darle mucha energía.

Bueno, vamos a lo que vamos.

Vamos a lo serio. Venga va.

¿Qué tenemos aquí hoy, Pepe? Tienen que hacer el primer

plato que es una coca de escalivada

con unas caballas curadas. Jesucristo.

Vamos a verlos y les damos los últimos consejos.

Hola, chicos. Aquí os traigo a Sandro.

¿Cómo estáis? -Encantado.

No te doy la mano que estoy pringado.

Dale ahí. -Chócala ahí.

Fabio yo creo que no se entera del cocinado de hoy.

No se puede poner una escalivadita

tirando pimiento a pimiento. Si tiene pinta de cachopo.

Eso por lo menos, porque fíjate qué pedazo costra

nos ha hecho ahí que yo no sé, una cosa muy rara.

Fabio, mézclate el pimiento con la berenjena.

Lo aliñas con el aceite de oliva

y empezamos con todo ello a ponerlo.

De acuerdo. Sandro, quiero que se te salten

las lágrimas, porque vas a ver

a este hombre limpiando la lubina.

Fíjate qué pedazo de lubinas.

Y si lo hace con la motosierra te digo que lo hace mejor.

¿Pero qué me estás haciendo con la lubina?

Estoy haciendo lo que puedo.

Posiciónate como si estuvieras en un campo de fútbol,

con la tabla, con el cuchillo.

Y así cortarás mucho mejor. Madre mía, vámonos de aquí.

Vamos a ver al siguiente equipo.

Suerte. -Gracias, la vamos a necesitar.

Víctor, ¿cómo vas? -Bien.

Toni, yo voy estirando y tú vas cortando cuadrados.

Muy bien. -OK, ¿así?

Atención, banquillo. -Toni, me cambio por ti.

¿Voy ya? -Sí.

Vamos. -Vamos.

Ketty, que quede finito.

Que las tejas tienen que ser muy muy finitas.

Oído.

Vamos a ver el equipo rojo, ¿te parece?

Aquí estamos haciendo unas tulipitas.

Yo creo que hay mucha masa y cuando lo horneen

se van a pegar unas con otras. Sin duda.

¿Sí? A ver, después en caliente

puedes recortar. Pero esto lo que hay que hacer

es mientras se dora preparo otra

y la que están cocidas lo saco y muy rápido le doy la forma.

Eso es como se debería hacer.

Es como jugar al fútbol, hay que tener distancia.

Toni, controla esto. -¿Cuánto tengo que controlarlo?

(KETTY) Ay, la almendra. Tú vigílalas.

Aquí tienen un caldito de pollo bien reducido

que lo van a ligar para salsear.

Muy rico, un pelín más de sal.

Rectificar. ¿Cómo vas con la masa?

Pues muy bien.

Te metes una buena, ¿eh? No van a tener tiempo.

Van a hacer una idea que les ha dado Andrea

que es un ravioli abierto. Más fácil, más sencillo.

Con un buen aceite de oliva y la salsa que esté maravillosa.

Perfecto. Eh, tiquitaca.

Perfecto, ya está. Garra, garra, ya verás.

Vámonos, Sandro. Venga, vámonos.

Vamos, chicos.

(CANCIÓN DE SABINA) #No me preguntes por qué

#los colores rojiblancos van con mi forma de ser.

#A mí me ponen las rayas canallas de los colchones.#

Queridos atléticos, bienvenidos a "MasterChef".

Muchas gracias por estar aquí,

en especial al presidente, don Enrique Cerezo.

Muchísimas gracias por abrirnos las puertas

de este fabuloso estadio.

Es un honor para nosotros rendir homenaje

a un equipo como el Atlético de Madrid

y, sobre todo, a la pasión que tienen jugando.

Y espero que disfrutéis muchísimo de esta comida.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Yo estoy vigilando, no te preocupes.

Le falta un poco de aceite. -Sí, yo le eché aceite.

Pues echa más si quieres.

Equipo azul, en cinco minutos

quiero 65 raciones de coca perfectas. ¿Oído?

Oído, chef. -Oído, chef.

Venga, va, chicos. Va, con ritmo.

Uf, madre mía.

Fabio, corre, que hay que emplatar.

Ya. Oxana, a emplatar conmigo. -Vale.

Vamos a dejar esto así a fuego bajito.

Jorge, te cambias por Marta, ¿vale?

Que Oxana siga haciendo ahí el sofrito.

Cuando haya que emplatar llámame, ¿vale?

Venga, platos. Primero la coca,

luego la escalivada y luego la caballa.

Sofi, quiero hacerlo bien, ¿vale?

Una, dos. -¿Ahora lo saco ya?

Son 45 segundos. -Vale.

Nos queda nada. Va, tíos, venga.

Ketty, ¿qué tal vas? -Voy.

Víctor, echa un ojo a ver cómo va la reducción del caldo.

Está reduciendo, va bien.

Vale. -La caballa.

Ya la estoy sacando, ya la tengo casi.

Dadme tres minutos, que la tengo. -Venga, va.

Marta, mira cómo emplato para que no haya problemas.

No eches mucho, Oxana. No tanto, no tanto.

Marta. -¿Qué?

¿Lo cojo? -Ve cogiendo.

Ve poniendo esa, va. ¿Cómo va ese emplatado?

¿Cómo vamos por aquí? Pues bueno, regular.

Cómete ese trozo de caballa.

No. No, no.

Esto se quita la sal, pero hay que pasarlo por agua.

Sí, vale. Para quitarle todo.

Y luego secarlo con un papel. Venga, va, chicos.

Eso es, mételo ahí. Rápido, se hace con la manos.

Se seca con papel y lo vamos poniendo.

¿Así? Eso es, eso es.

Madre mía, de verdad.

Venga, va. -Esta ya está. La siguiente.

Ya debería estar saliendo.

Venga, sacando más caballas, que no llegamos.

Echadle aceituna. Venga, vamos.

Vamos a rematar con las aceitunas, por favor.

Poco, poco, Oxana. -Sí, sí.

Fabio, ve poniéndome cocas, ¿vale?

Hay que echar aceite... un poquito.

Vamos, venga. ¿Lo tenemos ya? Sí.

Sí, ¿ya pueden salir? Camareros, por favor.

Que no. ¿Sí o no, Fabio? ¿Sí?

Esos ya están para marchar. Camareros, por favor.

Un chorrito de aceite. Ese no lleva.

Esto lleva poquísimo aderezo. Hay que echarle un poco más.

¿Podéis empezar por allí? -Sí.

¿Por allí? Aquellos no están acabados.

Aquí le falta un poquito de escalivada a estos.

¿Sacamos por aquí sí o no? Dime algo, ¿sí o no?

Sí, pero falta el aceite de oliva. Un segundo, por favor.

¿Y el aceite de oliva, cojones? -Aquí, Fabio, está aquí.

Pues dímelo. Jolín, Fabio.

Venga, ya está. -Contad los platos.

Aquí había 12, pero allí no sé los que hay.

Diez, once...

Yo estaba en el banquillo y lo estaba pasando fatal.

El otro no se aclaraba.

Estaba viendo que la cosa se estaba yendo de madre.

Fabio, vaya organización, ¿eh?

¿Esa nueva modalidad de echar el aceite?

Luego tendré que limpiar el plato.

Es que hay un montón aquí y me apaño mejor.

Venga, sale con retraso, pero por lo menos salen.

Diez minutos de retraso sólo lleváis.

¿Diez minutos? Sólo, sí.

Qué mal. Venga, ¿están ya?

Sí, adelante. Vamos sacando los que estén.

Venga, este plato, ¿podemos limpiar?

Sí, ahí. Venga, adelante.

Quedan platos todavía. Sí, aquí.

Otro aquí. Hombre, a mí me gustaría...

que me tocase más este, ¿no?

Este para Jordi y este para mí.

Este es del Bohío y este del ABaC.

Un segundo, Pepe. -Yo quiero ir al Bohío.

Mira, ya lo hemos igualado.

Vamos sacando platos, por favor, camareros.

El primer plato que vais a degustar

es una coca con escalivada y caballa curada.

Está elaborado por el equipo azul

y espero que lo disfrutéis.

Don Enrique, qué honor, qué maravilla estar aquí.

Estamos todos alucinados.

-La verdad es que es un estadio magnífico.

Es un sitio perfecto para poder comer bien

y disfrutar de un gran partido de fútbol.

Y el sitio como verás es maravilloso

Sí, sí, espectacular.

Bueno, vamos al grano. -Vamos.

Que os veo ahí luchando.

¿Qué tal está la coca elaborada por el equipo azul?

-Bueno, la coca está un poquito dura.

Pero tiene buen sabor las verduritas que tiene.

Y la escalivada la voy a probar ahora.

-El pescadito está un poco fuerte,

un poco saladito.

No sé si es el sabor que tiene que tener.

Espero que la cosa vaya mejor.

Pido mil disculpas si no les gusta el plato.

-Bueno, yo creo que todo tiene solución.

Y el segundo plato me imagino que se arreglará.

Eso espero. -Y que lo podamos saborear

bien en este magnífico estadio.

Pues sí, muchas gracias. -Gracias.

Señores, vamos pensando en la lubina y ese risotto.

Quiero ya una parte de la mesa, la mitad, despejada y limpia

para poder emplatar el siguiente, ¿vale?

Capitán, organízame esto. Ahora vengo.

Jorge, vas a cambiar. -Con Oxana.

Oxana, ¿te cambias con Jorge, por favor?

Jorge, sigue con los lomos. -Vale.

Si quieres me pongo yo a hacer los lomitos.

Con los lomos, venga. -Y pon la plancha a punto,

que esto tarda mucho en calentar.

¿Queda mucha pasta por hacer? -No.

Nos queda nada, tíos, venga.

Jon, aquí tienes más obleas, cuando se te acaben...

Sí, ahora voy a sacar estas. -Vale.

Me voy a poner con más tulipas de estas.

Sofi. -Dime.

Cuando quieras que salga me avisas.

Banquillo, ven aquí y te cambias por mí.

Vale, sigo con la pasta.

Sigue con la pasta.

Jon, ¿cómo vas tú? -Aquí estoy.

Necesito otra persona conmigo aquí, ¿eh?

Víctor, ¿qué estás haciendo? -Montando la salsa ya.

Cuando tengas la salsa, por favor,

ponte a rallar parmesano. -Voy.

Le falta. -Le falta un poco.

Vale, ponte con Toni a hacer la pasta.

Ketty, haz una cosa, corta lascas de parmesano

y las pones en estos boles. -Vale.

A ver, equipo rojo, ha salido el entrante.

Vale. 15 minutos os doy

para 65 platos de diez. Okey.

A ver, Sofi, ¿quién emplata?

A mí eso de emplatar igual se me da mal.

Ketty, banquillo.

Ketty, cambiamos, al banquillo.

Al banquillo, Ketty. -Voy. Tienes ahí queso cortado.

Vale, perfecto.

Con esto tenemos 55 en total me parece.

Tenemos pasta de sobra. Esto lo voy a quitar, ¿vale?

Desbarasamos aquí, estiramos, limpiamos,

tiramos platos y montamos. Vale.

15 minutos, 65 raciones de diez. ¿Oído?

¡Sí, chef! Pues venga, al lío.

66 platos contados. ¿Oído? -¡Oído!

Vale. Atención, banquillo. Ketty, cámbiate por Jon.

Jon, vete ya. -Vale, vale.

La pasta se parte en dos, Ketty.

¿Esto cómo va, cerrado? -Sí, mira.

Triángulo y pañal, vale. -Y pañal así.

Y boca abajo. -Y boca abajo.

Venga, chicos, ánimo. Y tranquilos.

La salsa pones una tira, ¿vale? -Un trocito.

Espera, que te traigo... -Y ahí.

Mirad, así es el emplatado. ¿Vale, chicos?

OK, perfecto. Venga, vamos. -Te traigo platos, Víctor.

Toni, ¿has contado los platos? -Sí, hay 66.

Vale, y pasta hay de sobra, porque he contado yo 55 me parece.

Sí, hay que llenarlos todos. -¿Hay de sobra?

Sí, porque he hecho 55, por dos son 110.

Tiene que sobrar pasta a cascoporro, tío.

Qué rica está esta salsa.

¡Venga, va, chicos! ¡Va, a tope!

¡Vamos! ¿cómo vamos con ese plato?

¿Qué estás haciendo aquí? Un sofrito, que he echado

pimenta en grano, que no teníamos molida.

¿Vas a hacer un escabeche? No, hombre, no.

Vamos a hacer el risotto.

El que vaya a comer risotto se va a encontrar la pimienta.

Pero hay que freír la pimienta. Cuando la echo en el escabeche

de perdiz no pasa nada, porque lo puedo apartar.

Pero aquí te vas a encontrar la pimienta

y alguno va a masticarla entera.

Si quiero echar pimienta la echo molida.

Mientras remuevo voy pescando. -Hay mortero ahí.

¿Ahora te vas a poner a pescar la pimienta?

Sí, voy sacándolas. -Fabio, toma.

Es que ha echado las pimientas enteras, Marta.

Entones lo echas aquí... Y te fastidia el plato.

Tampoco hay tantísimas. Fabio, son fallos tontos

pero que no deben ocurrir.

El tema de la pimienta sí es un pequeño error

que al final se apartaba bien.

Era para dar sabor, no para comerla.

Pero no es un error tan garrafal.

¿Vamos haciendo lubinas por favor y las tenemos

para darlas el golpecito de horno?

Oído. ¿Y que estén hechitas lo justo?

Perfecto. Jorge, yo te voy cortando los trozos.

Tienes que ponerlas ya en la plancha.

Venga, vale. -Vamos, chicos. Venga, va.

Con ritmo, con ritmo.

Jorge, muy poco, ¿eh? Es un minuto.

Que no se te pasen. -Vale.

Ya pasaron 10 minutos, Fabio. -Hacemos cambio.

Marta, ¿te cambias con Oxana, por favor?

Sí, corta en esta cantidad. Fabio, tengo un problema.

¿A qué esperamos a cocer el trigo? ¿Me lo podéis decir?

Fabio, el risotto. El trigo no se te va a pasar.

Que no es arroz, ponlo a cocer. Eso ya tenía que estar hecho.

Porque eso lo quito del fuego y ya está.

Échalo entero. Ahí, va.

Venga, venga, vamos. ¿Falta algo a ese risotto?

Sí, le falta la chalota con el champiñón triturado.

Me voy a poner con ello. -Ponte con ello, Oxana.

¿Ahora te vas a poner a cocer chalotas con champiñones?

¿Si sabemos que esto hay que hacerlo ya

por qué no lo hemos hecho? Se me ha pasado.

Es lo único que se te ha pasado hoy.

Ese risotto va a estar en 10 minutos.

Lo que no va a estar es el champiñón

que le va a dar cremosidad.

Vuela, Oxana. Vuela, vuela.

Ya está, ya está, ya está. Venga, venga, vamos.

Ahí, ahí.

¿Cuántos platos llevamos? -Encima de las mesas son 65.

Venga. -Venga, vamos muy bien, chicos.

Sois unos cracks, de verdad.

Vale, vale, venga. -Voy a echar ya la salsa

porque ya están aquí los camareros, chicos.

Bien de salsa, ¿eh?

Va, que lo estamos haciendo súper bien.

Estoy convencida que vais a estar arriba.

Venga.

Venga, que ya estamos en la recta final.

¡Estamos en los 200 últimos metros, chavales!

En 10 minutos empieza a salir este plato. ¿oído?

Y lo saco como esté.

Venga, chicos, rápido. -A tope, a tope.

Ya estamos, venga. -Oxana, vuela. ¿Vale?

Que tú puedes volar.

Primero tendría que haber pochado la chalota.

Pero como vamos deprisa lo hacemos todo junto.

Muy bien, Oxana, guay. Qué rápida has sido.

Ese pescado ya tendría que estar dentro.

Si no lo vamos a servir crudo. Id metiendo esta bandeja.

A ver, Jorge. La lubina al horno ya.

Venga. Venga, pues al horno, Jorge.

Venga, ahí.

Equipo rojo, sacamos platos. ¿Oído?

Mira, estos os los podéis llevar.

Capitana. ¿Sí?

Que doy yo la salida. Ah, vale, vale. Perdona.

Bueno, si quieres hazlo todo tú.

Al final te voy a... No, dala tú, dala tú.

Ya que estás puesta. Vale, venga, va.

Camareros, adelante, por favor.

Qué bien, Sofi. -¿Has visto?

Ahí, Sofi. Sólo quiero velocidad.

Perfecto. Vamos ahí a darle caña.

Oído, chef.

Gracias. -Venga.

A continuación llegará el primer plato,

elaborado por el equipo rojo.

Tenemos un tortellone de pollo de corral,

orejones y piñones.

Espero que os guste.

¿Cuántos cuadraditos quedan? -Trece.

Falta pasta, ¿eh?

Sofi, Sofi. Sofi, falta pasta.

¿Qué dices?

¿No queda pasta? -¿Cómo que falta pasta?

No habéis contado bien la pasta. Falta pasta.

Me pongo a hervir pasta. -Si había 55 cuadrados.

Sí, claro y tan cuadrados. -Jolín, 55.

Eran 65. -La hemos liado.

Sofi, ¿cada cuadrado no es para un comensal?

Sí. -Pues eso, había 55.

Es que son 65. -Y dale, que son 65 comensales.

Comensales son 65, no 55. -Jolín.

¡Oh!

Jon, ¿cómo haces 55 si eran 65?

Y te hemos dicho: "Haz de más, haz de más."

Si alguno hay un error

no puedes hacer un plato clavado.

Aquí tenemos para 6 más. -Poca agua y lo hacemos rápido.

¿En serio hay que ponerse a amasar ahora?

Hay que ponerse a amasar porque no queda más pasta.

Pues ven aquí. -Sí, ponme la máquina, porfi.

Es que... Vamos a ver, ¿nos falta pasta?

Sí. A ver, Jon, yo te he visto

aplastar lo que sobraba. Sí, sí.

Estoy flipando. Lo que me cabrea

es que teníamos pasta de sobra sin cocer

y la hemos engurruñado no sé por qué,

porque la guardo, que no molesta, y si falta...

Y la hemos eliminado.

Si pensamos que tenemos toda la pasta

y hay que limpiar la mesa para preparar los platos

habrá que quitarla, ¿no? Hasta que no está emplatado

el último no se elimina nada, por si acaso.

Porque ahora mira...

Hasta que no esté emplatado. ¿Y cómo emplatamos?

Íbamos bien, salía todo bien

y ahora por una tontería quedamos mal con diez.

Joder, me he quedado ahí clavado

con una pena de la leche. Me he sentido mal.

Digo: "Por favor, con lo bien que íbamos

que hemos realizado un trabajo extraordinario al final..."

Ahí me hundido un poco.

Me ha dado una pena de la leche.

Con lo bien que íbamos.

Venga, ahí. -Venga, no nos vengamos abajo.

Vale, rellenamos a saco.

Equipo rojo, no os vengáis abajo.

Gracias, Marta. -Gracias, Martita.

Gracias. -Te queremos.

¡Venga, va, va, va! -Vale.

¡Vamos, equipo! Equipo rojo, me da igual

si ponéis un tortellone, medio o lo que sea.

Me lo llevo ya. Ya están saliendo.

Camareros, adelante.

Vale, poned el queso. Me lo llevo como esté.

Y si no está, no lo saco.

Os lo digo ya. No, que está ya.

Ya podéis correr, ya podéis volar.

Ya se acabó la broma, señores.

Cinco, cuatro,... Corred. Corred, corred.

Tres, dos, uno... Cógelo, cógelo.

Camareros, terminamos.

¡El queso en ese! Te lo quitan de las manos.

Vámonos. ¡El queso en el último!

¡Corred, corred! -Espera, espera.

A ver si me escuchan, equipo rojo.

Sí. Como haya un retraso

con el postre la lío parda.

Vale. -Vale.

¿Cómo has visto a los equipos dentro de la cocina?

Los vi un poco nerviosos. Uno más receptivo, el otro menos.

El equipo rojo ha estado fenomenal en este plato.

Creo que también es verdad que tú les diste una idea

de abrirlo. -Sí. Era más fácil.

Es verdad que el equipo azul, pues el primer plato...

Le hemos dado consejos también.

Le hemos dicho la forma de cortarla.

Estos nos han hecho caso y los otros no.

¿Quién pone el pescado? -Lo va a poner Oxana.

-Sácalo ya. Ya está. -Toma, toma.

-Cuando me digáis, hago relevo. -Cambio, chicos.

Cámbiate por Marta. -Cuenta.

-Cuento platos. -Yo pongo el arroz.

Oxana, pones el pescado con la piel hacia arriba.

Marta, pon brotes encima. -Va.

-Oxana, ve echando ya el pescado. -Primero, el arroz.

Vale. Pues id poniendo el arroz. ¡Venga, corred, que nos da tiempo!

-Dáselo más grande. -Que no se caiga ni un gramo.

¡Este es mi equipo! -Hay para diez personas.

-Venga, el arroz. El cazo. -Son dos por persona.

-Por aquí empiezas. -Vale, venga.

Ve sirviendo un cazo y medio

por persona, por si acaso. -Vale. Oído.

(JORGE) ¡Marta, las cantidades! -Sí. Las cantidades.

¿Cómo vamos por aquí? (OXANA) Muy bien.

(JORGE) Cuidado. No echéis tanto.

Que lleven la misma cantidad. Vale.

Pues vamos deprisa para que no se nos quede frío.

Venga, rápido. Sí, sí. Venga.

¡Venga, chicos! Parece que hay

un poco más de orden. Menos mal, porque, madre mía,

la que hemos liado antes. Vamos. Venga.

Brotes aquí. Alguien que pueda ir limpiando.

(OXANA) Yo. Venga.

Bien, Oxana. -Yo limpio y pongo brotes

y pongo pescado. -¡Venga, Oxana!

¡Eres una máquina rusa! Rápido. Eso es, Fabio.

(MARTA) ¡Venga, chicos, va! Oye, sale ya esto.

(OXANA) Sí. Ahora mismo. ¿Podemos sacar estos que están?

¿Hay brotes? -Hasta aquí, hay brotes.

Estás empanado, Fabio. Vale, vale.

Camareros, por favor, vamos sacando por aquí.

Esto ya está. Venga. Eso es. Rápido, rápido.

Con brotes, sí. Los brotes.

Venga, venga. Hasta aquí.

Llega el turno del pescado.

Lo ha elaborado el equipo azul.

Y es una lubina con un risotto de trigo tierno y verduras.

Estos platos deberían llevar lubina y no la llevan.

(MARTA) ¡Venga! (FABIO) Está con ello Oxana.

Venga, vamos sacando. ¡Va!

Por favor, camarero, vamos cogiendo.

(JORGE) ¡Venga, chicos! Venga, sin miedo.

Ya está. -Dos platos.

Este ya. Ya está. Espero que hayáis contado.

Sí. Contamos bien. -¡Venga, equipo!

-¡Venga, chicos, muy bien!

Muy bien, no lo sé. Por lo menos, lo hemos sacado.

Señores, pensemos dónde han estado

los fallos, recapacitemos. Sí.

Vamos a dejar las cocinas limpias. Vale.

(FABIO) Ha sido una situación de mucho estrés.

No estaba preparado para ello.

Pero, bueno, al final he sido capitán,

que es lo que quería. Muy contento por ello.

A ver qué opina el jurado. Pero contento.

Miguel, ¿qué te ha parecido este plato?

Es el que más me ha gustado, de momento.

Aunque no soy muy exigente, me gusta comer,

lo he disfrutado. A mí sí me ha gustado.

Teniendo en cuenta que es el mismo equipo

que hizo el entrante, ¿qué te ha parecido?

Ha remontado con este segundo plato.

El risotto me ha parecido muy sabroso

y la lubina también estaba bien. Sin duda,

mucho mejor. -Estamos de acuerdo.

-Estamos contentos. -A ver si ponen un buen postre.

Uno que sea la guinda y perfecto.

Ketty, Toni, ¿cómo vais? -Bien.

Yo me pongo con la compota.

Tú ponte con la gelatina. Córtala a dados.

-Vale. -Ya están los platos.

-Ayuda a Ketty haciendo tejas. -Al horno.

Esto parece la guerra del Vietnam.

¡Uf! Qué feos.

Esto es difícil.

(KETTY) Las tejas han sido difíciles.

Meterlas en los moldes, volverlas a hornear,

que se te rompen. En fin.

Me han dado mucho trabajo, de verdad.

Me da miedo que la compota ablande la teja.

-¿Cómo van las tejas? -Voy para allá.

Yo creo que se podría sacar ya.

Vamos, equipo rojo. Nos falta rematar.

Esto es muy sencillo, eh.

Gelatina, tulipa, compota, espumita y lima.

No sé por qué vamos lentos. No puedo hacer nada.

¡Me cago en diez! Venga, Sofía.

¡Voy, voy! Venga, equipo rojo.

No quiero ni medio minuto de retraso. ¡Venga!

¡Corred, corred! ¡Va!

Venga, venga. ¡Vamos, vamos!

Están todos los platos puestos, Toni. Los has contado, ¿no?

-Están contados. -¿Quién se encarga de la lima?

-La lima va encima de la mousse. -¡Toni!

Las de abajo. Estas.

Venga, venga. Vámonos. Venga, va.

Echamos un poco más de espumita, eh.

¿Sí? El doble.

Vamos rápido, que nos queda poco para terminar.

Camareros a posición. ¿Puedo sacar platos?

Sí. Los que tienen la lima

ya puesta, camareros, retirad los platos.

Los que tienen mousse y lima, adelante, por favor.

El postre de hoy lo ha elaborado el equipo rojo.

Es una compota de manzana con espuma de yogur desnatado

y tulipa de almendra.

¿Qué tal? Esta es la mesa de los aficionados, ¿no?

Sí. ¿Aficionados o forofos?

Forofos. Mira, mis ocho nietos.

Ocho nietos y del Atleti.

En cuanto nacen, el padre, en vez de registrarlos,

se los lleva a hacer socios.

Antes de apuntarlos en el registro. Muy inteligente.

Tenemos otro carné, que es de mi abuelo.

Es una reliquia. Lo tengo guardado en casa.

Es una maravilla. Es una maravilla.

Vamos a ir a lo serio. Os habéis acabado el postre.

Voy a preguntar si puedo repetir, porque estaba delicioso.

La teja estaba increíble.

La nata buenísima también. Me ha parecido muy bueno.

Clarísimamente, os ha gustado más

a los dos el equipo rojo. Así es.

Equipo rojo, hemos terminado.

Cocina limpia. Voy.

¿Ya puedo llorar?

Ketty, venga.

-Me sabe mal por vosotros. -Qué va, tonta.

Lo has hecho muy bien.

(SOFÍA) No estoy contenta.

Cuando he terminado, les he pedido perdón

porque lo podría haber hecho mejor.

(CANTAN) #Cumpleaños feliz.#

¡Jobar!

(CANTAN) #Te deseamos todos.#

#Cumpleaños feliz.#

(Aplausos)

Muchísimas gracias.

Este homenaje no podía terminar de una manera mejor,

que celebrando con nuestros superpresidente

que cumplimos años. He hecho una tarta yo

con mis manos, en homenaje a usted.

Para "MasterChef", es un orgullo poder estar aquí

en un día tan importante como hoy.

Muchísimas gracias. Hoy cumplo 70 años.

Estoy encantado de estar aquí en este programa maravilloso

con tanto Atlético y tanta gente del Atlético.

Y gracias por estar aquí y que disfruten.

Habrá que soplar las velas, ¿no? Vamos.

(Aplausos) ¡Bien!

Muchas gracias.

Aspirantes, entre los comensales que han probado hoy

vuestras elaboraciones, estaba el mismísimo Enrique Cerezo,

presidente de este club.

Espero que le haya gustado.

A pesar de los errores que habéis cometido

y de que la presión os ha superado a alguno de vosotros,

tanto el presidente como el resto de comensales

han quedado encantados.

¡Hombre! -Gracias, chef.

-Ahora vendrá la cera. -Enhorabuena a todos, chicos.

Equipo rojo, mira que habéis empezando bien con el tortellone.

Hasta que ha llegado Jon y la ha liado.

Quiero decir dos cosas. Estoy muy agradecido

y muy contento con este equipo.

Y estoy a la vez muy apenado porque, por un fallo mío,

ha estado a punto de casi no salir bien el primer plato.

Os juro que me da mucha rabia porque la salsa estaba de diez,

estaba muy rica. Al igual que el postre,

que estaba espectacular. ¿Sabéis qué significa eso?

Que si no llega a ser por la pasta

y por ese retraso final de diez platitos,

hubierais ganado la prueba por goleada.

Qué rabia. Qué impotencia.

Qué rabia.

Y tú, Sofía, ¿cómo crees que has defendido tu capitanía?

Yo no estoy satisfecha con el trabajo,

porque no han salido las cosas perfectas, como a mí me gustaría.

Quiero decirte algo en nombre de los jueces.

No estamos de acuerdo con la valoración que te haces.

Lo has hecho superbién. -Si no he gritado.

Igual que en la prueba anterior te ganaste el delantal negro

a pulso, hoy has brillado.

Sí. Has asumido la capitanía

con valentía. Has llevado las riendas de todo.

Has tomado decisiones con inteligencia

y has contagiado entusiasmo a tus compañeros

y escuchado las sugerencias de este jurado.

Muchas gracias, de verdad. Me anima un montón.

Estas palabras, ¡ostras!, ayudan a creer un poco más en mí.

Me ayudan. Y sé que voy a ir a la eliminación con ganas,

ganas de cocinar.

Equipo azul, la coca era de segunda división.

Sí. Ya. Bastante bien ha salido

para lo que habéis tardado y para el lío

que habéis organizado con el emplatado,

porque eso ha sido terrible.

Sí. Totalmente de acuerdo. -Sí.

Menos mal que con la lubina,

aunque tarde, habéis estado sembrados.

Fabio, has ejercido de buen compañero,

pero no de buen capitán.

Has estado más preocupado en quedar bien con tus compañeros,

que por asignarles una tarea

en función del potencial de cada uno.

Y si la gestión de los relevos te ha quedado grande,

el control del cocinado, Fabio, ni te cuento.

Sí es cierto que los tiempos no han sido mi fuerte.

No nos hemos organizado bien.

No nos hemos organizado mejor.

Del risotto, mejor, ni hablar.

Si no entro y te aviso, ni lo preparas.

Si no te paro con la pimienta,

la prueba del picante se te queda pequeña.

En los 15 últimos minutos, cuando he dicho:

"¿Qué pasa con el risotto?

¿Metemos la lubina, la marcamos?

¿Cómo va esto?" Sí. Así ha sido.

Sí. Menos mal que estaban en tu equipo

Marta y Oxana, que van solas, porque te aseguro

que si no es por ellas, los platos no salen.

(FABIO) Estoy triste y disgustado porque a pesar de ser

una persona menos en el equipo, han sido duros conmigo.

Pero si los jueces dicen eso, habrá que asumirlo,

callarse y aceptarlo.

Equipo rojo, equipo azul,

se ha producido un empate técnico.

Ambos equipos habéis servido

en sala dos elaboraciones tarde y regular

y otras dos en tiempo y bien ejecutadas.

¿Qué es esto? -Que lo hemos hecho igual.

-Ah, qué bien. Que hayáis empatado

en el resultado de los platos no quiere decir

que no haya un ganador del cocinado.

Uno de los dos equipos ha trabajado más ordenado

y controlando todos los procesos.

(JORGE) El jurado ha dicho que hay un empate técnico.

Yo espero que cuenten que somos uno menos.

Por justicia, deberíamos ganar nosotros.

Es por eso que el equipo ganador de esta prueba es...

Bueno, no pasa nada, Jorgito.

El equipo rojo.

Enhorabuena, chicos.

Os quiero un montón. Os quiero un montón.

-Tranquilidad. -De verdad, estoy tan contenta.

Ya está, Oxana.

¡Ay, Oxana! No llores. Ya está.

No pasa nada, porque aquí hemos venido a cocinar.

-Tu primera vez. -Gracias a ti.

No. Gracias a vosotros, currantes.

(MARTA) Tienes que estar orgullosa.

No te preocupes. ¿Qué te pasa, Oxana?

Es que yo... Es que no sé qué más.

Más organizado está. Pero más rápido, ya no lo sé.

Os habéis esforzado a tope, pero os ha faltado un capitán.

(OXANA) Lloro de impotencia de no saber por qué.

Empate es empate. No lo entiendo.

Equipo rojo, felicidades.

Os advierto que tendréis una misión muy importante

en la prueba de eliminación. Hashtag marrón.

Equipo azul, Sofía, tendréis que pelear duro

si queréis seguir en "MasterChef",

porque la prueba de eliminación que os espera es de mucho nivel.

Suerte a todos.

(TODOS) Gracias, chef.

Vuelven los campamentos "MasterChef".

Si tienes entre ocho y dieciséis años,

te apasiona la cocina, la naturaleza

y quieres vivir una experiencia inolvidable,

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además, convivirás con los concursantes

de "MasterChef Junior". No lo pienses más,

este verano, campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven a campamentos MasterChef!

Los aspirantes regresan a las cocinas de "MasterChef"

tras haber dado de comer a algunos jugadores,

exjugadores y hasta el mismísimo presidente del Atlético de Madrid.

¡Huy, huy! Una tarea muy exigente

porque todos sabemos que la dieta para un deportista es sagrada.

Qué poco me gustan las campanas. -Sí.

Solo hay cuatro campanas y somos cinco.

Podéis levantar una, a ver qué hay.

Aspirantes, bienvenidos de nuevo.

(TODOS) Muchas gracias. Sofía, Víctor, esta semana

se han cambiado las tornas. Sí.

Víctor, estrenas delantal blanco en una prueba de eliminación.

Sofía, tú te enfrentas por primera vez a la expulsión.

Ahora, la alcaldesa a currar.

(SOFÍA) Estoy atacada de los nervios. Quieras o no,

los nervios no se viven igual la primera vez

que cuando llevas unas cuantas.

Víctor, ¿le has dado algún consejo?

Que dedique unos minutos, antes de cocinar,

a pensar lo que quiere hacer.

Estoy aquí gracias a ella,

porque la mejor del equipo fue ella.

Fabio, tú, al igual que Sofía,

te estrenabas como capitán y con muchas ganas.

Sí. Te veo un poco bajo de tono.

Sí. Estaba muy disgustado porque yo hice las cosas

lo mejor posible, como hago siempre.

Estuvo una persona menos en el equipo. Pero bueno.

Yo sé que Jorge piensa que este jurado no tuvo en cuenta

el hecho de que erais uno menos.

Ten clarísimo que nosotros lo tenemos todo en cuenta.

Sabemos que erais uno menos,

pero se juzga tu capitanía, no otras cosas.

Ya sé que hice cosas mal, pero, también, cosas bien.

Y no se valoró. -Fabio, te estás liando.

-Yo acepto la crítica. -Fabio.

Fabio, si solamente te contase lo bien que lo haces,

no crecerías jamás. Crecerás porque te voy a contar

las cosas malas y tienes que aprender de ellas.

Lo sé. Si a base de palos aprendo también.

No son palos. El cliente de un restaurante

da por supuesto que lo harás bien. Lo que te penalizará

y no volverá, es por los errores.

Yo sí sé liderar equipos.

Hace unos años, tuve un equipo de cinco personas

a mi cargo y lo hice bien.

En exteriores, mis compañeros estaban cumpliendo

y dando lo que podían de ellos.

Estoy muy confusa. No entiendo el veredicto.

Lo demás todo. Nos comunicamos. No teníamos ni tiempo

de levantar la cabeza. De verdad, ¡hay que ver!

Nos dejamos la piel. Mi equipo es mejor.

Os digo la verdad. Oxana...

No entiendo el veredicto. Un empate es un empate.

Oxana, déjame hablar. Sacamos los platos como el otro.

Ya lo he entendido. Me he equivocado en el veredicto.

La organización del emplatado de las cocas fue perfecta.

La masa estaba perfecta. Y las lubinas que te dije

cómo había que hacerlas, cuánto tiempo en el horno.

Debía decirlo el capitán, no lo dijo y lo dije yo.

Me he equivocado yo. Empate es empate.

Te lo simplifico. Tu equipo hizo un buen trabajo.

El otro equipo también. La capitana del otro equipo

hizo un buen trabajo. Tu capitán, no.

No estoy de acuerdo, Jordi.

Ponte aquí. Esta prueba la vas a valorar tú.

Ponte aquí, porque sabes de todo. No.

(OXANA) El jurado son ellos.

Estamos hablando de dos equipos que quedaron empate. Ya está.

No quiero hablar más del tema porque me seguiré cabreando.

Ketty, ¿sabes que hay un compañero que piensa

que deberíamos haberte hecho una mención especial

por lo mucho y bien que has trabajado

en la última prueba? Pues no lo sé.

Me lo acaban de soplar. Jon, ¿no? Pues muchísimas gracias.

-Fuiste una crack con el postre. -Gracias.

Te mereces todos los elogios del mundo.

Y el mío, de verdad. -Muchas gracias.

(APLAUDEN) -Qué bonito, Jon.

(JON) Me quité un peso de encima. Estoy más a gusto.

Los dos lo agradecemos. No es cuestión de estar tensos.

Ahora sí, delantales blancos, podéis subir a la galería

porque os aseguráis una semana más en "MasterChef".

Ahora le enseñaré las dependencias municipales.

-Te queremos mucho. -Tú tranquila.

Venga.

Víctor, el despacho del alcalde está al fondo.

Dependencias municipales. Concejales aquí.

Aspirantes, antes de explicaros este último reto,

vamos a recibir una visita. Qué guay.

Es una de las personas que más nos ha hecho reír

en estas cocinas. ¡Ay! Silvia Abril.

Nos dio momentos gloriosos

y siempre lo recordamos con mucho cariño.

Desde Almería, el aspirante a "MasterChef Junior V",

¡Juan Antonio Martínez!

(Aplausos)

La "repostrería".

¡Juan Antonio, por Dios!

Lo he visto en YouTube millones de veces.

¡Juan Antonio! -¡Hola!

Espera. Quiero chocarles las manos a los pobres concursantes.

-A los pobres concursantes. -Muy bien.

¡He vuelto! ¡He vuelto! ¡He vuelto!

Yo vengo hoy de chef.

Bueno, Juan Antonio, bienvenido a "MasterChef".

¿Cómo estás? Pues ganas de volver

a lo que sería mi mansión y mi casa.

Pues estamos aquí en la gran M,

que a mí me gustaría haber estado aquí.

¿Tiene 70 años o tiene 10?

Juan Antonio, cuéntales a nuestros aspirantes

cómo te ha cambiado la vida "MasterChef".

Empecé a cocinar desde pequeño,

pero "MasterChef" me ha hecho mejorar mucho.

Desde pequeño dice. Si es pequeño.

He aprendido también la cocina de vanguardia un poco.

No te calientes, Juan Antonio.

Oye, ¿y a lo mejor has aprendido

con las críticas y con las valoraciones

que te hacíamos? Sí. Mucho.

Yo es que en la prueba por equipos era así,

como el que tenía los cuernos allí. Me quedaba así sentado.

¡Hala! Hacedlo vosotros todo, que yo no hago nada.

Así estaba yo. Ahora vamos a lo importante

de verdad. ¿Sigues cocinando?

Sí. ¿Qué haces?

Hace poco hice una hamburguesa, la de toda la vida,

pero modificada. Yo la modifico.

(SOFÍA) Genéticamente modificada.

Yo tengo una salsa que es de América,

la comen mucho en América.

(RÍEN) -En América, sí.

De verdad. -Este tío es brutal.

Es una receta muy fácil. Es picar pepinillos agridulces

con cebolla picada y kétchup, mostaza, mayonesa.

Y te sale una salsa que está riquísima.

Salsa mil islas creo que se llama.

Juan Antonio, todavía nuestros aspirantes

no saben qué tienen que hacer en este reto.

No. La única pista que tienen

son estas cuatro campanas. ¿Qué te gustaría que hubiera

debajo de las campanas? La comida que mayormente hago,

la tradicional. Una paella.

Un pollo asado. O las lentejas que nos hiciste,

que estaban bien ricas. Muy bien.

Y hacedle la manicura a las patas, si toca, eh.

(RÍEN) -La manicura hay que hacerle.

Como hiciste tú, ¿verdad? La manicura.

Os hace gracia esto, ¿no? Yo estoy muerta de miedo.

-Me encanta ese niño. -Es muy majo.

Aspirantes, en este reto, vais a cocinar en duelos.

¡Jolín! Es decir, de dos en dos.

Un aspirante seleccionará una campana

y después de descubrirla, tendrá que elegir

a un compañero para batirse en duelo.

El que mejor lo haga, se subirá a la galería.

El que lo haya hecho peor,

tendrá que enfrentarse en un nuevo duelo

con el contrincante que elija. Muy bien.

Interesante. Esto va a ser

una cadena de nominaciones.

Imagino que estaréis deseando saber quién va a ser el primero.

Pues sí. Pues no lo vais a decidir vosotros.

Lo van a elegir los delantales blancos desde la galería.

Hashtag marrón. -Desde el ayuntamiento.

Pensad que el primer nombre que digáis,

podrá tener hasta cuatro oportunidades para cocinar

y será quien elija a su contrincante.

El último elegido solo tendrá una oportunidad para salvarse.

Por mí, Fabio. -Fabio porque fue el capitán.

Se comió el marrón. -Hemos decidido que Fabio empiece.

¿Qué te parece? Tener cuatro oportunidades...

Con una o dos me vale. Pero vamos. -Pues nada. Cámbianoslo.

No quiero tener más ventajas que nadie. Confío en mí.

-Si te acaban de hacer un favor. -No digas eso.

Fabio, por favor, colócate delante de la mesa.

Por favor, vosotros situaos a mi derecha.

Me sudan las manos. -A mí me suda todo ya.

Fabio, ahora tienes que elegir una campana.

Esta misma. ¿Esa misma?

Me va el corazón a tope.

Ñoquis. Qué bien.

Es una receta de origen italiano,

pero que se ha extendido a países como Argentina o Uruguay.

Para acompañar los ñoquis,

tienes que hacer una salsa rápida. Vale.

Tienes que elegir a tu contrincante.

(KETTY) A ver si piensa.

A ver si le da a la sesera.

Es que no sé qué deciros. ¿Quién quieres

que haga contigo los ñoquis?

Pues Sofía, que fue mi contrincante en la capitanía.

Jorge, ¿qué te pasa? Déjale que elija tranquilo.

Sofía, adelante. Le haces sentir mal si haces eso.

A mí no me hagas eso nunca, eh.

Ya está.

(JORGE) Marta, Fabio y yo hemos hecho mucha piña.

Al final, cada uno tiene que mirar

por sí mismo. Nos hubiese podido dar

un pequeño favor a Marta o a mí,

de luego elegir el duelista,

en el caso de que perdiésemos contra él.

Sofía, ¿los has hecho alguna vez?

He hecho ñoquis una vez. ¿Y tú, Fabio?

Los hice una vez. Creo que puede salir bien.

Para hacer vuestro plato de ñoquis, tenéis 30 minutos.

Vale. Y ya podéis correr

porque ya sabéis que las patatas

tardan 20 minutos en cocerse. Vale.

Creo que lo ha hecho porque me ve rival débil

al no haber estado nunca en eliminación.

Me alegro porque tendré tres oportunidades para salvarme

y para demostrarle que no soy la más débil.

Pues ha llegado el momento de cocinar.

Tenéis 30 minutos para hacer ñoquis.

Pero antes tendréis que entrar al supermercado a hacer la compra.

Y el tiempo comienza en tres, dos, uno. ¡Ya!

¡Venga, chicos! ¡Suerte!

30 minutos es apurar mucho, eh.

Fabio, ¿no vas a coger guindillas? No. Esta vez, no.

Creo que esto va a estar bastante reñido.

Rápido, por favor. No os dejéis nada.

Pensad bien. Utilizad la cabeza. Unos riquísimos ñoquis.

Voy a coger mantequilla. Cinco, cuatro,

tres, dos, uno. ¡A cocinas!

¡Venga, chicos, ánimo! -¡Vamos!

¡Venga, rápido!

Juan Antonio, ¿sabes cómo se hacen los ñoquis?

No. Tienen que hervir las patatas

y una vez hervidas, las pasas por un pasapurés

y las extiendes sobre la mesa.

Allí es donde vas integrando la mantequilla, la harina.

Ah, vale. Haces una pequeña masa.

Y no tienen la máquina de masa, ¿no?

No la tienen. Eso va a mano.

No, no. ¿Qué va a hacer? -¿Qué hace Fabio?

¿Qué hace Fabio? ¿Triturar la patata cruda?

¿Cruda?

Él ha pensado que la masa se hace con la patata en crudo.

Eso es un... desastre.

Va a coger mucha agua y para hacer ese puré bien hecho...

Lo ha arreglado... Cuanto más gorda sea la patata,

mejor, para que tenga textura y sea más cremosa.

A mí me preocupa Sofía y te diré por qué:

no será la primera vez que alguien se pasa cinco programas arriba

y a la que baja; pum, se la lleva.

Mi primera prueba de eliminación; estoy bastante nerviosa

pero estos nervios de la cocina me encantan y...

Voy a hacer unos ñoquis con una salsa de queso,

de distintos quesos, y nada; a ver qué les parece al jurado

y a mi querido Juan Antonio.

-Va a hacer cuatro quesos.

-¿Cómo lo sabes? ¿Porque tiene cuatro quesos en la tabla?

-Solo he hecho ñoquis una vez, es complicado

darle el punto exacto de harina y de patata.

Pero bueno, he triturado las patatas para que cuezan antes

y poder tener más tiempo para hacer más cosas.

Espero que esta estrategia me valga y pueda ganar con ello.

-Venga, Sofi; venga, Fabio.

Cuidado con los dedos.

-Mira cómo me guarda el balcón; debe estar sufriendo un montón.

Bueno, Juan Antonio, mira lo que te traigo.

Adiós... Un libro imprescindible

para convertirte en un número uno de los fogones:

"El manual del aspirante a chef", en el que vas a encontrar

todas las técnicas y trucos indispensables.

Vas a descubrir sorprendentes menús con recetas sanas, económicas

y sofisticadas para que le hagas la comida a tu familia siempre.

Luego te lo voy a firmar, ¿vale? ¡Sí!

Hala, disfrútalo.

(MARTA) Venga, chicos, velocidad.

-Ya, pero es que no se cuece la patata, hombre.

-No puedo decirte nada; ánimo, mucho ánimo.

Juan Antonio, a nuestro amigo Fabio

no le gusta lo de los postres, la... ¿cómo se llama?

La "reprostería" -A ver, ¿cómo? Eso no lo entiendo.

-"Reprostería" -¿"Reprostería"?

Pues nada que no le gusta a Fabio. Ahora ya no es "reprostería".

-Te voy a hacer unos ñoquis. -Sí.

-Voy a hacerlos con un fondo de chalota y puerro,

un poco de "mascarpone", le he puesto tomate rallado,

eneldo, pimienta y sal.

-¿Y la patata? -Le falta nada.

-¿Picada? -Vamos a probarla.

-Para que sea más rápida la cocción.

(JORGE) No pierdas el ritmo. -A ver.

-Normalmente, cuezo la patata con la piel,

pero patata picada no sé cómo saldrá; no puedo opinar.

Amigo Fabio, date prisa. Venga, gracias.

(JON) Vas muy bien, Sofi, venga.

Sofía. ¿Cómo estás haciendo los ñoquis?

Estoy aquí cociendo la patata, no está, le queda poquito.

-A ver... -Y voy a hacer una salsa de quesos.

-Pero ¿qué tipo de quesos has metido?

-Queso crema, queso azul y gorgonzola.

Cabrales y gorgonzola. ¿Cómo llevas los ñoquis?

Mira, quedan diez minutos y todavía...

¿Lo ves a ojo? Habrá que sacar una patata para ver si están bien.

Coge el tenedor y prueba. Me extrañaría que no esté aún.

Y pruébala.

Se deshace, vale. Esa patata...

No quiero ayudar, pero... Tiene que tener un buen punto.

-La voy a echar ya. -Suerte.

Como ves, cuando vengo con él no tengo que hablar; lo dice todo.

Lo dice todo, verdad. Lo voy a coger de asistente.

Venga, chicos, ánimo, ¿vale? -¡Vamos! Venga, rápido.

(MARTA) Venga, chicos.

(JON) Venga, Fabio. (KETTY) Vamos.

(MARTA) Chicos, a tope. Muy bien, a tope.

Está escurriendo porque... No, no.

Eso tiene que ser una pasta de mucho cuidado.

(VÍCTOR) Se le ha derretido la patata.

-Con el almidón la patata se hace puré.

-Fabio está muy nervioso, ¿eh?

Lo de Fabio será un despropósito, cortar así la patata

no tiene sentido para hacer ñoquis; no está bien cocida ni escurrida...

Todo lo que haga será un engrudo.

Voy a hacer unos bíceps... Mira cómo maneja Sofía la masa

y le va echando harina, porque depende de cada patata,

del agua y la humedad que tenga; te pide más o menos harina,

hasta que ves cómo la quieres.

Tiene que poner agua. -Agua para hervir.

(TONI) Sofía ya la tiene hirviendo. (KETTY) Sofía la tiene.

(JON) Cinco minutos, chicos.

-Uf... (JON) Vas bien, Sofi.

-Me estoy poniendo nerviosa.

-Está cortando los ñoquis pero no tiene agua para meterlos.

(JON) Lo de Fabio es de traca.

¡No! No me lo puedo creer.

(KETTY) ¿En serio? Uf. Yo estoy flipando.

Creo que Fabio no va a cocinar los ñoquis.

(JON) Van a comer harina cruda.

(KETTY) Está de broma, de broma, es una broma.

Yo me he puesto muy negra, mucho. -Mírala.

-Yo no soy tan negra.

Los ñoquis tienes que echarlos en agua hirviendo,

caen al fondo de la olla y cuando suben, se quitan;

pero los está poniendo crudos, con la harina sin cocer.

Sí, yo igual, yo igual. Estoy para darme tres vueltas

y hacer el doble tirabuzón. Sí.

(TONI) ¿Cómo los va a sacar crudos?

(KETTY) Venga ya, tío. ¿En serio? Es que no. No...

Aspirantes, último minuto.

(JORGE) Venga, rápido.

(MARTA) Va.

Mira la cara de Ketty.

Fabio, agárrate que vienen curvas.

Diez, nueve, ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! Manos arriba.

(MARTA) Venga, chicos, bien.

-No estoy contento, la salsa creo que está rica

pero los ñoquis tienen una textura que no me llaman nada.

-¿Sí?

-No.

Vamos a probar a Sofía. Vamos.

(MARTA) Suerte, chicos.

-Hola, Sofía. -Hola.

A ver qué os parecen.

Bueno, Sofía, cuéntanos qué plato has hecho.

Ñoquis con salsa de quesos.

Vamos a probarlos.

Bueno... meritorio en el tiempo que tenías,

sacar un plato que está comestible, el ñoqui está fundente,

está correcto, se ha cocido bien y la salsa un poco más aligerada

hubiera quedado mejor; pero... bastante correcto.

A mí me han encantado los ñoquis, nunca los había probado.

Es un sabor curioso, está todo muy bien;

y la salsa tiene un sabor muy bueno.

-Pues muchas gracias. -Me encanta la combinación.

-¿Sí? -Qué grande Juan Antonio.

-La mejor cata que me han hecho, de verdad.

O sea, voto porque cada día venga Juan Antonio a probar.

-Muy buenas.

-Mira su cara, está cagado.

¿Satisfecho con el resultado? Pues, no mucho.

¿Por qué? Creo que he tenido un fallo;

no he escurrido bien la patata, pero la salsa está rica

y, quizá, eso puede... Fabio...

Eso... no va a ser lo peor.

Toni. Dime.

¿Cómo lo ves? Pues no muy bien: crudito.

¿Por qué? Porque no ha hervido los ñoquis.

Te lo diré de otra forma, tengo un jurado experto.

¿Los vas a probar? No quiero que te sientas mal

pero si esto no está cocido, según tú...

-Va a estar crudo. -No quiero probar el plato.

-¡Hala!

-Madre mía, tío...

-Claro, es que no está bueno; puede sentar mal.

-Me ha dolido pero he entendido que no se podía comer.

Independientemente de la salsa, Sofía...

No, si es cierto. Ya te gana, únicamente,

ejecutando bien la receta. Sí.

Claro.

Fabio, empezaste mal triturando la patata, no tenía sentido,

lo normal es que se cueza entera; si, encima, no la escurres bien

es difícil que salga la masa y si, le sumas, que no lo cueces...

Es un plato fallido. Ya, sí.

-A Fabio le bloquean los nervios. Venga, chicos, va.

-Fabio. (TODOS) ¡Tío...! ¡Uf!

-¿Qué ha pasado?

He cometido un error muy grande. -Yo crudo no como nada.

-Con la tensión y la presión que tenía

se me ha pasado por completo el cocerlos.

-Fabio, tienes tres más.

El vencedor de este primer duelo y que se asegura

una semana más en "MasterChef" es...

Hombre. Sofía.

Muchas gracias. Puedes subir a la galería

con tus compañeros. Vale.

Ay, mi balcón.

-Ver a Sofía subir me hace sentir muy bien

porque sin ella el programa,

al menos, para mí se... se queda muy vacío.

(JON) Venga, Fabio. (KETTY) Anímate.

-Venga, vamos. -Eres grande.

Fabio, dime qué campana eliges.

(MARTA) Madre mía, qué nervios.

(JON) Fabio, con ánimo.

-Venga, esa.

¿Seguro?

Hay que estar seguro de las cosas, he dicho esta y lo mantengo.

Como Oxana, ensaladilla rusa.

Tenéis que hacer una ensaladilla rusa

y tenéis que elaborar la mayonesa.

Vale.

Así que dime a quién retas para este duelo.

(TONI) A Jorge. (KETTY) Si eres listo.

-Espero que... -Si eres listo no lo hagas.

-No sé, me da igual, son tres. Tienes que elegir.

Voy a contar siete: uno, dos tres, cuatro, cinco, seis y siete.

Marta. Marta.

(TONI) Piensa con la cabeza.

Hay que pensar, ¿crees que va a ganar a Marta?

(SOFÍA) No. -Pues eso, coño, cabeza.

Marta, ¿se te da bien el plato? Sí.

¿La has hecho? Sí, pero vamos...

¿Y tú, Fabio, la has hecho?

Nunca la he hecho. La verdad es que no.

Algunas cositas van cocidas, ¿eh?

Vale, de acuerdo.

(RÍEN) (TONI) Cocidas.

Una patata... "Crudité" de patata.

Fabio, Marta, tenéis 40 minutos para hacer ensaladilla rusa.

De sobra. Vuestro tiempo comienza

en tres, dos, uno. ¡Ya!

Vamos. -Vamos, venga.

¡Vamos, rápido, chicos!

Cuarenta minutos están bien, primero, cueces las cosas...

-Yo la hago en treinta, ¿apostamos? -No.

Vamos, Fabio. (MARTA) ¡Huy!

-Que se cae. -Así empiezo el cocinado.

¿Sabes qué hace Fabio?

Fijándose en Marta y cogiendo lo que coge.

Porque ha visto que sabe lo que lleva y dice: "Yo la sigo".

Tres, dos, uno. ¡A cocinar! Vámonos.

-Ánimo, chicos. -Ay, que te doy.

-Venga. (KETTY) Esa princesa mía.

-Venga, Martita; vamos, Fabiete.

-Estoy muy nerviosa, menos mal que me ha elegido;

no me gustaría ser ni Jorge ni Oxana

porque tendrán una oportunidad menos y me sabe mal.

-Venga, va. -Así que tengo suerte

y no me voy a quejar, sobre todo, por ellos.

-Venga, bien, ritmo. -Quiero hacer muy bien los cortes

porque están perfectos los cuadrados ahí.

No sé si hay una receta única de ensaladilla rusa,

me temo que no. Hay muchas.

Pero patata y zanahoria son imprescindibles;

a partir de ahí... Y mayonesa que la envuelva.

Hay gente que le pone verduras como guisantes y judías verdes,

hay quien le mete atún, huevo duro, aceitunas...

Para mí, la mejor ensaladilla tiene la patata muy machacada.

La patata debe estar muy cocida. Rota.

(SOFÍA) ¿Le va a meter cebolla? (TONI) Hay gente que le pone, ¿eh?

-¿Sí? -Mi madre le ponía.

-Aquí estoy con otra oportunidad, espero hacerlo mejor que antes;

voy a intentar enmendarlo como pueda.

Le echaré patata, zanahoria, judía verde,

cebolla morada y, por encima, trozos de ventresca

y pimiento morrón. Espero que esté más rica.

¿Cómo te gusta a ti la ensaladilla rusa?

El mejor plato que he probado. ¿Ah, sí?

Le echo una mayonesa que hago yo. -Espero que no se me corte.

-Porque me gusta más hecha a mano.

-¿Con diez años eras así?

-Era peor. -Tiene toda la pinta.

-Luego le echo, para mí es algo imprescindible en una ensaladilla.

Cuéntanos. Para mí, ¿eh?

Huevo cocido. Exacto.

(KETTY) Quiero que Marta se quede pero me gustaría que Fabio

se redimiera en este cocinado.

-Algo muy importante aquí es que hay que enfriar las verduras

porque no puedo darla... Lo digo bajo para que no escuche.

Voy a enfriar las verduras porque si no, no se puede comer,

así que necesito diez minutos para que enfríen.

-¿Qué tal, chiquitín? Fabio, ¿cómo vas?

Pues bien. ¿Sí?

Aquí estoy elaborando mi segundo reto de la noche.

-Una cosa, ¿esto está hirviendo? Pregunto.

-No, esto ya está cocido. -Vale.

Podría dejar a Juan Antonio solo.

Las alcaparras me gustan mucho,

porque en Murcia se comen mucho las alcaparras.

Esto se lo vas a echar, ¿no? -Eso es.

Espero que hagas una ensaladilla que podamos probar.

Gracias. -La voy a comer.

Queremos verte triunfar. Muchas gracias.

(JORGE) Chicos, vais muy bien. (KETYY) Fabio, Marta, ánimo.

Aquí tenemos a Marta.

Iba a cortar la cocción de las judías;

las he hecho aparte porque me gustan al dente.

-¿Cómo lo vas a hacer? -Con agua y hielo, ¿te parece bien?

-Vale. -Tengo zanahoria, patata,

judía verde, ventresca y el huevo duro;

pero no sé si echarle o no porque la de ahí no tiene...

-Es tu ensaladilla, échale lo que quieras.

Es un ejemplo. Es un poco insegura, duda mucho.

Sí, la verdad es que sí, así que no me hagas dudar más.

Vámonos.

(VÍCTOR) Fabio se está peleando con la mayonesa.

(KETTY) Venga, Fabio.

-La mayonesa huele el miedo. -Sí.

-Muy salada.

-Venga, Fabio.

-Voy a repetirla, por si acaso.

Aspirantes, últimos cinco minutos.

(KETTY) ¿Qué tal está, Marta? -Voy a probarlo.

(VÍCTOR) Prueba. (TONI) Creo que le falta mayonesa.

A mí me gusta bien de mayonesa. (VÍCTOR Y KETTY) A mí, también.

-Va, Marta. -Venga, va.

(SOFÍA) Vamos, chicos. (VÍCTOR) ¡Venga!

Fabio está rallando tomate, creo que no tiene sentido.

Igual lo pruebas y no está mal, es verdura, pero no lo necesita.

Ay, yo no le echaría tomate rallado. No...

-Marta va a emplatar monísimo. -Es que...

(TONI) Bien, Marta, muy chulo.

(KETTY) Venga, va, chicos. -Queda poco.

Primero hizo la masa de los ñoquis para pegar baldosines,

ahora va con la llana, en el siguiente reto el gotelé.

(TODOS RÍEN)

Ahora, sí, aspirantes, último minuto.

Oye, no me dejéis aplaudir sola.

-Venga, vamos. -Vamos, chicos.

-Bonito, bonito.

-Pues no me convence mucho.

(JORGE) Venga, va.

(TONI) La presentación de Fabio es un poema.

El chorretón de aceite de oliva.

(TONI) Qué le gusta chorrearlo.

(KETTY) Ay, qué exagerado.

-Mira cómo le gusta. -Ay.

-Ay, no me gusta. Diez, nueve, ocho, siete, seis...

Ay, mirad el aceite. Cinco, cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! Manos arriba.

(JON) Chicos, muy bien. (JORGE) Bien.

-Estoy contenta con mi mayonesa de cebollino;

creo que está bastante rica. Juan Antonio, te digo una cosa:

soy muy seguidora tuya, por favor, apóyame.

Bueno, Fabio, cuéntanos. A ver qué tal.

He hecho una vertiente de ensaladilla rusa, un clásico,

pero con cebolla morada y alcaparras;

le he hecho una cama de tomate y, encima, pimiento y ventresca.

También, lleva dentro. Y con la piscina.

"La piscina..." El aceite.

Luego se mueve y no queda mal.

¿No te parece que la mayonesa ya tiene aceite como para echar más?

Quizá es un poco decorativo, pero no le queda del todo mal.

A ver, vamos a probarla.

Quiero esto, ventresca.

¿No has echado de menos la sal?

Tiene sal. "Tiene", vale.

A ti que te gusta la sal y abusas de la pimienta...

Yo lo veo soso y me sobra el tomate natural,

nunca la he comido con tomate natural.

Y el chorreón de aceite por encima me parece absurdo

porque una mayonesa tiene un exceso de aceite,

con lo cual, no le suma más.

(TONI) Hace unos inventos. (KETTY) Hoy no es día.

Que esté rica y ya. -Claro.

-Yo estoy muy de acuerdo con Pepe; le falta sal,

y el tomate y el aceite no me gustan alrededor de ella.

Es mi opinión, ¿eh?

Dicho está.

Nunca pensé que fuera tan duro esto de cocinar

y me pudiera sacar tan de quicio, aunque no lo parezca por fuera

por dentro estoy que estallo.

Bueno, Marta, cuéntanos tu ensaladilla.

Pues... he hecho una ensaladilla a base de patata, zanahoria,

pepinillos, huevo duro, aceituna y, luego, he incorporado

cebollino y ventresca cortados, dentro.

La verdad es que un poco más de mayonesa...

Lo he visto al emplatar, pero he dicho: "A ver, a ver".

Haber vuelto a emplatar y a echar más mayonesa

porque le falta un poco de mayonesa.

Eso, como está haciendo Samantha. -Ahora.

-Removemos un poco... -Eso es, remueve.

-Y esto va a ser mi reina.

(TODOS RÍEN)

Tiene poca mahonesa. A quien le gusta cuidarse,

como es mi caso, te lo agradecerá.

La presentas como lo has hecho y pones al lado más

para el que la quiera. Sí.

Hubiera estado guay. Está muy buena.

A mí que me gusta la nutrición te digo que le faltaba mayonesa.

No es mala, te lo digo como nutricionista.

Se puede poner más mayonesa.

Quiero dar las gracias a Ketty por dejarme su amuleto,

que es la ranita, y ha ido bien.

Ketty, te quiero mucho y la ranita me la quedo yo.

El aspirante vencedor del segundo duelo,

que ha hecho una ensaladilla con menos defectos

y que, por tanto, continúa otra semana en "MasterChef" es...

Marta.

Muy bien. -Hoy estaba supernerviosa.

Enhorabuena, puedes subir con tus compañeros a la galería.

Ha sido la subida de escaleras más feliz de toda la edición

porque, de verdad, tenía probabilidades de irme hoy

con los compañeros que estaba, así que estoy muy feliz.

Fabio, ánimo, por favor.

-No te vengas abajo. -Es otro partido.

-Partimos de cero.

Fabio, utiliza tu intuición. ¿Qué campana quieres?

Elegiré la primera campana. (VÍCTOR) Es un postre.

(KETTY) Es postre. (MARTA) Hasta luego.

-¡Bien! -Una hamburguesa, Juan Antonio,

como las que nos gustan. (MARTA) Qué rica.

-Espero que elija a Jorge.

Hamburguesa, es uno de los bocados más internacionales,

quizá por ello, uno de los que más pasiones despierta.

Deberéis hacer una hamburguesa perfecta en veinte minutos.

Muy bien. Así que dime con quién

te quieres retar en este duelo.

Elegiré a Jorge. (ALGUNOS) Vale, bien.

-Os tengo mucho cariño a los dos, y lo sabéis, mucho,

pero con Jorge es algo especial.

-¿Porque no cojo el punto a la carne?

-No me digas esto. -No, sí, bien.

Es más débil y lo quieres eliminar. No.

-No. -Para no estar al final.

Le quieres tanto que quieres que gane y salvarlo.

Por ejemplo. -Si quieres...

-Por ejemplo. -Lo daré todo.

Jorge, adelante, por favor. Quiero salir al ruedo.

Sé que lo has hecho por eso. -De todo se aprende.

Jorge, ¿contento? Porque el punto de la carne no es lo tuyo.

Bueno, estaba poniéndome nervioso y que sea lo que sea.

Lo daré todo y a ver. Las ganas que no falten.

-Eso es. Vale.

Le agradezco a Fabio que no me deje y así tengo otra oportunidad

pero me podía haber elegido primero y hubiese tenido más; él y yo.

Fabio, Jorge, tenéis veinte minutos para hacer una hamburguesa.

¿Entendido? (AMBOS) Sí, chef.

Ahora, sí; el tiempo comienza en tres, dos, uno. ¡Ya!

Vamos. -Ánimo, chicos.

-Vamos, chiquitín.

-¿Cómo crees que lo harán? -Pues no lo sé.

Pensad bien en todos los ingredientes que lleva.

¿Cogerán todos los ingredientes?

-Como se te olvide el pan te quedas sin hamburguesa.

Cinco, cuatro, tres... Creo que ya estoy.

Dos, uno. ¡A cocinar! Vamos, Jorgito.

Vámonos. ¡Vamos!

-Venga, vamos, Fabio.

-A tope. -Vamos, Jorge.

-Venga. -Vamos, Jorgito; vamos, Fabio.

Tienen que aliñar la carne picada y todo, claro.

-Pues me iré con otra.

Juan Antonio, ¿cuál es tu hamburguesa ideal?

Hago mi mezcla de carnes. ¿Mezclas? ¿Te gusta mezclar?

Sí, un poco menos de cantidad de carne de cerdo

y un poco más de carne de ternera.

Me gusta. Me parece bien.

Para que quede bien el color y tenga jugosidad.

-Tengo mucha tensión, llevo muchos cocinados

pero, bueno, ya que estoy metido en materia voy a hacerlo bien,

estoy seguro, un poquito mejor que antes.

He elegido a Jorge porque es como un hermano

al que me gusta cuidar y él necesita un hermano mayor

que le asesore y le dé consejos, así que ha sido por afinidad.

No quiero que se vaya, quiero que le vaya

lo mejor posible y creo que le puede ayudar.

-No quiero competir con él porque lo quiero

pero he venido a ganar y quiero dar lo mejor de mí

y hacer una hamburguesa mejor. A ver si tengo suerte.

-Tengo el corazón dividido. -Sí.

-Lo tenemos todos. -Estamos muy preocupados.

Seguro que tienes un plato favorito

de los que han hecho los aspirantes aquí en "MasterChef"

y alguno que te haya impresionado.

Pues estás de enhorabuena, porque a partir de ahora podrás

encontrarlos en el restaurante MasterChef en Madrid.

Además de vivir una experiencia para el paladar,

podrás conocer a alguno de los aspirantes

que han pasado por estos fogones.

Puedes encontrar toda la información en redes sociales.

Vamos a ver a Jorge. "Andiamo".

No corras, no hace falta.

Jorge. Buenas.

¿Vas a hacerla así de gigante?

¿Esta? Eh... sí.

¿Cuánto tiempo te queda? Eh... poco.

Te lo digo porque me parece gigantesca.

La semana pasada me dijo que no escuchaba;

así que le quitaré carne.

Vale, veo beicon, una carne gordota y queso emmental.

Jorge, una cosa; el queso emmental, si puedes hacerlo,

Lo parte en lonchas finas y te doy un truco lo pones aquí.

-Y lo tapas. -Para que se deshaga

con el calor, ya lo sé. Tira para allá.

Vale, me vas a matar, ¿no?

(MARTA) Venga, chicos, va, volad. -Ale, Jorge, ánimo, ánimo.

(TODOS ANIMAN A JORGE)

Bueno, Fabio... Muy buenas, ¿cómo estáis?

A ver si a la tercera va la vencida.

A ver si ya lo saco.

Estás con el béicon, la cebollita...

¿La hamburguesa se ha hecho bien?

La hamburguesa lleva un poco de chalota,

ajo en polvo, pimentón dulce y picante.

Mucha suerte, Fabio.

No se manipulan las cosas. ¡Oh! Ya está bien, hombre.

Aspirantes, último minuto. ¡Jorge, caña!

(Aplausos) ¡Caña, Jorge!

No hay cosa que peor me siente lo mal que han trabajado los dos,

manoseándolo todo ni en mi casa,

cuando lo hago a mis hijos...

Le pego tanto manoseo.

Dios, se me está haciendo la boca agua, una fregona.

-Muy bien, Fabio, muy bien.

-A la una, a las dos y a las tres. ¡Ya!

-McFabio. -McFabio...

-Vale, Jorge, tío.

Diez, nueve...

Ocho, siete...

Seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno...

(Aplausos) ¡Tiempo! Manos arriba.

¡Chicos, muy bien! Muy bien...

-Está muy reñida la cosa.

Estoy un poco... no sé, por lo menos que el punto

de la carne esté bien. Ha sido todo muy atropellado.

No sé cómo lo ha hecho Fabio,

pero yo no estoy convencido al 100% de mi... hamburguesa.

Vamos a probar. (SUSPIRA)

Fabio... ¿qué lleva tu hamburguesa?

Lleva un 80% de cerdo y un 20% de ternera.

He hecho un sofrito con chalota, con ajo en polvo,

pimentón picante... un poquitín más dulce.

Un tomate restregado... y, luego, cebolla, pepinillo...

Lechuga y tomate.

Kétchup y mostaza. Fabio, te diré, a simple vista,

me gusta el aspecto de tu hamburguesa.

Tiene muy buena pinta, vamos a ver cómo está de sabor.

Me dan miedo tus especias... como siempre.

Tus inventos... Vamos a probar, salimos de dudas.

Mi hamburguesita... Venga.

Mira qué hambre tiene. -Juan Antonio sale más barato

si le compras un traje que invitarlo a comer.

-Está bueno... a mí me gusta.

-Pues me alegro, Juan Antonio.

-Me gusta la mezcla de ternera y cerdo,

tiene su toque picantito que, oye, a mí me gusta.

A ti te gusta todo te estás poniendo morado.

(JON) Se está poniendo las botas.

Se pone las botas... Haces bien, para eso vienes.

Yo... no soy muy fan de mezclar carnes,

sí para hacer unas albóndigas, fíjate.

Pero para una hamburguesa me gusta que sea de ternera.

Sé que hay hamburguesas de todo tipo,

aún así, hay un punto de picante... Ya, con todo...

Con la lechuga, kétchup... Está buena, Fabio.

Pero... de verdad, sé suave con el picante

y más en una hamburguesa que lo prueban niños.

No les hará gracia a todos.

Lo demás, los aros de cebolla, el béicon, queso...

Hasta ahí indiscutible y el punto de la carne está bien.

Me sentí aliviado, a pesar del punto de picante.

Pero creo que hay que darle, como a todo, un toque personal.

Bueno, Jorge... Pues la hamburguesa

es de carne de ternera,

un sencillo aliño: perejil, ajo, pimienta, sal

y un poquito de cebolleta.

Y he puesto queso emmental, el béicon y mostaza y kétchup.

Te diré que de aspecto no está muy bien.

De punto sí. Yo me la como...

Con la mano, ahí...

Y yo me las como de dos en dos.

Está bien.

¿A que está bien? Claro... -No te has pasado de punto.

Es un tamaño más adecuado, claro, la de él era muy estética.

Cada una tiene su historia.

Está justo aliñada, a lo mejor, hubiese fundido más el queso.

En fin... gracias a los dos. Gracias.

(Aplausos) Qué difícil ahora, ¿no?

-A ver, no sé,

estamos muy igualados. Estoy nervioso.

(JORGE) Tengo dudas,

porque parece más apetecible la de Fabio.

Pero ojalá puede salvarme

y no tener que ir al duelo final.

-Les está costando decidirse.

-Ya van... -Ya van, a por ellos.

El aspirante vencedor de este duelo y que, por tanto,

va a continuar una semana más en "MasterChef" es...

Fabio.

Enhorabuena. Enhorabuena.

Gracias... lo siento, tío.

(SUSPIRA ALIVIADO) Puedo respirar un poco más tranquilo,

porque he pasado mucha presión en estas últimas horas.

Lo siento mucho por Jorge, la verdad.

Me siento doblemente responsable,

si tiene que salir Jorge de la edición.

Yo lo he eliminado de esta prueba de cocinado,

con lo que si se va... a ver cómo lo llevo,

pero me... afectaría bastante aquí.

Vamos a descubrir lo que vais a cocinar

en el último duelo.

Tiramisú. (MARTA) Qué rico...

El tiramisú es uno de los postres italianos

más reconocidos dentro y fuera de Italia.

Los ingredientes más característicos

son el queso mascarpone y el café.

Es un postre que no necesita horno.

Deberéis hacer un tiramisú cada uno en 30 minutos.

Vale.

¿Oído? Oído, chef.

-Oxana va... va a ser una rival dura.

El tiempo comienza en tres, dos, uno... ¡ya!

(Ánimos desde la grada) Qué pena me da, Dios,

Oxana y Jorge. -Yo prefiero a Jorge.

-Ya pero Oxana ha tenido

solo un oportunidad y a Jorge... Le tengo mucho cariño.

Quiero ver dos tiramisúes espectaculares.

Hombre, yo prefiero a Jorge. -Yo también.

Es que... a ver, no tengo nada en contra de Oxana...

Repasad bien los ingredientes. Voy a coger un huevo más.

Claro, por si acaso. Sí, mejor que sobre.

Cinco, cuatro...

Tres, dos, uno... ¡tiempo! Vamos, Oxana a cocinar

inmediatamente, vamos.

Oxana va a pesar. (MARTA) Vamos, chicos, con ritmo.

-Mira qué lista con la batidora de mano.

-Pero eso lo hará Jorge también.

Obviamente. -Lo hubiera hecho a mano.

-Estarías hasta mañana. -Te lo juro.

-Oxana ha puesto ya en remojo y él no.

-¿Cómo se hace el tiramisú? Nunca lo he comido.

Se cogen bizcochos, puede ser el biscotti de prato

que es una galleta redonda

o los bizcochos de soletilla, haces café y mojas los bizcochos,

separa los huevos de las claras y monta las claras...

Mezclas mascarpone con azúcar

y lo incorporas con movimientos envolventes.

-Mira qué serena está Oxana. -Qué estará tramando...

-Serena Williams.

(MARTA) Muy bien, chicos, vais muy bien los dos.

(FABIO)Sí, muy bien los dos... Qué bien lo haces,

para que luego digan Oxana... (JON) Ánimo, Jorge, venga.

-Mira, Oxana, va más rápido que las varillas automáticas.

(Risas en la grada)

Jorge va con el mascarpone,

pero debería hidratar la galleta porque se le va a quedar dura.

-Yo estoy concentrado, tengo clara las ideas

y creo que me puede salir bastante bien.

De rival tengo a una pastelera que quiere montar su negocio.

Y a mí me gusta la repostería, va a ser un duelo de titanes.

-Estoy pasando, no quiero pasarme, quiero demostrar

que no tengo problemas con el peso.

-Nos lo estás demostrando, Oxana. -Muy bien, Oxana.

-Es mi última oportunidad

de demostrar que soy organizada y muy tranquila trabajando.

(TODOS) ¡Muy bien...! (TODOS ANIMAN A OXANA)

-Os las coméis vosotros. (TONI) Fabio...

(MARTA) Pero Fabio... lo dice por ti.

-Hola, Jorge. -Hola.

¿Qué tal vas, Jorge? Pues estoy con las claras,

que he montado. ¿Has echado las yemas?

100 gramos de azúcar y... el mascarpone.

Ahora... cogeré y pondré el café

con el amaretto, un chorrito

y bañaré la galleta para poner la base.

Date prisa, te quedan muchos pasos y cosas que tendrías que tener ya.

Vale, gracias...

-Diez minutos, chicos.

-Hola, Oxana. -Hola.

-¿Cómo va tu tiramisú italiano?

-Estoy batiendo la masa que tiene dos partes

de mascarpone y una parte de queso...

A ver qué me sale.

Pues estoy deseando probarlo. Yo también.

A ver cómo lo rematas. Vale.

(MARTA) Va a estar muy igualado. -Sí.

(VÍCTOR) Sí...

¿Cómo están los tiramisúes? A Jorge lo veo perdido.

En vez de ir corriendo a poner el café con la galleta,

las dejas ahí en remojo, a veces pongo el café...

Han estado en remojo.

30 segundos. Oxana eso lo ha hecho bien.

Desde el principio, tenía las galletas empapadas

y eso se agradece. Mirad qué bien,

cómo ha chupado el café. -Se ha quedado uf...

(MARTA) Mirad qué mezcla tan rica... qué bueno.

-Bien, Jorgito, bien... -Venga, George...

El chispa. Mira que es fácil

echar tres cucharadas de algo en un vaso, sin manchar.

(MARTA) Pone la almendra y todo, claro, que quede crujiente.

-Menuda artista la rusa, por Dios. -Va a montar una pastelería...

(MARTA) Se me hace la boca agua, por Dios.

-Qué rico, Jorge, también... -Bien, Jorge.

-Muy buena pinta. -Bonito...

-Tienes ahí ya eso... -Está muy lleno.

-Oh... -Olé.

(Risas) -¿Qué haces?

(Risas)

-Ahí destaco una parte de mí... extravagante.

¿A quién se le ocurre soplar el polvo de cacao...?

A mí.

Aspirantes, últimos tres minutos.

Lo podéis meter en el abatidor o en la nevera, si os da tiempo.

Cuidado, Oxana, por Dios. Venga, Jorgito, va.

Lo meto ahí, ¿vale?

Ciérralo. -Cuidado.

-Va a hacer otro por si acaso. -Bien, bien.

-Loli estaría orgullosa de Oxana.

-Mira, para limpiarlo lo ensucio más.

-Dale la vuelta a la tabla y ya se ha limpiado.

(Risas) -Olé Oxana, qué limpia la deja.

Aspirantes, no os quiero poner más nerviosos

pero acabáis de entrar en el último minuto.

Tiene mejor pinta que el anterior.

Sí, está más denso. -Muy bien, Jorge.

-Venga, chiquitín. -Qué bien, chicos,

lo habéis hecho genial. -Ha sido bonito ver la prueba.

-Sí, muy purpurinoso todo.

-Qué bonito, Oxana, muy bonito con la almendrita.

-Yo no lo tocaría más. Ahora elige, Jorgito.

Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro...

Tres, dos, uno... ¡Tiempo! Manos arriba.

(Aplausos) Lo habéis hecho genial, la verdad.

(OXANA) Ellos no me lo dicen a la cara, pero piensa...

...que mejor sería que me fuese yo antes que Jorge.

-Rusa, te ha quedado bonito. -Le ha quedado muy bonito.

Ha jugado con el rollo del amaretto, la almendra...

Y, sobre todo, tiene picada y empapada la galleta.

-Yo creo que Oxana ha hecho las cosas bien, hoy.

A ver qué te parece, Sammy.

A ver... Qué rico, qué envidia me dais.

Mira, con la galleta, Pepe ha cogido con la galleta.

Oxana... el tiramisú está rico, se te ha ido la mano

con el cacao, has hecho una nube de cacao.

Eh... sí, sí...

Ya. Es lo único que te puede raspar

un poco en la garganta, el equilibrio café, mascarpone...

Galleta bien empapada, está rico.

Te veo mucho futuro en tu pastelería y vamos a ver.

Bueno... me gusta la untuosidad, el sabor a queso es agradable,

un poquito menos de cacao... no hubiera pasado nada.

Y me gusta encontrarme los trozos de almendra

que me parece que le van muy bien.

No sé si lo compartes conmigo, claro.

Perdona, no era nada personal contra ninguno de vosotros.

¿Sabes cuál es el problema?

Que se me pasa rápido el enfado. A mí también.

Mejor te doy un beso. (TODOS) ¡Oh...!

(Aplausos) ¡Qué bonito!

-Todo arreglado, venga. -Si es un cielo, Pepe.

-¿Sabe qué me ha recordado el tiramisú?

A las típicas natillas que te comes que llevan canela,

que son como amarillas... me ha recordado eso.

Y me ha encantado el tiramisú.

-Es un niño espectacular. A mí no me gustan los niños,

pero este sí es muy gracioso.

Y me gustó que habló en favor de mi tiramisú. Es bueno.

-El de Jorge está guay porque tiene poco cacao.

El que ha dejado tiene menos. -Claro...

Ha sido bien listo. Una cosa, Jorge.

Dime. Porque he visto

que escuchabas la valoración de Oxana...

Y has hecho así...

el que tiene más cacao lo has apartado.

Este lo he dejado para seguridad.

Por si tenía minutos y he hecho otro

por el bizcocho para que se quedara mejor.

Yo soy caprichoso, quiero probar ese.

¿Por qué...? Eso es trampa, porque lo has cambiado...

Os prometo, lo juro por mi abuela, que es lo que más quiero

que lo he pensado antes... ¿Y por qué has puesto el otro?

A lo mejor... ¿cuál quieren probar? He puesto los dos.

-El otro tiene la galleta poco empapada.

Es que tú tienes que decidir antes de valorar a tu compañera.

Sí. Cuando has oído la valoración

de Oxana has quitado el que no te gusta.

¿Cuál quieres que pruebe? Es sencillo.

Este. Ya está, vamos a probar.

Juan Antonio... Y vosotros.

No os quedéis cortos.

Probando este que tiene más cacao te debo decir lo mismo,

tiene un exceso de cacao. Pero ese no es el problema:

hay una descompensación de cantidades.

Hay muy poco mascarpone

con la cantidad de galleta que tenemos abajo.

Trozos empapados y trozos que no, unos más duros y otros más blandos.

No, Ketty, tía, por Dios.

La cantidad de bizcocho que hay aquí, poco impregnado,

es muy alta y la mus que es muy ligera de sabor es baja.

Por eso yo quería ese. Lo pruebo.

No quería quedar de tramposo. Pues di que quieres este

porque tiene más cantidad de una cosa.

Me he dado cuenta, cuando lo metí en el abatidor,

como tenía tiempo quise hacer otro, he dejado ambos

porque hice los dos. No iba a esconder el otro,

no quiero que pienses que hice trampas.

Pues este no sabe nada a café. Ese amargor que te da el café

del tiramisú, tan típico, no lo tengo en ninguno.

Es como si la galleta no hubiese empapado,

entonces, no notas el café.

¿Cuánto tiempo han estado las galletas en remojo?

Pues hasta que se deshacían,

cuando se han bañado bien... Mentira.

Sí, sí... Meter y sacar.

Las galletas cuando se reblandecen

es porque han absorbido el café y no se pueden deshacer.

Los jueces me han dicho que tenían que estar más tiempo,

para otra vez lo tendré en cuenta.

-No quiero, por favor, eh...

Aspirantes, ha llegado el momento de decidir

quién debe abandonar estas cocinas.

Pero antes vamos a despedir a nuestro invitado,

Juan Antonio, muchas gracias por volver aquí.

De nada...

Ha sido un placer tenerte en estas catas,

vuelve cuando quieras.

Hombre, esta es mi casa y voy a volver cuando yo pueda.

(Risas) Juan Antonio, hasta la próxima.

(Aplausos) Gracias, Juan Antonio...

(JUAN ANTONIO SE VA TARAREANDO)

Ahora sí, tenemos que tomar una decisión,

vamos a deliberar al restaurante.

(LOS JUECES DELIBERAN)

Venga, vamos.

Por favor...

Antes queremos ver si tras nuestra valoración

en la cata, estáis de acuerdo en nuestro veredicto.

Así que el que crea que debe abandonar "MasterChef"

que se quite, ahora mismo, el delantal.

¡Ostras!

¿Habéis oído? Sí.

Yo sí...

O sea que nadie merece irse, hoy, de "MasterChef".

Quien decidáis vosotros, vosotros sois chef

y acepto todo lo que digáis.

Sí creo que está el tiramisú bien conseguido,

por este plato no me quitaría el delantal.

Si hubiese sido

por la hamburguesa sí me lo quito, porque fue una vergüenza.

Pero he venido a luchar y cuando me digan

que salga por la puerta,

no tiro la toalla y menos con el tiramisú.

Oxana, ¿qué opinas? Me gusta jugar y el riesgo,

él sabía que iba a dar todo para hacer el postre, precisamente.

-Yo también. -Ya...

Y...

Creo... -Jo, tío, Marina...

Espero que no se vaya Jorge también.

-Va, Marta... -También...

-No voy a juzgar... es que no... Lo decidís vosotros y ya está.

Te estás acostumbrando a todo esto

y cada vez menos te quieres marchar.

Te estás agarrando con toda la fuerza para seguir.

Bueno, pues vemos que no sois autocríticos.

Y nosotros tenemos la decisión tomada, por supuesto.

Por tanto, el aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

Jorge.

Lo sabía.

Oxana, por favor, sube a la galería

y Jorge, por favor, delante de cocinas.

Un beso, lo siento mucho. -No te preocupes, cariño.

-Venga, Chispa, tío.

En cierto modo me siento culpable por la expulsión de Jorge

no se puede cambiar, pero si echo la vista atrás

me hubiera gustado batirme en duelo con Oxana.

-Yo sé que preferíais que me marchara yo, lo sé.

Lo siento mucho. -No empecemos con tonterías.

-Sí. -Enhorabuena, cariño.

-Siento lo ocurrido.

-Lo has hecho muy bien. -Lo siento, de verdad.

Jorge... ¿cómo estás? Me da mucha pena.

Porque cada vez me notaba mejor,

creo que me iban saliendo platos mejores...

Y me da mucha pena, justo ahora,

porque me notaba cada vez más fuerte.

Y me da rabia, pero...

Además, Fabio, tu compañero te ha ayudado con todo el cariño

para que tú tengas dos oportunidades...

Y se lo agradezco de verdad, porque es como mi hermano,

ha sido fallo mío, lo reconozco...

Se me ha ido la mano en la hamburguesa

y en el último cocinado fui tranquilo...

Con los pasos claros y... haciéndolo todo bien.

Yo estoy muy contento, me llevo eso, he trabajado bien.

Y, bueno... me da mucha pena, la verdad.

Jorge, mira a la galería y dime...

¿Tú quién crees que va a ganar "MasterChef"?

Yo estoy seguro que va a ganar Marta, lo sé 100%.

Y se lo merece un montón. -Jorgito, no llores.

Ella compite limpio, porque cada semana aprende

un montón, ayuda a todos los compañeros...

Ella sabe mucho, le falta seguridad

y sé que de aquí a la final

lo hará y va a ganar. -Gracias, Jorge.

Te quiero mucho, mucho, mucho, mucho...

No sabes lo que te voy a echar de menos, no lo sabes.

Por un lado me da pena, pero por otro lado

lo que he vivido y lo que he aprendido

y lo que me llevo es un regalo.

Bueno, pues te llevas, además, esta tarjeta

de nuestro patrocinador, el Supermercado de El Corte Inglés.

Con 1000 euros para tus compras de alimentación.

Además, nuestro patrocinador de electrodomésticos Bosch

te regala una placa flex inducción con el accesorio teppanyaki

como la que has usado aquí.

Y todavía hay más,

te llevas una suscripción durante seis meses

a la escuela online de "MasterChef"

y el juego oficial de "MasterChef".

Gracias... ¿Me has cogido un poco de cariño?

Sí, dame un abrazo... Fíjate, ahora que me voy

puedo decir que Samantha es más salada de lo que parece.

Porque en las distancias cortas gana mucho.

(OXANA) De verdad, qué mal sabor...

Cada vez va a ser más difícil. -¿Podemos aplaudir?

Que se vaya con buen recuerdo, por favor.

Espero que montes un "catering". Sí.

Las prácticas las haces en el mío. Si me coges de becario, lo prometo.

Y yo, de verdad, que le tomo la palabra

y me voy de becario a currar, a aprender

y a seguir con el gusanillo de la cocina.

(Aplausos) Entraste dándome un abrazo

y sales dándome otro.

(Risas de Pepe) ¡Venga, Jorge!

¡Vamos!

Ahora sí, Jorge, deja tu delantal

en tu puesto de cocina y muchísima suerte.

Jorge... -Jorge, grande...

-Gracias por todo. -Gracias, Jorge.

-Te queremos, Jorge, te queremos. -Para siempre, para siempre...

(Aplausos) -¡Grande, Jorge! ¡Guapo!

"MasterChef" me ha cambiado la vida, si ya tenía ganas

de cocinar y ya me gustaba,

con lo aprendido voy a seguir aprendiendo,

esto no se acaba aquí

y amando la cocina y dedicarme a esto.

Jorge ha tenido que decir adiós, pero sus compañeros

continuarán luchando en "MasterChef".

Deberán seguir aprendiendo de lo que escuchan y ven aquí.

De los chef que nos acompañan cada semana

y de las clases que reciben.

En siete días volvemos

para ponerles a prueba, mientras ya saben...

Pónganle... (TODOS) Sabor a la vida.

(Aplausos)

¿Estáis listos para la repesca de la sexta edición de "MasterChef"?

¡Silencio!

-Mira, ahí viene un pepino de los gordos.

Si son los concursantes... -¡Ánimo con los cocidos!

¡Necesito un fuego! -El pollo ocupa tres.

-No hay primer plato. No llegas ni de broma

con una olla de rancho. No os veo correr.

¿A que lo dejo todo y lo haces sola?

-Oye, venid los gallegos, gallegos...

-Os tengo encarrilados. -¿Y las pelotas?

-Se han terminado.

El huevo de Samantha no tiene sal, pero tú no tienes pelotas.

¿Estáis preparados para lo que pueda pasar

en estas cocinas? Qué miedo.

Bienvenidos a la batalla de la harina.

¡Vamos para allá! -¡Ay!

-Uno menos ya. Desde el restaurante

La Barra de Carles Abellan. Carles Abellan.

-Me falta la levadura. Lo tienes complicado.

Ah, rosa... qué asco. Con dos estrellas Michelín...

Ramón Freixa.

Me has llevado al plato que hacía mi abuela

los viernes de cuaresma.

Había un yogur ahí... Lo he descartado.

Prefieres cargarte el solomillo.

El aspirante que no continúa en las cocinas de "MasterChef" es..

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 7

MasterChef 6 - Programa 7

04 jun 2018

Esta semana el jurado de 'MasterChef 6' intentará que los aspirantes saquen su lado más competitivo. En el primer reto, robarán a un compañero 12 ingredientes de su cesta, y tendrán 75 minutos para preparar un plato creativo con los alimentos restantes. Jordi Cruz se pondrá el delantal y Patricia Montero, finalista de 'MasterChef Celebrity 2', le quitará los ingredientes. Amaia y Alfred, representantes en Eurovisión 2018, les animarán en el cocinado. En exteriores, prepararán un menú especial en el Wanda Metropolitano y, en la prueba de eliminación, se enfrentarán a duelos en cadena. Juan Antonio, aspirante de 'MasterChef Junior 5', les acompañará en este último reto.

ver más sobre "MasterChef 6 - Programa 7 " ver menos sobre "MasterChef 6 - Programa 7 "
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 198 programas de Masterchef 6

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos